Está en la página 1de 20

[Escriba texto]

[Escriba texto]

[Escriba texto]

[Escriba texto] [Escriba texto] [Escriba texto]

Antología de Taller de Desarrollo Humano I. Valoración de la vida.

Unidad

Antología de Taller de Desarrollo Humano I. Valoración de la vida. Unidad INSTITUTO TECNOLÓGICO DE LA

INSTITUTO TECNOLÓGICO DE LA COSTA GRANDE

Antología de Taller de Desarrollo Humano I. Valoración de la vida. Unidad INSTITUTO TECNOLÓGICO DE LA

ANTOLOGÍA DE LA ASIGNATURA

Taller de Desarrollo Humano

De la carrera: Lic. En Administración

Unidad 1 Valoración de la vida

Docente:

Lic. Ana Bertha Sánchez Álvarez

Zihuatanejo, Gro., 14 agosto 2012.

Antología de Taller de Desarrollo Humano I. Valoración de la vida.

ÍNDICE

Unidad

INTRODUCCIÓN……………………………………………………………………………………….……4

  • 1.1 ETAPAS DE LA VIDA DEL SER HUMANO

1.1.1

GESTACIÓN……………………………………………………………………….…

.....

5

El embarazo

¿Qué sucede en la concepción

¿Cómo se desarrolla el aún no nacido?

Las 12 semanas primeras

Semanas 13ª a 24ª: periodo fetal intermedio

Semanas 25ª a 36ª: periodo fetal tardío

Semanas 37ª a la 40ª:maduración final

El parto

Dilatación

1.1.2

LA INFANCIA 7 ...................................................................................................

 

El bebé descubre el lenguaje

Motricidad, movimientos a tientas

Comportamiento social y juego

Libertad y apoyo

El niño en edad preescolar

1.1.3

PUBERTAD Y ADOLESCENCIA……………………………………………………… 10 ..

El niño en edad escolar

La pubertad

Aceptar los cambios

1.1.4

LA JUVENTUD…………………………………………………………….………………12

Las primeras experiencias con el otro sexo

La primera vez

La inseguridad y la competición

1.1.5

LA ADULTEZ……………………………………………………………….…………… 13 ..

Hallar metas en la vida

Tomar algunas propias decisiones

Satisfacción plena en la vida profesional

El amor y la vida en pareja

Deseo de tener hijos y paternidad

Crisis en la mitad de la vida

Hombres en edad crítica

Mujeres en la menopausia

¿Cómo superar los cambios de manera positiva?

1.1.6

LA VEJEZ……………………………………………………………………….…………16

Adaptarse a los cambios físicos

El cuerpo y los sentimientos

Fortalecer el cuerpo

Mantener la mente despierta

Mantenerse activos sexualmente

Disfrutar la jubilación en toda su plenitud

Marcarse nuevas metas

Mantener la independencia el mayor tiempo posible

Aprovechar la experiencia de la vida

CONCLUSIÓN…………………………………………………………………………………… …………20

..

BIBLIOGRAFÍA…………………………………………………………………………………… ……… 21 ..

..

Antología de Taller de Desarrollo Humano I. Valoración de la vida.

INTRODUCCIÓN

Unidad

De acuerdo al programa de estudios de esta asignatura, se requiere que en esta

primera unidad se haga énfasis en

las

etapas de

la

vida del

ser humano: la

gestación, la infancia, la pubertad y adolescencia, la juventud, la adultez y la vejez; lo anterior con el fin de que el estudiante realice una retrospección que le ayude a comprender las posibles causas de las actitudes que se reflejan en su comportamiento y que repercuten de manera positiva o negativa en lo personal y profesional.

El esta primera unidad llamada Valoración de la vida, se busca que los estudiantes dimensionen la importancia de cada una de sus etapas, enfocándose a la obtención de un sentido de vida que los mueva hacia su crecimiento y desarrollo como seres humanos.

  • 1.1 ETAPAS DE LA VIDA DEL SER HUMANO

Antología de Taller de Desarrollo Humano I. Valoración de la vida.

EL EMBARAZO

Unidad

Para la persona que espera un hijo comienza un capítulo de su vida nuevo y excitante. Durante el embarazo, la naturaleza da tiempo a la madre para que se adapte a la presencia del recién llegado. El embarazo será también un acontecimiento conmovedor para el futuro padre si participa atentamente en el desarrollo del aún no nacido. En el óvulo fertilizado se encuentran las cargas genéticas de dos personas, y allí da comienzo de un gran programa evolutivo fascinante: el surgimiento de un ser humano nuevo, cuyas características son únicas.

¿Qué sucede en la concepción?

Es la capacidad para fertilizar uno de los 400 óvulos maduros que llegan hasta las trompas de Falopio en cada fase fértil de la vida de una mujer, por los alrededor de 300 millones de espermatozoides que eyacula un hombre sano -aunque, muchos de ellos padecen capacidad para fertilizar-durante el acto sexual y que se dirigen en tromba hacia el óvulo. En el momento de la ovulación- dos días antes como máximo-, el óvulo femenino espera la fertilización en un tramo determinado de la trompa uterina.

¿Cómo se desarrolla el aún no nacido?

Durante las primeras semanas, después de la anidacióndel embrión en el útero, tiene lugar una evolución espectacular. Cuando la mujer embarazada se entera que va ser madre –por lo general, lo más pronto a partir de la cuarta semana del embarazo-, ya hace algunos días que el diminuto corazón late y bombea sangre para irrigar el pequeño cuerpecito.

Las 12 semanas primeras

El hijo engendrado en el útero materno tiene varias fases en su desarrollo, que se dividen en los siguientes periodos:

Semanas de la 1ª a la 4ª: blastogénesis. El óvulo fecundado se desarrolla, hasta el corazón comienza a latir. Se forman los primeros vasos sanguíneos, así como los enzimas y las proteínas.

Semanas de la 5ª a la 8ª: periodo embrionario. Comienza la formación de órganos, conexiones nerviosas que unen la piel a la medula espinal, y que

Antología de Taller de Desarrollo Humano I. Valoración de la vida.

Unidad

lleguen hastalas células de los músculos y los sentidos. El bebé comienza a reaccionar y se mueve.

Semanas de la 9ª a la 12ª: periodo fetal inicial. Este periodo supone la fase máscrítica del embarazo, la formación de los órganos está en su máximo apogeo. Se originan los órganos internos. Los órganos sexuales están definidos hacia el final de la semana duodécima, ya puede distinguirse claramente si es niña o niño.

Semanas 13ª a 24ª: periodo fetal intermedio

A partir de la decimocuarta semana, más o menos, el bebé tiene la facultad de poder realizar movimientos complejos, tragar saliva, respirar, hacer muecas, chuparse el dedo pulgar, fruncir la frente. El delicado esqueleto del bebé es muy flexible todavía, comienza a osificarse entre las semanas decimoséptima y vigésima. En este preciso instante elbebé ha completado su aspecto físico externo, estando el mentón y la frente cubiertos de lanugo. El no nacido ya puede sentir dolor.

Semanas 25ª a 36ª: periodo fetal tardío

El lanugo cubre todo el cuerpo del bebé. Comienza apercibir el sonido de la música y se asusta ante un ruido fuerte y repentino. Después de advertir este ruido, se muestra agitado en el vientre de la madre durante algún tiempo. Primeros síntomas que demuestran la influencia del estrés aún antes de nacer.

En la vigésima semana el no nacido pesa alrededor de un kilogramo (1 100 a 1 200 gramos por término medio), y tiene una longitud próxima ya a los 14 centímetros. Todavía es demasiado pronto para determinar su totalmente su venida al mundo, pero si se da el acontecimiento existen ya grandes posibilidades de que sobreviva gracias a la moderna medicina intensiva con que cuentan los hospitales en sus secciones de niños prematuros.

Después de la semana vigesimoctava, el niño ya puede distinguir voces hasta tirar la mirada en un punto determinado. Si por algún motivo sufriera algún daño, reaccionaria con un típico gesto de dolor. También tiene ya bien definidas las fases de sueño y vela.

Semanas 37ª a la 40ª: Maduración final

Antología de Taller de Desarrollo Humano I. Valoración de la vida.

Unidad

Durante las últimas cuatro semanas del embarazo, el no nacido se prepara para abandonar el vientre materno y ver la luz primera del mundo exterior.

En esta etapa todavía formara tejido adiposo debajo de su piel, y los pulmones se disponen para realizar su función con normalidad creciendo aún varios centímetros. En el momento del parto medirá aproximadamente 50 centímetros y pesará 3,5 kilogramos por término medio.

Esta última maduración antes del parto, predispone al bebé para afrontar con éxito su nacimiento y hacerse oír con un fuerte grito nada más salir al exterior como mínimo, que suministrarán datos importantes sobre el sano desarrollo del niño e informaciones para proteger a la madre sobre posibles infecciones que pueden poner en peligro al bebé.

El parto

Dilatación

La fase de dilatación comienza cuando las contracciones se dan en intervalos de unos 10 minutos. En este momento el útero se comprime a un cierto ritmo y el orificio uterino se abre, suele fluir el líquido amniótico y la cabeza del bebé sigue desplazándose hacia abajo. A partir de ahora debe controlarse constantemente el ritmo cardiaco del bebé y la regularidad de las

contracciones.

1.1.2 LA INFANCIA

Después de pasar unos 280 días de semioscuridad que impone la envoltura del útero materno, el bebé sale al exterior y contempla por primera vez la luz del mundo. Las primeras impresiones le llegan principalmente por la piel y el olfato. El lactante nota que lo toman en brazos, le dan calor y lo acarician. Todo esto le procura la sensación de proximidad y protección.

Se ha observado que los bebés cuyas necesidades han sido recibidas y atendidas con premuras y diligencia por parte de las madres, han desarrollado una relación estable y de confianza con ellas. El anticipo de confianza que se les da a los niños mediante una relación segura, también proporcionara buenos resultados en su vida futura.

En el transcurso de los 24 primeros meses, el desarrollo físico y mental del nuevo ser transcurre a una velocidad enorme como nunca volverá a darse en ninguna de sus fases evolutivas posteriores.

Antología de Taller de Desarrollo Humano I. Valoración de la vida.

El bebé descubre el lenguaje

Unidad

Hacia la octava semana de vida, muchos bebés comienzan a conversar con sus padres, estableciendo un diálogo particular con sonidos. La actitud positiva de los padres al hacer suyos estos sonidos, estimula al bebé y lo anima a que se produzcan los primeros escarceos con el lenguaje. Aunque no puede decirse que tengan un significado concreto, por primera vez el bebé (hacia los seis meses de edad) pronuncia sílabas como “ba, ba,ba”, sí puede afirmarse que con éstos sonidos está aprendiendo a controlar sus nuevas habilidades lingüísticas.

Hasta que no cumpla los ocho o diez meses, el niño no será capaz de dar una intencionalidad expresa esas manifestaciones. Así, por ejemplo, señalará directamente a su osito, a su muñeco de trapo preferido y dirá “ete” con claridad.

Motricidad, movimientos a tientas

Torpe e inseguro, el bebé da sus primeros pasos al año o año y media de edad en busca de su independencia. Acontecimiento que llena de orgullo a

los padres. A los dos años, el

niño da la impresión de que a cada paso

todavía va a “caerse” hacia adelante debido a la inercia de su propio peso, y que mantiene sus brazos colgando distendidamente a ambos lados del

cuerpo.

Comportamiento social y juego

Por lo general, el niño siempre tratar de hacer lo que ve. Si construye una torre con los cubos de madera de un niño de dos años, este querrá colaborar.

Y cuando al alcanzar una determinada altura la torre se tambalea y cae al suelo, el estruendo de los cubos al derrumbarse hace que muestre alegría. Esto hará que provoque de continuo el derrumbamiento de la torre. El niño juega por jugar, porque le divierten las cosas más o menos imprevisibles que puedan suceder. La experiencia adquirida mientras juega le permite ampliar su campo de acción y, con ello, “conquistar” el mundo.

Libertad y apoyo

A esta

edad el

niño ya

es capaz

de

analizar a sus iguales

con mayor

conocimiento de causa, mostrándose así una persona independiente. Intenta

Antología de Taller de Desarrollo Humano I. Valoración de la vida.

Unidad

imitar en sus actos y acciones a las personas adultas, y defiende sus juguetes cuando alguien se los quiera quitar.

Cada vez que da un paso hacia adelante en su conocimiento, el párvulo extiende su campo de acción. Seguro de sí mismo, bajo la protección de la persona con la que mantiene una profunda relación de cariño, y es capaz de afrontar abiertamente y sin temores todas las situaciones nuevas y desconocidas para él. Los éxitos y fracasos derivados de sus experiencias, le servirán después para poder evaluar las situaciones en justa medida y reaccionar a tiempo como es debido. Necesita ayuda, pero también espacios cada vez más amplios donde se sienta seguro.

Con esto aumenta su autoconfianza y, poco apoco, disminuye la dependencia de sus padres.

El niño en edad preescolar

Los movimientos se vuelven más seguros. Un niño de tres años camina con mucha más seguridad que otro de tan solo dos. Así, andar por ejemplo en línea recta no supone dificultades para él. Sabe saltar y brincar con ambas piernas, siendo capaz de mantenerse en pie al llegar al suelo. Manifiesta un gran interés y muestra su gran afán por aprender, por ejemplo, a patinar o montar en bicicleta.

Aparte de tener una mayor soltura en sus movimientos que son propios de su motricidad más elemental, el niño también evidencia, de una manera palpable, los progresos alcanzados en sus en su motricidad de precisión. Un niño de edad escolar ya es muy hábil en el manejo de lastijeras para corta papel; a los cinco años de edad ya puede recortar una figura con exactitud a lo largo de una línea o forma predeterminada.

1.1.3 PUBERTAD Y ADOLESCENCIA

El

primer día

de clases, muchos padres llevan

a

sus

hijos

al

colegio

anunciándoles que <<comienza una etapa muy importante en su vida>>. Desde este momento el niño deja de estar bajo la protección paterna en

medio de un sentimiento de orgullo y temor.

La escolarización conlleva a la separación gradual de los padres y supone el inicio de una etapa que continua durante la pubertad, hasta consumarse totalmente.

Antología de Taller de Desarrollo Humano I. Valoración de la vida.

El niño en edad escolar

Unidad

La entrada en la escuela presenta, tanto para los padres como para los hijos, uno de los acontecimientos más importantes de la infancia. Los niños asumen una gran responsabilidad con su nuevo papel, e incrementan sus expectativas. A la vista del desarrollo físico, psíquico y mental del niño, muchos padres se preguntaran si tendrá la madurez suficiente para ir a la escuela o quizá sería mejor retrasar un año más su escolarización. Antes, el desarrollo físico pesaba más en la decisión de escolarizar a su hijo. Hoy día, este criterio es uno más de los que se siguen para decidir si un niño ha de prevalecer las facultades psicosociales de éste.

Rasgos diferenciadores que indican un comportamiento social maduro

Aparte de la fuerza física, el niño está en condiciones de resolver sus

conflictos mediante el diálogo. A esta edad es capaz de negociar compromisos y, en circunstancias

concretas, salir en defensa de las necesidades de otros niños de menor edad o más débiles. Puede aceptar que se le releguen a segundo término sus propias ideas

y conformarse

con

 

la

idea de

dejar de ser siempre

el

centro de

atención.

 

En

la

vida

diaria

de

la

escuela, también es importante que el niño

respete las normas y esté dispuesto a realizar las tareas que encomiendan.

se

le

La pubertad

El cambio fisiológico que supone y caracteriza a la pubertad comienza, por regla general, entre los 9 y 14 años de edad en la mayoría de las chicas, y entre los 10 y 16 años de edad en los chicos. Impulsos nerviosos procedentes del cerebro medio hacen que la hipófisis envíe señales a las glándulas sexuales, dando lugar a una mayor producción de estrógenos en los ovarios de las muchachas y de andrógenos y testosterona en los testículos de los muchachos. A partir de aquí, pueden pasar uno o dos años hasta que las chicas tengan su primera menstruación y se inicie la producción de los primeros espermatozoides de los chicos.

Aceptar los cambios

Antología de Taller de Desarrollo Humano I. Valoración de la vida.

Unidad

Los cambios físicos que se producen en las chicas, desarrollo de los pechos y del vello púbico, y en los chicos, cambio de voz aumento del tamaño del pene y testículos y crecimiento de barba y vello púbico, intranquilizan por igual – aunque por motivos bien diferentes- tanto a los padres como hijos.

Los primeros porque temen –muchas veces con razón- que la madurez psíquica y mental todavía no guarde relación con el desarrollo físico adquirido y que los púberes puedan expresar sus primeros deseos de independencia rebelándose contra lo que ellos representan dentro de la familia. Los segundos, porque cuando se encuentran en el umbral de la juventud sienten –en la mayoría de los casos- una gran inseguridad al vivir siendo niños en un cuerpo de adulto que puede ocasionarles conflictos de personalidad.

Se vuelven así irritables, y necesitan toda la paciencia y comprensión de una persona adulta. Si no se les explica todo como es debido, es muy posible que los campos operados tales como la primera menstruación, la primera erección o la primera eyaculación les produzcan miedo y preocupación.

Los cambios físicos suscitan muchas preguntas en los adolescentes, aunque todavía suelen estar muy poco relacionados con el amor y el sexo. Sí tiene que ver, sobre todo, con losprocesos biológicos. A los padres preocupados siempre por tratar el tema de la sexualidad sin ambages, les resulta más fácil dar respuestas sinceras a las preguntas de sus hijos. Podrían entonces explicarles que el juego erótico, el apetito sexual y la pasión son aspectos inherentes a la vida en pareja como lo es la facultad de conversar mutuamente.

  • 1.1.4 LA JUVENTUD

Desligarse de los padres y encontrarse a sí mismo.

Muchos padres se lamentan de que sus hijos púberes se alejen de ellos, evitando todo contacto físico y reaccionando con susceptibilidad y rechazo a cosas tan habituales como darle un beso al irse a la cama o abrazarles con tal afecto. En este aspecto conviene que los padres respeten ese intento por marcar distancias, pues resulta de vital importancia en el desarrollo de los hijos.

El tiempo de emprender algo común en el seno de la familia, da paso en las chicas en la complicidad “con su mejor amiga” y en los chicos “con el compañero de la escuela”.

Antología de Taller de Desarrollo Humano I. Valoración de la vida.

Unidad

Al llegar a esta etapa, muchos padres suelen temer que sus hijos se les escapen de las manos o de que no puedan controlarles o intentan salvar la convivencia familiar dándole nuevos bríos, sin embargo este paso es de crucial importancia para los hijos que se hallan en el umbral de la pubertad, ya que significa desligarse de los padres y asumir la propia responsabilidad.

Tampoco tiene sentido el que los padres intenten siempre controlar el comportamiento de su hijo en todo momento y conducirlo constantemente por el camino que ellos consideran adecuado.

Las primeras experiencias con el otro sexo

¿Quién sale con quién? ¿Qué chico o chica gusta a cada uno? Todos estos temas suelen estar a la orden del día entre los adolescentes de 12 a 13 años de edad. Sin embargo, la atracción erótica entre jóvenes de distinto sexo no acostumbra a llegar másallá de unas cuantas carantoñas y abrazos. En muchos casos, el hacerse amigo o amiga deuna persona viene a ser más bien cuestión de “prestigio social”.

La primera vez

Alguna vez tiene que suceder por primera vez: dos jóvenes, casi siempre con edades comprensibles entre los 16 y 17 años, se enamoran locamente el uno del otro y terminan acostándose juntos.

Los padres la mayor parte de las veces sospechan, pero los jóvenes suelen encerrarse en sí mismos y su inaccesibilidad hacen que estos se preocupen aun más. Lo cierto es que aunque es importante dejar un margen de acción y confianza para que los hijos asuman su propia responsabilidad, como también lo es hablar con ellos con sinceridad sobre el comportamiento sexual responsable en cualquier lugar y situación.

La inseguridad y la competición

La valoración de los jóvenes que hacen de su persona depende, en gran medida, de las expectativas y de los hábitos de las demás. Así el joven pone a prueba el efecto que causa en su grupo o pandilla, e intenta la confirmación de su identidad entre los amigos y compañeros de su edad.

El paso del adolescente a adulto exige que el joven tenga la oportunidad de adaptarse y de encontrar su propia personalidad, entrando aquí en juego

Antología de Taller de Desarrollo Humano I. Valoración de la vida.

Unidad

también la posibilidad de que ponga en tela de juicio los valores defendidos por los padres.

Para padres y educadores no siempre es fácil comprender la forma de pensar de los jóvenes, sin tener que renegar por ello de sus propios principios. Hallar el justo equilibrio entre la mayor libertad de los adolescentes y el apoyo que todavía necesitan en esta etapa tan crítica de sus vidas, también requiere un alto grado de sensibilidad y comprensión.

1.1.5 ADULTEZ

Los procesos de maduración congénitos dejan una huella indeleble en el desarrollo de la propia personalidad, sobre todo en la infancia y la juventud. Por el contrario, estos procesos de maduración desempeñan un papel importante en el desarrollo de la personalidad adulta, donde se advierten, más que nada, la huella dejada por la acción continua.

Hallar metas en la vida

Estos imprevistos obligan a ver la vida desde otra perspectiva, analizando con determinado detenimiento las metas alcanzadas hasta ahora. Las conmociones psíquicas suelen ser el detonante definitivo que impulsa a cometer las metas que la rutina de la vida cotidiana había echado en el olvido.

Tomar algunas propias decisiones

Hoy, los jóvenes permanecen en casa de los padres mucho más tiempo que antes y disfrutan allí las ventajas de “pensión completa” y del “calor de hogar”. La etapa de formación dura más tiempo, y por consiguiente, se retrasa la incorporación a la vida laboral. El casamiento tampoco está determinado a una edad. Muchas parejas jóvenes viven juntas mucho antes de decidir contraer matrimonio.

También

tiene

mucha

importancia

para

ellos

poder

tomar

sus

propias

decisiones y que nadie se entrometa en su plan de vida.

Satisfacción plena en la vida profesional

Como quiera que la actividad profesional ocupe una gran parte de nuestra vida, no debe dejarnos indiferentes el hecho de sentirse contento con el trabajo que se desarrolla. Además, un ambiente grato donde se cumple unas condiciones óptimas y reine el compañerismo es fundamental. Así, cada vez

Antología de Taller de Desarrollo Humano I. Valoración de la vida.

Unidad

son más las personas que no solo buscan en su profesión una seguridad existencial que les haga posible llevar una vida digna, sino la posibilidad de realizarse y de hallar satisfacción personal en lo que hacen. El trabajo que se hace con agrado es más gratificante, llevadero y de resultado altamente positivo.

El amor y la vida en pareja

Aunque hoy en día ya no tiene el mismo significado y valor que hace algunos años y compite con otros muchos objetivos que impone la sociedad, casarse y formar una familia sigue considerándose como una de las máximas aspiraciones de la vida.

El alto grado de satisfacción y calidad de vida que exige para sí muchas personas, repercute asimismo en la vida de la pareja. Muchos matrimonio fracasan al no verse cumplidas sus expectativas económicas o sociales, y cada vez son más las personas que prefieren –en mayor o menor grado- vivir solas o bien en pareja pero manteniendo cada uno su independencia social y económica.

Deseo de tener hijos y paternidad

La llegada del primer hijo trae consigo siempre una serie de profundos cambios en la vida de los padres y, también, la asunción de la paternidad. Los sentimientos de máxima felicidad suelen ir acompañados del temor a no estar a la altura de las circunstancias que impone la paternidad y a la necesidad de tener que organizar de nuevo la vida diaria en común.

Crisis en la mitad de la vida

Para muchas personas, la edad comprendida entre los 40 y 50 años de edad constituye una etapa crítica de la vida. La inseguridad que en muchos casos supone la pérdida de imagen y deterioro físico debido a los síntomas de envejecimiento, se intensifica con mayor virulencia cuanta mayor edad se tiene.

En esta etapa, la mayoría

de

la

personas están

en

la

cima de

su carrera

profesional y se dedican a hacer balance de lo que ha sido su vida hasta hora; se ven en la necesidad sobre todo las madres de familia una vez los

hijos se han independizado, de realizar un análisis de las metas conseguidas a lo largo de su existencia.

Antología de Taller de Desarrollo Humano I. Valoración de la vida.

Hombres en edad crítica

Unidad

A mitad de la vida, los hombres no tienen que enfrentarse a cambios hormonales tan importantes como son en las mujeres. Su nivel hormonal empieza a descender muy pronto, pero a un ritmo tan lento que la producción de hormonas sexuales sigue teniendo un nivel suficiente en hombres de edad sanos. Pero para los hombres esta es una etapa de inseguridad y de reorientación de la vida.

El continuo afán de rendir más y mejor, una idea subjetiva de la masculinidad y la sensación de no haber logrado aun todos los objetivos que se habían marcado en la vida, suponen una pesada carga que afecta al sentimiento de autoestima de muchos hombres.

Mujeres en la menopausia

Entre los 40 y 50 años de edad, la producción hormonal femenina se altera de forma drástica.

Por lo general, la época de fertilidad en las mujeres termina alrededor de los 52 años de edad con el problemático comienzo de la llamada menopausia. El miedo a perder el atractivo femenino, ha dejar de ser toda una mujer, puede agravar una serie de trastornos físicos susceptibles de aparecer en el marco de alteración hormonal y entre los que se cuentan los sudores, los problemas cardiovasculares o las depresiones.

¿Cómo superar los cambios de manera positiva?

Una mujer comprometida en lo profesional y en lo social, que se cuida, realizar diversas actividades físicas y sigue una dieta equilibrada, le resultara mucho más fácil superar los cambios que impone la menopausia. La ingesta de hormonas complementarias y de diversos productos naturales, puede ayudar en este proceso de transición.

1.1.6 VEJEZ

Las personas que sepan compaginar sus sueños y proyectos con el disfrute de la vida, alcanzaran un alto grado de satisfacción personal. Esta aseveración es validad para cualquier periodo de la vida, pero muy

especialmente para aquel

en

el que las obligaciones impuestas

por

las

circunstancias personales y sociales dejan de serlo definitivamente. La

Antología de Taller de Desarrollo Humano I. Valoración de la vida.

Unidad

aceptación de la vejez será

tanto más rápida y sin traumas, cuando más

satisfactorio positivo sea el resultado del análisis efectuados de los años vividos.

Adaptarse a los cambios físicos

El prototipo que impone la sociedad es le tener una presencia juvenil, buena forma física e integridad hasta la edad avanzada. Los cosméticos, la cirugía y la industria farmacéutica hacen considerar que el envejecimiento en un proceso que hay que resistirse y combatir a toda costa. Pero se pasa por alto que la vejez, a pesar de los cambios físicos, es otra etapa de la vida en la que se dan posibilidades particulares de formarse y de realizarse.

El cuerpo y los sentimientos

Durante la vejez muchas personas se ocupan de su aspecto físico mucho más que en sus años jóvenes, cuando otras exigencias diferentes requerían todo su tiempo y dedicación. Otras se sienten realmente jóvenes, y se niegan a aceptar este procedimiento degenerativo natural.

Una gran parte de estos ancianos declaran que se encuentran tan bien como en sus años de juventud, y que solo se acuerdan de aquellos que son mayores cuando ven reflejada su imagen frente al espejo o al subir las escaleras advierten un fuerte latir en su corazón. También suelen disfrutar conscientemente de su riqueza espiritual y emocional adquirida merced a las múltiples experiencias que han vivido en su dilatada existencia y, aunque este abiertamente en contradicción con el progresivo aumento de su deterioro físico, todo esto les hace sentirse más seguros de sí mismos.

Fortalecer el cuerpo

El rendimiento funcional de los órganos internos del cuerpo disminuye con la edad, las grasas sustituyen parte del tejido muscular. La piel se arruga cada

vez más, pierde su elasticidad original y se vuelve más seca y delicada. Por su parte el esqueleto reduce la sustancia ósea y las mujeres suelen

padecer osteoporosis con mayor frecuencia que los hombres, por lo que se impone a estas la adopción de una dieta rica en calcio.

Los factores principales que aceleran el proceso degenerativo del cuerpo, en especial las dolencias propias de la vejez, son las siguientes: comidas abundantes y con demasiadas grasas, consumo excesivo de alcohol, fumar mucho, hacer poco ejercicio físico y el estrés.

Antología de Taller de Desarrollo Humano I. Valoración de la vida.

Unidad

El mejor medio preventivo, incluso contra los rasgos distintivos del envejecimiento, es la adopción de una dieta alimentaria que incluya verduras frescas y productos integrales suficientes, pero que a la vez sea pobre en grasas de animales y que excluya casi por completo la sal, el café y el alcohol. También el no fumar y hacer deporte contribuye en buena medida a lograr este objetivo plenamente.

Mantener la mente despierta

Investigaciones científicas realizadas hace algún tiempo concluía que el punto culminante en el que la mente alcanza su máximo desarrollo es a la edad de 25 años, comenzando después a decaer progresivamente. Pero en la actualidad se sabe que esto no es cierto del todo, pues solo afecta a algunos campos de la potencia intelectual de la persona.

Mantenerse activos sexualmente

Cada vez son más los hombres y las mujeres mayores que declaran abiertamente que la sexualidad sigue desempeñando un papel importante en su vida. Hoy día se sabe que no existen límites de edad que limiten la facultad de mantener relaciones sexuales.

Sin embargo, los cambios fisiológicos y anatómicos experimentales en la vejez pueden condicionar e influir en el comportamiento sexual. Después de la menopausia, las mujeres suelen sentir dolores durante el acto sexual debido a que las mucosas vaginales se agotan y las secreciones son menores.

En el hombre a medida que tiene más edad, disminuye la duración y frecuencia de sus erecciones así como la movilidad de los espermatozoides, que se reduce de manera notable.

Estos cambios fisiológicos hacen que muchas parejas tengan que enfrentarse

a

la

dificultad de tener que adaptar su vida sexual a los nuevos

condicionamientos.

Disfrutar la jubilación en toda su plenitud

Ante el agobio que les ocasiona el estrés diario, muchos trabajadores ansían con anhelo la jubilación. Pero cuando llega, se produce en ellos una

Antología de Taller de Desarrollo Humano I. Valoración de la vida.

Unidad

sensación de vacío y abatimiento que se puede calificar como el “shock” del pensionista.

Marcarse nuevas metas

El que la jubilación se supere con éxito o se convierta en crisis, depende en gran medida de las circunstancias que concurran llegando su momento: los pensionistas que tengan asegurada la subsistencia material, gozan de un buen estado de salud y su nivel cultural es alto están en mejores condiciones de superar y adaptarse a su nuevo tipo de vida que aquellos que no cumplen estos condicionamientos.

Mantener la independencia el mayor tiempo posible

La mayoría de los ancianos desean valerse por sí mismos, sin ayuda de nadie, el mayor tiempo posible. Incluso aunque sufran algún achaque y necesiten el cuidado de alguien, su bienestar físico y mental depende en gran medida del grado de actividad que puedan desarrollar en su medio y vida cotidiana.

Aprovechar la experiencia de la vida

A pesar de todo, el hecho de que la vejez sea considerada hoy como una etapa poco atractiva de la vida se debe a distintas causas. En el aspecto público, la vejez se considera como una etapa decadente que conduce a la pérdida de influencia, de atractivo, de salud y de contactos sociales.

Antología de Taller de Desarrollo Humano I. Valoración de la vida.

Unidad

CONCLUSIÓN

Los seres humanos somos únicos e irrepetibles, nuestra personalidad se forma por el conjunto de rasgos físicos, psíquicos y culturales, amén de nuestro comportamiento. Se forma también por el temperamento que es de

origen genético y el carácter que se va moldeando por el tiempo. Las diferentes etapas de nuestra vida, las experiencias que se viven día a día,

van moldeando el carácter.

Lo que se vive en cada etapa, ya sean eventos positivos o negativos, nos brindan aprendizajes que nos forjan como seres humanos integrales. Lo más importante es la actitud con la que tomemos las experiencias vividas.

El inicio de la vida, el desarrollo y la muerte, son todos procesos naturales que son necesarios comprenderlos y aceptarlos. La búsqueda de la trascendencia es un motor que hace que el ser humano encuentre razón de ser en la vida.

El sentido de vida, es el ingrediente más importante para lograr la felicidad. Podemos sacar fuerzas incluso de eventos traumáticos, siempre y cuando haya una actitud positiva. Valoremos el más grande regalo que se nos ha otorgado, el regalo de la vida.

Antología de Taller de Desarrollo Humano I. Valoración de la vida.

Unidad

BIBLIOGRAFÍA

Botella, llusia, J. , A. F. La evolución de la sexualidad y los estados intersexuales. Ediciones Díaz de Santos

Dr. Ambros, Eva. y Dr. Eberhard-Metzger, Claudia. Enciclopedia Familiar De La Salud Tomo 1. Editorial EVEREST.

Gómez del Campo, Desarrollo del Potencial Humano, Ed. Trillas.

Papalia, Diane. Desarrollo Humano, Editorial McGraw Hill. 2010

Strand, f. L. Fisiologia humana: un enfoque hacia los mecanismos reguladores.

Rodríguez Ibarra, Diana Inteligencias Intelectual y Moral, una Guía para el Desarrollo Integral, Ed. Trillas