Está en la página 1de 2

ACUERDO Y SENTENCIA NÚMERO 62

DEL 20 DE MARZO DEL 2001

Previo estudio de los antecedentes del caso, la Corte Suprema de Justicia, Sala
Constitucional, resolvió plantear y votar la siguiente:
CUESTIÓN:
¿Es procedente la acción de inconstitucionalidad deducida?.
A la cuestión planteada el Doctor SAPENA BRUGADA dijo: El Ab. Luis María
Portillo, en representación del Ab. Carlos Antonio Torres Aguilera, se presenta ante esta
Corte a deducir acción de inconstitucionalidad contra el A.I. N° 468 del 21 de abril de
1.999, dictado por el Juzgado de Primera Instancia en lo Criminal del Octavo Turno, y
contra el A.I. N° 482 de fecha 12 de octubre de 1999, emanado del Tribunal de
Apelación en lo Criminal, Primera Sala.
Las resoluciones impugnadas rechazaban un pedido de libertad por
compurgamiento de pena mínima presentado por la defensa del procesado, Carlos
Antonio Torres Aguilera. En ambas instancias, los magistrados habían entendido que
correspondía mantener la medida restrictiva de libertad a fin de garantizar la eficacia de
la sentencia en el caso de que llegare a ser condenatoria.
Esta Sala ha venido sosteniendo a lo largo de varios pronunciamientos que "La
sentencia que dicte la Corte debe sujetarse a la situación vigente en el momento en que
se la dicta. Y como que al presente, por las razones expuestas, los supuestos de hecho se
han alterado substancialmente, cualquier pronunciamiento sería un pronunciamiento
en abstracto, lo que es vedado ya que la Corte solamente puede decidir en asuntos de
carácter contencioso (art. 248 C.N.)..." (CS, Asunción, 5, setiembre, 1997, Ac. y Sent.
N° 506).
Esto es justamente cuanto ha ocurrido en el presente caso. En efecto, se había
planteado la inconstitucionalidad de la prisión preventiva de uno de los encausados,
Carlos Antonio Torres Aguilera, alegando la violación del artículo 19 de la Constitución,
debido a su excesiva prolongación. El estudio se centraba entonces en una cuestión de
carácter accesorio (prisión preventiva) de un juicio en el que aún no existía un
pronunciamiento sobre el fondo.
Sin embargo, actualmente, ya se ha decidido la cuestión principal, conforme surge
del informe presentado por el juez de la causa obrante a fs. 80 vlto. de estos autos al que
se acompaña copia autenticada de la sentencia definitiva por la cual se condena al hoy
accionante a siete años de penitenciaría.
Como se puede apreciar, la situación existente en el momento del pedido de
declaración de inconstitucionalidad se ha alterado sustancialmente. En estas
condiciones, cualquier pronunciamiento al respecto, constituiría una decisión en
abstracto.
Por tanto, por la razón precedentemente expuesta, corresponde rechazar la acción
planteada. Así voto.
A su turno los Doctores LEZCANO CLAUDE y FERNÁNDEZ GADEA,
manifestaron que se adhieren al voto del Ministro preopinante, Doctor SAPENA
BRUGADA, por los mismos fundamentos.
Con lo que se dio por terminado el acto, firmando SS.EE., todo por ante mí, de
que certifico, quedando acordada la sentencia que inmediatamente sigue:
VISTO: Los méritos del Acuerdo que anteceden, la CORTE SUPREMA DE
JUSTICIA, Sala Constitucional, RESUELVE:
RECHAZAR, la acción de inconstitucionalidad interpuesta en autos.
ANOTAR, registrar y notificar.