Está en la página 1de 5

SALIDA CULTURAL A LA

BIOMASA Y
AEROGENERADORES
A primera vista esta salida parecía una cualquiera,
pero a medida que fuimos viendo todo, nos
concienciamos de que es necesario utilizar
energías renovables porque ya está demasiado
explotado el uso de combustibles fósiles.
Es necesario probar diferentes fuentes de energía
que no contaminen tanto y que sirvan igual.
Al llegar a la central nos condujeron a una sala en
la que nos explicaron con un vídeo de que iba la
Biomasa; que uso tiene, cuanto se invierte en este
tipo de central...
Poco después de ver el vídeo nos hicieron grupos
para explicarnos mejor.
En nuestro grupo, nuestro monitor y guía se
llamaba Iñaki.
Primero Iñaki nos enseñó un libro que explicaba
con sólo dibujos, como evolucionaba una ciudad
entera.
Tras una interesante charla sobre este libro,
pasamos a ver el almacén donde los camiones
descargaban la paja.
Cada media hora llegaba un camión cargado de
paja. Por si acaso algún camión se retrasaba,
tenían un almacén lleno de paja.
Esta paja proviene especialmente de Navarra pero
también de campos de: Aragón, País Vasco y Soria.
A continuación vimos que la paja se debía revisar
por si llevaba alguna piedrecita o tenía humedad.
Nos explicaron que a veces pequeños animales
quedaban atrapados en los bloques de paja.
Después fuimos a ver las máquinas
desmenuzadoras de paja. Eran unas grandes
cuchillas que trituraban la paja para llevarla a la
caldera donde se quemaba, y con su vapor de agua
a presión hacía girar la turbina que producía la
energía.
AEROGENERADORES
Tras dejar la central de la Biomasa, fuimos a ver
los aerogeneradores, y en el trayecto vimos una
central eléctrica donde se repartía la energía
producida por la Biomasa pora Sangüesa.
Nos llevaron a ver los molinos de viento a la sierra
de Izco. Allí nos explicaron que unos días antes las
energías renovables, en este caso
aerogeneradores habían batido un récord de
producir energía con un 54% más, gracias a que
había hecho mucho viento.
Algunos habían girado tanto que se habían
quemado y roto y había que repararlos. Por eso no
pudimos entrar a una antigua casa de piedra donde
estaban los monitores en los que se mostraban los
molinos. También nos enseñaron un prototipo de un
nuevo modelo de molino que había estado de
prueba tres meses. Medía cincuenta metros más y
producía más energía
OPINIÓN

Cuando hagas esta salida no pienses que va a ser


aburrida, porque al contrario, te instruye sobre las
energías del futuro, así que ya sabes…
Nosotros cuidamos el planeta: ¡Hazlo tú también!

BLANCA TAMARIT CAMPOS


JAVIER LASHERAS NAVAS
MIKEL SOLA DOLADO