Está en la página 1de 2

PRETEXTOS PARA NO AHORRAR

Lunes 30 de Marzo de 2015
En las finanzas personales, uno de los puntos más importantes y en el que más
interés se tiene es en el ahorro; sin embargo, la mayoría de las personas opina
que ahorrar es muy difícil o imposible.
El pretexto no es una causa real, lo que sucede es que no tenemos un objetivo
claro, o la voluntad para llevar a cabo un ahorro, ya que nuestros deseos
inmediatos nos llevan a adquirir productos que no necesitamos
Según la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera (ENIF), 73% de los
mexicanos dicen que no ahorra porque sus ingresos son insuficientes, 16%
porque no lo necesita y 5% porque las instituciones financieras piden requisitos
que no pueden cumplir.
Podemos elegir nuestra excusa (todos tenemos una), aquí exponemos las más
comunes.
1. Mi sueldo no me alcanza. Mientras más dinero ganamos, más gastamos.
Aunque recientemente tengamos un aumento de sueldo, en lugar de ahorrar la
diferencia, empezamos a acostumbrarnos a gastar ese extra, incluso más.
Debemos gastar respecto a nuestro sueldo y no gastar más de lo que nuestro
presupuesto indique.
2. ¿Para qué ahorro? Mejor gasto en vida, podría morir mañana. Si,
podríamos ser parte de la estadística y morir al pisar una pastilla de jabón en la
tina de baño, pero debemos tener en cuenta de que la vida promedio del
Mexicano es de 77 años. Si vivieras hasta esa edad, ¿tendrías lo suficiente para
solventar tus gastos de salud, alimentación, diversión, entre otros?.
3. No confío en las instituciones Bancarias. Muchas veces preferimos
ahorrar en el colchón, desafortunadamente el tener el dinero a la “mano” nos
hace utilizarlo con la esperanza de “reponerlo después”. Lo recomendable es
informarse entre varias opciones bancarias, acercarse a un asesor financiero
que le orientará las mejores maneras de ahorrar y empezar a invertir.
4. Es que… me compre unas “cositas”. Los llamados gastos hormiga
(cafecito, la cerveza con los amigos, los pastelillos, accesorios, etc.) Si dejamos
de gastar en esas pequeñas cosas que nos compramos por antojo y no por
necesidad, tendremos más ingresos. También podrías asignar de tu sueldo un
presupuesto para “diversión” y no pasarnos de una cantidad establecida.
5. Nunca me “sobra” para ahorrar. Si no contemplamos una cantidad fija
desde el inicio de la quincena para el ahorro, nunca nos va a “sobrar”,
llegaremos a fin de mes casi con unos pesos en el bolsillo. Debe ser un rubro

. renta). como las deudas. aprender ahorrar implica voluntad y metas claras. alimentos. acércate a un asesor financiero que te oriente en caso de tener situaciones más complejas. Nunca es demasiado tarde para empezar a tener una cultura financiera. y si son muchas las dudas. (pago de servicios. es posible.más obligatorio junto con los gastos corrientes. infórmate.

Intereses relacionados