Está en la página 1de 7

¿HA AUMENTADO LA CRISIS ECONÓMICA

EL HAMBRE MUNDIAL?
OCHO CLAVES PARA RESPONDER A ESTA PREGUNTA

Día Mundial de la Alimentación 2009


Dossier para medios
?
1. ¿Ha afectado la crisis al hambre mundial?

Sí, definitivamente. En sólo un año el número de personas amenazadas por el hambre


ha pasado de 963 a 1020 millones de personas. Contrariamente a lo que podamos
pensar, la crisis no se ha limitado a Occidente. La subida generalizada de los precios del
transporte y de los alimentos y la disminución de las remesas de los inmigrantes han
creado 60 nuevos millones de hambrientos.

?
2. ¿Por qué lo ha hecho?

No se trata de un problema de disponibilidad de


alimentos. 2008 fue un año de cosecha récord y las
previsiones para 2009 indican que ésta será sólo un
3% menor que en 2008. Tendremos la segunda
mayor cosecha de todos los tiempos, pero antes del
31 de diciembre habrán muerto cinco millones de
niños desnutridos.

El aumento del hambre en el último año ha sido un


problema, ante todo, económico. Una cuestión de
acceso a alimentos que sí están disponibles. La crisis
ha provocado menos ingresos, más desempleo,
menos remesas y un aumento descontrolado del precio de los alimentos.

?
3. ¿Cómo lo ha hecho?
La factura cerealera mundial llegó a aumentar un 87%. La del arroz se ha incrementado
un 46%. La de los aceites vegetales lo hizo un 97%. Con ello, quienes destinan un 75%
de sus ingresos a comprar alimentos han tenido que reducir parte de los componentes
de su canasta básica o el número de comidas que tomaban al día, agravando una
situación nutricional ya de por sí precaria.

El ajuste no se ha producido sólo en los hogares: muchos países han tenido que tomar
medidas proteccionistas para garantizar el suministro de cereales a su población,
limitando las exportaciones y desabasteciendo así a los países importadores. En un país
importador como Bangladesh el aumento del 10% en el precio de los cereales se
traduce en una pérdida del 3% de su capacidad de compra. Para Malawi (país
exportador), el mismo aumento supondría sólo la pérdida del 0,1% del poder de
compra.

MALÍ NÍGER
- Los precios de los alimentos básicos en
- En Malí el aceite y la leche subieron un la dieta nigerina han experimentado un
25%. notable aumento: el mijo ha aumentado
- El precio de los cereales pudo un 13% respecto a los últimos cinco años,
contenerse en un 10% gracias a las el sorgo un 11%, el maíz un 18%, el arroz
medias tomadas por el Gobierno tales local un 23% y el importado un 32%.
como el la eliminación de las tasas a la - El aumento de los gastos alimentarios
importación de cereales o la disminución ha obligado a la población a reducir otros
de impuestos salariales. gastos importantes como salud y
- El impacto ha sido más sensible en las educación.
ciudades, donde, por otra parte, los - La descapitalización, la emigración o la
diferentes hábitos de consumo de sus reducción del número de raciones diarias
habitantes les ha hecho más sensibles a de alimentos son algunos de los
este aumento. mecanismos de supervivencia adoptados
por la población.

LESOTO FILIPINAS
- En un país que importa el 70% de los - El precio del arroz aumentó entre un
alimentos que consume, los precios 40% y un 60% y el del pan un 35%. El
del maíz aumentaron un 55%, los de arroz y los productos derivados del
las legumbres un 25% y los del aceite arroz representan el 53% de las
un 98% necesidades energéticas y proteicas
- Estos aumentos están agravando una de la población filipina.
ya alarmante situación de - El Gobierno filipino tuvo que fijar un
desnutrición crónica, especialmente precio máximo al arroz y establecer
en los hogares afectados por el un sistema de subsidios para evitar
VIH/SIDA, que ya soportan una gran una crisis nutricional.
carga de gastos sanitarios y que
cuentan con menos mano de obra
activa.
- Estos hechos se producen en un
contexto de disminución
generalizada de la ayuda humanitaria Fuente: Acción contra el Hambre
al país que se incrementó tras la
grave sequía de 2007.
?
4. ¿A quiénes ha afectado en mayor medida la subida del
precio de los alimentos?
Aunque los consumidores ricos y las poblaciones pobres están en el mismo barco, ya que el
aumento de los precios ha sido global, la peor parte se la llevan:

los pequeños agricultores de los países en desarrollo que no cultivan lo suficiente


para autoalimentarse y que han visto aún más dificultado su acceso a alimentos
disponibles en el mercado. La amplia mayoría de los 60 millones de niños con
desnutrición aguda que existen en el mundo son, paradójicamente, hijos de
agricultores. De ellos, 20 millones padecen desnutrición aguda severa, el estadio
más grave de la desnutrición.
la población urbana más pobre (o
quienes no producen alimentos)
que, sin un aumento de sus ingresos,
tienen que hacer frente a un
encarecimiento vertiginoso de la
canasta básica. Les pudimos ver
tomar las calles en protesta en países
como Haití, Malawi o Egipto.
los países importadores de cereales,
especialmente en Asia y África
Occidental.

La crisis no ha terminado. Aunque los precios mundiales de los alimentos están


disminuyendo, los precios locales han seguido aumentando o se han mantenido elevados en
la mayoría de los países vulnerables, poniendo así a millones de personas en situación de
riesgo. Mientras los hogares españoles se aprietan el cinturón, millones de familias
africanas se aprietan el vientre. Aunque aún no podemos hablar de un claro incremento
global de la desnutrición aguda, quienes dedican el 75% de sus ingresos a comprar alimentos
sólo cuentan con salidas extremas ante este tipo de coyunturas: reducir el número de
raciones de alimentos, endeudarse, vender sus enseres o emigrar. Esto acarreará más
pronto que tarde consecuencias sobre el estado nutricional y la salud de millones de
personas si no se actúa a tiempo. Se necesitan urgentemente recursos y voluntad para
traducir la política mundial en respuestas eficaces que hagan frente a las necesidades de
los más afectados y vulnerables.

DE QUÉ SE ALIMENTA EL HAMBRE (Icaria editorial 2009) repasa el impacto de los


precios de los alimentos en la desnutrición y la inseguridad alimentaria
EL OBSERVATORIO DEL HAMBRE (HUNGER WATCH) es el departamento de
investigación e incidencia política de la Red internacional Acción contra el
Hambre.
?
5. ¿Qué mecanismos de supervivencia han puesto en marcha
las poblaciones más vulnerables para defenderse de esta
situación?
Muchas veces se trata de mecanismos de
supervivencia desesperados, entre los más
corrientes:

Comer menos: reducen el número de


raciones de alimentos que toman al día.
En muchos países son las mujeres y las
niñas las primeras en sacrificarse.
Vender: muchas familias ponen a la
venta sus animales o enseres para
aumentar sus ingresos. En tiempos de
crisis a menudo tienen que hacerlo a precios irrisorios, siguiendo la ley de la oferta y
la demanda.
Endeudarse: muchas veces teniendo que hacerlo a intereses altísimos, de hasta tres
o cuatro veces el valor del préstamo, que atan a los agricultores con sus acreedores
durante años
Emigrar: ya sea temporalmente para trabajar como jornaleros en explotaciones
agrícolas o buscando una vida mejor en otros países. Si bien las remesas enviadas
desde el extranjero dan un cierto respiro a muchas familias empobrecidas, los cierto
es que comunidades y países enteros pierden así su capital más preciado: sus
jóvenes.

?
6. ¿Ha empeorado el aumento de los precios la situación
nutricional de los más vulnerables?
Hay que analizar contexto a contexto y país por país. Aunque todavía no se ha detectado
un aumento de la desnutrición severa directamente vinculado, los altos precios de los
alimentos obligan a las familias a adoptar estrategias para mantener el consumo de
alimentos básicos, estrategias que a la larga resultan muy dañinas para la salud. Esto, a
medio y largo plazo, revertirá sobre el estado nutricional de la población.
?
7. ¿Qué podemos hacer para revertir esta situación?

Acción contra el Hambre propone un plan de choque en cuatro puntos

1. Apostar por agricultura y seguridad alimentaria: volver a poner la seguridad


alimentaria en la base de las políticas de desarrollo, reconociendo su papel crucial
en el desarrollo humano y el enorme potencial de crecimiento que puede reportar a
un país: la agricultura no es una consecuencia más del desarrollo, sino que lo nutre
desde su raíz.
2. Reservas cerealeras: reconstituir las reservas cerealeras nacionales, que han ido
desapareciendo paulatinamente con la aplicación de políticas de liberalización pero
que constituyen el único margen de maniobra posible de los gobiernos en los países
en desarrollo para hacer frente a periodos de escasez antes de que la situación
desemboque en crisis alimentarias como la de Níger de 2005.
3. Innovación agrícola: la investigación agrícola está prácticamente estancada desde
los ochenta. Es necesaria una nueva revolución verde, capaz de contrarrestar los
errores de la anterior, que apueste por semillas mejoradas, nuevos esquemas de
regadío y que alcance desde la universidad más prestigiosa hasta la última granja de
Bangladesh.
4. Proyectos contra la desnutrición: luchar contra la desnutrición aguda infantil,
que afecta a 55 millones de niños (la mayoría hijos de agricultores) con programas
específicos centrados en ellos. No sólo se debe estar protegidos contra el hambre:
debe garantizarse también una adecuada nutrición.

?
8. ¿Qué hace Acción contra el Hambre al respecto?

Acción contra el Hambre trabaja en tres ejes principales para hacer retroceder el
hambre:
- Nutrición:
o tratamiento de la desnutrición aguda severa y moderada
o detección de la desnutrición aguda
o prevención de la desnutrición aguda a través de la formación en hábitos
nutricionales
o fortalecimiento de los sistemas de salud públicos para el tratamiento,
prevención y detección de la desnutrición
- Agua y saneamiento:
o construcción, mantenimiento y rehabilitación de puntos de agua
o construcción, mantenimiento y rehabilitación de infraestructuras básicas de
saneamiento
o promoción de hábitos de higiene básicos

- Seguridad alimentaria:
o formación en técnicas agrícolas
o intervenciones agro-silvo-pastorales
o diversificación de los medios de vida a través de programas como las
actividades generadoras de ingresos
o ayuda alimentaria
o transferencias de ayuda monetaria

Acción contra el Hambre es una organización humanitaria internacional e independiente


que combate la desnutrición infantil a la vez que garantiza agua y medios de vida
seguros a las poblaciones más vulnerables. Intervenimos en más de 40 países apoyando a
cinco millones de personas. Nuestra visión es un mundo sin desnutrición; nuestro primer
objetivo, devolver la dignidad a quienes hoy viven amenazados por el hambre.

Más información y entrevistas con portavoces


en el terreno Acción contra el Hambre
609 018 735
Alicia García – 91 7711672, agarcia@achesp.org
Carlos Riaza – 91 3915306, criaza@achesp.org
www.accioncontraelhambre.org