Está en la página 1de 7
SEMANA 3
SEMANA 3
El Pensamiento como Construcción MENTAL DE LA REALIDAD
El Pensamiento como Construcción
MENTAL DE LA REALIDAD
SEMANA 3 El Pensamiento como Construcción MENTAL DE LA REALIDAD [ LIDERAZGO Y PENSAMIENTO ESTRATÉGICO ]
EL PENSAMIENTO COMO CONSTRUCCIÓN MENTAL DE LA REALIDAD Elaborado por: Mario Hernán González Bríñez. OBJETIVOS

EL PENSAMIENTO COMO CONSTRUCCIÓN MENTAL DE LA REALIDAD

Elaborado por: Mario Hernán González Bríñez.

OBJETIVOS ESPECÍ FICOS:

Acercarse a la definición básica del proceso mental del pensamiento, determinar las características que posee, así como sus etapas de desarrollo.

EJES TEMÁ TICOS:

Creativ idad, innovación e inteligencia

Definiciones aceptadas sobre el pensamiento

Los procesos mentales de percepción, atención y abstracción

Inducción y deducción.

Palabras clave: percepción, pensamiento, inteligencia, memoria, razonamiento, análisis, síntesis, abstracción, estrategia.

Obj etivos específicos de la unidad

1. Aproximarse a las más reconocidas definiciones sobre el proceso mental del pensamiento.

2. Facilitar al estudiante el enlace conceptual entre el pensamiento y la estrategia empresarial.

3. Determinar las características que posee el pensamiento así como sus operaciones principales.

Resumen

En la dirección organizacional se hace indispensable pensar estratégicamente, por ello se abordan algunas concepciones sobre el proceso mental del pensamiento y sus operaciones al igual que la importancia de vincular la dirección empresarial con dicho proceso. Debido a que la aplicación de la estrategia implica no solamente aplicar técnicamente una serie de herramientas y principios sino también ejercer la capacidad mental de considerar el entorno como algo problemático, cambiante y legible por nuestro intelecto, justamente para tomar decisiones adecuadas a los objetivos.

2 [ POLITÉCNICO GANCOLOMBIANO EN ALIANZA CON WHITNEY INTERNATIONAL SYSTEM ]

Se efectúa, por lo tanto, una mirada al pensamiento desde lo psicológico para facilitar su

Se efectúa, por lo tanto, una mirada al pensamiento desde lo psicológico para facilitar su inserción en lo estratégico de la organización.

El pensamiento; di ferentes formas de aproximación

El ser humano en su desarrollo ha venido construyendo filogenéticamente, es decir, como especie y dura nte mucho tiempo, dispositivos que le permitiesen adaptarse a las condiciones cambiantes de vida e interacción con el entorno. Gracias al trabajo, en primerísimo lugar, sus condiciones físicas y mentales se han visto sometidas a tensiones para dar respuestas tanto de carácter biológico como psicológico y social adecuadas.

Junto con el pensamiento existen otra serie de procesos psicológicos que se expresan de forma interactiva o sistémica: la percepción, la memoria y el lenguaje, son algunos de los que nos han permitido, como especie, alcanzar los grados de dominio que evidenciamos con asombro en muchos ámbitos de la vida, por ejemplo: en el campo de lo social se comprende con facilidad que las organizaciones o empresas son construcciones inventadas, artefactos o dispositivos que el hombre ha creado para alcanzar objetivos que en aislamiento no conseguiría de ninguna manera o a costa de mayores esfuerzos y dificultades.

El pensamiento o la inteligencia como fenómeno psicológico y proceso mental, se presta a muchas interpretaciones. Al respecto señala Resnick:

Se ha definido la inteligencia de diversas maneras, como: la capacidad de “desarrollar pensamientos abstractos” (Lewis Terman); “el poder de dar una buena respuesta a partir de la verdad o la realidad” (E.L. Thorndike; “el aprendizaje o capacidad de aprender a adaptarse al medio” (S.S. Colvin); “la modificabilidad general del sistema nervioso” (Rudolf Pintner); “un mecanismo biológico mediante el que se reúnen los efectos de una complejidad de estímulos y se les da cierto efecto unificado en la conducta” (Joseph Peterson); una “capacidad de adquirir” (Herbert Woodrow); y un “grupo de complejos procesos mentales definidos tradicionalmente … como sensación, percepción, asociación, memoria, imaginación, discernimiento, juicio y razonamiento” (M.E. Haggerty) (pág. 2) 1 .

De manera particular para nuestro campo de trabajo ‐las organizaciones y su administración‐ son de utilidad las definiciones que aportan Terman y Thorndike puesto que están dirigidas hacia los recursos de los cuales debe disponer un gerente. En el entorno organizacional las prácticas adaptativas son cruciales, y en ello juega un papel determinante la inteligencia justamente como capacidad de asimilación‐acomodación a las situaciones cambiantes.

1 RESNICK, L.B. Changing conceptions of intelligence, citado por NICKERSON, Raymond, PERKINS, David y SMITH, Edward. Enseñar a pensar. Barcelona : Paidós, 1998, 32 p.

[ LIDERAZGO Y PENSAMIENTO ESTRATÉGICO ]

3

En este orden de ideas, la inteligencia ‐término que entenderemos como sinónimo de pensamiento en

En este orden de ideas, la inteligencia ‐término que entenderemos como sinónimo de pensamiento en este Módulo‐ ha sido objeto de múltiples definiciones, una de ellas afirma que consiste en:

Una capacidad mental muy general que, entre otras cosas, implica la habilidad de razonar, planear, resolver problemas, pensar de manera abstracta, comprender ideas complejas, aprender rápidamente y aprender de la experiencia. No es un mero aprendizaje de los libros, ni una habilidad estrictamente académica, ni un talento para superar pruebas. Más bien, el concepto se refiere a la capacidad de comprender nuestro entorno 2 .

Como se puede apreciar en esta definición, existen elementos en común con el proceso administrativo, la planeación, la resolución de problemas y el análisis que se haga del entorno. En otras palabras, su lectura lleva al administrador a encontrar elementos en común entre la inteligencia y la estrategia. Del estratega, por lo tanto, la organización hoy en día espera que las acciones que emprenda tanto en lo externo como en lo interno, hayan sido producto de un análisis inteligente del entorno, con base en los recursos, capacidades y habilidades centrales de las cuales se disponga internamente. De lo anterior se desprende la necesidad de desglosar algunas de las actividades que la inteligencia o el pensar, demandan en ese proceso de lectura de la realidad.

El pensamiento se estructura a partir de dos generadores en todo caso: uno heredado y otro aprendido, si fuese un proceso mental hereditario en su totalidad, no valdría la pena que le dedicásemos tiempo ya que su modificación no estaría a nuestro alcance, al contrario, afortunadamente encontramos en él, la posibilidad de transformación gracias al esfuerzo, al ejercicio y la práctica mental. De hecho muchas teorías han comprendido que el pensamiento está sujeto a transformación en el entendido de que se presenta como capacidad. En aras de una mayor comprensión y guardadas las proporciones, el pensamiento se puede ejercitar tal y como ejercitamos los músculos en un gimnasio.

El quehacer educativo, por lo tanto, debería estar dirigido con más fuerza de lo que actualmente muestra, a potenciar dichas capacidades, es decir, a enseñar al estudiante a pensar, antes que a fijar en é l , conocimientos que en muchas situaciones no pueden ser explicados debido a que no han sido comprendidos previamente.

Algunos abordajes frente a la definición de lo que entendemos por inteligencia se han hecho desde el enfoque factorial; ello implica que este constructo se compone de varios elementos

2 Wikipedia. Mainstream Science on Intelligence

4 [ POLITÉCNICO GANCOLOMBIANO EN ALIANZA CON WHITNEY INTERNATIONAL SYSTEM ]

o factores, no existe un elemento monolítico que permita comprender y menos explicar la inteligencia

o factores, no existe un elemento monolítico que permita comprender y menos explicar la inteligencia como un objeto indivisible. Al respecto Thorndike la agrupaba bajo tres categorías; Inteligencia social (trato hacia la gente), inteligencia concreta (relación con los objetos) e inteligencia abstracta (uso y relación con símbolos tanto verbales como matemáticos).

La inteligencia, en todo caso y siguiendo la hipótesis de su composición multidimensional, se compone y se ve afectada por las siguientes variables:

Abstracción

Comprensión

Comunicación

Raciocinio y

Aprendizaje.

El cerebro es la base material, el soporte vivo y el órgano por excelencia cuya actividad general es la representación mental. La representación es una categoría psicológica, mientras que el cerebro es el sustrato biológico que da origen a dicha representación. Podría establecerse de manera simplificada una analogía propia del campo de la informática y la computación; los computadores (cerebros/hardware) operan y desarrollan un sinfín de actividades gracias a los programas (software) que permiten construir representaciones. La actividad mental o actividad cerebral es, por lo tanto, un proceso que no se da sin un objeto, es decir que el pensamiento siempre es pensamiento de algo, para pensar se requiere pensar un objeto.

Tal como lo afirman Smith y Kosslyn:

Una representación es un estado físico (como las señales en una página, los campos magnéticos en un ordenador o las conexiones neuronales en un

cerebro) que trasmite información simbolizando un objeto, acontecimiento,

o una categoría o sus características. Las representaciones tienen dos facetas bien definidas. Por una parte, la representación tiene una forma, el modo en

el cual transmite información – en otras palabras, su formato‐. Por ejemplo un

dibujo, ( es decir, una imagen) y una descripción verbal (del tipo encontrado en un texto) son formatos diferentes. Los dibujos representan algo mediante una semejanza gráfica entre las líneas del dibujo y las partes correspondientes del objeto o la escena representados. Las descripciones (como estas palabras) representan algo gracias a reglas que permiten que símbolos (letras y signos de puntuación) se combinen de ciertos modos pero no de otros (en inglés escrito word es un orden aceptable de símbolos pero “odwr” no lo es; Kosslyn, 1980,1994). Por otra parte, es tá el contenido, el

[ LIDERAZGO Y PENSAMIENTO ESTRATÉGICO ]

5

significado que comunica una representación determinada. El mismo contenido, puede comunicarse, por lo general, en

significado que comunica una representación determinada. El mismo contenido, puede comunicarse, por lo general, en más de un formato: las palabras habladas y el código morse son formatos diferentes que pueden comunicar el mismo contenido 3 .

El contenido de la anterior cita es también objeto de estudio de la lingüística. Ella trata sobre las relaciones entre el significante y el significado, si bien es cierto que no solamente la lingüística atiende a esta serie de fenómenos, también desde el psicoanálisis lacaniano la terapia se apoya en el discurso del paciente para llegar a la cura.

El cerebro , de esta manera, el recurso por excelencia que utilizamos los seres vivos para entrar en contacto con el mundo exterior, hacer una lectura del entorno y darnos una idea de cómo es todo aquello que nos rodea. El proceso de representación descrito anteriormente no está desvinculado de las sensaciones y las percepciones.

Las sensaciones que incluyen olores, imágenes, sonidos, sabores, equilibrio tacto y dolor, son los datos puros de la experiencia. Nuestros diversos órganos sensoriales son bombardeados de manera continua por pedazos de información, que compiten por atención y entre sí mismos, con tan poco sentido como las piezas de un rompecabezas gigantesco. La percepción es el proceso mental mediante el cual esas piezas se clasifican, identifican y arreglan en patrones significativos. La sensación y la percepción son la base de la conciencia; en conjunto, nos dicen lo que sucede dentro y fuera de nuestro cuerpo. 4

El cerebro especializa sus diferentes zonas para la recepción mediante las neuronas de miles y miles de microestímulos que llegan permanentemente. Tenemos neuronas especializadas para captar mensajes olfativos, sonoros, táctiles, visuales y gustativos. Ello se logra cuando la concentración de energía se acumula de tal manera que logra romper el umbral sensorial y “llamar la atención” del cerebro. Decimos entonces que el estímulo ha sido percibido.

La percepción se apoya en los estímulos sensoriales, pero los organiza, les da significado, los integra para que, de esta manera, se hagan presentes no como datos aislados sino como información con sentido.

3 SMITH, Edward y KOSSLYN, Stephen. Procesos Cognitivos. Madrid: Pearson. 2088, 12 p. 4 MORRIS, Charles y MAISTO, Albert. Introducción a la psicología. México: Pearson. 2055, 93 p.

6 [ POLITÉCNICO GANCOLOMBIANO EN ALIANZA CON WHITNEY INTERNATIONAL SYSTEM ]

BIBLIOGRAFÍA

BIBLIOGRAFÍA Wikipedia. [en línea]. [citado en octubre 28 de 2011]. Disponible en Mainstream Science on Intelligence

Wikipedia. [en línea]. [citado en octubre 28 de 2011]. Disponible en Mainstream Science on Intelligence

MORRIS, Charles y MAISTO, Albert. Introducción a la psicología. México : Pearson. 2055, 93 p.

NICKERSON, Raymond; PERKINS, David y SMITH, Edward. Enseñar a pensar: aspectos de la aptitud intelectual. 3ª reimpresión. Barcelona, España: Paidós, 1998. 432 p.

SMITH, Edward y KOSSLYN, Stephen. Procesos Cognitivos. Madrid : Pearson. 2088, 12 p.

[ LIDERAZGO Y PENSAMIENTO ESTRATÉGICO ]

7