Está en la página 1de 5

UNAD- UNIVERSIDAD NACIONAL ABIERTA Y A DISTANCIA

ESCUELA DE CIENCIAS BASICAS, TECNOLOGICAS E INGENIERIAS
“ECBTI”
INGENIERÍA INDUSTRIAL

TRABAJO COLABORATIVO 1
ADMINISTRACIÓN DE SALARIOS-332574


Presentado por
Javier Alexander Saavedra Herrera Cód. 93.402.632
Grupo 9



Tutor: Hugo Nelson Tatis Herazo



Colombia
2014





CONTENIDO

RETENCIÓN EN LA FUENTE ........................................................................................ 3




















RETENCIÓN EN LA FUENTE

Para efectos de aplicar la retención en la fuente debe tenerse en cuenta el concepto de
“empleados” que definió la ley 1607 del 2012.Los empleados son aquellas personas
naturales residentes fiscales en el país que tengan una vinculación de cualquier
naturaleza, independientemente de su denominación, ya sea laboral o legal y
reglamentaria, y cuyos ingresos provengan en una proporción igual o superior a un
ochenta por ciento (80%), de:
La prestación de servicios de manera personal o la realización de una actividad económica
por cuenta y riesgo del empleador o contratante.
También se entiende por empleados a los trabajadores que presten servicios personales
mediante el ejercicio de profesiones liberales o que presten servicios técnicos que no
requieran la utilización de materiales o insumos especializados o de maquinaria o equipo
especializado, siempre que sus ingresos correspondan en un porcentaje igual o superior a
ochenta por ciento (80%) del ejercicio de dichas actividades (E.T art 329, L 1607/2012,
art 10).
Importante: esta definición incluye a los asalariados y a los trabajadores independientes
que cumplan con los requisitos indicados.
La retención en la fuente es un sistema de recaudo anticipado de impuestos que consiste
en detraer de los pagos o abonos en cuenta, susceptibles de generar el respectivo tributo,
una suma determinada conforme la ley.
Todo empleador o contratante se encuentra obligado a deducir y retener una suma de lo
pagado a sus empleados para cancelar anticipadamente el impuesto de renta y
complementarios, en los bancos y demás entidades autorizadas. Este mecanismo conocido
como retención en la fuente permite a los empleados no obligados a declarar renta,
cancelar en su totalidad los impuestos a su cargo, y para los obligados a declarar
constituye un pago anticipado del impuesto.
Si el empleador o contratante no efectúala retención al empleado, es responsable solidario
de la suma que ha debido retener.
La retención en la fuente debe efectuarse por el empleador o agente retenedor al
momento del pago. En consecuencia, al retenedor no puede en forma discrecional
determinar el momento en el cual aplica la retención.
El empleador o responsable de la retención está obligado a presentar mensualmente, en
los bancos autorizados una declaración de las retenciones en la fuente que debió efectuar
durante el respectivo mes.
En conclusión, el empleador o contratante está obligado a retener declarar y pagar las
sumas que ha deducido a sus empleados.
Los plazos para presentar la declaración mensual correspondiente a los meses del año
2013 pueden consultarse en el manual de retención en la fuente. Legis. 2013.
El empleador debe efectuar retención en la fuente sobre la totalidad de los pagos
gravables, directos o indirectos, realizados al empleado en el respectivo mes, quincena o
periodo gravable, siempre que dichos pagos provengan de una relación laboral o legal y
reglamentaria.
Para efectos tributarios, el concepto de ingreso laboral es independiente del concepto de
salario o de que se trate de factor salarial, basta que el ingreso provenga o se dé en razón
del vínculo laboral, legal o reglamentario de cualquier otra naturaleza, existente entre el
empleado y el empleador para que se considere gravable y por tanto sometido a retención
en la fuente (E.T art 206, art 329, L. 1607/2012, art 10).
El hecho de que las normas laborales permitan que se pacte que hasta un 40% del total
de la remuneración del trabajador no constituya salario no indica que sobre dicha base no
debe practicarse retención en la fuente, toda vez que esta debe realizarse sobre el total
del ingreso a diferencia de los aportes a seguridad social y aportes parafiscales que se
realiza sobre el ingreso que constituye salario.
Todos los pagos percibidos por los empleados en virtud de la relación laboral, legal o
reglamentaria o de cualquier otra naturaleza son gravados, salvo aquellos que no
presentan un incremento en el patrimonio del trabajador en el momento de su
percepción.
No obstante, por disposición legal expresa se han establecido ingresos que a pesar de
incrementar el patrimonio del beneficiario, no están sujetos al impuesto sobre la renta y
por ende a la retención en la fuente por considerarlos el legislador excluido o ingreso no
constitutivo de renta ni ganancia ocasional y las rentas exentas.
Sobre los pagos gravables así determinados se aplican los procedimientos de retención en
la fuente previstos en la legislación vigente (E.T arts., 385 a 387) (0201).
Para efectos de la retención en la fuente, constituyen pagos indirectos hechos al
trabajador, los pagos que efectúe el patrono a terceras personas, por la prestación de
servicios o adquisición de bienes destinados al trabajador o a su conyugue, o a personas
vinculadas con el por parentesco dentro del cuarto grado de consanguinidad, segundo de
afinidad o único civil, siempre y cuando no constituyan ingreso propio en cabeza de las
personas vinculadas al trabajador y no se trate de las cuotas que por ley deban aportar los
patronos a entidades tales como el instituto de seguros sociales, el instituto colombiano de
bienestar familiar, el servicio nacional de aprendizaje y las cajas de compensación familiar
(D.R 3750/86 art 5, C.E, sec cuarta. Cent. Nov. 25/2004, exps. 14295 y 14427, MP. Ligia
López Díaz.
Se excluyen los pagos que el patrono efectúe por concepto de educación, salud, en la
parte que no exceda del valor promedio que se reconoce a la generalidad de los
trabajadores de la respectiva empresa por tales conceptos, y siempre y cuando
correspondan a programas permanentes de la misma ara con los trabajadores.
los pagos que efectúe el empleador por concepto de alimentación del trabajador o de su
conyugue o compañero(a) permanente, sus hijos o sus padres de familia, o por concepto
de suministro de alimentación para estos en restaurantes propios o de terceros, o los
pagos por concepto de compra de vales o tiquetes para la adquisición de alimentación, no
constituyen ingreso en cabeza del trabajador, siempre que no exceda de 41 UVT y que el
trabajador no tenga ingresos laborales superiores a 310 UVT por concepto de salarios,
este beneficio para el trabajador es sin perjuicio de las normas laborales; en esta área del
derecho dichos pagos podrán constituir o no salario, en ambos casos de conformidad con
la legislación laboral vigente.
En cuanto los trabajadores con salario integral, el 30% correspondiente al factor
prestacional no se incluye para establecer el monto de 310uvt, que determina el derecho a
la disminución de la base de retención por pagos a terceros por concepto de alimentación
(DIAN, conc. 39645, jul. 9/2003)
Se entiende por familia del trabajador, el conyugue o compañero(a) permanente, los hijos
y los padres del trabajador (ET; art 387-1)