Está en la página 1de 4

Muchas veces consideramos que en Guatemala la industria del reciclado es imposible o

nula y que acciones de este tipo sólo se dan en países industrializados. Sin embargo, en
nuestro país hay empresas que desde hace algunos años se dedican al reciclaje de diveros
productos.
Una de estas empresas es Plásticos del Pacífico, una empresa que actualmente se dedica
al tratamiento de productos plásticos, sobre todo polipropileno y deshechos de PET. La
planta busca principalmente reciclar estos materiales con nuevas tecnologías y mediante
la búsqueda de materiales que sean fáciles de reciclar. Romano Giovanni Dallamora,
director de la planta, comenta que la producción de materia reciclada ha ido en aumento
y que estima que en un corto período de tiempo, la empresa tendrá la capacidad de
producir alrededor de 15 toneladas diarias de material tratado.
La situación del reciclaje en Guatemala se ve influenciado por diversas presiones
ambientales, y su auge ha sido lento debido a la falta de información de las personas y a
que todavía no se ha asumido una responsabilidad ambientalista. Otro factor que influye
es la falta de una legislación adecuada, ya que aunque existen diversas propuestas de ley
en el Congreso, estás aún no han sido aprobadas para tener un mejor control sobre los
deshechos industriales. Los sistemas de recolección de PET todavía no son formales y se
trabaja principalmente con basura.
A pesar de que los inconvenientes para el reciclaje en Guatemala son muchos, empresas
como Plásticos del Pacífico son un gran ejemplo para las nuevas generaciones, ya que
demuestran que sí es posible cuidar de nuestro país y de esta manera contribuir con el
planeta.
La Asociación Guatemalteca de Exportadores, AGEXPORT, y la Asociación Guatemalteca
del Plástico, COGUAPLAST, realizaron el lanzamiento de la cuarta edición de
"ExpoConferencias de Reciclaje en Guatemala", con el objeto de concientizar y capacitar
sobre los beneficios de reducir, reutilizar y reciclar los diversos materiales.

Guatemala, 9 de agosto de 2012. El reciclaje es una actividad económica y social
importante para el país, ya que, además de beneficiar el ambiente, se ha creado una
industria, generando ingresos para familias que se dedican a la recolección y acopio de
materiales reciclables, puestos de trabajo en empresas recicladoras e ingreso de divisas
derivadas de la exportación de dichos materiales.

Durante la inauguración, el Ingeniero Luis Godoy, Director General de AGEXPORT, el
Ingeniero Rolando Paiz, Presidente del Sector de Plásticos, Ernesto Gil, Presidente del
Comité Organizador y Aída Fernández, Gerente del Sector de Manufacturas, hicieron
énfasis en la importancia del reciclaje como un medio de desarrollo socioeconómico
sostenible para Guatemala.

Ambientalmente hablando, el reciclaje se plantea como una alternativa viable para
contribuir con la ardua tarea de eliminar los residuos, a través de un adecuado
tratamiento, transformándolos en materias primas que luego forman parte de productos
nuevamente útiles a la sociedad. En Guatemala existen varias compañías que se dedican a
la actividad del reciclaje, contribuyendo así con el desarrollo sostenible e integral de la
industria y el país, comentó Ernesto Gil, Presidente del Comité Organizador.

La industria de reciclaje, que genera alrededor de 2,000 empleos directos y 10,000
empleos indirectos, esto generado por un cálculo de 150 empresas formales recicladoras
de diferentes productos como: plástico, papel, vidrio, caucho, otros.

Debido a que se tiene un interés cada vez mayor en promover el consumo responsable, se
considera que la demanda de bienes elaborados con altos estándares, a partir de
procesos, productos y servicios amigables con el ambiente, irá en aumento, lo que implica
una excelente alternativa de negocios para el corto, mediano y largo plazo, promoviendo
la responsabilidad medioambiental empresarial, beneficiando a la sociedad. Señaló el
Ingeniero Luis Godoy, Director General de AGEXPORT.

Como sector de plásticos, conjuntamente con AGEXPORT, creemos en la promoción de la
cultura del reciclaje en nuestro país, tomando en cuenta la creciente necesidad de crear
conciencia de que el manejo integral de residuos y desechos sólidos, es responsabilidad de
todos, afirmó el Ingeniero Rolando Paiz, Presidente del Sector Guatemalteco de Plásticos.


Las ExpoConferencias de Reciclaje contarán con un piso de exhibición donde participarán
empresas e instituciones vinculadas con la cadena de valor del reciclaje; compañías que se
dedican al reciclaje de: papel, vidrio, cartón, metal, electrónicos, plástico, entre otros.
También, se contará con un enriquecedor programa de 13 conferencias con la
participación de conferencistas nacionales e internacionales procedentes de Colombia,
Chile, Panamá, Europa, entre otros. Dentro de los temas que se compartirán, destacan los
siguientes: “Sensibilización para mejorar el comportamiento de la población respecto a la
disposición de residuos y desechos sólidos”, “El green marketing como ventaja
competitiva”, “La situación de los residuos y desechos sólidos en el interior de la
República”, entre otros.

De acuerdo a los organizadores del evento, se espera que asistan 500 personas a las
conferencias y 2 mil personas al piso de exhibición, donde se presentarán iniciativas de
gestión adecuada de residuos y desechos sólidos.
La población también debe comprometerse y comprender que ésta es una tarea de todos;
una práctica necesaria que apela a la responsabilidad que cada individuo tiene de colocar
la basura en los lugares destinados para el efecto y de clasificar los materiales desde su
hogar u oficina, a fin de que éstos lleguen a su lugar de destino para su disposición final,
aseguró Gil.

Tipos de reciclaje
El reciclaje de vidrio
El vidrio es un material que por sus características es fácilmente recuperable;
especialmente el envase de vidrio ya que este es 100 % reciclable, es decir, que a partir de
un envase utilizado, puede fabricarse uno nuevo que puede tener las mismas
características del primero
Muchas ciudades del mundo cuentan ya con contenedores de vidrio en los que puedes
depositar botellas y todo tipo de envases de cristal que, al fundirlos, volverán a
convertirse en vidrio.1

En el proceso de reciclaje de vidrio primero debe fragmentarse el vidrio en partes
pequeñas y es importante


Señalar que el reciclaje necesita un 26% menos de energía que la producción original, en
la que para crear un kilo de vidrio se necesitan
Unas 4.200 kilocalorías de energía. Además el material generado por reciclaje reduce en
un 20% la contaminación atmosférica.
Para reciclar no se pueden mezclar las botellas o los envases de color diferente y tampoco
los residuos sólidos de otros cristales.


Reciclaje de metales
Hoy, conceptos como ecología, protección del medio ambiente, aprovechamiento de
recursos, reciclado selectivo de materiales, etc. forman parte de nuestra vida dejando de
ser una moda pasajera para convertirse en algo de vital importancia para el cuidado y el
futuro del entorno que nos rodea. El reciclado es una actividad totalmente normal,
técnicamente resuelta y rentable.

La mayor parte de los metales que existen pueden fundirse y volver a procesare creando
nuevos metales. Metales como aluminio, plomo, hierro, acero, cobre, plata y oro son
reciclados fácilmente cuando no están mezclados con otras sustancias, porque pueden ser
fundidos y cambiar de forma o adoptar la misma anterior. De estos materiales, el hierro es
el que tiene mayor demande comercial. El reciclaje del aluminio esta incrementándose
bastante debido a que una lata, producto de reciclaje, requiere solo una parte de la
energía necesaria para elaborar una lata similar con materas primas. Si recuperáramos
todos estos metales serian una gran fuente de materias primas.

Los yacimientos (de donde se extraen industrialmente el metal), son depósitos de los
mismos y están siendo poco a poco agotados. En los nuevos yacimientos se debe invertir
mayor capital, ya que se encuentran mas adentrados en la corteza terrestre y en lugares
muy remotos para el centro de producción. El cobre, desde los 80, procede de lugares
como chile, Zambia, Zaire, Papúa, Nueva-Guinea, lugares muy lejanos del centro de
producción. En 1990, para obtener los, casi, 9 millones de toneladas de cobre que se
produjeron hizo falta extraer y reprocesar 990 toneladas de mineral.