Está en la página 1de 4

INTRODUCCION

Los blogs son versiones sencillas de gestores de contenidos (CMS) que permiten a
los internautas poco experimentados la creación de webs de cierta calidad,
eludiendo por completo los tediosos procesos de diseño y programación. En realidad
aquí radica su fulgurante éxito cualquiera que sepa navegar y escribir textos en un
procesador podrá administrar fácilmente este tipo de páginas.

Los cuadernos de bitácora no sólo permiten publicar libremente en la red, sino que
organizan y gestionan la información que escriben el autor o autores -pueden ser
multiusuario- y los comentarios que envían los visitantes, creando un canal
asíncrono, caracterizado por las siguientes cinco ventajas respecto a una página
web tradicional realizada en lenguaje HTML:

Facilidad de uso y versatilidad.- No se requieren conocimientos de diseño Web


para publicar contenidos, ya que casi todas las plataformas disponen de un sencillo
editor de textos y un sistema de administración transparente. Algunos proveedores
de servicios blog incorporan, incluso, la posibilidad de enviar textos desde cuentas
de correo electrónico y mediante mensajes SMS de teléfonos móviles. Esto refuerza
el papel ubicuo del medio así como la total independencia entre el qué y el cómo
(contenidos y elementos estructurales).

Eficiente manejador de contenidos.- Las aportaciones de los usuarios aparecen


fechadas y firmadas siguiendo un orden cronológico inverso (lo último que se publica
es lo primero que se ve). Se pueden establecer categorías temáticas y apartados y,
a menudo, se dispone de un calendario con el que es muy sencillo seguir el flujo
temporal de las aportaciones. Cada artículo publicado genera un enlace permanente
(permalink) que facilita su localización con buscadores y su vinculación desde
cualquier website.

Interactividad.- Los términos “publicación multiusuario” y “escritura no lineal” forman


parte del argot de la red y, como seguidamente veremos, constituyen una de las
estrategias con mayor potencial didáctico. Las publicaciones resultantes son vivas e
inacabadas; constituyen autenticas invitaciones a la participación que se enriquecen
de manera permanente con las aportaciones y comentarios de otros visitantes del
blog. Los comentarios quedan anexados a cada artículo por orden cronológico,
facilitando de este modo el seguimiento de la secuencia conversacional.
Gestión de enlaces.- Todo blog dispone de una sección fija, denominada blogroll,
en la que el autor suele incluir una lista de bitácoras afines. Esto permite crear una
red profusamente intervinculada de páginas cuyo denominador común es la temática
o el sentimiento de pertenencia a una determinada comunidad. En definitiva, la
blogosfera en acción, expandiéndose y reconfigurándose de manera incesante por
los intereses cambiantes de millones de usuarios.

Sindicación.- Posibilidad de asociar el contenido de otros blogs al nuestro y


viceversa, generando una auténtica red virtual de noticias. De este modo se
enriquecen y mantienen actualizados los bitácoras, aunque sus autores no escriban
nada durante días.

Elementos multimedia.- Además de texto e hipervínculos, la mayor parte de los


gestores de blogs permiten incorporar ficheros de sonido, galerías de imágenes,
videoclips, dando lugar a genuinos documentos multimedia.

RESUMEN
De acuerdo al documento elaborado por Andrés García Manzano en el que se
analiza el valor pedagógico de las dos herramientas para gestionar contenidos más
ampliamente utilizadas en la actualidad: Los blogs.

Los blogs con fines educativos se remonta casi hasta los orígenes de estas
plataformas CMS. En el panorama internacional se consideran como precursores
algunos proyectos educativos como Schoolblog de Mark Bernstein (1), metablog que
recoge numerosas publicaciones y recursos educativos on-line o Educational
Bloggers Network, que agrupa a una numerosa comunidad de profesores que
emplean con asiduidad los bitácoras y herramientas afines como recurso didáctico.
Casi todos ellos realizan sus blogs en la plataforma Manila que, durante los últimos
años, ha marcado de algún modo el camino a seguir en el ámbito educativo.
En la red se encuentra abundante información sobre las primeras experiencias
didácticas en la blogosfera que, aún hoy los enlaces que apuntan hacia ellas sirven
de modelo a numerosos profesionales de la enseñanza. Una de las más estudiadas
es la llevada a cabo por Lloyd Nebres (2000) para el programa de la ATD dirigido a
un grupo de estudiantes de Secundaria y cuyo resultado fue la creación de un
auténtico “hábitat virtual” en el que los participantes comparten experiencias,
cooperan en la resolución de actividades y publican sus propios bitácoras. Incluso
ahora, la plataforma creada con la tecnología Manila, guarda la sencilla y fresca
estética de los primeros años.
En esta y otras muchas experiencias iniciales, importan más los medios y los hábitos que
las destrezas y logos intelectuales: Cada alumno, al editar su blog, asume una
responsabilidad compartida, nacida del simple acto de observar y saberse observado; de
sentirse sometido a escrutinio público. Quizá sin ser plenamente consciente, se involucra
en una genuina experiencia grupal fruto del diálogo y la participación, donde se colabora
y debate sobre cualquier tema de interés para el grupo en un ambiente de libertad y
respeto. Puede que se trate de una sencilla “pedagogía” aunque, a mi juicio, constituye
un buen laboratorio donde se puede someter a prueba algunos principios centrales del
constructivismo.
A nivel nacional existen proyectos didácticos de mucha calidad en el mundo universitario,
entre los que me parece obligado destacar los tutelados por Jose Luis Orihuela, desde el
Laboratorio de Comunicación Multimedia de la Universidad de Navarra y por Tiscar Lara,
profesora de periodismo de la Universidad Carlos III de Madrid. Ambos administran
sendos blogs; ecuaderno y tiscar.com, profusamente citados en la “blogosfera hispana”.
Entre el profesorado de Primaria y Secundaria va cuajando de manera creciente el
potencial educativo de los blogs. Si bien, hasta la fecha, casi todos los esfuerzos se
deben a la iniciativa particular de grupos profesores que alojan sus propuestas didácticas
en servidores públicos. Uno de los proyectos colaborativos que cuenta con mayor
participación es el portal aulablog, articulado como una auténtica comunidad virtual de
profesionales de la enseñanza “interesados en promover el uso de las TIC en la
educación, con especial atención a los edublogs”.

Como conclusión de acuerdo a lo que dice Andrés García Manzano cabe distinguir varias
categorías o modalidades de uso de las bitácoras en diferentes situaciones de
enseñanza-aprendizaje.
Sistemas de gestión de recursos didácticos: Es el tipo de edublog más
empleado en tareas docentes. El profesor propone, como complemento a la clase
presencial, una serie de actividades que el alumno deberá desarrollar empleando los
recursos del bitácora. Algunas de las tareas y procesos propuestos por Dodge[18]
(1995) para las webquest ( v.g. periodísticas, de consenso, de persuasión, etc.) se
acomodan perfectamente al formato blog, otras deberán ser diseñadas considerando
las nuevas herramientas que ofrecen estas plataformas (comentarios, sindicación,
etc.) Con todo, el profesor debe ser consciente, como bien afirma Tíscar Lara[19]
(2005) de que no se trata de “hacer lo mismo de siempre sobre nuevos soportes”,
sino de desarrollar estrategias didácticas novedosas aprovechando las características
propias de esta herramienta web.
Multiblogs de profesores: Esto ayuda a Bitácoras comunitarias de grupos de docentes
que comparten experiencias educativas, estrategias y recursos.
Multiblogs de alumnos: Las experiencias colaborativas de los alumnos
centradas en temas o tareas que se desarrollan siguiendo varias líneas de trabajo.
Aquí las posibilidades son numerosas; desde proyectos interdisciplinarias en
los que participan los alumnos asesorados por profesores de distintas
especialidades, hasta blogs temáticos de pequeños grupos de alumnos centrados en
una determinada materia.

Diarios de clase o tutoría: En los que se narra de manera cronológica la evolución


de un grupo de alumnos, el grado de consecución de los objetivos
establecidos en el currículo, cuestiones metodológicas o aspectos de
comportamiento y actitudes relativos al alumnado. Se trata de una versión
digital del libro de aula, que ofrece a los profesionales la posibilidad de
intercambiar experiencias docentes, reflexionando sobre situaciones reales
(procesos de aprendizaje, conflictos escolares, estrategias didácticas...) de trabajo
en los centros cuya evolución puede seguirse casi en tiempo real. Naturalmente,
este tipo de bitácoras presentan ciertas limitaciones, entre otras las encaminadas a
garantizar la privacidad y confidencialidad de aquella información relativa a los
alumnos que no puede ser de dominio público.
Cuadernos de trabajo individual: Son páginas dinámicas de autor. En el ámbito
escolar sustituyen al cuaderno de clase, proporcionando el aliciente de poder
ser visitadas en Internet y enriquecidas con las aportaciones de otros
estudiantes y profesores. Como cuaderno de trabajo, el alumno deberá recopilar en
orden cronológico notas, apuntes, comentarios a las clases y libros de texto, así
como involucrarse determinadas tareas didácticas tuteladas por algún profesor.
Algunos estudios evidencian que los cuadernos digitales aumentan la
autoestima y refuerzan las habilidades (y responsabilidades) sociales de los
alumnos. El hecho de saberse observado y ser susceptible de crítica redunda en una
mayor calidad de los contenidos generados; implica una aportación de
contenidos originales, de ideas novedosas que se someten al escrutinio de la
comunidad, estimulando en el autor del blog actitudes de autocontrol, rigor,
veracidad y colaboración entre iguales.