Está en la página 1de 21
4-F: Un golpe permitido1 (La agenda oculta del Sr. Chávez) Por Pablo Hernández Parra A menudo se afirma que «La historia la escriben los vencedores» y la verdad contenida en esta frase, más que arrojar luces sobre los hechos históricos, los oscurecen. Los vencedores en su afán de catapultar su heroicidad al escribirla la deforman, la falsifican y sobre todo esconden el carácter decisorio de las condiciones sociales existentes durante el curso de los acontecimientos. Más tarde cuando se desclasifican documentos secretos, o se conocen nuevos hechos o escritos, éstos no necesariamente modifican sustancialmente la versión de la historia oficial contada y los mitos, cuentos y leyendas que se difunden, acaban establecidos como «verdades históricas» que pasan a engrosar la llamada «historia nacional». Los «héroes» protagónicos de toda historia oficial y nacional —siempre los personajes e individuos, nunca los pueblos y trabajadores—, se presentan como en una novela de ídolos y villanos, y la Historia se reduce a una disputa de ideas y personajes, en la que la lucha de clases y los verdaderos intereses y objetivos de las élites dominantes quedan ocultos bajo los más diversos disfraces y caretas. Esto ocurre con la historia del golpe militar del 04 de febrero de 1992, de la que se han escrito incontables pasajes y versiones. Una de ellas la ofrece el historiador Agustín Blanco Muñoz en su colección «Testimonios Violentos» donde entrevistó a protagonistas —de ambos lados— que participaron en ese levantamiento militar. Otra versión la ofrece el fallecido Alberto Garrido, quien hizo de la «revolución bolivariana» una verdadera industria editorial, sin que esto signifique una desvalorización de su obra y de la importancia de sus aportes. Otro tanto han hecho periodistas y políticos desde Carlos Andrés Pérez (CAP) hasta Mario Iván Carratú Molina, pasando por el Ministro de la Defensa durante ese golpe, el General Ochoa Antich y la simpática agente imperial Eva Golinger, que en más de una ocasión ha escrito u opinado sobre este tema. Sin embargo, en todo lo escrito sobre el tema del golpe hay un vacío importante y es que hasta ahora ninguno de los protagonistas, o participantes en la asonada militar, ha respondido a la elemental pregunta que uno de los sargentos del batallón de paracaidistas comandado por Chávez 1 Este artículo es una recopilación de otros artículos sobre el tema con algunas actualizaciones. Esperamos escribir una investigación sobre los verdaderos orígenes, intereses de clase y objetivos de los protagonistas del golpe del 4 de febrero. 1 le hiciera en Maracay la noche del 03 de febrero, poco antes de partir hacia Caracas: «¿Comandante, que dicen los gringos de esto?»2 Y esta es precisamente la pregunta sin respuesta y el enigma clave en todos golpes perpetrados en América Latina, por lo menos desde la Guerra fría, pues es un hecho constatable que puede darse un golpe militar contra el gobierno de turno, por parte de una fracción de cualquier ejército latinoamericano con el apoyo o no de la embajada de Estados Unidos, pero nunca sin que la tenebrosa CIA y demás organismos de inteligencia del gobierno norteamericano tengan previo conocimiento del mismo. Este es un detalle que la simpática «Mata-Hari»3 Golinger pasa por alto a lo largo de más de 150 páginas de su libro «La mirada del imperio sobre el 4F», basado en supuestos documentos desclasificados de Washington sobre la rebelión militar de 1992 en Venezuela, donde se lee: «A pesar de que las agencias de Washington, como la CIA y el Pentágono, proyectan una imagen de sabelotodo, para sorpresa de muchos, Washington no estaba informado sobre los planes del Movimiento Bolivariano Revolucionario 200 y lo que sucedería el 4 de febrero de 1992. En algunos documentos admiten que no sabían ni quienes estaban liderando la insurrección militar, ni cuáles eran sus objetivos, aunque si repiten una y otra vez, en diferentes memorandos, que el pueblo venezolano estaba muy descontento con las políticas económicas de Carlos Andrés Pérez y su tolerancia con la corrupción.»4 Claro, los documentos «desclasificados» que nos presenta nuestra moderna Mata-Hari, son todos a partir del 4 de febrero de 1992 o posterior a esa fecha. No hay ningún documento de los mostrados y traducidos por la Sra. Golinger que daten antes del 4F, y era de esperarse: hay que ocultar las relaciones de la embajada yanqui con el Cachorro del Pentágono que insurge el 4F, luego de más de 10 años de conspirar con la mayor libertad, permiso e impunidad en el seno del ejército, lo que convierte a la «gesta heroica» del Movimiento Bolivariano Revolucionario 200, en una verdadera crónica de un golpe anunciado y permitido. Esta versión que la Mata-Hari nos quiere vender, es rematada con un caramelo de exquisito sabor para la masa chavista: «Chávez y sus Hermanos rebeldes engañaron al poderoso imperio ese 4 de febrero de 1992…»5 2 Versiones no confirmadas señalan que esta pregunta se la hace el sargento Iván Freites, que como veremos más adelantes tenia sobradas razones para dudar de la sinceridad de los fines de la conspiración en la cual participa la noche del 3 de febrero de 1992. 3 Margaretha Geertruida Zelle, conocida como Mata Hari, fue una famosa bailarina y actriz de origen holandés, acusada en Francia de espiar para los alemanes en la primera guerra mundial fue condenada a muerte por espionaje y ejecutada en 1917. 4 Eva Golinger y la su libro sobre el 4 de febrero de1992 5 Idem. 2 Así, Golinger nos muestra a los golpistas del 04 de febrero como unos personajes, dirigidos por un caudillo, que concentran las enseñanzas del legendario Sun Tzu y el conocimiento, destreza y valor de los grandes generales de la historia, incluyendo a Bolívar, del cual Chávez sería la reencarnación. Pero esta imagen bizarra de los protagonistas del frustrado golpe militar se desmorona si nos detenemos a analizar el papel del «comandante» desde el MUSEO DE LA PLANICIE, «viendo» cómo los capitanes eran derrotados por las fuerzas del gobierno de CAP cuando intentaban tomar el Palacio de Miraflores, actuación que pone definitivamente en entredicho las «capacidades militares» del nieto de Maisanta. Ante este evidente acto de cobardía el «comandante Chávez» ha respondido con un lacónico «Me sentía solo», tal y como justificó ante sus «Hermanos rebeldes», Arias Cárdenas y Urdaneta Hernández, su misteriosa inhibición y vacilación desde su puesto de mando el 4-F. De la misma manera, cuando Blanco Muñoz lo abordó sobre este punto, Chávez, muy irritado, canceló el asunto con un tajante: «El jefe de la operación decide donde colocar su comando»6 Pero volviendo a la versión de la Sra. Mata-Hari, resulta que en el país donde se asienta el principal yacimiento petrolero del hemisferio occidental -controlado por Estados Unidos por lo menos desde los años 20 del siglo pasado- en el país desde donde el imperio del capital recibe más de 2 millones de barriles de petróleo diariamente, se estaba gestando un golpe conocido por media Venezuela -la otra mitad participaba en el mismo-, y la embajada Americana, la CIA, el MOSAD, el M16, en fin, los organismos de inteligencia del imperio mundial no sabían nada y fueron engañados por «Chávez y sus Hermanos rebeldes». Es como para pedirle a esta Sra. Golinger que en la próxima entrega nos cuente una de vaqueros. A diferencia de Golinger, la rigurosidad de Agustín Blanco Muñoz (ABM), en diversas entrevistas realizadas a los comandantes y personajes participantes en el golpe del 4-F, incluyendo a la comandante Pedro Luis7, ofrece elementos contundentes para concluir que el 4F no sólo fue un golpe permitido, sino una conspiración anunciada y auspiciada por los factores de poder de Venezuela, entre ellos la embajada norteamericana, los famosos Notables, encabezados por los Drs. Caldera y Uslar Pietri, entre otros y aun sectores del seno de AD. Cuando ABM les planteó esta hipótesis —teoría a los involucrados en el 4 F, todos negaron y rechazaron esa posibilidad y algunos se enfurecieron, como el caso del propio Chávez. Sólo la entrevistada Herma Marksman, quien a 6 Según Acosta Chirino a los comandantes del 4 de febrero, una vez detenidos, tampoco Chavez les explico esa decisión. La misión de Chavez era tomar Miraflores. Lease: “Del Proyecto al Proceso”, Habla Joel Acosta Chirino, paginas 101-105 7 Profesora Herma Marksman, compañera y participante activa en la conspiración, de la cual sabe muchísimas cosas y sin embargo es poco lo que cuenta en el libro «Chavez me utilizo». 3 diferencia de muchos de los entrevistados, no tiene intereses ocultos que defender, ni necesidad «política» de disfrazar lo ocurrido, coincide con ABM y nos da las claves para comenzar a armar el rompecabezas del pasado oculto del 4F: «Yo siempre he dicho, y lo sostendré hasta el final, que el 04 de febrero estaba condenado al fracaso porque nadie estaba jugando limpio. Claro, lo puedo afirmar ahora por todas las cosas que he sabido y que he averiguado después. Un movimiento como ese, con un objetivo de muchos riesgos, si tú no crees en mí y yo no creo en ti, no hay nada que hacer. Y yo sentí que eso fue así. Ni los capitanes, ni Hugo estaba jugando limpio, ni el mismo Francisco Arias. Y a veces yo me pregunto ¿hasta dónde Ochoa Antich jugó limpio?»8(…) «Por eso es que se ha manejado que quizás detrás de toda esta conspiración, que era prácticamente abierta, y estaba casi delatada, había como una mano peluda que trataba de que ese objetivo se cumpliera, quizás para un contragolpe esa noche, qué se yo. Por eso es que te digo que nadie estaba jugando limpio»9. Esta opinión coincide con la de Pablo Medina: «...Algo indicaba que, más allá de Joel, de Arias, de Urdaneta, de Chávez había una mano invisible que actuaba colocando con mando de tropa a estos oficiales que ya habían alcanzado el grado de comandantes… Yo creo que alguien estaba trabajando para tener 'el mango bajito', para agarrarlo sin hacer ningún esfuerzo»10 Pero el aporte más interesante de Herma al esclarecimiento de los hechos, es lo que descubriría después del 04 de Febrero: «Porque otra cosa que descubrí, después del 4F, es que él –Chávez– manejaba como varias agendas. Se reunía con distintos tipos de gente, y las mantenía aisladas y en el mayor secreto. Solo él las controlaba, entonces hoy son como incógnitas para uno. Y eso lo sentí yo en el San Carlos y en la cárcel cuando empecé a ver cosas que no entendía».11 En relación a esto último, el propio Sr. Chávez ha dado pistas en varias ocasiones cuando, con su locuacidad característica, ha revelado elementos claves que refuerzan la tesis del golpe del 4 8 9 Agustín Blanco Muñóz, "Chávez me utilizó: Herma Marksman", Pág. 74, subrayados nuestros. Idem, pág 142 10 Alberto Garrido, "Testimonios de la Revolución Bolivariana", Pág. 101) 11 Agustín Blanco Muñóz, "Chávez me utilizó: Herma Marksman", Pág. 74 4 de febrero como una asonada permitida y auspiciada por los factores de poder en Venezuela, a la vez que señalan un camino para despejar las incógnitas de Herma y Pablo Medina. Veamos las claves que el propio Chávez proporciona. En el «Aló, Presidente» del 27 de febrero del 2007, aborda públicamente algunos puntos fundamentales de aquella agenda secreta: «...La embajada norteamericana, por supuesto, tenía entrada libre aquí –se refiere a al Palacio de Miraflores, N.N. –, los embajadores, me consta. Yo llegué a volar en el avión de la embajada de los Estados Unidos, porque yo era audaz, yo andaba jugando duro por dentro del Ejército. Yo me hice amigo de los militares estadounidenses, de la embajada; me acuerdo de Hugo Posei 12, a su casa iba en Prados del Este (…) A mi ascenso, en Barinas, un año después a teniente coronel, fueron el coronel y los agregados militares de los Estados Unidos en el avión de la Embajada, y se llevaron un poco de gente de Caracas que fueron a Barinas a la celebración del ascenso. Así jugaba yo, bueno así juego yo, no es que jugaba, juego…»13 Pero esta revelación de Chávez no se queda allí. Luego, en el 2012 hace públicas -y en vivodos nuevas confesiones, que referimos en nuestro articulo «Las históricas confesiones de Chávez ante la Asamblea Nacional»14 y que reproducimos a continuación. «Hay que mirar lo que hace y no lo que dice»15. «(…)Durante la maratónica alocución el Sr Chávez, con toda la «sinceridad» qué lo caracteriza en sus momentos de furor y éxtasis cada vez que bate un nuevo record Guinnes en materia de discurso, dio a conocer algunas claves sobre el pasado oculto del 4 de febrero de 1992 y declaró una vez más, sin que nadie se lo preguntara, sobre los verdaderos intereses de clase que defienden tanto él como su gobierno no solo desde 1999, sino en los días del golpe de estado del 4 de febrero de 1992. Veamos algunas de estas históricas confesiones del Señor Chávez: Primera confesión: «…yo a veces oigo algunos Generales retirados de aquellos que conocimos nosotros muy bien, que salen por ahí hablar y me río muchas veces, salen algunos, la democracia, la democracia y resulta que alguno de ellos nos llamaron a nosotros para dar un golpe, el golpe de derecha pues estaba montadito, sobre todo después de Caracazo y algunos 12 Sobre este coronel enlace de Chávez con la Misión Militar norteamericana, jamás se ha conocido su verdadera identidad. Ni siquiera existe rastro alguno de este personaje. Y como es de esperar la Mata Hari Gollinger, no logró el acceso a estos documentos que tal vez se conozcan en el 2030 según las leyes de EEUU. 13 Hugo Chávez, «Aló, Presidente», Programa N° 269 (radial), Sala de Prensa Simón Bolívar, Palacio de Miraflores, Martes 27 de febrero de 2007. Subrayados nuestros. 14 Ver http://www.soberania.org/Articulos/articulo_7016.htm 15 Recomendaciones de John Maisto al gobierno de EE.UU sobre el gobierno y las bravuconadas de Chavez. 5 sectores civiles aupando, sobre todo sectores de la alta burguesía y algunos sectores incluso de los United State, a mi me abordaron en muchas ocasiones oficiales norteamericanos»16. Resulta evidente que desde 1982 y aun antes, había un solo golpe de derecha del cual formaban parte Ramón Santeliz, Carlos Santiago, Ochoa Antich y otros generales. Tanto es así que el General Visconti, jefe del levantamiento del 27 de noviembre de 1992, en una entrevista que le hace el periodista Enrique Contreras Ramírez en el año 2000 confirma esta conspiración: «(…) cuando estuve trabajando con William Izarra en A.R.M.A. el había hecho contactos con unas personas que trataban de insurgir contra el gobierno de Luís Herrera, ese grupo estaba liderizado por Ochoa Antich Santiago Ramírez y Santeliz, que posteriormente llegaron a Generales, en ese tiempo ellos eran Coroneles, estaban organizándose aparentemente para insurgir contra el gobierno copeyano porque ellos eran de tendencia adeca y pensaban que los iban a marginar en los ascensos y no por otra razón, entonces William Izarra habían sostenido cierto vinculo de comunicación con estos,(…)17 Son estos generales los que captan a Chávez (especialmente Santeliz)18 y a Arias Cárdenas. El propio Santeliz por orden y gestión de Ochoa Antich es quien va a buscar a Chávez al Museo de la Planicie, cuando Carlos Andrés ya había decidido bombardearlo, lo que provocó el terror de Ochoa que imploró una última oportunidad a CAP para rendir a Chávez. De ahí que los artífices de la rendición fueron el General Santeliz y el viejo conspirador de derecha Fernán Altuve, ante quienes finalmente Chávez se rinde. Son ellos los que desaparecen a Chávez durante dos horas, desde su detención en el Museo de La Planicie hasta su aparición en Fuerte Tiuna, y coordinan su alocución en vivo, ante las televisoras del país, contraviniendo la orden expresa de CAP de no presentar imágenes ni pronunciamientos de Chávez sin censura previa. Más 16 Todas las citas son extraídas de Memoria y cuenta del presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez, ante la Asamblea Nacional Palacio Federal Legislativo, Caracas Viernes, 13 de enero de 2011. http://www.gisxxi.org/noticias/transcripcion-completa-rendicion-de-cuentas-2011-del-presidente-hugo-chavez-rnv/ 17 Véase: http://ruptura.org/images/a12aniospublicacion.pdf. Página 55 en la edición original impresa, Caracas, mayo 2000. El propio Enrique Contrera ha hecho la aclaratoria de los errores en la transcripción digital del libro original. 18 Véase el Libro de Ochoa Antich Äsi se rindió Chavez”. De dicho libro citamos la siguiente declaración del general Visconti “El pequeño grupo conspirativo que en 1983 creó la Asociación Revolucionaria de Militares Activos surgió en 1972. Su crecimiento fue muy lento. Yo fui invitado a formar parte de esa logia militar desde su fundación. Al principio sólo captamos oficiales de la Aviación. Posteriormente consideramos necesario ampliar nuestro grupo a las otras Fuerzas. En ese esfuerzo nos relacionamos con un grupo del Ejército. Recuerdo algunos nombres: Ramón Santeliz Ruiz, Carlos Santiago Ramírez y Alexis Sánchez Paz”. Como se ve Ochoa Antich no dice nada de su participación en esa conspiración de la cual era uno de los dirigentes. 6 tarde el mismo Santeliz felicitaría a Chávez por esa declaración que evidentemente fue preparada por ellos durante en el transcurso de la «desaparición».19 Quien lea el libro de Ochoa Antich, así como las declaraciones y opiniones de los diversos militares bolivarianos participantes del golpe, entrevistados por Blanco Muñoz, verá claramente que todos se declaran anticomunistas y todos tenían sospechas o reservas de la participación de Generales en el movimiento. Así mismo, quien investigue un poco la opinión de innumerables oficiales al servicio del gobierno, que derrotaron el levantamiento del 4 de febrero, verán que la opinión unánime es que Ochoa Antich y Santeliz estaban detrás del golpe del 4 de febrero. Sobre este punto vuelve Herma Marksman «¿hasta dónde Ochoa Antich jugó limpio?» (…) había como una mano peluda que trataba de que ese objetivo se cumpliera, quizás para un contragolpe esa noche, qué se yo». En relación a esto último, la táctica ordenada a Chávez por los generales y factores de poder que estaban detrás del golpe, fue fraguar la conspiración con el apoyo de los COMACATES20 toda vez que los oficiales comprometidos, en especial tenientes y capitanes, no querían saber nada de los Generales. Pero la participación de los generales Ochoa y Santeliz en la conspiración fue un hecho, y queda evidenciada tanto en el libro «La Rebelión de los Náufragos»21 como en el del propio Ochoa22. 19 20 Confesión del propio Chavez en el libro Habla el Comandante, de Agustín Blanco Muñoz. Comandantes, mayores, capitanes y tenientes. 21 Mirtha Rivero, (Editorial Alfa, 2010) 22 Los principales generales del alto mando militar en febrero de 1992, venían de las promociones de los años 1962-6364. Promoción 1962 - “Ambrosio Plaza”: 2.- Alférez Auxiliar Carlos Rodolfo Santiago Ramírez. 10. Alférez Ramón Guillermo Santeliz Ruíz. 39.-Alférez Fernando Antonio Ochoa Antich. Promoción 1961 - “Tomas de Heres”: 4.- Alférez Carlos J.Peñalosa Zambrano. 25.-Alférez Manuel Antonio Heinz Azpúrua. 30.-Alférez Arnoldo José Rodríguez Ochoa. 71.Alférez Herminio Ramón Fuenmayor Pereira. Promoción 1963 - “José Tadeo Monagas”: 6.- Alférez Pedro Remigio Rangel Rojas. El número antes del nombre es el lugar que ocupo en la promoción. Ochoa Antich relata en su libro, como desde finales de los años 70 del siglo pasado se venía conspirando en el ejército en función de un golpe en 1983, cuando la mayoría de los conspiradores fuesen Teniente coronel con mandos de tropa. El esquema del golpe que Carlos Santiago y Ramón Santeliz se plantean contra Luis Herera, es idéntico al golpe que se da en febrero de 1992. De tal manera que tanto la teoría del chinchorro y el plan del golpe no es un invento de Chávez porque ya existía desde la época de Luis Herrera. 7 Fueron estos generales –junto a otros personajes— quienes en su oportunidad salvaron a Chávez de una segura expulsión del ejército luego de cada una de las tres delaciones por conspiración que se hicieron en su contra a lo largo de su carrera militar, la última de ellas en enero de 1992. Los Generales Peñaloza y Heinz Azpúrua conocen perfectamente todo los pormenores, aún así Chávez continuaba ascendiendo en el Ejército, mientras William Izarra fue expulsado por una denuncia menor.23 Resulta evidente que Chávez contó con el apoyo de numerosos padrinos, no solo en estos casos de delaciones, si no también 1990 cuando lo aplazaron en el curso de Estado Mayor (vital para su ascenso a Tte Cnel.), y se había decidido su envío a la proveeduría de Cumaná, tras fracasar en el curso. Por otro lado, no hay que desestimar el papel de Los Notables con Caldera y Uslar Pietri, en la conspiración, que también era conocido por muchos. El famoso discurso de Caldera en la sesión conjunta del Congreso de la República aquél el 4 de febrero de 1992 fue la coronación del golpe y el principio del fin de CAP. En ese sentido, el golpe del 4 de febrero no solo fue un golpe permitido y anunciado, sino enarbolado a gritos por los Notables: «(…) Empezando el mes de noviembre Rafael Caldera alertó: «Cuando hay una situación de anarquía en cualquier país, se está en la antesala de una reacción drástica». (…) el mismo mes Oswaldo Álvarez Paz declaro que «los venezolanos estábamos comprando todos los boletos de una asonda» y agregó que «por las acciones de algunos políticos, el golpe estaría más que merecido desde hace tiempo» (...) Cuando se cumplían precisamente 43 años del derrocamiento del presidente Romulo Gallego, el general Ochoa Antich, Ministro de Defensa, propone un acuerdo nacional ante la crisis y agrega «nos entendemos o estamos al borde de una violencia impredecible» (… ) el primer día de diciembre el famoso «Primer Plano» del doctor Arturo Uslar Pietri (…) dijo: «Seria idiota negar ;la posibilidad de un golpe»24 23 Dentro de los conspiradores este era uno de los poco que planteaba una salida «socialista» a la crisis, tal vez por eso lo sacaron de la conspiración y del ejército. 24 Gustavo Tarre Briceño, ” El 4F , El Espejo Roto”, Caracas, 2007. Pag. 8. Subrayados nuestros. 8 Segunda confesión «Hace poco estaba yo contándole a alguien no sé, a José Vicente en una entrevista, cuando yo ascendí a teniente coronel allá a Barinas llegó el avión de la embajada de los Estados Unidos full de oficiales, a celebrar mi ascenso y recuerdo al coronel agregado militar y un grupo de oficiales con sus familiares y amanecimos hablando bajo una mata de totumo por allá en la costa de Paguey, y me preguntaban y qué es lo que hay y qué pasa por aquí, qué pasa por allá, ellos andaban detrás oliendo que ya el sistema político aquí no daba más y que algo iba a ocurrir y querían asegurarse que ocurriera algo en función de sus intereses y andaban buscando información y no sólo a mi Ortiz Contreras me dijo un día: oye me invitaron a un cena, que en paz descanse mi compadre Ortiz, Arias Cárdenas pero nosotros no éramos los jefes de ese golpe, no, eran generales y fuimos llamados varias veces. Cálmate Chávez, cálmate esto tiene su tiempo llegará el momento, tranquilo y yo a veces decía: entendido mi general»25. En esta confesión el Comandante del 4F señala a quiénes abiertamente estaban detrás del golpe y están detrás de su gobierno. El contacto americano de Chávez era el coronel Hugo Poseí26, lo que muestra cómo el gobierno de EEUU fue determinante en el golpe. Pero lo más sorprendente de esta confesión es que, por primera vez en la historia de las conspiraciones en Venezuela, la Misión Militar yanqui y sus agregados militares de la embajada, felicitan abiertamente a un teniente coronel por una conspiración que, como se delineó en la estrategia, fue posible porque los involucrados tenían mandos de tropa. Esto hay que analizarlo dentro de la estrategia norteamericana post guerra fría en América Latina, fin de la guerra en Centroamérica, periodo especial cubano y sus empresas mixtas, Consenso de Washington, el nacionalismo petrolero de AD de proponer la venta de CITGO y someter las finanzas de PDVSA a control del Banco Central luego del Caracazo de 1989, y la política impuesta por el FMI de privatizaciones, apertura petrolera, devaluaciones, etc., políticas que luego aplicara Caldera, el gran beneficiario del 4 de febrero27. 25 Ídem. Subrayados nuestros. En enero del 2012 en la entrevista con J.V. Rangel en TELEVEN, Chávez declara: “… Había un grupo de generalotes y un grupo de la oligarquía venezolana que tenía casi que listo el golpe de Estado, bueno por esos años, 91; 90, 92, sobre todo después de “el Caracazo”. ¿Tú no recuerdas el gran papel protagónico que jugó, entre otros, el general Alliegro? ….. de los equipos de pensamiento de la burguesía; incluso en Estados Unidos estaban ya aceptando la tesis de que en Venezuela no había más alternativa que un golpe de Estado” 26 Citado arriba. http://www.soberania.org/Articulos/articulo_5075.htm 27 De que el golpe del 4 de febrero está ligado al control del yacimiento petrolero venezolano, lo demuestra con claridad no solo la participación de la embajada y misión militar yanqui en dicho golpes, sino en las consecuencia más importantes de dicho golpe: Caldera el jefe de los Notables gana la presidencia y se establece la Apertura Petrolera, Privatizaciones, estafa y quiebra de la banca nacional y sobre todo el acceso al gobierno de una elite de tecnócratas de “izquierda y derecha”, que van a llevar adelante la agenda de Washington conten ida en su famoso Consenso. El ascenso 9 Pero además hay que señalar que esta confesión de Chávez es un desmentido rotundo a las declaraciones y escritos de la Mata Hari Golinger quien trató de presentar el golpe del 4 de febrero como un golpe que no conocía la embajada ya que, según su tesis, esta fue engañada por «Chávez y sus Hermaos rebeldes». Como se ve, la acción y el trabajo de los militares gringos fueron abiertos y públicos. Pero al respecto jamás dijeron, ni dicen nada los Generales Ochoa Antich, Peñaloza, Azpurua, contralmirante Carratu Molina y todos los que escriben y hablan sobre el 4 de febrero para encubrir su complicidad o su confesa aquiescencia, negligencia y omisión. Chávez dice que no eran ellos los jefes de ese golpe y es verdad, ellos eran los ejecutores. Si triunfaban, los generales se adueñarían del gobierno en beneficio de los factores de poder: banca, compañías petroleras e importadores. Esto explica porque el 17 de diciembre de 1991 el golpe es pospuesto por Chávez y Arias Cárdenas28, decisión que exaltó los ánimos de los conspiradores, especialmente en los casos de Roland Blanco La Cruz y Antonio Rojas Suarez, al punto que éstos proponen hacerle un juicio a Chávez y fusilarlo29. Retomando los hechos que demuestran la participación de los generales Ochoa Antich y Santeliz detrás del golpe de Chávez, esta también se puede corroborar –como hemos dicho- en el libro del propio Ochoa, en «La Rebelión de los Náufragos» de Mirtha Rivero y en las diversas entrevistas de Blanco Muñoz a los cabecillas del 4 de febrero. Una revelación muy importante que evidencia la participación de Ochoa Antich, es la comunicación telefónica que este sostuvo con Carmelo Lauria en pleno golpe de estado, entre la una y dos de la madrugada, la cual aparece transcrita en el libro de Rivero, y que reproducimos a continuación: - «Fernando, ¿Qué está pasando? - El gobierno esta caído-me contesta literalmente y mi mujer que estaba al lado mío es testigo»30 Sin duda, a esa hora aun los generales, encabezados por Ochoa Antich, tenían la esperanza de que el golpe se consumara31. En «Así se rindió Chávez», Ochoa narra cómo a las 4.00 am -cuando ya el gobierno de CAP había retomado el control- propició personalmente el encuentro entre Chávez y Santeliz para la rendición. de Luis Giusti a la presidencia de PDVSA en contra de todos los pronósticos, e incluso con la oposición de caldera (Giusti había apoyado a Álvarez Paz en la lucha interna de COPEI), es parte de esta tramoya montada por los factores de poder y hoy vendida como una “gesta revolucionaria”. 28 Arias Cárdenas sorpresivamente fue enviado por Ochoa Antich a Israel, el 10/12/1991.A su partida como el oficial de mayor jerarquía en la conspiración, dio órdenes expresas de no llevar adelante el intento de golpe pautado para el 17/12/91, precisamente al regreso de CAP que se encontraba en Brasil en ese momento. Como se ve el plan central del golpe desde 1982 trazado por los Santeliz y Santiago, no había variado: detener al presidente a su regreso de un viaje al exterior. 29 Esta orden de fusilarlo, se la dan al sargento Iván Freites, el 3 de febrero, los capitanes Rojas Suarez y Roland Blanco la Cruz, casualmente los dos caen herido en el intento de tomar el Palacio de Miraflores, ante la mirada de Chavez que refugiado a 400 metros en el Museo de La Planicie, no hace absolutamente nada. Véase las confesiones de Freites en «Recibí instrucciones de matar a Chávez el 4F». http://educadoreslara.blogspot.com/. Esta versión la corrobora Chavez en su entrevista con Agustín Blanco Muñoz, en «Habla el Comandante». Y esto puede ser una explicación del porqué Chavez sin ninguna explicación abandona en Las Tejerias la caravana de golpistas que se dirigía desde Maracay a Caracas, encabezada por Acosta Chirinos y se refugia en el Museo de La Planicie hasta el amanecer cuando lo van a buscar el General Santeliz y Fernan Altuves. 30 Mirtha Rivero, La Rebelión de los Náufragos, Caracas, Noviembre 2010, pág. 210. 31 Las maniobras que va a desarrollar Ochoa Antich ante el presidente Pérez entre las 4 y 6 am, intentando ganar tiempo, a ver si el golpe se extendiera, la analizaremos con detalle en otro artículo. 10 «En ese momento vi pasar al general Ramón Santeliz Ruiz, quien por iniciativa propia se había trasladado al palacio de Miraflores, por frente del escritorio del edecán del presidente de la República. Al verlo recordé que él era amigo personal de Hugo Chávez. –Chávez, aquí está el general Ramón Santeliz Ruiz. Lo voy a enviar a conversar con usted las condiciones para su rendición. –De acuerdo, mi general»32 Quien lea con detenimiento la versión que da Chávez sobre esta primera entrevista con Santeliz en el Museo de La Planicie, podrá constatar que todavía a las 4 de la mañana -y pese a que Carlos Andrés había hablado por segunda vez en televisión- los generales golpistas mantenían las esperanzas de que al amanecer el golpe se extendería. Chávez ratifica que es Santeliz quien les informa: «en Maracaibo estaba controlada la situación y que estaba preso el gobernador. Me lo dijo Santeliz. Fue ahí que me enteré que venía una columna de tanques, la nuestra, que yo sabía que debía venir pero no me comunicaba con nadie. Venia una columna de tanques de Valencia».33 Ante esta información Chávez decide (o recibe la orden) de mantenerse en La Planicie.34 En relación a quién era el general que le decía «Cálmate Chávez, cálmate esto tiene su tiempo llegará el momento, tranquilo» —y yo a veces decía: —entendido mi general», es lógico pensar que indudablemente era el general Santeliz, la eminencia gris dentro del CNE35, el mismo que capta a Chávez para la conspiración y lo lleva como profesor a la Academia Militar en 1982.36 Al parecer el subconsciente traicionó a Chávez, cuando reconoció que «había por lo menos un general que le daba las órdenes y trazaba las orientaciones»37. Y, como se dice en derecho: «a confesión de parte relevo de pruebas». Resulta que el conspirador estrella, no sólo tenía relaciones con la embajada y militares de EE.UU, sino que después del Caracazo, donde la conspiración se aceleró y el orden dominante encabezado por los Notables y la embajada yanqui, incrementaron el esfuerzo por solucionar la crisis de gobernabilidad planteada, ocurre algo sin parangón en la historia de las conspiraciones en el país: los «novicios y estúpidos» militares y agentes de la embajada yanqui van a Barinas a felicitar y celebrar con Chávez su ascenso a teniente coronel y por ende, su acceso al mando de tropa porque, como «buenos amigos» e ingenuos agentes de inteligencia, no tenían otro interés distinto a celebrar con el «amigo» su ascenso. La Mata-Hari Golinger debería explicarnos muy bien cómo es que la embajada yanqui y el Pentágono no sabían del golpe, cuando incluso tenían un agente de enlace, el Cnel. Héctor Poseí,38 32 33 F. Ochoa Antich, «Así se rindió Chávez «, Caracas, 2007, pagina 156. A. Blanco Muñoz, Habla El Comandante, Caracas, octubre, 1998. Pag. 254. 34 Ídem 35 Hasta el 2010 se tenía información oficiosa de que el general Santeliz permanecía en el CNE. 36 El propio Chávez entre marzo de 1995 y septiembre de 1998 le cuenta su versión de los hechos del 4 de febrero al historiador Blanco Muñoz y ya para aquel entonces descubre no solo el golpe de derecha que se desarrollaba en el país y del cual Chávez era una rama, sino de las relaciones con el General Santeliz Ruiz y en especial el papel desempeñado por este ese 4 de febrero. Léase HABLA EL COMANDANTE, Caracas, oct. 2008. En especial las paginas 252-256, 261-62, 469, 472. 37 Las históricas confesiones de Chavez ante la Asamblea Nacional. http://www.soberania.org/Articulos/articulo_7016.htm. 11 con nuestro conspirador impune y en ascenso; sin olvidar además, como decía John Foster Dulles, que «Los Estados Unidos no tienen amigos sino intereses». ¿Cuál era el interés de la embajada yanqui en el ascenso del nuevo teniente coronel en 1990? Sin duda, esta confesión de Chávez constituye una valiosa pieza del rompecabezas del pasado oscuro del 4-F, y muchas de las incógnitas que algunos como Herma Marksman, Pablo Medina, Urdaneta Hernández, Arias Cárdenas, Rojas Suárez, Blanco La Cruz, el sargento Freites y muchos de los participantes del 4- F, se hicieron y se hacen no sólo sobre lo ocurrido el día del levantamiento, sino a lo largo de toda la conspiración, especialmente entre el 27 de febrero de 1989 y el 4 de febrero de 1992. A partir de esta información-clave y de otras que han ido apareciendo, pretendemos desentrañar en un trabajo en preparación, el pasado oculto del 4-F y su historia como un golpe permitido, tal como acertadamente lo califica ABM; para demostrar la continuidad histórica de los intereses de clase del Estado venezolano, donde el Sr. Chávez no es más que el nuevo representante político del gran capital criollo e internacional, especialmente petrolero, y cuya misión histórica no es otra que terminar la reforma del Estado iniciada con Luis Herrera Campins, que como programa político-económico es el gran objetivo de la burguesía en este periodo del Nuevo Orden Mundial del capitalismo mundial. No es casual que la consecuencia más importante del 4F fue precisamente la apertura petrolera, la privatización de algunas empresas del Estado y la crisis bancaria que permitió el regreso a Venezuela del capital petrolero y financiero internacional. Todas estas medidas fueron consecuencia directa del fin del «Estado de bienestar» iniciado en la época de CAP-Luis Herrera. La crisis económica-social se incrementa después del Viernes Negro y se acelera con el 27F y 4F, generando una verdadera crisis de gobernabilidad para el orden establecido. El personaje que renace como él Ave Fénix el 4F del 92 con su célebre discurso en el Congreso Nacional, el Dr. Rafael Caldera, es justamente la cabeza de Los Notables, quienes están detrás del golpe y que, como en toda historia oficial, pocos tocan y algunos ni siquiera mencionan. Todos los personajes, desde Chávez hasta Carratú Molina, se empeñan en subestimar u ocultar el activo papel de Los Notables, de la embajada yanqui en la preparación y apoyo al golpe militar especialmente luego del 27-F. Es Caldera quien recoge «el mango bajito» del 4-F; del que se pregunta Pablo Medina en sus reflexiones arriba citadas. Caldera le da una solución transitoria a la crisis de gobernabilidad creada a partir del 27F, es él, quien lleva adelante las primeras medidas de transición para terminar de liquidar al viejo Estado benefactor, comenzando por la apertura petrolera, el rescate financiero, las privatizaciones, la incorporación de la izquierda permitida, incluyendo a miembros del PCV y a algunos de los golpistas en su equipo de gobierno, la pacificación de Bandera Roja y la libertad otorgada a Chávez, Caldera crea las condiciones necesarias para que el Cachorro del Pentágono, educado, entrenado y protegido por éste desde los años 80- se convierta en el «nuevo Mesías» del capital; 39 «enfrentado» a los partidos, con su promesa de «no pagar la deuda y freír en aceite la cabeza de los adecos»; pero en definitiva se crean las condiciones para iniciar la parte final de la reforma del Estado en Venezuela, en la época del reacomodo mundial trazado por el capital internacional en la nueva fase del imperialismo, llamada eufemísticamente «Globalización». 38 Hasta hoy ha sido imposible conseguir cualquier información, sobre este militar norteamericano, personaje crucial en la conspiración de 1992. Ni en Venezuela, ni en EEUU se ha logrado conseguir, ni siquiera el más mínimo indicio de su vida. 39 El propio Chavez reconoce en la entrevista que le hace ABM, recogidas en el libro Habla El Comandante, que dirigentes de Convergencia, el famoso chiripero creado por Caldera luego del 4 F, poco antes de salir en libertad, fueron a Yare a ofrecerle la candidatura presidencial “tú deb es ser el sucesor de caldera, te preparamos, te apoyamos”( pág. 82, Óp. Cit) . 12 En este contexto es innegable que Chávez representa la continuidad histórica del mismo modelo de dominación de la propiedad privada, al cual ha estado sometida la sociedad venezolana desde hace siglos, fundamentalmente por su condición de país que se asienta en la Renta Petrolera. Recordamos que en una ocasión el amigo Víctor Poleo se preguntaba «Chávez está destruyendo al país», y recordaba que en el pasado, mal que bien, desde Gómez hasta Punto Fijo el país se desarrolló y construyó la base material de la moderna sociedad venezolana. La respuesta a esta aparente contradicción está en la historia del capitalismo en el país desde Juan Vicente Gómez hasta hoy. Con el inicio de la explotación petrolera en Venezuela, y el surgimiento de nuevas clases sociales -y de nuevas necesidades económicas y políticas- la misión histórica de todos los gobiernos desde Gómez hasta por lo menos el primer gobierno de CAP, independientemente de su carácter civil o militar, era impulsar las tareas políticas, económicas y sociales que se corresponden con una sociedad capitalista que está sustituyendo a un viejo orden feudal. Democracia, reforma agraria, nacionalizaciones, infraestructuras, industrialización, urbanización, planes sociales de educación, vivienda y salud, etc., fueron ejecutadas por un un Estado que, como propietario de la Renta Petrolera, tuvo que acometer las tareas principales que el capitalismo imponía en su desarrollo, incluyendo la formación de una burguesía parasitaria y lumpen que ha hecho de la corrupción y el robo al tesoro público su principal fuente de acumulación de capital. Por ello el programa de Sembrar el Petróleo, eso sí en los bolsillos de la burguesía y en las arcas de los bancos y compañías petroleras, ha sido el programa común de todos los partidos de «izquierda y derecha» desde la muerte del dictador Juan Vicente Gómez hasta hoy. Fue así como desde los años finales de CAP I (1977-78),pero sobre todo a partir del mandato de Luis Herrera y su propuesta de Reforma del Estado –que comienza con el Viernes Negro y la liberación de los precios-, la misión histórica de los gobiernos de turno hasta Chávez, ha sido privatizar las empresas y activos rentables del Estado y nacionalizar los activos y empresas quebradas o en venta por parte del capital privado, tal como Pedro Tinoco y Fedecámaras lo definieron a comienzos de la década de 1960 en la célebre Carta de Mérida. Esta política diseñada desde los años sesenta del siglo pasado, significa que el viejo Estado benefactor, paternalista, palanca primordial en el establecimiento del capitalismo en el país, debía necesariamente morir y precisamente sería el Sr. Chávez su enterrador. Para ello el conspirador fue aupado y apoyado, y posteriormente como candidato presidencial apuntalado por los sectores dominantes para coronar esa misión; y no estuvo mal la escogencia, porque el propio Chávez ha repetido más de una vez: ¡Yo todo lo que toco lo destruyo! 40 El mito del Caracazo como el origen del 4 de febrero. En este periodo de la llamada «revolución bolivariana», los cuerpos policiales, militares y de seguridad del actual gobierno han ejecutado y asesinado a más venezolanos y venezolanas, que todos los asesinados por los mismos cuerpos al servicio del Estado DESDE LA EPOCA DE PEREZ JIMENEZ HASTA 1999. Solo hasta marzo del 2009, la Fiscalía General de la Republica reconocía «oficialmente» que los cuerpos policiales ejecutaron a más de 9.000 venezolanos. Pero sobre las masacres de la IV República y continuadas en la V Bolivariana hay mucha tela que cortar, de ahí que es bueno develar algo de la historia de esta «revolución», pero no a partir del 4 de febrero de1992 sino un poco más atrás, no mucho, simplemente remontémonos a los años 80. ¿Cuál era el sostén principal de todos los gobiernos de la IV República? ¿Cuál es la columna primordial de todo Estado «democrático o dictatorial»? Indudablemente el Ejército, las policías y grupos para policiales, a los que hoy se les ha cambiado el nombre: Fuerzas Armadas Bolivarianas 40 Agustín Blanco Muñóz, "Chávez me utilizó: Herman Marksman", Pág. 114). 13 (Fuerzas Armadas Nacionales), SEBIN (DISIP), CICPC (PTJ), Guardia Nacional Bolivariana (Guardia Nacional). Se les cambia el nombre pero su papel y función como salvaguardas del orden social, para garantizar la Paz Social a la minoría dominante y la Seguridad de sus ganancias, sigue siendo su esencia. ¿Quién no recuerda la dirección y ejecución de la represión durante la IV República, desde los tristemente célebres teatros de operaciones de YUMARE, COCOLLAR, CABURE, EL TOCUYO, CACHIPO, y pare de contar, en la década de los 60, hasta la masacre de febrero- marzo de 1989? ¿Acaso no fueron dirigidas y ejecutadas directamente por el Ejército? Esto para no mencionar el «revolucionario» papel de las Policías Estadales y Guardia Nacional (hoy Bolivariana), contra todas las manifestaciones de obreros, estudiantes, campesinos o habitantes de los barrios pobres, durante esta época con su consecuente saldo de muertos y heridos y detenidos por las fuerzas del orden. ¿Quién vio alguna vez al EJÉRCITO, LAS POLICÍAS O LA GUARDIA NACIONAL apoyando algunas de esas protestas? ¿Quién no recuerda la tenebrosa orden de DISPARAR PRIMERO AVERIGUAR DESPUÉS Y PLOMO DEL BUENO? Acaso, ¿no eran las armas de esas fuerzas represivas, hoy devenidas por «decreto presidencial» en «revolucionarias y socialistas» las encargadas de reprimir y asesinar? ¿Cuál es la diferencia?, si desde José Antonio Páez el ejército siempre se ha autoproclamado «bolivariano», pese a que no existe ningún nexo histórico entre el ejército creado en la guerra de Independencia y el ejército permanente del general Gómez, cuando sentó las bases firmes del moderno Estado capitalista en Venezuela. Nada determina el hecho que aquél naciera de una guerra contra el imperio español -y prácticamente se disuelve al finalizar esta-, mientras que el otro es producto de la política de un dictador, nada determina, decimos, porque son las condiciones históricas las que imponen renovar las instituciones del Estado Venezolano a raíz de la explotación petrolera41. En este mismo sentido preguntamos: ¿Quién masacró a los venezolanos y venezolanas en la IV República? ¿Quiénes montaron y dirigieron los célebres teatros de operaciones? Acaso, no sabemos quiénes eran los asesores de estos cuerpos: la misión militar Yanqui y otros organismos policiales extranjeros. Que hoy la asesoría sea cubana, rusa, bielorrusa, no cambia en absoluto el papel y misión que siempre han desempeñado los ejércitos y policías al servicio de cualquier Estado. Con relación a esto hay que destacar un asunto de primer orden. Todo chavista celebra y recuerda el 4 de febrero de 1992, cuando 3 tenientes coroneles «bolivarianos» y en defensa de la Constitución de la República de Venezuela de 1961 se levantaron «contra el gobierno criminal y corrupto» de C.A.P.42 Pero es imperativo preguntarse dónde estaban y qué hicieron tres años antes, en febrero del 1989, cuando eran tenientes, capitanes y mayores, y estaban al mando de las tropas que cometieron la sanguinaria masacre de El Caracazo contra este pueblo indefenso. Es infame falsificar los hechos al punto de afirmar que fue el «27 de febrero cuando el MBR-200 tomó conciencia de lo que pasaba en el país», como hoy lo cuenta la moderna historia oficial del gobierno del señor Chavez, porque resulta que estos «patriotas» no vivían en Marte o la Luna, sino que tenían años conspirando con hombres como William Izarra, Douglas Bravo, Francisco Prada, Alí 41 Para ser más justo, realmente la modernización del Estado en Venezuela arranca con Guzmán Blanco y coincide con la transformación del capitalismo de libre competencia en imperialismo, que no es otra cosa que la expansión mundial del capitalismo moderno desde Europa y EE.UU, entre 1860 y 1918. 42 No olvidemos que los levantamientos del 4 de febrero y 27 de noviembre de 1992, tenían como último argumento la defensa de la Constitución que el gobierno de CAP había pisoteado. 14 Rodríguez, Pablo Medina y muchos otros, que precisamente se habían alzado en armas contra la IV República, y conocían muy bien la realidad venezolana43. De todos esos militares, el Gral. Wilfredo Silva, hoy ilustre castrense «socialista y revolucionario», reconoció su participación en los hechos del Caracazo y declaró a Martha Hacknecker44, que estuvo en El Valle, donde murió el Cap. Acosta Carles en manos de un habitante de uno de los tantos ranchos violentados en esa fecha45. Es conocido que los muertos enterrados en las fosas de La Peste, en el Cementerio General del Sur, son en su mayoría las víctimas de las masacres de El Valle y sus alrededores durante el Caracazo. Hay otra pregunta que viene a colación: ¿Quiénes eran los jefes, maestros y profesores de estos militares masacradores hoy devenidos en «humanistas, revolucionarios y socialistas»? Eran los oficiales del ejército venezolano que habían dirigido la guerra especial y la lucha antisubversiva contra la izquierda insurrecta de los años 60. Resulta al menos paradójico y a la vez trágico ver hoy, a muchos de estos «guerrilleros» como flamantes funcionarios públicos del mismo Estado contra el cual se levantaron y que ahora no sólo defienden, sino que se declaran prestos a cumplir las órdenes de represión emanada de sus antiguos perseguidores 46. Adicionalmente, pero no menos importante es preguntar ¿Dónde se entrenaban los militares para masacrar a la población venezolana? La principal base de entrenamiento fue la 43 Un ejemplo de esta relación existente entre políticos, intelectuales y los militares las aclara el General Visconti: “Te estoy hablando del 80-82, se le comienza a dar forma a esto, por cierto yo tenía todos esos documentos (…) y comienza la estructura de la organización, comienza William a pactarnos entrevistas y conversaciones con personas como Douglas Bravo, Simón Sáez Mérida, Domingo Alberto Rangel, Pedro Dúno, íbamos a reuniones, comenzaban ellos a darnos bibliografía, comenzó entonces esta formación que vamos a llamar de orden político, que explicase porque las fuerzas armadas eran un ente aislado de la realidad venezolana, porque eran una consecuencia de lo que pasaba en elpaís, esto lo sufría toda la sociedad venezolana y creamos nuestro grupo denominado A.R.M.A. (…). Fuente:“Del 4 de febrero al 27 de noviembre. Habla el general Visconti”, De Enrique Contreras Ramírez, Caracas, 2000 44 Esta señora, una intelectual del mejor corte de los intelectuales oportunistas de la llamada izquierda, que venden su pluma al mejor postor, es precisamente una de las ideólogas más influyentes en esta vulgaridad teórica que se llama los militares creados por el capital para la defensa de sus intereses y del ejercito como principal sostén del sistema, como una nueva “vanguardia revolucionaria” en Venezuela. Ella ha sido una de las principales exponentes del cuento de que los “militares revolucionarios” que masacran al pueblo en 1989, tomaron conciencia de la situación de Venezuela después que masacraron al pueblo. Vaya camino para la toma de conciencia, como dirían los religiosos ¡Infinitos son los caminos del Señor! Pero más infinitos son los caminos de los intelectuales oportunistas. 45 Otro que reconoce su participación fue Urdaneta Hernández. Sin embargo ese papel jugado por estos militares bolivarianos, durante el Caracazo, es uno de los más sagrado misterios de la ilustre Logia Militar Bolivariana del 4 de febrero. 46 Estos excombatientes han formado asociaciones, grupos y organizaciones que juran defender al Estado venezolano y a su comandante en jefe, llegando al extremo de marchar uniformados en el desfile militar del 4 de febrero del 2012. Ratificando su lealtad a la “patria” y al caudillo que la dirige. Algunos como el Comandante Magoya han amenazado con tomar las armas contra sus viejos camaradas, como Douglas Bravo, si no comulgan la idolatría al caudillo de turno. Véase. http://circulobolivarianofabriciojeda.blogspot.com/2009/07/del-comandante-magoya-al-comandante.html. 15 Escuela de las Américas, en Panamá, en la zona del canal, y luego en Fort Benning, en Columbus (Georgia, EE.UU). Esta institución fue desde su fundación, una auténtica escuela de los militares asesinos, dictadores y torturadores que han asolado a América Latina desde los finales de la Segunda Guerra Mundial del siglo pasado. Una breve semblanza de este antro de asesinos la podemos leer a continuación: «La Escuela de las Américas, La Escuela de asesinos. La Escuela de las Américas, ahora llamado el Instituto de Cooperación para la Seguridad Hemisférica (SOA/ WHINSEC por sus siglas en inglés) fue establecida en Panamá en 1946, y luego trasladada a Fort Benning, Georgia en 1984. El presidente de Panamá, Jorge Illueca, describió a la SOA como «una base para la desestabilización en América Latina,» y uno de los principales diarios panameños la apodó «La Escuela de Asesinos». La historia apoya estas acusaciones. Cientos de miles de latinoamericanos han sido torturados, violados, asesinados, desaparecidos, masacrados y obligados a refugiarse, por soldados y oficiales entrenados en esa Escuela. Los egresados de la SOA persiguen a los educadores, organizadores de sindicatos, trabajadores religiosos, líderes estudiantiles, y a los pobres y campesinos que luchan por los derechos de los damnificados. A lo largo de sus más de sesenta años de existencia, la SOA ha entrenado a más de 61.000 soldados latinoamericanos en cursos como técnicas de combate, tácticas de comando, inteligencia militar, y técnicas de tortura. Estos graduados han dejado un largo rastro de sangre y sufrimiento en los países donde han regresado. Hoy día, la Escuela de las Américas entrena casi mil soldados y policías cada año. «Una institución que esta tan lejos de los valores americanos... debe ser clausurada sin vacilación». New York Times47.» Pero, hay que agregar un aspecto cardinal sobre esta escuela. Allí estudiaron y se entrenaron muchos de los maestros, jefes y profesores de estos militares bolivarianos que luego integraron el MBR-200; algunos miembros de ese movimiento, graduados en la Academia Militar a partir de las promociones de 1974-75-76, fueron alumnos de la tenebrosa escuela, y algo peor, como parte de su entrenamiento participaron activamente en la represión de Centro América en la década de 1980, que causó miles de víctimas en esa región. No obstante esta faceta oculta de estos militares bolivarianos en ningún momento aparece en la historia oficial, cuyo año primero sería, convenientemente, el 4 de febrero de 1992. Este pasado tenebroso es apenas la punta del iceberg de la historia oculta del 4-F48. 47 48 Fte: SOA Watch. Sobre la participación activa de militares venezolanos en la guerra de Centroamérica en la década de los 80 del siglo pasado, véase CAZADORES DE GUERRILLAS en http://herard-elfusilylapluma.blogspot.com/2011/11/cazadoresdeguerrillas-ii.html. En dicha misión para formar militares de Centroamérica viajaron entre otros : “El resto del grupo estaba integrado por el Capitán Luis Acosta Carles, por su metro noventa de estatura y su consistencia fornida era conocido como Tarzán Boy, era cazador, paracaidista y había hecho el curso de lancero de Colombia. Por su antigüedad fue el encargado de seleccionar a los otros oficiales. Su hermano Felipe Antonio Acosta Carles falleció en 1989, en el famoso caracazo, cuando una insurrección popular intentó derrocar al entonces presidente Carlos Andrés Pérez. El líder 16 En el mismo orden de ideas, en oportuno reseñar un episodio de este pasado tenebroso del 4 de febrero de 1992. La noche de los Tanques en Carmelitas, él 26 de octubre de 1988, dos columnas de vehículos blindados tipo Dragón pertenecientes al Grupo de Caballería «Juan Pablo Ayala», al mando del mayor José Domingo Soler Zambrano intentó un golpe de Estado en el que estaba implicado Chávez. Sobre este suceso el general Carlos Peñaloza Zambrano, jefe del Estado Mayor del Ejército, escribió sobre el caso: «ese día el entonces mayor Chávez estuvo de visita en el grupo de caballería Ayala, conversando con el mayor Soler. Esta información se la comuniqué a la Dirección de Inteligencia del Ejército y de nuevo no ocurrió nada. Yo creo que detrás de esto hubo un ángel protector»49. Pues bien, qué hicieron los «Ángeles Protectores» con su Cachorro, lo enviaron a un Curso Internacional de Guerras Políticas en Guatemala50. En ese país funcionaba una pequeña Escuela de las Américas, en la Base Militar de Cobán, donde en febrero de este año los antropólogos forenses han encontrado alrededor de 400 restos humanos «en lo que rápidamente se ha convertido en el descubrimiento de una de las mayores fosas comunes clandestinas del país51». Esta base era un centro de inteligencia bajo la dirección de militares norteamericanos, y fue uno de los lugares donde se dictaban esos famosos cursos de «Guerra Política». En una ocasión la líder indígena guatemalteca, Rigoberta Menchu, visitó a Chávez para exigirle la extradición del militar y ex presidente de Guatemala general Fernando Romeo Lucas García, implicado en numerosas masacres y asesinatos ocurridos en ese país durante la guerra en Guatemala, quien vivía cómodamente en Puerto La Cruz. En aquella visita el residente Chávez expresó a Rigoberta Menchu que tenía perfecto conocimiento de la situación de Guatemala durante la guerra52, pero el resultado fue que el TSJ negó la extradición. Continuando con la escuela de asesinos. Hay una investigadora norteamericana (si, ciudadana del imperio), llamada LESLEY GILL, que escribió un libro: ‘’La Escuela de las Américas’’, donde encontramos explicaciones muy importantes. El curso estrella de esa escuela, algo así como para optar al grado de Doctor o Magister en materia de represión y asesinatos, era el CURSO PARA COMANDANTES Y OFICIALES DE LA PLANA MAYOR DEL EJERCITO, conocido como C.G.S53, un curso altamente selectivo. Para un militar era el equivalente a un puesto de post grado o beca en Oxford, la Sorbona, Yale o cualquiera de esas famosas universidades; era, como dice la autora, «ir a las grandes ligas… Como un post grado de la elite». Sólo una verdadera estrella en ascenso dentro de los ejércitos latinoamericanos podía aspirar al curso. Era tan elitesco que entre 1955- 1996, mientras se impartió en Panamá, según Lesley Gill, sólo se graduaron o asistieron unos 900 oficiales. Algo así como 22 asesinos, perdón, alumnos por año, tanto de América Latina como de los mismos EE.UU, refiere la autora del libro que en la entrada de la escuela estaba un escrito en español donde se leía esta perla: «SOY EL ESPÍRITU DE LA ESCUELA DE LAS AMÉRICAS. ESTOY ENTRE AQUELLOS HOMBRES QUE ANSÍAN era el Coronel José Luis Prieto, años después y cuando ya estaba retirado, nombrado ministro de Defensa con el rango de General por el Coronel Hugo Chávez”. 49 Peñaloza Zambrano, Carlos Julio, carta dirigida a Fernando Ochoa Antich, Miami, 4 de marzo de 2006. Citado por Ochoa Antich, en su libro “Así se rindió Chávez” 50 En todas las biografías de Chávez se menciona su asistencia al mencionado curso, sin especificar detalles. De tal manera que el “comandante-presidente” también fue un alumno de la famosa Escuela de las Américas. 51 Fuente: http://upsidedownworld.org/main/en-espatopmenu-81/3981-la-qpequena-escuela-de-las-americasdeguatemala. 52 Como era de esperarse, el Supremo Tribunal de Justicia de Venezuela denegó la extradición el 22 de junio 2005, argumentando falta de pruebas y así, revocándose la prisión domiciliaria. El militar murió en Puerto la Cruz, donde vivió por doce años con su esposa Elsa Cirigliano. 53 Este curso según Lesley Gill era una copia con el mismo nombre que se daba en FORT LEAVENWORTH, KANSAS, principal campo de entrenamiento de oficiales de EE.UU. 17 DETENER EL COMUNISMO EN LAS AMÉRICAS». Para que no le quedara ninguna duda de la misión para la cual serían entrenados. Aquí encontramos otra de las piezas oscuras del 4 de febrero. Resulta que la mayoría de los estudiantes del C.G.S. provenían de cinco (5) países encabezados por Venezuela, seguidos de República Dominicana, Honduras, Guatemala y Bolivia. Estos países aportaron seiscientos treinta (630) oficiales (68%) de los novecientos y tantos graduados. Del «EJÉRCITO DEL LIBERTADOR DE VENEZUELA», salieron muchos comandantes de esta tenebrosa escuela y se dice que algunos de ellos llegaron a ser profesores de la misma54. EFRAÍN VÁZQUEZ VELASCO, -si, el mismo del golpe de abril del 2002- como jefe del Ejército, no fue el más brillante: quedó de 19 en la promoción de 1973; y fue uno de los graduados de ese curso elite en 1988, exactamente un año antes del Caracazo. VICTOR CRUZ WEFFER, fue el segundo como alférez auxiliar –si, el mismo del PLAN BOLÍVAR 2000LA CIA, EL PENTÁGONO Y EL GOBIERNO AMERICANO -si, el mismo tenebroso imperio- han desclasificado miles de documentos sobre la participación de sus agentes en los crímenes, golpes de estado, masacres y guerras en el mundo. Sin embargo la «revolución socialista, antiimperialista» de Venezuela no ha desclasificado, NI UN SOLO DE LOS MILES DE DOCUMENTOS QUE IMPLICAN AL EJERCITO Y POLICIAS DE LA LLAMADA IV REPUBLICA EN NUMEROSAS MASACRES Y CRIMENES Y MUCHO DE LOS CUALES SON HOY ALTOS FUNCIONARIOS Y DIRIGENTES DEL ACTUAL GOBIERNO. Sería interesante que se desclasificaran algunos, y nos contaran no sólo sobre el 4 de febrero que terminó en derrota, sino qué hicieron, dónde se entrenaron en esos 15 años de incubación del MBR-200, cuando se masacró al pueblo de Venezuela y se cometió el genocidio de Centro América bajo el período de Reagan, que por casualidad coincide cronológicamente con la época en que estos «militares revolucionarios» de hoy se estaban formando en el anticomunismo mas furibundo, en los inicios de la globalización y el neoliberalismo, como llaman a esta era de terror.55 54 A la anterior reseña nosotros le agregamos: De los 61.000 y más militares que han cursado estudios en la citada escuela, más de 3.000 provinieron de Venezuela. La lista completa se puede encontrar en el siguiente link: http://www.derechos.org/soa/ve-grads.html. Invitamos a leerla para que se sorprenda con algunos de los ilustres alumnos aventajados y profesores venezolanos de dicha escuela. 55 Llama la atención de todo un boom sobre el estudio de la historia de Venezuela, por parte intelectuales al servicio del gobierno y de la llamada oposición, y sin embargo NINGUNO HACE MENCION, NI SIQUIERA SE PREGUNTAN SOBRE ESTE PASADO OCULTO DEL 4 DE FEBRERO DE 1992. ¿Coincidencia de intereses? ¿Conspiración de silencio? 18 Así mismo llama la atención que los militares venezolanos encabezaran la lista de participantes en estos cursos en la Escuela de las Américas ¿Por qué eran más numerosos los militares venezolanos en esos cursos para comandantes, más que de Chile y Argentina con todo y sus dictaduras? La razón es elemental: AQUÍ ESTÄ LA MAYOR RESERVA PETROLERA DEL HEMISFERIO OCCIDENTAL Y QUÉ MEJOR GUARDIÁN QUE UN CACHORRO DEL PENTÁGONO PARA CUIDAR ESTE YACIMIENTO DE PETRÓLEO Y ENERGÍA QUE SE LLAMA VENEZUELA, Y ENTREGARLO EN PROPIEDAD VIA EMPRESAS MIXTAS A LOS VERDADEROS AMOS DEL PAIS: LAS COMPAÑIAS PETROLERAS INTERNACIONALES Y EL CAPITAL FINANCIERO MUNDIAL. Hoy la militarización del país, el establecimiento abierto de un Estado Corporativo, sostenido en la fuerza militar y policiaca con el apoyo de sectores marginados y lumpen de la población, la entrega en propiedad del yacimiento petrolero venezolano al capital petrolero y financiero internacional, la hipoteca del petróleo, hierro y aluminio a gobiernos y compañías internacionales, el endeudamiento masivo del país en el momento que recibió los más grandes recursos provenientes del petróleo, la dependencia casi total en materia de alimentos, repuestos, tecnología etc. son hechos que hablan por sí solos de la misión encomendada a Chávez y al partido militar por los factores de poder y que estos han cumplido con creces. Cabe agregar que los llamados partidos opositores no están al margen de este propósito de transformación del Estado venezolano. El vergonzoso acuerdo de la oposición con el gobierno el 7 de octubre para ratificar a Chávez en la Presidencia de la Republica y en especial, el paso acelerado con armas y bagaje de sectores de la llamada oposición, especialmente medios de comunicación que se autocensuran, en apoyo del gobierno; hablan por sí solos de los verdaderos objetivos del 4 de febrero de 1992: Acelerar la transformación del Estado Venezolano en beneficio exclusivo del capital petrolero y financiero internacional y de ese nuevo factor de poder que se llama el narcotráfico y la industria del crimen. Estos son hechos concluyentes que muestran el establecimiento de una vulgar dictadura militar-policiaca, con una muy adecuada careta democrática y sobre todo mediática, tal como debe corresponder al siglo XXI. Quien quiera comparar a Chávez y su gobierno con Hitler o el estalinismo soviético, no comprenderá jamás que «Él capital financiero no quiere la libertad, sino la dominación»56, lo que no quiere decir que la única forma de dominación que adopte sea el fascismo hitleriano o el mal llamado «socialismo estalinista». Hoy bajo el dominio mundial del capital financiero, sin ningún enemigo serio que se le oponga, con el poder militar y comunicacional prácticamente absoluto controlado por dicho capital; este se puede dar el lujo, de crear, fomentar o simplemente asimilar a «enemigos de paja y opositores radicales, nacionalistas, religiosos o antiimperialistas» que a través de elecciones o revueltas victoriosas, como las actuales en el Medio Oriente le permiten al capital mantener y ampliar su dominación y control. Esta estrategia política del capitalismo mundial en esta era de la llamada globalización la define muy bien Walter Graciano en su libro «Hitler gano La guerra»57 «si se necesitan cambios sociales para ejercer un poder global, y si sólo pueden ser realizados por un conflicto entre dos facciones antagónicas, opuestas entre sí en un proceso dialéctico de tipo hegeliano, ¿qué mejor entonces que controlar el conflicto? Dicho de otra manera, si se puede influir de manera muy importante en los dos bandos de un mismo conflicto y se puede tener cierta influencia low profile en su desarrollo, la élite bien podría entonces predecir, 56 57 Rudolf Hilferding, El Capital Financiero. http://libros-gratis-ya.blogspot.com/2008/02/libros-gratis-hitler-gan-la-guerra-de.html. 19 si bien no con exactitud, al menos con bastante precisión el resultado del mismo, y manejar lo más posible la realidad de acuerdo con sus propios intereses». En pocas palabras si se tiene el control del escenario mundial como lo tiene hoy el capital financiero internacional y se quiere evitar que surja un enemigo real que ponga en peligro el sistema vigente, la táctica es conocida: Se inventa un «enemigo de paja», controlable e inofensivo, al que se presentará como si fuese el enemigo real, o la «principal amenaza» contra el sistema. Si este enemigo se disfraza de «socialista, antiimperialista», y adquiere un lenguaje «radical» mejor58. En esta labor la llamada oposición democrática en Venezuela juega un papel esencial, ella es precisamente la encargada de difundir el mensaje entre la población sobre la amenaza del «comunismo de Chávez», en un verdadero acto de cinismo y felonía política. Calificar de «comunista o revolucionario» al único gobierno en toda la historia de Venezuela que ha entregado EN PROPIEDAD los yacimientos petroleros y mineros del país, que hipoteca su producción petrolera y minera, que saquea las finanzas públicas en estrecha alianza con la banca privada nacional e internacional, que propicia la mayor fuga de capital conocida en la historia de América Latina, que le compra al capital petrolero internacional un millón de barriles de petróleo diariamente a precios internacionales, calificar esto de comunismo es la mayor prueba de la comunidad de intereses de clase entre la oposición y el gobierno, entre la MUD y el PSUV. Divide y vencerás es una conseja milenaria del arte de la política. Polarizar a los trabajadores y población venezolana entre chavistas y escuálidos; reconstruir el bipartidismo sobre la base del llamado Estado Comunal, que legalice la dictadura del capital y la entrega final del yacimiento petrolero venezolano, he ahí la misión cumplida por Chávez, por la cual sus amos le estarán eternamente agradecidos. Y para refrendar esta dictadura el «ilustre» Hermán Escarrá, hasta ayer acérrimo enemigo del gobierno, hoy con el mayor cinismo declara: «EL ESTADO COMUNAL ES CONSTITUCIONAL Eso está previsto en la teoría del Estado social y democrático de derecho y de justicia -artículo 2 de la Constitución-; en que la soberanía reside exclusivamente en el pueblo artículo 5»59 58 Sobre el tema léase http://www.iarnoticias.com/secciones_2007/latinoamerica/0034_cuba_venezuela_petras_17mar07.html. . http://www.soberania.org/Articulos/articulo_2468.htm http://www.iarnoticias.com/2008/secciones/contrainformacion/0035_chavez_uribe_enemigos_11mar08.html. 59 http://www.avn.info.ve/contenido/herm%C3%A1nn-escarr%C3%A1-estado-comunal-es-constitucional. 20 Pablo Hernandez Parra . 12/12/2012 21