INTERVENCIÓN DEL CONSEJERO PRESIDENTE CON MOTIVO DE LA DESTRUCCIÓN DE LAS BOLETAS ELECTORALES y DEMÁS DOCUMENTACIÓN DE LA ELECCIÓN FEDERAL DE 2006

Punto 2 del Orden de Día de la Sesión Extraordinaria del Consejo General del IFE del 4 de septiembre de 2013 Señoras y señores miembros del Consejo General La democracia mexicana conforma un régimen de libertades que tutela el ejercicio de los derechos humanos y un marco institucional que garantiza, a cualquier ciudadano, el acceso a la información pública. Actualmente nuestra institucionalidad democrática reconoce contrapesos en el ejercicio del poder, límites a los actos de autoridad y, junto con el derecho internacional, garantías encaminadas a la protección y promoción de los derechos fundamentales de las personas. El pasado 22 de agosto, esta Presidencia recibió una notificación de la Subsecretaría para Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos de la Secretaría de Relaciones Exteriores, con respecto a la comunicación enviada por la Secretaría de las Naciones Unidas, Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos, en la cual remite el Dictamen Final del Comité de Derechos Humanos con relación a la petición formulada por el C. Rafael Rodríguez Castañeda. En esa resolución el Comité de Derechos Humanos dictaminó que los hechos relacionados con la petición del ciudadano, no se desprende vulneración de alguna disposición del Protocolo Facultativo del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos. Asimismo, determinó que el Estado mexicano en modo alguno vulneró los derechos humanos del C. Rodríguez Castañeda. En consecuencia, y después de siete años de un largo litigio en donde intervinieron diversas instancias nacionales e internacionales, está autoridad procederá, en términos de la legislación electoral vigente, a la destrucción de las boletas electorales, de diversa documentación y del listado nominal de electores del Proceso Electoral Federal 2005- 2006. Con independencia del régimen especial que regula la naturaleza jurídica de las boletas electorales y de conformidad con las disposiciones de la legislación electoral vigente, el Instituto Federal Electoral adoptó todas las medidas a su alcance para tutelar el derecho a la información que consagra el artículo 6° de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. Con ese propósito, y en el ámbito de sus responsabilidades, esta autoridad electoral: a) Agotó todas las instancias que dispone su reglamentación interna en materia de transparencia y acceso a la información pública. b) A solicitud del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación y de otras instancias del Poder Judicial de la Federación, aportó toda la información disponible y acato toda resolución relacionada con la protección de los derechos políticos electorales de los ciudadanos, y el acceso a las boletas y demás documentación del Proceso Electoral Federal 2005-2006. c) Atendió las resoluciones de los organismos que integran el sistema interamericano de derechos humanos.

1

d) Acató las medidas cautelares del Comité de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas, relacionadas con la suspensión de la destrucción de las boletas y documentación de las elecciones de 2006, y e) A partir de la resolución del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación del pasado 28 de agosto, esta autoridad electoral procederá a destruir la documentación electoral del proceso electoral federal 2005-2006, en términos de los lineamientos avalados por el propio Tribunal del Poder Judicial de la Federación.

Además de las medidas administrativas y de carácter presupuestal referidas en el propio proyecto de acuerdo, este Consejo General acordó llevar acciones con total transparencia para: a) Realizar gestiones ante la Secretaría de la Defensa Nacional, Secretaría de Marina Armada de México, entre otras instancias, a fin de garantizar absoluta seguridad en el traslado y resguardo de la documentación electoral. b) Convocar a los representantes de los partidos políticos y a los ciudadanos que participaron como consejeros electorales, a supervisar la apertura de las 32 bodegas estatales que concentraron los paquetes electorales 2006, así como el procedimiento de traslado y concentración de los mismos en la bodega central, y finalmente c) Invitar a los integrantes de este Consejo General a través de la Dirección de Organización Electoral a realizar una visita a la bodega central a efecto de evaluar las condiciones de seguridad que prevalecen en el resguardo de los paquetes. Señoras y señores integrantes de este Consejo General Si bien el Proyecto de Acuerdo que nos ocupa deja totalmente a salvo el estudio sobre participación que se realizará a partir del análisis de una muestra de los paquetes electorales integrados hace siete años, este es un momento propicio para cerrar definitivamente el capítulo de la elección federal de 2006. Dejemos atrás una elección que dividió a la sociedad mexicana. Reconozcamos los principios de certeza y legalidad que prevalecieron en las resoluciones emitidas, tanto en el Instituto Federal Electoral como en diversas instancias del Poder Judicial de la Federación y en las instancias internacionales. Reconozcamos el carácter supranacional de los derechos humanos y la jurisdicción de esos organismos internacionales que tutelan su protección y promoción pero acatemos puntualmente sus resoluciones. Recuperemos la confianza entre nosotros; la confianza que permite apoyar el trabajo de lo demás, mostrar nuestra solidaridad en momentos complejos para el país y respaldar a las instituciones que hemos edificado para encauzar nuestro desarrollo y fortalecer nuestra vida democrática. Antepongamos el diálogo como la fórmula para escucharnos, para resolver diferencias, para propiciar amplios esquemas de colaboración y para alcanzar acuerdos que requiere el país pero sobre todo acatemos las resoluciones de los órganos jurisdiccionales que están mandatados por los tratados internacionales. Está a su consideración el proyecto de acuerdo.

2