Está en la página 1de 3

Reciclaje del vidrio

El vidrio es un material totalmente reciclable y no hay límite en la cantidad


de veces que puede ser reprocesado. Al reciclarlo no se pierden las
propiedades y se ahorra una cantidad de energía de alrededor del 30% con
respecto al vidrio nuevo.

Contenedor de recogida de botellas de vidrio en España.

Para su adecuado reciclaje el vidrio es separado y clasificado según su tipo


el cual por lo común está asociado a su color, una clasificación general es la
que divide a los vidrios en tres grupos: verde, ámbar o café y transparente.
El proceso de reciclado luego de la clasificación del vidrio requiere que todo
material ajeno sea separado como son tapas metálicas y etiquetas, luego el
vidrio es triturado y fundido junto con arena, hidróxido de sodio y caliza para
fabricar nuevos productos que tendrán idénticas propiedades con respecto
al vidrio fabricado directamente de los recursos naturales. En algunas
ciudades del mundo se han implementado programas de reciclaje de vidrio,
en ellas pueden encontrarse contenedores especiales para vidrio en lugares
públicos.

En ciertos casos el vidrio es reutilizado, antes que reciclado. No se funde,


sino que se vuelve a utilizar únicamente lavándolo (en el caso de los
recipientes). En acristalamientos, también se puede aprovechar el vidrio
cortándolo nuevamente (siempre que se necesite una unidad más
pequeña).

El reciclaje de vidrio trae muchos beneficios al medio ambiente. Se

reduce el consumo de energía, la contaminación del aire y el

consumo de materias primas. Con el reciclado de cuatro botellas de


cristal, se podría lograr la energía suficiente para el funcionamiento

de un depósito durante un día y con el reciclado de tres, la

suficiente para lavar la ropa de cuatro personas.

Los envases fabricados con vidrio tratado reducen las

emisiones de gases a la atmósfera y disminuyen los daños del

efecto invernadero. Con sólo separar el vidrio del resto de los

residuos se preserva el medio ambiente y se evita la degradación

de la naturaleza. El vidrio se puede reciclar al cien por cien y tantas

veces como sea necesario, sin necesidad de extraer nuevas

materias primas. Además, el vidrio reutilizado requiere una menor

temperatura de fusión que sus componentes primarios: arena, sosa

y caliza, con lo que se consume una menor cantidad de energía.

La financiación de sus actuaciones viene dada por las

aportaciones que realizan las empresas envasadoras, por cada

envase puesto en el mercado. Todas estas empresas tienen un


logotipo distintivo, (un punto verde), que muestra que ese envase

ha financiado un sistema de recuperación y reciclado. Así, cumplen

con la obligación, según la Ley de Envases, de financiar su recogida

Reciclaje de virdrio

Pero que podemos hacer desde nuestra casa? Aquí parten una serie de
consejos para fomentar el reciclado de vidrio.

Reduce los residuos comprando botellas retornables

Devuelve el vidrio retornable a la tienda donde lo compraste para que


sea reutilizada

Utiliza siempre el contenedor indicado para depositar los envases de


vidrio

Recuerda quitarle la tapa a la botella antes de depositarla en el


contenedor de vidrio

No arrojes en los contenedores de vidrio: cristales de ventanas, bombillas,


fluorescentes o vitrocerámica ya que estos cristales están hechos a partir de
mezclas de diferentes materiales por lo que es imposible reciclarlos junto
con el vidrio normal

Puedes reutilizar los envases de vidrio para realizar todo tipo de


manualidades, por ejemplo, floreros.