IMPACTO DE ROYA DEL CAFÉ EN LA CAFICULTURA CAFETALEROS EN EL TOTAL ABANDONO Y ARRUINADOS Por: Dr. Ing. Abog.

Rolando Reátegui Lozano Al recorrer la Región San Martin desde el distrito de Madre Mía –Provincia de Tocache- , hasta el distrito de Naranjos- Provincia de Rioja-, he podido comprobar, in situ, el drama por lo que están pasando cientos de agricultores que cultivan el café en nuestra Región, por efecto de la roya o herrumbre (enfermedad del café ocasionada por el hongo Hemileia vastatrix). Al conversar con ellos, viene la pregunta tácita. ¿Existe alguna estrategia de apoyo del Gobierno Central o del Gobierno Regional?, todos indican que hasta ahora no existe ningún tipo de apoyo técnico, científico, peor económico. Pero veamos primero algo de esta enfermedad. Esta enfermedad está relacionada con la alta carga fructífera, falta de fertilización, uso inadecuado de fungicidas y variabilidad climática, entre otros factores que debilitan la planta, haciéndola más susceptible a ataques severos. Se ha señalado a la roya del cafeto entre las siete pestes y enfermedades más importantes de los últimos 100 años, a la que podría compararse con las plagas de los tiempos bíblicos de Egipto. Esta enfermedad no solamente ha producido y todavía produce pérdidas económicas enormes sino que sus devastaciones servían para subrayar a los agrónomos de mitades del siglo pasado, la enorme importancia del estudio de las enfermedades de las plantas. Según fuentes consultadas, la roya ataca principalmente a plantaciones de variedades Caturra, Catuaí, Bourbón, Typica, Pache, Geisha, Mokka, Pacamara y otras susceptibles. El impacto de esta enfermedad en lo económico y social, es impresionante. Según la Junta Nacional del Café, la roya ha causado pérdidas en el país aproximadamente 975 millones de soles durante el 2013. Actualmente 60 mil productores han perdido su cosecha y sus ingresos durante el 2013 por los daños de la roya. La roya está afectando aproximadamente a 415, 000 ha. en todo el país. Se ha perdido la cosecha total hasta el momento más de 1, 500, 000 quintales. de los 7,500,000 quintales. Se estima que 500 mil personas, en 120 distritos rurales cafetaleros serán afectadas por una desocupación masiva. Ya 60 mil productores han perdido su cosecha y sus ingresos durante el 2013 por los daños de la roya, sumándose a las 165 mil familias que acumulan pérdidas por bajos precios. Y el Gobierno Nacional y Regional, bien gracias, esta cosa no va conmigo, parecen decir. Entonces que debe de hacer las autoridades, he aquí algunas estrategias de corto y largo plazo: Mejoramiento de la competitividad: calidad y comercialización del café. La ventaja en el mercado cafetalero radica en contar con muchas zonas de cultivo con las condiciones agroecológicas adecuadas para producir café de buena calidad. El café que se cultiva en la Provincia de Tocache es considerado como el mejor café aromático del mundo. Diseño de una estrategia de diversificación para caficultores no competitivos. El desarrollo de una estrategia exitosa para la diversificación agrícola debe seguir un enfoque sistemático, que tome en

cuenta tanto condiciones agrícolas como comerciales, así como problemas ambientales y sociales. Los factores a considerarse deberán incluir servicios de apoyo agrícola confiables; investigación y extensión para la producción, comercialización y promoción; crédito; infraestructura; asistencia técnica y capacitación en administración empresarial y gestión de riesgos; e inteligencia y regulación del mercado. El Ministerio de Agricultura, SENASA, IIAP, INIA, las Universidades, deben ser los abanderados en esta estrategia. El estado debe de intervenir en forma inmediata con medidas de contingencias, pero efectivas y no con declaraciones en los principales medios, pero efectividad cero. Tratamiento de la problemática social. La vulnerabilidad social también deberá reducirse, tanto a corto como a largo plazo. A fin de ayudar a los caficultores, a los trabajadores y a sus familias, es necesario contar con una mejor atención social (en particular, acciones a corto plazo como medidas de protección social y redes de seguridad alimentaria). Para proteger a los pequeños caficultores, que son vulnerables a las variaciones en los precios, es necesario desarrollar y adoptar mecanismos de cobertura de riesgos en los precios y otros instrumentos similares. Desarrollar un programa de renovación de plantaciones con un apoyo económico para créditos con tasas no mayores del cinco por ciento y por un período mínimo de ocho años, con el fin de combatir la plaga de la roya que afecta al sector. Mayor conocimiento ambiental en la producción de café. Finalmente, una estrategia sostenible para el sector cafetalero debe proteger el ambiente. Un acertado manejo ambiental puede contribuir a mejorar la calidad, la productividad, la viabilidad económica, la competitividad y la sostenibilidad de las explotaciones cafetaleras. Además, puede ayudar a mantener la productividad de la tierra y ofrece oportunidades de mercado con valor agregado (como cafés especiales y servicios ambientales). La Asociatividad con competividad. Las instituciones públicas y privadas que trabajan en el sector cafetalero pueden jugar un papel clave promoviendo la asociatividad con competitividad del sector. Promoviendo (a) la producción, el procesamiento, la comercialización y promoción de cafés de calidad, (b) apoyar la agrupación de pequeños productores, (c) prestar una efectiva asistencia técnica, información de mercado, investigación y extensión a los caficultores y (d) facilitar la constitución de alianzas y relaciones de colaboración entre aliados locales y extranjeros.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful