IMAGINACIÓN NARRATIVA COMPASIVA

“… consistiendo la diferencia de tan varios sentimientos, no en la calidad del mal que se padece, sino en la de las personas que lo sufren; porque, movidos de un mismo modo, exhala cieno un hedor insufrible y el ungüento precioso una fragancia suavísima.” San Agustín de Hipona. La ciudad de Dios.

Entre drama y tragedia La imaginación narrativa sucede al mismo tiempo que el examen de sí y el reconocimiento de los desacuerdos críticos de y entre las culturas. Consideremos la compasión como la toma Martha Nussbaum, como propósito de una empatía con el otro, una reflexividad del otro y una vulnerabilidad misma. La dimensión literaria
“La palabra «literatura» comprende ahora más o menos toda especie de libros que sea concebible tengan relevancia moral; que sea concebible, puedan modificar la percepción que se tiene de lo que es posible e importante.” (Rorty, 1996 p. 100)

de esta compasión, es la postura que alterno entre la Martha Nussbaum de

“La promesa política de la literatura es que nos puede transportar, mientras seguimos siendo nosotros mismos, a la vida de otro, revelando las similitudes, pero también las profundas diferencias entre él y yo, y haciéndolas comprensibles o, al menos, acercándose a ello.” (Nussbaum, 2005 p. 147) “Lo que define lo trágico es la alegría de lo múltiple, la alegría plural. Esta alegría no es el resultado de una sublimación, de una compensación, de una resignación, de una reconciliación […] Trágico designa la forma estética de la alegría, no una receta médica, ni una solución moral del dolor, del miedo o de la piedad. Lo trágico es alegría” (Deleuze, 2008 p. 29);

y el Gilles Deleuze que lee a Nietzsche de

La diferencia entre estas dos imaginaciones narrativas, puede estar dada en que el drama exalta el sufrimiento y la tragedia exalta la alegría. Si tomo como partida el drama, desde ahí paso a la tragedia, la celebración de la vida en el héroe que se repone a las adversidades de la vida de alguien. Para pensar en esto podemos aludir a la conocida película La vida es bella, de Roberto Remigio Benigni y a la no tan conocida película Dogville, de Lars Von Trier. Propongo que pensemos, La vida es bella como lo trágico deleuzeano (lo múltiple que se afirma con el sufrimiento) y Dogville1 como drama nussbaumsense, “Inquietemos y asustemos su imaginación con los peligros que constantemente rodean a los seres humanos.” (Nussbaum, 2005 p. 126). Esta puede ser una provocación de este texto en su protagonismo. En la literatura hay dos asuntos que salen a la luz en el texto de la filósofa política y del filósofo francés: el asunto del drama y el asunto de la tragedia. Hay dos narrativas literarias que merecen la pena diferenciar: la narración trágica y la narración dramática. El asunto de la narración dramática es la compasión, un
1

Argumento: La hija mimada de un mafioso, escapa tras el descubrimiento de la ocupación “real” del padre. Se refugia entre la comunidad de un pueblo aislado. Ofrece sus servicios a toda la comunidad con humildad y como pago a su protección. A cambio y progresivamente la comunidad le responde con vejaciones profundas. El padre mafioso aparece a salvarla en el momento que está más allá del borde mismo de la última moral. El escarmiento es brutal y todos los que sobreviven el exterminio quedan tranquilos.

1

es la vulnerabilidad de lo humano. que convierte a la vida en algo que debe ser justificado.. “Será necesario. a Fulano de Tal». traigo a un filósofo liberal de nuestros afectos. 25). en la esperanza de la reflexividad del otro y en la vulnerabilidad propia. 25) La tragedia opera por otra afirmación del sufrimiento. por la alegría en esto.” La tragedia de lo último. a la simetría en la desgracia como potencia.. que fue sólo un truco y que lo dijiste únicamente para que dejaran de martirizarte y que no lo pensabas de verdad. esencialmente. No te importa en absoluto lo que pueda sufrir. que ni siquiera puedes imaginarte sin temblar. Rorty nos dice que la solidaridad es contingente ahí donde coinciden nuestros intereses privados con los de colectividades muy específicas. Deseas de todo corazón que eso tan terrible le ocurra a la otra persona y no a ti. que testimonia contra ella. pues que el hombre trágico. Crees entonces que no hay otra manera de salvarte y estás dispuesto a salvarte así. para demandar en esto el cuidado del otro.” (Rorty.” (Deleuze.. Podemos pertenecer a grupos de intereses muy particulares al mismo tiempo y de forma provisional. un aspecto que entra en competencia con nuestros afectos privados y con nuestros intentos privados de creación de nosotros mismos. La 2 . 1996 p. 126) . Pero. El drama de la compasión opera en la empatía.ejemplo de cómo opera es el aviso: “protéjalo. puede ser su hijo” que acompañan las vías donde abunda la práctica ciclística. 25) El tercer elemento del algebra moral (primero empatía.” (Deleuze. Es la posibilidad práctica de que los que manejan tengan hijos que practiquen ciclismo de carretera o cualquier deporte riesgoso a considerar. que me recuerda poderosamente esta idea de la tragedia. Una posibilidad liberal Como sabemos. 2008 p. de la solidaridad. más adelante. 2008 p. segundo reflexividad).. 2005 p. la renuncia absoluta “A veces te amenazan con algo. La compasión alude. házselo a otra persona. Sólo te importas entonces tú mismo. para la profesora Nussbaum. “el sentido de la propia vulnerabilidad ante la desgracia. 1984. la tragedia de acorralar lo humano para precisamente valorarlo. “hacer que importe” (Nussbaum. 124). 2008 p. En palabras de Deleuze monografiando a Nietzsche: “… la vida que justifica el sufrimiento…” (Deleuze. 212). Así opera el drama. no. la inscripción ciudadana de la profesora Nussbaum es liberal. la empresa de la negación. al mismos tiempo que descubre su propio elemento en la pura afirmación. Y quizá pretendas. Con el propósito de enriquecer la discusión sobre los rumbos del libro de Agón. Cuando ocurre eso se desea de verdad y se desea que a la otra persona se lo hicieran. 2005 p. el sufrimiento que acusa a la vida.. El momento del grado cero de la compasión. “. Hay un fragmento en la novela de George Orwell. algo que no puedes soportar. Richard Rorty “…nuestras responsabilidades para con los otros constituyen sólo el lado público de nuestras vidas.” (Nussbaum. el grado cero del amor. y no ostenta automáticamente la prioridad sobre tales motivos privados. La tragedia que es afirmación cuando la imaginación narrativa nos recuerda en qué podemos convertirnos si insistimos en negar la vida y olvidar que es lo que hacemos con esto. definitivamente. Y entonces dices: «No me lo hagas a mí.. descubra a su más profundo enemigo. como el que lleva a cabo verdaderamente. Todos somos susceptibles a la desgracia y por lo tanto la ayuda busca un fin retributivo.

es muy posible que no le haya gustado. 2005 p. el engaño como vehículo de la protección de la infancia. no hay consecuencia moral pequeña. tejen su vida juntos a partir de algunas coincidencias y de la historia del mundo que los atraviesa. pero superada. aquel que pretende expulsar las humanidades de la educación superior. Noten el subtítulo del libro: Una defensa clásica de la reforma en la educación liberal. La alegría de hacer afirmar el sufrimiento.”(Nussbaum. Aquí yo veo una más clara alusión a la tragedia que en La vida es bella. es abundante el conservadurismo más recalcitrante. 2 http://es. sufrida. pero considerando la urgencia de la restitución humanística en la educación superior. Muy bien contada y con profusión de recursos fotográficos. La compasión mueve la solidaridad liberal: la empatía.org/wiki/¡Matemos_a_los_pobres! 3 . es fragmentada. En la condición postmoderna la solidaridad es móvil. y nos invita a analizar los textos mediante evaluaciones morales y sociales de los tipos de comunidad que ellos crean. “… el modo en que la interacción entre el lector y el texto constituyen una amistad o comunidad. 136) ¡MATEMOS A LOS POBRES!2 Charles Pierre Baudelaire Poema número 49 de El spleen de París (Los pequeños poemas en prosa). La propuesta de la profesora Nussbaum. En cambio en La vida es bella la afirmación tiene un relato de ilusión que pasa por el engaño. La película de Bernardo Bertolucci. en Novecento la ilusión es una realismo.muerte de los meta-relatos es esto. todas provisionales y simultáneas. con la alegría de una prueba superada. la reflexividad y la vulnerabilidad. Al parecer en las universidades norteamericanas. para que aumenten las excusas para discutir sobre la compasión como asunto de la narración literaria. es una propuesta muy importante en los días que corren (así se acabe el mundo). dura cinco horas. una afirmación al sufrimiento. Novecento. Las dos familias. la compasión con el patrón para que no se olvide al patrón. la alegre posibilidad de acabar con los errores en las historias de los pueblos. el fin de la historia en la que pertenecíamos a un partido o a un bloque. La historia que cuenta tiene un desenlace en un acto de compasión. tres generaciones en dos familia en la Italia de 1900 a 1945. puede ser a ratos aparentemente blanda. la película nos convence de que el patrón debe morir y que la persona que fue el patrón debe permanecer viva para que se recuerde al patrón. ¿qué enseña? Es muy posible que la profesora Nussbaum haya visto La vida es bella. Les presento un poema del canon literario. Imaginación narrativa en acto Quiero presentarles un poema en prosa. también para el debate. los desposeídos y los posesores.wikisource.

por tiempo bastante largo. rodeado de los libros de moda entonces -hará diez y seis o diez y siete años-. Y salí con una gran sed. y como no me sentía con fuerza bastante. el germen obscuro de una idea superior a todas las fórmulas de buena mujer. y el mío se digna aconsejar. con una de esas miradas inolvidables que derribarían tronos si el espíritu moviese la materia y si los ojos de un magnetizador hiciesen madurar las uvas. me apoderé de una gruesa rama que estaba caída y le golpeé con la energía obstinada de los cocineros que quieren ablandar un biftec. una voz que reconocí perfectamente: era la de un Ángel bueno o la de un Demonio bueno. me cuchicheaba esto: «Sólo es igual a otro quien lo demuestra. y sólo es digno de libertad quien sabe conquistarla. tragado. que nunca hubiera sospechado yo en máquina tan descompuesta. No habrá de causar sorpresa que estuviese yo entonces en una disposición de espíritu cercana del vértigo o de la estupidez. algo infinitamente vago. acogotara al débil sexagenario. que el de Sócrates no se le manifestaba sino para defender.Durante quince días me recluí en la habitación. le cogí con una mano por la solapa del vestido. Había. firmado por el sutil Lélut y por el avispado Baillarger? Esta diferencia existe entre el Demonio de Sócrates y el mío. el mío es Demonio de acción. Únicamente me había parecido que sentía. bastante enérgico para romperle los omoplatos.» Inmediatamente me arrojé sobre mi mendigo. ¿por qué no había yo de tener mi Ángel bueno. fuera del alcance de todo agente de policía. como Sócrates. sugerir. avisar o impedir. De repente -¡Oh milagro!. Al mismo tiempo oí una voz que me cuchicheaba al oído. digerido -es decir. El pobre Sócrates no tenía más que un Demonio prohibitivo. He de confesar que antes había inspeccionado los alrededores en una ojeada. porque soy delicado de nacimiento y me he ejercitado poco en el boxeo.vi que la vieja armazón de huesos se volvía. me 4 .todas las elucubraciones de esos contratistas de la felicidad pública de los que aconsejan a todos los pobres que se hagan esclavos y de los que llegan a persuadirles de que todos son reyes destronados-. y por qué no tendría. buenos y ricos en veinticuatro horas. Demonio de combate. le agarré del pescuezo con la otra y empecé a sacudirle vigorosamente la cabeza contra la pared. Su voz. pues. para comprobar que en aquel arrabal desierto me encontraba. y con una mirada de odio que me pareció de buen agüero. de un puntapié en la espalda. el mío es gran afirmador. Porque el gusto apasionado de las malas lecturas engendra una necesidad en proporción de aire libre y de refrescos. Como en seguida. pues. Puesto que Sócrates tenía su Demonio bueno. Pero no era más que la idea de una idea. A punto de entrar en la taberna. que en un segundo se volvió del tamaño de una pelota. que a todas partes me acompaña. Me partí una uña al romperle dos dientes. se levantaba con energía. persuadir. confinado en el fondo de mi intelecto. cuyo diccionario había recorrido yo no hacía mucho. De un solo puñetazo le hinché un ojo. ¡oh goce del filósofo que comprueba lo excelente de su teoría!. para matar al viejo con rapidez. el honor de alcanzar mi certificado de locura. el decrépito malandrín se me echó encima. quiero decir de los libros en que se trata del arte de hacer a los pueblos dichosos. un mendigo me alargó el sombrero.

R. y con la misma rama me sacudió leña en abundancia. 5 . Barcelona. hay que aplicarles la teoría que he tenido el dolor de ensayar en sus espaldas. El cultivo de la humanidad. le dije: «¡Señor mío.» Me juró que se daba cuenta de mi teoría y que sería obediente a mis consejos. Bibliografía Deleuze.hinchó ambos ojos. Barcelona. y. cuando la pidan limosna. G. y acuérdese. ironía y solidaridad. Contingencia. (2008). Nietzsche y la filosofía. es usted igual a mí! Concédame el honor de compartir conmigo mi bolsa. para darle a entender que yo daba por terminada la discusión. que a todos sus colegas. levantándome tan satisfecho como un sofista del Pórtico. Nussbaum. me rompió cuatro dientes. Hícele señas entonces. Editorial Paidós Rorty. Editorial Anagrama. (2005). Con mi enérgica medicación le había devuelto el orgullo y la vida. Una defensa clásica de la reforma en la educación liberal. (1996). Barcelona. Editorial Paidós. si es filántropo de veras. M.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful