Está en la página 1de 42

LA HOMOSEXUALIDAD

UNIVERSIDAD DE SAN MARTÍN DE PORRES


FACULTAD DE MEDICINA HUMANA

LA HOMOSEXUALIDAD

• Integrantes:

ARRIOLA CAMPOS, Christian Ernesto


BARON VILLELA, Claudia Alejandra
BARBOZA JANAMPA, Amir Yarosh
BECERRA, Jan Manuel
CASTRO CABALLERO, Andrés Eduardo
TORRES CHAVEZ, Gonzalo Andrés
URTEAGA MÁRQUEZ, Martha Antonieta

• Grupo: 1-S

• Horario: viernes de 8:00 a 10:00 a.m.

• Profesor: Winston Orrillo

PRIMER AÑO

I-SEMESTRE
LIMA-PERU
2008
Dedicamos este trabajo a todos nuestros compañeros,
y porque no, a todos nuestros futuros
pacientes. Que Dios los bendiga.
A nuestra profesora Helda Castillo por su predisposición permanente e
incondicional en aclarar nuestras dudas y por sus substanciales sugerencias
durante la redacción de este trabajo.
Por esta libertad de canción bajo la lluvia
habrá que darlo todo

Por esta libertad de estar estrechamente atados


a la firme y dulce entraña del pueblo
habrá que darlo todo
Por esta libertad de girasol abierto en el alba de fábricas
encendidas y escuelas iluminadas
y de esta tierra que cruje y niño que despierta
habrá que darlo todo
No hay alternativa sino la libertad
No hay más camino que la libertad
No hay otra patria que la libertad
No habrá más poema sin la violenta música de la libertad

Por esta libertad que es el terror


de los que siempre la violaron
en nombre de fastuosas miserias
Por esta libertad que es la noche de los opresores
y el alba definitiva de todo el pueblo ya invencible.
Por esta libertad que alumbra las pupilas hundidas
los pies descalzos
los techos agujereados
y los ojos de los niños que deambulan en el polvo
Por esta libertad que es el imperio de la juventud
Por esta libertad
bella como la vida
habrá que darlo todo
si fuere necesario
hasta la sombra
y nunca será suficiente.

FAYAD JAMIS
PRÓLOGO

La homosexualidad es un excelente ejemplo de lo que puede ganarse


mediante el estudio subjetivo de los problemas de la conducta sexual. Se ha
conseguido plenamente consignar propios sentimientos acerca de los
homosexuales; los de otros muchos homosexuales típicos y no típicos, y los de
los heterosexuales con relación a los homosexuales del presente. Además, sin
pretender ser exhaustivo en cuanto a estadística ni en cuanto a hechos, nos
proporcionan una gran masa de material sobre los homosexuales, y se explora
inteligentemente muchos de los más importantes problemas sociológicos,
psicológicos, culturales, religiosos y de otras clases que actualmente existen en
relación con la homosexualidad. Muchas de las ideas que se expone en la
monografía son originales y sugestivas, y todas merecen seria consideración.
Yo no puedo, naturalmente, estar de acuerdo con todas las opiniones. Ya que
estoy influido por mis predilecciones heterosexuales. Por tanto, no puedo estar
conforme con las ventajas sociales, políticas, individuales o de cualquier otro
género. Además, como psicoterapeuta de orientación psicoanalítica, hubiera
preferido acentuar con más energía las contradicciones psicosociales que
nacen de los intentos del homosexual para combatir las persecuciones de la
sociedad heterosexual y al mismo tiempo para suscribir y aprobar las actitudes
puritanas y antiindividualistas de esa sociedad en que están enraizadas
aquellas persecuciones. Como sexólogo, me hallo en dar disconformidad con
algunas de las opiniones, expresas o implícitas. Y como psicólogo, querría que
se hubiera señalado con más vigor la multiplicidad de las causas de la
homosexualidad.
Comentar todas las excelencias de La Homosexualidad exigiría hacer un
sumario detallado de toda la monografía. Basto decir que la obra es notable por
su bien justificada acusación contra las pacatas y sádicas persecuciones de
que los heterosexuales hacen objeto a los homosexuales; por su aceptación de
las modernas ideas psicoanalíticas, al mismo tiempo que resiste a la tentación
de engolfarse en un simbolismo ultra analítico; por su insistencia sobre los
problemas que plantean otras minorías, y no sólo las homosexuales; por su
aceptación de las causas ambientales de la homosexualidad; por su inteligente
y amplia erudición, y sobre todo por su perspicacia para estudiar sus propias
limitaciones y desviaciones. En suma La Homosexualidad es con mucho la
mejor descripción no literaria o novelesca del homosexual que hasta hoy se ha
publicado. Deben leerlo todos los invertidos y todos los que deseen
comprender plenamente la cuestión de la homosexualidad. Es una obra
francamente sería, sincera, perspicaz. Aun quienes se hallen en más violento
desacuerdo con sus opiniones, la encontrarán sugestiva y digna de ser leída.

ALBEKT ELLIS
ÍNDICE

Capítulo I: Introducción. 1

Capítulo II: Definición. 2

Capítulo III: Homosexualidad a lo largo de la historia 3

3.1 Homosexualidad en el antiguo Egipto


3.2 Homosexualidad en Grecia y Roma
3.3 Santa Inquisición
3.4 Persecución nazi de los homosexuales

Capítulo IV: Teorías sobre el origen físico de la homosexualidad 6

4.1 Orientación Sexual


4.2 Homosexualidad debido a la actividad hormonal
4.3 Intersexualidad
4.4 Herencia o Factores Genéticos

Capítulo V: La Sociedad y la Homosexualidad 9

5.1 Identificación con la madre


5.2 Narcisismo
5.3 Represión contra mutabilidad

Capítulo VI: LESBIANISMO 11

6.1 Cultura
6.2 Discriminación y feminismo

Capítulo VII: Situación legal en el mundo 12

7.1 Situación por continentes

7.1.1 Homosexualidad en África


7.1.2 Homosexualidad en América Latina
7.1.3 Homosexualidad en Europa
7.1.4 Homosexualidad en Oceanía

Capítulo VIII: Religión y homosexualidad 23

8.1 Homosexualidad y cristianismo


8.2 Homosexualidad y catolicismo
8.3 Postura de otras iglesias
Capítulo IX: Matrimonio homosexual 24

9.1 Controversia
9.2 Debate político

Capítulo X: Adopción por parejas homosexuales 26

10.1 Aceptación

Capítulo XI: Movimiento homosexual 27

Capítulo XII: Día Internacional del Orgullo LGBT 27

12.1 Oposición
Introducción

Estamos ya en el siglo XXI, la humanidad ha alcanzado grandes progresos


materiales y sin embargo, olvidada de la moral espiritual, no los disfruta como
progreso común del que debieran beneficiarse todos los humanos. La
confusión material y el agobio espiritual es tal, que la tierra “parece una casa de
locos”.

No hay efecto sin causa y la causa mayor está en la ignorancia, la mala


educación y la errada organización política en la que malviven los hombres y
las mujeres, cuya moral material, cívico-social, es el reflejo de la moral
espiritual en ellos inculcada.

La homosexualidad como rasgo social específico es un tema que poco se


discute pero muchos tienen la curiosidad por conocerlo aún con cierta
discrecionalidad. Esta ambigüedad no es distinta a la existente en la naturaleza
del conflicto socio-biológico. La homosexualidad, masculina o femenina,
siempre ha existido en la sociedad tanto primitiva como la moderna. La
conducta de orientación sexual invertida al orden establecido para la
reproducción no es casual y mucho menos esporádica. Su presencia en otras
especies animales distinta a los homínido, a la cual el hombre pertenece, nos
indica que el fenómeno tiene un origen en el torrente biológico influido para su
expresión por los factores del medio ambiente.

La humanidad en el curso de su evolución ha dejado huellas que destacan su


conducta erótico-sexual como expresión primordial de inteligencia, y, de igual
forma, testimonios de su crueldad para reprimirla. En esa permanente lucha
entre el Thanatos y el Eros la sociedad define los perfiles de conducta, pero
sólo el individuo es consciente de sus propios actos y responsable de
orientarlos acorde con la naturaleza (fuerzas instintivas) de la empatía. Esos
impulsos destinados a la atracción, cortejo y cópula, son ancestrales y, por
ende, codificados como "señales impresas" en el genoma y transmitidas entre
especies desde el origen mismo de la vida.

En las páginas siguientes se pretende trazar de forma escueta un cauce que se


amolda a la perspectiva evolutiva y posterior evolución de los diversos
aspectos que atañen a la homosexualidad. El lector crítico encontrará grandes
vacíos que sabrá llenar de acuerdo a su interés, pues el intento no es otro que
el de transmitir una opinión sustentada para contribuir en la orientación y
fomento de la discusión de la temática homosexual como condición humana
inalienable. Los argumentos históricos, literarios y biológicos tienen el soporte
en la selecta bibliografía consultada.
DEFINICIÓN:

La homosexualidad es una orientación sexual y se define como la interacción


sexual y/o atracción romántica hacia individuos del mismo sexo.
Etimológicamente, la palabra homosexual es un híbrido del griego homo (que
significa igual y que a veces se confunde con el significado latino, hombre) y el
latín, sugiriendo una relación sexual y sentimental entre personas del mismo
sexo, incluyendo así el lesbianismo. El término gay suele emplearse para
referirse a los hombres homosexuales, y el término lesbiana para referirse a las
mujeres. Desde 1973 la comunidad científica internacional considera que la
homosexualidad no es una enfermedad. Sin embargo, la situación legal y social
de la gente que se autodenomina como homosexual varía mucho de un país a
otro y frecuentemente es objeto de polémicas.

El término homosexual fue empleado por primera vez en 1869 por Karl-Maria
Kertbeny, y el libro Psychopathia Sexualis de Richard Freiherr von Krafft-Ebing
popularizó el concepto en 1886. Desde entonces, la homosexualidad se ha
convertido en objeto de intenso estudio y debate: inicialmente se catalogó
como una enfermedad, trastorno o patología que había que curar, pero
actualmente se entiende como parte integral necesaria para comprender la
biología, psicología, política, genética, historia y variaciones culturales de las
identidades y prácticas sexuales de los seres humanos.

El sustantivo gay se refiere a personas homosexuales de ambos sexos, aunque


generalmente se usa hablando de un hombre homosexual. Algunos conceptos
relativos a la orientación sexual (heterosexualidad, homosexualidad,
bisexualidad, etc.) son a veces confundidos con otros relacionados a la
identidad sexual, tales cómo la transexualidad. Sin embargo, se trata
simplemente de una mal interpretación de tales definiciones.

Varios estudios han demostrado que la homosexualidad ha existido desde el


principio de la humanidad, en todas las razas, en ambos sexos, en cualquier
nivel social. La homosexualidad se ha confirmado en muchas especies
animales, incluyendo los primates superiores.

Aunque hoy se emplea de forma generalizada, es oportuno reseñar que la


existencia de la categoría homosexual en sí misma, aplicada a personas, es
objeto de contestación desde diferentes puntos ideológicos. Las corrientes
integristas niegan la existencia de personas homosexuales, pero admiten la de
prácticas homosexuales; otras niegan que la orientación sexual de una persona
la defina en modo alguno.
LA HOMOSEXUALIDAD A LO LARGO DE LA HISTORIA

La homosexualidad ha estado presente en las sociedades desde tiempos muy


antiguos y se han encontrado casos de homosexualidad bastante bien
documentados desde la temprana antigüedad.

Homosexualidad en el Antiguo Egipto:

Los textos sobre la homosexualidad en el antiguo Egipto no son muy


numerosos. Son polémicos y están abiertos a diferentes interpretaciones. Esto
no se debe a que el tema fuera considerado tabú, sino que puede deberse al
tipo de fuentes que han llegado a nuestros días. La sexualidad casi nunca es
representada y es rara su mención en los textos.

Del Imperio Antiguo (dinastía V, hacia 2500 a.d.C.) proviene la mastaba


decorada de Nianjjnum y Jnumhotep, altos funcionarios de la corte. Ambos
hombres estaban casados y tenían hijos, pero están representados varias
veces íntimamente abrazados. Mientras una parte de los investigadores ve en
la pareja una relación homosexual, estudios más recientes hablan de que se
trata de gemelos, e incluso de siameses. La cuestión de la interpretación
deberá quedar, de momento, abierta.

Del Imperio Medio (c. 2000 a 1700 adC) provienen dos obras literarias que
tienen claramente como tema la homosexualidad. El texto de El demandante
de Menfis, conservado de forma fragmentaria, sólo en copias posteriores,
cuenta la historia del general Sasenet y el rey Neferkara (nombre de trono, el
nombre de nacimiento era Pepy). El rey iba todas las noches a la casa del
general y tiraba una piedrecilla, el general descendía una escalera, tras lo que
«su Majestad hacía lo que quería», lo que en textos egipcios antiguos es una
perífrasis para la actividad sexual. El rey es observado por alguien en sus
correrías nocturnas. No se conserva más de la historia, pero da la impresión de
que el texto critica la actuación del rey. Si estas críticas están relacionadas con
la homosexualidad de las acciones, o con el estatus social del amante, no se
puede saber.

De El-Lahun (Imperio Medio, hacia 1700 a.d.C) proviene el papiro de la historia


divina de Horus y Seth, cuyo texto completo se ha conservado en una copia del
Imperio Nuevo (hacia 1200 a.d.C.). Seth había matado a su hermano, Osiris, y
luchaba con Horus, hijo de Osiris, por el dominio de Egipto. En una escena se
describe como Seth viola a Horus e intenta humillarlo de esta forma. La
interpretación de este fragmento vuelve a ser problemático. ¿La humillación de
Horus es por ser un acto homosexual, por la violación en sí, o por los dos
motivos?

No existen otras fuentes claras para la homosexualidad en el antiguo Egipto.


En el Libro de los muertos hay un fragmento que se puede interpretar como
una condena a la homosexualidad («no yazcas con un yacedor»), pero la
traducción y la interpretación es demasiado vaga para extraer conclusiones
seguras. Este fragmento del Libro de los muertos, que pertenecía a una mujer,
ha sido interpretado como una condena al lesbianismo, pero la interpretación
no es demostrable. Finalmente, existen algunas representaciones eróticas, que
quizás representen relaciones homosexuales entre hombres, pero estas
representaciones no son lo suficientemente detalladas y, por lo tanto, no son
seguras.

Una indicación de una opinión crítica de la homosexualidad podría ser la


palabra Jem, ḥ.m. que quizás se pueda traducir como marica. El significado
sexual de la palabra parece seguro, debido al falo con el que está escrita. La
palabra es generalmente empleada en los textos para difamar a alguien. No
queda claro si ḥ.m. se usa para la homosexualidad en el sentido moderno
occidental o si se trata solamente del pasivo dentro del acto sexual.

La historia de Horus y Seth podría indicar que en el antiguo Egipto existía una
imagen de la homosexualidad similar a la existente en muchas culturas
orientales. Las relaciones homosexuales son aceptadas para el homosexual
activo (masculino), mientras que el pasivo (femenino) es despreciado. Si se
interpreta la representación de Nianjjnum y Jnumhotep en su tumba como una
pareja homosexual, es posible que la sociedad egipcia aceptara la
homosexualidad que se realizara de común acuerdo.

Homosexualidad en Grecia y Roma:

El lugar del homosexual en la sociedad y la percepción de la homosexualidad


cambian muchísimo entre las sociedades y las épocas. En la Grecia antigua,
por ejemplo, fue considerado normal que un muchacho fuera el amante de un
hombre mayor, el cual se ocupaba de la educación política, social, científica y
moral del amado. Pero se consideraba más extraño que dos hombres adultos
mantuviesen una relación amorosa.

Cabe destacar el hecho que ser pasivo no era bien visto socialmente, pues se
consideraba que serlo significaba ser intelectualmente inferior y más inexperto
que el que asumía un rol activo. También es destacable que la homosexualidad
femenina no estaba bien vista; la máxima griega era, a este respecto, que "la
mujer era para la reproducción, pero el hombre para el placer". Se reconocía
que era necesario preservar la estirpe, la especie, pero que solamente se podía
encontrar placer en la relación íntima con otro hombre, ya que el hombre se
consideraba un ser más perfecto que la mujer y, por lo tanto, la unión entre dos
hombres sería más perfecta.

En la antigua Roma, si bien algunos autores como Tácito o Suetonio


contemplaban la homosexualidad como un signo de degeneración moral e
incluso de decadencia cívica, era relativamente frecuente que un hombre
penetrara a un esclavo o a un joven, mientras que lo contrario era considerado
una desgracia. De Julio César, el gran genio militar, creador del Imperio, se
decía que era "vir omnia mulieris et mulier omnia virorum", esto es, "el
hombre de todas las mujeres y la mujer de todos los hombres". Y aunque
se decía que había perdido la virginidad con un rey, eso no fue motivo de
menoscabo efectivo para él. Marco Antonio y Octavio, tenían amantes
masculinos.

Santa Inquisición:

La persecución de la homosexualidad por la Iglesia Católica fue constante a lo


largo de la Edad Media, si bien la sodomía era una acusación útil que a veces
se unía, y no siempre se distinguía, de la de herejía, lo que hace francamente
difícil cualquier análisis. Los procesos más sonados, como el ataque contra los
templarios, acusados de entregarse a prácticas homosexuales y heréticas, son
todos sospechosos y promovidos por razones políticas. En circunstancias
normales los nobles y privilegiados eran raramente acusados de esta clase de
delitos, que recaían casi enteramente sobre personas poco importantes y de
las que tenemos pocos datos. Durante los siglos del V al XVIII, la tortura y la
pena capital, generalmente en la hoguera, eran los suplicios a los que se
condenaba en la mayor parte de Europa a los homosexuales. La Santa
Inquisición de la Iglesia Católica no se diferencia mucho en su persecución de
la homosexualidad de lo que era corriente en casi todas partes, y es culpable
de la tortura y muerte de innumerables personas acusadas del denominado
pecado nefando.

Persecución nazi de los homosexuales:

Durante la época nazi, se consideró a la homosexualidad una inferioridad y un


defecto genético, por lo que se aplicó un artículo de una ley del código penal
alemán de 1871. Se trataba del párrafo 175 que decía "Un acto sexual
antinatural cometido entre personas de sexo masculino o de humanos con
animales es punible con prisión. También se puede disponer la pérdida de sus
derechos civiles".

Esta ley raramente fue puesta en práctica por lo que el Berlín de la década del
1920 era considerado un lugar de gran vida homosexual. Con la llegada del
nazismo, los alemanes considerados homosexuales fueron apresados o
internados en campos de concentración, donde muchos fueron asesinados. De
acuerdo al historiador alemán Klaus Müller se calcula que aproximadamente
100.000 hombres fueron arrestados bajo el mencionado artículo penal entre
1933 y 1945. Aproximadamente la mitad fueron sentenciados a prisión; de ellos
entre 15.000 y 10.000 fueron enviados a campos de concentración de los
cuales sobrevivieron unos 4.000 al finalizar la guerra.

Los prisioneros considerados homosexuales dentro de los campos de


concentración eran identificados con un triángulo invertido de color rosa.
Aquellos homosexuales que además eran judíos eran obligados a usar una
estrella de David cuyo triángulo invertido era rosa.

Este símbolo, en memoria del exterminio en los campos de concentración, es


usado en la actualidad por asociaciones que luchan contra la discriminación por
motivos de orientación sexual. Después de la guerra, el citado párrafo siguió
siendo ley en ambos países Alemanes hasta finales de la década de 1960. De
ese modo algunos homosexuales que habían sobrevivido a los campos de
concentración nazis fueron arrestados nuevamente bajo esa ley.

El parlamento alemán aprobó en 1998 una ley para anular sentencias injustas
impuestas durante la administración de la justicia penal nazi. Dos grupos fueron
excluidos de la anulación integral de las sentencias nazis injustas: los
desertores del ejército y las personas homosexuales. De ese modo se les
impedía a los sobrevivientes homosexuales los procedimientos destinados a
limpiar su estigma legal y a percibir las compensaciones por las injusticias
sufridas como sí ocurre con otras víctimas. En el año 2002 dicha ley fue
modificada, incluyendo a lo homosexuales.

Los homosexuales se encontraban entre los grupos que fueron exterminados


en el Holocausto nazi, aunque no hubo ningún esfuerzo sistemático de eliminar
a todos los homosexuales. A los homosexuales que fueron enviados a morir en
los campos de concentración se les seleccionó a menudo para acoso, tortura y
asesinato especial, tanto por los otros encarcelados como por los guardias.

TEORÍAS SOBRE EL ORIGEN FÍSICO DE LA HOMOSEXUALIDAD

Orientación Sexual:

La mayoría de los hombres y mujeres sienten atracción sexual por personas


del sexo opuesto, pero del 1 a 5% de la población solo sienten atracción por
personas de su mismo sexo, y otros en grado variable indistintamente por
ambos. La orientación sexual es un concepto peculiar del ser humano. Sólo en
la especie humana encontramos individuos que presentan preferencia
homosexual exclusiva. ¿Es que la orientación sexual tiene una explicación
biológica? Aunque muchos investigadores han hipotetizado la existencia de un
factor biológico de la homosexualidad, y a pesar que las nuevas tecnologías
son incorporadas como vías de responder a esta pregunta, todavía falta
evidencia empírica absoluta (Byne y Parsons, '93; Bancroft, '94; Swaab y
Hofman, '95). La escasa consistencia de los datos se debe a que hay múltiples
factores ambientales imposibles de evaluar. La influencia tan dispar de las
hormonas en la conducta indica la flexibilidad y variabilidad del ser humano
cuya experiencia personal es crucial (Friedman y Downey, '93). Los indicios
obtenidos hasta el momento actual son fragmentarios indicando que la
orientación sexual es consecuencia de un proceso de desarrollo multifactorial
en el cual toman parte tanto los factores biológicos como los factores
psicosociales.

Homosexualidad debido a la actividad hormonal:

Podríamos imaginar que los andrógenos son producidos Únicamente por los
machos y los estrógenos por las hembras, pero tanto los testículos como los
ovarios producen ambas hormonas. Los andrógenos forman parte de la vía en
la síntesis de estrógenos. La diferencia entre machos y hembras es cuantitativa
y no cualitativa: los machos producen mucha testosterona y muy poca se utiliza
en sintetizar estradiol y las hembras producen poca testosterona y sintetizan
más estrógenos. El papel de las hormonas sexuales no se limita a desarrollar
los aspectos primarios y secundarios externos del fenotipo masculino o
femenino, sino que existen receptores de estas hormonas en prácticamente
todos los tejidos del organismo, incluido el cerebro que es rico en aromatasas y
5a-reductasa.

Las bases para la teoría hormonal incluyen los efectos de activación de las
hormonas sexuales durante la adolescencia y, quizá mas importante, su
impacto en el cerebro en desarrollo durante la vida prenatal.

Según estudios las grandes cantidades de hormonas masculinas administradas


a mujeres producen en sí un notable cambio en dirección a la masculinidad,
pero sólo en lo que concierne al aspecto físico: voz más profunda, barba,
disminución de senos, crecimiento del clítoris, etc.

Cuanto al apetito sexual, aumenta, pero continúa siendo normalmente


femenino, es decir que el objeto de su deseo sigue siendo el hombre, claro está
si no se trata de una mujer ya con costumbres lesbianas. Por otra parte, en el
hombre heterosexual, la administración en cantidad de hormonas femeninas no
despierta deseos homosexuales, sino que redunda en una disminución de la
energía sexual. Todo lo cual indica que la aplicación de hormonas masculinas a
las mujeres y de hormonas femeninas a los hombres no revela una relación
entre el porcentaje de hormonas masculinas y femeninas en la sangre y los
correspondientes deseos sexuales. Se puede aseverar entonces que la
elección del sexo del sujeto amoroso no guarda relación demostrable con la
actividad endocrina, es decir las secreciones hormonales.

Intersexualidad:

Ha sido imposible comprobar una anormalidad hormonal en los homosexuales,


se ha intentado rastrear otros determinantes físicos, alguna anomalía
desconocida, y determinados investigadores entonces se dieron a la tarea de
encuadrar la homosexualidad como una forma de intersexualidad.
Intersexuales o hermafroditas son aquellos que no pertenecen físicamente por
completo a uno de los sexos, si bien presentan rasgos de ambos. El sexo al
que pertenecerá un individuo se determina en el momento de la concepción, y
depende de la variedad genética a que corresponda el espermatozoide que
fecunda al óvulo. Las causas físicas de la intersexualidad no han sido bien
determinadas aún, por lo común es producida por un trastorno endocrino que
se produce durante el estado fetal. Son varadísimos los grados de
intersexualidad, en algunos las glándulas sexuales internas (ovarios o
testículos) y la apariencia física son contradictorias, en otros las glándulas
sexuales internas resultan mezclas de testículos y ovarios, y en otros los
genitales externos pueden presentar todas las fases intermedias entre los
masculinos y los femeninos, hasta incluso tener pene y útero
contemporáneamente.

Estudios sobre la determinación genética de la homosexualidad, por ejemplo,


aduce que los homosexuales varones serían genéticamente mujeres cuyos
cuerpos han sufrido una completa inversión sexual en dirección a la
masculinidad; para demostrar su hipótesis realizó encuestas y llegó a la
conclusión de que se producen homosexuales varones en las familias que
tenían exceso de hermanos y carencia de hermanas, resultando así el
homosexual varón como un producto intermedio, de compensación no lograda.

Si bien el dato resulta interesante, la teoría formulada se debilita fatalmente al


no lograr explicar las características físicas normales de la gran mayoría, 99
por ciento, de los homosexuales, después de aplicar modernos métodos
microscópicos, se identificó por igual como biológicamente masculinos a todos
los varones homosexuales examinados en una larga investigación, que incluía
varones homosexuales.

Por otra parte, la teoría de Lang es también refutada por J.Money en su trabajo
Establecimiento del rol sexual, al afirmar que los intersexuales, a pesar de su
apariencia bisexual, no resultan bisexuales llegado el momento de elegir el
objeto de su deseo amoroso; los impulsos sexuales de estos individuos, dice
Money, no siguen la pauta de sus glándulas sexuales internas, según tengan
ovarios, testículos o glándulas mixtas. Los deseos del intersexual se adaptan a
los del sexo en que han sido educados, aún cuando sus cromosomas y las
características dominantes de sus órganos sexuales externos e internos sean
del sexo opuesto. De todo esto se puede deducir que la heterosexualidad y la
homosexualidad, en todos los casos, sea el individuo de constitución física
normal o no, son actividades adquiridas a través de un condicionamiento
psicológico, y no predeterminados por factores externos.

Herencia o Factores Genéticos:

Desconocemos, por el momento, como el cerebro materializa los mecanismos


psicológicos complejos pero la interacción de la información genética
personalizado junto al ambiente, las conductas aprendidas y el talante personal
de cada individuo en su reacción-relación con su ambiente, contribuirían de
forma definitiva al aprendizaje social de la determinación-orientación sexual.
"Los humanos son organismos creativos que tienen la oportunidad de aprender
y tener nuevas experiencias, nuevos ambientes que amplían de este modo los
efectos tanto del fenotipo como del genotipo".

La posibilidad de un factor genético como causa de la homosexualidad esta


propuesta desde los hallazgos de Kallmann (1952) que demostraban
concordancia del 100% entre gemelos homosexuales monocigotos (MZ) y solo
del 12% entre los gemelos homosexuales dicigotos (DZ). Sin embargo,
Kallmann rectificó sus hallazgos (1960) indicando que existía artefacto ya que
la muestra había sido extraída de una población de enfermos mentales
institucionalizados. Sus resultados fueron, no obstante, corroborados, pero
otros trabajos son menos optimistas. Los estudios de árboles familiares o de
gemelos trabajan con la idea de que rasgos genéticos se transmiten entre
miembros de una misma familia y que existen bases genéticas que explican la
personalidad y los comportamientos complejos del ser humano.
Recientemente, en estudios rigurosos del grupo de Bailey dónde, además de
gemelos mono y di cigotos, han incluido hermanos no gemelos y hermanos
adoptados, se han establecido diferencias, aunque menores, en homosexuales,
tanto en varones (Bailey y Pillard, '91) como en mujeres (Bailey y cols., '93).
Los hermanos monociqotos homosexuales compartían toda la Información
genética y los di cigotos o los hermanos no gemelos compartían la mitad
(50%). Por otra parte, la incidencia de homosexualidad entre hermanos de
homosexuales adoptados era mayor (11%) que la de la población general (1-
5%). De modo que, aunque exista una tendencia genética de la
homosexualidad, las circunstancias ambientales son significativas para la
consolidación de la orientación sexual, y viceversa, algunos factores de la
personalidad y del temperamento pueden estar influidos por la herencia
(genes) y/o los niveles hormonales (Cloninger, '87).

En la misma línea de estudios genéticos, y habiendo observado la existencia


de varones homosexuales preferentemente en la línea familiar materna, Hamer
y cols. (1993) estudiaron marcadores del DNA en fragmentos del cromosoma X
de varones homosexuales encontrando evidencias (discutibles) entre la región
subtelomérica Xq28 del brazo largo del cromosoma X (Figura 7). Se llegó a
hablar del "Gay Gen", pero se desconoce cual pueda ser dicho gen (la región
Xq28 contiene cientos de genes, unos 4 millones de pares de bases). La crítica
a este trabajo radica en que si bien los gemelos entre sí concuerdan en el gen
implicado, este no es el mismo para todas las parejas de gemelos
homosexuales. La mayor parte de los científicos, con los datos de que se
dispone en la actualidad, no creen pueda establecerse que un gen determine la
orientación sexual (Plomin y cols., '94).

LA SOCIEDAD Y LA HOMOSEXUALIDAD

El psicoanálisis, cuya característica principal es el sondeo de la memoria para


despertar los recuerdos infantiles, precisamente sostiene que las
peculiaridades sexuales tienen su origen en la infancia. En la interpretación de
los sueños, Freud postula que los conflictos sexuales y amorosos están en la
base de casi todas las neurosis personales: solucionados los problemas de la
alimentación y del reparo de la intemperie, para el hombre surge la emergencia
de su satisfacción sexual y afectiva. A esa apetencia combinada la denomina
libido, y la misma se haría sentir desde la infancia. Freud y sus seguidores
sostienen que las manifestaciones de la libido son muy variadas, pero que las
reglas de la sociedad obligan a vigilarlas en un constante acecho, sobre todo
para preservar la base del conglomerado social: la familia. Las dos
manifestaciones más inconvenientes de la libido resultarían por lo tanto los
deseos incestuosos y los homosexuales.

Respecto a los roles tomados por los homosexuales, existe un falso mito
popular que dice que en las parejas uno de los hombres adopta el rol de varón
y el otro el rol de mujer. De esta manera el hombre más varonil sería activo (el
que penetra analmente al otro y nunca es penetrado) mientras que el
afeminado sería pasivo (que desea ser penetrado analmente de manera
exclusiva). Este mismo mito erróneo también se aplica a las lesbianas: una de
ellas tendría facciones, musculatura, actitud y ropas más masculinas, mientras
que la otra sería más "femenina" (pasiva).
Identificación con la madre:

Esta situación se produce especialmente cuando el padre está ausente


totalmente del cuadro familiar, como en los casos de muerte o divorcio, o
cuando la figura del padre si bien presente resulta repulsiva por algún motivo
grave, como el alcoholismo, la excesiva severidad o la violencia extrema del
carácter.

El niño necesita un héroe adulto que le sirva como modelo de conducta,


mediante la identificación, el niño irá absorbiendo las características de
conducta de sus padres, y aunque de cierta manera se rebele a obedecer sus
órdenes, inconscientemente incorporará costumbres y aún manías de sus
progenitores, perpetuando los rasgos culturales de la sociedad en que vive.
Una vez identificado con su padre, el niño adopta la visión masculina del
mundo, y en nuestra sociedad, la occidental, esa visión tiene un componente
de agresividad que ayuda al niño a imponer su nueva presencia. Por el
contrario, el niño que está adoptando como modelo la figura maternal y no
encuentra a tiempo una figura masculina que contrarreste la fascinación
materna, será socialmente menospreciado por sus rasgos afeminados, ya que
no ostenta la rudeza propia de un muchachito normal.

Narcisismo:

Freud, al respecto, comenta en su obra De la transformación de los instintos


del varón homosexual, la más completa masculinidad mental puede a veces
combinarse con la total inversión sexual, entendiendo por masculinidad mental
rasgos como el valor, el espíritu de aventura y experimentación, y la dignidad.
Pero en su obra posterior Una introducción al narcisismo, elabora una teoría
según la cual el varón homosexual empezaría una efímera fijación materna,
para finalmente identificarse él mismo como mujer. Si el objeto de sus deseos
pasa a ser un joven, es porque su madre lo amó a él, que era un joven. O
porque él querría que su madre lo hubiese amado así. En fin de cuentas, el
objeto de su deseo sexual es su propia imagen.

Para Freud entonces tanto el mito de Edipo como el de Narciso son


componentes del conflicto original que da origen a la homosexualidad. Pero de
todas las observaciones de Freud sobre la homosexualidad, ésta ha sido la
más atacada, objetándosele principalmente que los homosexuales cuya
identificación es altamente femenina sienten como deseo sexual a tipos muy
masculinos, o de edad pronunciadamente mayor.

Represión contra mutabilidad:

La represión sexual, puesto que se considera los impulsos naturales del ser
humano como mucho más complejos de lo que la sociedad patriarcal admite:
dada la capacidad indiferenciada de los bebés para obtener placer sexual de
todas las partes de su cuerpo, se les califica de "perversos polimorfos". Como
parte de este concepto, también cree en la naturaleza especialmente bisexual
de nuestro impulso sexual original.
En la misma línea de pensamiento, y en lo referente a la represión primera,
Otto Rank considera el desarrollo que va de la dominación paterna hasta llegar
a un poderoso sistema estatal administrado por el hombre, como una
prolongación de dicha represión primera, cuyo propósito es la cada vez mayor
exclusión de la mujer. Por su parte. Dennis Altman, en su obra Homosexual,
opresión y liberación, hablando de la represión sexual en lo específico, la
relaciona con la necesidad, en el comienzo de la humanidad, de producir una
gran cantidad de hijos para fines económicos y de defensa.

A propósito del mismo asunto, en El sexo en la historia, el antropólogo


británico Rattray Taylor señala que a partir del siglo IV, antes de Cristo, en el
mundo clásico se verifica una represión creciente de la sexualidad y un
desarrollo del sentimiento de culpa, factores que facilitaron el triunfo del
concepto hebreo, más represivo del sexo, sobre el concepto griego. Según los
griegos, la naturaleza sexual de todo ser humano contenía elementos tanto
homosexuales como heterosexuales.

LESBIANISMO

Hace referencia a la homosexualidad propia del género femenino. En otras


palabras, una lesbiana es una mujer que se siente atraída romántica, afectiva
y/o sexualmente hacia personas de su mismo sexo.
El lesbianismo se refiere a la homosexualidad femenina. La definición operativa
de homosexualidad es: Respuesta tanto sexual como psicológica a individuos
del mismo sexo. Deviene del griego "homo" que significa "igual"; ahora para
diferenciar y evitar confusiones de si sólo se trata de hombres.

La frecuencia del lesbianismo parece ser menor, sobretodo si se atiende al


aspecto físico de la sexualidad, pues el aspecto afectivo es más importante en
la mujer y pueden darse amistades muy íntimas entre ellas (¿lesbianismo?) sin
llegar a manifestaciones sexuales explícitas.

El desarrollo del lesbianismo tiene algunas características diferentes al del


homosexualismo masculino. En ellas, como en las mujeres heterosexuales,
predomina un apego afectivo sobre las manifestaciones sexuales. La relación
lesbiana suele ser mucho más estable, hay en ellas un predominio "estable-
afectivo" sobre la relación "sexual-pasajera".

Pareciera que la relación de pareja entre lesbianas se mantiene más que la


relación de pareja entre homosexuales masculinos y esto se explicaría porque
el macho de la especie humana tiende a la poligamia y para en celo
constantemente, mientras que la hembra tiende a la monogamia y entra en celo
periódicamente; y el homosexual masculino es varón, por tanto se aplica a él
también esta consideración, es un aporte de la Sexología.
Se ha sabe que aproximadamente el 50% de lesbianas han tenido relaciones
heterosexuales.
La frecuencia de mujeres orgásmicas y la variedad de técnicas sexuales es
mayor en las lesbianas que en las heterosexuales.
Cultura:

Lesbiana ha crecido tradicionalmente incluida dentro de la tradición femenina, y


más específicamente en la cultura de las mujeres. Durante muchos años, y en
épocas más difíciles que las actuales, la cultura de las mujeres se ha
desarrollado en diferentes campos, de esta forma ha habido músicas, poetas,
escritoras y artistas, etc. Todas ellas se han camuflado dentro de la cultura de
las mujeres.

La mujer lesbiana sufre una doble discriminación, sobretodo en las culturas


donde no hay conciencia libe racionista o feminista; una por ser mujer y otra
por ser lesbiana. Las madres lesbianas son, en algunos países, tratadas con
especial injusticia, al quitarles la custodia de sus hijos por el infundado temor
de que les den "mal ejemplo". Las autoridades parecen desconocer o quieren
ignorar el hecho de que casi el 100% de los homosexuales (hombres y
mujeres) provienen de hogares heterosexuales.

Discriminación y feminismo:

La mayoría de las culturas antiguas ha considerado a las lesbianas como


inexistentes, a diferencia de la homosexualidad masculina, considerada hasta
hace pocas décadas como enfermedad además de perseguidos y castigados
duramente por ello. Las mujeres se han perseguido por ser adúlteras y
prostitutas, pero no por su orientación sexual, en este aspecto se podría
considerar que las lesbianas han sido marginadas por omisión y de no
reconocer su propia existencia. El auge de las últimas décadas de los sectores
denominados representantes del feminismo ha luchado por mucho tiempo por
el reconocimiento del lesbianismo. Históricamente, las lesbianas han estado
involucradas en la lucha por los derechos de las mujeres.

En los años 1970 con la emergencia del feminismo moderno, el separatismo


lésbico devino popular en Occidente, donde grupos de mujeres vivían juntas en
sociedades comunales. Algunas mujeres encontraban este tipo de sociedad
liberadora. Otras como Kathy Rudy, remarcó que los estereotipos que se
desarrollaban en la colectividad separatista lésbica fue lo que la hizo dejar el
grupo.

SITUACIÓN LEGAL EN EL MUNDO

La homosexualidad es contemplada de diversa manera por los diferentes


ordenamientos jurídicos: como primera diferencia, existen países dónde la
homosexualidad es ilegal y otros donde no lo es, partiendo de esta base:

• Países donde la homosexualidad es legal: generalmente los gobiernos


trabajan con el objetivo de reducir la homofobia de la sociedad y otorgar
nuevos derechos, siendo el mayor de ellos el matrimonio homosexual y
la posibilidad de que éstos adopten menores (caso de España). Entre
los derechos también se encuentran, además del matrimonio y la
adopción, las uniones civiles u otro tipo de reconocimiento de estas
uniones.
• Países donde la homosexualidad es ilegal: ésta es castigada con penas
que pueden llegar a la pena de muerte (caso de Irán y de Arabia
Saudita) o ser penada con sanciones económicas o la cárcel.

Situación por continentes

Homosexualidad en África:

En África hay gran variedad con respecto a las leyes que tratan de la
homosexualidad, según las diferentes constituciones y criterios sociales, si bien
la situación real es bastante desfavorable para los homosexuales en la mayor
parte del continente.

En África del norte:

La homosexualidad está penalizada con severidad en la mayoría de los países


islámicos de África del norte: Libia, Túnez, Argelia, Marruecos, Sáhara
Occidental, Eritrea, Yibuti, Somalia y en la cristiana Etiopía. En Mauritania y
Sudán se castiga con la pena de muerte. Egipto es un caso aparte, ya que la
homosexualidad es legal en teoría, si bien está muy reprimida en la práctica y
los homosexuales son perseguidos con otras acusaciones como "desprecio al
islam", por ejemplo: La homosexualidad no es ilegal en Mali, Níger y Chad. Los
únicos territorios donde los homosexuales tienen todos los derechos son los
pertenecientes a España: las Islas Canarias y las plazas de soberanía de
Ceuta y Melilla, enclavadas en el norte de Marruecos, en los que incluso es
posible el matrimonio de personas del mismo sexo, según la ley aprobada el
año 2005. Las islas Azores y Madeira, territorios pertenecientes a Portugal
situados en la parte occidental del norte africano, tienen ley de unión civil.

Al sur del Sahara:

En los países al sur del Sahara las doctrinas religiosas conservadoras y el


fuerte machismo impiden cualquier consideración medianamente favorable de
la homosexualidad, por lo que ésta es ilegal y está severamente penalizada en
Senegal, Gambia, Sierra Leona, Ghana, Burkina Faso, Costa de Marfil, Togo,
Benín, Nigeria y Cabo Verde. Penas menores se aplican en Liberia. En el lado
Oriental es ilegal en Uganda, Kenia, Tanzania, Burundi y Ruanda. En cambio
es legal en los dos estados que llevan el nombre de Congo y en Gabón,
Guinea Bissau, República Centroafricana, y en Santo Tomé y Príncipe. En
Guinea Ecuatorial no esta penalizada, simplemente no se menciona en los
textos legales.

También es ilegal y castigada con severas penas en Angola, Mozambique,


Zambia, Zimbabwe, Malawi, Seychelles y Mauricio. En cambio es legal en
Madagascar, Lesotho, Swazilandia, Sudáfrica y Namibia, en este último que
despenalizó y luego legalizó. Así como en los pequeños territorios
dependientes de Francia y el Reino Unido, en los que se aplican las leyes de
cada uno.
Sudáfrica es el único estado africano que posee leyes antidiscriminación y en el
que la Corte Suprema de Justicia ha recomendado la adopción de una ley de
matrimonio del mismo sexo. Ningún otro estado del continente posee o
reconoce legislación relativa a las uniones civiles.

Homosexualidad en América Latina:

La Homosexualidad en América Latina no está penalizada en ningún país


latinoamericano, salvo Nicaragua, que fue el último país de la región que
despenalizó cuando su legislación castigaba esta orientación sexual bajo el
artículo 204. El nuevo código penal tomó efecto en marzo de 2008 declarado
no ilegal, y en Panamá el decreto número 149, del 20 de mayo de 1949
penaliza la práctica de la sodomía con prisión de 3 meses a 1 año de cárcel, y
multa de $50.00 a $500.00.

Algunos países latinoamericanos tienen leyes que prohíben la discriminación


por motivo de orientación sexual a la hora de ingresar en el ejército, realizar el
servicio militar obligatorio o voluntario, ejercer cargos superiores en un trabajo
o formar parte de un partido político.

Sudamérica

Argentina:

Durante la dictadura militar denominada Revolución Argentina (1966-1973) se


organiza "Nuevo Mundo", el primer grupo homosexual-sexo político de América
del Sur. En Argentina anteriormente la homosexualidad pasó a ser ilegal en su
primera dictadura con el Proceso de Reorganización Nacional (1976 y 1983), al
terminar dicha dictadura pues inmediatamente fue despenalizada y legalizada
esta orientación sexual. Con el paso de los años, en Buenos Aires se aprobó
en 2003 la Unión Civil para las parejas del mismo sexo, convirtiéndose así en la
primera en América Latina en oficializar dichas uniones. Asimismo, en 2005 la
provincia de Río Negro y en 2007 Villa Carlos Paz (Argentina). En otras
provincias argentinas como en Córdoba, Chaco, La Pampa, Mendoza y
Neuquén, se encuentra en proyecto la legalización de la unión civil. Para el año
2008 se encuentra el la legislatura el proyecto para la igualdad de derechos a
nivel nacional con un amplio apoyo político.

Brasil:

Asimismo, en 2005 el estado de Río Grande do Sul (Brasil) también aprobaron


dichas uniones. En otros estados de Brasil, se busca aprobar la ley de unión
civil, como en (Bahía, Minas Gerais, Paraíba, Paraná, Pernambuco, Río de
Janeiro y São Paulo).

Colombia:

Incurrir en actos homosexuales no esta prohibido por la ley en Colombia desde


que entro en efecto el Decreto 100 en 1980. La constitución de 1991 incluye
una serie de provisiones que son de especial interés con respecto a los
derechos de la comunidad LGTB en el país como el derecho a la igualdad, el
principio constitucional del pluralismo y el derecho al libre desarrollo de la
personalidad. En el año 2000 El Congreso establece en el Código Penal una
norma que agrava la pena cuando se verifique que el delito fue motivado por la
orientación sexual de la víctima. En el 2001 La Sala civil de la Corte Suprema
de Justicia, reconoce por primera vez el derecho de visita íntima de una pareja
del mismo sexo en una cárcel. Más tarde en el 2003 la Corte Constitucional
reconoce este mismo derecho haciéndolo extensivo a todas las parejas del
mismo sexo. En Colombia se planteo un proyecto de ley sobre el
reconocimiento de los derechos patrimoniales a las parejas del mismo sexo.
Este proyecto fue votado en la plenaria del senado el 11 de octubre de 2006
tras una votación que causaría controversia después de que senadores
cristianos intentaran sabotearla,6 por lo que pasó a la cámara de
representantes para ser aprobado definitivamente El 7 de febrero del 2007 en
la Corte Constitucional Donde se aprobó la ley que reconocía los derechos
patrimoniales Esto quiere decir que si uno de los miembros de la pareja gay
fallece, los bienes y el capital conseguidos por socorro, trabajo y ayuda mutuos
podrán ser heredados por su compañero permanente. La única condición para
acceder a dicho beneficio es que la pareja lleve dos años de convivencia. El 04
de octubre del 2007 la Corte Constitucional de Colombia establece que Las
parejas del mismo sexo que en Colombia lleven mínimo dos años de
convivencia de hecho, podrán afiliarse al sistema de seguridad social en salud.
Con el fallo, ahora estas parejas podrán afiliar a su compañero o compañera al
sistema público de salud, con sólo presentar una declaración notarial de unión
marital de hecho de mínimo dos años.

A partir del último fallo de la Corte del 17 de abril del 2008, las parejas en unión
marital de hecho de lesbianas y de gays pueden acceder a la pensión de
sobreviviente, tal como sucede con las parejas heterosexuales. De acuerdo con
la norma, para que el compañero sobreviviente sea quien reciba la pensión, la
pareja debió haber convivido, de manera permanente, singular e
ininterrumpida, durante cinco años, antes de la muerte del pensionado. Es decir
que la unión debió mantenerse de manera continua durante cinco años y con
una sola persona. Las separaciones temporales por trabajo, estudio o viaje no
disuelven la unión. Si la persona que pasa a ser beneficiaria tiene más de 30
años de edad, la pensión será vitalicia, si tiene menos de esta edad, la recibirá
por 20 años.

Uruguay:

En Uruguay se busca regularizar jurídicamente la unión civil de las parejas del


mismo sexo. En este país, se habla incluso de legalizar que las parejas
homosexuales puedan tener derecho a adoptar hijos. En el año 2005, jóvenes
uruguayos pidieron que se aprobara en vez de la unión civil, directamente el
matrimonio entre personas del mismo sexo a nivel nacional. Según una
encuesta que se realizó en el país, el 62% de las personas encuestadas
menores de 40 años aprobaban el matrimonio homosexual, en cambio el 80%
de los encuestados mayores de 50 años reprobaba todas las uniones. Por ello
el Poder Legislativo contempla el desarrollo de una ley de convivencia que
reconozca los mismos derechos a las parejas sin importar su orientación
sexual. Uruguay se convirtió el 27 de diciembre del 2007 en el primer país de
América Latina en legalizar la unión civil de parejas homosexuales, tras la
promulgación por parte del presidente Tabaré Vázquez de una ley que
consagra las uniones concubinarios de distinto o igual sexo.

Perú:

En Perú existe una ley para sancionar y eliminar la discriminación por


orientación sexual. En el 2003, en el país se rechazó un proyecto de ley en
favor de las uniones homosexuales. También existen asociaciones de gays y
de lesbianas que promueven la defensa de los derechos de las personas
homosexuales, como el Movimiento Homosexual de Lima entre otros.

Venezuela:

En Venezuela desde los años 70, las luchas reivindicativas de las personas
homosexuales se materializaron con el nacimiento en 1978 del primer grupo
pro defensa de los derechos homosexuales, el cual se llamó "Grupo
Entendido". En 1995 nació el Movimiento Ambiente de Venezuela el cual
realizó una importante labor reivindicativa y su presidente se postuló como el
primer candidato abiertamente gay a la Asamblea Constituyente de 1999. En
1998 se fundó la "Alianza Lambda de Venezuela", una organización de
derechos gays en Venezuela, la cual cuenta con diferentes delegaciones en
diversas regiones del país y realiza masivas campañas de visibilidad, jornadas
de prevención en salud y mantiene una constante presencia social en los
medios de comunicación del país.

Desde los inicios del gobierno del actual presidente Hugo Chávez, en 1999 se
han propuesto nuevos artículos de ley para elevar la no discriminación por
orientación sexual a rango constitucional, al mismo nivel que los problemas de
raza, religión u otra característica. Sin embargo, en la nueva constitución la no
discriminación por orientación sexual fue excluida por presiones de grupos
religiosos, en especial, la iglesia católica. Desde el año 2001, Alianza Lambda
organiza el "Mes del Orgullo Gay de Caracas". Un evento multitudinario que
consiste en actividades culturales, deportivas, recreativas, educativas y
reivindicativas de calle, como las marchas homosexuales de Caracas, a las que
acuden más de 20.000 personas. En el año 2002 se creó el Movimiento Gay
Revolucionario de Venezuela, en la fluida coyuntura política que atravesaba el
país en aquellos momentos, en los que oposición y gobierno decidieron crear
una Mesa de Discusión y Acuerdos a fin de tratar la crisis de ingobernabilidad.
Actualmente, la homosexualidad, si bien no totalmente aceptada, es tolerada
por una buena parte de la población.

Para un futuro se está planteando el reconocimiento legal de las uniones


homosexuales por medio de una ley de unión civil. Esto podría hacerse a nivel
nacional o sólo en determinadas regiones, el 14 de julio de 2006 se realizó el
primer matrimonio homosexual en el país, realizado por la Embajada Británica,
entre un ciudadano venezolano y uno ingles, acto que fue informado a las
autoridades venezolanas.
Chile:

En Chile, durante el régimen militar de Augusto Pinochet (1973-1990),


surgieron los primeros centros de diversión gay, como Fausto y Quazar. En
1987 se creó la Corporación Chilena de Prevención del SIDA, y en 1991 surgió
el MOVILH (Movimiento de Liberación Homosexual), la primera organización
homosexual de carácter político. En 1998 se modificó el artículo 365 del Código
Penal que castigaba la sodomía, con lo que la homosexualidad quedaba
legalizada. En los últimos años ha habido una apertura hacia los temas sobre
LGBT. Sin embargo ninguna medida legal favorable a los homosexuales ha
prosperado en el Congreso, a pesar de que se han presentado varios
proyectos, entre ellos uno de Unión Civil y otro que Establece Medidas Contra
la Discriminación. El programa de Gobierno de Michelle Bachelet es el primero
en la historia de Chile que aborda las demandas de la población homosexual.

Ecuador:

En Ecuador la homosexualidad anteriormente estuvo penalizada, aunque la


constitución política de estado ha terminado por despenalizarlo. Actualmente
existe una nueva ley para sancionar y eliminar la discriminación por orientación
sexual.

Tal ley no existe, lo que hay en la Constitución del 98 es en el Art. 23 la


igualdad ante la Ley y en # 3 la no Discriminación por orientación Sexual

Bolivia:

En el caso de Bolivia la homofobia es más notoria en cuarteles militares y


regimientos policiales, debido a que el personal de estas instituciones está muy
influenciado con doctrinas machistas. Incluso se han creado instituciones de
gays y lesbianas para luchar contra homofobia y transfobia. La asamblea
constituyente que promueve el gobierno actual del presidente Evo Morales, ha
presentado artículos para sancionar y eliminar la discriminación en la nueva
constitución, que incluye a la homosexualidad junto a la raza, cultura, religión,
sexo o género etc., con el fin de favorecer el respeto a la diversidad de
identidades, aunque todavía estos proyectos están en discusión y no se han
aprobado. También se esta planteando una nueva posibilidad para que se
pueda legalizar las uniones entre personas del mismo sexo en este país
teniendo dos alternativas, como la unión civil o el matrimonio entre personas
del mismo sexo. Actualmente la que promueve el derecho de las personas
homosexuales lo mismo por los derechos de la mujer, es la doctora María
Galindo, una psicóloga declarada abiertamente lesbiana y que tiene sus
asociación Mujeres Creando.

Guayana Francesa:

En el departamento francés de la Guayana Francesa la unión civil es legal de


acuerdo a la legislación del país, donde se protegen todos los derechos de las
personas con esta orientación sexual. Como en Francia es posible legalizar los
matrimonios entre personas del mismo sexo, esto también se aplica en sus
territorios del continente.

Otros países y dependencias no latinas

En otros países, incluyendo las colonias europeas, cada las leyes sobre la
homosexualidad varían.

La homosexualidad es legal en Belice, como también en Surinam, Bahamas,


algunas de las pequeñas Antillas (Barbados, Santa Lucia, San Cristóbal y
Nevis, Granada, Dominica etc.). La homofobia es también persistente, por
formar estos países también parte de América Latina, y debida a la influencia
de problemas socio-económicos, políticos, religiosos.

En países como Jamaica, Trinidad y Tobago y Guyana la homosexualidad es


ilegal y penada. En Jamaica y Trinidad y Tobago se castiga con penas mayores
de cárcel, y en Guyana con cadena perpetua.

En el caso de los territorios pertenecientes al Reino Unido como las islas


Caimanes, Monserrat, cada uno tiene sus propias leyes, aunque la
homosexualidad es legal y no está penalizada. Como son colonias, casi no
comparten leyes con la metrópoli, no aplican leyes como la unión civil y como
nueva posibilidad por verse el matrimonio entre personas del mismo sexo,
debido en algunos casos por sus situaciones sociales. El único territorio
británico que si reconoce la unión civil son las Islas Malvinas.

En las Antillas Neerlandesas, que son colonia de los Países Bajos, el caso es
similar al del Reino Unido, ya que en estas islas la homosexualidad es legal y
sin penalización; pero no comparten las leyes de la metrópoli que las
administra (en los Países Bajos es legal el matrimonio del mismo sexo, en
cambio en esta región no) debido a su situación social. Sin embargo, Aruba ya
entró en debate sobre la legalización de dichas uniones como el matrimonio.

Homosexualidad en Asia:

En el continente asiático las leyes son muy diversas con respecto a la


homosexualidad, a continuación encontramos dos diferencias entre el Asia
Occidental y Asia Oriental.

Asia Occidental u Oriente Medio:

En la mayoría de los países de Oriente Medio es ilegal, aplicándose penas tan


severas como la cadena perpetua y hasta la de muerte. En Israel la
homosexualidad es legal e incluso se permite la unión civil, pero la gran
influencia religiosa del judaísmo, y también del Islam y el cristianismo, hace que
persista la homofobia, aunque se castigan los maltratos o agresiones a
personas de esta identidad sexual. La homosexualidad ya no es delito en
Turquía, que hace cada vez más esfuerzos por aproximar su legislación a la de
Europa, si bien la homofobia es considerable, especialmente fuera de la
cosmopolita Estambul. La India, Nepal, Bután, Sri Lanka y Bangladesh aplican
duras penas de más de 10 años de cárcel. En la India además ya se promueve
también por medio de artistas e intelectuales, para que esas leyes que penaliza
la homosexualidad sean derogadas, ya que existe una resistencia dentro de su
sociedad. En Irán la homosexualidad está penada con la muerte, un caso
impactante fue el 19 de julio del 2005, dos jóvenes, Mahmoud Asgari y Ayaz
Marhoni, recibieron 228 latigazos y fueron ahorcados en medio de una gran
multitud en la ciudad de Mashhad por mantener una relación homosexual entre
ellos. El gobierno de Irán acusó a los jóvenes de haber violado a un niño
pequeño, pero más tarde fuentes iraníes desmintieron este hecho y acusaron al
gobierno de inventarse esos cargos. A raíz de este suceso algunos países
europeos, como Suecia, los Países Bajos, Alemania, Reino Unido y Rusia,
contemplaron y/o llamaron a cesar las extradiciones de gays a Irán.

En la India antigua:

La homosexualidad también fue conocida, practicada y a veces divinizada en la


India antigua, sin que los indios, hindúes o musulmanes, tuvieran gran
preocupación por ella hasta la penetración de la colonización británica en los
siglos XVIII y XIX. La influencia occidental llevó a muchos indios a
avergonzarse de una práctica que los colonizadores vivificaban y encontraban
repugnante y, como ha sucedido en otros muchos lugares, los movimientos
anticoloniales y el exceso de celo de muchos nacionalistas, que llegaron a
interiorizar totalmente los valores de los dominadores.

Asia Oriental o Lejano Oriente:

La homosexualidad es legal en la mayoría de los países del Lejano Oriente:


República Popular de China, las dos Coreas, Japón, Kazajistán, Mongolia, los
países de la península de Indochina y Taiwán, mientras que en Myanmar y
Uzbekistán es ilegal y se aplican penas menores. Corea del Sur, Japón y
Tailandia se encuentran en una situación similar a algunos países europeos y
latinoamericanos y es posible que pronto pueda legalizarse la unión civil, si
bien no hay muchas posibilidades a corto plazo de que se pueda llegar a los
matrimonios del mismo sexo como en algunos países europeos. En Taiwán
anteriormente la sodomía estuvo prohibida hasta que la constitución política del
país terminó por despenalizarlo. El gobierno de ese país lanzó un proyecto, que
se presentó como una propuesta de ley para poder extender y conceder un
reconocimiento legal a las parejas homosexuales a través del matrimonio bajo
la ley orgánica de los derechos humanos. Dicho proyecto hasta el momento no
ha prosperado desde el 2003, aunque se hizo frente a la oposición entre
miembros del consejo y desde entonces quedándose pendiente. Actualmente
todavía no se tiene ninguna forma de realizar la legalización entre las uniones
homosexuales.

En China y Laos muy influidas por el Confucionismo, el Budismo y el taoísmo


antes de la difusión del comunismo, la homosexualidad no tenía una
consideración especial, si bien las doctrinas predominantes y los prejuicios
sociales la desaconsejaban. La instauración de regímenes políticos
comunistas, con sus ambiciones de ingeniería social, la hicieron ilegal y gays y
lesbianas fueron perseguidos como "no sociales". Actualmente, sobre todo en
la legislación de China, ya no se considera la homosexualidad como un delito ni
una enfermedad, pero se sigue identificándola como una especie de
"vandalismo" y no como una preferencia u orientación sexual.

En el sudeste asiático la homosexualidad es ilegal en Malasia y legal en


Indonesia, si bien aquí la influencia del Islam mayoritario mantiene una fuerte
homofobia. También es ilegal en Brunei y Singapur, en este último donde se
castiga con cadena perpetua. En las Filipinas anteriormente la sodomía estuvo
penada sólo en teoría, hasta que quedó inválida tras la reforma constitucional y
se legalizó esta orientación sexual. Aunque la homofobia es todavía patente,
por la influencia de la iglesia católica, algunos grupos religiosos minoritarios
como los islámicos y el machismo, en los últimos años ya se ve una evolución
más positiva en el archipiélago con un crecimiento de la tolerancia, al modo de
algunos países latinoamericanos como Colombia, Costa Rica, México, Puerto
Rico, Uruguay y Venezuela principalmente. Bajo la ilegalidad que no fue nada
práctico, la iglesia metropolitana del país en 1991 condujo las mismas uniones
santas y el 2005 la segunda unión lo realizó en Filipinas el Nuevo Ejército del
Pueblo.

En el antiguo Lejano Oriente:

En el antiguo Lejano Oriente, la homosexualidad se practicaba con una


tolerancia similar a la de los griegos o la de las civilizaciones precolombinas.

En China antigua:

En la China antigua existió una tradición de amor entre hombres conocido


como amor masculino y denominado con otros nombres poéticos o alusivos
como: "placeres del melocotón mordido", nombre derivado de la leyenda de la
dinastía Zhou, hacia el año 500, según la cual ofrecieron al Duque Ling de Wei
un melocotón que su favorito, Mizi Xia, había mordido y él inmediatamente
sintió el gusto de su amante. También se habla de "La manga cortada", según
la tradición de que un emperador de la gran dinastía Han se cortó la manga de
seda de su traje, sobre la que dormía su amante, para no tener que
despertarlo. El confucianismo oficial excluía, sin embargo, cualquier
manifestación sexual que supusiera "desorden" o amenaza a una institución
familiar muy rígida y estructurada según las relaciones de la Piedad Filial, por lo
que la obligación de casarse y tener hijos era general y es aún hoy en China un
deber social del que es difícil escapar.

Otra civilización con cierta tolerancia y respeto hacia esta orientación sexual
fue la del Japón, hasta el siglo XIX. Según la tradición, Kobo Daichi, fundador
de la secta budista Shingon y a quien la leyenda popular atribuye la creación
del silabario japonés, fue el "creador" de la homosexualidad. Creencia que
seguramente deriva de lo habitual de las prácticas entre los monjes. Hay
muchos poemas amorosos, relatos e historias que cuentan historias de amor
entre monjes y muchachos, que llegan en algunos casos a relatos sublimes de
suicidio por amor e incluso de iluminación budista.
En el Japón antiguo:

El Japón fue también hasta 1868 una sociedad muy feudal en la que los
guerreros profesionales de la casta de los samurais vivían al servicio de su
señor apartados de la familia y en grupos muy cerrados y ultra viriles. La
homosexualidad parece haber sido una práctica corriente entre ellos, aunque
no exclusiva para la mayor parte y limitada a la relación entre un samurai
mayor y experimentado y uno más joven, si bien también había otros casos.

Durante los siglos XVI y XVII, los europeos, principalmente los misioneros
jesuitas portugueses quedaron sorprendidos y escandalizados por estas
costumbres, y muy hipócritamente por el hecho de que los sacerdotes budistas
tuvieran prohibido tener tratos con mujeres, aunque ningún tipo de prohibición
pasaba sobre las restantes formas de sexualidad.

Hasta en la actualidad algunas producciones japonesas creadas para los


mangas, se han inspirado en la homosexualidad principalmente en la femenina
como es el lesbianismo. Según la historia son dos mujeres luchadores y
expertas en artes marciales como en judo, karate, aikido etc., después de la
lucha para festejar su victoria resulta que las dos son parejas, besándose en la
boca.

Homosexualidad en Europa:

La homosexualidad en Europa es generalmente aceptada, tolerada y


respetada, siendo el lugar donde los homosexuales gozan de mejor aceptación
tanto por parte de la sociedad civil como de la clase política y por parte de la
legislación. De todas maneras, aún quedan sectores en la sociedad claramente
homófobos y desde algunas instituciones la homosexualidad no es tratada
como en el resto del continente. Estas dos últimas situaciones se dan más
frecuentemente en la Europa post-comunista que en la Europa Occidental,
donde la democracia lleva más tiempo funcionando.

El Parlamento Europeo y el Consejo de Europa han recomendado a todos los


estados miembros la inclusión en su legislación de medidas antidiscriminatorias
y de igualdad para todas las minorías, incluyendo las sexuales, medidas que ya
están vigentes en la gran mayoría de Europa Occidental y se están llevando a
cabo en la Europa Oriental.

Europa Occidental:

En los últimos años, la homosexualidad en esta región tiene un alto grado de


aceptación, aunque puede darse alguna discriminación aislada por parte de
una minoría de conservadores, especialmente de grupos religiosos. Muchos
países reconocen la unión civil y Bélgica, España y los Países Bajos han
equiparado a todos sus ciudadanos al admitir el matrimonio entre personas del
mismo sexo con plena igualdad legal. En todos estos países se penaliza la
discriminación y el maltrato a las personas por tener una orientación sexual
concreta.
En Austria, Irlanda y pequeños estados como Liechtenstein, Malta, Mónaco y
San Marino la homosexualidad es legal, pero aún no existen leyes específicas.

Europa Oriental:

En Europa Oriental, a diferencia de la mayoría de los países de la Unión


Europea, la homofobia y la discriminación persisten, tanto en los Balcanes,
incluyendo Grecia, como en los países bálticos: Estonia, Letonia y Lituania y
otros estados desgajados de la antigua Unión Soviética, en la que durante el
régimen comunista la homosexualidad fue condenada y perseguida.

Con la caída del comunismo la homosexualidad ha sido despenalizada en


Rusia y otros países, aunque la situación está muy lejos de ser la de sus
vecinos occidentales. En Rusia se ha propuesto claramente volver a la
penalización de la homosexualidad, aunque esto no es probable por la
pertenencia de Rusia al Consejo de Europa, pero la no penalización no impide
la homofobia y la discriminación, muy evidentes en este país.

En cambio en Croacia, Eslovenia, Hungría y la República Checa, la homofobia


ha disminuido, debido a la pertenencia o la cercanía a la Unión Europea. En
Croacia y Hungría se permite la unión civil y se sanciona la discriminación por
orientación sexual. En la República Checa y Eslovenia la unión civil ya es legal.

Un caso especial es Rumania: a pesar de ser el único país europeo oriental


que derribó con violencia un régimen comunista que penalizó durante muchos
años la homosexualidad, su despenalización a regañadientes no evita la
homofobia, que es fuerte y persistente, aunque también se atisba una lejana
posibilidad de que se pueda reformar el código legal, para extender algunos
derechos a las parejas del mismo sexo. Algo similar sucede en su vecina
Bulgaria.

Homosexualidad en Oceanía:

La homosexualidad en Oceanía los países incluyendo las colonias europeas y


americanas, cada uno tiene leyes a favor y en contra. Debido a sus situaciones
sociales, económicas y políticos.

En Australia y Nueva Zelanda es legal, en la primera se reconoce la unión civil


desde el 2003 en algunas regiones y la última el 2004 en Tasmania. Ahora se
encuentra en proyecto para legalizar el matrimonio entre personas del mismo
sexo, que no está reconocido federalmente. Por lo que se recoge en la sección
51 de la constitución australiana, le corresponde al parlamento australiano la
competencia exclusiva para regular las formas de matrimonio. Hasta 2004 el
Acto de Matrimonios de 1961 no definía en qué consistía el matrimonio, pero la
definición legal común la interpretaba como la "unión entre un hombre y una
mujer", lo cual fue tomado e interpretado por las cortes australianas para servir
como una "ley establecida". En la última es legal la unión civil que fue
legalizado el 2005, entrando en proyecto el 9 de diciembre del 2004 entre los
parlamentarios. Últimamente ha entrado en debate sobre el matrimonio entre
personas del mismo sexo, lo cual ha provocado controversia en los diferentes
criterios de la sociedad, como estar a favor y en contra.

RELIGIÓN Y HOMOSEXUALIDAD

Homosexualidad y cristianismo:

Entre las iglesias cristianas existe una gran diversidad de opiniones y prácticas
en relación a la práctica homosexual. La mayoría de las denominaciones
cristianas, y muy especialmente las mayores de ellas, la Iglesia Católica
Romana y la Iglesia Ortodoxa rechazan de plano la práctica de relaciones
homosexuales basándose en la tradición cristiana al respecto, como asimismo
en la interpretación tradicional de los textos del Antiguo Testamento y del
Nuevo Testamento sobre el tema. Otras vertientes cristianas también rechazan
cualquier aproximación no condenatoria al tema de la homosexualidad, entre
ellas destaca la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días y las
denominaciones evangélicas adheridas al movimiento del fundamentalismo
cristiano. Por otra parte existen iglesias, generalmente en el ámbito protestante,
que o bien son tolerantes con la homosexualidad o existe un vivo debate dentro
de la denominación (la Iglesia Anglicana y algunas iglesias metodistas,
bautistas y presbiterianas), o bien aceptan plenamente el hecho y la práctica
homosexual e incluso bendicen uniones matrimoniales de este tipo.

Homosexualidad y catolicismo:

La Iglesia Católica Romana considera el comportamiento sexual humano casi


sacramental por naturaleza. Sexo anal y homo genital son considerados
pecaminosos ya que los actos sexuales, por naturaleza, son supuestamente
unitivos, pro creativos y de amor. La Iglesia también entiende que la
complementariedad de los sexos es parte del plan de Dios. Actos sexuales
entre personas del mismo sexo son incompartibles con esas creencias:

Estas enseñanzas no están limitadas a la homosexualidad, sino que también


son la premisa general para las prohibiciones católicas contra, por ejemplo, la
fornicación y todas las otras formas de sexo “no natural”, la contracepción, la
pornografía y la masturbación.

Postura de otras iglesias:

Sin embargo, en tiempos modernos, denominaciones cristianas numerosas


como la Iglesia Episcopal en los Estados Unidos de América, la Iglesia de
Escocia y la Iglesia de Suecia (luterana), y otras menores, como la Iglesia
Unida de Cristo y la Iglesia de la Comunidad Libre en Singapur han permitido
sin restricciones la comunión de homosexuales activos.

El primer obispo homosexual anglicano/episcopal, Gene Robinson, fue


confirmado para la sede de su iglesia en Nueva Hampshire en junio de 2005, lo
que ocasionó amenazas y temores de cisma en algunas provincias de la
Comunión Anglicana, de 77 millones de miembros, especialmente en las
africanas, como la Provincia de la Iglesia Anglicana del Congo (a nivel global,
se tiende a considerar que las iglesias africanas son más conservadoras).
Además, y para añadir más tensión a la disputa anglicana, la diócesis de
Nuevo Westminster de la Iglesia Anglicana del Canadá decidió bendecir los
matrimonios homosexuales.

Otras iglesias liberales que tienen sus raíces en la Reforma, como la


Asociación Unitaria Universalista de Estados Unidos o la Iglesia Unitaria
Canadiense, no sólo están abiertas a las personas homosexuales, sino que
ofician matrimonios homosexuales, y gays, lesbianas y bisexuales pueden ser
ordenados ministros y oficiar el culto.

Dentro del catolicismo romano, existen colectivos y plataformas que defienden


la igualdad de las prácticas homosexuales y heterosexuales a todos los niveles,
como Somos Iglesia, o la plataforma Redes Cristianas.

MATRIMONIO HOMOSEXUAL

El matrimonio entre personas del mismo sexo (también llamado matrimonio


homosexual o matrimonio gay) es el reconocimiento social, cultural y jurídico
que regula la relación y convivencia de dos personas del mismo sexo, con
iguales requisitos y efectos que los existentes para los matrimonios entre
personas de distinto sexo.

El matrimonio entre personas del mismo sexo (en los países en que se ha
aprobado hasta ahora) se ha establecido legalmente mediante la extensión de
la institución ya existente del matrimonio a aquellos formados por personas del
mismo sexo. Se mantienen la naturaleza, los requisitos y los efectos que el
ordenamiento jurídico venía reconociendo previamente a los matrimonios.

Se tiene constancia y documentación de las prácticas homosexuales desde los


mismos albores de la humanidad, prácticamente en todas las épocas y las
civilizaciones, con diferentes grados de reconocimiento social. La extensión
jurídica del matrimonio forma parte de una tendencia general de
reconocimiento de la homosexualidad en las sociedades occidentales
posmodernas.

Junto a la institución del matrimonio, y como alternativa o, en ocasiones,


superponiéndose a la regulación del matrimonio entre personas del mismo
sexo, existen instituciones civiles adicionales, muy diferentes entre cada país y
comunidad, con denominaciones distintas como "parejas de hecho", "uniones
civiles" o "concubinatos" (entre otras denominaciones), cada cual de una
naturaleza, requisitos, según la realidad social, histórica, sociológica, jurídica y
aun política de cada sociedad. Estas instituciones son consideradas por los
movimientos LGTB como instituciones apartheid y en muchos casos son
criticadas por fomentar la discriminación.

Controversia:

El matrimonio entre personas del mismo sexo otorga a los cónyuges, y a las
familias que éstos forman, la igualdad plena de derechos y obligaciones a las
que emanan del matrimonio convencional o entre personas de distinto, con el
objeto de permitir la constitución de uniones y familias homoparentales
estables, y de eliminar toda forma de discriminación y prejuicio hacia los
homosexuales.

El fundamento antidiscriminatorio es disputado por quienes consideran que la


unión de un hombre y una mujer tiene una especificidad reproductiva de tal
importancia que justifica reservar el concepto de la institución matrimonial para
el tipo de unión heterosexual exclusivamente, aunque la institución matrimonial
siga siendo aplicada para parejas heterosexuales pero estériles, por edad o
condición.

Quienes abogan por la equiparación completa y en todos sus efectos del


estatus de la pareja formada por dos mujeres o dos hombres al de la pareja
formada por un hombre y una mujer, hacen hincapié en las características
comunes entre ambas, entre las que destacan entre otras, la convivencia y el
afecto entre las partes; la existencia de un proyecto de vida en común; el deseo
de la pareja de formalizar su estatus jurídico y de comunicarlo al resto de la
sociedad; y la importancia de proteger a cada miembro de la pareja y a sus
hijos en caso de separación o en caso de disolución del matrimonio por divorcio
o muerte.

Sus detractores, en tanto, se basan en las diferencias entre ambas parejas,


entre las que señalan la imposibilidad biológica de que ambos cónyuges tengan
una descendencia biológica común (no se desconoce, sin embargo, la
posibilidad de que uno de los cónyuges aporte hijos al matrimonio, ya sea
procedentes de una relación distinta o, en el caso de las mujeres, mediante la
inseminación artificial o, de los hombres, el alquiler de un vientre y su
inseminación artificial); el daño probable que, sin embargo, no existen a día de
hoy pruebas convincentes con rigor científico suficiente al normal desarrollo de
los niños por la ausencia de uno de los referentes de la bipolaridad procreativa
(el padre o la madre, asumiendo, equívocamente, como lo demuestra la
psicología, que las figuras paterna y materna están asociadas al sexo biológico
de quien las ejerce), sin embargo esto también se vería afectado por la
ausencia del padre o madre de los matrimonios convencionales, por divorcio,
abandono de hogar, malos tratos e infidelidad, y, por último, el consenso
existente entre las principales religiones acerca del componente heterosexual
del matrimonio.

Debate político:

Actualmente, el debate sobre la legalidad y los alcances del matrimonio entre


personas del mismo sexo es uno de los más agitados y dinámicos del mundo
occidental. Los opositores a la reforma del Código Civil opinan que la unión de
un hombre y de una mujer es la única definición de matrimonio, en tanto que es
la base para la procreación. Arguyen que esta definición ha existido por
milenios y corresponde a su esencia objetiva, distinguiéndola del resto de
pactos de protección mutua con carácter indefinido. Alegan que alterar los
fundamentos del matrimonio basándose en casos límites equivale a convertir la
excepción en regla; mientras que equiparar uniones heterosexuales y uniones
homosexuales en cuanto a su fundamento sentimental y amoroso permitiría
luego extender la institucionalización estatal del matrimonio a cualquier tipo de
amistad. En contrapartida, incorporar a los derechos económicos y sociales,
nuevas libertades positivas emanadas de este tipo particular de uniones no es
más que profundizar el parasitismo estatal, esto es, obligar a los individuos a
subsidiar a aquellas relaciones amorosas de homosexuales, que de este modo,
adquieren un privilegio especial, y estipular un límite arbitrario con respecto a
qué amistades deben ser protegidas por el estado: lo que es en sí una
imposición ético-moral contraria al espíritu de la Sociedad Abierta. El límite, por
tanto, se halla -desde este punto de vista- en un principio de Orden Natural; es
decir, que la reproducción posibilita la continuidad de la especie y que esto es,
sin duda, bueno para la sociedad. Por lo tanto, instituir nuevos subsidios
sociales es retrasar la perspectiva de la definitiva liberación de los individuos.

Los círculos liberales que apoyan el matrimonio del mismo sexo, sin embargo,
impugnan dichas críticas, al tiempo que sostienen que no existen razones
suficientes que justifiquen privar de la protección que brindan el sistema jurídico
o el aparato estatal, a los matrimonios entre personas del mismo sexo, sin
incurrir en una forma de discriminación; esto es, la diferenciación injustificada.
Éstos rechazan el argumento semántico, por su circularidad o tautología; el
argumento procreativo, por su parcialidad ya que las leyes que prohíben el
matrimonio entre personas del mismo sexo no prohíben el matrimonio entre
ancianos o personas estériles; y el argumento tradicionalista, por su
desconexión con los principios sociales y éticos admitidos e indican que la
reforma sobre el matrimonio para incluir los derechos de los homosexuales es
una cuestión de igualdad ante la ley, pese a no contemplarse así en la
Declaración Universal de los Derechos Humanos. Una considerable parte de la
sociedad occidental opina que es necesario que se permita casar a los gays y
lesbianas, de modo que tengan los mismos derechos que las parejas
heterosexuales.

Generalmente, el matrimonio otorga muchos derechos que las parejas de


hecho no reciben, incluso cuando esta institución de las parejas de hecho
figura regulada por el ordenamiento jurídico positivo. Según los países, esta
diferencia de derechos abarca materias tales como inmigración, seguridad
social, impuestos, herencia, y la adopción de niños. Además, separar a las
parejas en dos tipos de instituciones se considera por quienes defienden la
institución del matrimonio homosexual discriminatoria, ya que estiman que está
en línea con el general rechazo que provocan las fórmulas «separate but
equal», que en el pasado justificaron la segregación por razón de raza.

ADOPCIÓN POR PAREJAS HOMOSEXUALES

La adopción por parte de parejas homosexuales es un derecho del colectivo


homosexual que consiste en que un niño pueda ser adoptado, y, por tanto, ser
legalmente hijo de los dos miembros de una pareja compuesta por dos
personas del mismo sexo. Actualmente sólo es legal en un reducido número de
estados y territorios en Europa, América del Norte, en Israel y Sudáfrica.
En ningún caso queda probado el hecho de que un menor sufra problemas
sicológicos por que sus padres sean homosexuales. Diversos estudios estiman
que tanto una pareja homosexual como heterosexual pueden educar de igual
modo a los niños. Si bien es cierto que hasta que no se produzca una
renovación de la sociedad estos niños, en algunos casos, pueden sufrir
rechazo.

Aceptación

Sociedad:

Éste es uno de los derechos otorgados a los homosexuales que más debate y
oposición ha suscitado, tal y como se muestra en la tabla; mientras que hay 8
estados europeos en los que el matrimonio homosexual es apoyado por más
del 50% de los ciudadanos, las adopciones por parte de parejas homosexuales
sólo son aceptadas por más de la mitad de la población en 2 estados (Países
Bajos y Suecia), y hay 4 estados donde menos del 10% de la población está a
favor, mientras que en ninguno hay un porcentaje tan bajo de apoyo al
matrimonio homosexual. En Polonia, Malta y la República Checa, la adopción
recibe menos de la mitad del apoyo popular que el matrimonio.

Comunidad científica:

La comunidad científica se encuentra dividida en este asunto. Por un lado,


existen médicos que creen necesaria la figura de un padre y una madre para
que los niños dispongan de un modelo masculino y femenino y así
desarrollarse por completo. Unos especialistas como es el doctor Carlos
Marina, médico especialista en Pediatría y ex presidente de la Sociedad de
Pediatría de Madrid y Castilla-La Mancha, y profesor en la Universidad Europea
de Madrid, alega: «dada la inmadurez y consiguiente vulnerabilidad del niño,
expuesto a crecer y desarrollarse en un ambiente totalmente anómalo». El
catedrático de Psicopatología de la Universidad Complutense de Madrid y
presidente de la sección de educación especial de la Sociedad Española de
Psicopatología, Aquilino Polaino, coincide en las críticas, afirmando que «la
adopción de padres homosexuales trae consecuencias psicopatológicas en el
adoptado». Como reseña significativa hay que destacar que la mayoría de los
que se oponen, en gran parte, están influenciados por sus credos religiosos o
morales ya que en ningún caso se ha demostrado que haya niño o niña más o
menos feliz que cualquier otro niño crecido en el seno de una pareja entre
heterosexuales.

Otros consideran que lo importante para un correcto crecimiento de los


menores no es el sexo de los padres sino el cariño dado a sus hijos.
Importantes asociaciones de especialistas, como la Asociación Estadounidense
de Pediatría o el Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid, se muestran a favor.
MOVIMIENTO HOMOSEXUAL

El movimiento gay o movimiento homosexual o movimiento por una libre


orientación sexual se refiere a un movimiento social en el cual se lucha por la
causa de personas con orientación sexual distinta a la heterosexualidad.

El movimiento gay comenzó formalmente en el año 1969 en la ciudad


estadounidense de Nueva York, con la marcha que se dio después de los
llamados disturbios de Stonewall. Stonewall es el nombre de un bar gay el cual
tuvo una redada por parte de la policía neoyorquina lo cual terminó en
enfrentamientos y marchas. Tal evento se considera trascendente en la historia
del movimiento gay. Estos eventos se dieron en una forma violenta, sin
embargo los resultados de ese gran motín fueron punta de lanza para los
cambios que habrían de darse a partir de estos acontecimientos.

Este movimiento tiene como intención el lograr la concientización acerca de los


derechos que se les deben otorgar a las personas LGTB -iniciales de lésbico,
gay, transgenérico y bisexual-. Otro de los objetivos es que la gente en general
tenga una actitud más objetiva acerca de estas personas, es decir, erradicar de
la sociedad actitudes tales como la homofobia.

La causa del movimiento gay continúa, ya que los derechos humanos de


personas con una tendencia sexual distinta a la heterosexualidad siguen siendo
violados en algunos países. En otros aún existe ignorancia sobre el movimiento
y por ende la homofobia sigue latente. En algunos países el movimiento gay en
completamente inexistente, dadas las circunstancias sociales y religiosas,
principalmente en varios países de Medio Oriente y África.

Como reacción a este movimiento también se ha suscitado controversia por


parte de algunos grupos religiosos que consideran la homosexualidad como
algo antinatural y en contra de los valores cristianos. Como fue el caso de
grupos cristianos en Estados Unidos quienes lanzaron un boicot en contra de la
empresa Ford Motor Company, por apoyar el movimiento gay.

Esto ocasiona desde que las personas no se sientan libres de expresar su


sexualidad, e incluso en algunos países se tiene la pena de muerte como
castigo judicial a personas homosexuales.

DÍA INTERNACIONAL DEL ORGULLO LGBT

El Día Internacional del Orgullo LGBT, también conocido como Día del
Orgullo Gay o simplemente Orgullo Gay es una serie de eventos que cada
año los colectivos homosexuales celebran de forma pública para instar por la
tolerancia y la igualdad de los gays, lesbianas, bisexuales y transexuales. Tal
fiesta tiene lugar en torno al 28 de junio o bien el primer sábado posterior al 28
de Junio, fecha en que se conmemoran los disturbios de Stonewall (Nueva
York, EE. UU., 1969), que marcan el inicio de la liberación homosexual. En
algunos países la fecha original puede cambiar en caso de coincidencia con
otros eventos locales muy importantes.
La noción básica del “orgullo gay” consiste en que ninguna persona debe
avergonzarse de lo que es, cualquiera sea su sexo u orientación sexual. El
término escogido tiene probablemente más sentido, desde un punto de vista
filológico, en inglés que en español. En efecto, la idea que parece transmitir
este concepto es más bien la de una dignidad intrínseca de cada ser humano,
que no debe verse afectada por su conducta ni orientación sexuales. En tal
sentido, la traducción más correcta debería ser dignidad gay.

La celebración se desarrolla comúnmente con coloridas “marchas del orgullo”


que coinciden, en el hemisferio norte, con el inicio del verano. Los símbolos del
orgullo gay (la bandera con los colores del arco iris y los triángulos rosas), se
exhiben en abundancia en estas fiestas. En las celebraciones suele darse
cabida a actividades que exceden del marco del jolgorio: reivindicaciones
sociales o políticas que identifican a los colectivos participantes. Una vez
superadas las leyes consideradas más discriminatorias en su contra para los
homosexuales, la creación del matrimonios, o el establecimiento de la
homoparentalidad, son temas recurrentes en las fiestas del orgullo
contemporáneas, que en los últimos años, con la cada vez mayor fuerza del
movimiento homosexual, han ido politizándose fuertemente, convirtiéndose en
un instrumento de presión política a los gobiernos en favor de los colectivos
homosexuales y contando con una fuerte participación de grupos de izquierda,
que han asumido las demandas gay como propias.

Oposición:

Dentro de la comunidad homosexual algunos rechazan la noción de orgullo


gay, pues perciben en ella un énfasis excesivo en la orientación sexual que no
consideran importante y una falta de discreción, modestia y sumisión lo que
eventualmente podría perjudicar a la moral pública, las creencias religiosas o
incluso la propia causa de los derechos de los homosexuales al reivindicar
demasiado alto los derechos. Proponen, en cambio, evitar un activismo
estridente a fin de incorporar más fácilmente el discurso por la no diferencia de
los homosexuales a las ideas comunes que marca la opinión pública. Otros
críticos ven en la noción de orgullo una suerte de desprecio hacia la identidad
de cada individuo, pues cada uno vive su orientación sexual sin necesidad de
identificarse con un estereotipo determinado y por tanto los que tienen una
identidad gay deberían llevarlo más discretamente.

Estas corrientes críticas recalcan, además, que la exhibición del orgullo implica
comportarse como los homosexuales estereotipados, denotados por su pluma
y afeminamiento.
CONCLUSIONES

• La homosexualidad queda definida como la orientación sexual hacia


miembros del mismo sexo. Aunque los indicios sobre la existencia de una
base biológica de la homosexualidad son fragmentarios e incompletos, en
biomedicina y en neurociencia continua siendo un reto conocer y determinar
si el proceso de diferenciación sexual conlleva una diferenciación en la
organización cerebral.
• Los adolescentes especialmente se encuentran en búsqueda de su
identidad en todos los sentidos, confluyen en ellos sentimientos
contradictorios entre sí, y en esta etapa es donde tienen que ordenarlos.
• Se ha dicho muchas veces que el homosexual puede ser curado, si quiere
serlo; pero que la mayor parte de los homosexuales no quieren ser curados,
y por tanto no pueden serlo.
• la homosexualidad no es una enfermedad y que toda persona tiene derecho
a manifestar su sexualidad de forma libre y responsable, sin agredir los
derechos de los demás.
• Psicológicamente, las atracciones y los actos homosexuales vienen de
heridas emocionales muy específicas y de conflictos en la infancia, la
adolescencia y la vida adulta. Estas heridas no han sido plena y claramente
identificadas en el pasado por los profesionales de la salud mental ni han
sido curadas en la mayoría de los casos. Las razones de este fracaso son
que el campo de la salud mental está aún en etapa de desarrollo y no ha
entendido ni incorporado el perdón como remedio al enfado tan significativo
en estas personas, para resolver la tristeza, la desconfianza, la baja
autoestima y el comportamiento adictivo.
• Al margen de nuestra cultura occidental, de 76 sociedades humanas
estudiadas por distintos investigadores, en 49 de ellas la homosexualidad
parece ser considerada por la comunidad como una práctica aceptable.
• Las cifras de relaciones homosexuales entre mujeres parecen indicar una
mayor tendencia a la promiscuidad en los hombres. Tendencias que
parecen así mismo confirmarse en los contactos heterosexuales.
• Los determinantes del interés sexual en cuanto a la preferencia por el
mismo sexo o por el opuesto ocurren muy tempranamente, generalmente ya
entre los cuatro y los cinco años, mucho antes de la pubertad.
BIBLIOGRAFÍA

Pillard, RC., y Weinnich, J.D. (1986) Evidence of familiar nature of male


homosexuality. Arc. Gen. Psych., 43: 808-812.

Thomas, J.H. (1994) The rnind of a worm. Science, 264: 1698-1699.

Witelson, S.F. (1991a) Neural sexual mosaicism: sexual differentation of the


human temporo-parietal region for functional asymmetry.
Psychoneuroendocrinology, 16: 131153.

Zucker, l., Lee, T.M. y Dark, J. (1991) The suprachiasmatic nucleus and
annual rhythms of mammals. In: D.C. Klein, RY. Moore and S.M. Reppert
(eds.). Suprachiasmatic nucleus: the mindls clock. Oxford University Press,
New York. Pp. 246-259.

Homosexual Norteamérica. Extraído el 24 de abril de 2008 desde


http://perso.gratisweb.com/HomosexualNorteamerica/index.html

Homosexuales. Extraído el 24 de abril de 2008 desde


http://www.vidahumana.org/vidafam/homosex/homosexuales.html

Homosexualidad. Extraído el 24 de abril de 2008 desde


http://biblio.upmx.mx/download/cebidoc/Dossiers/homosexualidad0312.asp

Se nace homosexual. Extraído el 24 de abril de 2008 desde


http://www.pediatraldia.cl/se_nace_homosexual.htm

Sexualidad. Extraído el 24 de abril de 2008 desde


http://www.esmas.com/salud/home/sexualidad/379078.html

Homosexuales. Extraído el 24 de abril de 2008 desde


http://www.vidahumana.org/vidafam/homosex/homosexuales.html
ANEXOS

460 – 450 d.C. Aquiles y Patroclo

Céfiro y Jacinto 490 – 480 d.C.