Está en la página 1de 4

PROYECTO: COMPETENCIAS CIUDADANAS

nenabuiles@hotmail.com
PROYECTO DISEÑADO Y DESARROLLADO DESDE EL ÁREA DE CIENCIAS SOCIALES COMO
DISPOSITIVO DE EVALUACIÓN Y FORMACIÓN PERMANENTE

DEFINIREMOS COMO UN CIUDADANO COMPETENTE A AQUEL QUE CON


SUS PRÁCTICAS COTIDIANAS DEMUESTRA QUE ESTA COMPROMETIDO EN
FORMA CONCRETA, EFECTIVA, INTELIGENTE Y SISTEMÁTICA, EN EL
PROCESO DE MEJORAMIENTO DE SU PERSONA , DE SU FAMILIA, DE LOS
GRUPOS HUMANOS CON LOS QUE INTERACTÚA, DE SU BARRIO, DE SU
CIUDAD, DE SU PAÍS Y DE LA ESPECIE HUMANA; SEA CUAL SEA EL LUGAR
QUE OCUPE EN LA SOCIEDAD.

- SITUACIÓN PROBLEMÁTICA: partiendo de la anterior definición de lo que es un


ciudadano competente, y de un proceso de observación y evaluación preliminar, se ha
evidenciado que en la Sección Bachillerato Diamante de la Institución Educativa San
Vicente de Paul, existen un conjunto de condiciones económicas, sociales y culturales,
que dificultan el ejercicio de una ciudadanía responsable en los términos anteriormente
mencionados, por lo que se hace necesaria una intervención pedagógica,
particularmente orientada hacia el desarrollo de competencias ciudadanas, en los
estudiantes.

- OBJETIVO GENERAL DEL PROYECTO: realizar desde el área de ciencias


sociales, un ejercicio permanente de evaluación y formación (en forma de retro-
alimentación) de las competencias ciudadanas dentro de las aulas y de la institución,
en concordancia con la definición inicialmente planteada (la cual implica, sin limitarse
exclusivamente a ello, alcanzar elevados niveles de desempeño en los estándares
básicos de competencias ciudadanas propuestos por el Ministerio de Educación
Nacional para los diferentes grados – Ver documento del MEN-).
- PERFILES DEL PROYECTO:

1. Construyendo convivencia escolar y cuidando nuestra institución.

2. Conociendo y participando en el mejoramiento de nuestra institución y nuestro


barrio.

3. Conociendo y participando en la construcción de nuestra ciudad.

4. Conociendo y participando en la construcción de una Colombia mejor.

5. Conociendo los grandes problemas sociales y ambientales del mundo, para


definir nuestro pequeño aporte al proceso de humanización y civilización de nuestra
especie; a la protección del planeta y a la preservación del patrimonio natural y cultural
de la humanidad.

PERFIL 1: CONSTRUYENDO CONVIVENCIA ESCOLAR Y CUIDANDO


NUESTRA INSTITUCIÓN

EN ESTE LUGAR: LAS PERSONAS, LA NATURALEZA, LAS COSAS, EL


TRABAJO, LA TRANQUILIDAD, LA BELLEZA, LA LIMPIEZA Y EL ORDEN,
SON MUY IMPORTANTES. FAVOR NO MALTRATAR, DESTRUIR,
PERTURBAR, NI DAÑAR NADA NI A NADIE.

- SITUACIÓN PROBLEMÁTICA:

A partir de un proceso de observación y evaluación preliminar, se ha detectado en los


y las estudiantes de la “Sección Bachillerato Diamante”, de la Institución Educativa
San Vicente de Paúl, un elevado nivel de agresividad, mal trato y brusquedad en las
relaciones interpersonales; además de una notable falta de cuidado de la planta física,
muebles y enseres de la Sección.

- OBJETIVOS DE ESTE PERFIL DEL PROYECTO:

a) Mejorar la convivencia escolar, específicamente la delicadeza, el respeto y el buen


trato en las relaciones interpersonales entre los miembros de la comunidad educativa
que compartimos la cotidianidad en la “Sección Bachillerato Diamante” de la
Institución Educativa San Vicente de Paúl .

b) Mejorar el cuidado de la planta física, muebles y enseres de la Sección.


- ESTRATEGIA DE INTERVENCIÓN (5 momentos):

1) Descripción (escrita) de las situaciones cotidianas problemáticas, vividas dentro


del grupo y la Sección, especificando nombre y grado de los protagonistas de cada
evento. Estos informes los elaboran principalmente los estudiantes, aunque también
pueden presentarlos otros miembros de la comunidad educativa involucrados u otros
observadores y se entregan a la profesora de sociales directamente o vía delegados de
cada grupo, en un formato especialmente diseñado para el proyecto.

2) Observación Minuciosa, Registro, Sistematización y Tabulación del desempeño


cotidiano y bimestral de cada estudiante en materia de Competencias Ciudadanas:
diariamente, se va tomando nota de las observaciones realizadas por parte de la docente
del área de sociales, en materia de vivencia cotidiana de convivencia escolar y cuidado
de la planta física, bienes y enseres de la institución. Luego al finalizar cada período,
se consolida toda la información recogida. Este ejercicio de observación permanente es
responsabilidad directa de la docente a cargo del proyecto.

3) Socialización y reflexión grupal: Utilizando un espacio semanal dentro de la


clase de sociales, en cada uno de los grupos de la Sección se realizará un proceso
permanente de: socialización, reflexión y formulación de propuestas de solución ante
las problemáticas descritas por la docente del área de ciencias sociales, los estudiantes
y otros miembros de la comunidad educativa (ejercicio de lectura de la cotidianidad en
materia de ciudadanía).

4) Atención particular de casos especiales: en los casos que así lo requieran, se


citará a los estudiantes y demás miembros de la comunidad educativa involucrados en la
situación problemática, al final de la jornada, para realizar un proceso de resolución de
conflictos a partir del diálogo y la concertación. En caso de requerir amonestaciones o
indemnizaciones, se diseñarán sanciones pedagógicas acordes con la falta cometida.
Nota: las evidencias y acuerdos construidos a partir del proceso de convivencia escolar
no aplican para procesos disciplinarios, “a no ser” que se recurra al observador o se
remita el caso al director de grupo o a coordinación por falta de voluntad de
mejoramiento. Se consideran casos especiales las reincidencias demasiado notables o
las situaciones problemáticas más graves.

5) Evaluación de desempeño mediante la asignación de una calificación en


competencias ciudadanas para cada uno de los estudiantes. Esta nota se constituirá en
uno más de los indicadores a tener en cuenta al definir la nota final del período en el
área de ciencias sociales, ya que el objetivo del área es desarrollar competencias (es
decir capacidad de actuar en forma eficiente con lo que se sabe), y no solo desarrollar
conocimientos sociales y cívicos. Esta tabulación y nota de competencias ciudadanas,
será ofrecida al Consejo de Profesores al momento de evaluar el comportamiento social
del estudiante, para que si se considera conveniente y pedagógico, se tenga en cuenta
como un indicador más. Del mismo modo, se entregará copia de esta información al
director de cada grupo, para que si considera procedente, inicie procesos de
acompañamiento con los estudiantes que muestran reincidencia en uno u otro tipo de
situación problemática.
- RECURSOS: copias de los formatos de descripción de situaciones problemáticas, cuaderno de
registro de observaciones cotidianas y formatos de tabulación, los cuales serán financiados con aportes
de la docente de ciencias sociales, los estudiantes y la institución, según la disponibilidad de cada uno.

REFLEXIONES SOBRE LOS BENEFICIOS DE ESTE PERFIL DEL PROYECTO

La inmensa mayoría de los conflictos que se presentan en la institución son faltas leves, que por su
cantidad hacen imposible un proceso de diálogo en cada caso, pues no hay personal para atenderlos y por
su intrascendencia no ameritan el proceso que conocemos como resolución pacífica de conflictos. Pero
creemos que todo alumno merece y necesita ser escuchado en su queja, así que este proyecto se
constituye en un mecanismo para solucionar en forma ágil estos incidentes, socializarlos y reflexionarlos
en forma grupal, y sancionarlos en forma pedagógica.
Los casos que ameritan otro procedimiento, se atienden en forma particular y especial.

Este perfil del proyecto de Competencias Ciudadanas, se constituye en un dispositivo de socialización,


reflexión grupal de los conflictos y de sanción pedagógica. Su uso se fundamenta en la idea de que la
norma se construye colectivamente, definiendo juntos lo que es conveniente y lo que no es conveniente
para una adecuada convivencia escolar. Además la norma se enseña con la palabra y el ejemplo, se
escribe en lugares visibles y en el manual de convivencia; se argumenta y se explica en forma recurrente
su importancia para una convivencia armónica en la institución; y continuamente se refuerza en la
oralidad. Este perfil del Proyecto de Competencias Ciudadanas, posibilita todos estos procesos en la
cotidianidad. Permite una lectura permanente de las prácticas convenientes e inconvenientes para la
convivencia y un refuerzo y recuerdo contínuo de nuestra responsabilidad de devenir ciudadanos
competentes.
Pero ahí no terminan los beneficios de la propuesta. Teniendo en cuenta que hay seres humanos a
quienes se les dificulta contener sus impulsos en aras del bien común y prefieren violentar los acuerdos
socialmente construidos, es necesario diseñar dispositivos de control y de sanción, que sin ser
irrespetuosos, exagerados, degradantes o violentos, sirvan como mecanismos de neutralización de
conductas indeseables. Si bien estos se inscriben en el sistema conductista, y se constituyen en refuerzos
negativos, son el modo menos malo de estimular un ejercicio de desaprendizaje de conductas
socialmente inconvenientes, que están interiorizadas en algunos estudiantes.

Beneficios que ha reportado el proyecto:

Permite que cada niño sea escuchado en su queja .


Exime a los docentes, a los directores de grupo y al coordinador de gastar tiempo en quejas continuas de
los estudiantes y en atención de faltas leves.
Permite afianzar las normas, que es lo permitido y lo prohibido en la convivencia escolar.
Permite socializar y reflexionar en grupo, sobre los tipos de irrespeto y los agentes de irrespeto
recurrentes, sus causas, sus efectos en la vida del grupo y el individuo, las alternativas de solución
frente a los problemas más frecuentes, etc.
Se constituye en un sistema de sanción alternativo, frente a los golpes, que es el método de resolución de
problemas que tienen más interiorizado los estudiantes. Cada informe da un punto. Así se estimula la
cultura de la legalidad en la resolución de problemas y se realiza una práctica cotidiana con formas no
violentas de sanción.
Empodera a cada estudiante, el cual ya no necesita acudir al profesor para presentar sus quejas y
sancionar al otro por el irrespeto. De este modo se constituye en un dispositivo de control entre iguales.
Estimula la resolución pacífica del conflictos entre los alumnos, cuando ambas partes, agresor y agredido,
están en condiciones, ya que en muchos de los conflictos terminan pidiendo disculpas y arreglando el
problema en forma oral, para evitar la sanción pedagógica que constituye el informe (ojito).
Lleva a pensar dos veces a los irrespetuosos sus actos.
Permite identificar a las personas con más dificultades de convivencia de cada grupo.
Permite sancionar en forma lúdico-pedagógica las faltas leves, sin utilizar documentos más delicados
como el observador y la hoja de vida.
Permite una visión cualitativa y cuantitativa de los problemas de convivencia escolar en la institución:
cuantos y cuales problemas son los que más se presentan y quienes son los principales protagonistas de
estos procesos.
Ofrece información que pueden servir de apoyo a los directores de grupo que desean hacer un
seguimiento atento de los procesos de los estudiantes en materia de comportamiento social.