Está en la página 1de 167

La Verdad Sobre

HUNGRIA

1956

SUMARIO

I. II.

Qué quería el pueblo trabajador h ú n g a r o ............................ Quién ha acaudillado las bandas contrarrevolucionarias en H u n g r ía ................................................................................................

3

9 45 68 72 83

III. IV. V. V I. V II.

Hablan te s t ig o s ................................................................................... L os documentos a c u s a n .................................................................. El drama de los r e fu g ia d o s ........................................................... Declaraciones y documentos oficiales h ú n g a r o s ..................... El mundo apoya al pueblo húngaro en la construcción del s o c ia lis m o .......................................................... - > .............................

122 165

V III.

La vida re n a ce ................................. ..................................................

I. Qué quería el pueblo trabajador húngaro

E L PUEBLO trabajador húngaro ha sufrido mucho en toda su historia. Durante casi 200 años se halló bajo el yugo de la dinastía austríaca de los Habsburgo. L a República S o­ viética Húngara, preparada por la secular lucha nacional libe­ radora y proclamada en marzo de 1919, a los pocos meses fué anegada en sangre por las fuerzas unidas de los intervencio­ nistas extranjeros y los destacamentos contrarrevolucionarios del almirante Horthy. Este verdugo, que ocupó el cargo de regente, implantó en el país el régimen de dictadura militar policíaca que fué una variedad húngara del fascismo. Dirigió personalmente las represalias contra las fuerzas amantes de la libertad del pueblo húngaro. Y a en los primeros años des­ pués de la caída del poder de los obreros y campesinos, los fieles lacayos de H orthy ahorcaron, fusilaron, quemaron vi­ vos y torturaron a muerte a decenas de miles de personas. En aquellos años 70.000 personas fueron arrojadas a las cárceles y los campos de concentración. El régimen horthysta arrastró a Hungría, en bloque con Hitler, a la guerra desencadenada por éste, que acarreó nue­ vas calamidades al pueblo húngaro. Aprovechando el aplastamiento de la coalición hitleriana y la llegada de las tropas soviéticas que expulsaron de la tie­ rra húngara a H orthy y sus secuaces, el pueblo húngaro em­ prendió el camino de edificación de una vida libre e indepen­ diente. Creando la sociedad nueva, las masas trabajadoras han conseguido notables éxitos en el camino de la edificación del socialismo. Ni los observadores burgueses, ni siquiera los seguidores del régimen horthysta que había huido a Occidente tuvieron dudas de que la masa aplastante del pueblo trabaja­ dor húngaro se colocó definitivamente del lado del socialismo. Es indiscutible el hecho de que en un plazo muy breve, tan sólo en 4 o 5 años, Hungría reparó totalmente el daño que le fué causado durante la segunda guerra mundial. lEn poco
3

más de 10 años la producción industrial del país superó en tres veces y media el nivel de anteguerra! ¿Qué país capitalista puede anunciar semejantes éxitos? Tan sólo en el período del primer quinquenio de 1950-1954.. Naka­ mine atestigua: “ . las señalaron reiteradas veces los economistas de Occidente.. Se desarrolló en grado considerable también la producción agropecuaria. Surgieron en el país varias nuevas y modernas ciudades in­ dustriales. ¿E n qué. refinerías de petróleo.el régimen comunista en Hungría ha conseguido éxi­ tos muy notorios. las personas que dirigían este país cometieron una serie de graves errores que influyeron negativaemente en su vida interior. en Hungría se construyeron 75 nuevas e importantes empresas. fábricas de ce­ mento y de otro tipo. centenares de fábricas y ta­ lleres fueron ensanchados considerablemente y modernizados. la Radio nipona comunicó el 9 de noviembre. Sin embargo. consiste la esencia de los errores de la antigua dirección del país ? Lo principal es haber perdido el contacto con las ma­ sas. en los últimos años. se han edificado muchas casas de vi­ vienda para obreros y en los depósitos de las cooperativas hay montañas de maíz. . En las ciudades y localidades rurales se construye­ ron de nueva planta decenas de miles de casas. En una palabra. Así.. los campesinos viven en casas de­ centes” . el progreso de la economía socialista de Hungría es un hecho evidente. corresponsal de la Agencia Kiodo Tsusin. Refiriéndose a sua obser­ vaciones. no conocía el estado de ánimo de las masas de la clase obrera 4 . encabezada por Matías Rakosy y Erne Geroe. A la apreciación de éstos se puede añadir el más reciente testimonio de Nakamine. La dirección del Partido Húngaro de los Trabajadores. que visitó Hungría en los días de los recientes sucesos y recorrió la mitad del país. por ejemplo. Las conquistas de la República Popular Húngara no dan lugar a dudas. en Hungría se han cons­ truido muchas nuevas e importantes empresas industriales: fábricas metalúrgicas. con el pueblo. Los húngaros no visten tan mal en compa­ ración con los austríacos..

Los más graves por sus consecuencias fueron los cometidos en la pla­ nificación del desarrollo de la economía nacional.UNA DE LAS víctimas del terror blanco en Budapest aparece tirada en una de las calles de la capital húngara. cuya construcción para un país tan pequeño com o Hungría provocó gran tensión. Una parte desmesuradamente grande de las inversiones básicas se des­ tinaba a la construcción de nuevas e importantes empresas. del campesinado y de la intelectualidad. La dirección del Partido y del Gobierno cometió muchos errores también en la esfera de la vida económica. Fueron cometidas gra­ vísimas infracciones de la legalidad. condenados sin tener culpa alguna. entre las cuales figuran las causas de Rajk y de otros muchos honrados funcionarios del Partido y del Estado. 5 .

de las fuentes de estos errores era la incomprensión p or los dirigentes de las peculiaridades del desarrollo socia­ lista de Hungría y la imitación mecánica de la experiencia de la Unión Soviética. La demora en la corrección de los errores. no pudo darse cuen­ ta oportunamente de la fuerza de las crecientes exigencias de llevar a cabo inmediatamente una serie de medidas orientadas a liquidar el burocratismo y mejorar las condiciones mate­ riales y de vida. señalados a6 . y no el uno. ¿ Y qué ocurría en las escuelas? ¿P or qué la nota máxima tenía que ser el cinco. en el inmenso territorio de la cual el ré­ gimen socialista se había consolidado hace ya mucho tiempo. Muchas deficiencias tuvieron lugar también en la esfera de la edificación del Partido. como se acostumbraba siempre en Hungría? ¿ A qué se debió que algunas calles céntricas de la capital húngara recibieran los nombres de los dirigentes soviéticos? La introducción de estas innovaciones no podía acarrear más que daño. Por indicación de los dirigentes. infrin giendo el fundamental principio leninista de lazos indestructi­ bles con las masas del pueblo trabajador. sin tomar en consideración las insistentes exigencias de las masas. la direc­ ción del Partido y del Gobierno de Hungría comenzó a llevar a cabo una serie de medidas orientadas a subsanar los defectos creados en el período del culto a la personalidad de Stalin. La gente que se hallaba en la dirección del país. especialmente después del X X Con­ greso del Partido Comunista de la Unión Soviética. Causó asimismo grandes daños la circunstancia de que el Gobierno y la dirección del Partido Húngaro de los Traba­ jadores no tenían debidamente en cuenta las peculiaridades nacionales del país. se lleva­ ban a cabo medidas que herían el sentimiento nacional del pueblo húngaro. como en las escuelas soviéticas. Pero todo esto se hacía lenta e indecisamente. ¿A caso había necesidad de introducir en el ejército húngaro un uniforme parecido al del Ejército Sovié­ tico? ¿A caso había necesidad de cortar obligatoriamente a los soldados húngaros el pelo al rape com o se practica en el Ejército Soviético? Todo esto estaba en pugna con las cos­ tumbres y tradiciones nacionales del pueblo húngaro.Una. En los últimos años.

los fascistas colgaron a este patriota de un árbol en una de las calles de Budapest. . introducir en el E jército el tradicional uniLUEGO DE martirizarlo bárbaramente. convertir en facultativo el estudio del ruso en las escuelas. reducir el número de horas que las escuelas superiores destinaban a las ciencias políticas. adoptar medidas para elevar el nivel de vida.certadamente por el pueblo. prin­ cipalmente de la juventud estudiantil. Budapest el 23 de octubre El que estuvo en las calles de la capital húngara en esos días recuerda claramente que las columnas de juventud. salieron con consignas que exigían reforzar la lucha contra el burocratismo. indudablemente pacífico. provocó un espontáneo movi­ miento de masas (pero. eliminar de la dirección del Partido a los culpables de los errores cometidos. sin ningún propósito de desencadenar una lucha armada).

p or las ventanas y desde cam iones volaban miles de octavillas im presas de antemano que contenían llamamientos contrarrevolucionarios. Las fuerzas negras de la clandestinidad salieron a las calles de la capital húngara. q u e recibían armamentos so p retex to de envíos de “ m edicam entos” a través de la frontera austrohúngara. con la ayuda de traidores reclutados de antemano.form e nacional. H e aquí un testim onio gráfico tomado en Budapest durante los días d el pustch fascista. a subsanar los errores com etidos en la edificación del socialismo. suprim ir el obligatorio corte de pelo al rape a los soldados. Así empezó a actuar la fuerza de la reacción. Los m anifestantes no presentaban re iv in d ica cio n e s algunas que saliesen fuera de estos m arcos. convertir el escudo de K ossuth en escudo estatal. En las calles aparecieron cam iones cargados a granel con carabinas. Desde los tejados de las casas. atronaron las explosiones de granadas. Más tarde se supo que los contrarrevolucionarios. se apoderaron en diferentes barrios de la capital de arsenales y de la Fábrica de A rm as de Csepel. en pocas horas. E stas exigencias de los m anifestantes estaban orientadas al reforzam iento de la de­ m ocracia popular. A las pocas horas. Table­ tearon los disparos de fusiles autom áticos y ametralladoras. L A RE AC CIO N internacional armó con largueza a los horthystas húngaros. el cuadro cam bió bruscam ente. fusiles autom áticos y granadas. qu e muestra la clase de “ m edicam entos” q u e transportaba este ro ch e qu e llevaba el signo de la Cruz R oja .

Corresponsales especiales de Pravda SEGU N C U E N T A N los habitantes de Budapest. Krushinski y V. E so lo testifican m uchos datos. los elementos contrarrevoluciona­ rios se habían apoderado ya de varios depósitos de arm as y m uniciones y de la fábrica de arm as enclavada en la isla Csepel.II. Maevski. Quién ba acaudillado las bandas contrarrevolucionarias en Hungría Por: S. A n te todo llama la atención la circunstancia de que a las 3 horas de haber com enzado en Budapest la m anifestación es­ tudiantil del 23 de octubre. Para el transporte de las armas y muni- . Inm ediatam ente em pezó el arm am ento de los elementos con ­ trarrevolucionarios. las ope­ raciones de los contrarrevolucionarios fueron preparadas de an­ tem ano y se llevaron a cabo con arreglo a un plan determinado.

Por los movimientos de las bandas armadas se podía ver que eran dirigidas por una mano experta. la inmen­ sa mayoría de los habitantes de la capital húngara esperaba que se volviese a los tiempos de trabajo pacífico y tranquilo. a los edificios del Ministerio de Defensa y del Ministerio del Interior. Otros tran los designios que abrigaba la reacción. Uno de los magnates agrarios más importantes de Hungría. así como al edificio del Parlamento. El conde telefoneaba a ciertas embajadas de Estados extranjeros y decía. En las calles aparecieron piquetes que regulaban el transporte de las armas a los puntos de distribución y se­ ñalaban los objetivos para el ataque. He vuelto a la acti­ vidad política y me encuentro en Budapest. poco más o menos. a las redacciones de los periódicos y a otros puntos de importancia. que po­ seía la tierra de distritos enteros.cion. UN ASPECTO del edificio que ocupaba la redacción del diario Szabad nep.es se habían preparado de antemano los camiones corres­ pondientes. a las oficinas de correos. que se subsanasen los errores cometidos anteriormente. Destacamentos armados fueron enviados para apoderarse de las emisoras Kossuth y Petoefí y de las esta­ ciones ferroviarias. Esos elementos ardían en deseos de tomar el poder. toda esa secuela fascista salida de la clandestinidad y que había irrumpido en el país por sus fronteras occidentales. En caso de nece­ sidad puede relacionarse conmigo sobre aquellas cuestiones que le interesen a usted en Hungría” . Espero recobrar en breve toda mi influencia. el conde de Eszterhazy. Desde el momento en que la aguda situación creada en Budapest el 23 y 24 de octubre empezó a suavizarse. volver a tomar posesión de mis fincas y entrar a form ar parte del Gobierno. se instaló en Budapest y anunciaba con gran insolencia sus planes de largos alcances. lo siguiente: “ Al aparato el conde de Eszterhazy. saqueado e incendiado por los rebeldes 10 .

.

Starodub enviados especia­ les de “ Komsomolskaya Pravda” Budapest. Nos recomendó que regresásemos al cabo de unos días a Hungría. Veamos lo que refieren los hombres que fueron preparados en el extranjero — en Austria y Alemania Occidental— y trasla­ dados luego a Hungría. Y. prometiendo ayuda. Patrones Fau con etiqueta de medicamentos. Como pasaban los bandidos la frontera austro-húngara. Conversó con nosotros un tal Szent Gyordyi quien anotó nuestros datos y nos interrogó. debíamos dirigirnos a Hungría. Budapest)— huí a Austria.Nuevos detalles de como se preparó el complot contrarrevolucionario en Hungría La “Europa libre”. En cuanto cruzamos la frontera nos enviaron a Gussing y luego a Graz. La víspera de nuestra salida para Hungría se celebró un mitin en Ja ciudad de Graz. Por V. temiendo ser llamado al ejército. Sajarchenko. El 25 de octubre de 1956 conversó conmigo un oficial nor­ teamericano del S. Baila. En Salzburg me enteré de que un numeroso grupo de horthystas armados había sido enviado ya a Hungría. Nos dirigió la palabra Horvarth La12 . (espionaje norteamericano.S. 29 de noviembre SE HAN ACLARADO numerosos nuevos hechos que re­ velan la participación de las fuerzas reaccionarias de ciertas potencias occidentales en el complot contrarrevolucionario de Hungría. meditado y cuidadosamente preparado de antemano. guarida de provocadores. Eramos siete. electricista de 20 años de edad (calle de Vizegrad 92/3.I. Re­ cibimos dinero y fuimos enviados a Salzburg. “El 2 de octubre de 1956 — dice Derian Janovi. Allí no's recibieron en la oficina de la sociedad religiosa húngara “ Kartitasningarika” y en la sección húngara de la emisora de radio “ Europa libre” . Dijo que los norteamericanos nos enviarían pronto armas desde Alemania Occidental. Red). Popov y A. Cuando recibiéramos estas armas. Después nos recibió el ex-general de Horthy.

huyó a Austria en compañía de Derian Janovi.500 shillings enviados de América. Horvarth Lajos me entregó bajo recibo 50 shillings. quien invitó a todos los hún­ garos a regresar a la Patria con las armas en la mano. El 29 de octubre. Cruzamos la frontera abierta­ mente. con permiso de la policía fronteriza austríaca. formando parte de un grupo de diez hom­ bres. de 20 años de edad. con los distintivos de la Cruz Roja. ex-coronel de la gendarmería.. En Budapest me entregaron una credencial de miembro de la policía nacional (así se llamaban las bandas armadas de los contrarrevolucionarios).” 13 . Se también que de Viena fueron mandados a Hungría 400 horthystas armados. Kohuta Bela. La credencial estaba firmada por Du­ das” (Dudas era el cabecilla de los matones fascistas que masa­ craron ferozmente a los patriotas húngaros en Budapest. crucé la frontera húngara en Szentgotthard (42 kilóme­ tros al suroeste de Som bathely). Después del mitin de Graz.ARM AS DE marcas extranjeras secuestradas a las bandas contrarrevolucionarias de Budapest jos. R ed ). Durante el paso de la frontera iba en nuestra misma dirección un torrente interminable de camiones cubiertos. electricista de Budapest. Confirma lo dicho por Derian Janovi y añade: “ Él 27 de octubre recibimos 1..

Los inspiradores extranjeros de la contrarrevolución re­ clutaban a gente de malos antecedentes, dispuesta a cualquier turbio menester con tal de que les pagasen. Kovacs Istvan tie­ ne 27 años, nació en el pueblo de Gyondes, región de Heves. En 1948 huyó a Austria e ingresó en la “ legón extranjera” fran­ cesa, ampliamente conocida por sus feroces represiones con la población civil de Argelia y el Viet Nam. En 1955 Kovacs Istvan regresó a Hungría y poco después volvió a huir a Austria. En Austria entregaron a Kovacs 50 shillings y lo enviaron a Salzburg, al campamento de emigrados.húngaros Glasenbach, donde vivió algún tiempo. El 4, 5 y 6 de noviembre de 1956, junto con un hombre que vivía en Viena en un hotel situado frente a la estación del Oeste, y que decía llamarse “ tío Laczi” , marchó en automóvil a la aldea Deutsch-Kreitz, situada en la frontera austro-húngara. Allí entrevistaron a Kovacs Istvan unos corresponsales de la emisora de radio “Europa libre” . Luego lo trasladaron a Hungría. V. Gyergyi no se distingue mucho de Kovacs. Habiendo co­ metido un delito, huyó a Austria, luego se trasladó a Munich, de donde le enviaron a Nuremberg, a un campamento de trabajo. Poco antes del comienzo de los sucesos de Hungría enviaron ur­ gentemente a V. Gyergyi a Munich. Allí fué instruido por Bo­ ros Andras, jefe de sección de la emisora de radio “ Europa li­ bre” , y por un capitán norteamericano cuyo nombre no recuer­ da. El intérprete del capitán era Parker Janos, sargento del ejército norteamericano. A otros dos fascinerosos, Francsics y Burus, también los estaban instruyendo para introducirlos en Hungría. A V. Gyergyi le entregaron una cámara fotográfica mar­ ca Exacta y le encargaron que esclareciese el número de amo­ tinados, la ayuda que necesitaban, etc. Formando parte de un grupo de 50 personas, marchó en ómnibus de Munich a Salz­ burg y luego a Fursenwald. Cruzaron la frontera cerca de Szentgotthard. Los hechos muestran que a fines de octubre y primeros de noviembre miles de personas fueron trasladadas de Austria a Hungría con objeto de organizar el complot contrarrevolucio­ nario. El 25 de octubre llegó de Austria y Alemania Occidental a la estación de Hedeshalom (noreste de la ciudad de Sopron)1 una banda armada de 100 hombres. El 27 de octubre cruzaron
14

la frontera de Hungría en el sector de Szentgotthard 100 hom­ bres armados. Ese mismo día llegó otro destacamento armado de 300 hombres, organizado por los dirigentes de la emisora de radio “ Europa libre” . En ayuda de los sublevados fueron en­ viados también húngaros del campamento Glazenbach, de Salzburg, del campamento de la Gaiderstrasse, de Viena y de la organización religiosa húngara. En la aldea Deutsch-Kreitz, de la frontera austro-húngara, operaba un grupo de espías extranjeros ligados a los insurgen­ tes húngaros y a la emisora de radio “ Europa libre” . Uno de los cabecillas era un rubio alto de 23 a 24 años, que hablaba bien el húngaro, pero con ligero acento alemán. Sus ayudantes eran tres húngaros. Hablaban en alemán. El automóvil de estos cuatro se estacionaba con frecuencia cerca de la frontera, esperando la presa. Cuando Horvath Nandor de Sopron, pasó la frontera austro-húngara apareció cerca del automóvil. Estos cuatro le llamaron, le prometieron ayu­ da, le llevaron a Deutsch-Kreitz, pagaron allí el cuarto del ho­ tel, la comida, el almuerzo y la cena. A l día siguiente encarga­ ron a Horvath Nandor que regresara a Hungría y reuniese los datos que ellos necesitaban. Allí lo detuvieron los guardafronteras. El tal “ tío Laczi” actuaba en contacto con este cuarteto. En Hungría no sólo eran introducidos destacamentos ar­ mados, sino también víveres y municiones para los insurgentes. He aquí manifestaciones de testigos: Kovacs Itsvan (uno de los que fusilaban a los argelinos cuando estaban en la legión extranjera) dijo: “En la aldea austríaca Nickeldorf, (punto fronterizo frente a la ciudad de Sombathey) y también en Viena había grandes depósitos donde se entregaba la “ ayuda” a los húngaros. Los cargamentos se transportaban 'en automóviles austríacos y alemanes. El 28 de octubre el transporte de cargamento en Nickeldorf duró el día y la noche sin parar” . Dudas Iozsef, chófer d ijo : “ La llamada ayuda de los países occidentales (armas, víveres, medicamentos y ropa) se enviaba en los primeros días del pustch a la ciudad de Sopron y luego a Budapest y otras ciudades. En los últimos días estos cargamen­ tos se llevaban en automóviles austríacos y alemanes directa­ mente a Budapest. A primeros de noviembre se recibieron 2.000
15

1

patrones Fau, 50 de los cuales llegaron a Budapest. En la em­ bajada austríaca se organizó un depósito donde se distribuía la "ayuda” . El 25 de octubre cerca de la) embajada fueron des­ cargados unos 40 camiones y automóviles de turismo con distin­ tivos de la Cruz R oja” . Kocsis Karol declaró: “ Hasta el 4 de noviembre se reci­ bieron por Szentgotthard 12 o 15 vagones de armamento, medi­ camentos, víveres! y regalos y de Kesseg 5 o 6 vagones. Del 29 de octubre al 4 de noviembre enviábamos a Budapest un tren diario. A Szentgotthard y Kesseg los cargamentos llegaban) de Austria en camiones” .
COMBATIENTES soviéticos examinando armamento secuestrado a los fascistas

y cierto capitán norteamericano que no solía nombrar su apellido. las confesiones de elementos contrarrevolucionarios del interior del país y de fuera de sus fronteras y los testimo­ nios de corresponsales extranjeros son cosas que permiten di­ lucidar paso a paso las fuerzas que actuaron en esos sucesos y asimismo los fines que con ellos se perseguían. En octubre tuvo lugar una activización de los centros de emigración en Munich. otro emigrado húngaro. Horvath. Allí les daban instrucciones. les proveían de recursos en metálico y les advertían que deberían ponerse en camino al primer aviso. Inrmaba en Gran Bretaña un destacamento de 500 hombres 17 . Salzburg. en el local de la emisora Europa libre — Lokersvtras 32— . y otros. Al mismo tiempo. Viena y otras ciudades de Alemania Occidental y de Austria. el barón Haidu. se abrió de antemano una verdadera oficina de reclutamiento con el fin de enviar a Hungría a los oficiales horthystas y a otros emigrados. Los relatos de participantes y de testigos de los aconte­ cimientos. Krushinski y V. Gratz. En ese original centro de reclutamiento de la contrarrevolución actuaban como enroladores Sos.La contrarrevolución húngara organizadores extranjeros Por S. En Munich. Dirigían las diligencias de la movilización Andras Boros. 3 de noviembre de 1956 CADA DIA QUE pasa se van perfilando con mayor nitidez el carácter y el cuadro general de los recientes sucesos de Hun­ gría. Csapo. jefe de la sección de difusión para Hungría. Uno de los grupos organizados en ese centro cons­ taba de 30 hombres armados y fué mandado al territorio de Hungría el 27 de octubre. Linz. Macvski y sus Pravda. Los miembros de ese grupo han dei I:nado a los jueces de instrucción húngaros que la guardia fronteriza austríaca estaba prevenida de todo con anticipación y aseguró al grupo paso libre de la frontera.

El primer día. La trastienda del terror blanco Los serios desórdenes suscitados en Budapest. De la formación y preparación previa de grupos armados se ocupaban en Francia. Cuando. Austria. permitieron a los organizadores de la contrarrevolución actuar cada día con más descaro e insolencia. se aclaró que muchos de ellos no tenían nada que ver con la prensa y que no eran. que se encon­ traban en Fontainebleau. el ex oficial de SS. ni más ni menos. literalmente. Esas idas y venidas del capitán Glissón en días tan poco adecuados para los viajes de placer son considerados co­ mo una de las líneas de enlace entre el alzamiento contrarre­ volucionario en Hungría y los focos extranjeros que tomaron parte en la preparación y consumación del mismo.para ser enviado a Hungría. En los medios periodísticos de Budapest llamaron la aten­ ción los frecuentes viajes a Viena y a Salzburg del capitán Glissón. mantenía comunicación directa por radio con Bonn mediante radiogramas cifrados. e igualmen­ te en otros centros del país. esos “periodistas” se lar­ garon con viento fresco. por encargo de los centros de espionaje. Bélgica y otros países. Gran Bretaña. al revisar un coche con medicamentos procedente de Bonn. de los sucesos se dirigieron a Hun­ gría con sospechosa rapidez centenares de “ periodistas” de los Estados Unidos. agente del servicio de investigación alemanooccidental. En el complot contrarrevolucionario desplegaron mucha actividad los antiguos SS. administrador de un hospital de la Cruz Roja. después del descalabro de las bandas contrarrevolucionarias. Francia. El mismo mantuvo negociaciones con algunos ministros del gabinete de Imre N agy y asimismo con el cardenal Mindszenty. 18 . Alemania Occidental. Tampoco se puede dejar de prestar atención al hecho siguiente. Otto Frank. fué detenido Fritz Mol­ den. Borsos y Raksani. por ejemplo. ayudante del agregado militar de los Estados Unidos en Hungría. por los actos de los destacamentos armados acaudillados por maleantes horthystas. Así. El 27 de octubre.

que agentes de los servicios de investigación y dirigentes de organizaciones reaccionarias de toda clase. Entre ellos estaban: Mac Cormack. Sheppert. Así soñaba ya uno de los cabecillas de los elementos contrarrevolucionarios con ce­ ñir a Hungría al yugo de las potencias imperialistas. en el Estado Mayor de Dudas. Durante los últimos días se han hecho públicos algunos da­ tos curiosos de la actividad de los cabecillas de la contrarre­ volución húngara. el cual exigía que le llamasen “ señor primer ministro” . de la Cruz R oja de Viena. uno de los *abecillas más aventureros de los elementos contrarrevolu­ cionarios y je fe de la llamada “ guardia nacional de Budapest” . Los periodistas se interesa­ ron por la marcha de los acontecimientos en el país e hicieron una pregunta referente a cómo se pensaba restablecer la eco­ nomía húngara.000. Dudas aceptó el dinero y el huésped vienés se informó si Dudas había entrado en contacto con el cardenal Mindszenty aconse­ jándole que lo hiciera lo antes posible.000. En el saqueado edificio del periódico Szabad Nep se alo­ jaba el 29 de octubre el Estado M ayor de Josef Dudas. de los antiguos hori UiyHtas. Los testaferros de distintos grupos de la contrarrevolución andaban a la grefW por el poder. tuvo lugar otra curiosa entrevista. A Du­ das se presentó un hombre que dijo ser representante. ingleses y algunos otros deseaban ver al pretendiente a dictador húngaro. y otros. Lo que significaba el contacto con Mindszenty no es difícil de imaginar si se tiene en cuenta que éste se oculta hasta la fecha en la embajada norteamericana en Budapest. Dudas respondió que Hungría necesitaba un empréstito de 1. mantenía enlace directo por radio con representantes 19 . Dudas no fué el único aventurero por quien apostaron los que soñaban con la liquidación de Hungría popular y el resta­ blecimiento del régimen capitalista en el país. Allí mismo. El general Bela Kiray.000 de dólares. corresponsal del Daily Telegraph and Morning Post inglés. Se quejó de que el cónsul húngaro en Viena no daba permiso para introducir en Hungría aquella “ ayu­ da” que tenían allí dispuesta y después ofreció a Dudas una considerable suma de dinero para la edición de un periódico. corresponsal del periódico New York Times. Los periodistas norteamericanos.

El coronel Pal Maleter. entre ellos a Bela Kiray. e instaurar una dictadura mi­ litar. se disponía el 24 de octubre a detener a sus rivales. que durante los pocos días de mangoneamiento de la reacción tuvo tiempo de recibir el grado de general y una cartera ministerial. las pandillas fascistas hún­ garas asaltaron y devastaron esta librería de Budapest y luego. con los libros saqueados. hicieron grandes piras en la vía pública. SIGUIENDO fielmente las enseñanzas del hitlerismo. La participación del cardenal Mindszenty.del mando de las fuerzas armadas norteamericanas. al cual predes­ tinaban a primer ministro en esas intrigas. . tampoco era la úl­ tima.

llamada “ Emancipación” . He aquí lo que ha relatado a nuestro corresponsal: ULTIMAMENTE HE OIDO por radio y he leído en la pren­ sa las intervenciones de responsables personalidades nortea­ mericanas sobre los acontecimientos de Hungría. Bíbikov reside ahora en el Kubán. centro de toda actividad antisoviética y anti­ democrática. El gobierno de los Estados Unidos financia a este comité. M. El centro de ' (>H comité se encuentra en Nueva York. Bíbikov. “ La unión nacional trabaja­ dora” y otras. le en Munich.Una fábrica de mentiras Habla un antiguo locutor de la emisora de radio “ La Voz de América” Se ha repatriado a la Unión Soviética M. En Munich. Debido a una serie de circunstancias fué locutor de la sección europea de la emisora de radio “ La V oz de América” en Munich y colaborador de la redacción de la emisora “ Emancipación”. 21 . Me han in­ dignado las declaraciones llenas de mentiras y cinismo según las cuales los Estados Unidos no han tomado parte en la pre­ paración de la intentona sangrienta de Hungría. y la sección europea. Todos los años de postguerra tuve que vivirlos en Alemania Occidental y allí me encontré con norteamericanos que dirigen y financian la labor de multitud de organizaciones antisovié­ ticas. los agentes norteamericanos han creado innume­ rables grupos y grupitos que tienen un mismo fin: realizar la­ bor de zapa. gozan abiertamente del apoyo del llamado “ Comit(• norteamericano de lucha contra el bolchevismo” . que ha vivido 13 años en Alemania Occidental. N. N. que ha instalado en Munich la emisora de radio antisoviética. Organizaciones tales como “ La unión de lucha por la eman­ cipación d élos pueblos de Rusia” .

Los norteamericanos se esfuerzan celosamente por conven­ cer a los oyentes de que acuden a ellos “ nuevos tránsfugas” . Estos cuestionarios se envían después a Washington para que sean refrendados.Todos los que entran a trabajar allí pasan por el control de la C I C (servicio de espionaje político de los Estados Uni­ dos). Pero yo sé perfectamente que los tales nuevos emigrados son una pura invención. . Con este fin se llenan unos cuestionarios en los que figuran cerca de 100 preguntas. A veces se transmiten por radio intervenciones de tales “ tránsfu­ gas” . Los fabrican los empleados de la emisora. que determina la “lealtad política” de quienes van a ofrecer sus servicios. L a emisora “Emancipación” es conocida en todos los medios de la emigración de Alemania Occidental como una fábrica de las mentiras más repugnantes y de inverosímiles falsificacio­ nes.

Este renegado escribe declaraciones. que es a la vez Pavlovski. y me contestó: -Muy sencillo. las firma con nombre supuesto y después las da a leer ante el micrófono a malquiera de sus conocidos por 20 marcos.iia cómo ganar dinero. y Oktiabrev. ¡Y así el "tráns­ fuga” ya está preparado! Cierta vez me dirigí a un emigrado para que me aconsei. Escribe cualquier calumnia y entrégala a la “ Emancipación” . que huyeron de su patria instigados por las emisiones de La Voz de América y de Europa Libre.OTRA CONSECUENCIA de la criminal aventura: un testimonio gráfico publicado de como eran “ atendidos” los refugiados húngaros en Austria. Eso se hace de la siguiente manera. y Shamrov. jefe de la sección rusa. En la emisora traba­ ja un tal Leonid Pilaev. En Munich se encuentra también la sección europea de la " 1^1 Voz de América’ se dedica asimismo sistemáticamente a rmÍHora de radio estatal norteamericana“ La Voz de América” Imla dase de falsificaciones. «rdenó traer al micró- . el norteamericano minlcr Malomut. En una ocasión.

desde luego. En estas notas se expresaban furiosas protestas contra la disolución de las organizaciones fascistas y profascistas. Después de la terminación de la guerra. que una parte de los partidarios del régi­ men horthysta se había escapado a Occidente. Eran los diri­ gentes más destacados del pasado. Y o me encontraba entonces en el edificio de la emisora y me incorporaron a la fa r­ sa.. El partido fascista de Hungría que llevaba el romántico nombre de “ Flechas Cruzadas” era bastante numeroso. Ningu­ no de sus miembros de fila. Pero. pusieron de manifiesto su evidente deseo de obstaculizar las medidas democráticas orientadas a extirpar los restos del fascismo en el país. ¿dónde estaba la ma­ sa de los pequeños servidores del almirante que recibió de su mesa pedazos gordos ? ¿ Y dónde fueron a parar los terratenien­ tes y los capitalistas a quienes el poder popular privó de sus latifundios y empresas industriales? Algunos se marcharon del país. Pero tales tránsfugas no existían. en numerosas notas dirigidas al Go­ bierno de Hungría. El director de esta farsa se indignó porque yo. en el país que fué el último satélite de Hitler.fono a un grupo de tránsfugas de Checoslovaquia. después de la segunda gue­ rra mundial no se conservaran los restos de este régimen? Es verdad. que interpre­ taba el papel de un tal Jan. no podía hablar el ruso con acento checo. contra la depuración del aparato esta­ tal de partidarios del antiguo régimen. Pero está claro que un número no pequeño de nilasistas (fascistas húngaros) lloraba sus ilusiones destrozadas de dominar al pueblo trabajador húngaro. pero la parte fundamental no se movió de su sitio y sin duda soñaba con “ tiempos mejores” .” L A CLANDESTINIDAD CONTRARREVOLUCIONARIA ACUM ULABA FUERZAS ACASO alguien puede dudar de que en el país donde du­ rante 25 años imperó el régimen fascista de Horthy. Esto no inmutó al embustero de la ra­ dio y procedieron a montar el espectáculo. de las cercanías de Praga. los Gobiernos bri­ tánico y norteamericano. que no realizara acciones hostiles al régimen democrático popular en la nueva Hungría estaba per­ seguido. Estos Gobiernos inten­ 24 ..

numerosas organizaciones fascis­ tas cuya actividad perseguía el mismo fin. y a algunas categorías de ellos permitió regresar al país. Esta gente. continua­ ba el trabajo de formación de destacamentos de “luchadores 25 . repetían con frecuencia que “ ha­ bían comprendido sus errores” y ahora con su tenaz trabajo en los sectores más duros estaban dispuestos a demostrar su amor a la Patria. a través de la frontera austríaca retornaron a Hungría cerca de 60. ¿Quién no está al tanto de los 100. Se sabe que tan sólo desde abril hasta octubre de 1956. engrosaba las filas de la clase obrera con fines determinados. A pesar de todos estos impedimentos. que contenían llamamientos abiertos a derrocar el régimen de­ m ocrático? En los países capitalistas de la Europa Occidental y. Todo esto no podía dejar de inspirar a la clandestinidad reaccionaria en Hungría. En 1953 y 1954. Hablando en mítines convo­ cados con cualquier motivo. el Gobierno húngaro comenzó a lle­ var a cabo una serie de medidas para amnistiar a los antiguos efectivos del ejército horthysta que habían huido al extranjero. Llegaban con discursos de arrepenti­ miento preparados de antemano. Parte considerable de ellos eran antiguos oficiales y funcionarios horthystas. y se diseminaba por todo el país. como hongos.taron reiteradas veces presionar sobre las autoridades húnga­ ras que desenmascaraban diferentes complots contra el Estado.000. en relación con la consolidación del régi­ men democrático popular. en espera del momento oportuno. en primer lugar. el régimen democrá­ tico popular se iba consolidando de día en día.000 de dólares asignados por los Estados Unidos de Norteamérica para estos fines? Los torrentes de aire llevaban desde la Alemania Occi­ dental muchos millones de octavillas provocativas. en la República Federal Alemana crecían una tras otra.000 personas. ¿Quién no conoce la decantada actividad de las emisoras “La voz de Am é­ rica” y “ Europa libre” ? ¿ Y los mensajes de “ Navidad” del año pasado de los Jefes de las Grandes Potencias de Occidente dirigidos a la población de los países de democracia popular. En los últimos años se intensificó la actividad subversiva de la reacción internacional en los países del campo del socia­ lismo. Precisamente esto no les convenía a los imperialistas. está claro ahora. En Occidente. exhortando a la lucha contra el régimen democrático popular.

se reunieron en París los más “ altos jerarcas” de los cír­ culos de emigrados contrarrevolucionarios que viven de las dádivas del imperialismo yanqui. estaciones ferrovia­ rias. edificios del Parlamento. oficinas de correos. pero su esencia era la misma. en par­ ticular. Allí donde lo­ graban realizar su plan.por la libertad húngara” . Szatoni. Tanto los destacamentos que eran las antiguas unidades militares horthystas rechazadas por el E jér­ cito Soviético. Asesinaron ferozmente a muchos colabo­ radores del periódico Szabad Nep. las bandas horthystas-fascistas comenzaron a apode­ rarse de los obejtivos estratégicos más importantes de la ca­ pital: radioemisoras. organizó grupos de insurrectos. La contrarrevolución abrió de par en par las 26 . y de las redacciones de los periódicos. AI abordar el cumplimiento de su criminal plan. las fuerzas negras de la clandestinidad se daban prisa para ensanchar sus filas a cuenta de la chusma delincuente. los oficiales horthystas como Szabo. Por la prensa se sabe también que en la víspera de los sucesos acaecidos en Hungría. comprendiendo que así se complicaría la situación en la ciudad y se dificultaría la actividad de los organismos de orden público. Lazlo y otros. Más tarde. la clan­ destinidad contrarrevolucionaria suministró armas capturadas en los depósitos a los grupos de la población que estaban des­ contentos del poder popular. todos ellos no ha­ cían más que esperar la señal. líder del Partido Húngaro de los Pequeños Propietarios (ex Primer Ministro del Gobierno Húngaro). Y a en las primeras horas después de salir de la clandes­ tinidad. se su­ po que en calidad de cabecillas de los rebeldes actuaban. puentes. Tomas. Llevaban diferentes nombres. cuyo núcleo lo formaban los elementos fscistas. en otros lugares fueron sus víctimas funcionarios del Partido y del Estado y hasta los ven­ dedores de librerías. como si fuese por la voz de man­ do. Al mismo tiempo. de los Ministerios de Defensa y del Interior. instituciones estatales y organizaciones sociales. Entre ellos figuraba también un tal enemigo del régimen democrático popular como Ferenc Nagy. como las formadas de nuevo en los últimos tiem­ pos con toda clase de chusma de emigración. des­ pués del aplastamiento del putch contrarrevolucionario. los bandidos comenzaban inmediata­ mente los desmanes.

que participó en la manifestación. ¿ Y el Ejército Húngaro? ¿Del lado de quén se puso? Los observadores y corresponsales extranjeros objetivos que se ha­ llaban en Budapest señalaban que el primer día tomó parte en el pustch sólo un insignificante número de militares húngaros. Estas consignas no tenían nada de común con las reivin­ dicaciones de la juventud y de las amplias masas de obreros y campesinos del país. la contrarrevolución se hacía cada vez más insolen­ te. la ruptura de las relaciones con la Unión Soviética. .puertas de las cárceles y armó a todos los delincuentes comu­ nes. A medida que crecían el caos y el desorden en la capital húngara. expresando b u justo descontento por la violación de las tradiciones nacio­ nales en el Ejército. se quitaba la careta y lanzaba nuevas consignas y exigencias políticas cada vez más reaccionarias. Surge la pregunta ¿por qué las armas no fueron a parar a manos de la parte más consciente de la población: de la clase obrera? En la tarde del 23 de octubre. el cambio de Gobierno. ya en las primeras horas de la rebelión. solamente una parte de la juventud húngara. el Gobierno Húngaro hizo intentos de armar a la clase obrera. la aplicación de la políti­ ca “occidental” . que encabeza un movivimiento verdaderamente progresivo. tomaron medidas que paralizaron las disposiciones del Gobierno. la liquidación de todas las cooperativas agrícolas. Las armas no se enviaron a los obreros. Se sabe que en la historia de las revoluciones ningún par­ tido político que se respeta a sí mismo. los cabeci­ llas de la contrarrevolución. represiones contra los patriotas húngaros. vestida de uni­ forme militar. Sin embargo. En cambio las fuerzas reaccionarias nunca han despreciado medio alguno para la consecución de sus criminales propósitos antipo­ pulares. Entre las exi­ gencias de la contrarrevolución figuraban también las preten­ siones a la Transilvania y otros territorios de los Estados so­ cialistas vecinos. jamás ha recurrido ni puede recurrir a los servicios de los bandidos y salteadores. Que es lo que no exigieron las fuerzas del viejo mundo: la inmediata disolución del Par­ tido de la clase obrera.

el Gobierno decidió no trasladar a Budapest las unidades militares destacadas allí.Hay que tener en cuenta que. El Gobierno Húngaro apreció la situación y vió que con las fuerzas del Ejército y policía de que disponía no estaba en condiciones de aplastar rápidamente los focos de la contrarre­ volución. Además. redujo considerablemente los efectivos de sus tropas. 28 . según las condiciones esti­ puladas por el Tratado de Paz firmado con Hungría. Por eso se dirigió al Gobierno Soviético. este país tenía fuerzas armadas relativamente pequeñas. pidiéndole que ayudase al Ejército Popular Húngaro y a los órganos de Poder de Hungría a restablecer el orden en Budapest. Debido a la activización de los elementos contrarrevolucio­ narios en algunas ciudades provinciales. el Gobierno Húngaro en el último tiempo. a ejemplo de otros países del campo del so­ cialismo. si­ guiendo el camino de medidas prácticas que coadyuvan al debi­ litamiento de la tensión internacional.

es­ escribía el diario. instalado en el fuerte Bragg. por extraña coincidencia. prácticamen­ te cada uno de los líderes exilados de los países de la! democra­ cia popular y que ahora viven en Washington.A.U. Hizo esta promesa durante una conferencia de 45 minutos con los líderes de la emigración de nueve países europeos. U. Pearson señala irónicamente que “tal vez ellos han tenido una advertencia de los sucesos que han de ocurrir” . 25 de octubre El corresponsal de este diario escribía. 20 de abril de 1956. “ ejércitos de destino especial” . a pesar de que son en su mayoría americanos. durante un año entero. incluyen también a fugitivos de los comunistas” . 29 . agencias y revistas occidentales Noticia de la Agencia United Press del 9 de enero de 1956 “ El Secretario de Estado John Foster Dulles confirmó hoy la promesa de Los Estados Unidos de América de cooperar a la liberación de los pueblos de los satélites comunistas hasta que la campaña sea coronada por el éxito. y el 10% que se en­ cuentra en Alemania Occidental.. “Foistville” (E. él mismo toma par­ te activa en la organización de la actividad de zapa contra los países de la democracia popular.. Se componen de dos grupos: el 77’ . y.” “Daily Mail” (Inglaterra). a los dos días de haber comenzado la sublevación: “ Estos últimos días he almor­ zado junto con hombres libres que. ya desde el año 1952..Hablan los diarios. habitualmente bien informado. escribe en el “ Daily M irror” del 9 de noviembre que.). E. Los “ ejércitos de destino es­ pecial” — a veces los llaman “ guerreros de la libertad”— . “ En los Estados Unidos existen. y quien dicho sea de paso.‘ A. ha aparecido en París en los últimos tiempos. han trabajado en la preparación de la sublevación que ha estallado esta semana” t “Daily Mirror” 9 de noviembre El comentarista americano Drew Pearson. hablan muchas de las lenguas que se extien­ den a ambos lados de la cortina de hierro.

entonces subjefe y ahora jefe de la dirección Central de exploración. es decir. teletipistas. que aparentemente tenía carácter pri­ vado pero en realidad se hallaba bajo la dirección del Departa­ mento de Estado: el comité de Europa libre. de Hungría. A. En la escuela especial de Fort Bragg para los “ ejércitos de destino especial”. U.). Los apoyaban materialmente. (E. “Saturday Evening Post”. se creó una organización enorme. pe­ riodistas. fotógrafos. en plena guerra fría. U.). Alian Dulles. Su capacidad lingüística y el conocimiento de las condiciones locales de los países po­ tencialmente enemigos. se preparan radio y electro técnicos. aún la más mínima. Como decía el periódico “ Saturday Evening Post” el 12 de mayo de 1956. mu­ chos de los nuevos reclutados en Europa Occidental para este ejército “ son fugitivos de la cortina de hierro. “Monde”.“Army Times” (E. Presidente de la organización fué Allán Dulles. para inducir a los pueblos de Europa Oriental a resistirse y asegurarse el apoyo de Norte América. 28 de abril de 1956. En Nueva York fueron creados los comités nacionales. “ Personas norteamericanas de alta figuración han apro­ vechado toda ocasión. el subteniente Blair reco­ noce que el soldado “ de los ejércitos de destino especial” es ins­ truido en los métodos “ deshonestos” de conducir la guerra. impresores. dirigente del cuerpo americano de exploración. A . lo cual les daba posibilidad de monopolizar la representación de la e­ 30 . perso­ nas que tienen motivos particulares. Declaración de Dulles El hermano del secretario de Estado de los E. l i ­ no de los maestros de esta escuela.. U. A . El comité fué creado con el fin de tomar en sus manos la organización y la dirección de la emigración política de postguerra. cuyos miembros eran selecciona­ dos por los americanos. escenaristas. En 1949. 12 de mayo de 1956. 22 de noviembre de 1956. declaró que él conocía de antemano la preparación de la sublevación . los hacen especialmente valiosos” . En la primavera de 1956 fué a Europa el coronel nortea­ mericano Volkman a reclutar a hombres especialmente selec­ cionados para el “ ejército de destino especial” .

Howard Sheperd. presidente de la Westinghouse Electric Corporation. el cuerpo de exploración de Alemania occidental dirigido por el ex general nazi Helen. en la cual trabajaban en particular. William Price. ayudante del presidente de la Stan­ dard Oil Company. cuyos nombres y car­ gos hablan por sí mismos. Al mismo tiempo en Holzkirchene. “ fueron encaminados por un canal exclusivamente reaccionario” . 17 de noviembre. presidente del di­ rectorio del banco First National Bank o f New York. A . Cecil Morgan. Frank Staton. quien es el di­ rector de la estación radiofónica “ Europa libre” .migración. en las proximida­ des de Munich. Es necesario decir que el general Helen depende directamente del canciller Adenauer y que la . ha cooperado activamente en desencadenar la contrarrevolución. El “ Deutsche Informazionen” (Boletín que se publica en Bonn). Quien dirige la organización de la “ Cruzada por la Libertad” A fines de noviembre fueron designados siete nuevos di­ rectores de la “ cruzada por la libertad” . dice que el papel de Occidente en los sucesos húngaros es “ un sucio geschaeft (n egocio)” . “ New York Telegram and Sun” (E. presidente de la com ­ pañía Time. R oy Larsen. señala el boletín. U. Estos sucesos. presidente de la Columbia Broadcasting System. Otra empresa del comité de Europa libre — la "Cruzada de la libertad”— con ayuda de miles de globos inundaron a Hungría de volantes. presidente de la compañía General Motors.). El corresponsal de este diario norteamericano escribe que en los círculos diplomáticos bien informados se afirma que la red de agentes del general Helen ha desempeñado un papel importan­ te en la sublevación húngara. Según noticias de este diario. y el te­ niente general en retiro Willys Grittenberger. Son: Harlow Curtiss. Este elenco de la dirección de los “ cruzados” americanos garantiza una financiación abundante a la actividad de zapa que ellos dirigen. e incitaban a la población al desorden” . alrededor de 100 húngaros. se creó una estación radiodifusora.

“Reynolds News” (Inglaterra): Los fascistas húngaros se precipitaron a Hungría desde el extranjero. Se supo en Munich que. 20 de noviembre. El día 24. que habían recibido instrucción militar. en las proximidades de Traunstein (Baviera Su­ perior) se encontraban campamentos dirigidos por americanos. en los sangrientos sucesos de Hun­ gría. llegaron gru­ pos de contrarrevolucionarios” . y también miem­ bros de las organizaciones fascistas húngaras. Su tarea era levantar la minoría nacional de Hungría que cuenta alrededor de 300 mil hombres. EL Daily Telegraph (Inglaterra) del 23 de noviembre. ha­ blando de los hombres que pasaban a Hungría por la frontera austríaca. Tienen su organización que ac­ túa en Munich. es ya un hecho establecido sin lugar a dudas. “ Se ha confirmado que en Hungría Occidental. ‘Berimer Zeitung”. del 31 de octubre. preparan a los hombres para la lucha de guerrillas. quienes habían huido en 1945 a Alemania Occidental. Noticia de la Agencia France-Presse. puesto a disposición del canciller. por ser miembros de tropas armadas de la SS. con rapi­ dez febril se forman organizaciones de combate para que en­ tren en acción política que tendrá consecuencia de vasto al­ 32 . Existe posibilidad de establecerse un régimen fascista extremo bajo la dirección de los continuadores de Horthy y Szalaszy” . El 20 de octubre llegó a es­ te campamento un grupo numeroso de suavos húngaros.. los habitantes del campamen­ to de Traunstein fueron llevados en grupos a Austria y desde allí en aviones sanitarios y automóviles transportados de con­ trabando a Hungría.. Himmelreichstrasse. 25 y 26 de octubre. Hasta de Bavaria y otras regiones de Alema­ nia Occidental. La participación de los emigrantes húngaros. contra el régimen de la democracia popular. a través de la frontera austríaca.actividad de su organización es financiada por un fondo espe­ cial. en los cuales oficiales de España franquista. escribía: “ Tienen vínculo directo con el principal centro contrarrevolucio­ nario de Salzburg. (Alemania Occidental).

jóvenes húngaros y emigrantes soldados. “ La emigración húngara fué conmovida. En Londres se han form ado también batallones de voluntarios. los Estados Unidos.) y los ultranacionalistas que se encuentran en Austria. es­ cribe Berisch— . Los revol­ tosos estaban seguros de que las potencias occidentales. Berisch llama a los revoltosos húngaros “ una banda de terroristas blancos” . de la R.. “Express” (Francia). ha sido experimentada por el mundo hasta . a favor de Hitler” . La cris­ talización en torno al cardenal Mindzenty. “Zi Hungaria” (órgano de los emigrantes húngaros). “ No es posible subestimar la responsabilidad del occidente en el desarrollo de los acontecimientos de Hungría. se encuentran en camino a Hungría. “ Esta variante de “ democracia” . “ se apo­ deraron del timón nuevamente aquellos que habían empujado activamente a Hungría a la guerra contra Rusia.. con el nombre de la ex organización fascista fran ­ cesa. N. 16 de noviembre. no los dejarían sin ayuda” .cance. De Francia. de los elementos derechistas extremos constituye un aspecto muy importante del drama húngaro” . “Aquellos que tan súbitamente comenzaron a actuar con tanto celo en pro de las elecciones libres. y ante todo. El diputado del Bundestag. Austria y otros países eu­ ropeos. En Hungría han aparecido signos del pustch horthysta del año 1919” . Ellos tienen un plan: independientemente de todos los acontecimientos y posiciones de Occidente ir adelante hacia Hungría. Alemania. por iniciativa propia. escribe el autor. agregando que han arrastrado a la horca hasta los heridos.” El “ Oberfrenkische Volkzeitung” (Bonn). nunca han hablado de ello durante el régimen vergonzoso de Horthy” . social demócrata Arno Berisch escribe que en el curso del motín contrarrevolucionario de Hungría. o quizá ya hayan pasado la frontera. — prosigue Berisch— . Estas organizaciones ya han establecido enlace con los ex miembros de la “ Croix de Feu” ( e l corresponsal francés llaman a los nilazistas. En el campamento más importante de Balk los húngaros form aron batallones de choque. miembros del partido de las “Flechas Cruzadas” .

esta “ democracia” de los junkers y los barones de industria ha traído al mundo la guerra” . 1 de noviembre. conde Esterhazy fué puesto en libertad entre los primeros y de inmediato co­ menzó.. 34 . nombra en primer término a “los restos de las clases derroca­ das: ricos. El cardenal Mindzenty. “ New Y ork Herald Tribune” . a quienes los comunistas hicieron pobres. “ New Y ork Times” . que no pue­ de ser sospechado de simpatías pro-húngaras ni pro-soviéticas...la saciedad. Hasta aquí los testimonios de la preparación del ataque contra el régimen de democracia popular en Hungría. etc.. según reconoce el periodista americano. dejados en libertad.“ Los me­ rodeadores. Tal es. nos envió fascistas. El Occidente nos envió a Ferenc Nagy. cazando comunistas y funcionarios de los órganos de seguridad. Ese fué su aporte político” . Inglaterra y Francia. Harry Schwartz. a organizar un movimiento. hablando de la composición social de los revoltosos.. ha publicado la carta siguiente. la fisono­ mía de aquellos a quienes elogianl los reaccionarios de Estados Unidos. con demasiada franqueza ex­ presó sus sueños de guerra. cuyo objetivo consistía en devolver a algunos de los grandes dictadores agrarios toda la tierra de los pequeños campesinos. Las bandas armadas del fascismo húngaro. inmediatamente renovó su actividad política y ante la consternación de los católicos sacó de su bolsa al gato m o­ nárquico y antidemocrático... uno de los prelados más dudosos dé Europa. El observador del diario. ex terrate­ nientes y kulaks.” El más grande explotador y latifundista. recibida de Szopron (ciudad de la parte occidental de H ungría): “Otto Habsburg salió demasiado pronto de su refu gio: de­ masiado pronto exigió su corona. que hasta ahora habían esquivado la horca” . El diario “ Worwaerts” de Alemania Occidental. con el apoyo exterior. Para los que soñaban con el retorno de días ya definitivamente sepul­ tados se avecinaban jornadas decisivas. vagan sin obstáculos por Bu­ dapest. clericales que han sido castigados. estaban listas pa­ ra sumir a Hungría en un gigantesco baño de sangre.” .

Después pensamos qué hacer con la muchacha.. que vivía en la calle Illatosz. Li­ na vez. Ibamos a las direcciones que nos daban a ajustar cuentas a los trabajadores de la seguridad del estado y a los comunistas... en el segundo distrito de la Avenida de Mártires los contrarrevolucionarios arrestaron a los hom­ bres que estaban en la fila frente a un almacén de víveres. EN BUDAPEST DIRIGENTE DE uno de los grupos armados.” * El 4 de noviembre. Los comunistas. * El joven Jakosz Silaidy. a donde lo llevaron herido..Encontramos al dueño de casa en compañía de su esposa y una muchacha de dieciséis años. iban a ser fusila­ do« por los contrarrevolucionarios. número 9 y había tenido una condena por ejercer la prostitución. Su grupo disponía de gran cantidad de armas. fué Vera Laskovich.. de 16 años. En el hospital. durante muchos años estuvo en una casa para retardados. que actua­ ron en el distrito noveno. y también a muchos otros hombres que estaban en la calle. Laskovich estaba siempre borracha y ordenaba disparar sin hacer distingos en todas direcciones. que estaban entre los detenidos.Las bandas fascistas entran en acción. y la fusilamos a ella también. qu «o encontraba en el Comité de la Ciudad. en el barrio del hotel “ Royal” . Uno de los trabajadores del partido. riéndose. El capitán primero apaleó al dueño. contaba: “Caí en un destacamento de un capitán vestido de civil. luego le arrancó las orejas y con unas tijeras le cortó la nariz. Luego le descargó su auto­ mática Mientras. fuimos a una dirección del tercer piso de una casa. pero la aparición de los tan(| C soviéticos impidió la realización de este plan. UH * Io h El ataque general de la contrarrevolución a las organizadones del partido comenzó con el ataque a la casa del Comité ito la Ciudad de Budapest. la mujer quiso huir pero uno de los miembros <ld grupo la volteó de una descarga. refiere: o 35 .

viejo fundidor de la fábrica cardadora y textil “Hazan” . Su cadáver fué colgado de las pier­ nas en un árbol y allí pendió. Estos diarios efí­ meros contienen testimonios del sangriento terror sembrado por los jovenzuelos fascistas en las calles de Budapest. Dos oficiales del ejército.. por ha­ ber tomado parte en la defensa del edificio del comité del par­ tido.. a otros le sacaban el corazón” . de ex terratenientes y fabricantes. mataron a Kalman Turner. el niño perdió el conocimiento. que se hallaban en el edificio.. Josef Labady y allí lo mataron de un tiro en el vientre. En este mismo distrito. * Los pogrom istas que irrumpieron en la casa torturaron con espantosa ferocidad y mataron a todos los que se hallaban en el edificio. de cuatro años. Pero los hombres que salieron con la bandera blanca fueron saludados con una salva... Una parte de los sublevados se horrorizó al ver la espan­ tosa carnicería. los soldados rasos. se los colgaba de los árboles de la plaza de la República. Con un estremecimiento veían que se hacían cómplices de tales delitos. en el 19" distrito.“ A l promediar el 3 ya veíamos que no tenía sentido un m a­ yor derramamiento de sangre.. cubierto de sangre. sacaron de su alojamiento hasta los portones de la casa. — dice el artículo— . Junto con ellos iba el camarada Mezoe. escribía cóm o los degolladores fascistas habían colgado a un hombre. * A principios de noviembre aparecieron en Budapest nume­ rosos diarios que publicaban en sus páginas artículos de horthystas. “ Salió corriendo del sótano de una casa en llamas. de alrededor de vein­ te años. A.” 36 . llevando en las manos a un hijito rubio. A los hombres que llevaban uniforme de policía.. En uno de estos diarios el “ M agyar Fiuggetlenszeg” . cierto K. Los tres resultaron muertos. Pálido por los terrores vividos. N o logró salvarse. * En Budapest. que prestaban servicio activo en las tropas de la Seguridad del Estado — la mayoría de ellos eran adoles­ centes de familias obreras y campesinas. al diputado del soviet. saboreando cínicamente los detalles del crimen. El camarada Imre Mezoe dió la señal de cesar la resistencia. se hicieron cargo de inform ar de esto a los atacantes. a algunos le cortaban la cabeza...

* Los bandidos colgaron a varios hombres en los faroles de la calle R akoczy En la plaza Moscú fueron colgados en los árbo­ les. 30 hombres. Segundos después. eran matados a mansalva por una pandilla horthysta. “ Y o lo he visto. con la cabeza perforada y > era asombroso ver cómo la cuerda le había estirado el cuello” . cabeza abajo. Así fué en la esquina de la calle Isabel y Laszlo Rudasz. DEFENSORES de un edificio público en Budapest sacados a la calle por los fas­ cistas. En la plaza del parlamento. allí colgaba del árbol. Los verdugos fusilaban mujeres que estaban en las filas esperando el pan. rociados de combustible y que­ mados vivos.En el diario “ M agyar Honved” se refería cóm o los bandi­ dos habían colgado a un hombre en la esquina de la calle Kerut y Arady-Uts. — escribe el autor de la nota < n el diario— . (F oto publicada por la revista Lif-J . donde los bandidos fascistas abrieron fuego contra las mujeres que estaban en las filas.

de que busquen vincularse con el ministerio revoluciona­ rio de Diere y el comité gubernativo. Hare­ mos todo lo necesario para que los húngaros que viven en el extranjero nos envíen tropas voluntarias. Mandó buscar al ingeniero principal 38 . Hasta ahora había vivido en el Occidente. enviado de la juventud ( ! ) .. donde de inmediato se puso a la cabeza de la contra­ rrevolución. Los sepultados en vida perecieron de una muerte horrenda. Sacaban los ojos a la gente. quebraban los dedos en sus coyunturas. Rogamos comunicar esto a todos y también a la “ Europa Libre” . EN DIERE En los días de octubre.” Apareció también el principal accionista de la fábrica de hilados y tejidos? de lana de Diere. apaleaban con varillas de hierro y solo por haber simpatizado con las autoridades del pueblo. Entre nosotros no puede haber nin­ gún hombre que haya ocupado cualquier cargo directivo en el pasado régimen de doce años. Nosotros estamos llenos de de­ cisión de establecer vínculo con gobiernos extranjeros. el capitalista Restes.los verdugos horthystas organizaron una masacre sangrienta fusilando a pacíficos ciudadanos. En una de las calles. ha ve­ nido a la radio de Diere para que ustedes formen inmediata­ mente el contragobierno. con el fin de tom ar en sus manos “ su” empresa. apareció inesperadamente cierto Laiosz Szomolvary.. He aquí algunos pasajes de su discurso: “ LaioszSzomolvary.... y después inundaron el sótano de agua. Dió el programa que él mismo leyó por el micró­ fono de la radio de Diere y que fué impreso en cinta. los criminales arrojaron a un sótano a un comunista junto con su esposa y los hijos. Voló apresuradamente de Munich a Viena y de allí llegó a Diere.. En la plaza situada ante el teatro Erkel los bandidos metieron a la gente en el subsuelo e hicieron saltar todos los pasillos e inundaron el sótano. oficial horthysta que ocupaba un elevado cargo. había llegado allí al ente­ rarse de los acontecimientos húngaros. form ado bajo la dirección de Laiosz Szomolvary.

EN SEKSARDA Los elementos reaccionarios de la ciudad de Seksarda to ­ maron en sus manos al comité nacional. En la región. tomó la dirección en sus manos una comisión LAS MANOS criminales empuñan todavía el fusil ametralladora y en el suelo yacen varias víctimas del terror blanco asesinadas en una de las calles de Budapest.de la fábrica y le comunicó que quería “ realizar ciertas negocia­ ciones” sobre “ su” fábrica. Depusieron a los di­ rigentes del consejo y en su lugar pusieron a ex jefes de poli­ cía. ( Foto publicada por la revista Liie) . En Diere dieron comienzo a su actividad también los gru­ pos! terroristas de la contrarrevolución.

se encaminaron al alojamiento del encargado de provisiones. — un obrero enviado de Budapest para trabajar en la aldea— lo llevaron al consejo y allí lo apalearon y encerraron. sacó de allí armas y se dirigió al comité regional del partido. destruyó el m o­ numento a los soldados soviéticos y luego se encaminó a la casa del consejo de aldea con intenciones de apalear al dirigente del consejo. El grupo estaba comandado por el dirigente de la aldea. Dierd Taba y Lazlo Meze. Su hijo de nueve años también fué apaleado de tal manera que hubo de guardar cama mucho tiempo. Le quebraron dos costillas. Dirigentes del consejo del dis­ trito fueron designados los ex jefes de policía Antal Pete. la noche del 2 al 3 de noviem­ bre. que hallaron en un armario a prueba de fuego. Farkasz y Simón. EN MISZKOLZE Los órganos de la policía liquidaron a un grupo contrarre­ volucionario que había preparado una lista de miembros del 40 . dirigido por el kulak Janosz Hal y los maleantes borrachos Janosz Kish-Hal e Istvan Korody. el ex alcalde horthysta Fecke. donde destrozaron los Vidrios. EN L A A L D E A DE M EZETARKAN Fué apaleado brutalmente el presidente del consejo de al­ dea. Lanzando consignas antisemitas. un grupo. En la familia del encargado de provisiones. lo ocupó y se apoderó de 18 mil florines. El grupo comandado por Janosz Hal atacó a la comisaría. No hallando a nadie en el consejo. los bandidos arro­ jaron a la calle a la esposa y a un hijo pequeño y prohibieron a los vecinos dar asilo ni siquiera al niño. Bajo la dirección del ex alcalde. entre los cuales se hallaban los ex jefes de policía Mart. se form ó un “ consejo obrero” cuyo primer acto fué separar al di­ rigente de la cooperativa de consumo Laiosz Kovach. y al encargado. al cual apalearon brutalmente. el gru­ po se aproximó al almacén textil y expulsó al administrador.de cinco personas. En la aldea de Fuzeszabony. A los representantes de los consejos de al­ dea que se habían reunido declararon que de los anteriores diri­ gentes nadie podía quedar y que era necesario tomar a los que ellos apoyaran.

presiden­ te de la comisión para el uso de los pastizales y lo apalearon. al capitán de policía Raduy. Jefe de la nueva policía fué el ex sargento de gendar­ mería Jozef Karchu. de donde sacaron al subteniente Hatí. Fisher huyó por el teja­ do. El 3 de noviembre este grupo ejecutó a 22 hombres. el tercero era un funcionario de seguridad del estado. EN OZD El 29 de octubre tuvieron lugar también sucesos sangrien­ tos. Lanzando consignas antisemitas.partido. Comenzó el tiroteo. fué elegido el llamado “ consejo” de la aldea que estaba compuesto solamente de kulaks y espe­ culadores. paralítico de un brazo. En la casa estaba solamente Lukasz Kuklisz. Los fascistas. Después de estos sucesos. Los bandidos se precipitaron en la casa del comité del par­ tido. Tenía 61 años. de gente honesta. Desde 1919 había tomado parte en el movimien­ to obrero. al teniente de la seguridad del estado Juhas y al alcalde de policía Antal. Fisher. Lo apalearon. La multitud atacó al campesino Benjamín Balog. El capitán de la seguridad del estado logró huir de los perseguido­ res. En una de las plazas de la ciudad se había reunido una gran multitud. para ejecutarlos. Le rompieron todas las instalaciones. Pero en su desesperación puso término a su vida suicidán­ dose. lue­ go los colgaron en el monumento a los soldados soviéticos. después de tortu­ rar bestialmente a tres. trabajando como referente del consejo de Kiszkunmaisz en cuestiones de la industria y el comercio. . miembro de la comisión para el uso de los pasti­ zales. EN KISZKUNMAISZ Los contrarrevolucionarios ejecutaron a Jozef Nemeni. al te­ niente de policía Strelets. Para el 4 de noviembre se habían señalado otras ejecucio­ nes. los colgaron frente al edificio del “ con­ sejo obrero” . Dos de ellos trabajaban en la policía. de ex gendarmes y delincuentes puestos en libertad por ellos. primero los apalearon. Un pelotón armado irrumpió en el edificio de la administración policial del distrito. Las tropas soviéticas impidieron que prosiguieran en su labor de terrorismo. pero no hallaron allí al secretario de la organización parti­ daria. atacaron la casa del comprador de la cooperativa de consumo.

durante los sucesos del 25 de octubre de 1956 lo primero que hizo fué exigir que los ex gendarmes vis­ tieran inmediatamente el uniforme de gendarmería y tomaran el poder de la aldea en sus manos. Con oficiales horthystas. Jovenzuelos fascistas disparaban contra las casas donde dor­ mían los pacíficos habitantes. De entre ellos form aron el comité nacional. que inmediatamente inició los preparativos para el terror blanco. Janosz Zinger. El padre de éste en 1920 fué uno de los dirigentes del terror blanco contrarrevolucionario. los ex elementos nilaszistas bajo la dirección del nilaszista Baungartner. Mataba bru­ talmente a trabajadores honestos.EN LA ALDEA TET Los últimos días de octubre. que se habían ocultado en la aldea y sus alrededores. bajo la dirección del ex fondero Imre Plenar y otros fué organizada una manifestación. El papel directivo del comité nacional estaba desempeñado por el ex alcalde nila­ szista Dierdy Zinger. EN LA ALDEA CHORN El 26 de octubre de 1956. Ayudantes de Zinger eran hombres conocidos por sus opiniones contrarrevolucionarias. organizó un pelotón personal de oficiales. Tomaron parte en las manifesta­ ción alrededor del 6 al 8 por ciento de la población. Presidente del consejo de aldea del comité nacional fué elegido el ex oficial horthysta Sandor Szekey. El hermano de Dierdy Zin­ ger. el ex capitán horthysta de nombre Ronge se proclamó a sí mismo comandante militar de Chorn. formaron la or­ ganización del partido nilaszista “ Flechas cruzadas” y tuvie­ ron a la población entera aterrorizada. EN LA CIUDAD MATE ZALKA Los bandidos organizaron un pogrom contra los judíos. en la cual en poco tiempo se incluyeron todos los elementos reaccio­ narios que había en la aldea. 42 .

quien escribe que un patriota fué apresado por los bandidos “ y arrojado al pa­ vimento y pisoteado” . publica noticias de su corresponsal Homer Bigart. según testi­ monios oculares. aparecidas en estos días. El mismo diario. escribe que los par­ tidarios de las autoridades del pueblo “ son asesinados por todas partes” . temiendo aún la venganza por parte de las fuerzas aíntipopulares. afluyeron a este país más de 600 corresponsales de la prensa occidental.revisar las informaciones de los corresponsa­ les de la Associated Pres y United Press. El “New York Herald Tribune”. Basta hojear las páginas del “ New York Times” y “ New York Herald Tribune” . publica una noticia de su corresponsal Barret Mackhorn. el cual reconoce que “muchos inocentes han caído víctimas de los re­ voltosos” . . Otro patriota herido por los revoltosos “fué sacado del hospital ayer por la mañana y. Los periodistas occidentales se­ ñalan que habían visto por sus propios ojos a centenares de víctimas del terror. quien trae el testimonio de uno de los cabecillas contrarrevolucionarios de Budapest. colgado de las piernas. dice que un ofi­ cial húngaro “ fué apresado y colgado de un farol” . no se atreven a compartir con nadie sus im­ presiones. luego sacaron su cuer­ po exánime de la soga y lo pisotearon” . así com o las páginas de revistas como Life. El horrendo cuadro de estos días será aún completado por los relatos de los muchos miles de testigos involuntarios que ahora. Las cifras reales se desconocen por el mo­ mento. RECONOCIMIENTO DE LOS CORRESPONSALES BURGUESES El “New York Times” del 29 de octubre de 1956.MAS DE 600 CORRESPONSALES Con el comienzo de los sucesos en Hungría. El “New York Times” del 31 de octubre. del 1 de noviembre. para encontrar descripciones y fotos de las escenas de represiones cometidas contra los patriotas húngaros.

Se persigue insistente­ mente a los funcionarios de la policía del Estado.) 44 . La revista católica “Die Furche” La revista católica austríaca Die Furche señalaba a prin­ cipios de noviembre: “ Han comenzado a definirse ls elementos criminales y los individuos cegados por la demencia racista. escribió en el número del 2 de noviembre: “ Desde ayer.. El “Daily Mail” 1 de noviembre Jeffry Blis.. escri­ bió el 1 de noviembre.. al cual se han agregado fuerzas militares auxiliares. Escenas recordativas del regreso de los “ blancos” en Hungría en 1919 ocurren por todo el país” . Esos elementos han desencadenado una guerra exterminadora. o. “Daily Express” (Inglaterra). les matan como a perros o penden de las farolas o los balcones próximos.” Y más adelante: “ No desaparece el mie­ do de que en las próximas horas puedan desenvolverse un te­ rror más atroz todavía y una carnicería por parte de los ele­ mentos derechistas largo tiempo reprimidos” . donde presencié ayer la terrible escena de linchamiento. una caza continua de gentes” . refiriéndose a las represiones cometidas por los terroristas en Budapest: “Por fuera del antiguo cuartel general de la policía civil de Budapest.” (El corresponsal se refiere aquí a la unificación de la llamada “ Guardia Nacional” . corresponsal del periódico parisiense Le Mon­ de. corresponsal del “ Daily Mail” londinense.. en Budapest se efectúa la caza de gentes. más exacto.“Le Monde” 2 de Noviembre Jean Román. 31 de octubre “ Ahora aparece a la orden del día el terror de la plebe. El sistema de la ley de Linch. ha crecido de nuevo un mon­ tón de asesinados.

noso­ tros nos encontrábamos en la clínica del Instituto Médico Cen­ tral de Cultura Física y Deporte.III. en la Barriada de Buda. jefe de la delegación. entre ellos nuestra clínica. a la causa del socialismo. vimos hospitales y ambulatorios destruidos por ellos. La delegación de médicos rumanos que regresó reciente­ mente de Budapest había estado allí el 21 de octubre. Todos los establecimientos médicos. El doc­ tor Vasile Nicolau. relató lo siguiente: “ Cuando con la connivencia del gabinete Imre Nagy co­ menzaron a actuar las fuerzas de la contrarrevolución. La población. Los contrarrevolucionarios martirizaban salvajemente y asesinaban a las personas fieles al pueblo húngaro. estaban atestados de gente. La ambulancia no regresó de uno de sus viajes. Se equipó una ambulancia que recogía los heridos en las calles. Nos tocó ser testigos de los sangrientos acontecimientos que tu­ vieron lugar en la capital húngara. El médico y la enfermera fueron asesinados por los contrarrevolucionarios por haber intentado prestar ayuda a los patriotas honrados que combatían contra los amotinados. aterrorizada por las bandas contrarrevolu­ cionarias. Pero incluso este símbolo internacional de miseri­ cordia no logró salvar a las gentes del desenfreno de los con­ trarrevolucionarios. Vimos una casa de maternidad salvajemente devastada por los bandidos. se lanzó a los hospitales y ambulatorios. Hablan testigos Los crímenes de las bandas contrarrevolucio­ narias en Budapest ESTOS DIAS regresaron a Bucarest varios grupos de tra­ bajadores rumanos que estuvieron en Hungría durante el de­ senfreno de las bandas contrarrevolucionarias. que buscaba amparo bajo la bandera de la Cruz Roja. Vimos gran cantidad de repugnantes fotogra­ . El personal de la clínica en que se encontraba nues­ tra delegación trató de ayudar a las víctimas de la población.

Sobrevino la tranquilidad. En la ciudad ocurrían cosas inconcebibles. Excitando los instintos más ruines. a invitación de sus colegas húngaros. * El conocido poeta Michai Benuk. Estas fotos reprodu­ cían cuadros de represión de comunistas. Pa­ recía que se había acabado con la contrarrevolución. la caza de todos aquellos para quienes eran en­ trañables los intereses del pueblo y del socialismo. Después de que las unidades militares soviéticas salieron de la ciudad. como comenzaron estos elementos la caza de comunistas. los fascistas empezaron a cometer excesos en ella. No revelaban señal alguna de mal­ querencia hacia’ las tropas soviéticas. — terminó diciendo Michai Benuk— . Pero estos sacri­ 46 . “ Me es difícil encontrar palabras para describir todos los horrores que trajo al pueblo húngaro la contrarrevolución. los elementos contrarrevolucionarios ejer­ cieron una influencia corruptiva sobre una parte de la juven­ tud. Budapest junto con escri­ tores checoslovacos. Grupos armados de adolescentes asesinaban a la gente. Secretario de la Unión de Escritores de Rumania. las tropas soviéticas. Destruían los monumentos a los soviéticos.” “ La sangrienta aventura de los círculos reaccionarios in­ ternacionales condenó al pueblo húngaro a incontables sacri­ ficios. representantes de vanguardia de la clase obrera. No hace falta explicar qué negros objetivos perseguía esta abominable propaganda demostrativa” . Vimos como se desarrollaron los suce­ sos sangrientos. a petición del Gobierno húngaro. las paredes de las casas. abrían fuego contra todo automóvil de marca so­ viética. militantes del partido húngaro de los trabajadores. estuvo en. Los habitantes de Budapest tuvieron cierta tregua solo después de que en la ciudad entraran. como los elementos fascistas organizaban las provocaciones. encendían hogueras con la literatura soviética y las obras del marxismoleninismo. oficiales del ejército húngaro. cometían toda suerte de excesos. — dijo Michai Benuk— . polacos y yugoslavos. indistintamente de quien se encontrara en su interior. Los bandidos fascistas ponían un empeño especial en avivar las pestilentes llamas del nacio­ nalismo.fías fijadas en. La acti­ tud de la gente era pacífica. oficiales del ejército y de las tropas del servicio de seguridad. intelectuales.

. Andej Bosis. Vimos como los bandidos fascistas irrumpieron en ella. “ Vivíamos en el hotel Palace. Al mismo tiempo los cómplices de los bandidos que habían quedado abajo comenzaron a gritar diciendo que sobre la multitud hacían fuego los funcionarios del servicio de seguri­ dad. Luego.” * Fué también testigo de la tragedia de Budapest un gru­ po de turistas rumanos entre los que se encontraban los obre­ ros del transporte de Bucarest. En frente de nuestro hotel estaba la tienda “El libro sovié­ tico” . Niculae Tatú. — relatan. Los pueblos de los países socialis­ tas extraerán enseñanzas de ello. asesinaron salvajemente a los vendedores e hicieron con los li­ bros una enorme hoguera. observamos que los bandidos se dividieron en dos grupos.ficios no han sido en vano. Comprendimos que éramos testigos de una de las infa­ mes provocaciones de turno de la contrarrevolución. Pronto sus odiosas fisonomías aparecieron en las ventanas de los pisos superiores y desde allí se abrió fuego sobre la multitud de pacíficos habitantes reunidos junto a la tienda. Volvían a la memoria los cuadros más horrendos de los negros días del desenfreno hitleriano. Pero las escenas que observábamos desde las ventanas helaban la sangre en las venas. aumentarán más aún la vigi­ lancia revolucionaria y harán todo lo necesario para condenar al fracaso cualquier maniobra de la contrarrevolución exterior e interior. Una parte de ellos desapareció en el portal de un pró­ ximo edificio de muchos pisos. Los elementos fascistas asesinaron a la gente de manera salvaje” . No salíamos a la calle. Savu Buja y otros.

Era difícil imaginarse en ese momento que aquella manifestación pacífica fuera el comienzo de los trágicos sucesos de Hungría. ¿P ara qué hará eso? — pensé yo— . conversó ese día en la calle con un matrimonio 48 . desde las ventanas del Hotel Beke. fun­ cionaría del Instituto Científico de piezas de hormigón armado de la URSS. que en húngaro significa Paz. HUNGRIA. Ehshler. el cual tenía interés en que des­ de los primeros momentos se creara la confusión y el caos en la ciudad. A la caída de la tarde en las calles de la ciudad sonaron los primeros disparos y enseguida el tableteo de las ametra­ lladoras.. Jurisconsulto del Ministerio de la Industria de Materiales de Construcción de la Federación Rusa. Mas. Y. Algunos edificios fue­ ron destruidos. aparecieron en las calles de Budapest grupos de personas. E.. yo vi como en la calle solitaria apareció un hombre con un fusil en las manos.. P or cierto que los sucesos se desarrollaron con increíble rapidez. en las calles había automóviles volcados y mon­ tones de cristales rotos por todas partes. Bazarni k. que form aba parte de nuestro grupo turístico y sabía el alemán. cuando nos disponíamos a ir al teatro. Iban en tropel llevando en las manos carteles y con­ signas. Esa primera tarde. En muchas de ellas podía leerse: ¡Viva Lenin! Se tra­ taba de una manifestación estudiantil. quizá poco más de un día y el bello Budapest estaba desconocido. Durante cuatro días un grupo de turistas soviéticos entre los que yo me hallaba recorrim os este antiguo y bello país.. encontrando por doquier la más grata y cordial acogida. Me parece que era uno de los representantes de la clandestinidad reaccionaria."L o he visto con mis propios ojos” Por: E. el martes 23 de octubre. Se colocó en uno de los portales y apuntando cuidadosamente comenzó a dispa­ rar sobre las farolas de la calle. ¿se tratará de un bandido? Mas no creo. Una tras otra fueron apagándo­ se las luces hasta que la calle quedó completamente a oscuras. Transcurrió muy poco tiempo.

. que se encontraban BAJO EL disfraz de la bandera tradicional húngara. mas no están en contradicción con los principios del socialismo. a la ciudad se dirigían desde el extranjero los elementos reaccionarios fascistas. nos parece — añadieron— que alguien quiere restaurar lo viejo. L a aventura enemiga to­ maba cada vez más vuelos y el Gobierno Húngaro se dirigió al gobierno de la URSS solicitando ayuda. Son serias demandas. las pandillas horthystas sem­ braron la muerte a mansalva en las calles de Budapest. “ N osotros exigimos — le dijeron sus interlocutores— que se corrijan los errores cometidos en la esfera económica. (F oto publicada por la revista Life) .’ Y.húngaro de cierta edad. la conversación giró a través de los últimos sucesos. Como es natural. que se liquide el burocratismo en el aparato estatal. Respondiendo a esa solicitud las unidades militares soviéticas. así fué. Pero.. En Budapest actuaba la clandestinidad contra­ rrevolucionaria.

. que trabajaba de intérprete con nuestro grupo. ¡Auxilio!” Dos personas que en aquellos momentos pasaban por allí intentaron penetrar en la casa.. en el interior de la casa sonaron disparos de una ráfaga de fusil automático.en Hungría de acuerdo con el Tratado de Varsovia. Cuando salimos del Ho­ tel vimos los muros de las casas materialmente llenos de pas­ quines contrarrevolucionarios. En las calles yacían cadáveres abandonados. Más. entraron en Budapest para contribuir al restablecimiento del orden.. a la so . Y cuando las tropas soviéticas comenzaron a salir de Budapest en la capital húngara se desencadenó el terror blanco. A l oir los disparos la m ujer comenzó a dar gritos. Es difícil describir el caos que reinaba en la ciudad. Los turistas soviéticos que allí nos encontrábamos re­ cordamos con horror esos momentos. De pronto. A la luz del día se cometían los crímenes más horrendos. La inmensa mayoría de los húngaros aprobaron esa medida confiando en que la ciudad volvería rápidamente a la vida nor­ mal. Y hoy han intentado echarme a la calle de casa con mis dos hijos. suplicando despavorida: “ ¡Socorro!. llegó alarmada al Hotel y d ijo : “ A yer me comunicaron que todos los comunistas estamos despedidos del trabajo. Los edificios públicos fueron destruidos. que eran precisamente los que ofrecían resistencia al avance de la reacción y defen­ dían los intereses del pueblo. De esa manera.. Recuerdo el momento en que la comunista húngara Anna. los almacenes saqueados. En las calles campeaban las bandas de salteadores armados. Dos entraron en la casa y uno se quedó en el portal armado con un fusil automático. El Gobierno de Imre N agy ha­ cía una concesión tras otra a las exigencias de los contrarrevo­ lucionarios. la reacción no se amilanaba. Y o mismo vi en una calle cómo saludaba la gente la apa­ rición de un tanque soviético. pero el que había quedado de guardia en el portal les¡ cerró el paso. Los contrarrevolucionarios per­ seguían sobre todo a los comunistas.” El terror blanco aumentaba por horas. El 1 de noviembre a la casa situada frente a nuestro Hotel llegaron tres personas armadas. N o habían pasado dos minutos cuando de re­ pente se oyeron fuertes gritos y una mujer salió corriendo de la casa.

. Mientras tanto en el Hotel Beke la situación se había he­ cho muy tensa. Recuerdo una con­ versación que se entabló en el Hotel. asesinaban terriblemente los contrarrevolucionarios a las personas que no eran de su agrado. Yo misma presencié como salían a la calle.. pero a los pocos minutos ésta estaba ya colgada de un árbol de las proximidades: le habían sacado los ojos y acuchillado la cara. según. Eran. La persona que lo anunció..” En el Hotel se hospedaban personas de diversas naciona­ lidades.. sobrehumano. ciertas personas engreídas y desenvueltas con máquinas de fotogáfiar y cámaras cinematográficas.fusilamientos sin tribunal: ¡eso es el fascism o! En Varsovia sucedió lo mismo en el año 1942. Más. Nos anunciaron que desde ese momento el hotel se llamaría Britania en lugar de Paz.. No pude ver lo que hacían con la víctima. que por cierto eran los únicos del Hotel que acogían los sucesos como un espectáculo atractivo y curioso. Por la calle pasaba un hombre con traje de sport. En esos días en nuestro Hotel aparecieron nuevos hués­ pedes. reporteros gráficos y operadores de cine norteamericanos. se acercaban a los bravucones armados que saqueaban los almacenes y dándoles palmaditas en los hombros les pedían “posar ante el objetivo” . Inesperadamente. De una callejuela aparecieron otras dos decenas de bandidos. Zelinski decía: “ Asesinatos en las calles. se le acercaron corriendo unos cuantos bravucones armados que se encontraban allí cer­ ca y llevaban una cinta tricolor en el brazo.. Es posible que se tratara de los que intentaban restablecer el orden en la ciudad..luz del día..” El periodista búlgaro Niño Nikolov. Se oyó un grito te­ rrible. nos dijo nuestro g u í a . manifestó: 51 . cuando en Budapest comenzó el terror blanco todos comprendimos claramente cuanto sucedía. Las bandas contrarrevolucionarias habían arrancado de la fachada principal la estrella roja y la pisotearon en la calle.. El médico polaco L. Jamás olvidaré lo que vi con mis propios ojos en la Aveni­ da de Lenin. es un nombre provisional. A l principio cada uno comentaba los sucesos a su ma­ nera. hizo un guiño y agregó en voz b a ja : “ No importa.

añadió: “ Ha sido destruido el edificio de la Academia de Música. “ Alguien de occidente — nos dijo— quiere romper nuestra amistad y hacer revivir el pasado en Hungría.” Recuerdo el día en que abandonamos Hungría. En el muelle nos despedimos de ella con fuertes abrazos. incendiado el Museo Nacional."N o se puede creer que las horcas y las hogueras de li­ bros sea obra de las personas sencillas de Hungría. somos fieles al so­ cialismo y estamos con vosotros! ” . ¡creedme. de eso son capaces únicamente los fascistas.. se adelantaba en cada encru­ cijada para buscar el camino menos peligroso. la cual. los húngaros.. En peque­ ños grupos de dos o tres personas nos dirigimos hacia el Da­ nubio con el fin de tomar el barco de la Cruz Roja. Aquí ac­ túan los horthystas” . ¿E s posible que sea el pueblo quien destruya sus valores culturales? No. queridos amigos: nosotros.. Pero. sin denotar el menor pánico. Nos acom­ pañaba una empleada de la organización de turismo Ibus. (Foto publicada por la revista L ifej .. HE AQUI un testimonio de macabra elocuencia sobre los desmanes cometidos en la capital húngara por los contrarrevolucionarios. El violinista argentino Alberto Lisi.

.

los automóviles eran detenidos también por destaca­ mentos armados de insurrectos. Ese mismo desconcierto reinaba en el ejército húngaro. tan duros para Hungría. Lo único que distinguía a unos de otros era que los soldados de las unidades incorporadas a los insurrectos ostentaban cintas tricolores en vez de los emblemas de la República Popular Hún­ gara. Estos días. que nos paraban y revisaban de­ tenidamente nuestro automóvil. estaban al lado de las bandas contrarrevolucionarias.Lo que ha visto un periodista checoslovaco El periódico Rude Pravo ha publicado el 5 y el 7 de noviembre relatos de dudáosnos checoslovacos que estuvieron en Hungría en los días en que las bandas contrarrevolucionarias. Re­ corrim os más de 2. en Budapest y en otras ciudades y aldeas del país. junto con otros periodistas checoslo­ vacos. Svercina y de K. técnico de electricidad de la fábrica CKD-Stalingrado. Muchas patrullas militares. En los primeros días la situación no era clara. trataron de derrocar el ré­ gimen de democracia popular. Además de las patrullas militares de ambas partes beli­ gerantes. A continuación insertamos los relatos del periodista checoslovaco O. los pasé yo. otras permanecían fieles a la Repú­ blica Popular Húngara. LA LIQUIDACION del movimiento contrarrevolucionario de Hungría ha puesto fin a los infinitos sufrimientos del pue­ blo húngaro sometido durante 11 días al más espantoso terror de las criminales bandas reaccionarias. que a menudo desposeían vio­ lentamente a los transeúntes de los vehículos y de otros ob­ jetos que creían conveniente. ni mu­ cho menos. Salimos hacia Budapest en cuanto se iniciaron los desór­ denes. Por el camino nos detuvieron decenas de veces las pa­ trullas. 54 . Kosel. La mayoría de la población no sabía qué partido tomar.000 kilómetros y fuimos testigos en muchos sitios de la encarnizada lucha del progresista pueblo húngaro con las bandas terroristas del fascismo.

avanzando a través de ricos viñedos. por el cual seguramente jamás circuló antes un automóvil. impidiendo todo acceso a la capital. tanques del Ejército Húngaro interceptaban la ca­ rretera. junto a la aldea de Pilischaba.UN OFICIAL de las fuerzas leales húngaras abandonado en la calle. El camino. el cuadro había sido el mismo. Lo que nos llamó la atención 55 . situada a unos 10 kilómetros de Budapest. no había sido recogida aún la cosecha de este año. presa del terror de la contrarrevolución. En las calles de los suburbios de Budapest se desarrollaban encarnizados com­ bates. Finalmente entramos en la ajdehuela de Budakes. Pero eso no nos extrañó mucho. y a esto se debía que el ejército impidiera el paso. para buscar la entra­ da en la capital de Hungría por las colinas Buda. ( Foto publicada por la revista h ile) A unos 30 kilómetros de Budapest. por las bandas armadas del fascismo húngaro. Casi en todas las ciudades y aldeas húngaras. como otros tantos miles. Por caminos abiertos entre campos y bosques. En la plaza se había reunido gran número de gentes de la localidad. En­ tonces pensamos en volver hacia el sur. encontrando a gran número de habitantes que abandonaban la ciudad. por las que habíamos pasado. nos fuimos acercando a Budapest. en los que. era muy difícil. a consecuencia de los extraordinarios acontecimientos. Sólo con gran lentitud nos fui­ mos acercando al objeto de nuestro viaje.

Unicamente en la segunda etapa debían ser llamados al país los políticos traidores en el exilio. de cómo los pisoteaban y atormentaban has­ ta que las víctimas inermes morían entre horribles sufrimientos. el pueblo húngaro no tenía la menor idea. atados. con el fin de des­ trozar el Partido y de asesinar a sus militantes. Cualquiera que haya estado estos días en Hungría podrá relatar cientos de ejemplos semejantes del terror fascista. Conversamos con uno de los cabecillas de la contrarrevo­ lución acerca de los verdaderos fines políticos del levantamien­ to. que sin cesar iban y venían. Esto pensaban conseguirlo a través de etapas. mataron a gol­ pes a este patriota y luego. no tenían nada que envidiar a los asesinos nazis de las SS. a la sazón. La segunda reivindicación de los cabecillas contrarrevolucionarios era la de arrancar a Hungría de la familia de los países socialistas. La reacción húngara comprendía que los comunistas no permitirán jamás el paso a una política antipopular: por esto recurrió al terror fascista más bestial. Los sujetos. Había en el centro del pueblo una casa en la que sin cesar entraban ciertos tipos. reducir a la nada las conquistas de los trabajadores y llevar el país atrás. 56 . eran enlaces.fueron unas gentes que se movían afanosamente entre los na­ turales del lugar y que se veía claro que no pertenecían a este medio. La primera reivindicación de los contrarrevolu­ cionarios era la supresión del Partido Húngaro de los Traba­ jadores. También no­ sotros hubimos de entrar en la casa citada: con gran asombro y dolor vimos que allí se encontraba la dirección contrarrevo­ lucionaria del distrito. Esos criminales armados. fines de los que. Llevaron a la plaza al secretario de la organización del Par­ tido Húngaro de los Trabajadores en Budakes. al servicio de la contrarrevo­ lución. otros salían de ella. en­ cargados dé llevar informes acerca de la situación militar en el cinturón de Budapest y en sus alrededores inmediatos. al capitalismo. como una manada de hienas. Los habitantes de la capital fueron repe­ tidas veces testigos de cómo las bandas de contrarrevoluciona­ rios arrastraban por las calles de Budapest. a los pa­ triotas húngaros. hicie­ ron pedazos su cadáver. de tal manera que primeramente se formara en Hun­ gría un gobierno provisional integrado por antiguos oficiales re­ accionarios del tiempo de Horthy.

llegados del cam­ po para refugiados de Zim dorf (cerca de Nuremberg).La frontera occidental de Hungría — en la que ya antes. los norteamericanos invitaron a los refugiados húngaros a repatriarse. con lo que los agentes extranjeros podían entrar sin obs­ táculos en el país— se abrió estos días todavía más a los ele­ mentos enemigos del pueblo húngaro. traidores que des­ pués de recibir armas fueron incorporados a las bandas con­ trarrevolucionarias de asesinos. Uno de ellos. en las calles de Budapest se veían a menudo bandidos armados. Pero en cuanto en Hun­ gría empezaron los desórdenes. por lo que ya en pleno combate buscaban dónde acomodarse. que co­ rresponde a la zona norteamericana de ocupación de Alemania. robaban y se entregaban a toda clase de excesos. se habían suprimido las medidas de seguri­ dad. trabajaba en el lavadero del cam­ po y vivía con grandes estrecheces. Los norteamericanos se preocuparon también del rápido traslado de estos “ libera­ dores” residentes en la Alemania Occidental. Encubriéndose con sus móviles “ liberadores” . Los emigrados estaban segu­ ros del triunfo de la contrarrevolución. irreflexivamente. ocupaban violentamente los mejores departamen­ tos y cometían violaciones y asesinatos. según me dijo. Otakar Svercina . Durante el desenfreno de la contrarrevolución. Hablé con varios aventureros de ese tipo. que en su mayoría habían sido re­ clutados en los campos de Alemania Occidental con el objeto de aterrorizar a la población húngara.

Hacia las 17 y las 19 empezaron a llegar camiones con una traidora carga: ciertos sujetos. al Partido. a la amistad con la Unión Soviética: hasta los rótulos con los nombres de las calles. con objeto de visitar sus empresas. con una inconcebible matanza. pero en su lugar vimos edificios en ruinas y tranvías volcados. Incluso cuando el martes al mediodía veíamos desfilar a las masas por las calles — y a propósito. al so­ caire del caos. no podíamos imaginarnos que la manifestación iba a terminar a tiros. Los fascistas se preparaban para una lucha fratricida que resulta difícil hasta imaginar. Muchachos de 16 a 18 años. Las gentes sencillas salieron a la calle con consignas que llamaban a la consecuente corrección de lós defectos. mataban OTRO testimonio gráfico de como se ensañaron con sus víctimas los contrarrevolucionarios que actuaron en la capital húngara 58 . Los reaccionarios provocaron en la ciudad un caos indescriptible y luego.Habla un ingeniero «le Praga Cuando hace dos semanas un grupo de 14 personas de nuestra fábrica CKD-Stalingrado salía hacia Budapest. por el centro de la ciudad. Ibamos para co­ nocer la vida de los obreros. y en vez de esto vimos cómo mo­ rían en las calles de Budapest. Pero ni las personas que no eran militantes del Partido escapaban a la muerte si los asesinos tropezaban con ellas. se prepararon asimismo armas. El programa de nuestro viaje comprendía también la visita de fábricas recién construidas. armados y llevados hasta el frenesí por los elementos fascistas. En los pisos altos. empezaron los feroces asesinatos y martirios. entonces se nos dijo que en Checoslovaquia y otras democracias populares habían empezado también grandes y agitadas manifestaciones— . repar­ tían a cuantos los quisieran fusiles y cartuchos. subidos a los camiones. y el martes empezaba ya la tragedia que ha conmovido a los trabajadores de todo el mundo. Llegamos a Budapest el domingo. pero los elementos sediciosos albergaban unos propósitos diametral­ mente opuestos. no podíamos imaginarnos lo que dos días después iba a ocurrir en la Hungría popular. Se destruía con rabia todo cuanto recordase al socialismo.

.

Nosotros no sa­ bíamos lo que hablaban entre ellos. cuando a petición del gobierno húngaro llegaron los tanquistas soviéticos. y la multitud siguió ade­ lante. ya tranquilas. en cuanto sonaron los primeros disparos de fusil. Pudimos ver cómo varios ciudadanos húngaros subían al tanque soviético y adquirimos la sensación de que los húngaros agradecían el restablecimiento de la tran­ quilidad y el orden. pero en ningún caso podía suponerse que de nuevo iban a empezar los asesinatos. pero fueron rechazados por los guardias de seguridad. Ante el Hotel Astoria. también en otras calles sonaron disparos. Según se nos dijo más tarde en el Hotel Astoria. que pusiese fin al terror. advino la tranquili­ dad y pareció que todos los revoltosos habían sido desarmados. el tiroteo frente al Par­ lamento había costado la vida a muchas decenas de personas. a la altura de las máquinas y detrás de ellas. se reunieron grandes grupos de gente que cuando ambos tanques — el soviético y el hún­ garo— se trasladaron de lugar. Cuando ante el Parlamento sé hu­ bieron reunido en gran número. 60 . de nuevo comenzó un furioso tiroteo. porque el paro seguía siendo total. obedeciendo a una señal ori­ ginaban en la ciudad nuevos desórdenes. en las calles. no satisfechos con la efu­ sión de sangre de días anteriores. Adquirimos la impresión de que los provocadores. con objeto de ganar tiempo para sus móviles antipopulares. casi en todo Budapest comenzaron a funcionar las ametralladoras. No ha­ bía nadie que asegurase el orden. Lo primero de todo trataron de apoderarse de la emisora de radio. poco antes tranquilas y que nada sospechaban.a cuantos se ponían a su alcance. Al­ rededor todo estaba tranquilo. en el que vivía nuestra delegación. comenzaron también a andar. había un tanque soviético al que luego se incorporó otro húngaro. El jueves. Hay que señalar que al instante. Los dos tanques se detuveron al final de la calle de Rakoczi. hacia el Parlamento. Los contrarrevolucionarios disparaban contra la mul­ titud con ametralladoras emplazadas en los techos de las ca­ sas altas. Allí. Unicamente el miércoles. aparecieron de nuevo los trabajadores. Mas a muchos ya les acechaba la muerte. en la calle de Rakoczi. Y cuando los tanquistas sovié­ ticos y húngaros empezaron a charlar amistosamente entre sí. advertimos que la población civil también trababa conversa­ ción con los soldados.

ofrecían un espectáculo horrible: cerca de 150 muertos. Hablábase mucho de que estaba habilitado para depósito de armas y municiones. por lo visto víctimas de las ferocidades cometidas el martes por la noche. los fascistas de las “ fle­ chas c raizadas” . en las rui­ nas de todo el país. emocionados por to­ dos estos terribles acontecimientos. pensando en nuestro porvenir y en el porvenir de nuestros hijos. interesábanse acerca de nuestras ideas y de nuestro criterio acerca de la situación en Hungría. Ya de vuelta. Hablaban con elogio de nues­ tro país y pensaban en su capital desmantelada. que se encontraron en el Hotel Alzhbeta. los habitantes de la ciudad nos despi­ dieron con lágrimas en los ojos. nos dijeron que tam­ bién allí había un depósito de fusiles y cartuchos y se hizo fuego desde las ventanas. que también para no­ sotros es una seria advertencia y de la que nosotros. también en los restantes hoteles parece que ocurrió lo mismo. debe­ mos extraer enseñanzas. Se dió la paradoja de que del mantenimiento del orden se encargaron los que habían organizado ese caos. el gobierno llamó a los miembros de la l i ­ món de Guerrilleros Húngaros. pensando hacerlo disi­ muladamente. Vimos allí distintos tipos que. Cuando el martes siguiente salíamos de Budapest en un barco de la Cruz Roja. Pero el caos y los cambios continuos de la situación llevaron a algo completamente opuesto.Primeramente. Todo el cuarto piso había sido cerrado. Por lo demás. unos turistas checoslovacos. encargándoles del mantenimien­ to del orden en las calles. Nosotros lo creimos así cuando los contrarrevolucionarios em­ pezaron a disparar desde las ventanas del hotel a lo largo de la calle. hemos traído a los com­ pañeros de nuestra fábrica una experiencia distinta de aque­ lla en busca de la cual nos enviaron a Hungría. de Praga 61 . ¡una experien­ cia amarga! ¡Una experiencia que ha costado muy cara! La experiencia de los camaradas húngaros. sin que nadie se preocupase de darles sepultura. yacían inmóviles. Karel Kosel Técnico de electricidad de la fábrica CKD-Stalingrado. en las inme­ diaciones del Hotel Astoria. Se comprende que en el Hotel Astoria la vida era confusa. Y nosotros también. El jardín y el cruce de la calle de Rakoczi.

los búlgaros. La mañana del primero de noviembre. se colocaron en acecho varios civiles y militares con ametralladoras y fusi­ les automáticos que estaban dirigidos hacia los edificios de la vecindad. “ Después de que las unidades militares soviéticas aban­ donaron la capital húngara comenzó una verdadera ofensiva del fascismo y del terror blanco contra los comunistas. ante el hotel Beke tuve que observar otro sangriento espectáculo. Las casas de los comunistas fueron sitiadas y familias enteras cruelmente atormentadas.Informa una periodista búlgara VARIOS CIUDADANOS búlgaros se encontraban en Hun­ gría. la mayor parte de los periodistas fueron asesinados. Este joven era un comunista húngaro. En el jardín que hay cerca del puente Marguit. en comisión de servicio. los patriotas y los húngaros progresivos. Medio muerto. estábamos profundamente indigna­ dos por lo que nos habían contado nuestros compatriotas es­ tudiantes. a los empleados de la seguridad es­ tatal. Entre es­ tos búlgaros se hallaba la periodista María Zhivkova. a los patriotas y a los obreros honrados. Por los transeúntes. con el crá­ neo roto y el cuerpo mutilado lo habían colgado en uno de los postes. Ese mismo día fueron quemados el archi­ vó y la biblioteca deli periódico Szabad nfep y. Poco después fueron sacados de allí hombres y mu­ jeres con las manos atadas. La banda. habían co­ gido a un joven y lo habían colgado. ensañándose después con el cadáver. Ellos vieron cómo los bandidos destruyeron el busto 62 . he visto con mis propios ojos el siguiente cuadro. Un poco más lejos. Las bandas contrarrevolucionarias mataban bárbaramente a los miembros del Partido. como me han di­ cho. Todos ellos fueron arrojados a unos camiones. que rela­ ta en las páginas del periódico Rabotnichesko Dielo los acon­ tecimientos que allí han sucedido. he sa­ bido que eran familias de ideas liberales que las llevaban a fusilar. cuando los agentes imperialistas iniciaron allí el movimiento contrarrevolucionario. comò fieras. al ir a la Embaja­ da búlgara. Nosotros. testigos del crimen.

de Jorge Dimítrov. irrumpían en las casas y mataban a quien fuese. declaró por radio que“ Dios bendecía la lucha del pueblo húngaro” . cuan­ do de la frontera austríaca llegaban uno tras otro los camiones con armas. los monstruos destrozaron también el monumento a la Libertad en la colina de Gelert. De noche. Cuando en la capital operaban los grupos de criminales vertiendo la sangre de los comunistas y de los patriotas. ubicado en la plaza que lleva el nombre del gran hijo del pueblo búlgaro. el cardenal Mindszenty. En su furia antipopular y anti­ comunista. Dos días más tarde supimos que el Gobierno revolucionario de obreros y campesinos había encabezado la lucha del pueblo húngaro por la libertad y la independencia de Hungría contra la ofensiva del fascismo” . con gran cinismo. Abandonamos la capital húngara en los días de la más grande anarquía y del más desenfrenado terror blanco. La anarquía que reinaba en la capital había desatado las manos de los criminales que fueron sacados de las cárceles. 63 .

. — ¿Pero disparaba? — Sí. de la demagogia y la calumnia excitaban en los jóvenes y muchachas sentimientos naciona­ listas. pues nos habían dicho: disparad a tontas y a locas. Ishmaev. nacida en 1940. recitaban versos y entonaban canciones. Shegolev y N. Se llamaba Teresa Guzmán. vestía pantalones de soldado. Teresa ingresó en una escuela de oficios para hacerse una buena modista. A éstas juergas solían asistir — según Teresa— jóve­ nes “ interesantes” que hablaban con mucha labia. Su padre es ajustador. varias guerreras y un gran go­ rro con orejeras: saltaba a la vista que no estaba hecho para su cabeza. corresponsales especiales de Krásnaia Zvezda en Budapest . organizaba regularmente francachelas para sus alumnos. natural de Tataban. asaltaban los edificios públicos? Su relato acerca de esto constituye un cuadro horrible de la depravación jesuíta de cierta parte de la juventud húngara que han venido realizando metódicamente las heces fascistas de Horthy. valiéndose del engaño. para promover más ruido. Entre éstos figuraba una joven endeble de rostro pálido y ojos inflamados por el insomnio. El director de la escuela de oficios donde estudiaba Teresa. ¿Cómo Teresa Guzmán se encontraba entre los que toda­ vía ayer torturaban a hombres pacíficos.Hablando con Teresa Guzmán V.. desvalijaban los co­ mercios y domicilios de trabajadores honrados. DIAS ATRAS hemos visto en Buda un grupo de partici­ ' ■ \ pantes en la revuelta desarmados por los patriotas húngaros. Al terminar sus estudios en la octava clase. 64 . ciudad minera. — ¿Y usted mataba a la gente? — preguntamos a Teresa. Han pasado toda su vida trabajando. Calzaba pesadas botas militares. la madre cocinera. en las “ discusiones” y fes­ tines. — No sé. nilasista. responde bajando la vista. Así.

sin comprender ella misma qué sucedía en la ciudad. que encabezaba una banda de facciosos. el 24 de octu­ bre en Tataban. se fué a Bu­ dapest. Se trataba del mismo Dudas a quien la reacción reivin­ dica ahora como “ combatiente de la libertad”. Este nos dijo que la juventud y los estudiantes de Budapest “están haciendo la revolución” y que todos nosotros debemos trasladamos inmediatamente a la capital en su ayuda” Y Teresa Guzmán. Dudas fué uno de los ordenanzas del dictador fascista Horthy. Un tal Lajos Dudas. en unión de sus amigos.“A una de esas fiestas — cuenta Teresa— . apareció un joven con una banderita nacional en la solapa. arengó a los jóvenes exhortándoles a “ ser auténticos patriotas” de Hungría y “ensalzó las hazañas” . Luego desapa- HE AQUI una parte de la trágica cosecha obtenida por las bandas armadas del fascismo húngaro durante las tenebrosas jornadas del terror blanco en Budapest. (F oto publicada por la revista Life V .

sino también a los que. obligándole. Pertenecía a un destacamento de la ciudad de Komlo. Sin embargo. directamente del saco. Dice que el que caiga en manos de los agentes de seguridad pública o de las tropas soviéticas será fusilado sin compasión. que no confir­ man los hechos. a la vez que entregaba a cada uno cinco bombas de mano. sin contar los agazapa­ dos en el propio país—■reunió a un grupo de alumnos de las clases superiores. bajo amenaza de fusilamiento. aterrorizaban no sólo a la población pacífica. le llevaron a la muerte. atrofiando la conciencia de la ju­ ventud con el veneno del nacionalismo refinado y la demagogia horthysta. en la cual advierte: quien trate de huir será fusilado. El “ amo” castigó a dos o tres hombres por haber abandonado el lugar de tormento: los maniataron y los 66 . este bandido dió muerte a tres escolares en pre­ sencia de todos.recio del horizonte y se dejó ver sólo durante el levantamiento. repar­ tió el dinero. Heis Horwat) nos da noticias falsas. Con su banda asaltó un gran almacén. a cometer atrocidades. es verdad que él ha dictado una orden. se encontraron en el cam­ po de los facciosos. Mas esto es incierto. para ganarse la autoridad de los fascistoides. Esta es la gente que. “La vida es insoportable — escribe Bertrán— . pero la ca­ sualidad los salvó. Fueron capturados y querían ahorcarlos. dando a los facciosos abrigos y trajes. En un edificio de Budapest. advirtiendo a los demás que procedería de igual modo con quien osara retroceder. consciente o inconscientemente. en la calle. Cuando fué cercado el edificio donde estaba parapetado dicho grupo armado. entrególes armas y los incluyó en su banda. Los horthystas. uno de los participantes en la revuelta. un oficial horthysta — de los cuatro mil y pico enviados a Hungría. robó un millón de forintos y. de la ciudad de Pech. dirigido por el horthysta Heis Horwat. El “ amo” (es decir. que encabezaban las bandas armadas. He aquí una carta de Bertrán Janos. Sólo las acciones enér­ gicas y audaces de los combatientes soviéticos y de los familia­ res de los escolares pudieron salvar a éstos de la represión del bandido enfurecido. Cinco hombres trataron de evadirse. Con su banda se apoderó de un Banco. Es mentira.

El “amo” es un gran infame. ha comprendido en qué aventura le embaucaron los contrarrevolu­ cionarios. “Nos decían — cuenta Teresa— que nos iban a deportar a Siberia. Pero nosotros queríamos regresar a casa” . Y como Teresa. Este infundio se propaló días atrás en la fábrica de vagones Mavag. como deseaba. con el encargo de comprobar en el lugar si era cierto. 67 . La delegación se dirigió a la estación. Por los talleres de esta empresa corrió la in­ fame patraña de que en la estación se estaba embarcando a jóvenes en vagones para enviarlos a la Unión Soviética. Bertrán Janos lleva seis años a Teresa Guzmán. Los agentes enemigos. Se propuso a los obreros de la fábrica designar a sus re­ presentantes. Entre los su­ puestos deportados se incluye también a miles de huidos a Austria. Teresa Guzmán volverá a su casa y será. sin duda. y la infame pro­ vocación fué desenmascarada. arrastra a la muerte a gente inocente y a obreros honrados” . Kochish Istvan — pinches de mina que están a su lado— y otros muchos jóvenes engañados por los agentes de Horthy. sembrando el pánico entre la po­ blación húngara. Retornarán asimismo sus coetáneos Egri Feret.colgaron de un árbol. modista. El grupo a que pertenecía Teresa fué desarmado en el preciso momento en que sus componentes se disponían a atra­ vesar la frontera para huir a Austria. igual que otros muchos participantes de la revuelta. intensificaron la divulgación de mentiras pro­ vocadoras sobre la deportación de jóvenes húngaros a la Unión Soviética y sobre los horrores de Siberia.

un acta de acusación presentada a la contrarrevolu­ ción y a sus inspiradores. Sus narraciones son vivos documentos humanos. He aquí una banda de terro­ ristas arrastrando por las calles a un hombre torturado. una parte de esta película documental. según el proyecto del famoso escultor Shtrobl. en la localidad de Fiuzenshabon los kulaks Gal Yanosh y Korodi Istvan acom­ 68 . certificando que se vengaban por la derrota de las hordas hitlerianas. Se filmó el momento de la destrucción de monumentos. Sólo se ve que el hombre ha caído en manos de una enfurecida banda.IV. destrozándolo a golpes de picos. Se filmaron las ejecuciones. Y cuando la contrarrevolución se ensañaba con este monumento. En una calle de Budapest vemos a un ahorcado con un cartel en el pecho. ha ido a parar a manos de las autoridades. los terroristas se desenmascaron a sí mismos. Este monumento había sido erigido en el monte Gellert a petición de la población trabajadora. Las hojas de los libros vuelan ardiendo hacia los tejados de las casas. Cada día trae nuevos testimonios de gente que sobrevivió las trágicas jornadas. Por la película no se puede juzgar quién es y de dónde: comunista o sin partido. La banda arrastra al prisionero hasta el puente de Marguit y lo arroja al Danubio. que narra lo que ocurrió en las calles de Budapest en los días del desenfrenado terror contrarrevolucionario. 15 de noviembre LOS CONTRARREVOLUCIONARIOS húngaros han fil­ mado en película una parte de sus crímenes. El testigo ocular Olaj Istvan cuenta: “ En la madrugada del 3 de noviembre. He aquí otra ejecución. Los documentos acusan Budapest. He aquí algunos de estos relatos. Gracias a la ayuda de los trabajadores. Vemos en la pantalla la destrucción del monumento a la Libe­ ración. Se filmaron las hogueras en las que los rebeldes quemaban los libros progresistas.

pañados de unos haraganes asiduos de la fonda derribaron el monumento erigido a los combatientes soviéticos y luego se di­ rigieron a la Casa de los Soviets con el propósito de asesinar a los dirigentes del Soviet rural. No encontrando allí a nadie, fueron a la casa del encargado de los acopios: un obrero de Budapest. Lo sacaron de su apartamento, lo apalearon y ence­ rraron en una habitación de la Casa de los Soviets. La gente que se reunió allí proclamó como jefe del poblado a un tal Pechke, antiguo escribano horthysta” . Por último, he aquí otro documento más, recibido de pro­ vincia : “ En Segued, el oficial Kovach Diula, de la Academia Lu­ do vic que, como se supo, sirvió en el ejército de Horthy con grado de mayor y después de la liberación estuvo preso du­ rante cuatro años por actividad contrarrevolucionaria, se con­ virtió en uno de los vicepresidentes del llamado “ comité revo­ lucionario” . Repartió 4.000 fusiles y granadas de mano captu­ rados entre toda la chusma horthysta, y los grupos armados saquearon las casas de más de 50 funcionarios administrativos y del Partido, detuvieron a muchas destacadas figuras y las arrojaron a la cárcel Chillag. Hicieron la lista de obreros que ocupaban puestos en el Partido, del estado y administrativos, con vistas a ejecutarlos” .
Se constituye el Gobierno de Janosi Kadar DURANTE los primeros días de noviembre, de hecho no existía ya gobierno en Hungría. En la capital las bandas te­ rroristas a las que el gobierno de Nagy no podía presentar re­ sistencia alguna eran dueñas de la situación. En el país reinaba un caos completo. Las fuerzas progresistas del pueblo húngaro y, en primer lugar, de la clase obrera húngara, teniendo en cuenta la si­ tuación creada y viendo amenazadas directamente las conquis­ tas socialistas del pueblo, consideraron indispensable romper con el Gobierno de Nagy. Apro, Kadar, Kossa y Muennich, antiguos miembros del Gobierno de Imre Nagy, salen de este Gobierno y, después de romper todas las relaciones con él, toman la iniciativa de orga­
69

nizar el nuevo Gobierno Obrero y Campesino húngaro. Además de estos destacados representantes del movimiento obrero hún­ garo, que gozan merecida estimación del pueblo trabajador, en­ traron a formar parte del nuevo Gobierno políticos progresis­ tas de Hungría como Marosan, Ronai y otros. El Gobierno Obrero y Campesino publicó el 4 de noviem­ bre su programa en el que se satisfacen todas las reivindi­ caciones fundamentales de los trabajadores del país. En él se subraya la garantía de la independencia nacional y de la sobera­ nía de Hungría; la defensa de las conquistas socialistas del pue­ blo; el establecimiento de relaciones amistosas con todos los países socialistas a base de igualdad completa de derechos, no intervención en los asuntos interiores y organización de rela­ ciones económicas bajo los principios de provecho mutuo; cola­ boración pacífica con todos los Estados, independientemente de su régimen social, mejora rápida y considerable del nivel de vida de los trabajadores, sobre todo de la clase obrera; revisión de los planes económicos nacionales y cambio de métodos de di­ rección en la economía; liquidación del burocratismo; dirección obrera en las empresas; anulación de las entregas obligatorias de productos agrícolas, y apoyo a la pequeña industria y al co­ mercio privados en la ciudad y en el campo. El Gobierno ha indicado que hará todo lo posible para conservar las tradiciones nacionales progresivas. En el programa se señala el compromiso de que, una vez establecido el orden en el país, se entablarán conversaciones con los países participantes del Tratado de Varsovia acerca de la retirada de las tropas soviéticas del territorio húngaro. El gobierno se pronunció por el restablecimiento del es­ cudo de Kossuth, por la introducción del uniforme militar na­ cional y el restablecimiento de la fiesta nacional del 15 de mar­ zo, fecha del comienzo de la revolución de 1848. Se decretó el derecho que tienen los alumnos a elegir el idioma extranjero obligatorio que deben estudiar y al restablecimiento de la cos­ tumbre tradicional de clasificación y notas en los estudios. Las fuerzas progresistas del pueblo húngaro y, en primer término, la clase obrera prestaron el apoyo necesario al Gobier­ no Janos Kadar.
70

En corto plazo, las fuerzas principales de las bandas con­ trarrevolucionarias húngaras fueron definitivamente derrota­ das. Una parte de los sublevados fascistas huyó de nuevo a Occi­ dente, otra pasó a la clandestinidad. La actitud decidida del Goberno Obrero y Campesino sal­ vó muchos millares de vidas de patriotas húngaros. La llegada de las tropas soviéticas a petición de ese go­ bierno puso fin a un derramamiento inútil de sangre en el país. Centenares de personas, condenadas a ser fusiladas por los rebeldes, fueron puestas en libertad. La política justa del Gobierno Revolucionario Obrero y Campesino y la ayuda de las tropas soviéticas han conservado Hungría como Estado amante de la paz. Por lo que respecta a la estancia de tropas soviéticas en Hungría, el jefe del Gobierno húngaro Janos Kadar ha decla­ rado: “ Como es sabido, las tropas soviéticas se hallan en Hun­ gría en virtud de Tratados y Acuerdos firmados por el Gobier­ no húngaro y aprobados por' el Parlamento. La introducción de fuerzas soviéticas para ayudar a derrotar a la contrarre­ volución en Hungría se ha efectuado a petición del Gobierno húngaro. He de declarar que esta decisión de que las tropas soviéticas prestaran ayuda al pueblo húngaro ha sido una cuestión difícil de tomar tanto para el Gobierno húngaro como para el Gobierno soviético. ¿Preguntan ustedes por qué? Sa­ bemos bien que la propaganda del enemigo utiliza esto para culpar a la Unión Soviética de intervención en los asuntos inte­ riores de nuestro Estado. Por lo aue se refiere al Gobierno so­ viético se trataba no sólo de víctimas humanas y gastos ma­ teriales, sino de una responsabilidad moral. La circunstancia de aue, después de sopesarlo todo, el Gobierno húngaro haya decidido pedir esta ayuda, y de que el Gobierno soviético, tam­ bién después de sopesarlo todo, haya decidido prestarla, nos indica que había una necesidad muy seria para hacerlo. La ayuda del Gobierno soviético al pueblo húngaro no ha sido tan sólo el cumplimiento de unas obligaciones que se des­ prenden de tratados, sino la comprensión profunda de una si­ tuación compleja. El Gobierno soviético ha ayudado no sólo
71

sino a evitar la aparición de un foco de guerra que hubiera podido surgir.. iban comprendiendo poco a poco y con pro­ funda amargura la trampa en que habían caído. Ellos vivieron el drama de los refugiados que. el engaño monstruoso de que habían sido víctimas. El drama de los refugiados Los planes criminales de la reacción internacional arras­ traron fuera de Hungría a muchos ciudadanos húngaros mi­ serablemente engañados por la desenfrenada propaganda del imperialismo. “ En la actualidad este foco de guerra está apagado” — dijo Kadar. indiscutiblemen­ te” . ¿ Existía peligro real de una nueva guerra ? Sí. En la “Declaración del Gobierno de la URSS sobre las ba­ ses del desarrollo y del fortalecimiento de la amistad y la cola­ boración entre la Unión Soviética y los demás Estados socia­ listas” se dice que “El Gobierno Soviético está dispuesto a en­ tablar las correspondientes negociaciones con el Gobierno de la República Popular Húngara y con los demás signatarios del Tratado de Varsovia acerca de la estancia de las tropas so­ viéticas en el territorio de Hungría” . Echemos un vistazo a la penosa situación de todos aque­ llos a quienes confundió y escarneció la propaganda fascista. 72 .. V. fuera de su patria.1 a detener el derramamiento de sangre en Hungría y a impedir la restauración del capitalismo en nuestro país.

En la frontera austro . Algunas de ellas llevaban pequeños bultos y sus ropas estaban cubiertas del polvo. Parte de los refugiados había venido a pié desde Viena hasta la frontera. vecino de la ciudad de Sopron y que . Dor­ míamos sobre paja y nos daban muy mal de comer. que regresaban de Austria a la patria. que habían sido desorien­ tados por la propaganda enemiga. En el puesto fronterizo los guardafronteras húngaros nos dijeron que desde el territorio austríaco regresaban diariamente a sus hogares muchas personas. situado a 7 kilómetros de la frontera austríaca. Fueron encerrados como pre­ sos en los edificios del campo. nos encontramos con un grupo de personas. En sus demacrados rostros se notaba el cansancio. custodiados por la policía. Re­ sultaron ser vecinos de diversas ciudades y aldeas húngaras. corresponsales especiales de PRAVDA Gyoer . Mientras conversábamos con los guardafronteras. Nosotros comprendimos que nos habíamos equivocado y aprovechando el primer momento favorable nos escapamos del campo” . hacer idea de la situación en que se encontraban los húngaros honrados. Enseñó sus documentos y de­ claró que era húngaro. Helaba bastante fuerte y caminaban encogidas por el frío. Nos acercamos al grupo y entablamos conversación. de la parte de la ciudad austríaca de Eisenstadt apareció un joven delgado y se acercó al puesto. 24 de noviembre EN LA CARRETERA de Budapest a Viena. nos encontramos también a personas errantes con mochilas a la espalda.Sopron. a unos kiló­ metros de la frontera austro-húngara. Efímov y M. nos contaron lo siguiente: “No se pueden Uds. Cerca de Sopron.húngara Por P. Los chóferes de Budapest Ferenc Slahta e Imre Radovan que habían estado en el campo para refugiados en las inmedia­ ciones de la ciudad de Linz. Odinets.

El campo estaba some­ tido a la severa vigilancia de la policía. Entre los refugiados se mezclaron ciertas personas vestidas medio de militar medio de paisano. en el que los esclavistas seleccionaban a sus esclavos. Y yo decidí escaparme”. Se corría la voz de que los enviaban a los yacimientos de plomo o a las minas de azogue de América. Por las noches desaparecían de repente gru­ pos enteros de personas. Nos contaron que había muchos que deseaban escaparse del campo. Después de pasar mil calamidades Rosenbergski y Tipoli de­ cidieron huir del campo. Mientras conversábamos. En cuanto traspusieron la zona fronteriza fueron detenidos y enviados a Rotshild Spital de Viena. Le rogamos a Fekete Pala. Recordando la propa­ ganda de la emisora Europa libre. Se llamaban Alois Rosenbergski y Tibor Tipoli. Más. instalado en Kischmarton. Rosenbergski y Tipoli es­ peraban que por lo menos les darían de comer y una cama para dormir. los rodearon con un cor­ dón de policías y durante mucho tiempo no los pusieron en libertad.regresaba de Austria a casa. las cuales hacían interrogatorios e intimidaban a los aue no querían ir a trabajar a las minas de Alemania Occidental. como se llamaba el recinto donde con­ centraban a los refugiados húngaros. nos dijo. al puesto de control se acercaron otros dos húngaros que venían de Austria. pues había sufrido mucho duran­ te los últimos días que anduvo errante. Pero todas las promesas de la “ Europa libre” resulta­ ron completamente falsas. Ambos eran de Dunapentele y habían atravesado la frontera el 4 de noviembre. para el agua y para recibir un puesto en las barracas. “ Vengo del campo. Llegaban al­ gunos elementos sospechosos y comenzaban a persuadir a la gente para ir a las plantaciones de América del Sur o alistarse en la legión extranjera francesa. Cuando iba a Austria pensaba que encontraría allí un mundo verdaderamente libre. pero los asustaban con inven74 . En todas partes había cola para la comida. que nos relatase sus cuitas. Para recibir un plato de sopa y un trozo de pan había que hacer cola horas enteras y pasaban las noches de pié o sentados en un local húmedo y frío. todo resultó lo contrario. así se llama el joven. Concen­ traron a los húngaros en un lugar. El campo de concentración recordaba un mercado.

. los asesinos colocaron un ejemplar de ia revm a Jvommumat . l'OR QUE fué asesinado este ciudadano? H e aquí la prueba: sobre su cadáver.

pues la jefatura del campo difunde rumores tendenciosos sobre detenciones en Hungría. Aquí mismo en Sopron nos encontramos con el periodista polaco Jozef Hibner. Nos refirió lo que había visto en ol campo de refugiados húngaros situado en Traiskirchen. Hay también familias de las aldeas fronterizas y bastantes estudiantes. añade nuestro colega. El campo está lleno de toda clase de reclutadores. ESTE M U CH ACHO fu é colgado por los contrarrevolucionarios en una calle de Budapest 76 . que a principios de noviembre había ve­ nido de Varsovia a Austria. mas están atemorizados. Uno de estos últimos me contó que había participado en los sucesos de Hun­ gría desde su iniciación. las cuales se pasan el día haciendo cola en diversos puntos de abastecimiento que allí hay. Un gran papel en la difusión de dichos rumores desempeña la prensa bur­ guesa reaccionaria” . “ Ese campo se encuentra bajo la custodia del Ejército austríaco”. Hibner dijo en conclusión: “He conversado con muchos húngaros y he sacado la impresión de que la mayoría desearían regresar a la patria. Ahora ese estudiante está arrepentido de haber huido al extranjero y desearía regresar a la patria. La mayoría de los re­ fugiados son jóvenes de 16 a 25 años. y continuó: “ Hay en él muchas personas. lo que incluso la prensa burguesa de Austria se ha visto obligada a reconocer. Temiendo que pudieran detenerle hu­ yó a Austria. deporta­ ciones de la población húngara a Siberia. nos dijo Hibner— .ciones de crímenes que ahora se cometen supuestamente en Hungría. etc.

I 77 .

etc. Claro que. todos los habitantes de los cuales quieren regresar a la patria. Diver­ sos agentes sospechosos reclutan a refugiados para trabajos de mina. Ministro de Fuer­ zas Armadas de Hungría. Muennich. Ministro de Fuerzas Armadas de Hungría. legiones extranjeras. con el plazo de vigencia hasta marzo próximo. Los que sienten ya el haber abandonado imprudentemen­ te la Patria acogen con alegría el que el Gobierno Revolucio­ nario Obrero y Campesino Húngaro haya promulgado la ley de amnistía. Muennich. En la actualidad regresan a Hungría cada vez más refu­ giados. Muchos jóvenes se marcharon del país únicamente en busca de aventura. con tales perspectivas. En cada uno de ef~i campamen­ tos están instalados varios miles de personas. EL PERIODICO Nepakarat del 1 de diciembre ha publi cado la entrevista concedida a un redactor suyo por Ferenc Muennich. Hablando de los huidos al Occidente señaló Muennich que una parte de ellos escapó por haber participado en la insu­ rrección armada. Sabemos tam78 . regresan ya no sólo grupos aislados de refugiados. y que las delegaciones diplomáticas y los órganos fronterizos húngaros presten pleno apoyo a los repatriados. Ahora. después de chocar en el Oeste con el hecho muy sencillo de que les instalaron en campamentos mal acondicionados.A los refugiados húngaros se les ofrece la posibilidad de regresar a la patria Entrevista concedida por Ferenc. Son muy numerosos los que huyeron a Oc­ cidente por tomar en serio los rumores pánicos y dar crédito a las transmisiones instigadoras de las emisoras occidentales que prometían el oro y el moro a los refugiados. Llegan a la frontera húngara apodera­ dos de varios campamentos. Otros huyeron siendo presa de la desespera­ ción. prosiguió F. debi­ do a lo cual tuvieron que soportar no pocas privaciones. y hacen proposiciones hu­ millantes a las mujeres. mu­ chos refugiados recuerdan sus cómodos departamentos de Bu­ dapest y desean regresar a la Patria..

se les da de comer. muchos vacilan todavía y no saben si van a repatriarse o no. bajo la influencia de las transmisiones de las emisoras occidentales deseosas de desacreditar el decreto de amnistía del Gobierno húngaro. 79 . Reciben a los repatriados. A las perso­ nas que llegan del extranjero. después. organismos gubernamentales húngaros. ante todo. ni se instruye ningún proceso contra ellos y de que tienen la posibilidad de regresar inmediamente a sus casas. Los que han regresado ya a la Patria pudieron cerciorarse de que no se pone obstáculo alguno a los repatria­ dos en virtud de la amnistía. desde los puestos de distribución les envían al lugar de residencia.OTRO testimonio gráfico que figura en el Libro Blanco del G obierno húngaro sobre el terror desencadenado en el país por la contrarrevolución bién qne. dijo como conclusión Ferenc Muennich.

escriben en su carta lo siguiente: “ Nosotros y todos los creyentes de nacionalidad húngara que habitamos en las proximidades de la frontera húngaro-so­ viética. pues­ to que las emisiones de La Voz de América son un veneno para el pueblo” . Rogamos se haga callar esas voces hostiles. estamos indignados por las intervenciones de los dele­ gados de algunos países que tienen lugar en la Asamblea Ge­ neral de la ONU. M. Obispo de la Iglesia reformada de la región de Transcarpatia. Esta voz tiene el aliento mortífero y causa mucho daño a la vida cristiana. evangélicos de la ciudad de Beregovo. contra toda calumnia. Es la voz de Judas que traicionó a Jesucristo. presbítero de la comuni­ dad de los cristianos baptistas. presbítero superior del consejo de los cristianos baptistas evangélicos de la región de Transcarpatia. Na­ die ha visto en las estaciones de empalme el transporte de hún­ garos por ferrocarril o por otros caminos. Trogak. Guentchi. Protestamos contra las emisiones calumniosas de la llamada emisora “ libre” La voz de América. F. A. también ha enviado a la ONU la siguiente carta: “ Del Obispo de la Iglesia reformada de la región de Trans80 . Como verdaderos cristianos hacemos oir nuestra voz en aras de la verdad. Kovacs. en la que expresan su protesta contra las intervenciones provocativas de las delegaciones de algunos países en la actual Asamblea General de la ONU. presbí­ tero de la comunidad de los cristianos baptistas evangélicos de la ciudad dq Mukachovo y J. que afirman que a los húngaros se les de­ porta fuera de Hungría.Carta a la Asamblea de la ONU del clero y los creyentes de Transcarpatia V 25 de noviembre de 1956 EMINENTES HOMBRES del clero de Transcarpatia han enviado una carta a la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas. Motcharco.

sino con un trabajo honrado y laborioso en condiciones de paz. Pero la mentira y la calumnia nunca trajeron suerte a la humanidad. mentiras. Como representante de la religión cristiana y miembro de los comités de la URSS y de Lituania de defensa de la paz 81 . Para justificar ante la opinión pública mundial sus bombardeos en Egipto. Invenciones. calumnias: es la lógica conocida de los incendiarios.000 creyentes re­ formados húngaros. la democracia y el socialismo” . propagan rumores calum­ niosos sobre la deportación de húngaros a la Unión Soviética. creyentes reformados. como los creyentes de toda Hungría. rezamos por el restablecimiento rápido del or­ den en Hungría y por que Hungría vaya por el camino de la paz.carpatia. Nosotros. Los in­ cendiarios de la guerra han resuelto. Semejante afirmación es infundada y no corresponde a la verdad. con lo que se crea la vida. Con gran indignación hemos leído en los periódicos y he­ mos escuchado por la radio las informaciones sobre la inter­ vención de la delegación de Cuba en una sesión de la ONU. Es­ ta delegación ha declarado que ciudadanos húngaros proceden­ tes de Hungría se deportan a la Unión Soviética. crear allí un foco de guerra. envían a los ca­ lumniadores. Todos los que preparan la guerra no escatiman los medios. 'Antes de enviar los aviones de bombardeo. de 67 pastores reformados y de 95. De la iglesia católica de Lituania “ Las fuerzas que defienden la paz y las que encienden la guerra entran en la fase decisiva de la lucha. La inter­ vención de la delegación de Cuba no sirve a la causa de la paz y siembra el odio y la guerra entre los pueblos. probablemente. asesinatos e incen­ dios de la invasión. Desde el 23 de octubre de 1956 hasta el día de hoy no hemos adver­ tido ni visto transporte alguno de ciudadanos húngaros a la Unión Soviética por ferrocarril o por otros caminos. Hoy día Hungría es la víctima de su calumnia. No es con las destrucciones.

En nombre del clero y de los creyentes de las regiones occi­ dentales de Ucrania atestiguo que los residentes en la proximi­ dad de la frontera húngara. Levantando la voz en defensa de la verdad expresamos la firme certidumbre de que el Dios justiciero bendecirá con la paz al pueblo hermano de Hungría y le devolverá la alegría de la unidad interna y del trabajo creador en bien de su tierra y del fortalecimiento de la paz en ella y en el mundo entero” . PALLADI Arzobispo de Lvov y Ternopol 82 . Para nosotros está claro que tales rumores tienen por objeto calumniar a nuestra Patria. de Kaishiadar y de Vilkavish. en relación con los recientes sucesos en Hungría. Stankiavichus Canónigo y Gerente de las diócesis de Kaunas. sobre todo de jóvenes. que se comunica con la Unión So­ viética únicamente por el ferrocarril de Lvov. divulgando rumores absurdos y falaces de que últimamente se efectúa la “ deportación” de ciudadanos húngaros. con justicia y en paz” . no conocemos caso alguno de deportación forzosa de habitantes de Hungría a la Unión Soviética.insisto en nombre de Dios en que todas las cuestiones vitalmen­ te importantes se resuelvan entre los Estados por medio de conferencias. miembro de los comités de defensa de la paz de la URSS y de Lituania Declaración de Palladi arzobispo de Lvov y Ternopol “ Sabemos que los hostigadores de la desconfianza y la enemistad entre los pueblos presentan graves e injustas acu’ saciones contra nuestra Patria. Doctor I. crear una atmósfera de des­ confianza en torno de ella y emponzoñar con esa desconfianza la conciencia del pueblo húngaro hermano. de Hungría a la Unión Soviética.

6 de noviembre. tendientes a la restauración del capitalis­ mo. el desarrollo más amplio de la democra­ cia. 83 . al rendir las posiciones de la cla­ se obrera y colocarse en el terreno del nacionalismo y chovinis­ mo. que hicieron vacilar la fe de las vastas masas trabajado­ ras de nuestro Partido. Tan sólo uniéndonos podremos asegurar a la clase obrera húngara. Camaradas: Nuestro Partido martirizado. tan sólo así podremos defender el Poder del pueblo. Declaraciones y documentos oficiales húngaros Ofrecemos a continuación algunos de los documentos y declaraciones oficiales de dirigentes y organismos de la Repú­ blica Popular Húngara a raíz de los trágicos sucesos provo­ cados por la contrarrevolución fascista. nos es necesario romper decidamente con la nociva política y los métodos criminales de la camarilla Rakosi. atraviesa la etapa más difícil de su historia. nuestra independencia nacional y la soberanía y el triun­ fo del régimen socialista. La situa­ ción exige unificar todas las fuerzas del Partido. ya que tan sólo por tal camino podemos rechazar eficazmente los ataques con­ trarrevolucionarios. LLAMAMIENTO DEL COMITE CENTRAL PROVISIONAL DEL PARTIDO OBRERO SOCIALISTA HUNGARO BUDAPEST. Miembros del Partido Húngaro de los Trabajadores. abrió el paso a las fuerzas contrarrevolucionarias y trai­ cionó así la causa del socialismo.VI. La Radio húngara transmite el siguiente Llamamiento del Comité Central Provi­ sional del Partido Obrero Socialista Húngaro: “Comunistas húngaros. al campesino trabajador y a la intelectualidad avanzada. Para que nuestro Partido recupere la fuerza y pueda di­ rigir a las masas. a to­ do el pueblo húngaro. (TASS). que ha recorrido un camino glorioso. y romper con igual decisión con el gru­ po Imre Nagy-Losonczy que.

Apoyándonos en todas las fuerzas sanas del Partido restableceremos y desplegare­ mos la actividad de nuestras organizaciones. pero están dispuestos a defender el Poder del pueblo trabajador. derrotar a la contrarrevolución y asegurar el trabajo pacífico y el bienes­ tar de los trabajadores. Consideramos que el amor ar­ diente a nuestra Patria es inseparable de las ideas del inter­ nacionalismo proletario. en los demás órganos del Poder y en la organización del Frente Popular Patrio. luchamos por el socialismo. Todos los miembros y todas las organizaciones del Par­ tido deben prestar el apoyo completo al Gobierno Revoluciona­ rio de Obreros y Campesinos Húngaro que se plantea la tarea de defender nuestro régimen democrático-popular. Ese descontento se debía a los errores del pasado. asegurar la lega­ lidad. pero de ninguna manera se dirigía contra el Poder po­ pular. a reanudar el trabajo. unios con los patriotas de tendencias democráticas. a poner en práctica su programa.Para que sea claro a todos que queremos acabar defini­ tivamente con los errores del pasado. hemos decidido cambiar el nombre de nuestro Partido y adoptamos el título siguiente: el Partido Obrero Socialista Húngaro. ¡Las bases ideológicas de nuestro Partido son inmutables! Nos guiamos por las ideas insuperables del marxismo-leninismo. Con la fuerza del Partido ayudad a restablecer inmediata­ mente la vida normal. somos miembros del gran campo internacional de la clase obrera. La tarea fundamental de nuestro Partido es ahora derro­ tar por completo las fuerzas contrarrevolucionarias que actúan ya sin tapujos y que lograron aprovechar el legítimo descon­ tento de las masas. Ayudad al Gobierno Revolucionario de Obreros y Campe­ sinos Húngaro. incluso si no comparten nuestro credo comunista. Por medio de la convicción y de 84 . ampliar más la democratización de la vida social y reali­ zar rápidamente las reivindicaciones perentorias de las masas trabajadoras. Una colaboración fraternal estrecha con los pueblos de los países socialistas y la coexistencia pa­ cífica con todos los pueblos del mundo constituyen la base en que deseamos la prosperidad de nuestra Patria. cuya base es la alianza indisoluble de los obreros y de los campesinos. En los consejos obreros. defendemos el Estado de de­ mocracia popular.

¡Limpiad esas organizaciones de los elementos contrarrevolucionarios! ¡Pro­ teged la conciencia socialista de la clase obrera y sus tradi­ ciones combativas! iGuardad la unidad de la clase obrera. por la política de nuestro Partido! OTRAS víctimas del terror fascista en Budapest ' ■■ . no permitáis que se desenvuelva la demagogia contrarrevolucio­ naria. apoyándose en las masas. que. está dispuesto a luchar por el Poder del pueblo trabajador. capaz de impedir la unidad de las filas de los trabaja­ dores! ¡Mantened las fuerzas combativas y la unidad de las filas de los sindicatos húngaros que tienen un pasado glorioso! ¡Cohesionad en torno del Partdo las mejores fuerzas de la juventud obrera y campesina y de los estudiantes salidos del pueblo trabajador! ¡Que se pongan al trabajo nuestras organizaciones del Partido y se ponga al trabajo cada miembro del Partido.la labor política educativa asegurad su apoyo al Gobierno Re­ volucionario de Obreros y Campesinos Húngaro.

y han intervenido en defensa del Poder popular húngaro. deben mostrar ejemplo de fidelidad al Poder popular. de espíritu combativo y de vigilancia contra los enemigos del pueblo. 6 de noviembre de 1956. COMITE CENTRAL PROVISIONAL DEL PARTIDO OBRERO SOCIALISTA HUNGARO . Sin embargo. la democracia interior del Partido. en las amplias masas del pue­ blo trabajador! Camaradas: ¡Adelante. Comunistas. si queda fiel a nuestras ideas y se apoya en la clase obrera. contra la contrarrevolución. si nos aunamos y ponemos orden en nuestras filas tendremos bastantes fuerzas. Estableced las relaciones amistosas de nuestro pueblo con los combatientes del Ejército Soviético que nos han ayudado en la lucha contra la reacción. sobre la base de los principios leninis­ tas. Nuestras organizaciones tienen que inspirar la lucha por la derrota de la contrarrevolución y por reanudar el traba­ jo pacífico creador. Camaradas: La situación es grave. to­ dos los pueblos de los países socialistas. ¡Nuestro Partido es invencible.En la vida de las organizaciones del Partido debe ser des­ plegada íntegramente. Los comunistas. están unidos y se solida­ rizan con nosotros todos los Partidos hermanos del mundo. miembros del Partido. al trabajo y a la lucha!” Budapest. en la lucha contra las tentativas contrarrevolucionarias que amenazan la causa del progreso. Debe infundir fuerza a los comunistas la conciencia de que.

Al caracterizar la situación general en el país. empresas e instituciones públicas ha empezado el trabajo. Presidente del Gobierno Revolucionario de Obreros y Campesi­ nos de la República Popular Húngara EL 11 DE NOVIEMBRE pronunció un discurso por la ra­ dio de Budapest Janos Kadar. En Budapest y a lo largo de las carreteras que i comunican Budapest con el nord-oeste. En cuanto a la implantación del orden 87 . Janos Ka­ dar manifestó: “ Puedo informar que en todo el territorio del país — tanto en la capital como en la provincia— el ataque armado directo a la República Popular Húngara ha sido rechazado. sin embargo en lo que se re­ fiere a la normalización de la vida. Pero su apaciguamiento también se realiza a ritmo acelerado. en el ferrocarril y en las empresas de la capital. Presidente del Gobierno Revo­ lucionario de Obreros y Campesinos de la República Popular Húngara. Nuestros órganos militares y civi­ les están recogiendo ahora el armamento abandonado en gran­ des cantidades. la empresa Beloyannis. minas. Aunque también aquí ha comenzado el trabajo en las instituciones. En una parte considerable de ferroca­ rriles. establecimientos pú­ blicos. MAVAG. por doquier se reanuda normalmente el tra­ bajo pacífico cotidiano. y otras. Con su fuego gra­ neado y desordenado perturban aún la vida pacífica. Budapest está en retraso respecto a la provincia.Nuestro camino consiste en la defensa de la Hungría democrática popular socialista Discurso pronunciado por Radio Budapest por Janos Kadar. La mayor parte de los participantes de la rebelión armada ha entregado o ha abandonado las armas. En provincias. vagan aún y1se ocultan hombres y grupos insignificantes armados. Menos fa­ vorable es la situación en Budapest. y va­ rios miles de personas han emprendido el trabajo en empresas de Budapest tan importantes como Hanz-vagon. Comenzaron los estudios en las escuelas. la tranqui­ lidad y la seguridad de las masas.

que participó en el levantamiento armado. En las localidades provinciales de todo el país. que desde el comienzo mismo. dijo. Gran parte de la juventud. que en la intervención de las masas participaban personas bien intencionadas. en las filas de los participantes del movimiento de masas y del le­ vantamiento armado estaban y se colocaban cada vez más en 83 . era completamente legítima. primera e indispensable condición del trabajo pacífico creador. se ha res­ tablecido por completo el orden legal” . al contrario. a la falta de vi­ viendas en esta ciudad.legal. Hoy está absolutamente claro. donde los restos dispersos de los grupos armados de bandoleros derrotados en Budapest y desalojados de allí han abierto el fuego. se consideraba partidaria del sistema socialista y de la república popular. Janos Kadar se refirió a las dificultades en el abastecimiento de Budapest con comestibles. Pero para ello es ne­ cesario que el pueblo trabajador del país llegue a un acuerdo completo sobre varios problemas fundamentales. no consistían en quebran­ tar el poder popular en la República Popular Húngara. ¿ A qué problemas me refiero ? Debe existir unidad de criterios acerca de que la causa prin­ cipal del movimieno popular iniciado el 23 de octubre. en consolidar y robustecerlo mediante la actuación contra los errores. por la camarilla de Rakosi. Se debe saber también que la indignación de las masas. a excepción de algunas aldeas en la región de Komarom. “ Cada cual en su puesto. Al hablar de las tareas que tiene actualmente ante sí el pueblo húngaro. a la insuficiencia de materias primas en una serie de empresas. debe comenzar inmediata­ mente el trabajo con la mayor energía. sino. Los objetivos de las masas. Janos Kadar expresó su seguridad de que en el término de 2 a 3 días se podrá acabar enteramente con los grupos de bandidos. también en este aspecto la situación en Budapest se di­ ferencia de la de la provincia. merodeadores e incendiarios y que en todo el país quedará restablecido el orden legal. hay que buscarla en los serios errores y crímenes cometidos. que participaron en este movimiento. que contaba con una influencia decisiva en la dirección del país y del partido. Está claro también. en perjui­ cio de los trabajadores del país.

éste devenía cada vez más dere­ chista. No cabe duda de que muy pronto la contrarrevolución hubiera expulsado del Gobierno incluso al mismo Imre Nagy. Debemos saber que la contrarrevolución emprendió el ataque contra nuestra democracia popular en varias direccio­ nes. En la dirección política desviaba cada día más al Gobierno hacia la derecha. LOS FASCISTAS masacraron a este ciudadano húngaro por ser comunista y luego colocaron el carnet del Partido sobre su cadáver . sino derrocar el Estado de la República Popular Húngara y el poder del pueblo trabaja­ dor. Estas fuerzas contrarrevolucionarias se planteaban como fin la destrucción de las conquistas de nuestra revolución socialista y la restauración en nuestra patria del régimen te­ rrateniente .burgués. Como resultado de un cambio permanente de los miembros del Gobierno.primer plano las fuerzas contrarrevolucionarias cuyo objeti­ vo no era enmendar los errores.

90 . por consiguiente. y. los antiguos oficiales de Horthy y de la gendarmería. La jauría de criminales.. En Varosliget (un jardín de la ciudad. cuando los terroristas blan­ cos-asesinos no encontraban en las casas a la persona que bus­ caban.Nota de la Redacción) colgaban de los árboles a revolucionarios asesina­ dos y mutilados. in­ telectuales y a todas las personas progresistas que caían en sus manos. Lo mismo se repitió. se apartaba de la lucha. Mientras en Budapest tenían lugar los primeros choques. y en la provincia se llevaban a cabo manifestaciones pacíficas de las masas. mataban a su familia. sencillos obreros. llevándolas consigo o asesinándolas en el acto. las armas. el ca­ rácter de la sublevación armada cambiaban con rapidez. Mientras que en los círculos gubernamentales se hablaba de la coalición y de la democracia. cuando el Gobierno dió orden del cese del fue­ go en Budapest. La composición de los que combatían con las armas en la mano contra el poder del Estado. En algunos casos. Mien­ tras la juventud que no quería el derrocamiento del poder po­ pular. pero en mayor grado. bandas contrarrevo­ lucionarias armadas bien organizadas asesinaban ferozmente a centenares de comunistas. con un ataque más feroz aún. que defendían al Estado contra la rebelión. por último. El edificio del comité urbano del partido en la plaza Keztarsasag fué destrui­ do por la artillería y grupos armados realizaban incursiones contra las viviendas de las personas de ideas progresistas en todo Budapest y en Csepel. campesinos. sin tener piedad siquiera de las criaturas. No obstante. y. se activizaban en enorme grado los elementos liberados de las cárce­ les. que se encontraban a la espera ha­ cía mucho tiempo en las fronteras occidentales de nuestro país. entregando las armas.Muchos trabajadores lo comprendieron después de la interven­ ción política del cardenal Mindszenty. fortalecía la anarquía y facili­ taba los planes de los contrarrevolucionarios. callaban. liberados de las cárceles. fué en el terror blanco que apareció ante el pueblo entero la verdadera fisonomía de la contrarrevolución. al recibir ar­ mas llevaba a cabo fechorías. en algunas localidades. los que hasta este momento se ocultaban tras la máscara de ciudadanos pacíficos. por ejemplo en el distrito meri­ dional de Bacs y en la línea Gyoer-Sopron.

no la de­ nunció al pueblo con sinceridad y valentía. Este Gobierno contrarre­ volucionario liquidaría luego luego los últimos restos del poder popular y volvería las empresas. derro­ tadas las fuerzas del pueblo. cuando viendo la situación que se había creado. que estoy convencido de que ni el mismo Imre Nagy ni su grupo político deseaban ayudar concientemente al régimen contrarrevolucionario.Tal era la situación en Budapest en la segunda mitad de la semana pasada. las minas. debo mani­ festar con franqueza. Cuando mediante negociaciones se desalojaba del Gobier­ no a los comunistas. se vió claramente que había sólo dos caminos pa­ ra salir de la difícil situación creada. la tierra a los antiguos propietarios. abrió de hecho el camino a la contrarrevolución. También se debe saber que el Gobierno de Imre Nagy. todas las conquistas del pueblo tra­ bajador se encontraban en peligro. El primero de ellos: siguiendo por el camino que conducía al desmoronamiento del Gobierno de Imre Nagy. los bancos. plantear so­ bre un primer plano la cuestión de la retirada de las tropas so­ viéticas y como consecuencia de ello contemplar impotentemen­ te cómo el terror blanco contrarrevolucionario exterminaría primero en Budapest y luego en la provincia a las masas mili­ tantes de obreros. continuó diciendo Janos Kadar. Y por último. El poder del pueblo trabajador. “ Ya a mediados de la semana pasada. al contrario. para crear un gobier­ no puramente contrarrevolucionario. Después de ello la contrarrevolu­ ción echaría al Gobierno de Imre Nagy y a cualquiera otro Go­ bierno basado en la unidad democrática. siguió la corriente del chauvinismo y entregó las posiciones de la clase obrera”. . restauraría en nuestra Patria el ré­ gimen de los capitalistas y terratenientes. al quedar completamente impotente bajo la presión derechista. entregaría la independencia de 91 . en las calles estaba en su apogeo el terror contrarrevolucionario. Como ex-Ministro del Gobierno de Imre Nagy. Pero no cabe duda de que Imre Nagy se encontró bajo la presión de las fuerzas contrarre­ volucionarias y cometió un gran crimen político contra el pueblo. sino. lue­ go a quienes simpatizaban con los comunistas y después a to­ dos los patriotas-demócratas. la Re­ pública! Popular Húngara. campesinos e intelectuales comunistas.

nuestra Patria a los imperialistas-colonizadores. la vi­ da pacífica y normal. Este sería uno de los posibles caminos. por la pérdida de la independencia na­ cional. la edificación de una nueva vida. más hermosa. quiéralo o no. iniciar el restañamiento de las heridas. el uniforme 92 . utilizando el apoyo posi­ ble — teniendo también en cuenta la ayuda de las tropas sovié­ ticas— . con todas las fuerzas. Quien considera que antes deben ser retiradas del país las tropas so­ viéticas. las conquistas socialistas y nuestro futuro. fortalecer nuestra re­ pública popular y luego iniciar las negociaciones acerca de la retirada del territorio de Hungría de las tropas soviéticas. derrotar a la contrarrevolución. por el yugo imperialista. En­ tre los problemas que deben ser resueltos figura también el de emprender. El segundo camino: mediante todas las fuerzas. Hoy día sólo defiende la causa del poder popular y de la independencia nacional.. la garantía completa de la independencia y de la soberanía nacionales son posibles sola­ mente siguiendo este camino. el orden jurídico. quien se pronuncia firmemente por la necesidad de. El Gobierno Revo­ lucionario de Obreros y Campesinos se atiene a la opinión de que nuestro escudo debe ser el escudo de Kosuth. el campesinado. del poder del pueblo. incluida también la ayuda de las tropas soviéticas. las negocia­ ciones con los Gobiernos de los países signatarios del Tratado de Varsovia. Hay que decir también abiertamente lo siguiente. acerca de la retirada de las tropas soviéticas del te­ rritorio de Hungría. se pronuncia por la contrarrevolución. Y nosotros elegimos este camino. nuestro régi­ men democrático-popular. Además de estas cuestiones fundamentales hay también varios problemas políticos importantes que inquietan hoy par­ ticularmente a nuestro pueblo. Los intereses del Estado y del pueblo nos dictaban imperiosamente como salida de la difícil situación solo este camino único. emprender la solución de importantes problemas maduros. La defensa de la Hungría democrático-popular socialista. todo nuestro pueblo. restablecer nuestro legítimo orden constitucional. después del restablecimiento del orden. Ante todo me refiero a los problemas relacionados con el detrimento de los sentimientos nacionales. cerrar el paso a la ola contrarrevolucionaria. salvar de la destrucción nuestra cla­ se obrera.

sino ESTE individuo se pondrá un sobretodo robado en una tienda saqueada. El Gobierno ha dictado dos días atrás un decreto dispo­ niendo que en las escuelas los alumnos están facultados para elegir ellos mismos el idioma extranjero obligatorio que deberán estudiar. Permaneciendo fieles a nuestras tradiciones habrá que establecer nuevamente en nuestras escuelas la antigua cos­ tumbre de apreciación de los resultados en el estudio. La reacción formaba sus “ cuadros” con delincuentes com u n es. es decir que la nota más alta debe ser el uno y no el cinco. serviles y aduladoras con que los rakosistas menoscaban seriamente los sentimientos de nuestro pueblo y que ahora debemos liquidar no las necesitaban la Unión Soviética ni el pueblo soviético.de nuestros soldados debe estar en consonancia con las tradi­ ciones húngaras y el 15 de marzo debe ser nuevamente la fies­ ta de la lucha por la libertad húngara. antes llevaba la blusa de presidiario. . Debo decir también que las medidas monstruosas. ..

decidimos en una reunión del. dijo. En las distintas esferas de la labor social queremos trabajar conjun­ tamente con los patriotas que están dispuestos a defender con nosotros la causa-de mayor significación de nuestro pueblo: la causa d e ja paz” . “El 10 de noviembre. “Estamos firmemente decididos. todos los que se pronuncian por este régimen. y en consonancia con ello el Go­ bierno Revolucionario de Obreros y Campesinos Húngaro que­ da siendo también aquí un Gobierno de frente nacional.200 a 1. por la política de un auténtico frente popular. pero debemos di­ ferenciar a todos los que son portadores de sentimientos enemistosos hacia nuestro régimen democrático popular. y el salario de los obreros que ganan de 1. a liquidar radical­ mente los errores del pasado” . Janos Kadar subrayó que no puede volverse a los viejos métodos burocráticos de dirección del partido y del Estado.500 forintos. En la solución de estos problemas generales reciben el lu­ gar y el papel correspondiente en nuestra república popular. Nos pronunciamos por la cohesión democrática nacional más amplia.Gobierno. que no más tarde del primero de enero se debe elevar los salarios en 10 por ciento. dijo.200 forintos debe ser elevado en 15 por ciento. y en particular en la de­ cisión gubernamental de elevar el salario. 94 .. mono­ polizando en nuestro país la amistad de la Unión Soviética exclusivamente para sí” . par­ te de la opinión pública concede mucha atención a la cuestión de la existencia de diferentes partidos. del 8 al 10 por ciento. “ Actualmente — declaró más adelante Janos Kadar— . teniendo en cuenta que el salario de los obreros que ganan menos de 1. reciben su parte de participación y res­ ponsabilidad y adoptan obligaciones en la solución de los asun­ tos estatales en todas las instancias. de unidad en el sentido más puro de esta palabra. El Presidente del Gobierno se detuvo luego en laá medidas que el Gobierno estima inaplazables. En relación con este pro­ blema quisiera decir lo siguiente: No entendemos la solución de las tareas próximas por ©tro camino que el camino donde las gentes que se atienen a los puntos de vista de partido y concep­ ciones más diversos.únicamente aquellos aduladores que apartándose de su propio pueblo deseaban elevarse mediante una imitación servil.

Actualmente no pode­ mos ir más allá de estas medidas. Esto no re­ dundaría en provecho de los trabajadores sino al contrario au­ mentaría sus sufrimientos.El gobierno ha confirmado la disposición anteriormente adoptada acerca de la liquidación del sistema de acopios que le­ sionan sensiblemente a los campesinos. de entregarles como residencia los edificios de algunos ministerios que quedan libres gracias a la puesta en práctica de medidas para su re­ ducción” . SOBRE EL pecho de este asesinado los bandidos horthystas colocaron Kn ejem plar de la Historia del Partido Comunista . en interés del arreglo más rápido del problema de la vivienda para aquellos que perdieron sus viviendas a consecuencia de los combates. En caso contrario empeora­ ría en nuestro país la situación financiera y comenzaría la in­ flación. El Gobierno adoptó la decisión. semejante a la que tuvo lugar en 7945-1946.

El Presidente del Gobierno declaró en conclusión: “ Compatriotas. Polonia. así como también en los países capitalistas. Tengo fe en que triunfaremos y sé que ya hemos dejado atrás lo más difícil. el que en nuestra lucha no estamos solos. feliz y amistosa. así co­ mo también los no socialistas. millones y millones observan con alarma si triun­ famos o no sobre la hidra de la contrarrevolución. hermanos trabajadores: Vivimos días muy difíciles. En los países socialistas hermanos. Son para nosotros también un valioso apoyo los donativos que llegan de los países occidentales por intermedio de la Cruz Roja. Hay que considerar como un hecho que produce satisfac­ ción y da ánimo. no sólo nos contemplan con simpatía sino que nos tienden la mano de ayuda. Respondiendo a nuestro llamamiento. que quieren el bien para nuestro pueblo y no desean que la reacción se impon­ ga. los humanistas que sirven honra­ damente a la causa de la justicia y del progreso. Rumania y la Unión Soviética— han adoptado la decisión de facilitarnos ayuda en proporciones considerables. 96 . China. y hay muchas arduas tareas ante cada uno de nosotros. apoyando las conquistas socialistas existentes. saldremos del infortunio y después de la negra sombra del pa­ sado amanecerá para nuestro pueblo el día de la vida límpida. Checoslovaquia. dijo Janos Kadar. Alemania. Los países socialistas — Albania. pero todos estos' asuntos no pue­ den ser resueltos desde arriba mediante palabras mágicas. y esta ayuda se encuentra ya en camino hacia nuestra Patria. Si los hombres y las mujeres más conscientes muestran el ejemplo a nuestro pueblo y toman en sus manos la defensa del poder popular y la vigilancia y si todos cohesionados nos pone­ mos a trabajar. Pero no son dificultades infranquea­ bles ni tarcas insolubles. En todo el mundo los continuadores del socialismo. una serie de países hermanos han respondido ya con una ayuda considerable.“El Gobierno ve los problemas inaplazables que se han acumulado. Mongolia. E11o se puede hacer solamente con la ayuda de la unión de las fuerzas y el trabajo de todo el pueblo”. Bulgaria.

¡Obreros. uniendo sus fuerzas. . ESTE CIUDADANO ju é fusilado por simpatizar con el socialismo. . . El Gobier­ no Revolucionario de Obreros y Campesinos tiene fe inquebran­ table en las fuerzas creadoras de nuestro pueblo y no duda de que superaremos con éxito nuestras dificultades de hoy y ha­ remos con ello que triunfe la causa del pueblo trabajador” . campesinos. compatriotas! Nuestro país y nuestro pueblo han pasado más de una vez por situaciones difíciles. ingeniero o em pleado. Nuestro pueblo. parecidas a la actual. En vida era un hombre útil para su país: quizá maestro. intelectuales. con entusiasmo y ardiente amor a la Patria siempre salió vencedor en estas situaciones difíciles.

Presidente del Gobierno Revolucionario de Obreros y Campesinos Húngaro. Refiriéndose al trabajo de los sindicatos entre la juventud y las mujeres.Conferencia de prensa de los sindicatos húngaros EL 20 DE NOVIEMBRE. Reanudar el trabajo en todas partes. Los sindicatos quie ren ayudar al Gobierno Revolucionario de Obreros y Campesi­ nos en el cumplimiento de su programa y en la consolidación del Poder en el país. Los sindicatos se plantean la tarea de desplegar el traba­ jo de agitación y propaganda entre las masas. . El informante recalcó especialmente que la Presidencia del Consejo de los Sindicatos aprueba el programa presentado por J. la Presidencia del Consejo Nacio­ nal de los Sindicatos Húngaros Libres celebró una conferencia de prensa para los corresponsales de la prensa extranjera. rompió los vínculos de los sindicatos húngaros con la Federación Sindical Mundial y con otras organizaciones inter­ nacionales. y también a los vínculos internacionales de los sindicatos. El representante de la Presidencia se detuvo en la activi­ dad de los consejos obreros provisionales en las empresas. dijo que el comité ejecutivo provisional de los sindica tos surgido durante el breve período de existencia del Gobierno Imre Nagy. están dispuestos a rechazar con toda ener­ gía cualquier ataque de la reacción. du­ rante la cual un representante de la Presidencia dió a conocer detalladamente la actividad de los sindicatos de Hungría en es­ tos días. su actitud respecto de los problemas vitales del país y sus planes para el futuro. renunciando a emprender el camino del compromiso como lo hizo el fallido Gobierno de Imre Nagy. Ahora se ha decidido restablecer esos vínculos. explicando a los obreros el sentido de los sucesos ocurridos y poniendo al descu­ bierto los planes por que se guiaba la contrarrevolución y la amenaza del restablecimiento del fascismo en el país. La línea fundamental de la actividad de los sindicatos consiste en fortalecer el avance del pueblo hún­ garo hacia el socialismo. se­ ñalando la necesidad de precisar sus funciones y de elegir por vía democrática los consejos obreros permanentes. garantizar la calma y la seguridad duraderas en el país y ais­ lar y exterminar las fuerzas contrarrevolucionarias: tales son las tareas de los sindicatos en la actualidad. Kadar.

hizo un informe sobre la situación en el país y las tareas de la dirección del Partido. muerto después de horribles sufrimientos Reunión de activistas del Partido Socialista Obrero húngaro EL 27 DE NOVIEMBRE el Buró ejecutivo provisional del Partido Socialista Obrero Húngaro convocó una conferencia na­ cional de activistas del Partido ocupados en el trabajo dirigente del Partido y del Estado. 99 .LOS terroristas virtieron cal viva sobre esta víctima. Karoj Kis. miembro del Buró.

por algún tiempo ha­ brá desempleo.000. Kis recalcó que lo podrá lograr en el caso de que los comunistas sean los luchadores más abnegados por los objetivos de toda la nación. Es necesario buscar 100 . Kis se refirió más adelante a los problemas de la situa­ ción económica.En la parte inicial de su informe analizó los sucesos de las últimas semanas y los orígenes de la situación actual. la renta na­ cional de 1956 será 10. Dijo que según le parece. excepto los casos en que aquellas fueron disueltas por fuerza. claro está. El que despil­ farra los bienes del pueblo. La contrarrevolución. en las pro­ vincias las cosas van mejor que en Budapest. sin la debida energía. porque en muchos sitios no se dan cuenta clara y termi­ nantemente de si hace falta crear organizaciones del Partido en las empresas. señaló que la orga­ nización del Partido ha comenzado ya. hacen falta una prensa y una radio buenas. Hablando de la edificación del Partido.000. Según cálculos previos. no desea el control. Los activistas comunistas trabajan débilmente todavía. incapaz de conseguir éxito por las armas trata ahora de crear dificultades desorga­ nizando la producción. En los años más siniestros de la clandestinidad el Partido tuvo sus organizaciones en las empresas. pero se efectúa lenta­ mente. mas incluso entonces vol­ vían a constituirse siempre órganos locales del Partido en las fábricas. En las empresas. Hacen falta buenos hechos combativos de los comunistas. la labor se distingue por la circunstancia de que los campesinos trabajan tranquilamente. K. se opone a la creación y al trabajo de las organizaciones del Par­ tido. Es malo que también nuestros camaradas en muchos sitios vacilen todavía. En las provincias. Señalando que el Partido debe ser la fuerza dirigente del país. Como muestra la experiencia. Para los comunistas esto no puede ser discutible.000. Las personas sensatas comprenden que de no haberse dado réplica a la contrarrevolución llegaríamos a la ruina. K. el trabajo de organización avanza con len­ titud. de forintos menor que la es­ tipulada por el plan. La parada de cuatro semanas en la producción ha causado daños enormes. La necesidad de organizaciones del Partido se pone en tela de juicio allí donde integran los consejos obreros individuos que no son dirigentes verdaderos de los obreros.

Nuestro Partido debe dirigir al pueblo trabajador. La ayuda de la Unión Sovié­ tica impidió la aparición de un foco de guerra peligroso. la llegada de tropas norteamericanas y. Pero esto no fué más que el comienzo. y ha aprobado la ayuda de la URSS a Hungría. Primer Ministro del Gobierno Revolucio­ nario de Obreros y Campesinos de Hungría. En el curso del debate posterior al informe hizo uso de la palabra Janos Kadar. También se trataba de algo más importante. que el movimiento comunista internacional prestó todo el apoyo moral al Partido Socialista Obrero Húngaro y al Gobier­ no. La cla­ se obrera no tiene otro Partido. al princi­ pio. Se trataba de la existencia de la República Popular Húngara o del triunfo de la contrarrevolución. K. además del nuestro. Las tropas soviéticas intervinieron en virtud de un tratado aprobado por la Asamblea Nacional. y a petición del legítimo Gobierno húngaro.a los camaradas que saben persuadir. Hemos experimentado en nuestra propia carne adonde conduce ese camino: al asesinato de gentes inocentes y al renacimiento de la dominación del mundo antiguo. Hablando de la situación política interior del país J. Señaló. al fin y al ca­ 101 . ¿Cuáles son estos problemas? Hay que demostrar que el que exige ahora en primer lugar la retirada inmediata de las tropas soviéticas ayuda objetivamente a la contrarrevolución. Kis recalcó en la parte final de su informe: la clase obrera comprende de que no se puede jugar con la suerte del país. Hay que ponerse al trabajo. la creación de bases militares norteamericanas en Hungría. en sus esfuerzos por derrotar a la contrarrevolución. Tenemos que ganar a las amplias capas de trabajadores y cohesionarlas en torno del Partido. A las consignas de la neutralidad habrían seguido el ingreso en el pac­ to Atlántico. Kadar dijo que es preciso ganar el apoyo de las mpsas por medio de una amplia agitación sobre los problemas más radicales y ur­ gentes. Esto lo comprende también el campesinado trabajador. Si lo conseguimos se adherirán a nosotros también aquellos intelectuales que desconfían todavía de noso­ tros y en algunos sitios siguen bajo la influencia enemiga. que gozan de la confianza y son capaces de influir en los obreros. Hubiera habido también una continuación.

la pérdida completa de la independencia. una de las mayores de Budapest. dijo en el curso del debate que los co­ munistas de esta empresa. dijo Zoltan Komoczin.bo. La situación exige una actividad mayor del Partido en las empresas. los Gobiernos húngaro y soviético iniciarán las negociaciones sobre la retirada de las tropas soviéticas. cuando sea realizado todo esto. Kadar dijo que éstos desempeñan un papel favorable. Refiriéndose a los consejos obreros. 102 . y encauzar acertadamente su trabajo. La conferencia fué un importante acontecimiento en la ac­ tividad creciente del Partido Socialista Obrero Húngaro. lo cual expresa los intereses radicales de los obreros y campesinos. Tal es el verdadero camino revolucionario. El Partido tiene que prestar atención a los componentes de los con­ sejos obreros. J. de la región de Hadju. En total. Hay que poner fin a las vacilaciones y desplegar al máximo en todos los secto­ res el cotidiano trabajo del Partido. representante de la organización del Parti­ do de la fábrica MAVAG. Tales discusiones terminan por lo común con la aceptación del punto de vista del Partido por los obreros.. Con ayuda de los miembros ho­ nestos de los consejos obreros — tales son la mayoría— se hace posible orientar en una medida cada vez mayor la actividad de esos. los intereses del pueblo de Hungría. tomaron parte en el debate 12 activistas. ca­ mino de la defensa de la independencia húngara. Jozsef Molnar. Es indispensable que el Partido y su prensa inspiren a los comunistas. que los comunistas expliquen a los obreros la situa­ ción actual y discutan con ellos en caso necesario. Al principio hay que quebrantar también políticamente la contrarrevolución y fortalecer el Poder popu­ lar. El mismo orador recalcó que el Partido debe prestar más atención a los intelectuales entre los que hay todavía no poca confusión en el aprecio de la situación. se oponen a todas las concesiones de principio en nombre de la popularidad. Decidimos que era necesario cambiar la marcha de los acontecimientos con ayuda de la fuerza armada. organismos a la solución de los problemas económicos.

hace falta proseguir la colecta de datos y su aná­ lisis. En el curso de una amplia discusión. Implantaba en la vida del Partido y del Estado. influyendo los unos sobre los otros. Fueron originados los suce­ sos por las cuatro causas principales o factores motrices. y también en la dirección de la economía. 3 y 5 de diciembre de 1956 un pleno en el que se examinaron la situación política y las ta­ reas del Partido. las causas. Sin embargo. Estas causas y fuerzas motrices son las siguientes: 1. Estas causas y estos factores actuaron al mismo tiempo. A base de ello el Comité Central Provisional tomó la si­ guiente resolución. una política sectaria y dogmáti­ 103 . El informe estuvo a cargo de Janos Kadar. condujeron a su desenlace trágico. Apreciación de las causas y premisas de los sucesos comenzados en el país el 23 de octubre de 1956. paralela y recíprocamente. desde finales de 1948 apartóse de los principios del marxismo-leninis­ mo.. Para la apreciación más detallada y exacta de las causas y premisas de los sucesos comenzados en nuestro país el 23 de oc­ tubre de 1956. todavía mucho antes de estallar los sucesos e. las fuerzas motrices principales y las particularidades características originarias de los sucesos están por completo claras ya ahora. RESOLUCION DEL COMITE CENTRAL PROVISIONAL I.Resolución del Comité Central Provisional del Partido Socialista Obrero Húngaro EL COMITE CENTRAL Provisional del Partido Socialis­ ta Obrero Húngaro celebró los días 2.La camarilla Rakosi-Geroe que tuvo la influencia deci­ siva en el Comité Central del Partido Húngaro de los Trabaja­ dores y en el Gobierno de la República Popular Húngara. uso de la palabra 21 de los 23 miembros del Comité Central Provisional. del intercambio de opiniones y del debate hicieron.

Al violar el principio leninista de la volunta­ riedad. Impusieron al pueblo una política económica que desatendía las posibilidades económicas del país y obstruía el ascenso del nivel de vida de los trabajadores. desde prin­ cipios de marzo de 1956— estaba opuesta a una parte conside­ rable del Comité Central. desatendiendo las decisiones e indi­ caciones del Congreso. en rigor. Tampoco modificó su conducta e:i esencia después del histórico X X Congreso del Partido Comu­ nista de la Unión Soviética. entre la clase obrera y su aliado: el campesinado.ca. se encontraba en una situación de camarilla ais­ lada. Esa camarilla dirigente fué incapaz de reconocer y corregir sus graves errores y delitos. Socavaron y debilitaron el prestigio del Partido. Se aferró convulsivamente a sus posicio­ nes en el Poder incluso cuando — en lo fundamental. y también entre el Partido y la intelectualidad. entre el Partido y la clase obrera. tanto en nuestra vida del Partido como en la del Estado. ponían en último plano lo? intereses del país y subestimaban y echaban en olvido nuestras tradiciones progresistas y los valores culturales de la nación Con su método de dirección antileninista y ajeno al Partido Co­ munista. y 104 . la camarilla Rakasi-Geroe hizo que surgiera la división entre la dirección y los miembros de base del Partido. impidiendo así la solución del problema en el espíritu del Partido y de la democracia. Impedían la ampliación de la democracia en la vida del Partido y social y vulneraban groseramente la legalidad socialista. La política sectaria de la antigua dirección del Partido dió vida a un amplio movimiento democrático de oposición. comprometieron seriamente la idea del movimiento en pro de las cooperativas de producción ante una parte conside­ rable del campesinado. a todos los miembros de base del Par­ tido y. puede decirse. los métodos de dirección burocráticos y una administración intolerante con toda objeción. Pretextando las exigencias de la unidad del Partido cali­ ficaba como acción fraccionaria toda crítica justa. a la mayoría de los trabajadores del Partido y. en el período posterior al verano de 1953. Esos métodos nocivos tuvieron por resultado errores excepcionalmente graves y delitos. Ultrajaron gravemente los sentimientos nacionales y patrióticos del pueblo húngaro al copiar mecáni­ camente el ejemplo soviético y dar una interpretación incorrec­ ta a la amistad soviético-húngara. ante todo en el Partido.

Ese grupo de oposición en el Partido no presentó ningún programa positivo de corrección de los errores y atacó unilate­ ralmente sólo al Partido. sin separarse de la reacción.. contra la política de la camarilla Rakosi-Geroe. Sin embargo. pero quedaron fieles a las ideas del comunismo. De esta suerte. durante esos suce­ sos y después de ellos. al régimen social socialista y a la República Popular Húngara. fieles al socialismo. igual que toda la oposición en el Partido. el cual eligió como su bandera a Imre Nagy y Geza Losonczy. Por el contrario.En los preparativos de los sucesos de octubre y en el curso de éstos actuó en calidad de fuerza principal la contrarre­ volución burguesa-terrateniente húngara y los fascistas parti­ darios de Horthy. a partir de entonces fué organizando 105 . formado en los años pasados y que se iba fortaleciendo constantemente.Desempeñó un gran papel en los sucesos de octubre y en su trágico viraje el grupo de oposición en el Partido. atacando las posiciones y las ba­ ses de la clase obrera y del régimen de democracia popular hún­ garo. en la primavera de 1956 sobrevino en su actividad un viraje que cambió de raíz el carác­ ter de sus actos. fué alterada dicha crítica y no amenazaba ya las posiciones de la camarilla Rakosi-Geroe. mientras su lucha estaba dirigida. Puede considerarse que era positiva la actividad de ese grupo de oposición en el Partido. mientras las fuerzas principales se acumulaban y organiza­ ban en Alemania Occidental. La contrarrevolución húngara tuvo por objeto restablecer el régimen burgués-terrateniente. Fuerzas considerables de esa con­ trarrevolución efectuaban el trabajo clandestino dentro del pa­ ís. 2. Los participantes en el movi­ miento democrático de masas. lo expresaron claramente antes de los sucesos de octubre. ol que no ha renunciado ni por un momento desde su derrota en 1945. las masas democráticas exasperadas por los graves errores emprendieron la lucha por corregir los mismos. 3». Dió animo a las fuerzas reaccionarias y contribuyó en una medida consi­ derable al estallido de la contrarrevolución.después. Llevaron incorrectamente del Partido a la ca­ lle la crítica a la que se incorporaron elementos reaccionarios. sino que socavaba el prestigio existente del Partido. bajo la dirección de los mejores comunistas. en las vas­ tas masas de los trabajadores. Los comunistas y los sin partido.

raciones a seguir oprimiendo y explotando a los pueblos. La ingerencia del imperialismo internacio­ nal en los sucesos húngaros y su papel en los preparativos de los sucesos de octubre son un hecho por todos conocido.constantemente sus fuerzas y sólo esperaba un momento opor­ tuno para lanzarse sobre nuestro sistema de democracia popu­ lar y realizar los objetivos contrarrevolucionarios. aprovecharlos en la instiga­ ción contra la construcción del socialismo. todavía varios meses antes de los sucesos de octubre. provistos de armas. En 1954 instigaron contra la reforma agraria. pasaban de los límites del problema húngaro. los restos del ejército horthysta y de la gendarmería huidos al Occidente con los fascistas hitlerianos. con fines contrarrevolucio­ narios. exagerando sin tasa los errores verdaderamente existentes. Eran manteni­ dos en cuarteles. desempeñó el papel fundamental y deci­ sivo en los sucesos húngaros el imperialismo internacional cu­ yos fines.. durante los 12 años pasados no suspendieron ni por un minuto la instigación contra la Repúbli­ ca Popular Húngara y sus establecimientos. para efectuar labor socavadora contra nuestro régimen de democracia popular. naturalmente. proba­ do por la circunstancia de que las estaciones de radio occiden­ tales que se encuentran en manos de los imperialistas — La Voz de América y Europa Libre— . de Taiwán y de Suez cometi­ das por el imperialismo internacional. No ha abandonado su plan de incitar guerras locales y la tercera con­ flagración mundial. in­ cluidos en la instrucción militar y pagados con dólares nortea­ mericanos. Destacamentos de vanguardia de estas fuerzas se enviaban en número creciente a Hungría. para dirigir a los co­ munistas y a las masas de tendencias democráticas contra las ideas del socialismo y del régimen de democracia popular en la República Popular Húngara.Y por último. El criminal papel de los círculos imperialistas internaciona­ les que se ocultan entre bastidores y desde allí dirigen se ve comprobado también por el hecho que en Alemania Occidental acumulábanse ya hace varios años. de Corea. vestidos de uniforme. las minas y los bancos y durante los últimos tres años se esforzaron al máximo para. Estos ejemplos muestran que el imperialismo internacional no ha desistido de sus aspi-. 4. Todo el mundo sabe por el pasado reciente las provo­ caciones de Viet Nam. 106 . después contra la nacionalización de las fábricas.

Representaban éstas fuerzas. hacerse con el Poder en Hun­ gría. el conde Tokacs-Tolvaj. y ya enton­ ces empezaron a quemar banderas rojas. Szabo. sin careta. Mindszenty. salió a las calles con el intento de procurar la liquidación de errores para que el país.Los imperialistas tuvieron el objetivo siguiente: a través de la ayuda a la contrarrevolución. ya en las primeras horas de la insurrección del 23 de octubre participaron de una manera organizada en las operaciones militares e influyeron conscientemente sobre los acontecimientos. el príncipe 107 . esta vez ya en los espacios de Europa. II. siga adelante por el camino de la construcción del socialismo. La mayoría de los jóvenes que tomaron parte en la mani­ festación de Budapest el 23 de octubre. intervino abiertamente. “No llames a na­ die “camarada” y “ ¡No. cam­ pesinos e intelectuales de ideas progresistas. ya en las horas precedentes a la insurrección armada en Budapest — durante la manifestación de estudiantes aparecie­ ron las consignas y reivindicaciones contrarrevolucionarias tan inequívocas como “ ¡Abajo la estrella roja!” . para alcanzar sus propios fines. el lugar e incluso en los diversos períodos. después de fortalecer las bases del ré­ gimen de democracia popular. Todas las fuerzas contrarrevolucionarias que exterminaban entonces ferozmente en las calles a los comunistas y otros obreros. cada partícipe de los sucesos de octubre sabe que. exasperada por los errores y el método de dirección de la camarilla Rakosi-Geroe. no. durante el armisticio. B. Sin embargo. el príncipe Lichteinstein. En provincias ello se manifestó con mayor brusquedad y claridad todavía en los discursos pronun­ ciados durante las manifestaciones de masas trabajadoras. Apreciación de los sucesos comenzados el 23 de octubre Los sucesos desplegados en el país difieren entre sí por el tiempo. crear un nuevo foco de guerra. jamás!” (consigna de los revanchistas partidarios de Horthy. Nota del traductor). Pero la contrarrevolución se enmascaró por espacio de lar­ go tiempo y con esmero ante las masas y sólo el 30 de octubre.

guiándose por propósitos sinceros. la insurrección armada del 23 de octubre en Hungría. También está claro que la contrarrevolución tenía como fi­ nalidad. aunque fuera bajo consignas económicas y polí­ ticas por completo fundadas. con participación de grupos subversh os. deberían comprender también que con sus actos debilitaban la fuerza del régimen estatal de la Re­ pública Popular Húngara. como la sección de comunicaciones internacionales. si fué una revolución o una revolución nacional. en su mayoría abrumadora no fueron concrarrevolucionarios. deben ver la amar­ ga verdad de que la insurrección armada dirigida contra el ré­ gimen estatal de una república de democracia popular y sus ins­ tituciones sirve a los objetivos de la contrarrevolución. la emisora de radio de Lakisegy. las masas populares levantadas durante esos sucesos en nuestro país. que en sus intervenciones por radio o duran­ te los mitines instigaban abiertamente a la restauración del capitalismo. que no los estudiantes partícipes de la manifestación pacífica del 23 de octubre. Igual­ mente. sino trabajadores honrados. el aeródromo de Ferizsegy. sino que. única­ mente. sino el derrocamiento del Poder popular y la liquidación del Estado de la República Popular Húngara y de las conquistas socialistas de ésta. en lo funda­ mental. la central de teléfo­ nos de Jozsef-Varos. la estación del Oeste. la fábrica de armas y el arsenal militar en la calle de Timot. no la corrección de los errores. Fué una contrarrevolución. Para cada uno está claro. Hay que decir esa ver­ dad incluso si sabemos que por sus objetivos. ni lo uno. verdaderos pa­ triotas e hijos fieles de la República Popular Húngara. simultáneamente. la única res­ puesta que podemos dar ante los hechos es que no fué. para el asalto de estaciones de radio y. todos cuantos en el curso de la lucha armada contra la República Popular Húngara participaron en las huelgas y ma­ nifestaciones. incluso cuando sus participantes no se planteasen tal objetivo. ni lo otro. propósitos y sen­ timientos. agentes subversivos contrarrevolucionarios bien instrui­ dos y con gran experiencia pudieron organizar las operaciones militares.Esterhasy y otros. incrementando así de hecho las posi108 . Las masas populares que tomaron parte en los sucesos de octubre. En cuanto a la pregunta sobre qué carácter revestía. para la toma de objetivos militares y del Estado más importantes.

el llama­ miento a resistir a las tropas soviéticas llamadas a ayudar en la derrota de las fuerzas de la contrarrevolución. Hablando de los sucesos de octubre hay que señalar el pa­ pel negativo desempeñado en aquellos días por el Gobierno Imre Nagy. Los trabajadores de los servicios públicos reparan la línea del trolebús. encubría y enmascaraba con su nombre. como es sabido.bilidades de la contrarrevolución. la denuncia ilegal e inmediata del Tra­ tado de Varsovia. que. la autorización de la actividad y de los desmanes de los partidos contrarrevolu­ cionarios. La ofensiva de las fuerzas contrarrevolucionarias re­ sultó aliviada por la impotencia y la constante desviación a la derecha del Gobierno. El Gobierno Imre Nagy. presidido por un comu­ nista. ante las masas. lo que confirman la aceptación de tales exigencias como. la proclamación arbitraria de la neutralidad sin garantía. su inercia ante las fuerzas de la contrarrevolución y el desen­ freno del terror blanco. por ejemplo. luchó por derrocar el Poder de la clase obrera. . NOTA GRAFICA tomada junto al Parque Inglés de Budapest. y también la declaración de un sistema de muchos partidos que no significa otra cosa que la renuncia a las bases del socialismo. impidiendo comprender la verdadera dimensión del peligro de la contrarrevolución. la solicitud de ingerencia a la ONU.

E incluso si cometieron errores en los años pasados. enmascarando con los términos “ revolucionario” e incluso ‘obrero” sus consignas claramente contrarrevolucionarias. En el perío­ do del régimen de Horthy lucharon en la clandestinidad por la liberación de la clase obrera y del campesinado. los campe­ sinos y los intelectuales. los co­ metieron junto con el Partido. La situación actual Las peculiaridades fundamentales de la situación actual consisten en lo siguiente: El 4 de noviembre y los días siguien­ tes fué aplastada la acción armada de la contrarrevolución con­ tra la República Popular Húngara. Cada cual debe com110 . subsanan las equivocaciones del pasado. lucharon por la reforma agraria. Las personas a las que la contra­ rrevolución persigue ahora como “ stalinistas” y “rakosistas” son en su aplastante mayoría auténticos patriotas. a las personas de sentimientos progresistas. La inmensa mayoría de estas per­ sonas se pronunció en contra de la antigua dirección del Parti­ do. y hoy.III. estas personas libraron la lucha de gue­ rrillas contra el hitlerismo. de las fábricas y de las empresas a los comunistas. procla­ madas abiertamente y puestas ya en práctica por ella en el pe­ ríodo que medió entre el 30 de octubre y el 4 de noviembre. Llamó a los trabajadores a la huelga y al boicot Después de que las huelgas y el boicot se estrellaron frente al juicio sensato de la inmensa mayoría de los obreros. la contrarrevolución renunció también a estas consig­ nas y recurrió a nuevos métodos de lucha. La contrarrevolución se dispuso a imponer otra vez estas consignas a las masas. so pretexto de la lucha contra los “ stalinistas” y “ rakosistas”. por la na­ cionalización de las fábricas. el orden legal y la paz. la contra­ rrevolución retrocedió y adoptó nuevamente su táctica anterior. a los campesinos y a los intelectuales. se ha emprendido la persecución de los comunis­ tas. la contrarrevolución trata de excluir de las instituciones del Estado. En todas partes donde puede hacerlo. Ahora. Des­ pués de la liberación. por la independencia del país. a los obreros honestos y sencillos. también con el Partido. las minas y los bancos. por la ins­ tauración del Poder popular. que ansiaban el trabajo. Después de ésto. Durante la se­ gunda guerra mundial.

Sin embargo. son exigencias puramente contrarrevolu­ cionarias. son an­ ticomunistas. Viendo debilitarse cada día su fuerza e influencia entre las masas. levan­ tándose con creciente energía contra ellas.prender que no pueden considerarse revolucionarias. a la iniciada reanudación del trabajo. al fortalecimiento del orden legal. vé cada vez más claramente que estas provocaciones sólo per­ turban el arreglo de los problemas políticos internos y los pro­ blemas relacionados con nuestra soberanía nacional y se apar­ ta cada vez más de las fuerzas contrarrevolucionarias. Figuran también la difusión de volantes ilegales y de in­ fundios que quieren intimidar a la población civil con la amena­ za de nuevas luchas armadas. la contrarrevolución no ha depuesto las armas. dificultar la solución democrática de los problemas po­ líticos. nacionales o democráticas las exigencias que. No son reivin­ dicaciones revolucionarias y. Al examinar todo el curso de los graves ‘ acontecimientos que han tenido lugar últimamente. En nuestro tiempo. en que se ha pretendido utilizar para fines contrarrevolucionarios a mujeres inducidas a error y engaña­ das. Después de la derrota del levantamiento armado y de la lucha a través de las huelgas y el boicot. la población. Una de las lecciones principales que debemos apren­ der es que la contrarrevolución ha actuado en forma enmasca­ rada. obreras. La contrarrevo­ lución pretende hacer más honda la penosa situación económica del país. reivindicaciones obre­ ras. antidemocráticas y antisoviéticas. en esencia. estimamos que el pueblo hún­ garo debe extraer importantes enseñanzas de las acciones de la contrarrevolución húngara y del imperialismo internacional en Hungría. Por el contrario. menos aún. que anhela paz y tranquilidad. Entre estos intentos figuran las provocaciones perpetra­ das hace unos días. Ahora recurre a propalar rumores que siempre siembran el pánico y a provocaciones antipopula­ res cuyo objetivo es levantar obstáculos al proceso de restable­ cimiento de la tranquilidad pública. la contrarrevolución hace tentativas y esfuerzos desesperados para salvar su causa perdi­ da. el socialismo es la idea progresiva de k . provocar nuevos choques aunque sea en lugares aislados y aumentar las numerosas penalidades del pueblo. tendientes a socavar los cimientos de nuestro régimen democrático-popular. en colaboración con las fuerzas armadas interiores.

en vez de contrarrevolución. la contrarrevolución y el imperialismo no pue­ den ya presentarse ante el pueblo con su propia bandera. capitalismo e imperialismo. que. Si alcanzamos a comprender claramente los acontecimientos y. EN LA CAPITA L húngara han comenzado trabajos de reparación de los edificios dañados /i los fasciil 112 .el pueblo. enraizado en las masas popula­ res viviendo y luchando unido a ellas. esas fuerzas se introdujeron entre las masas y las desorienta­ ron. el socialismo se ha convertido en un sistema mundial.. como consecuencia de ello. y de “ libertad” e “ inde­ pendencia nacional” . ejerce su influjo en las masas populares de los países capitalis­ tas y en los pueblos que luchan contra el yugo colonial. difícil y honrosa a la par. El Comité Central provisional está persuadido de que la crisis más profunda. las fuerzas contrarrevoluciona­ rias tuvieron que proclamar consignas que eran populares en el Partido. con sus consignas de contrarrevolución. IV. Esgrimiendo las consignas de “ revo­ lución” . como una poderosa fuerza impulsora.la humanidad. Preci­ samente por ello. AI formarse toda una serie de Estado» socialis­ tas y democrático-populares. entre . ha sido vencida. en lugar de opresión imperialista colonial. dispondremos de todas las premisas necesarias para que el Partido. que hoy funcionan ya en todo el país. bajo una bandera extraña. la que se produ­ jo entre el 30 de octubre y el 4 de noviembre. deben re­ solver sus tareas en la difícil situación creada después de los graves acontecimientos vividos. Estas fuerzas también se han visto obligadas a actuar en nues­ tro país pérfidamente. sabemos aquilatar nuestra situación actual y nuestras tareas. A fin de gran­ jearse la confianza del pueblo. Algunos problemas del Partido Los miembros del Partido Socialista Obrero Húngaro y sus organizaciones. cumpla con honor su his­ tórica misiór.

.

La misión histórica del Partido consiste en dirigir a nues­ tro pueblo trabajador y prestarle ayuda en la construcción del régimen social socialista en nuestro país. i El Partido Socialista Obrero Húngaro dirige su actividad basándose en los fundamentos de la doctrina del marxismo-le­ ninismo. 114 . Los fundamentos teóricos y políticos de la actividad del Partido. el Partido Socialista Obrero Húngaro quiere construir el socialis­ mo en consecuencia con las peculiaridades húngaras y con las actuales exigencias históricas. de construcción del socialismo. pero.que construyen el socialis­ mo y se propone. que dió vida a la unidad orgánica y polí­ tica de los Partidos Comunista y Socialdemócrata. Su fundamento básico lo constituyen las históricas decisiones del Congreso de Unificación de 1948. El Partido arroja de sí con rigor los criminales errores dogmáticos de la dirección del Partido Húngaro de los Trabajadores y las deformaciones del leninismo. plasmada a través de un proceso histórico. El Comité Central provisional del Partido condena todo propósito de quebrantar la unidad de la clase obrera. al mismo tiempo. la teoría avanzada del proletariado mundial. que en su activi­ dad fundamental fué un Partido marxista-leninista. húngaro. El Partido no copiará mecáni­ camente la práctica de otros paíse^. El Partido Socialista Obrero Húngaro es el Partido revo­ lucionario único de la clase obrera húngara. preservará y desarrollará las tradiciones de la histórica lucha mantenida a lo largo de 38 añosi por el movimiento comunista húngaro. que responda a las po­ sibilidades de nuestro país. teniendo en cuenta la experiencia histórica y las realizaciones de estos países. marchar por un camino propio. El Partido rompe irrevocablemente con todo lo malo e incorrecto que hubo en el pasado. El Partido defenderá y desarrollará las conquistas históricas alcanzadas por nuestro pueblo — a pesar de los erróneos métodos de dirección— en la edificación del socialismo durante los últimos 12 años. Aplicando con sentido creador el marxismo-leninismo.1. guiado por el Partido Húngaro de los Trabajadores.

Adoptarán sus decisiones en correspondencia con los principios del centralismo democrático. No pueden ser miembros del Partido quienes representan opiniones nacionalistas y se oponen a las ideas del internacio­ nalismo. Las organizaciones y organismos del Partido constituidos deberán desenvolverse con arreglo a las normas leninistas. a exponerlas a los organismos superiores del Partido. Todas las organizaciones y los miembros del Partido tienen 'el deber de luchar valientemente contra las tentativas de res­ taurar los anteriores métodos sectarios y antidemocráticos de dirección. si lo estima necesario. en sus filas no deben tener cabida los elementos arribistas. amistad y camaradería con todos los antiguos miembros del Partido Húngaro de los Trabajadores que se encuentran bajo el influjo de los patéticos acontecimientos del último período y no desean por ahora ser miembros del Partido.2. cada miembro del Partido Socialista Obre­ ro Húngaro tiene derecho a seguir manteniendo su opinión y. después de una libre y amplia dis­ cusión y sobre la base del acuerdo de la mayoría de los miem­ bros del Partido. A fin de salvaguardar la pureza de nuestro Partido. El Comité Central provisional conceptúa necesario elaborar con la mayor rapidez posible el programa y los estatutos del Partido y preparar su Congreso. Hay que dar ingreso en el Partido Socialista Obrero Húngaro a los que están firme e inquebrantablemente al lado del pueblo trabajador y de la causa del socialismo. Cada organismo del Partido Socialista Obrero Húngaro de­ be ser elegido por la base. El Partido Socialista Obrero Húngaro también rompe re­ sueltamente con los precedentes y perniciosos hábitos que ca­ lis . Los proyectos de programa y de estatutos deben ser discutidos por todos los miembros del Partido. Debemos mantener una actitud de comprensión. Los métodos de organización y de dirección del Partido El Partido Socialista Obrero Húngaro debe ser un genuino partido obrero. Al construir las organizaciones del Partido es preciso apoyarse en las fuerzas del Partido Húngaro de los Tra­ bajadores. A la vez que cumple obligatoriamente las de­ cisiones del Partido. democráticamente.

El Partido asegura su papel de dirigente político e ideológico en la labor de los órganos del Estado y otras organizaciones sociales de los trabajadores no mediante órdenes y resoluciones de carácter obligatorio. sino a través de una acertada determinación de los objetivos y las tareas. los vecinos de la ciudad se dedican a sus ocupaciones . Esta nota gráfica fu e tomada en la calle Rakoczi. deben cooperar a que en la construcción del socialismo se puede manifestar con mayor plenitud la fuer­ za creadora del pueblo. Los órganos y miembros del Partido.racterizaban hasta ahora las relaciones entre el Partido y loé órganos del Estado y otros organismos sociales. Todos los miembros del Partido Socialista Obrero Húngaro están obligados a realizar labor de Partido. A diferencia de los DESPUES DE las sangrientas jornadas del pustch Iase . la capital húngara retorna a la vida normal. En medio de los escombros provocados por la criminal aventura. de propuestas que coadyuven al progre­ so del pueblo trabajador y del país. de la modestia ejemplar y la abnegada labor de los miembros del Partido que trabajan en esos órganos. creyendo con fe leninista en la experiencia de la vida y en la sabiduría del pueblo trabajador.¿ta.

convencer.hábitos anteriores. desenmascarar y aislar políticamente al enemigo. a las personas desorientadas. recurriendo a las armas en _ :aso necesario. de que quienes . y en prm er término. V. y también en el futuro. mediante una per­ severante labor de esclarecimiento. Las tareas más importantes del Partido 1. cuando el trabajo del Partido se realizaba en grado considerable sobre la base de un gran aparato. Los comunistas deben de luchar ahora contra el peligro contrarrevolucionario. ahora. el Partido se desenvolverá a través de la labor social asumida voluntariamente por cada uno de sus mi­ embros. Los comunistas deben persuadir a las personas bien intencionadas.

constituyen un ataque reaccionario que amenaza a toda la clase obrera y. 3. ten­ tativa que lleva a cabo la contrarrevolución utilizando a los Con­ sejos Obreros. estudiar especialmente las funciones que competen a los Consejos obreros y ayudar a sus componentes a adquirir los conocimientos imprescindibles para cumplir las tareas que se plantean ante ellos. así como la pretensión de excluirles de los Consejos Obreros. Los comunistas deben realizar su labor comprendiendo que los Consejos obreros son ahora y lo serán también en el fu­ turo importantes organismos de la clase obrera. Hay que repeler la tenta­ tiva de la contrarrevolución de arrancar el Poder de las manos de los legítimos órganos estatales de la República Popular. al Poder de los trabajadores. los comunistas dedicarán una gran atención a la labor po­ lítica en los Consejos. con el concurso de los Consejos obreros. en parte llamándolos a engaño y en parte sir­ viéndose de sus hombres incrustados en los Consejos. desclasados y. con la participación de los correspondientes órganos estatales y 118 . 2. sino que también debilitan con ello la base económica y política del Poder obrero. Es necesario prestar toda la ayuda y el máximo apoyo a los sindicatos para que superen los rasgos burocráticos de que adolecieron en los años pasados y transformarlos realmente en defensores eficaces y represen­ tantes de los trabajadores. 4. Deberán contribuir a que los Consejos puedan cumplir sus tareas con la mayor rapidez. en algunos lugares. demagógicos. se aplique realmente el derecho de la clase obrera a la autoadmi­ nistración. Los comunistas han de movilizar a todos los trabajado­ res honestos para que defiendan de los ataques de los enemigos de clase a los sindicatos. Los comunistas deben hacer ver asimismo que los intentos de persuadir e intimidar a los comunistas. También hay que ayudar a los trabajadores de las empresas a que puedan depu­ rar su consejos obreros de elementos indignos. A tenor con éstp. órganos tradicionales que salvaguar­ dan los intereses de la clase obrera.impiden o estorban ahora el trabajo de producción no sólo ori­ ginan un daño material a los trabajadores. en fin de cuentas. fascistas. El Comité Central provisional considera que el Gobierno. Para ello es menester incorporar en vastísima escala a esta tarea a lós propios obreros. al objeto de que en las empresas.

cooperando en igual medida al desarrollo de las haciendas de los campesinos individuales y del sector socialista de la agri­ cultura. con vistas a estimular el progreso técnico. fundamento sobre el que descansa el Poder estatal del pueblo. La edificación del socialismo debe realizarse sobre una base y métodos científicos. reducir el precio de cos­ to de la producción y elevar la productividad del trabajo. Donde ello no amenace a la cons­ trucción del socialismo se deben brindar grandes posibilidades al desarrollo del sector privado. 6. La importancia de la planificación no disminuye.de los mejores especialistas en cuestiones económicas. En concordancia con los intereses de la economía nacional debe aplicarse en todas las esferas la línea del interés material. mejorar la calidad. pero en el ámbi­ to de las tareas de la planificación procede introducir cambios. El problema cardinal de toda nuestra política económica consiste en que el punto primordial que debe ser previsto al distribuir la renta nacional y confeccio­ nar nuestros planes económicos de las inversiones básicas es el aumento constante del nivel de vida de los trabajadores. Hay que estimular con vasta perspectiva la iniciativa privada y la aplicación de conocimientos especiales. Nuestra política económica de­ be ser estructurada en todos los aspectos teniendo en cuenta nuestras posibilidades económicas y condiciones específicas. El Partido Socialista Obrero Húngaro ve una de sus ta­ reas más importantes en el incesante fortalecimiento de la alianza obrera y campesina. Deben adoptarse todas las medidas para crear las condiciones más favorables al desarrollo de las ciencias. Con objeto de elevar el nivel de vida de los trabajadores hay que ayudar al máximo aumento de la producción agrope­ cuaria. La política agraria de nuestro Gobirno deberá estar subordinada a éste objetivo esencial. debe ela­ borar lo antes posible una política económica que esté en con­ sonancia con la nueva situación. El Gobierno desea contribuir a ello suprimiendo el sis­ tema de acopios y ampliando las compras por conducto de las cooperativas y de los órganos del Estado. la colaboración de cien­ tíficos comunistas y no comunistas y el estudio de los adelantos científicos de los países socialistas y no socialistas mediante 119 . enfocando ante todo la atención hacia la situación relacionada con las proporciones y tendencias más importantes del desa­ rrollo de la economía nacional. 5. incluidas la libre controversia.

trabajadores del arte e intelectuales que trabajan en diversas esferas se les darán posibilidades. para que se vean plasmadas suS reivindicaciones verda­ deramente democráticas y nacionales y para que nuestro siste­ ma de enseñanza pueda quedar limpio de los errores del pasado. En la vida literaria y el arte es preciso asegurar la aplica­ ción y el desarrollo de nuestras tradiciones nacionales. así co­ mo entre los Gobiernos de la URSS y de la República Popular Húngara. para regular las relaciones entre ambos Estados so­ bre la base de la plena igualdad de derechos y la independencia 120 . 7. A nuestros científicos. me­ diante la creación de las formas organizativas correspondientes. El Partido considera como tarea primordial de su política la más pronta iniciación de ne­ gociaciones entre la dirección del Partido Comunista de la Unión Soviética y del Partido Socialista Obrero Húngaro. para superar el peligro contrarre­ volucionario. Hoy mi­ les de comunistas conscientes y de viejos obreros sindicados tie­ nen su puesto en las fuerzas armadas del país. En la situación actual. El Partido Socialista Obrero Húngaro hará todo lo preciso para que la juventud pueda reintegrarse al estudio tranquila­ mente.viajes al extranjero de trabajadores científicos húngaros y su participación en conferencias. para que cada uno en su campo de acción pueda aplicar en la mayor medida sus conocimientos y capacidad. por que las po­ tentes compañías de las fuerzas armadas internas y de los re­ gimientos revolucionarios del ejército son los defensores del Poder popular y de las realizaciones del socialismo frente a toda clase de intentonas contrarrevolucionarias. Rigiéndose por las ideas del internacionalismo proletario el Partido Socialista Obrero Húngaro entiende que los fundamen­ tos de nuestra política exterior son la estrecha amistad y la co­ laboración con la Unión Soviética y con los países de democracia popular sobre la base de los principios de la plena independencia nacional y de la completa soberanía. reviste excepcional importancia la creación de unas potentes y democráticas fuerzas armadas internas y orga­ nizar posteriormente en las fábricas la guardia obrera. Al mismo tiempo que estimularemos el realismo socialista deseamos asegurar condiciones para toda orientación y crea­ ción artística progresista.

de los países socialistas y de la no ingerencia recíproca en los asuntos internos. El Comité Central provisional propone como tarea urgen­ te al Gobierno que prepare, en consonancia con los objetivos de la Declaración gubernamental del 4 de noviembre, un plan de solución de las principales tareas políticas y económicas y el programa de desenvolvimiento de la vida asentado en la cohe­ sión de las fuerzas progresistas nacionales y en el ulterior de­ sarrollo de la democracia socialista. Camaradas: Ante nostros, ante los comunistas, se alzaron más de una vez tareas arduas, penosas y complejas, semejantes a las que tenemos actualmente. Pero, apoyándonos en la fuer­ za invencible de la clase obrera, marchando en alianza con el campesinado y junto con los intelectuales progresistas, ahora también triunfaremos sobre la contrarrevolución y crearemos una Hungría independiente, libre democrática y socialista.

121

VII. El mundo apoya al pueblo húngaro en la construcción del socialismo
La tragedia desencadenada en Hungría por los planes de la contrarrevolución fascista ha suscitado la solidaridad de los pueblos hacia el pueblo húngaro, víctima de la siniestra conju­ ración reaccionaria, y que luchó denodadamente para mantener intactas las conquistas del régimen democrático popular y que lucha por acrecentarlas y por la construcción del socialismo en su patria. Y en ese espíritu de comprensión de la verdad de los sucesos ocurridos en Hungría también se ha manifestado la ayuda concreta y fraternal, en primer lugar de los países del campo del socialismo y de la paz.

Declaración del gobierno de la URSS sobre las bases del desarrollo y fortalecimiento ulterior de la amistad y colaboración entre la Unión Soviética y los demás países socialistas
BASE INQUEBRANTABLE de las relaciones exteriores de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas fué y continúa siendo la política de coexistencia pacífica, de amistad y de co­ laboración entre todos los estados. Esa política encuentra la expresión más profunda y con­ secuente en las relaciones mutuas entre los países socialistas. Unidos por los ideales comunes de la edificación de una sociedad socialista y por los principios del internacionalismo proletario, los países de la gran comunidad de naciones socialistas sólo pue­ den erigir sus relaciones mutuas sobre principios de plena igual­ dad, de respeto de la integridad territorial, de independencia es­ tatal y soberanía y de no ingerencia recíproca en los asuntos in­ teriores. Eso no sólo no excluye, sino que, por el contrario supo122

ne una colaboración fraternal estrecha de los países de la co­ munidad socialista en las esferas económica, política y cultural. Sobre esta base, después de la segunda guerra mundial y da la derrota del fascismo se formó, se fortaleció y mostró su gran fuerza vital el régimen de democracia popular en varios países de Europa y de Asia. En el proceso de formación del régimen nuevo y de pro­ fundas transformaciones revolucionarias de las relaciones so­ ciales hubo no pocas dificultades, tareas incumplidas y francos errores, inclusive en las relaciones entre los países socialistas, violaciones y errores que menoscababan el principio de igual­ dad en las relaciones entre los estados socialistas. El X X Congreso del Partido Comunista de la Unión Soviéti­ ca condenó con toda decisión esas violaciones y esos errores y planteó la tarea de aplicar consecuentemente los principios le­ ninistas de igualdad de los pueblos, en las relaciones de la Unión Soviética con los demás países socialistas. El X X Congreso pro­ clamó la necesidad de tener en cuenta íntegramente el pasado
KN UNA P A R A D A de ómnibus en Budapest. Los habitantes se dirigen a sus quehaceres

constituye una base importante de las relaciones mutuas entre la Unión Soviética y los países de democracia popular el Tratado de Varsovia. a petición de los gobiernos de los países de democracia popular. Como han mostrado los acontecimientos de este último tiempo. el go­ bierno soviético considera inaplazable examinar de común con los demás estados socialistas la oportunidad de que los conseje­ ros de la URSS sigan permaneciendo en esos países. envió a esos países cierto número de sus especialistas ingenieros. agrónomos. entre ellas la de tomar “ medidas acordes necesarias pa­ ra fortalecer su capacidad de defensa. El gobierno soviét’^ o pone en práctica de manera conse­ cuente esas decisiones históricas del X X Congreso que crean las condiciones para seguir robusteciendo la amistad y la colabora­ ción entre los países socialistas sobre la base inmutable de ob­ servancia de la soberanía absoluta de cada estado socialista. cuyos signatarios han asumido las obligaciones políticas y militares correspon­ dientes. a fin de preservar el tra­ 124 . ante todo en las esferas económica y militar. Es notorio que en el primer período de formación del régimen so­ cial nuevo la Unión Soviética. En vista de que en el presente se han formado en los paí­ ses de democracia popular sus cuadros nacionales calificados en todos los dominios de la edificación económica y militar. El gobierno soviético está dispuesto a examinar de común con los gobiernos de los demás estados socialistas las medidas que aseguren un desarrollo y fortalecimiento mayor de los vín­ culos económicos entre los países socialistas a fin de eliminar toda posibilidad de que sea violado el principio de la soberanía nacional. En el aspecto militar. trabajadores cientí­ ficos y consejeros militares. el go­ bierno soviético planteó repetidamente ante los estados socialis­ tas el problema de la retirada de sus consejeros.histórico y las peculiaridades de cada país que ha emprendido la construcción de una vida nueva. Este principio debe extenderse también a los consejeros. de la ventaja mutua y de la igualdad de derechos económicos. Durante el último período. ha surgido la necesidad de hacer una declaración corres­ pondiente sobre la posición de la Unión Soviética en las relacio­ nes de la URSS con los demás países socialistas.

125 . La estancia de unidades militares en la República Polaca se basa en el acuerdo de Potsdam de las cuatro potencias y en el Tratado de Varsovia. Es notorio que con arreglo al Tratado de Varsovia y a los acuerdos gubernamentales.bajo pacífico de sus pueblos. a ese movimiento justo y progresista de los trabajadores se incorporaron al poco tiempo fuerzas de la reac­ ción negra y de la contrarrevolución. plantean justamente la necesidad de eliminar serios defectos en la edificación de la economía y el problema de seguir elevando el bienestar material de la pobla­ ción y de luchar contra las anomalías burocráticas en el aparato estatal. El gobierno soviético considera necesario hacer una decla­ ración con motivo de los sucesos de Hungría. las que tratan de aprove­ char el descontento de una parte de los trabajadores para so­ cavar las bases del régimen democrático-popular en Hungría y restablecer en ella el visjo régimen de terratenientes y capita­ listas. hay unidades soviéticas en las Re­ públicas Húngara y Rumana. igual que todo el pueblo soviético Riente profundamente que el desarrollo de los acontecimientos en Hungría haya desembocado en la efusión de sangre. garantizar la inviolabilidad de sus fronteras y territorios y asegurar la defensa contra la eventua­ lidad de una agresión” . siendo de notar que el gobierno soviético se funda en el principio general de que el estaciona­ miento de las tropas de uno u otro estado signatario del Trata­ do de Varsovia. El gobierno soviético. en el territorio de otro estado signatario. se efectúa por acuerdo entre todos los firmantes de ese tratado y tan sólo con el consentimiento de aquel estado en cuyo territo­ rio y a cuya petición están situadas o se propone situar esas tropas. En otros países de democracia popular no hay unidades militares soviéticas. La marcha de los acontecimientos ha mostrado que los trabajadores de Hungría que han alcanzado un gran progreso sobre las bases del régi­ men democrático-popular. Sin embargo. Al objeto de garantizar la seguridad mutua de los países socialistas el gobierno soviético está dispuesto a examinar con los demás países socialistas firmantes del Tratado de Varsovia el problema de las tropas soviéticas situadas en el territorio de los países arriba mencionados.

sobre la permanencia de las tropas sovié­ ticas en territorio de Hungría. su economía y su cultura en nom­ bre del ascenso continuo del bienestar material y del nivel cul­ tural de todos los trabajadores y robustecerán la unidad frater­ nal y la ayuda mutua de los países socialistas.A petición del gobierno popular húngaro. Al mismo tiempo. el deber principal y sagrado de los obreros. a fin de ayudar al ejército popular húngaro y a los órganos del poder húngaro a poner orden en la ciudad. EN UN PUESTO de diarios. Teniendo en cuenta que la permanencia ulterior de las uni­ dades militares soviéticas en Hungría puede servir de pretexto a una agudización todavía mayor de la situación. el gobierno soviético está dispuesto a en­ trar en las negociaciones correspondientes con el gobierno de la República Popular Húngara y con los demás signatarios del Tratado de Varsovia. después de eliminar todos los obstácu­ los para el fortalecimiento progresivo de las bases democráti­ cas. a fin de afianzar la magna causa de la paz y del socialismo. el gobierno soviético dió a su mando militar la indicación de retirar las unidades militares soviéticas de Budapest. en cuanto el gobierno húngaro lo considere necesario. Se esforzarán al máximo pa­ ra seguir desarrollando. de los campesinos y de la intelectualidad de cada país. de los campesinos y de la intelectua­ lidad. conquistado y afianzado por la abnegada lucha y el trabajo de los obreros. de la independencia y de la soberanía de sus países. en una de las calles de la capital 126 . las ba­ ses socialistas de cada país. de todos los trabajadores húngaros. El Gobierno soviético expresa la certidumbre de que los pueblos de los países socialistas no permitirán a las fuerzas re­ accionarias exteriores e internas quebrantar los cimientos del régimen democrático-popular. en el momento actual. el gobierno sovié­ tico consintió en introducir unidades militares en Budapest. La defensa de las conquistas socialistas de la Hungría democrática-popular es.

.

combustible. . ma­ teriales de construcción y medicamentos. Ahora necesitamos sobre todo víveres. nuestra tarea principal consiste en volver a una vida pacífica normal y cicatrizar las heridas causadas. Primer Ministro del Gobierno Revolucionario de Obreros y Campesinos Húngaro Budapest. Para lograrlo lo antes posible rogamos que nos presten su ayuda fra­ ternal. En la actualidad asestamos los golpes terminantes contra las fuerzas contrarrevoluciona­ rias que se han planteado el objetivo de suprimir nuestro régi­ men democrático-popular y nuestras conquistas socialistas. 5 de noviembre. por el socialismo” .Mensaje del gobierno solicitando ayuda BUDAPEST. La Radio gubernamental húngara ha transmitido hoy el siguiente mensaje: Mensaje a los gobiernos de los países socialistas hermanos “ Camaradas: Nuestra Patria y nuestro pueblo han sopor­ tado acontecimientos muy penosos. Estamos persuadidos de que nuestra petición será satisfe­ cha por todos los países y pueblos hermanos que luchan por los ideales comunes. JANOS KADAR. 5 de noviembre de 1956. En estos momentos.

000 metros cuadrados planchas de hierro 1. Se ha encargado tambén al Ministerio de Sanidad de la URSS enviar gratuitamente y con urgencia a la República Po­ pular Húngara los medicamentos necesarios para la población.000 metros cúbicos vidrio 300. Kremlin. Acepte mi saludo de camarada” . el Gobierno soviético ha ordenado al Ministerio de Comer­ cio Exterior enviar con antelación a la República Popular Hún­ gara los materiales. BULGANIN.000 toneladas madera aserrada 10.000 toneladas carne 3.000 metros cúbicos troncos de madera de construcción 5.000 de latas azúcar 5.Respuesta del Gobierno Soviético a Janos Kadar primer ministro del Gobierno Revolucionario de Obreros y Campesinos Húngaro “ Estimado camarada Primer Ministro: El Gobierno Soviético ha examinado el mensaje de Usted y ha decidido prestar ayuda fraternal irreintegrable a los traba­ jadores de Hungría y enviar urgentemente a Hungría las si­ guientes mercaderías: Grano y harinas 50. Presidente del Consejo de Ministros de la URSS 5 de noviembre de 1956 Moscú.000 toneladas laminados de metales ferrosos 3.000 toneladas conservas de leche 3.000 toneladas mantequilla 2. 129 . las materias primas. el combustible y las demás mercancías que deben suministrarse en consonancia con los Acuerdos de 1956. para asegurar el trabajo ininterrumpido de la in­ dustria y de las demás ramas de la economía nacional de Hun­ gría.000.000 toneladas Además. N.000 toneladas cemento 10. y las mercancías que se tenía en vista su­ ministrar durante el primer trimestre de 1957 a tenor con el Convenio Comercial para 1957.

En las conversaciones participaron en nombre de Checos­ lovaquia la delegación dirigida por el Presidente del Gobierno y por parte de Hungría* una delegación gubernamental. Primer Ministro del Gobierno Revolucionario de Obreros y Campesinos. al examinar los últimos acontecimien130 . la Delegación gubernativa checoslovaca. Las dos delegaciones. para superar las dificultades económicas. checoslovaca acerca de los acontecimientos que tuvieron lugar en las últimas semanas y de las dificultades de la situación. En la declaración se dice: “ El 15 de noviembre de 1956. Presidente del Gobier­ no.Declaración conjunta de los gobiernos de la República Popular de Hungría y de la República Checoslovaca LA EMISORA checoslovaca ha transmitido el texto de la Declaración conjunta. visitó Budapest para examinar. La Delegación checoslovaca expresó su satisfacción por el hecho de que las medidas tomadas por el Gobierno Revoluciona­ rio de Obreros y Campesinos de la República Popular de Hun­ gría hubiesen dado considerables resultados para conjurar el peligro contrarrevolucionario. Siroky. Kadar. encabezada por V. es decir. firmada por los Gobiernos de la Repúbli­ ca Popular de Hungría y la República de Checoslovaquia duran­ te la estancia de la Delegación gubernativa checoslovaca en Hungría. La Delegación de la República Popular de Hungría. La delegación de la República Popular de Hungría infor­ mó a la Delegación. juntamente con el Gobierno de la República Popular de Hungría. expresó al Gobierno y al pueblo checoslovaco su agradecimiento por la ayuda prestada a fin de conjurar el peligro de la contrarrevolu­ ción. presidida por J. ciertos problemas deriva­ dos de la situación actual y que atañen a los intereses de ambos países. defender el régimen democrático y sus conquistas y establecer el orden legal en el país.

consciente de sus obligaciones ante el pueblo. opinan que el desarrollo ulterior de los acontecimientos en Hungría per­ tenece a la exclusiva competencia de los órganos correspondien­ tes de la República Popular de Hungría. Por lo tanto.tos sucedidos en Hungría. en plena consonancia con los principios de los Estatutos de la Organización de las Naciones Unidas. el Gobierno de la Revoulción Popular de Hungría. las reso­ luciones tomadas por la Organización de las Naciones Unidas son contrarias a este principio y no pueden considerarse lega­ les. hizo uso de su derecho soberano y. de acuerdo con los principios del de­ recho internacional. de restauración del capitalismo y establecimiento de la dictadura fascista. Los dos Gobiernos expresan la esperanza de que la Organi- EN UNO DE los mercados de Budapest se ha reanudado la venta de comestibles . solicitó ayuda de los jefes de las unidades militares soviéticas para defender el régimen democrático y res­ tablecer el orden y la tranquilidad en el país. señalaron que cuando ante Hun­ gría surgió el peligro de derrocamiento del régimen popular de­ mocrático.. Los Gobiernos de la República Popular de Hungría y de Checoslovaquia.

zación de las Naciones Unidas respetará en adelante el princi­ pio de la no intervención en los asuntos internos de Hungría. las delegaciones de ambos países confirman. y. Las fuerzas del imperialismo mundial. su voluntad inquebrantable de conservar y consolidar la paz en todo el mundo. Un ejemplo de ello son los esfuerzos he­ chos por las fuerzas reaccionarias para aprovechar los recientes acontecimientos de Hungría e intentar la liquidación del régi­ men democrático. agresión que persigue el fin de frenar el grande y poderoso movimiento de los pueblos del Asia y Africa por la independencia y la completa liquidación del sistema colonial. por el crecimiento de las fuerzas de la paz. Estudiando las cuestiones relacionadas con la situación in­ ternacional. Francia e Israel contra Egipto. 132 . asustadaa por el debilitamiento de la tensión mundial. aunque fuese en algunas regiones. democracia y socialismo en todo el mundo. la restauración del capitalismo y el estableci­ miento de la dictadura fascista en Hungría. compartido sin duda por todos los pueblos y naciones pa­ cíficas. libertad. Una prueba de ello es el empeño de las fuerzas imperialistas de hincar una cuña entre los países del campo socialista con el fin de restaurar el capi­ talismo en algunos países y debilitar así la fuerza principal y decisiva que defiende la causa de la paz en todo el mundo: el campo del socialismo. han hecho todos los esfuerzos posibles para girar hacia atrás la rueda de la histo­ ria. impedir el aumento ulterior de la tensión mundial. el desarme. al mismo tiempo. ávidas de guerra. evitar el renacimiento de la “guerra fría” . independientemente de la diferencia entre sus siste­ mas sociales. la prohibición de las armaa de destrucción masiva y la puesta en práctica de un sistema efectivo de seguridad colectiva. Los Gobiernos de la República Popular de Hungría y de la República de Checoslovaquia defienden firmemente el punto de vista. ante todo. Los principios de la co­ existencia pacífica de todos los países deben prevalecer en todo el mundo. de que es necesario poner fin a la agresión contra el pue­ blo egipcio. de Gran Bre­ taña. Otra prueba de ello lo tenemos en la agresión infame y re­ probada por la opinión pública de todo el mundo. tomar medidas inmediatas para el fortalecimiento y la consoli­ dación de la paz en todo el mundo.

apoyándose en las conquistas del pue­ blo húngaro. Ambos Gobiernos están firmemente convencidos de que el Gobierno Revolucionario de Obreros y Campesinos de la Repú­ blica Popular de Hungría. sabrá superar las dificultades actuales y asegurará el camino del pue­ blo húngaro hacia la felicidad y la construcción del socialismo” . en Budapest. luego de ponerse término a la criminal actividad de las bandas fascistas Ambos Gobiernos han expresado la firme resolución de se­ guir desarrollando y profundizando las relaciones entre los dos países en el espíritu de los acuerdos entre ellos existentes y de favorecer por todos los medios la amistad y la colaboración fra­ ternal recíproca en todos los dominios de la vida política. Primer Ministro del Gobierno Revolucionario de Obreros y Campesinos de la Re­ pública Popular de Hungría. inte­ reses y necesidades de los dos países. lo que responde plenamente a los deseos. en su capacidad y laboriosidad. Presidente del Gobierno de la República de Checoslovaquia y J.A LA ENTRAD A del famoso combinado de Csepel. Siroky. 133 . Kadar. econó­ mica y cultural. en la unidad fra­ ternal y la colaboración con todos los países socialistas. Firmaron la declaración V.

el curso de las conversaciones —se dice en el Comuni­ cado— . las Delegaciones gubernamentales han in­ tercambiado sus opiniones respecto a la situación creada como resultado de los acontecimientos acaecidos durante las últimas semanas en Hungría y también acerca de los problemas inter­ nacionales de actualidad. en nombre de la Delegación de la República Popular Rumana. El Gobierno rumano saluda con alegría los esfuerzos reali­ zados por el Gobierno Revolucionario Obrero y Campesino Hún­ garo para el restablecimiento de la legalidad y la tranquilidad en la República Popular Húngara amiga y para la defensa del régimen popular -democrático y de las conquistas sociales de los trabajadores. transcurridas en un ambiente de sincera amistad y de comprensión mutua. que perseguía el objetivo de liquidar el régimen popular-democrático y la restauración del régimen de terratenientes y capitalis­ tas. los periódicos han publicado el Comunicado Conjunto acerca de las conversacio­ nes.Comunicado conjunto acerca de las conversa­ ciones rumano-húngaras EL 25 DE¡ NOVIEMBRE. y por J. en Bucarest. transcurridas en Budapest el 22 de noviembre de 1956. La Delegación gubernamental rumana ha expresado su satisfacción con respecto a las resueltas medidas que han per­ mitido al Gobierno Revolucionario Obrero y Campesino Húnga­ ro aplastar la intentona del pustch contrarrevolucionario. En. Gheorghiu-Dej. en nombre de la Delegación de la República Popular Hún­ gara. en­ tre la Delegación del Gobierno de la República Popular Rumana y del Partido Obrero Rumano y la Delegación del Gobierno Re­ volucionario Obrero y Campesino de la República Popular de Hungría y del Partido Socialista Obrero Húngaro. El Comuni­ cado Conjunto fué firmado por G. Kadar. 134 . Es indudable que las fuerzas injstigadoras chovinistas habrían intentado de nuevo sembrar la discordia entre los pueblos húngaro y rumano. Ambos Gobiernos están de acuerdo en que el éxito de las fuerzas contrarrevolucionarias habría convértido a Hungría en un foco de guerra.

Ambas Delegaciones gubernamentales han subrayado que, para el aplastamiento de la contrarrevolución, para impedir la instauración de la dictadura fascista, para salvaguardar las conquistas democráticas y sociales del pueblo húngaro, fué in­ dispensable y justa la decisión del Gobierno húngaro de pedir, conforme a sus derechos soberanos, la ayuda de las tropas so­ viéticas. Basándose en la carta de la ONU y en los principios de so­ beranía e independencia de todos los países, el Gobierno de la República Popular Rumana y el Gobierno de la República Popu­ lar Húngara, se han manifestado resueltamente por que las cuestiones del desarrollo ulterior de Hungría son de la exclusiva competencia de los órganos de la República Popular Húngara. Ambos Gobiernos aprecian el deseo de la Organización de las Naciones Unidas de ayudar al pueblo húngaro, que ha soporta­ do tantas calamidades; en cambio, no están conformes con aquellas decisiones de la ONU que ignoran sus Estatutos y su­ ponen la ingerencia en los asuntos interiores de Hungría. El restablecimiento de la legalidad y la conjura de instauración del fascismo, se hallan acordes con los compromisos contraídos por Hungría en el Tratado de Paz de París y son de la exclusiva competencia del Gobierno húngaro. En el Comunicado se refleja la comunidad de puntos de vis­ ta de los Gobiernos de ambos países en las cuestiones de la si­ tuación internacional general, a saber: problemas de la agre­ sión anglo-franco-israelí a Egipto; la cuestión acerca de la ne­ cesidad de admitir en la ONU a la República Popular China; acerca de la prohibición de utilizar la energía atómica para fines militares, etc. De conformidad con los intereses y voluntad de ambos pue­ blos — dícese seguidamente en el Comunicado— , los Gobiernos de ambos países manifiestan su inquebrantable decisión de ahondar y fomentar las relaciones de incondicional amistad y co­ laboración fraterna en todos los dominios de la vida política, económica y cultural. Esto ha de contribuir también en adelante a la cimentación y desarrollo del régimen de democracia popu­ las, conquistado en lucha por los dos pueblos vecinos y. al mis­ mo tiempo, es firme garantía para el fortalecimiento de la paz y desarrollo socialista en el Sureste de Europa.
135

El Gobierno Revolucionario Obrero y Campesino Húngaro ha expresado su más sincero agradecimiento por el apoyo polí­ tico y moral, por la considerable ayuda material prestados por el pueblo rumano amigo y por el Partido Obrero1Rumano para la defensa del régimen democrático-popular y para sortear las serias dificultades económicas. A petición del Gobierno Revolu­ cionario Obrero y Campesino Húngaro, el Gobierno de la Repú­ blica Popular Rumana ha concedido a la República Popular de Hungría, aparte de la ayuda prestada hasta el presente, un cré­ dito de 60.000.000 de rublos para la adquisición de las mercan­ cías más indispensables. En el curso de las conversaciones ambas partes han sub­ rayado la necesidad de profundizar la colaboración entre el Par­ tido Obrero Rumano y el Partido Socialista Obrero Húngaro, que es la base del reforzamiento de la amistad y colaboración entre la República Popular Rumana y la República Popular Húngara. Los acontecimientos en Hungría —se hace constar en el Comunicado— han evidenciado, que la unidad inquebrantable de los países socialistas, que emana de la ideología del internacio­ nalismo proletario, constituye una fiel garantía de la indepen­ dencia y desarrollo pacífica de los pueblos rumano y húngaro, así como de los demás pueblos que integran la gran familia de los países socialistas. El Gobierno de la República Popular Rumana hace patente su simpatía y amistad al Gobierno Revolucionario Obrero y Campesino de la República Popular Húngara y expresa la con­ vicción de que, con el apoyo de los países socialistas amigos y en colaboración con ellos, el pueblo húngaro vencerá todas las dificultades y felizmente marchará adelante, por la senda de la creación de una vida dichosa, por la senda de la edificación del socialismo.

136

Las tentativas de utilizar la ONU para la ingerencia en los asuntos internos de Hungría
Resumen del discurso pronunciado por D. T. Shepilov, Ministro de Negocios Extranjeros de la URSS en la Sesión Plenaria de la Asamblea General el 19 de noviembre de 1956 SEÑOR PRESIDENTE, SEÑORES:

La Delegación soviética ha objetado contra la inclusión en el orden del día de la Sesión de la Asamblea General de la ONU el problema de la situación en Hungría. Considerábamos y con­ sideramos que este problema es un asunto interno de la Repú­ blica Popular Húngara. Los intentos de utilizar a la ONU para inmiscuirse en los asuntos internos de Hungría, como es sabido, fueron empren­ didos ya en la Sesión extraordinaria especial de la Asamblea Ge­ neral. El Gobierno Revolucionario Obrero y Campesino de la República Popular Húngara declaró su protesta contra estos intentos. El obstinado deseo de mantener el problema de la situación en Hungría en el orden del día de la Asamblea General de la ONU no se debe , ni mucho menos, a la preocupación por los intere­ ses del pueblo húngaro, sino a los propósios de ciertos círculos, de un lado, de distraer la atención de la, opinión pública de las acciones agresivas de Gran Bretaña, Francia e Israel en Egipto y, de otro, a estimular las fuerzas de la ilegalidad reaccionaria en Hungría prometiéndoles ayuda por parte de la ONU.
¿A que se debe el alboroto provocativo en torno al “problema húngaro” ?

En lo que concierne al proyecto de resolución presentado por la Delegación de Cuba. El proyecto contiene invenciones ca lumniosas según las cuales la Unión Soviética con la conformi­ dad de las autoridades húngaras envía por la fuerza a los pri­ sioneros húngaros fuera del territorio de Hungría. Incluso en los peores tiempos de la “ guerra fría” hubiera sido difícil en-

y también por la radio de Budapest a la que la primera resolución de la delega­ ción cubana intentó tan descuidamente hacer referencias. de un lado. perturbar la tranquilidad de la po­ blación y obstaculizar la producción y. Estos rumores falsos y provocativos persiguen la finalidad. intentar de es­ te modo malograr las relaciones entre la población y las unida­ des del Ejército Soviético” . ningún detenido ha sido llevado del territorio de Hungría. Bajo este término “ toda la prensa mundial” en realidad tiene en cuenta los órganos de prensa que cumpliendo sumisamente el pedido de los círculos reaccionarios fabrican toda clase de infundios respecto a la situación en Hun­ gría. Por eso hoy. de otro. ¿ En qué se basan entonces las invenciones del delegado cu­ bano? En nada. los autores del proyecto de resolución cu­ bana hacen arbitrarias referencias a un mítico “ comunicado de la radio oficial de Budapest”. Sin embargo.coHtrar otro documento que violara en tal medida los requisi­ tos elementales de fundamentación de las acusaciones que se presentan. tal como tiene lugar en el presente caso. Pero hoy el representante de Cuba se ha visto' obligado a renunciar a estas referencias y a esta fuente puesto que la “ pren­ sa mundial” no facilita ningún hecho fidedigno de este género. Como otra “ fuente” de in­ formación mencionan en el proyecto de resolución comunicados “de toda la prensa mundial” . En realidad. in­ ventada por los círculos contrarrevolucionarios que son cada vez más impotentes y débiles. En lo que se refiere a la inaudita invención acerca de que ciertos “ prisioneros húngaros” entre ellos mujeres y niños. El Gobierno de la República Húngara publicó el 18 de noviembre un comunicado oficial en el que dice: “ Los rumores pánicos acerca del envío forzado de los de­ tenidos a la Unión Soviética constituyen una provocación. El se eximió a sí mismo de las pruebas. el representante de Cuba no hace ya referencias a esa fuente. la revisión ha de­ mostrado que la radio de Budapest no ha transmitido ningún comunicado semejante. y sus­ tituyó la obligación de argumentar por abominables insinua­ ciones. sembrar la des­ confianza hacia el Gobierno. pues ustedes saben que ésta se desmintió categóricamente en Budapest. son deportados del territorio de Hungría. Tratando de dar la apariencia de veracidad a sus afirma­ ciones calumniosas. 138 .

No obstante. la delegación de Cuba se permite arrastrar a la Sesión de la Asamblea General un infundio periodístico mal oliente recogido en el basurero de desinformaciones desmentidas. por cuanto la Asamblea General había decidido aplazar la discu­ sión general y abordar inmediatamente los debates sobre el pro­ yecto de resolución presentado por la delegación de Cuba. el mito sobre la deportación de ciudada­ nos húngaros a la Unión Soviética ha fracasado. En el curso de las últimas semanas. por su parte estima necesario aclarar objeti­ vamente la situación en Hungría. el proyecto de la delegación de Cuba no presenta objeto para discusión puesto que este proyecto de re­ solución se asienta en una base calumniosa. la de­ legación soviética. exponien­ do explícitamente la esencia del llamado “ problema húngaro” .EN LA CAPITAL han sido reanudados los servicios del subterráneo De esta manera. un potente aparato pro­ pagandístico que se halla a disposición de las fuerzas reacciona­ rias. inunda el mundo de una monstruosa desinformación acerca de los acontecimientos en Hungría. Por consiguiente. Engañando a millo- . Con motivo de esta indigna insinuación la delegación de la República Popular Húngara ha dicho hoy aquí su palabra contundente. Sin embargo.

¿pero qué les importa esto? Ellos em­ prenden de nuevo su abominable obra y mañana. así como las dificultades económicas surgidas en Hun­ gría en el período de reconstrucción de su economía nacional. provocaron el justo descontento de una parte de la población que exigía eliminar las deficiencias y los errores. ¿ Qué ocurrió. se preocupan tanto ahora quienes dirigen la cadena de la propaganda reaccionaria ? Ellos recibieron el pe­ dido de echar sombra sobre los combatientes soviéticos que se hicieron eco al llamamiento de ayuda que llegó de Hungría cuan do ésta se vió inundada por el terror fascista. de una plaza de armas de la agresión. y ayudaron al pueblo húngaro a prevenir una grandiosa catástrofe: la restau­ ración en pleno centro de Europa de un Estado horthysta-fascista. pues. se ha recurrido a un nuevo y monstruoso infundio de que el mando soviético deporta de Hungría a Siberia o bien miles o bien decenas de miles de mujeres y niños hún­ garos. Estos errores. ¿Por qué.nes de personas. Los intentos de crear una atmósfera de histeria antisovié­ tica y anticomunista tienen la finalidad de facilitar a las fuerzas de la funesta reacción la lucha contra las fuerzas democráticas en todos los países. Y también esta vez las mentiras de los calumniadores fueron descubiertas. la anterior dirección de Hun­ gría cometió graves errores y admitió tergiversaciones en pro­ blemas de política general y en su política económica. en realidad en Hungría según los datos de que dispone la Unión Soviética? Según demuestran los hechos. harán circular alguna nueva falsedad. seguramente. la verdad triunfará. pues. soviético reventó. los organizadores de esta campaña aspiran a acumular un capital político y envenenar la atmósfera en torno a la URSS. La verdadera esencia de los acontecimientos en Hungría. Compartían esa exigencia también muchos dirigentes de Hungría. de un foco de guerra. Y ahora cuando el mito sobre las “ferocidades” del Ejérci­ to. Las acciones de las masas populares que el 23 de octubre 140 . Pero por más que la propaganda reacciona­ ria intente tergiversar el verdadero estado de cosas.

cita a la entrada. los elementos fascistas reacciona­ rios que aspiraban a socavar y derrocar el régimen democráti­ co popular intentaron aprovechar para sus fines a este movi­ miento sano. sin embargo. los jóvenes se dan. Y como de costumbre. de los cines.intervinieron contra los graves errores y las tergiversaciones tolerados por la dirección anterior de Hungría eran plenamente legales. los dirigentes de la ilegalidad contra­ rrevolucionaria lanzaron a las calles a los grupos armados comHAN VUELTO a funcionar en Budapest las salas de espectáculos públicos. \En esta sala se exhibe hoy la película Traviata . Ya el 23 de octubre cuando en Budapest hubo una manifestación en la que participaron no pocos trabajadores mo­ vidos por buenos deseos. Pronto.

contra los patriotas húngaros honra­ dos. incendiaban teatros y museos. desta­ cadas en Hungría a base del Tratado de Varsovia. Después 142 . ¿Qué ocurrió después? Después que las tropas soviéticas se marcharon de Budapest las fuerzas reaccionarias se quitaron la máscara e iniciaron feroces represiones contra las figuras de­ mocráticas de Hungría. el Go­ bierno húngaro pidió al Gobierno de la URSS que diese su con­ formidad para traer a las unidades militares soviéticas. declaró el 25 de octubre que la introducción de las tropas so­ viéticas en la lucha contra las fuerzas de la contrarrevolución se hizo “indispensable en aras de los intereses vitales de nuestro régimen socialista” . La Unión Soviética. En estos duros días para Hungría. como es natural. Sin embar­ go. Irrumpían en hospitales fusilando a los heridos. E incluso Imre Nagy que posteriormente. en las calles de Buda­ pest los fascistas ahorcaban a patriotas honrados suspendidos en los faroles. para prestar ayuda a los órganos húngaros encargados de asegurar el orden y la tranquilidad en Budapest. por acuerdo con el Gobierno hún­ garo. para restablecer rápidamente el or­ den y crear condiciones para el trabajo creador pacífico”. dispuso la evacuación de sus tropas de la capital húngara. El telegrama recibido por el Con­ sejo de Ministros de la URSS del Presidente del Consejo de Mi­ nistros de la República Popular Húngara con fecha 24 de oc­ tubre de 1956 decía: “ En nombre del Consejo de Ministros de la República Po­ pular Húngara ruego al Gobierno de la Unión Soviética que en­ víe tropas soviéticas a Budapest para ayudar a liquidar los de­ sórdenes surgidos en ésta. Destrozaban fábricas. Provocaron en Budapest desórdenes en masa que luego se transformaron en una rebelión de fuerzas antipopulares. Esta petición reflejaba la voluntad del pueblo húngaro de res­ tablecer rápidamente el orden en el país. teniendo en cuenta que la per­ manencia ulterior de las unidades militares soviéticas en Buda­ pest pudiera servir de motivo para agudizar de nuevo la situa­ ción el Gobierno de la URSS. comenzó a ceder las posiciones del Estado socialis­ ta. ya al cabo de algunos días. no pudo negarse a satisfacer la petición de ayuda de un Estado amigo. Tratando de poner cuanto antes coto a esta rebelión. mostrándose indulgente con las fuerzas re­ accionarias.puestos de antemano.

las fuerzas de la contrarrevolución se hacían más descaradas. cuyo objetivo era la derogación del régimen popular democrático en Hungría. los rebeldes disparaban con fusiles automáticos y ame­ tralladoras contra los bomberos y soldados que intentaban sal­ var los valores artísticos que se hallaban en el Museo. Allí mismo. que caían en sus manos.de haber prendido fuego al edificio del Museo Nacional de Bu­ dapest. hombres progresivos. Bien organizadas y armadas. Igual que en los malditos tiempos de Hitler. alejaba. En Hungría empezó a reinar el caos. En este ambiente difícil. sus viviendas. paralizaban el transporte y las comunicaciones. las calles de Budapest esta­ ban iluminadas por el siniestro fuego de las hogueras en las que se quemaban a los cadáveres de patriotas húngaros rociados de kerosén. se quemaban libros. El Gobierno de Nagy dejó de existir. saqueaban las empresas nacionalizadas y los almacenes del Estado. sus bienes y su seguridad fueron amenazados. empujando el Gobierno de Imre Nagy. sin llegar a comprender los acontecimientos. inte­ lectuales. se dejó impulsar. De este modo. El Gobierno de Imre Nagy resultó no solamente incapaz de impedir el avance de la reacción. las bandas contrarrevolucionarias mataban cruelmente centenares de obreros. entregando sus posiciones a la reacción que trataba de establecer la dictadura fascista en el país. Estas fuerzas perseguían el fin de destruir las conquistas de la revolución so­ cialista. 143 . paso tras paso. sus derechos civiles elementales. siempre más lejos por el camino de la complicidad con los re­ beldes. comenzó a reaccionar y compren­ der aquella parte de los trabajadores que en la primera etapa. que había soltado las riendas del Gobierno de sus manos. sino que bajo la presión de és­ ta. campesinos. Cada vez más aumentaba la actividad de los ex oficiales de Horthy y de la gendarmería. al primer plano salían cada vez más aquellas fuerzas contrarrevolucionarias. también igual que en los tiempos de Hitler. Cada día que pasaba.La vida de millones de hún­ garos. obras inmortales de escritores progresis­ tas y pensadores de la humanidad. a los representantes de las fuerzas democráticas de la nación que componían dicho Gobierno. Así sobre los campos pacíficos de Hungría se levantó el te­ rrible fantasma de la bestia fascista. Con el terror blanco la contra­ rrevolución descubrió su verdadera cara ante todo pueblo.

Este Gobierno se planteó la tarea de conservar las conquistas democráticas del pueblo húngaro y defender el régimen popular democrático. Los hombres soviéticos no podían dejar de cumplir su de­ ber en relación a la República Popular de Hungría. Los hombres de Estado honrados abandonaron el Gobierno de Nagy convencidos de que éste servía sólo de pantalla para la reacción fascista que había comenzado a gobernar en el país. organizó el nuevo Gobierno Revolucionario de Obreros y Campesinos de Hungría.de una manera o de otra. La solución de esa cuestión no era fácil para el gobierno soviético. después de 12 años de la derrota de las hordas hitlerianas. dicho sea de paso. prevé no solamente la liquidación de to­ das las organizaciones de tipo fascista que se hallan en el terri­ torio húngaro. Y ahora el pueblo húngaro de nuevo se vió en peli­ gro de ser esclavizado por la reacción fascista. los hombres húngaros y soviéticos hubieran retrocedido ante los participantes del pustch contrarrevolucionario y hubieran permitido el restablecimiento del foco fascista en el centro de Europa. La historia nunca perdonaría a los trabajadores húngaros y al pueblo soviético que ha sufrido enormes sacrificios para li­ berar a Hungría del yugo fascista. por los llamamientos provocadores de los instigadores de la rebelión. y también por la liberación de Hungría. Sin embargo. Janos Kadar. el Gobierno soviético no podía permanecer indiferente ante el destino de la Hungría amiga. bajo el cual. Compren­ díamos bien las dificultades que surgen inevitablemente cuando se utilizan unidades militares de un país en el territorio de otro país. tanto más que en el Tratado de Paz con Hungría. si ahora. están también las firmas de los Estados Unidos de Améri­ ca y de Gran Bretaña. Es conocido por todo el mundo que el pueblo soviético ha dado millones de vidas de sus hijos en la lucha por la liberación de Europa de la tiranía fascista. Las fuerzas populares y demo­ cráticas comenzaron a organizar la resistencia al fascismo. sino también la obligación de Hungría de no per­ 144 . El Vicemi­ nistro del Gobierno de Nagy. El nuevo Gobierno se dirigió a la Unión Soviética pidién­ dole ayuda para rechazar el avance de las fuerzas fascistas y restablecer el orden y la vida normal en el país. Pero la solución de semejante problema sería im­ posible sin la destrucción de las bandas fascistas reaccionarias que intentaban restablecer el viejo régimen fascista de Horthy.

mitir en adelante la existencia y la actividad de organizaciones de semejante tipo. precisamente el Ejército Soviético derrotó a las fuer­ zas principales de la Wermatch hitleriana y con ello salvó al mundo del peligro de la esclavitud fascista. No fueron originales. No le hace ningu­ na falta. No podíamos no tener en cuenta que Hungría es país veci­ no de la Unión Soviética y que la URSS está unida con Hungría por el Acuerdo de Varsovia. de colaboración y de ayuda mutua. Los más graves y san­ grientos crímenes que cometieron en los días trágicos para Hun­ gría los conspiradores fascistas de Horthy. con un cinismo insuperable. En batallas sin pre­ cedentes. hacían abnegadamente todo lo posible para refrenar y desarmar precisamente a estos conspi­ radores y represores. El Gobierno de Hungría. no podría dejar de hacerse eco de un lla­ mamiento de ayuda como el que hizo Hungría. sembrando la muerte y la destrucción y cuando parecía que la civilización creada durante miles de años iba a ser pisoteada y convertida en ceniza. Todo el mundo conoce que cuando las hordas blinda­ das de los bárbaros fascistas ocuparon toda Europa. En las últimas semanas sobre los amplios círculos de lectores y de radioyentes se vierten torrentes de mentiras y monstruosas invenciones acerca de los acontecimientos en Hungría. Estamos convencidos que cualquier Gobierno democrático. que une todo un grupo de Estados. las fuerzas revolucionarias húngaras hicieron inofensivos en corto plazo a los rebeldes. de sus principios. se han atribuido. de amistad. los que arriesgando la vida. unido por lazos de amis­ tad con el país vecino. No considero necesario defender aquí al Ejército Soviético. Algunos oradores se permitieron desde esta tribuna calum­ niar al Ejército Soviético. hablar de su aspecto moral. La victoria de las fuerzas reaccionarias en Hungría significaría su transfor­ mación en una nueva plaza de armas para la guerra agresiva no solamente contra la Unión Soviética. realizando el programa democrático que ha proclamado. Con la ayuda de unidades militares del Ejército Soviético. normaliza la vida del país. a los soldados del Ejército Soviéti­ co. sino también contra los demás Estados de Europa Oriental. sino también sus altos principios mo145 . los soldados soviéticos demostraron al mundo entero no solamente su heroísmo.

Pasarán siglos. El autor del plan — David Samov— escribía: “ Necesitamos una red de escuelas y universidades que se ocupen en la preparación de cuadros para la guerra fría. desde el principio. Muchos organismos occidentales llevan un largo período de tiempo empleando todos los medios de propaganda para di­ fundir llamamientos a derrocar el régimen estatal existente en 146 . en particular. por ejemplo. de información se­ creta y demás de la guerra ideólogo-psicológica. para la propa­ ganda. técnicas. esa actividad de los centros subversivos extran­ jeros no es ningún secreto. sino por instituciones estatales subordi­ nadas a las altas instancias gubernamentales y mantenidas por el presupuesto de Estado. No es llevada a cabo por grupos u or­ ganizaciones privadas. la preparación de cuadros especiales “ para la dirección de operaciones de resistencia. sino una preparación especial para las necesidades intelectuales. El papel de la reacción extranjera en la organización del pustch antipopular Ahora quisiera tocar un aspecto más del problema que examinamos. El objetivo no es la instrucción en el sentido literal de la palabra. Los datos reales que obran en nuestro poder prueban con toda evidencia que los sucesos ocurridos en Hungría habrían to­ mado un cariz muy distinto y no habrían provocado de rramamiento de sangre si. el año pasado en los protocolos del Congreso se haya incluido un documento que contiene un detallado plan de actos subversivos contra los Estados socialistas. Ese plan preveía. tras los actos de las fuerzas contrarrevolucionarias de Hungría no hubieran es­ tado los instigadores extranjeros que venían preparando desde hacía mucho tiempo el desencadenamiento de un pustch fascis­ ta contra el régimen democrático popular en Hungría. Hablando con propiedad. Es significativo. pero la humanidad agradecida siempre honrará y glorificará esta proeza del Ejército Soviético. Por eso ningunas mentiras e insinuaciones de los calumnia­ dores podrán afectar al Ejército Soviético. la subversión y la penetración” en esos países. Se podría cre­ ar una especie de academia de la guerra política” ...rales. que por decisión del Senado norteamericano.

de una resolución que incita abiertamente a la llamada “ liberación” de los países de democracia popular. No es casual que a partir de mediados de 1955 se haya acentuado visiblemente la ingerencia de las esferas gobernantes de los Estados Unidos de América en los asuntos interiores de Hungría. el EN RESPUESTA al mensaje del gobierno húngaro. el 16 de abril de este año. el apoyo abierto a las heces fascistas de entre la emigración húngara. la adopción por la Cámara de los Representantes. las sistemáticas emisiones subversivas de las emisoras de algunos países de Occidente. esos organismos crean “ centros” espe­ ciales en el territorio de la República Federal de Alemania y en Austria. conteniendo llamamien­ tos a derrocar el poder legítimo. Los mensajes de personalidades oficiales dirigentes de los Estados Unidos al pueblo húngaro. las autoridades soviéticas deci­ dieron el envío inmediato de ayuda fraternal a los trabajadores de Hungría. la difusión masiva de volantes difamatorios con ayuda de aerostátos. materiales de construcción y otros productos.los países democráticos. H e aquí la carga de manteca con destino a Hungría en el jrigoríjico N Q 12 de Moscú . consis­ tente en com estibles. incluido el envío de espías y grupos de diversionistas al territorio de dichos Estados. desde los que se lleva a cabo una actividad subversiva planificada contra los Estados de Europa Oriental.

alimentando la actividad subversiva. según se ha visto ahora con claridad. todo eso. y cientos de millones de dólares han fluido como un río. así como en la República Democrática Alemana y en otros países. que permitía al Gobierno gastar ¡ 100. Los diplomáticos norteamericanos pretendieron entonces probar desde la tribuna de la Organización de las Naciones Unidas que nosotros comprendíamos injustamente esa ley. Rumania. que no se trataba en absoluto de gastos para la realización de trabajo subversivo. Pero la ley que acabo de citar habla por sí misma. Polonia. más aún. M. tenía como fin contribuir al complot antipopular que se estaba fraguando en la clandestinidad.000 de dólares en actividad subver­ sivas! En esa ley se decía sin rodeos que el dinero se destinaba “para cualesquiera personas seleccionadas ( ¡ ) residentes en la Unión Soviética. La empresa molinera de Dnlf I propetrovsk ha enviado en los primeros días más de 1600 toneladas de harina i/el trigo a Budapest y su fabricación continúa.envío de espías diversíonistas a Hungría. elevada al rango de política oficial. y “para las personas huidas de esos países y zonas” o bien “ para formar con esas personas unidades de fuerzas armadas que apoyen a la organización del Pacto Noratlántico o bien para otros fines” . LOS TRABAJADORES de la cuenca del Dniéper se han sumado con entusiasmo a la decisión de enviar socorros al pueblo húngaro. inaudita hasta entonces en la práctica estatal. Checoslovaquia. y dice aquello que tenían en cuenta sus autores. sino de una ayuda benéfica a los refugiados. a saber: que se trataba de finan­ ciar a las personas elegidas por el servicio de información secre­ to norteamericano. Ustedes saben perfectamente que la actividad subversiva de los Estados Unidos de América contra los países de Europa Oriental ha sido legitimada por el Congreso norteamericano y. Bulgaria y Albania”. tomando harina para un análisis 148 . Scmtltm auxiliar del laboratorio de la etnpresa. Desde entonces se vienen aprobando en los Estados Unidos leyes análogas de año en año. Recuerden los ca­ lurosos debates que tuvieron lugar en la Asamblea General cuando en los Estados Unidos fué adoptada por primera vez la ley. Hungría. En la ñola gráfica aparece L.000. residentes en el territorio de los Estados so cialistas. entre ellos también mediante la creación de “ unidades de fuerzas armadas” con esas personas. y la utilización de éstas para el trabajo subversivo por todos los métodos.

.

De esta suerte. el pustch contra­ rrevolucionario de Hungría se venía preparando hace mucho tiempo. pero de vez en cuando alguna de las personas informadas se iba de la lengua.etc. ¿No es eso un fariseísmo demasiado grande. los recursos de algunos otros fondos. Además. Ahora. nos recomiendan de hecho volver a desencade­ nar la lucha contra el régimen de democracia popular en Hun­ gría.000 de turno para esa actividad en el año financie­ ro de 1956-57 fueron asignados por la ley número 726 del 18 de julio de 1956. Y he aquí que después del fracaso de la aventura fascista aquellos sobre cuya conciencia recae una parte considerable de la responsabildad por el derramamento de sangre en Hungría. Con ese motivo. se venía preparando de un modo planificado y minu­ cioso. señores? La normalización plena de la situación es cosa del propio pueblo húngaro Aquí nos proponen que la Organización de las Naciones TJnidas se entrometa en los asuntos interiores del Estado Hún­ garo. Huel­ ga decir que la preparación se llevaba a cabo en secreto. la legislación ha concedido el derecho a invertir en fines subversivos. aparte de esa suma. Tienen la osadía de echar sermones y dar lecciones de moral a aquellos que han ayudado al pueblo húngaro a defender sus conquistas democráticas y a salvar su independencia nacional.000. cuando el Gobierno de la República Popular Húngara ha iniciado ya la aplicación del gran programa constructivo pro­ clamado por él. y no sin la participación activa de fuerzas extremas. el Gobierno de la República Popular Húngara ha protestado reiteradamente contra la soez ingerencia de algunos Estados extranjeros en los asuntos interiores de Hungría. cuando ya se está restableciendo el orden en Hun­ gría. Durante los últimos años han sido descubiertos en la Repú­ blica Popular Húngara un gran número de grupos subversivos financiados desde el extranjero. derraman hipócritamente lágrimas con motivo de los sufrimien­ tos del pueblo húngaro. Los i­ 150 . Solamente así se pueden comprender los irreponsables lla­ mamientos que han sonado aquí de enviar a Hungría “fuerzas policiales” de la Organización de las Naciones Unidas.Los 100.

La delegación soviética considera que ahora la principal tarea reside no en atizar las pasiones en torno al llamado “pro­ blema húngaro” .niciadores de propuestas de esa índole aparentan no compren­ der que semejantes medidas no son capaces más que de poner en peligro la causa de la paz. en la familia de los demás Es­ tados socialistas y desarrollando relaciones amistosas con todos los Estados. de un trabajo enérgico para la ordenación y el ascenso de la vida económica. La Unión Soviética y otros estados socialistas ya prestan a Hungría una ayuda en escala considerable. Quienes estén verdaderamente interesados en que Hungría se reponga con rapidez de las graves pruebas sufridas por ella. a Hun­ gría llega también ayuda desde otros muchos países. La Asamblea General ha expuesto sus opiniones acerca de este problema. De qué está más necesitada Hungría en la actualidad? A nosotros nos parece que de paz y tranquilidad. Por lo que se refiere a las relaciones entre la Unión Sovié­ tica y la República Popular Húngara. Como es sabido. la paz y la tranquilidad en este país. El pueblo húngaro está necesitado ahora de ayuda mate­ rial. marchará con éxito por el camino de la paz y el progreso. mate­ riales de construcción e instalaciones. Basta decir que a través de la frontera soviético-húngara se envían dariamente a Hungría 700 vagones cargados de víveres. Eso es una importantísima garantía de que la Hungría democrático-popular. los principios básicos so­ bre los que se basan las relaciones entre los Estados socialistas 151 . sino a la desor­ ganización de la vida social y económica en ella. El Gobierno Obrero y Cam­ pesino húngaro ha iniciado la aplicación real de amplias medi­ das constructivas. y no de reforzarla. no deben estorbar al proceso de normaliza­ ción de la vida social que se está desplegando ahora en el país. sino en tomar las medidas que de nosotros de­ pendan para facilitar el rápido restablecimiento del orden. ¿Puede contribuir a ello la línea instigadora que mantienen de­ terminadas esferas y que ha encontrado su reflejo tanto en la resolución de la delegación cubana como en algunos discursos pronunciados desde esta tribuna? No. en que restañe con rapidez las heridas que le han causado los sediciosos fascistas. del restablecimiento de la actividad estatal y pública normal. semejante línea está evidentemente orientada no a la ayuda a Hungría.

son conocidos. el señor Nehru. Los pueblos no nos perdonarían si marchásemos a remolque de aquellos que. presupone la estrecha colaboración fraternal y la ayuda mutua de los países socialis­ tas en todos los dominios. Al mis­ mo tiempo. el respeto a la integridad te­ rritorial. contra la destacación de tropas en países extraños y contra el permiso a las potencias extranjeras para tener bases militares en territorios ajenos. como signatario del Tratado de Varsovia. la independencia y la soberanía estatales. quieren desviar la atención de la Organización de 152 . Dichos principios volvieron a ser con­ firmados en la Declaración del Gobierno de la URSS del 30 de octubre de 1956. La Unión Sovética no es en modo alguno partidaria de la estancia de tropas de unos países en el territorio de otros. Estando aunados por ideales comunes. acerca del problema de la estancia de las tropas soviéticas en el territorio de Hungría. la no inge­ rencia de unos en los asuntos interiores de los otros. de la liquidación plena en un plazo determinado de todas las bases militares aéreas y navales extranjeras en el territorio de otros Estados y del consiguiente desarme general ha sido ex­ puesto el 17 de noviembre en la Declaración del Gobierno so­ viético sobre el problema del desarme y el atenuamiento de la tensión internacional. El Gobierno soviético aplicará en la vida de un modo firme y consecuente los principios de dicha Declaración. los Esta­ dos socialistas construyen sus relaciones mutuas sobre la base de la plena igualdad en derechos. Eso no sólo no excluye. con ayuda de especulaciones políticas sobre el llamado “ proble­ ma húngaro” . las tropas soviéticas serán sacadas sin tardar de Budapest en cuanto se haya normalizado la situación en la capital de Hungría. que días atrás volvió a manifestarse contra los pactos militares tanto en Asia como en Europa. Un programa amplio y efectivo de reducción de las fuerzas arma­ das. De acuerdo con dicha Declaración será también resuelto el problema de la estancia de las tropas soviéticas en Hungría. So­ bre la base de un acuerdo con el Gobierno húngaro. el Gobierno soviético iniciará las negociaciones per­ tinentes con el Gobierno de la República Popular Húngara. sino que. por el contrario. La delegación soviética propone rechazar la resolución pre­ sentada por la delegación cubana como una falsedad injuriosa orientada a envenenar la atmósfera internacional. Es­ tamos de acuerdo con el Primer Ministro de la India.

¡ Señores! En este momento de responsabilidad. Segui­ remos aprovechando con firmeza y tesón toda posibilidad para fortalecer de día en día la causa de la paz y la seguridad de los pueblos. Francia e Israel contra Egipto. Eso lo exige la alta misión de la Organización de las Naciones Unidas. cuando de­ terminadas esferas se esfuerzan al máximo para volver a susci­ tar en el mundo la fiebre de la “ guerra fría” y acentuar la ten­ sión internacional. A LA ESTACION fronteriza húngara de Zahony llega un tren de carga con carbón procedente de la estación de Chop . el deber de cada uno de nosotros es hacer to­ do lo posible en interés del fortalecimiento de la causa de la paz y la colaboración internacional. en primer lugar. de los problemas surgidos como resultado de la agresión de Gran Bretaña. ya que la si­ tuación allí entraña todavía grandísimos peligros. La Unión Soviética ha sido y sigue siendo un paladín de la paz y de la colaboración multilateral entre los pueblos.! las Naciones Unidas de aquellos problemas internacionales ina­ plazables que están esperando su solución urgente y.

en la sesión plenaria de la Asamblea General de la ONU el 21 de noviembre de 1 9 5 6 SEÑOR PRESIDENTE. así como varias señas en Budapest y luego los vinculó ar­ 154 . de los problemas relacionados con la agresión militar de Gran Bretaña. Como era de esperar. señor Lodge. distraer la atención de la opinión pública mundial de los problemas que de verdad tienen importancia vital para la causa de la paz y. el método Utilizado por él no se ha distinguido por gran habilidad diplo­ mática. Francia e Israel a Egipto. ni la Delegación Cuba­ na que presentó su calumniosa resolución sobre la supuesta de­ portación masiva de húngaros fuera de Hungría por el Mando militar soviético. intentando sacar del apuro al delegado cubano que no estaba en condiciones de salir a flote hizo no pocos esfuerzos para cre­ ar una apariencia de argumentación.Indignos intentos de apoyar a las fuerzas antipopulares en Hungría Intervención de D. envenenar la atmósfera de la ONU con miasmas de sospechas y desconfianza. T. Ministro de Ne­ gocios Extranjeros de la URSS. La Delegación Soviética considera necesario ha­ cer algunas observaciones en relación con los debates que se han desplegado en la Asamblea General sobre el proyecto de resolución cubano. Sin embargo. Mencionó varios puntos geográficos en Hungría y Ru­ mania. Estos debates sólo han confirmado aquello que advertían la Delegación de la URSS y una serie de otras delegaciones: todas estas declaraciones habían sido hechas con el único fin de em­ peorar la situación internacional. ni los que apoyaron esta resolución pudieron citar algún hecho en confirmación de sus afirmaciones caren­ tes de prueba. El delegado de los Estados Unidos de América. en primer término. Sliepilov. SEÑORES: Seré breve.

no puede desconocer qué trenes pa155 . Estimó posible para sí utilizar esta res­ ponsable tribuna para toda clase de tenebrosos rumores que difunden en Hungría ciertos elementos con fines determinados. ni una sola afirmación direc­ ta sobre la deportación de húngaros a la Unión Soviética. Se acordarán Udes. que le iban a creer de pala­ bra. no es una emisión de la “ ra­ dio oficial de Budapest” . El señor Lodge esperaba. El repórter de Solnok observa en relación con ello que los “ ferroviarios parece ser (¡parece ser!) reanudaron la huelga” . surge la pregunta: ¿En qué hechos se basaba el delegado norteamericano? Resulta que no tiene ningún he­ cho a su disposición. jefe de la estación ferroviaria de Debreczen. ¿ De qué se trata en ella? En primer lugar. el señor Lod­ ge hace referencias. sino una retransmisión de un reportaje de la ciudad de Solnok que habla de como se reanuda el trabajo normal en las empresas industriales de la región.bitrariamente a la leyenda sobre las deportaciones en masa. Tengo delante de mí el texto de esta emisión. esta emisión de ra­ dio no contiene ni un solo hecho. ocupando tal cargo. e incluso mencionó las fechas de paso de los convoyes: 9. como ustedes ven. a la transmisión de la “radio oficial de Budapest” de las 15 horas de Greeniwch del 14 de no­ viembre. En ella sólo se habla de rumores (repito: ¡de rumores!) respecto a reclusos que en vagones cerrados supuestamente se dirigían de Budapest en dirección Este. como afirmó el señor Lodge. Es posible que a una persona poco enterada este énfasis podría causar cierta impresión. por ejemplo. D q este modo. y como resultado se ha puesto en una situación violenta. El representante de los Estados Unidos de América afir­ maba a continuación que convoyes con húngaros que se depor­ taban a la Unión Soviética pasaron por Debreczen y Miskols. con qué aplomo el señor Lodge men­ cionó aquí las fechas y señas. Sin em­ bargo. En segundo lugar. En efecto. Imre Lazko. aquí se ha cometido una alteración evidente. como prueba de sus afirmaciones. quien. 11 y 13 de noviembre. Permitidme hacerles conocer algu­ nos de estos documentos. Pedimos comprobar estos hechos y hemos recibi­ do declaraciones telegráficas de las respectivas personas y or­ ganizaciones competentes. ante todo. por lo visto.

Pero yo contesté a la gente que había que compro­ bar estos rumores. si la gente que se hallaba en es­ tos trenes en realidad. si de veras hubieran transmitido cartas. Me lo comunicó también Geze Nier. etc. Hay también otras muchas de­ claraciones análogas de Debreczen. Le dije que el Consejo Obrero de Borsot también se interesa por este asunto ya que en la ciudad se habían difundido rumores análogos y yo quiero intervenir por la radio para contar la verdad” .san por su estación. Igual están las cosas en Miskolts. Iozhef Sabo. Con este fin conversé con el jefe de estación para averiguar donde está la verdad. como él decía. presidente del Con­ sejo Obrero ferroviario. de ello.. si a través de Debreczen pasaron efectivamente tre­ nes con húngaros deportados. Co­ mo resultado declaró categóricamente: “ Después de todo esto considero que los rumores sobre la deportación de la juventud a la Unión Soviética son una invención provocativa. 156 . Pedí al jefe de estación que comunicara al Consejo Regional. 11 y 13 de noviembre no vi ni conoz­ co convoyes algunos que deportaran a cautivos húngaros a la Unión Soviética” . El ciudadano Sandor Garadnai revisó los rumores sobre la supuesta deportación de jóvenes húngaros fuera de Hungría y se convenció de que carecían en absoluto de fundamento. comunica: “ Declaro con plena responsabi­ lidad ante la Ley que el 9. miembro del Consejo Obrero Ejecutivo del ferrocarril de Miskolts que vive en esta ciudad en la calle Verasnai n° 128: “ El 14 de noviembre de este año me enteré de que en Miskolts se habían difundido rumores acerca de que la juventud húngara es deportada a la Unión So­ viética. Pero ellos niegan la existencia de hechos de tal género. declaro que no he visto pasar por Debreczen a ciudadanos húngaros en dirección Este” . Sabo Iozhef. pidieron desde los vago­ nes que les ayudasen a huir. desde luego. confirma: “ Yo. En Miskolts en general se hablaba mu­ cho de esto. ante todo tendrían que estar enterados los funcionarios del nudo ferroviario de Debreczen. jefe de tren de la estación fe­ rroviaria de Debreczen. Hay gente que trata de instigar a los trabajadores húngaros contra la Unión Soviética”. El me contestó que los rumores no responden a la realidad. jefe de tren. He aquí lo que declara en particular Sandor Garadnai. Si las cosas ocurriesen tal como lo describió el representante de los Estados Unidos de América.

Presidente del Consejo Ejecutivo de la ciudad de Budapest. sino el intento de ocultar la derrota de la reacción. difunden rumores. cuando los contrarrevolucionarios pisotearon las nociones más elementales de libertad personal. Kalman Pongracz. consideró un deber suyo hacer la siguiente declaración: “ Después de la derrota de la contrarrevolución en Hungría. los contrarrevolucionarios recurren a una nueva arma. La finalidad de esta estúpida mentira y calumnia no es comunicar la verdad a la amplia opi­ nión pública. He aquí lo que decla­ ran a este respecto personas competentes responsables.. 157 .. el señor Lodge afirmaba aquí que incluso se de­ portaban de Budapest heridos hospitalizados y escolares. que podamos en un breve plazo cumplir nuestra tarea y restaurar Budapest. Que nos den la posibilidad de vivir tranquilamente. Que no intenten dificultar el desarrollo pacífico de nuestro sufrido pue­ blo. tratan de socavar la amistad entre la Unión Soviética y Hun­ gría. las tro­ pas soviéticas capturaron a jóvenes y heridos insurrectos en hospitales llevándoles a la Unión Soviética. que se deje de calumniarnos tan torpemente. Rogamos que nos ayuden en esto. que no calumnien al país que nos presta toda clase de ayu­ da: la Unión Soviética” . El 12 de noviembre. Sigue la firma de K. Todos saben en nuestro país que es una calumnia absurda y los contrarrevolu­ cionarios no pueden citar aunque sólo sea un ejemplo concreto para fundamentar sus inventos. para dotar de un carácter dramático a su in­ tervención. encargado de asuntos de las escuelas comunica: “ Pese a los rumores. Abran Sandor funcionario del Soviet urbano de Budapest. Pongracz. Hubo ya suficientes mentiras. no­ sotros. alcalde de la ciudad de Bu­ dapest. Por último. La población de Budapest desea paz y tranquilidad. In­ cluso mencionó la escuela de Veresmarty. la X sección de estudios del Consejo de la capital no te­ nemos datos sobre casos concretos y tampoco hemos recibido comunicación o información alguna sobre tales casos concre­ tos de que alumnos de la escuela Veresmarty fuesen detenidos o evacuados a alguna parte” .Por lo visto. quiere vivir en seguridad y no quiere que vuelvan los tiempos en que no estaban garantizadas la seguridad de la vida y la integridad de los bienes. declaran los calumniadores. la calumnia.

Y eso no es casual. su correligionario en el problema húngaro. ha re­ nunciado a semejante disfraz. Y esa circunstancia es la que. y como ustedes ven.Así son los hechos. que ha hecho pasar los rumores no com­ probados por datos fidedignos. Eso es un paralelo verdaderamente alecciona­ dor. por lo visto. oswiecims y buchenwalds? 158 . Pero si en Madrid. Ha comparado el Budapest de 1956 con el Madrid de 1936. se encuen­ tra en una situación que no se debería admitir en una institu­ ción tan alta como la Organización de las Naciones Unidas. las fuerzas del progreso. se contraponían a las fuer­ zas negras del fascismo. el Ministro de Asuntos Exteriores de España. Y estos hechos hablan elocuentemente contra el señor Lodge. Los intervencionistas de esa índole parece que debieran poner en guardia a muchos. declarando que los par­ tidarios de las medidas extremas en la Organización de las Na­ ciones Unidas pueden “ contar con la firmeza y la decisión del Gobierno español” . pues tanto en Budapest como en Madrid las fuerzas sanas del pueblo. con ayuda de Hitler y Mussolini. El representante de Dinamarca ha recordado aquí las calamidades de la ocupación hitleriana a que fué sometido su país. los fascistas obtuvieron la victoria y sumieron al pueblo en un abismo de calamidades y arbitrariedades. Si el señor Lodge no obstante ha intentado hablar aquí de su adhesión a la democracia. liberó al precio de su sangre parte del territorio dinamarqués? ¿Quién sino el Ejército So­ viético hizo la aportación decisiva a la obra de liberar a la hu­ manidad de los maidaneks. en Bu­ dapest los fascistas han sido derrotados. al cual ambos se esfuerzan ahora por denigrar. entristece tanto ahora al delegado de España. El señor Artajo está dispuesto a ir más lejos aún que la delegación cubana. Pero ¿quién sino el Ejército Soviético. en Madrid. Intenta amenazar. El señor Pineau ha hablado de los horrores de Buchenwald. A juzgar por ese tono belicoso. y en particular a los representantes de aquellos países que no hace tanto tiempo apuraron la acer­ ba copa de graves pruebas en los años de la segunda guerra mundial. por lo visto. algunos empiezan a olvidar la deplorable experien­ cia de la División Azul. El señor Artajo no considera necesario ocultar sus viejas simpatías bien co­ nocidas por todos.

La reacción internacional no ha conseguido abrir una brecha en el sistema de los Estados so­ cialistas y no nos queda más que encogernos de hombros cuan­ do el señor Lloyd y algunos otros oradores empiezan a exponer juicios. junto con el señor Artajo. el señor Spaak. El señor Lloyd puede no intranquilizarse a ese respecto. los debates sobre los sucesos de Hungría. tan inesperados en boca suya. El pueblo húngaro está saliendo con honor de la prueba. Con ello da por adelantado la absolución de sus pecados a los participantes de ese motín antipopular que amenazó con hundir a Hungría en el caos del terror y de la arbitrariedad fascista. restableciendo la vida normal. Ha pre­ tendido convencernos de que la cuestión de la ideología de los insurgentes y de sus designios no tienen ninguna importancia. acerca de que los sucesos de Hungría puedan hacer vacilar el movimiento obrero interna­ cional.El señor Pineau. impuestos a la Asamblea con el fin de realizar una vasta ope­ ración política dirigida contra los países del campo socialista. en su primera interven­ ción. no hacen más que contribuir a la cohesión y consolidación del movimien­ to obrero internacional. Los intensificados ataques de la reacción y el furibundo acoso que la prensa de los monopolios capitalistas lleva a cabo aho­ ra en todo el mundo contra los partidos comunistas. no han dado los resultados que esperaban sus organizadores. y algunos otros remarcan que ellos son socialistas. ¡Señores! Los cálculos de largo alcance de los organizado­ res del pustch fascista en Hungría han resultado faltos de ba­ se. Los familiares y allegados de los miles de personas perecidas a manos de los participantes del pustch contrarrevolucionario no se avendrán jamás con semejante planteamiento del pro­ blema. Mas ¿cómo se compaginan sus convicciones socialistas con el hecho de que ellos. templan a éste. De esta suerte. 159 . tomen bajo su defensa * a los conspiradores fascistas en Hungría? ¿Por qué no han en­ contrado ni una sola palabra para condenar las tremendas fe.■ rocidades perpetradas por los insurgentes contrarrevoluciona­ rios en Budapest y en otras ciudades húngaras? ¡Esas feroci­ dades han sido impresas en centenares de fotografías publica­ das en revistas y periódicos que les son asequibles! El señor Martino ha desarrollado aquí un argumento un tanto inesperado desde el punto de vista del derecho.

ya sobre genocidio. representante de la Repúbli­ ca Siria.Tan sólo han contribuido a desenmascarar los planes de resu­ rrección de la “ guerra fría”. ¿Comprenden bien hasta el fin aquellos que han inspirado esos debates adonde lle­ van la cosa? Una organización internacional que encuadra a decenas de países del mundo no pueden situarse en el camino de la contraposición de un grupo de Estados a otro grupo. que no modifican nada en su esencia. La delegación soviética ha considerado y considera que la resolución presentada por la delegación de Cuba es provocativa en su base y debe ser rechazada igualmente que las enmiendas a ella. El que todo eso no re­ dunda en beneficio de Hungría está claro sin ningunos comen­ tarios. y asimismo en toda la prensa capita­ lista. en el camino del atizamiento de las querellas basadas en diferencias ideológicas. aca­ lorados intencionadamente.d o reside en que los intentos de aprovechar esos debates para Una vil especulación política socavan seriamente el prestigio de la Organización de las Naciones Unidas. Hace ya varios días que en esta sala de la Organización de las Naciones Unidas. Por eso votaremos contra esa resolución. y bajo el amparo de esa corti­ na de humo las fuerzas de la agresión imperialista fraguan nue­ vos y peligrosos planes. consolidar el orden y la tranquilidad en todo el país y que termine ese indigno acoso de Hungría socialista que llevan a cabo las siniestras fuerzas de la reacción. Lo único que el pueblo húngaro necesita en la actualidad es que le den la posibilidad de organizar condiciones de vida normales en la ciudad y en el campo. se vienen caldeando intencionadamente las pasiones en torno al llamado “problema húngaro” . El otro la. ya sobre una mítica “ deportación” de húngaros. de lo cual nos acaba de hablar desde esta tribuna el señor Zein ed Din. Este ha declarado aquí que durante los últimos días vie­ ne teniendo lugar una intensa concentración de tropas del 160 . . ¿Acaso no está claro que la desenfrenada campaña de his­ teria anticomunista y antisoviética no es incrementada por ca­ sualidad? Desde la mañana hasta bien entrada la noche: tienen lugar en la Organización de las Naciones Unidas debates. Pero esto no es más que un lado de la cuestión.

Francia e Israel contra Egipto? Pues las tropas de los agresores se encuentran todavía en el territorio de Egipto. Esos problemas son los que precisamente esperan su exámen en la Organización de las Naciones Unidas. El cie­ lo sirio es surcado frecuentemente por aviones ajenos. los cuales demuestran que las negras fuerzas de la agre­ sión imperialista están preparando acciones militares también contra otros Estados del mundo árabe. ¿No es hora ya de que la Organización de las Naciones Unidas vuelva a los problemas verdaderamente importantes y verdaderamente impostergables de la actual situación interna­ cional y.agresor en las fronteras israelí-siria e israelí-jordana. 161 . Esos he­ chos son una amenazadora advertencia ante la que no puede pa­ sar de largo la Organización de las Naciones Unidas. Y ahora oímos hablar aquí de hechos más alarmantes aún. ante todo. a los problemas relacionados con la agre­ sión de Gran Bretaña.

2.Comunicado conjunto de las delegaciones de la FSM y de los sindicatos libres húngaros EL SECRETARIADO de la Federación Sindical Mundial ha hecho público el 28 de noviembre un comunicado conjunto de las delegaciones de los Sindicatos Libres Húngaros y de la Fe­ deración Sindical Mundial. Han llegado a la conclusión de que los elementos más reaccionarios y profascistas aprovecharon para M. Vínculos internacionales de los Sindicatos Libres Húngaros. presidente del consejo. pesadora de (izquierda) y V. las delegaciones de los Sindicatos Libres Húngaros y de la F S M examinaron conjuntamente los problemas siguientes: 1. molino harinero N 9 salida a Hungría de un convoy de 162 la estación Odesa Puerto directora del almacén del 2 de Odesa. Han constatado que los acontecimientos en Hungría han tenido grandes conse­ cuencias internacionales. Información sobre los acontecimientos en Hungría. Situación internacional en ligazón con los' aconte­ cimientos en Hungría. LIN ETSKAIA. V. ha estado en Budapest in­ vitada por los Sindicatos Libres Húngaros. secretario general de la F S M. La delegación ha sostenido conversaciones amistosas con los trabajadores. Ambas delegaciones coincidieron en la apreciación de los acontecimientos y de la trascendencia de la solidaridad obrera internacional con los trabajadores húngaros. una dele­ gación de la Federación Sindical Mundial presidida por Louis Saillant. e investida de los po­ deres del Buró Ejecutivo de la FSM. Movimiento de solidaridad con los trabajadores húngaros. En el comunicado se dice: “ Desde el 23 hasta el 26 de noviembre de 1956. funcionarios sindicales y con una delegación del Consejo Central de los Sindicatos Libres Húngaros encabe­ zada por Sandor Gaspar. 4. Pásechnik. ultimando la carga con harina de trigo . K. 3. En varias reuniones.

.

económicas y sociales que tuvieron lugar en Hungría para in­ tentar asestar un golpe mortal a todas las organizaciones de­ mocráticas de la clase obrera y a todas sus conquistas socia­ les fundamentales. hoy ha quedado demostrado que estos elementos contrarrevolucionarios utilizaron las perturbaciones políticas. La delegación de los Sindicatos Libres Húngaros corroboró que a los trabajadores de Hungría les anima la volutad de de­ senmascarar a la reacción internacional y a las fuerzas del fas­ 164 .la realización de sus fines contrarrevolucionarios cierto males­ tar existente entre los trabajadores y la juventud. malestar que no ponía en tela de juicio. es preciso reforzar en todas partes la unidad de acción de los trabajadores y no tolerar su escisión. el régimen socialista. que iría en contra de los intereses de la paz y de la ta­ rea de conservar a todo trance todas las conquistas sociales y las libertades democráticas alcanzadas por la clase obrera en el transcurso de sus combates históricos e inolvidables. tendientes a elevar la economía nacional. suscitando la necesidad de la vigilancia antifascista de las organizaciones obreras. La delegación húngara presentó una vasta información y un análisis detallado de la actividad de los sindicatos y del pa­ pel de los consejos obreros. el cual reglamenta las funciones de los consejos obreros. Comparte íntegramente la opinión del Secretariado de la FSM respecto del carácter y contenido de estos acontecimien­ tos tanto en el plano nacional como en el internacional. Reiteró que los trabajadores del mundo entero tienen fe en las fuerzas de los trabajadors húngaros y expresó la seguridad de la FSM en que éstos normalizarán rá­ pidamente la situación económica y social en el país. a mejorar la legislación social y a consolidar el régimen socialista. en modo alguno. La delegación sindical húngara hizo patente su profunda satisfacción por el apoyo material y moral prestado a los tra­ bajadores y a los sindicatos húngaros por la Federación Sindi­ cal Mundial desde los primeros días de los trágicos aconteci­ mientos. Las intrigas del fascismo se han manifes­ tado también en la arena internacional. Te­ niendo en cuenta estas intrigas. La delegación de la FSM se interesó por los planes y es­ fuerzos de los trabajadores húngaros.así como del legítimo Gobierno Obrero y Campesino de Hungría. En realidad.

X 6S . que atacan a los obreros de los países capitalistas utilizando oprobiosa y mendazmente los asuntos interiores húngaros. Los representantes de los Sindicatos Libres Húngaros pa­ tentizaron su fidelidad inflexible a los principios del interna­ cionalismo proletario y la voluntad de proseguir la colaboración fraternal con la Federación Sindical Mundial y con todas las organizaciones sindicales de todos los países en aras de la paz entre los pueblos y la unidad de los trabajadores de todo el orbe” .cismo declaradas y encubiertas.

En la región de Bacs-Kiskun. La vida renace. minas.VIII. La loca aventura del fascismo húngaro y de sus valedores extranje­ ros ha terminado en un rotundo fracaso para sus inspiradores y sus ejecutores y en una victoria para la clase obrera. los cam­ pesinos e intelectuales progresistas. el pueblo hún­ garo que ha demostrado que no desea abandonar el camino del socialismo ni apartarse de la familia fraternal de los países so­ cialistas. 166 . centrales eléctricas e instituciones de Estado y sociales. Los campesinos han terminado felizmente las faenas campestres de otoño. Por llamamiento del Gobierno Revolucionario de Obreros y Campesinos y del Consejo Obrero de Budapest se inició el trabajo en fábricas. los metalúrgicos de Gyosgyoer. Las calles de la capital se limpian de basuras y escombros. para. ASI COMO después de la tormenta vuelve a lucir el sol. durante la segunda quince­ na de noviembre llegaron a los puestos de compra 200 vagones de grano. los trabajadores textiles de Gyoer y los constructores de vagones de Dera y de maquina­ ria de Budapest. así la vida renace en las ciudades y los pueblos de Hungría. Policías húngaros vestidos de uniforme han vuelto a regular el tráfico en las calles y plazas de las ciudades. Buenas noticias llegan del agro húngaro. la sencilla y pacífica vida de todos los días vuelve por sus carri­ les y sobre los escombros quq se ven en las calles de Budapest ■ mudos testigos de la criminal locura fascista— se alza la es­ — peranza en el futuro feliz de Hungría. Funcionan normalmente correos y telégrafos. Producen ya los mineros de Pees y Dorog.. restorantes. Están abiertos comercios. en fin.. maíz y otros productos agrícolas. cafés. Vencida la contrarrevolución blanca. La vida en el país va volviendo a la normalidad: estas pa­ labras se repiten con creciente frecuencia en los periódicos hún­ garos y las transmisiones de la radio Budapest. la vida cotidiana.

al examinar la situación política en el país se pronunció por el desarrollo más rápido del trabajo de producción. No obstante. Pero los enemigos del pueblo húngaro no se han calmado. También en la última semana de noviembre. La Presidencia de la Unión de Escritores Húngaros. porque lo defiende el pueblo que apoya a su Gobierno de Obreros y Campesinos. nacionalización de las fábricas. construido por medios democráticos. gran­ des empresas. las fuerzas tenebrosas de la reacción no podrán quebrantar ese ré­ gimen. minas y bancos” . La República Popular Húngara y su pueblo laborioso em­ prenden el camino del trabajo creador pacífico. miembros de bandas terroristas derrotadas abrie­ ron fuego contra los obreros que reparaban las destrucciones en la capital y dispersaban a los obreros y empleados que iban al trabajo. Tiene fe en el porvenir.- . El progreso. Sin embargo. los cuales no han sido liquidados todavía del todo. Se dice en la resolución de la Presiden­ cia: “ El régimen social y económico de Hungría debe ser el socialismo. la paz y el socialismo han vencido. progresa paso a paso la cohesión de las fuer­ zas fieles al socialismo y entre los intelectuales. La clandestinidad reaccionaria continuará resistien­ do todavía al régimen de democracia popular. teniendo en cuenta las particularidades nacionales y conservando la refor­ ma agraria de 1945 y la.El campesino no teme ya que la contrarrevolución intente arrebatarle la tierra. Los intelectuales húngaros también se incorporan al traba­ jo social. La contrarrevolución introdujo elementos de confu­ sión y desconcierto en las filas de la intelectualidad húngara.