Está en la página 1de 5

1

COMO ENTERRAR EL PASADO EN FORMA EXITOSA

Las últimas palabras son extremadamente importantes. Al irme de viaje, a menudo le


doy a mi mujer una lista de las cosas que deben hacerse y le digo: "Querida, voy a estar
afuera por un tiempo. Aquí hay una serie de cosas por hacer. ¿Podrías hacerte cargo de
esto y de lo otro?”. Las palabras finales de Cristo son extremadamente importantes.
Aún hay muchos que se preguntan: ¿Cuán importante es el bautismo bíblico? Es el
bautismo algo que hacemos porque lo deseamos o es una de las doctrinas esenciales de
la escritura?

¿Es necesario el bautismo?

¡Ciertamente es algo que debe ser importante porque la Biblia lo menciona 80 veces!.
El bautismo es un requerimiento esencial para entrar al Reino de Dios. Creer es un
compromiso con Cristo. El bautismo es la manifestación externa de que somos de Él.

En Juan 3:5, Jesús nos pide nacer del agua y el espíritu. ¿Qué quiere decir "nacido del
espíritu"? Quiere decir ser transformados desde adentro por obra del Espíritu Santo y
testificamos de ese cambio por medio de un bautismo exterior.

Un signo externo de un compromiso interno

Cuando venimos a Jesús, existe un deseo de testificar públicamente que nos hemos
comprometido por medio del bautismo al igual que un hombre y una mujer que se
aman desean casarse en público, a fin de confesar ante todos que somos de Cristo y Él
nos da la bienvenida como miembros de la familia de Dios.

La pregunta es, sin embargo, ¿Qué clase de bautismo es la correcta?. La Biblia lo dice:
Un señor, una fe y un bautismo. Esto no implica bautizarse sólo una vez, sino que
existe un sólo método verdadero ¿rociar, esparcir agua en la cabeza?. Esto lo podemos
encontrar en Mateo 3:5.

El método bíblico es la inmersión

Cuando Jesús se bautizó en el Jordán no lo hizo porque fuese un pecador, sino que lo
hizo como un ejemplo para nosotros. Decimos no estar preparados para el bautismo
por diferentes motivos, pero no es éste un símbolo de perfección sino de compromiso
con Cristo. Si fuésemos perfectos no lo necesitaríamos. Cuando fui al bautisterio no
era perfecto pero el bautismo de Cristo hizo méritos por mi bautismo imperfecto.
2

Bautizarse quiere decir que estás entregado, que has aceptado a Cristo, que entiendes
lo que la Biblia enseña, que quieres seguir a Dios, que quieres unirte al pueblo que
guarda sus mandamientos.

Una vez bautizados, el Espíritu Santo desciende sobre nosotros. Dios nos habla, no
audiblemente, sino de un modo privado, personal, sientes en tu corazón que estás
complaciendo a Dios. El Espíritu Santo nos ayuda en la tentación, nos permite superar
al pecado y a Satanás.

¿Estoy realmente bautizado?

La Biblia enseña que el bautismo siempre ha sido por inmersión en un bautisterio, lago
o río. Toda la gente en la Biblia fue bautizada de esa forma. Existen bautisterios en
las iglesias más antiguas de Europa y el Medio Oriente. Rociar la cabezas de los bebés
es un hecho reciente.

El bautismo infantil no pertenece a la Escritura

La costumbre data del año 1311 D.C., a raíz del Concilio de Rávena, según esta
doctrina, no bíblica por cierto, se estable que el bautismo de los bebés se origina en la
idea de expiar el pecado heredado de Adán. ¿Condenaría el Dios de amor al infierno a
bebés inocentes del pecado de sus padres?. Además el bautismo no es una especie de
magia mística que automáticamente borra los pecados del niño. No hay poder en el
agua ni nada por el estilo. No obstante la Escritura es clara, podemos leer en
Deuteronomio 24:16 y Ezequiel 18:20 que los hijos no son culpables de los pecados de
sus padres. Muchas cosas han cambiado a lo largo de los siglos, pero la Escritura
permanece para siempre. ¿Comprendemos por qué Dios necesita a un pueblo que esté
enseñando la verdad de su palabra aquí en la tierra?.

El bautismo simboliza tres grandes aspectos del Evangelio

¿Qué debe pasar en el corazón y la mente de la persona antes del bautismo? La Biblia
es muy llana al respecto:
- La muerte a su antiguo estilo de vida pecaminoso- así como Cristo murió en la cruz.
- Enterrando sus pecados en la tumba de agua del bautismo así como Cristo fue
enterrado en el sepulcro.
- Levantándose otra vez para caminar rumbo a una nueva vida, como Cristo se
levantó en su triunfal resurrección.

Cuando te bautizas y desciendes bajo las aguas simbólicamente mueres a la vieja


persona, los viejos pecados, la autosuficiencia, la codicia y la lujuria mueren. El diablo
hace su mejor esfuerzo para condenarte al poco tiempo de haberte bautizado y te dice:
3

"Sé lo que hiciste hace dos años atrás", y tú le dices: "Lo siento, Sr. Satán, pero la
persona a que usted se refiere está muerta y enterrada. Soy una nueva persona
viviendo una nueva vida en Cristo".

Podríamos decir que quien no se bautiza de corazón es un "enterrado vivo", no ha


rendido su vida a Cristo, su Yo no ha muerto. Necesitamos creer en Cristo, desear
estar en sus brazos, vivir todas nuestras mañanas con él.

Ciertos misioneros fueron a predicarle el evangelio a los indígenas americanos y un


numeroso grupo de aquellos indios comenzó a leer la Biblia traducida a su propia
lengua. Ellos decidieron seguir a Cristo y bautizarse. Así el obispo vino con un cáliz
para efectuar el sacramento a aquellos que habían leído la Biblia. El Jefe Indio lo miró
y le dijo, "Obispo, copa muy pequeña para indio y obispo". El obispo replicó "no es la
cantidad de agua lo que importa, sino lo que está en el corazón". El Jefe Indio contestó
"Indios han leído libro equivocado entonces". Tenemos que leer el libro correcto,
hacer lo que dice, para así dirigirnos al encuentro de Nuestro Señor.

Tres pre-requisitos para el bautismo

Hay tres pasos que hay que tomar antes del bautismo:

Paso 1: Arrepentirse. Cuando las conciencias perturbadas por el Espíritu de Dios


preguntan en Hechos 2:37 : "Varones hermanos, qué haremos", La respuesta se repite
desde siglos: "Arrepiéntanse y bautícense en el nombre de Jesucristo para remisión de
los pecados". Tú no necesitas vivir una vida atormentada por la culpa, entra a las
aguas del bautismo, lava esos pecado y serás la persona que tú quieres ser.

Paso 2: Creer. (Se cita Hechos 8:37). ¿Crees en Cristo? ¿Lo has aceptado como tu
salvador? Si has encontrado a Cristo debes bautizarte así como un hombre y una mujer
que están totalmente enamorados no pueden descansar hasta que se casan. Cuando tu
amas a Dios y su poder está sobre ti, tú mismo tienes un deseo ardiente de ser
bautizado.

Paso 3: Aprender: El tercer paso es ser enseñado, es ser instruido en la verdad de la


Biblia. Y aquí hay otro argumento contra el bautismo de bebés: ellos no se pueden
arrepentir y en su inocencia no tienen pecados que confesar ni de que arrepentirse.
Tampoco no pueden tener algún tipo de creencia en Cristo ni alguna otra cosa.
Finalmente no se les puede enseñar lo básico de la salvación.

Antes que una persona se bautice debería tener una comprensión inteligente de las
enseñanzas de la Biblia. Debiéramos saber que Jesús es Nuestro Salvador. Que Cristo
4

volverá en las nubes de los cielos. Que el séptimo día de la semana es el sábado
bíblico. Que cuando morimos estamos en reposo esperando que Jesús vuelva.

Cristo es la cabeza de la iglesia

Alguien preguntó si el bautismo era en Cristo o en la Iglesia. Está en ambos. Tu


primera lealtad es para con Jesús. Pero la Biblia, en Colosenses 1:18 dice que "Cristo
es la cabeza del cuerpo que es la iglesia". Alguna gente dice que quiere bautizarse en
Jesús pero no en la iglesia, ¡qué quieren hacer!, ¿Cortar la cabeza del cuerpo?. Jesús es
la cabeza, la iglesia es el cuerpo, aquella que guarda sus mandamientos.

Así que cuando tú encuentras a una hermandad, una comunidad de creyentes que
enseñan todas las cosas que Cristo ha mandado. De ese cuerpo te nutres, en ese cuerpo
adoras cada sábado junto a otros hermanos y hermanas. En ese cuerpo te unes a un
pequeño grupo de oración. Cuando estoy deprimido necesito un hermano que me
llame y me consuele al teléfono.

El Señor está llamando gente hoy. En mis giras por los países de la ex-órbita
Soviética, hemos visto a miles de personas descender a las aguas del bautismo. Este
no es un fenómeno banal, es un movimiento a escala mundial, el mensaje de Dios para
este tiempo de clausura nos insta a preocuparnos de nuestra salvación. Miles de
jóvenes y ancianos de todas partes del mundo vienen a Jesús a través de Hungría, a
través de E.E.U.U., etc. En Polonia conocí a Peter, un joven neonazi, que creía en el
Satanismo y él verdaderamente adoraba a Satán. Aunque sus padres eran cristianos, él
no quería saber nada de la Cristiandad, él contrajo un cáncer. Cuando comenzamos
nuestras conferencias, su madre asistía a la iglesia y le llevaba a Peter las grabaciones.
Él comenzó a escucharlas. Al cabo de un tiempo, dijo: "Quiero entregarle mi corazón
a Cristo". Empezó a estudiar la Biblia y decidió bautizarse. Al ver su delicado estado
de salud pensé que sería imposible hacerlo, pero Peter insistió. "Es mi último deseo
antes de morir" me dijo. Lo llevamos al cuarto de baño, llenamos la tina de agua y allí
lo bauticé. Al inclinar la cabeza para orar ¡pude sentir la sagrada presencia de Dios!.
Peter, después de secarse con toallas, pidió té por primera vez.

Ahora es el tiempo de aceptar...

Peter no murió aquel día, ni al siguiente, ni al siguiente... sino un mes después. Antes
de morir le pregunté: "¿Tienes algún mensaje?". Y Peter dijo "Sí, Pastor, dónde quiera
que vaya cuente mi historia y muestre mi fotografía y dígales por favor que no esperen
demasiado. Jesús los llama ahora". Jesús te llama ahora, amigo, es tiempo de volver a
casa. Si nunca has sido bautizado por inmersión, es tiempo de bajar a las aguas
bautismales y recibir el sacramento. Es tiempo de que tus pecados sean perdonados,
5

tiempo de unir tu vida a Cristo. Deja tu pasado atrás. Si ya te has bautizado por
inmersión pero te has apartado quizás quieras bautizarte de nuevo.

El re-bautismo no se realiza cada vez que pecamos porque si así fuera siempre
estaríamos re bautizándonos una y otra vez. Pero hay gente que le ha dado la espalda a
Cristo y han roto flagrantemente sus votos. En ese caso ellos necesitan re bautizarse.

La voz amante de Jesús te está llamando ahora. Si tal vez fuiste bautizado por
rociamiento o aspersión y ahora quieres volar a los brazos de Jesús, quieres descender
a las aguas, quieres que tus pecado sean limpiados, quieres seguir a Cristo y guardar
Sus mandamientos, quieres que Cristo te diga: "Este es mi amado hijo, mi amada hija
en quien tengo complacencia. No dilates tu decisión, el Espíritu Santo está apelando a
tu corazón, no escuches al enemigo, vuelve a casa, ven ahora. Amén.