Configuración interna del craneo

Estando el sujeto en posición anatómica, un plano transversal de dirección oblicua de delante atrás y de arriba abajo, que pasa por delante por la eminencia frontal media y por detrás por la protuberancia occipital externa divide la caja craneal en su configuración interior en dos regiones: •Región de la bóveda •Región de la base. a) Región de la Bóveda: La bóveda craneal esta formada por delante por el hueso frontal; en su parte media por los dos huesos parietales; por detrás, por la parte mas elevada de la concha del hueso occipital. •En la línea media y de delante atrás, presenta sucesivamente: ◦La cresta frontal, en la cual viene a insertarse la hoz del cerebro. ◦Un canal longitudinal el cual, siguiendo las suturas mediofrontal y sagital, nos conduce hasta la protuberancia occipital interna, limite posterior de nuestra región. •A los lados de la línea media, y procediendo siempre de delante atrás, encontramos sucesivamente: la fosa frontal, la sutura frontoparietal, la fosa parietal, la sutura parietoccipital y la fosa cerebral del occipital. Dejemos también consignada la presencia, a cada lado de la sutura sagital: ◦Del agujero parietal. ◦De las depresiones, muy variables en número de extensión, que producen en la superficie ósea los corpúsculos de Pacchioni. Es de hacer notar que estas depresiones están aquí casi siempre situados en el extremo de una rama arterial de la duramadre. Además, hay concordancia casi constante entre la profundidad del surco de esta arteria y el grado de adelgazamiento del cráneo debido a los corpúsculos de Pacchioni. Estás depresiones la mayoría de la veces se encuentran cerca del ángulo bregmatico; ángulo formado por la convergencia de las suturas sagital y mediofrontal, a una distancia de 25 milímetros de esta ultima sutura y a 15 milímetros de la sutura biparietal. b) Región de la Base: La base del cráneo, relativamente muy elevada por delante, se hace cada vez mas profunda hacia atrás, formando así un plano inclinado sumamente desigual. Para mayor comodidad en la descripción se la divide en tres zonas: anterior, media y posterior. 1.-Zona Anterior: Limitada por delante por el plano convencional que separa la bóveda del cráneo de su base, por detrás esta perfectamente limitada, en la línea media, por el canal óptico y a los lados, por el borde posterior de las alas menores del esfenoides. Está constituida:

•Las eminencias orbitarias. que lleva una dirección transversal y va a terminar a derecha e izquierda en el agujero óptico. con sus eminencias mamilares (ruga cerebralia) y sus impresiones digitales. por las eminencias orbitarias y las alas menores del esfenoides. A lo largo de la sutura frontoetmoidal encontramos dos agujeros. •El agujero ciego. detrás de la cresta se encuentra una convexidad que une los dos agujeros ópticos. •La apófisis crista galli. la hendidura etmoidal y el agujero etmoidal. denominados conductos etmoidales o conductos orbitarios internos. En esta zona encontramos: En la línea media y de delante atrás: •La porción inferior de la cresta frontal.•En la línea media. que une el agujero del mismo nombre con el conducto orbitario interno anterior. Este canal no existe en la inmensa mayoría de los casos. en la pared interna de la orbita. con los agujeros olfatorios. de ordinario. •El canal óptico. muy poco marcada. continuación hacia atrás de esta ultima apófisis. por la cara posterior del frontal. El conducto orbitario interno posterior da paso a la arteria etmoidal posterior y a un pequeño filete nervioso descrito por LUSCHKA. •A los lados. la lamina cribosa del etmoides y una parte de la cara superior del cuerpo del esfenoides. •Una cresta. 2. •El surco etmoidal. en los cuales se alojan los nervios y los bulbos olfatorios. los cuales se abren por la otra parte. distinguidos en anterior y posterior. •La sutura frontoetmoidal. A cada lado: •Los canales olfatorios. articulándose por atrás con las alas menores del esfenoides para formar la sutura frontoesfenoidal.-Zona Media: . El conducto orbitario interno anterior da paso a la arteria etmoidal anterior y a un filete nervioso sensitivo (filete etmoidal del ramito nasal de la rama oftálmica de WILLIS).

en toda su extensión. en el cual se aloja el ganglio de Passer o ganglio del nervio trigémino. por el borde superior de la lamina cuadrilátera del esfenoides. Asimismo hemos de considerar en estas fosas contados de delante atrás nueve orificios. en el cual se alojan el seno cavernoso y la arteria carótida interna. patético y oftálmico. En estas excavaciones. cuyo conocimiento es de gran importancia: •La hendidura esfenoidal. dos anteriores y dos posteriores.•Límite anterior: limite posterior de la zona precedente: el canal optimo y el borde posterior de las pequeñas alas del esfenoides. motor ocular externo. distinguimos ante todo la depresión o fosita de Gasser. por otra parte en el borde inferior de la hendidura encontramos también. llamadas fosas esfenotemporales. en el lado externo de la hendidura esfenoidal existe a veces un pequeño tubérculo óseo. la porción escamosa del temporal y la cara anterior del peñasco. nervio lagrimal. A la formación de esta zona media concurren: el cuerpo del esfenoides. o a sus tres ramas terminales (nervio frontal. la cual esta limitada: ◦Por delante. •Límites laterales de la zona están representados por el plano convencional antes indicado que separa la bóveda de la base. a la vena oftálmica y a algunas ramas de la arteria meníngea media. ◦Por los lados. una pequeña espina en la cual toma una inserción suplementaria en el músculo recto externo (músculo del ojo). por el canal cavernoso. que sirve de implantación al anillo de Zinn. en las cuales se aloja el extremo anterior del lóbulo temporal. . en muchos casos. el ala mayor del mismo hueso. los bordes laterales de esta misma hoja cuadrilátera y el borde superior del peñasco. por las cuatro apófisis clinoides. Encontramos. la sutura que une el ala mayor del esfenoides. que esta labrada en la parte mas interna de la cara anterior del peñasco. que pone en comunicación el cráneo con la orbita y da paso a los nervios: motor ocular común. Ya hemos dicho antes que en la silla turca se aloja el cuerpo pituitario o hipófisis •A los lados: dos excavaciones profundas. nervio nasal). En la zona media encontramos sucesivamente: •En la línea media: la silla turca o fosa pituitaria. de una parte a la porción escamosa del temporal y de otra parte al borde anterior del peñasco. ◦A los lados. el borde superior de la hoja cuadrilátera del esfenoides. ricas en impresiones digitales y eminencias mamilares. ◦En sus cuatro ángulos. •Límite posterior lo constituyen: ◦En la línea media. por el canal óptico y por los dos agujeros ópticos que se abren en los dos extremos del canal. ◦Por detrás.

por la yuxtaposición del temporal y del borde anterior del occipital. aquí también hemos de consignar la existencia de dos canales oblicuos que son la continuación de esos orificios y por los cuales corren de fuera a dentro los filetes nerviosos que acabamos de indicar. petroso superficial y petroso profundo. En el adulto no se distingue sutura marcada entre el cuerpo del esfenoides y la apófisis basilar. 3. fusionados en una sola y única rama. por el cual pasa la arteria meníngea media. a través del cual pasan los pequeños nervios. •El agujero oval. En la zona posterior de la base del cráneo encontramos: •En la línea media y de delante atrás: ◦El canal basilar.•El agujero redondo mayor. situado un poco por dentro del agujero global. Esta constituida pues. formada. •El hiato de Falopio y los orificios accesorios que lo acompañan.-Zona Posterior: La zona posterior. agujero que en estado fresco esta cerrado por una lamina fibrocartilaginosa atravesada por el nervio vidiano. a una vena emisaria. no presenta más que una sola sutura. cuando existe. •El agujero de Vesalio (inconstante). •El agujero redondo menor. que da paso al nervio maxilar inferior y a la arteria meníngea menor. que da paso. sobre el cual descansan la protuberancia anular y el tronco basilar. que se abre en la fosa pterigomaxilar y da paso al nervio maxilar superior. . procedentes del facial. derivados del nervio de Jacobson. •El conducto innominado de Arlnold (inconstante). y por los nervios petrosos profundos. exceptuando las fosas cerebrales. la sutura temporo-occipital. esta limitada por delante por el borde superior de la lamina cuadrilátera del esfenoides y por el borde superior del peñasco. •El agujero rasgado anterior. de paso hagamos constar que de este agujero parte el conducto vascular que mas adelante ira a formar en el parietal las ramificaciones de la hoja de higuera. abiertos en la cara anterior del peñasco y atravesados por los dos nervios petrosos superficiales. •El orificio interno del conducto carotideo. por la vertiente posterior de la lamina cuadrilátera del esfenoides. abierto en el vértice del peñasco y que conduce la carótida interna al canal cavernoso. A pesar de su extensión. el cual es a su vez una rama del nervio glosofaríngeo. como indica su nombre. entre el peñasco y el borde interno del ala mayor del esfenoides. limitada por detrás y a los lados por el plano convencional que separa la base del cráneo de la bóveda. la cara posterior del peñasco y toda la cara interna del occipital. que pertenecen a la bóveda. arteria impar y media formada por la unión de las dos arterias vertebrales. que constituyen una de las raíces del ganglio óptico.

dos pequeñas apófisis óseas. hendidura muy estrecha situada un poco por fuera del agujero precedente. la parte mas externa de la sutura petrooccipital. en esta segunda parte de su trayecto. ◦El agujero rasgado posterior.dirigiendose oblicuamente hacia abajo y adentro y recorriendo. en este punto se reúnen la hoz del cerebro. el cual da paso a una pequeña arteria y al saco endolinfatico . ◦El canal petroso inferior. ◦El acueducto del vestíbulo. en las que descansan los hemisferios cerebelosos y en las que se distinguen una serie de agujeros y canales vasculares. el nervio espinal que. variable por su situación.◦El agujero occipital. que circunscribe la mayor parte de las fosas cerebelosas y en el que se aloja el seno venoso lateral. este canal se dirige primero horizontalmente hacia fuera hasta la porción mastoidea del temporal. procedente del bulbo. desprendidas la primera del reborde petroso y la segunda del occipital. las arterias vertebrales. que sigue el borde superior del peñasco y en el cual se aloja el seno venoso del mismo nombre. finalmente. las arterias espinales. situado en el reborde del agujero occipital. ◦El conducto auditivo interno. el cual da pasó a tres nervios: el auditivo. ◦El agujero condileo anterior. no constante. da paso a una vena tributaria del seno lateral. a través del cual pasan el bulbo y sus cubiertas. la hoz del cerebelo y la tienda el cerebelo. ◦El agujero condileo posterior. a saber:◦El canal petroso superior. en este punto convergen también muchos senos venosos para formar lo que se ha convenido en llamar prensa de Herofilo o torcular. ya descrito en la cara posterior del peñasco. ◦La cresta occipital interna. penetra en el cráneo para volver a salir de esta cavidad por el agujero rasgado posterior y. originándose en la protuberancia occipital interna. ◦El canal lateral. el facial y el nervio intermediario de Wrisberg. ancha abertura colocada entre el borde anterior del occipital y el borde posterior del peñasco. la cara interna de la posición mastoidea del temporal y. a través del cual pasa una vena anastomotica. pero terminando siempre en la segunda porción del canal lateral. el cual da pasó al nervio hipogloso mayor. y a partir de este punto se incurva casi en ángulo recto. por ultimo. que forma el limite extremo de la región. labrado en la parte mas interna de la sutura petrooccipital y dando alojamiento al seno petroso inferior. Su contorno es muy irregular y a esta circunstancia debe el nombre de agujero rasgado que le han dado todos los anatomistas. y uniendo los dos canales lateral y petroso inferior los cuales en este punto se dirigen el uno hacia el otro. las raíces ascendentes del nervio hipogloso mayor. un poco por delante de su diámetro transversal. •A los lados: las fosas cerebelosas. ◦La protuberancia occipital interna. las cuales se encuentran . que separa una de otra las dos fosas cerebelosas y en la cual se inserta la hoz del cerebelo. ◦El agujero mastoideo.

une el frontal al borde anterior del parietal. hacia fuera.. Entre estas tres eminencias encontramos dos suturas: la primera. Está abertura está circunscrita: por dentro. sutura frontoparietal o coronal. por una cresta anetroposterior muy irregular. ◦A los lados encontramos tres eminencias. •Región de la bóveda. en donde nace la inferior. está abertura pone a está región en comunicación directa con la fosa cigomática. que. esta línea curva puede recibir el nombre de línea temporal. Hacia abajo y adelante. no es mas que la continuación del seno lateral. sutura occipitoparietal o lambdoidea (en forma de lambda griega). por la raíz transversa de la . esta exactamente limitada por la línea temporal superior. siempre colocado acerca de esta sutura y por ultimo. Considerando en su configuración exterior. el parietal y el occipital. la cual.. que empieza por delante a nivel de la apófisis orbitaria externa (cresta lateral del frontal) y termina por detrás en la fontanela posterolateral. confundida primeramente hasta cerca de la sutura coronal. por el músculo occipitofrotal. le es concéntrica y por detrás viene a terminar en la rama ascendente de la raíz longitudinal de la apófisis zigomática.muy cercas entre si. el nervio espinal y la vena yugular interna. por detrás. aunque correspondiendo a un radio mas corto. más o menos marcadas según los sujetos. vemos después la sutura biparietal o sagital. la parte mas alta de concha occipital. y separándose en seguida cada vez mas a medida que se aproxima a la apófisis mastoides. con el agujero parietal.En sentido anteroposterior. por abajo y un poco antes de llegar al parietal emite una rama de bifurcación. La bóveda del cráneo esta cubierta. por la cual pasan. una superior y otra inferior. y finalmente. generalmente muy visible. •Región lateral o región temporal. la bóveda se extiende desde la eminencia frontal media hasta la protuberancia occipital externa. la segunda. mas o menos juntos. y en la línea temporal inferior se inserta el músculo temporal. que de adelante atrás son: la eminencia frontal. en estado fresco. destinada al nervio glosofaríngeo. ◦En la línea media encontramos en primer termino la sutura mediofrontal. y una porción externa o posterior. La línea temporal superior. la cresta esfenotemporal. une el borde superior del parietal al borde anterior del occipital. Simple en casi toda la porción que corresponde al hueso frontal. por la apófisis cigomática del temporal y por el hueso malar. pues dos líneas temporales. como hemos dicho ya al hablar del parietal. y es bastante regularmente lisa en toda su extensión. esta limitada por arriba y atrás por una línea curva. por añadirse a los lados de la primera una tercera región. Existen. la eminencia parietal y la eminencia occipital. Pero la bóveda y la base de la superficie exterior difieren de las regiones homónimas de la superficie interior. por delante por la cara interna del hueso malar. la región temporal. que el adulto desaparece. dividen el agujero rasgado posterior en dos porciones: una porción interna o anterior. la región temporal presenta una extensa abertura de forma oval y cuyo eje mayor es anteroposterior. el nervio neumogástrico. el asterion de los antropólogos en el punto en que converge a la vez el temporal.La región temporal que impropiamente se designa con el nombre de fosa temporal (únicamente su porción anteroinferior podría justificar semejante denominación). en sentido lateral. presta inserción a la aponeurosis temporal. como veremos mas adelante. encontramos también en el cráneo bóveda y base.

Estudiemos ahora cada una de estas zonas. En ella encontramos las diferentes suturas que unen estos huesos entre si. correspondiente estas dos ultimas eminencias al temporal. la línea curva occipital superior. situada por delante de la línea bicigomatica. ◦La raíz longitudinal de la apófisis cigomática. encontramos en esta zona sucesivamente: a) la espina nasal del frontal b) la lámina perpendicular del etmoides . encontraremos fácilmente: ◦Los arcos orbitarios. y luego tracemos otra línea paralela que una las dos apófisis mastoides (línea bimastoide).apófisis cigomática. que comprende toda la región de la base que encuentra situada por detrás de la línea bimastoidea. 1) En la línea media. y en estos unas veces un conducto y otras veces una simple escotadura (conducto o escotadura o supraorbitarios) para el paso del nervio supraorbitarios. y por otra parte. los cuales estudiaremos en la región de la base de la base del cráneo. frontal. La región temporal esta formada por los huesos: parietal. comprendida entre la línea bicigomatica y la bimastoidea: 3) una porción posterior o zona occipital. a la apófisis cigomática de la concha temporal. ◦El borde anterior del ala mayor del esfenoides. temporal y el ala mayor del esfenoides. Sobre esta línea curva y como formando parte de ella. •Región de la base: Limitada por delante por la eminencia frontal media y por detrás por la protuberancia occipital externa. 2) una porción media o zona yugular. Zona Facial: En la constitución de la zona facial entran los huesos: esfenoides. el etmoides y el frontal. Estas dos líneas. que nos conduce hasta la protuberancia occipital externa. Para el estudio del área de la base del cráneo tracemos ante todo una línea trasversal que se extienda de un tubérculo cigomático al otro (línea bicigomatica). y de adelante atrás. y además las dos suturas que unen el hueso malar. la base del cráneo esta circunscrita a cada lado de la línea media por una prolongada línea curva que uniría sucesivamente de adelante atrás: la apófisis orbitaria del frontal. ◦Y último. ◦La cresta esfenotemporal que le sigue. por una parte a la apófisis orbitaria externa del frontal. el tubérculo cigomático y la apófisis mastoides. En está zona no describiremos la apófisis mastoides y el conducto auditivo. aun siendo convencionales nos permiten dividir la base del cráneo en tres porciones o zonas a saber: 1) una porción anterior o zona facial.

Por lo demás está formado: por delante y afuera. y en su parte media. formado por la lámina cribosa del etmoides por delante y el cuerpo del esfenoides por detrás. y en la cual encontramos. Cada uno de estos cuadriláteros tiene en sus cuatro ángulos cuatro eminencias óseas importantes. 2) A los lados de la línea media encontramos primeramente la bóveda de las fosas nasales. por su apófisis vaginal que traspasa sus límites tanto por dentro como por fuera. Esta línea de prominencias está formada. la hendidura etmoidal. Encontramos también. el cóndilo del occipital y la apófisis mastoides. que nos son ya conocidas: el tubérculo cigomático. Además. el agujero óptico. en donde vienen a insertarse los músculos recto anterior mayor y recto anterior menor de la cabeza. y. una superficie horizontal. por la porción precondílea de occipital. el agujero etmoidal. •Un triángulo posterointero. por la concha del temporal y el ala mayor del esfenoides. por detrás de la orbita y por fuera de la apófisis pterigoides. cuya mitad inferior esta formada por los huesos de la cara. por la espina del esfenoides y. la mitad superior de la orbita. Por fuera de este canal encontramos en la zona facial la masa inferior de las masas laterales del etmoides. los dos conductos etmoidales o conductos orbitarios internos. canal prolongado y estrecho. por detrás y adentro. En la zona facial de la base del cráneo viene a abrirse los agujeros y conductos siguientes: los agujeros olfatorios. por último. una serie lineal de crestas y prominencias que van de las apófisis mastoides a la apófisis pterigoides dividen nuestro cuadrilátero en dos triángulos sensiblemente iguales en superficie: •Un triángulo anteroexterno. en la cual viene a insertarse los manojos superiores del músculo pterigoneo externo. la apófisis pterigoides. en los cuales parecen darse cita todos los orificios que ponen en comunicación las diversas regiones del cuello con la cavidad craneal. por la superficie basilar del occipital. de la apófisis mastoides a la apófisis pterigoides: por la apófisis estiloides. por ultimo. Así se encuentra circunscrito por cuatro líneas rectas que reúnen dos a dos estas diferentes eminencias angulares. perfectamente separada de la región lateral del cráneo por la cresta del esfenoides: es la superficie esfenocigomática del ala mayor del esfenoides. rugosa. por la cara inferior del peñasco. la hendidura esfenoidal y el orificio del seno esfenoidal. por los dos cuadriláteros perfectamente regulares. Zona Yugular está formada: 1) En la línea media. el tubérculo faríngeo y la fosita navicular de POELCHEN.c) la cresta esfenoidal inferior. además de las rugosidades destinadas a la inserción de estos músculos. 2) A los lados. en la cual viene a fijarse el vomer. por una laminilla ósea más o menos desarrollada .

En su límite anterior. •Entre el agujero rasgado anterior y el orificio inferior del conducto carotídeo. conducto que por otra parte. encontramos primeramente. •En el borde anterior del mismo hueso. •El orificio inferior del conducto carotídeo. el orificio exocraneal de la trompa de Eustaquio y el del conducto de músculo del martillo. el orificio inferior del conducto de Jacobson. en su trayecto y en cada la do de la línea media. el agujero rasgado anterior. 1) En el triángulo anteroexterno encontramos: •El conducto auditivo externo. que circunscribe por delante la raíz transversa de la apófisis cigomática y resulta dividida en dos porciones bien distintas por la cisura de Glaser. que le sigue por fuera y poco por delante. se abre en la fosa pterigomaxilar. Zona Occipital: está enteramente formada por el occipital. más o menos oculto por el vértice del peñasco. •El agujero redondo menor. el orificio posterior del conducto vidiano. •Entre último orificio y la fosa yugular en el vértice de una cresta que los separa. de dentro a fuera: . costea el borde interno del ala mayor del esfenoides y termina en el ala externa de la apófisis pterigoides. •Por delante de este último. •En el vértice del peñasco. la línea bimastoidea. •La cavidad glenoidea del temporal. •El agujero rasgado posterior y la fosa yugular. y la porción mastoidea del temporal. el acueducto del caracol. en la cual vienen a insertarse los músculos periestafilino externo e interno del martillo. •El agujero oval. •En el borde posterior del peñasco. la fosita condílea anterior. partiendo de esta última apófisis. tres eminencias importantes que son. 2) A su vez encontramos en el triángulo posterointerno: •El agujero estilomastoideo. en la base de la apófisis pterigoides. en el fondo de la cual se abre el agujero condíleo anterior.que. una superficie cuadrilátera rugosa. •Por delante del cóndilo del occipital.

que se dirigen las tres hacia fuera y adelante: •La primera de estas líneas empieza en la protuberancia occipital externa y termina en la apófisis mastoides. que da paso a una vena del mismo nombre. •La tercera. esternocleidomastoideo. una caras externa convexa (facies convexa cerebro). •Caras de los hemisferios cerebrales: Cada hemisferio presenta tres caras: una inferior (basis cerebro). de donde nace el músculo del mismo nombre. el agujero condileo posterior. complexo mayor. unidos entre si por una cresta generalmente bien deslindada. es la línea curva occipital inferior. es en realidad el reborde posterior del agujero occipital. De las dos extremidades. recto posterior mayor y menor de la cabeza. en los que surcos menos profundos y mas cortos limitan relieves denominados circunvoluciones (gyri cerebro). parten tres líneas curvas concéntricas. oblicuo menor CEREBRO: El cerebro es una masa ovoidea cuya extremidad mayor es la posterior. •La segunda empieza en la parte media de la cresta occipital y termina en el lado externo de la apófisis yugular. con su superficie articular muy prolongada y oblicua hacia delante y adentro. Las dos líneas curva occipitales y las superficies rugosas que circunscriben prestan inserción a gran número de músculos: occipital.a) el cóndilo occipital. por detrás está limitado por la fosa condílea posterior. esplenio. la cresta occipital externa. c) por ultimo la apófisis mastoides. en cuyo lado interno se ve la ranura digastrica. complexo menor. En la línea media. y también de la parte media de la cresta. y esta dividido en dos hemisferios simétricas (hemispherium dextrum. unida a la del lado opuesto por las comisuras interhemisfericas. y una cara interna (facies mediales cerebro) vertical. en cuyo fondo se ve frecuentemente un agujero. así como sobre la tienda del cerebelo (tentorium cerebelli). con su superficie rugosa para la inserción del músculo recto lateral del cuello. •Cisura y surcos: La superficie de los dos hemisferios cerebrales esta dividida por cisuras o surcos profundas en regiones denominadas lóbulos. hemispherium sinistrum) por la gran hendidura ínterhemisférica (fisura longitudinales cerebro). que parte de la extremidad anterior de la cresta occipital. la zona occipital presenta el agujero occipital y la protuberancia occipital externa. trapecio. que descasa sobre los pisos posterior y medio de la base del cráneo. que corresponde a la bóveda craneal. Cara Lateral: . es la línea curva occipital superior. b) la apófisis yugular.

•Ramas Anteriores y Ascendente del Surco Lateral: Dos muescas (ramus anterior y ramus ascendens sulci laterales) o cortos surcos surgen en el origen de la cisura de Silvio y permiten aislar en la tercera circunvolución frontal tres partes que. por detrás. las circunvoluciones primera y segunda. La otra cisura o surco esta situada por detrás de la de Rolando. y separa exactamente uno de otro. Tales surcos (sulcus frontales superior y sulcus frontales inferior) no alcanzan por detrás la cisura de Rolando. el lobulillo del pliegue curvo. Su extremidad inferior esta rodeado por un pliegue que une estos dos lóbulos. que se llama surco interparietal (sulcus interparietal). cabo (pars triangularis) y cabeza (pars orbitalis). que de arriba abajo se denomina: primera circunvolución temporal (gyrus temporalis superior). 2. los lóbulos occipital y temporal (lobus occipitales y lobus temporales) que están situados detrás y por debajo de tal surco. frontal ascendente o prerrolándica (gyrus precentralis). los lóbulos frontal y parietal (lobus frontales y lobus parietalis). De estos surcos. a saber. parietales (lóbulus parietalis superior y lobulus parietalis inferior). un puente. el surco central se extiende desde el borde superior del hemisferio hasta la proximidad de la cisura de Silvio. de arriba abajo. primera (gyrus frontales superior). segundo (gyrus frontales medius). 1.-El lóbulo temporal esta dividido por dos surcos paralelos a la cisura de Silvio en tres circunvoluciones. parietal y occipital. se denominan circunvoluciones primera. largo y profundo: se le conoce con el nombre de cisura de Rolando o surco central (sulcus centrales). uno es anterior. lo que da lugar a la formación de cuatro circunvoluciones: tres horizontales. contadas de arriba abajo. •Surcos Frontal Superior e Inferior: El lóbulo frontal esta recorrido por dos surcos paralelos al borde superior convexo del hemisferio. situados por encima y delante de la profunda cisura lateral del hemisferio o cisura de Silvio (sulcus lateralis).•Cisura de Silvio: Cada hemisferio esta dividido en cuatro lóbulos por tres cisuras. conociéndosele con el nombre de opérculo rolándico u opérculo fronto parietal (operculum fronto-parietale). Por lo común. del lóbulo parietal por delante y arriba. tercero (gyurus frontales inferior). . es muy corta y se le conoce con el nombre de cisura perpendicular externa. y del lóbulo temporal por delante abajo. segunda circunvolución temporal (gyrus temporales medius) y tercera circunvolución temporal (gyrus temporalis inferior). •Cisura de Rolando y Cisura Perpendicular Externa: Otros de los surcos dirigidos de arriba abajo separan uno de otro los lóbulos frontal. Su prolongación teórica hasta el borde inferior de la cara externa del hemisferio permita separar el lóbulo occipital. que bordea la cisura de Rolando. y una cuarta circunvolución vertical.-El lóbulo occipital esta dividido por dos surcos y tres circunvoluciones que. de detrás adelante. une el lóbulo parietal con lóbulos temporal y occipital. •Surco Interparietal: El lóbulo parietal esta recorrido por un largo surco en forma de T tumbada. Como la cisura de Silvio no divide totalmente la cara externa del hemisferio.entre la rama vertical de la T y cisura de Rolando se halla la circunvolución parietal ascendente (gyrus postcentralis) y a cada lado de la rama horizontal. los lóbulos frontal y parietal. se denominan pie (pars opercularis). segunda y tercera.

Cara Inferior: •Surco Olfativo y Surco Cruciforme: La cara inferior. Entre la cisura perpendicular interna por detrás. en él se aprecian dos surcos. para alcanzar el borde superior el hemisferio. •Circunvolución Occipital Tercera. el surco cruciforme (sulcus orbitalis). Cara Medial: La cara medial de cada hemisferio es una superpie plana cuyo límite inferior describe una curva cóncava arrollada alrededor del cuerpo calloso (corpus callosum). •Cisura Callosomarginal: De entre los surcos señalaremos la cisura callosomarginal (sulcus cinguli). la primera queda en la zona craneal y la segunda en la zona caudal. los cuales permiten distinguir tres circunvoluciones paralelas. del borde superior. esta cisura separa la circunvolución frontal interna (gyrus frontales superior-pars mediales) de la circunvolución del cuerpo calloso (gyrus cinguli). El piso anterior de los dos en que queda dividida la cara inferior pertence al lóbulo frontal y se le conoce con el nombre de lobulillo orbitario. En general. la cisura perpendicular interna (sulcus parietooccipitalis). el borde superior por arriba y un pequeño surco (sulcus subparietalis) por debajo existe un ultimo lobulillo de pequeñas dimensiones que se conoce con el nombre de lobulillo cuadrilátero (precuneus). subdividido por pequeños surcos en cinco circunvoluciones insulares (gyri insulae). lobulillo que queda separado de la circunvolución del cuerpo calloso por el suco subparietal. uno interno o surco olfativo (sulcus olfactorius) sobre el que descansa la cintilla y el bulbo olfativo. y por tanto. que no son otra cosa q1ue los segmentos orbitarios de las circunvoluciones frontales primera. En la extremidad posterior de la circunvolución frontal interna se individualiza el pequeño lóbulo paracentral.Finalmente. segunda y tercera. muy irregular. que divide la parte anterior y superior de esta cara interna a medial del hemisferio cerebrales en dos pisos o zonas. de la cisura de Silvio. presenta dos pisos separados por la primera porción. y la otra del polo occipital la cisura calcarina (sulcus calcarinus). se unen por detrás del rodete del cuerpo calloso para limitar una circunvolución triangular que se denomina cuña (cuneus). se encuentra el lóbulo de la ínsula (insula). en la que se reconoce el valle silvano (fossa lateralis cerebri). que aíslan cuatro circunvoluciones. De está dos circunvoluciones. en este punto. Esta hendida por tres surcos profundos denominados cisuras. pero a la altura del rodete se dobla. En efecto. extremidad posterior doblada de la cisura callosomarginal por delante. en la profundidad de la cisura de Silvio. el surco callosomarginal corre paralelo a la dirección del cuerpo calloso. Circunvolución Occipital Cuarta y Temporal también cuarta: El piso posterior de la cara inferior del hemisferio se extiende desde el polo temporal (polus . situados a ambos lados del origen de la cisura central que corta. y otro extremo en forma de H. horizontal. •Cisura Perpendicular Interna y Cisura Calcarina: Otras dos cisuras que arrancan. oculto a la vista en su examen superficial. en forma de S itálica. al borde superior del hemisferio.

sensaciones delicadamente conscientes y realizaciones psiquímicas muy individualizadas. Los seres vivos de neopalio poco desarrollado y pertenecientes a un mismo genero tienen un comportamiento casi uniforme que difícilmente les permitirá distinguirse entre si. TALLO CEREBRAL: Desde el punto de vista descriptivo. resulta cómodo estudiar cada uno de los elementos que. dando lugar al gancho o uncus. EL territorio del neoencéfalo (nuevo encéfalo) corresponde a la totalidad de la corteza de los hemisferios y a la sustancia blanca que envuelve. poseen cada uno. sensitivos o sensoriales y psíquicos que domina por su carácter individual todas las estructuras nerviosas subyacentes. muchotas mas extenso. estas circunvoluciones se denominan en conjunto temporooccipitales (gyrus occipitotemporalis medialis y gyrus occipitotemporalis lateralis). De fuera adentro son: la circunvolución occipital tercera. hasta el polo occipital (polus occipitales) por detrás. y la localización de las vías de asociación más importante. Si en un grupo la corteza cerebral ha adquirido gran desarrollo. pues. Esta constituye la circunvolución del hipocampo (gyrus parahippocampalis). tampoco puede negarse que es posible distinguir con precisión los síndromes . el sitio donde se elaboran los fenómenos motores. Dos surcos paralelos los dividen en tres circunvoluciones. Ya se ha visto que estas últimas constituían la base de los automatismos. respectivamente temporal (que en parte ya se ha visto en la cara externa del hemisferio). que en la parte anterior pertenecen al lóbulo temporal y en la parte posterior al lóbulo occipital. con lo que se forma así la gran circunvolución límbica de Broca. Este neopalio es. constituyen el tallo cerebral. será el punto de terminación de casi todas las vías sensitivas y sensoriales epicríticas. que si bien es el primero en aparecer en la serie. en cambio esta en vía de regresión en el hombre. y el punto de origen de todas las vías motoras voluntarias y de gran parte de las vías semiautomáticas. Esta circunvolución se une a la del cuerpo calloso por un pliegue denominado isthmus gyri ciguli.temporales) por delante. por ello. únicamente encargado de la función osmatica. tanto más complejos cuanto mas numerosas y más perfeccionadas eran las formaciones segmentarías o suprasegmentarias que las gobernaban. la circunvolución occipital cuarta y temporal también cuarta (gyrus occipitotemporalis lateralis) y por ultimo. superpuestos de abajo arriba. Empero. no existe límite real de separación entre ambas zonas temporal y occipital. Así comprendemos que el hombre sea el ser mejor provisto de sustancia gris cortical y que en su desarrollo el aumento de su corteza este en relación directa con la afirmación progresiva de su personalidad intelectual. la ultima circunvolución occipital y la quinta circunvolución temporal. una fisiología característica. la cual esta incurvada hacia delante de forma muy caracterizada. semivoluntarias. Sabemos que esta corteza puede dividirse filogenéticamente y por su significación sistemática en dos subterritorios desiguales: el arquipalio (archicortés y paleocortex: rinencefalo). protuberancia y pedúnculos cerebrales. que es más fácil reconocer en cada miembro de este grupo un comportamiento individual tanto mas aparente cuanto mas desarrollo y de estructura más delicada sea su neopalio. Se puede poner a la vida genérica basada en el automatismo reflejo individual definida por los fenómenos motores voluntarios. No puede negarse que el bulbo. por si mismo. el neopalio.

El surco colateral anterior o ventrolateral representa el lugar de origen aparente de las raíces del nervio hipogloso. no debe extrañarnos que los accidentes morfológicos de su cara anterior y laterales sean los mismos que los que hemos encontrados en la médula. mientras que el condón lateral conserva la misma denominación. de forma triangular. que divergen de abajo arriba para penetrar cada uno en el hemisferio cerebral correspondiente. a) El bulbo: El bulbo se continúa sin línea de demarcación con la médula cervical. la cisura mediana ventral (fisura mediana anterior) y los surcos ventrolaterales y dorsolateral (sulcus laterales anterior y sulcus laterales posterior). por las que emergen las raíces de los nervios faciales. por fuera. en el surco bulboprotuberencial se pueden observar dos fositas laterales. por delante. A la altura de la protuberancia (pons) la cara anterior muestra la estriación trasversal correspondiente a las fibras pónticas y en la línea media. en el que encuentra una fosita media o foramen caecum. intermediarios y auditivos. Los pedúnculos cerebrales (pedunculus cerebros) están separados de la protuberancia por el surco pontopeduncular. llena de pequeños orificios vasculares a los que debe su nombre de perforado. pero no es menos cierto que estas tres partes del neuroeje forman desde el punto de vista sistemático un todo perfectamente homogéneo. Por tanto. situadas sobre el extremo superior del cordón lateral.bulbares. la salida de las raíces del nervio trigémino. de tal forma que la raíz motora (portio minor) se sitúa por dentro y la raíz sensitiva (portio major). justamente por encima del cordón anterior. los protuberenciales y los pedúnculares. A cada lado se reconoce una fosita. En el mismo surco bulboprotuberencial puede verse. El bulbo está separado de la protuberancia por el surco bulboprotuberancial. la cara anterior se continúa con la cara lateral que desde ahora toma el nombre de pedúnculos cerebeloso medio (pedunculus cerebellaris medius). dos relieves que se denominan tubérculos mamilares (corpus mamillare dextum y corpus mamillare sinistrum). el cual se dirige de delante atrás para ganar el cerebelo no sin antes haber disminuido en volumen. Asimismo. de vértice inferior y con una superficie de color grisáceo. el perforado posterior (substantia perforata posterior intercruralis) deprimido. Este espacio lo limita. A partir de este punto. de tal forma que vienen a limitar por sus bordes o superficies internas un espacio. Muestran en la cara anterior dos relieves o cordones blancos (pies de los pedúnculos derecho e izquierdo {crura cerebri). precisamente en el momento que dicho surco se cruza con el medio anterior. Por detrás de él se destaca el relieve de la oliva bulbar (oliva medullae oblonglatae). así. un surco longitudinal llamado surco basilar (sulcus basilaris) por sus relaciones con la arteria basilar. Entre el espacio perforado posterior y el borde . El surco colateral posterior (sulcus laterales posterior) muestra el origen aparente de las raíces de los nervios glosofaríngeos. de la que perece ser una dilatación. neumogástrico y espinal. El cordón anterior de la medula toma a nivel del bulbo el nombre de pirámide anterior o simplemente pirámide (pyramis). el punto de emergencia del nervio motor ocular externo.

ligeramente curvada. cuya mitad inferior pertenece al bulbo. se ve un surco mediodorsal (sulcus medianus posterior) y dos cordones posteriores que. en tanto que la superior corresponde a la protuberancia. b) Cara Posterior del Tallo Cerebral: Esta cara solo puede ser observada en sus extremos. Los cuatro tubérculos están separados unos de otros por una serie de surcos que. trochlearis). cada lado. Cada uno de estos tubérculos está unido a un cuerpo geniculado por medio de un relieve horizontal u oblicuo que se denomina brazo conjuntival. denominada brazo conjuntival posterior (brachium colliculi inferiores). que recubre el acueducto. en la cara posterior. los pedúnculos cerebrales presentan. cuya extremidad anterior sirve de lecho a la epífisis (corpus pineale). La cara posterior de los pedúnculos cerebrales está constituida por una lamina nerviosa. en la mitad inferior del lóbulo y en casi toda la longitud de los pedúnculos cerebrales. En el resto (mitad superior del bulbo y protuberancia) esta cubierta por el cerebelo y pedúnculos cerebelosos. el tubérculo cuadrigéminos anterior se une al cuerpo geniculado externo (corpus geniculatum laterale) por el relieve denominado brazo conjuntival anterior (brachiun colliculi superioris). asimismo. A cada lado de esta formación tiene su origen aparente el nervio patético (n. detalles anatómicos muy semejantes a los estudiados en la medula espinal. en un cordón interno o delgado (funiculus gracilis) y otro externo cuneiforme (funiculus cunaetus). Su suelo tiene. y así.interno de los pedúnculos cerebrales propiamente dichos. dos anteriores o superiores y dos inferiores o posteriores. oculomotorius). Seccionado en uno y otro lado las conexiones pedúnculares del cerebelo y retirando este ultimo. a su vez. queda un surco donde se sitúa el origen aparente de los filetes del nervio motor ocular común (n. y el tubérculo cuadrigéminos posterior se une el cuerpo geniculado interno (corpus geniculatum mediale) también por una eminencia alargada. Esta relación morfológica se hace exactamente de tal forma que. pierden su individualidad morfológica. están divididos por un pequeño surco paramedio. el relieve del pie del pedúnculos cruzado por el nervio patético (n. correspondiente al lemniscus lateralis. la lamina cuadrigémina (lamina tecti). en conjunto. . de delante atrás. dispuesta entre el quiasma óptico (chiasma opticum) y el cuerpo geniculado externo (corpus geniculatum laterale). Al pasar los pedúnculos cerebrales por debajo de la cintilla óptica (trantus opticus). Piso del IV ventrículo: Seguidamente detallamos algunos rasgos morfológicos de este suelo ventricular. que tiene alta significación en la sistemática neuroanatómica. esto es. En esta lamina se pueden reconocer los tubérculos cuadrigéminos. trochlearis) y una superficie triangular (trigonum lemnisci) de base protuberencial y vértice superior. por cuanto está en estrecha relación con los nervios craneales de especial importancia. En su tercio inferior. encima de la que se ve la prominencia de los tubérculos cuadrigéminos (colliculus superior y colliculus inferior). En una vista lateral. el bulbo presenta. El IV ventrículo se puede considerar como una dilatación romboidal del conducto del epéndimo. dando la extremidad posterior inserción al frenillo de la válvula de Vieussens (frenulm veli medullaris anterioris). forma el surco cruciforme. se puede reconocer el suelo del IV ventrículos (ventriculus quartus).

que se denomina estría acústica (striae medullares ventriculi quarti). protuberencial. con un eje mayor vertical y medio que se extiende desde la desembocadura del conducto del epéndimo. por abajo. Este eje esta recorrido por un surco llamado tallo del calamos scriptorius (sulcus medianus). está ocupado por una lámina nerviosa llamada válvula de Vieussens (velum medullares anterius). extendida de uno a otro pedúnculo cerebeloso inferior. se encuentra una zona deprimida de coloración grisácea y en forma de reloj de arena. por dentro. Dentro de cada una de estas mitades se hallan los siguientes detalles morfológicos: •Bordeando el tallo del calamus. ensanchada. eminentia teres (colliculus faciales). y arriba. se observa una relieve blanquecino limitado. •Señalamos. así como también por parte de los medios. bulbar. la llamada ala gris (ala cinera-fovea inferior) que corresponde a los núcleos vegetativos del neumogástrico y glosofaríngeo. unas estrías blancas entre el tallo del calamus y el ángulo lateral. abajo. por un borde convexo que se llama (acaso únicamente con la intención de establecer una simetría) ala blanca externa (area vestibularis). funiculus teres. la cual corresponde a diversos núcleos del nervio vestibular. el ángulo lateral. Al contrario de la porción tectal precedente. que separa los dos pedúnculos cerebelosos superiores. y ala blanca externa. En efecto presenta tanto a lo largo de su borde superior (válvula de Tarin-velum medullare posterius) como a lo largo de sus bordes laterales (lingula) y también a nivel de su vértice (obex) unos finos . pero de vértice inferior. hipoglossi) y en la protuberancia forma un tubérculo que se conoce con la denominación de eminencia redonda. La porción posteroinferior de este mismo techo se forma por una lámina también triangular. por dentro. por el borde interno de los pedúnculos cerebelosos inferiores. por el borde interno de los pedúnculos cerebelosos superiores. también ensanchada y de color mas intenso. que se denomina fosa superior (fovea superior). un largo relieve fusiforme (funiculus teres) que en la porción bulbar lleva el nombre de ala blanca interna (trigonum n. •Entre estos dos relieves. Los bordes del IV ventrículo están formados. en cada lado. en la que admiten dos partes distintas: una inferior. en el triangulo bulbar. la cual constituye la porción anterosuperior del techo del IV ventrículo. por fuera. prácticamente simétricas. hasta la desembocadura del acueducto del Silvio. Techo de IV ventrículo: (se observa en el cerebelo) El espacio de forma triangular y vértice superior. por ultimo. Dicho relieve fusiforme tiene la misma significación que los derivados de la base del asta anterior de la medula espinal y corresponde el núcleo del hipogloso en su porción alar y al núcleo del motor ocular extremo en su eminencia redonda. Entre ambas porciones queda comprendido.forma romboidal. la vertiente posteroinferior es de constitución heterogénea. que queda entre las mitades derecha e izquierda del suelo de este ventrículo. y otra superior. •A nivel del ángulo lateral del suelo del IV ventrículo. por arriba.

b) una cara superior. que descansa en las fosas cerebelosas del occipital. El vermis y los dos lóbulos laterales están recorridos por una serie de surcos concéntricos transversales. limitada arriba por la língula del cerebelo y abajo por el nódulo y la válvula de Tarin. el cerebelo está envueltos por una corteza gris. Situado por detrás del bulbo y de la protuberancia. está formado por una porción impar y media. En el ángulo que separa la cara anterior del cerebelo arriba y la membrana tectoria abajo se insinúa la piamadre con los plexos coroideos. ocupados unos y otros por el líquido cefalorraquídeo. quedando completada a los lados por el punto de reunión de los pedúnculos cerebelosos. en la que se reconoce como simple depresión lineal. •Regula el tono muscular •Interviene en el mantenimiento del equilibrio. superior e inferior de techo del IV ventrículo. inferior. Está lámina está perforada en su centro por el agujero de Magendie (apertura mediana ventriculi quarti) y a nivel de sus ángulos laterales por los agujeros de Luschka (apertura lateralis ventriculi quartis). Características Morfológicas: El cerebelo (cerebellum). que según su profundidad . encima del IV ventrículo. presenta tres caras: a) Anterior. De está manera se establece una comunicación permanente entre las cavidades ependimarias y los espacios subaracnoideos. se denomina fastigium. el vermis y dos lóbulos laterales situados a cada lado de este. El resto de su superficie está formada por una lámina de importancia sólo histológica constituida también por una sola capa de células (membrana tectoria) que representa a este nivel el único revestimiento ependimario que tapiza por todas partes la cavidad central intraaxial del sistema nervioso central. en forma de nido de paloma. El cerebelo es una excrecencia voluminosa. situada sobre la cara anterior del cerebelo. Las dos vertientes. c) y otra. muy parecido a una mariposa con sus alas extendidas. a través de la tienda del cerebelo. El cerebelo está encargado de regular las actividades motoras como: •Coordina la acción de los músculos durante los movimientos voluntarios. convergencia que forma la porción más dorsal del referido techo. en relación con los hemisferios cerebrales. y como ellos también presentan masas grises centrales o núcleos cerebelosos: a saber. núcleo de techo para el vermis o núcleos dentados para los lóbulos laterales.espesamiento de sustancias blancas atrófica y sin valor funcional. convergen por su base en la parte más alta de este techo. que constituye la parte mas culminante de su techo. Esta depresión. Lo mismo que los hemisferios cerebrales.

-Cara Anterior: Del centro de la cara anterior salen. Al contrario de la porción tectal precedente. unos cordones de sustancia blanca que pronto se separan constituyendo por si mismo un pedúnculo: a) el denominado el pedúnculo cerebeloso superior (pedunculus cerebellaris superior). lobulillos. La porción posteroanterior de este mismo techo se forma por una lámina también triangular. unos finos espesamientos de sustancia blanca atrófica y sin valor funcional. que se dirige hacia el bulbo. esta ocupado por una lamina nerviosa llamada válvula de Vieussens (velum medullare anterius). distinción. que representa a este nivel el único revestimiento ependimario que tapiza por todas partes la cavidad central intraaxial del sistema nervioso central.delimitan en la masa cerebelosa lóbulos. convergen por su base en la parte mas alta de este techo. que separa los dos pedúnculos cerebelosos superiores. en la que se reconoce como simple depresión lineal. situada sobre la cara anterior del cerebelo. extendida de uno a otro pedúnculo cerebeloso inferior. Esta lámina esta perforada en su centro por el agujero de Magendie (apertura mediana vertriculi quarti) y a nivel de sus ángulos laterales por los agujeros de Luschka (apertura lateralis vertriculi quarti). se insinúa la piamadre con los plexos coroideos. por cierto. se denomina fastigium. b) un pedúnculo cerebeloso medio (pedunculus cerebellaris medius) transversal. la vertiente posteroinferior es de constitución heterogénea. El resto de su superficie esta formada por una lámina de importancia solo histológica constituida también por una sola capa de células (membrana tectoria). que sigue un trayecto ascendente destinado a los pedúnculos cerebrales. La distinción puramente microscópica entre el vermis mediano y los lóbulos laterales del cerebelo. del techo del IV ventrículo. Esta depresión. limitada arriba por la lingula del cerebelo y abajo por el nódulo y las válvulas de Tarin. que se dirige hacia la protuberancias. De esta manera se establece una comunicación permanente entre las cavidades ependimarias y los espacios subaracnoideos. presenta tanto a lo largo de borde superior (válvula de Tarinvelum medullare posterius) como a lo largo de sus bordes laterales (lingula) y también a nivel de su vértice (obex). El espacio de forma triangular y vértice superior. En el ángulo que separa la cara anterior del cerebelo arriba y la membrana tectoria abajo. ocupados uno y otros por el líquido cefalorraquídeo. pero de vértice inferior. en forma de nido de paloma. 1. superior e inferior. láminas y laminillas que nos permite estudiar los detalles morfológicos que pueden servir de base para una topografía sistemática. desde una masa única y a cada lado de la línea media. quedando completada a los lados por el punto de reunión de los pedúnculos cerebelosos. también funcional. convergencia que forma la porción mas dorsal del referido techo. Las dos vertientes. pues . c) un pedúnculo cerebeloso inferior (pedunculus cerebellaris inferior) descendente. En efecto. la cual constituye la porción anterosuperior del techo del IV ventrículo (descrito anteriormente en tallo).

•Núcleo dentado (nucleus dentatus o neodentado) para el neocerebelo. está integrado a nivel de la cara superior del vermis por la lingula (lingula cerebelli). A cada territorio cerebeloso cortical corresponde un núcleo central situado en plena sustancia blanca. el lóbulo anterior. el cerebelo se desarrolla al mismo tiempo que el aparato locomotor. Estos tres territorio descritos representan. ha sido durante mucho tiempo clásica. el arquicerebelo o centro del equilibrio vestibular. el lóbulo posterior representa el neocerebelo que realiza el control automático de la motilidad voluntaria y semivoluntaria. Estos son: •El lóbulo del techo (nucleus fastigii) para el arquicerebelo •Núcleos globulosos (nucleus globosus) y emboliforme (nucleus emboliformis) o paleodentado para el paleocerebelo. que es la única que está en relación directa con la medula espinal. que comprende la mayor parte de la porción rostral de la masa cerebelosa. . teniendo: •En la parte inferior de la cara anterior se encuentra el lóbulo floculonodular formado por el nódulo en el plano medio y el flóculo o lobulillo del neumogástrico a los lados. Ahora bien es necesario para su estudio dividir el cerebelo en lóbulos superpuestos. pero hoy día no puede ser aceptada. de delante a atrás. •El lóbulo anterior.en ella el vermis mediano representa en paleócerebelo. y en los hemisferios por el lobulillo anterior (lobulus cuadrangulares) y la amígdala (tensilla cerebelli). situado completamente por detrás del surco primario. el lobulillo central (lóbulo centralis) y el culmen (culmen). relevando de tal función a la corteza cerebral. el paleocerebelo. sabemos que controla los movimientos automáticos. Tales lóbulos están separados entre sí por surcos transversales que interesan tanto a los lóbulos laterales como al vermis. y finalmente. basándonos en su orden de aparición filogenetica y en su valor sistemático. Recuerde. que rige el tono muscular postural e incluso el de los músculos extrínsecos del ojo e interviene en las funciones vegetativa. el lóbulo floculonodular. está constituido en su mayor parte por el lóbulo ansiforme (lobulus semilunares superior y lobulus semilunares inferior) ye lobulillo digastrico (lobulus biventer). •El lóbulo posterior.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful