P. 1
EIA Proyecto Conga

EIA Proyecto Conga

5.0

|Views: 44.975|Likes:
Publicado porMinera Yanacocha
Estudiio de Impacto Ambiental (completo) del Proyecto Conga de Minera Yanacocha
Estudiio de Impacto Ambiental (completo) del Proyecto Conga de Minera Yanacocha

More info:

Categories:Types, Research
Published by: Minera Yanacocha on Dec 28, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

12/15/2015

pdf

text

original

Minera Yanacocha S.R.L.

Proyecto Conga Estudio de Impacto Ambiental Informe Final

Febrero 2010

Preparado para

Minera Yanacocha S.R.L. Av. Victor Andrés Belaúnde 147, Vía Principal 103, Edificio Real Diez, Piso 4 San Isidro, Lima 27, Perú
Teléfono: (511) 215-2600 Fax: (511) 215-2610

Preparado por

Knight Piésold Consultores S.A. Calle Aricota 106, 5° Piso Santiago de Surco, Lima 33, Perú
Teléfono: (511) 202-3777 Fax: (511) 202-3778

Proyecto LI202-00165/4

Minera Yanacocha S.R.L. Proyecto Conga Estudio de Impacto Ambiental Informe Final Tabla de Contenido
Resumen Ejecutivo.................................................................................................................RE-1 1.0 Introducción ........................................................................................................................1-1
TU UT

1.1 Presentación del Estudio de Impacto Ambiental.....................................................1-1
TU UT

1.2 Contenido del Estudio de Impacto Ambiental ........................................................1-3
TU UT

2.0 Antecedentes y Marco Legal...............................................................................................2-1 2.1 Antecedentes .................................................................................................................2-1 2.2 Proyecto Conga .............................................................................................................2-1 2.3 Actividad minera en la zona..........................................................................................2-3 2.4 Descripción general del Proyecto Conga ......................................................................2-3 2.5 Objetivos generales y alcances del EIA ........................................................................2-4 2.6 Metodología ..................................................................................................................2-5 2.7 Permisos existentes .......................................................................................................2-6 2.7.1 Derechos mineros y terreno superficial................................................................2-6 2.7.2 Otros permisos......................................................................................................2-6 2.8 Aspectos políticos, legales y administrativos................................................................2-8 2.8.1 Marco institucional...............................................................................................2-9 2.8.2 Marco legal a nivel nacional ..............................................................................2-22 3.0 Descripción del Área de Estudio – Línea Base Socioambiental .........................................3-8 3.1 Introducción ..................................................................................................................3-8 3.2 Componente físico.........................................................................................................3-8 3.2.1 Ubicación y accesos .............................................................................................3-8 3.2.2 Geomorfología y relieve.......................................................................................3-9 3.2.3 Clima y meteorología .........................................................................................3-21 3.2.4 Calidad de aire....................................................................................................3-28 3.2.5 Niveles de ruido y vibraciones ...........................................................................3-33 3.2.6 Geoquímica de los materiales ............................................................................3-37 3.2.7 Geología .............................................................................................................3-53 3.2.8 Sismicidad ..........................................................................................................3-59 3.2.9 Suelos .................................................................................................................3-64

i
Febrero 2010

Tabla de Contenido (Cont.)
3.2.10 Hidrología.......................................................................................................3-166 3.2.11 Calidad del agua superficial ...........................................................................3-198 3.2.12 Hidrogeología.................................................................................................3-229 3.2.13 Calidad del agua subterránea..........................................................................3-256 3.2.14 Calidad de sedimentos....................................................................................3-278 3.3 Componente biológico ..............................................................................................3-284 3.3.1 Ecorregiones y zonas de vida ...........................................................................3-286 3.3.2 Flora y vegetación ............................................................................................3-291 3.3.3 Fauna terrestre ..................................................................................................3-309 3.3.4 Vida acuática (hidrobiología)...........................................................................3-359 3.3.5 Evaluación de los bofedales .............................................................................3-405 3.4 Componente de interés humano ................................................................................3-453 3.4.1 Paisaje...............................................................................................................3-453 3.4.2 Restos arqueológicos........................................................................................3-488 3.4.3 Tráfico vial .......................................................................................................3-509 3.5 Componente Socioeconómico...................................................................................3-510 3.5.1 Introducción .....................................................................................................3-510 3.5.2 Objetivos ..........................................................................................................3-511 3.5.3 Metodología .....................................................................................................3-512 3.5.4 Línea de Base Social del Área de Estudio General..........................................3-519 3.5.5 Línea Base Social del Área de Estudio Específico (AEE) ...............................3-632 3.5.6 Infraestructura educativa ..................................................................................3-671 3.5.7 Fuentes de Agua en el AEE..............................................................................3-757 3.5.8 Análisis de Grupos de Interés...........................................................................3-764 4.0 Descripción del Proyecto ....................................................................................................4-1 4.1 Introducción ..................................................................................................................4-1 4.2 Descripción general.......................................................................................................4-2 4.3 Descripción de la etapa de construcción .......................................................................4-4 4.3.1 Instalaciones de mina ...........................................................................................4-8 4.3.2 Instalaciones de procesamiento..........................................................................4-13 4.3.3 Instalaciones de manejo de relaves ....................................................................4-17 4.3.4 Instalaciones de manejo de aguas.......................................................................4-21 4.3.5 Depósitos de material de préstamo.....................................................................4-35 4.3.6 Instalaciones auxiliares ......................................................................................4-36 4.3.7 Recursos y suministros necesarios .....................................................................4-47

ii
Febrero 2010

Tabla de Contenido (Cont.)
4.3.8 Transporte de personal e insumos ......................................................................4-49 4.3.9 Residuos, efluentes y emisiones de la etapa de construcción ............................4-49 4.4 Descripción de la etapa de operación..........................................................................4-50 4.4.1 Operaciones de mina ..........................................................................................4-52 4.4.2 Operación de la chancadora primaria.................................................................4-59 4.4.3 Transporte de mineral (faja transportadora) y acopio de mineral ......................4-60 4.4.4 Procesamiento del mineral .................................................................................4-61 4.4.5 Transporte y despacho de los concentrados .......................................................4-65 4.4.6 Manejo de relaves...............................................................................................4-65 4.4.7 Manejo de aguas.................................................................................................4-70 4.4.8 Operaciones de apoyo ........................................................................................4-74 4.4.9 Requisitos de mano de obra ...............................................................................4-77 4.4.10 Suministros.......................................................................................................4-77 4.4.11 Transporte de personal y materiales.................................................................4-82 4.4.12 Residuos, efluentes y emisiones de la etapa de operación ...............................4-83 5.0 Evaluación de Impactos Ambientales y Socioeconómicos .................................................5-1 5.1 Generalidades ................................................................................................................5-1 5.2 Evaluación de los impactos ambientales y de interés humano......................................5-1 5.2.1 Definición de conceptos .......................................................................................5-1 5.2.2 Definición de las actividades, subcomponentes y receptores finales...................5-1 5.2.3 Metodología para la evaluación de impactos .....................................................5-16 5.2.4 Análisis de impactos ambientales ......................................................................5-27 5.3 Análisis de impactos socioeconómicos .....................................................................5-153 5.3.1 Identifición de los impactos socioeconómicos.................................................5-153 5.3.2 Evaluación y Calificación de Impactos Socioeconómicos...............................5-164 5.3.3 Determinación del Área de Influencia Directa (AID) e Indirecta (AII)...........5-196 6.0 Plan de Manejo Ambiental………………………………………………………… …… 6-1 6.1 Programa de prevención y mitigación...........................................................................6-2 6.1.1 Mitigación de impactos - Geomorfología y relieve .............................................6-2 6.1.2 Mitigación de impactos - Calidad de aire.............................................................6-4 6.1.3 Mitigación de impactos - Ruidos y vibraciones ...................................................6-7 6.1.4 Mitigación de impactos - Suelos ..........................................................................6-9 6.1.5 Mitigación de impactos - Agua superficial ........................................................6-13 6.1.6 Mitigación de impactos - Agua subterránea.......................................................6-26 6.1.7 Mitigación de impactos al ambiente biológico ..................................................6-29

iii
Febrero 2010

Tabla de Contenido (Cont.)
6.1.8 Mitigación de impactos al ambiente de interés humano ....................................6-50 6.1.9 Mitigación de impactos - Corredor Pongo-Conga .............................................6-54 6.2 Programa de monitoreo ambiental ..............................................................................6-56 6.2.1 Objetivos ............................................................................................................6-57 6.2.2 Subcomponentes del programa de monitoreo ambiental ...................................6-57 6.3 Plan de respuesta a emergencias y contingencias .....................................................6-101 6.3.1 Objetivos ..........................................................................................................6-102 6.3.2 Marco legal.......................................................................................................6-103 6.3.3 Definiciones .....................................................................................................6-104 6.3.4 Identificación de riesgos potenciales................................................................6-105 6.3.5 Sistema de respuesta a emergencias.................................................................6-109 6.3.6 Evaluación de la emergencia............................................................................6-115 6.3.7 Procedimientos de respuesta ............................................................................6-117 6.3.8 Evaluación de la emergencia............................................................................6-131 6.3.9 Notificaciones o comunicaciones internas .......................................................6-132 6.3.10 Comunicaciones externas para el reporte de emergencias .............................6-136 6.3.11 Capacitación y simulacros..............................................................................6-139 6.4 Plan de manejo de residuos sólidos...........................................................................6-141 6.4.1 Introducción .....................................................................................................6-141 6.4.2 Objetivos ..........................................................................................................6-142 6.4.3 Alcances ...........................................................................................................6-142 6.4.4 Componentes del Proyecto...............................................................................6-143 6.4.5 Generación de residuos ....................................................................................6-145 6.4.6 Almacenamiento de residuos ...........................................................................6-150 6.4.7 Recolección y transporte de residuos ...............................................................6-157 6.4.8 Tratamiento y disposición final de residuos.....................................................6-160 6.5 Plan conceptual de control de erosión y sedimentos.................................................6-162 7.0 Plan de Gestión Social.........................................................................................................7-1 7.1 Introducción ..................................................................................................................7-1 7.2 Objetivos .......................................................................................................................7-1 7.2.1 Objetivo general ...................................................................................................7-1 7.2.2 Objetivos específicos............................................................................................7-1 7.3 Metodología ..................................................................................................................7-2 7.3.1 Plan de Manejo de Impactos Sociales (PMIS) .....................................................7-2 7.3.2 Plan de Relaciones Comunitarias (PRC)..............................................................7-2

iv
Febrero 2010

Tabla de Contenido (Cont.)
7.3.3 Plan de Monitoreo Participativo Ambiental Social (PMPAS) .............................7-3 7.3.4 Plan de Comunicación Social (PCS)....................................................................7-3 7.4 Principios.......................................................................................................................7-3 7.4.1 Promoción del desarrollo sostenible ....................................................................7-3 7.4.2 Coparticipación ....................................................................................................7-4 7.4.3 Responsabilidades sociales compartidas..............................................................7-4 7.4.4 Planificación concertada y dinámica....................................................................7-4 7.5 Declaración de compromisos de gestión social.............................................................7-5 7.5.1 Visión ...................................................................................................................7-5 7.5.2 Misión...................................................................................................................7-5 7.6 Aliados estratégicos para la gestión social....................................................................7-5 7.6.1 La asociación Los Andes de Cajamarca (ALAC) ................................................7-6 7.6.2 Fondo de Crédito para el Desarrollo Agroforestal (FONCREAGRO) ................7-6 7.7 Plan de Relaciones Comunitarias (PRC).......................................................................7-7 7.7.1 Introducción .........................................................................................................7-7 7.7.2 Objetivo................................................................................................................7-8 7.7.3 Metodología .........................................................................................................7-8 7.7.4 Diagnóstico de la problemática local ...................................................................7-9 7.7.5 Líneas de acción .................................................................................................7-20 7.8 Plan de Manejo de Impactos Sociales (PMIS) ............................................................7-40 7.8.1 Introducción .......................................................................................................7-40 7.8.2 Objetivo..............................................................................................................7-41 7.8.3 Metodología .......................................................................................................7-41 7.8.4 Medidas de manejo.............................................................................................7-42 7.9 Plan de Comunicación Social (PCS)...........................................................................7-65 7.9.1 Introducción .......................................................................................................7-65 7.9.2 Objetivo..............................................................................................................7-66 7.9.3 Metodología .......................................................................................................7-66 7.9.4 Diagnóstico de comunicación ............................................................................7-67 7.9.5 Plan de Comunicación Social Interno (PCSI) ....................................................7-70 7.9.6 Plan de Comunicación Social Externo (PCSE)..................................................7-72 7.10 Plan de Monitoreo Participativo Ambiental Social (PMPAS) .................................7-76 7.10.1 Introducción .....................................................................................................7-76 7.10.2 Objetivos ..........................................................................................................7-78 7.10.3 Metodología .....................................................................................................7-79

v
Febrero 2010

Tabla de Contenido (Cont.)
7.10.4 Fases para la elaboración e implementación del Plan de Monitoreo Participativo Ambiental Social (PMPAS) ............................................................................7-80 7.10.5 Organización de los principales actores involucrados para el monitoreo participativo.....................................................................................................7-83 7.10.6 Organización para el monitoreo participativo y la vigilancia comunitaria ......7-86 7.10.7 Componentes a monitorear en el Plan de Monitoreo Participativo Ambiental Social (PMPAS) ..............................................................................................7-88 7.10.8 Resultados esperados e indicadores de medición del Plan de Monitoreo Participativo Ambiental Social (PMPAS).......................................................7-92 7.10.9 Cronograma......................................................................................................7-93 8.0 Análisis de Alternativas ......................................................................................................8-1 8.1 Introducción ..................................................................................................................8-1 8.2 Antecedentes .................................................................................................................8-1 8.3 Metodología ..................................................................................................................8-2 8.4 Supuestos del estudio ....................................................................................................8-4 8.5 Características del proyecto con alternativas ................................................................8-5 8.5.1 Ubicación del depósito de relaves........................................................................8-5 8.5.2 Sistema de manejo de agua ..................................................................................8-6 8.5.3 Depósito de desmonte Perol.................................................................................8-7 8.5.4 Ubicación de la planta concentradora ..................................................................8-8 8.5.5 Manejo del bofedal Perol .....................................................................................8-9 8.5.6 Recorrido de los nuevos corredores norte-sur y este-oeste ..................................8-9 8.6 Consideraciones del análisis........................................................................................8-10 8.6.1 Ubicación del depósito de relaves......................................................................8-10 8.6.2 Sistema de manejo de agua ................................................................................8-11 8.6.3 Depósito de desmonte Perol...............................................................................8-13 8.6.4 Ubicación de la planta concentradora ................................................................8-13 8.6.5 Manejo del bofedal Perol ...................................................................................8-14 8.6.6 Recorrido de los nuevos corredores norte-sur y este-oeste ................................8-15 8.7 Resultado del análisis de alternativas..........................................................................8-16 8.7.1 Depósito de relaves ............................................................................................8-16 8.7.2 Sistema de manejo de agua ................................................................................8-22 8.7.3 Ubicación de la planta concentradora ................................................................8-28 8.7.4 Depósito de desmonte Perol...............................................................................8-33 8.7.5 Manejo del bofedal Perol ...................................................................................8-36

vi
Febrero 2010

Tabla de Contenido (Cont.)
8.7.6 Recorrido de los nuevos corredores norte-sur y este-oeste ................................8-37 9.0 Plan de Participación Ciudadana.........................................................................................9-1 9.1 Antecedentes .................................................................................................................9-2 9.1.1 Marco legal...........................................................................................................9-2 9.1.2 Etapa del PPC antes de la elaboración del EIA....................................................9-4 9.1.3 Etapa del PPC durante la elaboración del EIA.....................................................9-4 9.1.4 Propuesta de mecanismos de participación a desarrollar durante el procedimiento de evaluación del EIA ........................................................................................9-25 9.1.5 Mecanismos obligatorios....................................................................................9-25 9.1.6 Mecanismos complementarios ...........................................................................9-26 9.2 Antecedentes ...............................................................................................................9-27 9.2.1 Objetivo general .................................................................................................9-27 9.2.2 Objetivos específicos..........................................................................................9-27 9.2.3 Estrategia: Proceso inclusivo .............................................................................9-28 9.2.4 Mecanismos de participación ciudadana a implementar en la etapa durante la evaluación del EIA .........................................................................................9-28 9.2.5 Financiamiento ...................................................................................................9-37 9.3 Propuesta de mecanismos de participación a desarrollar durante la ejecución de Proyecto Minero..........................................................................................................9-38 9.3.1 Objetivo general .................................................................................................9-38 9.3.2 Objetivos específicos..........................................................................................9-38 9.3.3 Estrategia: Proceso inclusivo .............................................................................9-38 9.3.4 Mecanismos de participación ciudadana a implementar en la etapa durante la ejecución del proyecto minero ..............................................................................9-39 9.3.5 Financiamiento ...................................................................................................9-42 9.4 Cronograma de Implementación del PPC ...................................................................9-43 10.0 Plan de Cierre Conceptual...............................................................................................10-1 10.1 Introducción ..............................................................................................................10-1 10.1.1 Objetivos del cierre ..........................................................................................10-1 10.1.2 Criterios de cierre .............................................................................................10-2 10.2 Instalaciones consideradas en las actividades de cierre ............................................10-3 10.3 Descripción de las actividades de cierre ...................................................................10-4 10.3.1 Actividades de cierre durante la etapa de construcción ...................................10-4 10.3.2 Actividades de cierre durante la etapa de operación ........................................10-8 10.4 Impactos residuales para el post-cierre y medidas de mitigación ...........................10-32

vii
Febrero 2010

Tabla de Contenido (Cont.)
10.4.1 Relieve, geomorfología y paisaje ...................................................................10-32 10.4.2 Aire.................................................................................................................10-32 10.4.3 Ruido y vibraciones........................................................................................10-33 10.4.4 Suelos .............................................................................................................10-33 10.4.5 Hidrología.......................................................................................................10-33 10.4.6 Agua superficial .............................................................................................10-34 10.4.7 Hidrogeología y agua subterránea..................................................................10-35 10.4.8 Flora, vegetación y fauna terrestre .................................................................10-36 10.4.9 Hidrobiología .................................................................................................10-36 10.4.10 Humedales....................................................................................................10-36 11.0 Análisis Costo – Beneficio..............................................................................................11-1 11.1 Marco general............................................................................................................11-2 11.1.1 Contexto ambiental ..........................................................................................11-2 11.1.2 Contexto socioeconómico ................................................................................11-5 11.1.3 Características del proyecto .............................................................................11-7 11.2 Análisis de los costos ................................................................................................11-9 11.2.1 Costos ambientales...........................................................................................11-9 11.2.2 Costos socioeconómicos ................................................................................11-12 11.3 Análisis de los beneficios........................................................................................11-16 11.3.1 Beneficios ambientales...................................................................................11-16 11.3.2 Beneficios socioeconómicos ..........................................................................11-17 11.4 Conclusiones del análisis Costo - Beneficio ...........................................................11-20 12.0 Lista de Especialistas ......................................................................................................12-1 13.0 Bibliografía......................................................................................................................13-1

viii
Febrero 2010

Lista de Cuadros
Cuadro Cuadro 3.2.1 Cuadro 3.2.2 Cuadro 3.2.3 Cuadro 3.2.4 Cuadro 3.2.5 Cuadro 3.2.6 Cuadro 3.2.7 Cuadro 3.2.8 Cuadro 3.2.9 Cuadro 3.2.10 Cuadro 3.2.11 Cuadro 3.2.12 Cuadro 3.2.13 Cuadro 3.2.14 Cuadro 3.2.15 Cuadro 3.2.16 Cuadro 3.2.17 Cuadro 3.2.18 Cuadro 3.2.19 Cuadro 3.2.20 Cuadro 3.2.21 Cuadro 3.2.22 Cuadro 3.2.23 Cuadro 3.2.24 Cuadro 3.2.25 Título Pendiente del terreno Porcentaje y área de las unidades fisiográficas Humedad relativa promedio Criterios de evaluación de las pruebas de balance ácido-base Concentración de metales de importancia ambiental en análisis SPLP – Perol Concentración de metales de importancia ambiental en análisis SPLP – Chailhuagón Concentración de metales de importancia ambiental en análisis por celdas de humedad – Perol Concentración de metales de importancia ambiental en análisis por celdas de humedad – Chailhuagón Sismos con significancia histórica (M ≥ 6,0) ocurridos dentro de un radio de 200 km del área del Proyecto Conga Mediana estimada de PGA para fuentes sísmicas conocidas dentro de un radio de 100 km del Proyecto Conga Estimaciones probabilísticas de riesgos sísmicos en el área del Proyecto Conga y en áreas aledañas en el norte del Perú Inclinación del suelo en fases por pendiente Grandes categorías de la UGI Concentración límite de metales en suelos – CCME Concentración de nutrientes en materia seca de tejidos vegetales Niveles de concentración de metales en tejido foliar de plantas Requerimientos de nutrientes esenciales para diversas especies vegetales Niveles de concentraciones en plantas Concentración promedio de metales en plantas Plantas hiperacumuladoras de Ni, Pb, Zn, Cd, Cu y Co Parámetros geomorfológicos de la cuenca del río Alto Jadibamba Parámetros geomorfológicos de la cuenca del río Chailhuagón Parámetros geomorfológicos de la cuenca de la quebrada Toromacho Parámetros geomorfológicos de la cuenca de la quebrada Chugurmayo hasta la confluencia con el río Sendamal Parámetros geomorfológicos de la cuenca de la quebrada Alto Chirimayo hasta la confluencia con el río Sendamal
ix
Febrero 2010

Lista de Cuadros (Cont.)
Cuadro Cuadro 3.2.26 Cuadro 3.2.27 Cuadro 3.2.28 Cuadro 3.2.29 Cuadro 3.2.30 Cuadro 3.2.31 Cuadro 3.2.32 Cuadro 3.2.33 Cuadro 3.2.34 Cuadro 3.2.35 Cuadro 3.2.36 Cuadro 3.2.37 Cuadro 3.2.38 Cuadro 3.2.39 Cuadro 3.2.40 Cuadro 3.2.41 Cuadro 3.2.42 Cuadro 3.2.43 Cuadro 3.2.44 Cuadro 3.2.45 Cuadro 3.2.46 Cuadro 3.2.47 Cuadro 3.2.48 Cuadro 3.2.49 Cuadro 3.2.50 Cuadro 3.2.51 Cuadro 3.2.52 Cuadro 3.2.53 Cuadro 3.2.54 Cuadro 3.2.55 Cuadro 3.2.56 Cuadro 3.2.57 Título Estaciones de monitoreo de caudal y periodos de registro Ubicación de puntos de interés y áreas de contribución Parámetros estadísticos de caudales – Estación MC-11 Parámetros estadísticos de caudales – Estación MC-12 Parámetros estadísticos de caudales – Estación MC-13 Parámetros estadísticos de caudales – Estación MC-15 Parámetros estadísticos de caudales – Estación MC-18 Parámetros estadísticos de caudales – Estación MC-40 Parámetros estadísticos de caudales – Estación MC-02 Parámetros estadísticos de caudales – Estación MC-03 Parámetros estadísticos de caudales – Estación MC-04 Parámetros estadísticos de caudales – Estación MC-05 Parámetros estadísticos de caudales – Estación MCLCH Parámetros estadísticos de caudales – Estación MCPSN Parámetros estadísticos de caudales – Estación MC-20 Parámetros estadísticos de caudales – Estación MC-21 Parámetros estadísticos de caudales – Estación MC-22 Parámetros estadísticos de caudales – Estación MC-23 Parámetros estadísticos de caudales – Estación BF-RQ-02 Parámetros estadísticos de caudales – Estación BF-RQ-03 Parámetros estadísticos de caudales – Estación BF-RQ-04 Parámetros estadísticos de caudales – Estación BF-RQ-05 Parámetros estadísticos de caudales – Estación BF-RQ-06 Parámetros estadísticos de caudales – Estación MC-08 Parámetros estadísticos de caudales – Estación MC-09 Parámetros estadísticos de caudales – Estación MC-10 Parámetros estadísticos de caudales – Estación MC-24 Parámetros estadísticos de caudales – Estación MC-27 Parámetros estadísticos de caudales – Estación MC-28 Parámetros estadísticos de caudales – Estación MCPCH Canales en el área de estudio del Proyecto Conga Caudales máximos instantáneos para diferentes periodos de retorno (m3/s)
P P

x
Febrero 2010

Lista de Cuadros (Cont.)
Cuadro Cuadro 3.2.58 Cuadro 3.2.59 Cuadro 3.2.60 Cuadro 3.3.1 Cuadro 3.3.2 Cuadro 3.3.3 Cuadro 3.3.4 Cuadro 3.3.5 Cuadro 3.3.6 Cuadro 3.3.7 Cuadro 3.3.8 Cuadro 3.3.9 Cuadro 3.3.10 Cuadro 3.3.11 Cuadro 3.3.12 Cuadro 3.4.1 Cuadro 3.4.2 Cuadro 3.4.3 Cuadro 3.4.4 Cuadro 3.4.5 Cuadro 3.4.6 Cuadro 3.4.7 Cuadro 3.4.8 Cuadro 3.4.9 Cuadro 3.4.10 Cuadro 3.4.11 Cuadro 3.4.12 Cuadro 3.4.13 Título Resumen de caudales bajos (L/s) de 7 días, N años en ubicaciones seleccionadas Calidad de sedimentos de las cuencas del área de estudio Metales totales en los sedimentos de las cuencas del área de estudio Áreas de las formaciones vegetales encontradas en el área de evaluación Número de especies por sector en las dos temporadas de evaluación Minconsult (2008) Número de especies registradas en los censos por formación vegetal, ambas temporadas – Minconsult (2008) Lista de especies de mamíferos registradas como utilizadas por pobladores Escala de calidad de agua, Índice BMWP (Hellawell, 1978) Escala de calidad de agua, índice IDG Valores estimados para el índice BMWP, categoría ambiental y características de calidad de aguas correspondientes Escala de calidad de agua, índice EPT (Rosenberg & Resh, 1993) Resultados por año del Índice de Warwick Densidad registrada en las subcuencas evaluadas – FDA (2005) Carga herbívora registrada en las subcuencas evaluadas – FDA (2005) Abundancia relativa de las especies de anfibios y reptiles en el área evaluada Superficie de la cobertura vegetal Superficie de las unidades de paisaje Sectores de evaluación del paisaje Composición porcentual de unidades de paisaje según el sector evaluado Características visuales del sector Toromacho Resultados del análisis de organización visual del sector Toromacho Características visuales del sector Alto Jadibamba Resultados del análisis de organización visual del sector Alto Jadibamba Características visuales del sector Chugurmayo Resultados del análisis de organización visual del sector Chugurmayo Características visuales del sector Alto Chirimayo Resultados del análisis de organización visual del sector Alto Chirimayo Características visuales del sector Chailhuagón

xi
Febrero 2010

Lista de Cuadros (Cont.)
Cuadro Cuadro 3.4.14 Cuadro 3.4.15 Cuadro 3.4.16 Cuadro 3.4.17 Cuadro 3.4.18 Cuadro 3.4.19 Cuadro 3.4.20 Cuadro 3.4.21 Cuadro 3.4.22 Cuadro 3.4.23 Cuadro 3.4.24 Cuadro 3.4.25 Cuadro 3.4.26 Cuadro 3.4.27 Cuadro 3.4.28 Cuadro 3.4.29 Cuadro 3.4.30 Cuadro 3.4.31 Título Resultados del análisis de organización visual del sector Chailhuagón Resumen de los resultados de calidad visual Resumen de los resultados de capacidad de absorción visual Localidades consideradas para el análisis de cuencas visuales de acuerdo a su cercanía de los sectores evaluados Coordenadas UTM de delimitación del Sitio Arqueológico 1 – Sector Minas Conga Coordenadas UTM de delimitación del Sitio Arqueológico 3 – Sector Minas Conga Coordenadas UTM de delimitación del Sitio Arqueológico 4 – Sector Minas Conga Coordenadas UTM de delimitación del Sitio Arqueológico 5 – Sector Minas Conga Coordenadas UTM de delimitación del Sitio Arqueológico 6 – Sector Minas Conga Coordenadas UTM de delimitación del Sitio Arqueológico 7 – Sector Minas Conga Coordenadas UTM de delimitación del Sitio Arqueológico 9 – Sector Minas Conga Coordenadas UTM de delimitación del Sitio Arqueológico 10 – Sector Minas Conga Coordenadas UTM de delimitación del Sitio Arqueológico 11 – Sector Minas Conga Coordenadas UTM de delimitación del Sitio Arqueológico 12 – Sector Minas Conga Coordenadas UTM de delimitación del Sitio Arqueológico 13 – Sector Minas Conga Coordenadas UTM de delimitación del Sitio Arqueológico 14 – Sector Minas Conga Coordenadas UTM de delimitación del Sitio Arqueológico 15 – Sector Minas Conga Coordenadas UTM de delimitación del Sitio Arqueológico 16 – Sector Minas Conga

xii
Febrero 2010

Lista de Cuadros (Cont.)
Cuadro Cuadro 3.4.32 Cuadro 3.4.33 Cuadro 3.4.34 Cuadro 3.4.35 Cuadro 3.4.36 Cuadro 3.4.37 Cuadro 3.4.38 Cuadro 3.4.39 Cuadro 3.4.40 Cuadro 3.4.41 Cuadro 3.4.42 Cuadro 3.4.43 Cuadro 3.4.44 Cuadro 3.5.1 Cuadro 3.5.2 Cuadro 3.5.3 Cuadro 3.5.4 Cuadro 3.5.5 Cuadro 3.5.6 Cuadro 3.5.7 Cuadro 3.5.8 Título Coordenadas UTM de delimitación del Sitio Arqueológico 17 Minas Conga Coordenadas UTM de delimitación del Sitio Arqueológico 18 Minas Conga Coordenadas UTM de delimitación del Sitio Arqueológico 1 Minas Conga I Coordenadas UTM de delimitación del Sitio Arqueológico 2 Minas Conga I Coordenadas UTM de delimitación del Sitio Arqueológico 3 Minas Conga I Coordenadas UTM de delimitación del Sitio Arqueológico 4 Minas Conga I Coordenadas UTM de delimitación del Sitio Arqueológico 1 Minas Conga III Coordenadas UTM de delimitación del Sitio Arqueológico 2 Minas Conga III Coordenadas UTM de delimitación del Sitio Arqueológico 3 Minas Conga III Coordenadas UTM de delimitación del Sitio Arqueológico 4 Minas Conga III Coordenadas UTM de delimitación del Sitio Arqueológico 5 Minas Conga III Coordenadas UTM de delimitación del Sitio Arqueológico 6 Minas Conga III Coordenadas UTM de delimitación del Sitio Arqueológico 10 Minas Conga III Número de viviendas censadas por caserío Establecimiento de salud por categorías Instituciones educativas por categorías Población, superficie y densidad Crecimiento poblacional intercensal Población según sexo Población por grandes grupos de edad Población femenina en edad fértil: 15 a 49 años
xiii
Febrero 2010

– Sector – Sector – Sector – Sector – Sector – Sector – Sector – Sector – Sector – Sector – Sector – Sector – Sector

Lista de Cuadros (Cont.)
Cuadro Cuadro 3.5.9 Cuadro 3.5.10 Cuadro 3.5.11 Cuadro 3.5.12 Cuadro 3.5.13 Cuadro 3.5.14 Cuadro 3.5.15 Cuadro 3.5.16 Cuadro 3.5.17 Cuadro 3.5.18 Cuadro 3.5.19 Cuadro 3.5.20 Cuadro 3.5.21 Cuadro 3.5.22 Cuadro 3.5.23 Cuadro 3.5.24 Cuadro 3.5.25 Cuadro 3.5.26 Cuadro 3.5.27 Cuadro 3.5.28 Cuadro 3.5.29 Cuadro 3.5.30 Cuadro 3.5.31 Cuadro 3.5.32 Cuadro 3.5.33 Cuadro 3.5.34 Cuadro 3.5.35 Cuadro 3.5.36 Cuadro 3.5.37 Cuadro 3.5.38 Cuadro 3.5.39 Cuadro 3.5.40 Título Fecundidad - A Fecundidad - B Migración - A Migración - B Hace 5 años vivía en la jurisdicción Hace 5 años vivía en la provincia de Cajamarca según área Hace 5 años vivía en la provincia, según edad Provincia de Cajamarca Distribución de jefes de hogar según sexo Distribución de jefes de hogar según sexo y ámbito Último nivel de estudios que aprobó el jefe de hogar - A Último nivel de estudios que aprobó el jefe de hogar - B Jefes de hogar por grupos de edad - A Jefes de hogar por grupos de edad - B Jefes de hogar según estado civil - A Jefes de hogar según estado civil - B Distribución de jefes del hogar según sexo y nivel educativo - A Distribución de jefes del hogar según sexo y nivel educativo - B Distribución de jefes del hogar por edad y nivel educativo - A Distribución de jefes del hogar por edad y nivel educativo - B Estado civil o conyugal de los miembros del hogar Religión de los miembros del hogar Procedencia de los miembros del hogar en los últimos 5 años - A Procedencia de los miembros del hogar en los últimos 5 años - B Número de viviendas según tipo de área Vivienda, según tipo y condición de ocupación Tenencia de la vivienda Material de construcción predominante en las paredes Material de construcción predominante en los pisos Material de construcción predominante en los techos Abastecimiento de agua en la vivienda Servicio higiénico que tiene la vivienda Viviendas con alumbrado eléctrico por red pública

xiv
Febrero 2010

Lista de Cuadros (Cont.)
Cuadro Cuadro 3.5.41 Cuadro 3.5.42 Cuadro 3.5.43 Cuadro 3.5.44 Cuadro 3.5.45 Cuadro 3.5.46 Cuadro 3.5.47 Cuadro 3.5.48 Cuadro 3.5.49 Cuadro 3.5.50 Cuadro 3.5.51 Cuadro 3.5.52 Cuadro 3.5.53 Cuadro 3.5.54 Cuadro 3.5.55 Cuadro 3.5.56 Cuadro 3.5.57 Cuadro 3.5.58 Cuadro 3.5.59 Cuadro 3.5.60 Cuadro 3.5.61 Cuadro 3.5.62 Cuadro 3.5.63 Cuadro 3.5.64 Cuadro 3.5.65 Cuadro 3.5.66 Cuadro 3.5.67 Cuadro 3.5.68 Cuadro 3.5.69 Cuadro 3.5.70 Cuadro 3.5.71 Cuadro 3.5.72 Cuadro 3.5.73 Título Energía que más se utiliza para cocinar Nivel educativo alcanzado Nivel de educación alcanzado por la población mayor de 15 años Nivel educativo de la población mayor a 15 años según sexo - A Nivel educativo de la población mayor a 15 años según sexo – B Nivel educativo de la población menor de 17 años Tasa de analfabetismo Tasa de analfabetismo urbano y rural Número y porcentaje de alumnos matriculados - A Número y porcentaje de alumnos matriculados - B Tasa de atraso escolar Tasa de repitencia escolar Tasa de retiro escolar Centros o programas educativos Número de docentes según niveles educativos Razón alumno/docente Mortalidad y desnutrición crónica infantil Mortalidad materna en el departamento de Cajamarca Diez primeras causas de mortalidad – Departamento Cajamarca Cinco primeras causas de mortalidad Diez primeras causas de morbilidad – Departamento Cajamarca Número de atenciones y atendidos - A Número de atenciones y atendidos - B Número de establecimientos de salud Recursos humanos por grupos ocupacionales Población que se encuentra afiliada a algún tipo de seguro Pobreza monetaria y pobreza por NBI Hogares por tipo de necesidad básica insatisfecha - A Hogares por tipo de necesidad básica insatisfecha - A Indicador de desigualdad Índice de desarrollo humano Población sin partida de nacimiento Población sin DNI (18 y más años)

xv
Febrero 2010

Lista de Cuadros (Cont.)
Cuadro Cuadro 3.5.74 Cuadro 3.5.75 Cuadro 3.5.76 Cuadro 3.5.77 Cuadro 3.5.78 Cuadro 3.5.79 Cuadro 3.5.80 Cuadro 3.5.81 Cuadro 3.5.82 Cuadro 3.5.83 Cuadro 3.5.84 Cuadro 3.5.85 Cuadro 3.5.86 Cuadro 3.5.87 Cuadro 3.5.88 Cuadro 3.5.89 Cuadro 3.5.90 Cuadro 3.5.91 Cuadro 3.5.92 Cuadro 3.5.93 Cuadro 3.5.94 Cuadro 3.5.95 Cuadro 3.5.96 Cuadro 3.5.97 Cuadro 3.5.98 Cuadro 3.5.99 Título Distribución de la población según PEA ocupada, desocupada y No PEA Distribución de la PEA ocupada y desocupada, según edad Distribución de la PEA y No PEA, según sexo y área - A Distribución de la PEA y No PEA, según sexo y área - B Distribución de la PEA según nivel educativo alcanzado y área - A Distribución de la PEA según nivel educativo alcanzado y área - B Distribución de la PEA según nivel educativo y sexo - A Distribución de la PEA según nivel educativo y sexo - B Tasa de dependencia económica Tasas Desempleo, Subempleo Visible e Invisible en el departamento Cajamarca Distancias entre la Ciudad de Cajamarca y las principales ciudades del departamento Distancias y estado desde la capital de la provincia de Cajamarca a los distritos estudiados Hogares que acceden al servicio de telefonía Población de los caseríos, según ámbitos de estudio Población total por caserío Población, según sexo Población por grandes grupos de edad Migración Distribución de jefes de hogar según sexo Jefes de hogar por grupos de edad Último nivel de estudios que aprobó el jefe de hogar Distribución de jefes de hogar según sexo, nivel educativo y edad en el AEE Distribución de jefes de hogar según sexo, nivel educativo y edad en el distrito La Encañada Distribución de jefes de hogar según sexo, nivel educativo y edad en el distrito Huasmín Distribución de jefes de hogar según sexo, nivel educativo y edad en el distrito Sorochuco Jefes de hogar según estado civil

xvi
Febrero 2010

Lista de Cuadros (Cont.)
Cuadro Cuadro 3.5.100 Cuadro 3.5.101 Cuadro 3.5.102 Cuadro 3.5.103 Cuadro 3.5.104 Cuadro 3.5.105 Cuadro 3.5.106 Cuadro 3.5.107 Cuadro 3.5.108 Cuadro 3.5.109 Cuadro 3.5.110 Cuadro 3.5.111 Cuadro 3.5.112 Cuadro 3.5.113 Cuadro 3.5.114 Cuadro 3.5.115 Cuadro 3.5.116 Cuadro 3.5.117 Cuadro 3.5.118 Cuadro 3.5.119 Cuadro 3.5.120 Cuadro 3.5.121 Cuadro 3.5.122 Cuadro 3.5.123 Cuadro 3.5.124 Cuadro 3.5.125 Cuadro 3.5.126 Cuadro 3.5.127 Título Jefes de hogar según estado civil y edad Distribución de jefes de hogar según estado civil, edad y sexo en el distrito La Encañada Distribución de jefes de hogar según estado civil, edad y sexo en el distrito Huasmín Distribución de jefes de hogar según estado civil, edad y sexo en el distrito Sorochuco Número de hijos en el hogar Estado civil de los miembros del hogar Religión de los miembros del hogar Material de construcción predominante en las paredes Material de construcción predominante en los pisos Material de construcción predominante en los techos Tipo de abastecimiento de agua en la vivienda Servicio higiénico que tiene la vivienda Tipo de alumbrado Tipo de energía para cocinar Disposición final de la basura Nivel educativo alcanzado por la población mayor de 15 años Nivel educativo alcanzado por la población mayor de 15 años, según sexo Nivel educativo alcanzado por la población menor de 16 años Nivel educativo alcanzado por la población menor de 16 años, según género Tasa de analfabetismo Tasa de analfabetismo, según sexo Alumnos matriculados, según edad, sexo y nivel educativo en el total de caseríos del AEE Centros educativos en los caseríos del AEE Condición académica de los alumnos matriculados en el nivel primario Condición académica de los alumnos matriculados en el nivel secundario Tipo de enseñanza por centro educativo Ratio promedio alumno / docente Número de centros educativos por niveles educativos según distritos

xvii
Febrero 2010

Lista de Cuadros (Cont.)
Cuadro Cuadro 3.5.128 Cuadro 3.5.129 Cuadro 3.5.130 Cuadro 3.5.131 Cuadro 3.5.132 Cuadro 3.5.133 Cuadro 3.5.134 Cuadro 3.5.135 Cuadro 3.5.136 Cuadro 3.5.137 Cuadro 3.5.138 Cuadro 3.5.139 Cuadro 3.5.140 Cuadro 3.5.141 Cuadro 3.5.142 Cuadro 3.5.143 Cuadro 3.5.144 Cuadro 3.5.145 Cuadro 3.5.146 Cuadro 3.5.147 Cuadro 3.5.148 Cuadro 3.5.149 Cuadro 3.5.150 Cuadro 3.5.151 Cuadro 3.5.152 Cuadro 3.5.153 Cuadro 3.5.154 Cuadro 3.5.155 Cuadro 3.5.156 Cuadro 3.5.157 Título Material predominante en las paredes de las aulas (en absolutos) Material predominante en los pisos de las aulas (en absolutos) Material predominante en los techos de las aulas (en absolutos) Procedencia del abastecimiento de agua en los centros educativos (en absolutos) Frecuencia de abastecimiento de agua (en absolutos) Tipo de conexión del servicio higiénico en los centros educativos (en absolutos) Procedencia de alumbrado eléctrico (en absolutos) Tipo de ejecución de obras realizadas en centros educativos Tipo de obras realizadas en centros educativos Disponibilidad de carpetas Disponibilidad de pizarras Tenencia de bibliotecas Número de enfermos los últimos 15 días Lugar de atención de los miembros del hogar dada la enfermedad Población afiliada a algún seguro de salud Población con alguna discapacidad física permanente Población femenina en edad fértil: 15 a 49 años Distribución de mujeres en edad fértil según edad Mujeres embarazadas Controles prenatales en mujeres embarazadas Lugar donde se dio a luz al último hijo nacido vivo Lactancia de último hijo nacido vivo Controles de crecimiento y desarrollo del último hijo nacido vivo Uso de métodos anticonceptivos, según edad Tipo de métodos anticonceptivos usados, según edad Violencia en el hogar con relación a su pareja Niños menores de 5 años que tuvieron Infección Respiratoria Aguda (IRA) en los últimos 15 días Niños menores de 5 años que tuvieron Enfermedad Diarreica Aguda (EDA) en los últimos 15 días Niños menores de 5 años con Desnutrición Niños menores de 5 años con Anemia
xviii
Febrero 2010

Lista de Cuadros (Cont.)
Cuadro Cuadro 3.5.158 Cuadro 3.5.159 Cuadro 3.5.160 Cuadro 3.5.161 Cuadro 3.5.162 Cuadro 3.5.163 Cuadro 3.5.164 Cuadro 3.5.165 Cuadro 3.5.166 Cuadro 3.5.167 Cuadro 3.5.168 Cuadro 3.5.169 Cuadro 3.5.170 Cuadro 3.5.171 Cuadro 3.5.172 Cuadro 3.5.173 Cuadro 3.5.174 Cuadro 3.5.175 Cuadro 3.5.176 Cuadro 3.5.177 Cuadro 3.5.178 Cuadro 3.5.179 Cuadro 3.5.180 Cuadro 3.5.181 Cuadro 3.5.182 Cuadro 3.5.183 Cuadro 3.5.184 Cuadro 3.5.185 Cuadro 3.5.186 Título Prácticas de salud con respecto al agua que se usa en el hogar para beber Prácticas de salud con respecto al lavado de manos Prácticas de salud con respecto al almacenamiento de alimentos antes de ser utilizados Número de establecimientos de salud, según tipo Antigüedad de los equipos médicos Estado de conservación de los equipos médicos Distribución de la población según PET, PEA, No PEA Distribución de la PEA Ocupada según condición laboral Distribución de la PEA Ocupada según condición laboral en ocupación secundaria Distribución de la PEA Ocupada según actividad económica Distribución de la PEA Ocupada según sexo y edad Distribución de la No Pea según sexo y edad Distribución de la PEA ocupada según nivel educativo Distribución de la No PEA según nivel educativo Distribución de la PET que recibió capacitación Distribución de la PEA ocupada según horas trabajadas Ingreso promedio por fuente principal 1/ % de personas que reciben pagos no monetáreos mensuales como parte de pago por su trabajo (ocupación principal) Ingreso promedio familiar por tipos de fuente Gasto total, en alimentación y otro del hogar Gasto promedio familiar en actividades agropecuarias Actividades productivas por unidades familiares Régimen de tenencia por hectáreas Número y tamaño promedio de Unidades Agropecuarias (UA) Uso de las parcelas Tipo de riego y uso de canales de riego por parcelas Canales de irrigación circundantes y circunscritos al área de emplazamiento del proyecto Tenencia de bienes agrícolas por Unidades Agropecuarias (UA) - A Tenencia de bienes agrícolas por Unidades Agropecuarias (UA) - B

xix
Febrero 2010

Lista de Cuadros (Cont.)
Cuadro Cuadro 3.5.187 Cuadro 3.5.188 Cuadro 3.5.189 Cuadro 3.5.190 Cuadro 3.5.191 Cuadro 3.5.192 Cuadro 3.5.193 Cuadro 3.5.194 Cuadro 3.5.195 Cuadro 3.5.196 Cuadro 3.5.197 Cuadro 3.5.198 Cuadro 3.5.199 Cuadro 3.5.200 Cuadro 3.5.201 Cuadro 3.5.202 Cuadro 3.5.203 Cuadro 3.5.204 Cuadro 3.5.205 Cuadro 3.5.206 Cuadro 3.5.207 Cuadro 3.5.208 Cuadro 3.5.209 Cuadro 3.5.210 Cuadro 3.5.211 Cuadro 3.5.212 Cuadro 3.5.213 Título Problemas con la producción agropecuaria por Unidad Agropecuaria (UA) Asistencia técnica por Unidad Agropecuaria (UA) Producción agrícola en kilogramos Destino de la producción agrícola Comercialización de productos agrícolas Tenencia de animales por Unidad Agropecuaria - A Tenencia de animales por Unidad Agropecuaria - B Producción de leche por Unidad Familiar Pecuaria Mercados y ferias Rutas de la leche (Gloria S.A.) ¿Ha solicitado alguna vez un crédito? ¿Ha hecho uso de algún crédito en los últimos 12 meses? Institución a la que solicitó el crédito ¿Devolvió el crédito? Pobreza medida bajo NBIs Población de 0 a 17 años que no tiene identificación Población de 18 a más años que no tiene DNI o Libreta Electoral Población de 18 a más años que no tiene DNI, Libreta Electoral o partida de nacimiento Programas sociales a los que pertenece algún miembro del hogar Personas que reciben ayuda alimentaria de algún programa social Tipo de programa alimentario del que se recibe ayuda Frecuencia con la que se recibe la ayuda del programa alimentario Opinión respecto de las condiciones de vida del hogar en los últimos 12 meses Opinión respecto de las condiciones de vida del hogar en los últimos 12 meses según nivel educativo Opinión respecto de las condiciones de vida de la comunidad en los últimos 12 meses Opinión respecto de las condiciones de vida de la comunidad en los últimos 12 meses Opinión respecto de la calidad de enseñanza de las escuelas en la localidad

xx
Febrero 2010

Lista de Cuadros (Cont.)
Cuadro Cuadro 3.5.214 Cuadro 3.5.215 Cuadro 3.5.216 Cuadro 3.5.217 Cuadro 3.5.218 Cuadro 3.5.219 Cuadro 3.5.220 Cuadro 3.5.221 Cuadro 3.5.222 Cuadro 3.5.223 Cuadro 3.5.224 Cuadro 3.5.225 Cuadro 3.5.226 Cuadro 3.5.227 Cuadro 3.5.228 Cuadro 3.5.229 Cuadro 3.5.230 Cuadro 3.5.231 Cuadro 3.5.232 Cuadro 4.3.1 Cuadro 4.3.2 Cuadro 4.3.3 Cuadro 5.2.1 Cuadro 5.2.2 Cuadro 5.2.3 Cuadro 5.2.4 Cuadro 5.2.5 Cuadro 5.2.6 Cuadro 5.2.7 Título Opinión respecto de la calidad de atención de los centros o puestos de salud de la localidad Confianza en las instituciones Consultas respecto a obras de la comunidad Respuesta de los vecinos ante problemas en la comunidad Identificación con la zona Identificación con la zona Conocimiento y apreciación del Proyecto Conga Opinión respecto de si la actividad minera trae beneficios Perspectivas de beneficios que trae la actividad minera Opinión respecto de si la actividad minera puede traer perjuicios Perspectivas de perjuicios que trae la actividad minera Organizaciones existentes en la localidad Organizaciones a las que pertenece algún miembro del hogar Modo de participación en las organizaciones Existencia de asambleas en la comunidad Participación en las asambleas de la comunidad ¿Quién toma las decisiones en las asambleas de la comunidad? Clasificación de los Grupos de Interés (GI) Clasificación-Tema de interés Sistema de agua sin contacto en las cuencas del río Alto Jadibamba y de la quebrada Toromacho Sistema de agua sin contacto en la cuenca de la quebrada Alto Chirimayo Sistema de agua sin contacto en la cuenca del río Chailhuagón Actividades consideradas – Etapa de construcción Actividades consideradas – Etapa de operación Categorías de uso mayor de suelos Áreas afectadas por instalaciones por cuenca Resumen de las emisiones de material particulado – Etapa de construcción Resumen de las emisiones de gases - Etapa de construcción Resumen de las emisiones de material particulado – Etapa de operación – Año 8

xxi
Febrero 2010

Lista de Cuadros (Cont.)
Cuadro Cuadro 5.2.8 Cuadro 5.2.9 Cuadro 5.2.10 Cuadro 5.2.11 Cuadro 5.2.12 Cuadro 5.2.13 Cuadro 5.2.14 Cuadro 5.2.15 Cuadro 5.2.16 Cuadro 5.2.17 Cuadro 5.2.18 Cuadro 5.2.19 Cuadro 5.2.20 Cuadro 5.2.21 Cuadro 5.2.22 Cuadro 5.2.23 Cuadro 5.2.24 Cuadro 5.3.1 Cuadro 5.3.2 Cuadro 5.3.3 Cuadro 5.3.4 Cuadro 5.3.5 Título Resumen de las emisiones de material particulado – Etapa de operación – Año 13 Resumen de las emisiones de gases – Etapa de operación – Año 8 Resumen de las emisiones de gases – Etapa de operación – Año 13 Áreas aproximadas a afectarse por el proyecto por tipo de cobertura vegetal Áreas a ser afectadas por el desbroce debido a la ocupación de cada instalación Área de cada formación vegetal afectada en cada sector Especies de flora protegidas a nivel nacional Especies de fauna protegidas a nivel nacional Superficie de las unidades de paisaje ocupada por instalaciones en cada sector Afectación del paisaje como consecuencia de la etapa de construcción: Sector Toromacho Afectación del paisaje como consecuencia de la etapa de operación: Sector Toromacho Afectación del paisaje como consecuencia de la etapa de construcción: Sector Alto Jadibamba Afectación del paisaje como consecuencia de la etapa de operación: Sector Alto Jadibamba Afectación del paisaje como consecuencia de la etapa de construcción: Sector Alto Chirimayo Afectación del paisaje como consecuencia de la etapa de operación: Sector Alto Chirimayo Afectación del paisaje como consecuencia de la etapa de construcción: Sector Chailhuagón Afectación del paisaje como consecuencia de la etapa de operación: Sector Chailhuagón Participación de los componentes socioeconómicos sobre el impacto total del Proyecto Conga Evaluación y calificación según componentes y subcomponentes Evaluación y calificación por etapas post medidas de manejo de impactos Evaluación y calificación por receptores: Población expropietaria y Mitayos Número de impactos residuales según magnitud por tipo de receptor
xxii
Febrero 2010

Lista de Cuadros (Cont.)
Cuadro Cuadro 6.1.1 Cuadro 6.1.2 Cuadro 6.1.3 Cuadro 6.1.4 Cuadro 6.1.5 Cuadro 6.2.1 Cuadro 6.2.2 Cuadro 6.2.3 Cuadro 6.2.4 Cuadro 6.2.5 Cuadro 6.3.1 Cuadro 6.3.2 Cuadro 6.3.3 Cuadro 6.3.4 Cuadro 6.3.5 Cuadro 6.3.6 Cuadro 6.3.7 Cuadro 6.3.8 Cuadro 6.3.9 Cuadro 6.4.1 Cuadro 6.4.2 Cuadro 7.7.1 Cuadro 7.7.2 Cuadro 7.7.3 Cuadro 7.7.4 Cuadro 7.8.1 Título Volumen de suelo orgánico a aplicar para la revegetación durante la etapa de construcción Modificaciones en la capacidad de almacenamiento de los cuerpos de agua lénticos como consecuencia del proyecto Lista de especies nativas candidatas para la revegetación Especies adicionales consideradas para su investigación Variación de la longitud de líneas de orilla y áreas de espejo de agua por implementación de reservorios Parámetros de monitoreo de la calidad de suelo en los depósitos de suelo orgánico Frecuencia de monitoreo de la calidad de suelo en los depósitos de suelo orgánico Estaciones de monitoreo (transectos y puntos) de aves Estaciones de monitoreo para mamíferos Estaciones de monitoreo de vida acuática Miembros del equipo de respuesta Lineamientos de respuesta - Fallas en la tubería de transporte de relaves Lineamientos de respuesta - Fallas en las presas de relaves Lineamientos de respuesta – Fallas en las presas de los reservorios Lineamientos de respuesta – Derrames químicos Lineamientos de respuesta – Derrames menores de combustibles Lineamientos de respuesta – Derrames mayores de combustible Lineamientos para medidas a tomar en caso de incendio general (no químico) Lineamientos de respuesta – Derrames durante el transporte en el área del proyecto Composición de residuos sólidos no peligrosos de tipo domiciliario durante la etapa de operación Incompatibilidades de almacenamiento de residuos peligrosos Diagnóstico del sector educativo Diagnóstico del sector salud Diagnóstico de empleo e ingresos Líneas y sublíneas de acción del Plan de Relaciones Comunitarias (PRC) Medidas de manejo de impactos
xxiii
Febrero 2010

Lista de Cuadros (Cont.)
Cuadro Cuadro 7.8.2 Cuadro 7.8.3 Cuadro 7.8.4 Cuadro 7.9.1 Cuadro 7.9.2 Cuadro 8.7.1 Cuadro 8.7.2 Cuadro 8.7.3 Cuadro 8.7.4 Cuadro 8.7.5 Cuadro 8.7.6 Cuadro 8.7.7 Cuadro 9.1 Cuadro 9.2 Cuadro 9.3 Cuadro 9.4 Cuadro 9.5 Cuadro 9.6 Cuadro 9.7 Cuadro 9.8 Cuadro 9.9 Cuadro 9.10 Cuadro 9.11 Cuadro 9.12 Cuadro 9.13 Cuadro 9.14 Cuadro 9.15 Cuadro 9.16 Título Cronograma del Programa de Apoyo Social por Adquisición de Tierras (PASAT) Servicios disponibles de contratación local Diferencias máximas de precios de proveedores locales vs. no locales Estrategias de comunicación interna Estrategias de comunicación externa Ubicaciones propuestas para ubicación del depósito de relaves Resumen del análisis de alternativas para la ubicación del depósito de relaves Ubicaciones propuestas para la planta concentradora para el estudio inicial de factibilidad técnica Resumen del análisis de alternativas para la ubicación de la planta concentradora Posibles ubicaciones para el depósito de desmontes Perol Ubicaciones propuestas para el depósito de desmonte Perol para el estudio inicial de factibilidad técnica Recorridos propuestos para los nuevos corredores norte-sur y este-oeste Sistematización de preguntas escritas en el taller urbano Sistematización de preguntas orales en el taller urbano Sistematización de preguntas escritas en el taller rural Sistematización de preguntas orales en el taller rural Afiches informativos Cronograma de los grupos focales Cronograma del programa de pasantías 1/ Cronograma de las asambleas comunales Preacuerdos con los caseríos del área de influencia Caserío con monitores comunitarios 1/ Programa de formación en monitoreo ambiental participativo: Agua superficial Actividades adicionales par ampliar la participación integral Talleres informativos durante el EIA Reunión informativa: Estado del proyecto y nueva minería Curso de legislación ambiental Curso de hidrología
xxiv
Febrero 2010

Lista de Cuadros (Cont.)
Cuadro Cuadro 9.17 Cuadro 9.18 Cuadro 9.19 Cuadro 9.20 Cuadro 9.21 Cuadro 9.22 Cuadro 9.23 Cuadro 9.24 Cuadro 9.25 Cuadro 10.3.1 Cuadro 10.3.2 Cuadro 10.3.3 Cuadro 11.4.1 Título Consultas e inquietudes de la población registradas durante los cursos de legislación ambiental e hidrología Procedencia de los expropietarios Área de influencia directa del Proyecto Conga Área de influencia indirecta rural del Proyecto Conga Área de influencia indirecta urbana del Proyecto Conga Mecanismos de participación a mantener en la etapa durante la evaluación del EIA Autoridades del AID Autoridades del AII Cronograma de implementación del PPC Configuración final de los taludes del tajo Chailhuagón para la etapa de cierre Configuración final de los taludes del tajo Perol para la etapa de cierre Tipos de especies para revegetación Balance Costo - Beneficio general

xxv
Febrero 2010

Lista de Tablas
Tabla Tabla 2.7.1 Tabla 2.7.2 Tabla 2.7.3 Tabla 3.2.1 Tabla 3.2.2 Tabla 3.2.3 Tabla 3.2.4 Tabla 3.2.5 Tabla 3.2.6 Tabla 3.2.7 Tabla 3.2.8 Tabla 3.2.9 Tabla 3.2.10 Tabla 3.2.11 Tabla 3.2.12 Tabla 3.2.13 Tabla 3.2.14 Tabla 3.2.15 Tabla 3.2.16 Tabla 3.2.17 Tabla 3.2.18 Tabla 3.2.19 Tabla 3.2.20 Tabla 3.2.21 Tabla 3.2.22 Tabla 3.2.23 Título Concesiones mineras del Proyecto Conga Áreas adquiridas y por adquirir por el Proyecto Conga Áreas adquiridas por distritos Unidades fisiográficas Ubicación de estaciones meteorológicas Temperatura, humedad relativa y velocidad del viento - Old Minas Conga y New Minas Conga Evaporación potencial (mm) - Old Minas Conga Evaporación potencial (mm) - New Minas Conga Precipitación mensual (mm) - Old Minas Conga Resumen de variables estadísticas de precipitación diaria - Old Minas Conga Precipitación mensual (mm) - New Minas Conga Resumen de variables estadísticas de precipitación diaria - New Minas Conga Máxima precipitación de 24 horas - Estación Negritos Máxima precipitación de 24 horas con límites de confianza - Estación Negritos Precipitación mensual de 24 horas para un periodo de retorno de 100 años - Estación Negritos Índice oceánico para El Niño (ONI) Precipitación total mensual (mm) - Old Minas Conga Precipitación total mensual (mm) - New Minas Conga Comparación de la precipitación mensual promedio para meses ENSO y meses NO-ENSO Resumen de equipos y métodos utilizados Ubicación de las estaciones de calidad del aire Monitoreo de calidad del aire (2004 - 2007) - Promedio anual de PM10 Monitoreo de calidad del aire (2004 - 2007) - Promedio diario de PM10 Muestreo de calidad del aire (2006 - 2009) Muestreo de calidad del aire (2006 - 2009) - Concentración promedio anual de PM10 Estación Chailhuagón - Precipitación total mensual vs concentración promedio mensual de PM10
B B B B B B B

xxvi
Febrero 2010

Lista de Tablas (Cont.)
Tabla Tabla 3.2.24 Tabla 3.2.25 Tabla 3.2.26 Tabla 3.2.27 Tabla 3.2.28 Tabla 3.2.29 Tabla 3.2.30 Tabla 3.2.31 Tabla 3.2.32 Tabla 3.2.33 Tabla 3.2.34 Tabla 3.2.35 Tabla 3.2.36 Tabla 3.2.37 Tabla 3.2.38 Tabla 3.2.39 Tabla 3.2.40 Tabla 3.2.41 Tabla 3.2.42 Tabla 3.2.43 Tabla 3.2.44 Tabla 3.2.45 Tabla 3.2.46 Tabla 3.2.47 Tabla 3.2.48 Tabla 3.2.49 Tabla 3.2.50 Título Estándares nacionales de calidad ambiental de ruido Rangos de evaluación de aceleración según ISO 2631 Valores de evaluación de nivel de velocidad (FTA) Ubicación de los puntos de medición de ruido Resultados de medición de ruido (2006 – 2009) – periodo diurno Resultados de medición de ruido (2006 – 2009) – periodo nocturno Resultados de medición de vibraciones – Noviembre 2009 Clasificación de las unidades litológicas y de alteración – basado en la nomenclatura 2004 Resultados de las pruebas estáticas – ABA Resultados de las pruebas estáticas ABA en los compósitos de celdas de humedad – Tajo Perol Resultados de los análisis por celdas de humedad del desmonte del tajo Perol Tasa de producción de sulfatos – Desmonte Perol Resultados de las pruebas estáticas ABA en los compósitos de celdas de humedad – Tajo Chailhuagón Resultados de los análisis por celdas de humedad del desmonte del tajo Chailhuagón – periodo 2004 Resultados de los análisis por celdas de humedad del desmonte del tajo Chailhuagón – periodo 2009 Ratios de producción de sulfatos del desmonte Chailhuagón Muestras seleccionadas para caracterización de relaves Resultados de análisis mineralógico Resultados de análisis químico de sólidos Cálculos del NCV Resultados SPLP para relaves de Proyecto Conga Resultados de análisis por celdas de humedad – Relaves Perol y Chailhuagón Resumen de cantidad de muestras Ubicación de los puntos de muestreo para caracterización Clasificación natural de los suelos Superficie de las unidades cartográficas Superficie de las tierras según su capacidad de uso mayor

xxvii
Febrero 2010

Lista de Tablas (Cont.)
Tabla Tabla 3.2.51 Tabla 3.2.52 Tabla 3.2.53 Tabla 3.2.54 Tabla 3.2.55 Tabla 3.2.56 Tabla 3.2.57 Tabla 3.2.58 Tabla 3.2.59 Tabla 3.2.60 Tabla 3.2.61 Tabla 3.2.62 Tabla 3.2.63 Tabla 3.2.64 Tabla 3.2.65 Tabla 3.2.66 Tabla 3.2.67 Tabla 3.2.68 Tabla 3.2.69 Tabla 3.2.70 Tabla 3.2.71a Tabla 3.2.71b Tabla 3.2.72a Tabla 3.2.73a Tabla 3.2.73b Título Unidades de uso mayor de las tierras cartografiadas y sus principales características Categorías de uso actual de suelos Ubicación de los puntos de muestreo para evaluación de contenido de metales en suelo Concentraciones de metales en suelo Unidades de uso mayor de las tierras y su equivalencia con las unidades de uso potencial Unidades de conflictos de uso identificadas en el área de estudio Ubicación de los puntos de muestreo para la evaluación microbiológica Valores promedio de colonias de hongos proteolíticos (UCF/g) Número más probable de bacterias nitrificantes Número más probable de bacterias desnitrificantes CO2 producido por procesos de respiración del suelo Comparación de parámetros microbiológicos con factores fisicoquímicos Relación de muestras de vegetación colectadas en campo, especie, ubicación en coordenadas UTM y altitud Contenido de nutrientes en especies vegetales del área de estudio Resumen de resultados del análisis de metales pesados Distribución altimétrica de áreas de la cuenca del río Alto Jadibamba Distribución altimétrica de áreas de la cuenca del río Chailhuagón Distribución altimétrica de áreas de la cuenca de la quebrada Toromacho Distribución altimétrica de áreas de la cuenca de la quebrada Chugurmayo Distribución altimétrica de áreas de la cuenca de la quebrada Alto Chirimayo Caudales observados en Estación CEM-1 – Cuenca del río Alto Jadibamba Caudales observados en Estación CRJ-1 – Cuenca del río Alto Jadibamba Caudales derivados en Estación CCYB-1/CCYB-2 – Cuenca del río Chailhuagón Caudales observados en Estación CEP-1 – Cuenca de la quebrada Alto Chirimayo Caudales derivados en Estación CVCH-1/CVCH-I-1 – Cuenca de la quebrada Alto Chirimayo
B B

xxviii
Febrero 2010

Lista de Tablas (Cont.)
Tabla Tabla 3.2.73c Tabla 3.2.73d Tabla 3.2.73e Tabla 3.2.74 Tabla 3.2.75 Tabla 3.2.76 Tabla 3.2.77 Tabla 3.2.78 Tabla 3.2.79 Tabla 3.2.80 Tabla 3.2.81 Tabla 3.2.82 Tabla 3.2.83 Tabla 3.2.84 Tabla 3.2.85 Tabla 3.2.86 Tabla 3.2.87 Título Caudales observados en Estación CCHI-1 – Cuenca de la quebrada Alto Chirimayo Caudales observados en Estación CCHU-1 – Cuenca de la quebrada Alto Chirimayo Caudales observados en Estación CLI-1/CLI-I-1 – Cuenca de la quebrada Alto Chirimayo Estaciones de monitoreo de calidad de agua superficial Registro histórico de resultados de calidad de agua superficial en ríos y quebradas - Cuenca del río Alto Jadibamba Registro histórico de resultados de calidad de agua superficial en canales Cuenca del río Alto Jadibamba Registro histórico de resultados de calidad de agua superficial en lagunas Cuenca del río Alto Jadibamba Registro histórico de resultados de calidad de agua superficial en ríos y quebradas - Cuenca del río Chailhuagón Registro histórico de resultados de calidad de agua superficial en canales Cuenca del río Chailhuagón Registro histórico de resultados de calidad de agua superficial en lagunas Cuenca del río Chailhuagón Registro histórico de resultados de calidad de agua superficial en ríos y quebradas - Cuenca de la quebrada Alto Chirimayo Registro histórico de resultados de calidad de agua superficial en el bofedal Perol - Cuenca de la quebrada Alto Chirimayo Registro histórico de resultados de calidad de agua superficial en canales Cuenca de la quebrada Alto Chirimayo Registro histórico de resultados de calidad de agua superficial en lagunas Cuenca de la quebrada Alto Chirimayo Registro histórico de calidad de agua superficial en ríos y quebradas Cuenca de la quebrada Toromacho Registro histórico de resultados de calidad de agua superficial en lagunas Cuenca de la quebrada Toromacho Registro histórico de calidad de agua superifical en ríos y quebradas Cuenca de la quebrada Chugurmayo

xxix
Febrero 2010

Lista de Tablas (Cont.)
Tabla Tabla 3.2.88 Título Pozos de investigación de desaguado y pozos de monitoreo histórico en todo el emplazamiento con información de litología / Construcción disponible Pozos de monitoreo histórico en todo el emplazamiento / Puntos de medición sin información de litología / Construcción disponible Investigación sobre el depósito de relaves – Investigación hidrogeológica Serie-GMW de pozos de monitoreo construidos en el año 2005 Investigación sobre el depósito de relaves – Investigación hidrogeológica Serie-BH de piezómetros construidos en el año 2008 Definiciones de unidad hidrogeológica en todo el emplazamiento y permeabilidades relacionadas Resumen de la prueba de bombeo de las áreas de los tajos Perol y Chailhuagón 2005 - 2007 Evaluación del bofedal Perol 2004, mediciones de permeabilidad de campo Mediciones de permeabilidad de campo, años 2004 a 2008 Conductividades hidráulicas estratificadas del modelo Manantiales en el área de estudio del Proyecto Conga Estaciones de monitoreo de calidad de agua subterránea Registro comparativo de resultados de calidad de agua subterránea – Cuenca del río Alto Jadibamba Registro comparativo de resultados de calidad de agua subterránea – Cuenca de la quebrada Alto Chirimayo Registro comparativo de resultados de calidad de agua subterránea – Cuenca del río Chailhuagón Registro comparativo de resultados de calidad de agua subterránea – Cuenca de la quebrada Toromacho Resultados de sedimentos en el área de estudio del Proyecto Conga Coordenadas de los puntos de evaluación botánica (Minconsult, 2008) Lista de especies de flora registradas en el área de evaluación Número de especies por familia botánica registrada en el área de evaluación Abundancia de las especies de flora registradas en la formación vegetal: pajonal - Minconsult (2008)

Tabla 3.2.89 Tabla 3.2.90 Tabla 3.2.91 Tabla 3.2.92 Tabla 3.2.93 Tabla 3.2.94 Tabla 3.2.95 Tabla 3.2.96 Tabla 3.2.97 Tabla 3.2.98 Tabla 3.2.99 Tabla 3.2.100 Tabla 3.2.101 Tabla 3.2.102 Tabla 3.2.103 Tabla 3.3.1 Tabla 3.3.2 Tabla 3.3.3 Tabla 3.3.4

xxx
Febrero 2010

Lista de Tablas (Cont.)
Tabla Tabla 3.3.5 Tabla 3.3.6 Tabla 3.3.7 Tabla 3.3.8 Tabla 3.3.9 Tabla 3.3.10 Tabla 3.3.11 Tabla 3.3.12 Tabla 3.3.13 Tabla 3.3.14 Tabla 3.3.15 Tabla 3.3.16 Tabla 3.3.17 Tabla 3.3.18 Tabla 3.3.19 Tabla 3.3.20 Tabla 3.3.21 Tabla 3.3.22 Título Abundancia de las especies de flora registradas en la formación vegetal: bofedal - Minconsult (2008) Abundancia de las especies de flora registradas en la formación vegetal: matorral - Minconsult (2008) Abundancia de las especies de flora registradas en la formación vegetal: agricultura- Minconsult (2008) Abundancia de las especies registradas en la formación vegetal: vegetación ribereña - Minconsult (2008) Abundancia de las especies de flora registradas en la formación vegetal: orilla de laguna - Minconsult (2008) Abundancia de las especies de flora registradas en la formación vegetal: roquedales - Minconsult (2008) Abundancia de las especies de flora registradas en la formación vegetal: puyal - Minconsult (2008) Especies de flora registradas en el sector Alto Jadibamba - Minconsult (2008) Especies de flora registradas en el sector Toromacho - Minconsult (2008) Especies de flora registradas en el sector Chailhuagón - Minconsult (2008) Especies de flora registradas en el sector Alto Chirimayo - Minconsult (2008) Matriz de abundancia (cobertura reiterada) de las especies de plantas por parcela de muestreo, temporada seca- Minconsult (2008) Matriz de abundancia (cobertura reiterada) de las especies de plantas por parcela de muestreo, temporada húmeda- Minconsult (2008) Índices de diversidad de flora para los sectores evaluados, temporada seca - Minconsult (2008) Índices de diversidad de flora para los sectores evaluados, temporada húmeda - Minconsult (2008) Índices de diversidad de flora de los transectos evaluados en temporada seca - Minconsult (2008) Índices de diversidad de flora de los transectos evaluados en temporada húmeda - Minconsult (2008) Promedio de los índices de diversidad de los transectos evaluados en cada sector, temporada seca - Minconsult (2008)

xxxi
Febrero 2010

Lista de Tablas (Cont.)
Tabla Tabla 3.3.23 Tabla 3.3.24 Tabla 3.3.25 Tabla 3.3.26 Tabla 3.3.27 Tabla 3.3.28 Tabla 3.3.29 Tabla 3.3.30 Tabla 3.3.31 Tabla 3.3.32 Tabla 3.3.33 Tabla 3.3.34 Tabla 3.3.35 Tabla 3.3.36 Tabla 3.3.37 Tabla 3.3.38 Tabla 3.3.39 Tabla 3.3.40 Tabla 3.3.41 Título Promedio de los índices de diversidad de los transectos evaluados en cada sector, temporada húmeda - Minconsult (2008) Estado de conservación y endemismo de la flora registrada en el área de evaluación Sitios de muestreo de avifauna en el área de evaluación - Minconsult (2008) Ubicación de los puntos de evaluación de mamíferos – Minconsult (2008) Coordenadas de ubicación de los transectos de evaluación de anfibios y reptiles, temporada seca - Minconsult (2008) Coordenadas de ubicación de las parcelas de evaluación de anfibios y reptiles, temporada seca - Minconsult (2008) Coordenadas de ubicación de los transectos de evaluación de anfibios y reptiles, temporada húmeda - Minconsult (2008) Coordenadas de ubicación de las parcelas de evaluación de anfibios y reptiles, temporada húmeda - Minconsult (2008) Estaciones de muestreo de artrópodos terrestres en el área de evaluación, ambas temporadas - Minconsult (2008) Lista de vertebrados registrados en el área de evaluación Familias de aves registradas en el área de evaluación Especies de aves registradas en ambas temporadas de evaluación (Minconsult 2008) Familias de aves registradas en el área de evaluación, temporada seca Minconsult (2008) Familias de aves registradas en el área de evaluación, temporada húmeda Minconsult (2008) Lista de especies de aves registradas en cada sector, temporada seca Minconsult (2008) Lista de especies de aves registradas en cada sector, temporada húmeda Minconsult (2008) Lista de especies de aves registradas en cada formación vegetal, temporada seca - Minconsult (2008) Lista de especies de aves registradas en cada formación vegetal, temporada húmeda - Minconsult (2008) Matriz de abundancia de aves en los puntos de muestreo, temporada seca Minconsult (2008)
xxxii
Febrero 2010

Lista de Tablas (Cont.)
Tabla Tabla 3.3.42 Tabla 3.3.43 Tabla 3.3.44 Tabla 3.3.45 Tabla 3.3.46 Tabla 3.3.47 Tabla 3.3.48 Tabla 3.3.49 Tabla 3.3.50 Tabla 3.3.51 Tabla 3.3.52 Tabla 3.3.53 Tabla 3.3.54 Tabla 3.3.55 Tabla 3.3.56 Tabla 3.3.57 Tabla 3.3.58 Tabla 3.3.59 Título Matriz de abundancia de aves en los puntos de muestreo, temporada húmeda - Minconsult (2008) Abundancia de las especies de aves registradas en los sectores evaluados, temporada seca – Minconsult (2008) Abundancia de las especies de aves registradas en los sectores evaluados, temporada húmeda – Minconsult (2008) Abundancia, riqueza y diversidad de la avifauna de los sectores evaluados, temporada seca - Minconsult (2008) Abundancia, riqueza y diversidad de la avifauna de los sectores evaluados, temporada húmeda - Minconsult (2008) Abundancia de las especies de aves registradas en las formaciones vegetales evaluadas, temporada seca - Minconsult (2008) Abundancia de las especies de aves registradas en las formaciones vegetales evaluadas, temporada húmeda - Minconsult (2008) Índices de diversidad por transecto de la avifauna en las formaciones vegetales evaluadas, temporada seca - Minconsult (2008) Índices de diversidad por transecto de la avifauna en las formaciones vegetales evaluadas, temporada húmeda - Minconsult (2008) Índices de diversidad de aves para los sectores evaluados, temporada seca Minconsult (2008) Índices de diversidad de aves para los sectores evaluados, temporada húmeda - Minconsult (2008) Índices de diversidad de aves para las formaciones vegetales evaluadas, temporada seca - Minconsult (2008) Índices de diversidad de aves para las formaciones vegetales evaluadas, temporada húmeda - Minconsult (2008) Índice de Valor Ornitológico para las especies de aves registradas en el área de evaluación Sensibilidad, abundancia relativa y prioridades de conservación e investigación de la avifauna según Stotz, et ál. 1996 Especies de aves importantes en conservación Especies de aves reconocidas y valoradas por la población local en el área de evaluación - Minconsult (2008) Valoración de los criterios para la elección de especies clave

xxxiii
Febrero 2010

Lista de Tablas (Cont.)
Tabla Tabla 3.3.60 Tabla 3.3.61 Tabla 3.3.62 Tabla 3.3.63 Tabla 3.3.64 Tabla 3.3.65 Tabla 3.3.66 Tabla 3.3.67 Tabla 3.3.68 Tabla 3.3.69 Tabla 3.3.70 Tabla 3.3.71 Tabla 3.3.72 Tabla 3.3.73 Tabla 3.3.74 Tabla 3.3.75 Tabla 3.3.76 Tabla 3.3.77 Título Valores de importancia para las especies de aves registradas en el área de evaluación Especies de mamíferos registradas en el área de evaluación – Minconsult (2008) Especies de mamíferos registradas en ambas temporadas de evaluación Minconsult (2008) Lista de especies de mamíferos registradas en cada sector, temporada seca - Minconsult (2008) Lista de especies de mamíferos registradas en cada sector, temporada húmeda - Minconsult (2008) Lista de especies de mamíferos registradas en cada formación vegetal, temporada seca - Minconsult (2008) Lista de especies de mamíferos registradas en cada formación vegetal, temporada húmeda - Minconsult (2008) Estado de conservación de las especies de mamíferos registradas en el área de evaluación Valoración de los criterios para la elección de especies clave Valores obtenidos para las especies clave registradas en el área de evaluación Especies de anfibios y reptiles registradas en ambas temporadas de evaluación - Minconsult (2008) Especies registradas de anfibios y reptiles por sector, temporada seca Minconsult (2008) Especies registradas de anfibios y reptiles por sector, temporada húmeda Minconsult (2008) Matriz de abundancia de las especies de anfibios y reptiles en los transectos de evaluación, temporada seca - Minconsult (2008) Matriz de abundancia de las especies de anfibios y reptiles en los transectos de evaluación, temporada húmeda - Minconsult (2008) Matriz de abundancia de las especies de anfibios y reptiles en las parcelas de evaluación, temporada seca - Minconsult (2008) Matriz de abundancia de las especies de anfibios y reptiles en las parcelas de evaluación, temporada húmeda - Minconsult (2008) Abundancia de especies de anfibios y reptiles en los sectores evaluados, temporada seca - Minconsult (2008)
xxxiv
Febrero 2010

Lista de Tablas (Cont.)
Tabla Tabla 3.3.78 Tabla 3.3.79 Tabla 3.3.80 Tabla 3.3.81 Tabla 3.3.82 Tabla 3.3.83 Tabla 3.3.84 Tabla 3.3.85 Tabla 3.3.86 Tabla 3.3.87 Tabla 3.3.88 Tabla 3.3.89 Tabla 3.3.90 Tabla 3.3.91a Tabla 3.3.91b Tabla 3.3.92 Tabla 3.3.93 Tabla 3.3.94 Tabla 3.3.95a Título Abundancia de especies de anfibios y reptiles en los sectores evaluados, temporada húmeda - Minconsult (2008) Índices de diversidad de los anfibios registrados en los sectores evaluados, temporada seca - Minconsult (2008) Índices de diversidad de los anfibios registrados en los sectores evaluados, temporada húmeda - Minconsult (2008) Índices de diversidad de los reptiles registrados en los sectores evaluados, temporada seca - Minconsult (2008) Índices de diversidad de los reptiles registrados en los sectores evaluados, temporada húmeda - Minconsult (2008) Tamaño, micro hábitat y período de actividad de los anfibios y reptiles en el área de influencia del Proyecto Conga Estado de conservación de las especies de anfibios y reptiles del área de evaluación Riqueza específica de artrópodos terrestres por estación de muestreo, ambas temporadas – Minconsult (2008) Número de especies de artrópodos terrestres en los sectores evaluados, temporada seca – Minconsult (2008) Número de especies de artrópodos terrestres en los sectores evaluados, temporada húmeda – Minconsult (2008) Número de especies de artrópodos terrestres en las formaciones vegetales evaluadas, temporada seca – Minconsult (2008) Localización de las estaciones evaluadas Valores de Sensibilidad del BMWP, familias de macroinvertebrados bentónicos Registro detallado de componentes del Perifiton, 2007 Registro detallado de componentes del Perifiton, 2009 Índices de estructura de comunidad - perifiton, en las quebradas evaluadas Valores de Sensibilidad (S) y Amplitud Ecológica (V) del IDG, Géneros de Perifiton registrados en minas Conga Valores obtenidos para el índice diatómico generalizado, en las quebradas evaluadas Listado taxonómico de macroinvertebrados bentónicos registrados en las quebradas evaluadas, 2007

xxxv
Febrero 2010

Lista de Tablas (Cont.)
Tabla Tabla 3.3.95b Tabla 3.3.96 Tabla 3.3.97a Tabla 3.3.97b Tabla 3.3.98 Tabla 3.3.99 Tabla 3.3.100 Tabla 3.3.101 Tabla 3.3.102 Tabla 3.3.103 Tabla 3.3.104 Tabla 3.3.105 Tabla 3.3.106 Tabla 3.3.107 Tabla 3.3.108 Tabla 3.3.109 Tabla 3.3.110 Tabla 3.3.111 Tabla 3.3.112 Tabla 3.3.113 Tabla 3.3.114 Tabla 3.3.115 Título Listado taxonómico de macroinvertebrados bentónicos registrados en las quebradas evaluadas, 2009 Riqueza total y proporcional de los macroinvertebrados bentónicos registrados en las quebradas evaluadas Registro detallado de macroinvertebrados bentónicos en las quebradas evaluadas 2007 Registro detallado de macroinvertebrados bentónicos en las quebradas evaluadas 2009 Índices de estructura de comunidad - Macroinvertebrados bentónicos Índices de calidad de aguas - Macroinvertebrados bentónicos, 2007 Escala de calidad de agua, Índice HBI (Hilsenhoff, 1988; Roldan, 1999) Valores obtenidos para el índice diatómico generalizado en las quebradas evaluadas. 2007 Registro total de peces en las quebradas evaluadas Talla de peces registrados en las quebradas evaluadas, 2007 Valores de abundancia de diferentes estadíos de desarrollo de peces registrados en las estaciones evaluadas. 2009 Valores estimados de densidad (individuos / km) de truchas y bagres en las quebradas evaluadas Prueba de la "t de Hutchenson", diversidad (H') del fitobentos. 2009 Prueba de la "t de Hutchenson" diversidad (H') de macroinvertebrados bentónicos. 2009 Localización de las estaciones de muestreo en las lagunas evaluadas Valores de riqueza y abundancia de fitoplancton en lagunas (2007) Valores de riqueza y abundancia de fitoplancton en lagunas (2008) Valores de riqueza y abundancia de fitoplancton en lagunas (2009) Valores de diferentes índices de estructura de comunidad, fitoplancton evaluación de lagunas, 2007 Valores de diferentes índices de estructura de comunidad, fitoplancton de lagunas, 2008 Valores de diferentes índices de estructura de comunidad, fitoplancton de lagunas, 2009 Riqueza específica, valor absoluto y porcentual de Artrópoda y Cladócera en cuatro lagunas evaluadas - 2007

xxxvi
Febrero 2010

Lista de Tablas (Cont.)
Tabla Tabla 3.3.116 Tabla 3.3.117 Tabla 3.3.118 Tabla 3.3.119 Tabla 3.3.120 Tabla 3.3.121 Tabla 3.3.122 Tabla 3.3.123 Tabla 3.3.124 Tabla 3.3.125 Tabla 3.3.126 Tabla 3.3.127 Tabla 3.3.128 Tabla 3.3.129 Tabla 3.3.130 Tabla 3.3.131 Tabla 3.3.132 Tabla 3.3.133 Tabla 3.3.134 Tabla 3.3.135 Tabla 3.3.136 Tabla 3.3.137 Título Riqueza específica, valor absoluto y porcentual de Artrópoda y Cladócera en las lagunas evaluadas - 2008 Riqueza específica, valor absoluto y porcentual de Artrópoda y Cladócera en las lagunas evaluadas - 2009 Índices de estructura de comunidad de zooplancton, Lagunas - 2007 Índices de estructura de comunidad de zooplancton, Lagunas - 2008 Índices de estructura de comunidad de zooplancton, Lagunas - 2009 Índices de estructura de comunidad de macrobentos, Lagunas - 2007 Índices de estructura de comunidad de macrobentos, Lagunas - 2008 Índices de estructura de comunidad de macrobentos, Lagunas - 2009 Peces registrados en lagunas evaluadas Morfometría y factor de condición de peces colectados con red de espera, lagunas Resultados de los análisis de acumulación de contaminante en tejidos en peces, Lagunas. 2009 Tamaño de los bofedales por cuenca evaluada Lista de especies de flora registradas en los bofedales evaluados Comunidad de plantas a la que pertenece cada parcela evaluada, bofedales - Maxim (2006) Ubicación de los puntos de muestreo para la evaluación de los patrones de diversidad florística en los bofedales - FDA (2005) Cobertura Vegetal reiterada (CVR) de las especies registradas en los bofedales, temporada húmeda - FDA (2005) Cobertura Vegetal reiterada (CVR) de las especies registradas en los bofedales, temporada seca - FDA (2005) Índices de diversidad florística de los transectos de evaluación, bofedales, temporada húmeda - FDA (2005) Índices de diversidad florística de los transectos de vegetación, bofedales, temporada seca - FDA (2005) Valores de diversidad alfa promedio de flora para los complejos evaluados - FDA (2005) Diversidad gamma de flora de los complejos de bofedales, ambas temporadas - FDA (2005) Valores de correlación de las variables ambientales con los ejes del Análisis de Correspondencia Canónica - Maxim (2006)
xxxvii
Febrero 2010

Lista de Tablas (Cont.)
Tabla Tabla 3.3.138 Tabla 3.3.139 Tabla 3.3.140 Tabla 3.3.141 Tabla 3.3.142 Tabla 3.3.143 Tabla 3.3.144 Tabla 3.3.145 Tabla 3.3.146 Tabla 3.3.147 Tabla 3.3.148 Tabla 3.3.149 Tabla 3.3.150 Tabla 3.3.151 Tabla 3.3.152 Tabla 3.3.153 Tabla 3.3.154 Tabla 3.3.155 Título Ubicación de los transectos de evaluación de aves en los bofedales - FDA (2005) Especies de vertebrados registrados en los bofedales evaluados - FDA (2005) Matriz de abundancias de aves por transecto y complejo de bofedales, época húmeda Abundancia de aves por transecto y complejo de bofedales, época seca FDA (2005) Diversidad de aves por transecto, temporada húmeda, bofedales - FDA (2005) Diversidad de aves por transecto, temporada seca, bofedales - FDA (2005) Diversidad gamma de aves de los complejos de bofedales, ambas temporadas - FDA (2005) Ubicación de los transectos de evaluación de artrópodos terrestres y mamíferos en los bofedales - FDA (2005) Abundancia de los mamíferos pequeños registrados en los bofedales FDA (2005) Abundancia de mamíferos pequeños en los transectos de evaluación de bofedales, temporada húmeda - FDA (2005) Abundancia de mamíferos pequeños en los transectos de evaluación de bofedales, temporada seca - FDA (2005) Índices de diversidad de mamíferos pequeños registrados en los complejos de bofedales evaluados, época húmeda - FDA (2005) Índices de diversidad de mamíferos pequeños registrados en los complejos de bofedales evaluados, época seca - FDA (2005) Abundancia de mamíferos domésticos registrados en las subcuencas evaluadas - FDA (2005) Densidad de mamíferos domésticos por subcuenca - FDA (2005) Listado taxonómico de artrópodos terrestres colectados en los bofedales FDA (2008) Abundancia de morfoespecies de artrópodos terrestres registradas en los bofedales, temporada húmeda - FDA (2005) Abundancia de morfoespecies de artrópodos terrestres registradas en los bofedales, temporada seca - FDA (2005)

xxxviii
Febrero 2010

Lista de Tablas (Cont.)
Tabla Tabla 3.3.156 Tabla 3.3.157 Tabla 3.3.158 Tabla 3.3.159 Tabla 3.3.160 Tabla 3.3.161 Tabla 3.3.162 Tabla 3.3.163 Tabla 3.3.164 Tabla 3.3.165 Tabla 3.3.166 Tabla 3.3.167 Tabla 3.3.168 Tabla 3.3.169 Tabla 3.3.170 Tabla 3.3.171 Tabla 3.3.172 Tabla 3.3.173 Título Valores de diversidad de artrópodos terrestres en cada uno de los complejos de bofedales evaluados, temporada húmeda - FDA (2005) Valores de tasa de cambio temporal para morfoespecies de artrópodos terrestres registradas en ambas temporadas del año - FDA (2005) Anfibios y Reptiles registrados en los bofedales - FDA (2005) Abundancia relativa de las especies de anfibios y reptiles por punto de muestreo en los bofedales - (FDA 2005) Ubicación de los puntos de muestreo para macroinvertebrados bentónicos en los bofedales - FDA (2005) Relación de especies de macroinvertebrados bentónicos registrados en los bofedales, ambas temporadas - FDA (2005) Abundancia de las diferentes especies de macro-invertebrados bentónicos registrados en los bofedales - FDA (2005) Índices de diversidad de macro-invertebrados bentónicos obtenidos para los diferentes puntos de muestreo, temporada húmeda - FDA (2005) Índices de diversidad de macro-invertebrados bentónicos obtenidos para los diferentes puntos de muestreo, temporada seca - FDA (2005) Resumen de los resultados de química del agua - Maxim (2006) Concentraciones de Nitrógeno y Fósforo total en muestras de agua de los bofedales - Maxim (2006) Clasificación de la condición de los bofedales para vacunos, temporada húmeda - FDA (2005) Clasificación de la condición de los bofedales para vacunos, temporada seca - FDA (2005) Superficies de pastizales de las diferentes condiciones dentro de las subcuencas seleccionadas Capacidades de carga de las subcuencas seleccionadas, calculadas para vacunos - FDA (2005) Comunidades de plantas presentes en cada bofedal evaluado - Maxim (2006) Valores de diversidad* gamma para cada una de las once subcuencas evaluadas, temporada seca - FDA (2005) Diversidades de las subcuencas en una escala ordinal de diversidad - FDA (2005)

xxxix
Febrero 2010

Lista de Tablas (Cont.)
Tabla Tabla 3.3.174 Tabla 3.3.175 Tabla 3.3.176 Tabla 3.3.177 Tabla 3.3.178 Tabla 3.3.179 Tabla 3.3.180 Tabla 3.3.181 Tabla 3.3.182 Tabla 3.3.183 Tabla 3.4.1 Tabla 3.4.2 Tabla 3.4.3 Tabla 3.4.4 Tabla 3.4.5 Tabla 3.4.6 Tabla 3.4.7 Tabla 3.4.8 Tabla 3.4.9 Tabla 4.1.1 Tabla 4.1.2 Tabla 4.2.1 Tabla 4.3.1 Tabla 4.3.2 Título Número de subcuencas en las que se encuentra representada la composición específica de cada subcuenca evaluada - FDA (2005) Ordenamiento jerárquico de los complejos de bofedales sobre la base de la diversidad y especificidad de su biota - FDA (2005) Superficies (ha) de las diferentes condiciones del pastizal de cada subcuenca - FDA (2005) Ordenamiento jerárquico de las subcuencas sobre la base de la diversidad de su biota y de la especificidad de la misma - FDA (2005) Carga potencial de las subcuencas expresada en unidades vacuno Carga herbívora de las subcuencas, expresada en unidades animales/ha FDA (2005) Carga herbívora de las subcuencas, expresada en unidades ovino - FDA (2005) Combinación de los atributos de fragilidad, escasa productividad y sobrepastoreo para cada subcuenca - FDA (2005) Fragilidad, productividad (carga potencial) e intensidad de sobrepastoreo de las microcuencas en una escala ordinal - FDA (2005) Prioridades derivadas de los criterios de diversidad biológica y de los problemas de uso ganadero de las subcuencas- FDA (2005) Ubicación de puntos de observación y códigos de fotografías seleccionadas Criterios de evaluación de la calidad visual del paisaje (BLM) Cálculo detallado de calidad visual del paisaje Capacidad de absorción visual Cálculo detallado de capacidad de absorción visual del paisaje Sitios arqueológicos – Sector Minas Conga Sitios arqueológicos – Sector Minas Conga I Sitios arqueológicos – Sector Minas Conga II Sitios arqueológicos – Sector Minas Conga III Características mineralógicas de los yacimientos Perol y Chailhuagón Plan de minado del Proyecto Conga Códigos y normas aplicados al Proyecto Conga Actividades involucradas en la etapa de construcción Características químicas y físicas del bofedal Perol

xl
Febrero 2010

Lista de Tablas (Cont.)
Tabla Tabla 4.3.3 Tabla 4.3.4 Tabla 4.3.5 Tabla 4.3.6 Tabla 4.3.7 Tabla 4.3.8 Tabla 4.3.9 Tabla 4.3.10 Tabla 4.3.11 Tabla 4.3.12 Tabla 4.3.13 Tabla 4.4.1 Tabla 4.4.2 Tabla 4.4.3 Tabla 4.4.4 Tabla 4.4.5 Tabla 4.4.6 Tabla 4.4.7 Tabla 4.4.8 Tabla 4.4.9 Tabla 4.4.10 Tabla 4.4.11 Tabla 5.2.1 Tabla 5.2.2 Tabla 5.2.3 Tabla 5.2.4 Tabla 5.2.5 Tabla 5.2.6 Tabla 5.2.7 Tabla 5.2.8 Título Criterios de diseño para el depósito de desmonte Perol Criterios de diseño para el depósito de desmonte Chailhuagón Características de los depósitos de suelo orgánico Sistemas y dispositivos implementados para el circuito de chancado Características de la presas Condiciones sub-superficiales de las presas Criterios de diseño para estructuras de derivación y recolección Criterios de diseño de control de sedimentos Especificaciones del camino de acarreo Chailhuagón Caminos internos del Proyecto Conga Consumo de combustible en Conga Plan de minado del tajo Perol Criterios de diseño del tajo Perol Tasas de bombeo de diseño del sistema de desaguado del tajo Perol Plan de minado del tajo Chailhuagón Criterios de diseño del tajo Chailhuagón Cantidades de roca del depósito de desmonte Perol Análisis de estabilidad del depósito de desmonte Perol Cantidades de roca del depósito de desmonte Chailhuagón Análisis de estabilidad del depósito de desmonte Chailhuagón Análisis de estabilidad de las presas de relaves Disposición física de los relaves Definición de conceptos Zonas de calidad del aire, ruido y vibraciones Identificación de fuentes y ubicación de potenciales impactos – Etapa construcción Identificación de fuentes y ubicación de potenciales impactos – Etapa operación Matriz de verificación de impactos – Etapa de construcción Matriz de verificación de impactos – Etapa de operación Valorización de los factores considerados en la determinación de significancia de efectos ambientales Valorización de los factores considerados en la determinación de significancia de los receptores finales

de de

la la

xli
Febrero 2010

Lista de Tablas (Cont.)
Tabla Tabla 5.2.9 Tabla 5.2.10 Tabla 5.2.11 Tabla 5.2.12 Tabla 5.2.13 Tabla 5.2.14 Tabla 5.2.15 Tabla 5.2.16 Tabla 5.2.17 Tabla 5.2.18 Tabla 5.2.19 Tabla 5.2.20 Tabla 5.2.21 Título Matriz de evaluación de impactos ambientales – Etapa de construcción Matriz de evaluación de impactos ambientales – Etapa de operación Área de suelos afectada por la ocupación directa de las instalaciones del Proyecto Conga Área de suelos afectada por grupo, clase y subclase de capacidad de uso mayor Comparación de caudales mínimos (L/s) de pre-minado y minado en puntos clave Plan de Minado Etapa 3 (s308a) Caracterización geoquímica de relaves Calidad de agua de relaves a corto plazo basada en los resultados de análisis SPLP, decantado y filtrado Calidad de agua de relaves a largo plazo basada en los resultados de pruebas de celdas de humedad y pruebas de columna Volúmenes de piscina de sobrenadantes para condiciones anuales promedio - Etapa de Operación Volúmenes de piscina de sobrenadantes para condiciones anuales promedio - Post Cierre Descripción de flujos a piscina de sobrenadantes durante la etapa de operación Composición de entradas de agua superficial y subsuperficial (es decir, agua de proceso) a la piscina de sobrenadantes durante el año 2, año 9 y año 15 de las operaciones Composición de entradas de agua de escorrentía de relaves a la piscina de sobrenadantes durante el año 2, año 9 y año 15 de las operaciones Composición de Flujos Cuesta Arriba de Otras Instalaciones de Mina durante el Año 2, Año 9 y Año 15 de las Operaciones Composición del agua sin contacto durante el año 2, año 9 y año 15 de las operaciones Resultados detallados - Predicciones de calidad del agua de la piscina de sobrenadantes durante el año 2, año 9 y año 15 de las operaciones Resumen de la composición pronosticada de calidad del agua de la piscina de sobrenadantes durante el año 2, año 9 y año 15 de las operaciones Descripción de flujos Post-Cierre a la piscina de sobrenadantes

Tabla 5.2.22 Tabla 5.2.23 Tabla 5.2.24 Tabla 5.2.25 Tabla 5.2.26 Tabla 5.2.27

xlii
Febrero 2010

Lista de Tablas (Cont.)
Tabla Tabla 5.2.28 Tabla 5.2.29 Tabla 5.2.30 Título Investigación sobre el depósito de relaves - Investigación hidrogeológica Serie-GMW de pozos de monitoreo construidos en el año 2005 Mediciones de permeabilidad de campo, años 2004 a 2008 Caudales bajos medidos durante la temporada seca (caudales básicos) utilizados en la calibración del Modelo Numérico FEFLOW para la cuenca del depósito de relaves Condiciones existentes en la cuenca del depósito de relaves y modelos FEFLOW de Cierre de Golder, Supuestos, Datos Ingresados y Resultados Resumen de caudales bajos de N años de 7 días (L/s) en lugares seleccionados Asignación de los flujos base del modelo MODFLOW a las cuencas e instalaciones de drenaje: Modelos de Cierre Flujos base calculados del MODFLOW y cambios en los flujos base durante la línea base, operaciones y cierre Mediciones de permeabilidad de campo, años 2004 a 2008 Área de unidades de paisaje que será afectada por la ocupación directa de las instalaciones del Proyecto Conga Identificación de impactos socioeconómicos previsibles: Etapa de preconstrucción Identificación de impactos socioeconómicos previsibles: Etapa de construcción Identificación de impactos socioeconómicos previsibles: Etapa de operación Identificación de impactos socioeconómicos previsibles: Etapa de cierre Identificación de impactos previsibles: Componente social Identificación de impactos previsibles: Componente económico Identificación de impactos previsibles: Componente psicosocial Identificación de impactos previsibles: Componente social derivado del componente ambiental Identificación de impactos previsibles: Componente político Matriz de impactos residuales socioeconómicos Ubicación de estaciones del programa de monitoreo de agua superficial en ríos, quebradas y lagunas

Tabla 5.2.31 Tabla 5.2.32 Tabla 5.2.33 Tabla 5.2.34 Tabla 5.2.35 Tabla 5.2.36 Tabla 5.3.1 Tabla 5.3.2 Tabla 5.3.3 Tabla 5.3.4 Tabla 5.3.5 Tabla 5.3.6 Tabla 5.3.7 Tabla 5.3.8 Tabla 5.3.9 Tabla 5.3.10 Tabla 6.2.1a

xliii
Febrero 2010

Lista de Tablas (Cont.)
Tabla Tabla 6.2.1b Tabla 6.2.2 Tabla 6.3.1 Tabla 6.3.2 Tabla 6.3.3 Tabla 6.3.4 Tabla 6.4.1 Tabla 6.4.2 Tabla 6.4.3 Tabla 6.4.4 Tabla 6.4.5 Tabla 6.4.6 Tabla 6.4.7 Tabla 7.9.1 Tabla 7.9.2 Tabla 7.9.3 Tabla 7.9.4 Tabla 7.9.5 Tabla 7.9.6 Tabla 7.9.7 Tabla 7.9.8 Título Ubicación de estaciones del programa de monitoreo de agua superficial en instalaciones del Proyecto Conga Ubicación de estaciones del programa de monitoreo de agua subterránea Funciones de la brigada de respuesta en caso de incendios Funciones de la brigada de respuesta en caso de evacuación, búsqueda y rescate Funciones de la brigada de respuesta en caso de protección química (HAZMAT) Funciones de la brigada de respuesta en caso se requieran primeros auxilios Clasificación y tipos de residuos sólidos Fuentes de generación e inventario de residuos – Etapa de construcción Cálculo de la generación de residuos sólidos no peligrosos de tipo domiciliario - Etapa de construcción Cálculo de la generación de residuos sólidos no peligrosos inertes - Etapa de construcción Fuentes de generación e inventario de residuos – Etapa de operación Cálculo de la generación de residuos sólidos no peligrosos de tipo domiciliario - Etapa de operación Cálculo de la generación de residuos sólidos no peligrosos inertes - Etapa de operación Estrategia interna I en la etapa de aprobación del EIA y etapa de construcción Estrategia interna I en la etapa de operación Estrategia interna I en la etapa de cierre Estrategia interna II en la etapa de aprobación del EIA, etapa de construcción, etapa de operación y etapa de cierre Estrategia externa I en la etapa de aprobación del EIA y etapa de construcción Estrategia externa II en la etapa de aprobación del EIA y etapa de construcción Estrategia externa II en la etapa de operación Estrategia externa III en la etapa de aprobación del EIA y etapa de construcción
xliv
Febrero 2010

Lista de Tablas (Cont.)
Tabla Tabla 7.9.9 Tabla 7.9.10 Tabla 7.9.11 Tabla 7.9.12 Tabla 7.9.13 Tabla 7.9.14 Tabla 7.10.1 Tabla 8.7.1 Tabla 8.7.2 Título Estrategia externa III en la etapa de operación y etapa de cierre Estrategia externa IV en la etapa de aprobación del EIA y etapa de construcción Estrategia externa IV en la etapa de operación y etapa de cierre Estrategia externa V en la etapa de aprobación del EIA y etapa de Construcción Estrategia externa V en la etapa de operación Estrategia externa VI en la etapa de aprobación del EIA, etapa de construcción y etapa de operación Matriz de planificación del Plan de Monitoreo Participativo Ambiental Social (PMPAS) Análisis de alternativas ubicación del depósito de relaves Análisis de alternativas ubicación planta concentradora

xlv
Febrero 2010

Lista de Gráficos
Gráfico Gráfico 3.2.1 Gráfico 3.2.2 Gráfico 3.2.3 Gráfico 3.2.4 Gráfico 3.2.5 Gráfico 3.2.6 Gráfico 3.2.7 Gráfico 3.2.8 Gráfico 3.2.9 Gráfico 3.2.10 Gráfico 3.2.11 Gráfico 3.2.12 Gráfico 3.2.13 Gráfico 3.2.14 Gráfico 3.2.15 Gráfico 3.2.16 Gráfico 3.2.17 Gráfico 3.2.18 Gráfico 3.2.19 Gráfico 3.2.20 Gráfico 3.2.21 Gráfico 3.2.22 Gráfico 3.2.23 Gráfico 3.2.24 Gráfico 3.2.25 Gráfico 3.2.26 Título Temperatura máxima promedio mensual (°C) - Old Minas Conga y New Minas Conga Temperatura mínima promedio mensual (ºC) - Old Minas Conga y New Minas Conga Humedad relativa promedio (%) - Old Minas Conga y New Minas Conga Evaporación potencial (mm) - Old Minas Conga Evaporación potencial (mm) - New Minas Conga Precipitación mensual (mm) - Old Minas Conga Precipitación mensual (mm) - New Minas Conga Precipitación total mensual (mm) - Old Minas Conga Precipitación total mensual (mm) - New Minas Conga Velocidad del viento (m/s) - Old Minas Conga Rosa de vientos - Estación Old Minas Conga Velocidad del viento (m/s) - New Minas Conga Rosa de vientos - Estación New Minas Conga Monitoreo de calidad del aire (2004 - 2007) - Promedio anual de PM10 Monitoreo de calidad del aire (2004 - 2007) - Promedio diario de PM10 Muestreo de calidad del aire (2006 - 2009) - Concentración diaria de PM10 Muestreo de calidad del aire (2006 - 2009) - Concentración promedio anual de PM10 Estación Chailhuagón – Precipitación total mensual vs. Concentración promedio mensual de PM10 Muestreo de calidad del aire (2006 - 2009) CO - Concentración promedio 8 horas Muestreo de calidad del aire (2006 - 2009) CO - Concentración máxima horaria Muestreo de calidad del aire (2006 - 2009) NO2 - Concentración máxima horaria Nivel de presión sonora equivalente - periodo diurno Nivel de presión sonora equivalente - periodo nocturno Concentración de metales en muestras de suelo - Arsénico (As) Concentración de metales en muestras de suelo - Bario (Ba) Concentración de metales en muestras de suelo - Cadmio (Cd)
xlvi
Febrero 2010

Lista de Gráficos (Cont.)
Gráfico Gráfico 3.2.27 Gráfico 3.2.28 Gráfico 3.2.29 Gráfico 3.2.30 Gráfico 3.2.31 Gráfico 3.2.32 Gráfico 3.2.33 Gráfico 3.2.34 Gráfico 3.2.35 Gráfico 3.2.36 Gráfico 3.2.37 Gráfico 3.2.38 Gráfico 3.2.39 Gráfico 3.2.40 Título Concentración de metales en muestras de suelo - Cromo (Cr) Concentración de metales en muestras de suelo - Cobre (Cu) Concentración de metales en muestras de suelo - Mercurio (Hg) Concentración de metales en muestras de suelo - Níquel (Ni) Concentración de metales en muestras de suelo - Plomo (Pb) Concentración de metales en muestras de suelo - Selenio (Se) Concentración de metales en muestras de suelo - Talio (Tl) Concentración de metales en muestras de suelo - Vanadio (V) Concentración de metales en muestras de suelo - Zinc (Zn) Distribución de la abundancia de hongos proteolíticos (UFC/g de suelo) Distribución de la abundancia de bacterias nitrificantes (NMP/g de suelo) Distribución de la abundancia de bacterias desnitrificantes (NMP/g de suelo) Distribución de la producción de CO2 (mgCO2/g de suelo/d) Dendrograma generado por el análisis de clusters usando valores de indicadores microbiológicos (bacterias nitrificantes y desnitrificantes, hongos proteolíticos y respiración) Dendrograma generado por el análisis de clusters usando valores de indicadores microbiológicos y factores fisicoquímicos Relación NMP de bacterias nitrificantes y desnitrificantes con el porcentaje de materia orgánica del suelo. Concentración de Nitrógeno (%) en muestras de tejido vegetal Concentración de Fósforo (%) en muestras de tejido vegetal Concentración de Potasio (%) en muestras de tejido vegetal Concentración de Calcio (%) en muestras de tejido vegetal Concentración de Magnesio (%) en muestras de tejido vegetal Concentración de Azufre (%) en muestras de tejido vegetal Concentración de Cobre (ppm) en muestras de tejido vegetal Concentración de Zinc (ppm) en muestras de tejido vegetal Concentración de Manganeso (ppm) en muestras de tejido vegetal Concentración de Hierro (ppm) en muestras de tejido vegetal Concentración de Boro (ppm) en muestras de tejido vegetal Concentración de Arsénico (mg/kg) en muestras de tejido vegetal Concentración de Bario (mg/kg) en muestras de tejido vegetal
xlvii
Febrero 2010

Gráfico 3.2.41 Gráfico 3.2.42 Gráfico 3.2.43 Gráfico 3.2.44 Gráfico 3.2.45 Gráfico 3.2.46 Gráfico 3.2.47 Gráfico 3.2.48 Gráfico 3.2.49 Gráfico 3.2.50 Gráfico 3.2.51 Gráfico 3.2.52 Gráfico 3.2.53 Gráfico 3.2.54 Gráfico 3.2.55

Lista de Gráficos (Cont.)
Gráfico Gráfico 3.2.56 Gráfico 3.2.57 Gráfico 3.2.58 Gráfico 3.2.59 Gráfico 3.2.60 Gráfico 3.2.61 Gráfico 3.2.62 Gráfico 3.2.63 Gráfico 3.2.64 Gráfico 3.2.65 Gráfico 3.2.66 Gráfico 3.2.67 Gráfico 3.2.68 Gráfico 3.2.69 Gráfico 3.2.70 Gráfico 3.2.71 Gráfico 3.2.72 Gráfico 3.2.73 Gráfico 3.2.74 Gráfico 3.2.75 Gráfico 3.2.76 Gráfico 3.2.77 Gráfico 3.2.78 Gráfico 3.2.79 Gráfico 3.2.80 Gráfico 3.2.81 Gráfico 3.2.82 Gráfico 3.2.83 Título Concentración de Cadmio (mg/kg) en muestras de tejido vegetal Concentración de Cromo (mg/kg) en muestras de tejido vegetal Concentración de Cobre (mg/kg) en muestras de tejido vegetal Concentración de Hierro (mg/kg) en muestras de tejido vegetal Concentración de Molibdeno (mg/kg) en muestras de tejido vegetal Concentración de Níquel (mg/kg) en muestras de tejido vegetal Concentración de Plomo (mg/kg) en muestras de tejido vegetal Diagrama fluvial de las cuencas del río Alto Jadibamba, la quebrada Alto Chirimayo y la quebrada Chugurmayo Diagrama fluvial de la cuenca del río Chailhuagón Diagrama fluvial de la cuenca de la quebrada Toromacho Curva hipsométrica de la cuenca del río Alto Jadibamba Curva hipsométrica de la cuenca del río Chailhuagón Curva hipsométrica de la cuenca de la quebrada Toromacho Curva hipsométrica de la cuenca de la quebrada Chugurmayo Curva hipsométrica de la cuenca de la quebrada Alto Chirimayo Descarga diaria simulada – MC-11 Descarga diaria simulada – MC-12 Descarga diaria simulada – MC-01 Descarga diaria simulada – MC-08 Diagrama de Piper para ríos y quebradas - Cuenca del río Alto Jadibamba Diagrama de Piper para la laguna Azul - Cuenca del río Alto Jadibamba Diagrama de Piper para la laguna Chica - Cuenca del río Alto Jadibamba Diagrama de Piper para ríos y quebradas - Cuenca del río Chailhuagón Diagrama de Piper para la laguna Chailhuagón - Cuenca del río Chailhuagón Diagrama de Piper para la laguna Mala - Cuenca del río Chailhuagón Diagrama de Piper para ríos y quebradas - Cuenca de la quebrada Alto Chirimayo Diagrama de Piper en el bofedal Perol - Cuenca de la quebrada Alto Chirimayo Diagrama de Piper para la laguna Perol - Cuenca de la quebrada Alto Chirimayo

xlviii
Febrero 2010

Lista de Gráficos (Cont.)
Gráfico Gráfico 3.2.84 Gráfico 3.2.85 Gráfico 3.2.86 Gráfico 3.2.87 Gráfico 3.2.88 Gráfico 3.2.89 Gráfico 3.2.90 Gráfico 3.2.91 Título Diagrama de Piper para la laguna Huashwas - Cuenca de la quebrada Alto Chirimayo Diagrama de Piper para ríos y quebradas - Cuenca de la quebrada Toromacho Diagrama de Piper para ríos y quebradas - Cuenca de la quebrada Chugurmayo Hidrogramas de elevación de agua subterránea de1998 a 1999 – Área superior de Perol Hidrogramas de elevación de agua subterránea de 1998 a 1999 – Área de drenaje de Chirimayo Hidrogramas de elevación de agua subterránea de 1998 a 1999 – Área Chailhuagón superior Hidrogramas de elevación de agua subterránea de 1998 a 1999 – Áreas de drenaje de Chailhuagón (Bifurcación Oeste), Mamacocha y Río Grande Periodo de registro histórico de pozos (1998 a 1999) – Hidrogramas de elevación de agua subterránea – Drenajes de Perol, Chirimayo y Mamacocha Periodo de registro histórico de pozos (1998 a 1999) – Hidrogramas de elevación de agua subterránea – Áreas superiores e inferiores de Chailhuagón Periodo de registro de hidrogramas de elevación de agua subterránea – Pozos de monitoreo en todo el emplazamiento instalados en el año 2004 Perforaciones de la investigación hidrogeológica 2005 – GMW-9, GMW11, GMW-13, GMW-16 – Hidrogramas de elevación de agua subterránea Investigación hidrogeológica y geotécnica 2008 – Perforaciones BH-01, BH-03, BH-04, BH-05 – Hidrogramas de elevación de agua subterránea Investigación hidrogeológica y geotécnica 2008 – Perforaciones BH-07, BH-08, BH-09, BH-10 – Hidrogramas de elevación de agua subterránea Investigación hidrogeológica y geotécnica 2008 – Perforaciones BH-11, BH-14, BH-52, BH-53 – Hidrogramas de elevación de agua subterránea Diagrama de Piper para calidad de agua subterránea - Cuenca del río Alto Jadibamba Diagrama de Piper para calidad de agua subterránea - Cuenca de la quebrada Alto Chirimayo
xlix
Febrero 2010

Gráfico 3.2.92

Gráfico 3.2.93 Gráfico 3.2.94 Gráfico 3.2.95 Gráfico 3.2.96 Gráfico 3.2.97 Gráfico 3.2.98 Gráfico 3.2.99

Lista de Gráficos (Cont.)
Gráfico Gráfico 3.2.100 Gráfico 3.2.101 Gráfico 3.2.102 Gráfico 3.2.103 Gráfico 3.2.104 Gráfico 3.2.105 Gráfico 3.2.106 Gráfico 3.2.107 Gráfico 3.2.108 Gráfico 3.2.109 Gráfico 3.3.1 Gráfico 3.3.2 Gráfico 3.3.3 Gráfico 3.3.4 Gráfico 3.3.5 Gráfico 3.3.6 Gráfico 3.3.7 Gráfico 3.3.8 Gráfico 3.3.9 Gráfico 3.3.10 Gráfico 3.3.11 Gráfico 3.3.12 Título Diagrama de Piper para calidad de agua subterránea - Cuenca del río Chailhuagón Diagrama de Piper para calidad de agua subterránea - Cuenca de la quebrada Toromacho Arsénico total en sedimentos del área de estudio Cadmio total en sedimentos del área de estudio Cromo total en sedimentos del área de estudio Cobre total en sedimentos del área de estudio Níquel total en sedimentos del área de estudio Plomo total en sedimentos del área de estudio Zinc total en sedimentos del área de estudio Mercurio total en sedimentos del área de estudio Porcentaje del área de evaluación cubierto por cada formación vegetal Composición por Clase de las especies botánicas registradas en el área de evaluación Número de especies registradas por Familia en área de evaluación Composición por Clase de las especies botánicas registradas en la formación vegetal pajonal - Minconsult (2008) Número de especies registradas por Familia en la formación vegetal pajonal - Minconsult (2008) Número de especies registradas por Familia en bofedal - Minconsult (2008) Composición por Clase de las especies botánicas registradas en la formación vegetal matorral - Minconsult (2008) Número de especies registradas por Familia en matorrales - Minconsult (2008) Composición por Clase de las especies botánicas registradas en la formación vegetal agricultura - Minconsult (2008) Número de especies registradas por Familia en la formación vegetal agricultura - Minconsult (2008) Composición por Clase de las especies botánicas registradas en la vegetación ribereña - Minconsult (2008) Número de especies registradas por Familia en vegetación ribereña Minconsult (2008)
l
Febrero 2010

Lista de Gráficos (Cont.)
Gráfico Gráfico 3.3.13 Gráfico 3.3.14 Gráfico 3.3.15 Gráfico 3.3.16 Gráfico 3.3.17 Gráfico 3.3.18 Gráfico 3.3.19 Gráfico 3.3.20 Gráfico 3.3.21 Gráfico 3.3.22 Gráfico 3.3.23 Gráfico 3.3.24 Gráfico 3.3.25 Gráfico 3.3.26 Gráfico 3.3.27 Gráfico 3.3.28 Gráfico 3.3.29 Título Composición por Clase de las especies botánicas registradas en orilla de laguna - Minconsult (2008) Número de especies registradas por Familia en orilla de lagunaMinconsult (2008) Composición por Clase de las especies botánicas registradas en los roquedales - Minconsult (2008) Número de especies registradas por Familia en roquedales- Minconsult (2008) Composición por Clase de las especies botánicas registradas en el puyal Minconsult (2008) Número de especies registradas por Familia en el puyal- Minconsult (2008) Composición por Clase de las especies botánicas registradas en el sector Alto Jadibamba - Minconsult (2008) Número de especies registradas por Familia en el sector Alto JadibambaMinconsult (2008) Composición por Clase de las especies botánicas registradas en el sector Toromacho - Minconsult (2008) Número de especies registradas por Familia en el sector Toromacho Minconsult (2008) Composición por Clase de las especies botánicas registradas en el sector Chailhuagón - Minconsult (2008) Número de especies registradas por Familia en el sector ChailhuagónMinconsult (2008) Composición por Clase de las especies botánicas registradas en el sector Alto Chirimayo - Minconsult (2008) Número de especies registradas por Familia en el sector Alto Chirimayo Minconsult (2008) Índices de diversidad de flora para los sectores evaluados, ambas temporadas - Minconsult (2008) Promedio de los índices de diversidad de los transectos evaluados en cada sector, ambas temporadas - Minconsult (2008) Dendrograma de similitud de la composición florística de los sectores evaluados, índice de Jaccard - Minconsult (2008)
li
Febrero 2010

Lista de Gráficos (Cont.)
Gráfico Gráfico 3.3.30 Gráfico 3.3.31 Gráfico 3.3.32 Gráfico 3.3.33 Gráfico 3.3.34 Gráfico 3.3.35 Gráfico 3.3.36 Gráfico 3.3.37 Gráfico 3.3.38 Gráfico 3.3.39 Gráfico 3.3.40 Gráfico 3.3.41 Gráfico 3.3.42 Gráfico 3.3.43 Gráfico 3.3.44 Gráfico 3.3.45 Gráfico 3.3.46 Gráfico 3.3.47 Título Número de especies de aves, por orden taxonómico, registradas en el área de evaluación Número de especies de las principales Familias de aves registradas en el área de evaluación Principales Familias de aves registradas en el área de evaluación, temporada seca - Minconsult (2008) Principales Familias de aves registradas en el área de evaluación, temporada húmeda - Minconsult (2008) Abundancia de las principales especies registradas en los sectores de evaluación, temporada seca - Minconsult (2008) Abundancia de las principales especies registradas en los sectores de evaluación, temporada húmeda - Minconsult (2008) Índices de diversidad de aves para los sectores evaluados, ambas temporadas - Minconsult (2008) Promedio de los índices de diversidad de los transectos evaluados en cada sector, ambas temporadas - Minconsult (2008) Índices de diversidad de aves para las formaciones vegetales evaluadas, ambas temporadas - Minconsult (2008) Promedio de los índices de diversidad de los transectos evaluados en cada formación vegetal, ambas temporadas - Minconsult (2008) Especies de aves reconocidas y empleadas por la población local en el área de evaluación – Minconsult (2008) Abundancia de especies de anfibios y reptiles en los sectores evaluados, temporada seca - Minconsult (2008 Abundancia de especies de anfibios y reptiles en los sectores evaluados, temporada húmeda - Minconsult (2008) Riqueza de especies por sector, ambas temporadas - Minconsult (2008) Número de especies de artrópodos por orden taxonómico en cada sector, temporada seca - Minconsult (2008) Número de especies de artrópodos por orden taxonómico en cada sector, temporada húmeda - Minconsult (2008) Valores de diversidad de macroinvertebrados registrados en las quebradas evaluadas Valores de riqueza específica registrados en las quebradas evaluadas
lii
Febrero 2010

Lista de Gráficos (Cont.)
Gráfico Gráfico 3.3.48 Gráfico 3.3.49 Gráfico 3.3.50 Gráfico 3.3.51 Gráfico 3.3.52a Gráfico 3.3.52b Gráfico 3.3.52c Gráfico 3.3.52d Gráfico 3.3.53 Gráfico 3.3.54 Gráfico 3.3.55 Gráfico 3.3.56 Gráfico 3.3.57 Gráfico 3.3.58 Gráfico 3.3.59 Título Valores de diversidad (H’ y 1-D) y equidad (J) de macroinvertebrados bentónicos, monitoreo de ríos y quebradas, minas Conga 2009 Dendograma de similaridad en la composición de especies de macroinvertebrados bentónicos de las quebradas evaluadas 2007 Dendograma de similaridad en la composición de perifiton de las quebradas evaluadas 2009 Dendograma de similaridad de la composición específica de macroinvertebrados bentónicos 2009 Valores de riqueza específica de macroinvertebrados bentónicos registrados en los años 2004, 2005, 2007 y 2009 Valores de diversidad de macroinvertebrados bentónicos registrados en los años 2004, 2005, 2007 y 2009 Registros de Trucha Arcoiris en las cuatro temporadas de evaluación Registros de Bagre en las cuatro temporadas de evaluación Valores de riqueza específica de las diferentes divisiones de fitoplancton, lagunas (2007) Valores de abundancia de las diferentes divisiones de fitoplancton, lagunas (2007) Valores de riqueza específica de las diferentes divisiones de fitoplancton, lagunas (2008) Valores de abundancia de las diferentes divisiones de fitoplancton, lagunas (2008) Valores de riqueza específica de las diferentes divisiones de fitoplancton, lagunas (2009) Valores de abundancia de las diferentes divisiones de fitoplancton, lagunas (2009) Valores máximo, mínimo y de tendencia media (moda y mediana respectivamente), de la riqueza específica (S) y la diversidad de Shannon (H') - Fitoplancton Valores máximo, mínimo y de tendencia media de la riqueza específica (S) y la diversidad de Shannon (H') - Zooplancton Valores de diversidad (Shannon) y riqueza específica del macrobentos. 2007

Gráfico 3.3.60 Gráfico 3.3.61

liii
Febrero 2010

Lista de Gráficos (Cont.)
Gráfico Gráfico 3.3.62 Gráfico 3.3.63 Gráfico 3.3.64 Gráfico 3.3.65 Gráfico 3.3.66 Gráfico 3.3.67 Gráfico 3.3.68 Gráfico 3.3.69 Gráfico 3.3.70 Gráfico 3.3.71 Gráfico 3.3.72 Gráfico 3.3.73 Gráfico 3.3.74 Gráfico 3.3.75 Gráfico 3.3.76 Gráfico 3.3.77 Gráfico 3.3.78 Gráfico 3.3.79 Gráfico 3.3.80 Título Valores de diversidad (Shannon) y riqueza específica del macrobentos. 2008 Valores de diversidad (Shannon) y riqueza específica del macrobentos. 2009 Dendrograma de similitud de la composición florística en los complejos de bofedales usando el criterio de Raup-Crick Análisis de correspondencia canónica de las parcelas de vegetación con variables ambientales Análisis de correspondencia canónica de las especies y las variables ambientales Abundancia total (%) de aves registrada en los bofedales, temporada húmeda - FDA (2005) Abundancia total (%) de aves registrada en los bofedales, temporada seca FDA (2005) Valores de diversidad de aves por complejos de bofedales (diversidad gamma), ambas temporadas - FDA (2005) Dendrograma de similitud de la composición de aves en los complejos de bofedales usando el criterio de Raup-Crick Abundancia de los mamíferos pequeños registrados en los bofedales FDA (2005) Abundancia de mamíferos domésticos registrados en las subcuencas evaluadas - FDA (2005) Dendrograma de similitud de la abundancia de mamíferos domésticos en las subcuencas, criterio de Bray-Curtis - FDA (2005) Densidad de mamíferos domésticos por subcuenca - FDA (2005) Densidad registrada en las subcuencas evaluadas – FDA (2005) Carga herbívora registrada en las subcuencas evaluadas – FDA (2005) Dendrograma de similaridad de la composición de artrópodos terrestres, criterio de Raup-Crick, temporada húmeda - FDA (2005) Dendrograma de similaridad de la composición de artrópodos terrestres, criterio de Raup-Crick, temporada seca - FDA (2005) Dendrograma de similaridad de la composición de macroinvertebrados bentónicos, criterio de Raup-Crick, temporada húmeda- FDA (2005) Diagrama piper del análisis de aniones y cationes de química del agua
liv
Febrero 2010

Lista de Gráficos (Cont.)
Gráfico Gráfico 3.3.81 Gráfico 3.3.82 Gráfico 3.3.83 Gráfico 3.3.84 Gráfico 3.3.85 Gráfico 3.3.86 Gráfico 3.3.87 Gráfico 3.3.88 Gráfico 3.3.89 Gráfico 3.3.90 Gráfico 3.3.91 Gráfico 3.3.92 Título Porcentaje de Carbono orgánico por número de parcelas - Maxim (2006) Espesor de la turba por número de parcelas - Maxim (2006) Diversidades de los diferentes taxa en los complejos de bofedales evaluados, temporada seca - FDA (2005) Correlación entre la diversidad de plantas y la de aves en los complejos de bofedales evaluados Correlación entre la diversidad de plantas e insectos en los complejos de bofedales evaluados - FDA (2005) Correlación entre la diversidad de plantas y la diversidad de pastos en los complejos de bofedales evaluados - FDA (2005) Análisis de componentes principales (ACP) de los complejos de bofedales evaluados - FDA (2005) Perfiles de diversidad biológica para Chailhuagón, Cocañes 1, Cocañes 2 y Perol - FDA (2005) Análisis de Componentes Principales (ACP) de las diversidades de aves, plantas y pastos - FDA (2005) Perfil de la diversidad de plantas, pastos y aves - FDA (2005) Perfil de la diversidad de bentos, insectos y mamíferos - FDA (2005) Comportamiento de la diversidad de plantas, pastos, aves y bentos en relación con los Componentes Principales que separan a los complejos de bofedales evaluados - FDA (2005) Ordenamiento de los complejos de bofedales de acuerdo a sus valores de diversidad de plantas, pastos, aves, bentos, insectos y mamíferos - FDA (2005) Número de complejos de bofedales en las que se encuentra representada la composición específica de cada complejo evaluado - FDA (2005) Porcentaje de taxa con diversidad alta y número medio de los complejos de bofedales que tienen afinidad alta (>70%) con cada subcuenca - FDA (2005) Ordenamiento jerárquico de los complejos de bofedales sobre la base del promedio de sus ordenamientos de diversidad y de especificidad de sus biotas- FDA (2005) Superficie de los pastizales de cada condición en todas las microcuencas evaluadas
lv
Febrero 2010

Gráfico 3.3.93

Gráfico 3.3.94 Gráfico 3.3.95

Gráfico 3.3.96

Gráfico 3.3.97

Lista de Gráficos (Cont.)
Gráfico Gráfico 3.3.98 Gráfico 3.3.99 Gráfico 3.3.100 Título Composición agrostológica de las subcuencas* - FDA (2005) Porcentaje de cada condición de los pastizales, en las subcuencas - FDA (2005) Análisis de Componentes principales para las subcuencas de acuerdo al porcentaje de las superficies de diferente condición agrostológica- FDA (2005) Carga herbívora* para cada subcuenca - FDA (2005) ACP para las densidades de las diferentes especies de animales- FDA (2005) Comparación de la carga herbívora potencial y actual en unidades vacuno FDA (2005) Porcentaje de exceso de carga animal en las subcuencas evaluadas- FDA (2005) Relación entre fragilidad y productividad de las subcuencas evaluadasFDA (2005) Relación entre productividad y el sobrepastoreo de las subcuencas evaluadas- FDA (2005) Prioridades de conservación basadas en la biodiversidad y magnitud de los problemas del uso ganadero en las subcuencas - FDA (2005) Relación entre las prioridades de conservación basadas en la biodiversidad y magnitud de los problemas del uso ganadero en las subcuencas - FDA (2005) Superficie y porcentaje de la cobertura vegetal dentro del área de evaluación Superficie de las unidades de paisaje Pirámide de población del departamento Cajamarca Pirámide de población de la provincia Cajamarca Pirámide de población de la provincia Celendín Pirámide de población del distrito de La Encañada Pirámide de población del distrito Huasmín Pirámide de población del distrito Sorochuco Distribución de jefes del hogar por sexo y nivel educativo en el departamento de Cajamarca

Gráfico 3.3.101 Gráfico 3.3.102 Gráfico 3.3.103 Gráfico 3.3.104 Gráfico 3.3.105 Gráfico 3.3.106 Gráfico 3.3.107 Gráfico 3.3.108

Gráfico 3.4.1 Gráfico 3.4.2 Gráfico 3.5.1 Gráfico 3.5.2 Gráfico 3.5.3 Gráfico 3.5.4 Gráfico 3.5.5 Gráfico 3.5.6 Gráfico 3.5.7

lvi
Febrero 2010

Lista de Gráficos (Cont.)
Gráfico Gráfico 3.5.8 Gráfico 3.5.9 Gráfico 3.5.10 Gráfico 3.5.11 Gráfico 3.5.12 Gráfico 3.5.13 Gráfico 3.5.14 Gráfico 3.5.15 Gráfico 3.5.16 Gráfico 3.5.17 Gráfico 3.5.18 Gráfico 3.5.19 Gráfico 3.5.20 Gráfico 3.5.21 Gráfico 3.5.22 Gráfico 3.5.23 Gráfico 3.5.24 Gráfico 3.5.25 Gráfico 3.5.26 Gráfico 3.5.27 Gráfico 3.5.28 Gráfico 3.5.29 Gráfico 3.5.30 Gráfico 3.5.31 Título Distribución de jefes del hogar por edad y nivel educativo en el departamento de Cajamarca Promedio de días a la semana con los que se cuenta con el servicio de agua Promedio de horas al día con los que se cuenta con el servicio de agua Nivel educativo de la población mayor de 15 años Departamento Cajamarca Diferencia en la participación de hombres y mujeres, según nivel educativo Grado de estudios alcanzado por la población menor de 17 años Departamento Cajamarca Tasa de Asistencia escolar 2002-2007 Departamento Cajamarca Razón alumno/docente para el nivel educativo inicial urbano y rural Evolución y predicción de la tasa bruta de natalidad y mortalidad en el Departamento de Cajamarca, 1995-2025 Cinco primeras causas de morbilidad – Provincia Cajamarca Cinco primeras causas de morbilidad – Provincia Celendín Población afiliada a algún tipo de seguro médico según área – Departamento Cajamarca Distribución de la PEA Ocupada según nivel educativo y sexo Departamento de Cajamarca Tipo de Ocupación Nivel educativo del Trabajador Independiente o por cuenta propia Principales actividades económicas – Departamento y provincia Principales actividades económicas – Distritos Pirámide Poblacional del AEE Pirámide Poblacional del distrito La Encañada Pirámide Poblacional del distrito Sorochuco Pirámide Poblacional del distrito Huasmín Curva de Lorenz en gastos agrícolas y pecuarios del AEE Posición y poder de los GI del AEG Posición y tema de interés de las autoridades regionales, provinciales y locales del AEG

lvii
Febrero 2010

Lista de Gráficos (Cont.)
Gráfico Gráfico 3.5.32 Gráfico 3.5.33 Gráfico 3.5.34 Gráfico 3.5.35 Gráfico 3.5.36 Gráfico 3.5.37 Gráfico 3.5.38 Gráfico 3.5.39 Gráfico 3.5.40 Gráfico 3.5.41 Gráfico 3.5.42 Gráfico 3.5.43 Gráfico 3.5.44 Gráfico 3.5.45 Gráfico 4.1.1 Gráfico 4.4.1 Gráfico 4.4.2 Gráfico 4.4.3 Gráfico 5.2.1 Gráfico 5.2.2 Título Posición y tema de interés de los colegios profesionales e instituciones educativas del AEG Posición y tema de interés de las instituciones de salud del AEG Posición y tema de interés de las instituciones de Iglesias y ONG del AEG Posición y tema de interés de los medios de comunicación Posición y tema de interés de los sindicatos y asociaciones civiles Posición y tema de interés de las empresas Mapa de grupos de interés del AEG Posición y poder de los actores del AEE Posición de las autoridades locales del AEE Posición de las autoridades locales del AEE Posición de las instituciones de salud del AEE Posición de las instituciones de educativas y APAFA del AEE Posición de las empresas del AEE Mapa de grupos de interés del AEE Cronograma general de actividades en el Proyecto Conga Extracción nominal anual del tajo Perol Extracción nominal anual del tajo Chailhuagón Requerimiento de mano de obra en operación Tipos de suelos que se verán afectados durante la etapa de construcción del Proyecto Conga Análisis de las Elevaciones de Agua Subterránea - Piezómetros/Pozos con Profundidades de Filtro Superior 0 a 100 m debajo de la superficie del terreno, y > 100 m debajo de la superficie del terreno Flujos Base del Modelo MODFLOW Comparados con Caudales Bajos Promedios Anuales de 7 Días (Probabilidad que el caudal en cualquier año sea menor al indicado) Comparación de la capacidad de almacenamiento de las lagunas originales y reservorios Organigrama para eventos de emergencia Árbol de problemas del AID y AII rural Diagnóstico de comunicación

Gráfico 5.2.3

Gráfico 6.1.1 Gráfico 6.3.1 Gráfico 7.7.1 Gráfico 7.9.1

lviii
Febrero 2010

Lista de Figuras
Figura Figura 1.1.1 Figura 1.1.2 Figura 2.7.1 Figura 3.2.1 Figura 3.2.2 Figura 3.2.3 Figura 3.2.4 Figura 3.2.5 Figura 3.2.6 Figura 3.2.7 Figura 3.2.8 Figura 3.2.9 Figura 3.2.10 Figura 3.2.11 Figura 3.2.12 Figura 3.2.13 Figura 3.2.14 Figura 3.2.15 Figura 3.2.16 Figura 3.2.17 Figura 3.2.18 Figura 3.2.19 Figura 3.2.20 Figura 3.2.21 Figura 3.2.21a Figura 3.2.21b Figura 3.2.21c Figura 3.3.1 Figura 3.3.2 Figura 3.3.3 Figura 3.3.4 Figura 3.3.5 Figura 3.3.6 Título Ubicación del Proyecto Conga Acceso al proyecto Concesiones mineras del Proyecto Conga Mapa de pendientes Mapa fisiográfico Unidades fisiográficas por pendientes Ubicación de estaciones meteorológicas Ubicación de estaciones de monitoreo y muestreo calidad de aire Ubicación de estaciones de muestreo de niveles de ruido y vibraciones Mapa geológico Mapa de zonificación sísmica del Perú Puntos de muestreo de suelos Mapa de clasificación de suelos Mapa de capacidad de uso mayor de suelos Mapa de uso actual de suelos Mapa de conflictos de uso de suelos Cuencas hidrográficas hidrográficas estudiadas para el Proyecto Conga Esquema fluvial de las cuencas estudiadas para el Proyecto Conga Cuencas involucradas y estaciones de monitoreo de caudal Cuencas hidrográficas y puntos de interés Ubicación de canales y puntos de aforo cercanos Estaciones de caracterización de calidad de agua superficial Estaciones de caracterización de calidad de agua subterránea Mapa hidrogeológico Mapa hidrogeológico del área del depósito de relaves y del depósito de desmonte Perol Mapa hidrogeológico del área de las instalaciones de Chailhuagón Mapa hidrogeológico del área del tajo Perol Sectores de evaluación biológica Mapa de zonas de vida Formaciones vegetales y ubicación de los puntos de evaluación de flora Ubicación de los puntos de muestreo de ave Ubicación de los puntos de muestreo de mamíferos Ubicación de los puntos de muestreo de anfibios y reptiles

lix
Febrero 2010

Lista de Figuras (Cont.)
Figura Figura 3.3.7 Figura 3.3.8 Figura 3.3.9 Figura 3.4.1 Figura 3.4.2 Figura 3.4.3 Figura 3.4.4 Figura 3.4.5 Figura 3.4.6 Figura 3.5.1 Figura 3.5.2 Figura 3.5.3 Figura 3.5.4 Figura 3.5.5 Figura 4.1.1 Figura 4.1.2 Figura 4.3.1 Figura 4.3.2 Figura 4.3.3 Figura 4.3.4 Título Ubicación de los puntos de muestreo de artrópodos terrestres Puntos de evaluación hidrobiológica Mapa agrostológico Sectores de evaluación del paisaje Unidades de paisaje Cuencas visuales desde localidades del sector Toromacho Cuencas visuales desde las localidades de los sectores de Alto Jadibamba y Chugurmayo Cuencas visuales desde las localidades de los sectores de Alto Chirimayo y Chailhuagón Sectores de evaluación arqueológica Área de Estudio General (AEG) Área de Estudio Específico (AEE) Uso actual de Suelos y Caseríos Uso potencial de Suelos y Caseríos Infraestructuras Ubicación del Proyecto Conga Arreglo general del proyecto Instalaciones de mina (Tajos, depósitos de desmonte y depósitos de suelo orgánico) Instalaciones de procesamiento (ROM, circuito chancado primario, transporte, depósito de mineral grueso y planta concentradora) Instalaciones de manejo de relaves (Depósito de relaves, tuberías de transporte y disposición, sistema de colección de filtraciones) Instalaciones de manejo de aguas (Reservorios, planta de tratamiento de aguas ácidas, pozas de sedimentación, sistemas de almacenamiento temporal y estructuras de derivación) Potenciales áreas de material de préstamo Instalaciones auxiliares (Infraestructura eléctrica, de manejo de productos especiales, de actividades administrativas y caminos, accesos y corredores internos) Depósito de desmonte Perol – Sistema de subdrenaje para agua subterránea – Planta

Figura 4.3.5 Figura 4.3.6

Figura 4.3.7

lx
Febrero 2010

Lista de Figuras (Cont.)
Figura Figura 4.3.8 Figura 4.3.9 Figura 4.4.1 Figura 4.4.2 Figura 4.4.3 Figura 4.4.4 Figura 4.4.5 Figura 5.2.1 Figura 5.2.2 Figura 5.2.3 Figura 5.2.4 Figura 5.2.5 Figura 5.2.6 Figura 5.2.7 Figura 5.2.8 Título Acceso a la zona del Proyecto Conga – Maqui Maqui – Km. 24 – Kunturwasi – Chilete – Cuidad de Dios Corredor Pongo – Conga Diagrama de flujo general del proceso Sistema de colección de filtraciones de la presa principal Sistema de colección de filtraciones de la presa Toromacho Diagrama de flujo del balance de agua del proyecto Diagrama de flujo de la planta de tratamiento de agua ácida Zonas de análisis de calidad de aire, ruido y vibraciones Área de influencia directa e indirecta de relieve, suelo, flora y vegetación Etapa de construcción Área de influencia directa e indirecta de relieve Etapa de operación Área de influencia directa e indirecta de calidad de aire Etapa de construcción Áreas de influencia directa e indirecta de calidad del aire Etapa de operación Áreas de influencia directa e indirecta de ruido Etapas de construcción y operación Balance de aguas de toda el área del Proyecto Conga, cuencas hidrográficas e instalaciones de mina Área de influencia directa e indirecta de cantidad y calidad de agua superficial, subterránea y vida acuática Etapa de construcción Área de influencia directa e indirecta de cantidad y calidad del agua superficial, subterránea y vida acuática Etapa de operación Base de Datos de las Elevaciones de Agua Subterránea y Superficie Potenciométrica Sub-superficial Estimada Condiciones de borde en el modelo FEFLOW después de la construcción Diseño del Modelo MODFLOW Modelo de Línea Base: Capa 1 Condiciones de Borde, Cuencas Hidrográficas, Extensiones, Ríos y Lagunas

Figura 5.2.9

Figura 5.2.10 Figura 5.2.11 Figura 5.2.12

lxi
Febrero 2010

Lista de Figuras (Cont.)
Figura Figura 5.2.13 Figura 5.2.14 Figura 5.2.15 Figura 5.2.16 Figura 5.2.17 Figura 5.2.18 Figura 5.2.19 Figura 5.2.20 Figura 5.2.21 Figura 5.2.22 Figura 5.2.23 Figura 5.2.24 Figura 5.2.25 Figura 5.2.26 Figura 5.2.27 Figura 5.2.28 Figura 5.2.29 Figura 5.2.30 Figura 5.2.31 Figura 5.2.32 Figura 5.2.33 Título Superficie Potenciométrica de la Capa 1 - Calibración y Estadísticas Modelo de 3% de Recarga Matriz de Conductividad Hidráulica de la Capa 1 - Modelo de 3% de Recarga Diseño del Modelo MODFLOW - Modelo de Operación y Cierre: Condiciones de Borde y Extensiones de las Capas 1 y 2 Superficie potenciométrica de cierre y análisis de rastro de partículas para el depósito de desmonte Perol y el depósito de relaves Elevaciones de agua subterránea simulada después de la construcción Trayectoria de filtraciones después de la construcción (depósito de desmonte Perol) Trayectoria de filtraciones en la presa principal Trayectoria de filtraciones simulada después de la construcción (presa Toromacho) Trayectoria de filtraciones simuladas después de la construcción (área de morrena) Áreas de influencia directa e indirecta de fauna terrestre Etapa de construcción y operación Cuencas visuales desde puntos de interés Escenario actual y proyectado general con las instalaciones Escenarios actuales y proyectados en los sectores Toromacho y Alto Jadibamba Escenarios actuales y proyectados en los sectores Chailhuagón, Alto Chirimayo y Chugurmayo Escenarios actuales y proyectados del sector Toromacho Escenarios actuales y proyectados del sector Alto Jadibamba Escenarios actuales y proyectados del sector Chugurmayo Escenarios actuales y proyectados del sector Alto Chirimayo desde la vía San Nicolás Escenarios actuales y proyectados del sector Chailhuagón desde la vía San Nicolás Áreas de influencia directa e indirecta de paisaje – Etapas de construcción y operación Área de influencia directa e indirecta de tráfico vial – Etapas de construcción y operación
lxii
Febrero 2010

Lista de Figuras (Cont.)
Figura Figura 5.3.1 Figura 5.3.2 Figura 6.2.1 Figura 6.2.2 Figura 6.2.3 Figura 6.2.4 Figura 6.2.5 Figura 8.7.1 Figura 8.7.2 Figura 8.7.3 Título Área de influencia directa social Área de influencia indirecta social Estaciones de monitoreo meteorológico Estaciones de monitoreo de calidad de aire, ruido y vibraciones Estaciones de monitoreo de calidad de agua superficial Estaciones de monitoreo de calidad de agua subterránea Puntos de muestreo de mamíferos, aves y vida acuática Alternativas de ubicación de la planta concentradora Alternativas de ubicación del depósito de relaves Alternativas para los nuevos corredores norte-sur y este-oeste

lxiii
Febrero 2010

Lista de Fotografías
Fotografía Fotografía 3.2.1 Fotografía 3.2.2 Fotografía 3.2.3 Fotografía 3.2.4 Fotografía 3.2.5 Fotografía 3.2.6 Fotografía 3.2.7 Fotografía 3.2.8 Título Gran paisaje planicie fluvio aluvial Vista de la parte superior del subpaisaje de fondo de valle aluvial Subpaisaje de depósitos coluvio aluviales en el cauce del río Grande, afluente del río Jadibamba Subpaisaje de depósitos ligeramente inclinados, en las cercanías de la laguna Perol (o Lucmacocha) Subpaisaje de colinas bajas, parte alta de la laguna Chailhuagón Paisaje de montañas de rocas volcánicas, subpaisaje de laderas vista desde la carretera hacia el cerro Picota Grande. Paisaje de montañas de rocas volcánicas, subpaisaje de cimas en el cerro Minas Conga, laguna Cortada Paisaje de montañas de rocas sedimentarias, roca expuesta superficialmente en el cerro Taru Orco colindante con la laguna Mamacocha Paisaje de montaña de rocas sedimentarias, colinas de cimas con superficies onduladas Estación Chailhuagón MCEM-1 Estación Huayra Machay MCEM-2 Estación Água Blanca MCAB-1 Estación Amaro MCAM-1 Estación Huayra Machay MCHY-1 Estación Montura MCMO-1 Estación Ñun Ñun Quengorío Alto MCÑÑ-1 Estación Perol MCPE-1 Estación Quengorío MCQR-1 Estación San Nicolas MCSN-1 Formación vegetal: pajonal – Sector Mamacocha Formación vegetal: bofedal – Bofedal Perol Formación vegetal: agricultura – Bosque de eucalipto Formación vegetal: vegetación de orilla de laguna – Sector Chailhuagón Formación vegetal: vegetación de orilla de laguna - Mamacocha Formación vegetal: vegetación de orilla de laguna - Mishacocha Formación vegetal: roquedal – Sector Alto Jadibamba Formación vegetal: puyal (Puya hamata) – Sector Alto Jadibamba
lxiv
Febrero 2010

Fotografía 3.2.9 Fotografia 3.2.10 Fotografia 3.2.11 Fotografia 3.2.12 Fotografia 3.2.13 Fotografia 3.2.14 Fotografia 3.2.15 Fotografia 3.2.16 Fotografia 3.2.17 Fotografia 3.2.18 Fotografia 3.2.19 Fotografía 3.3.1 Fotografía 3.3.2 Fotografía 3.3.3 Fotografía 3.3.4 Fotografía 3.3.5 Fotografía 3.3.6 Fotografía 3.3.7 Fotografía 3.3.8

Lista de Fotografías (Cont.)
Fotografía Fotografía 3.3.9 Fotografía 3.3.10 Fotografía 3.3.11 Fotografía 3.3.12 Fotografía 3.3.13 Fotografía 3.3.14 Fotografía 3.3.15 Fotografía 3.3.16 Fotografía 3.3.17 Fotografía 3.3.18 Fotografía 3.3.19 Fotografía 3.3.20 Fotografía 3.3.21 Fotografía 3.3.22 Fotografía 3.3.23 Fotografía 3.3.24 Fotografía 3.3.25 Fotografía 3.3.26 Fotografía 3.3.27 Fotografía 3.3.28 Fotografía 3.3.29 Fotografía 3.3.30 Fotografía 3.3.31 Fotografía 3.3.32 Fotografía 3.3.33 Título Bromelliaceae (Puya hamata) – Sector Alto Jadibamba Bromelliaceae (Puya hamata) – Sector Alto Jadibamba Melastomataceae (Brachyotum naudinii) – Sector Alto Chirimayo Betulaceae (Alnus acuminata) – Sector Alto Chirimayo Apiaceae (Azorella crenata) – Sectores Alto Chirimayo, Toromacho, Chailhuagón y Alto Jadibamba Apiaceae (Daucus montanus) – Sectores Alto Chirimayo y Chailhuagón Apiaceae (Eryngium humile) – Sectores Alto Chirimayo, Toromacho, Chailhuagón, Alto Jadibamba Ephedraceae (Ephedra rupestris) – Sectores Alto Chirimayo y Toromacho Asteraceae (Baccharis caespitosa) – Sectores Alto Chirimayo, Toromacho, Chailhuagón y Alto Jadibamba Fabaceae (Otholobium muyensis) – Sectores Alto Chirimayo y Chailhuagón Asteraceae (Pappobolus lanatus) –Sectores Toromacho Buddlejaceae (Buddleja longifolia) – Sectores Alto Chirimayo Asteraceae (Wernaria pumila) – Sectores Alto Chirimayo, Toromacho y Chailhuagón Asteraceae (Werneria nubigena) – Sectores Alto Chirimayo, Toromacho, Chailhuagón y Alto Jadibamba Berberidaceae (Berberis saxicola) – Sector Alto Jadibamba Buddlejaceae (Buddleja incana) – Sector Chailhuagón Cactaceae (Opuntia sp.) – Sector Toromacho Crassulaceae (Villadia incarum) – Sector Toromacho Cyperaceae (Carex pichinchensis) – Sectores Alto Chirimayo, Toromocho, Chailhuagón y Alto Jadibamba Ericaceae (Pernettya prostrata) – Sectores Alto Chirimayo, Toromacho, Chailhuagón y Alto Jadibamba Gentianaceae (Gentiana sedifolia) – Sector Alto Jadibamba Hypericaceae (Hypericum laricifolium) – Sector Alto Jadibamba Loasaceae (Nasa ranuncutifolia) – Sector Toromacho Lycopodiaceae (Huperzia crassa) – Sectores Alto Chirimayo y Alto Jadibamba Encuestas realizadas sobre la avifauna con manuales fotográficos

lxv
Febrero 2010

Lista de Fotografías (Cont.)
Fotografía Fotografía 3.3.34 Fotografía 3.3.35 Fotografía 3.3.36 Fotografía 3.3.37 Fotografía 3.3.38 Fotografía 3.3.39 Fotografía 3.3.40 Fotografía 3.3.41 Fotografía 3.3.42 Fotografía 3.3.43 Fotografía 3.3.44 Fotografía 3.3.45 Fotografía 3.3.46 Fotografía 3.3.47 Fotografía 3.3.48 Fotografía 3.3.49 Fotografía 3.3.50 Fotografía 3.3.51 Fotografía 3.3.52 Fotografía 3.3.53 Fotografía 3.3.54 Fotografía 3.3.55 Fotografía 3.3.56 Fotografía 3.3.57 Fotografía 3.3.58 Fotografía 3.3.59 Fotografía 3.3.60 Fotografía 3.3.61 Fotografía 3.3.62 Fotografía 3.3.63 Fotografía 3.3.64 Fotografía 3.3.65 Fotografía 3.3.66 Fotografía 3.3.67 Título Trampa para captura de especímenes vivos Ubicación de trampas para captura de especímenes vivos Despliegue de las redes de neblina en época de lluvias Muestreo de canal de agua en bofedal - Sector Chailhuagón Muestreo en parcela de evaluación Instalación de las trampas de caída Trampas de caída Furnariidae (Cinclodes fuscus) - Sector Chailhuagón Furnariidae (Asthenes flammulata) - Laguna Chailhuagón Notiochelidon murin - Sector Chailhuagón Rallidae (Pardirallus sanguinolentus) - Sector Chailhuagón Emberizidae (Phrygilus plebejus) – Sector Alto Chirimayo (bofedal Perol) Motacillidae (Anthus bogotensis) – Sector Alto Chirimayo Furnariidae (Asthenes humilis) – Sector Alto Chirimayo Furnariidae (Cinclodes fuscus) – Sector Alto Chirimayo Scolopacidae (Gallinago andin) – Sector Alto Chirimayo Charadriidae (Vanellus resplendes) – Sector Alto Chirimayo Zonotrichia capensis – Sector Alto Chirimayo Trochilidae (Oreotrochilus estella) – Sector Alto Jadibamba Emberizidae hembra (Phrygilus unicolor) – Sector Alto Jadibamba Furnariidae (Cinclodes atacamensis) - Sector Toromacho Motacillidae (Anthus bogotensis) - Sector Toromacho Emberizidae (Phrygilus plebejus) - Sector Toromacho Emberizidae hembra (Phrygilus unicolor) - Sector Toromacho Furnariidae (Upucerthia jelski) - Sector Toromacho Emberizidae (Zonotrichia capensis) - Sector Toromacho Tyrannidae (Anairetes nigrocristatus) Trochilidae (Colibri coruscans) Trochilidae (Patagona gigas) Akodon mollis Conepatus sp. Petracola ventrimaculatus macho. Vista (a) dorsal y (b) ventral Petracola ventrimaculatus. (a) Individuo hembra. (b) Huevos Stenocercus sp. Individuo macho en vista (a) dorsal y (b) ventral

lxvi
Febrero 2010

Lista de Fotografías (Cont.)
Fotografía Fotografía 3.3.68 Fotografía 3.3.69 Fotografía 3.3.70 Fotografía 3.3.71 Fotografía 3.3.72 Fotografía 3.3.73 Fotografía 3.3.74 Fotografía 3.3.75 Fotografía 3.3.76 Fotografía 3.3.77 Fotografía 3.3.78 Fotografía 3.3.79 Fotografía 3.3.80 Fotografía 3.3.81 Fotografía 3.3.82 Fotografía 3.3.83 Fotografía 3.3.84 Fotografía 3.3.85 Fotografía 3.3.86 Fotografía 3.3.87 Fotografía 3.3.88 Fotografía 3.3.89 Fotografía 3.3.90 Fotografía 3.3.91 Fotografía 3.3.92 Fotografía 3.3.93 Fotografía 3.3.94 Fotografía 3.4.1 Fotografía 3.4.2 Título Stenocercus sp. (a) Individuo hembra. (b) Huevos Gastrotheca monticola Variación de la coloración de Gastrotheca monticola Eleutherodactylus pinguis Eleutherodactylus simonsii. (a) Vista dorsolateral. (b) Vista ventral Renacuajos de Gastrotheca monticola. (a) Nadando en una charca artificial al pie de un cerro. (b) Vista lateral del renacuajo (a) Gastrotheca monticola hembra con huevos. (b) Vista de la entrada del marsupio Larvas de Lepidoptera, Familia Noctuidae (Gen. Agrotis sp.) Coleoptera, Familia Scarabaeidae Coleoptera: Lapyridae (Luciérnagas) Phasmoptera, (Insecto palo) Hemiptera Cicadellidae Hymenoptera Braconidae Hymenoptera Ichneumonidae Coleoptera Scarabaeidae Lepidoptera Saturnidae Coleoptera Staphylinidae parasitando un ratón Género Anacroneuria (Perlidae, Plecoptera) Disposición de las branquias toráxicas en Anacroneuria sp. Género Anomalocosmoecus (Limnephilidae, Trichoptera) Habitus característico de la familia Limnephilidae (Trichoptera) Carena fronto-lateral distinguible en la cabeza (carácter taxonómico genérico de Anomalocosmoecus sp.) Habitus característico, familia Chironomidae, subfamilia Chironominae (Diptera) Habitus característico, familia Leptophlebiidae Austrelmis sp. habitus de adulto y larva, nótese la carena lateral en el pronotum del adulto (carácter genérico), (Elmidae, Coleoptera) Larvas de la subfamilia Orthocladiinae (Chironomidae, Diptera) Larvas de Tanypodinae (Chironomidae, Diptera) Paisaje de Pajonal y Roquerío en las inmediaciones de la Laguna Mamacocha, Cocodrilo de Piedra Paisaje de Pajonal y suelos descubiertos en el cerro Taru Orco
lxvii
Febrero 2010

Lista de Fotografías (Cont.)
Fotografía Fotografía 3.4.3 Fotografía 3.4.4 Fotografía 3.4.5 Fotografía 3.4.6 Fotografía 3.4.7 Fotografía 3.4.8 Fotografía 3.4.9 Fotografía 3.4.10 Fotografía 3.4.11 Fotografía 3.4.12 Fotografía 3.4.13 Fotografía 3.4.14 Fotografía 3.4.15 Fotografía 3.4.16 Fotografía 3.4.17 Fotografía 3.4.18 Título Vista panorámica desde el cerro Alumbre, se observa paisajes de Pajonales y Zonas de Cultivos Vista panorámica de la parte baja del sector. Se parecían paisajes con afloramientos rocosos en el cerro Polonia y Zonas de Cultivo Vista panorámica del paisaje de Pajonales, al fondo se aprecia poblado de Quengorío Bajo Vista panorámica del cerro Polonia y del poblado Quengorío Bajo Vista panorámica del cerro Mojón Vista panorámica hacia la quebrada Peña Blanca, cercos naturales de queñuales Vista panorámica hacia el cerro Taru Orco y el lomo el Toro y la Vaca, con dirección hacia el futuro dique del depósito de relaves Panorámica desde el camino en la loma el Toro y la Vaca, con dirección hacia un brazo del futuro depósito de relaves Vista panorámica de la laguna Azul, área que será destinada al depósito de desmonte Perol Vista panorámica de la laguna cortada y el cerro Lluspioc Vista hacia el cerro Huayra Machay, donde se desarrollará el depósito de suelo orgánico Nº 2 Vista panorámica de zonas quemadas cerca del área destinada al depósito de desmonte Perol Vista panorámica desde el cerro Huamangaga hacia el área del depósito de desmonte Perol y el depósito de relaves Vista panorámica desde el cerro Huamangaga hacia la laguna Cortada y los cerros Minas Conga y Lluspioc Desde el camino, en la futura área del depósito de relaves con vista hacia el cerro Cardon Loma Desde la divisoria de aguas de Chugurmayo y Alto Jadibamba, se observan los cerros Huamanga y Minas Conga, al fondo se puede apreciar Picota Grande Vista panorámica del sector Chugurmayo bordeado por los cerros Minas Conga, Huamanga y Cocañes Vista panorámica del sector, se observan los cerros Lindero, Alumbre y Minas Conga, al fondo Picota Grande- 44 Vista de los cerros Cocañes, Huamanga y Picota Grande
lxviii
Febrero 2010

Fotografía 3.4.19 Fotografía 3.4.20 Fotografía 3.4.21

Lista de Fotografías (Cont.)
Fotografía Fotografía 3.4.22 Título Desde el camino, hacia el fondo de valle de la quebrada Alto Chirimayo, se observan los cerros Cocañes, Picota Grande, Perol y junto a la laguna Huashwas, las laderas del cerro Azul Conga Vista panorámica de los humedales y la laguna Perol, así como los cerros Cocañes y Picota Grande Vista panorámica del bofedal, se aprecian los cerros Cocañes, Picota Grande, Perol, Azul Conga y Huayra Machay. Al fondo se observa la laguna Perol. Área donde se desarrollará el tajo Perol Vista de los cerros Picota Grande, Chica y Perol, al fondo se observan los cultivos de El Tingo Vista panorámica hacia el cerro Chailhuagón, al fondo el cerro Fierruyoc. Área destinada para el depósito de desmonte Chailhuagón Vista panorámica del poblado de Agua Blanca en la quebrada Alto Chirimayo, cerros Perol, Picota Chica, Ojo de Agua y Quishuar Conga Vista panorámica de la laguna Chica desde el cerro Quishuar Conga, se observan los cerros Muchacha y los cerros Mishacocha y Azul Conga, que forman una barrera visual hacia la laguna Alforja Cocha Vista panorámica desde el camino que cruza el cerro Ojo de Agua, hacia El Tingo, se observan los cerros Peña Blanca, Tomo, Quishuar Conga y Muchacha al fondo Vista panorámica de Agua Blanca, en la quebrada Alto Chirimayo, se encuentra rodeado por los cerros Perol, Picota Chica y Azul Conga Vista panorámica desde la parte baja del Cerro Picota Grande hacia la laguna Empedrada, se observa la escuela de El Porvenir, así como los cerros Chailhuagón y Huayra Machay. En esta zona se desarrollará el tajo Perol Desde el camino, hacia el fondo de valle donde se desarrollará el tajo Chailhuagón Desde el camino, laguna Chailhuagón Vista panorámica desde el fondo de la quebrada hacia los cerros Pencayoc y Fierruyoc Vista panorámica del cerro Chailhuagón y la localidad de San Nicolás Vista panorámica hacia el cerro Quinua Pampa y al fondo el cerro Chailhuagón Vista panorámica hacia el poblado de San Juan Hierba Buena
lxix
Febrero 2010

Fotografía 3.4.23 Fotografía 3.4.24

Fotografía 3.4.25 Fotografía 3.4.26 Fotografía 3.4.27 Fotografía 3.4.28

Fotografía 3.4.29

Fotografía 3.4.30 Fotografía 3.4.31

Fotografía 3.4.32 Fotografía 3.4.33 Fotografía 3.4.34 Fotografía 3.4.35 Fotografía 3.4.36 Fotografía 3.4.37

Lista de Fotografías (Cont.)
Fotografía Fotografía 3.4.38 Fotografía 3.4.39 Título Vista panorámica de los cerros Mishacocha y Quinua Pampa Vista panorámica desde Hierba Buena hacia la quebrada Pillucnioc, y los cerros Mishacoha y Quinua Pampa, al fondo se puede observar el cerro Chailhuagón Vista panorámica hacia los cerros Huachua y Collpa Conga, al fondo se observa el cerro Chailhuagón Vista panorámica desde la escuela de El Porvenir, se observan los cerros Quebradas Peña Blanca y El Alumbre, y cerro Mojón Paisaje de montaña de rocas sedimentarias, roca expuesta superficialmente en el cerro Taru Orco, colindante con la laguna Mamacocha Zonas ganaderas en el cerro Taru Orco Afloramientos rocosos en la cima del cerro Polonia Cerro Polonia – Localidad de Polonia La Collpa Localidad El Alumbre –Cerro Alumbre Quengorío Alto Escuela de Quengorío Alto Quengorío Bajo Vivienda en la parte superior de la quebrada El Alumbre Viviendas en la parte norte del sector, cerca de la divisoria de cuencas Vista panorámica del cerro Taru Orco Energía eólica Laguna Azul, puya Laguna Cortada Río Grande, cerro Cardon Loma y Peña de León Cerro Sombreruyoc y la pampa Jadibamba Río Grande, cerro Cardon Loma y cerro Mojón, futuro dique del depósito de relaves Zona de quema en el cerro Minas Conga Afloramiento rocoso pampa Jadibamba, Río Grande Cobertura cerro Mojón, Río Grande, brazo del depósito de relaves Cerro Lluspioc Escuela de Huasiyuc Vivienda Huasiyuc Ganado en Huasiyuc

Fotografía 3.4.40 Fotografía 3.4.41 Fotografía 3.4.42 Fotografía 3.4.43 Fotografía 3.4.44 Fotografía 3.4.45 Fotografía 3.4.46 Fotografía 3.4.47 Fotografía 3.4.48 Fotografía 3.4.49 Fotografía 3.4.50 Fotografía 3.4.51 Fotografía 3.4.52 Fotografía 3.4.53 Fotografía 3.4.54 Fotografía 3.4.55 Fotografía 3.4.56 Fotografía 3.4.57 Fotografía 3.4.58 Fotografía 3.4.59 Fotografía 3.4.60 Fotografía 3.4.61 Fotografía 3.4.62 Fotografía 3.4.63 Fotografía 3.4.64 Fotografía 3.4.65 Fotografía 3.4.66

lxx
Febrero 2010

Lista de Fotografías (Cont.)
Fotografía Fotografía 3.4.67 Fotografía 3.4.68 Fotografía 3.4.69 Fotografía 3.4.70 Fotografía 3.4.71 Fotografía 3.4.72 Fotografía 3.4.73 Fotografía 3.4.74 Fotografía 3.4.75 Fotografía 3.4.76 Fotografía 3.4.77 Fotografía 3.4.78 Fotografía 3.4.79 Fotografía 3.4.80 Fotografía 3.4.81 Fotografía 3.4.82 Fotografía 3.4.83 Título Piedras Grandes, Ganado Caballo en el poblado Piedras Grandes Viviendas y cultivos de Agua Blanca en las cercanías de la quebrada Chirimayo Vivienda en el poblado La Pacha Ganado vacuno aguas arriba de la quebrada Chirimayo Ganado ovino camino al poblado Potrerillo Laguna Chailhuagón Zona de quemas San Nicolás de Chailhuagón Viviendas bajo el cerro Chailhuagón Escuela El Porvenir San Juan de Hierba Buena Hierba Buena Chica I Hierba Buena Chica II Hierba Buena Chica III Viviendas y ganado aguas arriba de la confluencia con la quebrada de la laguna Chailhuagón Ganado vacuno en el poblado San Nicolás

lxxi
Febrero 2010

Lista de Anexos
Anexo Anexo 1.1 Anexo 2.1 Anexo 3.1 Anexo 3.2 Anexo 3.3 Anexo 3.4 Anexo 3.5 Anexo 3.6 Anexo 3.7 Anexo 3.8 Anexo 3.9 Anexo 3.10 Anexo 3.11 Anexo 3.12 Anexo 3.13 Anexo 3.14 Anexo 3.15 Anexo 4.1 Anexo 4.2 Anexo 4.3 Anexo 4.4 Anexo 4.5 Anexo 4.6 Anexo 4.7 Anexo 4.8 Anexo 4.9 Anexo 4.10 Anexo 4.11 Anexo 4.12 Anexo 4.13 Título Registro de Knight Piésold para elaborar Estudios de Impacto Ambiental Concesiones mineras, permisos, políticas Monitoreo permanente de MYSRL Muestreos realizados por laboratorio SGS del Perú S.A.C. Monitoreo de ruido y vibraciones Resultados de análisis geoquímicos Peligro sísmico – Estudio de factibilidad interna – Proyecto Minas Conga Resultados de caracterización de suelos Análisis de metales en suelos Análisis microbiológico Análisis foliar Hidrología Calidad de agua superficial Modelo MODFLOW Calidad de agua subterránea Informe de ensayo de calidad sedimentaria Biología Informe del volumen del bofedal Perol Plan de manejo de aguas superficiales y sedimentos, Proyecto Conga – Etapa 3 Depósitos de suelo orgánico y material inadecuado – Informe de diseño Descripción planta concentradora Evaluación hidrogeológica provisional, emplazamiento de las instalaciones del depósito de relaves, Proyecto Conga – Etapa 3 Diseño del depósito de relaves, Proyecto Conga – Etapa 3 Planta tratamiento agua ácida Pozas de sedimentación - Informe de diseño de factibilidad Evaluación de canteras - Estudio a nivel de factibilidad Revisión del diseño de los tajos de la Etapa 3 - Tajos Chailhuagón y Perol Depósito de desmonte Perol - Informe de diseño de factibilidad Depósito de desmonte Chailhuagón - Informe de diseño de factibilidad Estudio de rotura de presas del depósito de relaves, Proyecto Conga – Etapa 3

lxxii
Febrero 2010

Lista de Anexos (Cont.)
Anexo Anexo 4.14 Anexo 4.15 Anexo 5.1 Anexo 5.2 Anexo 5.3 Anexo 5.4 Anexo 5.5 Anexo 5.6 Anexo 5.7 Anexo 6.1 Anexo 6.2 Anexo 6.3 Anexo 6.4 Anexo 6.5 Anexo 6.6 Anexo 6.7 Anexo 6.8 Anexo 6.9 Anexo 7.1 Anexo 7.2 Anexo 10.1 Anexo 10.2 Anexo 10.3 Anexo 10.4 Título Balance de agua de toda el área, Proyecto Conga – Etapa 3 Hojas de datos de seguridad Modelo de dispersión de calidad de aire Inventario de emisiones de gases de efecto invernadero Estudio de impacto acústico Estimación de caudales bajos de pre-minado Caracterización geoquímica de los relaves y estimaciones de la calidad del agua de la poza de recuperación Modelo de flujo de agua subterránea en 3D – Depósito de relaves Análisis de impactos socioeconómicos Glosario de términos para el plan de respuesta a emergencias y contingencias Reservorio de agua Perol – Informe de diseño de factibilidad Reservorio de agua Chailhuagón – Informe de diseño de factibilidad Señalización e inspección de los equipos de lucha contra incendios Plan de acción de emergencias de presas del Proyecto Conga Plan de manejo de residuos sólidos y peligrosos para el complejo MYSRL Procedimientos de MYSRL para el manejo de residuos peligrosos y no peligrosos Fichas SIAM Procedimientos ambientales de MYSRL Plan de adquisición de tierras Programa de apoyo social por adquisición de tierras Modelo de llenado de los tajos (feflow model) Modelo hidrogeoquímico de la laguna del tajo Chailhuagón Modelo geoquímico de la laguna del tajo Perol Plan de cierre social conceptual

lxxiii
Febrero 2010

Lista de Acrónimos
Acrónimos AAA ALA ANA AID AII AEE AEG ALAC BMP BSR CAEP CAR CEDIMIN CCME CIRA CITES CIUP CMP COMOCA CUENCAS CND CONAM DBO DESA DGAA DGAAM DGM DIGESA DQO DISA DISCAMEC DREM Título Autoridades Administrativas del Agua Autoridades Administrativas del Agua Autoridad Nacional del Agua Área de Influencia Directa Área de Influencia Indirecta Área de Estudio Específico Área de Estudio General La asociación Los Andes de Cajamarca Mejores Prácticas de Manejo Business for Social Responsibility Caseríos del Área de Emplazamiento del Proyecto Comisión Ambiental Regional Compañía de Exploraciones, Desarrollo e Inversiones Mineras Consejo Canadiense de Ministros del Ambiente Certificado de Inexistencia de Restos Arqueológicos Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre Centro de Investigación de la Universidad del Pacífico Comité de Monitoreo Participativo Comisión de Monitoreo de la Calidad y Cantidad de Agua de canales de Riego Sur y Este Instituto para la Conservación y el Desarrollo Sostenible Cuencas Consejo Nacional de Descentralización Consejo Nacional del Ambienta Demanda Bioquímica de Oxígeno Dirección Ejecutiva de Salud Ambiental Dirección General de Asuntos Ambientales Dirección General de Asuntos Ambientales Mineros Dirección General de Minería Dirección General de Salud Ambiental Demanda Química de Oxígeno Dirección de Salud Dirección General de Control de Servicios de Seguridad, Control de Armas, Munición y Explosivos de Uso Civil Dirección de Asuntos Ambientales
lxxiv
Febrero 2010

Lista de Acrónimos (Cont.)
Acrónimos DSHA EAE ECA EC-RS EIA EIAsd EIS ENSO EPS-RS FDA FONCREAGRO FTA HCT HFAM IGN IIAP INC INDECOPI INEI INGEMMET INIA INRENA LBS MCE MCM MEM MEF MINAG MINAM MINEDU MINSA MSDS MYSRL NBI Título Análisis de Riesgo Sísmico Determinístico Evaluación Ambiental Estratégica Estándares Nacionales de Calidad Ambiental Empresas Comercializadoras de Residuos Sólidos Estudio de Impacto Ambiental Estudio de Impacto Ambiental Semidetallado Estudio de Impacto Social Niño Southern Oscillation Empresas Prestadoras de Servicios de Residuos Sólidos Fundación para el Desarrollo Agrario Fondo de Crédito para el Desarrollo Agroforestal Administración Federal de Tránsito de los Estados Unidos de América Celdas de Humedad Modelamiento de Pronóstico y Análisis Hydrocomp Instituto Geofísico del Perú Instituto de Investigaciones de la Amazonía Peruana Instituto Nacional de Cultura Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y Protección de la Propiedad Intelectual Instituto de Estadística e Informática Instituto Geológico, Minero y Metalúrgico Instituto Nacional de Investigaciones Agrícolas Instituto Nacional de Recursos Naturales Línea Base Social Máximo Sismo Creíble Matriz de Conteo Múltiple Ministerio de Energía y Minas Ministerio de Economía y Finanzas Ministerio de Agricultura Ministerio del Ambiente Ministerio de Educación Ministerio del Salud Hojas de datos de seguridad Minera Yanacocha S.R.L. Necesidades Básicas Insatisfechas
lxxv
Febrero 2010

Lista de Acrónimos (Cont.)
Acrónimos NMC NMP NOAA OEA OEFA OD OMC OMM ONG OSINERGMIN PAG PAMA PASAT PCEL PCS PCSC PCSE PCSI PEA PEI PET PGS PMA PMAC PMIS PMPAS PPC PRC PREDECI PRONAA PRONAMACHS PSHA PYME Título New Minas Conga Niveles Máximos Permisibles Administración Nacional Oceanográfica y Atmosférica de los Estados Unidos de América Instituto Nacional de Investigaciones Agrícolas Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental Oxígeno Disuelto Old Minas Conga Organización Mundial de Meteorología Organización No Gubernamental Organismo Supervisor de la Inversión en Energía y Minería Potencial de Generación de Acidez Programas de Adecuación y Manejo Ambiental Programa de Apoyo Social por Adquisición de Tierras Plan de Capacitación y Empleo Local Plan de Comunicación Social Plan de Cierre Social Conceptual Plan de Comunicación Social Externo Plan de Comunicación Social Interno Población Económicamente Activa Población Económicamente Inactiva Pobladores en Edad de Trabajar Plan de Gestión Social Plan de Manejo Ambiental Programa de Monitoreo Ambiental Comunitario Plan de Manejo de Impactos Sociales Plan de Monitoreo Participativo Ambiental Social Plan de Participación Ciudadana Plan de Relaciones Comunitarias Proyecto de Reducción de la Desnutrición Infantil Programa Nacional de Asistencia Alimentaria Programa Nacional de Manejo de Cuencas Hidrográficas y Conservación de Suelos Análisis de Riesgo Sísmico Probabilístico Pequeña y Mediana Empresa
lxxvi
Febrero 2010

Lista de Acrónimos (Cont.)
Acrónimos ROF RRCAA RSE SENAMHI SERNANP SEIA SIAF SINANPE SINEFA SMPE&I SNIP SPLP UICN USEPA WMC Título Reglamento de Organización y Funciones Red Regional de Comités Ambientales de Ancash Responsabilidad Social Empresarial Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas Sistema Nacional de Evaluación del Impacto Ambiental Sistema Integrado de Administración Financiera Sistema Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado Sistema Nacional de Evaluación y Fiscalización Ambiental Trabajos Estructurales, Mecánicos, Eléctricos, de Tuberías y de Instrumentación Sistema Nacional de Inversión Pública Lixiviación por Precipitación Sintética Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos de América Water Management Consultants

lxxvii
Febrero 2010

Minera Yanacocha S.R.L. Proyecto Conga Estudio de Impacto Ambiental Resumen Ejecutivo 1.0 Antecedentes y Marco Legal
1.1 Introducción El Proyecto Conga se localiza a aproximadamente 73 km al noreste de la ciudad de Cajamarca y a 585 km de la ciudad de Lima, en los distritos de Sorochuco y Huasmín de la provincia de Celendín; y en el distrito de La Encañada en la provincia de Cajamarca (Figura 1.1.1). El área asociada al desarrollo del proyecto en su componente mina se encuentra en la región Jalca, a una altitud que varía desde los 3 700 a 4 262 m. El titular del Proyecto Conga (el proyecto) es Minera Yanacocha S.R.L. (MYSRL), siendo actualmente los principales participantes las siguientes empresas: Compañía de Minas Buenaventura (CMB), Newmont Mining Corporation (Newmont) y la Corporación Financiera Internacional (IFC). Para propósitos de este documento, el nombre del titular será Minera Yanacocha S.R.L., o su abreviación MYSRL. Tal como se define en la actualidad, los principales componentes del Proyecto Conga consisten en dos depósitos porfiríticos a explotar, Perol y Chailhuagón; y considera el desarrollo del beneficio de los minerales con contenido de cobre, oro y plata mediante métodos de procesamiento convencional de chancado, molienda y flotación, en una planta con una capacidad nominal de 92 000 toneladas por día (tpd), lo que permitirá procesar el contenido mineral de 3,1 billones de libras de cobre y 11,6 millones de onzas de oro. El minado se completará en aproximadamente 19 años, de los cuales se procesará mineral durante los 17 últimos años. Finalmente, los concentrados serán transportados, tal como se tiene proyectado actualmente, a un puerto de la costa norte mediante el uso de camiones para su despacho al mercado internacional. La infraestructura propuesta incluye los tajos Perol y Chailhuagón, los depósitos de desmonte Perol y Chailhuagón, depósitos de suelo orgánico, instalaciones de procesamiento del mineral, instalaciones de manejo de relaves, reservorios de agua, depósitos de material de préstamo, entre otras instalaciones auxiliares, las cuales ocuparán un área total de aproximadamente

RE-1
Febrero 2010

2 000 ha. Asimismo contempla la construcción de una línea de transmisión eléctrica de 220 kV desde la subestación Cajamarca Norte. El desarrollo del Proyecto Conga contempla el minado de las reservas de los tajos Perol y Chailhuagón. El minado del tajo Chailhuagón se iniciará desde el primer año de operación del proyecto y tendrá una duración de aproximadamente 14 años, en los cuales se procesarán 160 millones de toneladas (Mt) de mineral. Por otro lado, el minado del tajo Perol se realizará durante toda la vida útil del proyecto y tendrá una duración de minado de aproximadamente 19 años, en los que se procesarán 344 Mt de mineral en los últimos 17 años. El acceso principal para el desarrollo de las actividades de construcción y de operación del proyecto se construirá en el mismo trayecto de la vía que se utilizará para el desarrollo de las actividades de exploración del Proyecto Conga. Para el desarrollo de este estudio, MYSRL contrató los servicios de la empresa Knight Piésold Consultores S.A. (Knight Piésold), la cual se encuentra inscrita en el registro de empresas consultoras autorizadas para la elaboración de Estudios de Impacto Ambiental para el sector minero del Ministerio de Energía y Minas (MEM), mediante Resolución Directoral N° 169-2009-EM/AAM. 1.2 Historia de las operaciones efectuadas en Conga Las actividades de exploración iniciales del Proyecto Conga se iniciaron con el objetivo de hallar yacimientos de oro cercanos al complejo Yanacocha y en el año 1991 fueron descubiertos por CEDIMIN (Compañía de Exploraciones, Desarrollo e Inversiones Mineras) los yacimientos Chailhuagón y Perol (25 km al noreste del complejo Yanacocha). Entre 1994 y el año 2000, CEDIMIN realizó investigaciones en ambos depósitos. En el año 2001, después de la adquisición de CEDIMIN por parte de CMB, el Proyecto Conga se unió a las operaciones del complejo Yanacocha, bajo la administración de MYSRL. A partir de entonces, MYSRL desarrolló la planificación de los estudios de geotecnia e hidrogeología necesarios, así como la gestión de adquisición de tierras y permisos necesarios para el inicio de una campaña exhaustiva de exploraciones; estos permisos involucraron proyectos de investigación y rescate de sitios arqueológicos en el área del proyecto, así como aquellos permisos para uso de agua, energía y abastecimiento de combustible durante la ejecución de las exploraciones e instalación de un campamento con un programa de inducción y capacitación para los trabajadores del proyecto. Las actividades de exploración del Proyecto Conga se iniciaron en el año 2004 en los depósitos de Chailhuagón y Perol, y en base a dichos resultados se decidió desarrollar el Proyecto Conga. Del año 2005 hasta el 2007 se iniciaron los estudios de línea base ambiental
RE-2
Febrero 2010

y a partir de 2008 se actualizaron y empezó a desarrollarse la ingeniería del proyecto, mientras se continuaba con actividades de perforación durante el año 2009. En el año 2008 se aprobó, mediante Resolución Directoral N° 243-2008-MEM/AAM, el Estudio de Impacto Ambiental Semidetallado (EIAsd) del Proyecto de Exploración Conga. Posteriormente, en abril de 2009, mediante Resolución Directoral N° 081-2009-MEM/AAM, se aprobó la Primera Modificación del EIAsd del Proyecto de Exploración Conga y luego se presentó una Segunda Modificación. 1.3 Actividades actuales en Conga Gran parte del área en donde se desarrollará el proyecto (y áreas aledañas) presenta actividad minera. Actualmente, MYSRL desarrolla sus actividades operativas en dos zonas geográficas, la zona oeste (Cerro Negro, La Quinua y Cerro Yanacocha) y la zona este (Carachugo y Maqui Maqui). Estas cinco zonas mineras se explotan a tajo abierto, bajo el método de lixiviación en pilas y una planta de producción denominada Gold Mill con un depósito de arenas de molienda, en la zona minera de La Quinua. Asimismo, MYSRL viene desarrollando el cierre progresivo de tres tajos. La zona del Proyecto Conga será una zona minera más del complejo Yanacocha, la cual se une a la zona minera Maqui Maqui a través de un acceso actualmente utilizado para el desarrollo de las actividades de exploración en el Proyecto Conga y que servirá para construir el acceso principal de las operaciones del proyecto. El Proyecto Conga forma parte del distrito minero que contiene diversos depósitos de cobre y oro, muchos de los cuales son propiedad de MYSRL. Existen otros depósitos como El Galeno y Michiquillay, propiedades de las empresas Lumina Copper S.A.C. y Anglo American, respectivamente. 1.4 Marco legal que sustenta el EIA Dentro de la legislación nacional, las normas más importantes relacionadas con el tema ambiental minero corresponden al Título Quince del “Texto Único Ordenado de la Ley General de Minería” (Decreto Supremo N° 014-92-EM) y el “Reglamento para la Protección Ambiental en las Actividades Minero Metalúrgicas” (Decreto Supremo Nº 016-93-EM, modificado por los Decreto Supremo N° 059-93-EM, 029-99-EM, 058-99-EM y 022-2002EM). Asimismo, se considera el “Reglamento de Participación Ciudadana en el Subsector Minero” (Decreto Supremo Nº 028-2008-EM, complementado por la Resolución Ministerial Nº 3042008-MEM/DM), el “compromiso previo para el desarrollo de actividades mineras” (Decreto

RE-3
Febrero 2010

Supremo Nº 042-2003-EM) y los requerimientos de la Dirección General de Asuntos Ambientales Mineros (DGAAM), la Dirección General de Minería (DGM) y la Oficina General de Gestión Social del MEM. Además, se consideraron los lineamientos de la “Guía para Elaborar Estudios de Impacto Ambiental” del MEM. Existen normas generales aplicables a nivel nacional a diferentes actividades productivas, tales como la Ley de Recursos Hídricos (Ley N° 29338), Estándares Nacionales de Calidad Ambiental para Agua (Decreto Supremo Nº 002-2008-MINAM), el Reglamento de los Estándares Nacionales de Calidad Ambiental del Aire (Decreto Supremo N° 074-2001-PCM, Decreto Supremo N° 069-2003-PCM, Decreto Supremo Nº 003-2008-MINAM), y el Reglamento de Estándares Nacionales de Calidad Ambiental para Ruido (Decreto Supremo Nº 085-2003-PCM), las cuales han sido citadas en cada sección pertinente del EIA. Adicionalmente, se consideran las políticas y lineamientos de responsabilidad ambiental y social de MYSRL, basada en el compromiso de mejora en su desempeño en seguridad, salud ocupacional y medio ambiente, a través de la implementación, operación y mejora continua de su sistema de gestión. A continuación se enumera la legislación en la cual se enmarca el EIA. Con fines didácticos, se divide a las normas evaluadas en: Reglamentos peruanos generales y Reglamentos específicos aplicables al proyecto. 1.4.1 Reglamentos peruanos generales Constitución de la República del Perú (1993) Ley General del Medio Ambiente (Ley N° 28611) Ley Marco para el Crecimiento de la Inversión Privada (Decreto Legislativo N° 757) Ley de Evaluación de Impacto Ambiental para Obras y Actividades (Ley Nº 26786) Ley Orgánica para el Aprovechamiento Sostenible de los Recursos Naturales (Ley Nº 26821) Ley Sobre la Conservación y el Uso Sostenible de la Diversidad Biológica (Ley Nº 26839) Ley que Establece el Sistema Nacional para la Evaluación de Impactos Ambientales (Ley Nº 27446) Ley Marco del Sistema Nacional de Gestión Ambiental (Ley Nº 28245)

RE-4
Febrero 2010

Casos en que la aprobación de los Estudios de Impacto Ambiental y Programas de Adecuación y Manejo Ambiental requieren la opinión técnica del INRENA (Decreto Supremo N° 056-97-PCM, modificado por Decreto Supremo N° 061-97-PCM) Ley del Sistema Nacional de Evaluación y Fiscalización Ambiental (Ley N° 29325) Ley de Creación, Organización y Funciones del Ministerio del Ambiente (Decreto Legislativo N° 1013) Política Nacional del Ambiente (Decreto Supremo N° 012-2009-MINAM) Título XIII del Código Penal, Delitos contra la Ecología (Decreto Legislativo Nº 635) Ley de Recursos Hídricos (Ley Nº 29338) Estándares Nacionales de Calidad Ambiental para Agua (Decreto Supremo Nº 002-2008-MINAM) Disponen que la autoridad de aguas controle la explotación de materiales que acarrean y depositan las aguas en sus álveos o cauces (Ley N° 26737) Reglamento de la Ley que regula la explotación de materiales que acarrean y depositan aguas en sus álveos o cauces (Decreto Supremo N° 013-97-AG, modificado por Decreto Supremo N° 017-2003-AG) Ley General de Salud (Ley Nº 26842) Ley que establece la obligación de elaborar y presentar planes de contingencia (Ley Nº 28551) Lineamientos para la elaboración de planes de contingencia a emplearse en actividades minero metalúrgicas relacionadas con la manipulación de cianuro y otras sustancias tóxicas o peligrosas (Resolución Directoral Nº 134-2000-EM/DGM) Ley que Regula el Transporte Terrestre de Materiales y Residuos Peligrosos (Ley Nº 28256) Reglamento Nacional de Transporte Terrestre de Materiales y Residuos Peligrosos (Decreto Supremo Nº 021-2008-MTC) Ley General del Patrimonio Cultural de la Nación (Ley Nº 28296) y su reglamento (Decreto Supremo N° 011-2006-ED) Reglamento de Investigaciones Arqueológicas (Resolución Suprema Nº 004-2000-ED) Modifican el Decreto Supremo Nº 004-2009-ED, mediante el cual se establecen plazos para la elaboración, aprobación de los informes finales de los proyectos de evaluación arqueológica y de la certificación de inexistencia de restos arqueológicos (Decreto supremo Nº 009-2009-ED) Procedimientos Especiales para la Implementación del Decreto Supremo Nº 009-2009-ED (Directiva Nº 004-2009-DN/INC)

RE-5
Febrero 2010

Aprueban el Convenio sobre Diversidad Biológica adoptado en Río de Janeiro (Resolución Legislativa Nº 26181) Ley Forestal y de Fauna Silvestre y su reglamento (Decreto Legislativo Nº 1090 y Decreto Supremo Nº 014-2001-AG) Aprobación de la Estrategia Nacional para la Conservación de Humedales en el Perú (Resolución Jefatural Nº 054-96-INRENA) Ley de Comunidades Campesinas y su reglamento (Ley Nº 24656 y Decreto Supremo Nº 008-91-TR) Ley de la Inversión Privada en el Desarrollo de Actividades Económicas en las Tierras del Territorio Nacional y de las Comunidades Campesinas y Nativas (Ley Nº 26505, modificada por Ley Nº 26570 y Ley Nº 29261) Ley de Bases de la Descentralización (Ley Nº 27783) Ley Orgánica de Municipalidades (Ley Nº 27972) Reglamento de Acondicionamiento Territorial y Desarrollo Urbano (Decreto Supremo Nº 027-2003-VIVIENDA) Ley General de Residuos Sólidos (Ley N° 27314) y la modificatoria establecida (Decreto Legislativo Nº 1065) Reglamento de la Ley General de Residuos Sólidos (Decreto Supremo Nº 057-2004-PCM) Reglamento de los Estándares Nacionales de Calidad Ambiental del Aire (Decreto Supremo N° 074-2001-PCM, Decreto Supremo N° 069-2003-PCM, Decreto Supremo Nº 003-2008-MINAM) Reglamento de Estándares Nacionales de Calidad Ambiental para Ruido (Decreto Supremo Nº 085-2003-PCM) Categorización de las Especies Amenazadas de la Flora Silvestre (Decreto Supremo N° 043-2006-AG) Categorización de las Especies Amenazadas de Fauna Silvestre y Prohibición de su Caza, Captura, Tenencia, Transporte o Exportación de las mismas con Fines Comerciales (Decreto Supremo Nº 034-2004-AG) Ley Orgánica que norma las Actividades de Hidrocarburos en el Territorio Nacional (Ley Nº 26221) Ley de Promoción de las Inversiones en el Sector Agrario (Ley Nº 26797) Reglamento de Control de Explosivos de Uso Civil (Decreto Supremo Nº 019-71-IN)

RE-6
Febrero 2010

1.4.2 Normas específicas aplicables al Proyecto Conga Texto Único Ordenado de la Ley General de Minería (Decreto Supremo Nº 014-92-EM) Reglamento de Protección Ambiental en la Actividad Minero – Metalúrgica (Decreto Supremo N° 016-93-EM, modificado por los Decretos Supremos Nº 059-93-EM, 029-99-EM, 058-99-EM y 022-2002-EM) Reglamento de Participación Ciudadana en el Subsector de la Minería (Decreto Supremo N° 028-2008-EM) Normas que Regulan el Proceso de Participación Ciudadana en el Subsector Minero (Resolución Ministerial Nº 304-2008-MEM/DM) Reglamento sobre transparencia, acceso a la información pública ambiental y participación y consulta ciudadana en asuntos ambientales (Decreto Supremo Nº 002-2009 / MINAM) Niveles Máximos Permisibles de Elementos y Compuestos Presentes en Emisiones Gaseosas Provenientes de las Unidades Minero-Metalúrgicas (Resolución Ministerial Nº 315-96-EM/VMM) Niveles Máximos Permisibles para Efluentes Líquidos para las Actividades MineroMetalúrgicas (Resolución Ministerial Nº 011-96-EM/VMM) Ley de Cierre de Minas (Ley Nº 28090, modificada por Ley Nº 28234 y Ley Nº 28507) Reglamento de la Ley de Cierre de Minas (Decreto Supremo Nº 033-2005-EM, modificado por Decreto Supremo N° 035-2006-EM y Decreto Supremo N° 045-2006-EM) Reglamento de Seguridad e Higiene Minera (Decreto Supremo Nº 046-2001-EM) Ley de Concesiones Eléctricas y su reglamento (Decreto Ley Nº 25854 y Decreto Supremo Nº 009-93-EM) Norma sobre Imposición de Servidumbre (Resolución Ministerial Nº 111-88-EM) Ley General de Transporte y Tránsito Terrestre (Ley Nº 27181, modificada por Decreto Legislativo Nº 1051) Límites Máximos Permisibles de Emisiones Contaminantes para Vehículos Automotores que Circulen en la Red Vial (Decreto Supremo Nº 047-2001-MTC) Reglamento de Peso y Dimensiones Vehiculares para la Circulación en la Red Vial Nacional (Resolución Ministerial Nº 375-98-MTC) Compromiso previo como un requisito para el desarrollo de actividades mineras y normas complementarias (Decreto Supremo Nº 042-2003-EM)

RE-7
Febrero 2010

El EIA del Proyecto Conga es presentado al MEM, a la Dirección General de Asuntos Ambientales del Ministerio de Agricultura (MINAG), a la Dirección Regional de Energía y Minas de Cajamarca (DREM – Cajamarca), al Gobierno Regional de Cajamarca, a las Municipalidades Provinciales de Cajamarca y Celendín, a las Municipalidades Distritales de La Encañada, Sorochuco y Huasmín y a la Comunidad Campesina de Huangashanga. A través de estas instituciones, el texto completo del EIA del que el presente Resumen Ejecutivo forma parte, puede ser revisado en los siguientes lugares: Dirección General de Asuntos Ambientales Mineros del Ministerio de Energía y Minas (DGAAM – MEM), ubicada en Av. Las Artes N° 260, San Borja – Lima. Dirección General de Asuntos Ambientales del Ministerio de Agricultura (MINAG), ubicada en Calle Diecisiete N° 355, San Isidro – Lima. Dirección Regional de Energía y Minas de Cajamarca (DREM – Cajamarca), ubicada en Jr. Miguel Gonzáles Lt. 5, 3er piso, Urbanización Horacio Zevallos – Cajamarca. Gobierno Regional de Cajamarca, ubicado en Jr. Santa Teresa de Journet N° 351, Urbanización La Alameda – Cajamarca. Municipalidad Provincial de Cajamarca, ubicada en Jr. Cruz de Piedra N° 613, Cajamarca – Cajamarca. Municipalidad Provincial de Celendín, ubicada en Jr. José Gálvez N° 614, Celendín – Cajamarca. Municipalidad Distrital de La Encañada, ubicada en Jr. Jorge Villanueva N° 1740, La Encañada – Cajamarca. Municipalidad Distrital de Sorochuco, ubicada en Jr. Amazonas s/n, Plaza de Armas, Sorochuco – Cajamarca. Municipalidad Distrital de Huasmín, ubicada en Jr. Arequipa N° 047, Plaza de Armas, Celendín – Cajamarca. Sede de la Comunidad Campesina de Huangashanga. Centro de Información y Cultura de Minera Yanacocha, ubicado en Jr. El Comercio N° 251, Cajamarca – Cajamarca. Todas las opiniones e inquietudes formuladas al presente estudio, dentro de los canales y plazos establecidos por la normativa vigente, son consideradas en el proceso de toma de decisión del MEM.

RE-8
Febrero 2010

2.0 Descripción General del Proyecto
MYSRL tiene planificado desarrollar el Proyecto Conga, el cual consistirá en la explotación de dos depósitos de pórfidos de cobre (Cu) con contenidos de oro (Au) que se ubican al este del área donde MYSRL desarrolla actualmente sus operaciones en el complejo Yanacocha, en un cinturón de mineralización con otras ocurrencias porfiríticas en los alrededores. Se tiene prevista la extracción de 1 085 Mt de material (mineral, roca de desmonte y mineral de baja ley); equivalente a 504 Mt de material proyectado sobre 19 años de minado (incluyendo preminado). La tasa de procesamiento de mineral será de 92 000 tpd. A la fecha, las exploraciones geológicas y el planeamiento de mina han determinado que el depósito Perol contiene una reserva de 344 Mt de mineral y el depósito Chailhuagón una reserva de 160 Mt, con una ley promedio de cobre de 0,28% y una ley promedio de oro de 0,72 gramos por tonelada. De acuerdo con lo anteriormente mencionado, el Proyecto Conga consiste en una mina de tajo abierto con reservas de cobre y oro, localizada en la parte norte de los Andes del Perú; en los distritos de Sorochuco y Huasmín de la provincia de Celendín; y en el distrito de La Encañada en la provincia de Cajamarca, departamento de Cajamarca (Figura 1.1.1). El mineral a extraerse de los tajos será trasladado a las instalaciones de chancado y procesamiento. El mineral será chancado y molido, para luego ser enviado a un circuito de flotación convencional para producir un concentrado de cobre con contenido de oro y plata, el cual finalmente será transportado, tal como se tiene proyectado actualmente, a un puerto de la costa norte mediante el uso de camiones para su despacho al mercado internacional. En secciones posteriores se describirán las actividades previstas para la construcción y operación del Proyecto Conga, así como los requerimientos de mano de obra en estas etapas. En la Figura 4.1.2 se muestra el arreglo general del proyecto. En el Gráfico 4.1.1 se presenta el cronograma de actividades previstas para las diferentes etapas de ejecución del Proyecto Conga.

RE-9
Febrero 2010

3.0 Delimitación del AID y AII Ambiental y Social
3.1 Áreas de influencia ambiental Se han definido dos tipos de área de influencia para el Proyecto Conga: el área de influencia directa y el área de influencia indirecta. El Área de Influencia Directa (AID) se define como el espacio en el cual se estima la ocurrencia de impactos significativos (normalmente asociados a los impactos directos), ya sean negativos o positivos. El Área de Influencia Indirecta (AII) es definida como el espacio en el cual se estima la ocurrencia de impactos cuya significancia es menor (normalmente asociado a los impactos indirectos). Cabe resaltar que para elaborar las áreas de influencia de cada componente se realizó la evaluación de impactos en la totalidad del área de estudio del Proyecto Conga, y en base a dichos resultados se elaboraron las áreas de influencia específicas a cada componente. Las áreas de influencia han sido identificadas considerando el efecto de las medidas de mitigación previstas para contrarrestar los efectos de los impactos ambientales previsibles identificados. Las medidas de mitigación identificadas para cada subcomponente analizado se describen en el Plan de Manejo Ambiental (Capítulo 7 del presente Resumen Ejecutivo). A continuación se describe la metodología asociada a la definición de áreas de influencia para cada componente. Considerando su dependencia del emplazamiento directo de la infraestructura, el AID para los componentes de relieve y geomorfología, suelos, flora y vegetación está conformado por las superficies que serán intervenidas como consecuencia del emplazamiento directo de la infraestructura del proyecto. Debido a la naturaleza de estos componentes ambientales y las características del proyecto y que más allá del área de emplazamiento directo no se estiman impacto, el AID coincide con el AII. Tanto para la etapa de construcción como de operación, el AID para la calidad del aire se define como el área comprendida entre las fuentes de emisión y la isolínea que representa un aporte de material particulado de 5 µg/m3. En el caso específico de la etapa de operación, durante la definición del AID se incluyeron las áreas potencialmente impactadas en los años 8 y 13 de esta etapa del proyecto. Dicho límite se ha considerado en base a recomendaciones expuestas en el Protocolo de Monitoreo de Calidad del Aire y Emisiones publicado por el MEM. De acuerdo con la Guía para la Evaluación de Impactos en la Calidad del Aire por
P P

RE-10
Febrero 2010

Actividades Minero Metalúrgicas publicada por el MEM, el impacto es insignificante cuando el aporte representa el 10% del valor guía. En el caso del PM10, este valor guía es 50 µg/m3 (Decreto Supremo Nº 074-2001-PCM), por lo que la isolínea que representa el AII es igual a la del AID (5 µg/m3).
B B P P P P

El AID para ruidos se encuentra comprendido entre las fuentes de emisión sonora significativas de las actividades como desbroce, movimiento de tierras, entre otras, durante la etapa de construcción, y chancado de mineral, molienda, entre otros, durante la etapa de operación, y la isolínea que incluye aquellos lugares donde la situación basal se estima sea alterada significativamente. Considerando el modelamiento de niveles de ruidos y las recomendaciones de la Guía Ambiental para el Manejo de Problemas de Ruido en la Industria Minera del MEM, se delimitó como AID de impactos por ruidos generados por las operaciones y voladuras a aquella comprendida entre los focos de emisión y la isolínea de 60 dB(A). Por otro lado, para delimitar el AII se consideró, con un enfoque conservador, la isolínea de 40 dB(A), valor que según la Guía Ambiental del MEM correspondería a un área urbana tranquila. En el caso específico del aumento en los niveles de ruido generado por las voladuras de los tajos Perol y Chailhuagón éste es puntual (una voladura diaria) y el ruido proveniente de éstas presentaría impactos en un área similar al correspondiente al resto de actividades en las etapas de construcción y operación del proyecto, es decir su influencia estaría contenida en las áreas descritas anteriormente. El AID del agua superficial en términos de cantidad estará conformada por las redes de drenaje que serán afectadas como consecuencia del emplazamiento directo de la infraestructura del proyecto. Estas se ubican en la cuenca de la quebrada Alto Chirimayo, cuenca del río Chailhuagón, cuenca de la quebrada Toromacho, cuenca del río Alto Jadibamba y cuenca de la quebrada Chugurmayo. Adicionalmente, se considerará como AID a las zonas situadas entre las distintas instalaciones del proyecto y las estructuras situadas aguas arriba de éstas que tengan la capacidad de desviar los flujos que de otra forma discurrirían hasta alcanzar el área de emplazamiento directo de la infraestructura. La inclusión o no dentro del AID de zonas aguas abajo de las instalaciones del proyecto depende del efecto de la mitigación propuesta. El AII incluirá las mismas zonas del AID y, debido a que los impactos fuera del AID son insignificantes, debido a la efectividad esperada de las medidas de mitigación propuestas, el AII no incluye zonas adicionales.

RE-11
Febrero 2010

Un cambio en la cantidad de agua superficial está normalmente asociado a un cambio en la calidad, debido a efectos como las variaciones de concentración producto de una mayor o menor disponibilidad de agua. Considerando lo anterior, el AID del agua superficial -en términos de calidad- incluirá las mismas zonas definidas como AID para la cantidad de agua superficial. De manera consistente con lo anterior, se considera que la calidad y cantidad de agua superficial comparten el AII. Considerando la filosofía de diseño del proyecto, el cual no contempla la descarga de efluentes en ninguna de las cuencas que ocupa, no se definen áreas de influencia para la calidad de agua superficial, fuera de las áreas de influencia asociadas a los cambios en cantidad de agua. Considerando la relación entre el agua superficial y subterránea, debido principalmente a los efectos de los cambios en las áreas de captación e infiltración y la interceptación de flujos superficiales y subterráneos por parte de la infraestructura del proyecto, se estima que el AID asociada a la cantidad de agua subterránea incluirá al AID asociada al agua superficial. Sin embargo, considerando que los tajos presentan un ámbito de influencia diferente entre el subcomponente subterráneo y el superficial, se ha definido que para el agua subterránea, el AID estará conformado por el AID asociado al agua superficial más el área conformada por el cono de depresión de los tajos, el cual se estima que ocurra de forma bastante local. Al igual que en el caso de la cantidad de aguas superficial, el AII incluirá las mismas zonas del AID y, dado que los impactos fuera del AID se estiman insignificantes, debido a la efectividad esperada de las medidas de mitigación propuestas, el AII no incluye zonas adicionales. Con respecto a la calidad de agua superficial, aun cuando existen zonas en las cuales no se espera cambios en las características químicas significativas del agua subterránea dada la naturaleza geoquímica de la roca que predomina en dichos ámbitos (p.ej. área del yacimiento Chailhuagón), se priorizará la relación entre la cantidad y calidad de este subcomponente en la definición de las áreas de influencia, lo que representa un enfoque conservador. De esta manera, se definirá el AID para este receptor como la zona denominada como AID para la cantidad de agua subterránea. Asimismo, de manera consistente con el análisis, tanto la cantidad como la calidad de agua subterránea compartirán el AII. Es necesario resaltar el hecho que la definición de las áreas de influencia, tanto directa como indirecta para la calidad y cantidad de agua subterránea y superficial, corresponde a la etapa de operación del proyecto, pero son aplicables también, en un enfoque conservador, a la etapa de construcción.

RE-12
Febrero 2010

En cuanto a la fauna terrestre, el mecanismo de afectación en la etapa de construcción está asociado a la ocupación directa del área y a las emisiones de ruido. De esta forma, actividades de afectación de hábitat, tales como el desbroce, tendrán una influencia localizada en la huella del proyecto, debido a la pérdida de zonas de alimentación y refugio, por lo que el AID se restringe a esta huella. Sin embargo, otra forma de afectación, consiste en el ahuyentamiento de la fauna por efecto de las emisiones de ruido asociadas a las actividades que se desarrollarán en la etapa de construcción del proyecto, generan un área de influencia mayor, que quedaría definida por la isolínea de 40 dB(A), que delimitaría el AII. En el caso de la operación, no se estima la afectación por ocupación directa de áreas adicionales a las consideradas en construcción, por lo que el impacto de esta etapa se daría íntegramente en el área afectada por la generación de ruido. De esta forma el AII quedaría definida por la isolínea de 40 dB(A). Las distintas actividades del proyecto afectarán tanto la calidad como la disponibilidad del hábitat para la vida acuática. Debido a esto, el área de influencia directa (AID) para el componente hidrobiológico incluye las quebradas que serán disturbadas por el proyecto, con efecto en la calidad y cantidad de agua, así como en los bofedales y lagunas dentro del área de emplazamiento. El AID para el paisaje se define, tanto para construcción y operación, en función de los componentes propios del proyecto (ocupación directa de las instalaciones) y por las áreas críticas de accesibilidad visual circunscritas dentro del umbral de percepción. Es necesario indicar que el AID se ha estimado también sobre la base de la percepción humana, por lo tanto ha sido definida considerando la accesibilidad visual desde puntos de interés de concurrida presencia humana, la distancia y condiciones atmosféricas. Las zonas de accesibilidad visual, que constituyen una porción del territorio visto desde las instalaciones, y viceversa, se generaron a partir de las principales instalaciones del proyecto. Asimismo, de la evaluación realizada en la línea base, se determinó que el proyecto es visualmente inaccesible desde algunos poblados cercanos a éste, considerándose solo una localidad por cada sector de evaluación. Es conocido que a medida que los objetos se alejan del observador sus detalles van dejando de percibirse hasta un momento en el que éste deja de apreciarse por completo. Los umbrales de percepción dependen de la claridad del día y de la ligereza de la atmósfera, de modo que los valores más empleados están entre los 2 y 3 km (Ramos et ál., 1976; Seinitz et ál., 1974). En

RE-13
Febrero 2010

el caso del proyecto se ha considerado una distancia de 2 km a partir del borde del proyecto, en función de las peculiaridades del área de evaluación y de la condición atmosférica. El AID de paisaje para ambas etapas se define como la cuenca visual calculada circunscrita dentro del umbral de 2 km. En el caso de los restos arqueológicos no se considera un área de influencia debido a que previamente a la etapa de construcción se planificarán los trabajos a realizar con el fin de evitar la afectación de restos arqueológicos, con tareas que incluyen el rescate de algunos elementos identificados y que se describen en el Capítulo 3. Adicionalmente, se cuenta con el Certificado de Inexistencia de Restos Arqueológicos - CIRA de la mayor parte del área del proyecto; sin embargo, a la fecha de elaboración del presente documento, existe un sector (Sector Minas Conga II) para el cual el CIRA se encuentra en trámite de obtención. El subcomponente tráfico vial sólo cuenta con AID, y está definida por el siguiente tramo: “Maqui Maqui – laguna Totoracocha – Proyecto Conga, para la vía de acceso principal del proyecto, y por los corredores que atraviesan el área del proyecto. 3.2 Áreas de influencia socioeconómica 3.3 Determinación del área de influencia directa El estudio de línea base socioeconómico incluyó un análisis a dos niveles, los cuales se describen a continuación. El primer nivel estuvo centrado en la caracterización del contexto regional, en un ámbito denominado área de estudio general (AEG), que incluye al departamento de Cajamarca, las provincias Cajamarca y Celendín y los distritos Huasmín, La Encañada y Sorochuco (Figura 3.5.1). El segundo nivel estuvo centrado en la caracterización local, hasta el nivel de caseríos, en un ámbito denominado área de estudio específico (AEE) que incluyó los siguientes caseríos (Figura 3.5.2): Alto N° 8, Bajo Coñicorgue, Chilac N° 8, Cruz Pampa, El Alumbre, El Lirio, El Tingo, El Valle, Faro Bajo, Huangashanga, Jadibamba Baja, Jerez – Shihuat, La Chorrera, Quinuapampa, San José de Pampa Verde, San Juan de Hierba Buena, Shanipata, Tablacucho, Uñigán Lirio, Uñigán Pululo, Yerba Buena Chica, Quengorío Bajo, Huasiyuc Jadibamba, Piedra Redonda Amaro, Chugurmayo, Namococha, El Porvenir de la Encañada, Lagunas de Combayo, Agua Blanca, Quengorío Alto, San Nicolás y Santa Rosa de Huasmín.

RE-14
Febrero 2010

Del análisis de impactos según receptores, en el que se evaluó y calificó los impactos residuales que el Proyecto Conga genera sobre cada receptor, se concluye que los caseríos que conforman el AID (Figura 5.3.1) del proyecto son: Cuadro 1 Área de Influencia Directa (AID) Quengorío Bajo Huasiyuc Jadibamba Piedra Redonda Amaro Chugurmayo Namococha El Porvenir de la Encañada Lagunas de Combayo Agua Blanca Quengorío Alto San Nicolás Santa Rosa de Huasmín Diez de estos coinciden con los caseríos en los que se ubica el área de emplazamiento del proyecto (CAEP) y el último limita con esta área. La selección de estos caseríos dentro del AID se debe a la magnitud del impacto residual asociado al uso de las tierras asociadas al emplazamiento de la infraestructura del proyecto y las actividades realizadas por MYSRL para viabilizar este emplazamiento A diferencia del resto de caseríos del Área de Estudio Específica (AEE), en la etapa de pre-construcción, estos caseríos presentan impactos adicionales: la contracción de la actividad agropecuaria y la disminución de las inversiones de largo plazo asociadas a tierras. En etapas posteriores, se producen impactos negativos adicionales que recaen en mayor medida sobre determinados caseríos, como la reducción de accesibilidad a algunos recursos en el área (p.ej. truchas) y las percepciones de disminución del rendimiento agropecuario por ruido y polvo. Asimismo, aunque todos los caseríos del AEE se ven en cierta medida afectados por la alteración de las vías de comunicación (desarticulación de corredores económicos y modificación de caminos rurales), los efectos mayores se producen sobre aquellos caseríos en donde se asienta el proyecto o aquellos muy cercanos a estas áreas.
RE-15
Febrero 2010

Ubicados los caseríos que conforman el AID, se concluye que el resto de caseríos del AEE (21 caseríos) constituyen el AII (Figura 5.3.2), debido a que sobre ellos no recaen impactos de significancia considerable. Asimismo, las Provincias de Celendín y Cajamarca que, según se expuso en el análisis previo, tienen impactos negativos en la etapa de pre-construcción por percepciones de posibles impactos ambientales también son incluidas dentro del AII (Cuadro 2). Cuadro 2 Área de Influencia Indirecta (AII) Alto N° 8 Bajo Coñicorgue Chilac N° 8 Cruz Pampa El Alumbre El Lirio El Tingo El Valle Faro Bajo Huangashanga Jadibamba Baja Jerez - Shihuat La Chorrera Quinuapampa San José de Pampa Verde San Juan de Hierba Buena Shanipata Tablacucho Uñigán Lirio Uñigán Pululo Yerba Buena Chica Distritos de Sorochuco, La Encañada y Huasmín Provincia Celendín y Cajamarca Considerando lo anterior se puede concluir que las áreas de influencia definidas para el subcomponente socioeconómico, tanto directa como indirecta, incluyen a todos los receptores sobre los que se estima la ocurrencia de impactos negativos de alguna significancia.

RE-16
Febrero 2010

Adicionalmente es importante indicar que los impactos positivos más importantes en el subcomponente socioeconómico se estima que ocurran dentro de las áreas de influencia definidas.

RE-17
Febrero 2010

4.0 Características Geográficas, Ambientales y de Interés Humano
A continuación se presenta de manera resumida la línea base ambiental del área en donde se emplazará el Proyecto Conga. Esta línea base involucra tanto al área de emplazamiento directo (AED) del proyecto como a las áreas ambientalmente relacionadas con el AED dependiendo de cada componente ambiental evaluado. También se han incluido dentro de esta caracterización, áreas aledañas que no necesariamente se encuentran dentro del área de influencia del proyecto. Tanto el área de influencia directa (AID) como el área de influencia indirecta (AII) del proyecto se presentaron en el Capítulo 3 del presente Resumen Ejecutivo. El total del área de estudio para cada componente (receptor) ambiental se refiere al área de estudio de línea base ambiental. El resumen de la línea base social se presenta en el Capítulo 8 del presente Resumen Ejecutivo. 4.1 Ambiente físico 4.1.1 Ubicación El Proyecto Conga está ubicado en los distritos de Encañada, Huasmín y Sorochuco, en las provincias de Cajamarca y Celendín, departamento de Cajamarca, en el norte andino del Perú, aproximadamente a 73 km al noreste de la ciudad de Cajamarca (Figura 1.1.1) y 585 km de la ciudad de Lima. El proyecto se ubica en la cabecera de las cuencas de la quebrada Toromacho, río Alto Jadibamba, quebrada Chugurmayo, quebrada Alto Chirimayo y río Chailhuagón, con altitudes entre 3 700 y 4 262 m. El área evaluada por la línea base ambiental quedará delimitada principalmente por las cuencas de la quebrada Toromacho, del río Alto Jadibamba, de la quebrada Chugurmayo, de la quebrada Alto Chirimayo y del río Chailhuagón. Todas estas cuencas derivan sus aguas al río Marañón, un afluente del río Amazonas que desemboca al Océano Atlántico. Otra característica del área de estudio es la existencia de diversas lagunas como Chailhuagón, Mishacocha, Perol, Mamacocha, Alforja Cocha, Azul, Mala, Cortada, entre otras. Se accederá a la zona del proyecto por una vía de acceso principal: desde Ciudad de Dios en el kilómetro 683 de la carretera Panamericana Norte, a través de Chilete, “Kilómetro 24” en las operaciones de MYSRL, pasando finalmente por la vía Maqui Maqui – Totoracocha – Proyecto Conga. Adicionalmente existen dos vías alternas desde Cajamarca, que llegan hasta la zona del proyecto. Una vía pasa por Baños del Inca - La Encañada - Michiquillay hasta llegar al campamento de exploración del Proyecto Conga, con un total de 66 km; y la segunda

RE-18
Febrero 2010

vía pasa por Otuzco - Combayo, llegando al campamento de exploración del Proyecto Conga, con un total de 56 km aproximadamente. 4.1.2 Geomorfología y relieve El área de estudio presenta rasgos que son el resultado de una larga evolución originada por factores tectónicos, procesos erosivos y deposicionales que han modelado el relieve hasta su estado actual. A nivel de gran paisaje se han identificado las unidades planicie fluvio aluvial y montañoso. El gran paisaje planicie fluvio aluvial está conformado por planicies de origen aluvial (fluvial y coluvio-aluvial); no obstante de ocupar pequeñas superficies, han sido separadas como gran paisaje por el contraste de su relieve. Este gran paisaje incluye los paisajes fluvial reciente, coluvio-aluvial y altiplanicie fluvio glaciar. El gran paisaje montañoso comprende geoformas de aspecto accidentado, con la apariencia de ser fuertemente corrugadas. Este gran paisaje comprende los paisajes de montañas de rocas intrusivas, de montañas de rocas volcánicas, de montañas sedimentarias de estratos rocosos plegados, de montañas de rocas plutónicas y de montañas de rocas sedimentarias. 4.1.3 Clima y meteorología Para la caracterización climática se consideró la información del informe “Análisis de datos climatológicos del Proyecto Conga” (Knight Piésold, 2008). Dicho estudio se realizó con la finalidad de establecer criterios de diseño para el proyecto e incluye estaciones meteorológicas regionales operadas por el Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (SENAMHI), así como estaciones meteorológicas operadas por MYSRL. La temperatura del aire máxima promedio mensual varía entre 10,1 °C y 13,1 °C. En el caso de la temperatura mínima, se observa un promedio mensual entre 2,5 °C y 3,6 °C. En la zona del proyecto los meses más fríos se encuentran en la temporada seca (de mayo a setiembre), y las temperaturas más altas en la temporada húmeda (de octubre a abril). De igual manera, la humedad atmosférica en la zona de estudio presenta valores promedio anuales entre 77,2% y 93,0%, en las estaciones analizadas. En el “Análisis de datos climatológicos del Proyecto Conga” (Knight Piésold, 2008), se determinó que los registros de evaporación de las estaciones operadas por MYSRL no tienen un periodo de registro adecuado, por lo que la evaporación potencial de la zona del proyecto se evaluó mediante fórmulas teóricas. Utilizando el modelo computacional EPIC
RE-19
Febrero 2010

(Erosion-Productivity Impact Calculator), se estimó la evaporación potencial anual entre 1 110 mm y 1 211 mm. Los mayores niveles se presentarían en los meses de setiembre a enero, con valores superiores a 98 mm y el menor nivel en junio, con 78,6 mm. Para predecir las fluctuaciones estacionales de las precipitaciones máximas mensuales del área del proyecto, los registros pluviométricos se ampliaron mediante el uso de un análisis de regresión. Dicho análisis es utilizado para ampliar el periodo de registro de una estación específica, al correlacionarla con datos de otras estaciones cercanas con periodos de registro más extensos. De acuerdo con esta regresión, el promedio anual de precipitación se estimó aproximadamente entre 1 126, 2 mm y 1 143,4 mm, mientras el mínimo se estimó entre 736,4 mm y 736,7 mm y el máximo anual entre 1 699,4 mm y 1 865,4 mm. Durante la temporada húmeda, la precipitación promedio se estimó entre 893,5 mm y 916,0 mm, mientras que durante la temporada seca se estimó entre 230,8 mm y 240,7 mm. Se realizó un análisis específico del fenómeno El Niño Southern Oscillation (ENSO) en relación a la variabilidad de la precipitación en el área del proyecto. Para determinar los episodios de variabilidad se utilizó el Índice Oceánico para El Niño (Oceanic Niño Index, ONI), de la Administración Nacional Oceanográfica y Atmosférica de los Estados Unidos de América (NOAA por sus siglas en inglés). En general, se observa que durante episodios cálidos del ENSO no se presentaron altos valores de precipitación. Al comparar la precipitación para meses ENSO y NO-ENSO, son pocos los casos donde la precipitación promedio en meses ENSO supera a la de meses NO-ENSO. La velocidad del viento presenta un promedio anual entre 3,46 m/s y 4,3 m/s. La dirección predominante es este-noreste y noreste, con una componente menor en la dirección norte-noroeste. De acuerdo con la información proveniente del Atlas de Energía Solar del Perú (SENAMHI, 2003), en el área del proyecto los niveles de radiación varían entre 4 500 Wh/m2 y 6 000 Wh/m2, lo que es consecuencia de su ubicación latitudinal, altitud y nivel de nubosidad. El nivel más alto para este parámetro se registra en los meses de octubre y noviembre, mientras que el más bajo se presenta en el mes de febrero.
P P P P

4.1.4 Calidad del aire Para la medición de las condiciones de línea base se instalaron 2 estaciones permanentes de monitoreo y 7 de muestreo. En los puntos de monitoreo instalados se midió la calidad de aire en la futura zona central de operaciones y los poblados más cercanos al proyecto.

RE-20
Febrero 2010

En los muestreos realizados trimestralmente entre 2006 y 2008, no se encontraron valores de PM10 por encima del estándar aplicable. Asimismo, durante el monitoreo permanente (2004 2007) tampoco se registraron valores de PM10 que superen el estándar aplicable. En cuanto al contenido de metales en material particulado, sólo se encontraron trazas o valores ligeramente superiores al límite de detección de los equipos. En relación al contenido de gases, los registros de monóxido de carbono (CO), dióxido de nitrógeno (NO2) y dióxido de azufre (SO2), se encontraron todos muy por debajo de los estándares respectivos.
B B B B B B B B

4.1.5 Ruido y vibración Se realizaron mediciones de niveles de ruido en horario diurno (07:01-22:00) y nocturno (22:01-07:00) en 8 estaciones de monitoreo en el entorno de los sectores sensibles en el área de estudio en abril, julio y octubre del 2006, febrero, junio, septiembre y diciembre del 2007, junio de 2008 y noviembre de 2009. En el periodo diurno, se superó el ECA para zona residencial en dos ocasiones, ambas en la zona de Montura (MCMO-1), presentando un valor máximo de 62,6 dB(A). Para el periodo nocturno, se superó el ECA establecido en 50 dB(A) para zona residencial en 6 ocasiones, en las estaciones ubicadas en Quengorío, San Nicolás, Montura y Agua Blanca, con un máximo valor de 56,6 dB(A). En cuanto a las vibraciones, se monitoreó los niveles de aceleración en 6 puntos, ubicados en las inmediaciones de las futuras instalaciones del proyecto, en las zonas de San Nicolás, Huayra Machay, Amaro, Agua Blanca y Quengorío; adicionalmente, en la zona de San Nicolás se efectuaron 2 mediciones del nivel de velocidad. De modo referencial se compararon los valores registrados con la norma ISO 2631, encontrándose niveles de aceleración dentro del rango de valores que no incomodan. En cuanto al nivel de velocidad, se utilizó como referencia los valores establecidos por la Agencia Federal de Transportes de EE.UU. (FTA, por sus siglas en inglés), obteniéndose resultados por debajo al umbral de percepción humana. 4.1.6 Geología y sismicidad La geología local del área del Proyecto Conga está compuesta por rocas sedimentarias del Cretáceo, rocas volcánicas del Eoceno y rocas intrusivas del Eoceno/Oligoceno/Mioceno. En el área del proyecto se pueden encontrar las formaciones Goyllarisquizga, Chúlec, Pariatambo, Inca, Santa, Farrat, Pulluicana y Cajamarca del cretáceo, formaciones Volcánico Porculla y Volcánico Huambos del terciario y rocas intrusivas Stock Dacítico. Cubriendo al basamento rocoso se presentan depósitos cuaternarios (aluvial y fluvio-glaciar).

RE-21
Febrero 2010

El Perú pertenece a una de las regiones de gran actividad sísmica conocida como el Círculo de Fuego del Pacífico donde han ocurrido más del 80% de los eventos sísmicos en el mundo. El marco tectónico regional a mayor escala está gobernado por la interacción de la placa de Nazca y la placa continental sudamericana, que sucede en un plano de subducción en el subsuelo del océano Pacífico en la costa del Perú. Es importante mencionar que no se han registrado sismos con magnitudes de 5,5 a más en la escala de Richter, en un radio de 100 km del área del proyecto. Los valores potenciales de diseño determinístico de aceleración pico horizontal (PGA por sus siglas en inglés) para el área del proyecto varían entre 0,05 g y 0,21 g. Estas aceleraciones son producidas por movimientos sísmicos (M igual a 8 en la escala de Richter) localizados a aproximadamente 100 km por debajo del área del proyecto. 4.1.7 Suelos Se evaluaron 59 puntos de muestreo en el área del proyecto, por medio de calicatas, cortes naturales del terreno y cortes de carretera. Del total de puntos analizados, se obtuvieron 197 muestras con fines de caracterización, y 47 muestras para su análisis por metales pesados. Se identificaron 23 unidades de suelos, agrupadas taxonómicamente y descritas como subgrupo (Soil Taxonomy - USDA), a las que se les asignó un nombre local. Estas unidades fueron delimitadas mediante las unidades cartográficas, consociación, complejo y asociación de subgrupos. Las unidades edáficas han sido agrupadas en 16 consociaciones (3 unidades edáficas y 1 área miscelánea), 8 complejos y 23 asociaciones (asociaciones edáficas con misceláneo roca). Se encontraron 5 grupos de capacidad de uso mayor. El primero corresponde a tierras aptas para cultivo en limpio (A), encontrándose tierras de calidad agrológica media y baja, limitadas por factores edáficos y topográficos. Además, se hallaron tierras aptas para cultivo permanente (C), presentando una limitación para la fijación de cultivos perennes. Asimismo, se encontraron dos clases del grupo tierras aptas para pastos (P), con limitaciones de calidad agrológica media por los factores edáfico y climático, y calidad agrológica baja por el factor topográfico y la baja fertilidad natural. El cuarto grupo corresponde a tierras aptas para producción forestal (F), con severas limitaciones edáficas y topográficas (inapropiadas para actividades agropecuarias), pero que sí permiten realizar plantaciones o reforestación con especies maderables. Finalmente, se encontraron tierras de protección (X), con limitaciones extremas impidiendo su explotación agropecuaria y/o forestal.

RE-22
Febrero 2010

De acuerdo con la clasificación del uso actual de la tierra de la Unión Geográfica Internacional (UGI), se identificaron: terrenos con praderas naturales, terrenos con bosques, terrenos con vegetación cultivada, terrenos sin uso y/o improductivos, y terrenos urbanos y/o instalaciones gubernamentales y privadas. En cuanto al contenido de metales en el suelo, que refleja las características de mineralización de la zona, se encontraron excedencias a los valores referenciales del CCME, siendo los casos destacados el del Se y As. Para ambos, algunos de puntos de muestreo que superaron dichos lineamientos se encuentran en el área de emplazamiento del proyecto. 4.1.8 Agua superficial Las características del flujo de agua superficial en el área del proyecto están en función a la precipitación y descargas del agua subterránea. Los flujos estacionales varían ampliamente y son varios órdenes de magnitud mayores durante la temporada húmeda. Mientras durante la temporada seca los flujos son menores, éstos pueden incrementarse significativamente debido a eventos puntuales de precipitación en junio y septiembre. El flujo base asociado principalmente con descargas de agua subterránea ha sido definido como el valor promedio en julio y en agosto; los dos meses en que en la mayoría de días la precipitación no tiene una influencia significativa en el flujo superficial. Como se pudo verificar a partir de los rangos de caudales en las distintas cuencas, los flujos de agua superficial en el área del proyecto son en general, muy variables y el análisis de los registros sugiere que los flujos en las quebradas son altamente dependientes de la precipitación. La variación en los flujos de la temporada seca es especialmente sensible inclusive a los eventos de precipitación menores, los que pueden generar grandes incrementos en los flujos. En general, la calidad del agua superficial en las cuencas del área de estudio, presentan características aceptables y uniformes. Así respecto a la concentración de metales, en las cinco cuencas se cumplieron los ECA para la Categoría 3. Asimismo, los niveles de oxígeno disuelto encontrados generan buenas condiciones anaeróbicas. Las concentraciones de coliformes también se encuentran bajo los ECA para la Categoría 3, a excepción de la cuenca del río Alto Jadibamba. Los rangos de pH son similares, presentando condiciones entre neutras a alcalinas, con predominio de calcio-bicarbonato. La cuenca de la quebrada Alto Chirimayo presenta un pH ácido en las zonas cercanas al bofedal Perol, excediendo los ECA para la Categoría 3.

RE-23
Febrero 2010

4.1.9 Agua subterránea La cantidad de agua subterránea en el área del proyecto está asociada con la infiltración guiada por la precipitación y la recarga. Existen datos disponibles de 96 pozos, los cuales fueron empleados para desarrollar una interpretación de los niveles de agua subterránea y direcciones del caudal, así como la permeabilidad de la geología y controles subyacentes. La cuenca del depósito de relaves y las áreas del depósito de desmonte Perol, se encuentran ampliamente insaturados, pero pueden retener la precipitación y asistir en la infiltración limitada al macizo rocoso subyacente. Las ubicaciones primarias de depósitos superficiales portadores de agua subterránea comprenden franjas relativamente estrechas de material aluvial a lo largo del fondo del valle de la cuenca Jadibamba y la gruesa morrena de la quebrada Mamacocha que forma la superficie del lomo oeste de la quebrada Toromacho. Los niveles de agua subterránea son principalmente superficiales, medidos a 1,8 m por debajo de la superficie del terreno. Los suelos en las calicatas eran predominantemente húmedos en los bofedales y en las áreas alrededor de los mismos. Las curvas de nivel de elevación del agua subterránea limitan por lo general con la topografía de la cuenca, con gradientes de agua subterránea que descienden de las cumbres del altiplano a los valles de los cursos de agua. Otra característica importante del componente hidrogeológico es el hecho que la geología subyacente a la zona de emplazamiento del proyecto presenta valores de conductividad hidraúlica relativamente bajos y limitado fracturamiento, incluso en zonas no muy profundas, por lo que esta geología no soporta volúmenes significativos de agua subterránea. En cuanto a la calidad de las aguas subterráneas, durante los últimos años se vienen desarrollando monitoreos periódicos de sus características, recopilando información de los últimos 7 años (2003 – 2009), los cuales se generaron utilizando diferentes procedimientos y metodologías. En general, los puntos monitoreados en las cuencas de los ríos Alto Jadibamba y Chailhuagón y las cuencas de las quebradas Toromacho y Alto Chirimayo, presentan características similares. Así respecto a la concentración de metales, en las cuatro cuencas se presentan excedencias de los ECAs para el Al, Fe, Pb, Mn y As. La cuenca del río Chailhuagón presenta además, excedencia de los ECAs en las concentraciones de Hg. Asimismo, las concentraciones de coliformes también se encuentran sobre los ECAs en las cuencas estudiadas. Los rangos de pH son similares, presentando condiciones entre neutras a alcalinas, con rangos de pH variando entre 6,3 y 8,5.

RE-24
Febrero 2010

4.2 Ambiente biológico 4.2.1 Flora y vegetación El área de evaluación de línea base biológica está conformada por 5 sectores que corresponden a las cinco cuencas hidrográficas de la zona, ocupando una extensión de aproximadamente 29 490 ha. Se identificaron las siguientes formaciones vegetales: matorral, bofedal, pajonal, vegetación ribereña y agricultura. Asimismo, se evaluaron 2 tipos de cobertura con composición florística especial: las orillas de las lagunas y los roquedales. En el caso de las formaciones vegetales en el área de estudio, el pajonal ocupa la mayor área (57,8%), seguido por la agricultura (26,9%) y el matorral (6,8%). En el caso del bofedal, esta formación sólo ocupa el 0,9% del área de evaluación. En otros contextos los bofedales tienen una mayor importancia debido a su alto valor biológico e hidrológico, ya que constituyen hábitats para numerosas especies vegetales y animales (algunas endémicas), y funcionan como reguladores del flujo hídrico al retener agua en la temporada húmeda y liberarla en la temporada seca. En comparación con las demás formaciones vegetales, los bofedales del área presentan una diversidad de flora bastante baja y se encuentran degradados debido al sobrepastoreo. Por otro lado, se registró un total de 460 especies de plantas vasculares y 60 briofitas. Estas especies se agrupan en 84 géneros y 29 familias botánicas. Las dicotiledóneas presentaron el mayor número de especies (Magnoliopsida 69,6%), seguidas por las monocotiledóneas (Liliopsida 25,2%) y las Pteridofitas (5,0%), mientras que sólo 1 gimnosperma (Ephedra rupestris) fue registrada en el área de evaluación. Las familias botánicas con mayor número de especies fueron Asteraceae (97 especies) y Poaceae (70 especies). Las formaciones vegetales que mostraron mayores valores de riqueza específica fueron matorral y pajonal, mientras que la formación que presentó la menor riqueza específica fue bofedal. Entre las especies de flora registradas en el estudio de línea base, 34 se encuentran consideradas bajo alguna categoría de conservación nacional o internacional. De estas, 14 se encuentran bajo algún criterio de amenaza de acuerdo con el Decreto Supremo Nº 043-2006-AG (Listado de Flora Amenazada en el Perú). Entre estas especies, 7 se encuentran consideradas como “En Peligro Crítico” (CR), 4 en la categoría “Vulnerables” (VU) y 3 en la categoría “Casi Amenazado” (NT). Según los criterios internacionales de CITES, 5 especies se encuentran consideradas en el Apéndice II. En la lista roja de la IUCN, la especie Polylepis racemosa se encuentra en la categoría “Vulnerable” (VU) y las especies Alnus acuminata y Distichia acicularis se encuentran en la categoría de “Casi Amenazada” (NT). Asimismo, se registraron 46 especies de plantas consideradas como endémicas para el
RE-25
Febrero 2010

Perú según El libro Rojo de las Plantas Endémicas del Perú (León, B. et al., 2006), de las cuales 6 especies son endémicas del departamento de Cajamarca, es decir, tienen una distribución restringida. 4.2.2 Fauna terrestre En el área de evaluación de línea base biológica se registraron 225 especies de vertebrados terrestres, de las cuales 205 corresponden al grupo de avifauna, distribuidas en 15 órdenes y 41 familias. El mayor número de especies de aves estuvo presente en el orden Passeriformes, siendo las familias más representativas Tyrannidae con 27 especies y Trochilidae con 26 especies. Para el grupo de los mamíferos se registró un total de 13 especies pertenecientes a 5 órdenes taxonómicos y 10 familias; y se registraron 4 especies de anfibios y 3 de reptiles. De las especies de vertebrados registradas en el área de evaluación de línea base biológica, 18 especies de aves se encuentran consideradas como de alta sensibilidad, (Stotz et al., 1996), entre las que se encuentran 7 Passeriformes, 3 Psitácidos, 2 Strigiformes, 2 Charadriiformes, 2 Apodiformes y 1 Piciforme. Según la categorización del INRENA, 13 especies de avifauna registradas durante las evaluaciones presentaron algún tipo de estatus de conservación, siendo relevante el picaflor Taphrolesbia griseiventris por presentar la mayor categoría de conservación “En Peligro Crítico” (CR), 4 especies se encuentran en la categoría “En Peligro” (EN), 5 especies se encuentran en la categoría de “Vulnerables” (VU) y 3 en “Casi Amenazado” (NT). Se registró 1 especie de mamífero en la categoría de “Vulnerable” (VU) de la categorización del INRENA, así como 1 especie de anfibio, mientras que ninguno de los reptiles registrados presenta estatus de conservación. Dentro de las categorías de conservación de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza IUCN, se encuentran 8 especies de aves registradas en el área de evaluación, 3 especies consideradas en la categoría EN, 3 en la categoría VU y las 2 especies restantes están comprendidas en la categoría NT. Una especie de anfibio se encuentra en la categoría CR. Ninguna especie de mamífero o reptil se encuentra listada por la IUCN. La Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre (CITES), considera dentro del Apéndice I al cóndor andino Vultur gryphus, mientras que 51 especies de aves están protegidas a nivel de familia y/u orden e incluidas en el Apéndice II. Una especie de mamífero, el zorro andino Lycalopex culpaeus, se encuentra considerada en el Apéndice II del CITES. Ninguna especie de mamífero o reptil se encuentra categorizada por el CITES. Es necesario indicar que el área de evaluación en donde se registraron estas especies es mucho mayor al área de emplazamiento directo del proyecto.
RE-26
Febrero 2010

4.2.3 Vida acuática En el área de evaluación de línea base biológica se establecieron estaciones de evaluación tanto en 6 lagunas y 11 quebradas cercanas a las futuras instalaciones. La calidad de hábitat calculada de acuerdo a parámetros biológicos, determinó que las estaciones aguas abajo de la laguna Chailhuagón presentan buena calidad. Por otro lado, en una de las estaciones ubicadas en la quebrada Alto Chirimayo se registró agua de muy mala calidad, mientras que el resto de quebradas evaluadas poseen aguas de mala calidad. Los macroinvertebrados bentónicos resultaron ser organismos relativamente abundantes en las quebradas, donde se registraron en total 59 morfoespecies, distribuidas en 4 phyla, 7 clases, 14 órdenes y 38 familias. Mientras que en las lagunas se registraron en promedio 9 especies, siendo los valores más altos para las lagunas Azul y Perol. Los peces fueron muestreados en las 11 quebradas evaluadas, habiéndose registrado la presencia de peces en 10 de ellas. En el área de evaluación se registraron 2 especies de peces la trucha arcoíris (Oncorhynchus mykiss) y el bagre (Astroblepus sp.). Se registraron en total, en todas las quebradas evaluadas, 61 truchas y 291 bagres; estos números se consideran bajos, dado el número de quebradas evaluadas. Las quebradas presentes en diferentes sectores presentaron abundancias distintas, dependiendo de su ubicación, siendo las quebradas ubicadas en Chailhuagón y Toromacho las que presentaron mayor abundancia. Es importante mencionar que las quebradas evaluadas corresponden mayormente a zonas cercanas a las cabeceras de cuenca, por lo que en general tienen una baja cantidad de agua. En las lagunas evaluadas se registró únicamente la trucha arcoíris (Oncorhynchus mykiss) en las lagunas Perol, Chailhuagón y Huashwas, siendo esta última la que registró la mayor abundancia. Es necesario señalar que la trucha es una especie perteneciente al grupo de salmónidos originaria de Norte América, que fue introducida al Perú y luego sembrada en diferentes cuerpos de agua andinos. Necesita de corrientes de agua para reproducirse y no puede hacerlo naturalmente en lagunas, por lo que los individuos registrados fueron sembrados en ellas.
T T T

4.3 Ambientes de interés humano 4.3.1 Paisaje Se analizó el paisaje desde el enfoque visual (paisaje visual), cuya consideración corresponde al enfoque de la estética o de la percepción e involucra una descripción de los componentes paisajísticos (elementos físicos, biológicos y antrópicos), así como la interacción espacial de estos elementos y las principales dinámicas que tengan dimensión paisajística. También se

RE-27
Febrero 2010

realizó el análisis de calidad visual, el análisis de fragilidad y capacidad de absorción visual del paisaje. Para el paisaje visual se establecieron 7 unidades de paisaje: bofedales, cuerpo de agua, césped de puna/matorral, pajonales, roquedales, zonas boscosas y zonas de cultivo. Asimismo, se realizó una sectorización del paisaje aplicando el concepto de cuenca hidrográfica, considerando aspectos físicos de importancia como las tendencias altitudinales y topográficas asociadas a procesos geomorfológicos locales. Como resultado se obtuvieron 5 sectores (Toromacho, Alto Jadibamba, Chugurmayo, Alto Chirimayo y Chailhuagón) Los resultados del análisis de calidad visual del paisaje mostraron 2 zonas de calidad visual alta: Toromacho y Alto Jadibamba, debido a los rasgos singulares que éstas presentan. Los sectores que muestran un paisaje de calidad visual media, Alto Chirimayo y Chailhuagón, responden a la presencia conspicua de agua representada por las lagunas. El sector Chugurmayo presentó una calidad visual baja, debido a que resultan ser paisajes comunes en la zona y en la región. De acuerdo con el análisis de fragilidad, 3 sectores (Toromacho, Alto Jadibamba y Chugurmayo) presentan una fragilidad “media” y consecuentemente una capacidad media de absorción visual, debido principalmente al relieve con pendiente moderada y poco inclinado en algunas áreas, así como también a la presencia de actuación humana casi imperceptible. Por otro lado, los sectores Alto Chirimayo y Chailhuagón presentan una fragilidad visual calificada de “poco frágil” como consecuencia del relieve; en el sector Alto Chirimayo se ha registrado un porcentaje considerable de zonas de bofedal y ese tipo de vegetación se regenera muy lentamente. 4.3.2 Arqueología El área de ocupación directa del Proyecto Conga está sectorizado por 4 grandes áreas denominadas sectores arqueológicos, estos son: Minas Conga, Minas Conga I, Minas Conga II y Minas Conga III. Los sectores arqueológicos han sido establecidos en base a la planificación de los trabajos de MYSRL (ubicación de instalaciones) y el consiguiente requerimiento de la realización de Proyectos de Evaluación Arqueológica con Excavaciones Restringidas con Fines de Delimitación que permitan gestionar la obtención de los Certificados de Inexistencia de Restos Arqueológicos (CIRA) respectivos. Inicialmente, los Proyectos de Evaluación Arqueológica realizados en los sectores de Minas Conga (Silva, 1997), Minas Conga I (Aguirre, 2002) y Minas Conga II (Aguirre, 2003) tuvieron como objetivo principal la identificación y delimitación de sitios arqueológicos
RE-28
Febrero 2010

mediante la realización de excavaciones restringidas, para con ello tener un plan de protección y preservación del patrimonio cultural por parte de la empresa y cumplir con los requerimientos legales vigentes. Posteriormente, con la realización de Proyectos de Evaluación Arqueológica complementarios a los estudios anteriores, se logró obtener los CIRA de los sectores Minas Conga, Minas Conga I y Minas Conga III. Adicionalmente, entre los años 2006 y 2007 MYSRL gestionó la obtención de diversos CIRA de menos de 5 ha, directamente ante el Instituto Nacional de Cultura, de los cuales se pueden destacar los CIRA correspondientes a los sectores Chailhuagón y Chirimayo. El CIRA correspondiente al sector arqueológico Minas Conga II se encuentra actualmente en gestión. 4.3.3 Tráfico vial La vía de acceso al Proyecto Conga consta de los siguientes tramos: De Conga al área debajo de la laguna Totorococha. Del área debajo de la laguna Totorococha a Maqui Maqui, el límite oriental de las operaciones de MYSRL. De Maqui Maqui a las oficinas administrativas de MYSRL en el kilómetro 24, la cual es la ruta a través de las propiedades de MYSRL. Del kilómetro 24, por la nueva carretera de Kunturwasi, hacia Chilete. De Chilete hacia Ciudad de Dios, en el kilómetro 683 de la carretera Panamericana norte.

RE-29
Febrero 2010

5.0 Componentes del Proyecto
5.1 Infraestructura A continuación se presenta el resumen de la descripción de la infraestructura principal del Proyecto Conga. 5.1.1 Instalaciones de mina 5.1.1.1 Tajos Perol y Chailhuagón La operación del Proyecto Conga implicará el minado de aproximadamente 504 Mt de mineral y 581 Mt de mineral de baja ley y desmonte, es decir, de un total de 1 085 Mt de material. El tajo Perol (344 Mt de mineral) será desarrollado en 4 fases y se extenderá al límite final del tajo indicado en la Figura 4.1.2, con centro en las coordenadas UTM 9 235 134 N, 791 633 E. Al finalizar la explotación, este tajo tendrá una forma aproximadamente elíptica con un eje mayor de 1 950 m de largo orientado N45W, mientras que la máxima profundidad del tajo se encontrará a 3 432 m de altitud. El tajo Chailhuagón (coordenadas UTM 9 231 762 N, 791 025 E), ubicado al sur del tajo Perol, será desarrollado en 2 fases y se extenderá al límite final del tajo indicado en la Figura 4.1.2. En la fase final, el tajo Chailhuagón (160 Mt de mineral) ocupará un área de aproximadamente 143 ha, con 1 800 m de largo en dirección norte-sur, mientras que la máxima profundidad del tajo se encontrará a 3 588 m de altitud. 5.1.1.2 Depósitos de desmonte Perol y Chailhuagón Los depósitos de desmonte, en los que se almacenará también el mineral de baja ley, se ubicarán en las inmediaciones de los tajos respectivos (Figura 4.1.2). Se estima la disposición de 581 Mt de desmonte, tanto del tajo Perol como Chailhuagón. Se estima que el depósito de desmonte Perol (coordenadas UTM 9 236 966 N, 790 540 E) tendrá una capacidad final de 480 Mt y ocupará un área de 289 ha. Este depósito recibirá material de desmonte del tajo Perol (407 Mt), material del bofedal (6 Mt) y material LoM asociado al depósito Perol (67 Mt). El depósito de desmonte Chailhuagón (coordenadas UTM 9 233 299 N, 790 733 E) tendrá una capacidad de 174 Mt y ocupará un área de 160 ha, siendo de uso exclusivo para material de desmonte del tajo Chailhuagón. 5.1.2 Instalaciones de procesamiento El mineral a procesar será trasladado mediante camiones de acarreo hacia la chancadora primaria, con centro en las coordenadas UTM 9 234 153 N, 791 526 E (Figura 4.1.2), para posteriormente ser trasladado mediante una faja transportadora de aproximadamente 2,4 km hacia la planta concentradora (Figura 4.1.2). La capacidad de procesamiento de la planta
RE-30
Febrero 2010

concentradora (coordenadas UTM 9 233 643 N, 789 061 E) será de 92 000 tpd. El agua potable y el agua fresca necesaria para los procesos provendrán del reservorio superior. Las instalaciones de procesamiento cumplirán la función de separar mediante un proceso de flotación el concentrado de cobre con contenido de oro y plata. Estas instalaciones de procesamiento incluyen procesos de molienda, flotación, espesado y filtrado, así como también el almacenamiento y transferencia del concentrado. En la actualidad el proyecto considera el transporte de concentrados mediante camiones a un puerto de la costa, muy probablemente Salaverry. Los relaves serán producidos por la planta concentradora y serán espesados a niveles de 62 a 65% (masa de sólido/masa total) y dispuestos en el depósito de relaves diseñado para tal fin que se encontrará ubicado en las cuencas de la quebrada Toromacho y del río Alto Jadibamba. 5.1.3 Depósito de relaves El depósito de relaves (coordenadas UTM 9 236 881 N, 788 159 E) estará ubicado en las cuencas de la quebrada Toromacho y del río Alto Jadibamba, tal como se muestra en la Figura 4.1.2. Se estima que al término de las operaciones de mina, el depósito de relaves ocupe un área de aproximadamente 700 ha. La infraestructura asociada para esta instalación incluye la presa principal, la presa Toromacho y el sistema de colección de filtraciones, que incluye elementos para ambas presas. Las presas continuarán siendo erigidas durante la etapa de operación del proyecto. En el caso de la presa principal, ésta se construirá por etapas hasta alcanzar en el punto más alto una altitud final de 3 796,5 m, demandando un volumen de relleno de aproximadamente 4,3 Mm3; mientras que en el caso de la presa Toromacho, el dique principal se construirá por etapas hasta alcanzar una altitud final de 3 796,5 m demandando un volumen de relleno de aproximadamente 2,8 Mm3.
P P P P

5.1.4 Instalaciones auxiliares y vías de acceso Adicionalmente, durante la etapa de operación el proyecto contará con instalaciones auxiliares que incluirán lo siguiente: oficinas administrativas, infraestructura de mantenimiento, caminos de acceso (internos y externos), instalaciones de manejo de agua, sistemas de disposición de residuos sólidos, instalaciones eléctricas e instalaciones de distribución de combustible. El proyecto no contará con un campamento propio, ya que se empleará el mismo que es utilizado actualmente por MYSRL en el complejo Yanacocha.
RE-31
Febrero 2010

Las instalaciones de manejo de agua consideradas en esta sección incluyen tanques de agua de proceso y agua cruda, sistemas de manejo de agua de contacto y no contacto, plantas de tratamiento de agua cruda, fresca y potable y tuberías de distribución de agua. Adicionalmente se ha previsto la implementación de cuatro reservorios: inferior, superior, Chailhuagón y Perol. De éstos, solo el reservorio superior será utilizado como fuente de agua para el proyecto, mientras los demás se utilizarán para mitigar impactos sociales y ambientales en distintas cuencas y hábitats. 5.1.4.1 Vías de acceso En el área del proyecto se han considerado 15 caminos de acceso interno (Figura 4.1.2). En el caso de los caminos de acarreo, éstos tendrán un ancho máximo de 42 m para permitir el tráfico de camiones de acarreo. Todos los caminos de acceso serán construidos con un control de drenaje adecuado y estructuras de manejo de sedimentos. Tal como se tiene planeado, el desarrollo del Proyecto Conga incluirá áreas actualmente ocupadas por vías de acceso que son empleadas por los pobladores de la zona en su tránsito desde y hacia los distintos centros poblados. Con el objetivo de permitir que el tránsito entre estos centros poblados se mantenga con el menor nivel de variación posible, el proyecto ha contemplado la construcción de un sistema de vías (corredores) para mantener la posibilidad de circulación a través del área del proyecto. Se construirá una carretera de acceso desde el emplazamiento de las instalaciones en Conga hacia el complejo Yanacocha (Figura 4.1.2). Este camino de acceso será diseñado para el transporte de personal y como una ruta de transporte de suministros, reactivos, y productos. La vía de acceso principal (Figura 4.3.8) tiene cuatro segmentos: Conga - Maqui Maqui Km 24 – Chilete - Ciudad de Dios. La construcción de dicho acceso involucra el desarrollo de ampliaciones de tramos de la vía existente así como la construcción de nuevas secciones desde la planta concentradora del proyecto y Maqui Maqui. Algunos otros cambios en la vía desde el Complejo Yanacocha a Ciudad de Dios podrían también ser requeridos, en caso de que las evaluaciones asociadas recomienden su necesidad. 5.2 Requerimiento de mano de obra La fase de construcción del Proyecto Conga está programada para un periodo de 42 meses y empleará a aproximadamente 900 personas en los primeros meses, llegando a alcanzar los 6 000 trabajadores en su momento más intenso, tanto para la ejecución de labores especializadas como no especializadas. Una vez que se inicien las operaciones de la mina, se estima que la mano de obra necesaria será de alrededor de 1 660 personas, incluyendo
RE-32
Febrero 2010

1 174 empleados y 486 contratistas durante los primeros 11 años de operación. El requerimiento de mano obra variará en el Proyecto Conga a lo largo del tiempo de vida de la mina, alcanzando un pico de 1 800 personas en el año 2. El Proyecto Conga tendrá una política de contratación local, que dará prioridad al personal local que cumpla con los requisitos de los puestos de trabajo disponibles en la mina, que se aplicará en todas las etapas del proyecto.

RE-33
Febrero 2010

6.0 Posibles Impactos Ambientales y Sociales
El eje del informe es el análisis de los impactos ambientales y sociales propiamente dichos, que provee la base para desarrollar las medidas de mitigación y control que el proyecto tendrá que implementar posteriormente (y las cuales son resumidas en las siguientes secciones). Esta sección del informe presenta el análisis semi–cuantitativo de los impactos del proyecto sobre los receptores (o componentes) ambientales y sociales dentro del Área de Influencia (AI) del proyecto. Este análisis se realizó en base a las actividades propuestas, para cada etapa del proyecto y aplicando una metodología de evaluación sistematizada mediante matrices. En la sección 6.1 de este Resumen Ejecutivo se presentan los impactos ambientales derivados de las actividades del proyecto, mientras que la siguiente sección (6.2) se señalan los principales impactos socioeconómicos identificados por Metis Gaia como consecuencia de las actividades previstas del proyecto. Es necesario indicar que la evaluación de impactos ha considerado las medidas de mitigación, control y/o compensación diseñadas para el proyecto, motivo por el cual los impactos son denominados “residuales”. En la sección 7 de este Resumen Ejecutivo se presentan las principales medidas de gestión ambiental para contrarrestar los efectos adversos del proyecto, mientras que en la sección 9 se presentan las principales medidas de gestión social propuestas para mitigar o compensar los efectos desfavorables y, según sea el caso, potenciar los impactos positivos. 6.1 Análisis de impactos ambientales En las Tablas 5.2.9 y 5.2.10 se presentan los resultados de las matrices de evaluación de impactos ambientales para las etapas de construcción y operación, respectivamente. A continuación se presentan los impactos ambientales en cada subcomponente evaluado: 6.1.1 Relieve y geomorfología El relieve no se verá afectado significativamente por las diversas actividades de construcción y operación del proyecto, ya que éstas no generarán importantes alteraciones en la zona, al ser puntuales en el contexto general del relieve. 6.1.2 Suelos Las actividades de construcción que tendrán efectos sobre el subcomponente suelo son el retiro de suelos orgánicos y el movimiento de tierras. Es importante aclarar que gran parte del suelo que deberá ser retirado para hacer posible el desarrollo del proyecto, será almacenado temporalmente en depósitos de suelo orgánico, de tal manera que exista suficiente material para sustentar las actividades de remediación final.

RE-34
Febrero 2010

6.1.3 Calidad del aire Como consecuencia del movimiento de tierras, transporte, voladuras, procesamiento y extracción de mineral principalmente, se generará material particulado (polvo) y gases que se dispersarán a áreas cercanas a las fuentes de emisión. Estas emisiones serán atenuadas mediante un adecuado sistema de supresión de polvo, tanto en las vías de acceso como en puntos estratégicos de emisión. 6.1.4 Ruido y vibraciones Como consecuencia de diferentes actividades de construcción y operación, se generarán ruidos y vibraciones de un alcance restringido a las cercanías del área de emplazamiento directo de la infraestructura del proyecto. Se ha previsto la ejecución de una serie de medidas para contrarrestar estos efectos como parte del plan de manejo ambiental del proyecto. 6.1.5 Agua superficial Como consecuencia del emplazamiento del proyecto y la alteración de la red de drenaje superficial, el proyecto impactará a los cuerpos de agua que se encuentra actualmente dentro de los límites de su huella, principalmente en términos de quebradas y lagunas. Asimismo, el proyecto tiene el potencial de impactar tanto la calidad como la cantidad de los flujos de las quebradas aledañas, estando el impacto en la calidad de las aguas asociado al incremento de sedimentos y a la generación de acidez en ciertas áreas del proyecto relacionadas con el yacimiento Perol. Considerando esta situación, las medidas de mitigación incluirán el reemplazo de los flujos base en las quebradas impactadas por el proyecto, mediante un manejo adecuado de los cuatro reservorios y el tratamiento de las aguas hasta que éstas alcancen niveles de calidad aceptables antes de cualquier descarga 6.1.6 Agua subterránea Por las mismas razones expuestas en el caso de agua superficial, el proyecto representaría una variación en los niveles de infiltración, en la distorsión de los flujos hidrogeológicos como consecuencia (1) del emplazamiento de infraestructura (i.e. presas que cortan casi en su totalidad el flujos subterráneos), (2) del desarrollo de los elementos del proyecto (i.e. conos de depresión por los tajos) o (3) de la ocurrencia de filtraciones de flujos de mala calidad. Considerando lo anterior, se estima que el proyecto tiene el potencial para generar impactos en el entorno.

RE-35
Febrero 2010

Sin embargo, las medidas de mitigación contempladas, que incluyen la liberación de caudales de compensación desde los reservorios, la contención efectiva de las filtraciones de aguas de mala calidad a través de la implementación de medidas de ingeniería adecuadas, el tratamiento del agua, y el manejo adecuado del agua superficial y subterránea especialmente dentro de los límites del proyecto, permitirán una protección adecuada del entorno. 6.1.7 Flora y vegetación El proyecto significará la pérdida de zonas que presentan una cobertura vegetal compuesta por pajonal, bofedal, matorral y zonas destinadas a agricultura, entre otras. Los sectores más afectados serán Alto Jadibamba y Alto Chirimayo, donde se ubicará la mayor parte de las instalaciones. La pérdida de bofedal, debido al emplazamiento de las instalaciones, será de 103 ha aproximadamente. Es importante indicar que los bofedales del área presentan condiciones degradadas por el sobrepastoreo. Como parte del proyecto se han planteado medidas específicas para compensar la pérdida temporal de estas formaciones vegetales en el área. 6.1.8 Fauna terrestre Se espera que se generen impactos a la fauna en ambas etapas del proyecto. Es necesario indicar que la afectación de hábitats y el ahuyentamiento de la fauna no se restringen sólo al área de ocupación directa, sino que se extiende hacia los alrededores, dependiendo de la magnitud de la perturbación. La principal actividad de construcción que tendrá efectos sobre la fauna es el desbroce, generando la pérdida de hábitat en la huella o la fragmentación del mismo y el ahuyentamiento de la fauna. También se estima que las actividades de operación tendrán efectos sobre la fauna relacionados principalmente al ahuyentamiento de individuos como consecuencia del ruido o contacto visual. Dentro del Plan de Manejo Ambiental, se han considerado medidas para atenuar los impactos en la fauna terrestre. Este plan incluye también medidas que permitirán una mejor gestión por parte del proyecto con respecto a la fauna del área, a través de estudios que permitirán entender mejor a este subcomponente. 6.1.9 Vida acuática Durante la etapa de construcción, se anticipa la ocurrencia de impactos sobre la vida acuática, tanto en la calidad como en la disponibilidad de su hábitat. Esto se debe principalmente a la presencia de cuerpos extraños que pudieran depositarse en forma de sedimentos en las quebradas y al retiro de bofedales y transferencia de agua de las lagunas. En la etapa de operación, se dará principalmente por las descargas del proyecto y su efecto en las quebradas
RE-36
Febrero 2010

cercanas en los sectores evaluados; sin embargo, se ha previsto un plan de manejo que incluye la gestión planificada de los reservorios con el objetivo de mitigar los impactos, ofreciendo ambientes adecuados para el desarrollo de la vida acuática en el área y descargando los flujos necesarios en las quebradas potencialmente impactadas. 6.1.10 Paisaje La presencia de infraestructura en las distintas cuencas, en particular la del tajo abierto y de los depósitos de desmonte, generarán modificaciones en el paisaje. Dichas modificaciones se visualizarán desde las cinco cuencas visuales evaluadas, siendo las instalaciones más perceptibles el depósito de relaves, los tajos y los depósitos de desmonte. Sin embargo, tal como los modelamientos específicos indican, la visibilidad del proyecto es bastante local. 6.1.11 Corredor Pongo-Conga La construcción y operación del corredor generará modificaciones en distintos componentes, como consecuencia principalmente del desbroce y del incremento de tráfico vial. Cabe resaltar que la presente evaluación de impactos asociados a este corredor se ha completado de manera cualitativa, sin embargo MYSRL generará mayor información que permita confirmar los resultados presentados y gestionar de la mejor manera el impacto ambiental generado producto de la construcción y operación de esta vía de acceso. Las principales medidas de mitigación para estos impactos se presentan resumidas en la sección 7 del presente Resumen Ejecutivo. 6.2 Impactos socioeconómicos En esta sección se hace un análisis de los impactos socioeconómicos que el Proyecto Conga podría generar a lo largo su vida útil. Este estudio se realiza para las etapas de pre-construcción, construcción, operación y cierre (Tabla 5.3.10). El análisis parte de la identificación de los impactos previsibles, desagregados en componentes del entorno socioeconómico. Posteriormente se realiza la evaluación de cada uno de ellos a partir de una serie de criterios que toman en cuenta características del impacto y sus receptores. Finalmente, se lleva a cabo la calificación de los impactos, etapa que sintetiza su significancia en dos direcciones: positivo y negativo, y en niveles bajo, medio y alto, para los diversos receptores, sean estos grupos poblacionales o áreas geográficas.

RE-37
Febrero 2010

Los resultados del análisis de impactos son importantes, en la medida en que determinan la naturaleza y extensión de la influencia socioeconómica del proyecto sobre la población de los caseríos, provincias y región en donde se desarrolla. A partir de estos resultados, se plantean las medidas de manejo necesarias, se obtienen elementos para los planteamientos posteriores del Plan de Relaciones Comunitarias y se delimitan las áreas de influencia. 6.2.1 Identificación de impactos En esta sección se hacen explícitos todos los potenciales impactos que el proyecto generaría en sus distintas etapas y en las poblaciones del entorno local sin la realización de un plan de manejo. Para este fin se empleó un marco de análisis matricial para cada etapa del proyecto (pre-construcción, construcción, operación y cierre), que a partir de las actividades y acciones, permitió identificar los siguientes impactos: 6.2.1.1 Etapa de pre-construcción A partir de las actividades, acciones e impactos previsibles de la etapa de pre-construcción se generarían impactos tanto positivos como negativos derivados de la contratación de servicios y la compra de tierras a las población de los caseríos ubicados dentro del Área de Emplazamiento del Proyecto (de aquí en adelante, CAEP 1 ). Asimismo, se identifican impactos negativos como consecuencia de la alteración de las vías de comunicación, el cambio de uso de las tierras, los costos de adaptación e inserción social de la población expropietaria y otras alteraciones del entorno socioeconómico, producto de la ocupación de las tierras adquiridas para el proyecto. En ese sentido, resulta importante un plan de mitigación de estos impactos a través de un plan de manejo por adquisición de tierras para la población expropietaria.
TPF FPT

6.2.1.2 Etapa de construcción Durante la etapa de construcción se identificaron tanto impactos positivos como negativos. Los impactos positivos estarían asociados a la adquisición de bienes y contratación de empresas y mano de obra, en particular las adquisiciones y contrataciones locales para las obras de construcción. Los impactos negativos se generarían debido a la inmigración de la mano de obra en búsqueda de oportunidades de empleo en el proyecto y los riesgos por sobre-expectativas de empleos, de inversión social y las percepciones no fundamentadas de impactos ambientales. En ese sentido, las acciones de mitigación planteadas están relacionadas con adecuados planes de comunicación e información a la población.

1 Esta zona geográfica comprende los siguientes diez caseríos: Quengorío Bajo, Huasiyuc Jadibamba, Piedra Redonda Amaro, Chugurmayo, Namococha, El Porvenir de la Encañada, Lagunas de Combayo, Agua Blanca, Quengorío Alto y San Nicolás.
TP PT

RE-38
Febrero 2010

6.2.1.3 Etapa de operación Del análisis de impactos socioeconómicos para la etapa de operación se pudo identificar impactos positivos vinculados al pago de obligaciones (i.e. impuestos, regalías, canon), las compras y contrataciones, los programas de desarrollo, entre otras, que tendrán influencia en el entorno del proyecto, principalmente a nivel local, pero también sobre ámbitos más extensos. Los impactos negativos se originarían a partir de las sobre-expectativas laborales y de inversión social, percepciones de impacto ambiental, efecto de las migraciones y conflictos generados por la asignación de los recursos recaudados de MYSRL por parte del Estado. 6.2.1.4 Etapa de cierre A partir del análisis socioeconómico y de la evaluación secuencial para la etapa de cierre, se identifican impactos positivos derivados de la contratación de empresas, la generación de empleo para las actividades de esta etapa y el uso de los reservorios por parte de la población que mantendría los beneficios sobre lo regímenes de agua. Por otro lado, los impactos negativos derivarían de la reducción de empleos por el cese de operaciones y la disminución de la actividad económica en el ámbito de influencia. Considerando lo anterior, se ha previsto que las medidas del plan de manejo deberán abordar situaciones como las referidas a la empleabilidad de los extrabajadores. 6.2.2 Evaluación y calificación de impactos El proceso de evaluación de impactos considera dos escenarios: uno sin la aplicación medidas de manejo de impactos sociales y otro posterior a su aplicación. En el segundo caso, los impactos hallados (impactos residuales) reflejan los efectos que surgen luego de la implementación de las medidas descritas en el Plan de Manejo de Impactos Sociales. La evaluación de los impactos, tanto en el escenario sin medidas de manejo de impactos como en aquél con medidas de manejo, se efectúa por medio del análisis de tres dimensiones básicas: la dirección, la intensidad y la amplitud. Cada dimensión es aproximada a través de criterios específicos adaptados a la metodología para la evaluación de impactos ambientales planteada por Conesa (1997) y ampliados para un mejor ajuste a la naturaleza de los impactos socioeconómicos. La calificación global de los impactos del Proyecto Conga da como resultado un impacto neto positivo leve, en un contexto en el que no se ejecuta ninguna medida de manejo de impactos. Sin embargo, se requiere de un plan de manejo para mejorar las condiciones de los agentes receptores de impactos negativos, así como para potenciar los impactos positivos. De esta

RE-39
Febrero 2010

manera, luego de la aplicación de las medidas de manejo de impactos, el resultado del proyecto cambia, en el caso del proyecto, a un impacto neto positivo alto. A continuación se presentan los resultados de la evaluación de impactos agrupados según la naturaleza de éstos. 6.2.2.1 Componente económico (impactos en ingresos, empleo, precios, producción agrícola, actividad económica y derechos de propiedad) El componente económico se considera uno de los más importantes de los cinco componentes analizados. Su influencia con respecto a los resultados del impacto neto final del proyecto es la más alta, tanto en los escenarios con medidas de manejo de impactos como sin éstas. La evaluación de los impactos del componente económico da como resultado un impacto neto positivo alto, por lo que en la mayoría de los casos, las medidas de manejo de impactos están orientadas a potenciar estos efectos positivos que recaen sobre este componente. La inclusión de estas medidas permite aumentar significativamente la magnitud del impacto neto. Entonces, en ambos escenarios, con medidas de mitigación y sin éstas, la calificación del impacto neto que se genera en este componente es positiva alta. Los subcomponentes que luego de la aplicación de las medidas de manejo de impactos experimentan los mayores cambios son: ingresos, empleo y producción agrícola. Los tres subcomponentes restantes, precios, actividad económica y derechos de propiedad, no reciben influencia significativa de ninguna medida de manejo de impactos. En el primer caso, porque no es posible intervenir en la evolución normal de los precios, cuyo determinante fundamental es el mercado. Y, en los siguientes casos, porque los impactos resultantes son positivos y no requieren estrictamente de una medida de manejo de impactos. 6.2.2.2 Componente social (impactos en comunicación, educación, redes sociales, cultura y seguridad) La participación del componente social en los resultados de la evaluación del Proyecto Conga señalados previamente es media. El componente social tiene, al igual que en el caso del componente económico, un alto grado de importancia relativa en comparación con el resto de componentes. La evaluación de los impactos del componente social, en un escenario con medidas de manejo de impactos con relación a uno sin medidas de manejo, muestra una variación de más de 50% en la magnitud del impacto neto de este componente. De esta forma, se pasa de un

RE-40
Febrero 2010

escenario con un impacto neto o agregado negativo alto a uno con un impacto neto negativo moderado. La cuantía de este resultado se explica, principalmente, por los efectos que las medidas de manejo de impactos ejercen, en orden de importancia, sobre los siguientes subcomponentes: seguridad vial, comunicación vial, cultura y redes sociales. El subcomponente de educación, cuyo impacto agregado es positivo, no se ve influenciado por ninguna medida de manejo de impactos. 6.2.2.3 Componente psicosocial (impactos en percepciones y expectativas) El componente psicosocial se caracteriza por poseer un conglomerado de impactos de dirección negativa, todos vinculados a sobre-expectativas acerca de los beneficios que podría traer el proyecto y percepciones sobre posibles impactos ambientales negativos. De esta manera, su participación dentro del resultado agregado de impactos negativos del Proyecto Conga es alta y se reduce considerablemente luego de la implementación de las medidas de manejo de impactos. La evaluación de los impactos de este componente exhibe como resultado un impacto neto negativo de magnitud alta. Asimismo, incluso con la aplicación de las medidas de manejo de impactos, compuestas principalmente por programas específicos de comunicación, la calificación de este resultado no cambia significativamente. Cabe aclarar que la calificación negativa hallada, alta, representa el cúmulo de impactos negativos leves y, en algunos casos, casi nulos; por lo que el resultado encontrado se explica más por el número de impactos que por la magnitud de éstos. En términos de cambios de magnitud, las medidas de manejo de impactos consiguen una reducción de los impactos negativos de los subcomponentes de expectativas y percepciones superior al 40%, siendo la reducción del primer subcomponente (80%) mayor a la del segundo (40%). 6.2.2.4 Componente Social Derivado de Ambiental (impactos en agua y otros productos naturales con importancia socioeconómica) El componente social derivado de ambiental no ejerce mucha influencia sobre los efectos finales del Proyecto Conga. La evaluación de los impactos de este componente muestra que, en un panorama sin medidas de manejo de impactos, su impacto neto es positivo leve y con la implantación de las medidas

RE-41
Febrero 2010

de manejo de impactos, se consigue incrementar este impacto neto en 160%. Aún así, su calificación continúa siendo positiva leve. De los dos subcomponentes que posee (productos naturales con importancia socioeconómica y agua), solo uno presenta un impacto residual negativo de significancia leve. Este es el subcomponente de productos naturales con importancia socioeconómica. Los cambios que se generan con la inclusión de las medidas de manejo de impactos son: una reducción de 40% de la magnitud del impacto negativo del subcomponente de productos naturales con importancia socioeconómica y una potenciación de 20% del impacto positivo del subcomponente de agua (debido a la operación de los reservorios que representa una disminución sobre la incertidumbre del recurso). 6.2.2.5 Componente político (impacto en situaciones de conflicto) El componente político tiene una de las más bajas participaciones respecto a los resultados finales del proyecto. Aunque este componente tiene un impacto neto negativo de magnitud leve, es el único, de todos los componentes, que no manifiesta cambios sustanciales luego de la inclusión de las medidas de manejo de impactos. Prácticamente, el efecto de la medida de mitigación que recae sobre él es nulo. Esto debido a que sus impactos están relacionados con las tensiones o conflictos que pudieran surgir entre los distritos y provincias aledañas al proyecto por la participación del canon y regalías.

RE-42
Febrero 2010

7.0 Medidas de Prevención, Control y Mitigación
Las medidas de prevención, control y mitigación se presenta dentro del Plan de Manejo Ambiental del proyecto. El Plan de Manejo Ambiental (PMA) constituye una herramienta dinámica para lograr que las actividades de un proyecto presenten un buen desempeño en el campo ambiental. Luego de la identificación de los posibles impactos de una actividad, el PMA permite planificar un programa cuyo principal objetivo es reducir los impactos negativos y maximizar los beneficios, valiéndose de medidas de mitigación, monitoreo y de contingencia a ser implementadas durante las actividades del proyecto. En esta sección se presentan las acciones e iniciativas que MYSRL propone implementar a través del PMA, para que las actividades del Proyecto Conga se lleven a cabo de manera ambientalmente responsable y sostenible, a fin de prevenir, controlar y reducir los impactos negativos de sus actividades. Estas medidas se presentan en el documento principal del EIA con el adecuado nivel de detalle, considerando que estarán sujetas a modificaciones, de acuerdo con las condiciones o circunstancias particulares durante su implementación y de acuerdo con un proceso de mejora continua. El diseño del PMA toma en consideración lo siguiente: Incorporar la variable ambiental desde las primeras etapas del diseño de obras, instalaciones y procesos, motivo por el cual en la actualidad es difícil separar el componente ambiental del diseño de ingeniería propiamente dicho. Aplicar las Políticas de Protección Ambiental, Salud y Seguridad de MYSRL. Brindar capacitación periódica y permanente a los trabajadores respecto a la prevención de riesgos y protección del medio ambiente. Disponer de planes adecuados para la mitigación de impactos ambientales, la prevención de riesgos y contingencias, el control de erosión y sedimentación, el manejo de residuos y el monitoreo ambiental. Teniendo en cuenta que el diseño del PMA debe permitir el fácil acceso a la información, el presente documento ha sido formulado en cinco planes relacionados entre sí, cuyos objetivos se mencionan a continuación: Programa de Prevención y Mitigación: tiene por finalidad evitar o disminuir los impactos ambientales negativos identificados a partir de la evaluación de impacto ambiental. Comprende acciones y recomendaciones que reducen o evitan el efecto adverso de una obra o actividad sobre algún elemento del medio ambiente.

RE-43
Febrero 2010

Programa de Monitoreo Ambiental: tiene por finalidad el seguimiento en el tiempo y de una manera sistematizada, de determinados parámetros indicadores del estado del ambiente en el área de influencia del Proyecto Plan de Respuesta a Emergencias y Contingencias: define las acciones concretas a tomar en el eventual caso que se produzca una emergencia, de manera tal de reducir los daños al ambiente, comunidades e instalaciones Plan de Manejo de Residuos Sólidos: tiene por objeto realizar un manejo integral de residuos que asegure una gestión adecuada con sujeción a los principios de reducción, prevención de riesgos ambientales y protección de la salud pública, de acuerdo con lo establecido en la legislación vigente Plan Conceptual de Control de Erosión y Sedimentos, el cual tiene por objeto brindar pautas para evitar la exposición innecesaria de suelos sin protección, así como mostrar una serie de materiales y técnicas para reducir la pérdida acelerada de suelos durante el desarrollo del proyecto. A continuación se describen brevemente las medidas empleadas para mitigar adecuadamente los impactos ambientales. 7.1 Medidas de mitigación de impactos 7.1.1 Mitigación de impactos - Geomorfología y relieve Estas medidas, tanto para la etapa de construcción como de operación, se mencionan a continuación: Las obras a realizar para la preparación del terreno de las diferentes instalaciones serán planificadas a fin de reducir las áreas a intervenir. En la medida de lo posible, las actividades de construcción que impliquen remoción de vegetación y suelo serán programadas con la finalidad que los trabajos se realicen durante la temporada seca, de manera que se facilite la implementación de las estructuras para controlar la erosión y los sedimentos. Las áreas perturbadas serán remediadas de manera temporal o permanente a través de la reconformación, nivelación y/o revegetación con vegetación natural y/o compatible. Se considerará un adecuado criterio de diseño para los taludes, basado en las características geotécnicas del área, de tal manera que se asegure la estabilidad de la infraestructura.

RE-44
Febrero 2010

7.1.2 Mitigación de impactos - Calidad de aire Para prevenir y mitigar estos impactos se plantean las siguientes medidas: Se controlarán las emisiones de gases de combustión de los motores diésel, principalmente monóxido de carbono (CO) y óxidos de nitrógeno (NOx), mediante un programa de mantenimiento regular de los vehículos y maquinarias. La chancadora primaria contará con un sistema de aspersión de agua y además contará con controles de polvo en la descarga sobre la faja de transferencia, tales como aspersores y campanas captadoras en los puntos de transferencia. Se controlarán las emisiones de material particulado en las vías más transitadas al interior del proyecto, mediante el riego con camiones cisterna. De acuerdo con las normas de seguridad internas del proyecto, se controlará la velocidad de los vehículos.
B B

7.1.3 Mitigación de impactos - Ruidos y vibraciones Para prevenir y mitigar los impactos se implementarán las siguientes medidas: Durante las etapas de construcción y operación, se implementará un programa de actividades de voladura en áreas particularmente sensibles por cercanía a áreas pobladas, comunicando con anticipación a las poblaciones involucradas, a fin de concentrar la perturbación en el periodo de tiempo más corto posible. Las cargas grandes de explosivos, se subdividirán en cargas más pequeñas y secuenciales. Asimismo, la profundidad de las perforaciones buscará el confinamiento de la onda explosiva. Se realizará el mantenimiento técnico periódico de las maquinarias a utilizar y se revisará la información de cada uno de los equipos. Durante las voladuras se procederá a despejar el área alrededor del tajo, considerando un radio de 500 m desde el centro de la voladura como distancia referencial. Dado que las actividades de molienda y actividades anexas se encontrarán dentro de ambientes cerrados, se espera que se reduzca la emisión de ruidos al ambiente, sin embargo, los resultados del monitoreo de ruido generado por estas actividades y las asociadas al resto de la planta concentradora determinarán la necesidad de implementar medidas especiales de atenuación de ruidos.

RE-45
Febrero 2010

7.1.4 Mitigación de impactos - Suelos Para prevenir y mitigar estos impactos se plantean las siguientes medidas:
T T

Todas las obras del proyecto serán planificadas de tal manera que se reduzcan las áreas a intervenir. Se dará especial atención a las áreas críticas de erosión que por alguna razón deben ser intervenidas. Las maquinarias y vehículos sólo se desplazarán por accesos autorizados evitando compactar el suelo en otros sectores. Se tendrán en cuenta las Buenas Prácticas de Trabajo de la Asociación Internacional de Control de Erosión y Sedimentos (BMP-IECA). Adicionalmente a estas medidas, se presentan medidas de mitigación específicas para la principal actividad de protección del suelo en el AID, que es el manejo del suelo orgánico que se retirará del emplazamiento directo de la infraestructura del proyecto Conforme se realizan las actividades de construcción y habilitación de los depósitos de suelo orgánico, se implementarán medidas temporales de control de erosión, Como medida permanente de control de erosión se procederá a la revegetación de los depósitos de suelo orgánico para establecer una cobertura permanente y disminuir el potencial de erosión y las emisiones de material particulado.
T T

7.1.5 Mitigación de impactos - Agua superficial Las medidas de mitigación de impactos del proyecto sobre el agua superficial han sido divididas en tres grupos que responden a los principales impactos sobre el agua superficial derivados del proyecto. Estas medidas de mitigación se pueden agrupar en: Medidas de mitigación por modificación de la red de drenaje y variación de la capacidad de almacenamiento. Medidas de mitigación por variación de la calidad del agua. Medidas de mitigación por variación de la cantidad del agua. Estas medidas de mitigación han sido orientadas a la recuperación de los servicios ambientales brindados por los cuerpos de agua y bofedales al ecosistema relacionados con el agua. Los servicios ambientales analizados en esta sección y que fueron la base para el diseño de las medidas de mitigación son:
RE-46
Febrero 2010

Capacidad de almacenamiento y regulación de los cuerpos de agua lénticos brindados por las lagunas Azul, Chica, Mala, Perol y Chailhuagón. Servicios de control de sedimentos de la vegetación hidromórfica del bofedal. Servicios de regulación de flujos de agua del bofedal. Por otro lado, se entiende que al mitigar los impactos en términos de cantidad y calidad de agua desde una perspectiva ambiental, se estarían mitigando a su vez los impactos sociales derivados. 7.1.5.1 Medidas de mitigación por modificación de la red de drenaje y variación de la capacidad de almacenamiento De acuerdo con los planes de manejo considerados por el proyecto, los objetivos son los siguientes: Reducir la cantidad de agua de contacto (agua que requiere manejo específico), al interceptar el agua superficial sin contacto antes de su ingreso al área de influencia o de su mezcla con agua de contacto. Reducir la generación de sedimentos en las fuentes, al implementar BMP intensas durante las etapas de construcción y operación, y recuperando activamente el área del proyecto durante la etapa de operación. Colectar y manejar el agua de contacto, canalizando la escorrentía y drenaje procedente de las instalaciones del proyecto, a un sistema de tratamiento o a las instalaciones del proyecto que utilicen agua. Estructuras de derivación de aguas El emplazamiento del proyecto generará la variación de las redes de drenaje naturales por lo que se han tomado en cuenta medidas especiales para evitar que las aguas de contacto (es decir, aquellas que entren en contacto con la infraestructura) se mezclen con las aguas naturales.
U

Reservorios Considerando los impactos descritos anteriormente, el emplazamiento de la infraestructura minera afectará servicios ambientales relacionados con el recurso hídrico en el área del proyecto. Estos bienes y servicios ambientales se pueden sintetizar en los siguientes:
U

Áreas de captación efectiva de la precipitación pluvial: formada por las superficies de la zona estudiada. Almacenamiento y regulación de caudales por presencia de lagunas.
RE-47
Febrero 2010

Almacenamiento y regulación de caudales por presencia de vegetación hidromórfica, especialmente en la zona de bofedales. Teniendo en cuenta estos servicios ambientales, así como también la importancia socioeconómica que tiene el agua en la zona, uno de los objetivos en el diseño del sistema de almacenamiento de agua ha sido el mitigar de manera eficiente los impactos negativos potenciales. Para tal fin y de acuerdo con la descripción del proyecto, MYSRL construirá reservorios con la finalidad de compensar los impactos antes mencionados. Estos embalses permitirán acumular agua durante la temporada húmeda, para garantizar su disposición durante la temporada seca, de tal forma que se asegure el aprovisionamiento del recurso para las demandas del proyecto y se repongan los caudales perdidos estimados como consecuencia de la afectación de servicios ambientales mencionados líneas arriba. Desde el punto de vista netamente hidrológico, el embalse de agua en estos reservorios constituye una medida efectiva para compensar la pérdida de cuerpos de agua lénticos representados por las lagunas Perol, Mala, Azul y Chica. A continuación se presenta un cuadro resumen (Cuadro 3) con la capacidad de almacenamiento estimada de las lagunas originales emplazadas en el área del proyecto y la capacidad estimada de almacenamiento de agua considerando las estrategias de implementación de reservorios. Asimismo, en este cuadro se muestra el tipo de modificación que será ejercida sobre el volumen de agua como consecuencia de la ejecución del proyecto.

RE-48
Febrero 2010

Cuadro 3 Modificaciones en la capacidad de almacenamiento de los cuerpos de agua lénticos como consecuencia del proyecto Laguna Original Laguna Perol Laguna Chica Laguna Azul Laguna Mala Laguna Chailhuagón Total Capacidad (m3) 2
P P TPF FPT

Reservorio Perol

Capacidad (m3)
P P

Tipo de modificación Transferencia Transferencia Transferencia Transferencia

800 000 100 000 3
TPF FPT

800 000 7 600 000

400 000 100 000 1 200 000 2 600 000

Superior

Chailhuagón Inferior -

1 430 000 1 000 000 10 830 000

Incremento de capacidad Embalse de escorrentías -

Si bien es cierto que el reservorio superior constituirá la principal fuente de agua para las operaciones mineras, hacia el final de la vida útil del proyecto esta capacidad de almacenamiento quedará disponible en las redes de drenaje para los usos más convenientes según las necesidades futuras en el área. La capacidad de almacenamiento de las lagunas Chica y Azul será compensada y superada como consecuencia del emplazamiento del reservorio mencionado. En cuanto a la capacidad de almacenamiento de la laguna Perol, ésta será compensada con la misma capacidad de almacenamiento en el reservorio Perol, por lo que se espera que este servicio ambiental se mantenga. La estrategia de compensación por la pérdida de la capacidad de almacenamiento de la laguna Mala formará parte del esquema de compensación de incremento de la capacidad de almacenamiento de la laguna Chailhuagón. La suma de las capacidades de almacenamiento de las lagunas originales Mala y Chailhuagón (1 300 000 m3) es inferior a la que tendrá el reservorio Chailhuagón (1 430 000 m3), por lo que se considera que la compensación es adecuada.
P P P P

2
TP PT

Estos valores son estimados. La capacidad de almacenamiento podría ser algo menor que la indicada, debido a las fluctuaciones producto de la variabilidad de las precipitaciones y de las descargas proyectadas.
PT

Es importante mencionar que para esta comparación se ha considerado un volumen de 100 000 m3 para las lagunas Mala y Chica, lo cual representa una estimación bastante conservadora.
TP

3

RE-49
Febrero 2010

Finalmente, el reservorio inferior constituirá la transformación de parte del río Jadibamba en un cuerpo de agua léntico con la consiguiente creación de capacidad de almacenamiento en el sistema. Esta nueva capacidad de almacenamiento será de aproximadamente 1 000 000 m3.
P P

7.1.5.2 Medidas de mitigación por variación de la calidad del agua superficial Para prevenir la afectación de la calidad del agua superficial existe una serie de medidas especialmente diseñadas como parte de la descripción del proyecto. Estas medidas están especialmente dirigidas a: Construcción de infraestructura de tratamiento de acuerdo a los requerimientos. Tratamiento de flujos para controlar el contenido de sedimentos. A continuación se resumen estas medidas en cada una de las cuencas involucradas. Plan de manejo de sedimentos en las cuencas del río Alto Jadibamba y quebrada Toromacho Se espera que las fuentes de sedimentos en el área sean retenidos en el depósito de relaves o serán almacenados en la presa principal de relaves o en la presa Toromacho.
U

Plan de manejo de sedimentos en la cuenca de la quebrada Alto Chirimayo Se espera que los sedimentos en esta cuenca sean retenidos principalmente en la poza de sedimentación Chirimayo.
U

Plan de manejo de sedimentos en la cuenca del río Chailhuagón Se espera que los sedimentos en esta cuenca sean retenidos principalmente en la poza de sedimentación Chirimayo.
U

Planta de tratamiento de aguas ácidas De acuerdo con los estudios efectuados, y tal como se describe en la sección referida a la etapa de operación, las características del agua presente en el depósito de relaves (piscina de sobrenadantes), que consiste en una mezcla del agua de contacto con material del depósito de desmonte Perol y del depósito de relaves en sí, no permitirán una descarga ambientalmente segura de estas aguas, por lo que el Proyecto Conga contempla la construcción y operación de una planta de tratamiento de aguas ácidas.
U

7.1.5.3 Medidas de mitigación por variación de la cantidad del agua Como consecuencia del emplazamiento y operación del proyecto, existirán cambios asociados con la variación de la cantidad del agua.

RE-50
Febrero 2010

A continuación se mencionan los principales atributos de los esquemas de compensación de cada uno de los reservorios planteados. Reservorio superior: Este reservorio se ubicará en la parte superior de la cuenca del río Alto Jadibamba y está planeado para proporcionar: agua comunitaria al drenaje de la cuenca de la quebrada Toromacho, agua fresca a las instalaciones de procesamiento y agua potable para la mina y la planta. Este reservorio tendrá una capacidad de almacenamiento de 7,6 Mm3.
P P

Reservorio inferior: Este reservorio tendrá una capacidad de almacenamiento de 1,0 Mm3. El agua de este depósito no será utilizada dentro del proceso minero, sino que permitirá mitigar los impactos potenciales en los flujos base de la cuenca y para el desarrollo social
P P

Reservorio Perol: El reservorio Perol, que tendrá una capacidad total de 800 000 m3, equivalentes al volumen de agua de la laguna. El agua de este depósito no será utilizada dentro del proceso minero, sino que permitirá mitigar los impactos potenciales en los flujos base de la cuenca y para el desarrollo social
P P

Reservorio Chailhuagón: Esta obra significará que la capacidad de la laguna se incremente de aproximadamente 1,2 Mm3 que posee en la actualidad a 1,43 Mm3. El agua de este depósito no será utilizada para el proceso minero, sino que será utilizada exclusivamente para mitigar los impactos potenciales en los flujos base de la cuenca y para apoyar el desarrollo social
P P P P

En cuanto a los flujos que serán descargados de cada reservorio para mitigar los impactos potenciales por variación en la cantidad de agua, éstos han sido establecidos en función a la reducción de los flujos base en las diferentes cuencas del ámbito de influencia durante la temporada seca, y han sido estimados mediante el uso del modelo HFAM, el cual ha sido calibrado con los resultados del monitoreo y validado mediante el uso del modelo hidrogeológico MODFLOW. Los flujos a descargar para lograr una mitigación adecuada son los siguientes: Cuenca del río Alto Jadibamba: 33,1 L/s. Cuenca de la quebrada Toromacho: 1 L/s. Cuenca de la quebrada Alto Chirimayo: 7,3 L/s. Cuenca del río Chailhuagón: 9,7 L/s.

RE-51
Febrero 2010

El balance de aguas del proyecto, completado utilizando el modelo GOLDSIM, indica que es factible la descarga de estos flujos mediante el manejo adecuado de los reservorios que el proyecto propone. 7.1.6 Mitigación de impactos - Agua subterránea 7.1.6.1 Medidas de mitigación para la alteración de flujos subterráneos En cuanto a la afectación de flujos subterráneos, el proyecto contempla medidas de compensación compuestas por la operación de los cuatro reservorios. Es necesario indicar que el recurso hidrogeológico en el área de estudio es bastante limitado, debido a que éste se reduce principalmente a flujos a través del material aluvial en capas bastante superficiales, que afloran en las cercanías del proyecto. Considerando lo anterior, la estrategia en la mitigación de los impactos a este subcomponente se presenta como parte del esquema de manejo de impactos al agua superficial. 7.1.6.2 Medidas de mitigación por la variación de calidad de agua subterránea De manera similar a lo mencionado para el caso de las medidas de mitigación por afectación de flujos de aguas subterráneas, el proyecto ha sido concebido para que un adecuado manejo del agua superficial reduzca la posibilidad de la existencia de afectación de la calidad de las aguas subterráneas. La existencia de un circuito de manejo de aguas de contacto diseñado de tal modo que se evite que se mezclen con el agua superficial de las cuencas involucradas, reduce también la posibilidad de que existan infiltraciones que afecten la calidad del recurso hidrogeológico. Este circuito fue presentado en la sección anterior correspondiente a las medidas para la mitigación de impactos sobre el agua superficial. En cuanto a las aguas de contacto PAG que pudieran afectar la calidad de las aguas, las instalaciones para su manejo, incluido el tratamiento, serán diseñadas para reducir el riesgo de infiltración de aguas que necesiten tratamiento hacia las aguas subterráneas. En general, el concepto de manejo de las aguas de contacto PAG incluye su control en un “sistema cerrado”, en términos hidrológicos e hidrogeológicos, para reducir el riesgo que estas aguas de contacto alcancen recursos hídricos subterráneos más allá de los límites del proyecto. Considerando este requerimiento, los flujos con estas características del proyecto serán dirigidos al depósito de relaves.

RE-52
Febrero 2010

En el caso del depósito de relaves, las siguientes características permiten estimar un control adecuado de las filtraciones: La presa principal y Toromacho tendrán un núcleo central de arcilla sobre el lecho de roca con un tratamiento de inyecciones. Los relaves serán colocados sobre una capa de suelo con una conductividad hidráulica de 1 x 10-6 cm/s o menos, que además contará con un sistema de drenaje que inhibirá la carga hidráulica de los relaves. Un sistema de colección de filtraciones para cada una de las presas involucradas. Si bien la presa principal y la presa Toromacho se diseñaron incluyendo características para facilitar el control de las filtraciones, la probabilidad de que estas existan no es nula, por lo que el proyecto considera la implementación de un sistema de control de filtraciones, tanto para la presa principal como para la presa Toromacho.
P P

Para la presa principal, se proyectó la presa de manejo de filtraciones asociada a la poza de colección de filtraciones, la cual embalsará estos flujos para que sean luego bombeados a los tanques de almacenamiento; mientras que para la presa de Toromacho se tendrá un sistema de recolección de aguas ubicado debajo de la presa, el cual contará con una estructura que permita interceptar las filtraciones para su posterior recirculación a través de una batería de bombas. En el caso particular del depósito de desmonte Perol, se construirán tuberías de subdrenaje antes de colocar el desmonte, para captar las filtraciones y canalizarlas hacia el depósito de relaves, específicamente a la piscina de sobrenadantes, a través de una tubería. Además, debido a las características del material que se encuentra en la zona noreste de esta instalación, se han propuesto las siguientes opciones de medidas: Pozos colectores de filtraciones colocados en el tramo noreste del depósito de desmonte Perol. Recubrimiento del área cárstica. Un cambio menor en los contornos finales de la huella propuesta para el depósito de desmonte Perol. Configuraciones de drenaje alternativas, que desvíen las infiltraciones que se dirigen hacia el este del depósito de desmonte Perol.

RE-53
Febrero 2010

Respecto al manejo de aguas, para el depósito de desmonte Chailhuagón se construirán tuberías de subdrenaje para captar las filtraciones y descargarlas a la poza de sedimentación Chirimayo. Sin embargo, y considerando las características geoquímicas de este depósito, no se espera que las filtraciones del mismo comprometan la calidad del componente hidrogeológico. De la misma forma, no se espera que el volumen de agua retirado del tajo Chailhuagón presente características químicas que representen un riesgo al subcomponente referido. 7.1.7 Mitigación de impactos - Flora y vegetación Las medidas que se contemplan para reducir los impactos sobre la flora y vegetación se detallan a continuación. Las actividades de construcción serán planificadas de tal forma que se reduzcan las áreas a intervenir. Las áreas afectadas por el emplazamiento de la infraestructura serán revegetadas de la manera posible luego de su habilitación tras los trabajos de reconformación. Se utilizarán los viveros existentes de MYSRL, los cuales se encuentran actualmente en operación como parte de sus instalaciones en Maqui Maqui. Estos viveros serán empleados para la propagación de especies nativas. Entre las especies a propagar se considerarán aquellas especies protegidas que pudieran verse afectadas durante las actividades de construcción y que serán luego utilizadas durante los trabajos de remediación y cierre. Con respecto a los bofedales, debido al emplazamiento de infraestructura se perderán aproximadamente 103 ha de esta formación vegetal, por lo que se ha considerado la ejecución de un plan específico que se presenta líneas abajo. La compensación de servicios ambientales generados por los bofedales ha sido discutida en las secciones precedentes (i.e. compensación de volúmenes de almacenamiento de agua), y las estrategias de compensación por bienes y servicios ecosistémicos se presentan en la sección de medidas de mitigación de impactos a la fauna. Los bofedales que no se pierdan como consecuencia del emplazamiento de infraestructura dentro del área del proyecto, serán conservados y se llevarán a cabo estudios para determinar las mejores alternativas de recuperación de los mismos. Estos estudios servirán para implementar una cubierta vegetal adecuada para la etapa de cierre en el depósito de relaves. De acuerdo con la descripción del proyecto, el área de disposición de relaves será un humedal para la etapa de cierre. Los trabajos de
RE-54
Febrero 2010

investigación proporcionarán la información necesaria para establecer el tipo y distribución de cobertura vegetal óptima para la etapa de cierre. Plan de manejo de especies en estatus de conservación El programa de manejo incluye:
U

Colecta de semillas botánicas y partes vegetativas Ensayos de propagación Trasplante de plántulas Entre los objetivos de la propagación y posterior plantación de árboles pertenecientes a ambos géneros, figuran: Generar bienes y servicios ambientales derivados para el ecosistema: refugio de fauna, termorregulación, polinización, entre otros. Incrementar la calidad del paisaje. Plan de manejo de bofedales Para compensar la pérdida de bofedales se ha considerado establecer previamente los servicios ambientales generados por esta formación vegetal, de tal modo que se pueda diseñar estrategias de manejo especiales para cada uno de ellos. Los servicios ambientales de los bofedales en el área de estudio considerados son:
U

Regulación hídrica y sumidero de sedimentos (funciones biogeoquímicas) Generación de hábitat de fauna Calidad visual Fuente de alimento para el ganado Los servicios ambientales ligados al recurso hídrico ya fueron tratados como parte de la mitigación de impactos al agua superficial, por lo que los impactos derivados del proyecto presentan medidas de compensación adecuadas. En esta sección se tratará al manejo ambiental de los bofedales con un enfoque en los tres últimos servicios ambientales. La pérdida de bofedales en la zona será compensada mediante el establecimiento de un humedal en el área de emplazamiento del depósito de relaves para la etapa de cierre. Los relaves rehabilitados son susceptibles a la creación de humedales debido a las propiedades físicas de los relaves y la hidrología de las estructuras de contención. La construcción de los

RE-55
Febrero 2010

humedales, dada su factibilidad económica y capacidad de reducir el costo ambiental de los depósitos de relaves, son una alternativa bastante empleada en operaciones en Estados Unidos, Canadá y Australia. Adicionalmente, el agua del embalse superior será utilizada durante la temporada seca, cuando sea necesario, con la finalidad de mantener la saturación de la porción de los humedales del depósito rehabilitado. En cuanto a la compensación de servicios ambientales ligados a fuentes de alimento para el ganado introducido, el proyecto contempla planes específicos de manejo social que involucran la puesta en marcha de programas relacionados con los siguientes aspectos: Estudios de capacidad de carga en lugares adicionales a los realizados en los estudios de línea base Estudios de sanidad animal en el área de influencia social del proyecto Estudios y programas para el cultivo de pastos mejorados Programas de mejoramiento genético de razas de ganado local Programas de nutrición animal Selección del tipo de ganado más apto por zonas en el área de influencia social basado en los estudios de capacidad de carga específicos Las connotaciones relacionadas con los servicios ambientales de oferta de hábitat para fauna y estética o calidad visual son tratadas en las siguientes secciones del Plan de Manejo Ambiental (medidas de mitigación de impactos a la fauna y paisaje). Plan de revegetación El plan de revegetación considera el conjunto de esfuerzos que se llevarán a cabo para otorgar al terreno condiciones de cobertura vegetal similares a las originales, hasta donde sea posible. Este plan está dirigido tanto a las actividades de cierre final como a la rehabilitación de áreas perturbadas temporalmente.
U

7.1.8 Mitigación de impactos - Fauna terrestre A continuación se describen las principales medidas generales para mitigar estos impactos: Las obras proyectadas serán planificadas de tal manera que se reduzca, en la medida de lo posible, el área a ser intervenida.

RE-56
Febrero 2010

En las zonas próximas a las lagunas y bofedales principalmente (zonas de mayor actividad de fauna silvestre), se realizará una inspección antes de iniciar las actividades de construcción. Se restringirá el ingreso de personas ajenas hacia zonas de trabajo, para no incrementar la presencia humana en hábitats poco perturbados. Este plan incluye medidas de manejo específicas para los ecosistemas importantes en el área y para casos particulares de especies en estado de conservación prioritaria. Las medidas de manejo se dividen en tres planes específicos de manejo. Plan de conservación de hábitats acuáticos y bofedales Plan de manejo de la rana Eleutherodactylus simonsii Plan de manejo e investigación del ratón montaraz de Cajamarca Thomasomys praetor Plan de conservación de hábitats acuáticos y bofedales El plan de conservación de hábitats acuáticos incluye la creación de los reservorios y la generación de un ecosistema de humedal en el área de disposición de relaves para la etapa de cierre.
U

Plan de manejo de la rana Eleutherodactylus simonsii Con el fin de reducir efectos adversos sobre la rana e incrementar el conocimiento de la misma se propone, como medida de mitigación, realizar un muestreo piloto previo a la etapa de construcción con la finalidad de definir la mejor estrategia para manejar a la especie en el área. El muestreo piloto servirá para determinar el estatus actual de la especie en el área debido a la alta variabilidad temporal esperada en sus poblaciones.
U

Plan de manejo e investigación del ratón montaraz de Cajamarca Thomasomys praetor Durante el desbroce de la cobertura vegetal se tendrá cuidado de no causar daños en individuos que pudieran encontrarse en la zona.
U

Como parte de este plan, MYSRL realizará investigaciones de las poblaciones de este roedor tanto dentro como fuera del área de influencia del proyecto. El objetivo principal de esta investigación es contribuir al conocimiento del estado actual de sus poblaciones en áreas cercanas al proyecto dentro y fuera del área de influencia del mismo, así como las características de su hábitat y la historia natural de la especie.

RE-57
Febrero 2010

7.1.9 Mitigación de impactos - Vida acuática En cuanto a las medidas de mitigación relacionadas con la vida acuática, éstas se hacen extensivas a las medidas de mitigación de la calidad del agua debido a su estrecha relación. 7.1.10 Mitigación de impactos - Paisaje Se considerarán las siguientes medidas generales: En paralelo con las operaciones mineras y donde sea factible, se efectuará la revegetación de áreas expuestas utilizando, en la medida de lo posible, especies locales de manera que el paisaje se vea afectado lo menos posible. El concepto básico entorno a la mejora del paisaje durante la etapa de cierre será, en la medida de lo posible, remediar las estructuras remanentes del proyecto de tal forma que sean lo más compatible con el entorno. Es necesario indicar que no toda la infraestructura del proyecto presentará esta mejora de carácter visual en forma significativa, ya que estructuras remanentes como el tajo conforman una modificación sustancial en la cuenca visual que no se puede remediar pero puede ser atenuada. 7.1.11 Mitigación de impactos - Tráfico vial Este plan de manejo tiene por objetivo manejar los potenciales impactos del transporte de equipo, maquinaria, insumos y personal durante la construcción y operación del proyecto. Este programa se hará efectivo a lo largo de todas las rutas en las que MYSRL o sus contratistas tengan vehículos en circulación. Las medidas que se implementarán para mitigar o reducir los impactos son las siguientes: Se limitará, en la medida de lo posible, el horario de tránsito vehicular al periodo diurno. Se realizará el mantenimiento rutinario anual y el mantenimiento periódico de las vías. Se reforzarán las señalizaciones en el área Se controlará la velocidad de los vehículos de acuerdo con la normativa nacional o aquella establecida por MYSRL. Adicionalmente, las empresas subcontratistas que participen tanto en la etapa de construcción como de operación, deberán demostrar que tienen y practican medidas de salud y seguridad adecuadas para las actividades de transporte.

RE-58
Febrero 2010

7.1.12 Mitigación de impactos - Restos arqueológicos No se han identificado impactos a este subcomponente, sólo riesgos, por lo que no se incluye un plan de mitigación de impactos en este subcomponente El EIA también presenta el Programa de Monitoreo Ambiental diseñado para el Proyecto Conga, el cual será ejecutado durante, antes y después de la etapa de construcción y durante la operación y cierre del proyecto. El monitoreo a completarse después de la implementación del plan de cierre, es decir el monitoreo post-cierre, se presenta en el Plan de Cierre Conceptual. El propósito del Programa de Monitoreo Ambiental es hacer un seguimiento de aquellos parámetros que han sido identificados como potencialmente afectables por las actividades inherentes al proyecto. Los resultados de este plan de monitoreo serán usados como un mecanismo para medir la efectividad del Plan de Manejo Ambiental. La implementación del plan seguirá un esquema de manejo adaptativo, de tal manera que será evaluado periódicamente y se aplicarán modificaciones para incrementar su efectividad, considerando también cambios en la legislación relacionada, las categorías de conservación de flora y fauna y la sensibilidad ambiental de los parámetros. La implementación del Programa de Monitoreo Ambiental proporcionará también la información necesaria para constituir la base de datos ambientales de las actividades de desarrollo del proyecto. Esta base de datos será una herramienta fundamental para la organización y sistematización de la información obtenida durante la implementación del Programa de Monitoreo Ambiental y para la elaboración de los reportes a ser presentados a las autoridades y otras instancias. Es importante señalar que el plan de monitoreo diseñado para el Proyecto Conga no termina en la colecta de datos. Si bien es cierto, la generación de datos de buena calidad en forma sistemática a través del tiempo constituye uno de los puntos más importantes del monitoreo, el análisis de estos datos y la consecuente generación de información permite una buena capacidad de respuesta temprana y un apoyo valioso en la gestión ambiental del proyecto. Por lo anteriormente expuesto, este plan estará estrechamente ligado a un eficiente centro de interpretación que permita generar la base de datos, sistematización de los mismos y generación de información destinada a la posterior toma de decisiones. Debido a que el presente plan ha sido desarrollado antes de la construcción y el inicio del proyecto, podría requerir actualizaciones. Estas futuras actualizaciones podrían incluir

RE-59
Febrero 2010

modificaciones en la ubicación de las estaciones de monitoreo, los parámetros registrados, las frecuencias, los protocolos y el manejo de información. Los objetivos del Programa de Monitoreo Ambiental son los siguientes: Conocer los efectos reales, en escala espacial y temporal, ocasionados por las actividades del proyecto, a través de mediciones en parámetros relevantes ambientales señalados más adelante. Verificar la efectividad de las medidas de prevención, mitigación y control propuestas. Verificar el cumplimiento de las normas ambientales aplicables y compromisos asumidos por la empresa. Detectar de manera temprana cualquier efecto no previsto y no deseado, producto de la ejecución del proyecto, de modo que sea posible controlarlo definiendo y adoptando medidas o acciones apropiadas y oportunas. El programa de monitoreo considera los siguientes componentes ambientales: Geotecnia (asociado al subcomponente de geomorfología y relieve) Meteorología Calidad del aire Ruidos y vibraciones Agua superficial Agua subterránea Revegetación y programas de manejo de especies vegetales Fauna terrestre Vida acuática Para cada uno de estos componentes, el plan de monitoreo incluye los siguientes alcances: Aspectos: proporcionan información del subcomponente en relación a su importancia para el proyecto. Parámetros: corresponden a las variables físicas, químicas, biológicas o culturales que son medidas y registradas para caracterizar el estado y la evolución de los subcomponentes ambientales. Norma ambiental o criterio: indica los límites y estándares establecidos en las normas correspondientes, los cuales serán utilizados para comparar los resultados del monitoreo. Asimismo, especifican las guías o lineamientos de prácticas ambientales

RE-60
Febrero 2010

contenidas en normas técnicas, guías ambientales o protocolos. De no existir regulaciones nacionales, se podrán aplicar criterios que tengan como referencia los estudios de línea base del proyecto o los criterios internacionales que se consideren necesarios. Estaciones de monitoreo: corresponden a los lugares de medición y control seleccionados para cada subcomponente ambiental. Metodología: se refiere a la metodología de medición, recolección de datos y de análisis de la información, en cada caso. Frecuencia: se refiere a la periodicidad con que se efectúan las mediciones, se colectan las muestras y/o se analiza cada parámetro. Manejo de la información y reporte: se refiere a la metodología y a la frecuencia con la que se prepararán los reportes. En el Cuadro 4 se describe cada uno de los componentes ambientales evaluados y se detallan los parámetros, metodología, ubicación de los puntos de monitoreo y frecuencia de muestreo. Finalmente, es importante mencionar que la mitigación de impactos potenciales de elementos que representan manifestaciones particulares de subcomponentes ambientales, tales como la del recurso hidrogeológico a través de manantiales, o de las características de elementos de infraestructura que facilitan el aprovechamiento de recursos naturales, como los canales o sistemas de agua, consiste en la restitución de los caudales o volúmenes afectados mediante el uso del agua almacenada en los reservorios. Por lo tanto, dado que la efectividad de las medidas planteadas en estos casos está asociada a la verificación de la mitigación provista a través de los componentes agua superficial y subterránea, y que el seguimiento de las características de los manantiales y canales fuera del área de influencia puede constituir un requerimiento social, el monitoreo específico para estos elementos podrá ser incluido dentro del Plan de Monitoreo Participativo Ambiental Social (PMPAS) o de otro esfuerzo de seguimiento particular acordado con las autoridades y la población, como el completado por COMOCA, por ejemplo.

RE-61
Febrero 2010

Cuadro 4 Resumen Programa de Monitoreo Ambiental
Componente Parámetros - Depósitos de desmonte - Depósito de material LoM - Depósito de relaves - Tajos Estaciones de monitoreo

Geotecnia

- Identificación de fallas

- Precipitación - Temperatura del aire - Presión barométrica Clima y - Humedad relativa meteorología - Evaporación - Velocidad y dirección del viento - Concentración atmosférica de material particulado, fracción respirable (PM10) - Contenido de metales en el PM10 - Concentración atmosférica de material particulado, partículas finas (PM2.5) - Concentración de óxido nitroso (NO2), anhídrido sulfuroso (SO2) y monóxido de carbono (CO)
B B B B B B B B B B

- Estación Old Minas Conga: Coordenadas UTM 9 230 902 N y 790 608 E. - Estación New Minas Conga: Coordenadas UTM 9 234 970 N y 790 063 E.

Calidad del aire

- Estación Namococha (estación móvil): ubicada en el poblado del mismo nombre (9 236 129 N, 785 174 E). - Estación Lagunas de Combayo (estación móvil): ubicada en el poblado del mismo nombre (9 232 232 N, 784 534 E). - Estación Quengorío Alto (estación móvil): ubicada en el poblado del mismo nombre (9 238 886 N, 785 306 E). - Estación MCSN-1 (estación permanente): ubicada en San Nicolás de Chailhuagón (9 230 146 N, 789 276 E). - Estación MCAB-1 (estación móvil): ubicada en Agua Blanca (9 233 354 N, 794 129 E). - Estación MCAM-1 (estación permanente): ubicada en Piedra Redonda Amaro (9 240 630 N, 789 640 E).

Niveles de ruido y vibraciones

- Nivel de presión sonora equivalente (NPSeq) - Velocidad o aceleración vertical de partículas

- Estación Namococha: ubicada en el poblado del mismo nombre (9 236 129 N, 785 174 E). - Estación Lagunas de Combayo: ubicada en el poblado del mismo nombre (9 232 232 N, 784 534 E). - Estación Quengorío Alto: ubicada en el poblado del mismo nombre (9 238 886 N, 785 306 E). - Estación MCSN-1: ubicada en San Nicolás de Chailhuagón (9 230 146 N, 789 276 E). - Estación MCAB-1: ubicada en Agua Blanca (9 233 354 N, 794 129 E). - Estación MCAM-1: ubicada en Piedra Redonda Amaro (9 240 630 N, 789 640 E).

Suelos

- Textura (% de arena, limo y arcilla) - Densidad aparente -Conductividad hidráulica - Estructura - pH - N, P y K extractables (nutrientes disponibles para la planta) - Capacidad de intercambio catiónico (CIC) - Porcentaje de humedad gravimétrica (%Hg) - Bacterias totales - Actinomicetos totales - Hongos totales - Cuantificación de bacterias nitrificantes - Cuantificación de bacterias fijadoras de nitrógeno libre - Biomasa microbiana - Carbono en la biomasa - Carbono orgánico en el suelo

- Depósito Nº 1: 15 puntos - Depósitos Nº 2 y 3: 10 puntos - Depósito Nº 4: 5 puntos

RE-62
Febrero 2010

Cuadro 4 (Cont.) Resumen Programa de Monitoreo Ambiental
Componente
U

Parámetros

Estaciones de monitoreo

Calidad del agua superficial en ríos, quebradas y lagunas -pH -Temperatura -Oxígeno disuelto -Conductividad eléctrica -Sólidos totales en suspensión (SST) -Dureza total -Nitratos, nitritos, fosfatos y sulfatos -Sulfuros Agua -Metales totales (As, Cd, Cu, superficial Cr, Fe, Mn, Ni, Pb, Se, Zn, Hg, (ríos, quebradas Ba, B, Co, Li, Mg, y Ag) y lagunas) -Aceites y grasas -Cianuro y cianuro WAD -Xantatos (serán monitoreados desde el inicio de la etapa de operación) -Cromo VI -DBO y DQO -Coliformes totales y fecales Caudales -Caudal en los cuerpos de agua lóticos -Nivel de agua en los lénticos.
U U U

-MC-52: Cuenca de la quebrada Chugurmayo (9 237 134 N; 794 269 E) -MC-08: Cuenca de la quebrada Alto Chirimayo (9 232 937 N; 793 881 E) -MC-09: Cuenca de la quebrada Alto Chirimayo (9 233 628 N; 792 120 E) -MC-L-HUA-1: Cuenca de la quebrada Alto Chirimayo (9 232 698 N; 791 772 E) -MC-02: Cuenca del río Chailhuagón (9 229 593 N; 789 698 E) -PCHA-1: Cuenca del río Chailhuagón (9 230 391 N; 789 075 E) -MC-11: Cuenca del río Alto Jadibamba (9 241 362 N; 787 915 E) -MC-12: Cuenca del río Alto Jadibamba (9 241 073 N; 788 066 E) -MC-21: Cuenca de la quebrada Toromacho (9 238 066 N; 785 943 E) -MC-22: Cuenca de la quebrada Toromacho (9 238 085 N; 786 118 E)

RE-63
Febrero 2010

Cuadro 4 (Cont.) Resumen Programa de Monitoreo Ambiental
Componente
U

Parámetros

Estaciones de monitoreo

Agua superficial (instalaciones del proyecto)

En todas las instalaciones del proyecto: -pH -Temperatura -Oxígeno disuelto -Conductividad eléctrica En los reservorios superior, inferior, Perol y Chailhuagón: -Sólidos totales en suspensión (STS) -Dureza total -Nitratos, nitritos, fosfatos y sulfatos -Sulfuros -Metales totales (As, Cd, Cu, Cr, Fe, Mn, Ni, Pb, Se, Zn, Hg, Ba, B, Co, Li, Mg, y Ag) -Aceites y grasas -Cianuro y cianuro WAD -Reservorios superior, inferior, Perol y Chailhuagón -Xantatos (serán monitoreados -Planta de tratamiento de aguas ácidas desde el inicio de la etapa de -Pozas de sedimentación Chirimayo y Chailhuagón operación) -Cromo VI -DBO y DQO -Coliformes totales y fecales En la planta de tratamiento de aguas ácidas: -Sólidos totales en suspensión (SST) -Metales totales (As, Cd, Cu, Cr, Fe, Mn, Ni, Pb, Se, Zn, Hg, Ba, B, Co, Li, Mg, y Ag) -Cromo VI En las pozas de sedimentación Chirimayo y Chailhuagón: -Sólidos totales en suspensión (SST)
U U U U U U U

RE-64
Febrero 2010

Cuadro 4 (Cont.) Resumen Programa de Monitoreo Ambiental
Componente
U

Parámetros Calidad de agua subterránea -pH -Temperatura -Oxígeno disuelto -Conductividad eléctrica -Sólidos totales en suspensión (STS) -Dureza total -Nitratos, nitritos, fosfatos y sulfatos -Sulfuros -Metales totales (As, Cd, Cu, Cr, Fe, Mn, Ni, Pb, Se, Zn, Hg, Ba, B, Co, Li, Mg, y Ag) -Aceites y grasas -Cianuro y cianuro WAD -Xantatos (desde inicio de la etapa de operación) -Cromo VI -DBO y DQO -Coliformes totales y fecales Especies utilizadas para el plan de revegetación - Se evaluará la supervivencia considerando la cobertura total de la comunidad, el estado fenológico y la altura promedio de las especies dominantes Especies con algún estatus de conservación - Se evaluará el éxito de propagación en función a la densidad de individuos, vigor, competencia interespecífica, el estado fenológico y la altura promedio de la planta Especies utilizadas en el plan de manejo de bofedales - Se realizarán evaluaciones periódicas de la composición de especies en las zonas recuperadas en la quebrada Lluspioc.
U U U U U U U

Estaciones de monitoreo

Agua subterránea

- WQC-001: Cuenca de la quebrada Chugurmayo (9 236 130 N; 793 540 E) - MW-02/A/B: Cuenca de la quebrada Alto Chirimayo (9 233 726 N; 792 059 E) - GMW-CH: Cuenca del río Chailhuagón (9 230 755 N; 790 280 E) - WQC-002: Cuenca del río Alto Jadibamba (9 241 066 N; 787 847 E) - WQC-003: Cuenca del río Alto Jadibamba (9 239 254 N; 787 500 E) - GMW-TO-01: Cuenca de la quebrada Toromacho (9 238 140 N; 786 777 E)

Flora y vegetación

- Evaluaciones ex situ en el vivero a ser implementado por MYSRL - Zonas que hayan sido cerradas y revegetadas - Bofedales alterados de la quebrada Lluspioc.

RE-65
Febrero 2010

Cuadro 4 (Cont.) Resumen Programa de Monitoreo Ambiental
Componente Parámetros
U U

Estaciones de monitoreo Avifauna -Laguna Chailhuagón (A6): Monitoreo (9 230 826 N; 789 976 E) -Matorral/pajonal (A17): Impacto (9 233 026 N; 791 558 E) -Pajonal (A19): Control (9 233 084 N; 793 601 E) -Pajonal (A25): Impacto (9 237 138 N; 787 823 E) -Pajonal (A8): Control (9 232 273 N; 784 721 E) -Pajonal (A31): Control (9 235 376 N; 785 006 E) -Puyal/pajonal (A21): Impacto (9 235 787 N; 791 474 E) -Reservorio superior (RS): Monitoreo -Reservorio inferior (RI): Monitoreo -Reservorio Perol (RP): Monitoreo -Reservorio Chailhuagón (RCH): Monitoreo -Quebrada Lluspioc (QL): Monitoreo
U U

Avifauna - Índices de diversidad - Índices de abundancia - Composición de grupos sensibles Fauna Terrestre - Rangos de distribución
U U U U

Vida acuática

Mamíferos - Índices de abundancia relativa Mamíferos - Composición de grupos -Pajonal (M1): Impacto (9 237 122 N; 787 776 E) - Rangos de distribución -Pajonal (M15): Impacto (9 233 496 N; 795 930 E) -Pajonal (M3): Control (9 242 670 N; 783 843 E) -Pajonal (M8): Control (9 231 878 N; 784 718 E) -Pajonal (MR1): Investigación Thomasomys praetor (coordenadas por definir) -Pajonal (MR2): Investigación Thomasomys praetor (coordenadas por definir) -Pajonal (MR3): Investigación Thomasomys praetor (coordenadas por definir) - Análisis biofísico del hábitat (calidad de hábitat). - Parámetros fisicoquímicos: pH, conductividad eléctrica, oxígeno disuelto y temperatura. - Parámetros biológicos: presencia/ausencia de especies, longitud corporal (mm), peso (g) y abundancia (Nº - RG-CHA1: Quebrada Chailhuagón (9 230 030 N; 789 537 E) peces/unidad de esfuerzo). - RH-CHI: Quebrada Chirimayo (9 233 169 N; 795 141 E) - Parámetros para poblaciones - RJ-RG1: Río Grande (9 241 202 N; 787 895 E) de invertebrados: diversidad, abundancia, riqueza, dominancia y equidad. - Índices: EPT, CA, EPT/CA, IBF y BMWP - Metales en el agua y en el sedimento. - Xantatos en el sedimento - Nutrientes

RE-66
Febrero 2010

7.2 Plan de manejo de residuos sólidos El Plan de Manejo de Residuos Sólidos (PMRS) ha sido elaborado en concordancia con lo establecido en el Plan de Manejo de Residuos Sólidos y Peligrosos (denominado SHWMP por sus siglas en inglés) ya establecido para la instalación de MYSRL, actualizado al año 2007. El PMRS establece las pautas para la óptima gestión de los componentes del sistema, desde la generación de los residuos hasta su adecuada disposición final, pasando por las etapas de almacenamiento, recolección y transporte del Proyecto Conga. Asimismo, este PMRS se elaboró considerando las exigencias de responsabilidad ambiental y social que destacan a MYSRL y a la normativa ambiental vigente. El objetivo principal del PMRS es establecer los lineamientos para el efectivo control, manejo y disposición de los residuos sólidos que se generen durante la etapa de construcción y operación del Proyecto Conga, evitando potenciales impactos al ambiente y salud, así como a la seguridad de los trabajadores y las poblaciones del entorno. El PMRS tiene aplicación específica sobre las operaciones de MYSRL, para todo el ámbito del Proyecto Conga donde se identifique la generación de residuos sólidos. Asimismo, comprende el transporte interno y la disposición final de los residuos sólidos asimilables a urbanos e inertes. No se ha previsto ninguna actividad de manejo de residuos sólidos (no peligrosos) fuera de los linderos del proyecto. La gestión de los residuos sólidos peligrosos requiere atención especial, para lo cual se contará con los servicios de una empresa prestadora de servicios de residuos sólidos especializada (EPS-RS), debidamente registrada ante la Dirección General de Salud Ambiental (DIGESA). Para la gestión de los residuos no peligrosos inertes se ha previsto un manejo específico de acuerdo con el tipo de residuos, orientado hacia su comercialización o disposición final adecuada. Actualmente, MYSRL está caracterizando los residuos sólidos generados en sus instalaciones, para ello utiliza contenedores que han sido distribuidos en toda la propiedad de MYSRL y que serán utilizados para el almacenamiento temporal de los residuos sólidos generados por el Proyecto Conga. De acuerdo con el número estimado de trabajadores para la etapa de construcción (6 000 personas), y considerando un valor promedio de residuos generados por cada trabajador (generación per-cápita), se tiene que la cantidad anual de residuos sólidos no peligrosos será de 7 056 toneladas generados durante toda la etapa de construcción.
RE-67
Febrero 2010

Asimismo, para la etapa de operación se estiman 19 216 toneladas generadas de residuos sólidos no peligrosos. Una vez iniciada la operación del proyecto se realizará un trabajo de campo para ajustar los parámetros establecidos en forma preliminar en el presente PMRS. La zona de almacenamiento central es aquella en la que se acopiarán todos los residuos generados en los distintos puntos de almacenamiento primario del proyecto (donde ocurre la segregación). En este almacén central se instalarán contenedores de gran volumen, en los que se almacenarán los residuos en forma temporal, hasta su disposición final o comercialización. Se llevará un registro interno del manejo de los residuos sólidos, de acuerdo con lo establecido en el Reglamento de la Ley General de Residuos Sólidos (Decreto Supremo Nº 057-2004-PCM). Los registros e informes serán revisados por los directivos, a fin de mejorar, si fuera necesario, la efectividad del PMRS. El transporte de residuos sólidos fuera del área de operaciones será realizado a través de una EPS-RS o EC-RS debidamente registrada en la DIGESA. En el caso de residuos reciclables que vayan a ser comercializados, el transporte podrá ser realizado por una EC-RS, igualmente registrada en la DIGESA, que cuente con la correspondiente autorización. Para eliminar los residuos sólidos peligrosos se contratará a una empresa especializada en su recolección y transporte, dicha empresa contratista será una EPS-RS registrada en la DIGESA. Todos los residuos sólidos no peligrosos generados en el ámbito del proyecto serán trasladados de la zona de almacenamiento central a la Estación Central de Residuos de Yanacocha, ubicada en el kilómetro 39 (altura del Serpentín # 1 de La Quinua en las instalaciones de MYSRL). Para la disposición final de los residuos reciclables y comercializables se contratará a una EC-RS autorizada por DIGESA. Los residuos peligrosos generados en las etapas de construcción y operación, luego de un almacenamiento temporal, serán dispuestos por una EPS-RS y los aceites y lubricantes usados se enviarán a la planta de cal para su reuso o en su defecto devolverán al proveedor para su reciclaje o se enviarán a una instalación de reciclaje, mediante una comercializadora autorizada de materiales reciclables (EC-RS). 7.3 Plan de respuesta a emergencias y contingencias El presente plan ha sido elaborado con la finalidad de responder adecuadamente ante la eventualidad de accidentes y/o estados de emergencia que pueda afectar a los trabajadores, el proceso, las instalaciones o el entorno ambiental del Proyecto Conga. El planeamiento de la prevención, identificación y respuesta ante las contingencias, apunta a preservar la integridad
RE-68
Febrero 2010

de los trabajadores y el medio ambiente, dentro del marco de la política empresarial de MYSRL. Además, proporciona la preparación apropiada para una respuesta oportuna y eficaz a las emergencias que se puedan presentar, como consecuencia de sismos, posibles incendios, derrames químicos, derrumbes, emergencias médicas y/o accidentes vehiculares, entre otros. Es así que se requiere de un plan integral que incluya equipos de trabajadores expertos, motivados y encargados de realizar funciones específicas en la gestión de la prevención y que garanticen una respuesta eficaz ante las emergencias. Debido a que el presente plan ha sido desarrollado antes de la construcción y el inicio del proyecto, podría requerir actualizaciones previas al inicio de las operaciones y, en caso se requiera, durante las operaciones. Estas futuras actualizaciones podrían incluir responsabilidades específicas, protocolos y manejo de información de contactos basado en las condiciones al momento del inicio de las operaciones.

RE-69
Febrero 2010

8.0 Resumen de Línea de Base Social
8.1 Área de estudio general El Área de Estudio General (AEG) del Proyecto Conga se conforma por los distritos de La Encañada, en la provincia de Cajamarca, y Huasmín y Sorochuco, en la provincia de Celendín, del departamento de Cajamarca (Figura 1.1.1). Esta área se define como el potencial espacio receptor de efectos indirectos del desarrollo del proyecto. 8.1.1 Demografía El departamento de Cajamarca es el cuarto con mayor población a nivel nacional, con 1 387 809 habitantes (5,1% de la población total) (Cuadro 5). En ese sentido, es notable resaltar que el ritmo de crecimiento poblacional intercensal 1993-2007 es de 2,3% promedio anual, explicado principalmente por un mayor componente urbano. Cuadro 5 Población, superficie y densidad Ámbito geográfico Departamento Cajamarca Provincia Cajamarca Provincia Celendín Distrito La Encañada Distrito Huasmín Distrito Sorochuco Población 1 387 809 316 152 88 508 23 076 13 282 9 826 Superficie (km2)
P P

Densidad (hab./ km2)
P P

33 317,5 2 979,8 2 641,6 635,1 437,5 170,0

41,7 106,1 33,5 36,3 30,4 57,8

Fuente: INEI. Censo Nacional de Población y Vivienda 2007

A nivel distrital puede observarse el reflejo de este patrón, donde a excepción de La Encañada, los distritos del AEG se caracterizaban por ser predominantemente rurales en 1993 (alrededor del 95% de su población), y presentan una disminución poblacional hacia el 2007, con una ligera mayor proporción urbana. La pirámide poblacional del departamento de Cajamarca presenta una estructura de rasgos tradicionales, estando concentrada en los grupos etarios menores. Esto se explicaría por unas persistentes altas tasas de natalidad y mortandad, características de la sierra peruana. Esta estructura tradicional de la pirámide poblacional se hace más evidente a nivel distrital.

RE-70
Febrero 2010

8.1.2 Características de los miembros del hogar El porcentaje de jefes de hogar hombres oscila entre el rango de 73% a 79%, cuyo rango superior tiene mayor incidencia a nivel distrital. La mayoría de jefes de hogar en el AEG cuenta con estudios primarios completos. A excepción de la provincia de Cajamarca (40%), el porcentaje de jefes de hogar con primaria completa supera siempre el 50% en los demás niveles geográficos. La mayoría de jefes de hogar en todas las zonas del AEG se encuentra por encima de los 45 años de edad. En relación a la procedencia en cada una de las zonas estudiadas, la mayoría de residentes ha vivido en la zona de estudio los últimos cinco años. Los migrantes han llegado en su mayoría a la provincia de Cajamarca, desde Lima o el resto de provincias. 8.1.3 Características de la vivienda El material de construcción predominante en las paredes de las viviendas es el adobe o tapia en todos los niveles geográficos estudiados: departamento de Cajamarca (76,7%), provincias de Cajamarca (65,9%) y Celendín (94,5%), distritos La Encañada (96%), Huasmín (96,5%) y Sorochuco (97,4%). Respecto al material de construcción de los pisos, más del 95% de las viviendas en los distritos La Encañada, Huasmín y Sorochuco tienen piso de tierra, mientras que el departamento de Cajamarca y provincias de Cajamarca y Celendín poseen el 74,2%, 58,3% y 87,9% pisos de tierra, respectivamente. A diferencia de los materiales de construcción de paredes y pisos, el material de los techos varía según nivel geográfico. En el departamento de Cajamarca la mayoría de techos están hechos con planchas de calamina, fibra de cemento o similares (54%). En las provincias de Cajamarca y Celendín, la mayoría de viviendas están construidas con tejas (47,7% y 56% respectivamente). A nivel distrital, la mayoría de techos de La Encañada están construidos a base de planchas de calamina (46,3%), mientras que en Huasmín y Sorochuco, los techos son primordialmente de tejas (56,4% y 82,3%). 8.1.4 Servicios básicos La mayoría de viviendas dentro del departamento de Cajamarca, y en las provincias de Cajamarca y Celendín cuentan con abastecimiento de agua potable. A nivel distrital se encuentra que la mayoría de hogares se abastece de agua a través de una red pública dentro de la vivienda (agua potable): La Encañada, 25,2%; Huasmín, 43,4%; Sorochuco, 20,3%.

RE-71
Febrero 2010

Cuadro 6 Abastecimiento de agua en la vivienda
Abastecimiento Red pública dentro de la vivienda (agua potable) Red pública fuera de la vivienda pero dentro de la edificación (agua potable) Pilón de uso público (agua potable) Camión-cisterna u otro similar Pozo Río, acequia, manantial o similar Vecino Otro Total Departamento Cajamarca Provincia Cajamarca Provincia Distrito La Celendín Encañada Distrito Huasmín Distrito Sorochuco

36,7%

59,3%

41,7%

25,2%

43,4%

20,3%

18,8%

16,9%

14,1%

25,9%

8,6%

32,6%

2,4%

2,2%

3,8%

3,1%

5,0%

6,5%

0,1% 15,8%

0,1% 7,0%

0,1% 28,5%

0,0% 12,7%

0,1% 34,7%

0,0% 23,0%

21,5%

9,8%

6,6%

27,6%

3,6%

9,9%

3,5% 1,3% 100%

3,8% 0,9% 100%

3,9% 1,3% 100%

5,2% 0,2% 100%

4,1% 0,3% 100%

7,5% 0,2% 100%

Fuente: INEI. Censo Nacional de Población y Vivienda 2007

Con respecto a los servicios higiénicos, se encuentra que, en cada zona estudiada, el mayor porcentaje de viviendas poseen letrina o pozo ciego. Este porcentaje es alto a nivel distrital donde el 64,2% (La Encañada), 70,3% (Huasmín), 71,5% (Sorochuco) de las viviendas utilizan las letrinas como servicio higiénico.

RE-72
Febrero 2010

La mayoría de viviendas en los niveles geográficos estudiados a excepción de la provincia de Cajamarca (62,8%), no posee alumbrado eléctrico por red pública. A nivel distrital sólo el 10% (La Encañada), 15,3% (Huasmín), y 33,4% (Sorochuco) poseen alumbrado eléctrico por red pública. 8.1.5 Educación El 17,1% de la población mayor de 15 años en el departamento de Cajamarca califica como analfabeta (Cuadro 7). En los distritos estudiados, la tasa de analfabetismo es superior al promedio departamental, siendo analfabeta el 28,1%, 25,6% y 27% de la población en La Encañada, Huasmín y Sorochuco respectivamente. Cuadro 7 Tasa de analfabetismo Ámbito geográfico Departamento Cajamarca Provincia Cajamarca Provincia Celendín Distrito La Encañada Distrito Huasmín Distrito Sorochuco
Fuente: INEI. Censo Nacional de Población y Vivienda 2007

Analfabetismo 17,1% 13,8% 18,6% 28,1% 25,6% 27%

En todos los niveles geográficos estudiados, la tasa de repitencia escolar se eleva considerablemente al pasar del primer grado al segundo grado de primaria, dado por la alta tasa de retiro escolar que se manifiesta en el primer grado de estudios (la mayoría de ingresantes al primer grado se retira antes de finalizar el año de estudios). En el departamento de Cajamarca, en promedio el 5,7% de la población que cursa algún grado de primaria y el 7,3% de la población que cursa algún grado de secundaria, se encuentra en calidad de retirado. A nivel distrital, se observa que en promedio la tasa de retiro escolar en el nivel primario (10%), y en el nivel secundario (7,8%), superan el promedio departamental. De acuerdo con la información oficial del Ministerio de Educación (MINEDU), en el departamento de Cajamarca existen 7 047 centros y/o programas educativos. La mayoría de centros y programas educativos se encuentran ubicados en el área rural, en los niveles de educación inicial (2 143) y primaria (3 343). A nivel distrital, La Encañada cuenta con más

RE-73
Febrero 2010

centros y programas educativos (131), en comparación con sus pares de Huasmín (87) y Sorochuco (41). 8.1.6 Salud La principal enfermedad en la población del departamento de Cajamarca es la infección respiratoria aguda (IRA), que ha sido la causa de muerte del 12,8% de la población en análisis. A nivel distrital, también se observa que las enfermedades respiratorias como la influenza (gripe) y la neumonía son las principales causas de mortalidad en La Encañada (12,15), Huasmín (24,25), y Sorochuco (25%). La mayoría de atenciones (59,1%) y atendidos (41,6%) en el departamento de Cajamarca se han realizado en puestos de salud. Asimismo, el número de atenciones y atendidos en hospitales representan la minoría de casos; es decir, sólo un número menor de consultas médicas se realizan en este tipo de establecimiento, y representan el 20% sobre el total de atendidos, y el 7,4% sobre el total de atenciones. A nivel distrital, aumenta la participación de los puestos de salud como receptor de atenciones y atendidos, llegando incluso a ser el único tipo de establecimiento que brinda servicios de salud. Para los tres distritos en análisis, en promedio, el 87% de la población atendida y el 90% de las atenciones han sido realizadas en un puesto de salud. A nivel departamental se observa que Cajamarca cuenta con 3 hospitales, 37 centros de salud, y 271 puestos de salud. Entre las provincias analizadas se observa que ambas poseen un hospital; sin embargo, la provincia de Cajamarca supera en 7 centros de salud y 23 puestos de salud a la provincia de Celendín. A nivel distrital se tiene que ningún distrito en análisis cuenta con un hospital, y sólo el distrito La Encañada cuenta con un centro de salud. Para los distritos de Huasmín y Sorochuco, el único establecimiento de salud disponible son los puestos de salud (Cuadro 8), esto explica porqué este tipo de establecimientos abastecen toda la demanda de salud existente en dichos distritos.

RE-74
Febrero 2010

Cuadro 8 Número de establecimientos de salud Distrito Departamento Provincia Provincia Distrito Distrito Establecimiento La Cajamarca Cajamarca Celendín Huasmín Sorochuco Encañada Hospital Puesto de Salud 3 271 1 10 46 1 3 23 1 8 5 2 Centro de Salud 37

Fuente: Ministerio de Salud - Oficina General de Estadística e Informática. Actualizado al 31 de Diciembre del 2008

8.1.7 Empleo El 78% de la población del AEG se encuentra en edad de trabajar (PET), grupo del cual aproximadamente la mitad se encuentra desempeñando alguna actividad económica (PEA ocupada), mientras que el resto se dedica a labores domésticas, principalmente mujeres, o al estudio, principalmente jóvenes. A nivel departamental, el nivel educativo de la PEA ocupada presenta una importante proporción de educación superior (alrededor del 40%) en el ámbito urbano, mientras que en el ámbito rural es predominantemente de nivel primario (62%) o sin nivel (14%). A nivel distrital puede observarse el mismo patrón, con un relativo menor desempeño del nivel superior en el ámbito urbano y una mayor proporción de la PEA (Cuadro 9) ocupada sin nivel en el ámbito rural, lo cual se explica por el bajo nivel de desarrollo de la zona. Respecto de la categoría de empleo el 48% de la PEA ocupada del departamento de Cajamarca es trabajador independiente, mientras que el 15% es Trabajador familiar no remunerado, siendo estos rasgos característicos de zonas con gran cantidad de unidades familiares de producción agropecuaria independiente. Debido a esto, estos rasgos se acentúan a nivel distrital del AEG debido a su mayor proporción de población rural. De esta manera, en el departamento de Cajamarca el 57% se dedica a la actividad agropecuaria, mientras que a nivel distrital se encuentra alrededor del 80%.

RE-75
Febrero 2010

Cuadro 9 Distribución de la población según PEA ocupada, desocupada y No PEA PEA ocupada Absoluto % Dpto. Cajamarca - Urbano - Rural Provincia Cajamarca - Urbano - Rural - Urbano - Rural Distrito Encañada - Urbano - Rural Distrito Huasmín - Urbano - Rural - Urbano - Rural La 5 555 341 5 214 2 835 73 2 762 188 2 572 35,7 37,9 35,6 33,8 43,5 33,6 41,7 36,9 42,2 594 73 521 306 6 300 114 19 95 3,8 8,1 3,6 3,6 3,6 3,6 1,7 3,7 1,6 9 400 485 8 915 5 253 89 5 164 3 737 303 3 434 60,5 53,9 60,9 62,6 53,0 62,8 56,5 59,4 56,3 15 549 899 14 650 8 394 168 8 226 6 611 510 6 101 100 100 100 100 100 100 100 100 100 433 922 163 328 270 594 105 224 65 667 39 557 7 112 16 415 46,3 49,7 44,5 46,8 50,9 41,2 40,8 45,2 39,1 PEA desocupada Absoluto 20 219 8 682 11 537 6 354 3 447 2 907 1 395 448 947 % 2,2 2,6 1,9 2,8 2,7 3,0 2,4 2,8 2,3 No PEA Absoluto % 483 239 156 666 326 573 113 384 59 839 53 545 32 777 8 178 24 599 51,6 47,7 53,7 50,4 46,4 55,8 56,8 52,0 58,6 Total PET Absoluto % 937 380 328 676 608 704 224 962 128 953 96 009 57 699 15 738 41 961 100 100 100 100 100 100 100 100 100

Provincia Celendín 23 527

Distrito Sorochuco 2 760

Fuente: INEI. Censo Nacional de Población y Vivienda 2007

8.1.8 Actividades económicas El departamento de Cajamarca presenta uno de los crecimientos más dinámicos a nivel nacional en la última década, con una tasa anual promedio alrededor del 7%. En buena parte este ritmo se atribuye a la contribución del sector minero, el cual representa cerca al 22% del PBI de Cajamarca. El sector minero del departamento aporta un importante monto de divisas a las cuentas nacionales, llegando a significar más de US$1 600 millones en el 2006.

RE-76
Febrero 2010

Por otro lado, la principal actividad económica en términos de uso de mano de obra es la agropecuaria, debido a su intensidad en uso de mano de obra poco calificada, aunque de poca generación de valor agregado y por lo general de destino al autoconsumo. Otra fuente de desarrollo es la actividad turística, para la que cuenta con Recursos HistóricosCulturales como Cumbe Mayo, Ventanillas de Otuzco, Combayo, Cuarto del Rescate, entre otros. 8.1.9 Percepciones En términos generales, los líderes y autoridades locales del AEG consideran que la actividad minera provocará importantes impactos negativos sobre el agua y suelos, y consiguientemente sobre la actividad agrícola. Por otro lado, mencionan que el desarrollo de proyectos mineros trae los efectos perniciosos de la inmigración, como robos, prostitución y alcoholismo. Asimismo, mostraron preocupación por la venta de tierras y el efecto sobre la sostenibilidad económica de la población ex propietaria. 8.2 Área de estudio específico El Área de Estudio Especifico (AEE) está comprendida por los 32 caseríos en los que se esperan los principales efectos del desarrollo del Proyecto Conga. Estos pertenecen a los distritos de La Encañada, Huasmín y Sorochuco descritos a nivel general en el AEG. 8.2.1 Demografía En el AEE la población total asciende a 7 350 habitantes, distribuidos principalmente en los caseríos del distrito Huasmín (53,9%), y seguido por los caseríos del distrito de Sorochuco (28,9%) y de La Encañada (17,2%) (Cuadro 10). De forma más pronunciada que en el AEG, los caseríos del AEE presentan una pirámide poblacional tradicional, con una notable concentración en los grupos etarios menores debido a las altas tasas de natalidad y mortandad. Asimismo, la mayoría de la población de los caseríos del AEE nació en el mismo distrito (88%), mientras que una minoría proviene de otras provincias o distritos de Cajamarca (12%).

RE-77
Febrero 2010

Cuadro 10 Población de los caseríos, según ámbitos de estudio % del distrito 29,8% 21,6% 5,5% 15,9%

Ámbito geográfico Caseríos del distrito Huasmín Caseríos del distrito Sorochuco Total de caseríos del AEE

Absoluto 3 964 2 122 7 350

% del AEE 53,9% 28,9% 17,2% 100%

Caseríos del distrito La Encañada 1 264
Fuente: Censo de Población y Viviendas del AEE 2009, INEI

8.2.2 Características de los miembros del hogar El 88% de jefes de hogar son hombres (Cuadro 11), por lo general de 31 a 45 años (36%) o de mayor a 45 años (40%). Asimismo, estos se caracterizan por ser de nivel primaria (69%), y sin nivel (15%). Cuadro 11 Distribución de jefes de hogar según sexo Jefes de hogar hombres Absoluto % Caseríos del distrito La Encañada Caseríos del distrito Huasmín Caseríos del distrito Sorochuco Total de caseríos del AEE
Fuente: Censo de Población y Viviendas del AEE 2009, INEI

Ámbito geográfico

Jefes de hogar mujeres Absoluto % 34 121 64 219 11,9% 13,4% 12,4% 12,8%

252 785 454 1491

88,1% 86,6% 87,6% 87,2%

Por otro lado, los jefes de hogar hombres se encuentran en estado de convivientes (alrededor del 80%) o casados (alrededor del 20%), mientras que la mayoría de mujeres jefes de hogar son viudas (alrededor del 70%). La mayoría de hogares del AEE tiene un hijo (24%) dos hijos (24%) o más de cuatro hijos (20%). 8.2.3 Características de la vivienda Los materiales de construcción de las viviendas del AEE se caracterizan por ser predominantemente de adobe o tapia en las paredes (94%), tierra en los suelos (98%) y planchas de calaminas en los techos (50%).

RE-78
Febrero 2010

Respecto al acceso de los servicios básicos, el 10% accede a agua potable frente a un 50% que accede a red pública de agua no potable. El 70% accede a letrinas y el 0% a una red pública en términos de servicios higiénicos y el 20% a electricidad y el 52% a velas como fuente de alumbramiento (Cuadro 12). Cuadro 12 Tipo de abastecimiento de agua en la vivienda Caseríos del Caseríos del distrito La distrito Encañada Huasmín Red pública dentro de la vivienda (agua potable) Red pública fuera de la vivienda pero dentro de la edificación (agua potable) Pilón/grifo potable) público (agua 3,5% 44,1% 0,4% 3,5% 19,2% 3,2% 2,5% 100% 1,2% 49,1% 0,1% 18,5% 19,1% 1,9% 5,1% 100% 2,5% 56,6% 0,2% 7,9% 20,7% 2,9% 4,8% 100% 2,0% 50,5% 0,2% 12,8% 19,6% 2,4% 4,6% 100% 0,4% 4,2% Caseríos del distrito Sorochuco 0,0% Total de caseríos del AEE 2,3%

23,4%

0,8%

4,4%

5,7%

Red pública entubada no potable Camión, cisterna Agua de pozo Manantial, puquio Río, acequia Vecino u otro Total

Fuente: Censo de Población y Viviendas del AEE 2009, INEI

8.2.4 Educación La población mayor de 15 años en el AEE la mayoría sólo ha alcanzado el nivel primario (58,4%) y otro grupo importante no posee nivel alguno (22%). Esta última situación se presenta con mayor notoriedad en el caso de las mujeres, debido a que estas se dedican en mayor proporción a labores domésticas (Cuadro 13).

RE-79
Febrero 2010

Cuadro 13 Nivel educativo alcanzado por la población mayor de 15 años Caseríos del distrito La Encañada Abs. Sin nivel Inicial / pre-escolar Primaria Secundaria Superior universitaria Total 206 0 394 203 15 824 % 0,0% Caseríos del distrito Huasmín Abs. 3 % 0,1% Caseríos del distrito Sorochuco Abs. 0 % 0,0% 20,5% 969 3 63,5% 2558 15,2% 773 0,3% 0,5% 100% 34 46 4383 Total de caseríos del AEE Abs. % 22,1% 0,1% 58,4% 17,6% 0,8% 1,1% 100%

25,0% 491 47,8% 1322 24,6% 368 1,8% 0,7% 15 34

22,0% 272 59,2% 842 16,5% 202 0,7% 1,5% 4 6

Superior no universitaria 6

100% 2233

100% 1326

Fuente: Censo de Población y Viviendas del AEE 2009, INEI

En el caso de la población menor de 16 años, el 60% ha alcanzado el nivel primaria y otro grupo importante no posee algún nivel educativo 22%. Estos porcentajes parecidos al del grupo de edad anterior refleja mejoras en el nivel educativo de la población de las últimas generaciones. El 29% de la población del AEE es analfabeta, con una importante proporción de mujeres en esta categoría (alrededor del 77%). En el AEE se encontraron 5 centros educativos de Inicial o PRONOEI, 25 de Primaria, 9 de Secundaria. Los materiales de construcción son predominantemente de adobe o tapia en las paredes, cemento en los suelos y planchas de calaminas en los techos. Se encuentra que sólo el 43% de los centros educativos del AEE cuenta con una disponibilidad adecuada de carpetas, el 35% con una adecuada disponibilidad de pizarras y todo centro educativo cuente con al menos una biblioteca con ambiente propio. 8.2.5 Salud En cuanto al nivel de morbilidad del AEE, se encuentra que el 42,3% del total tuvo al menos un miembro enfermo en los últimos 15 días, de los cuales el 69% acudieron a un centro de salud (Cuadro 14).

RE-80
Febrero 2010

Cuadro 14 Número de enfermos los últimos 15 días Hogares con enfermos Absoluto Caseríos del distrito La Encañada 134 Caseríos del distrito Huasmín Caseríos del distrito Sorochuco Total de caseríos del AEE 365 204 703 % 46,9% 42,6% 39,4% 42,3%

Ámbito geográfico

Hogares sin enfermos Absoluto % 152 492 314 958 53,2% 57,4% 60,6% 57,7%

Fuente: INEI. Informe final de infraestructura educativa. Proyecto Conga s Conga 2009.

El 18,3% del total de mujeres se encuentra en edad fértil, de las cuales casi la totalidad realizaron controles prenatales. Asimismo, el 46,3% afirma usar métodos anticonceptivos. Con respecto a las enfermedades de los niños menores de 5 años se encuentra que las enfermedades del tipo infección respiratoria aguda (IRA) afectaron al 45% de dicha población en el AEE en las dos semanas previas al censo, mientras que el 10% tuvo enfermedad diarreica aguda (10%). Asimismo el 43% se encontró en estado de desnutrición aguda y el 38% con anemia. En cuanto al número de establecimientos de salud, se observa que en el total de caseríos del AEE existen 6 puestos de salud, 5 del tipo I-1 (con técnico) y 1 del tipo I- 2 (con médico). En éstos, el estado de conservación de los equipos médicos es principalmente regular (50%) o bueno (38%). 8.2.6 Empleo En términos generales la población económicamente activa (PEA) representa aproximadamente el 69% de la población en edad de trabajar (PET), además se encuentra una especialización de la población en el desempeño de actividades agropecuarias en unidades familiares de producción independiente con repartición de labores entre hombres y mujeres, donde los primeros cuentan además con un trabajo secundario y las últimas se dedican también a los requerimientos de trabajo doméstico, sacrificando sin embargo su nivel educativo (Cuadro 15).

RE-81
Febrero 2010

Cuadro 15 Distribución de la población según PET, PEA, No PEA Caseríos del distrito La Encañada Absoluto % Población total PET No PET PET 1/ - PEA Ocupada 1 264 1 074 190 639 447 85% 15% Caseríos del distrito Huasmín Absoluto % 2 862 1 094 72% 28% Caseríos del distrito Sorochuco Absoluto % 1 717 405 81% 19%

Total AEE Absoluto % 100% 77% 23% 100% 69% 1% 30% 5 653 1 689

100% 3 956

100% 2 122

100% 7 342

100% 2 336 70% 2% 28% 1 580 24 732

100% 1 355 68% 1% 31% 973 9 373

100% 4 330 72% 1% 28% 3 000 48 1 282

PEA Desocupada 15 - No PEA 177

1/ Tasa de no respuesta: 9% (Encuesta de empleo e ingresos) Fuente: Censo de Población y Viviendas del AEE 2009, INEI

8.2.7 Actividades económicas Las unidades familiares agropecuarias del AEE se caracterizan por realizar de manera conjunta las actividades agrícolas, siendo principalmente de auto-consumo, junto a las pecuarias, para la comercialización de subproductos lácteos. Asimismo, las UA’s del AEE trabajan mayoritariamente en terrenos pequeños, de alrededor de 1 ha por parcela, donde cada familia cuenta en promedio con 2 parcelas (Cuadro 16).

RE-82
Febrero 2010

Cuadro 16 Número y tamaño promedio de Unidades Agropecuarias (UA) Número Tamaño prom. Superficie prom. de prom. de UA parcelas la parcela por UA 0,9 3,5 7,4 22,3 155,9 3,8 1,2 3,8 7,0 14,3 2,4 0,9 3,4 7,4 22,8 108,9 4,4 0,9 3,5 8,0 24,3 250,0 3,3 1,6 2,1 2,3 2,5 2,2 1,8 1,2 1,7 2,8 2,0 1,4 1,8 2,2 2,3 2,5 2,3 2,0 1,5 2,2 1,9 2,8 2,0 1,6 0,6 1,6 3,1 8,9 70,2 2,1 1,0 2,2 2,5 7,2 1,7 0,5 1,5 3,2 9,0 46,7 2,2 0,6 1,6 4,2 8,6 125,0 2,0

Total UA

.%

Minifundio (0 a 2 ha.) Familiar pequeña (2 a 5 ha.) Total Familiar mediana (5 a 10 ha.) Mediana (10 a 50 ha.) Grandes (50 a 500 ha.) Total Minifundio (0 a 2 ha.) La Encañada Familiar pequeña (2 a 5 ha.) Familiar mediana (5 a 10 ha.) Mediana (10 a 50 ha.) Grandes (50 a 500 ha.) Total Minifundio (0 a 2 ha.) Familiar pequeña (2 a 5 ha.) Huasmín Familiar mediana (5 a 10 ha.) Mediana (10 a 50 ha.) Grandes (50 a 500 ha.) Total Minifundio (0 a 2 ha.) Familiar pequeña (2 a 5 ha.) Sorochuco Familiar mediana (5 a 10 ha.) Mediana (10 a 50 ha.) Grandes (50 a 500 ha.) Total

1 037 280 84 72 9 146 37 15 5 0 203 506 157 60 61 6 789 385 86 9 6 3 489

70% 19% 6% 5% 1% 72% 18% 7% 2% 0% 100% 64% 20% 8% 8% 1% 100% 79% 18% 2% 1% 1% 100%

1 482 100%

Fuente: Censo de Población y Viviendas del AEE 2009, INEI

RE-83
Febrero 2010

La mayoría de las UA’s utiliza sus parcelas para los cultivos de campaña (83%), y en menor medida para pastos naturales (11%), como uso principal. Las parcelas del AEE utilizan principalmente métodos de irrigación de baja eficiencia, como el riego por secano (83%) o el riego por gravedad (12%). Las UA’s del AEE consideran que sus principales problemas respecto de la producción agropecuaria es la baja producción (89%), falta de agua (61%), y baja tecnología (60%). Las UA’s del AEE que recibieron asistencia técnica representan un número bastante reducido. 8.2.8 Percepciones En relación a la percepción de los jefes de hogar del AEE respecto de la condición de vida de sus hogares, se tiene que la mayoría (61,6%) considera que en los últimos doce meses las condiciones son iguales. Si se considera la percepción según nivel educativo, se aprecia que hay una tendencia a que a menor nivel educativo, mayor es la percepción de que el nivel de vida del hogar ha empeorado. El 55% de la población dentro del AEE del Proyecto Conga no conoce del proyecto y sólo el 42% manifiesta conocerlo. Sólo el 31% de los pobladores encuestados manifestaron que consideraban que la actividad minera trae beneficios. De acuerdo al nivel educativo, se aprecia que a mayor nivel educativo, mayor aceptación de que la actividad minera trae beneficios. El 94% de la población considera que la actividad minera puede traer perjuicios. Cuando se considera la edad, se aprecia que a menor edad, mayor es la percepción de que la actividad minera trae perjuicios. Dentro de todos los que consideran que la actividad minera puede traer perjuicios, las principales preocupaciones se encuentran alrededor de los posibles daños al agua (75%), daños a las personas (64%), daños a los animales (62%) y daños al medio ambiente (62%). 8.2.9 Fuentes de agua del AEE Se identificaron las siguientes cuencas: quebrada Toromacho, río Alto Jadibamba, quebrada Chugurmayo, quebrada Alto Chirimayo y río Chailhuagón, para las cuales se realizó un inventario participativo de los manantiales, captaciones de agua potable, puntos de aforo, filtraciones, quebradas y lagunas.

RE-84
Febrero 2010

8.3 Grupos de Interés Para el análisis de los grupos de interés del AEG del proyecto, se procesaron las posiciones, el nivel de poder y tema de interés de 194 actores, entre ellos: autoridades regionales, provinciales y locales, empresas, instituciones educativas, instituciones de salud, Iglesia, y ONG. Se define como grupos de interés a aquellas personas, grupos, vecindarios, y organizaciones que pueden afectar o ser afectados por la realización de los objetivos de una organización, en este caso, del Proyecto Conga. La posición predominante entre todos los grupos de interés del AEG del proyecto fue de apoyo moderado (37%). Sin embargo, las manifestaciones de apoyo al proyecto fueron producto de las coordinaciones para el desarrollo de proyectos. Por otro lado, el 33% de los grupos de interés mostraron una posición neutral y el 30% de los actores presentaron posturas de oposición modera y oposición radical frente al proyecto. Es importante observar, que del total de 194 actores analizados, el 48% tiene un poder de influencia medio sobre la población y el 14% tiene un nivel de influencia alto. 8.4 Área de influencia directa Aun cuando el área de influencia directa (AID) para el subcomponente socioeconómico se encuentra adecuadamente representada por la caracterización presentada a nivel del AEE, el cual incluye a los 32 caseríos anteriormente descritos, a continuación se presenta una caracterización de este ámbito. El AID cuenta con una población de 2 403 habitantes, que representa el 32,7% de la población del AEE. A nivel distrital se observa que 713 personas pertenecen al distrito de Sorochuco, 420 al distrito La Encañada, y 1 270 al distrito Huasmín. Los caseríos que representan una porción importante de la población del AID son Chugurmayo con 392 personas (16,3%), Santa Rosa de Huasmín con 378 personas (15,7%), Agua Blanca con 321 personas (13,4%), y Quengorío Bajo con 301 personas (12,1%). En términos educativos, el 58,1% de la población mayor de 15 años de edad ha estudiado algún año de primaria, mientras que el 19,5% ha logrado estudiar algún año de secundaria. Asimismo, sólo 16 personas de la población mayor de 15 años en el AID han logrado estudiar algún año de educación superior (1,2%). Por otro lado, el nivel educativo de los hombres es relativamente mejor que el nivel educativo de las mujeres. Se observa también una marginación de las mujeres e inequidad de género en cuanto al logro educativo.

RE-85
Febrero 2010

La oferta educativa del AID es de 12 centros, la mayoría de nivel primario, los cuales reciben en total una suma de 752 alumnos distribuidos uniformemente entre hombres y mujeres. La mayoría de centros educativos recibe un ratio alumno/docente mayor a lo recomendado (25). En cuanto al empleo, la población mayor a 14 años, o población en edad de trabajar (PET), del AID representa el 69% de la población total. Además, el 70% de la PET se encuentra dentro de la población económicamente activa (PEA) Esta baja tasa de desempleo se explica debido a que en zonas rurales las actividades económicas son llevadas a cabo principalmente de manera independiente por unidades familiares para la producción agropecuaria, por lo que no existiría una demanda de trabajo tal que genere expectativas de encontrar un empleo. La PEA ocupada del AID recibe un ingreso promedio de 200 nuevos soles. No obstante, el monto anterior se encuentra subestimado al existir un 32% de la PEA ocupada que contó con ingresos agropecuarios no reportados. Asimismo, un 24% de la PEA ocupada no cuenta con ingresos por desempeñarse como trabajadores familiares no remunerados. De esta manera, la población con ingresos –declarados- representa sólo el 39% de la PEA ocupada. Respecto del gasto familiar en el AID, se observa que el mayor rubro de gasto pertenece al gasto en alimentos, que representa alrededor del 64% del gasto total sumando en términos absolutos 234 nuevos soles. Por otro lado, el gasto promedio en servicios y bienes excluyendo la alimentación en el AID es de 128 nuevos soles mensuales. En orden de prioridad el rubro con mayor destino de gasto (sin contar alimentos) es el mantenimiento de la vivienda que suma 30 nuevos soles mensuales (13%), seguido por el gasto en salud y educación de 21 y 19 nuevos soles mensuales (9% y 8,3%, respectivamente). Las condiciones de salud son bajas. Dentro de la zona del AID se observa que en el 40,3% de los hogares hubo por lo menos una persona enferma en los últimos 15 días, lo que significa en términos absolutos 206 personas. Entre las personas que estuvieron enfermas en el periodo de referencia el 67,5% fue atendido en algún centro de salud (139 personas). Respecto al tipo de seguro de salud que se encuentra afiliada la población, la mayoría está afiliada al Seguro Integral de Salud (61,4%). Los seguros minoritariamente utilizados son el seguro social ESSALUD con 0,6% y otros seguros de salud con 0,1%. La población del AID se encuentra mayoritariamente en situación de pobreza (73,4%), medida por pobreza no monetaria (al menos una Necesidad Básica Insatisfecha, o NBI) y el 27,4% se encuentra en pobreza extrema (más de una NBI). Esto evidencia los bajos niveles de

RE-86
Febrero 2010

calidad de vida de la zona en términos de acceso a la educación de los niños, hacinamiento de los hogares, acceso a agua potable, entre otros. Las unidades agropecuarias (UA’s) del AID se caracterizan por realizar mayoritariamente tanto actividades agrícolas como pecuarias. Esta primera actividad se destina principalmente al autoconsumo de las familias (tubérculos, menestras, cereales, entre otros), mientras que la segunda es llevada a cabo para la comercialización de la producción láctea de su ganado vacuno. De esta manera, la venta de leche constituye la principal fuente de ingresos monetarios de las UA’s. Asimismo, incluso un pequeño porcentaje de las UA’s se dedica exclusivamente a la actividad pecuaria (7%). El 67% de los jefes de hogar del AID percibe que las condiciones de vida de su hogar se han mantenido iguales en los 12 meses anteriores a la aplicación de las encuestas. Además, el 17% de la población cree que su condición de vida ha empeorado y sólo el 16% percibe que esta ha mejorado. Se encuentran resultados parecidos para la percepción de las condiciones de vida en su comunidad. Respecto del Proyecto Conga, el 50% de la población del AID respondió conocerlo. De este grupo, el 62% está en desacuerdo con que se desarrolle el proyecto. Se encuentra una relación positiva entre los que están de acuerdo y las siguientes características: menor edad y mayor nivel educativo.

RE-87
Febrero 2010

9.0 Resumen de Plan de Gestión Social
El Plan de Gestión Social expone los lineamientos de MYSRL para una gestión adecuada de su relación con las comunidades del área de influencia en el marco del Proyecto Conga. Se busca con ello, construir una relación basada en el beneficio mutuo, la comunicación, transparencia, respeto y mutua confianza. El objetivo del Plan de Gestión Social, por ende, es gestionar adecuadamente las relaciones entre la población, la empresa y el Estado, entendidos como socios estratégicos para el desarrollo sostenible local. De manera específica, los objetivos que persigue el Plan de Gestión Social son: Viabilizar los programas y proyectos emprendidos por la empresa, que se encuentran enmarcados en los planes de desarrollo concertado, hacia el desarrollo sostenible del área de influencia y a la mejora de la calidad de vida de la población. Contribuir a una relación de respeto y confianza mutua entre la empresa, las comunidades y los diversos actores presentes en el área de influencia del proyecto. Prevenir y mitigar los impactos socioeconómicos negativos generados por el Proyecto Conga, así como potenciar los positivos. Legitimar socialmente los programas y proyectos enmarcados en el Plan de Gestión Social, incorporando eficazmente a la población del área de influencia, sus autoridades y organizaciones en el monitoreo de los mismos. Promover el establecimiento de mecanismos que permitan una comunicación fluida, oportuna y pertinente entre la población y la empresa, considerando las diferentes costumbres y el contexto social. Las estrategias y acciones llevadas a cabo por la empresa para el logro del desarrollo social de su área de influencia, y que se exponen de forma explícita en el Plan de Gestión Social, se sustentan en cuatro principios básicos: la promoción del desarrollo sostenible, la coparticipación, las responsabilidades compartidas y la planificación concertada y dinámica. La descripción y justificación de las estrategias y lineamientos que guiarán la relación de la empresa con la población del área de influencia del Proyecto Conga para alcanzar los objetivos específicos propuestos, se encuentran enmarcadas en torno a cuatro planes alineados a cada uno de dichos objetivos: el Plan de Relaciones Comunitarias, el Plan de Manejo de

RE-88
Febrero 2010

Impactos Sociales, el Plan de Monitoreo Participativo Ambiental Social y el Plan de Comunicación Social. Plan de relaciones comunitarias El Plan de Relaciones Comunitarias (PRC) expone las líneas de acción que MYSRL sostiene para con la comunidad del área de influencia del Proyecto Conga. En esta línea, el plan identifica y describe las acciones más importantes de inversión social orientadas a la mejora de la calidad de vida de la población del área de influencia. Asimismo, el plan es el resultado de un proceso de acuerdos mutuos que aún se encuentra en vigencia e involucran a la empresa y a la población, por lo que sirve como eje generador de sinergias para la óptima implementación del Plan de Manejo de Impactos Sociales (PMIS), el Plan de Comunicación Social (PCS) y el Plan de Monitoreo Participativo Ambiental Social (PMPAS). Entonces, el PRC constituye un soporte para la sostenibilidad social en el entorno del Proyecto Conga. La aplicación del PRC se da en el área de influencia directa (AID) y área de influencia indirecta (AII) del Proyecto Conga. En el AID, la empresa trabaja directamente en los 11 caseríos que conforman dicha área. En el AII, trabaja directamente en 21 caseríos y de manera indirecta, a través de las municipalidades distritales y provinciales, en el resto del área. Las líneas de acción que se presentan en el PRC fungen de directrices para la gestión de los proyectos, programas y/o políticas que se desarrollarán con la comunidad. Asimismo, proporcionan una idea clara de la naturaleza de los proyectos y programas que se realizan actualmente y de los que se realizarán a futuro. Además, en su descripción, se exponen los motivos por los que su promoción resulta de vital importancia para el desarrollo local, los objetivos que persiguen, y las estrategias que se implementarán para el logro de dichos objetivos. Las líneas y sub líneas de acción que MYSRL impulsará, en el marco de la responsabilidad social empresarial (RSE), para contribuir al desarrollo sostenible del área de influencia del Proyecto Conga han sido diseñadas tomando en cuenta los principales problemas encontrados en el diagnóstico de la problemática local y fungen de marco de acción para delimitar el tipo de acciones que son posibles de implementar en cada caserío. Dependiendo del contenido de los planes de desarrollo concertado y de los acuerdos tomados con cada uno de los caseríos, se implementará un conjunto de proyectos de este marco de acción, de modo que las decisiones
RE-89
Febrero 2010

de inversión social estén alineadas con los objetivos de los gobiernos locales y de la población, generando que el PRC sea legítimo socialmente y que sus beneficios sean sostenibles. A continuación se describen las líneas de acción: Infraestructura y servicios básicos para el desarrollo
U

El acceso a servicios básicos constituye una de las condiciones necesarias para el desarrollo integral de una comunidad y la mejora del nivel de bienestar de las familias que la integran. En ese sentido, esta línea de orienta, mediante la elaboración de estudios de pre inversión e inversión y convenios con las autoridades competentes, a mantener y rehabilitar la infraestructura vial de las localidades del AID y AII rural, así como impulsar la electrificación, incrementar el acceso al agua potable y servicios de saneamiento a las familias residentes y dotar a las mismas de una adecuada infraestructura de riego que optimice el desarrollo de sus actividades agrícolas. Desarrollo económico
U

Las actividades agropecuarias y de forestación en el AID y AII rural del Proyecto Conga son la principal fuente de empleo e ingresos para las familias que allí residen. En este aspecto, resulta de gran importancia la ejecución de estrategias que incrementen la eficiencia y productividad en las actividades agropecuarias y de forestación. Esta línea de acción atiende estos problemas a través de dos sub líneas que trabajan el desarrollo de negocios agropecuarios y de forestación, y de proveedores locales. La primera sub línea contempla la provisión de asistencia técnica, transferencia tecnológica y capacitación para la mejora de la producción, siguiendo una perspectiva empresarial. La siguiente sub línea complementa a la primera al vigorizar las aptitudes empresariales de los productores, puesto que impulsa el desarrollo de proveedores locales que no solo atiendan los requerimientos de la mina, como sucedería en una actuación paternalista, sino que sean capaces de atender a un grupo más extenso y diversificado de clientes. Salud y nutrición
U

Las características de salud del AID y AII rural del Proyecto Conga exteriorizan graves problemas que acentúan la presencia de enfermedades. En ese sentido, las sub líneas se centran en la reducción de la desnutrición crónica, la difusión de una cultura de prevención y tratamiento de enfermedades comunes y la mejora de los servicios de salud: a través de la implementación de convenios institucionales con las autoridades competentes en la materia. Con esto, será factible mejorar las condiciones de salud de la población del AID y AII rural.

RE-90
Febrero 2010

Educación
U

El apoyo a la educación, al igual que a la salud, resulta crucial para el desarrollo futuro de la población del AID y AII rural. Sus efectos positivos perduran por años, de allí su cualidad de ser considerada como una estrategia de largo plazo. En el caso de la población adulta, se contempla una sub línea que dispone medidas de acción que ayuden a que, a pesar de la mayor edad, el grupo analfabeto se vea motivado para salir de su condición y tenga a su alcance la ayuda suficiente para lograrlo. Para el caso de la población infantil, se plantean dos sub líneas de acción que trabajan la mejora de los servicios educativos y la disminución de la deserción y repitencia escolar. Estas estrategias se realizarán mediante la implementación de convenios institucionales según la materia. Fortalecimiento institucional
U

Las instituciones sociales forman parte del capital comunitario que emprende proyectos o realiza actividades destinadas al desarrollo de las comunidades en su conjunto. El objetivo de esta línea de acción es, entonces, asegurar la formación de este capital humano dentro de las organizaciones y grupos de interés, de tal forma que el desempeño de estos actores sea planificado, sostenible, democrático y efectivo en el logro de sus objetivos. Siguiendo esta pauta, se proponen tres sub líneas de acción, la primera encaminada a la mejora de la gestión local de las municipalidades distritales y provinciales, debido al alto grado de desconfianza que presenta la población con relación a su desempeño y el alto nivel de influencia de las mismas frente al desarrollo comunitario; la segunda orientada al fortalecimiento de los espacios de concertación locales y provinciales existentes; y la tercera dirigida a la promoción de la ciudadanía activa, donde las personas sean consientes y responsables de sus derechos y deberes como ciudadanos comprometidos con el desarrollo de su localidad. Estas estrategias se implementarán a través de la implementación de convenios con las municipalidades del ámbito del proyecto para mejorar su gestión local, convenios con las municipalidades del ámbito del proyecto para la elaboración de planes estratégicos de desarrollo: Plan de Desarrollo Concertado y Plan de Desarrollo Institucional, y convenios institucionales para el fortalecimiento de la ciudadanía con otros grupos de interés. Plan de manejo de impactos sociales El Plan de Manejo de Impactos Sociales (PMIS) describe las medidas de manejo de impactos que serán ejecutadas con la finalidad de mitigar los impactos negativos y potenciar los impactos positivos generados por la ejecución del Proyecto Conga, los cuáles han sido identificados en el Análisis de Impactos Socioeconómicos.
RE-91
Febrero 2010

La elaboración del PMIS utilizó como insumos: el análisis realizado en las secciones de identificación, evaluación y calificación de impactos previsibles y residuales del proyecto; las características socioeconómicas y culturales de la población del área directamente impactada; y experiencias similares de otras empresas mineras, así como de MYSRL y Newmont Corporation. Las medidas de manejo de impactos se dirigen a una población objetivo puntual. Sin embargo, sus beneficios pueden extenderse más allá de este determinado grupo. Esto debido a que muchos de los problemas hallados de posible mitigación o potenciación se encuentran, directa o indirectamente, entrelazados con problemas de carácter estructural que requieren de una atención previa para lograr un resultado realmente beneficioso en la población del área de influencia directamente impactada. De allí, su estrecha relación con el PRC. Las medidas expuestas a continuación son de posible modificación frente a un cambio en las condiciones o circunstancias socioeconómicas del área de influencia que afecten su implementación. En este aspecto, su ejecución será guiada por un proceso de mejora continua que asegure que sus objetivos sean alcanzados. Construcción de los nuevos corredores norte-sur y este-oeste
U

Su objetivo es mitigar los impactos negativos que surgen de la interrupción de vías y caminos de uso local o la desarticulación de corredores económicos, durante las etapas de construcción y operación. Para ello se construirán dos carreteras: una carretera orientada de norte a sur y otra de este a oeste. La primera vía, en su primer tramo, uniría los caseríos de Santa Rosa y Piedra Redonda, haciendo uso de un trecho ya existente. La vía continuaría hasta los caseríos de Quengorío Bajo y Alto a través de un trazo nuevo y luego se enlazaría con el caserío de San Nicolás, Finalmente, empalmaría con una carretera ubicada fuera de la propiedad del proyecto. En el caso de la carretera delineada de este a oeste, ésta uniría el caserío de Agua Blanca con el de San Nicolás mediante un trazo nuevo, ubicado dentro de la propiedad del proyecto. Asimismo, estos tramos se implementarán previamente o en paralelo a la interrupción de los caminos señalados, de forma que no se generen interrupciones temporales. Plan de seguridad vial
U

El objetivo de este Plan es evitar la ocurrencia de accidentes de tránsito y la congestión vehicular. Para ello se establecen: procesos para la obtención de autorizaciones de manejo, parámetros que establecen cuándo una carga es sobredimensionada, normativas para los
RE-92
Febrero 2010

conductores dedicados al transporte de personal, derechos de paso, horarios restringidos para la circulación de vehículos pesados, medidas máximas permitidas, qué vehículos tienen prioridad en el uso de las vías, el protocolo de inspecciones técnicas, el reglamento interno de transporte de personal, medidas de prevención de pérdidas, mecanismos de entrenamiento de conductores, procesos de mantenimiento de vehículos y equipos, y, fundamentalmente, un sistema de medidas correctivas para infracciones relacionadas con el manejo de vehículos. En general, el alcance del plan aplica a todos los empleados de MYSRL, así como a sus contratistas. Programa de apoyo social por adquisición de tierras (PASAT)
U

La finalidad del PASAT es fortalecer las capacidades socioeconómicas de la población expropietaria para que obtengan beneficios, luego del proceso de adquisición de tierras, que sobrepasen la vida útil del programa. Para ello, se han elaborado estrategias diferenciadas según las necesidades específicas de la población; dentro de éstas, se implementarán actividades condicionadas y mecanismos de incentivos que aseguren que las familias tengan un rol activo en el cumplimiento de los objetivos y desarrollen las capacidades necesarias para incrementar su bienestar en el largo plazo. El PASAT está dirigido a la totalidad de expropietarios e intervinientes de los terrenos adquiridos para el Proyecto Conga. Código de conducta de los trabajadores, contratistas y/o consultores
U

El objetivo del Código de Conducta es establecer pautas de comportamiento para la interacción entre los trabajadores, contratistas y/o consultores con la población del ámbito de influencia, con la finalidad de crear un ambiente de convivencia basado en la confianza, el respeto mutuo, y el respeto a los valores y cultura locales. En este sentido, se establecerán: (1) reglas de seguridad, (2) reglas para el relacionamiento con las personas, (3) reglas de tránsito, (4) reglas para el relacionamiento con las comunidades, y (5) reglas para el relacionamiento con el medio ambiente. Política de promoción de la cultura y costumbres locales
U

La finalidad de esta política es la promoción de la conservación y uso de las costumbres locales del área de influencia para propiciar un mayor sentido de pertenencia local que avive
RE-93
Febrero 2010

la búsqueda del desarrollo. Esta política es complementaria al código de conducta de los trabajadores, contratistas y consultores, puesto que mitiga los choques culturales que se generarían por la llegada de personas involucradas al proyecto con modos de vida diferentes a los locales. Su ejecución se da a través del fomento de actividades locales que revalorizan la riqueza histórica, social, y cultural de las comunidades del área de influencia. Entre estas actividades, está el auspicio del desarrollo de festividades locales, concursos que fortalezcan el sentimiento de pertenencia local, u otras. Política de compras y contrataciones locales
U

La Política de Compras y Contrataciones Locales busca contribuir al desarrollo comercial y económico del área de influencia del proyecto. En este aspecto, se prioriza la contratación de PYMES locales que cumplan con los requisitos técnicos, comerciales, y de seguridad para realizar los servicios requeridos por MYSRL. La estrategia que guía la Política se expone en seis acciones clave: segmentación de contratistas, entrenamiento específico a través de ALAC (Asociación Los Andes Cajamarca), la exigencia de que las compañías tengan éxito (para ello se monitoreará su cumplimiento laboral, tributario y contractual, y se les dará capacitación en la obra, coaching), administración de expectativas, programas alternativos de trabajo y desarrollo sostenible, el cumplimiento de los acuerdos contractuales con cada empresa, y la implementación de un proceso estandarizado para la administración de solicitudes de trabajo, quejas y reclamos. Para la disposición de preferencias de compra hacia proveedores locales frente a otros proveedores, se establece categorías según el monto total de compra. Cada categoría indica un monto máximo de diferencia en precios que puede haber entre una empresa local y no local. Esto significa que una empresa local puede cotizar un presupuesto por encima de una empresa no local, hasta el monto de diferencia máxima señalado por la categoría, y ser aceptada. Plan de capacitación y empleo local (PCEL)
U

El objetivo de este plan es contribuir a la generación de oportunidades de empleo de los pobladores del área de influencia, de acuerdo a la demanda de trabajo existente dentro del Proyecto Conga. El plan se desarrolla en seis etapas: (1) la recopilación y validación del padrón general de pobladores de cada caserío en coordinación con las autoridades locales del AID y AII, (2) la elaboración de una “lista de priorización por caserío” y el establecimiento de los criterios para la asignación de los puestos de trabajo, (3) el reclutamiento y selección, (4)
RE-94
Febrero 2010

la comunicación, (5) la capacitación y entrenamiento según los requerimientos de cada una de las etapas del proyecto, (6) y la reinserción laboral. Fortalecimiento de capacidades en diseño y gestión de proyectos de inversión de gobiernos locales
U

Este proyecto tiene como objetivo la mejora de la gestión local de las municipalidades distritales y provinciales del área de influencia. Para ello se proveerá de asistencia y capacitación a las entidades públicas, previas coordinaciones con ellos de acuerdo con un plan de trabajo, según convenios institucionales con municipios. Se priorizará la transmisión de conocimientos sobre técnicas de formulación de proyectos, elaboración de presupuestos participativos, gestión presupuestaria, Sistema Integrado de Administración Financiera (SIAF), Sistema Nacional de Inversión Pública (SNIP), entre otros. Plan de comunicación social El Plan de Comunicación Social (PCS) identifica y describe las principales estrategias de comunicación que se implementarán para brindar una comunicación eficaz y oportuna a la población involucrada en el área de influencia sobre el desarrollo del proyecto y las medidas de manejo de impactos y actividades de responsabilidad social comprendidas en el Plan de Relaciones Comunitarias. El PCS está orientado a promover el diálogo, prevenir conflictos y reforzar la relación comunidad-empresa. Estas estrategias se aplicarán durante las etapas de aprobación del EIA, construcción, operación y cierre del proyecto. El PCS se elaboró a partir de un diagnóstico que permitió identificar las principales tendencias de comunicación entre los actores involucrados en el desarrollo del proyecto (trabajadores, contratistas y la población del área de influencia). Los resultados del diagnóstico mostraron la necesidad de diseñar estrategias orientadas a solucionar los problemas de comunicación identificados en el frente interno y externo del proyecto. Es así que el PCS está conformado por el PC Interno y el PC Externo. El nivel y la frecuencia de las actividades de comunicación pueden variar de acuerdo al desarrollo de las actividades del proyecto y a las demandas del público interno y externo. No obstante las estrategias están diseñadas para atender las necesidades de cada etapa de desarrollo del proyecto. Plan de comunicación interno
U

El PC Interno presenta las estrategias que fortalecerán los canales de comunicación entre los trabajadores y contratistas en cada etapa del proyecto. La aplicación de estas estrategias
RE-95
Febrero 2010

resultará la optimización del trabajo en equipo, en el fortalecimiento del ambiente laboral, y en el reforzamiento de los valores del proyecto entre los trabajadores. Plan de comunicación externo
U

El PC Externo presenta las estrategias que reforzarán los canales de comunicación entre los trabajadores y la población del área de influencia directa e indirecta del proyecto, informando de forma clara y transparente sobre el desarrollo de las actividades. Estas estrategias comprenden distintas actividades que se ajustan al contexto de las zonas urbanas y rurales de la población involucrada. Del mismo modo, promoverá el diálogo y la participación de los actores locales, afianzando las relaciones de confianza entre la empresa y la población. Plan de monitoreo participativo ambiental social Las actividades que MYSRL desarrolla en las diferentes etapas del Proyecto Conga se enmarcan dentro de los parámetros internacionales de gestión social y ambiental. Es así que para MYSRL la participación de la población en el desarrollo del Proyecto Conga es un proceso de suma importancia, ya que permite trabajar de forma conjunta con la población y demás actores involucrados generando sinergias y previniendo posibles o potenciales conflictos. Asimismo, es una palanca para construir, generar o afianzar las relaciones de confianza y credibilidad entre la empresa, la comunidad y el Estado. Es por esta razón que el monitoreo participativo es considerado por el Proyecto Conga como un proceso mediante el cual es posible construir y fortalecer las relaciones entre la empresa y población del área de influencia. En esa línea, el PMPAS aprovechará los escenarios más importantes que se creen dentro del proceso de pre-construcción, construcción, operación y cierre del proyecto, a saber: el proceso de monitoreo de parámetros ambientales (en su componente participativo), la aplicación de los planes de gestión social, como son el Plan de Relaciones Comunitarias, el Plan de Manejo de Impactos Sociales y el Plan de Comunicación Social; así como también el Plan de Participación Ciudadana. En estos escenarios, el PMPAS buscará generar sinergias, confianza e identidad entre la población del área de influencia a partir de formar, involucrar, transmitir información, escuchar, opinar y ser transparente con la población del área de influencia en lo que queda de la etapa de pre-construcción y en lo que viene de las etapas de construcción, operación y cierre.

RE-96
Febrero 2010

Fases para la elaboración e implementación del PMPAS
U

Con el objetivo de implementar el PMPAS como un proceso participativo ordenado y de bases sólidas, se presenta a continuación una secuencia de los pasos o fases que se deben seguir. Fase I: Proceso de comunicación y explicación del PMPAS a la comunidad y autoridades locales Mediante una reunión convocada por la empresa se informará a la población y demás actores de la zona la importancia y necesidad de llevar a cabo una serie de acciones y actividades que conduzcan a lograr los objetivos planteados para el PMPAS. Dicho espacio consiste en una presentación acerca del proceso del PMPAS y debe culminar con el acuerdo de conformar el Comité de Monitoreo Participativo. Fase II: Conformación del comité de monitoreo participativo El Comité de Monitoreo Participativo será la instancia que lidere el proceso del PMPAS, en el que se formarán 11 CMP´s relacionados a cada uno de los caseríos del AID y un CMP central encargado de recopilar y sistematizar la información recogida en campo por los CMP de los caseríos. El CMP es un grupo técnico-social conformado por el Monitor Comunitario, el representante de la empresa y un representante del gobierno local de pertenencia de dicho caserío, uno o más representantes de las comunidades, en tanto estén identificados con el proceso de impactos y mitigaciones del proyecto y cuando el caso lo requiera. Fase III: Taller de planeamiento estratégico A partir del Plan de Manejo de Impactos Sociales, Plan de Relaciones Comunitarias, Plan de Participación Ciudadana y Plan de Comunicación Social establecidos en el EIA, se elaborará la Matriz de Planificación del PMPAS del Proyecto Conga. Dicha matriz contendrá los objetivos, indicadores, medios de verificación, supuestos, periodicidad de recojo de información y responsables para el desarrollo del monitoreo social y ambiental y será validada en un taller con cada uno de los 11 CMP´s.

RE-97
Febrero 2010

Fase IV: Diseño de los instrumentos de recojo de información y reportes periódicos Cada uno de los datos que se recogen de manera periódica requerirá de un tipo de instrumento para tal fin. Se desarrollan herramientas que faciliten este proceso. tales como fichas de monitoreo, de tal forma que permitan registrar fácilmente la información requerida. Asimismo, la elaboración de los reportes que consisten en una descripción de las variaciones de cada uno de los indicadores, y una explicación de la razón de estas variaciones, estará a cargo del CMP con la asesoría de la empresa consultora del proceso del PMPAS. Fase V: Capacitación en la aplicación y gestión del PMPAS En general, las personas que integrarán el CMP no cuentan con capacitación especializada acerca de los temas objeto del monitoreo. Lo que si poseen es experiencia, roles e intereses en relación con la materia a monitorear desde el punto de vista técnico ambiental y social. En tal sentido, la construcción de capacidades relacionadas con el PMPAS está orientada a fomentar la participación informada a partir de la creación de un conocimiento base en la población del AID. Este conocimiento abarca temas relacionados a aspectos operativos en el campo social y técnico del proyecto. Esto se hace con el fin de garantizar la calidad y transparencia del proceso y mejorar las acciones de respuesta que se van a tomar con relación a sus resultados. Fase VI: Puesta en marcha del PMPAS Siendo un proceso de ajuste continuo, se realizará una prueba piloto que permita hacer los ajustes respectivos a las fichas de recojo de información, a los sistemas informáticos, o al uso de ambos. Lo propio es válido para los reportes que en buena parte serán mecanizados (gráficos, tablas, entre otros).

RE-98
Febrero 2010

10.0 Plan de Cierre Conceptual
Esta sección incluye una breve descripción del Plan de Cierre Conceptual. En el marco del Reglamento para el Cierre de Minas, MYSRL ha elaborado un plan de cierre a nivel conceptual del Proyecto Conga como parte del EIA. MYSRL considera que después de la ejecución de las actividades de cierre, el sitio quedará en una condición de cuidado activo (mantenimiento a largo plazo); sin embargo, tal como se verificará durante la ejecución del proyecto y a partir de los estudios que se realicen como parte del plan de cierre a nivel de factibilidad, se estima que la mayor parte de los elementos del proyecto requerirán la aplicación de medidas que involucren el cuidado pasivo a fin de alcanzar los objetivos del cierre. Cierre progresivo Bajo este escenario se plantea, preliminarmente y de manera conceptual, realizar en esta etapa el cierre del tajo Chailhuagón y de su respectivo depósito de desmonte debido a que de acuerdo con el plan de minado del Proyecto Conga, la explotación del tajo Chailhuagón finalizará aproximadamente en el año 2027, antes del cese de operaciones. Asimismo, conforme se realice el minado y la disposición de material de desmonte, se ha previsto implementar medidas progresivas de estabilización física del tajo Perol y de su respectivo depósito de desmonte. Es importante indicar que durante la etapa de cierre progresivo se implementarán medidas de rehabilitación que constituirán esencialmente medidas de cierre final de algunas de las instalaciones del Proyecto Conga, las cuales serán implementadas durante el desarrollo de las operaciones mineras, por lo tanto, los objetivos y métodos planteados para el cierre final son extensibles para el cierre progresivo de las instalaciones del proyecto. Sin embargo, las instalaciones que formarán parte del cierre progresivo del proyecto, así como sus respectivas medidas de rehabilitación a nivel de factibilidad, serán determinadas posteriormente en el Plan de Cierre de Minas que MYSRL presentará un año después de aprobado el EIA del Proyecto Conga. Cierre final Desmantelamiento
U

Bajo este escenario, se incluye el desarmado, retiro, transporte y disposición de los elementos desarmables de las instalaciones del Proyecto Conga. El desmantelamiento se realizará en las

RE-99
Febrero 2010

siguientes instalaciones: Planta concentradora Área de acopio de suelos Instalaciones auxiliares Demolición, salvamento y disposición
U

La demolición, salvamento y disposición tendrán en cuenta las siguientes actividades: Las estructuras de concreto que garanticen mantener una estabilidad del terreno (talud) se dejarán in situ para que cumplan dicho fin. Las estructuras de concreto que queden bajo el nivel de terreno, como cimentaciones de edificios, serán dejadas in situ pero recubiertas con suelo y posteriormente, estas áreas, serán revegetadas. Estabilidad física
U

Tajo Perol Para el cierre del tajo Perol se tomarán medidas progresivas de estabilización física, las cuales están relacionadas con el mantenimiento de la configuración del tajo presentada en las evaluaciones geotécnicas de diseño, debido a que dicha configuración fue desarrollada considerando la planificación de la instalación para el cierre final. Adicionalmente, como parte de las medidas de seguridad se construirá una barrera perimétrica paralela al límite final del tajo, la cual garantizará que en caso que se produjeran inestabilidades, éstas estarían dentro de la barrera, la misma que ayudará a controlar el acceso de personas y animales al área. Tajo Chailhuagón Para el cierre del tajo Chailhuagón deberá considerarse la realización de un análisis de estabilidad física considerando la condición pseudo-estática para un periodo de retorno de 500 años. Adicionalmente, como parte de las medidas de estabilidad se construirá una barrera perimétrica y paralela al límite final del tajo, la cual garantizará que en caso se produjeran inestabilidades, éstas queden contenidas dentro del límite establecido por la barrera, la que permitirá además, controlar el acceso de personas y animales al área. Depósito de desmonte Chailhuagón El depósito de desmonte Chailhuagón ha sido diseñado considerando las condiciones de cierre, por lo que las medidas de estabilidad física que se implementarán como parte de la
RE-100
Febrero 2010

operación del depósito se consideran aplicables para el cierre. Es preciso indicar que para la elaboración del Plan de Cierre a nivel de factibilidad del proyecto se realizarán estudios de estabilidad física para los taludes del depósito considerando el escenario de cierre final. Depósito de desmonte Perol El depósito de desmonte Perol ha sido diseñado considerando las condiciones de cierre, por lo que las medidas de estabilidad física que se implementarán como parte de la operación del depósito se consideran aplicables para el cierre. Es preciso indicar que para la elaboración del Plan de Cierre a nivel de factibilidad del proyecto se realizarán estudios de estabilidad física para los taludes del depósito considerando el escenario de cierre final. Depósito de relaves Dentro de los criterios generales que se deberán tomar en cuenta para el cierre final del depósito de relaves se encuentra la rehabilitación desde la parte superior de la instalación y se irá cerrando con dirección al embalse, con el fin de permitir el drenaje del agua contenida en los relaves emplazados. Además, todas las estructuras rehabilitadas deberán cumplir con los factores mínimos de estabilidad física según los estándares del MEM para ser considerado como cierre final. Estabilidad química
U

Tajo Perol El modelo de desaguado del tajo Perol para la evaluación de la calidad de agua en el tajo al momento del cierre (SWS, 2009) predice que la laguna que se formará en el tajo Perol tendrá una pobre calidad de agua (bajo pH y alta concentración de metales). Para reducir los potenciales impactos al agua subterránea en la etapa de post-cierre, se propone el desaguado del tajo hasta una elevación de 3 775 m, con la finalidad de mantener un sumidero hidráulico. El agua será bombeada directamente a la planta de tratamiento que se ubicará al pie la presa principal. Asimismo, a fin de cumplir con los criterios de estabilidad química, se considera que para el cierre final del tajo Perol será necesario realizar una evaluación del riesgo de la exposición potencial de la vida silvestre en el tajo. Tajo Chailhuagón De acuerdo con los estudios hidrogeológicos se espera que al momento del cierre, se haya formado una laguna en el tajo Chailhuagón. Las pruebas y modelamientos geoquímicos realizados para las paredes expuestas del tajo indicaron que el agua en la laguna tendrá una

RE-101
Febrero 2010

buena calidad (pH neutro), por lo que es muy probable que no requiera de tratamiento alguno al momento del cierre. Depósito de desmonte Chailhuagón Después de implementadas las medidas de estabilidad física del depósito de desmonte Chailhuagón se procederá a la colocación de la cobertura del mismo. A pesar que se espera que el agua que entre en contacto con la instalación sea de buena calidad, se considera necesaria la construcción de una cobertura con la finalidad de reducir los efectos erosivos sobre el depósito y la consecuente generación de sedimentos. Depósito de desmonte Perol La caracterización del desmonte proveniente del tajo Perol indica que éste será ácido y que las aguas de infiltración requerirán tratamiento. Esta agua de filtraciones será derivada a una poza de recuperación para el cierre. El modelo de calidad de agua desarrollado para el depósito de relaves (cuenca del río Alto Jadibamba) para la etapa de post-cierre contempla dos escenarios, involucrando agua proveniente del depósito de desmonte Perol. La predicción para ambos escenarios indica que la calidad de agua en el depósito de relaves requerirá ser tratada antes de su descarga al ambiente. Al cierre, la descarga del depósito de relaves será tratada en la planta de tratamiento instalada en mina, con la finalidad de cumplir con los ECA. En la cuenca de la quebrada Alto Chirimayo se ha previsto que el agua que drenará desde el bofedal Perol, requerirá de un tratamiento para el control de sedimentos, así como el control de la calidad de agua (por acidez) previo a su descarga en la cuenca del río Alto Jadibamba, por lo tanto será bombeada a la planta de tratamiento de aguas ácidas. Restablecimiento de la forma del terreno
U

Al término de las operaciones y como parte de la recuperación final in situ, la mayoría de los accesos y corredores del proyecto serán rehabilitados. Sólo se mantendrá la vía de acceso principal desde Cajamarca, así como un número limitado de vías de acceso. Estos accesos se mantendrán para permitir las inspecciones futuras, así como el monitoreo y mantenimiento de las instalaciones rehabilitadas y permitir el acceso a las zonas rehabilitadas. Al término de las actividades mineras y de procesamiento, algunas instalaciones auxiliares se mantendrán en uso para apoyar las actividades de cierre; sin embargo, una vez que una instalación o estructura deje de ser necesaria, ésta será demolida y el área asociada deberá ser rehabilitada. Después de la eliminación de las estructuras de una instalación, el área de terreno será escarificada, nivelada (con el fin de establecer el drenaje efectivo) y, en la medida de lo

RE-102
Febrero 2010

posible, se le retornará la topografía existente antes de la actividad minera, antes de la restauración de la vegetación. Revegetación
U

El plan de revegetación comprende la recolonización de las áreas intervenidas por el proyecto. Tras su rehabilitación, mediante su estabilización física, química y cobertura con suelo orgánico, las actividades de revegetación se llevarán a cabo en algunos casos y para algunos componentes, de forma progresiva, mientras se realicen actividades en otras áreas. Adicionalmente, en la etapa de cierre final, y con el fin de recuperar las tierras de acuerdo a las condiciones anteriores a la minería, en todas las áreas perturbadas se restablecerá la vegetación, a excepción de los caminos que permanecerán operativos durante el post-cierre y las paredes de los tajos Chailhuagón y Perol. Programas sociales
U

Los programas sociales a implementar como parte del cierre final incorporarán el concepto de sostenibilidad en su diseño. En tal perspectiva, todos los programas contarán con indicadores de seguimiento y evaluación particular. Mantenimiento y monitoreo
U

MYSRL inspeccionará el área del proyecto durante y después de la implementación de las medidas de cierre final de las operaciones, por un período de 5 años o hasta que se demuestre la estabilidad física y química del componente minero susceptible de generar impactos negativos. Condiciones post cierre
U

Al final de la vida útil del proyecto, las áreas en donde se emplazará la infraestructura principal del proyecto tendrán las siguientes características: Relieve, geomorfología y paisaje
U U

La mayoría de las instalaciones del proyecto se reconformarán y revegetarán como parte de las actividades de cierre. Estas actividades se centrarán en rehabilitar, en la medida de lo posible, las áreas perturbadas para regresarlas a un estado compatible con las condiciones de pre-minado. Se considera la rehabilitación del depósito de relaves, los depósitos de desmonte Perol y Chailhuagón, el área de la planta concentradora, accesos y corredores y de la mayoría de instalaciones auxiliares.

RE-103
Febrero 2010

Aire, ruido y vibraciones Se espera que se produzca un impacto residual de significancia muy baja sobre la calidad del aire después de que el cierre final se haya ejecutado. Estos impactos se deberán a la continuación del funcionamiento de la planta de tratamiento de agua y al uso ocasional de vehículos ligeros para el mantenimiento y monitoreo de las actividades.
U

Suelos Los suelos almacenados en los depósitos de suelo orgánico se utilizarán en la rehabilitación de las instalaciones cerradas para proceder posteriormente a la revegetación de las mismas. Para la etapa post-cierre, se espera recuperar las condiciones basales del suelo orgánico.
U

Hidrología Los canales de derivación de aguas superficiales que se contemplan para la etapa de operación permanecerán en el cierre, aunque las estructuras de retención de sedimentos serán rehabilitadas como parte del cierre final del proyecto. Debido a que las estructuras de derivación permanecerán durante el cierre, las redes de drenaje original del área del proyecto no serán devueltas a las condiciones de línea base. En las cuencas en general, estas alteraciones se traducirán en un cambio mínimo para los patrones hidrológicos de las cuencas, excepto en la cabecera de la cuenca, donde se ubican las instalaciones del proyecto. Al igual que durante las operaciones, los reservorios (Perol, Chailhuagón, superior e inferior) serán capaces de mantener los flujos durante la estación seca. Adicionalmente, después de la etapa de operación, el embalse superior ya no será necesario para el agua de proceso requerida en la planta concentradora, por lo que podrá ser utilizado para mantener los humedales creados en el depósito de relaves y, previo acuerdo con las comunidades, proveer flujos de agua adicionales durante la estación seca.
U

Agua superficial Cierto volumen de agua superficial requerirá medidas de manejo durante el post-cierre, debido al potencial de generación de acidez. La caracterización del desmonte de mina y el modelo geoquímico de la laguna en el tajo (SWS, 2009) indican que las paredes del tajo y el material de desmonte del mismo serán neutros y tendrán un bajo potencial de disolución de metales. Como se señala en el estudio de evaluación de la laguna en el tajo Chailhuagón (SWS, 2009), el tajo Chailhuagón se llenará de agua y después de 11 años, se podrá descargar agua a la red de drenaje aguas abajo. Para la cuenca de la quebrada Alto Chirimayo, las filtraciones del depósito de desmonte Chailhuagón rehabilitado y las vías de acarreo tendrán también una calidad de agua similar a las condiciones de línea de base y se descargarán directamente en el río. En lo que respecta al tajo Perol, tomará más de
U U

RE-104
Febrero 2010

80 años para completar el llenado del tajo y limitar el ingreso de agua subterránea hacia el mismo. Con la finalidad de manejar anticipadamente el agua ácida, después de aproximadamente 55 años de llenado y de cuidado y mantenimiento del tajo, será necesario tratar el agua. Las filtraciones del depósito de desmonte Perol y potencialmente las del depósito de relaves, requerirá de un manejo continuo para asegurar que la calidad del agua en las cuencas de la quebrada Toromacho y río Alto Jadibamba. Hidrogeología y agua subterránea Después del cese de la operación minera, una combinación de agua superficial y subterránea comenzará a llenar los tajos Chailhuagón y Perol. Una vez que el tajo se llene no habrá impactos remanentes a las aguas subterráneas en la cuenca del río Chailhuagón, ya que se espera que la descarga del agua del tajo en el agua superficial y subterránea tenga similares condiciones a las basales (SWS, 2009). El tajo Perol, ubicado en la cuenca de la quebrada Alto Chirimayo, será llenado con agua, aunque su llenado tardará más de 80 años debido a la lenta recarga de aguas subterráneas en la cuenca. Como se mencionó anteriormente, el nivel del agua en el tajo tendrá que mantenerse a una cota tal que se genere un sumidero hidrológico para que el agua ácida no genere impactos en el agua superficial o subterránea. Como se señaló anteriormente, las filtraciones desde el depósito de desmonte Perol y del depósito de relaves requerirán medidas de manejo durante la etapa de post-cierre.
U U

Flora, vegetación y fauna terrestre La revegetación, que se realizará preferentemente con especies nativas, devolverá a las instalaciones cerradas una condición compatible con las condiciones basales, en la medida de lo posible. Asimismo, las instalaciones rehabilitadas proporcionarán hábitats adecuados para el desarrollo de la fauna terrestre local. La superficie de los reservorios y lagunas de los tajos es en total 420 ha. Estas instalaciones ofrecerán un hábitat más extenso para especies tales como aves acuáticas.
U U

Hidrobiología Las medidas de mitigación a aplicarse durante las etapas de operación y de post-cierre están relacionadas con la compensación durante la temporada seca, lo que mejorará el hábitat de peces y podría generar oportunidades de uso potencial para la pesca en los reservorios de agua del proyecto.
U U

RE-105
Febrero 2010

Humedales Las oportunidades para la creación de humedales se incrementarán durante el cierre. La oportunidad principal es el cierre del depósito de relaves, que proporcionará una zona con las características necesarias para la creación de humedales, ya que los relaves son fáciles de mantener en una condición de saturación debido a sus características físicas. El agua para la creación de los humedales será provista por el reservorio superior. Otras áreas que pueden permitir la creación de humedales en la etapa de cierre son las áreas ubicadas entre la laguna del tajo Chailhuagón y el reservorio Chailhuagón, en la cuenca del río Chailhuagón; y el área que se ubica por encima de la vía de acarreo en la cuenca de la quebrada Alto Chirimayo.
U U

RE-106
Febrero 2010

Minera Yanacocha S.R.L. Proyecto Conga Estudio de Impacto Ambiental Informe Final 1.0 Introducción
1.1 Presentación del Estudio de Impacto Ambiental El presente documento consiste en la solicitud de aprobación del Estudio de Impacto Ambiental (EIA) del Proyecto Conga, perteneciente a Minera Yanacocha S.R.L. (MYSRL), empresa formada por la asociación de Compañía de Minas Buenaventura (CMB), Newmont Mining Corporation (Newmont) y la Corporación Financiera Internacional (IFC). El Proyecto Conga se localiza aproximadamente a 73 km al noreste de la ciudad de Cajamarca y a 585 km de la ciudad de Lima, en los distritos de Sorochuco y Huasmín de la provincia de Celendín; y en el distrito de La Encañada en la provincia de Cajamarca, tal como se muestra en la Figura 1.1.1. Adicionalmente, en la Figura 1.1.2 se observan la ruta de acceso hacia el Proyecto Conga. El proyecto estará ubicado en las cabeceras de las cuencas de las quebradas Alto Chirimayo, Toromacho y Chugurmayo; y los ríos Chailhuagón y Alto Jadibamba, a una altitud promedio de 4 080 m. Tal como se define en la actualidad, los principales componentes del Proyecto Conga consisten en dos depósitos porfiríticos a explotar, Perol y Chailhuagón; y considera el desarrollo del beneficio de los minerales con contenido de cobre, oro y plata mediante métodos de procesamiento convencional de chancado, molienda y flotación, en una planta con una capacidad nominal de 92 000 toneladas por día (tpd), lo que permitirá procesar el contenido mineral de 3,1 billones de libras de cobre y 11,6 millones de onzas de oro. El minado se completará en aproximadamente 19 años, de los cuales se procesará mineral durante los 17 últimos años. Finalmente, los concentrados serán transportados, tal como se tiene proyectado actualmente, a un puerto de la costa norte mediante el uso de camiones para su despacho al mercado internacional.

1-1
Febrero 2010

La infraestructura propuesta incluye los tajos Perol y Chailhuagón, los depósitos de desmonte Perol y Chailhuagón, depósitos de suelo orgánico, instalaciones de procesamiento del mineral, instalaciones de manejo de relaves, reservorios de agua, depósitos de material de préstamo, entre otras instalaciones auxiliares, las cuales ocuparán un área total de aproximadamente 2 000 ha. Asimismo contempla la construcción de una línea de transmisión eléctrica de 220 kV desde la subestación Cajamarca Norte. El presente EIA cubre los aspectos de la construcción y operación de los elementos del proyecto, incluyendo el proceso de producción de concentrado de cobre. El método de transporte de concentrado a la costa para su posterior embarco a fundiciones internacionales no ha sido definido, en parte debido a las recientes iniciativas que existen respecto a cambios en el desarrollo de infraestructura regional, que podrían ofrecer alternativas adicionales. A la fecha de presentación del EIA, el proyecto tiene planeado el transporte de concentrado desde la operación hacia la costa, en donde será embarcado desde un puerto, siendo actualmente el más factible Salaverry, aunque la búsqueda de una alternativa final continúa. El desarrollo del Proyecto Conga contempla el minado de las reservas de los tajos Perol y Chailhuagón en 4 y 2 fases, respectivamente. El minado del tajo Chailhuagón se iniciará desde el primer año de operación del proyecto y tendrá una duración de aproximadamente 14 años, en los cuales se procesarán 160 millones de toneladas (Mt) de mineral. Por otro lado, el minado del tajo Perol se realizará durante toda la vida útil del proyecto y tendrá una duración de minado de aproximadamente 19 años, en los que se procesarán 344 Mt de mineral en los últimos 17 años. El acceso principal para el desarrollo de las actividades de construcción y de operación del proyecto se construirá en el mismo trayecto de la vía que se utilizará para el desarrollo de las actividades de exploración del Proyecto Conga. El presente documento, que se somete a consideración y aprobación de las autoridades, describe las actividades del Proyecto Conga, evalúa los probables impactos ambientales y sociales y propone medidas de prevención, mitigación y control que le permitirán a MYSRL desarrollar sus actividades de manera social y ambientalmente responsable y segura. Para el desarrollo del presente EIA, MYSRL contrató los servicios de la empresa Knight Piésold Consultores S.A. (Knight Piésold), la cual se encuentra inscrita en el registro de empresas consultoras autorizadas a la elaboración de Estudios de Impacto Ambiental para el sector minero del Ministerio de Energía y Minas, mediante Resolución Directoral N° 169-2009-MEM/AAM (Anexo 1.1). Cabe mencionar que para el levantamiento de la línea
1-2
Febrero 2010

base socioambiental del EIA, el Proyecto Conga ha desarrollado diferentes estudios participativos con los caseríos del entorno durante el periodo 2005-2007, recopilando información de calidad y cantidad de agua, flora y fauna, suelos y vida acuática, entre otros. Finalmente, es necesario destacar que el Proyecto Conga ha puesto énfasis en la búsqueda del desarrollo social de las áreas de influencia, de acuerdo con los conceptos asociados a un real desarrollo sostenible que serán la base de una relación duradera y fructífera entre la empresa privada y la comunidad, para lo cual MYSRL promoverá el desarrollo y fortalecimiento de capacidades de las comunidades involucradas, así como de las instituciones públicas, de manera que se generen actividades sostenibles en el tiempo y autónomas respecto de la actividad minera. Asimismo, durante el planeamiento del proyecto se ha dado especial importancia al uso y cuidado de los recursos naturales, en especial al del recurso hídrico, con el objetivo de generar un impacto positivo en el aprovechamiento de los mismos por parte de los pobladores. 1.2 Contenido del estudio de impacto ambiental Este documento contiene el Estudio de Impacto Ambiental del Proyecto Conga de MYSRL, el cual ha sido desarrollado teniendo en consideración el Reglamento para la Protección Ambiental en la Actividad Minero-Metalúrgica (D.S. Nº 016-93-EM y su modificatoria D.S. Nº 059-93-EM), el Compromiso Previo como requisito para el desarrollo de actividades mineras y normas complementarias (D.S. Nº 042-2003-EM), el Reglamento de Participación Ciudadana en el Subsector Minero (D.S. Nº 028-2008 EM) complementada con las normas que regula dicho proceso (R.M. Nº 304-2008-MEM/DM); y demás requerimientos vigentes de la Dirección General de Asuntos Ambientales Mineros y la Dirección General de Minería del Ministerio de Energía y Minas (MEM) del Perú. Asimismo, ha tenido en cuenta los lineamientos contenidos en la Guía para Elaborar Estudios de Impacto Ambiental y la normativa pertinente, tal como se describe en los subsiguientes capítulos. De acuerdo con esto, el Estudio de Impacto Ambiental que aquí se presenta incluye las siguientes secciones: Resumen Ejecutivo Tabla de contenido Introducción (Capítulo 1) Antecedentes y marco legal (Capítulo 2): contiene una descripción de la historia de las operaciones de Minera Yanacocha S.R.L. y del Proyecto Conga, así como una descripción de las actividades desarrolladas en el área del proyecto hasta la actualidad. Al final de esta sección se presenta una identificación y descripción general de las normas legales vigentes en Perú, aplicables al desarrollo del EIA.
1-3
Febrero 2010

Descripción del Área de Estudio – Línea Base Socioambiental (Capítulo 3): contiene la información de línea base del área en la que se desarrollará el proyecto y sus alrededores, en lo que respecta al medio físico, biológico, socioeconómico y de interés humano. Descripción del Proyecto (Capítulo 4): contiene la descripción detallada de las nuevas instalaciones y actividades que se tiene previsto realizar en el área durante el desarrollo del proyecto, identificando las etapas de construcción y de operación. Evaluación de Impactos Ambientales y Socioeconómicos (Capítulo 5): contiene la identificación, evaluación y calificación de los impactos ambientales y socioeconómicos, considerando las medidas de control necesarias descritas en los Capítulos 6 y 7. Asimismo, en esta sección se presenta una identificación de los riesgos asociados al proyecto para su gestión adecuada. Plan de Manejo Ambiental (Capítulo 6): contiene las medidas de prevención, mitigación o compensación que serán consideradas para lograr que el desarrollo del proyecto sea compatible con el medio ambiente, dando cumplimiento a las políticas de la compañía y a la legislación ambiental vigente del Perú. Esta sección considera además, la presentación de un Programa de Prevención y Mitigación, Plan de Monitoreo Ambiental, un Plan de Respuesta a Emergencias y Contingencias, un Plan de Manejo de Residuos Sólidos y un Plan Conceptual de Control de Erosión y Sedimentos. Plan de Gestión Social (Capítulo 7): describe los programas que serán desarrollados por MYSRL para mitigar los impactos negativos en el entorno socioeconómico e incrementar el efecto positivo sobre el desarrollo del área. Asimismo, en este capítulo se presentan las acciones que facilitan la interacción productiva entre la empresa privada y la comunidad. Forman parte de este capítulo los siguientes planes de gestión social: Plan de Relaciones Comunitarias, Plan de Manejo de Impactos Sociales, Plan de Monitoreo y Plan de Comunicación. Análisis de Alternativas (Capítulo 8): contiene la descripción de las alternativas analizadas en la definición de las características del proyecto y de sus elementos. Plan de Participación Ciudadana (Capítulo 9): contiene la descripción detallada del planeamiento, proceso y resultados de las actividades de comunicación de MYSRL, en su objetivo de presentar el EIA del Proyecto Conga a los diversos grupos de interés y facilitar la participación de éstos. Este plan, que también se presenta como documento independiente junto con el Resumen Ejecutivo y el EIA en sí, ha sido desarrollado considerando el Protocolo de Relacionamiento aplicable al proyecto. Plan de Cierre Conceptual (Capítulo 10): contiene la descripción, en forma conceptual, de las medidas dirigidas a asegurar la estabilidad física y química de la infraestructura
1-4
Febrero 2010

remanente del proyecto al final de la vida útil del mismo. Asimismo, este plan incluye una descripción de la planificación conceptual para reducir los impactos asociados a una transición socioeconómica del área de influencia (Plan de Cierre Social Conceptual). Análisis de Costo-Beneficio (Capítulo 11): contiene el balance general de los costos y beneficios asociados a los impactos, tanto positivos como negativos, que el desarrollo del proyecto representa sobre el medio ambiental y socioeconómico. Lista de Especialistas (Capítulo 12): contiene la relación de los especialistas que participaron en el desarrollo del EIA. Referencias Bibliográficas (Capítulo 13): presenta la relación de la bibliografía consultada. Anexos del EIA: contienen información que sustenta lo descrito en los diferentes capítulos del EIA.

1-5
Febrero 2010

2.0 Antecedentes y Marco Legal
2.1 Antecedentes A partir de los años sesenta, se iniciaron las exploraciones en la zona norte de la provincia de Cajamarca y en 1981 se encontraron yacimientos de oro, que hoy forman parte del complejo minero Yanacocha. Con el objetivo de explotar los yacimientos encontrados, en el año 1993 se forma la empresa Minera Yanacocha S.A. (hoy Minera Yanacocha S.R.L), en adelante MYSRL, siendo actualmente los principales participantes las siguientes empresas: Compañía de Minas Buenaventura (CMB), Newmont Mining Corporation (Newmont) y la Corporación Financiera Internacional (IFC). CMB es una de las empresas mineras peruanas más reconocidas y una de las principales productoras de oro y plata en el Perú. Actualmente cuenta con siete operaciones en el país y tiene control en la Compañía Minera El Brocal, entre otros intereses minoritarios en diversas compañías mineras. En el caso de Newmont, esta compañía es una de las mayores productoras de oro del mundo, con operaciones y activos importantes en el mundo, entre las que destacan sus actividades en Estados Unidos, Australia, Indonesia, Nueva Zelanda, Ghana y Perú. Finalmente, el IFC es miembro del World Bank Group y tiene como propósito promover el desarrollo sostenible del sector privado en países en vías de desarrollo para reducir la pobreza y mejorar la calidad de vida de las personas. Las actividades de explotación del complejo Yanacocha se iniciaron en 1993 con el desarrollo del Proyecto Carachugo, seguido por Maqui Maqui en 1994 y su ampliación en 2009, el proyecto Cerro Yanacocha en 1997 y su ampliación en 2006, el proyecto Chaquicocha y sus ampliaciones en el 2005 y 2009, el proyecto La Quinua en el año 2001 con su ampliación en 2006, y el proyecto Cerro Negro en el 2003. 2.2 Proyecto Conga Las actividades de exploración iniciales del Proyecto Conga se iniciaron con el objetivo de hallar yacimientos de oro cercanos al complejo Yanacocha y en el año 1991 fueron descubiertos por CEDIMIN (Compañía de Exploraciones, Desarrollo e Inversiones Mineras) los yacimientos Chailhuagón y Perol, los cuales se encuentran a 25 km al noreste del complejo Yanacocha. Por lo que para proseguir con las exploraciones, entre 1994 y el año 2000, CEDIMIN realizó investigaciones geoquímicas de rocas y suelos, mapeo, geofísica y perforaciones diamantinas, las cuales consistieron en un total de 38 395 m en 104 perforaciones en ambos depósitos.

2-1
Febrero 2010

En el año 2001, después de la adquisición de CEDIMIN por parte de CMB, el Proyecto Conga se unió a las operaciones del complejo Yanacocha, bajo la administración de MYSRL. A partir de entonces, MYSRL desarrolló la planificación de los estudios de geotecnia e hidrogeología necesarios, así como la gestión de adquisición de tierras y permisos necesarios para el inicio de una campaña exhaustiva de exploraciones; estos permisos involucraron proyectos de investigación y rescate de sitios arqueológicos en el área del proyecto, así como aquellos permisos para uso de agua, energía y abastecimiento de combustible durante la ejecución de las exploraciones e instalación de un campamento con un programa de inducción y capacitación para los trabajadores del proyecto. Las actividades de exploración del Proyecto Conga se iniciaron en el año 2004 con 37 925 m de perforaciones en 128 perforaciones en los depósitos de Chailhuagón y Perol, y en base a los resultados de estas perforaciones y de investigaciones geotécnicas, MYSRL decidió desarrollar el Proyecto Conga, por lo que en el año 2005 hasta el 2007 se iniciaron los estudios de línea base ambiental de manera participativa con caseríos del área de influencia, y a partir de 2008 se actualizaron estos estudios de línea base y empezó a desarrollarse la ingeniería del proyecto, mientras se continuarían con las actividades de perforación durante el año 2009. Desde la perspectiva social, como parte de este proceso de exploraciones se han ejecutado acciones de inversión con caseríos del área de influencia, orientándolas hacia el fortalecimiento de capacidades, desarrollo agropecuario e infraestructura básica. Con este objetivo, se aprobó en el año 2008, mediante R.D. N° 243-2008-MEM/AAM, el Estudio de Impacto Ambiental Semidetallado (EIAsd) del Proyecto de Exploración Conga, el cual contemplaba la ejecución de 171 plataformas de exploración minera. Posteriormente, en abril de 2009, mediante R.D. N° 081-2009-MEM/AAM, se aprobó la Primera Modificación del EIAsd del Proyecto de Exploración Conga, a través de la cual se autorizó a MYSRL reubicar 32 plataformas de perforación y en noviembre de 2009, con el objetivo de complementar y consolidar los estudios de exploración realizados en fechas anteriores y realizar perforaciones para estudios de geotecnia requeridos para la producción de las ingenierías básicas y de detalle necesarias para la construcción y operación del proyecto después de aprobado el presente EIA, MYSRL presentó una Segunda Modificación del EIAsd del Proyecto de Exploración Conga (Anexo 2.1). En esta Segunda Modificación se solicitó poder realizar 348 perforaciones adicionales y 754 calicatas dentro de un área total de 13 816 ha, que comprende el nuevo límite del proyecto y que abarca el área inicialmente aprobada (R.D. N° 243-2008-MEM/AAM), así como un área adicional, pertenecientes todas a la concesión Acumulación Minas Conga.

2-2
Febrero 2010

2.3 Actividad minera en la zona Actualmente, MYSRL desarrolla sus actividades operativas en dos zonas geográficas, la zona oeste y la zona este, donde se ubican las cinco zonas mineras de Yanacocha. En la zona oeste se encuentran las zonas mineras de Cerro Negro, La Quinua y Cerro Yanacocha, y contienen a los tajos de Cerro Negro Oeste, Cerro Negro Este, La Quinua y Yanacocha. En la zona este se encuentran las zonas mineras de Carachugo y Maqui Maqui, las cuales que contienen a los tajos de Carachugo, Carcahugo I, Carachugo II, Chaquicocha, San José, San José I, San José II, Maqui Maqui Norte y Maqui Maqui Sur. La forma de explotar estas cinco zonas mineras es a tajo abierto, bajo el método de lixiviación en pilas y una planta de producción denominada Gold Mill con un depósito de arenas de molienda y ubicada en la zona minera de La Quinua. Asimismo, MYSRL viene desarrollando, de acuerdo al Plan de Cierre aprobado en 2008, el cierre progresivo de los tajos Cerro Negro Este, Maqui Maqui Norte y Carachugo, que actualmente se denomina Carachugo back-fill. Es importante indicar que la zona del Proyecto Conga será una zona minera más del complejo Yanacocha, la cual se une a la zona minera Maqui Maqui a través de un acceso que actualmente se utiliza para el desarrollo de las actividades de exploración en el Proyecto Conga y que servirá para construir el acceso principal de las operaciones del proyecto. El Proyecto Conga forma parte del distrito minero que contiene diversos depósitos de cobre y oro, muchos de los cuales son propiedad de MYSRL. Cabe mencionar también que existen otros depósitos como El Galeno y Michiquillay, propiedades de las empresas Lumina Copper S.A.C. y Anglo American, respectivamente. 2.4 Descripción general del Proyecto Conga El Proyecto Conga comprende la construcción y operación de varias instalaciones y estructuras auxiliares, las cuales pueden ser agrupadas para facilitar su descripción en las siguientes: Instalaciones de mina - Tajos Perol y Chailhuagón - Depósitos de desmonte de mina (Perol y Chailhuagón) - Depósitos de suelo orgánico (topsoil) Instalaciones de procesamiento - Depósito de material ROM (en inglés “run of mine”) - Circuito de chancado primario
2-3
Febrero 2010

-

Sistema de transporte de material chancado Depósito de material grueso Planta concentradora

Instalaciones de manejo de relaves - Depósito de relaves - Sistema de transporte y disposición de relaves - Sistema de colección de filtraciones - Sistema de recuperación del agua sobrenadante Instalaciones de manejo de aguas - Reservorios (Perol, Chailhuagón, superior e inferior) - Planta de tratamiento de aguas ácidas - Pozas de sedimentación (Chirimayo y Chailhuagón) - Sistemas de almacenamiento temporal - Estructuras de derivación Depósitos de material de préstamo (canteras) Instalaciones de auxiliares - Infraestructura de abastecimiento de energía eléctrica - Infraestructura de actividades administrativas y de mantenimiento - Accesos y corredores - Infraestructura de manejo de productos especiales - Otra infraestructura de operaciones En general, los principales criterios técnicos empleados para el diseño de la infraestructura del proyecto se desprenden, entre otros, de la información recolectada sobre las características del área, incluyendo los componentes ambiental y socioeconómico. 2.5 Objetivos generales y alcances del EIA Los objetivos generales del Estudio de Impacto Ambiental del Proyecto Conga son los siguientes: Elaborar un diagnóstico ambiental y social del área de influencia del Proyecto Conga. Evaluar los impactos ambientales de las etapas de construcción y operación de los diferentes componentes que conforman el proyecto, utilizando las técnicas de

2-4
Febrero 2010

predicción aceptadas por el Ministerio de Energía y Minas, y recomendar medidas para mitigar potenciales impactos negativos. Garantizar que todas las etapas del desarrollo propuesto, incluyendo el diseño, construcción, puesta en servicio, operación y retiro de servicio, sean compatibles con las prácticas de manejo ambiental y los estándares y políticas ambientales de la empresa (Anexo 2.1). En tal sentido, el estudio tiene los siguientes alcances: Determinación de las Áreas de Influencia Directa e Indirecta de los componentes físico, biológico, de interés humano y socioeconómico del proyecto Descripción de los componentes físico, biológico, de interés humano y socioeconómico del ámbito de estudio de los nuevos componentes del Proyecto Conga. Descripción de las características técnicas del proyecto sobre la base de la información proporcionada por MYSRL. Identificación de los potenciales impactos sobre los componentes físico, biológico, de interés humano y socioeconómico que podría generar el proyecto, y la determinación de los aspectos más vulnerables a considerar durante su desarrollo, sobre la base de información proporcionada por MYSRL, tales como registros de monitoreo y estudios previos, complementados con visitas al sitio para corroborar y enriquecer la información requerida para completar la línea base socioambiental y evaluar los potenciales impactos ambientales y sociales, así como la realización de reuniones informativas a fin de asegurar el cumplimiento del proceso de participación ciudadana. Sugerir medidas para prevenir o mitigar los impactos ambientales negativos que pudieran existir sobre los aspectos vulnerables identificados, así como para potenciar los impactos positivos, haciendo referencia a los procedimientos ya implementados por parte de MYSRL, siempre que sea pertinente, y sugerir procedimientos complementarios en caso fuera requerido. 2.6 Metodología Los trabajos para la elaboración del presente estudio se iniciaron con una revisión del marco legal y la normativa aplicable, una compilación de los permisos existentes y la recopilación y revisión en gabinete de estudios ambientales efectuados por MYSRL, tales como informes y registros de monitoreo, y aquellos vinculados con las actividades de exploración y futura operación del proyecto.

2-5
Febrero 2010

Luego de revisar la información referida al Proyecto Conga, se procedió a realizar una inspección en campo para corroborar y completar la información requerida para realizar la descripción del área de estudio asociada a éste. Después de haber procesado y evaluado toda la información adicional, se procedió a realizar la evaluación de los potenciales impactos que pudiera causar el proyecto sobre los componentes físico, biológico, de interés humano y socioeconómico, identificándose los aspectos más vulnerables en base a un conocimiento del estado actual del medio. Este análisis permitió establecer el área de influencia directa e indirecta del proyecto para cada subcomponente. 2.7 Permisos existentes 2.7.1 Derechos mineros y terreno superficial Los derechos mineros que forman parte del Proyecto Conga se presentan en la Tabla 2.7.1 y en la Figura 2.7.1; cabe mencionar que se trata de 26 derechos mineros comprendidos en la Concesión Minera “Acumulación Minas Conga”, sumando un total de 14 635,6004 hectáreas, aprobado según Resolución Jefatural Nº 3134-2006-INACC/J de fecha 19 de julio de 2006. El titular de “Acumulación Minas Conga” es S.M.R.L. Chaupiloma Dos de Cajamarca, que cedió sus derechos a favor de MYSRL a través de un Contrato de Cesión minera firmado el 20 de diciembre de 2006. MYSRL es propietaria de la mayor parte del terreno superficial donde se desarrollará el Proyecto Conga, habiendo sido compradas 5 270 hectáreas de un total de 5 707 hectáreas. En las otras zonas del proyecto, se han realizado contratos de compra-venta, existiendo aún zonas que se encuentran en proceso de adquisición (437 hectáreas), conforme a la Tabla 2.7.2. En la Tabla 2.7.3 se presenta la relación de hectáreas adquiridas por cada distrito en el área donde se emplazará el Proyecto Conga. 2.7.2 Otros permisos MYSRL, mediante Resolución Administrativa Nº 025-2008-GR-CAJ-DRA-ATDRC, cuenta con la autorización de la Administración Técnica del Distrito de Riego de Cajamarca (hoy Autoridad Local de Agua Cajamarca) para realizar trabajos de construcción de una alcantarilla en el río Chirimayo. Asimismo, mediante Resolución Administrativa Nº 729-2009-ANA-ALA-CAJ, MYSRL cuenta con la autorización de ejecución de estudios para la colocación de alcantarillas temporales.

2-6
Febrero 2010

Además, con el fin de instalar seis estaciones de monitoreo continuo en las microcuencas de las quebradas Chailhuagón, Chirimayo y Río Grande del Norte, MYSRL cuenta con la autorización de la Administración Técnica del Distrito de Riego de Cajamarca, emitida el 05 de octubre de 2004, mediante Resolución Administrativa Nº 433-2004-GR-CAJ/DRAATDRC. Para el desarrollo de estudios hidrogeológicos con fines de investigación de las condiciones y características del acuífero en el área del Proyecto Conga, MYSRL obtuvo el permiso de la Administración Técnica del Distrito de Riego de Cajamarca para instalar pozos exploratorios, mediante Resolución Administrativa Nº 434-2004-GR-CAJ/DRA-ATDRC de fecha 05 de octubre de 2004. Para poder realizar estudios hidrogeológicos y geotécnicos, MYSRL cuenta con autorización de la Autoridad Nacional del Agua, mediante la Resolución Administrativa Nº 502-2009ANA-ALA-C emitida el 12 de agosto de 2009, para realizar 18 sondajes para estudios destinados al diseño de futuras obras hidráulicas del Proyecto Conga. Dicha autorización tiene vigencia hasta el 14 de agosto del 2010. Con la finalidad de caracterizar las comunidades acuáticas y el levantamiento de las condiciones limnológicas, MYSRL tiene la autorización de la Dirección General de Extracción y Procesamiento Pesquero hasta junio del 2010 para efectuar monitoreos de vida acuática con extracción de especímenes hidrobiológicas en las cuencas de la quebrada Toromacho, río Chailhuagón, quebrada Chugurmayo, río Alto Jadibamba y quebrada Alto Chirimayo, mediante la Resolución Directoral Nº 408-2009-PRODUCE/DGEPP emitida el 05 de junio de 2009. Además, MYSRL cuenta con una autorización de la Administración Local de Agua de Cajamarca para ampliar el plazo por dos años para la ejecución de estudios sobre las opciones de abastecimiento de agua de los subsistemas Mamacocha, Chailhuagón, Chirimayo, Mishacocha y Totoracocha, emitida el 27 de febrero de 2009 mediante Resolución Administrativa Nº 024-2009-ANA-ALA-C. En relación al consumo de hidrocarburos, MYSRL cuenta con la Constancia de Registro 0003-CDMV-06-2004 que registra a la empresa como consumidor directo con instalaciones móviles. Esta constancia fue otorgada por la DREM-Cajamarca y tiene vigencia hasta el 29 de enero de 2010. Este permiso será renovado.

2-7
Febrero 2010

En relación al campamento Conga, MYSRL cuenta con una autorización sanitaria para el reuso de aguas residuales domésticas tratadas, el cual se realizará durante la temporada seca (6 a 7 meses), periodo en el cual se reutilizará el 100% del caudal de aguas residuales domésticas tratadas en actividades exploratorias, riego de vías, control de polvo y revegetación, mediante Resolución Directoral Nº 2963-2009/DIGESA/SA, emitida el 3 de julio de 2009 y vigente hasta el 04 de julio de 2011. Asimismo, esta resolución también autoriza el vertimiento de aguas residuales domésticas tratadas durante la temporada húmeda (6 o 5 meses) hacia la laguna Chailhuagón. MYSRL también cuenta con autorización sanitaria para el tratamiento de agua potable para el suministro al campamento Conga, mediante Resolución Directoral Nº 1091/2004/DIGESA/SA emitida el 23 de setiembre de 2004 y que tiene no tiene fecha de caducidad. Para suministrar agua a este sistema, MYSRL cuenta con un licencia de uso de aguas subterráneas del pozo denominado Compac, mediante Resolución Administrativa Nº 452-2006-GR-CAJ/DRA-ATDRC, emitida el 30 de noviembre de 2006 y que tiene no tiene fecha de caducidad. En relación a los recursos arqueológicos, MYSRL cuenta con los Certificados de Inexistencia de Restos Arqueológicos (CIRA) para la mayor parte del área comprometida con el Proyecto y tiene considerado tramitar los CIRAs que se requieran para cubrir la totalidad del área correspondiente al Proyecto. Los CIRAs obtenidos son: CIRA Minas Conga, CIRA Minas Conga I, CIRA Minas Conga III, CIRA Quengorío (menor de 5 ha), CIRA Chirimayo II (menor de 5 ha). Todos los permisos citados anteriormente se presentan en el Anexo 2.1 del presente estudio. 2.8 Aspectos políticos, legales y administrativos El Gobierno del Perú ha establecido al Ministerio de Energía y Minas y al Organismo Supervisor de la Inversión en Energía y Minería (OSINERGMIN) como las entidades reguladoras responsables de hacer cumplir las leyes y regulaciones vinculadas a las actividades de minería dentro del país. Otras oficinas del gobierno, cuyas funciones se describen en la presente sección, también ejercen atribuciones sobre proyectos mineros. El desarrollo de un proyecto minero en sus etapas de construcción, operación y cierre requiere contar con autorizaciones y licencias de la autoridad competente correspondiente.

2-8
Febrero 2010

La presente sección ha sido realizada tomando en consideración las principales disposiciones de protección ambiental aplicables al desarrollo de actividades mineras. Dentro de la legislación nacional, las normas más importantes relacionadas con el tema minero ambiental corresponden al título quince del Texto Único Ordenado de la Ley General de Minería, aprobado por D.S. Nº 014-92-EM y su reglamento aprobado por el D.S. Nº 016-93-EM, Reglamento para la Protección Ambiental en las Actividades Minero Metalúrgicas (modificado por los D.S. Nº 059-93-EM, Nº 029-99-EM, Nº 058-99-EM y Nº 022-2002-EM). Asimismo, se han considerado las normas relativas al proceso de consulta y participación ciudadana, normado por el Decreto Supremo N° 028-2008-EM, Reglamento de Participación Ciudadana en el Subsector Minero (complementado por la Resolución Ministerial Nº 3042008-MEM/DM), que establece dentro de sus disposiciones transitorias que, como para el caso del Proyecto Conga, los estudios de impacto ambiental que a la fecha de entrada en vigencia del reglamento se encuentren en elaboración, no le serán exigibles mecanismos de participación ciudadana antes del inicio de la elaboración del estudio ambiental. Para efectos de esta disposición, en el Anexo 9.1, Absolución, se presenta la documentación respectiva que acredita que la fecha de inicio del Estudio de Impacto Ambiental del Proyecto Conga, y otros estudios relacionados de línea base socioambiental, fue en el año 2005, previo a la entrada en vigencia del D.S. Nº 028-2008-EM (28 de mayo de 2008). Para efectos del procedimiento de participación ciudadana, el presente Estudio de Impacto Ambiental del Proyecto Conga será entregado al MEM, a la Dirección de Asuntos Ambientales del Ministerio de Agricultura (DGAA MINAG), a la Dirección Regional de Minería (DREM) de Cajamarca, a las Municipalidades Distritales y Provinciales correspondientes, así como a las comunidades en cuyo ámbito se realizará el proyecto. A través de estas instituciones el EIA estará a disposición del público interesado, para su revisión. 2.8.1 Marco institucional Los aspectos institucionales están relacionados con el conjunto de instituciones públicas y privadas vinculadas con el proyecto en temas ambientales. El rol de las diferentes instituciones se define a continuación: Ministerio del Ambiente (MINAM) Mediante Decreto Legislativo Nº 1013 (14 de mayo de 2008), se aprobó la Ley de creación, organización y funciones del MINAM, el cual es un organismo del poder ejecutivo cuya función es diseñar, establecer, ejecutar y supervisar la política nacional y sectorial ambiental. Es una persona jurídica de derecho público y constituye un pliego presupuestal.
2-9
Febrero 2010

El objeto del MINAM es la conservación del ambiente, de modo tal que se propicie y asegure el uso sostenible, responsable, racional y ético de los recursos naturales y del medio que los sustenta, que permita contribuir al desarrollo integral social, económico y cultural de la persona humana, a fin de asegurar a las generaciones presentes y futuras el derecho de gozar de un ambiente equilibrado y adecuado para el desarrollo de la vida. Según la Tercera Disposición Complementaria Final, se aprueba la fusión del Consejo Nacional del Ambiente - CONAM en el MINAM, siendo este último el ente incorporante. Asimismo, se aprueba la fusión de la Intendencia de Áreas Naturales Protegidas del INRENA con el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas del MINAM, siendo este último también el ente incorporante. Finalmente, la Sexta Disposición Complementaria Final señala que se encuentran adscritos al MINAM los siguientes organismos públicos: Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (SENAMHI), Instituto Geofísico del Perú (IGP), Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA), Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas (SERNANP), y el Instituto de Investigaciones de la Amazonía Peruana (IIAP). Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental El OEFA es el ente rector del Sistema Nacional de Evaluación y Fiscalización Ambiental. Tiene la responsabilidad de asegurar el cumplimiento de la legislación ambiental por todas las personas naturales o jurídicas, públicas o privadas. Asimismo supervisa y garantiza que las funciones de evaluación, supervisión, fiscalización, control, potestad sancionadora y aplicación de incentivos en materia ambiental, a cargo de las diversas entidades del Estado, se realicen de forma independiente, imparcial, ágil y eficiente, de acuerdo con lo dispuesto jurídicamente conforme a la Política Nacional del Ambiente.
U

Estas funciones serán ejercidas por la OEFA cuando se hagan efectivas las transferencias de funciones de evaluación, supervisión, fiscalización, control y sanción en materia ambiental de las entidades correspondientes. Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas El SERNANP es el ente rector del Sistema Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (SINANPE). Como autoridad tiene la función de aprobar y establecer los criterios técnicos y administrativos, así como los procedimientos para el establecimiento y la gestión de la Áreas Naturales Protegidas.

2-10
Febrero 2010

Organismo Supervisor de la Inversión en Energía y Minería (OSINERGMIN) El 31 de diciembre de 1996, mediante Ley Nº 26734 se creó el Organismo Supervisor de la Inversión en Energía (OSINERG), encargado de supervisar y fiscalizar el cumplimiento de las disposiciones legales y técnicas de las actividades que desarrollan las empresas en los subsectores de electricidad e hidrocarburos, así como el cumplimiento de las normas legales y técnicas referidas a la conservación y protección del ambiente. Mediante Ley Nº 27332, publicada el 29 de julio de 2000, se promulgó la Ley Marco de los Organismos Reguladores de la Inversión Privada en los Servicios Públicos, por la cual se asignan a los organismos reguladores las funciones de supervisión, regulación, fiscalización y sanción, normativa, solución de controversias y de solución de reclamos. Finalmente, el 24 de enero de 2007, mediante Ley Nº 28964, el OSINERG pasó a denominarse OSINERGMIN, el cual tiene personería jurídica de derecho público interno y goza de autonomía funcional, técnica, administrativa, económica y financiera; siendo integrante del Sistema Supervisor de la Inversión en Energía compuesto por el Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y Protección de la Propiedad Intelectual (INDECOPI) y del OSINERG. La misión del OSINERGMIN es regular, supervisar y fiscalizar, en el ámbito nacional, el cumplimiento de las disposiciones legales y técnicas relacionadas con las actividades de los subsectores de electricidad, hidrocarburos y minería, así como el cumplimiento de las normas legales y técnicas referidas a la conservación y protección del ambiente en el desarrollo de dichas actividades. El OSINERGMIN mantendrá sus funciones de supervisión, fiscalización, control y sanción en materia ambiental hasta que éstas sean transferidas y asumidas por la OEFA. Ministerio de Energía y Minas (MEM) El MEM tiene como objetivo promover el desarrollo integral de las actividades minero energéticas, normando, fiscalizando y/o supervisando, según sea el caso, su cumplimiento; cautelando el uso racional de los recursos naturales en armonía con el ambiente. Los órganos de competencia en el sector, de interés para la presente evaluación, son la Dirección General de Asuntos Ambientales Mineros, la Dirección General de Minería y la Oficina General de Gestión Social, además de la Dirección Regional de Energía y Minas correspondiente a Cajamarca.

2-11
Febrero 2010

Dirección General de Asuntos Ambientales Mineros (DGAAM) Es un órgano técnico normativo dependiente jerárquicamente del Viceministro de Minas, encargado de proponer y evaluar la política, proponer y/o expedir la normatividad necesaria, así como promover la ejecución de actividades orientadas a la conservación y protección del ambiente referidas al desarrollo de las actividades mineras; y, promover el fortalecimiento de las relaciones armoniosas de las empresas sectoriales con la sociedad civil que resulte involucrada con las actividades del sector. Según el Decreto Supremo Nº 031-2007-EM, Aprueban Reglamento de Organización y Funciones del Ministerio de Energía y Minas, entre las funciones que se le atribuyen a la DGAAM figuran: Normar la evaluación de impactos ambientales derivados de las actividades del sector. Evaluar y aprobar los estudios ambientales y sociales. Aprobar guías técnicas ambientales y sociales. Participar y dirigir talleres y audiencias públicas relacionadas con los estudios ambientales del sector minería presentados al Ministerio de Energía y Minas. Elaborar y promover programas de protección ambiental y de desarrollo sostenible en coordinación con la Dirección General de Minería, Gobiernos Regionales, Gobiernos Locales, empresas del Sector y otras instituciones públicas y privadas; Asimismo, conforme al artículo 2.2° del D.S. N°028-2008-EM, el MEM a través de la DGAAM debe orientar, dirigir y llevar a cabo procesos de participación ciudadana relacionados con las actividades mineras de la mediana y gran minería 1
TPF FPT

Dirección General de Minería (DGM) Es un órgano técnico normativo dependiente jerárquicamente del Viceministro de Minas, encargado de proponer y evaluar la política del sector minería; proponer y/o expedir según sea el caso, la normatividad necesaria del sector minería; promover el desarrollo sostenible de cateo, prospección, exploración, explotación, labor general, beneficio, comercialización y transporte minero; y ejercer el rol concedente a nombre del Estado para el desarrollo sostenible de las actividades mineras, según le corresponda.

Así lo dispone de manera específica el artículo 2.2° del D.S. Nº 028-2008-EM. Por lo demás, el artículo 107° del ROF del MEM establece con mayor detalle todas y cada una de las funciones y atribuciones de la DGAAM.
TP PT

1

2-12
Febrero 2010

Oficina General de Gestión Social Es el órgano técnico encargado de la promoción de relaciones armoniosas entre las empresas mineras y la sociedad civil, así como la prevención y solución de conflictos en el subsector minero. Elabora y promueve la realización de estudios sociales necesarios para el desarrollo y crecimiento responsable de las actividades privadas en el sector minero; analiza y emite opinión sobre los aspectos sociales de los estudios ambientales presentados al MEM. Como se mencionó anteriormente, es la DGAAM la encargada de la aprobación de los estudios sociales del sector minero, y esta oficina sólo puede promover la realización de dichos estudios para el desarrollo y crecimiento responsable de las actividades privadas en este sector. Dirección Regional de Energía y Minas (DREM) La DREM se encuentra a cargo de orientar las acciones del sector en cada región, proponiendo actividades orientadas a mejorar y proteger las condiciones ambientales y ecológicas, así como hacer cumplir las regulaciones a nivel regional. La organización y funciones de las diferentes DREM son establecidas por Decreto Supremo Nº 017-93-EM del 5 de mayo de 1993, y Resolución Ministerial Nº 097-93-EM/SG del 13 de mayo de 1993. Ministerio de Agricultura (MINAG) El MINAG es el órgano rector del sector agrario. Está encargado de establecer, diseñar, ejecutar y supervisar la Política Nacional Agraria. El sector agrario comprende las tierras de uso agrícola, de pastoreo, las tierras forestales, las eriazas con aptitud agraria, los recursos forestales y su aprovechamiento; la flora y fauna; los recursos hídricos; la infraestructura agraria; las actividades de producción, de transformación y de comercialización de cultivos y de crianzas; y los servicios y actividades vinculados a la actividad agraria como la sanidad, la investigación, la capacitación, la extensión y la transferencia de tecnología agraria. De acuerdo con lo dispuesto por la Ley de Organización y Funciones del Ministerio de Agricultura 2 , el MINAG cuenta con funciones rectoras (que se centran fundamentalmente en: formular, planear, dirigir, coordinar, ejecutar, supervisar y evaluar la Política Nacional Agraria, aplicable a todos los niveles de gobierno), técnico-normativas (las cuales se centran
TPF FPT

Aprobada por D. Leg. Nº 997 que derogó el D.L. Nº 25902, Ley Orgánica del Ministerio de Agricultura, salvo lo dispuesto en el Título V de esta última.
TP PT

2

2-13
Febrero 2010

en aprobar las normas de su competencia, ejerciendo la potestad sancionadora que le corresponde) y específicas (que pueden ser exclusivas o compartidas) 3 .
TPF FPT

Especial mención merecen las funciones que venían siendo realizadas por el Instituto Nacional de Recursos Naturales (INRENA). Este fue un organismo público adscrito al Ministerio de Agricultura, encargado de promover y realizar el aprovechamiento sostenible de los recursos naturales renovables, la conservación de la diversidad biológica silvestre y la gestión sostenible del medio ambiente rural, mediante un enfoque de ordenamiento territorial por cuencas y gestión integrada. Como parte del proceso de descentralización del país, gran parte de las funciones del INRENA en materia de recursos forestales y de fauna silvestre se han venido transfiriendo a los gobiernos regionales. Por ello, mediante Decreto Supremo N° 030-2008-AG, el INRENA fue absorbido por el Ministerio de Agricultura. De esta manera las labores realizadas por sus distintas instancias (fundamentalmente funciones técnico normativas) han pasado a ser desempeñadas por el Ministerio de Agricultura. En este sentido es importante señalar que según lo dispuesto por el artículo 64° del Decreto Supremo N° 38-2001-AG, que aprueba el Reglamento de la Ley de Áreas Naturales Protegidas, la realización de actividades mineras propuestas al interior de áreas naturales protegidas, requerirá la opinión técnica favorable del Ministerio de Agricultura para que el correspondiente EIA pueda ser aprobado. Asimismo, es importante hacer referencia a la Intendencia de Recursos Hídricos, que fue un órgano de línea del INRENA con la más alta autoridad técnica normativa con relación al uso sostenible del recurso hídrico. Mediante Decreto Supremo N° 014-2008-AG, dicha Intendencia fue absorbida por la Autoridad Nacional del Agua (ANA), la cual asumió todas las funciones de aquella, salvo las siguientes: Supervisar, promover y evaluar la operación y mantenimiento de los sistemas de riego y drenaje en el ámbito nacional; y Brindar asistencia técnica a las entidades correspondientes en la administración del uso del agua, operación y mantenimiento de los sistemas de riego y drenaje.

3
TP PT

Para un mayor nivel de detalle, ver el Artículo 5° del D.Leg. Nº 997. 2-14
Febrero 2010

Los órganos de interés del Ministerio de Agricultura para el presente Estudio de Impacto Ambiental, se describen a continuación: Dirección General de Asuntos Ambientales Agrarios En el ámbito agrario, es la encargada de ejecutar los objetivos y disposiciones del Sistema Nacional de Gestión Ambiental, en el ámbito de su competencia. Cuenta con las siguientes unidades orgánicas: Dirección de Gestión Ambiental Agraria y Dirección de Evaluación de Recursos Naturales. Dirección General Forestal y de Fauna Silvestre Es la encargada de proponer políticas, estrategias, normas, planes, programas y proyectos nacionales relacionados con el aprovechamiento sostenible de los recursos forestales y de fauna silvestre, así como de los recursos genéticos asociados a éstos. Entre sus funciones se encuentran elaborar y proponer listas de clasificación de especies amenazadas de flora, fauna, ecosistemas frágiles y amenazados; ejercer la Autoridad Administrativa de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre (CITES) para los recursos forestales y de fauna silvestre, entre otras. Autoridad Nacional del Agua (ANA) La ANA fue recientemente creada por la Primera Disposición Complementaria Final del Decreto Legislativo N° 997, como parte del proceso de reforma del Poder Ejecutivo. De acuerdo con lo dispuesto en la Ley N° 29338, Ley de Recursos Hídricos, la ANA es un organismo público adscrito al Ministerio de Agricultura responsable de dictar las normas y establecer los procedimientos para la gestión integrada y sostenible de los recursos hídricos y constituye el ente rector y máxima autoridad técnico-normativa del Sistema Nacional de Gestión de Recursos Hídricos – SNGRH 4 .
TPF FPT

La ANA se encuentra encargada de elaborar la Política y Estrategia Nacional de Recursos Hídricos y el Plan Nacional de Recursos Hídricos, y está facultada a imponer sanciones (amonestación, multa, inmovilización, clausura o suspensión) por las infracciones que se determinarán mediante Decreto Supremo.

Artículo 15º de la Ley Nº 29338. El SNGRH busca consolidar una gestión integrada que permita un uso eficiente y sostenible de las cuencas hidrográficas y acuíferos a nivel nacional.
TP PT

4

2-15
Febrero 2010

Asimismo, es importante considerar algunas funciones específicas del ANA que tendrán incidencia sobre el presente proyecto. Conforme lo dispone el artículo 15 de la Ley N° 29338, son funciones de la ANA: Elaborar el método y determinar el valor de las retribuciones económicas por el derecho de uso de agua y por el vertimiento de aguas residuales; así como aprobar las tarifas por uso de infraestructura hidráulica; Aprobar reservas temporales de agua y el trasvase de agua de cuenca; Declarar el agotamiento de fuentes naturales de agua, zonas de veda y zonas de protección; Otorgar, modificar y extinguir derechos de uso de agua y servidumbres de uso de agua; Emitir opinión técnica vinculante respecto a la disponibilidad de los recursos hídricos para la viabilidad de proyectos de infraestructura hidráulica que involucren la utilización de recursos hídricos; Ejercer jurisdicción administrativa en materia de aguas, desarrollando acciones de administración, fiscalización, control y vigilancia, para asegurar la conservación de las fuentes naturales de agua, los bienes naturales asociados a éstas y de la infraestructura hidráulica pública, ejerciendo para tal efecto la facultad sancionadora y coactiva; Establecer los parámetros de eficiencia del aprovechamiento de los recursos mencionados en el punto anterior; y Aprobar la demarcación territorial de las cuencas hidrográficas. La ANA funcionará con órganos descentralizados denominados Autoridades Administrativas del Agua (AAA), así como con Administraciones Locales del Agua (ALA) que absorberán a las Administraciones Técnicas de Distritos de Riego. El Reglamento de Organización y Funciones (ROF) de la ANA se encuentra regulado en el Decreto Supremo N° 039-2008-AG. Consejos de Cuenca De acuerdo a lo dispuesto por la Ley N° 29338, los Consejos de Cuenca son órganos de naturaleza permanente integrantes de la ANA. Estos pueden ser de dos (2) tipos:
U

1. Consejo de Cuenca Regional, cuando el ámbito de la cuenca se localiza íntegramente dentro de un (1) solo gobierno regional. 2. Consejo de Cuenca Interregional, cuando dentro del ámbito de la cuenca, existen dos (2) o más gobiernos regionales.
2-16
Febrero 2010

Estos consejos son creados mediante decreto supremo, a iniciativa de los gobiernos regionales, con el objeto de participar en la planificación, coordinación y concertación del aprovechamiento sostenible de los recursos hídricos en sus respectivos ámbitos. Ministerio de Salud (MINSA) El Ministerio de Salud, por medio de las Direcciones Regionales, regula el Sistema Nacional de Salud. Sus funciones son promover, proteger y mejorar la salud y calidad de vida de la población. El Ministerio de Salud es responsable de asegurar la participación de todas las entidades que comprenden el Sistema Nacional de Salud en políticas de salud nacional, y de promover la participación activa de la población en la implementación de medidas para lograr dichos objetivos, de acuerdo con la Ley del Ministerio de Salud, Ley Nº 27657 del 29 de enero de 2002 (modificada por las Leyes Nº 28748, Nº 28570 y Nº 27876), así como con sus Regulaciones Organizacionales, Decreto Supremo Nº 023-2005-SA del 01 de enero de 2006 (modificado por los Decretos Supremos Nº 023-2006-SA, Nº 007-2006-SA y Nº 001-2007SA). Dirección General de Salud Ambiental (DIGESA) DIGESA es una agencia bajo la autoridad del MINSA que está a cargo de regular, supervisar, controlar y evaluar los aspectos de protección ambiental para productos químicos, radiación y otras sustancias que pudieran poseer un riesgo potencial o causar daños a la salud de la población dentro del marco de la política de salud nacional. Es la entidad a cargo de otorgar autorizaciones para la descarga de residuos a la superficie o a cuerpos de agua. Regula el cumplimiento relacionado con la descarga de residuos sólidos, líquidos o hidrocarburos que pudieran contaminar el agua. Las tareas de DIGESA son efectuadas también por las Direcciones Regionales de Salud Ambiental (DISA), que son autoridades a cargo de evaluar las acciones de salud ambiental requeridas para preservar el ambiente a nivel regional. Adicionalmente, la Dirección Ejecutiva de Salud Ambiental (DESA), que representa una autoridad regional, está a cargo de coordinar con los gobiernos locales y regionales el establecimiento de planes, programas y proyectos para controlar la contaminación ambiental que pudiera perjudicar la salud de las comunidades o que pudiera representar un riesgo potencial en el caso de accidentes o desastres naturales. También está facultada para aplicar sanciones establecidas por la legislación de la salud. Ministerio de Educación (MINEDU) Su normativa básica es el Decreto Ley Nº 25762, “Ley Orgánica del Ministerio de Educación” (modificada por la Ley Nº 26510) y el Reglamento de Organizaciones y

2-17
Febrero 2010

Funciones, aprobado por Decreto Supremo Nº 006-2006-ED (modificado por Decreto Supremo Nº 001-2008-ED). Instituto Nacional de Cultura (INC) Es un Organismo Público Descentralizado dependiente del Ministerio de Educación. Entre sus funciones se encuentra formular y ejecutar las políticas y estrategias del Estado en materia de desarrollo cultural, defensa, conservación, difusión e investigación del Patrimonio Cultural de la Nación (Ley Nº 28296). El INC es el encargado de otorgar las autorizaciones para la realización de investigaciones y excavaciones arqueológicas con miras a la expedición del Certificado de Inexistencia de Restos Arqueológicas (CIRA), así como aquellos CIRA que involucren el rescate de sitios arqueológicos. Gobiernos regionales y locales A partir del año 2003, el Perú está realizando un nuevo esfuerzo en aras de lograr una completa descentralización. Dicho esfuerzo incluye como normas principales la Ley de Reforma Constitucional que modifica el Capítulo XIV del Título IV de la Constitución Política, Ley Nº 27680 del 7 de marzo de 2002; la Ley Orgánica para las Bases de Descentralización, Ley Nº 27783 del 20 de julio de 2002; Ley Orgánica de Gobiernos Regionales, Ley Nº 27867 del 18 de noviembre de 2002; y, Ley Orgánica de Municipalidades, Ley Nº 27972 de mayo de 2003. De acuerdo con las leyes señaladas, los gobiernos regionales y locales asumen facultades ambientales, exclusivas y compartidas en las materias de su competencia. Entre dichas facultades se encuentran las de promover el uso sustentable de bosques y la biodiversidad, así como el manejo sustentable de los recursos naturales y el mejoramiento de la calidad ambiental para el caso de las regiones y el poder ejecutivo. La Ley Orgánica de Gobiernos Regionales, Ley Nº 27867 del 18 de noviembre de 2002, siguió a la Ley de Descentralización y estableció los mismos poderes ambientales exclusivos y compartidos para los Gobiernos Regionales. Ellos están sometidos a la política nacional en cuanto a actividades mineras. Con relación a los gobiernos locales, el marco legal indicado ha establecido que éstos gozan de poderes ambientales exclusivos y compartidos entre municipalidades, tanto provinciales como distritales. Sin afectar la autoridad del Ministerio de Energía y Minas en los asuntos ambientales mineros, las Municipalidades a nivel provincial se encuentran encargadas de regular dentro del ámbito urbano de su jurisdicción la disposición final de residuos sólidos, la calidad de aire, los estándares de ruido y la zonificación, entre otras tareas, de conformidad con los
2-18
Febrero 2010

artículos 79º y 80º de la Ley. Las Municipalidades a nivel distrital se encuentran a cargo de la recolección y manejo de residuos sólidos, así como el control de estándares de calidad de aire y ruido, en coordinación con la correspondiente Municipalidad Provincial. Los órganos de Gobierno de las Regiones 5 son dos: La Presidencia Regional y el Consejo Regional. Se ha utilizado en la normativa el modelo sectorializado del Gobierno Nacional para replicar las funciones, atribuciones y responsabilidades que corresponden a estas autoridades descentralizadas. La Presidencia Regional es el órgano ejecutivo y tiene en las gerencias la parte operativa de las competencias que ejercen los Gobiernos Regionales. El Consejo Regional cumple funciones similares a las del Congreso de la República, siendo sus competencias de carácter legislativo y fiscalizador.
F F

Los Consejos Regionales están facultados para aprobar Ordenanzas, las cuales tienen la mayor jerarquía normativa dentro de la jurisdicción del Gobierno Regional. Están integrados por consejeros elegidos directamente por votación popular para un periodo de cuatro años, correspondiéndole a cada provincia un representante y de existir una cantidad mayor a las provincias, se aplica la cifra repartidora. Una tercera instancia cumple funciones de coordinación y cooperación. Es el caso de los Consejos de Coordinación Regional, los cuales están conformados por las propias autoridades del Gobierno Regional y la Sociedad Civil Organizada. A continuación se detallan las atribuciones que corresponden al Consejo Regional y a la Presidencia Regional de acuerdo a la normatividad existente, habiéndose priorizado las que podrían ser relevantes en relación al proyecto bajo evaluación: Consejo Regional Aprobar, modificar o derogar las normas que regulen o reglamenten los asuntos y materias de competencia y funciones del Gobierno Regional. Aprobar el Plan de Desarrollo Regional Concertado de mediano y largo plazo, concordante con el Plan Nacional de Desarrollo y buscando la articulación entre zonas urbanas y rurales, concertadas con el Consejo de Coordinación Regional. Aprobar el Plan Anual y el Presupuesto Regional Participativo, en el marco del Plan de Desarrollo Regional Concertado y de conformidad con la Ley de Gestión Presupuestaria del Estado y a las leyes anuales del Presupuesto General de la República y la Ley de Prudencia y Transparencia Fiscal.
U

5
TP PT

http://www.documentalpiura.com/descentralizacion/piura_atribuciones.htm 2-19
Febrero 2010

Fiscalizar la gestión y conducta pública de los funcionarios del Gobierno Regional y, dentro de ello, llevar a cabo investigaciones sobre cualquier asunto de interés público regional. Proponer ante el Congreso de la República las iniciativas legislativas en materias y asuntos de su competencia. Aprobar el plan de competitividad regional, los acuerdos de cooperación con otros gobiernos regionales e integrar las estrategias de acciones macrorregionales. Definir la política permanente del fomento de la participación ciudadana. Aprobar el plan regional de desarrollo de capacidades humanas y el programa de desarrollo institucional. Presidencia Regional Dirigir y supervisar la marcha del Gobierno Regional y de sus órganos ejecutivos, administrativos y técnicos. Proponer y ejecutar el Presupuesto Participativo Regional aprobado por el Consejo Regional. Designar y cesar al Gerente General Regional y a los Gerentes Regionales, así como nombrar y cesar a los funcionarios de confianza. Dictar Decretos y Resoluciones Regionales. Dirigir la ejecución de los planes y programas del Gobierno Regional y velar por su cumplimiento. Dirigir, supervisar, coordinar y administrar las actividades y servicios públicos a cargo del Gobierno Regional a través de sus Gerentes Regionales. Aprobar las normas reglamentarias de organización y funciones de las dependencias administrativas del Gobierno Regional. Promulgar las Ordenanzas Regionales y ejecutar los acuerdos del Consejo Regional. Presentar al Consejo Regional: El Plan de Desarrollo Regional Concertado. El Plan Anual y el Presupuesto Participativo Anual. El Programa de Promoción de Inversiones y Exportaciones Regionales. El Programa de Competitividad Regional. El Programa Regional de Desarrollo de Capacidades Humanas. El Programa de Desarrollo Institucional. Las propuestas de acuerdos de cooperación con otros gobiernos regionales y de estrategias de acciones macrorregionales. Proponer al Consejo las iniciativas legislativas.
U

2-20
Febrero 2010

Promover y celebrar convenios con instituciones académicas, universidades y centros de investigación públicos y privados para realizar acciones de capacitación, asistencia técnica e investigación. Proponer, ejecutar las estrategias y políticas para el fomento de la participación ciudadana. Los gobiernos regionales ejercen sus funciones ambientales sobre la base de sus leyes correspondientes en concordancia con las políticas, normas y planes nacionales y sectoriales en el marco de los principios de la gestión ambiental dictado por el MINAM dentro del marco de la Política Nacional Ambiental, el Plan y la Agenda Nacional de Acción Ambiental y las normas transectoriales que se dictan para alcanzar sus objetivos. El sistema regional de gestión ambiental debe implementarse en coordinación con las Comisiones Ambientales Regionales (CAR) y el MINAM, sobre la base de los órganos que desempeñan diversas funciones ambientales en el Gobierno Regional. Las CAR son las instancias de gestión ambiental de carácter multisectorial, encargadas de coordinar y concertar la política ambiental regional. Por otro lado, cabe destacar que los Gobiernos Regionales cuentan también con sus respectivas Gerencias de Recursos Naturales y Gestión del Medio Ambiente, así como con sus Gerencias de Desarrollo Económico, las que tienen a su cargo funciones específicas relacionadas con las competencias ambientales del Gobierno Nacional. Asimismo, cuentan también con las Direcciones Regionales de Energía y Minas y otras direcciones regionales, las cuales constituyen un rezago del anterior modelo de desconcentración (o delegación) de competencias del Gobierno Nacional, no existiendo aún ninguna disposición normativa que defina con claridad cuáles son las prerrogativas que en general, pueden asumir las direcciones regionales. Respecto a los gobiernos locales, son las Municipalidades Provinciales, Distritales y Delegadas conforme a Ley, las que constituyen,-de acuerdo a la Constitución Política del Perú, los órganos de Gobierno Local. Tienen autonomía política, económica y administrativa en los asuntos de su competencia. Los Gobiernos Locales ejercen sus funciones ambientales sobre la base de sus leyes correspondientes y deben implementarlas con los órganos que definan, dado que a diferencia de los Gobiernos Regionales, las Municipalidades no están obligadas a contar con una unidad ambiental específica. En la gran mayoría de casos, las funciones ambientales que están a cargo de las Municipalidades son ejercidas por varios órganos internos (Servicios a la Ciudad,
2-21
Febrero 2010

Obras públicas, Desarrollo urbano, Transportes, etc.). Las municipalidades también cuentan con una instancia de concertación: las Comisiones Ambientales Municipales. Dichas comisiones carecen de facultades mandatorias, habiendo sido constituidas fundamentalmente para concertar planes y acciones de interés regional. La aprobación de los instrumentos de gestión ambiental provincial y distrital debe contar con opinión favorable de las Comisiones Ambientales Municipales y éstos deben guardar estricta concordancia con los aprobados para el ámbito nacional, regional y provincial. En este sentido, en el último párrafo del artículo 75° de la Ley Orgánica de Municipalidades, se establece expresamente que las municipalidades “están obligadas a informar y realizar coordinaciones con las entidades con las que compartan competencias y funciones, antes de ejercerlas”, lo cual es compatible con el carácter unitario –y no federalizado- del Gobierno Peruano, en el sentido que si bien tienen autonomía, los 3 niveles de Gobierno deben concordar previamente sus actuaciones. Finalmente, se señala que la Ley Orgánica de Municipalidades, Ley Nº 27972 de fecha 27 de mayo de 2003, establece en su artículo 73° las materias de competencia municipal que se ejercen con carácter exclusivo o compartido entre las municipalidades provinciales y distritales. El rol de las municipalidades provinciales comprende la protección y conservación del ambiente; formular, aprobar, ejecutar y monitorear los planes y políticas locales en materia ambiental, en concordancia con las políticas, normas y planes regionales, sectoriales y nacionales; proponer la creación de áreas de conservación ambiental; promover la educación e investigación ambiental en su localidad e incentivar la participación ciudadana en todos sus niveles; participar y apoyar a las comisiones ambientales regionales en el cumplimiento de sus funciones; y, coordinar con los diversos niveles de gobierno nacional, sectorial y regional, la correcta aplicación local de los instrumentos de planeamiento y de gestión ambiental, en el marco del sistema nacional y regional de gestión ambiental. Aunque la legislación vigente alienta a las autoridades locales a ejercer cierto control sobre asuntos ambientales dentro de su propia jurisdicción, la filosofía de la legislación ambiental peruana es la de permitir, a cada uno de los Ministerios que pertenezcan a sectores productivos, regular y supervisar las operaciones industriales que están bajo su control. 2.8.2 Marco legal a nivel nacional El Gobierno del Perú ha establecido al MEM como la entidad reguladora responsable de hacer cumplir las leyes que afectan a las actividades de minería dentro del país. Otras oficinas del gobierno, cuyas funciones han sido descritas en la sección anterior, también ejercen
2-22
Febrero 2010

atribuciones sobre proyectos mineros. El desarrollo de un proyecto minero en sus etapas de construcción, operación y cierre requiere contar con autorizaciones y licencias de distintas instituciones gubernamentales. La presentación de los Estudios de Impacto Ambiental (EIA) de proyectos mineros se enmarca dentro de lo establecido en el Decreto Supremo Nº 016-93-EM, Reglamento de Protección Ambiental para Actividades Minero Metalúrgicas. Asimismo, el procedimiento de participación ciudadana se encuentra normado por el Decreto Supremo Nº 028-2008-EM, Reglamento de Participación Ciudadana en el Subsector Minero (complementado por la Resolución Ministerial Nº 304-2008-MEM/DM), que establece la necesidad de iniciar el proceso de consulta y participación ciudadana previamente a la elaboración de los estudios ambientales, continuando durante la elaboración de éstos y durante el procedimiento de evaluación a cargo de la autoridad competente. El presente Estudio de Impacto Ambiental debe ser entregado al MEM, al MINAG, a la Dirección Regional de Minería (DREM) de Cajamarca, a las Municipalidades Provinciales y Distritales involucradas, y a las Comunidades correspondientes. A través de estas instituciones el Estudio de Impacto Ambiental estará a disposición del público interesado para su revisión. La opinión pública es bienvenida y será considerada en el proceso de toma de decisiones del MEM. 2.8.2.1 Normas generales a nivel nacional En esta sección se presentan las principales normas aplicables al proyecto y un resumen de las mismas: Constitución Política del Perú (1993) La mayor norma legal en el país es la Constitución Política del Perú, que resalta entre los derechos esenciales de la persona humana, el gozar de un ambiente equilibrado y adecuado con el desarrollo de la vida. Señala también (artículos 66º al 69º), que los recursos naturales renovables y no renovables, son Patrimonio de la Nación, promoviendo el Estado el uso sostenible de los mismos. Además, establece que el Estado está obligado a promover la conservación de la diversidad biológica y de las áreas naturales protegidas. Ley General del Ambiente (Ley Nº 28611) Esta norma es la ordenadora del marco normativo legal para la gestión ambiental en el Perú. Establece que toda actividad humana que implique construcciones, obras, servicios y otras actividades, así como políticas, planes y programas públicos susceptibles de causar impactos
2-23
Febrero 2010

ambientales de carácter significativo, está sujeta, de acuerdo a ley, al Sistema Nacional de Evaluación de Impacto Ambiental – SEIA, el cual es administrado por la Autoridad Ambiental Nacional. Menciona que los Estudios de Impacto Ambiental son instrumentos de gestión que contienen una descripción de la actividad propuesta y de los efectos directos o indirectos previsibles de dicha actividad en el ambiente físico y social, a corto y largo plazo, así como la evaluación técnica de los mismos. Asimismo, establece que se deben indicar las medidas necesarias para evitar o reducir el daño a niveles tolerables e incluir un breve resumen del estudio para efectos de su publicidad. Por otro lado, esta ley establece que todo titular de operaciones es responsable por las emisiones, efluentes, descargas y demás impactos negativos que se generen sobre el ambiente, la salud y los recursos naturales, como consecuencia de sus actividades. Con respecto a los estándares de calidad ambiental, dispone que no se otorgue la certificación ambiental establecida mediante la Ley del Sistema Nacional de Evaluación de Impacto Ambiental, cuando el respectivo estudio concluye que la implementación de la actividad implicaría el incumplimiento de alguno de los mismos. Señala que se consideran recursos naturales a todos los componentes de la naturaleza, susceptibles de ser aprovechados por el ser humano para la satisfacción de sus necesidades y que tengan un valor actual o potencial en el mercado, conforme lo dispone la ley y que éstos son Patrimonio de la Nación, pudiendo sólo aprovecharse los frutos o productos de los mismos por derecho otorgado de acuerdo a la ley. Para los alcances del presente EIA, esta ley es de aplicación y cumplimiento prioritario, en vista que establece los criterios básicos para la protección ambiental, los fundamentos generales de los EIAs, el derecho de participación e información, las pautas de prevención y control ambiental en materia de población, asentamientos humanos, servicios y limpieza pública, así como de la autoridad ambiental competente. Decreto Legislativo Nº 1055 que modifica la Ley Nº 28611 (Ley General del Ambiente) Mediante esta norma se modifican los artículos 32º, 42º, 43º y 51º de la Ley Nº 28611, relativos al límite máximo permisibles, la obligación de informar, los criterios a seguir en los procedimientos de participación ciudadana y la información sobre denuncias presentadas.

2-24
Febrero 2010

Asimismo, se dispone que el Ministerio del Ambiente supervisará el cumplimiento de lo dispuesto en el artículo 49º de la ley en mención, así como será el punto focal para las consultas que en materia ambiental se deriven de compromisos asumidos en los acuerdos comerciales internacionales suscritos por el Perú. Ley Marco para el Crecimiento de la Inversión Privada (Decreto Legislativo Nº 757) Esta norma armoniza las inversiones privadas, el desarrollo socioeconómico, la conservación del ambiente y el uso sostenible de los recursos naturales. Dentro de este marco normativo, es el MEM la autoridad competente para aplicar la normativa relacionada con las actividades minero - energéticas dentro del país. Ley de Evaluación de Impacto Ambiental para Obras y Actividades (Ley Nº 26786) Señala que el MINAM deberá ser comunicado por las autoridades competentes, sobre las actividades a desarrollarse en su sector. Asimismo, deberá informarse al MINAM si estas actividades, por su riesgo ambiental, excederán los niveles tolerables de contaminación o deterioro del ambiente y si obligatoriamente deben presentar EIAs previos a su ejecución (modifica el artículo 51º de la “Ley Marco para el Crecimiento de la Inversión Privada”, Decreto Legislativo Nº 757). Cabe precisar que esta ley establece al CONAM como el organismo evaluador de impacto ambiental para obras y actividades; sin embargo, según la Resolución Ministerial Nº 0542008-MINAM, en la que se declara la desactivación y extinción del CONAM al haber concluido su fusión con el MINAM, todas las obligaciones, competencias, funciones, entre otras, del CONAM se entienden como hechas al MINAM. Ley Orgánica para el Aprovechamiento Sostenible de los Recursos Naturales (Ley Nº 26821) Esta Ley norma el régimen de aprovechamiento sostenible de los recursos naturales, los cuales constituyen Patrimonio de la Nación. Tiene como objetivo principal promover y regular el aprovechamiento sostenible de los recursos naturales, renovables y no renovables, estableciendo un marco adecuado para el fomento a la inversión, procurando el equilibrio dinámico entre el crecimiento económico, la conservación de los recursos naturales y del ambiente y el desarrollo de la persona humana.

2-25
Febrero 2010

El artículo 3º señala que son recursos naturales todo componente de la naturaleza, susceptible de ser aprovechado por el ser humano para la satisfacción de sus necesidades y que tenga un valor actual o potencial en el mercado. El artículo 5º establece que los ciudadanos tienen derecho a ser informados y a participar en la definición y adopción de políticas relacionadas con la conservación y uso sostenible de los recursos naturales. Les reconoce también, su derecho a formular peticiones y promover iniciativas de carácter individual o colectivo ante las autoridades competentes. Para el aprovechamiento de los recursos naturales (artículo 19º) se otorgarán derechos a los particulares mediante las modalidades que establecen las leyes especiales para cada recurso natural. Sin embargo, en cualquiera de los casos, el Estado conserva el dominio sobre éstos. Ley sobre la Conservación y Aprovechamiento Sostenible de la Diversidad Biológica (Ley Nº 26839) Esta Ley norma la conservación de la diversidad biológica y el uso sostenible de sus componentes. Actúa de acuerdo con los artículos 66º y 68º de la Constitución Política del Perú, que tienen implicancia en la conservación de la diversidad de ecosistemas, especies y genes; así como mantener los procesos ecológicos esenciales de los que depende la supervivencia de las especies. Casos en que la aprobación de los Estudios de Impacto Ambiental y Programas de Adecuación y Manejo Ambiental requieren la opinión técnica del INRENA (Decreto Supremo Nº 056-97-PCM, modificado por Decreto Supremo Nº 061-97-PCM) Esta norma establece que los EIAs de los diferentes sectores productivos, y sus respectivas modificaciones, que consideren actividades y/o acciones que modifican el estado natural de los recursos naturales renovables: agua, suelo, flora y fauna, previamente a su aprobación por la autoridad sectorial competente, requerirán opinión técnica del INRENA (ahora Dirección General de Asuntos Ambientales del Ministerio de Agricultura). Ley del Sistema Nacional de Evaluación de Impacto Ambiental (Ley Nº 27446, modificada por Decreto Legislativo Nº 1078) La Ley del Sistema Nacional de Evaluación del Impacto Ambiental (SEIA) establece el proceso que comprende los requerimientos, etapas y alcances de las evaluaciones del impacto ambiental de proyectos de inversión y los mecanismos que aseguren la participación ciudadana en el proceso de evaluación.

2-26
Febrero 2010

Respecto al Decreto Legislativo Nº 1078, modifica los artículos 2º, 3º, 4º, 5º, 6º, 10º, 11º, 12º, 15º, 16º, 17º y 18º de la Ley Nº 27446; en relación a la obligatoriedad de la certificación ambiental, la categorización de proyectos de acuerdo al riesgo ambiental, los criterios de protección ambiental, el contenido de los instrumentos de Gestión Ambiental y la revisión de la Evaluación Ambiental Estratégica (EAE). Asimismo, establece que el MINAM dirige y administra el SEIA y los revisa aleatoriamente, aprueba las EAEs de planes, programas y proyectos, emite opinión previa favorable y coordina con los sectores los reglamentos sobre EIA. Reglamento de la Ley del Sistema Nacional de Evaluación de Impacto Ambiental (Decreto Supremo Nº 019-2009-MINAM) Este reglamento tiene como objetivo lograr la efectiva identificación, prevención, supervisión, control y corrección anticipada de los impactos ambientales negativos derivados de las acciones humanas expresadas por medio de proyectos de inversión, así como de políticas, planes y programas públicos, a través del establecimiento del SEIA. El MINAM en su calidad de autoridad ambiental nacional es el organismo rector del SEIA, asimismo constituye la autoridad técnico normativa a nivel nacional y, como tal, dicta las normas y establece los procedimientos relacionados con el SEIA, coordina su aplicación técnica y es responsable por el correcto funcionamiento. Título XIII del Código Penal, Delitos contra la Ecología (Decreto Legislativo Nº 635) Tipifica (artículo 304º y 305º) las penas sobre los que, infringiendo las normas de protección del ambiente, contaminen vertiendo residuos sólidos, líquidos o gaseosos o de cualquier otra naturaleza, por encima de los límites establecidos y que causen o puedan causar perjuicio o alteraciones en la flora, fauna y recursos hidrobiológicos. Ley Marco del Sistema Nacional de Gestión Ambiental (Ley Nº 28245) Esta Ley define los lineamientos para la gestión y planificación ambiental en el Perú a fin de asegurar el cumplimiento de los objetivos ambientales de las entidades públicas, así como fortalecer los mecanismos de transectorialidad en la gestión ambiental. Ley del Sistema Nacional de Evaluación y Fiscalización Ambiental (Ley Nº 29325) El Sistema Nacional de Evaluación y Fiscalización Ambiental (SINEFA) tiene por finalidad asegurar el cumplimiento de la legislación ambiental por parte de todas las personas naturales o jurídicas, así como supervisar y garantizar que las funciones de evaluación, supervisión,
2-27
Febrero 2010

fiscalización, control y potestad sancionadora en materia ambiental, a cargo de las diversas entidades del Estado, se realicen de forma independiente, imparcial, ágil y eficiente, en concordancia con lo establecido en la Ley Marco del Sistema Nacional de Gestión Ambiental, Ley General del Ambiente, en la Política Nacional del Ambiente y demás normas relacionadas. La implementación de este sistema, cuya rectoría está a cargo del OEFA, permitirá prevenir impactos ambientales en los ecosistemas, reducir la contaminación del ambiente, y minimizar los costos de remediación, recuperación, y otras acciones correctivas; a favor de la población y del Estado. Ley de Creación, Organización y Funciones del Ministerio del Ambiente (Decreto Legislativo Nº 1013) Tiene por finalidad la creación del Ministerio del Ambiente, siendo éste un organismo del Poder Ejecutivo, cuya función general es diseñar, establecer, ejecutar y supervisar la política nacional y sectorial ambiental. El objetivo principal del MINAM es la conservación del ambiente. Dispone la adscripción al MINAM del Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (SENAMHI), del Instituto Geofísico del Perú (IGN), y del Instituto de Investigaciones de la Amazonía Peruana (IIAP); así también, dispone la creación del Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA), encargado de la fiscalización, la supervisión, el control y la sanción en materia ambiental; y, del Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (SERNANP), como ente rector del Sistema Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (SINANPE), constituyéndose en su autoridad técnico normativa. Política Nacional del Ambiente (Decreto Supremo Nº 012-2009-MINAM) Mediante el presente Decreto Supremo el Gobierno aprobó la Política Nacional del Ambiente, ello de conformidad con el literal a) del numeral 6.1 del artículo 6º del Decreto Legislativo Nº 1013, Ley de creación, organización y funciones del Ministerio del Ambiente. Este documento es fundamental para la gestión ambiental en el país ya que se aplicará en distintos niveles; para gobiernos regionales, locales, instituciones privadas, empresas y ciudadanía en general, creando conciencia en la población. Asimismo permitirá el uso y conservación sostenible de los recursos naturales, la calidad y gobernanza ambiental, el cumplimiento de compromisos ambientales internacionales, así

2-28
Febrero 2010

como la regulación de los aspectos relativos a la bioseguridad y los recursos genéticos para una protección más eficaz de la salud pública del país. Otros aspectos que esta Política Nacional del Ambiente se encargará de regular son la mitigación del cambio climático, el ordenamiento territorial, la calidad del agua y del aire, el control de sustancias químicas y materiales peligrosos, entre otros. Ley de recursos hídricos (Ley Nº 29338) Esta Ley regula el uso y la gestión de los recursos hídricos, comprendiendo el agua superficial, subterránea, continental, y los bienes asociados a ésta. En lo que resulte aplicable, esta Ley también comprende el agua marítima y atmosférica. Asimismo, declara de interés nacional y necesidad pública la gestión integrada de los recursos hídricos con el propósito de lograr eficiencia y sostenibilidad en el manejo de las cuencas hidrográficas y los acuíferos para la conservación e incremento del agua, así como asegurar su calidad fomentando una nueva cultura del agua, para garantizar la satisfacción de la demanda de las actuales y futuras generaciones (artículo 3º). Crea el Sistema Nacional de Gestión de los Recursos Hídricos, como parte del Sistema Nacional de Gestión Ambiental, con el objeto de articular el accionar del Estado, para conducir los procesos de gestión integrada y de conservación de los recursos hídricos en los ámbitos de cuencas, de los ecosistemas que lo conforman y de los bienes asociados; así como, para establecer espacios de coordinación y concertación entre las entidades de la administración pública y los actores involucrados en dicha gestión con arreglo a la presente Ley. Estándares Nacionales de Calidad Ambiental para Agua (Decreto Supremo Nº 002-2008-MINAM) Mediante esta norma se aprueban los Estándares Nacionales de Calidad Ambiental para Agua para así establecer el nivel de concentración, o el grado de elementos, sustancias o parámetros físicos, químicos y biológicos presentes en el agua, en su condición de cuerpo receptor y componente básico de los ecosistemas acuáticos, que no represente un riesgo significativo para la salud de las personas ni para el ambiente. El presente decreto también indica que los estándares aprobados serán aplicables a los cuerpos de agua del territorio nacional en su estado natural y que son obligatorios en el diseño de las normas legales y las políticas públicas, siendo referente obligatorio en el diseño y aplicación de los instrumentos de gestión ambiental.
2-29
Febrero 2010

Se indica también que el Ministerio del Ambiente dictará las normas pertinentes para la implementación de los Estándares de Calidad Ambiental para Agua. Se consideran las siguientes categorías: Categoría 1: Poblacional y Recreacional Categoría 2: Actividades Marino Costeras Categoría 3: Riego de Vegetales y Bebidas de Animales Categoría 4: Conservación del Ambiente Acuático Disponen que la autoridad de aguas controle la explotación de materiales que acarrean y depositen las aguas en sus álveos o cauces (Ley Nº 26737) Esta norma establece que la explotación de los materiales que acarrean y depositen las aguas en sus álveos o cauces, deberá ser controlada y supervigilada por la Autoridad de Aguas, la que otorgará permisos para su extracción, sujetos a las condiciones que en ellos se establezcan, pagando al estado los correspondientes derechos. Reglamento de la Ley que regula la explotación de materiales que acarrean y depositan aguas en sus álveos o cauces (Decreto Supremo Nº 013-97-AG, modificado por Decreto Supremo Nº 017-2003-AG) Este reglamento entiende por materiales que acarrean y depositan las aguas en sus álveos o cauces, a los minerales que se utilizan para fines de construcción, tales como los limos, arcillas, arenas, grava, guijarros, cantos rodados, bloques o bolones, entre otros. Asimismo, considera a la Administración Técnica del Distrito de Riego (Administraciones Locales del Agua, actualmente) como la Autoridad de Aguas competente para otorgar los permisos de extracción de los materiales que acarrean y depositan las aguas en sus álveos o cauces, priorizando las zonas de extracción en el cauce. Establece que concluida la extracción, el titular está obligado bajo sanción a reponer a su estado natural la ribera utilizada para el acceso y salida de las zonas de explotación. Ley General de Salud (Ley Nº 26842) Esta norma establece que la protección del ambiente (artículo 103º) es responsabilidad del Estado y de las personas naturales y jurídicas, teniendo como obligación, mantener dentro de los estándares que, para preservar la salud de las personas, establece la autoridad de salud competente.

2-30
Febrero 2010

Estipula que toda persona natural o jurídica (artículo 104º) está impedida de efectuar descargas de desechos o sustancias contaminantes en el agua, aire o suelo, sin haber adoptado las precauciones de depuración en la forma que señalan las normas sanitarias y de protección del ambiente. Ley que establece la obligación de elaborar y presentar planes de contingencia (Ley Nº 28551) Esta Ley tiene por objeto establecer la obligación y procedimiento para la elaboración y presentación de planes de contingencia, con sujeción a los objetivos, principios y estrategias del Plan Nacional de Prevención y Atención de Desastres. Establece que todas las personas naturales y jurídicas de derecho privado o público que conducen y/o administran empresas, instalaciones, edificaciones y/o recintos tienen la obligación de elaborar y presentar, para su aprobación ante la autoridad competente, planes de contingencia para cada una de las operaciones que desarrolle. Lineamientos para la elaboración de planes de contingencia a emplearse en actividades minero metalúrgicas relacionadas con la manipulación de cianuro y otras sustancias tóxicas o peligrosas (Resolución Directoral Nº 134-2000EM/DGM) La resolución directoral en mención aprueba los lineamientos para elaborar planes de contingencia que se deben emplear en las actividades minero-metalúrgicas relacionadas con el transporte, carga, descarga, almacenamiento, control y manipuleo de cianuro y otras sustancias tóxicas o peligrosas. En el Anexo II de la resolución se detalla el listado de las sustancias que se consideran de riesgo potencial para la salud y el ambiente, dentro de los cuales se incluyen a los combustibles y lubricantes. Asimismo (artículo 2º), establece que los titulares de actividad minera deberán incorporar otras sustancias tóxicas o peligrosas que sean aplicables a sus operaciones mineras, luego de realizar el análisis de riesgo correspondiente. Ley General del Patrimonio Cultural de la Nación y su reglamento (Ley Nº 28296 y Decreto Supremo Nº 011-2006-ED) Los bienes integrantes del Patrimonio Cultural de la Nación, independientemente de su condición privada o pública, están protegidos por el Estado y sujetos al régimen específico regulado en la presente Ley.
2-31
Febrero 2010

El Estado, los titulares de derechos sobre bienes integrantes del Patrimonio Cultural de la Nación y la ciudadanía en general tienen la responsabilidad común de cumplir y vigilar el debido cumplimiento del régimen legal establecido en la presente Ley. El Estado promoverá la participación activa del sector privado en la conservación, restauración, exhibición y difusión de los bienes integrantes del Patrimonio Cultural de la Nación y su restitución en los casos de exportación ilegal o cuando se haya vencido el plazo de permanencia fuera del país otorgado por el Estado. Los bienes del Patrimonio Cultural de la Nación, sean de propiedad pública o privada, están sujetos a las medidas y limitaciones que establezcan las leyes especiales para su efectiva y adecuada conservación y protección. El ejercicio del derecho de propiedad de estos bienes está sujeto a las limitaciones establecidas en las medidas administrativas que dispongan los organismos competentes, siempre y cuando no contravengan la Ley y el interés público. Reglamento de Investigaciones Arqueológicas (Resolución Suprema Nº 0042000-ED) En dicho reglamento se detallan los procedimientos a seguir para la obtención de las autorizaciones necesarias para llevar a cabo investigaciones arqueológicas, las cuales se clasifican en Proyectos de Investigación Arqueológica (originados por interés científico), Proyectos de Evaluación Arqueológica (originados por la afectación de obras públicas, privadas o causas naturales) y Proyectos de Emergencia (originados por acción humana o natural imprevista). Para el caso que nos ocupa, se aplican los Proyectos de Evaluación Arqueológica, los cuales están referidos a trabajos en el marco del desarrollo de proyectos productivos, extractivos y/o de servicios, tanto del sector privado como estatal, con fines de proteger el Patrimonio Arqueológico - Histórico Nacional, tanto mueble como inmueble. Sus fines son la evaluación y la investigación. Asimismo, la norma establece que sólo se expedirán Certificados de Inexistencia de Restos Arqueológicos (CIRA) después de ejecutado el Proyecto de Evaluación Arqueológica de Reconocimiento con o sin excavaciones, según sea el caso. Si el área es menor de cinco hectáreas, la supervisión podrá hacerla directamente la Dirección General de Patrimonio Arqueológico del Instituto Nacional de Cultura y en el caso que se superen estos límites, como es el caso de líneas de transmisión eléctrica, tuberías, carreteras y otras obras semejantes, se requerirá de un proyecto presentado por un arqueólogo registrado.

2-32
Febrero 2010

Modifican el D.S. N° 004-2009-ED, mediante el cual se establecen plazos para la elaboración, aprobación de los informes finales de los proyectos de evaluación arqueológica y de la certificación de inexistencia de restos arqueológicos (Decreto Supremo Nº 009-2009-ED) Establece que no se necesita la autorización del Instituto Nacional de Cultura para la elaboración de Proyectos de Evaluación Arqueológica para proyectos de inversión pública y privada. Modifica el plazo para la expedición de Certificados de Inexistencia de Restos Arqueológicos para el desarrollo de proyectos de inversión u obras públicas y privadas, siendo de 10 días calendario. Procedimientos Especiales para la Implementación del Decreto Supremo Nº 009-2009-ED (Directiva Nº 004-2009-DN/INC) Tiene la finalidad de establecer pautas y procedimientos necesarios para el cumplimiento del D.S. Nº 009-2009-ED. En el caso de la solicitud de expedición de CIRA para áreas menores a 5 ha, dice que se presentará a la Dirección Regional de Cultura del INC donde se encuentra el área del pedido, y será resulta por el Director Regional correspondiente. Aprueban el Convenio sobre Diversidad Biológica adoptado en Río de Janeiro (Resolución Legislativa Nº 26181) El Convenio sobre Diversidad Biológica, suscrito por Perú el 12 de junio de 1992, se llevó a cabo por la reducción de la diversidad biológica en el mundo, a causa de actividades humanas, tales como la contaminación, deforestación, entre otras. Se establece que cada país es responsable de la conservación de su diversidad biológica y del uso sostenible de sus recursos biológicos, dentro de su jurisdicción nacional. Los objetivos del Convenio sobre Diversidad Biológica son: La conservación de la diversidad biológica La utilización sostenible de los componentes de la diversidad biológica El reparto justo y equitativo de los beneficios derivados del uso de los recursos genéticos, mediante un acceso adecuado a esos recursos, una transferencia apropiada de las tecnologías pertinentes, entre otros.

2-33
Febrero 2010

Ley de Conservación y Aprovechamiento Sostenible de la Diversidad Biológica (Ley Nº 26839) En esta ley, la diversidad biológica se refiere a los ecosistemas, especies y genes. En el artículo 7º se señala que la Estrategia Nacional de la Diversidad Biológica es el principal instrumento de planificación para el cumplimiento de los objetivos de la presente Ley y del Convenio sobre la Diversidad Biológica. En la Estrategia Nacional de la Divesidad Biológica se establecerán los programas y planes de acción orientados a cumplir con los objetivos establecidos en el Convenio sobre la Diversidad Biológica. Según el artículo 1º, los principios y definiciones del Convenio sobre la Diversidad Biológica rigen para los efectos de aplicación de la Ley Nº 26839. Ley Forestal y de Fauna Silvestre y su reglamento (Decreto Legislativo Nº 1090 y Decreto Supremo Nº 014-2001-AG) La presente Ley tiene por objeto normar, regular y supervisar el uso sostenible y la conservación de los recursos forestales y de fauna silvestre del país, compatibilizando su aprovechamiento con la valorización progresiva de los servicios ambientales del bosque, en armonía con el interés social, económico y ambiental de la Nación. Establece que los titulares de contratos de operaciones petroleras, mineras, industriales o de cualquier otra naturaleza, que realicen sus actividades dentro del ámbito de bosques o zonas boscosas, requieren autorización del INRENA para realizar desbosques en dichas áreas, de acuerdo a lo establecido en el reglamento (artículo 17º de la Ley Nº 27308). Categorización de especies amenazadas de fauna silvestre y prohibición de su caza, captura, tenencia, transporte o exportación con fines comerciales (Decreto Supremo Nº 034-2004-AG) Esta norma aprueba la categorización de especies amenazadas de fauna silvestre, que consta de 301 especies (65 mamíferos, 172 aves, 26 reptiles y 38 anfibios), distribuidas indistintamente en las siguientes categorías: en peligro crítico, en peligro, vulnerable y casi amenazado. Categorización de las especies amenazadas de flora silvestre (Decreto Supremo Nº 043-2006-AG) Esta norma aprueba la categorización de 777 especies amenazadas de flora silvestre en las siguientes categorías: en peligro crítico (121 especies), en peligro (42 especies), vulnerable (155 especies), y casi amenazado (86 especies). Asimismo, identifica especies amenazadas de orquídeas, clasificándolas de la siguiente manera: 62 especies en peligro crítico, 19 especies
2-34
Febrero 2010

en peligro, 220 especies en situación vulnerable, y 31 especies casi amenazadas. Finalmente, clasifica 11 especies de cactus en peligro crítico, 21 en peligro, 16 en situación vulnerable y 2 casi amenazadas. Aprobación de la Estrategia Nacional para la Conservación de Humedales en el Perú (Resolución Jefatural Nº 054-96-INRENA) El objetivo general de dicha estrategia es promover la conservación de los humedales, orientados a obtener beneficios ecológicos, sociales, económicos, culturales y espirituales como aporte al desarrollo integral de nuestro país. Entre los objetivos específicos se tienen, contribuir al mejoramiento del ambiente, mediante el desarrollo de actividades de manejo, investigación, preservación y protección de los humedales; Promover el uso sostenible de los humedales en beneficio principalmente de las poblaciones locales y/o aledañas; entre otros. Ley que Regula el Transporte Terrestre de Materiales y Residuos Peligrosos (Ley Nº 28256) Esta Ley tiene por objeto regular las actividades, procesos y operaciones del transporte terrestre de los materiales y residuos peligrosos, con sujeción a los principios de prevención y de protección de las personas, el ambiente y la propiedad. Están comprendidas dentro del alcance de esta norma las actividades de producción, almacenamiento, embalaje, transporte y rutas de tránsito, manipulación, utilización y reutilización, tratamiento, reciclaje y disposición final. Establece que los titulares de la actividad que utilicen materiales peligrosos están obligados a elaborar o exigir a las empresas contratistas, un plan de contingencia que será aprobado por el sector correspondiente, para los fines de control y fiscalización ambiental. Reglamento Nacional de Transporte Terrestre de Materiales y Residuos Peligrosos (Decreto Supremo Nº 021-2008-MTC) El objeto del presente reglamento es establecer las normas y procedimientos que regulan las actividades, procesos y operaciones del transporte terrestre de materiales y residuos peligrosos. Define las competencias del Ministerio de Transporte y Comunicaciones, Ministerio de Salud y de las municipalices provinciales respecto al transporte terrestre de materiales peligrosos. Establece que el vehículo o tren que sea utilizado en la operación de transporte terrestre de materiales peligrosos en todo el proceso (recepción a destinatario), deberá contar con una póliza de seguros que cubra los gastos ocasionados por los daños personales, materiales y

2-35
Febrero 2010

ambientales derivados de los efectos de un accidente generado por la carga, ocurrido durante dicha operación. Asimismo, establece la obligatoriedad de capacitar al personal que intervenga en la operación de transporte de materiales peligrosos y la necesidad de estar inscrito en el Registro Nacional de Transporte de Materiales Peligrosos. Los vehículos y unidades de carga utilizados en el transporte terrestre de materiales peligrosos, deberán reunir los requisitos técnicos generales y específicos señalados en el Reglamento Nacional de Vehículos y sus modificatorias. Ley General de Comunidades Campesinas y su reglamento (Ley Nº 24656 y Decreto Supremo Nº 008-91-TR) Mediante la presente Ley y su respectivo Reglamento, el Estado declara de necesidad nacional e interés social y cultural, el desarrollo integral de las comunidades campesinas. Asimismo, garantiza la integridad del derecho de propiedad del territorio, como también respeta y protege los usos, costumbres y tradiciones de las comunidades campesinas. Declara como patrimonio comunal de las Comunidades Campesinas el territorio comunal, así como las tierras rústicas y urbanas que se les adjudiquen o adquieran por título. Ley de la Inversión Privada en el Desarrollo de las Actividades Económicas en las Tierras del Territorio Nacional y de las Comunidades Campesinas y Nativas (Ley Nº 26505, modificada por Ley Nº 26570 y Ley Nº 29261) Esta Ley establece los principios generales necesarios para promover la inversión privada en el desarrollo de las actividades económicas en las tierras del territorio nacional y de las comunidades campesinas y nativas. Se indica que la utilización de tierras para el ejercicio de actividades mineras o de hidrocarburos requiere acuerdo previo con el propietario o la culminación del procedimiento de servidumbre. Asimismo, se indica que en el caso de servidumbre minera o de hidrocarburos, el propietario de la tierra será previamente indemnizado en efectivo por el titular de la actividad minera o de hidrocarburos, según valorización que incluya compensación por el eventual perjuicio, lo que se determinará por Resolución Suprema refrendada por los Ministros de Agricultura y de Energía y Minas.

2-36
Febrero 2010

Mantiene vigencia el uso minero o de hidrocarburos sobre tierras eriazas cuyo dominio corresponde al Estado y que a la fecha están ocupadas por infraestructura, instalaciones y servicios para fines mineros y de hidrocarburos. (Texto modificado por la Ley Nº 26570, publicada el 4 de enero de 1996). Ley de Bases de la Descentralización (Ley Nº 27783) El artículo 2º dice que la Ley Nº 27783 establece la finalidad, principios, objetivos y criterios generales del proceso de descentralización; regula la conformación de las regiones y municipalidades; fija las competencias de los tres niveles de gobierno (nacional, regional y local), y determina los bienes y recursos de los gobiernos regionales y locales; y, regula las relaciones de gobierno en sus distintos niveles. Esta Ley crea el Consejo Nacional de Descentralización (CND), el cual está a cargo de la dirección y conducción del proceso de descentralización. Además, establece para los Gobiernos Regionales y Locales las facultades ambientales correspondientes a cada uno; como son la gestión sostenible de los recursos naturales y el mejoramiento de la calidad ambiental para los Gobiernos Regionales, preservación y administración de reservas y áreas naturales protegidas locales, la defensa y protección del ambiente, gestión de residuos sólidos para los Gobiernos Locales; entre otras facultades ambientales. Ley Orgánica de Municipalidades (Ley Nº 27972) Esta Ley establece las normas sobre la creación, origen, naturaleza, autonomía, organización, finalidad, tipos, competencias, clasificación y régimen económico de las municipalidades; también sobre la relación entre ellas y con las demás organizaciones del Estado y las privadas, así como sobre los mecanismos de participación ciudadana y los regímenes especiales de las municipalidades. Establece que las municipalidades provinciales tienen la función de regular y controlar el proceso de disposición final de los desechos sólidos, líquidos y vertimientos industriales en el ámbito provincial, así como la emisión de humos, gases, ruidos y demás elementos contaminantes de la atmósfera y el ambiente. Asimismo, establece que las municipalidades ubicadas en zonas rurales, además de las competencias básicas, tienen a su cargo aquellas relacionadas con la promoción de la gestión sostenible de los recursos naturales: suelo, agua flora, fauna, biodiversidad, con la finalidad de integrar la lucha contra la degradación ambiental con la lucha contra la pobreza y la generación de empleo; en el marco de los planes de desarrollo concertados.
2-37
Febrero 2010

Reglamento de Acondicionamiento Territorial y Desarrollo Urbano (Decreto Supremo Nº 027-2003-VIVIENDA) Esta norma establece que corresponde a los municipios, en concordancia con la legislación y organismos de control competentes, velar por la calidad del ambiente natural y transformado, tanto en los centros poblados como en el medio rural, con el fin de garantizar el bienestar de la población. En su cuarta disposición final, indica que “en todo lo concerniente a la conservación del ambiente y los recursos naturales, deberá sujetarse a lo dispuesto en el Código del Medio Ambiente y los Recursos Naturales (derogado por la vigente Ley General del Ambiente), así como en las demás normas sobre la materia”. Ley General de Residuos Sólidos (Ley Nº 27314, modificada por Decreto Legislativo Nº 1065) Esta norma establece derechos, obligaciones, atribuciones y responsabilidades de la sociedad en su conjunto, para asegurar una gestión y manejo de los residuos sólidos, sanitaria y ambientalmente adecuada, con sujeción a los principios de minimización, prevención de riesgos ambientales y protección de la salud y el bienestar de la persona humana. Asimismo, establece (artículo 13º) que el manejo de residuos sólidos realizado por toda persona natural o jurídica deberá ser sanitaria y ambientalmente adecuado, con sujeción a los principios de prevención de impactos negativos y protección de la salud. Se indica (artículo 31º) que el manejo de residuos sólidos es parte integrante de la Evaluación de Impacto Ambiental y que los EIAs serán formulados con observancia de las disposiciones reglamentarias de la presente Ley, en particular en los siguientes aspectos: Prevención y control de riesgos sanitarios y ambientales. Criterios adoptados y características de las operaciones o procesos de manejo. Respecto a la modificatoria, establece que el MINAM queda a cargo de la aprobación de la política nacional de residuos sólidos y de la supervisión y fiscalización, y revisa las obligaciones de las Empresas Prestadoras de Servicios de Residuos Sólidos (EPS-RS) y las Empresas Comercializadoras de Residuos Sólidos (EC-RS). Asimismo, se elimina la obligación de las autoridades sectoriales competentes de remitir copia de la información recibida (Declaración Anual de Manejo, de Residuos Sólidos, Plan de Manejo de Residuos Sólidos y el Manifiesto de Residuos Sólidos Peligrosos) a la DIGESA.

2-38
Febrero 2010

Reglamento de la Ley General de Residuos Sólidos (Decreto Supremo Nº 0572004-PCM) Esta norma busca asegurar que la gestión y manejo de residuos sólidos sean apropiados para prevenir riesgos sanitarios, proteger y promover la calidad ambiental, la salud y el bienestar de la persona humana. Establece que todo generador está obligado a acondicionar y almacenar en forma segura, sanitaria y ambientalmente adecuada los residuos, previo a su entrega a una Empresa Prestadora de Servicios de Residuos Sólidos (EPS-RS) o a una Empresa Comercializadora de Residuos Sólidos (EC-RS) o municipalidad, para continuar con su manejo hasta su destino final (artículo 10º). Asimismo, se indica que las actividades industriales y comerciales que desechan aceites de origen mineral, animal y vegetal, así como las que generan desechos de solventes industriales, en tanto no se dicte una normativa especial sobre la materia, se encuentran comprendidos dentro del ámbito del Reglamento; en los que les fuere aplicable (Novena disposición transitoria, complementaria y final). Reglamento de los Estándares Nacionales de Calidad Ambiental del Aire (Decreto Supremo Nº 074-2001-PCM, Decreto Supremo Nº 069-2003-PCM, Decreto Supremo Nº 003-2008-MINAM) Estas normas establecen los estándares de calidad ambiental de aire para proteger la salud de las personas. Es una herramienta que permite evaluar la calidad del aire como cuerpo receptor, de las emisiones generadas por las diferentes actividades productivas. Reglamento de Estándares Nacionales de Calidad Ambiental para Ruido (Decreto Supremo Nº 085-2003-PCM) Esta norma establece los estándares nacionales de calidad ambiental para ruido y los lineamientos para no excederlos, con el objetivo de proteger la salud, mejorar la calidad de vida de la población y promover el desarrollo sostenible. Ley Orgánica que norma las Actividades de Hidrocarburos en el Territorio Nacional (Ley Nº 26221) La presente Ley busca promover el desarrollo de las actividades de hidrocarburos, sobre la base de la libre competencia y el libre acceso a dicha actividad, para lograr el bienestar de la persona humana y el desarrollo nacional.

2-39
Febrero 2010

Respecto al almacenamiento de hidrocarburos, el artículo 73º dice que toda persona natural o jurídica, nacional o extranjera, podrá construir, operar y mantener instalaciones para el almacenamiento de hidrocarburos y de sus productos derivados, siguiendo los reglamentos que establece el MEM. Sobre el transporte y la distribución de productos derivados de hidrocarburos, éstos se realizarán de acuerdo a las normas que dicta el MEM. Ley de Promoción de las Inversiones en el Sector Agrario (Ley Nº 26737) Esta Ley se orienta a otorgar las garantías necesarias para el libre desarrollo de las actividades agrarias, realizadas por personas naturales o jurídicas, nacionales o extranjeras. Reglamento de Control de Explosivos de Uso Civil (Decreto Supremo Nº 01971-IN) Norma la adquisición, manejo y uso de explosivos, tanto para los fabricantes como poseedores, dentro del territorio nacional. Establece a la Dirección de Control de Armas, Municiones y Explosivos de Uso Civil (DICAMEC), actualmente llamada Dirección General de Control de Servicios de Seguridad, Control de Armas, Munición y Explosivos de Uso Civil (DISCAMEC), es la encargada de entregar las Autorizaciones Anuales y Eventuales de adquisición de explosivos. 2.8.2.2 Normas específicas aplicables al Proyecto Conga Las principales normas específicas aplicables al proyecto se presentan a continuación. Texto Único Ordenado de la Ley General de Minería (Decreto Supremo Nº 014-92-EM) El Texto Único Ordenado de la Ley General de Minería comprende todo lo relativo al aprovechamiento de las sustancias minerales del suelo y del subsuelo del territorio nacional, así como del dominio marítimo. Con excepción del petróleo e hidrocarburos análogos, los depósitos de guano, los recursos geotérmicos y las aguas minero medicinales. El artículo 22º, referido a la concesión de transporte minero, establece que las fajas transportadoras, tuberías y cable carriles son los sistemas que podrán utilizarse para el transporte masivo de productos minerales; y, el artículo 23º, dice que la concesión de transporte minero permitirá al titular instalar y operar un sistema de transporte de productos minerales entre uno o más centros mineros y un puerto o planta de beneficio, entre otros.

2-40
Febrero 2010

Reglamento de Protección Ambiental en la Actividad Minero – Metalúrgica (Decreto Supremo Nº 016-93-EM, modificado por los Decretos Supremos Nº 059-93-EM, 029-99-EM, 058-99-EM y 022-2002-EM) Este reglamento establece las acciones de previsión y control que deben realizarse para armonizar el desarrollo de las actividades minero – metalúrgicas con la protección del ambiente; proteger el ambiente de los riesgos resultantes de los agentes nocivos que pudiera generar la actividad minera metalúrgica, evitando que sobrepasen los niveles máximos permisibles; y fomentar el empleo de nuevas técnicas y procesos relacionados con el mejoramiento del ambiente. En su artículo 4º, el Reglamento establece que la autoridad competente en materia ambiental del sector minero metalúrgico es el MEM, que será el único ente gubernamental encargado de aprobar los Estudios de Impacto Ambiental (EIAs), los Programas de Adecuación y Manejo Ambiental (PAMAs), así como las modificaciones a los mismos, y autorizar su ejecución, para cada una de las unidades económicas administrativas. Reglamento de Participación Ciudadana en el Subsector Minero (Decreto Supremo Nº 028-2008-EM) Este reglamento tiene por objeto normar la participación responsable de toda persona, natural o jurídica, en forma individual o colectiva, en los procesos de definición, aplicación de medidas, acciones o toma de decisiones de la autoridad competente, relativas al aprovechamiento sostenible de los recursos minerales en el territorio nacional. El presente reglamento no regula los procedimientos de participación ciudadana que resulten necesarios para la asignación de usos del territorio, el cual se rige por el marco normativo correspondiente al ordenamiento territorial a través de la zonificación ecológica económica. Se establece (artículo 14º) que durante el procedimiento de evaluación del estudio del proyecto de explotación o beneficio minero, se garantizará el acceso oportuno de la población a un resumen ejecutivo en lenguaje sencillo. Finalmente, el titular minero deberá proponer un Plan de Participación Ciudadana a la autoridad competente, la que dará su conformidad, observará o dispondrá las modificaciones del caso. Normas que Regulan el Proceso de Participación Ciudadana en el Subsector Minero (Resolución Ministerial Nº 304-2008-MEM/DM) Esta norma tiene por objeto desarrollar los mecanismos de participación ciudadana a los que se refiere el Decreto Supremo Nº 028-2008-EM, así como las actividades, plazos y criterios

2-41
Febrero 2010

específicos para el desarrollo de los procesos de participación en cada una de las etapas de la actividad minera. Establece que la participación ciudadana en los proyectos de explotación y beneficio deberá desarrollarse antes de la elaboración del estudio ambiental, durante su elaboración y como parte del proceso de evaluación por parte de la autoridad competente. El titular minero deberá presentar un Plan de Participación Ciudadana, donde propondrá a la autoridad, los mecanismos de participación que se usarán durante la evaluación del estudio ambiental y durante la ejecución del proyecto minero. Otorgada la conformidad de la autoridad respecto del Plan, así como del Resumen Ejecutivo del estudio, el titular minero entregará una copia y veinte resúmenes ejecutivos a la Dirección Regional de Energía y Minas, o instancia competente del Gobierno Regional; a las Municipalidades Distritales y Provinciales; y a las comunidades campesinas o nativas en cuyo ámbito se realicen las actividades mineras. Reglamento sobre transparencia, acceso a la información pública ambiental y participación y consulta ciudadana en asuntos ambientales (Decreto Supremo Nº 002-2009 / MINAM) Esta norma tiene por objeto regular el acceso a la información pública ambiental y el proceso ciudadano en la gestión ambiental a cargo del MINAM. Define la participación ciudadana ambiental como el proceso mediante el cual el ciudadano se involucra en la elaboración y difusión de información ambiental, diseño y aplicación de políticas, normas e instrumentos de la gestión ambiental, así como programas y agendas; evaluación y ejecución de proyectos de inversión pública y privada, así como de proyectos de manejo de los recursos naturales en el marco del SEIA. Niveles Máximos Permisibles de Elementos y Compuestos Presentes en Emisiones Gaseosas Provenientes de las Unidades Minero – Metalúrgicas (Resolución Ministerial Nº 315-96-EM/VMM) Esta norma fija los niveles máximos permisibles (NMP) de emisiones gaseosas y partículas a la atmósfera, a los cuales deben sujetarse las unidades minero - metalúrgicas. Para ello, establece los requisitos para la frecuencia, ubicación y parámetros de monitoreo. Estos NMPs se basan en los valores instantáneos (valor en cualquier momento) y en el promedio anual. Esta norma considera como válidas las mediciones efectuadas de acuerdo con el Protocolo de Monitoreo de Calidad de Aire y Emisiones para el Subsector Minería. Los

2-42
Febrero 2010

NMP han sido aprobados para el anhídrido sulfuroso, partículas, plomo y arsénico presente en emisiones gaseosas provenientes de unidades minero metalúrgicas. Según dicha resolución, el NMP de emisión de partículas (PM10) al cual se sujetarán las unidades minero - metalúrgicas será de 100 mg/m3, medido en cualquier momento en el punto o puntos de control.
B B P P

Niveles Máximos Permisibles para Efluentes Líquidos para las Actividades Minero – Metalúrgicas (Resolución Ministerial Nº 011-96-EM/VMM) Esta norma fija los NMP de emisión de efluentes líquidos a los cuales deben sujetarse las unidades minero - metalúrgicas. Para ello, establece los requisitos para la frecuencia, ubicación y parámetros de monitoreo. Estos niveles máximos permisibles se basan en los valores instantáneos (valor en cualquier momento) y en el promedio anual. Para el caso de parámetros no regulados, los titulares mineros deben demostrar técnicamente ante la autoridad competente que su vertimiento al cuerpo receptor no ocasionará efectos negativos a la salud humana y al ambiente. Ley de Cierre de Minas (Ley Nº 28090, modificada por Ley Nº 28234 y Ley Nº 28507) Estas normas establecen las obligaciones y procedimientos que deben cumplir los titulares de la actividad minera para la elaboración, presentación e implementación del Plan de Cierre de Minas y la constitución de garantías ambientales correspondientes. La Ley establece que el operador minero deberá presentar a la autoridad competente el Plan de Cierre de Minas, en el plazo máximo de un año, a partir de la aprobación del Estudio de Impacto Ambiental. Reglamento de la Ley de Cierre de Minas (Decreto Supremo Nº 033-2005-EM, modificado por Decreto Supremo Nº 035-2006-EM y Decreto Supremo Nº 045-2006-EM) Este reglamento tiene como objetivos la prevención, minimización y el control de los riesgos y efectos sobre la salud, la seguridad de las personas, el ambiente, el ecosistema circundante y la propiedad, que pudieran derivarse del cese de las operaciones de una unidad minera. Se considera como instalaciones mineras a todas las estructuras e infraestructuras que se requieran para el desarrollo de las actividades mineras, incluyendo instalaciones de apoyo, tales como áreas de embarque y despacho, depósitos de concentrados, campamentos, instalaciones sanitarias, caminos, entre otras.

2-43
Febrero 2010

Reglamento de Seguridad e Higiene Minera (Decreto Supremo Nº 046-2001-EM) Esta norma establece que la autoridad competente en materia de política de seguridad e higiene minera es la Dirección General de Minería (DGM) del MEM, cuyas atribuciones son: fijar las políticas de Seguridad e Higiene Minera para las actividades mineras; disponer la periodicidad de las inspecciones a llevarse a cabo; estimular la implementación de un sistema de gestión preventiva que tienda a mejorar las condiciones de trabajo en la actividad minera, de acuerdo con los avances técnicos y científicos; y calificar y certificar al personal que efectúa trabajos de alto riesgo en temas de seguridad e higiene minera, para el mejor desempeño de sus funciones de acuerdo con las exigencias que deben poseer para que se hallen en capacidad de actuar correctamente y a tiempo en las operaciones y en situaciones críticas. Compromiso previo como requisito para el desarrollo de actividades mineras y normas complementarias (Decreto Supremo Nº 042-2003-EM) Esta norma establece el compromiso previo en el Estudio de Impacto Ambiental, en forma de Declaración Jurada, por parte del titular, mediante el cual se compromete a: Realizar sus actividades productivas en el marco de una política que busca la excelencia ambiental. Actuar con respeto frente a las instituciones, autoridades, cultura y costumbres locales, manteniendo una relación propicia con la población del área de influencia de la operación minera. Mantener un diálogo continuo y oportuno con las autoridades regionales y locales, la población del área de influencia de la operación minera y sus organismos representativos, alcanzándoles información sobre sus actividades mineras. Lograr con las poblaciones del área de influencia de la operación minera una institucionalidad para el desarrollo local en caso se inicie la explotación del recurso, elaborando al efecto estudios y colaborando en la creación de oportunidades de desarrollo más allá de la vida de la actividad minera. Fomentar preferentemente el empleo local, brindando las oportunidades de capacitación requeridas. Adquirir preferentemente los bienes y servicios locales para el desarrollo de las actividades mineras y la atención del personal, en condiciones razonables de calidad, oportunidad y precio, creando mecanismos de concertación apropiados.

2-44
Febrero 2010

Ley de Concesiones Eléctricas y su reglamento (Decreto Ley Nº 25854 y Decreto Supremo Nº 009-93-EM) Esta Ley norma todo lo referente a las actividades relacionadas con la generación, transmisión, distribución y comercialización de la energía eléctrica. Las concesiones y autorizaciones serán otorgadas por el Ministerio de Energía y Minas; sin embargo, las actividades de generación, transmisión y distribución de energía eléctrica que no requieran de concesión ni autorización, podrán ser desarrolladas libremente, cumpliendo las normas técnicas y disposiciones de conservación del ambiente y del Patrimonio Cultural de la Nación. Norma sobre Imposición de Servidumbre (Resolución Ministerial Nº 111-88-EM) La Norma DGE-025-P-1/1998 sobre Imposición de Servidumbres, aprobada mediante la Resolución Ministerial Nº 111-88-EM, establece el procedimiento y los trámites que deben seguir las Empresas de Servicio Público de Electricidad y los Concesionarios de Energía Eléctrica, ante la Dirección General de Electricidad del MEM para obtener el derecho que se impongan servidumbres destinadas al funcionamiento del Servicio Público de Electricidad. Define a la servidumbre como el derecho de la empresa, concesionario a autoproductor de energía eléctrica, a realizar actividades vinculadas con el servicio de electricidad en propiedades de terceros (llamados previos sirvientes), restringiendo el dominio sobre éstos; sin embargo, el derecho de establecer una servidumbre obliga a indemnizar el perjuicio que ésta pueda causar, y a pagar por el uso del bien gravado. Ley General de Transporte y Tránsito Terrestre (Ley Nº 27181, modificada por Decreto Legislativo Nº 1051) Esta norma establece los lineamientos generales económicos, organizacionales y reglamentarios del transporte y tránsito terrestre en todo el país. Se encuentra orientada a la satisfacción de las necesidades de los usuarios y al resguardo de las condiciones de seguridad y salud, así como a la protección del ambiente y la comunidad en su conjunto. Establece (artículo 7º) que los medios de transporte que muestren mayor eficiencia en el uso de la capacidad vial o en la preservación del ambiente son materia de un trato preferencial de parte del Estado. Asimismo, indica que las actividades que constituyen centros de generación o atracción de viajes contemplen espacio suficiente para que la demanda por estacionamiento que ellas generen se satisfaga en áreas fuera de la vía pública y que la entrada a esos recintos no ocasione interferencias o impactos en las vías aledañas.

2-45
Febrero 2010

Límites Máximos Permisibles de Emisiones Contaminantes para Vehículos Automotores que Circulen en la Red Vial (Decreto Supremo Nº 047-2001-MTC) Establece los valores de los límites máximos permisibles de emisiones contaminantes para vehículos automotores en circulación, vehículos automotores nuevos a ser importados o ensamblados en el país y vehículos automotores usados a ser importados. Reglamento de Peso y Dimensiones Vehiculares para la Circulación en la Red Vial Nacional (Resolución Ministerial Nº 375-98-MTC) Este reglamento tiene por objeto determinar el peso y dimensiones permisibles de los vehículos de carga y pasajeros para su circulación en la Red Vial Nacional. Al respecto, los vehículos encargados del transporte de los concentrados contarán con las medidas establecidas en dicho reglamento. 2.8.2.3 Guías ambientales del Ministerio de Energía y Minas Para el presente proyecto, las guías ambientales elaboradas por el MEM para el Subsector Minería que serán consideradas, son las que se presentan a continuación: Guía Ambiental para el Manejo de Agua en Operaciones Minero - Metalúrgicas Guía Ambiental para el Manejo de Drenaje Ácido de Minas Guía para el Manejo de Relaves Mineros Guía Ambiental para Vegetación de Áreas Disturbadas por la Industria Minero Metalúrgica Guía Ambiental para el Cierre y Abandono de Minas Guía Ambiental para la Perforación y Voladura en Operaciones Mineras Guía para el Manejo de Reactivos y Productos Químicos Guía Ambiental para el Manejo de Problemas de Ruido en la Industria Minera Guía Ambiental de Manejo y Transporte de Concentrados Minerales Guía de Cierre de Minas Guía para la Evaluación de Impactos en la Calidad del Aire por Actividades Minero Metalúrgicas Guía para la Evaluación de Impactos en la Calidad de las Aguas Superficiales por Actividades Minero - Metalúrgicas Guía para el Diseño de Coberturas de Depósitos de Residuos Mineros
H H H H H H H H H H H H H H H H H H H H H H H H H H

2-46
Febrero 2010

3.0 Descripción del Área de Estudio – Línea Base Socioambiental
3.1 Introducción El presente documento desarrolla el capítulo de línea base ambiental que forma parte del Estudio de Impacto Ambiental (EIA) del Proyecto Conga de Minera Yanacocha S.R.L. (MYSRL) Como se indicó anteriormente, las instalaciones consideradas en este proyecto se encuentran en los distritos de Sorochuco y Huasmín en la provincia de Celendín, y el distrito de La Encañada en la provincia de Cajamarca; ambas provincias se localizan en el departamento de Cajamarca. La descripción del área de estudio comprende cuatro ambientes: físico, biológico, de interés humano y socioeconómico. Para el ambiente físico se realizaron evaluaciones de: clima y meteorología, calidad de aire, niveles de ruido y vibraciones, geomorfología y relieve, geoquímica, geología, sismicidad, hidrología, hidrogeología, suelos, calidad de agua superficial y subterránea, y calidad de sedimentos. Las evaluaciones de zonas de vida, flora y vegetación, fauna terrestre y vida acuática formaron parte del ambiente biológico; los estudios del ambiente de interés humano incluyeron los aspectos del paisaje, restos arqueológicos y tráfico vial. En cuanto al ambiente socioeconómico, se evaluó la línea base socioeconómica del área de estudio general, del área de estudio específica, y se evaluaron los grupos de interés del proyecto. La línea base socioambiental del área de estudio ha sido evaluada desde 1998 por diversas empresas consultoras, tales como Water Management Consultants, Golder, SGS del Perú S.A.C., entre otras. De este modo, MYSRL cuenta con un amplio entendimiento de la zona en la cual se desarrollará el Proyecto Conga. Se han realizado distintos estudios de línea base socioambiental, en especial relacionados con la hidrología, hidrogeología y calidad del agua superficial y subterránea de la zona; además, también se han elaborado estudios de línea base social, flora y vegetación, fauna terrestre, suelos, calidad del aire, restos arqueológicos, etc. Para la presente descripción del área de estudio se han utilizado los estudios más relevantes, así como los más recientes, de modo que a continuación se analiza información actual y representativa de la zona. 3.2 Componente físico 3.2.1 Ubicación y accesos El Proyecto Conga está ubicado en los distritos de La Encañada, Huasmín y Sorochuco, en las provincias de Cajamarca y Celendín, departamento de Cajamarca, en el norte andino del Perú, aproximadamente a 73 km al noreste de la ciudad de Cajamarca (Figura 1.1.1) y 585 km de la
3-1
Febrero 2010

ciudad de Lima. En la Figura 1.1.2 se muestra la ruta de acceso al Proyecto Conga. El proyecto se ubica en la cabecera de las cuencas de la quebrada Toromacho, río Alto Jadibamba, quebrada Chugurmayo, quebrada Alto Chirimayo y río Chailhuagón. La región se caracteriza por presentar montañas y escarpados, barrancos angostos, afloramientos rocosos con pendientes inclinadas y áreas montañosas con depresiones, las altitudes varían entre los 3 700 y 4 262 m. Una fracción importante del área del proyecto presenta una topografía relativamente plana y ondulada, que proviene parcialmente de la acción glacial, dejando como resultado la presencia de cuerpos de agua y morrenas. El área evaluada por la línea base ambiental quedará delimitada principalmente por las cuencas de la quebrada Toromacho, del río Alto Jadibamba, de la quebrada Chugurmayo, de la quebrada Alto Chirimayo y del río Chailhuagón. Todas estas cuencas derivan sus aguas al río Marañón, un afluente del río Amazonas que desemboca al Océano Atlántico. El área recibe numerosas filtraciones de la parte alta, configurando en algunos sectores un ambiente hidromórfico con presencia de espejos de agua y bofedales. Otra característica del área de estudio es la existencia de diversas lagunas como Chailhuagón, Mishacocha, Perol, Mamacocha, Alforja Cocha, Azul, Mala, Cortada, entre otras. Cabe resaltar que el término “cuenca” está siendo aplicado en la presente descripción del área de estudio para hacer referencia a un área o sector específico de drenaje que entrega sus aguas a un colector común y no al tamaño del área de drenaje; medida que sirve para definir una cuenca, subcuenca y microcuenca. Algunos subcomponentes ambientales fueron evaluados tomando en consideración puntos de interés particulares, como es el caso de la hidrología en el área de estudio. Se accederá a la zona del proyecto por una vía de acceso principal: desde Ciudad de Dios en el kilómetro 683 de la carretera Panamericana Norte, a través de Chilete, “Kilómetro 24” en las operaciones de MYSRL, pasando finalmente por la vía Maqui Maqui – Totoracocha – Proyecto Conga. Adicionalmente existen dos vías alternas desde Cajamarca, que llegan hasta la zona del proyecto. Una vía pasa por Baños del Inca - La Encañada - Michiquillay hasta llegar al campamento de exploración del Proyecto Conga, con un total de 66 km; y la segunda vía pasa por Otuzco - Combayo, llegando al campamento de exploración del Proyecto Conga, con un total de 56 km aproximadamente. 3.2.2 Geomorfología y relieve 3.2.2.1 Información básica El método utilizado para la determinación de unidades fisiográficas (Walsh, 2008), toma en cuenta la información geológica y ecológica o zonas de vida del área de estudio, mediante el
3-2
Febrero 2010

análisis fisiográfico que se fundamenta en la separación y delimitación de unidades naturales, basado en rasgos de paisajes identificados en la ortofoto e interpretación analógica de las imágenes de satélite a escala 1:25 000. En la imagen satelital se separan las unidades contrastando los distintos elementos de la imagen como la textura, tonalidad y otros aspectos que permitan generar las unidades o geoformas. Esta interpretación tuvo como base de información las curvas de nivel elaborado para el estudio a escala 1:25 000. Cada unidad contó con la información de pendientes, litología superficial, características climáticas y formas del relieve, sistematizado en gran paisaje, paisaje y subpaisaje. Gran paisaje La caracterización de esta unidad se realiza identificando la geoforma o porción homogénea de tierra y el origen del relieve. El origen del relieve o proceso morfogenético es la causa del modelado o desgaste de las geoformas originales hasta su estado actual. Paisaje Se establece dentro de un gran paisaje, con base a su morfología específica, a la cual se le adicionan como atributos la litología y la edad (muy antiguo, subreciente, reciente, actual). La litología hace relación a la caracterización de las rocas o grupos de éstas que conforman el subsuelo (geología). Subpaisaje Corresponde a una división del paisaje fisiográfico, parece correlacionable con la llamada forma del terreno de otras clasificaciones, generalmente es establecido según su posición dentro del paisaje (cima, ladera). El subpaisaje es caracterizado por uno o más atributos morfométricos como forma y grado de la pendiente. La inclinación del terreno se refiere al grado de inclinación que presenta la superficie del relieve con respecto a la horizontal. El valor de esta inclinación se expresa en porcentaje; es decir, la altura del terreno por cada 100 metros (Figura 3.2.1). El siguiente cuadro presenta los parámetros considerados para cada clase de pendiente:

3-3
Febrero 2010

Cuadro 3.2.1 Pendiente del terreno Símbolo A B C D E F G Término descriptivo Plana a casi a nivel Ligeramente inclinada Moderadamente inclinada Fuertemente inclinada Moderadamente empinada Empinada Muy empinada a más Rango de inclinación del terreno (%) 0–2 2–4 4-8 8 – 15 15 – 25 25 – 50 50 – 100

Fuente: Estudio de línea base de suelos (Walsh, 2008)

3.2.2.2 Geomorfología a nivel regional Según el mapa fisiográfico del Perú (FAO-INRENA, 1994), el área de estudio se encuentra sobre las vertientes montañosas interandinas. Estos son los relieves más accidentados con pendientes superiores a 50%, con frecuentes escarpes y áreas encañonadas, alternando con pequeños pero numerosos sectores relativamente allanados y ondulados, los cuales son los que soportan la mayor parte de la agricultura andina. La litología es variada correspondiendo a los afloramientos de las estructuras geológicas comprendidas en cada zona, las vertientes montañosas alternan con sectores puramente rocosos con otros de suelos superficiales y delgadas coberturas coluviales; sin embargo, los fondos de valle están frecuentemente tapizados de gruesas acumulaciones torrenciales y coluviales. También podemos citar el estudio de formas de tierra y clases de pendientes del departamento de Cajamarca (MINAG-INRENA, 2000), el cual describe, de manera genérica, las características del relieve considerando la geoforma y la inclinación del terreno. Siendo el criterio de clasificación más importante, el aspecto morfográfico (topografía y pendiente) y la posición del relieve (en el contexto bioclimático). Al área de evaluación le corresponden las siguientes formas de relieve: Montañas Vertientes montañosas moderadamente empinadas Constituyen elevaciones de 300 a 1 000 m de altura y pendientes predominantes de 25 a 50% que alternan superficies rocosas y cubiertas discontinuas de materiales coluviales.

3-4
Febrero 2010

Vertientes montañosas empinadas a escarpadas Abarca sectores de relieve muy accidentado con pendientes superiores a 50%. Los surcos y cárcavas son frecuentes y los efectos del escurrimiento difuso se generalizan en toda el área. Planicies onduladas a disectadas Altiplanicies onduladas Comprende llanuras onduladas de relieves planos a ondulados, con pendientes de moderadas a fuertemente inclinadas (4 - 15%), con frecuentes accidentes topográficos formados por acumulaciones fluvio glaciales y morrénicos de glaciares de piedemonte. Altiplanicies disectadas Constituye llanuras disectadas de relieves ondulados a disectados, con pendientes moderadamente empinadas (15 - 25%), con frecuentes accidentes topográficos formados por acumulaciones de materiales sedimentarios recientes a subrecientes. Colinas y montañas Vertientes montañosas y colinas moderadamente empinadas Comprende sectores de topografía moderadamente accidentada (pendiente predominante de 25 a 50%). Están constituidos por relieves de colinas y vertientes montañosas que no pasan de 500 m de altura entre la cima y la base de las elevaciones. Vertientes montañosas y colinas empinadas a escarpadas Constituyen áreas de relieve accidentado que se presentan en la zona alto andina, conformada por agrestes vertientes montañosas que a veces pasan de 1 000 m de altura entre la cima y la base, con pendientes casi siempre superiores a 50% 3.2.2.3 Unidades fisiográficas El área de estudio según la evaluación de suelos (Walsh, 2008), presenta rasgos que son el resultado de una larga evolución originada por factores tectónicos, procesos erosivos y deposicionales que han modelado el relieve hasta su estado actual. Se han identificado las siguientes unidades a nivel de gran paisaje: planicie fluvio aluvial y montañoso, los que se encuentran definidos por las formas y características del relieve, litología y procesos de formación. La Figura 3.2.2 y el Cuadro 3.2.2 presentan las formas de relieve de manera compilada, mientras que la Figura 3.2.3 y la Tabla 3.2.1, detallan hasta el nivel de elemento del paisaje considerando las pendientes.

3-5
Febrero 2010

Cuadro 3.2.2 Porcentaje y área de las unidades fisiográficas
Gran paisaje Tipo Porcentaje (%) Tipo Fluvial reciente Paisaje Porcentaje (%) 0,22 Tipo Fondos de valle aluvial Depósitos coluvioaluviales Depósitos plano ondulados Colinas bajas disectadas Laderas Cimas Laderas 9,88 Cimas Laderas 2,93 Cimas Laderas 44,76 Cimas Msc Mpl Mpc Mcl Mcc 1,08 2,59 0,35 41,21 3,54 0,30 0,02 100,00 419,40 1 006,98 135,44 16 052,15 1 379,28 115,9 7,6 38 947,7 Subpaisaje Símbolo Pfv Porcentaje (%) 0,22 Superficie (ha)

84,15

Planicie Fluvio Aluvial

11,32

Coluvio-aluvial

7,92

Pcd

7,92

3 084,56

Altiplanicie fluvio glaciar Montañas de rocas intrusivas Montañas de rocas volcánicas Montañas sedimentarias de estratos rocosos plegados Montañas de rocas plutónicas Montañas de rocas sedimentarias Lagunas Poblado Total
Fuente: Estudio de línea base de suelos (Walsh, 2008)

3,18

Pfg

3,18

1 239,16

2,40

Mic Mvl Mvc Msl

2,40 26,61 1,79 8,80

933,34 1 0365,2 695,61 3 428,88

28,40

Montañoso

88,37

Gran paisaje planicie fluvio aluvial Está conformado por planicies de origen aluvial (fluvial y coluvio-aluvial); no obstante de ocupar pequeñas superficies, han sido separadas como gran paisaje por el contraste de su relieve. La Fotografía 3.2.1, muestra este paisaje camino al poblado de Quengorío Bajo. Este gran paisaje contempla los paisajes de tipo fluvial, coluvio-aluvial y de altiplanicie fluvio glaciar, los cuales se describen a continuación:

3-6
Febrero 2010

Paisaje fluvial Comprende las geoformas de relieve más suave en el área. Está constituido por depósitos de origen fluvial del cuaternario reciente, se encuentran en formación constante por los aportes de materiales de los principales ríos y quebradas, formando los fondos de valle o pequeñas terrazas inundables en épocas de avenida. Éstas últimas, por el riesgo de inundación, son utilizadas en la producción de cultivos de corto periodo vegetativo y pastos cultivados. Asimismo, se ha determinado el subpaisaje de fondo de valle aluvial. Subpaisaje de fondo de valle aluvial Está constituido por materiales fluviales depositados en los cauces por los que discurren las aguas del Río Grande (Fotografía 3.2.2), conformando angostas terrazas. Presentan materiales moderadamente finos a moderadamente gruesos (arenosos), estratificados de alta permeabilidad. Estas geoformas son usadas en la producción de pastos cultivados y cultivos. De acuerdo con el grado de inclinación que presentan se han determinado los siguientes elementos de paisaje: Terrazas en superficie ligeramente inclinada - Pfv/B (2 - 4%) Paisaje coluvio-aluvial Está constituido por materiales del cuaternario reciente y subreciente que han sido depositados en las bases de las laderas de colinas y montañas, luego de un recorrido pequeño, generalmente debido a la acción de la gravedad y la escorrentía concentrada. La pendiente de la superficie varía de 2 a 25%, los materiales finos se presentan en las zonas de menor inclinación y los más gruesos (arena y gravas angulares) en las superficies de mayor inclinación. Debido al relieve ligeramente inclinado que presentan, son usados intensamente en la producción de cultivos y pastos. Se ha determinado un solo subpaisaje, el cual se describe a continuación. Subpaisaje depósitos coluvio-aluviales Está constituido por materiales depositados en los cauces de los ríos Lluspioc y Grande, afluentes del río Jadibamba (Fotografía 3.2.3), así como en las laderas semiáridas de la margen izquierda del río Sendamal. Presentan materiales moderadamente finos a moderadamente gruesos (arenosos), estratificados de buena permeabilidad. Estas geoformas son usadas en la producción de cultivos y pastos cultivados. También se puede encontrar este subpaisaje en otros sectores al sur y centro del área evaluada, como el Río Grande y la quebrada Pencayoc, entre otras.

3-7
Febrero 2010

De acuerdo con el grado de inclinación que presentan se han determinado los siguientes elementos del paisaje: Depósitos ligeramente inclinados - Pcd/B (2 - 4%) Depósitos moderadamente inclinados - Pcd/C (4 - 8%) Depósitos fuertemente inclinados - Pcd/D (8 - 15%) Depósitos moderadamente empinados - Pcd/E (15 - 25%) Paisaje altiplanicie fluvio glaciar Conformado por aquellas tierras que han sido modeladas y/o depositadas por la acción de glaciación y deglaciación producidas bajo condiciones paleoclimáticas, se encuentran por encima de los 3 700 m de altitud. La pendiente de la superficie varía de 2 a 8%, los materiales finos se encuentran cubiertos por pastos y son mal drenados. Debido al relieve ligeramente inclinado que presentan son usados intensamente en la producción de cultivos y pastos. Se ha determinado un subpaisaje, el cual se describe a continuación. Subpaisaje depósitos plano-ondulados y/o algo depresionados Está constituido por depósitos de superficies planas del cuaternario holocénico formados por materiales heterométricos subredondeados, acarreados por cursos de agua de las partes altas y que han sido depositados en forma estratificada con un ordenamiento de los materiales por su tamaño (Fotografía 3.2.4). La forma del relieve cóncavo permite una mejor disponibilidad de agua por concentración del agua de escorrentía, llegándose a formar bofedales de pequeña extensión, constituyendo la principal fuente de forraje para la ganadería generalmente del tipo ovino o vacuno. Este subpaisaje se puede encontrar en las cercanías de cuerpos de agua como Pencayoc, Mamacocha, Chirimayo, afluentes del Río Grande, entre otros. De acuerdo al rango de pendiente, se presentan los siguientes elementos del paisaje: Depósitos ligeramente inclinados - Pfg /B (2 - 4%) Depósitos moderadamente inclinados - Pfg/C (4 - 8%) Gran paisaje montañoso Comprende las geoformas más elevadas que superan los 300 m de altitud respecto al nivel del río. Presentan laderas con pendientes pronunciadas, con notoria influencia de procesos denudacionales y tectónicos. Estas formas de tierra de aspecto accidentado, con la apariencia de ser fuertemente corrugadas, se encuentran entalladas por numerosos surcos o hendiduras dispuestas en sentido
3-8
Febrero 2010

de la pendiente por donde discurren las aguas concentradas después de cada lluvia o filtraciones procedentes de las partes altas a los que se les denomina disectaciones o sistemas naturales de drenaje. Las pendientes dominantes oscilan entre 8 y 75%, con diferentes grados de entalle que van desde ligera a fuertemente disectada. Paisaje de montañas de rocas intrusivas Son formas de tierra constituidas por montañas intrusivas conformadas por rocas plutónicas ácidas (tonalitas, granodioritas, dioritas), cuya edad corresponde a la edad del terciario inferior. Dentro de esta unidad se ha identificado el subpaisaje Colinas Bajas disectadas. Subpaisaje de colinas bajas disectadas Esta unidad fisiográfica se encuentra conformada por ondulaciones bien pronunciadas de baja altitud y topografía empinada, donde en gran parte de su superficie se desarrolla una actividad de pastoreo. Se localiza en la parte alta de la laguna Chailhuagón (Fotografía 3.2.5) y Alforja Cocha. Dentro de este subpaisaje se han identificado los siguientes elementos de paisaje de acuerdo a la densidad de distribución: Colinas moderadamente inclinadas - Mic/D (8 - 15%) Colinas moderadamente empinadas - Mic/E (15 - 25%) Colinas empinadas - Mic/F (25 - 50%) Colinas muy empinadas a más - Mic/G (50 - 100%) Paisaje de montañas de rocas volcánicas Esta unidad fisiográfica está constituida principalmente por materiales de naturaleza volcánica, con litología compuesta por derrames, tufos, brechas de composición dacítica, riolítica y andesítica del terciario mioceno-oligoceno, de coloraciones abigarradas, con intercalaciones de lutitas y calizas; y en un pequeño porcentaje por areniscas y cuarcitas. Este paisaje se encuentra constituido por las cimas, estribaciones o laderas y pies o partes basales de las montañas locales. Se caracterizan por presentar pendientes moderadamente empinadas a muy empinadas, estas últimas presentan graves problemas de erosión hídrica del tipo laminar, sobre todo en aquellas áreas debido a la presión de uso de la tierra de parte de la población, son cultivadas sin ninguna práctica de manejo y conservación de suelos. Dentro de este paisaje se han identificado los subpaisajes de cimas y laderas conformadas por el Ápice y Cuerpo y Laderas conformadas por el Pie de la montaña.

3-9
Febrero 2010

Subpaisaje de laderas Está unidad fisiográfica está conformada por las partes más distales y más bajas de las laderas (Fotografía 3.2.6). Este subpaisaje se encuentra en gran parte del área de estudio, como en las laderas de los cerros Mojón, Huayra Machay, Picota Grande, Picota Chica, Minas Conga, Perol, Llano Cruz, Polonia, Alumbre, entre otros. Se caracterizan por presentar relieves, con pendientes menores a 50%. Dentro de este subpaisaje se han identificado los siguientes elementos de paisaje, que han sido determinados de acuerdo a la inclinación de la pendiente, dependiendo de su relieve y facilidad para evacuar las recargas de agua de lluvia o de riego proveniente de las partes más elevadas. Laderas moderadamente inclinadas - Mvl/C (4 - 8%) Laderas fuertemente inclinadas - Mvl/D (8 - 15%) Laderas moderadamente empinadas - Mvl/E (15 - 25%) Laderas empinadas - Mvl/F (25 - 50%) Subpaisaje de cimas Está unidad fisiográfica está constituida por las cimas y las partes más elevadas de las laderas. Se caracteriza por presentar una topografía inclinada y ondulada, donde actualmente se lleva a cabo la actividad de pastoreo y en menor proporción la actividad agrícola, con serios problemas de erosión hídrica. En algunos sectores existen afloramientos líticos y/o pedregosidad superficial (Fotografía 3.2.7). Este subpaisaje se encuentra en los cerros Cardon Loma, Piedra Redonda, Lluspioc, Alumbre, Huamanga, Peña Blanca y Condorcana. De acuerdo a su densidad de distribución, se ha identificado el siguiente elemento de paisaje: Cimas fuertemente inclinadas - Mvc/D (8 - 15%) Paisaje de montañas sedimentarias de estratos rocosos plegados Son formas de tierra constituidas por montañas sedimentarias conformadas por estratos rocosos plegados, de textura fina, correspondientes a la formación Cajamarca y Pariatambo del cretáceo con calizas gris oscuras bituminosas con limo-arcillitas de coloración similares, este paisaje presenta lutitas, lodolitas y areniscas finas de color blanco - amarillento del terciario inferior a medio. El posterior modelado, especialmente hídrico, ha dado lugar a diferentes grados de erosión superficial debido a la poca consistencia de la roca tornándose, en temporada húmeda, en zonas peligrosas por los problemas de remoción en masa. Dentro de esta unidad, se han identificado los siguientes subpaisajes:

3-10
Febrero 2010

Subpaisaje de laderas Esta unidad se ubica en las laderas de los cerros Cruz, Rejo, Sigues, Paro Paro, Carguaconga, Vizcacha, Yegua Blanca, entre otros. Se ha delineado unidades más pequeñas y homogéneas respecto al grado de inclinación del terreno, en los siguientes elementos del paisaje: Laderas moderadamente inclinadas - Msl/C (4 - 8%) Laderas fuertemente inclinadas - Msl/D (8 - 15%) Laderas moderadamente empinadas - Msl/E (15 - 25%) Laderas empinadas - Msl/F (25 - 50%) Laderas muy empinadas a más - Msl/G (50 - 100%) Subpaisaje de cimas Son formas de tierra originadas por procesos erosivos hídricos, generalmente del tipo laminar, que han suavizado las porciones más altas de las montañas. Se caracterizan por presentar suelos muy superficiales y afloramientos líticos. Este subpaisaje se encuentra en el sector noreste del área de estudio, se han identificado los siguientes elementos de paisaje, determinados de acuerdo a su densidad de distribución: Cimas moderadamente inclinadas - Msc/C (4 - 8%) Cimas fuertemente inclinadas - Msc/D (8 - 15%) Paisaje de montañas de rocas plutónicas Son geoformas constituidas por montañas plutónicas formadas en el interior de la corteza terrestre de litología de cuarcitas y areniscas porfidoblásticas, de grano medio a fino, con algún micro-conglomerado lenticular del cretáceo Inferior, correspondiente a la formación Goyllarisquizga, que han emergido por efecto de los levantamientos tectónicos. Dentro de esta unidad, se ha identificado los siguientes subpaisajes. Subpaisaje de laderas Son formas de tierra sometidas a erosión activa de tipo laminar y/o concentrada de origen hídrica incentivada intensamente por la actividad agrícola y/o pecuaria sin mayor criterio conservacionista. En esta unidad, se ha delineado unidades más pequeñas y homogéneas respecto al grado de inclinación del terreno, en los siguientes elementos del paisaje: Laderas moderadamente inclinadas - Mpl/C (4 - 8%) Laderas fuertemente inclinadas - Mpl/D (8 - 15%)
3-11
Febrero 2010

Laderas moderadamente empinadas - Mpl/E (15 - 25%) Laderas empinadas - Mpl/F (25 - 50%) Laderas muy empinadas a más - Mpl/G (50 - 100%) Subpaisaje de cimas Son formas de tierra originadas por procesos erosivos hídricos, generalmente del tipo laminar, que han suavizado las porciones más altas de las montañas. Se caracterizan por presentar suelos muy superficiales y afloramientos líticos. En esta unidad se ha delineado unidades más pequeñas y homogéneas respecto al grado de inclinación del terreno, resultando el siguiente elemento del paisaje: Cimas fuertemente inclinadas - Mpc/D (8 - 15%) Paisaje de montañas de rocas sedimentarias Son formas de tierra constituida por montañas sedimentarias conformadas por estratos rocosos de calizas, plegados y margas grises y calizas areniscosas, ferruginosas con algunas lutitas fosileras correspondientes a las formaciones del cretáceo: Cajamarca, Pulluicana, Inca y Yumagal. El levantamiento tectónico y posterior modelado de estos materiales sedimentarios, por diferentes grados de erosión superficial, especialmente hídrico, han dado lugar a la formación de laderas con diferente gradiente y exposición de la roca, quedando en ciertos casos la roca expuesta superficialmente. Dentro de esta unidad, se ha identificado los subpaisajes de cima y ladera. Subpaisaje de laderas Esta unidad se encuentra en la mayor parte del área de estudio, como en los cerros Quinuapampa, Chailhuagón, Paltarumi, Pencayoc, Taruorco (Fotografía 3.2.8), El Toro y La Vaca, Collpa, Monte redondo, Cura, La Pauca, Lashilla, Los Corrales, Uñigan, Lirio, Muchacha, Piedra Marcada, entre otros. Se han delineado unidades más pequeñas y homogéneas con respecto al grado de inclinación del terreno, resultando los siguientes elementos del paisaje: Laderas moderadamente inclinadas - Mcl/C (4 - 8%) Laderas fuertemente inclinadas - Mcl/D (8 - 15%) Laderas moderadamente empinadas - Mcl/E (15 - 25%) Laderas empinadas - Mcl/F (25 - 50%) Laderas muy empinadas a más - Mcl/G (50 - 100%)

3-12
Febrero 2010

Subpaisaje de cimas Este subpaisaje de colinas presenta cimas con superficies onduladas (Fotografía 3.2.9), modeladas por procesos erosivos hídricos, que han dado lugar a la formación de suelos superficiales, dedicados en gran parte a la actividad pecuaria. En éste se han identificado los siguientes elementos de paisaje: Cimas moderadamente inclinada - Mcc/C (4 - 8%) Cimas fuertemente inclinadas - Mcc/D (8 - 15%) 3.2.2.4 Geodinámica externa Para evaluar el riesgo de geodinámica externa del área de evaluación se ha revisado y analizado la información referente a geología, las características de las unidades fisiográficas y el mapa geológico. En general, las áreas de las cuencas donde se ubican las principales facilidades del proyecto (tajos Perol y Chailhuagón, con sus respectivos depósitos de desmonte, y depósito de relaves), presentan condiciones estables a los problemas de erosión, deslizamientos, derrumbes, fenómenos de remoción en masa y otros fenómenos relacionados con la geodinámica externa. Esta estabilidad se debe a las condiciones geológicas favorables del área (presencia de afloramientos rocosos, principalmente en las cimas y laderas con poca cobertura de material inconsolidado), la configuración fisiográfica (pendiente ligeramente inclinada a moderadamente empinada correspondiente a la planicie fluvio aluvial y laderas, respectivamente), y la cobertura de vegetación. Por otro lado, es importante indicar que en sectores muy localizados, no relacionados directamente con las estructuras mineras proyectadas, se han detectado los siguientes rasgos de geodinámica externa: Erosión hídrica del tipo laminar Este tipo de actividad se aprecia en las superficies denudadas y sin presencia de vegetación, por efecto de la escorrentía superficial de aguas meteóricas, presentes en las montañas de rocas volcánicas y plutónicas. Remoción en masa Erosión superficial debido a la poca consistencia de la roca tornándose en temporada húmeda, en zonas peligrosas, presente en las montañas sedimentarias de estratos rocosos plegados.

3-13
Febrero 2010

Inundación Definidas en los fondos de valle o pequeñas terrazas inundables en épocas de avenida. Las zonas donde se proyectarán las principales facilidades del proyecto tienen características que permiten definir al área de estudio como estable. No existe ningún riesgo significativo en cuanto a fenómenos naturales, tales como: huaycos, deslizamientos y otros fenómenos de remoción de masas. 3.2.3 Clima y meteorología Para la caracterización climática del Proyecto Conga se consideró la información del informe “Análisis de datos climatológicos del Proyecto Conga” (Knight Piésold, 2008). Dicho estudio se realizó con la finalidad de establecer criterios de diseño para el proyecto e incluye estaciones meteorológicas regionales operadas por el Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (SENAMHI), así como estaciones meteorológicas operadas por Minera Yanacocha S.R.L. (MYSRL). Los parámetros analizados a continuación son: temperatura del aire, humedad relativa, evaporación, precipitación, velocidad y dirección del viento y radiación solar. La ubicación de las estaciones meteorológicas empleadas en la descripción de las características climáticas de la zona de estudio, así como su periodo de registro y distancia al proyecto, se muestra en la Tabla 3.2.2 y la Figura 3.2.4. Cabe resaltar que en caso de las estaciones operadas por MYSRL, New Minas Conga y Old Minas Conga, éstas también son conocidas bajo los nombres de Huayra Machay y Chailhuagón, respectivamente. 3.2.3.1 Temperatura del aire El análisis de este parámetro se basa en los registros de temperaturas extremas (máximas y mínimas) de las estaciones New Minas Conga (NMC), y Old Minas Conga (OMC), por encontrarse en el área de emplazamiento directo del proyecto. La temperatura máxima promedio mensual para la estación NMC es de 10,1 °C, mientras en OMC es de 13,1 °C (Tabla 3.2.3 y Gráfico 3.2.1). En el caso de la temperatura mínima, se observa un promedio mensual de 2,5 °C en NMC y 3,6 °C en OMC (Tabla 3.2.3 y Gráfico 3.2.2). Ambas estaciones guardan relación entre ellas en tendencias, tanto para temperaturas máximas como mínimas. La estación OMC presenta el mayor rango térmico (9,5 °C) y valores más elevados. En términos de estacionalidad, de manera general se desprende que en la zona del proyecto los meses más fríos se encuentran en el periodo de mayo a septiembre (temporada seca),
3-14
Febrero 2010

mientras en los meses de octubre a abril se encuentran las temperaturas más altas (temporada húmeda). 3.2.3.2 Humedad relativa La humedad atmosférica reportada por la estación OMC presenta valores más elevados que la estación NMC, tanto en la temporada húmeda como en la seca, a lo largo del periodo de registro (Cuadro 3.2.3). Sin embargo, ambas estaciones presentan tendencias similares, con variaciones poco significativas. Cuadro 3.2.3 Humedad relativa promedio OMC Temporada húmeda Temporada seca Promedio 89,5% a 98,0% 88,3% a 94,2% 93,0% NMC 72,9% a 82,6% 74,3% a 81,5% 77,2%

La Tabla 3.2.3 y el Gráfico 3.2.3 muestran la variación de los valores de humedad mensual promedio a lo largo del año de acuerdo con los datos obtenidos de las estaciones evaluadas. 3.2.3.3 Evaporación En el “Análisis de datos climatológicos del Proyecto Conga” (Knight Piésold, 2008), se determinó que los registros de evaporación de las estaciones operadas por MYSRL no tienen un periodo de registro adecuado, por lo que la evaporación potencial de la zona del proyecto se evaluó mediante fórmulas teóricas. De tal manera, se utilizó el modelo computacional EPIC (Erosion-Productivity Impact Calculator) que utiliza el método de Hargreaves y Samani (1982) para estimar la evaporación potencial. Dicho método utiliza datos de precipitación, temperatura y radiación solar en sus cálculos. Cabe resaltar que en los años sin datos de temperatura se utilizó la temperatura media mensual para calcular la evaporación potencial del área de estudio. Así, la evaporación potencial en la estación NMC se estimó en 1 110 mm y en OMC en 1 211 mm. En cuanto a la distribución mensual de la evaporación, los mayores niveles se presentarían en los meses de septiembre a enero, con valores superiores a 98 mm. Por otro lado, el mes con los menores niveles de evaporación sería junio, con 78,6 mm. En la Tabla 3.2.4 y Gráfico 3.2.4 se presentan los valores de evaporación potencial mensual y anual calculados para la estación OMC. Asimismo, en la Tabla 3.2.5 y Gráfico 3.2.5 se
3-15
Febrero 2010

presentan los valores de evaporación potencial mensual y anual calculados para la estación NMC. 3.2.3.4 Precipitación Para predecir las fluctuaciones estacionales de las precipitaciones máximas mensuales del área del proyecto, los registros pluviométricos se ampliaron mediante el uso de un análisis de regresión. Dichos análisis son utilizados para ampliar el periodo de registro de una estación específica, al correlacionarla con datos de otras estaciones cercanas con periodos de registro más extensos. Precipitación en el área del proyecto Para la elaboración de este análisis se consideraron datos de precipitación mensual de la estación OMC, ya que tiene un periodo de registro mayor al de NMC y coincide en 74 meses con la estación Carachugo. Para ampliar el periodo de registro, se realizó un análisis de regresión entre estas dos estaciones, las cuales presentan una buena correlación: POMC = POMC POMC = 0,74*PCar + 17,3 (R2 = 1,0) (R2 = 0,87)

Donde: POMC: precipitación mensual en la estación Old Minas Conga (mm) PCar: precipitación mensual en la estación Carachugo (mm) El registro de la estación Carachugo empezó en 1993, por lo que se realizó un análisis de regresión con estaciones cercanas para ampliar su periodo de registro. Las ecuaciones de regresión usadas pueden apreciarse a continuación:
PCar = PCar (R2 = 1,0) PCar = 6,18 - 0,36*Pchi + 0,58*Pneg + 0,69*Pllapa + 0,37*Phon - 0,07*Pchug + 0,27*Pweb + 0,08*Ppor (R2 = 0,93) PCar = 8,20 - 0,40*Pchi + 0,52*Pneg + 0,74*Pllapa + 0,37*Phon + 0,22*Pweb + 0,07*Ppor PCar = -0,96 + 0,82*Pneg + 0,46*Pllapa + 0,41*Phon - 0,13*Pchug PCar = 8,04 + 0,28*Pllapa + 0,32*Phon + 0,50*Pweb + 0,14*Ppor PCar = 11,38 + 0,37*Pllapa + 0,38*Phon + 0,65*Pweb PCar = 6,34 + 0,46*Pllapa + 0,40*Phon + 0,17*Ppor PCar = 12,32 + 0,29*Pllapa + 0,81*Pweb + 0,17*Ppor PCar = 15,90 + 1,12*Pweb + 0,19*Ppor PCar = 9,03 + 0,57*Pllapa + 0,45*Phon + 0,10*Pchug PCar = 16,14 + 0,81*Pllapa + 0,19*Pchug
3-16
Febrero 2010

(R2 = 0,92) (R2 = 0,91) (R2 = 0,82) (R2 = 0,80) (R2 = 0,81) (R2 = 0,80) (R2 = 0,79) (R2 = 0,79) (R2 = 0,72)

PCar = 20,12 + 1,08*Pllapa

(R2 = 0,68)

Donde: PCar : precipitación mensual en la estación Carachugo (mm) Pchi : precipitación mensual en la estación Cerro Chicche (mm) Pneg : precipitación mensual en la estación Negritos (mm) Pllapa : precipitación mensual en la estación Llapa (mm) Phon : precipitación mensual en la estación Quebrada Honda (mm) Pchug : precipitación mensual en la estación Chugur (mm) Pweb : precipitación mensual en la estación A. Weberbauer (mm) Ppor : precipitación mensual en la estación Granja Porcon (mm) R2 : coeficiente de correlación Estas ecuaciones fueron utilizadas para desarrollar la ampliación del periodo de registro de la estación OMC, de tal manera que se cubran todos los meses del año. Cuando no se contó con información para utilizar la primera ecuación de regresión, se utilizó la siguiente ecuación de regresión con mayor coeficiente de correlación. En los periodos donde se contó con información de la estación OMC, ésta se utilizó para desarrollar el periodo de registro artificial. De esta información se construyó la Tabla 3.2.6, en la que se aprecia que el promedio anual de precipitación se estimó en aproximadamente 1 143,4 mm, mientras el mínimo y máximo anual se estimaron en 736,7 y 1 699,4 mm, respectivamente. Durante la temporada húmeda, la precipitación promedio se estimó en 916,0 mm, mientras que durante la temporada seca se estimó en 230,8 mm. Utilizando información de precipitación diaria de la estación OMC y análisis estadísticos, se obtuvo que el promedio de días con precipitación al año es de aproximadamente 218. En el Gráfico 3.2.6 se puede apreciar la variación mensual de la precipitación promedio, máxima y mínima para la estación OMC. La Tabla 3.2.7 resume el promedio de días al mes con precipitación y la precipitación promedio diaria para cada mes. En el caso de NMC, se utilizaron 23 meses del registro sintético de OMC que coincidían entre ambos, para ampliar su periodo de registro mediante análisis de regresión. De este análisis de regresión (R2 = 0,91), se obtuvo que la precipitación en NMC es aproximadamente 2% menor a la de OMC. Debido a que existe una buena correlación entre ambas estaciones, el registro sintético de precipitación de NMC se desarrolló utilizando la ecuación de regresión presentada a continuación: PNMC = 2E-05 * POMC3 – 0,007 * POMC2 + 1,562 * POMC – 8,983
3-17
Febrero 2010

R2 = 0,91

De esta información se obtiene que el promedio anual de precipitación en NMC se estimó en aproximadamente 1 126,2 mm, mientras el mínimo y máximo anual se estimaron en 736,4 y 1 865,4 mm, respectivamente, como se muestra en la Tabla 3.2.8. Durante la temporada húmeda, la precipitación promedio se estimó en 893,5 mm, mientras durante la temporada seca se estimó en 240,7 mm. Luego de análisis estadísticos, se obtuvo que el promedio de días con precipitación al año sea de aproximadamente 227. En el Gráfico 3.2.7 se puede apreciar la variación mensual de la precipitación promedio, máxima y mínima para la estación NMC. La Tabla 3.2.9 resume el promedio de días al mes con precipitación y la precipitación promedio diaria para cada mes. Tormentas de 24 horas El registro de precipitación de las estaciones NMC y OMC se revisó para estimar los eventos de precipitación de 24 horas, con lo que se concluyó que el periodo de registro es demasiado corto (menor a 10 años) para realizar un análisis de frecuencia. Debido a que la estación meteorológica Negritos se encuentra cerca al área de estudio (Tabla 3.2.2) y tiene un periodo de registro horario mayor a 10 años, se utilizaron dichos datos para realizar el análisis de frecuencia. El primer paso para determinar la precipitación en 24 horas para el área del proyecto fue realizar un análisis de series de duración anual. Para dicho análisis, se encontró la precipitación anual máxima en 24 horas para cada año de registro. La Tabla 3.2.10 presenta los valores máximos de precipitación anual en 24 horas, ordenado de mayor a menor, así como los periodos de retorno para cada evento de precipitación máxima en 24 horas para los años de registro en la estación Negritos. Asimismo, la Tabla 3.2.10 incluye también promedio, desviación estándar y valores máximo y mínimo para los eventos de máxima precipitación en 24 horas para el periodo de registro. Adicionalmente para calcular la precipitación anual máxima en 24 horas, los valores de precipitación en 24 horas se ajustaron con un factor 1,13 (World Meteorological Organization, 1973) para disminuir incertidumbres. A los valores ajustados de precipitación máxima anual en 24 horas de la estación Negritos se les aplicó una distribución teórica de Valores Extremos Tipo I (Gumbel), usando técnicas recomendadas por Gumbel (1953; 1954) y Kite (1977). La distribución probabilística de Gumbel es recomendada por agencias del gobierno de Estados Unidos para el análisis probabilístico de datos de precipitación. La Tabla 3.2.11 resume los resultados de la distribución probabilística de Gumbel para periodos de retorno de 2, 5, 10, 25, 50, 100 y 500 años para la estación Negritos. Adicionalmente, las precipitaciones límite han sido

3-18
Febrero 2010

determinadas para todos los periodos de retorno previamente mencionados al 95% de confianza (Tabla 3.2.11). En cuanto al análisis de balance de agua, se considera que el uso de los eventos mensuales por 100 años/24 horas sería más apropiado para el modelo, ya que se presentan estaciones húmedas y secas en el sitio. Con el fin de determinar la máxima precipitación mensual en 24 horas para varios periodos de retorno, se revisaron los datos de precipitación diaria de cada mes para la estación Negritos en el periodo del año 1979 a 1994. Basándose en esta revisión, se resumió la precipitación máxima mensual en 24 horas por un intervalo de recurrencia de 100 años, la cual se puede apreciar en la Tabla 3.2.12. Asimismo, la tabla muestra la precipitación límite al 95% de confianza. Influencia del fenómeno El Niño Se realizó un análisis específico del fenómeno El Niño Southern Oscillation (ENSO) en relación a la variabilidad de la precipitación en el área del proyecto. Se considera como “Niño” a la fase cálida o “warm phase”, y Niña a la fase fría o “cold phase”. Para determinar los episodios de variabilidad se utilizó el Índice Oceánico para El Niño (Oceanic Niño Index, ONI), de la Administración Nacional Oceanográfica y Atmosférica de los Estados Unidos de América (NOAA por sus siglas en inglés) para los episodios ENSO. El ONI es generado por el sistema de boyas oceánicas de temperatura superficial del mar administrado por la NOAA. Este índice se estima en base a la variación de las temperaturas superficiales del mar aplicando la metodología Sea Surface Temperature en la región del Niño 3,4 (5° N – 5° S, 120° – 170° W). Los episodios fríos o cálidos se determinan con base a umbrales de variación de ± 5 ºC cada tres meses. Los episodios cálidos o fríos se definen cuando se alcanza un periodo de al menos 5 meses consecutivos de temperaturas por encima o por debajo de los valores normales, mientras los periodos neutros son aquellos que no reportan anomalías en los valores de la temperatura superficial del mar. Estos indicadores de forma combinada permiten determinar la intensidad del evento, bien sea trimestralmente, mensualmente, o en el transcurso de un año. Para ambos índices, los eventos fuertes se identifican por variaciones en ± 0,5 en los valores medios, y sostenidamente durante al menos 5 meses del año. Los valores positivos o de mayor valor de las temperaturas superficiales del mar, se asocian a la fase cálida de los eventos ENSO. Por el contrario, los valores negativos corresponden a temperaturas superficiales del mar más frías de lo normal (a la fase fría del evento ENSO).

3-19
Febrero 2010

En la Tabla 3.2.13 se presentan los resultados del ONI obtenido para el periodo 1964 – 2008 por la NOAA. Los números marcados en rojo corresponden a “episodios calientes” del ENSO, mientras que los marcados en azul representan “episodios fríos” del ENSO. Los mayores ONI se presentaron en los meses de diciembre de 1982 y enero de 1983, noviembrediciembre de 1997 y enero de 1998, años calificados como “Niños Muy Fuertes”. Las Tablas 3.2.14 y 3.2.15 muestran los resultados del registro de la precipitación mensual para las estaciones OMC y NMC, respectivamente, donde se puede apreciar qué meses corresponden a “episodios calientes” del ENSO y qué meses corresponden a máximos valores mensuales de precipitación registrados por año. En los Gráficos 3.2.8 y 3.2.9 se presentan los resultados de la comparación entre el ONI y los niveles de precipitación mensual para las estaciones analizadas. Por motivos de escala se multiplicó los valores de la ONI por cien unidades. Algunos meses con “episodios calientes” del ENSO presentan valores altos de precipitación, como enero de 1978 o febrero de 1995. Sin embargo, en los Gráficos 3.2.8 y 3.2.9 se observa que para varios años los valores más altos de precipitación no muestran relación con los episodios cálidos ENSO. Para la estación OMC, se aprecia poca variación multianual. También se puede apreciar que durante episodios cálidos del ENSO no se presentaron altos valores de precipitación. Además, luego de realizar una comparación de la precipitación mensual promedio para meses ENSO y meses NO-ENSO (Tabla 3.2.16), se observa que no se presentan grandes diferencias entre ellos, aunque la precipitación mensual promedio para meses NO-ENSO resulta mayor en la mayoría de casos. Para la estación NMC, se puede observar en los registros obtenidos que durante episodios cálidos del ENSO no se presentaron altos valores de precipitación. Finalmente, al realizar la comparación de precipitación para meses ENSO y NO-ENSO (Tabla 3.2.16), son pocos los casos donde la precipitación promedio en meses ENSO supera a la de meses NO-ENSO. 3.2.3.5 Velocidad y dirección del viento Los vientos de la zona de estudio están influenciados básicamente por el anticiclón del Pacífico Sur, la configuración topográfica y el sistema de viento local, estos últimos con un comportamiento de acuerdo con las gradientes térmicas establecidas en el lugar y que determinan la intensidad de las mismas. La información de la estación OMC ha registrado un promedio anual para la velocidad del viento de 3,46 m/s, siendo el periodo comprendido entre junio y septiembre el que presenta los niveles más altos de velocidad del viento, y el comprendido entre octubre y enero, el periodo con el nivel más bajo (Tabla 3.2.3 y Gráfico 3.2.10). La rosa de vientos presenta una
3-20
Febrero 2010

dirección predominante este-noreste, en la cual se muestra gráficamente la dirección y velocidad del viento (Gráfico 3.2.11). La información de la estación NMC ha registrado un promedio anual para la velocidad del viento de 4,3 m/s, siendo el periodo comprendido entre junio y septiembre el que presenta los niveles más altos de velocidad del viento, y el comprendido entre febrero y mayo, el periodo con el nivel más bajo (Tabla 3.2.3 y Gráfico3.2.12). La rosa de vientos presenta una dirección predominante noreste y una componente menor en la dirección norte-noroeste, en la cual se muestra gráficamente la dirección y velocidad del viento (Gráfico 3.2.13). 3.2.3.6 Radiación solar De acuerdo con la información proveniente del Atlas de Energía Solar del Perú (SENAMHI, 2003), en el área del Proyecto los niveles de radiación varían entre 4 500 Wh/m2 y 6 000 Wh/m2, lo que es consecuencia de su ubicación latitudinal, altitud y nivel de nubosidad. El nivel más alto para este parámetro se registra en los meses de octubre y noviembre, mientras que el más bajo se presenta en el mes de febrero. 3.2.4 Calidad de aire Como parte de la Línea Base Ambiental se realizó una determinación de las concentraciones de material particulado y gases en el área de estudio. Para el presente estudio se contó con las siguientes fuentes de información: Monitoreo permanente (mediciones mensuales) de MYSRL en el periodo noviembre de 2004 a mayo de 2007 (Anexo 3.1). Muestreos realizados por Laboratorio SGS del Perú S.A.C. (SGS) en enero, abril, julio y octubre de 2006, febrero, junio, septiembre y diciembre de 2007, junio de 2008 y noviembre del 2009 (Anexo 3.2). El estudio tuvo como marco normativo los lineamientos establecidos por el “Reglamento de Estándares Nacionales de Calidad Ambiental del Aire” (D.S. Nº 074-2001-PCM), la R.M. Nº 315-96-MEM, el D.S. Nº 003-2008-MINAM y el D.S. Nº 069-2003-PCM. 3.2.4.1 Metodología Monitoreo permanente Los parámetros cuantificados fueron: material particulado respirable de diámetro menor a 10 micras (PM10) y diámetro menor a 2,5 micras (PM2,5)y su contenido metálico (plomo, arsénico, cadmio y mercurio).
3-21
Febrero 2010

El muestreo de PM10 se llevó a cabo con equipos de alto volumen (Hi Vol). Los métodos empleados cuentan con la recomendación de la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (USEPA), y para ambos casos, fueron calibrados según las normas técnicas internacionales refrendadas por el D.S. N° 074-2001-PCM. Además se usó como referencia el protocolo de monitoreo de calidad de aire de acuerdo al procedimiento de MYSRL, MA-I002. La determinación del contenido metálico en las muestras de PM10 se realizó mediante el método “Espectrofotometría de Absorción Atómica”. Los análisis respectivos estuvieron a cargo de laboratorios debidamente acreditados ante el Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual (INDECOPI). La Tabla 3.2.17 presenta un resumen de los equipos y métodos utilizados para la determinación de los parámetros analizados. Estaciones de monitoreo MCEM-1 Chailhuagón: Se encuentra ubicada en las instalaciones actuales del campamento de exploración, al oeste del futuro tajo Chailhuagón. La zona donde está ubicada la estación presenta cobertura vegetal de porte bajo, como se puede apreciar en la Fotografía 3.2.10. Las principales fuentes de material particulado y gases, con posible afectación sobre la calidad del aire de la zona serían las actividades antropogénicas asociadas al campamento, como el tránsito vehicular. MCECM-2 Huayra Machay: Se encuentra ubicada a 10 metros del camino hacia Montura, a aproximadamente 1 km al oeste del futuro tajo Perol. La zona donde está ubicada esta estación se encuentra libre de barreras y presenta cobertura vegetal de porte bajo, como se aprecia en la Fotografía 3.2.11. Las fuentes de emisión identificadas con influencia sobre las características del aire de este punto son: el tránsito vehicular sobre la carretera Conga – Maqui Maqui y el arrastre eólico de las capas superficiales de suelos.

3-22
Febrero 2010

Muestreos de calidad del aire El muestreo se llevó a cabo en siete puntos: MCAB-1, MCAM-1, MCHY.1, MCMO-1, MCPE-1, MCQR-1 y MCSN-1. La ubicación de los puntos de muestreo detallados a continuación, se presenta en la Figura 3.2.5 y en la Tabla 3.2.18. Los parámetros cuantificados en las temporadas fueron: PM10 y su contenido metálico (plomo, mercurio y arsénico). A partir de la tercera temporada (julio de 2006) se adicionó el muestreo de monóxido de carbono (CO), dióxido de nitrógeno (NO2) y dióxido de azufre (SO2). En cada uno de los puntos de muestreo se realizaron mediciones de PM10 y SO2 durante 24 horas, NO2 durante 1 hora y CO durante 8 horas. En el caso del CO, se cuenta con registros horarios de concentración durante el periodo de muestreo. El número total de puntos, así como su ubicación, fueron estimados según lo establecido en el “Protocolo de Monitoreo de Calidad de Aire y Emisiones” del Subsector Minería del MINEM. El muestreo de PM10 se llevó a cabo con equipos Hi Vol, los cuales cuentan con recomendación de la USEPA y fueron calibrados según las normas técnicas internacionales refrendadas por el D.S. Nº 074-2001-PCM. Por otro lado, las concentraciones de NO2 y SO2 fueron registradas con soluciones captadoras y las concentraciones de CO fueron registradas con un sensor electroquímico de precisión de 0 a 500 ppm. Debido a que el Proyecto Conga no representaría una fuente relevante de gases, no se vio necesario profundizar la caracterización de concentración de gases en la zona. La determinación del contenido metálico en las muestras de PM10 se realizó mediante el método “Espectrofotometría de Absorción Atómica” para plomo y arsénico, y mediante un método de SGS debidamente acreditado ante INDECOPI. La Tabla 3.2.17 presenta un resumen de los equipos y métodos utilizados para la determinación de los parámetros analizados. Estaciones de muestreo MCAB-1 Agua Blanca: Ubicada en el caserío Agua Blanca, a 20 m al norte de la carretera Cruz Pampa. Al oeste de la estación se encuentran ubicadas un conjunto de aproximadamente 20 viviendas. La zona donde está ubicado el punto es descampada, libre de barreras y con vegetación de porte bajo, como se aprecia en la Fotografía 3.2.12. MCAM-1 Amaro: Se encuentra ubicada sobre una colina, a 100 m de la carretera Amaro. Aproximadamente a 1,5 km se encuentran 8 casas, existiendo una separación de 500 m entre ellas. Como se aprecia en la Fotografía 3.2.13, la zona es descampada, libre de barreras y con vegetación de porte bajo.
3-23
Febrero 2010

MCHY-1 Huayra Machay: Este punto se encuentra ubicado sobre una colina a 60 m de la carretera a Huayra Machay. Aproximadamente a 1 km se encuentran 3 casas, separadas 300 m entre ellas. La zona es descampada con vegetación de porte bajo, como se aprecia en la Fotografía 3.2.14. MCMO-1 Montura: Se encuentra ubicada en la cima de la colina llamada Montura, a 2 km de la carretera que conduce a Santa Rosa. El lugar es descampado, libre de barreras y rodeado de zonas verdes, como se aprecia en la Fotografía 3.2.15. MCÑÑ-1 Ñun Ñun Quengorío Alto: Ubicada al este del río Quengorío, a 200 m aproximadamente de la carretera a Quengorío. La zona es descampada, con presencia de vegetación de porte bajo y libre de barreras como se aprecia en la Fotografía 3.2.16. MCPE-1 Perol: Ubicada sobre una colina frente a la laguna La Empedrada, a 80 m aproximadamente de la carretera al complejo de Yanacocha. El lugar es descampado, libre de barreras y con cobertura vegetal de porte bajo, como se aprecia en la Fotografía 3.2.17. Las fuentes de emisión de material particulado y gases en este punto, con posible influencia sobre la calidad de aire en los alrededores, son el tránsito de vehículos ligeros y pesados, y la erosión natural de la zona. MCQR-1 Quengorío: Se encuentra ubicada a 1 km aproximadamente de la carretera a Quengorío Alto. Como se aprecia en la Fotografía 3.2.18, la zona es descampada y presenta vegetación de porte bajo. MCSN-1 San Nicolás: Estación próxima al poblado que lleva el mismo nombre, en la parte lateral izquierda de la carretera San Nicolás – Combayo – Cajamarca. La principal fuente de emisión de material particulado y gases en este punto, con posible influencia sobre la calidad de aire en los alrededores, es el tránsito de vehículos (Fotografía 3.2.19). 3.2.4.2 Resultados Material particulado (PM10) Los valores de promedio anual de concentración de PM10 para las estaciones de monitoreo permanente se presentan en la Tabla 3.2.19 y en el Gráfico 3.2.14. Los niveles registrados para los periodos de 24 horas, variaron entre 1 y 235 μg/m3, los cuales se pueden apreciar en la Tabla 3.2.20 y el Gráfico 3.2.15. En ningún punto de muestreo se superaron los estándares nacionales de calidad de aire establecidos para las mediciones efectuadas en un periodo de 24 horas, ya que para superar éstos se debe exceder la concentración de 150 µg/m3 más de 3 veces al año, y ésta fue excedida en un solo registro.
3-24
Febrero 2010

En el caso de los muestreos periódicos, la concentración promedio más alta para un periodo de muestreo se presenta en el punto San Nicolás (MCSN-1) en el periodo de enero de 2006, con 81,0 μg/m3, mientras que la más baja se presenta en el punto Huayra Machay (MCHY-1), con 1,0 μg/m3 en el periodo de septiembre de 2007. Estos valores se pueden apreciar en la Tabla 3.2.21 y en el Gráfico 3.2.16. En cuanto a las concentraciones promedio anuales, éstas se pueden apreciar en la Tabla 3.2.22 y en el Gráfico 3.2.17. Se tiene que la máxima tiene el valor de 28,3 µg/m3 y se presentó en el punto MCSN-1 en el año 2007, mientras la mínima tiene un valor de 3,6 µg/m3 y se presentó en el punto MCHY-1 en el año 2006. Estos resultados se encuentran relacionados con la ubicación de los puntos de muestreo. El punto MCSN-1, al encontrarse cerca de una vía principal, recibe aportes de material particulado provenientes del tránsito vehicular; mientras que el punto MCHY-1 se encuentra alejado de las vías y no presenta fuentes antropogénicas de PM10. También es importante notar la relación entre las precipitaciones y la concentración de PM10, para lo cual se compararon la precipitación total mensual y la concentración promedio mensual de PM10 en la estación Chailhuagón de noviembre de 2004 a octubre de 2006. Como se puede apreciar en la Tabla 3.2.23 y el Gráfico 3.2.18, existe una correlación inversa entre la concentración de material particulado PM10 y la precipitación, de tal manera que incrementos en la precipitación coinciden con disminuciones en la concentración de material particulado. Material particulado (PM2,5) Solo se registró concentraciones de material particulado PM2,5 durante el muestreo realizado en noviembre del 2009. Los valores de promedio en 24 horas de concentración de PM2,5 se presentan en la Tabla 3.2.21. La concentración más alta se presentó en el punto ubicado en Agua Blanca (MCAB-1), con 47,4 μg/m3, mientras la concentración más baja se presentó en el punto ubicado en Montura (MCMO-1), con 9,7 μg/m3. Se aprecia que en ninguno de los 5 puntos de muestreo se superó el estándar correspondiente de calidad de aire. Contenido metálico del material particulado (PM10) Los resultados del contenido metálico fueron comparados con los estándares aplicables de acuerdo con la normativa nacional. Así, se determinó que las concentraciones de plomo, cadmio, mercurio y arsénico estuvieron por debajo de los límites de detección de los equipos o muy cercanas a éstos y por debajo de los valores establecidos en el D.S. Nº 074-2001-PCM, la R.M. Nº 315-96-MEM y el D.S. Nº 069-2003-PCM. Los resultados completos del análisis metálico se encuentran en el Anexo A1 y A2.

3-25
Febrero 2010

Monóxido de carbono (CO) Los valores de concentración promedio en 8 horas de CO se presentan en la Tabla 3.2.21 y el Gráfico 3.2.19, mientras los valores de concentración máxima se presentan en la Tabla 3.2.21 y Gráfico 3.2.20. El mayor promedio de 8 horas se registró en el punto MCHY-1 con 1 069 μg/m3, durante la segunda temporada del año 2007 (junio). La concentración máxima horaria (1 695 µg/m3) se presentó en el punto ubicado en Quengorío (MCQR-1) durante la segunda temporada del año 2007 (junio). La totalidad de valores reportados de CO estuvieron por debajo de los estándares establecidos por el D.S. N° 074-2001-PCM, lo cual se relaciona con la poca actividad antropogénica en la cercanía de los puntos de muestreo. Dióxido de nitrógeno (NO2) Los valores de concentración de NO2 se presentan en la Tabla 3.2.21 y el Gráfico 3.2.21. El punto MCQR-1 presenta la concentración horaria más elevada (49 µg/m3), la cual se presentó en la cuarta temporada del año 2007 (diciembre). Todos los puntos cumplen con los estándares establecidos por el D.S. N° 074-2001-PCM. Dióxido de azufre (SO2) Los valores de concentración de SO2 se presentan en la Tabla 3.2.21. Los niveles registrados en los puntos de muestreo estuvieron por debajo de los estándares establecidos por el D.S N° 0032008-MINAM. Los resultados para los promedios en 24 horas estuvieron por debajo de 17 µg/m3, siendo mayor en el punto MCSN-1, esta concentración se presentó en la tercera y cuarta temporada del año 2007 (septiembre y diciembre). Conclusiones De los resultados presentados, ninguno excede los ECA establecidos por el “Reglamento de Estándares Nacionales de Calidad Ambiental del Aire” (D.S. Nº 074-2001-PCM), la R.M. Nº 315-96-MEM, el D.S. N° 003-2008-MINAM y el D.S. Nº 069-2003-PCM. Por lo tanto, se concluye que el entorno de los puntos del muestreo de calidad del aire se encuentra en buenas condiciones. Esto se debe a la ausencia de fuentes de emisión de gases y material particulado, y a las condiciones meteorológicas de la zona que propician la dispersión de las emisiones fugitivas. 3.2.5 Niveles de ruido y vibraciones 3.2.5.1 Introducción La siguiente sección corresponde a la línea base de ruido y vibraciones en las zonas pobladas más cercanas a las actividades asociadas al Proyecto Conga. Para estos efectos, el Laboratorio
3-26
Febrero 2010

SGS del Perú S.A.C. (SGS) realizó mediciones de los niveles de ruido y vibraciones (Anexo 3.3) en el área del proyecto. Los resultados obtenidos se compararon con los niveles máximos permitidos por las normativas vigentes y estándares nacionales e internacionales. 3.2.5.2 Antecedentes generales Normativa de ruido El Consejo Nacional del Ambiente desarrolló una normativa asociada al tema de ruido conocida como Reglamento de Estándares Nacionales de Calidad Ambiental para Ruido – D.S. Nº 085-2003-PCM, la cual fue publicada el 30 de octubre del 2003 en el diario oficial “El Peruano”. Esta normativa establece las políticas nacionales para el manejo y gestión del control de ruido, definiendo además atribuciones y tareas pendientes en el tema para las distintas entidades gubernamentales. Sin embargo, esta normativa no establece procedimientos de medición y evaluación, definiendo para estos efectos disposiciones transitorias en base a las normas ISO 1996-1:1982: Acústica - Descripción y mediciones de ruido ambiental, Parte I: Magnitudes básicas y procedimientos e ISO 1996-2:1987: Acústica Descripción y mediciones de ruido ambiental, Parte II: Recolección de datos pertinentes al uso de suelo. En base a estos antecedentes la norma define los Estándares Nacionales de Calidad Ambiental de Ruido, los cuales se resumen en la Tabla 3.2.24. Normativa de vibraciones La respuesta humana frente a los distintos niveles de vibración fue evaluada usando la normativa internacional respecto a máximos permisibles de nivel de vibración contenidos en la norma ISO 2631-2: 2003: Evaluation of human exposure to whole-body vibration, Part 2: Continuous and shock-induced vibration in buildings (1 to 80 Hz), la cual está basada en datos obtenidos en la investigación en este campo. Los descriptores elegidos corresponden a curvas espectrales de nivel de vibración en bandas de tercio de octava desde la banda de 1 Hz hasta la banda de 80 Hz, de acuerdo con el rango de frecuencia especificado por la propia norma ISO. En la Tabla 3.2.25 se presentan dichos rangos. Para la evaluación de las vibraciones en zonas pobladas ubicadas cerca de caminos con tránsito frecuente de vehículos, se utilizaron los valores recomendados por la Administración Federal de Tránsito de EE.UU. (FTA, por sus siglas en inglés), los cuales se presentan en la Tabla 3.2.26.

3-27
Febrero 2010

3.2.5.3 Metodología Mediciones de ruido y vibraciones SGS realizó mediciones de los niveles de ruido y vibraciones en horario diurno (07:01 22:00) y nocturno (22:01 - 07:00) en el entorno de los sectores sensibles en el área de estudio en abril, julio y octubre del 2006, febrero, junio, septiembre y diciembre del 2007, junio del 2008 y noviembre del 2009. La ubicación y descripción de los puntos de medición se presenta en la Tabla 3.2.27. Los puntos de medición fueron distribuidos en la periferia del Proyecto Conga, ubicándolos en la cercanía de las estaciones utilizadas para el monitoreo de calidad de aire (Figura 3.2.6). Para las mediciones de ruido se utilizó un sonómetro marca Quest Technologies INC modelo 2900, el cual cumple con las características exigidas por ANSI S1.4-1983, Type 2, IEC 651:1979 for Sound Level Meters, Type 2 and IEC 804-1985 for Integrating Sound Level Meters, Type 2. Para la medición de vibraciones se utilizó un acelerómetro piezoeléctrico modelo Dytran 3143m1 tipo 1, conectado a un sonómetro integrador Svantek, modelo 948 tipo 1. El sistema utilizado para la medición de vibraciones cumple satisfactoriamente con los estándares estipulados en las normas ISO 8041, ISO 2631-1, ISO 5349 e ISO 10816. Las mediciones de ruido se realizaron en conformidad con la norma ISO 1996-2:1987, acorde con los procedimientos de los estándares internacionales para mediciones de ruido al exterior de recintos. La duración de cada medición se basó en una integración registrada durante un intervalo de tiempo que varió entre los 10 y 20 minutos, dependiendo de las fluctuaciones de nivel observadas para cada registro, según se establece en el procedimiento de medición. Los descriptores registrados fueron: nivel de presión sonora equivalente (NPSeq), nivel de presión sonora mínimo (NPSmín) y nivel de presión sonora máximo (NPSmáx). Para realizar las mediciones, el equipo fue ubicado a 1,5 m de su eje vertical y a no menos de 3 m de cualquier superficie reflectante en su eje horizontal (paredes, muros, etc.) para las mediciones exteriores, según lo estipula las normativas de medición ISO 1996-2:1987. El equipo fue calibrado antes de cada medición. Las mediciones de vibración en cada punto consisten en un registro espectral de Nivel de aceleración, en dB, mediante el método Fast Fourier Transform (FFT) de 1 Hz a 100 Hz y ventana tipo Hanning. Posteriormente se obtiene un valor único de aceleración (m/s2) y Lv (nivel de velocidad, en VdB).

3-28
Febrero 2010

3.2.5.4 Resultados Ruido Los resultados de las mediciones de ruido de línea base se resumen en las Tablas 3.2.28 y 3.2.29. Dichos valores fueron registrados en los periodos diurno y nocturno. En el periodo diurno, el punto donde se obtuvo el mayor registro de presión sonora equivalente fue el ubicado en Montura (MCMO-1), habiendo registrado un valor de 62,6 dB(A) durante el muestreo realizado en junio del 2007, mientras que el menor registro se obtuvo en el punto ubicado en Huayra Machay (MCHY-1), con un registro de 30,6 dB(A) durante el muestreo realizado en enero del 2006. En el periodo nocturno, el punto donde se obtuvo el mayor registro de presión sonora equivalente fue el ubicado en Montura (MCMO-1), habiendo registrado un valor de 56,6 dB(A) durante el muestreo realizado en junio del 2007, mientras que el menor registro se obtuvo en el punto ubicado en Perol (MCPE-1), con un registro de 25,4 dB(A) durante el muestreo realizado en enero del 2006. En general no se observa una variabilidad marcada en cuanto al nivel de presión sonora equivalente durante el periodo diurno en ninguno de los puntos. Por otro lado, en cuanto al nivel de presión sonora equivalente durante el periodo nocturno, se aprecia variabilidad en la mayoría de los puntos, siendo la excepción el punto ubicado en Amaro (MCAM-1). En cuanto a las fuentes que componen el ruido de fondo se tiene que en los puntos ubicados en Perol (MCPE-1), Huayra Machay (MCHY-1) y Amaro (MCAM-1), éstas corresponden principalmente al viento (follaje), animales y ruido de las comunidades cercanas. Por otro lado, el punto ubicado en Montura (MCMO-1) presenta niveles influenciados mayormente por vientos fuertes, mientras el punto ubicado en San Nicolás (MCSN-1) presenta niveles influenciados en gran parte por el tránsito de vehículos por la carretera San Nicolás – Combayo – Cajamarca, animales y las comunidades cercanas. Finalmente, en el punto ubicado en Agua Blanca (MCAB-1), las fuentes de ruido se relacionan con el tránsito de vehículos por la carretera Cruz Pampa, ubicada a 20 m, y ruido de las comunidades cercanas. En los Gráficos 3.2.22 y 3.2.23 se presenta el resumen de niveles de ruido registrados en cada punto durante los periodos diurno y nocturno, respectivamente. Vibraciones Los resultados se entregan para los valores de aceleración y nivel de velocidad VdB registrados en cada punto en la Tabla 3.2.30. De acuerdo con los resultados, los valores de aceleración en todos los puntos de medición se encuentran en el rango “no incómodo” de acuerdo con la clasificación establecida por la ISO 2631, pues presentan valores menores a 0,315 m/s2. La mayor aceleración registrada fue de 0,0120 m/s2 en el poblado de San Nicolás (MCSN1-1).
3-29
Febrero 2010

Adicionalmente, los resultados de los puntos de medición ubicados en centros poblados por donde circulan una cantidad considerable de vehículos, fueron comparados con la normativa de la FTA. Así, los puntos MCSN1-2 y MCSN1-3, ubicados en el centro poblado de San Nicolás, presentaron niveles de velocidad de 48,3 VdB y 61,6 VdB, encontrándose por debajo del umbral de percepción humana de 65 VdB. 3.2.5.5 Conclusiones De acuerdo a la ubicación de los puntos, se puede afirmar que todos estos corresponden a zonas homologables a zona residencial según los Estándares Nacionales de Calidad Ambiental para Ruido – D.S. Nº 085-2003-PCM. Las Tablas 3.2.28 y 3.2.29 y los Gráficos 3.2.22 y 3.2.23 presentan una comparación entre los valores medidos y los valores permitidos por la normativa peruana para zona residencial. En cuanto a los valores de NPSeq medidos durante el periodo diurno, la mayoría se encuentra por debajo del máximo permitido por la normativa. El único punto que registró medidas superiores al estándar fue el punto ubicado en Montura (MCMO-1) durante los periodos de junio y septiembre del 2007 (Tabla 3.2.29), lo cual podría deberse a que las velocidades de viento registradas durante las mediciones fueron relativamente altas (Anexo 3.3). En cuanto a los valores de NPSeq medidos durante el periodo nocturno, los únicos puntos en los que se registró valores por encima del estándar fueron Quengorío (MCQR-1) en abril del 2006, San Nicolás (MCSN-1) en abril del 2006 y febrero del 2007, Montura (MCMO-1) en junio y septiembre del 2007 y Agua Blanca (MCAB-1) en noviembre del 2009. De acuerdo con observaciones de SGS (Anexo 3.3), en el caso de San Nicolás, el ruido es generado por el ganado y por el río San Nicolás, el cual fluye aproximadamente a 15 m de la estación. En el caso de Montura, se debería a que las velocidades de viento registradas durante la medición fueron relativamente altas (Anexo 3.3). Respecto a los valores de vibraciones medidos en los puntos receptores, en la Tabla 3.2.30 se comparan los mismos con el valor recomendado por la norma ISO 2631 y en los puntos que corresponden con los valores recomendados por la FTA; concluyéndose que los actuales niveles de vibración no superan los valores recomendados. 3.2.6 Geoquímica de los materiales 3.2.6.1 Material de desmonte Por encargo de MYSRL, Water Management Consultants (WMC) desarrolló la caracterización geoquímica del material de desmonte que será generado como parte de la
3-30
Febrero 2010

explotación de los yacimientos Perol y Chailhuagón durante la operación del Proyecto Conga. Los estudios que fueron tomados como base y/o antecedentes del trabajo realizado por WMC, se listan a continuación: Proyecto de Caracterización de Desmonte (Newmont, 2000): consistió en una serie de ensayos estáticos completados sobre 134 muestras individuales de material de desmonte que fueron analizadas por Valor Neto de Carbonato (NCV, por sus siglas en inglés) y 11 muestras compósitas de desmonte - Perol analizadas por Lixiviación por Precipitación Sintética (SPLP, por sus siglas en inglés). Caracterización Preliminar del Material de Desmonte (WMC, 2004): Estuvo diseñada para complementar el estudio desarrollado por Newmont, con un mínimo de duplicación de ensayos. Este estudio consistió en la caracterización de 111 muestras de desmonte - Chailhuagón y 148 muestras de desmonte - Perol, provenientes de muestras tomadas en el año 1999 y 2000 por Newmont y aquellas que fueron muestreadas por WMC para complementar la información. Adicionalmente para las muestras individuales colectadas para las huellas de los futuros tajos, se prepararon 40 muestras compósitas para análisis por SPLP (17 muestras compósitas de Perol y 23 de Chailhuagón) y 16 para análisis por celdas de humedad (HCT, por sus siglas en inglés) (9 de Perol y 7 de Chailhuagón). Review of waste rock characterization for Chailhuagón, Conga project, Cajamarca, Peru (WMC, 2009a): Este reporte resume los datos de los reportes previos usando un nuevo sistema de clasificación para la lito-alteración y mineralización. Review of waste rock characterization for Perol, Conga project, Cajamarca, Peru (WMC, 2009b): Este reporte resume los datos de los reportes previos usando un nuevo sistema de clasificación para la lito-alteración y mineralización. En el estudio de caracterización preliminar, se determinó la clasificación litológica y tipo de alteración de las muestras basándose en el sistema de clasificación usado en el modelo de bloques desarrollado por Newmont durante ese año (2004). Sin embargo, dichos sistemas para ambos yacimientos evolucionaron significativamente, debido a que durante el periodo 2004 al 2008 Newmont desarrolló una cantidad importante de perforaciones adicionales en ambos yacimientos, las cuales estuvieron basadas en modificaciones importantes realizadas en el sistema de clasificación de roca, recursos de modelamiento y optimización del tajo aplicable al proyecto. Como una consecuencia de dichos mejoras en cuanto a la información geológica de los yacimientos, las clasificaciones aplicadas a las muestras individuales en ese momento no se encontraban totalmente de acuerdo con el modelo de bloques actual.

3-31
Febrero 2010

En ese sentido, WMC con la finalidad de confirmar en que medida los resultados obtenidos para el año 2004 continúan siendo representativos del depósito, condujo una actualización de los datos geoquímicos para los dos yacimientos en relación al modelo de bloques actual desarrollando (WMC, 2009). Para dicha reclasificación WMC siguió la siguiente metodología: Reclasificación de las muestras de acuerdo a la litología, alteración y mineralización (LAM), nomenclatura actualmente aplicada para el área de los yacimientos Perol y Chailhuagón. Desarrollo de una metodología para la extrapolación de los resultados de análisis de resultados a escala del modelo de bloques. Aplicación del criterio “potencial de generación de acidez” (PAG, por sus siglas en inglés) y non-PAG para todos los bloques de mineral y desmonte dentro del modelo de bloques. A continuación se incluye un breve resumen de los temas desarrollados por WMC en los estudios referentes a la caracterización del material de desmonte. Metodología del muestreo Las muestras representativas fueron seleccionadas basándose en la LAM y esta última su vez en la distribución de los ensamblajes de la lito-alteración de los depósitos minerales. Para el caso del depósito Perol, en total se seleccionaron 148 muestras de los testigos de perforación, mientras que para el depósito Chailhuagón en total se usaron 111 muestras para el análisis. Debido a la extensión espacial limitada de la perforación durante la selección de muestras, el conjunto de muestras es más extensa hacia el este y norte del depósito Chailhuagón. Los tipos de litología y alteración usados para seleccionar las muestras fueron reclasificados por WMC dentro del nuevo modelo de bloques, dicha reclasificación se muestra en la Tabla 3.2.31. Ensayos geoquímicos Las muestras fueron analizadas mediante pruebas estáticas y cinéticas. WMC llevó a cabo un programa de pruebas estáticas para proveer datos relacionados al potencial de generación de drenaje ácido y la química del lixiviado del material de desmonte de roca y de las paredes del tajo que serán expuestos al ambiente durante la operación. Como parte de las pruebas estáticas, se realizaron los siguientes ensayos de laboratorio:

3-32
Febrero 2010

Química de la roca: la composición química de cada una de las 16 muestras compósitas fue determinada por análisis de “Whole Rock”. Estas muestras también fueron seleccionadas para pruebas cinéticas. Adicionalmente, para conocer la química de la roca se determinaron los óxidos principales por fluorescencia de rayos X (XRF) y los metales traza y ultra-traza mediante ICP-MS. Mineralogía: la composición mineralógica de las 16 HCT fue determinada usando el análisis cuantitativo de difracción de rayos X (XRD, método de Rietveld). pH pasta: el pH en pasta provee un estimado cualitativo del pH de los lixiviados, tales como la lluvia en contacto con roca reactiva. Generación de ácido por peróxido de hidrógeno (NAG por sus siglas en inglés) pH: El procedimiento de prueba pH-NAG es una prueba análoga al método estándar de generación de ácido neto (NAG) y está diseñada para medir la respuesta de la roca de sulfuro a oxidación química inducida. El peróxido de hidrógeno (H2O2) es aplicado a cada muestra después que el pH del lodo o solución es medido (pH - NAG). El valor del pH - NAG es generalmente inversamente proporcional al potencial de generación de drenaje ácido a largo plazo. Un pH-NAG mayor que 4,5 indica que hay suficiente exceso de alcalinidad en la muestra para prevenir la generación de ácido en el largo plazo. Valor neto de carbonato (NCV): establecido mediante el método estándar de Newmont para la caracterización del material de desmonte en términos de generación de ácido y potencial de neutralización. El método implica la determinación de porcentajes de carbono y sulfuro total (Ctot y Stot), carbono y sulfuro residual de la pirólisis (CAP y SAP a 550oC en una hora) y carbono residual (CAI) por el ácido clorhídrico (HCl). Esos valores son usados para definir: o Potencial de neutralización de ácido (ANP), estimado desde la cantidad de carbonato perdido durante la digestión del HCl (Ctot – CAI). o Potencial de generación de ácido (AGP), estimado por la sustracción de azufre residual desde el azufre total (Stot – SAP). o El NCV, se calcula sumando los resultados del ANP y el AGP y expresado en unidades de % CO2. Cabe resaltar, que para la determinación del potencial de drenaje ácido en los diferentes materiales estudiados, WMC se basó en criterios establecidos por Newmont, tal como se indica en el siguiente cuadro.

3-33
Febrero 2010

Cuadro 3.2.4 Criterios de evaluación de las pruebas de balance ácido-base Clasificación Altamente ácido (HA) Ácido (A) Ligeramente ácido (SA) Inerte (I) Neutro (N) Ligeramente básico (SB) Básico (B) Altamente básico (HB)
Fuente: WMC, 2004

Criterio Newmont NCV ≤ -5% CO2 -5% < NCV ≤ –1% CO2 -1% CO2 < NCV ≤ -0,1% CO2 -0,1% CO2 < NCV < 0,1% CO2 y ANP < 0,1 y AGP > -0,1 -0,1 % CO2 < NCV < 0,1 % CO2 and (ANP > 0,1 or AGP < -0,1) -0,1% CO2 ≤ NCV < 1%CO2 1% CO2 ≤ NCV < 5% CO2 NCV ≥ 5% CO2

Análisis de lixiviación de corto plazo: el análisis de lixiviación por extracción (SPLP) mediante matraz de agitación se realizó para evaluar la cantidad de metales fácilmente solubles que pueden lixiviar de la roca a partir del contacto con agua desionizada para simular la precipitación natural. Los lixiviados resultantes fueron analizados por; pH, conductividad, acidez, alcalinidad, sulfatos y metales de baja concentración (por ICPMS). El estándar SPLP usa un protocolo de la USEPA establecido por el formato de análisis (USEPA 1312). Como parte de las pruebas cinéticas, se llevaron a cabo análisis por celdas de humedad (HCT, por sus siglas en inglés), a partir de las cuales se buscó acelerar la tasa de intemperización natural de las muestras con potencial de generación de drenaje ácido. Los análisis por HCT para el programa propuesto por WMC, se llevaron a cabo sobre 16 muestras compósitas (WMC, 2004) y 6 celdas más fueron iniciadas en el 2009 para el material de Chailhuagón para verificar los resultados del trabajo del año 2004 (WMC, 2009). Las HCT celdas analizándose muestras semanalmente por pH, conductividad, acidez, alcalinidad, Fe+2, Fe+3, SO42- y parámetros totales de concentración para más de 35 elementos mayores y trazas. Además se condujeron análisis para aniones y cationes principales en muestras compuestas de lixiviados de 28 días (cada 4 semanas). Resultados Los resultados obtenidos se presentan en el Anexo 3.4.

3-34
Febrero 2010

Valor neto de carbonato (NCV) Los datos de los análisis por NCV del año 2004, para Perol y Chailhuagón facilitaron la identificación de las siguientes tendencias generales, que son descritas en detalle en el reporte de WMC (2004). En el Proyecto Conga el material de desmonte posee minerales de sulfuro (pirita y marcasita) que al estar expuestos al ambiente es probable que sean una de las principales fuentes de generación de acidez. De esta manera, los minerales de sulfuro ocurren en mayores proporciones en el desmonte de Perol que en el de Chailhuagón, lo cual ha sido demostrado por el análisis XRD. La mayor cantidad de sulfuros en el desmonte Perol también ha sido determinada en el análisis por NCV donde los SAP tuvieron una baja proporción de Stot. Por otro lado, la disolución de calcita en el desmonte de roca del Proyecto Conga es probable que sea el principal factor que actúa neutralizando la generación de acidez debida a la intemperización del sulfuro. Los análisis mineralógicos indicaron que las muestras en Chailhuagón contienen una elevada proporción de calcita en relación al material analizado en Perol, siendo también corroborado por los análisis NCV de las muestras en Chailhuagón que produjeron contenidos más altos de CAP (carbono después de pirólisis) que en las muestras de Perol. Los resultados del análisis por NCV dieron una indicación más amplia de las características del potencial para generar acidez del desmonte de Perol. En general, los resultados por NCV para las muestras de Perol fueron negativas, indicando su potencial de producción de acidez. Para el caso de las muestras de Chailhuagón, éstas produjeron resultados positivos para el NCV, indicando que probablemente no sean generadores de acidez. En resumen, los resultados del programa conducido en el año 2004 indicaron que una mayor cantidad de desmonte de Perol fue PAG y todo el desmonte de Chailhuagón fue no- PAG. A continuación se explican los efectos de la reclasificación de muestras sobre el nuevo modelo de bloques de ambos yacimientos (WMC 2009). La reclasificación tuvo un pequeño efecto sobre los resultados NCV para el desmonte de Perol. Los valores para NCV estuvieron relacionados estadísticamente al Stot, usando regresión lineal para determinar los umbrales PAG para cada ensamblaje LAM sin caliza. Luego los umbrales PAG basados en el Stot fueron extrapolados para bloques individuales en el modelo de bloques. La incorporación de los umbrales PAG dentro del modelo de bloques permitió estimar la distribución del PAG en los desmontes y las paredes de los tajos.

3-35
Febrero 2010

La reclasificación del desmonte de Perol y Chailhuagón (WMC, 2009) indicó lo siguiente: Desmonte de Perol 96% de muestras fueron clasificadas como potencialmente generadoras de acidez. 1% de muestras fueron clasificadas como inciertas en términos de potencial de generación de acidez. 3% de muestrasb fueron clasificadas como no generadoras de acidez. Desmonte de Chailhuagón 70% de las muestras analizadas fueron clasificadas como no-PAG. 10% de las muestras son consideradas como indeterminadas en cuanto al potencial de generación de acidez. 20% de las muestras han sido clasificadas como PAG. Un resumen de los resultados de estos análisis se muestra en la Tabla 3.2.32. Usando las leyes de corte de 0,1 y 0,2% de Cu ó 0,3 a 0,5 gr/t de Au, 96% del desmonte de Perol sería PAG, y aproximadamente el 79% restante de las paredes del tajo sería PAG. Usando las mismas leyes de corte descritas para el tajo Perol, aproximadamente 20% del desmonte de Chailhuagón sería PAG y aproximadamente el 18% restante de las paredes del tajo sería PAG. Celdas de humedad Perol Los análisis mineralógicos indican que la pirita y/o marcasita están presentes en todas las muestras de las HCT conducidas para Perol, en 1 y 5%, con excepción de una que corresponde la muestra de diorita potásica/cuarzo de feldespato porfídico principal. Basado en los análisis NCV, todas las muestras de las nueve HCT de Perol fueron generadoras de ácido, con una de las cuales fue altamente generadora de acido y dos que fueron ligeramente generadoras de acidez (Tabla 3.2.33). Todas las muestras contenían poco o nada de capacidad neutralizante; y ninguna muestra contenía calcita detectable. El pH en pasta en los compósitos de las celdas de humedad variaron desde 3,5 a 7,6 y el pHNAG varió desde 2,3 a 3,9 (Tabla 3.2.33). De las 9 HCT para Perol, siete fueron inicialmente ácidas y se mantuvieron ácidas sobre las 20 semanas de análisis. Las dos celdas fueron circónneutral al inicio del periodo de muestreo (celdas 5 y 8) y se mantuvo sin presentar acidez durante las 23 semanas del análisis; sin embargo, ambas celdas mostraron un descenso
3-36
Febrero 2010

significante en el pH sobre el periodo de muestreo (0,71 unidades de pH para la celda 5 y 1,1 unidades para la celda 8). La concentración de metales en todas las celdas fueron altas en la primera semana de análisis en las celdas ácidas, con cobre variando desde 0,78 a 515 mg/L y manteniéndose elevada sobre las 23 semanas de periodo de muestreo (las concentraciones finales de Cu variaron desde 0,24 a 83,6 mg/). Asimismo, varias de las celdas presentaron concentraciones elevadas de Pb y Ni en el lixiviado inicial (celdas 5 y 9). Otros metales lixiviados cuyas concentraciones se mantuvieron elevadas fueron Al, Fe, Mn y Zn (Tabla 3.2.34). En general la producción de sulfatos fue mayor en las celdas de humedad HCT1, HCT3, HCT7, HCT9, presentando concentraciones elevadas en la semana 0 que variaron en 1 589, 2 111, 2 890 y 5 726 mg/semana, respectivamente, y finalmente alcanzar valores de 476, 595, 278 y 821 mg/semana, respectivamente en la semana 26 (Tabla 3.2.35). La celda 5 exhibió una elevada producción de sulfato en 1 (1 041 mg/semana) y se mantuvo relativamente alta (tasa final de producción de sulfato de 92 mg/semana) a lo largo de ensayos en 26 semanas, aunque esta celda no era generadora de acidez. Chailhuagón Las HCT para Chailhuagón conteniendo compósitos de caliza skarn y mármol fueron clasificadas como altamente básicas. Dos celdas conteniendo microgranodiorita potásica y microgranodiorita clorítica joven fueron clasificadas como ligeramente básicas. Una celda conteniendo microgranodiorita potásica fue clasificada como neutra. Dos celdas conteniendo microgranodiorita fílica y propilítica fueron clasificadas con ligeramente generadora de ácido (Tabla 3.2.36). Todas las muestras sometidas a HCT contenían calcita; pero se determinó por análisis mineralógicos que solamente dos muestras contenían pirita. Los compósitos del desmonte Chailhuagón produjeron en promedio valores de pH-pasta de 8,5 y pH-NAG de 9,3. Para el caso del pH del lixiviado inicial analizado para el desmonte Chailhuagón, se obtuvo un resultado de 7,9. WMC determinó que ninguna de las HCT de Chailhuagón del año 2004 fue representativa de los tipos LAM después de la reclasificación (Tabla 3.2.37), y por eso se iniciaron otros análisis por celdas de humedad en junio del 2009 (Tabla 3.2.38). Ninguna de estas celdas analizadas en el año 2004 han generado acido. A la fecha se vienen conduciendo pruebas cinéticas en celdas de humedad correspondientes al periodo 2009, en los compósitos HCT1, HCT2, HCT3, HCT4 y HCT5, y al momento de la elaboración del presente reporte, sólo han sido empleados los resultados de 12 semanas de análisis; sin embargo, las pruebas continuarán por un periodo de 20 semanas como mínimo,

3-37
Febrero 2010

que es el lapso de tiempo recomendable para observar si la muestra llega a presentar signos de oxidación y al mismo tiempo generar la data suficiente para su procesamiento estadístico. Las Tablas 3.2.37 y 3.2.38 indican los resultados de los análisis por celdas de humedad para los años 2004 y 2009. Como puede observarse en los resultados, ninguna de las celdas de humedad de cualquier periodo de análisis produce acido y la concentración de metales y. Todas las celdas de humedad del periodo 2004 y 2009 mostraron un pH alcalino que varió en un rango de 7,31 a 9,0 unidades de pH. La concentración de metales en las celdas de humedad de Chailhuagón para ambas fases o periodos de análisis estaba en o por debajo del límite de detección para casi todos los metales analizado (Tablas 3.2.37 y 3.2.38). Sólo el selenio fue observado en las concentraciones medidas (0,022 mg/L) en el primer lavado de la celda HCT11. La producción de sulfatos fue baja para ambos grupos de celdas analizadas (Tabla 3.2.39). En general la producción de sulfatos fue mayor en la celdas de humedad HCT-10, HCT-16 y HCT-5, presentando una concentración promedio en la semana 0 de 109,5, 122,6 y 119,8 mg/semana, respectivamente; para luego decaer en las siguientes semanas, y finalmente alcanzar una concentración de 1,5, 8,6 y 13,9 mg/semana, respectivamente, en la semana 12 (Tabla 3.2.39). 3.2.6.2 Material de relaves Como parte del programa de caracterización de los materiales, Golder llevó a cabo un muestreo geoquímico sobre material procedente de ensayos metalúrgicos para los dos tajos, Perol y Chailhuagón (Golder, 2006). La identificación por códigos, tipo de litología, tipo de relaves (rougher/cleaner) y tipo de análisis de las muestras ensayadas se muestra en la Tabla 3.2.40. Sobre las muestras colectadas se condujeron pruebas estáticas y cinéticas, tal como se describe a continuación: Balance ácido base – analizado sobre 18 muestras de relaves, las cuales incluyeron 4 muestras del tajo Chailhuagón y 14 desde el tajo Perol. Mineralogía - 4 muestras de Chailhuagón y 9 muestras de Perol Concentración de metales totales - 5 muestras de Chailhuagón y 9 muestras de Perol. Composición del agua intersticial – análisis químico de agua (decantada y filtrada) desde los relaves (12 muestras de Perol y 2 de Chailhuagón).

3-38
Febrero 2010

Análisis de lixiviación por precipitación sintética (SPLP) - 1 muestra de los relaves del tajo Chailhuagón y una de los relaves del tajo Perol. Análisis por HCT - conducidas sobre 1 muestra de relaves del tajo Chailhuagón y 3 muestras del tajo Perol. Los análisis por HCT de las muestras de relaves fueron conducidos con el objetivo de determinar el tiempo de inicio de generación de ácido y la química del agua de una eventual infiltración. Cabe resaltar que las muestras para el análisis por pruebas cinéticas fueron colectadas en el tercer trimestre del año 2004, y los análisis iniciales se iniciaron en enero del 2005 (Golder, 2006). Los resultados obtenidos en el estudio de Golder para la caracterización de los relaves se resumen a continuación. Balance ácido base Perol De acuerdo al Plan de Producción del Proyecto Conga, se ha estimado que aproximadamente el 64% de todos los relaves provienen de la explotación del yacimiento Perol. De acuerdo a los resultados se identificó que las fases mineralógicas dominantes en los relaves Perol incluyen cuarzo, feldespato potásico, ortoclasa y plagioclasa (Tabla 3.2.41). Mientras que las fases de alteración incluyen minerales de arcilla tales como caolinita, clorita y esmectita. Las muestras contienen de 1 a 7% de pirita, con una única muestra reportando 36% de pirita. Las fases de carbonatos, tales como la calcita y la siderita, generalmente no fueron detectadas o solamente en cantidades a nivel de trazas. Los metales totales traza de importancia ambiental en los relaves de Perol incluyen el As (516 ppm), Cu (208-1451 ppm), Mo (1-20 ppm), Pb (12-77 ppm), Sb (8,4-9,4 ppm) y Zn (32564 ppm) (Tabla 3.2.42). Los valores netos de carbonato para los relaves de Perol fueron identificados del horno Leco de acuerdo a los procedimientos estándar de Newmont. Los resultados y metodología para los cálculos de NCV son presentados en la Tabla 3.2.43. Las concentraciones de azufre varían desde 0,14 a 3,6% con la excepción de una única muestra que reportó 22% de S. Esta muestra tiene el más alto potencial de AGP debido a su alto contenido de sulfuro. El contenido de carbono de los relaves Perol varía de 0,02 a 0,27% y el ANP varía desde no detectable a 0,92% de CO2. La relativamente alta AGP, y los bajos valores de ANP de las muestras del relave Perol resultaron en valores negativos de NCV. Las muestras de Perol fueron
3-39
Febrero 2010

clasificadas como ligeramente ácida (SA) a ácida (A), con la existencia de una muestra designada como altamente ácida. Chailhuagón El material de relave generado por el procesamiento del mineral de Chailhuagón representa aproximadamente 36% del relave total generado como parte de la operación del Proyecto Conga. De acuerdo a los resultados mineralógicos, se determinó que las fases mineralógicas dominantes para las muestras de relaves fueron el cuarzo, la plagioclasa, y el feldespato (Tabla 3.2.41). Esas muestras reportaron pocas fases de alteración en comparación a las muestras de relaves de Perol, y un máximo de 1% de pirita. En contraste con los relaves de Perol, Chailhuagón contiene de 2 a 7% de calcita. Los metales de importancia ambiental identificados en los sólidos de los relaves incluyen el As (0,6 – 5,4 ppm), Cu (108 – 141 ppm), Mo (1- 7,8 ppm), Sb (1-2,6 ppm), el Zn (53 – 102 ppm) (Tabla 3.2.42). En general los metales traza de importancia ambiental reportan bajas concentraciones en los relaves Chailhuagón que en las muestras de Perol. Los relaves de Chailhuagón generalmente reportan altos ANP y bajos AGP en relación a los reportados de Perol. El carbono total varía desde 0,27 a 0,57%, y el ANP desde 0,84 – 1,7% CO2 (Tabla 3.2.43). Las concentraciones de Stot varían de 0,02 a 0,58%. Los valores del NCV de ligeramente básico (SB) a básico (B) fueron asignadas a todas las muestras de Chailhuagón excepto la muestra MCS-4 (potásica), que fue clasificada como ligeramente ácida (SA). Lixiviación de solutos Las muestras de relaves también se analizaron para identificar la presencia de solutos que podrían lixiviarse de manera potencial a partir de los materiales estudiados. Para lo cual Golder analizó la química del agua decantada de relaves y el agua intersticial del material obtenida de la filtración de la muestra, asimismo se condujeron pruebas SPLP como una indicación de la posible liberación de solutos a corto plazo y HCT para determinar lo mencionado anteriormente pero a largo plazo. Pruebas de lixiviación a corto plazo La lixiviación de solutos a corto plazo para los relaves de Perol y Chailhuagón se deriva de resultados analíticos para muestras de relaves decantadas y filtradas. Considerándose además los resultados desde los ensayos de lixiviación a corto plazo (SPLP) es posible que la lixiviación de muestras del agua decantada y filtrada a partir del relave constituya una
3-40
Febrero 2010

representación razonable de la calidad del agua (filtraciones) a corto plazo (Golder, 2006), antes de cualquier reacción geoquímica por la exposición del material al ambiente. La decantación de las muestras consiste en la separación de la solución de la pulpa de relave, mientras que el filtrado consiste del agua intersticial filtrada desde los relaves. Los resultados obtenidos para la química del agua a corto plazo (rangos de concentración de metales desde los análisis por SPLP, análisis del agua decantada y filtrada) se muestran en la Tabla 3.2.44. Perol La información de los análisis por SPLP (Newmont, 2000) y los análisis químicos del agua decantada y filtrada han sido comparados con los niveles máximos permisibles para efluentes líquidos minero – metalúrgicos - R.M. Nº 011-96-EM/VMM. De acuerdo a los resultados, los relaves de Perol tienen un importante potencial para generar acidez. Sin embargo, no han sido encontrados valores de pH ácido en cualquiera de las soluciones a corto plazo, con valores de pH que varían de 7 a 10, y las concentraciones de sulfatos varían desde 45 a 334 mg/L, considerando estos valores como elevados. Los metales traza de importancia ambiental arrojaron concentraciones cuyo máximo valor registrado para los metales As, Cu, Hg, Mn, Ni, Pb y Se, se encuentran por encima de los Estándares Nacionales de Calidad Anbiental para Agua (ECA) regulados por el Ministerio del Ambiente (MINAM) correspondientes a la Categoría 3, tal como se muestra en el Cuadro 3.2.5. Aquellos metales que están regulados por la R.M. Nº 011-96-EM/VMM no sobrepasaron estos límites permisibles para efluentes; sin embargo, para el caso del Cu se detectó una concentración mayor, para el máximo valor registrado.

3-41
Febrero 2010

Cuadro 3.2.5 Concentración de metales de importancia ambiental en análisis SPLP – Perol Rangos de concentración (análisis SPLP, análisis químicos del agua decantada y filtrada) 0,05 – 1,2 0,0003 – 0,12 0,001 – 4 0,0002 – 0,002 0,007 – 2,2 0,002 – 0,31 0,001 – 0,03 0,0002 – 0,20 0,00003 – 0,20 Calidad de agua MINAM (*)-Categoría 3 Riego de vegetales de tallo bajo 5 0,05 0,2 0,001 0,2 0,2 0,05 0,05 Bebidas de animales 5 0,1 0,5 0,001 0,2 0,2 0,05 0,05 Efluentes líquidos MINEM (**) Anexo 1 Anexo 2

Parámetro

Unidad

Al As Cu Hg Mn Ni Pb Se Tl
* **

mg/L mg/L mg/L mg/L mg/L mg/L mg/L mg/L mg/L

1,0 1,0

1,0 2,0

0,4

1,0

ECA MINAM: Estándares de Calidad Ambiental para Agua del MINAM (D.S. Nº 002-2008-MINAM) Resolución Ministerial N° 011-96-EM/VMM

Chailhuagón Los resultados obtenidos para los relaves de Chailhuagón muestran una pequeña inclinación para lixiviar metales o generar ácidos a corto plazo (Tabla 3.2.44). Los valores para pH varían de 7,5 a 8,5. Las concentraciones de Fe y SO42- varían de 0,007 a 0,03 mg/L y de 29 a 50 mg/L, respectivamente. Los metales traza de importancia ambiental arrojaron concentraciones cuyo máximo valor registrado para el Mn, se encuentra por encima de los ECA correspondientes a la Categoría 3, tal como se muestra en el Cuadro 3.2.6. Aquellos metales que están regulados por la R.M. Nº 011-96-EM/VMM no sobrepasaron estos límites permisibles para efluentes.

3-42
Febrero 2010

Cuadro 3.2.6 Concentración de metales de importancia ambiental en análisis SPLP – Chailhuagón Calidad de agua Efluentes líquidos Rangos de MINAM (*)-Categoría 3 MINEM (**) concentración (análisis SPLP, análisis Riego de Bebidas de químicos del agua vegetales de Anexo 1 Anexo 2 animales decantada y filtrada) tallo bajo 0,07 – 0,72 5 5 0,003 – 0,04 0,05 0,1 1,0 1,0 0,004 – 0,23 0,2 0,2 0,0001 – 0,03 0,05 0,05 0,4 1,0 0.0003 – 0.02 0,0005 – 0,07 0,05 0,05

Parámetro

Unidad

Al As Mn Pb Sb Se
* **

mg/L mg/L mg/L mg/L mg/L mg/L

ECA MINAM: Estándares de Calidad Ambiental para Agua del MINAM (D.S. Nº 002-2008-MINAM) Resolución Ministerial N° 011-96-EM/VMM

Pruebas cinéticas Perol Las muestras analizadas reportaron variación de características por análisis NCV variando de ligeramente ácido (skarn) a ácido (argílica y fílica). Los resultados de las pruebas cinéticas son presentados en la Tabla 3.2.45. De las tres muestras de Perol que fueron sometidas a pruebas cinéticas, MCS-2 (fílica) reportó lixiviados ácidos con valores de pH < 5,5 en la primera semana de muestreo, y la muestra MCS-3 (argílica) después de 7 semanas de análisis. Los metales traza de importancia ambiental arrojaron concentraciones cuyo máximo valor registrado para el Al, Cd, Cr, Cu, Hg, Mn, Ni, y Zn se encuentra por encima de los ECA correspondientes a la Categoría 3, tal como se muestra en el Cuadro 3.2.7. Los metales tales como el Cu y el Zn que se encuentran regulados por la R.M. Nº 011-96-EM/VMM sobrepasaron los límites permisibles para efluentes.

3-43
Febrero 2010

Cuadro 3.2.7 Concentración de metales de importancia ambiental en análisis por celdas de humedad – Perol Calidad de agua - ECA MINAM (*)-Categoría 3 Riego de Bebidas de vegetales de animales tallo bajo 5 5 0,05 0,1 0,005 0,01 0,1 1 0,2 0,5 0,001 0,001 0,2 0,2 0,2 0,2 0,05 0,05 2 24 Descarga de efluentes MEM (**) Anexo 1 Anexo 2

Parámetro Unidad

Rangos de concentración en las HCTs 14 – 38 0,0004 – 0,04 0,0001 – 0,02 0,001 – 1,2 0,002 – 25 0,0003 – 0,002 0,01 – 2,4 0,003 – 0,58 0,0005 – 0,02 1,2 – 7,4

Al As Cd Cr Cu Hg Mn Ni Pb Zn

mg/L mg/L mg/L mg/L mg/L mg/L mg/L mg/L mg/L mg/L

1,0

1,0

1,0

2,0

0,4 3,0

1,0 6,0

* ECA MINAM: Estándares de Calidad Ambiental para Agua del MINAM (D.S. Nº 002-2008MINAM) ** Resolución Ministerial N° 011-96-EM/VMM

De acuerdo a los cálculos de agotamiento realizado usando los resultados de las pruebas cinéticas, la alcalinidad será agotada en todas las celdas antes de completar el agotamiento del S. La oxidación del S se ha calculado en 5 años (MCS-2) a más de 30 años (MCS-1). Chailhuagón Aunque la muestra MCS-4 (potásica) fue clasificada como ligeramente acida, ésta mostró una pequeña tendencia para generar acidez en las 20 semanas de análisis por celdas cinéticas. Los resultados de las pruebas cinéticas son presentados en la Tabla 3.2.45. Los valores de pH registrados para los relaves Chailhuagón son altos (valores > 7,6 unidades de pH), mostrándose alcalino durante las 20 semanas de análisis. La concentración de sulfatos en la semana 1, se presenta elevada pues alcanza un valor de 329 mg/L. No obstante, para las siguientes semanas la concentración decrece, alcanzando un valor de 31,8 para la semana 20. Los metales traza de importancia ambiental registrados presentaron concentraciones bajas, y no sobrepasaron los ECA para la Categoría 3, ni los límites máximos permisibles para descarga de efluentes. La comparación de resultados se muestra en el Cuadro 3.2.8.

3-44
Febrero 2010

Cuadro 3.2.8 Concentración de metales de importancia ambiental en análisis por celda de humedad – Chailhuagón Calidad de agua Efluentes líquidos MINAM (*)-Categoría 3 MEM (**) Riego de Bebidas de vegetales de Anexo 1 Anexo 2 animales tallo bajo 0,2 1 5 5 0,05 0,1 1,0 1,0 0,5-6 5 0,005 0,01 0,2 0,5 1,0 2,0 0,05 0,05

Parámetro

Unidad

Rangos de concentración en las HCTs 0,035 0,05-0,228 0,0004 – 0,04 0,0004-0,11 0,00002-0,002 0,009-0,017 0,0004-0,03 0,078-0,18

Fe Al As B Cd Cu Se Sr

mg/L mg/L mg/L mg/L mg/L mg/L mg/L mg/L

* ECA MINAM: Estándares de Calidad Ambiental para Agua del MINAM (D.S. Nº 002-2008MINAM) ** Resolución Ministerial N° 011-96-EM/VMM

Los cálculos del agotamiento conducidos usando los resultados de la celda MCS-4 HCT mostraron que éste tomaría aproximadamente 40 años para agotar todos los sulfuros, y 35 años para agotar toda la alcalinidad. A pesar de que hay un potencial a largo plazo para agotar el potencial de neutralización en los relaves de Chailhuagón antes de la eliminación del contenido de sulfuro, la calidad del agua a largo plazo no se espera que se encuentre enriquecida por metales (baja concentración de metales). De acuerdo a los resultados de las pruebas cinéticas, la única posibilidad de metales traza de preocupación ambiental identificado fue el talio (0,2 mg/L). Las concentraciones de otros metales traza, el hierro y sulfatos fueron relativamente bajas en comparación a los ECA para la Categoría 3, y a los resultados obtenidos para los relaves Perol. 3.2.6.3 Conclusiones Sobre la base del estudio de reclasificación geoquímica desarrollada por WMC, en general el material de desmonte del tajo Perol será en gran medida generador de acidez a través de todos los tipos de LAM en aproximadamente 90% (material de desmonte PAG). El tajo Chailhuagón será de 10 a 20% PAG y el material de desmonte PAG estará constituido mayormente por intrusivo intra-mineral con alteración potásica moderada a débil.
3-45
Febrero 2010

En cuanto al material de relaves, los relaves de Perol son más reactivos, con altos concentraciones de azufre y más bajo potencial de neutralización que los relaves Chailhuagón. Los rangos de clasificación por NCV varían desde ligeramente ácido a altamente ácido en las muestras de Perol, y desde ligeramente ácido a básicas en las muestras de Chailhuagón. 3.2.7 Geología El estudio de la geología y de la litología permite conocer la distribución de las rocas en el espacio y en el tiempo, así como su génesis y grado de meteorización. Desde el punto de vista geológico, el área del proyecto presenta rasgos morfológicos como consecuencia de una larga evolución, producidos por acciones de tipo tectónico, plutonismo y posterior evolución cuaternaria (EIAsd Proyecto de Exploración Conga – Categoría II, 2008). 3.2.7.1 Geología general El Proyecto Conga está compuesto por dos afloramientos porfiríticos de oro-cobre, localizados en el departamento de Cajamarca, al norte del Perú. Estos depósitos son Perol, a 25 km al este-noreste del complejo minero de Yanacocha; y Chailhuagón, a 4 km al sur de Perol. El Proyecto Conga se encuentra en la región de los Andes, donde rocas clásticas del Mesozoico y rocas sedimentarias calcáreas están comprimidas a lo largo del eje nor-noreste. Rocas volcánicas de composición intermedia del Terciario cubren largas áreas al oeste del proyecto. En los depósitos de cobre y oro se pueden encontrar las rocas intrusivas de composición intermedia del Terciario, acopladas a rocas sedimentarias del Mesozoico y rocas volcánicas del Terciario. A continuación se hace una descripción generalizada de la estratigrafía del área del proyecto, que se muestra en la Figura 3.2.7. Depósitos cuaternarios Depósito aluvial (Qr-al) Son de textura heterogénea, fragmentos de roca subredondeados con una matriz de media a fina, medianamente calcáreos. Constituyen las principales áreas de aprovechamiento agrícola. Depósito fluvio-glaciar (Qr-fg) Grava y arenas limo arcillosas, presentan seudoestratificación en dirección de la pendiente de ladera y son conglomerados de partículas subangulosas. El depósito en la mayor parte se halla saturado.

3-46
Febrero 2010

Formaciones del cretáceo En el área del proyecto se observan exposiciones del Cretáceo sedimentario, caracterizado por la presencia de una serie granular en la parte inferior y calcárea en la parte superior, que en el sentido lateral presenta una especie de plataforma en el lado oriental. Grupo Goyllarisquizga (Ki-g) En los Andes del norte del Perú se forma una plataforma siliclástica a la que se le llama “Grupo Goyllarisquizga”. Consta de rocas sedimentarias. Por la similitud de la litología y por no haber claras relaciones estratigráficas en muchos sectores, no se diferencian las formaciones Chimú, Farrat ni la Formación Goyllarisquizga; es por esta razón que en los mapas donde existen estas dudas, el Instituto Geológico, Minero y Metalúrgico ha mapeado las formaciones bajo la denominación de “Grupo Goyllarisquizga”. Formación Chúlec (Km-ch) Consiste en metros de lutitas, margas y calizas nodulares. Aflora en gran parte del área de estudio y, por efectos del intemperismo, se caracteriza por presentar un color crema o gris amarillento. Como los sedimentos componentes de la Formación Chúlec son mayormente blandos, la topografía que se desarrolla es de lomadas de pendientes suaves. Consiste en capas delgadas bien estratificadas de lutita gris, marga amarillenta y caliza marrón crema. Las calizas son lutáceas o margosas, generalmente se presentan en capas delgadas y nodulares. Formación Pariatambo (Km-pa) Esta formación está representada por 100 a 300 m de caliza, lutita y toba que aflora en muchas partes de la región. A pesar de las variaciones en su litología, siempre se presenta en capas delgadas. La Formación Pariatambo suprayace concordantemente a las margas, lutitas y calizas de la Formación Chúlec. El contacto superior con el Grupo Pulluicana es generalmente concordante. Se extiende al noreste del área estudiada, cerca de las formaciones Inca y Chúlec. Formación Inca (Km-i) Esta formación consiste de algunos metros o decenas de arenisca y lutita con intercalaciones calcáreas. Se caracteriza por la naturaleza ferruginosa de sus sedimentos. La Formación Inca yace discordantemente sobre los sedimentos clásticos de la Formación Goyllarisquizga. La Formación Chúlec sobreyace sobre la Formación Inca, y el contacto es concordante pero nítido. Esto último está indicado por la desaparición del material arenoso ferruginoso y el predominio hacia la parte superior de sedimentos finos y calcáreos que dan colores grises y amarillentos, los cuales contrastan con los tonos rojizos y anaranjados de la Formación Inca.

3-47
Febrero 2010

Formación Santa (Ki-s) Presenta un afloramiento en la zona de Celendín y en San Marcos, al igual que la Formación Chimú. Litológicamente consta de lutitas grises con intercalaciones de calizas margosas y areniscas gris oscuras. Las relaciones estratigráficas de esta unidad son concordantes tanto en la base como en el techo. Formación Farrat (Ki-f) Aflora en el extremo sur en los cuadrángulos de Chota y Celendín. La Formación Farrat consta de cuarcitas y areniscas blancas de grano medio a grueso, en la que se observa estratificación cruzada y marcas de oleaje. Esta formación, por su constitución litológica, presenta afloramientos de escarpas conspicuas, lo que facilita su cartografiado. La base de esta formación yace concordantemente sobre la formación Carhuaz; y el techo es cubierto, en discordancia paralela, por la Formación Inca. Grupo Pulluicana (Km-p) Consiste en cientos de metros de calizas, margas, lutitas y areniscas. Los colores de intemperismo del grupo varían entre crema y marrón claro. El contacto inferior del Grupo Pulluicana con la Formación Pariatambo varía de una relación concordante a una discordancia paralela. El contacto superior con las lutitas y margas del Grupo Quilquiñán (no identificado en el área de estudio) es concordante y nítido, ya que siendo éstas blandas, contrastan con los sedimentos más calcáreos y duros del Grupo Pulluicana. Este grupo puede ser diferenciado en las formaciones Yumagual y Mujarrún; sin embargo, en algunas partes del Perú, como en la zona de estudio, no es muy evidente esta separación, por lo que se le toma como un grupo indiviso. Formación Cajamarca (Km-c) Pertenece al Grupo Quillquiñán. La Formación Cajamarca está compuesta por 100 a 400 metros de caliza. Forma escarpas o lomos prominentes que, normalmente, carecen de vegetación, y presentan colores de intemperismo blanquecinos o gris claros, los cuales contrastan con los terrenos bajos, generalmente cultivados, y los colores marrones del Grupo Quillquiñán. Los contactos superior e inferior son concordantes con la Formación Celendín y el Grupo Quillquiñán, respectivamente. Formaciones terciarias Volcánico Porculla (Tim-vp) El Volcánico Porculla está constituido mayormente por tobas andesíticas y riolíticas, gris blanquecinas, en bancos masivos, que conforman farallones a lo largo de los flancos de los

3-48
Febrero 2010

cursos fluviales. Presenta intercalaciones de brechas piroclásticas andesíticas así como lavas de esta misma composición. Aflora ampliamente en las inmediaciones de las lagunas Mamacocha (Lucmacocha), Cortada y cerros Minas Conga. Por su posición estratigráfica, se considera que esta formación aconteció en el Terciario Eoceno. Volcánico Huambos (Ts-vh) Unidad volcánica de amplia distribución en la parte central del área, aflora en grandes extensiones y está constituido por tobas ácidas jóvenes. Topográficamente forma llanuras con desarrollo de un sistema de drenaje dendrítico, delimitadas por farallones o escarpas, y con poca cobertura vegetal por la porosidad de las tobas. El grosor promedio de esta unidad varía entre 100 y 400 m. La litología principal de este volcánico son las tobas y brechas de composición ácida con cristales de cuarzo hasta de 3 mm de diámetro, y cristales de biotita en una matriz feldespática acercándose a una toba dacítica. También se encuentran brechas dacíticas compuestas por bloques grandes de tobas, envueltos por una matriz tobácea. Tanto las tobas como las brechas contienen fragmentos de pómez de textura fibrosa y color blanco. Aunque la mayor parte de la formación está constituida por piroclásticos ácidos de colores claros, también se encuentran capas de tobas andesítica que se distinguen generalmente por sus colores rojizos o morados. En la mayoría de los casos los piroclásticos del Volcánico Huambos están bien estratificados en capas medianas a gruesas, parcialmente compactadas con escasos niveles de toba soldada o ignimbrita. Rocas intrusivas Stock Dacítico (T-da) Emplazado a lo largo del rumbo del plegamiento y estratificación. Se trata de dacitas porfiríticas de color gris claro, con minerales esenciales como cuarzo y plagioclasa (andecina). 3.2.7.2 Geología local La geología local del área del Proyecto Conga está compuesta por rocas sedimentarias del Cretáceo, rocas volcánicas del Eoceno y rocas intrusivas del Eoceno/Oligoceno/Mioceno. La secuencia estratigráfica del área de estudio ha sido fuertemente influenciada por actividades tectónicas e intrusivas y erosión subsecuente.

3-49
Febrero 2010

Perol En el área donde se ubicará el tajo de Perol se han encontrado el pórfido de cuarzo feldespático (PQF, por sus siglas en inglés) y la diorita picota, siendo ésta última la de mayor antigüedad en el área de Perol. La diorita picota tiene una composición variada, conteniendo por lo general hornblenda y plagioclasa. Las zonas que contienen skarn y mármol se desarrollan cerca de las limoarcillitas. La diorita picota fue producida durante el Eoceno (43.6 Ma: Fluor, 2005). El PQF es la mayor fuente de mineralización de oro y cobre. Las intrusiones de PQF muestran una relación cercana a la alteración y mineralización en las superficies de las rocas. El PQF es una multifase intrusiva con al menos tres etapas de emplazamiento que muestran composiciones y estructuras similares, y son referidas como: principal o temprana (Pqf), asociada a la fuerte mineralización de oro–cobre; intramineral (lpqf); y tardía o joven (Ypqf). El pórfido contiene fenocristales de plagioclasa (20 – 30%, de 2 – 8 mm), cuarzo (2 – 8%, de 2 - 6 mm), biotita y hornblenda (10%, de 2 – 10 mm) en una matriz afanítica de cuarzo y plagioclasa. El PQF introduce una secuencia de sedimentos calcáreos mixtos (margas, caliza, limonita calcárea y esquisto) de las formaciones de Mujarrún y Quillquiñán, resultando así el desarrollo de skarn. El PQF data del Mioceno (15.80 ± 0.09 Ma: Fluor, 2005). La etapa principal del PQF se asocia a las leyes más altas de oro y cobre, y al volumen total del metal. Se le considera la fuente de mineralización en Perol. Chailhuagón En la secuencia estratigráfica de Chailhuagón se encuentra el pórfido de microgranodiorita (Mgd), el cual es la fuente de mineralización en el depósito de Chailhuagón, donde irrumpe la Formación Yumagual. La Mgd es un cuerpo intrusivo, generalmente porfirítico, que contiene pirita diseminada con una longitud de 2 km de norte a sur y 0,4 km de ancho. Este pórfido consiste en fenocristales de plagioclasa, biotita y hornblenda, y fenocristales aislados de cuarzo en una matriz microcristalina de plagioclasa y cuarzo. Se introduce en las calizas de la formación de Yumagual y como resultado se desarrolla una cantidad menor de skarn. También se forma un halo de mármol en las unidades de caliza. Se encuentran tres fases de microgranodiorita, la temprana o principal (Mg), la intramineral (lmg) y la joven (Ymg). La Mg principal es la mayor fuente de mineralización y alteración en las superficies de las rocas del depósito Chailhuagón, la más fuerte proviene de la alteración potásica y de altas
3-50
Febrero 2010

leyes; sin embargo, la lmg muestra el mayor volumen de mineralización. El Mgd data del Mioceno (15.58 ± 0.12 Ma: Fluor, 2005). 3.2.7.3 Geología estructural El distrito geológico del Proyecto Conga ha sido sujeto de actividades tectónicas durante el Paleoceno, deformando de gran manera los sedimentos cretáceos de la región. Existen dos largas estructuras anticlinales que se ajustan al patrón de estructuras regionales. • • La anticlinal de Caparrosa La anticlinal de Alforja Cocha

La anticlinal de Caparrosa se encuentra al sur del área del proyecto. Tiene una longitud mayor a 10 km y una dirección E-W, y desciende W-N-W. La anticlinal Alforja Cocha se localiza en el centro del área de estudio con una distancia de 18 km y una orientación E-W. Además, se encuentran tres fallas importantes en el área de estudio: • • • Falla con orientación norte a sur Falla con orientación noroeste a sureste Falla con orientación noreste a suroeste

La falla que presenta mayor importancia dentro del distrito es aquella que posee la orientación de norte a sur, pues tiene el control del emplazamiento de unidades de pórfido mineralizado. 3.2.7.4 Alteraciones Existen dos etapas principales de alteraciones (progrado y retrogrado) que se reconocen en los afloramientos porfiríticos de oro-cobre del Proyecto Conga. Los ensamblajes potásico y propilítico caracterizan la alteración prograda desarrollada en el tajo Chailhuagón, mientras que la alteración retrograda es caracterizada por los ensamblajes fílico, argílico intermedio, argílico y argílico avanzado que se desarrollan y evolucionan en el tajo Perol. La alteración prograda es considerada la razón de la mineralización de oro y cobre, mientras que la alteración retrograda resulta en la movilización de ciertos minerales. Más información sobre la alteración se podrá encontrar en la sección de Geoquímica de los materiales (Sección 3.2.6).
3-51
Febrero 2010

3.2.7.5 Mineralogía La mineralización de oro y cobre también está asociada con la intensidad de venillas de cuarzo desarrollada en la alteración potásica y fílica donde los sulfuros están diseminados. Como sulfuros primarios dominantes se tiene a la pirita y calcopirita en Perol, y la calcopirita y bornita en Chailhuagón, donde el oro ocurre como inclusiones en estos minerales. Se ha encontrado oro libre sub-microscópico en las venillas de cuarzo y molibdenita, también se ha encontrado en cantidades suborninadas. Existen zonas de sulfuros secundarios como resultado de enriquecimiento supergeno; en Perol los sulfuros secundarios están más desarrollados (calcocita) y se encuentran asociados principalmente a la alteración filica; y en Chailhuagón los sulfuros supergenos están localmente presentes y pobremente desarrollados en fracturas y zonas de skarn. Más información sobre la mineralización se podrá encontrar en la sección de Geoquímica de los materiales (Sección 3.2.6). 3.2.8 Sismicidad El Perú pertenece a una de las regiones de gran actividad sísmica conocida como el Círculo de Fuego del Pacífico donde han ocurrido más del 80% de los eventos sísmicos en el mundo. El marco tectónico regional a mayor escala está gobernado por la interacción de la placa de Nazca y la placa continental sudamericana, que sucede en un plano de subducción en el subsuelo del océano Pacífico en la costa del Perú. Los movimientos en la zona de subducción (sismos intraplaca) han generado terremotos cuyas magnitudes varían entre 8,5 y 9,5 en la escala de Richter. 3.2.8.1 Zonificación sísmica En el territorio peruano se han establecido diversas zonas sísmicas, las cuales presentan diferentes características de acuerdo a la mayor o menor ocurrencia de sismos. La zonificación propuesta por la Nueva Norma de Diseño Sismorresistente E.030 del Reglamento Nacional de Edificaciones (junio, 2006), se basa en la distribución espacial de la sismicidad observada, las características generales de los movimientos sísmicos, la atenuación de los sismos con la distancia epicentral, e información neotectónica. Según el mapa de regionalización sismotectónica, el área en estudio, ubicada en el departamento de Cajamarca, se localiza en la Zona 3, que corresponde a la zona de sismicidad alta (Figura 3.2.8). Esta vulnerabilidad sísmica hace necesaria la evaluación del riesgo sísmico en el área del Proyecto Conga, ya que estará relacionada con la respuesta estructural del proyecto.
3-52
Febrero 2010

3.2.8.2 Sismicidad en el área de estudio Identificación y caracterización de fuentes sismogénicas potenciales Golder (Anexo 3.5) realizó en el 2004 un estudio de Sismotectónica en el área de estudio, en donde se tomaron en cuenta las características geológicas, estructurales, tectónicas y sísmicas para identificar las fuentes sismogénicas potenciales. Respecto a la historia sísmica de la zona, en el Cuadro 3.2.9 se muestra una lista de los sismos superficiales y profundos ocurridos dentro de un radio de 200 km del área del Proyecto Conga. Es importante mencionar que no se han registrado sismos con magnitudes de 5,5 a más en la escala de Richter, en un radio de 100 km del área del proyecto. Adicionalmente, las intensidades de muchos de los sismos recientes fueron medidas con instrumentos modernos de gran precisión. Cuadro 3.2.9 Sismos con significancia histórica (M ≥ 6,0) ocurridos dentro de un radio de 200 km del área del Proyecto Conga Coordenadas Geográficas 1 Latitud Longitud (ºS) (ºW) 7,9 79 5,5 79 7 80 6 78,5 6 77 6,3 76,7 5,55 77,2 6,79 76,76 6,02 77,23 6,04 77,13 5,98 77,09 6 77,05 Profundidad (km) 3 40 ? ? 110 130 125 33 52 24 20 19 122 Distancia al Proyecto Conga (km) 4 130 170 180 100 180 195 200 176 160 165 170 175

Fecha 14/02/1619 07/18/1928 05/05/1940 08/01/1942 06/11/1942 13/04/1963 19/06/1968 20/03/1972 30/05/1990 04/04/1991 05/04/1991 20/01/1994

Magnitud 2 8,6 7 6 6 6,8 6,9 6,9 6,9 6,6 6,4 6,8 6

Dentro de las fuentes sismogénicas potenciales se consideraron las fallas corticales activas, debido a que el Perú posee un gran número de fallas activas y potencialmente activas. De
Las locaciones y magnitudes provienen de “South America Earthquake Catalog” (1471 - 1981), “Significant Worldwide Earthquakes” (2150 a.C. – 1994 d.C.) y catálogos de USGS/NEIC PED (1973 – presente). 2 Las magnitudes de los sismos son magnitudes de ondas de cuerpo (mb) y magnitudes de ondas de superficie (Ms). 3 Las profundidades sísmicas son sólo aproximaciones, se redondean a 5 km. 4 Distancia al Proyecto Conga se redondea a 5 km. La ubicación del Proyecto Conga en coordenadas geográficas es 6,892 °S, 78,363 °W. 3-53
Febrero 2010
1

estas fallas, sólo la falla de Chaquilbamba se encuentra a una distancia menor de 100 km. A continuación se hará una breve descripción de las fallas activas que tienen importancia para el Proyecto Conga. Falla de Chaquilbamba Esta falla de tipo normal, de dirección nor-noroeste, está localizada entre Chaquilbamba y Marcabal, cercana a la frontera entre los departamentos de La Libertad y Cajamarca. La falla activa tiene una longitud de mapeado de aproximadamente 1,5 km y la distancia mínima desde la falla de Chaquilbamba al Proyecto Conga es de 70 km. Los últimos desplazamientos ocurridos en la falla se han asociado a dos movimientos sísmicos en 1937. Falla de la Cordillera Blanca La falla de la Cordillera Blanca es una gran falla activa que demarca el límite oeste de una amplia extensión a lo largo de los Andes Centrales. Esta falla de desplazamiento normal y dirección nor-noreste y este-noreste, tiene dos secciones: una sección de fallas continuas de 100 km de longitud, que se encuentra al norte de la ciudad de Huaraz, y una sección al sur de fallas discontinuas de 80 km. de longitud. Los últimos eventos de fallas superficiales a lo largo de la sección del norte tuvieron desplazamientos de 2 a 3 m, sugiriendo un periodo de recurrencia de 1 000 a 3 000 años. La zona activa más cercana de la falla de la Cordillera Blanca al Proyecto Conga, es de 180 km. Máximo sismo esperado Se refiere a movimientos sísmicos que pueden ocurrir en la corteza terrestre, sin encontrarse asociados a fallas activas. Según el Análisis de Peligro Sísmico Determinístico (DSHA por sus siglas en inglés), esta fuente potencial de sismos se considera como un “máximo sismo esperado”. La información histórica sugiere que el “máximo sismo esperado” es de una magnitud momento de Mw 6,0 5, a una profundidad de 15 km, como límite máximo para un movimiento sísmico que no esté asociado a fallas.

5

Mw es la escala de magnitud de momento, en el cual la longitud, el ancho y el deslizamiento promedio a lo largo de la falla determinan la magnitud del sismo. 3-54
Febrero 2010

Zona de Subducción La costa norte del Perú se encuentra localizada cerca a la zona de subducción entre la placa de Nazca y la placa Sudamericana, constituyendo ésta otra fuente sismogénica potencial. La subducción se produce debido al descenso de una placa de la litósfera (en este caso, la placa de Nazca) bajo otra placa, en un límite de placas convergentes. Los movimientos sísmicos ocurren en el límite (interfase) de las dos placas. El Proyecto Conga se encuentra localizado a 90 km de la costa peruana, lo que indica que los sismos ocurridos en la interfase de la zona de subducción pueden producir sismos significativos en la zona del proyecto. Para el estudio se estimó un sismo de Mw 9,0 de magnitud máxima en la interfase entre las placas de Nazca y Sudamericana. Desde la superficie de ruptura, la mínima distancia existente entre este sismo y el Proyecto Conga es de 170 km, con una profundidad aproximada de 40 km. Sismos de M 7,5 a M 8,0 pueden ocurrir en la zona donde la placa de Nazca desciende por debajo de la placa Sudamericana. Para la investigación se asume un sismo de magnitud momento Mw 8,0 que ocurre a 100 km directamente debajo del Proyecto Conga, sobre la placa de Nazca. 3.2.8.3 Selección de Criterios de Diseño Los movimientos del terreno fueron calculados usando las aproximaciones del análisis de riesgo sísmico determinístico (DSHA) y del análisis de riesgo sísmico probabilístico (PSHA) (Anexo 3.5). Análisis de riesgo sísmico determinístico Para el análisis de riesgo sísmico determinístico se han revisado los datos sobre sismicidad histórica y sobre geología del área del Proyecto Conga para generar valores estimados de la aceleración pico de la tierra o PGA (por sus siglas en inglés) para las diferentes fuentes sísmicas (por ejemplo, la falla de Chaquilbamba) y para calcular el rango potencial del máximo sismo creíble, o MCE (por sus siglas en inglés). Los valores de PGA generados por los MCE seleccionados para cada fuente potencial son estimados por la función de atenuación del movimiento de tierras. Los valores obtenidos se muestran en el siguiente cuadro.

3-55
Febrero 2010

Cuadro 3.2.10 Mediana estimada de PGA para fuentes sísmicas conocidas dentro de un radio de 100 km del Proyecto Conga Fuente potencial de movimientos sísmicos MBE Falla de Chaquilbamba Zona de Subducción (interplaca) Zona de Subducción (intraplaca) Distancia más cercana al Proyecto Conga (km) 15 70 Máximo sismo creíble (Mw) 6,0 7,0 Mediana estimada de Relación de PGArock atenuación 8 (g) 7 0,12 0,05 1, 2, 3 1, 2, 3

Tipo de fuente 6

N N

R

170

9,0

0,12

4

N

100

8,0

0,21

4

Del análisis de riesgo sísmico determinístico se concluyó que la mediana estimada del PGA, o PGArock, se encuentra en un rango entre 0,05g y 0,21g. Se esperaría una PGArock máxima (0,21g) en caso ocurra un terremoto de intensidad Mw 8 en la parte superior de la placa de Nazca, 100 km por debajo del área del Proyecto Conga. Análisis del riesgo sísmico probabilístico El análisis de riesgo sísmico probabilístico considera el periodo de retorno del sismo, de manera que genera valores de PGA para periodos de tiempo específicos. A continuación, se presentan valores de PGA con un periodo de retorno de 475 años para el Proyecto Conga, así como de otros análisis de riesgo sísmico probabilístico realizados en la zona norte del Perú.

Tipo de Falla: N = desplazamiento normal; R = desplazamiento en reversa. Cuando se usa más de una relación de atenuación, el valor de PGA es el promedio geométrico de los valores medios calculados. 8 Relaciones de Atenuación: 1 = Quijada ét al. (1993); Sadigh ét al. (1997); 3 = Spudich ét al. (1999); 4= Youngs ét al. (1997).
7

6

3-56
Febrero 2010

Cuadro 3.2.11 Estimaciones probabilísticas de riesgos sísmicos en el área del Proyecto Conga y en áreas aledañas en el norte del Perú Estudios de Análisis de Riesgo Sísmico Probabilístico Alva y Castillo 9 (1993) GSHAP Región Norandina (1999) Hidroenergia (2002) Monroy y Bolanos (2004) Estudio específico del área del Proyecto Conga
11 10

Periodo de Retorno de 475 años de PGArock (g) 0,30 – 0,32 0,32 – 0,36 0,20 0,22 – 0,24 0,20

Del Cuadro 3.2.11 se resume que el valor de PGA es menor en el sitio del Proyecto Conga que en los lugares aledaños. Además, el PSHA indica un nivel moderado de riesgo sísmico en la zona del proyecto. Como conclusión del análisis de riesgo sísmico probabilístico realizado para el área del Proyecto Conga, el riesgo sísmico en la zona es de nivel moderado. 3.2.9 Suelos Walsh Perú S.A. ha elaborado el Estudio de Línea Base de Suelos, en el cual se han evaluado los diferentes parámetros edáficos y microbiológicos que caracterizan los tipos de suelo en el ámbito del Proyecto Conga. Para esta sección se hizo un resumen del estudio antes mencionado. La metodología empleada ha seguido las normas y lineamientos establecidos por el Manual de Levantamiento de Suelos (Soil Survey Manual, 1993) para la interpretación y procesamiento de la información edáfica. La clasificación taxonómica se realizó de acuerdo al Soil Taxonomy (2006) creado por el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos de Norteamérica, con su respectiva correlación con la Base Referencial Mundial del Recurso Suelos de la FAO (2006). La descripción y clasificación de los suelos se plasma en una Unidad Taxonómica, la cual es definida como un nivel de conceptualización dentro de un sistema taxonómico, basándose en la interpretación de sus características morfológicas, fisicoquímicas y biológicas, expresando

9

PSHA para el Perú publicado por Alva y Castillo (1993). Global Seismic Hazard Assessment Project (GSHAP). 11 Actualización del modelo de Alva y Castillo por Monroy y Bolaños (2004).
10

3-57
Febrero 2010

además su origen extensión y distribución geográfica. Algunas áreas que tienen poco o ningún suelo, son identificadas y descritas como áreas misceláneas. El Soil Taxonomy (2006) como sistema taxonómico empleado considera seis categorías o niveles de abstracción: orden, sub-orden, gran grupo, subgrupo, familia y serie. Para el presente estudio se ha considerado la serie como unidad taxonómica. Para llegar a conceptualizar una serie se ha tenido que analizar la presencia de determinadas características de diagnóstico y el régimen de humedad y temperatura que presentan. La conceptualización de la unidad taxonómica no permite su representación gráfica en un mapa. Ésta es realizada según el Reglamento para la ejecución de levantamiento de suelos en el Perú (D.S. Nº 033-85-AG), mediante la Unidad Cartográfica, la cual es definida como el área delimitada y representada por un determinado símbolo en el mapa de suelos. Esta unidad está definida y nominada en función de su o sus componentes dominantes, los cuales pueden ser unidades taxonómicas o áreas misceláneas, o ambas, aceptándose hasta 15% de inclusiones de unidades diferentes a la unidad principal, con las que tiene estrecha vinculación geográfica. El Soil Survey Manual (1993) establece cuatro unidades cartográficas: consociación, asociación, complejo y grupo indiferenciado. En el presente estudio se ha considerado la consociación, asociación, y el complejo de suelos. El Complejo es una unidad de mapeo que contiene dos o más suelos que pertenecen a clases taxonómicas distintas o áreas misceláneas, que se encuentran en patrones geográficos intrincados y cuyos componentes principales no pueden ser separados en forma individual en un levantamiento de suelos. Se han identificado 23 unidades de suelos que han sido agrupadas taxonómicamente y descritas como Subgrupo y Serie (Soil Taxonomy - USDA), las que por razones prácticas y de fácil identificación se les ha asignado un nombre local. Estas unidades de suelos, definidas al nivel categórico de series, son delimitadas en el mapa de suelos mediante las unidades cartográficas, consociación, complejo y asociación de subgrupos. Para cada complejo y asociación se indica la proporción (%) en que interviene cada unidad de suelo. Las unidades edáficas han sido agrupadas en 16 consociaciones, una de las cuales pertenece a áreas misceláneas. Los complejos han sido agrupados en 8 unidades. Las asociaciones han sido agrupadas en 23 unidades, todas como asociaciones edáficas con misceláneo roca. Estos resultados constituyen el material de información básico para realizar interpretaciones de orden técnico o práctico, siendo una de ellas, la clasificación de tierras según su capacidad de uso mayor.

3-58
Febrero 2010

Con base en la información fisiográfica, variabilidad ecológica y litológica, se determinó a nivel de gabinete y de acuerdo a la distribución de unidades, la cantidad y ubicación de los puntos de muestreo. Ésto permitió planificar el muestreo sistemático edafológico intensivo en campo, en áreas de muestreo seleccionadas en gabinete de acuerdo a la distribución de unidades. Las muestras de suelos recolectadas durante el trabajo de campo se enviaron a diversos laboratorios especializados en el análisis ambiental de muestras de suelos. En la Tabla 3.2.46 se presenta el resumen de las muestras recolectadas en el área de estudio, y en la Figura 3.2.9 se muestran los puntos de muestreo. En referencia a la Clasificación por Capacidad de Uso Mayor de las Tierras, se tuvo en cuenta los requerimientos establecidos en el Reglamento de Clasificación de Tierras por su Capacidad de Uso Mayor D.S. Nº 017-2009-AG. En la realización del presente estudio se han utilizado los siguientes materiales temáticos y cartográficos: Boletín de la Carta Geológica Nacional, a escala 1:100 000, correspondiente a las cartas o cuadrángulos Geológicos, INGEMMET (1995). Mapa Ecológico del Perú de la base de datos del Instituto Nacional de Recursos Naturales (INRENA), a escala 1:100 000, con memoria explicativa. 3.2.9.1 Características generales de los suelos La caracterización del recurso suelo del ámbito del Proyecto Conga se ha realizado mediante la investigación de sectores de muestreo, lo que permitió obtener una información sistematizada sobre la realidad edáfica de dicha zona. El área de estudio está influenciada por la Cordillera Occidental de los Andes. Este hecho caracteriza a la zona en dos ambientes bien marcados: el ambiente templado cálido húmedo y subhúmedo de la parte baja, y el ambiente templado frío subhúmedo de la parte alta montañosa con pasturas altoandinas. Un grupo de suelos se ha clasificado dentro de los Andosoles, los cuales se han derivado a partir de materiales volcánicos y fluvio glaciares. Presentan perfiles tipo ABC, superficiales a moderadamente profundos, sus límites inferiores siempre descansan sobre depósitos volcánicos en distintos grados de descomposición, mostrando colores pardos rojizos oscuros, de clases texturales medias a moderadamente finas (franco a franco arcilloso). Ocupan posiciones de superficies de pendientes fuertemente a extremadamente empinadas (8 > 50%).

3-59
Febrero 2010

La parte alta presenta suelos muy uniformes con características físicas, químicas y mineralógicas muy similares, y se encuentran limitados en profundidad por capas duras o rocosas (Histosoles y Litosoles) que presentan un horizonte orgánico promedio de 30 cm, seguido por un horizonte R o roca madre volcánico. El grupo de suelos clasificado dentro de los Aquic presenta mucho más horizonte orgánico (aproximadamente 60 cm de espesor), seguido por una capa dura, rocosa u otros horizontes inorgánicos, pero que por la presencia de la napa freática alta, se dificulta la observación de los horizontes del suelo. El resto del área estudiada comprende cimas y laderas de vertientes montañosas empinadas, con presencia de rocas calizas, areniscas, lutitas arcillosas e intrusivos. Los suelos han sido originados de materiales coluvio aluviales y residuales, localizados en cimas, laderas de colinas y montañas. Perfil AC, con epipedón ócrico o úmbrico; color pardo oscuro o pardo grisáceo sobre pardo amarillento o pardo pálido; presenta piedras, gravas y gravillas angulares y subangulares en cantidades variables, tanto en la superficie como en el perfil. Son superficiales a moderadamente profundos, en ocasiones alternan con afloramientos rocosos. Tienen una textura moderadamente fina a media, sin desarrollo genético. El drenaje es bueno a algo excesivo. La fertilidad natural es baja a media. 3.2.9.2 Caracterización y clasificación natural de los suelos Para la caracterización de suelos en el área de estudio se muestrearon 59 puntos, para lo cual se realizó la apertura de calicatas, cortes naturales del terreno y cortes de carretera. Se obtuvieron 196 muestras de suelos con fines de caracterización. En la Tabla 3.2.47 y en la Figura 3.2.9 se muestra la ubicación de estos puntos de muestreo. Los resultados se encuentran en el Anexo 3.6. Para el muestreo en campo, las calicatas fueron de 1,20 m de ancho por 1,50 m de largo y 1,20 m o más de profundidad, según las condiciones del terreno. La apertura de calicatas, así como la determinación del perfil modal, se realizó para cada zona representativa. La fase de campo incluyó el chequeo de los límites tentativos de las unidades de suelos, siendo más rígidos en las áreas de muestreo intensivo. Las muestras de suelos recolectadas durante el trabajo de campo se enviaron a diversos laboratorios especializados en el análisis de muestras de suelos. En el laboratorio, las muestras de suelos fueron analizadas por propiedades agronómicas para uso en rehabilitación y revegetación del suelo, tales como: pH, materia orgánica, sodio, porcentaje de saturación, textura (% de arena, arena muy fina, sedimentos y arcilla), y nutrientes.
3-60
Febrero 2010

Clasificación de suelos según su origen Teniendo en cuenta los diversos tipos de materiales parentales y posiciones fisiográficas de los suelos del área estudiada, se ha identificado un esquema general del patrón distributivo de los mismos según su origen: • • • • Suelos derivados de materiales fluviales Suelos derivados de materiales coluvio aluviales Suelos derivados de materiales fluvio glaciares Suelos derivados de materiales residuales

Suelos derivados de materiales fluviales Se han formado a partir de materiales recientes que han sido transportados y depositados por acción fluvial, formando fondos de valle o terrazas muy angostas de relieve plano a moderadamente inclinado. Presentan un perfil generalmente estratificado, sin desarrollo genético, de profundidad variable; presenta en algunos casos, estratos gravosos redondeados a subredondeados; la textura dominante es media a gruesa; la reacción (pH) dominantemente neutra y, ocasionalmente, moderadamente alcalina. Son de fertilidad natural media a baja. Este grupo de suelos se distribuye localizadamente en ambas márgenes del río Jadibamba y Sendamal próximo a su confluencia. Suelos derivados de materiales coluvio aluviales Son suelos desarrollados a partir de materiales holocénicos recientes y subrecientes, de variada litología, principalmente conformado por materiales de naturaleza volcánica, sedimentaria (calizas, lutitas y areniscas) e intrusivos (dacita) transportados y luego depositados en forma local, debido a la acción combinada del agua y la gravedad. Se distribuyen en forma moderada y dispersa en planicies fluvioglaciares, en zonas de conos de deyección, pie de monte y depósitos basales de las formaciones colinosas y montañosas, constituyendo generalmente depósitos de ladera con superficies inclinadas a ligeramente onduladas, con pendientes de 4 a 25%. Estos suelos mayormente son de morfología estratificada, presentan ligero desarrollo genético, moderadamente profundos a profundos, textura media a moderadamente fina; con fragmentos gruesos de variadas formas y tamaños. Son de reacción (pH) fuertemente ácida a alcalina, y de fertilidad natural baja a media. Estos suelos se distribuyen ampliamente en todo el ámbito de estudio. Suelos derivados de materiales fluvio-glaciares
3-61
Febrero 2010

Son suelos desarrollados a partir de sedimentos antiguos acumulados en un ambiente glaciárico (materiales fluvio glaciares) de materiales volcánicos y sedimentarios, que fueron acarreados, depositados y acumulados por acción de las aguas de los deshielos ocurridos en épocas pasadas. Estos suelos muestran un perfil no evolucionado debido a las temperaturas muy bajas que limitan el accionar de microorganismos en el suelo y el crecimiento de la vegetación; son de relieve plano a moderadamente ondulado. Generalmente son de textura moderadamente gruesa a moderadamente fina, de naturaleza gravo - pedregosa; moderadamente profundos a profundos y están limitados por la presencia del nivel freático; son de drenaje imperfecto a pobre, con reacción ligera a fuertemente ácida y de baja fertilidad natural. Este grupo de suelos se distribuye en forma localizada en la parte alta dentro de la zona de páramo. Las zonas cóncavas presentan el espejo de agua superficial en la temporada húmeda, de enero a abril, y permiten la permanencia del ecosistema "bofedal". Suelos derivados de materiales residuales Suelos que se han originado in situ, desarrollados localmente por meteorización a partir de rocas de naturaleza litológica volcánica, areniscas y cuarcitas, lutitas arcillosas, intrusivas de dacitas y calizas. Se encuentran distribuidos ampliamente en el área de estudio, ocupando posiciones fisiográficas de laderas de montaña y zonas escarpadas, con pendientes de 25 a 75%. Generalmente, son suelos sin desarrollo genético, textura media a moderadamente gruesa, reacción ácida a fuertemente alcalina, con presencia de materiales gruesos de variadas formas y tamaños dentro del perfil, en cantidades variables. Clasificación de suelos según su fase por pendiente Se refiere a la inclinación que presenta la superficie del suelo con respecto a la horizontal. Está expresada en porcentaje; es decir, la diferencia de altura en 100 metros horizontales. Para los fines del presente estudio, se han determinado seis rangos de pendiente, los cuales se indican en el Cuadro 3.2.12

3-62
Febrero 2010

Cuadro 3.2.12 Inclinación del suelo en fases por pendiente Término Descriptivo Plana a casi a nivel Ligeramente inclinada Moderadamente inclinada Fuertemente inclinada Moderadamente empinada Empinada Muy empinada a más Rango (%) 0–2 2–4 4–8 8 - 15 15 – 25 25 – 50 50 – 100 Símbolo A B C D E F G

Fuente: Estudio de línea de base de suelos (Walsh, 2008)

Clasificación de suelos La Tabla 3.2.48 muestra los subgrupos de suelos identificados, y en la Tabla 3.2.49 y en la Figura 3.2.10 se observan las consociaciones, complejos y asociaciones identificados en el área de estudio. Los métodos empleados para la determinación del fósforo disponible y el potasio disponible fueron el Método de Olsen Modificado, extractor NaHCO3, pH 8,5, y el Método de Peech, extractor Acetato de Sodio, pH 4,8, respectivamente. Consociaciones Consociación Río Grande (RG) Está conformada en un 90% por suelos de la Serie Río Grande, y el 10% restante se encuentra conformado por inclusiones de suelos pertenecientes a la Serie Maraypata. Se distribuye en forma localizada en la zona de vida bosque húmedo Montano Tropical, en áreas cercanas al límite sur del área estudiada. Se ha originado de depósitos fluviales y coluvio aluviales de naturaleza calcárea, se distribuye dentro de un paisaje fluvial reciente delimitado por laderas suaves de montaña, ocupando el fondo de valle aluvial del Río Grande y el pie o parte basal de relieve cóncavo con problemas de drenaje a más de 1 m. El Río Grande da origen al río Mashcón. - Serie Río Grande (Mollic Ustifluvents) La Serie Río Grande se encuentra conformando la Familia de los suelos arcillosos finos mésicos. Son suelos originados a partir de materiales fluviales y coluvio aluviales, sin desarrollo genético, con epipedón ócrico, perfil tipo ACg; con pendientes ligeramente
3-63
Febrero 2010

inclinadas y relieve plano; son superficiales; de textura arcilloso a franco arcilloso; con horizontes inferiores (> 1 m) gleyzados. No presenta pedregosidad superficial. Su drenaje natural es moderado a imperfecto; sin erosión hídrica. Los suelos que integran esta serie presentan un pH neutro a ligeramente alcalino (pH 7,3 – 7,8), son libre de sales, presentan contenido de carbonatos de calcio a mayor profundidad. Tienen alta a muy alta capacidad de intercambio catiónico (> 14 cmol (+)/kg de suelo). Además, tienen contenidos medios de materia orgánica (2,4 – 3,5%), medios a altos de fósforo disponible (9,9 – 16,6 ppm) y de potasio disponible (95 – 319 ppm), determinando que la fertilidad natural de la capa arable sea media a baja. Estos suelos, por las características edáficas y ecológicas de la zona, poseen una aptitud natural para cultivos en limpio con limitaciones de suelo y clima, siendo mejor utilizados para pastos cultivados, como rye grass o trébol, u otros de climas fríos, sea solos o asociados, a los que habrían que aplicar riegos ligeros pero distanciados. Actualmente parte de estos suelos se encuentran con pastos cultivados tipo rye grass y otros con pastoreo extensivo de ganado vacuno. La Serie Río Grande presenta la siguiente fase por pendiente: Ligeramente inclinada (2 - 4%) RG/B

Consociación Jadibamba (JB) Está conformada en un 95% por suelos de la Serie Jadibamba, y el 5% restante son inclusiones de suelos, pertenecientes a la Serie Guayopampa. Se distribuye en forma localizada en la zona de vida bosque seco Premontano Tropical, dentro de un paisaje de terrazas fluviales, al pie de las laderas locales que conforman las márgenes de las confluencias de los ríos Jadibamba y Sendamal, localizadas en áreas cercanas al límite noreste del área de estudio. Se ha originado de depósitos fluviales y coluvio aluviales de naturaleza areniscas y cuarcitas, con intercalaciones de lutitas calcáreas. - Serie Jadibamba (Typic Ustifluvents) La Serie Jadibamba se encuentra conformando la Familia de los suelos franco gruesos, y esquelético arenosos - térmicos. Son suelos originados a partir de materiales aluviales, estratificados, sin desarrollo genético, epipedón óchrico, con perfil tipo AC, de relieve plano, moderadamente profundos, de textura franco arenoso a franco, a franco arcillo arenoso en los estratos superiores y arena gravo pedregosa en el substrato, sin pedregosidad superficial,

3-64
Febrero 2010

presentan ligera erosión hídrica lateral por parte de los ríos Jadibamba y Sendamal, en temporada húmeda. Presentan drenaje natural bueno. Los suelos que integran esta serie presentan un pH neutro (pH 7,4 – 7,7); están libres de sales, sin contenido de carbonatos de calcio, una moderada capacidad de intercambio catiónico (28 19 cmol (+)/kg de suelo). Asimismo, presentan contenidos medios a bajos de materia orgánica (0,5 – 3,0%), contenidos altos de fósforo disponible (57 – 92 ppm) y de potasio disponible (150 – 293 ppm), determinando que la fertilidad natural de la capa arable sea media a alta. Por sus características edáficas y ecológicas circundantes, estos suelos son aptos para cultivos diversos de la zona con aplicación de riego complementario como maíz, frijol, frutales, entre otros, los que, según apreciación de campo, llegan a obtener medianas producciones, en especial cuando están bajo riego. Actualmente, parte de estos suelos se encuentran con cultivos de maíz y con vegetación ribereña. La Serie Jadibamba se presenta en su fase por pendiente: Ligeramente inclinada Moderadamente inclinada (2 - 4%) (4 - 8%) JB/B JB/C

Consociación Quengorío Bajo (QB) Está conformada en un 90% por suelos de la Serie Quengorío Bajo, y el 10% restante está conformado por inclusiones de suelos pertenecientes a la Serie Quengorío Alto. Se distribuye en forma localizada en la zona de vida bosque muy húmedo Montano Tropical, dentro de un paisaje de depósitos, tienen una pendiente ligera a moderadamente inclinada de 2 a 8%, en un ambiente montañoso, cercanas al límite norte del área de estudio. Se han originado de depósitos fluviales y coluvio aluviales de naturaleza volcánica, con intercalaciones de calizas. - Serie Quengorío Bajo (Aquic Ustifluvents) La Serie Quengorío Bajo se encuentra conformando la Familia de los suelos francos mésicos. Son suelos originados a partir de materiales fluviales y coluvio aluviales, en climas muy húmedos; sin desarrollo genético, con perfil tipo ACg y epipedón óchrico; de relieve inclinado; de colores pardo a pardo grisáceo muy oscuro; profundos a moderadamente profundos, limitados por un estrato esquelético con más de 40% de piedras y/o gravas redondeadas; es de textura franco arenoso a franco en todos los estratos. Presenta ligera erosión lateral hídrica por efecto de la quebrada Quengorío. El drenaje natural es moderado a imperfecto.

3-65
Febrero 2010

Los suelos que integran esta serie presentan un pH fuerte a muy fuertemente ácido (pH 5,0 – 5,2); están libres de sales y sin contenido de carbonatos de calcio. Tienen una alta capacidad de intercambio catiónico (48 - 49 cmol (+)/kg de suelo). Los altos contenidos de materia orgánica (6,6 – 9,6%), contenidos medios a bajos de fósforo disponible (6,6 – 9,6 ppm) y de potasio disponible (1,1– 97 ppm), determinan que la fertilidad natural de la capa arable sea media a baja. Por sus características edáficas y ecológicas circundantes, estos suelos son aptos para cultivos diversos como papa, cebada y pastos cultivados de la zona con restricción por el drenaje y clima por riesgo de heladas, siendo la vocación apropiada para pastos con limitaciones de drenaje y clima. Actualmente parte de estos suelos se encuentran con pastos cultivos tipo rye grass y otros con pastoreo extensivo de ganado vacuno y algunos cultivos. La Serie Quengorío Bajo se presenta en su fase por pendiente: Ligeramente inclinada Moderadamente inclinada (2 - 4%) (4 - 8%) QB/B QB/C

Consociación Pencayoc (Py) Está conformada en un 90% por la Serie Pencayoc, como inclusión puede contener en un 5% la Serie La Florida y en un 5% a la unidad Misceláneo Roca. Se distribuye en forma localizada en la zona de vida páramo muy húmedo Montano Tropical, dentro de un paisaje de rocas calizas y margas grises y calizas areniscosas, ferruginosas con algunas lutitas fosileras del cretáceo, de pendiente moderada a fuertemente inclinada de 4 a 15%, en un ambiente montañoso, en la zona norte del área de estudio. Son de origen residual. - Serie Pencayoc (Typic Calciustolls) La Serie Pencayoc se encuentra conformada por la Familia de los suelos franco arenosos críicos. Son suelos originados a partir de materiales residuales, con desarrollo genético, con perfil tipo ABC, epipedón móllico y subhorizonte cámbico como horizonte de diagnóstico, de relieve ondulado, moderadamente profundos a profundos, de textura franco arenoso a franco, sin pedregosidad superficial, presentan ligera erosión hídrica superficial. Tienen drenaje natural bueno a moderado. Los suelos que integran esta serie presentan un pH ligeramente alcalino (pH 7,5 – 7,6); se encuentran libres de sales; con alto contenido de carbonatos de calcio; alta capacidad de intercambio catiónico (33 - 59 cmol (+)/kg de suelo). Además, presentan un contenido alto de materia orgánica (9,0 – 14,0%), contenido bajo de fósforo disponible (1,2 – 4,1 ppm) y de
3-66
Febrero 2010

potasio disponible (45 – 75 ppm), determinando que la fertilidad natural de la capa arable sea media a baja. Por sus características edáficas y ecológicas circundantes, estos suelos son aptos para pastos con limitaciones por suelos y clima. Actualmente, parte de estos suelos presentan cultivos criofílicos como papa nativa, oca y olluco. La Serie Pencayoc se presenta en su fase por pendiente: Moderadamente inclinada Fuertemente inclinada (4 - 8%) (8 - 15%) Py/C Py/D

Consociación La Florida (LF) Está conformada dominantemente por la Serie La Florida (90%), y como inclusión puede contener en un 5% la Serie Minas Conga y en un 5% a la unidad Misceláneo Roca. Se distribuye en forma localizada en la zona de vida bosque muy húmedo Montano Tropical, dentro de un paisaje de rocas tobas andesíticas y riolíticas, gris blanquecinas, en bancos masivos, que conforman farallones a lo largo de los flancos de los cursos fluviales; presenta intercalaciones de brechas piroclásticas andesíticas, así como lavas del terciario eoceno, moderadamente inclinada de 4 a 8%, en un ambiente montañoso, en la zona central y oeste del área de estudio. Son de origen residual. - Serie La Florida (Lithic Haplustands) La Serie La Florida se encuentra conformando la Familia de los suelos franco arenosos mésicos. Son suelos originados a partir de materiales residuales volcánicos, sin desarrollo genético, con perfil tipo ACR, con epipedón óchrico como horizonte de diagnóstico de relieve ondulado, superficial a moderadamente profundo, de textura franco arenoso, sin pedregosidad superficial. Presentan ligera erosión hídrica superficial, y drenaje natural bueno a moderado. Los suelos que integran esta serie presentan un pH extremadamente ácido (pH 3,6 – 4,2); están libres de sales y sin contenido de carbonatos de calcio, también tienen una baja capacidad de intercambio catiónico (7 - 29 cmol (+)/kg de suelo). Tienen un contenido medio de materia orgánica (0,9 – 10,8%), bajo contenido de fósforo disponible (2,0 – 5,8 ppm) y de potasio disponible (30 – 100 ppm), determinando que la fertilidad natural de la capa arable sea baja. Por sus características edáficas y ecológicas circundantes, estos suelos son aptos para protección con limitaciones por suelos y clima, en lugares con suelos moderadamente
3-67
Febrero 2010

profundos. Su vocación podría ser forestal con especies de Pino. Actualmente, parte de estos suelos presentan pastos naturales y afloramientos rocosos. La Serie La Florida se presenta en su fase por pendiente: Fuertemente inclinada (8 - 15%) LF/D

Consociación China Linda (ChL) Está conformada en un 90% por suelos de la Serie China Linda, y 10% por inclusiones de suelos pertenecientes a la Serie San Nicolás. Se distribuye en forma localizada en la zona de vida bosque muy húmedo Montano Tropical, dentro de un paisaje de colinas y montañas que presentan una secuencia de calizas y margas gris claras con niveles de calizas nodulares, con abundantes fósiles, pendiente ligera a moderadamente inclinada de 2 a 8%, en un ambiente montañoso, cercanas al límite norte del área de estudio. Se han originado de depósitos fluviales y coluvio aluviales de naturaleza calcárea con influencia de material volcánico acarreado de las laderas contiguas. - Serie China Linda (Typic Ustifluvents) La Serie China Linda se encuentra conformando la Familia de los suelos arena franca a franco arenosos finos - mésicos. Son suelos originados a partir de materiales fluviales y coluvio aluviales, en climas muy húmedos; sin desarrollo genético, con perfil tipo AC y epipedón óchrico; de relieve moderadamente inclinado; de colores pardo a pardo grisáceo muy oscuro; moderadamente profundos, limitados por un estrato muy húmedo; de textura arena franca a franco arenoso. Presentan ligera erosión lateral hídrica por efecto de la quebrada Quengorío. El drenaje natural es moderado a imperfecto. Los suelos que integran esta serie presentan un pH fuerte a moderadamente ácido (pH 5,2 – 5,6), se encuentran libres de sales, sin contenido de carbonatos de calcio, y tienen una alta capacidad de intercambio catiónico (24 - 43 cmol (+)/kg de suelo). El alto contenido de materia orgánica (4,3 – 8,2%), medio a bajo de fósforo disponible (2 – 8 ppm) y de potasio disponible (1,1 ppm), determinan que la fertilidad natural de la capa arable sea baja. Por sus características edáficas y ecológicas circundantes, estos suelos son aptos para pastos cultivados de la zona con restricción por el drenaje y clima por riesgo de heladas, también pueden ser utilizados para forestación con Pino. Actualmente parte de estos suelos se encuentran con pastos tipo rye grass y otros con pastoreo extensivo de ganado vacuno. La Serie China Linda se presenta en su fase por pendiente:
3-68
Febrero 2010

-

Moderadamente inclinada

(4 - 8%)

ChL/C

Consociación Maraypata (My) Conformada en un 90% por la Serie Maraypata, y como inclusión puede contener en un 5% a la Serie Yerba Buena y en un 5% a la unidad Misceláneo Roca. Se distribuye en forma localizada en la zona de vida bosque muy húmedo Montano Tropical, dentro de un paisaje de rocas calizas, margas grises y calizas areniscosas, ferruginosas con algunas lutitas fosilíferas del cretáceo, moderada a fuertemente inclinada de 4 a 15%, en un ambiente montañoso, en la zona suroeste del área de estudio. Son de origen residual y coluvio aluvial. - Serie Maraypata (Typic Haplustolls) La Serie Maraypata se encuentra conformando la Familia de los suelos franco arcilloso mésicos. Son suelos originados a partir de materiales residuales, con desarrollo genético, perfil tipo ABC, con epipedón móllico y subhorizonte cámbico como horizontes de diagnóstico de relieve ondulado, moderadamente profundos a profundos, de textura franco a franco arcilloso, sin pedregosidad superficial. Presentan ligera erosión hídrica superficial y drenaje natural moderado. Los suelos que integran esta serie presentan un pH moderadamente ácido (pH 5,6 – 5,7). Se encuentran libres de sales, sin contenido de carbonatos de calcio, con alta capacidad de intercambio catiónico (49 - 60 cmol (+)/kg de suelo). El contenido medio a alto de materia orgánica (7,0 – 12,4%), alto contenido de fósforo disponible (37,5 – 39,2 ppm) y de potasio disponible (190 – 250 ppm), determinan que la fertilidad natural de la capa arable sea media a alta. Por sus características edáficas y ecológicas circundantes, estos suelos son aptos para pastos con limitaciones por suelos y erosión. Actualmente, parte de estos suelos se encuentran cultivados con papa, cebada, haba y olluco. La Serie Maraypata se presenta en su fase por pendiente: Moderadamente inclinada Fuertemente inclinada (4 - 8%) (8 - 15%) My/C My/D

Consociación Yerba Buena (YB) Está conformada en un 90% por el la Serie Yerba Buena, y como inclusión puede contener en un 5% a la Serie Maraypata y en 5% a la unidad Misceláneo Roca. Se distribuye en forma
3-69
Febrero 2010

localizada en la zona de vida bosque muy húmedo Montano Tropical, dentro de un paisaje de rocas tobas andesíticas y riolíticas, gris blanquecinas, en bancos masivos, que conforman farallones a lo largo de los flancos de los cursos fluviales. Presenta intercalaciones de brechas piroclásticas andesíticas, así como lavas del terciario eoceno, moderada a fuertemente inclinada de 4 a 15%, en un ambiente montañoso, en la zona suroeste del área de estudio. Son de origen residual y coluvio aluvial. - Serie Yerba Buena (Humic Haplustands) La Serie Yerba Buena se encuentra conformando la Familia de los suelos franco arenoso mésicos. Son suelos originados a partir de materiales residuales, con desarrollo genético, con perfil tipo ABC, epipedón úmbrico y subhorizonte cámbico como horizontes de diagnóstico de relieve ondulado, moderadamente profundos a profundos, de textura franco arenoso a franco, sin pedregosidad superficial. Presentan ligera erosión hídrica superficial, y drenaje natural moderado a bueno. Los suelos que integran esta serie presentan un pH muy fuertemente ácido (pH 4,3 – 5,0). Están libres de sales, sin contenido de carbonatos de calcio, tienen una alta capacidad de intercambio catiónico (29 - 50 cmol (+)/kg de suelo). Además, presentan una fertilidad natural de la capa arable media a baja, la cual está determinada por el contenido medio a alto de materia orgánica (3,0 – 13,6%), alto contenido de fósforo disponible (9,7 – 26,9 ppm) y de potasio disponible (189 – 396 ppm). Por sus características edáficas y ecológicas circundantes, estos suelos son aptos para pastos con limitaciones por suelos y erosión. Actualmente, parte de estos suelos se encuentran con cultivos como papa, cebada y olluco. La Serie Yerba Buena se presenta en su fase por pendiente: Moderadamente inclinada Fuertemente inclinada (4 - 8%) (8 - 15%) YB/C YB/D

Consociación Suytorume (Sy) Está conformada en un 90% por la Serie Suytorume, y como inclusión puede contener un 10% de la unidad Misceláneo Roca. Se distribuye en forma localizada en la zona de vida páramo muy húmedo Montano Tropical, dentro de un paisaje de rocas tobas andesíticas y riolíticas, gris blanquecinas, en bancos masivos, que conforman farallones a lo largo de los flancos de los cursos fluviales; presenta intercalaciones de brechas piroclásticas andesíticas,

3-70
Febrero 2010

así como lavas del terciario eoceno. Es moderadamente inclinada de 4 a 8%, en un ambiente montañoso, en la zona suroeste del área de estudio. Son de origen residual. - Serie Suytorume (Lithic Haplocryands) La Serie Suytorume se encuentra conformando la Familia de los suelos arena franca - críicos. Son suelos originados a partir de materiales residuales, con incipiente desarrollo genético, perfil tipo ABwC, epipedón úmbrico y subhorizonte cámbico como horizontes de diagnóstico de relieve ondulado, superficiales a moderadamente profundos, de textura arena franca a franco arenoso, con pedregosidad superficial en 70%. Presentan ligera erosión hídrica superficial, y drenaje natural moderado a bueno. Los suelos que integran esta serie presentan un pH muy fuertemente ácido (pH 4,0 – 5,2). Se encuentran libres de sales, sin contenido de carbonatos de calcio, tienen alta capacidad de intercambio catiónico (16 - 54 cmol (+)/kg de suelo). Debido a los contenidos altos de materia orgánica (8,0 – 16,4%), contenidos medios a bajos de fósforo disponible (2,0 – 8,7 ppm) y de potasio disponible (55 – 166 ppm), la fertilidad natural de la capa arable es media a baja. Por las características edáficas y ecológicas circundantes, estos suelos son aptos para pastos con limitaciones por suelos y clima. Actualmente, parte de estos suelos se encuentran con cultivos criofílicos, como papa nativa, cebada y olluco. La Serie Suytorume se presenta en su fase por pendiente: Moderadamente inclinada (4 - 8%) Sy/C

Consociación Rejo Pampa (RP) Está conformada en un 90% por el la Serie Rejo Pampa, y como inclusión puede contener en un 5% la Serie Sorochuco y en un 5% a la unidad Misceláneo Roca. Se distribuye en forma localizada en la zona de vida bosque muy húmedo Montano Tropical, dentro de un paisaje de rocas tobas andesíticas y riolíticas, gris blanquecinas, en bancos masivos, que conforman farallones a lo largo de los flancos de los cursos fluviales; presenta intercalaciones de brechas piroclásticas andesíticas, así como lavas del terciario eoceno. Es moderada a fuertemente inclinada de 4 a 15%, en un ambiente montañoso, en la zona este del área de estudio. Es de origen residual y coluvio aluvial. - Serie Rejo Pampa (Typic Haplustolls) La Serie Rejo Pampa conforma la Familia de los suelos franco arcillosos - mésicos. Son suelos originados a partir de materiales residuales y coluvio aluviales, con cierto desarrollo
3-71
Febrero 2010

genético, con perfil tipo ABC, epipedón móllico y subhorizonte cámbico como horizontes de diagnóstico de relieve ondulado. Son suelos moderadamente profundos a profundos, de textura franco arcilloso a arcilloso, sin pedregosidad superficial, cercana a las laderas de colinas en materiales coluvio aluviales se presenta pedregosidad superficial en 70%. Presentan ligera erosión hídrica superficial, y el drenaje natural es moderadamente lento. Los suelos que integran esta serie presentan un pH ligeramente ácido a neutro (pH 6,1 – 6,8). Se encuentran libres de sales, sin contenido de carbonatos de calcio, con una alta capacidad de intercambio catiónico (33,60 – 32,96 cmol (+)/kg de suelo). El contenido medio a bajo de materia orgánica (1,4 – 5,1%), contenido medio a bajo de fósforo disponible (4,1 – 7,0 ppm) y medio de potasio disponible (127 – 171 ppm), determinan que la fertilidad natural de la capa arable sea media a baja. Por sus características edáficas y ecológicas circundantes, estos suelos son aptos para cultivos en limpio con limitaciones por suelos y erosión. Actualmente, parte de estos suelos se encuentran con cultivos de maíz, frijol, trigo, papa, oca y olluco. La Serie Rejo Pampa se presenta en su fase por pendiente: Moderadamente inclinada Fuertemente inclinada (4 - 8%) (8 - 15%) RP/C RP/D

Consociación Sorochuco (So) Está conformada en un 90% por el la Serie Sorochuco, y puede contener un 5% de la Serie Rejo Pampa y un 5% de la unidad Misceláneo Roca. Se distribuye en forma localizada en la zona de vida bosque muy húmedo Montano Tropical, dentro de un paisaje de rocas tobas andesíticas y riolíticas, gris blanquecinas, en bancos masivos, es moderadamente inclinada a moderadamente empinada (4 a 25%), en un ambiente colinoso, en la zona este del área de estudio. Es de origen residual y coluvio aluvial. - Serie Sorochuco (Typic Haplustolls) La Serie Sorochuco se encuentra conformando la Familia de los suelos franco arcillo arenoso - mésicos. Son suelos originados a partir de materiales residuales y coluvio aluviales, con incipiente desarrollo genético, perfil tipo ABC, epipedón móllico y subhorizonte cámbico como horizontes de diagnóstico de relieve ondulado, moderadamente profundos a profundos, de textura franco arenoso a franco arcilloso arenoso, sin pedregosidad superficial. Cercana a las laderas de colinas en materiales coluvio aluviales se presenta pedregosidad superficial en 20%. Presentan ligera erosión hídrica superficial. El drenaje natural es moderado a bueno.
3-72
Febrero 2010

Los suelos que integran esta serie presentan un pH fuertemente a moderadamente ácido (pH 5,2 – 5,9). Están libres de sales, sin contenido de carbonatos de calcio, una alta capacidad de intercambio catiónico (22,88 – 32,96 cmol (+)/kg de suelo). La fertilidad natural de la capa arable es media a baja debido al contenido medio a alto de materia orgánica (3,0 – 7,6%), contenido alto de fósforo disponible (16,7 – 18,7 ppm) y contenido bajo a medio de potasio disponible (57 – 100 ppm). Por sus características edáficas y ecológicas circundantes, estos suelos son aptos para cultivos en limpio con calidad agrológica baja y limitaciones por suelos y erosión. El uso actual de estos suelos es agrícola con cultivos como maíz, trigo, papa y pastos cultivados. La Serie Sorochuco se presenta en su fase por pendiente: Moderadamente inclinada Fuertemente inclinada Moderadamente empinada (4 - 8%) (8 - 15%) (15 – 25%) So/C So/D So/E

Consociación Coñicorgue (Cñ) Está conformada en un 90% por la Serie Coñicorgue, como inclusión puede contener un 5% de la Serie Sorochuco y un 5% de la unidad Misceláneo Roca. Se distribuye en forma localizada en la zona de vida bosque muy húmedo Montano Tropical, dentro de un paisaje de materiales residuales y coluvio aluviales de secuencia de lutitas, lodolitas y areniscas finas de color blanco – amarillento. Esta consociación es ligeramente inclinada (2 – 4%) y fuertemente inclinada (8 - 15%), en un ambiente colinoso, en la zona noreste del área de estudio. Es de origen residual y coluvio aluvial. - Serie Coñicorgue (Typic Dystrustepts) La Serie Coñicorgue se encuentra conformando la Familia de los suelos franco arenoso mésicos. Son suelos originados a partir de materiales residuales y coluvio aluviales, con incipiente desarrollo genético, con perfil tipo ABC, epipedón óchrico y subhorizonte cámbico como horizontes de diagnóstico; de relieve ondulado, moderadamente profundos a profundos, de textura franco arenoso, sin pedregosidad superficial, cercana a las laderas de colinas en materiales coluvio aluviales se presenta pedregosidad superficial en 20%. Presentan ligera erosión hídrica superficial. El drenaje natural es moderado a bueno. Los suelos que integran esta serie presentan un pH extremadamente ácido a fuertemente ácido (pH 4,2 – 4,8). Están libres de sales, sin contenido de carbonatos de calcio, alta capacidad de intercambio catiónico (21,44 – 24,00 cmol (+)/kg de suelo). Debido al contenido medio a alto
3-73
Febrero 2010

de materia orgánica (2,8 – 4,5%), alto contenido de fósforo disponible (41,7 ppm) y bajo a medio de potasio disponible (90 – 157 ppm), la fertilidad natural de la capa arable de esta serie es media a baja. Por sus características edáficas y ecológicas circundantes, estos suelos son aptos para pastoreo con calidad agrológica baja y limitaciones por suelos y erosión. El uso actual de estos suelos es de pastos cultivados y cultivos criofílicos. La Serie Coñicorgue se presenta en su fase por pendiente: Ligeramente inclinada Moderadamente inclinada (2 - 4%) (4 - 8%) Cñ/B Cñ/D

Consociación Guayopampa (GP) Está conformada en un 90% por la Serie Guayopampa, como inclusión puede contener en un 5% a la Serie Sorochuco y en un 5% a la unidad Misceláneo Roca. Se distribuye en forma localizada en la zona de vida bosque seco Montano Tropical, dentro de un paisaje de materiales residuales y coluvio aluviales de bancos masivos de cuarcitas porfidoblásticas, de grano medio a fino, con micro conglomerados lenticulares, bastante compactos y areniscas finas de color blanco – amarillento a matices rojizos. Moderada a fuertemente inclinada de 4 a 15%, en un ambiente colinoso, en la zona noreste del área de estudio. Es de origen residual y coluvio aluvial. - Serie Guayopampa (Typic Ustorthents) La Serie Guayopampa se encuentra conformando la Familia de los suelos franco arenoso mésicos. Son suelos originados a partir de materiales residuales y coluvio aluviales, sin desarrollo genético, con perfil tipo AC, y epipedón óchrico. Son de relieve ondulado, moderadamente profundos, de textura franco a franco arenoso, con pedregosidad superficial en 15%. Presentan ligera erosión hídrica superficial. El drenaje natural es moderado a bueno. Los suelos que integran esta serie presentan un pH neutro (pH 7,2 – 7,3). Se encuentran libres de sales, sin contenido de carbonatos de calcio, una alta capacidad de intercambio catiónico (17,28 – 23,04 cmol (+)/kg de suelo). Sobre la fertilidad natural de la capa arable de esta serie, es media a baja debido al bajo contenido de materia orgánica (1,3 – 2,9%), bajo contenido de fósforo disponible (3,9 ppm) y bajo a medio de potasio disponible (73 – 240 ppm).

3-74
Febrero 2010

Por sus características edáficas y ecológicas circundantes, estos suelos son aptos para cultivos en limpio con calidad agrológica baja y limitaciones por suelos y erosión. El uso actual de estos suelos es agrícola y de pastos cultivados. Esta serie se presenta en su fase por pendiente: Moderadamente inclinada Fuertemente inclinada (4 - 8%) (8 - 15%) GP/C GP/D

Consociación Jerez (Jz) Está conformada en un 90% por la Serie Jerez, como inclusión puede contener un 5% de la Serie Shanipata y un 5% de la unidad Misceláneo Roca. Se distribuye en forma localizada en la zona de vida bosque muy húmedo Montano Tropical, dentro de un paisaje de materiales residuales y coluvio aluviales de secuencia de calizas y margas gris claras con niveles de calizas nodulares con abundantes fósiles. Es moderada a fuertemente inclinada de 4 a 15%, en un ambiente colinoso, en la zona noreste del área de estudio. - Serie Jerez (Typic Ustorthents) La Serie Jerez se encuentra conformando la Familia de los suelos franco arcillosos - mésicos. Son suelos originados a partir de materiales residuales y coluvio aluviales, sin desarrollo genético, con perfil tipo AC, epipedón óchrico. Presentan relieve ondulado, son moderadamente profundos a profundos, de textura franco a franco arcilloso, sin pedregosidad superficial. Presentan ligera erosión hídrica superficial, y el drenaje natural es moderado a bueno. Los suelos que integran esta serie presentan un pH fuerte a moderadamente ácido (pH 5,4 – 5,8). Están libres de sales, sin contenido de carbonatos de calcio, tienen una alta capacidad de intercambio catiónico (20,32 – 21,76 cmol (+)/kg de suelo). Debido al contenido medio a bajo de materia orgánica (2,9 – 3,8%), alto a medio de fósforo disponible (12,1 – 22,4 ppm) y alto de potasio disponible (382 – 402 ppm), presenta una fertilidad natural media a baja de la capa arable. Por las características edáficas y ecológicas circundantes, estos suelos son aptos para cultivos en limpio y pastoreo con calidad agrológica baja y limitaciones por suelos y erosión. El uso actual de estos suelos es agrícola y pastos cultivados.

3-75
Febrero 2010

La Serie Jerez presenta en su fase por pendiente: Moderadamente inclinada Fuertemente inclinada (4 - 8%) (8 - 15%) Jz/C Jz/D

Consociación Bofedal (Bo) Está conformada dominantemente en un 95% por el suelo orgánico Bofedal, y como inclusión puede contener un 5% de la Serie San Nicolás. Estos suelos se han formado a partir de materiales vegetales (raíces, hojas), acumulados debido a la ligera mineralización que ocurre como consecuencia de las bajas temperaturas y por el ambiente saturado de agua en que se encuentran, al estar localizados en depresiones. En algunos lugares el Bofedal se mantiene muy activo con una vegetación potente; en otros lugares éste decrece en densidad y profundidad, con raíces descompuestas, y la fluctuación de la napa freática genera la degradación del Bofedal. Se distribuye en forma localizada en la zona de vida páramo muy húmedo Montano Tropical y tundra pluvial Alpina Tropical, dentro de un paisaje fluvioglaciar de variada litología. La pendiente es ligera a moderadamente inclinada de 2 a 8%. - Serie Bofedal (Typic Cryohemists) La Serie Bofedal se encuentra conformando la Familia de los suelos orgánicos – críicos. Son suelos orgánicos originados a partir de materiales vegetales acumulados en superficies cóncavas, saturadas de agua permanentemente. Son superficiales a moderadamente profundos, limitados por una napa freática superficial. No tienen desarrollo genético, son de perfil tipo Oe/Oi, con epipedón hístico como horizonte de diagnóstico; textura media a moderadamente gruesa, de color pardo oscuro a pardo oliváceo claro. El drenaje natural es pobre a muy pobre. Los suelos que integran esta serie presentan un pH muy fuertemente ácido (pH 4,5 – 4,6). Están libres de sales, sin contenido de carbonatos de calcio, con una alta capacidad de intercambio catiónico (24,80 – 44,80 cmol (+)/kg de suelo). Debido al contenido alto a bajo de materia orgánica (1,7 – 8,0%), bajo contenido de fósforo disponible (3,0 – 3,9 ppm) y alto a medio de potasio disponible (68 – 120 ppm), la fertilidad natural de la capa arable es media a baja Por las características edáficas y ecológicas circundantes, estos suelos son aptos para pastos con limitaciones por suelos, drenaje y clima.
3-76
Febrero 2010

La Serie Bofedal se presenta en su fase por pendiente: Ligeramente inclinada Moderadamente inclinada (2 - 4%) (4 - 8%) Bo/B Bo/C

Consociación Misceláneo Roca Está conformada dominantemente por la unidad no edáfica Misceláneo Roca, y en algunos sectores puede contener inclusiones de suelos. Se distribuye en forma considerable en las partes altas del área estudiada. A continuación se describen las características del componente no edáfico de esta Consociación. - Misceláneo Roca (R) Constituida por materiales rocosos o afloramientos líticos de rocas volcánicas de composición dacítica riolítica con cierta diferencia de color, textura y mineralogía. Lo conforman también áreas con abundante pedregosidad superficial y por suelos esqueléticos muy superficiales, que no tienen ninguna aptitud de uso para fines agrícolas, pecuarios o forestales, y están relegadas para otros usos, como áreas de recreación, por lo que, entre otros, constituyen las Tierras de Protección (X). Esta unidad no edáfica también ha sido cartografiada en forma asociada con las unidades de suelos. El suelo misceláneo roca se presenta en su fase por pendiente: Moderadamente empinada Empinada Muy empinada a más (15 - 25%) (25 - 50%) (50 - 100%) R/E R/F R/G

Complejos Complejo Laguna – Bofedal (Lg - Bo) Conformado por suelos de las unidades edáficas Laguna y Bofedal, en una proporción de 70 y 30%, respectivamente; originados a partir de materiales fluvioglaciares volcánicos. Se distribuye en forma localizada en la zona de vida páramo muy húmedo Montano Tropical (pmh-MT) y tundra pluvial Alpino Tropical (tp-AT). Comprenden depósitos fluvioglaciales localizados en zonas depresionadas y antiguas lagunas con fuerte colmatación de materiales orgánicos, con pendiente ligeramente inclinada de 2 4%.
3-77
Febrero 2010

Conforma la fase por pendiente: Ligeramente inclinada (2 - 4%) Lg – Bo/B

Las características edáficas del componente bofedal de este Complejo han sido descritas anteriormente. Las características del componente Laguna se describen a continuación: - Serie Laguna (Typic Sulfisaprists) La Serie Laguna se encuentra conformando la Familia de los suelos orgánicos - críicos. Son suelos originados a partir de materiales fluvioglaciales localizados en zonas depresionadas y antiguas lagunas con fuerte colmatación de materiales orgánicos. El material circundante de materiales intrusivos, con cierta presencia de pirita cinegética y sulfuros, genera una marcada tendencia a la concentración de hierro (sulfuros de hierro) donde la carencia de aireación por la poca circulación de agua en profundidad y la presencia de sulfuros produce una descomposición anaeróbica de los materiales, generando un olor fétido cuando son expuestos al exterior. La napa freática se encuentra a 10 cm de la superficie, o a nivel superficial en algunos casos. Se encuentran ubicados tanto en el páramo como en la tundra. Los suelos son profundos (hasta 1,20 m de muestreo), presentan acumulación de materiales orgánicos en proceso de descomposición anaeróbica, dejando ver sólo fibras de raíces y órganos de plantas muy resistentes a la descomposición en una matriz orgánica muy descompuesta, de olor fétido cuando se exponen a la superficie, y de consistencia pastosa. Los materiales presentan coloraciones negro rojizo a rojo débil, con concentraciones altas de materia orgánica (51,3% a 42,6%). La superficie permanece con una vegetación compuesta por especies del género Werneria y gramíneas. Respecto a las características químicas, presenta una reacción extremadamente ácida (pH 3,6 – 4,0), sin presencia de sales ni carbonatos, con una alta capacidad de intercambio catiónico (59 - 88 cmol (+)/kg de suelo). Tiene contenidos altos de materia orgánica (42,6% a 51,3%), bajos de fósforo disponible (5,8 – 7,8 ppm) y medios a altos de potasio disponible (40 – 285 ppm). La fertilidad natural es media a baja. Complejo Bofedal – San Nicolás (Bo - SN) Conformado por suelos de las unidades edáficas Bofedal y San Nicolás, en una proporción de 70 y 30%, respectivamente. Se originan a partir de materiales fluvioglaciares volcánicos. Se distribuye en forma localizada en la zona de vida páramo muy húmedo Montano Tropical (pmh-MT) y tundra pluvial Alpino Tropical (tp-AT).
3-78
Febrero 2010

Comprenden un paisaje coluvio aluvial proveniente de materiales de tobas andesíticas y riolíticas, gris blanquecinas, así como lavas del terciario eoceno, con pendiente ligera a moderadamente inclinada de 2 - 8%. Conforma la fase por pendiente: Ligeramente inclinada Moderadamente inclinada (2 - 4%) (4 – 8%) Bo – SN/B Bo – SN/C

Las características edáficas del componente bofedal de este Complejo fueron descritas anteriormente. Las características del componente San Nicolás se describen a continuación: - Serie San Nicolás (Fluvaquentic Epiaquolls) La Serie San Nicolás se encuentra conformando la Familia de los suelos franco arenosos críicos. Son suelos originados a partir de materiales coluvio aluviales localizados en la base de laderas de montaña. Los suelos son moderadamente profundos a superficiales, limitados por la napa freática fluctuante entre la superficie y 1 m de profundidad, sin desarrollo genético, el perfil es de tipo AC, con epipedón mólico de color negro; son de textura media a moderadamente gruesa. El drenaje natural es imperfecto a pobre. Sus características químicas están expresadas por una reacción moderadamente ácida (pH 5,05 – 6,07), están libres de sales y carbonatos, con alta capacidad de intercambio catiónico (22 - 54 cmol (+)/kg de suelo). Estas condiciones, sumadas a los contenidos altos a medios de materia orgánica (3,7 – 17,6%), fósforo (22,4 – 30,6 ppm) y potasio disponibles (62 – 130 ppm), determinan una fertilidad natural baja a media. Complejo La Florida – Quengorío Alto (LF - QA) Se encuentra conformado por suelos de las unidades edáficas La Florida y Quengorío Alto, en una proporción de 70 y 30%, respectivamente. Se originan a partir de materiales coluviales y coluvio aluviales derivados de fragmentos de andesitas lávicas o meta andesitas, gris verdosas con chispa de pirita, con presencia de tobas de composición andesítica, materiales que han sido transportados y mezclados por acción de la gravedad en combinación con otros procesos geomorfológicos; en menor proporción se originan de materiales residuales. Se distribuye en forma localizada en la zona de vida bosque muy húmedo Montano Tropical (bmh – MT), con pendiente moderada a fuertemente inclinada de 4 - 15%.

3-79
Febrero 2010

Conforma la fase por pendiente: Moderadamente inclinada Fuertemente inclinada (4 - 8%) (8 – 15%) LF – QA/C LF – QA/D

Las características edáficas del componente La Florida de este Complejo han sido descritas anteriormente. Las características del componente Quengorío Alto, se describen a continuación: - Serie Quengorío Alto (Aquic Haplustands) La Serie Quengorío Alto se encuentra conformando la Familia de los suelos arenosos mésicos. Son suelos originados a partir de materiales coluvio aluviales localizados en la base de laderas de montaña. Agrupa a suelos moderadamente profundos, de perfil tipo ABC, con epipedón óchrico, horizonte subsuperficial cámbico de incipiente desarrollo, con una capa de material orgánico sobre la superficie del suelo de aproximadamente 50 cm con fibra de especies del género Sphagnum, provenientes de especies arbóreas, herbáceas o arbustivas, o una combinación de ellas; son de textura media, presentan fragmentos rocosos, gravas y gravillas dentro del perfil en 30%. Presenta tonalidades de color variable, dominando el pardo amarillento oscuro y el pardo rojizo. El drenaje natural varía, y es imperfecto a pobre. Sobre las características químicas, estos suelos tienen una reacción muy fuerte a fuertemente ácida (pH 4,85 – 5,34), están libres de sales y carbonatos, y presentan una alta capacidad de intercambio catiónico (56 - 62 cmol (+)/kg de suelo). Estas condiciones, sumadas al contenido alto de materia orgánica (9,0 – 18,4%), bajo de fósforo (3,9 – 5,8 ppm) y alto de potasio disponible (322 – 210 ppm), determinan una fertilidad natural media a baja. Complejo Quengorío Alto - La Florida (QA - LF) Conformada por suelos de las unidades edáficas Quengorío Alto y La Florida, en una proporción de 70 y 30%, respectivamente; originados a partir de materiales coluviales y coluvio aluviales derivados a partir de fragmentos de andesitas lávicas o meta andesitas, gris verdosas con chispa de pirita, con presencia de tobas de composición andesítica, los cuales han sido transportados y mezclados por acción de la gravedad en combinación con otros procesos geomorfológicos; en menor proporción se originan de materiales residuales. Se distribuye en forma localizada en la zona de vida bosque muy húmedo Montano Tropical (bmh – MT), con pendiente moderada a fuertemente inclinada de 4 - 15%.

3-80
Febrero 2010

Conforma la fase por pendiente: Moderadamente inclinada Fuertemente inclinada (4 - 8%) (8 - 15%) QA - LF/C QA - LF/D

Las características edáficas de los componentes del Complejo Quengorío Alto - La Florida han sido descritas anteriormente. Complejo Sorochuco – Rejo Pampa (So - RP) Conformada por suelos de las unidades edáficas Sorochuco y Rejo Pampa, en una proporción de 70 y 30%, respectivamente; originados a partir de materiales coluviales y coluvio aluviales derivados de fragmentos de rocas tobas andesíticas y riolíticas, gris blanquecinas, en bancos masivos. Se distribuye en forma localizada en la zona de vida bosque muy húmedo Montano Tropical (bmh – MT), con pendiente moderadamente inclinada a moderadamente empinada de 4 - 25%. Conforma la fase por pendiente: Moderadamente inclinada Fuertemente inclinada Moderadamente empinada (4 - 8%) (8 - 15%) (15 - 25%) So - RP/C So - RP/D So - RP/E

Las características edáficas de los componentes de este Complejo fueron descritas anteriormente. Complejo Coñicorgue - Sorochuco (Cñ - So) Conformada por suelos de las unidades edáficas Coñicorgue y Sorochuco, en una proporción de 70 y 30%, respectivamente. Son suelos originados a partir de materiales coluviales y coluvio aluviales, derivados de fragmentos de rocas tobas andesíticas y riolíticas, gris blanquecinas, en bancos masivos; en menor proporción se originan de materiales residuales. Se distribuye en forma localizada en la zona de vida bosque muy húmedo Montano Tropical (bmh – MT), con pendiente moderadamente inclinada a moderadamente empinada de 4 25%. Conforma la fase por pendiente: Moderadamente inclinada Fuertemente inclinada (4 - 8%) (8 - 15%)
3-81
Febrero 2010

Cñ - So/C Cñ - So/D

-

Moderadamente empinada

(15 - 25%)

Cñ - So/E

Las características edáficas de los componentes de este Complejo han sido descritas anteriormente. Complejo Guayopampa - Taya Pampa (GP - TP) Conformado por suelos de las unidades edáficas Guayopampa y Taya Pampa, en una proporción de 70 y 30%, respectivamente. Son suelos originados a partir de materiales coluvio aluviales y residuales de bancos masivos de cuarcitas porfidoblásticas, de grano medio a fino, con micro conglomerados lenticulares, bastante compactos. Se distribuyen en laderas de colinas y montañas con pendientes entre 8 – 25%. Conforma la fase por pendiente: Fuertemente inclinada Moderadamente empinada (8 - 15%) (15 - 25%) GP – TP/D GP – TP/E

Las características edáficas del componente Guayopampa de este Complejo fueron descritas anteriormente. Las características del componente Taya Pampa, se describen a continuación: - Serie Taya Pampa (Typic Ustorthents) La Serie Taya Pampa se encuentra conformando la Familia de los suelos franco arenoso mésicos. Son suelos originados a partir de materiales residuales y coluvio aluviales, sin desarrollo genético, con perfil tipo AC y epipedón óchrico. Presentan relieve ondulado, moderadamente profundo, de textura franco a franco arenoso, con pedregosidad superficial, en 15%. Presenta ligera erosión hídrica superficial, y el drenaje natural es moderado a bueno. Los suelos que integran esta serie presentan un pH ligeramente alcalino (pH 7,5 – 7,6); son bajos de sales; con cierto contenido de carbonatos de calcio (< 4,2%); alta capacidad de intercambio catiónico (24,00 – 28,32 cmol (+)/kg de suelo). Tienen una fertilidad natural de la capa arable media a baja, debido al contenido medio de materia orgánica (3,1 – 3,2%), alto contenido de fósforo disponible (25,5 ppm) y bajo a medio de potasio disponible (511 – 593 ppm). Por sus características edáficas y ecológicas circundantes, estos suelos son aptos para cultivos permanentes con calidad agrológica baja y limitaciones por suelos y erosión, requieren de riego. El uso actual de estos suelos es agrícola y pastos cultivados.

3-82
Febrero 2010

Complejo Shanipata - Jerez (Sp - Jz) Conformado por suelos de las unidades edáficas Shanipata y Jerez, en una proporción de 70 y 30%, respectivamente; originados a partir de materiales coluvio aluviales y residuales de lutitas, lodolitas y areniscas finas de color blanco – amarillento. Se distribuyen en laderas de colinas y montañas, con pendientes entre 8 – 15%. Conforma la fase por pendiente: Fuertemente inclinada (8 - 15%) Sp – Jz/D

Las características edáficas del componente Jerez de este Complejo fueron descritas anteriormente. Las características del componente Shanipata se describen a continuación: - Serie Shanipata (Typic Ustorthents) La Serie Shanipata se encuentra conformando la Familia de los suelos franco arenoso mésicos. Son suelos originados a partir de materiales residuales y coluvio aluviales, sin desarrollo genético, con perfil tipo AC, epipedón óchico. Tiene un relieve ondulado, moderadamente profundo, de textura franco a franco arenoso, con pedregosidad superficial en 25%. Presenta ligera erosión hídrica superficial. El drenaje natural es moderado a bueno. Los suelos que integran esta serie presentan un pH muy fuertemente ácido (pH 4,7 – 5,1); sin contenido de sales ni de carbonatos de calcio; tienen una alta capacidad de intercambio catiónico (18,08 – 18,56 cmol (+)/kg de suelo). Debido al contenido medio de materia orgánica (4,0 – 4,3%), medio a bajo de fósforo disponible (4,9 – 8,0 ppm) y alto de potasio disponible (138 – 227 ppm), la fertilidad natural de la capa arable es media a baja. Por sus características edáficas y ecológicas circundantes, estos suelos son aptos para cultivos permanentes con calidad agrológica baja y limitaciones por suelos y erosión. El uso actual es agrícola y pastos cultivados. Asociaciones Asociación Minas Conga – Misceláneo Roca (MC - R) Conformada por suelos de las unidades edáficas Minas Conga y la unidad no edáfica Misceláneo Roca, en una proporción de 70 y 30%, respectivamente; son originados de materiales coluvio aluviales y residuales. Se distribuyen en depósitos al pie de las laderas de colinas y montañas con pendientes moderadamente inclinadas a empinadas (8 – 50%).

3-83
Febrero 2010

Conforma la fase por pendiente: Moderadamente inclinada Fuertemente inclinada Moderadamente empinada Empinada (4 - 8%) (8 - 15%) (15 - 25%) (25 - 50%) MC – R/C MC – R/D MC – R/E MC – R/F

Las características edáficas del componente no edáfico Misceláneo Roca de esta Asociación fueron descritas anteriormente. Se describe a continuación la Serie Minas Conga. - Serie Minas Conga (Typic Haplocryands) Son suelos originados a partir de materiales coluvio aluviales, de litología volcánica, con tobas y brechas de composición ácida con cristales de cuarzo hasta de 3 mm de diámetro y cristales de biotita en una matriz feldespática acercándose a una toba dacítica. Son generalmente suelos con epipedón úmbrico, bien oscuros; de textura media (arena franca). Algunos perfiles presentan gravas y gravillas dentro del perfil en una proporción de 20%. Son moderadamente profundos a profundos, con desarrollo genético incipiente, perfil tipo ABC y/o ABCR, con sub-horizonte de diagnóstico cámbico (Bw); de colores negro a pardo grisáceo muy oscuro, sobre pardo amarillento. El drenaje natural es generalmente bueno a moderado. Sus características químicas están expresadas por una reacción extremadamente ácida (pH < 4,23 – 4,49); se encuentran libres de sales, sin contenido de carbonatos de calcio y alta capacidad de intercambio catiónico (28,80 – 48,96 cmol (+)/kg de suelo). Estas condiciones, sumadas al contenido alto de materia orgánica (6,6 – 16,0%), bajo de fósforo (1,1 – 4,9 ppm) y bajo a medio de potasio disponible (54 – 81 ppm), determinan una fertilidad natural baja. Asociación La Florida – Misceláneo Roca (LF - R) Conformada por suelos de las unidades edáficas La Florida y la unidad no edáfica Misceláneo Roca, en una proporción de 70 y 30%, respectivamente. Son suelos originados a partir de materiales coluvio aluviales y residuales. Se distribuyen en forma localizada en la zona de vida bosque muy húmedo Montano Tropical, dentro de un paisaje de rocas tobas andesíticas y riolíticas, gris blanquecinas, en bancos masivos, que conforman farallones a lo largo de los flancos de los cursos fluviales. Presenta intercalaciones de brechas piroclásticas andesíticas, así como lavas del terciario eoceno, con pendientes fuertemente inclinadas a moderadamente empinadas (8 – 25%).

3-84
Febrero 2010

Conforma la fase por pendiente: Fuertemente inclinada Moderadamente empinada (8 - 15%) (15 - 25%) LF – R/D LF – R/E

Las características edáficas de los componentes de esta Asociación fueron descritas anteriormente. Asociación China Linda – Misceláneo Roca (ChL - R) Conformada por suelos de las unidades edáficas China Linda y la unidad no edáfica Misceláneo Roca, en una proporción de 70 y 30%, respectivamente; están originados de materiales coluvio aluviales y residuales. Se distribuyen en forma localizada en la zona de vida bosque muy húmedo Montano Tropical, dentro de un paisaje de colinas y montañas que presentan una secuencia de calizas y margas gris claras con niveles de calizas nodulares con abundantes fósiles, con pendientes fuertemente inclinadas (8 – 15%). Conforma la fase por pendiente: Fuertemente inclinada (8 - 15%) ChL – R/D

Las características edáficas de los componentes de esta Asociación han sido descritas anteriormente. Asociación Pencayoc – Misceláneo Roca (Py - R) Conformada por suelos de las unidades edáficas Pencayoc y la unidad no edáfica Misceláneo Roca, en una proporción de 70 y 30%, respectivamente. Son suelos originados a partir de materiales coluvio aluviales y residuales. Se distribuyen en forma localizada en la zona de vida bosque muy húmedo Montano Tropical, dentro de un paisaje de colinas y montañas que presentan una secuencia de calizas y margas gris claras con niveles de calizas nodulares con abundantes fósiles, con pendientes fuertemente inclinadas a moderadamente empinadas (8 – 25%). Conforma la fase por pendiente: Fuertemente inclinada Moderadamente empinada (8 - 15%) (15 - 25%) Py – R/D Py – R/E

3-85
Febrero 2010

Las características edáficas de los componentes de esta Asociación fueron descritas anteriormente. Asociación Maraypata – Misceláneo Roca (My - R) Conformada por suelos de las unidades edáficas Maraypata y la unidad no edáfica Misceláneo Roca, en una proporción de 70 y 30%, respectivamente; originados a partir de materiales coluvio aluviales y residuales. Se distribuye en forma localizada en la zona de vida bosque muy húmedo Montano Tropical, dentro de un paisaje de colinas y montañas de rocas calizas, margas grises y calizas areniscosas, ferruginosas con algunas lutitas fosileras del cretáceo, con pendiente moderadamente empinada (15 – 25%). Conforma la fase por pendiente: Moderadamente empinada (15 - 25%) My – R/E

Las características edáficas de los componentes de esta Asociación han sido descritas anteriormente. Asociación Suytorume – Misceláneo Roca (Sy - R) Conformada por suelos de las unidades edáficas Suytorume y la unidad no edáfica Misceláneo Roca, en una proporción de 70 y 30%, respectivamente; son suelos originados de materiales coluvio aluviales y residuales. Se distribuye en forma localizada en la zona de vida páramo muy húmedo Montano Tropical, dentro de un paisaje de rocas tobas andesíticas y riolíticas, gris blanquecinas, en bancos masivos, que conforman farallones a lo largo de los flancos de los cursos fluviales; presentan intercalaciones de brechas piroclásticas andesíticas y lavas del terciario eoceno, con pendientes fuertemente inclinadas a empinadas (8 – 50%). Conforma la fase por pendiente: Fuertemente inclinada Moderadamente empinada Empinada (8 - 15%) (15 - 25%) (25 – 50%) Sy – R/D Sy – R/E Sy – R/F

Las características edáficas de los componentes de esta Asociación fueron descritas anteriormente. Asociación Yerba Buena – Misceláneo Roca (YB - R)

3-86
Febrero 2010

Conformada por suelos de la unidad edáfica Yerba Buena y la unidad no edáfica Misceláneo Roca, en una proporción de 70 y 30%, respectivamente; son suelos originados a partir de materiales coluvio aluviales y residuales. Se distribuyen en forma localizada en la zona de vida bosque muy húmedo Montano Tropical, dentro de un paisaje de colinas y montañas de rocas calizas, margas grises y calizas areniscosas, ferruginosas con algunas lutitas fosileras del cretáceo, con pendientes fuertemente inclinadas (8 - 15%). Conforma la fase por pendiente: Fuertemente inclinada (8 - 15%) YB – R/D

Las características edáficas de los componentes de esta Asociación han sido descritas anteriormente. Asociación Santa Rosa – Misceláneo Roca (SR - R) Conformada por suelos de las unidades edáficas Santa Rosa y la unidad no edáfica Misceláneo Roca, en una proporción de 70 y 30%, respectivamente; originados a partir de materiales coluvio aluviales y fluvio glaciares. Se distribuyen en depósitos de las laderas entre las colinas y montañas, con pendientes moderadamente inclinadas a moderadamente empinadas (4 – 25%). Conforma la fase por pendiente: Moderadamente inclinada Fuertemente inclinada Moderadamente empinada (4 – 8%) (8 - 15%) (15 - 25 %) SR – R/C SR – R/D SR – R/E

Las características edáficas del componente no edáfico Misceláneo Roca de esta Asociación han sido descritas anteriormente. Se describe a continuación la serie Santa Rosa. - Serie Santa Rosa (Typic Cryaquands) Constituido por miembros edáficos hidromórficos, sin desarrollo genético, originados a partir de depósitos aluviales y fluvio glaciales, que presentan perfil tipo OACg, con una capa orgánica en la superficie y epipedón óchrico; son superficiales a muy superficiales; de color negro o pardo grisáceo muy oscuro, de textura moderadamente gruesa. El drenaje natural es pobre a muy pobre, presentando napa freática en la superficie o fluctuante a partir de los 30 cm.

3-87
Febrero 2010

Sus características químicas están expresadas por una reacción muy fuerte a fuertemente ácida (pH 4,68 – 5,28), libre de sales y sin contenido de carbonatos de calcio; presentan una alta capacidad de intercambio catiónico (19,84 – 52,80 cmol (+)/kg de suelo). Estas condiciones, sumadas a un contenido de materia orgánica alto a bajo en los horizontes superficiales (0,6 – 16,8%), medio a alto de fósforo (10,8 – 32,9 ppm) y medio a bajo de potasio disponible (21 – 106 ppm), determinan una fertilidad natural media a baja. Asociación Chorrera – Misceláneo Roca (MC - R) Conformada por suelos de las unidades edáficas Chorrera y la unidad no edáfica Misceláneo Roca, en una proporción de 70 y 30%. Se originan a partir de materiales coluvio aluviales y residuales. La litología presenta una secuencia de calizas y margas gris claras con niveles de calizas nodulares con abundantes fósiles. Están ubicadas en la zona de vida bosque muy húmedo Montano Tropical (bmh - MT). Se distribuyen en laderas de colinas y montañas con pendientes fuertemente inclinadas a empinadas (8 - 50%). Conforma la fase por pendiente: Fuertemente inclinada Moderadamente empinada Empinada (8 - 15%) (15 - 25%) (25 - 50%) Cho – R/D Cho – R/E Cho – R/F

Las características de la unidad no edáfica Misceláneo Roca de esta Asociación ya fueron descritas. Se describe a continuación la Serie Chorrera. - Serie Chorrera (Lithic Ustortents) La Serie Chorrera se encuentra conformando la Familia de los suelos franco arenoso mésicos. Son suelos superficiales a moderadamente profundos, sin desarrollo genético, con epipedón óchrico. Tienen un perfil de tipo AC o ACR, limitados por un estrato esquelético gravoso o un contacto lítico a paralítico de tufos o rocas volcánicas; de color pardo oscuro a pardo amarillento. Textura media (franco arenoso), con piedras, gravas y guijarros subangulares en cantidades mayores de 25%. El drenaje natural es moderado a bueno. Las características químicas están expresadas por una reacción ligeramente ácida a neutra (pH 3,9 – 4,1); no presentan sales ni carbonatos; alta capacidad de intercambio catiónico (32,32 – 37,76 cmol (+)/kg de suelo). Tienen un contenido alto de materia orgánica (4,9 – 7,2%),

3-88
Febrero 2010

medio de fósforo (< 11,6 ppm) y alto de potasio disponible (120 – 135 ppm). La fertilidad natural es media a baja. Asociación Sorochuco - Misceláneo Roca (So - R) Conformada por la unidad edáfica Sorochuco y la unidad no edáfica Misceláneo Roca, en una proporción de 70 y 30%, respectivamente. Son originados de materiales coluviales y coluvio aluviales derivados de fragmentos de rocas tobas andesíticas y riolíticas, gris blanquecinas, en bancos masivos; en menor proporción se originan de materiales residuales. Se distribuyen en forma localizada en la zona de vida bosque muy húmedo Montano Tropical (bmh – MT), con pendientes fuertemente inclinadas a empinadas de 8 - 50%. Presenta la fase por pendiente: Fuertemente inclinada Moderadamente empinada Empinada (8 - 15%) (15 - 25%) (25 - 50%) So - R/D So - R/E So - R/F

Las características edáficas y no edáficas de los componentes de esta Asociación fueron descritas anteriormente. Asociación Coñicorgue - Misceláneo Roca (Cñ - R) Conformada por la unidad edáficas Coñicorgue y la unidad no edáfica Misceláneo Roca, en una proporción de 70 y 30%, respectivamente. Los suelos son originados a partir de materiales coluviales y coluvio aluviales derivados de fragmentos de rocas tobas andesíticas y riolíticas, gris blanquecinas, en bancos masivos; en menor proporción se originan de materiales residuales. Se distribuyen en forma localizada en la zona de vida bosque muy húmedo Montano Tropical (bmh – MT), con pendientes fuertemente inclinadas a empinadas de 8 - 50%. Conforma la fase por pendiente: Fuertemente inclinada Moderadamente empinada Empinadas (8 - 15%) (15 - 25%) (25 - 50%) Cñ - R/D Cñ - R/E Cñ - R/F

Las características edáficas y no edáficas de los componentes de esta Asociación han sido descritas anteriormente.

3-89
Febrero 2010

Asociación Shanipata - Misceláneo Roca (Sp - R) Conformada por la unidad edáficas Shanipata y la unidad no edáfica Misceláneo Roca, en una proporción de 70 y 30%, respectivamente. Los suelos son originados de materiales coluvio aluviales y residuales de lutitas, lodolitas y areniscas finas de color blanco – amarillento. Se distribuyen en laderas de colinas y montañas en la zona de vida bosque muy húmedo Montano Tropical (bmh – MT), con pendientes fuertemente inclinadas a moderadamente empinadas de 8 - 25%. Conforma la fase por pendiente: Fuertemente inclinada Moderadamente empinada (8 - 15%) (15 - 25%) Cñ - R/D Cñ - R/E

Las características edáficas y no edáficas de los componentes de esta asociación fueron descritas anteriormente. Asociación Guayopampa - Misceláneo Roca (GP - R) Conformada por la unidad edáfica Guayopampa y la unidad no edáfica Misceláneo Roca, en una proporción de 70 y 30%, respectivamente. Los suelos están originados de materiales coluvio aluviales y residuales de bancos masivos de cuarcitas porfidoblásticas, de grano medio a fino, con micro conglomerados lenticulares, bastante compactos. Se distribuyen en laderas de colinas y montañas en la zona de vida bosque muy húmedo Montano Tropical (bmh – MT), con pendientes de fuertemente inclinadas a muy empinadas de 8 - 75%. Conforma la fase por pendiente: Fuertemente inclinada Moderadamente empinada Empinada Muy empinada a más (8 - 15%) (15 - 25%) (25 - 50%) (50 - 100%) GP - R /D GP - R /E GP - R /F GP - R /G

Las características edáficas y no edáficas de los componentes de esta asociación han sido descritas anteriormente. Asociación Jerez - Misceláneo Roca (Jz - R) Conformada por la unidad edáfica Jerez y la unidad no edáfica Misceláneo Roca, en una proporción de 70 y 30%, respectivamente; son suelos originados a partir de materiales coluvio aluviales y residuales de bancos masivos de cuarcitas porfidoblásticas, de grano medio a fino,
3-90
Febrero 2010

con micro conglomerados lenticulares, bastante compactos. Se distribuyen en laderas de colinas y montañas en la zona de vida bosque muy húmedo Montano Tropical (bmh – MT), con pendientes fuertemente inclinadas a empinadas de 8 - 50%. Presenta la fase por pendiente: Fuertemente inclinada Moderadamente empinada Empinada (8 - 15%) (15 - 25%) (25 - 50%) GP - R/D GP - R/E GP - R/F

Las características edáficas y no edáficas de los componentes de esta asociación, han sido descritas anteriormente. Asociación Misceláneo Roca - Minas Conga (R - MC) Conformada por la unidad no edáfica Misceláneo Roca y la unidad edáfica Minas Conga en una proporción de 70 y 30%, respectivamente. Los suelos son originados de materiales coluvio aluviales y residuales. Se distribuyen en depósitos al pie de las laderas de colinas y montañas con pendientes fuertemente inclinadas a empinadas (8 – 50 %). Conforma la fase por pendiente: Fuertemente inclinada Moderadamente empinada Empinada (8 - 15%) (15 - 25%) (25 - 50%) R - MC/D R - MC/E R - MC/F

Las características edáficas y no edáficas de los componentes de esta asociación han sido descritas anteriormente. Asociación Misceláneo Roca - La Florida (R - LF) Está conformada por la unidad no edáfica Misceláneo Roca y la unidad edáfica La Florida, en una proporción de 70 y 30%, respectivamente; son suelos originados a partir de materiales coluvio aluviales y residuales. Se distribuyen en forma localizada en la zona de vida bosque muy húmedo Montano Tropical, dentro de un paisaje de rocas tobas andesíticas y riolíticas, gris blanquecinas, en bancos masivos, que conforman farallones a lo largo de los flancos de los cursos fluviales; presentan intercalaciones de brechas piroclásticas andesíticas, así como lavas del terciario eoceno, con pendientes fuertemente inclinadas (8 - 15%). Conforma la fase por pendiente:
3-91
Febrero 2010

-

Fuertemente inclinada

(8 - 15%)

R - LF/D

Las características edáficas de los componentes de esta Asociación fueron descritas anteriormente. Asociación Misceláneo Roca – Pencayoc (R - Py) Conformada por la unidad no edáfica Misceláneo Roca y la unidad edáfica Pencayoc, en una proporción de 70 y 30%, respectivamente; se originan a partir de materiales coluvio aluviales y residuales. Se distribuye en forma localizada en la zona de vida bosque muy húmedo Montano Tropical, dentro de un paisaje de colinas y montañas que presentan una secuencia de calizas y margas grises claras con niveles de calizas nodulares con abundantes fósiles, presentan pendientes moderadamente empinadas a empinadas (15 – 50%). Conforma la fase por pendiente: Moderadamente empinada Empinada (15 - 25%) (25 - 50%) R - Py/E R - Py/F

Las características edáficas de los componentes de esta Asociación fueron descritas anteriormente. Asociación Misceláneo Roca – Maraypata (R - My) Conformada por la unidad no edáfica Misceláneo Roca y la unidad edáfica Maraypata en una proporción de 70 y 30%, respectivamente. Son suelos originados de materiales coluvio aluviales y residuales. Se distribuyen en forma localizada en la zona de vida bosque muy húmedo Montano Tropical, dentro de un paisaje de colinas y montañas de rocas calizas y margas grises y calizas areniscosas, ferruginosas con algunas lutitas fosileras del cretáceo, con pendientes empinadas (25 - 50%). Conforma la fase por pendiente: Empinada (25 - 50%) R - My/F

Las características edáficas de los componentes de esta Asociación fueron descritas anteriormente.

3-92
Febrero 2010

Asociación Misceláneo Roca – Suytorume (R - Sy) Conformada por la unidad no edáfica Misceláneo Roca y la unidad edáfica Suytorume, en una proporción de 70 y 30%, respectivamente, originados a partir de materiales coluvio aluviales y residuales. Se distribuye en forma localizada en la zona de vida páramo muy húmedo Montano Tropical, dentro de un paisaje de rocas tobas andesíticas y riolíticas, gris blanquecinas, en bancos masivos, que conforman farallones a lo largo de los flancos de los cursos fluviales; presenta intercalaciones de brechas piroclásticas andesíticas y lavas del terciario eoceno, con pendientes moderadamente empinadas a empinadas (15 - 50%). Conforma la fase por pendiente: Moderadamente empinada Empinada (15 - 25%) (25 – 50%) R - Sy/E R - Sy/F

Las características edáficas de los componentes de esta Asociación ya fueron descritas. Asociación Misceláneo Roca – Santa Rosa (R – SR) Conformada por la unidad no edáfica Misceláneo Roca y la unidad edáfica Santa Rosa, en una proporción de 70y 30%, respectivamente. Esta asociación está conformada por materiales coluvio aluviales y fluvioglaciares, de textura moderadamente gruesa. Se distribuye en forma localizada en la zona de vida páramo muy húmedo Subalpino - Tropical. Conforma la fase por pendiente: Empinada (25 – 50%) R – SR/F

Las características edáficas y no edáficas de esta asociación fueron descritas anteriormente. Asociación Misceláneo Roca – Coñicorgue (R – Cñ) Conformada por la unidad no edáfica Misceláneo Roca y la unidad edáfica Coñicorgue, en una proporción de 70y 30%, respectivamente. Esta asociación está conformada por materiales coluviales y coluvio aluviales, derivados de tobas andesíticas y riolíticas, en bancos masivos. Esta asociación se distribuye en las zonas de vida bosque muy húmedo – Montano Tropical y bosque húmedo – Montano Bajo Tropical. Esta asociación se encuentra en sus fases por pendiente: Fuertemente inclinada (8 – 15%)
3-93
Febrero 2010

R – Cñ/D

-

Moderadamente empinada Empinada Muy empinada a más

(15 – 25%) (25 – 50%) (50% – 100%)

R – Cñ/E R – Cñ/F R – Cñ/G

Las características edáficas y no edáficas de esta asociación fueron descritas anteriormente. Asociación Misceláneo Roca – Shanipata (R - Sp) Conformada por la unidad no edáfica Misceláneo Roca y la unidad edáfica Shanipata, en una proporción de 70 y 30%, respectivamente. Son suelos originados de materiales coluvio aluviales y residuales de lutitas, lodolitas y areniscas finas de color blanco – amarillento. Se distribuyen en laderas de colinas y montañas en la zona de vida bosque muy húmedo Montano Tropical (bmh – MT), con pendientes empinadas de 25 - 50%. Conforma la fase por pendiente: Empinada (25 - 50%) R - Sp/F

Las características edáficas y no edáficas de los componentes de esta Asociación han sido descritas anteriormente. Asociación Misceláneo Roca – Guayopampa (R - GP) Conformada por la unidad no edáfica Misceláneo Roca y la unidad edáfica Guayopampa, en una proporción de 70 y 30%, respectivamente. Están originados a partir de materiales coluvio aluviales y residuales de bancos masivos de cuarcitas porfidoblásticas, de grano medio a fino, con micro conglomerados lenticulares, bastante compactos. Se distribuyen en laderas de colinas y montañas en la zona de vida bosque muy húmedo Montano Tropical (bmh – MT), con pendientes fuertemente inclinadas a moderadamente empinadas (8 – 25%), y muy empinadas a más (50 – 100%). Conforma la fase por pendiente: Fuertemente inclinada Moderadamente empinada Muy empinada a más (8 – 15%) (15 - 25%) (50 - 100%) R - GP/D R - GP/E R - GP/G

Las características edáficas y no edáficas de los componentes de esta Asociación fueron descritas anteriormente.

3-94
Febrero 2010

3.2.9.3 Clasificación de tierras según su capacidad de uso mayor Esta sección constituye la parte interpretativa del estudio de suelos, en la que se presenta la información que expresa el uso adecuado de las tierras para fines agrícolas, pecuarios, forestales o de protección, así como las prácticas de manejo y conservación que eviten su deterioro. Se utilizó como información básica el aspecto edáfico precedente, es decir, la naturaleza morfológica, física y química de los suelos identificados, así como el ambiente ecológico en el que se han desarrollado. Asimismo, se utilizó el Reglamento de Clasificación de Tierras por su Capacidad de Uso Mayor del Ministerio de Agricultura (Decreto Supremo N° 017-2009AG). Este reglamento considera tres categorías, siendo éstas: grupos de capacidad de uso mayor, clases de capacidad (calidad agrológica) y subclases de capacidad (factores limitantes). En la Figura 3.2.11, Capacidad de Uso Mayor de Suelos, las unidades cartográficas se encuentran integradas por una o varias categorías de uso. Se describen las tierras clasificadas a nivel de grupo, clase y subclase de capacidad de uso mayor, encontradas en el área de estudio, a nivel de grupo y de clase. En la Tabla 3.2.50 se presenta la superficie y porcentaje que abarca cada categoría del sistema. Cabe mencionar que los porcentajes han sido determinados sin considerar el área ocupada por los centros poblados presentes en el área de estudio, los cuales abarcan 7,619 ha. En la Tabla 3.2.51 se muestra un resumen de las principales características de las subclases encontradas. Unidades de capacidad de uso mayor no asociadas Tierras aptas para cultivo en limpio (A) Incluye aquellas tierras que presentan las mejores características edáficas, topográficas y climáticas de la zona, para el establecimiento de una agricultura de tipo intensivo, teniendo como base especies anuales de corto periodo vegetativo, adaptada a las condiciones ecológicas del medio. Dentro de este grupo se han determinado dos clases de capacidad de uso mayor: A2 y A3. Clase A2 Agrupa tierras de calidad agrológica media, con características apropiadas para la explotación agrícola con prácticas moderadas de manejo y conservación de suelos. Sus limitaciones están referidas principalmente al factor edáfico y en algunos casos al factor topográfico, por el relieve ligeramente ondulado en que se encuentran. Representan las mejores tierras del área de estudio. Dentro de esta clase se han determinado dos subclases no asociadas de capacidad de uso mayor: A2s y A2se.
3-95
Febrero 2010

− Subclase A2s Agrupa tierras de calidad agrológica media, ubicadas en clima húmedo (zona de vida de bosque húmedo). Los suelos son de textura media a moderadamente gruesa con presencia de gravas y gravillas sub redondeadas dentro del perfil en proporciones variables (10 – 50%), con drenaje natural bueno y de reacción neutra a moderadamente alcalina. La subclase está conformada por el suelo en su fase por pendiente ligeramente inclinada (2 4%). − Subclase A2se Agrupa tierras de calidad agrológica media, ubicada en clima húmedo (zona de vida de bosque húmedo). Los suelos son de textura moderadamente gruesa a moderadamente fina con presencia de gravas y gravillas subangulares dentro del perfil en proporciones variables (10 a 50%), con drenaje natural bueno a algo excesivo, de reacción fuertemente ácida a ligeramente alcalina. La subclase está conformada por los suelos en su fase por pendiente moderadamente inclinada (4 - 8%). Clase A3 Agrupa tierras que presentan una calidad agrológica baja para la fijación de cultivos intensivos, con limitaciones más severas que la clase precedente, por lo que requieren de prácticas intensivas de manejo y conservación de suelos, a fin de asegurar una producción económica y continua. Presentan limitaciones de carácter edáfico y topográfico, principalmente, por lo que representan las tierras agrícolas de baja calidad en el área de estudio. Dentro de esta clase se determinaron tres subclases no asociadas de capacidad de uso mayor: A3s, A3se y A3sc. − Subclase A3s Esta subclase se ubica en la zona de vida bosque muy húmedo Montano Tropical, en terrenos de pendiente moderadamente empinada (15 a 25%). Presenta suelos moderadamente profundos a profundos, de textura franco arenoso a franco arcilloso arenoso, sin pedregosidad superficial y un pH de fuerte a moderadamente ácido.

3-96
Febrero 2010

− Subclase A3se Agrupa tierras de calidad agrológica baja, ubicada en clima húmedo y muy húmedo en las zonas de vida de bosque húmedo y bosque muy húmedo. Para obtener una producción continua, deberán ser utilizadas con adecuadas técnicas de manejo y conservación de suelos. Está conformada por suelos moderadamente profundos a profundos, de textura moderadamente gruesa a moderadamente fina, con presencia ocasional de gravas y guijarros, de reacción fuertemente ácida a neutra. El drenaje natural es bueno a algo excesivo. Esta subclase está conformada por los suelos en su fase por pendiente fuertemente inclinada (8 - 15%), y moderadamente empinada (15 - 25%). − Subclase A3sc Esta subclase se ubica en la zona de vida bosque muy húmedo Montano Tropical y bosque húmedo Montano Bajo Tropical. Se trata de suelos de calidad agrológica baja, poseen una aptitud natural para cultivos en limpio con limitaciones de suelo y clima, siendo mejor utilizados para pastos cultivados, como rye grass o trébol, u otros de climas fríos, sea solos o asociados, a los que habrían que aplicar riegos ligeros pero distanciados. Esta subclase está conformada por suelos en su fase por pendiente ligeramente inclinada (2 4%); son de textura arcilloso a franco arcilloso y un pH neutro a ligeramente alcalino (pH 7,3 – 7,8). Tierras aptas para pastoreo (P) Estas tierras por sus limitaciones edáficas, topográficas y climáticas, no son aptas para cultivos intensivos ni permanentes, por lo que son para el pastoreo, ya sea en base al aprovechamiento de las pasturas naturales temporales o permanentes, o aquellos mejorados, adaptados a las condiciones ecológicas de la zona. Dentro de este grupo se determinaron las dos clases P2 y P3. Clase P2 Está conformada por tierras de calidad agrológica media, apropiadas para el pastoreo, con prácticas moderadas de manejo y conservación de suelos. Incluye suelos de relieve moderadamente inclinados, con pendientes de 2 a 15%, con moderadas limitaciones edáficas y climáticas. Dentro de esta clase se han identificado cinco subclases no asociadas de capacidad de uso mayor: P2s, P2sc, P2se, P2sec y P2swc.
3-97
Febrero 2010

− Subclase P2s Esta subclase tiene aptitud natural para pastizales, con limitaciones por suelos. Se trata de suelos moderadamente profundos a profundos, de textura franco a franco arcilloso. Se distribuye en forma localizada en la zona de vida bosque muy húmedo Montano Tropical, dentro de un paisaje de rocas calizas, margas grises y calizas areniscosas, ferruginosas con algunas lutitas fosilíferas del cretáceo. Con pendiente moderada a fuertemente inclinada de 4 a 15%. − Subclase P2sc Está conformada por suelos moderadamente profundos a profundos, de textura media a moderadamente gruesa, de reacción fuerte a extremadamente ácida, de relieves ligeramente inclinados y drenaje moderado a bueno. Las limitaciones se refieren principalmente al suelo y al clima frígido del páramo. Esta subclase está conformada por los suelos en su fase por pendiente ligeramente inclinada (2 - 4%). − Subclase P2se Conformada por suelos moderadamente profundos a profundos, de textura media a moderadamente gruesa, de reacción muy fuerte a moderadamente ácida, de relieves ligeramente inclinados y drenaje bueno. Las limitaciones se refieren principalmente al suelo y al factor topográfico. Esta subclase está conformada por el suelo en su fase por pendiente moderadamente empinada (15 - 25%). − Subclase P2sec Está conformada por suelos profundos, de textura media a moderadamente gruesa, de reacción extremada a muy fuertemente ácida, de relieves moderadamente inclinados a ligeramente ondulados y drenaje bueno a algo excesivo. Las limitaciones se refieren principalmente al suelo, erosión y al clima frígido del páramo. Esta subclase está conformada por el suelo en su fase por pendiente moderadamente inclinada (4 – 8%) y fuertemente inclinada (8 – 15%). − Subclase P2swc

3-98
Febrero 2010

Esta subclase se distribuye en forma localizada en la zona de vida bosque muy húmedo Montano Tropical, dentro de un paisaje de depósitos con pendiente ligera a moderadamente inclinada de 2 a 8 %, en un ambiente montañoso. Se trata de suelos profundos a moderadamente profundos, con calidad agrológica media y limitaciones por suelo, mal drenaje y clima. Clase P3 Está conformada por tierras de baja calidad agrológica, apropiadas para el pastoreo extensivo, pero con prácticas intensivas de manejo y conservación de suelos. Incluye tierras con superficies onduladas a fuertemente onduladas, laderas de montaña con pendientes de 15 a 50%. Dentro de esta clase se han identificado cuatro subclases no asociadas de capacidad de uso mayor: P3s, P3se, P3sc y P3sw. − Subclase P3s Esta subclase se distribuye en forma localizada en la zona de vida bosque muy húmedo Montano Tropical, son de origen residual y coluvio aluvial. Son suelos moderadamente profundos a profundos, de textura franco arenoso a franco; con aptitud natural para pastizales; de calidad agrológica baja y limitaciones por suelo. Se encuentra en su fase por pendiente moderadamente inclinada (4 - 8%). − Subclase P3se Se presenta en un clima húmedo, en la zona de vida bosque húmedo. Está conformada por suelos moderadamente profundos a profundos, de textura media a moderadamente gruesa, reacción moderadamente ácida a neutra y de drenaje bueno a algo excesivo. Con fuertes limitaciones topográficas y edáficas. Esta subclase está conformada por los suelos en su fase por pendiente empinada (25 - 50%). − Subclase P3sc Esta subclase se distribuye en forma localizada en la zona de vida páramo muy húmedo Montano Tropical, con pendiente moderadamente inclinada de 4 a 8%, en un ambiente montañoso, de relieve ondulado. Se trata de suelos superficiales a moderadamente profundos, de textura arena franca a franco arenoso, presentan un pH muy fuertemente ácido (pH 4,0 – 5,2). Son de origen residual. Estos suelos son aptos para pastos con limitaciones por suelos y clima. − Subclase P3swc
3-99
Febrero 2010

Esta subclase se distribuye en forma localizada en la zona de vida páramo muy húmedo Montano Tropical y tundra pluvial Alpina Tropical, dentro de un paisaje fluvioglaciar de variada litología. La pendiente es ligera a moderadamente inclinada de 2 a 8%. Son suelos superficiales a moderadamente profundos, limitados por una napa freática superficial. Son suelos con pH muy fuertemente ácido. Por sus características edáficas y ecológicas circundantes, estos suelos son aptos para pastos cultivados de la zona con restricción por el drenaje y clima por riego de heladas. Tierras aptas para producción forestal (F) Este grupo incluye aquellas tierras con severas limitaciones edáficas y topográficas que las convierten en inapropiadas para las actividades agropecuarias de cualquier tipo, pero que sí permiten realizar plantaciones o reforestación con especies maderables de valor comercial, propias del medio, o con fines de protección de cuencas. Dentro de este grupo de capacidad de uso mayor se ha determinado únicamente a la clase F3. Clase F3 Está conformada por tierras de calidad agrológica baja, apropiadas para la implantación o forestación de especies arbóreas de alto valor botánico, económico, medicinal o industrial, con fines de explotación, con prácticas moderadas de manejo y conservación de suelos. Se presenta en zonas con relieve ligeramente accidentado a fuertemente ondulado, en la zona de vida bosque húmedo y muy húmedo. Incluye aquellos suelos moderadamente profundos a profundos, ubicados en laderas de montaña con pendientes de 25 a 50%. Dentro de esta clase se identificó la subclase de capacidad de uso mayor F3se. − Subclase F3se Se encuentra conformada por suelos moderadamente profundos, mayormente de textura moderadamente fina a moderadamente gruesa; de reacción muy fuerte a moderadamente ácida; y de drenaje bueno. Esta subclase de capacidad se encuentra conformada por el suelo en su fase por pendiente empinada (25 - 50%). Tierras de protección (X) Agrupa aquellas tierras con limitaciones extremas que las hacen inapropiadas para la explotación agropecuaria - forestal, quedando relegadas para otros propósitos, como por ejemplo áreas recreacionales, zonas de protección de vida silvestre, plantaciones forestales con fines de protección de cuencas, lugares de belleza escénica, entre otros.

3-100
Febrero 2010

Dentro de este grupo no se consideran clases ni subclases de capacidad de uso mayor, pero por razones prácticas se estima necesario presentar el tipo de limitación que restringe su uso, mediante la representación en letras minúsculas que indican la o las limitaciones existentes, que acompañan al símbolo de las Tierras de Protección (X). En el estudio se han determinado cuatro unidades no asociadas de tierras de protección: Xsc, Xse, Xsec y Xswc. Unidad Xsc Se encuentra conformada por aquellas tierras que presentan afloramientos líticos o rocas superficiales. Cartográficamente se puede presentar en forma pura o asociada a suelos, ocupando entre el 30 y el 60% de las unidades. Se presentan en pendientes que van desde el 15 hasta el 75%, zonas escarpadas. Se localizan en la zona de vida páramo muy húmedo. Unidad Xse Se encuentra conformada por aquellas tierras de topografía accidentada, con pendientes extremadamente empinadas a escarpadas; los suelos son superficiales a muy superficiales; con abundante gravosidad, pedregosidad y/o un contacto lítico o paralítico dentro y/o sobre el perfil, que limitan la profundidad efectiva y el volumen útil del suelo; así como aquellas áreas sujetas a erosión severa y con afloramientos líticos. Se localiza en las zonas de vida bosque húmedo y bosque muy húmedo. Al presentar la zona un estado de degradación marcado, estas tierras deben ser recuperadas mediante la aplicación de técnicas de reforestación, con fines de conservación, que permita controlar los procesos erosivos y crear el medio adecuado para la recuperación de la fauna y flora natural. Incluye a los suelos en su fase por pendiente muy empinada a más (50 - 100%) y en pendiente empinada (25 - 50%). Unidad Xsec Se encuentra conformada por tierras de topografía accidentada, con pendientes extremadamente empinadas a escarpadas; los suelos son superficiales a muy superficiales; con abundante gravosidad, pedregosidad y/o un contacto lítico o paralítico dentro y/o sobre el perfil, que limitan la profundidad efectiva y el volumen útil del suelo; así como aquellas áreas sujetas a erosión severa y con afloramientos líticos. Se localizan en la zona de vida páramo muy húmedo. Incluye al suelo (suelo superficial) en su fase por pendiente empinada (25 – 50%) y muy empinada a más (50 - 100%). Unidad Xswc Se encuentra conformada por aquellas tierras que presentan problemas de mal drenaje, como los bofedales, caracterizados por presentar la napa freática superficial. Cartográficamente se
3-101
Febrero 2010

puede presentar en forma pura o asociada a suelos con aptitud para pastos, ocupando entre el 30 y el 70% de las unidades. Se presentan en pendientes que van desde el 4 hasta el 15%, zonas escarpadas. Se localizan en la zona de vida páramo húmedo. Unidades de capacidad de uso mayor asociadas Tierras aptas mayormente para cultivo en limpio (A) − Subclases A3s- A2s (60 - 40%) Está conformada por tierras aptas para cultivo en limpio de calidad agrológica media a baja, con limitaciones por suelo. − Subclases A3se (r) – C3se (r) (60 - 40%) Está conformada por tierras aptas para cultivo en limpio y cultivo permanente, en una proporción de 60% a 40%. Es una unidad de calidad agrológica baja, con limitaciones por suelo, erosión y requiere riego. − Subclases A3se (r) – Xse (70 - 30%) Está conformada por tierras aptas para cultivo en limpio y tierras de protección, en una proporción de 70% a 30%. Es una unidad de calidad agrológica baja, con limitaciones por suelo, erosión y requiere riego. Tierras aptas mayormente para cultivo permanente (C) Dentro de este grupo se incluyen las tierras cuyas condiciones ecológicas no resultan adecuadas para la remoción periódica del suelo, pero que permiten el manejo de cultivos perennes, arbustivos o arbóreos (frutales). Se ha determinado la clase C3 de capacidad de uso mayor. Clase C3 Corresponde a tierras de calidad agrológica baja no aptas para cultivo en limpio por la limitación para la fijación de cultivos perennes, por lo que requieren de la aplicación de prácticas de manejo y de conservación intensivas. Se determinaron cuatro subclases de capacidad de uso mayor asociadas, éstas fueron: − Subclases C3se - P3se (60 - 40%) Está conformada por tierras aptas para cultivo permanente y tierras para pastoreo, en una proporción de 60% a 40%. Es una unidad de calidad agrológica baja, con limitaciones por suelo y erosión.
3-102
Febrero 2010

− Subclases C3se (r) - P3se (r) (60 - 40%) Está conformada por tierras aptas para cultivo permanente y tierras para pastoreo, en una proporción de 60% a 40%. Es una unidad de calidad agrológica baja, con limitaciones por suelo, erosión y requiere de riego. − Subclases C3se – Xse (70 - 30%) Está conformada por tierras aptas para cultivo permanente y tierras de protección, en una proporción de 70% a 30%. Es una unidad de calidad agrológica baja, con limitaciones por suelo y erosión. − Subclases C3se (r) – Xse (70 - 30%) Está conformada por tierras aptas para cultivo permanente y tierras de protección, en una proporción de 70% a 30%. Es una unidad de calidad agrológica baja, con limitaciones por suelo, erosión y requiere de riego. Todas estas subclases asociadas contienen a la subclase C3se, que se describe a continuación: − Subclase C3se Agrupa tierras de calidad agrológica baja (bajo contenido de materia orgánica y bajos contenidos de fósforo y potasio disponible). Se ubica en la zona de vida bosque seco. Presenta una textura franco a franca arenoso. Son suelos de pH neutro (7,2 a 7,3). Esta subclase está conformada por el suelo en su fase por pendiente moderada a fuertemente inclinada (4 a 15%). Tierras aptas mayormente para pastoreo (P) − Subclases P2swc – Xsc (60 - 40%) Está conformada por tierras aptas para pastoreo de páramo y tierras de protección, en una proporción de 60% a 40%. Es una unidad de calidad agrológica media, con limitaciones por suelo, mal drenaje y clima frígido. − Subclases P2swc – Xsec (60 - 40%) Está conformada por tierras aptas para pastoreo de páramo y tierras de protección, en una proporción de 60% a 40%. Es una unidad de calidad agrológica media, con limitaciones por suelo, erosión, mal drenaje y clima frígido. − Subclases P2sec – Xsec (70 - 30%)
3-103
Febrero 2010

Está conformada por tierras aptas para pastoreo de páramo y tierras de protección, en una proporción de 70% a 30%. Es una unidad de calidad agrológica media, con limitaciones por suelo, erosión y clima frígido. − Subclases P3s - A2se (60 - 40%) Está conformada por tierras aptas para pastoreo de páramo y tierras aptas para cultivo en limpio, en una proporción de 60% a 40%. Es una unidad de calidad agrológica media a baja, con limitaciones por suelo y erosión. − Subclases P3s – A3s (60 - 40%) Está conformada por tierras aptas para pastoreo de páramo y tierras aptas para cultivo en limpio, en una proporción de 60% a 40%. Es una unidad de calidad agrológica baja, con limitaciones por suelo. − Subclases P3swc – P2swc (60 - 40%) Está conformada por tierras aptas para pastoreo de páramo de calidad agrológica baja y media, en una proporción de 60% a 40%. Esta unidad posee limitaciones por suelo, mal drenaje y clima frígido. − Subclases P3s – Xse (70 - 30%) Está conformada por tierras aptas para pastoreo de páramo y tierras de protección, en una proporción de 70% a 30%. Es una unidad de calidad agrológica baja, con limitaciones por suelo y erosión. − Subclases P3se – Xse (70 - 30%) Está conformada por tierras aptas para pastoreo de páramo y tierras de protección, en una proporción de 70% a 30%. Es una unidad de calidad agrológica baja, con limitaciones por suelo y erosión. − Subclases P3se – Xsec (70 - 30%) Está conformada por tierras aptas para pastoreo de páramo y tierras de protección, en una proporción de 70% a 30%. Es una unidad de calidad agrológica baja, con limitaciones por suelo, erosión y clima. − Subclases P3sc – Xsc (70 - 30%) Está conformada por tierras aptas para pastoreo de páramo y tierras de protección, en una proporción de 70% a 30%. Es una unidad de calidad agrológica baja, con limitaciones por suelo y clima frígido.
3-104
Febrero 2010

− Subclases P3sc – Xsec (70 - 30%) Está conformada por tierras aptas para pastoreo de páramo y tierras de protección, en una proporción de 70% a 30%. Es una unidad de calidad agrológica baja, con limitaciones por suelo, erosión y clima frígido. − Subclases P3swc – Xsec (70 - 30%) Está conformada por tierras aptas para pastoreo de páramo y tierras de protección, en una proporción de 70% a 30%. Es una unidad de calidad agrológica baja, con limitaciones por suelo, erosión, mal drenaje y clima frígido. − Subclases P3swc – Xswc (70 – 30%) Está conformada por tierras aptas para pastoreo de páramo y tierras de protección, en una proporción de 70% a 30%. Es una unidad de calidad agrológica baja, con limitaciones por suelo, mal drenaje y clima frígido. − Subclases P3sec – Xsec (70 – 30%) Está conformada por tierras aptas para pastoreo de páramo y tierras de protección, en una proporción de 70% a 30%. Es una unidad de calidad agrológica baja, con limitaciones por suelo, erosión y clima frígido. Respecto a la subclase P3sec de esta asociación, se describe a continuación: Subclase P3sec Se presenta en superficies con relieve fuertemente ondulado a ligeramente accidentado, en climas frígidos del páramo pluvial. Está conformada por suelos superficiales a moderadamente profundos, de textura moderadamente gruesa a moderadamente fina, algunos con gravas, gravillas y guijarros dentro del perfil, con reacción extremada a ligeramente ácida y drenaje natural bueno a algo excesivo. Sus limitaciones están referidas principalmente a los factores climático, topográfico y edáfico. Esta subclase agrupa a los suelos en su fase por pendiente fuertemente inclinada (8 – 15%), moderadamente empinada (15 – 25%) y empinada (25 – 50%). Tierras aptas mayormente para producción forestal (F) − Subclases F3se - P3se (70 - 30%) Está conformada por tierras aptas para producción forestal y tierras aptas para pastoreo, en una proporción de 70% a 30%. Esta unidad presenta calidad agrológica baja con limitaciones por suelo y erosión.
3-105
Febrero 2010

− Subclases F3se – Xse (70 - 30%) Está conformada por tierras aptas para producción forestal y tierras de protección, en una proporción de 70% a 30%. Esta unidad presenta calidad agrológica baja con limitaciones por suelo y erosión. Tierras de protección (X) − Subclases Xse - C3se (r) (70 - 30%) Está conformada por tierras de protección y tierras aptas para cultivos permanentes, en una proporción de 70% a 30%. Es una unidad con calidad agrológica baja, con limitaciones por suelo y erosión; además requiere riego. − Subclases Xse - F3se (70 - 30%) Está conformada por tierras de protección y tierras aptas para producción forestal, en una proporción de 70% a 30%. Es una unidad con calidad agrológica baja, con limitaciones por suelo y erosión. − Subclases Xsc - P2swc (60 - 40%) Está conformada por tierras de protección y tierras aptas para pastoreo, en una proporción de 60% a 40%. Es una unidad con calidad agrológica media, con limitaciones por suelo, mal drenaje y clima frígido. − Subclases Xsec - P2swc (60 - 40%) Está conformada por tierras de protección y tierras aptas para pastoreo, en una proporción de 60% a 40%. Es una unidad con calidad agrológica media, con limitaciones por suelo, erosión, mal drenaje y clima frígido. − Subclases Xse - P3se (70 - 30%) Está conformada por tierras de protección y tierras aptas para pastoreo, en una proporción de 70% a 30%. Es una unidad con calidad agrológica baja, con limitaciones por suelo y erosión. − Subclases Xsec – P3sc (70 - 30%) Está conformada por tierras de protección y tierras aptas para pastoreo, en una proporción de 70% a 30%. Es una unidad con calidad agrológica baja, con limitaciones por suelo, erosión y clima. − Subclases Xsec - P3sec (70 - 30%)
3-106
Febrero 2010

Está conformada por tierras de protección y tierras aptas para pastoreo, en una proporción de 70% a 30%. Es una unidad con calidad agrológica baja, con limitaciones por suelo, erosión y clima. − Subclases Xsw - P3swc (60 - 40%) Está conformada por tierras de protección y tierras aptas para pastoreo, en una proporción de 60% a 40%. Es una unidad con calidad agrológica baja, con limitaciones por suelo, mal drenaje y clima frígido. Respecto a la unidad Xsw de esta subclase asociada, se describe a continuación: Unidad Xsw Es una unidad conformada por aquellas tierras que presentan problemas de mal drenaje, como los bofedales, caracterizados por presentar la napa freática superficial. Cartográficamente se puede presentar en forma pura o asociada a suelos con aptitud para pastos, ocupando entre el 30 y el 70% de las unidades. Se presentan en pendientes que van desde el 4 hasta el 15%, zonas escarpadas. Se localizan en la zona de vida páramo sub húmedo. 3.2.9.4 Uso actual de los suelos El análisis sobre las características de cobertura y uso de la tierra es de suma importancia para mejorar o mantener los niveles actuales de vida, proyectar la demanda de infraestructura y servicios, identificar proyectos integrales e implementar planes y estrategias eficaces para el desarrollo local. El método utilizado en el presente estudio se basó en la clasificación propuesta por la Unión Geográfica Internacional (UGI). Para la identificación de los diferentes usos de tierra se obtuvo información de las siguientes instituciones y organismos: INRENA, Intendencia General de Aguas y Suelos (IGAS), Instituto Nacional de Investigaciones Agrícolas (INIA), Oficina de la Organización de los Estados Americanos (OEA) e Instituto Geográfico Nacional (IGN). El material recopilado comprendió el mapa de cobertura y uso de la tierra del departamento de Cajamarca, elaborado por el INRENA, en el año 2000, a escala 1:250 000; y, mapas de uso de las tierras, elaborados por la Dirección Regional de Agricultura a una escala de 1:500 000. Además, se utilizaron fotografías aéreas del IGN. Luego de analizar la información recopilada y del conocimiento obtenido a través del recorrido de campo, se elaboró una leyenda preliminar de los posibles usos de la tierra del área de estudio, que sirvió de base para el trazado cartográfico del uso actual. La leyenda se preparó tomando como base el sistema de nueve categorías de la UGI, el cual se observa en el Cuadro 3.2.13 Se adoptó este sistema debido a su carácter internacional, por ser compatible
3-107
Febrero 2010

con proyectos similares, y porque sus categorías básicas pueden ampliarse (en forma que describan tanto como sea necesario la variedad de usos encontrados en el país). Cuadro 3.2.13 Grandes categorías de la UGI Nueve grandes categorías de la UGI 1 Centros poblados Grandes categorías utilizadas en el Estudio Terrenos urbanos y/o instalaciones gubernamentales y privadas. No se ha podido separar cartográficamente por razones de escala. Está incluida en terrenos con vegetación cultivada.

2 Horticultura

No se ha podido separar cartográficamente por razones 3 Árboles y otros cultivos de escala. Está incluida en terrenos con vegetación permanentes cultivada. 4 Tierras de cultivos Terrenos con vegetación cultivada. No se ha podido separar cartográficamente por razones 5 Pastos mejorados permanentes de escala. Está incluida en terrenos con praderas naturales. 6 Praderas no mejoradas 7 Tierras boscosas 8 Pantanos y ciénagas 9 Tierras improductivas Terrenos con praderas naturales. Terrenos con bosques. Está incluida como matorrales. No se ha podido separar cartográficamente por razones de escala. Está incluida en terrenos sin uso y/o improductivos. Terrenos sin uso y/o improductivos.

En el área de estudio se encontraron cinco de las nueve categorías propuestas por la UGI. Las categorías encontradas son: terrenos urbanos y/o instalaciones gubernamentales y privadas, terrenos con praderas naturales, terrenos con bosques, terrenos con vegetación cultivada y terrenos sin uso y/o improductivos. En la Tabla 3.2.52 y en la Figura 3.2.12 se muestran las categorías de uso actual de suelos identificadas en el área de estudio. A continuación se describen las unidades identificadas de uso actual de la tierra:

3-108
Febrero 2010

Terrenos con praderas naturales Cartografiada dentro de vegetación de páramo y vegetación de zona húmeda. Estas comunidades vegetales se han cartografiado en forma independiente. Se les localiza en el área de estudio a partir de los 3 500 m de altitud. Se identifica la unidad pastoreo de zona húmeda – cultivos criofílicos, que comprenden áreas con buena humedad y que son aprovechadas para sembrar cultivos resistentes a las heladas. Uso pecuario extensivo Está conformada por pasturas naturales donde el factor climático por la incidencia de climas fríos constituye una limitación importante, sobre todo para aquellas pasturas mejoradas y ganado no adaptados a las condiciones ecológicas de páramo. Esta comunidad vegetal se presenta típicamente en las zonas alto andinas, por encima de los 3 700 m de altitud. Por lo general, son asociaciones de pastos de hojas rígidas, enrolladas y punzantes, de la familia Poaceae (“pastos”); se puede señalar que predominan plantas criptocaules (con tallos muy cortos o aplicados fuertemente al suelo), las cuales toman el nombre colectivo de ichu, aun así sean de diferentes especies. Esta formación ocupa por lo general los suelos de suaves pendientes, con pocas piedras y medianamente húmedos. Estos pajonales se encuentran muy dispersos y fragmentados. Comprende las unidades: Pastoreo Continuo de Páramo (PEP) Pastoreo Continuo de Bofedal (PEB) En el estrato herbáceo predominan las gramíneas (Poaceae) de los géneros Calamagrostis y Festuca; además, se encuentran otras hierbas como las especies Viola arguta, Gentianella sp., Loricaria sp., así como especies de las familias Juncáceas, Ciperáceas, Rubiáceas, y otras que se desarrollan en suelos con permanente humedad, tipo césped o almohadillado, como Alchemilla pinnata. En el estrato arbustivo destacan las familias Asteraceae (Gynoxys, Baccharis, “chinchango” Hypericun laricifolium), Ericaceae (géneros Vaccinium y Pernettya), Myrsinaceae (Rapanea), Melastomataceae (Brachyotum), Julianaceae (“juanas” Siphocampylus jelskii), etc. En la zona de bosque muy húmedo, destacan los pastos conocidos como césped de puna, caracterizados por ser de porte bajo, se regeneran rápidamente por existir buena humedad y suelos más profundos. En algunas zonas los pastos han sido mejorados y tienen algún sistema con riego, lo que les permite un pastoreo continuo. Destacan áreas con pastos cultivados,
3-109
Febrero 2010

donde el cultivo de avena forrajera es el más utilizado. Se han identificado las siguientes unidades: Pastoreo Continuo con Riego (PER) Pastoreo Continuo Zona Húmeda (PEH) En esta zona de vida, que es transicional al páramo, con microclimas favorables, se localizan pastizales, mosaicos de parcelas en preparación o cultivadas con cultivos resistentes a las heladas como papa, oca y olluco. Corresponde a la unidad: Pastoreo de Zona Húmeda - Cultivos criofílicos (PEH - Cf) Terrenos con bosques Uso Forestal Leñoso Matorral de Riberas (FMR) Esta unidad cartográfica ha sido registrada en las áreas planas de las quebradas como matorral de riberas, en lugares donde existen matorrales muy dispersos. La especie más abundante es el “charamusco” Encelia canescens, seguida por otras con menores valores. En temporadas húmedas excepcionales, estas áreas son utilizadas para cultivos temporales de los pastores de caprinos, quienes aprovechan las pasturas efímeras que rápidamente se secan si las lluvias desaparecen, y para la obtención de leña. Matorral de Laderas (FML) Contigua a las quebradas, se presenta el matorral de laderas conformado por una diversidad de plantas arbustivas que tapizan las laderas empinadas. Estas áreas en temporadas húmedas excepcionales son usadas para cultivos temporales, pastoreo de caprinos y vacunos, y para el aprovechamiento del bosque para leña.

3-110
Febrero 2010

Terrenos con vegetación cultivada Comprende la franja de terrenos de cultivo que forman un mosaico de comunidades vegetales cultivadas, localizadas en laderas de montaña y valles interandinos, conformando una agricultura de tipo intensivo y temporal, sobre la base de especies anuales de corto periodo vegetativo adaptadas a las condiciones ecológicas del medio. Estas unidades se distribuyen en las zonas de vida bosque muy húmedo – Montano Tropical, bosque húmedo – Montano Bajo Tropical y bosque seco – Montano Bajo Tropical. El tipo de riego de los terrenos de cultivo corresponde, principalmente, a secano (82,6%) cultivándose papa, cebada, trigo y oca, 7,4% de riego y aproximadamente 10% combina riego y secano. Por la característica de las tierras de secano, los cultivos son principalmente productos transitorios. Los cultivos permanentes corresponden a pastos cultivados. Los principales cultivos en el área de estudio son la papa (93,6% de las familias la siembran), la oca (64,7%), el olluco (55%), la cebada (44%) y el trigo, sembrado por el 17,8% de familias. Otros cultivos menos frecuentes pero importantes son las habas (14%), los pastos (12%), alverja (11%) y el maíz (9,6%). Existen algunos productos que sólo son cultivados por algunas familias y que no son representativos de la zona, como la cebolla, la acelga, el culantro y el orégano. En las localidades en que sí existe actividad agrícola, la productividad promedio por unidad, de acuerdo a las personas entrevistadas, es, para el caso de la papa, de 1 151 kg por hectárea de terreno; para el caso de la oca, 620 kg por hectárea. Para los casos de la avena, la cebolla, los ajos y el frijol, no se obtuvo información acerca de la extensión de terreno correspondiente a los niveles de productividad. El principal destino de la producción agrícola es el autoconsumo, que representa el 78,4% del total de la producción. El 15,9% se distribuye entre los familiares o personas que participaron de la cosecha, y sólo el 4,2% se destina a la venta. Los productos que se destinan a la venta, principalmente, son los ajos y el frijol. El resto de la producción se destina tanto al autoconsumo como a la distribución entre familiares. Un pequeño porcentaje de la producción de maíz, oca, olluco, alverja, cebada, trigo, papas y habas también se destina a la venta y al trueque.

3-111
Febrero 2010

El área de estudio cuenta con canales de riego en los caseríos de Quengorío, Huasiyuc Jadibamba, Yerba Buena Chica, San Juan de Hierba Buena, Quinuapampa, El Porvenir de La Encañada, Agua Blanca, entre otros. Uso Cultivo Extensivos Papa - Trigo - Haba (AE - PT) Cultivos mayormente de secano con algunas aportaciones de agua de riego. Se localizan en la zona baja del bosque muy húmedo colindante con el bosque húmedo. Los cultivos de papa, trigo y haba, son los principales, pero existen otros como hortalizas, alverja, cebada, quinua, que también son sembrados en esta unidad. Maíz - Frijol - Haba (AE - MF) Cultivos de secano con aportaciones de agua de riego. Se localizan en la zona baja del bosque húmedo colindante con el bosque seco, donde se requiere una buena dotación de agua para hacer rentable los cultivos. El maíz, frijol y haba son los principales cultivos, pero existen otros como hortalizas, alverja, papa, sarandajo, camote, yuca y sandía, que también son sembrados en esta unidad. Frutales (AE - Ft) Cultivos permanentes con dotación de agua de riego, se localizan en las laderas y partes planas del bosque seco. Se alternan con los matorrales. Entre los frutales más destacados se encuentran los cítricos, plátano, chirimoya, pacae. Maíz - Frijol - Pastoreo en Zonas Húmedas (AE - PEH) Cultivos de secano con aportaciones de agua de riego. Se localizan en la zona húmeda. Los cultivos de maíz y frijol son los principales, pero existen otros cultivos. En esta unidad también destacan áreas con pastos cultivados. Uso Cultivo de Zonas Frías Papa Nativa - Oca - Olluco (AC - Cf) Cultivos de secano con aportaciones de aguas de riego. Esta unidad se localiza en la zona fría. Se trata de cultivos resistentes a las heladas; siendo la papa nativa, la oca y el olluco los principales. Terrenos sin uso y/o improductivos Corresponde a tierras con cobertura discontinua, la que está conformada básicamente por franjas desprovistas de vegetación y por sectores alternados con alguna vegetación rala de páramo y de zona húmeda. Pertenecen las siguientes unidades:
3-112
Febrero 2010

Vegetación Escasa – Pastoreo de Páramo (Ve-PEP) Vegetación Escasa – Pastoreo en Zona Húmeda (Ve-PEH) Las unidades cartografiadas como sin vegetación, no se consideran como áreas desprovistas de vegetación, ya que de igual forma estos hábitats mantienen comunidades de flora y fauna en pequeña escala. Durante el trabajo de campo se observó que presentaban especies características de las asociaciones adyacentes. Esta área está cubierta por afloramientos líticos y zonas rocosas. En algunas áreas se observa formaciones vegetales de baja cobertura. Las áreas se localizan en las zonas con afloramientos líticos y suelos muy superficiales con pendientes extremadamente empinadas. Corresponde a las siguientes unidades: Sin vegetación (SV) Vegetación Escasa - Sin Vegetación (Ve - SV) Vegetación Escasa - Matorral de Laderas (Ve - FML) Terrenos urbanos y/o instalaciones gubernamentales y privadas Corresponde a las áreas ocupadas por el hombre, y en este caso se identificó a la unidad Centro Poblado (CP). Comprende el centro poblado de Sorochuco, que es una localidad predominantemente rural. Se ubica a 50 km al suroeste de la ciudad de Celendín, a una altitud de 2 540 m de altitud, en el margen izquierdo del río Sendamal. 3.2.9.5 Contenido metálico en el suelo La presencia natural de metales en el suelo es producto de la propia geoquímica de los materiales que lo componen y sus concentraciones tienden a ser más elevadas de lo normal en zonas mineralizadas, como ésta. Sin embargo, dichos metales se encuentran en concentraciones muy bajas y muchos de ellos son esenciales para la vegetación y la fauna. Es así que cada organismo tiene un requerimiento específico de metales en función de su estadío de desarrollo. El riesgo potencial es la acumulación de metales en grandes cantidades en el suelo, debido a que generan problemas de toxicidad en los seres vivos. La dinámica de los metales en el suelo depende fundamentalmente de las características físicas, químicas y biológicas del mismo. La permeabilidad, el pH y las condiciones óxido reductivas son las características que más afectan el comportamiento de los metales en los suelos. Valores de pH ácido hacen más disponibles a los metales, excepto a los siguientes: As, Mo, Se, Cr, cuya disponibilidad es mayor en pH alcalinos. En medios con pH moderadamente alto se produce la precipitación de cationes como hidróxidos, en cambio en medios muy alcalinos pueden pasar nuevamente a la solución como hidroxicomplejos.
3-113
Febrero 2010

La presente sección tiene como objetivo determinar las condiciones iniciales de la calidad del suelo en cuanto al contenido metálico previamente a la ejecución del proyecto. Es importante enfatizar el hecho de que el suelo puede presentar naturalmente un contenido de metales que sobrepasan los límites recomendados por normas internacionales (actualmente no existe legislación nacional o internacional sobre el tema), pero hay guías para tipos de uso de suelos. El estudio de concentración de metales en muestras de suelo comprendió la recolección de muestras representativas de capas superficiales (generalmente del Horizonte A). Para este fin se aprovecharon las calicatas realizadas para la evaluación edafológica. Los métodos de referencia utilizados por el laboratorio determinaron el grado de precisión de los resultados. Para el análisis de metales totales se emplearon los procedimientos adaptados de “Test Methods for Evaluating Solid Waste” SW-846 Method 3050B or Method 3051, y para el mercurio se utilizó el método AOAC 971.21 18TH Ed. 2005. Los valores referenciales encontrados en los reportes de análisis de suelos fueron comparados con los lineamientos de calidad de suelos canadienses de la Guía de Calidad Ambiental Canadiense – CCME (Canadian Council of Ministers of the Environment, 2007) para los suelos de uso agrícola (Cuadro 3.2.14). Cuadro 3.2.14 Concentración límite de metales en suelos – CCME Elemento químico Arsénico (As) Bario (Ba) Cadmio (Cd) Cromo (Cr) Cobre (Cu) Mercurio (Hg) Níquel (Ni) Plomo (Pb) Selenio (Se) Talio (Tl) Vanadio (V) Zinc (Zn) Uso agrícola (mg/kg) 12 750 1,4 64 63 6,6 50 70 1 1 130 200

3-114
Febrero 2010

Análisis de resultados Se tomaron 47 muestras para determinar la calidad del suelo en cuanto al contenido natural de metales (As, Ba, Cd, Cr, Cu, Hg, Ni, Pb, Se, Tl, V, Zn). La ubicación de los puntos de muestreo de metales en suelos se muestra en la Tabla 3.2.53 y en la Figura 3.2.9. Los resultados del análisis de contenido de metales se observan en la Tabla 3.2.54 y el informe del laboratorio se muestra en el Anexo 3.7. A continuación se describen los resultados de los análisis de metales reportados por el laboratorio: Arsénico Los resultados del análisis de suelos indican valores totales de As en un rango de 0,8 a 392 mg/kg. Son 22 las muestras que superan el lineamiento establecido por el CCME (12 mg/kg) para suelos de uso agrícola, siendo la muestra con código de campo LC-20A la que reportó la mayor concentración; dicha muestra proviene de la zona de Guaguayo, muy próxima a la quebrada Hierba Buena (Gráfico 3.2.24). Es pertinente indicar que el contenido de As en las muestras de suelo analizadas proviene mayormente del material de origen; es decir, que la composición mineralógica del suelo justifica la presencia de minerales en cuya constitución se encuentra una abundancia relativa de As. Bario Los resultados del análisis de suelos indican valores totales de Ba en un rango de 10 a 270 mg/kg. Ninguna de las muestras analizadas registró valores que superen al límite establecido en 750 mg/kg por el CCME. Incluso cuando los resultados de laboratorio indiquen que no se ha superado el estándar de comparación, se debe indicar que el 36% de las muestras superaron el promedio del rango encontrado en suelos, y de este 36% se puede mencionar a las siguientes muestras: LC7-A proveniente de Maraypata, LC11-A proveniente de Yerba Buena Chica, LC34-A de Quengorío Alto, y LC67-A proveniente de Marcopata (Gráfico 3.2.25). Cadmio Los resultados del análisis de suelos indican que los valores totales de Cd se encontraron en rangos de 0,05 a 2,51 mg/kg. Fueron 3 las muestras de suelo que superaron el lineamiento de 1,4 mg/kg establecido por el CCME para suelos de uso agrícola; éstas fueron: LC14-A

3-115
Febrero 2010

obtenida en la zona de La Laguna, LC53-A proveniente de Maraypata, y LC78-A procedente de la zona de Yanacolpa (Gráfico 3.2.26). El 49% de las muestras analizadas reportaron resultados superiores al valor calculado como promedio en las muestras analizadas. Cromo El 98% de los resultados de las muestras analizadas reportaron concentraciones bastante alejadas del valor guía establecido por CCME (64 mg/kg), igualmente están por debajo del valor considerado tóxico para las especies vegetales que crecen en el área de estudio. El rango de concentración encontrado varía entre 1 y 72 mg/kg, y sólo una muestra (LC70-A, procedente de la zona de Salacat) superó el estándar de comparación (Gráfico 3.2.27). Cobre Aproximadamente el 13% (6 muestras) de los resultados de las muestras analizadas presentaron concentraciones superiores al valor guía establecido por CCME de 63 mg/kg (Gráfico 3.2.28). Es pertinente indicar que estos valores pueden generar toxicidad en especies vegetales y disminuir su rendimiento, debido a lo cual deben aplicarse actividades de manejo de suelo que tiendan a disminuir la concentración de Cu o, en el mejor de los casos, mantenerlo en forma poco soluble. El rango de concentración de Cu en los suelos del área estudiada es de 6,6 a 1 360 mg/kg. Evidentemente la concentración de Cu en algunos suelos, como aquellos provenientes de Quengorío, El Perol, Guayopampa y otros, obedece a la presencia de minerales en cuya composición hay una abundancia relativa del elemento, las formas disponibles e inmediatamente disponibles se encuentran en forma de sulfatos de cobre o quelatos, los cuales pueden ser parte de la nutrición mineral de las plantas. Mercurio Los resultados de análisis de Hg en muestras de suelo provenientes del área de estudio del Proyecto Conga, se encuentran en un rango de 0,04 a 61,8 mg/kg. Sólo la muestra LC88-A superó el valor guía establecido en el CCME, el cual es de 6,6 mg/kg para suelos de uso agrícola (Gráfico 3.2.29). En el Gráfico 3.2.29 se observa que las muestras que presentaron los valores más altos de Hg fueron LC88-A, procedente de la zona de Coñicorgue, y LC101-A, procedente de la zona de Guayopampa.

3-116
Febrero 2010

Níquel Los resultados del análisis del contenido total de Ni en las muestras de suelo indican que los valores se encuentran en un rango de 0,8 a 36,7 mg/kg. Con dichos resultados se puede afirmar que ninguna muestra de suelo superó el valor guía establecido en el CCME, que es de 50 mg/kg para suelos de uso agrícola. En el Gráfico 3.2.30 se puede observar que las dos muestras que presentaron los más altos valores de Ni son LC70-A, proveniente de la zona de Salacat, y LC78-A, proveniente de la zona de Yanacolpa. El 38% de las muestras analizadas presentaron resultados superiores al promedio de los valores encontrados en el rango mencionado, el cual fue calculado en 9,6 mg/kg. Plomo El análisis del contenido de Pb total en las muestras de suelo indica resultados en un rango de 5,4 mg/kg a 487 mg/kg. Tres muestras superaron el lineamiento de 70 mg/kg del CCME, LC27-A, LC47-A y LC20-A (Gráfico 3.2.31). Es importante considerar la ubicación de la muestra LC47-A, procedente de la zona de Sartenes, pues fue la que reportó la mayor concentración de Pb (487 mg/kg). Selenio El análisis del contenido de Se total en las muestras de suelo indica resultados en un rango de 0,5 mg/kg a 5,6 mg/kg. El 47% de las muestras superaron el lineamiento de 1,0 mg/kg del CCME, tal como se observa en el Gráfico 3.2.32, con un promedio de 1,3 mg/kg. Es importante considerar la ubicación de la muestra LC31-A, proveniente de la zona de laguna Cortada, la que reportó la mayor concentración de Se (5,6 mg/kg). Talio El análisis del contenido de Tl total en las muestras de suelo indica resultados en un rango de 0,1 mg/kg a 3,8 mg/kg. Cinco muestras superaron el lineamiento de 1,0 mg/kg del CCME, éstas fueron: LC20-A procedente de la quebrada Yerba Buena, LC29-A procedente de la zona de Pencayoc, LC33-A procedente de Quengorío Alto, LC54-A cercano a la quebrada Huanru, y LC53-A procedente de la zona de Maraypata (Gráfico 3.2.33). El promedio de los valores reportados fue de 0,5 mg/kg y el 11% fueron superiores al promedio.

3-117
Febrero 2010

Vanadio Los resultados de análisis de muestras de suelo indican valores de concentración total de V entre 1 a 83 mg/kg, y ninguno de los resultados superó el lineamiento establecido en el CCME (130 mg/kg) (Gráfico 3.2.34). El promedio de los valores reportados fue de 32,6 mg/kg, y el 55% de los resultados fueron superiores al promedio. Zinc Los resultados de análisis de Zn en las muestras de suelos provenientes del área de estudio se encuentran en un rango de 19 a 473 mg/kg, y dos muestras superaron el valor guía establecido en el CCME (200 mg/kg). En el Gráfico 3.2.35 se aprecia que estas muestran fueron la LC33A, proveniente de la zona de Quengorío Alto, y LC20-A, proveniente de la zona de la quebrada Yerba Buena. 3.2.9.6 Conflictos de uso de suelos Según lo mostrado en la Figura 3.2.13, el 40,18% de los suelos son adecuadamente explotados (uso equilibrado), 40,52% tienen un uso inadecuado (sobre utilizados), y 19,28% son subutilizados. El 0,02% restante ha sido identificado como centros poblados. Entre los factores que limitan el desarrollo agrícola del área estudiada, se pueden indicar: Mejorar la infraestructura de riego existente (baja eficiencia de riego). Inexistencia de una adecuada programación de cultivos. Los rendimientos de cultivos son bajos, por lo tanto, no permiten la capitalización de los productores por la baja rentabilidad de los mismos. Los índices de aplicación de insumos corresponden a un nivel tecnológico tradicional o bajo. Bajo nivel tecnológico en la producción pecuaria, que impide alcanzar los índices de productividad potenciales de la zona. Inadecuado manejo de los pastizales, existe una sobre explotación de las pasturas.

Clases de capacidad de uso potencial La capacidad de uso potencial de los suelos permite determinar el uso de prácticas de manejo y conservación apropiadas para cada suelo, debido a su mayor flexibilidad en la evaluación de sus características. Para el presente estudio, el uso potencial de los suelos se ha realizado mediante el sistema de clasificación por capacidad de uso potencial propuesto por el servicio de conservación de suelos de los EE.UU. (Klingebiel y Montgomery, 1966).
3-118
Febrero 2010

Este sistema comprende cuatro grandes divisiones y ocho clases de capacidad de uso potencial de los suelos que, de acuerdo a sus características y prácticas de manejo y conservación, se agrupan del I al VIII. Tierras arables Aptas para cultivos intensivos y otros usos (agricultura diversificada). Clase I Son suelos que tienen pocas limitaciones para la agricultura. No ha sido cartografiada en la zona. Se caracterizan por presentar pendientes suaves, erosión ligera, buena profundidad, buen drenaje asociado a una buena retención de agua, riqueza nutricional y/o buena reacción a los abonamientos, y trabajo cómodo del suelo. Clase II Son suelos que tienen ligeras limitaciones que reducen la elección de plantas para la agricultura ó que requieren prácticas moderadas de conservación. Sus características son pendientes ligeras, susceptibilidad moderada a la erosión, profundidad, estructura y trabajo de suelos algo desfavorable, ligera salinidad o sodificación fácilmente corregible, inundaciones ocasionales, ligero exceso de humedad fácilmente corregible por drenaje, y ligeras limitaciones climáticas. Clase III Son suelos que tienen limitaciones que afectan el desarrollo de los cultivos y que requieren prácticas especiales de conservación de suelos. Sus características principales son pendientes ligeramente inclinadas, moderada susceptibilidad a la erosión, moderadamente profundos a profundos, baja permeabilidad del subsuelo, moderada capacidad de retención de agua, salinidad moderada o sodificación no fácilmente corregible, inundaciones frecuentes que dañan los cultivos, exceso de humedad difícilmente corregible por drenaje, limitaciones climáticas moderadas, y baja fertilidad difícilmente corregible. Clase IV Son suelos que tienen limitaciones que restringen el desarrollo de las plantas y que requieren un manejo muy cuidadoso. Las principales características son pendientes moderadamente empinadas, susceptibilidad a la erosión, moderadamente profundos, baja capacidad de retención de agua, salinidad o sodificación muy severa, inundaciones con daños severos a los cultivos, humedad excesiva con estancamiento de agua, y condiciones climáticas moderadamente adversas.
3-119
Febrero 2010

Tierras generalmente no arables Aptas para cultivos permanentes (pastos, forestales, etc.) Clase V Son suelos que tienen limitaciones permanentes imposibles de cambiar, lo que genera que su uso sea para pastos naturales y cultivados, bosque o vida silvestre. Estas limitaciones restringen el desarrollo de las plantas e impiden el trabajo normal del suelo. Se caracterizan por estar ubicados en áreas sometidas a frecuentes inundaciones que impiden el crecimiento normal de los cultivos, pendientes casi a nivel, con condiciones climáticas que impiden el desarrollo normal de los cultivos, suelos muy pedregosos, descansando directamente sobre la roca, y ubicarse en zonas pantanosas cuyo drenaje, para fines de producción agrícola intensiva, es imposible de corregir, pero son adecuados para la instalación de forestales y pastos. Clase VI Son suelos con limitaciones severas, siendo adecuados sólo para pastos, bosques o vida silvestre. Los factores limitantes son pendientes empinadas, alta susceptibilidad a la erosión, ligeramente pedregosos a pedregosos, escasa profundidad, y severas condiciones climáticas. Algunos suelos de esta clase pueden ser utilizados para cultivos intensivos (nivel familiar) con la aplicación de manejos intensivos dirigidos a mejorar las limitaciones indicadas. Tierras marginales para la agricultura Aptas solamente para pastoreo extensivo y forestal. Clase VII Suelos con limitaciones muy severas para los cultivos. Su uso está indicado sólo para pastos naturales, bosques y vida silvestre. Los factores limitantes son permanentes e incorregibles. Se caracteriza por tener pendientes empinadas a muy empinadas, erosión severa, suelos superficiales, pedregosos a muy pedregosos, drenaje bueno a excesivo, y un clima desfavorable para el crecimiento de los cultivos. Los suelos de esta clase, generalmente son aptos para la forestación. Tierras sin uso agropecuario ni forestal Clase VIII Suelos y formas de paisaje con limitaciones que impiden el desarrollo de plantas comerciales; su uso está indicado para la recreación, turismo y refugio de la fauna silvestre. Las
3-120
Febrero 2010

características no corregibles de estos suelos son erosión muy severa, pendientes empinadas a muy empinadas, clima muy adverso, escasa profundidad efectiva, drenaje generalmente excesivo, muy pedregosos con presencia de afloramientos rocosos, y capacidad de retención de agua muy baja o nula. Pueden, eventualmente, ser protegidos con plantaciones de especies nativas. La Tabla 3.2.55 muestra las equivalencias correspondientes a la capacidad de uso mayor y el potencial de tierras. Las características principales fueron descritas en cada unidad de capacidad de uso mayor de tierras. Conflictos de uso de las tierras El conflicto de uso de las tierras se presenta cuando éstas no están siendo utilizadas en su debido potencial. El potencial de uso de suelo está determinado por las características físicomecánicas y biológicas de los suelos, determinadas por las condiciones del material parental; el clima, determinado por la humedad, temperatura, precipitación, y evapotranspiración. Asimismo, depende de la geoforma, la cobertura vegetal determinada por la presencia de organismos como animales de pastoreo, la intervención del hombre, y por la actividad microbiológica que depende de muchos de los factores indicados. Las unidades según su uso potencial permiten diseñar, delimitar y cuantificar las áreas que presentan condiciones apropiadas para el desarrollo de diferentes actividades, como: a. Uso Productivo: áreas que poseen una vocación natural y un potencial comprobado para el desarrollo de actividades económicas, como: agrícola, ganadera, forestal, fauna y flora silvestre, turismo y otras de carácter específico. − Uso Agrícola: se subdividen en áreas para agricultura intensiva con riesgos de inundación, con ligeras limitaciones, con limitaciones topográficas; y áreas para agricultura permanente con severas limitaciones edáficas y topográficas, y con moderadas limitaciones topográficas. Uso Pecuario: se subdividen en áreas para ganadería, sin limitaciones, con limitaciones topográficas y con limitaciones por drenaje. Uso Forestal: se componen de áreas para la explotación forestal con ligeras limitaciones, y áreas con fuertes limitaciones topográficas.

− −

La determinación de los conflictos de uso permite establecer estrategias orientadas al aprovechamiento de los recursos naturales mediante el fomento de las actividades productivas, manejo del bosque, aprovechamiento de la diversidad biológica y perfeccionamiento técnico de los recursos humanos; protección de áreas especiales mediante
3-121
Febrero 2010

la prevención y recuperación de áreas degradadas (sobre utilizadas) e intervenidas, y regularizar la tenencia de tierras y la propiedad; apoyo a la gestión del desarrollo sustentable mediante el ordenamiento espacial y jurídico, promover la investigación y desarrollo tecnológico, fomentar la cooperación y coordinación y el fortalecimiento institucional; y la transferencia de agentes económico-sociales, mediante la transformación y comercialización de productos y cubrir los requerimientos energéticos. Descripción de las unidades de conflictos de uso A continuación se describen las unidades de conflicto de uso identificadas en el área de estudio, las cuales se observan en la Tabla 3.2.56. 1) Tierras de uso equilibrado con riego (permanente, complementario y secano) (Símbolo UE) Estructura y dinámica Está conformada por tierras ubicadas en la zona mesoandina en valles aluviales y laderas montañosas de litología variada, con superficies planas a fuertemente inclinadas y pendientes entre 0 y 15%, en algunos casos, la pendiente es de 15 - 25%. En su mayoría constituyen zonas planas a moderadamente inclinadas. Esta unidad está intervenida por el hombre en forma apropiada; es decir, viene siendo cultivada en áreas cuyo potencial son tierras para cultivos en limpio y en tierras aptas para pasto, forestales y protección con modificación de su aptitud mediante las prácticas adecuadas de conservación. Constituye la unidad cuya dinámica debe ser manejada apropiadamente mediante la implementación de técnicas de conservación de suelos. Estas tierras cuentan con dotación de agua de riego complementario, pero también existen áreas bajo secano (áreas donde los cultivos agrícolas son sembrados y manejados con agua proveniente sólo de las precipitaciones). Potencial y limitaciones Esta unidad es de buena estabilidad geomorfológica al ser conducidas apropiadamente en tierras para agricultura y pastoreo. En laderas de montaña el potencial es limitado, presentando mucho riesgo para su uso intensivo. En las áreas de sedimentación la situación varía, presentando mejor estabilidad y seguridad para las actividades humanas en general.

3-122
Febrero 2010

Uso actual Esta zona es la de mayor intervención por el hombre, pues debido a condiciones de ubicación y sus características físicas, son áreas productivas y se utilizan en forma estacional o permanente, con fines agrícolas. Algunas áreas han sufrido deterioro de su fertilidad por el sobre pastoreo y cultivos intensivos. 2) Tierras sobre utilizadas Comprende las tierras cuyo potencial no corresponde a actividades agrícolas, pero vienen siendo utilizadas para el cultivo bajo secano y en menor escala con terrazas de formación lenta. Estas tierras requieren de prácticas de manejo para hacerlas más productivas y propiciar su conservación. En esta unidad se identifican proyectos de conservación de suelos, de infraestructura hidráulica, mejoramiento de pasturas y reforestación. Se identificaron tres unidades: a) Agricultura en tierras para pastoreo (Símbolo SU-A/P) Estructura y dinámica Está conformada por tierras cuyo potencial es para actividades de pastoreo, pero que vienen siendo utilizas en actividades agrícolas. Se encuentran ubicadas en la zona mesoandina en laderas montañosas de litología variada, con superficies moderadamente empinadas a empinadas con pendientes entre 15 - 50%, en algunos casos con terrazas de formación lenta. Esta unidad está intervenida por el hombre en forma inapropiada; es decir, viene siendo cultivada bajo secano en áreas cuyo potencial son tierras para pastoreo. Constituye una zona cuya dinámica es de fuertes riesgos de erosión por deslizamiento, por lo que debe ser manejada apropiadamente mediante la implementación de técnicas de conservación de suelos y reforestación; o dedicadas a pastoreo, implantando especies forrajeras de buena palatabilidad para ganado de doble propósito, por su gran potencial pecuario para producción de quesos y manjar blanco. Potencial y limitaciones Esta unidad es apropiada para actividades de pastoreo, pero al ser dedicadas a la agricultura bajo secano, se pone en riesgo su estabilidad geomorfológica. La actividad agrícola es factible siempre y cuando se construyan andenes, terrazas de absorción, zanjas de infiltración, surcos en contorno y protección de laderas con prácticas agroforestales (asociación de cultivos y especies forestales) y pastos cultivados. En laderas de montaña empinada el potencial es limitado, presentando mucho riesgo para su uso intensivo para actividades agrícolas.

3-123
Febrero 2010

Uso actual Esta zona es muy intervenida por el hombre al encontrarse próxima a centros poblados y en áreas colindantes a tierras aptas para cultivos en limpio, en las que en temporadas húmedas, se desarrolla una vegetación exuberante al encontrar suelos fértiles originados de rocas sedimentarias de calizas de la Grupo Goyllarizquisga. Gracias a las condiciones de ubicación y sus características físicas, son áreas productivas y se utilizan en forma estacional o permanente con fines agrícolas, a pesar de ser sólo para pastoreo. Algunas de estas áreas requieren de un análisis más detallado para clasificarlas apropiadamente como aptas para cultivos en limpio. b) Agricultura en tierras para producción forestal (Símbolo SU-A/F) Estructura y dinámica Está conformada por tierras cuyo potencial es para producción forestal, pero vienen siendo utilizas en actividades agrícolas. Se encuentran ubicadas en la zona mesoandina en laderas montañosas de litología variada, con superficies muy empinadas a extremadamente empinadas con pendientes mayores a 50%. Esta unidad está intervenida por el hombre en forma inapropiada, es decir, viene siendo cultivada bajo secano en áreas cuyo potencial son tierras para producción forestal. Constituye una zona cuya dinámica se presenta con fuertes riesgos de erosión por remoción en masa, por lo que debe ser manejada apropiadamente mediante la implementación de técnicas de conservación de suelos y reforestación con especies apropiadas como el “chachas”, “colle” y “queñua”, en zonas abrigadas, “quishuar” y “aliso”. Potencial y limitaciones Es apropiada para actividades de producción forestal, pero al ser dedicadas a la agricultura bajo secano, se pone en riesgo su estabilidad geomorfológica. La actividad agrícola es factible siempre y cuando se construyan andenes y protección de laderas con especies forestales. En montaña extremadamente empinada su potencial es limitado, presentando mucho riesgo para uso intensivo en actividades agrícolas en secano. Uso actual Se encuentra intervenida por el hombre debido a su proximidad a centros poblados y a áreas colindantes a tierras aptas para cultivo en limpio. Durante la temporada húmeda, gracias a los suelos fértiles, se forma una vegetación exuberante con condiciones para ser áreas productivas debido a su ubicación y sus características físicas. Se utilizan de forma estacional o permanente con fines agrícolas, a pesar de ser sólo para producción forestal.

3-124
Febrero 2010

c) Agricultura en tierras para protección (Símbolo SU-A/X) Estructura y dinámica Está conformada por tierras cuyo potencial es para protección, pero vienen siendo utilizadas en actividades agrícolas. Se encuentran ubicadas en laderas montañosas de litología variada, con superficies muy empinadas a extremadamente empinadas con pendientes mayores a 50%. También se ubican en tierras de pendientes menos empinadas pero con mayores limitaciones climáticas en el cultivo de especies criofílicas. Es intervenida por el hombre en forma inapropiada, cultivando bajo secano en áreas con potencial para protección de laderas. Constituye una zona cuya dinámica se presenta con severos riesgos de erosión por remoción en masa. En estas áreas es necesario un estudio a mayor detalle para seleccionar las áreas que puedan ser dedicadas a la actividad agrícola con prácticas de manejo apropiadas mediante la implementación de técnicas de conservación de suelos y separar las tierras que deberán ser para la protección de laderas y reforestación con especies apropiadas, como colle y queñua, y en zonas más abrigadas se puede sembrar quishuar, aliso y sauco. Potencial y limitaciones Esta unidad es apropiada para actividades de protección, pero al ser dedicada a la agricultura bajo secano, se pone en grave riesgo su estabilidad geomorfológica. La actividad agrícola es factible, siempre y cuando se construyan andenes en áreas apropiadas y protección de laderas con especies forestales, en laderas de montaña extremadamente empinadas. Uso actual Esta zona es intervenida por el hombre al encontrarse próxima a centros poblados. Es decir, gracias a sus condiciones de ubicación y sus características físicas, son áreas productivas y se utilizan en forma estacional o permanente, con fines agrícolas a pesar de ser sólo para protección de laderas. 3) Tierras subutilizadas Comprende las tierras que no vienen siendo utilizadas, por lo que se les ha clasificado como de protección, pero cuyo potencial corresponde para actividades aptas para agricultura, forestal y pastoreo. Estas tierras requieren ser incorporadas para ampliación de la frontera agrícola, actividades de reforestación y pastoreo de vacunos. En esta unidad se identifican proyectos de conservación de suelos, de infraestructura hidráulica, reforestación y mejoramiento de pasturas. Se identificaron tres unidades:

3-125
Febrero 2010

a) Tierras de protección para producción agrícola (Símbolo SSU-X/A) Estructura y dinámica Está conformada por tierras sin uso (de protección), cuyo potencial es para actividades agrícolas. Se encuentran ubicadas en laderas montañosas y fondo de valle aluvial, de litología variada, con superficies planas a ligeramente inclinadas hasta empinadas con pendientes entre 0 - 50%. En algunos casos existen áreas aluviales con cultivos permanentes y vegetación ribereña. Esta unidad no está totalmente intervenida por el hombre, viene siendo utilizada en algunos casos para actividades de pastoreo y en menor proporción para cultivos permanentes y especies forestales. Constituye una zona cuya dinámica natural presenta riesgos de erosión lateral de ríos y quebradas, y riesgos por erosión ligera en laderas, por lo que el establecimiento de cultivos en limpio o permanente debe ser manejado apropiadamente mediante la implementación de técnicas de conservación de suelos y reforestación. Potencial y limitaciones Esta unidad es apropiada para actividades agrícolas con riego y secano que no ponen en riesgo su estabilidad geomorfológica. La actividad agrícola es factible, siempre y cuando se realice considerando prácticas de conservación de suelos, como la construcción de andenes, terrazas de absorción, zanjas de infiltración, y surcos en contorno en áreas de laderas con fuerte pendiente. Estas áreas deberán ser consideradas en ampliación de frontera agrícola, dotándolas del recurso hídrico apropiado mediante la implementación de proyectos de infraestructura. Uso actual Esta zona no ha sido intervenida por el hombre, puesto que se encuentra lejana a los centros poblados y/o a tierras aptas para cultivos en limpio. En temporadas húmedas, gracias a sus características físicas, se desarrolla una vegetación exuberante al encontrar suelos fértiles. Esta vegetación es utilizada para pastoreo y recolección de leña. b) Tierras de protección para producción forestal (Símbolo SSU-X/F) Estructura y dinámica Está conformada por tierras sin uso (de protección) cuyo potencial es para producción forestal. Se encuentran ubicadas en laderas montañosas, de litología variada, con superficies moderadamente empinadas, con pendientes entre 15 - 25%. Esta unidad no ha sido intervenida por el hombre, y viene siendo utilizada para actividades de pastoreo y, en menor proporción, para especies forestales. Constituye una zona cuya dinámica
3-126
Febrero 2010

natural presenta riesgos de erosión ligera en laderas, por lo que debe ser manejada apropiadamente mediante la implementación de técnicas de conservación de suelos y reforestación, por ejemplo, el establecimiento de plantaciones forestales con especies nativas. Potencial y limitaciones Esta unidad es apropiada para actividades de producción forestal que no ponen en riesgo su estabilidad geomorfológica. La reforestación es factible sólo si se establecen viveros con especies nativas como la queñua, colle y el sauco, y se realice considerando prácticas de conservación de suelos como terrazas de absorción, zanjas de infiltración, y surcos en contorno en áreas de laderas con moderada pendiente. Uso actual Zona sin intromisión del hombre, debido a la lejanía de centros poblados y/o tierras aptas para cultivos en limpio. Durante la temporada húmeda se desarrolla una vegetación exuberante, gracias a los suelos fértiles y a las características físicas, la cual es utilizada para pastoreo. c) Tierras de Protección para Pastoreo (Símbolo SSU-X/P) Estructura y dinámica Está conformada por tierras sin uso (consideradas de protección) cuyo potencial es para pastoreo. Se encuentran ubicadas en laderas montañosas, de litología variada, con superficies empinadas con pendientes entre 25 - 50%. Esta unidad no ha sido intervenida por el hombre, es decir, viene siendo utilizada en algunos casos para actividades de pastoreo y en menor proporción está cubierta con matorrales y árboles nativos. Constituye una zona cuya dinámica natural presenta riesgos de erosión ligera en laderas, por lo que para el establecimiento de pasturas se deberá tomar en cuenta la calidad del pasto a mejorar y la carga animal; además, deberá ser manejada apropiadamente mediante la implementación de técnicas de conservación de suelos y reforestación. Potencial y limitaciones Esta unidad es apropiada para actividades de pastoreo, que no ponen en riesgo su estabilidad geomorfológica. El pastoreo es factible sólo si se determina la calidad actual de las especies de pastoreo, para lo cual deben establecerse proyectos productivos de mejoramiento de pasturas, e investigación de la carga animal y del tipo de especie a introducir. Asimismo, se deberá propiciar la microempresa para la producción de derivados de la leche, como quesos y manjar blanco.

3-127
Febrero 2010

Uso actual Esta zona no ha sido intervenida por el hombre pues se encuentra alejada de los centros poblados y/o de las tierras aptas para cultivos en limpio. En temporadas húmedas se desarrolla una vegetación graminal para pastoreo y matorrales exuberantes por encontrar suelos fértiles. 3.2.9.7 Microbiología de suelos Para los propósitos de este estudio, los microorganismos son importantes porque permiten determinar el tipo de manejo para el Plan de Cierre, según lo que se presente de manera natural en los suelos. Para los microorganismos el suelo es un ecosistema único al que deben adaptarse y del que deben obtener su sustento. A pesar de la preocupación creciente acerca de la degradación del suelo, de la disminución en su calidad y de su impacto en el bienestar de la humanidad y el ambiente, aún no hay criterios universales para evaluar los cambios en la calidad del suelo (Arshad y Coen, 1992). Para hacer operativo este concepto, es preciso contar con indicadores que puedan servir para evaluar la condición del suelo. Los indicadores biológicos de la calidad del suelo son los siguientes: La respiración del suelo (mgCO2/g de suelo/día) El número de hongos proteolíticos (UFC/g de suelo) El número de bacterias nitrificantes (NMP/g de suelo) El número de bacterias desnitrificantes (NMP/g de suelo) Los hongos contribuyen en el equilibrio ecológico y la mayoría de ellos son saprofíticos, es decir, descomponen y absorben nutrientes de materia orgánica muerta, degradando celulosa, lignina, proteínas, etc. Los hongos al degradar organismos muertos y desechos liberan agua, carbono (como CO2) y minerales de los compuestos orgánicos, los cuales recirculan a través de los ciclos biogeoquímicos; sin este proceso de descomposición, muchos nutrientes esenciales no estarían disponibles para las nuevas generaciones de organismos y la vida cesaría (Brock y Madigan, 1993; Prescott et ál., 1999; Alexander, 1980). Los hongos son organismos eucarióticos heterótrofos, presentan digestión externa al secretar enzimas para luego absorber las sustancias disueltas por la digestión. Un tipo de enzimas secretadas son las enzimas proteolíticas, las cuales hidrolizan las proteínas. A los hongos que secretan estas enzimas se les denomina hongos proteolíticos. Respecto a las bacterias nitrificantes, la importancia de los microorganismos nitrificantes se basa en su capacidad para producir el nitrato, que es la principal fuente de nitrógeno asimilado por las plantas superiores. Se distinguen dos grupos: uno que deriva su energía para la síntesis
3-128
Febrero 2010

celular de la oxidación de amonio y el otro de la oxidación del nitrito. Las autótrofas nitrificantes no forman endosporas, son Gram negativas, su forma es variable, incluyendo formas de bacilos, elipsoides, cocos y espirilos. A pesar de que no existe una homogeneidad morfológica, existe una similitud fisiológica, particularmente con respecto a las reacciones productoras de energía; la energía para el crecimiento se deriva sólo del metabolismo del amonio o nitrito. Se sabe que en el suelo se encuentran los siguientes géneros (Alexander, 1980): I. Oxidan amonio a nitrito: Nitrosomonas. Bacilos cortos o elipsoides Nitrosococcus. Células esféricas Nitrosospira. Células espiraladas Nitrosolobus. Células lobuladas o pleomórficas. II. Oxidan nitrito a nitrato: Nitrobacter. Bacilos cortos. Sobre la desnitrificación, éste es el proceso mediante el cual los óxidos de nitrógeno, principalmente el NO3- y el NO2, se usan como aceptores terminales de electrones en ausencia de O2 y se reducen para formar principalmente gases de dinitrógeno (N2) durante el metabolismo respiratorio. En el campo agrícola es el factor más significativo en la pérdida de nitrógeno. La desnitrificación está vinculada a las bacterias. Los desnitrificantes son un grupo común de Proteobacterias Gram negativas como las Pseudomonas, Alcaligenes, Paracocos y Tiobacilos. Algunas bacterias Gram positivas, como los Bacilos, pueden producir desnitrificación. Incluso unas pocas Archaea halófilas, como las Halobacterias, son capaces de desnitrificar. Todos los desnitrificantes son aerobios facultativos, lo que significa que alternan la respiración de NO3- a NO2- cuando el oxígeno llega a estar limitado. Según Moreira y Siqueira (2002), la respiración es uno de los parámetros más antiguos para cuantificar la actividad microbiana. Ella representa la oxidación de la materia orgánica hasta la formación del CO2 por organismos aeróbicos del suelo, que por lo tanto utilizan O2 como aceptor final de electrones, hasta el CO2. Los microorganismos respiran continuamente y la tasa de respiración es un índice confiable de la tasa de crecimiento. Los principales factores conocidos que afectan la respiración aeróbica de bacterias heterotróficas son: temperatura, oxígeno disuelto, humedad del suelo, pH y nutrientes. Los microorganismos tienen un papel importante en la formación de una buena estructura del suelo: el mucílago producido por las bacterias y las hifas de hongos y actinomicetos, contribuye a mantener las partículas de suelos formando agregados estables.

3-129
Febrero 2010

Se definieron 40 puntos de muestreo para la evaluación microbiológica, los mismos que se realizaron en 5 zonas de estudio. Los criterios que se tuvieron en cuenta para la elección de los puntos de muestreo microbiológico coinciden con el muestreo de suelos, de modo que el número de muestras cubrió suficiente área estudiada dentro de las diferentes unidades fisiográficas, edáficas, vegetacionales y ecológicas. En la Tabla 3.2.57 y la Figura 3.2.9 se presenta la relación de los puntos de muestreo con coordenadas UTM, altitud y la referencia de ubicación de los mismos. Por punto de muestreo se obtuvo una muestra compuesta (1 kg) de nueve sub puntos de muestreo, la que provino de un modelo de “distribución espacial sistemático al azar”. El material colectado correspondió a la capa arable del suelo (30 cm superficiales). Las muestras de suelo fueron colectadas en una bolsas ziploc, rotuladas y colocadas en un cooler con hielo gel, a fin de mantener la cadena de frío hasta su traslado al Laboratorio de Biorremediación de la Universidad Nacional Agraria La Molina (UNALM) (Anexo 3.8). Se determinó la existencia y abundancia de organismos pertenecientes a los siguientes grupos: Hongos proteolíticos Bacterias nitrificantes Bacterias desnitrificantes En dicho laboratorio también se realizaron ensayos de la respiración del suelo. Estos ensayos consisten en colectar el CO2 producido por la respiración de los suelos en una solución de hidróxido de sodio para su posterior cuantificación. Resultados Hongos proteolíticos En la Tabla 3.2.58 se presentan los valores promedio de colonias de hongos proteolíticos, los que en su mayoría corresponden a los géneros Aspergillus y Penicillium. Los valores registrados oscilan entre 3 y 160 UFC/g de suelo. Los resultados han sido separados en 3 categorías: baja (< 50 UFC/g), media (entre 50 y 100 UFC/g) y alta (> 100 UFC/g). A la categoría alta pertenecen sólo dos muestras: LC36, proveniente de la zona de La Florida, y LC78, proveniente de la zona de Yanacolpa, con 160 y 150 UFC/g, respectivamente. A la categoría media pertenecen 6 muestras con valores que van de 53 a 73 UFC/g, y a la categoría baja pertenecen las 32 muestras restantes, con valores entre 3 y 40 UFC/g.

3-130
Febrero 2010

Esta distribución de abundancias evidencia que son muy pocos lugares con alta abundancia de hongos proteolíticos y son muchos los lugares con poca abundancia (Gráfico 3.2.36). Las muestras con alta abundancia de hongos proteolíticos (LC36 y LC78) corresponden a suelos en descanso de las zonas 2 y 4, respectivamente, sugiriendo que estas muestras presentan mayor materia orgánica nitrogenada que el resto. Bacterias nitrificantes En la Tabla 3.2.59 se presentan los resultados de la enumeración de bacterias nitrificantes, determinado por el método del número más probable en las 40 muestras analizadas. Los valores de NMP/g de suelo son muy diversos, tanto a nivel general como al interior de cada zona evaluada. Oscila entre 2,2 x 104 hasta 160 000 x 104 NMP de bacterias nitrificantes por gramo de suelo. En el Gráfico 3.2.37 se hace evidente el agrupamiento de las muestras en cuatro categorías con base a los valores de NMP/g. A la categoría mayor corresponden las muestras LC33, procedente de la zona de Quengorío Alto, y LC36, procedente de la zona de La Florida, con 160 000 x 104 NMP/g, a la segunda categoría corresponden 4 muestras (LC11, procedente de Yerba Buena Chica; LC35, procedente de Quengorío Bajo; LC41, procedente de la zona de Agua Blanca; y LC78, procedente de Yanacolpa) con 92 000 x 104 NMP/g, a la tercera categoría con valores entre 9 500 x 104 NMP/g y 35 000 x 104 NMP/g corresponden 10 muestras, y finalmente a la cuarta categoría con valores menores de 3 500 x 104 NMP/g, corresponden 24 muestras. Son muy pocas las muestras con abundante número de bacterias nitrificantes y muchas las muestras que poseen poca abundancia. Las muestras LC33 y LC36 corresponden a suelos orgánicos con vegetación dominada por gramíneas de la zona 2. Este tipo de plantas tiene la característica de favorecer el metabolismo del nitrógeno, ya que están relacionadas con bacterias fijadoras libres. Éstas fijan el nitrógeno atmosférico, convirtiéndolo en amonio, el cual es rápidamente transformado en nitrato. Así podría explicarse el alto número de bacterias nitrificantes en estas muestras. Bacterias desnitrificantes En la Tabla 3.2.60 se presentan los valores de los números más probables de bacterias desnitrificantes por gramo de suelo para las 40 muestras analizadas. Estos valores son muy diversos tanto a nivel general como al interior de cada zona y oscilan entre 1,8 x 103 hasta 920 x 103 NMP/g de suelo.
3-131
Febrero 2010

En el Gráfico 3.2.38 se reconoce que las muestras se distribuyen en 4 grupos o categorías con base al NMP de bacterias desnitrificantes por gramo de suelo. En orden decreciente, corresponden a la mayor categoría –valores más altos– con 920 x 103 NMP/g las muestras LC70 y LC73; a la segunda categoría corresponden LC7 y LC22 con 540 x 103 NMP/g y 350 x 103 NMP/g, respectivamente; a la tercera categoría corresponden 16 muestras con valores entre 34 x 103 y 170 x 103 NMP/g; y a la cuarta categoría corresponden 20 muestras con valores de 1,8 x 103 NMP/g a 26 x 103 NMP/g. La muestra LC70 corresponde a un suelo con cultivo y la muestra LC73 corresponde a un suelo con vegetación silvestre (pajonal). Los altos valores de bacterias desnitrificantes en ambos suelos sugieren que existen condiciones anóxicas, pH casi neutro y buenos niveles de materia orgánica. Las muestras LC7 y LC22, ubicadas en la segunda categoría de abundancia de bacterias desnitrificantes, corresponden a suelos de bofedal y pajonal, respectivamente. La condición de inundación en la que se mantiene el suelo del bofedal y la alta humedad del pajonal en esta temporada húmeda, determinan condiciones anóxicas (ausencia de oxígeno) favorables para el desarrollo de bacterias desnitrificantes. La desnitrificación es un proceso anaerobio y en esas condiciones las bacterias que pueden usar esta ruta respiratoria son favorecidas. Respiración del suelo La respiración del suelo es un proceso eminentemente aerobio, es decir, que la descomposición de la materia orgánica en el suelo, realizada por varios tipos de microorganismos requiere de cantidades suficientes de oxígeno. Como producto residual del proceso de respiración se libera CO2, cuya cantidad es un indicador de la biomasa microbiana activa en el suelo. En la Tabla 3.2.61 se presentan los valores de CO2 producidos por respiración en cada una de las 40 muestras distribuidas en las 5 zonas. A diferencia de los casos anteriores, los valores presentan menor variabilidad, lo cual sugiere sólo dos grupos de muestras (Gráfico 3.2.39). Los valores menores de CO2 –de 0,019 a 0,052 mgCO2/g de suelo/d- corresponden a 24 muestras, y los valores mayores –de 0,06 a 0,097 mgCO2/g de suelo/d– corresponden a 16 muestras. Los valores, aunque variables, de CO2 indican una alta actividad metabólica en los suelos, lo cual se puede relacionar con una población microbiana alta y activa en los suelos.
3-132
Febrero 2010

Comparación de los indicadores microbiológicos con algunas características fisicoquímicas del suelo En la Tabla 3.2.62 se han ordenado los valores de los indicadores microbiológicos y de algunos factores fisicoquímicos del suelo con los cuales se ha realizado un análisis multivariado con el propósito de evidenciar algunas relaciones. En el Gráfico 3.2.40 se muestra el dendrograma construido mediante el análisis de cluster (Programa estadístico PAST 12) usando como base los registros de los indicadores microbiológicos por muestra. El gráfico muestra claramente dos grupos particularmente segregados por la cantidad (NMP) de bacterias nitrificantes. Un grupo está formado por aquellas muestras que reportan los mayores valores de NMP/g de estas bacterias (LC33, LC36, LC11, LC78, LC41 y LC35) y el otro grupo por el resto de muestras. Es importante señalar que en las muestras LC36 y LC78 se han reportado los mayores valores de UFC de hongos proteolíticos. En el Gráfico 3.2.41 se muestra el dendrograma que incorpora en el análisis a indicadores microbiológicos como a los factores fisicoquímicos. Este gráfico es semejante al Gráfico 3.2.40, es decir, presenta dos grupos definidos fundamentalmente por los valores altos de NMP/g de bacterias nitrificantes y UFC (g/d) de hongos proteolíticos. En el Gráfico 3.2.42 se observa claramente la dominancia de las bacterias nitrificantes sobre las desnitrificantes en toda el área de estudio, lo que a su vez señala que existen mayores condiciones aerobias que anaerobias. Además, ambos grupos están adaptados a un amplio rango de materia orgánica. De la comparación de las columnas de datos se observa que no hay evidencia de la relación entre la tasa respiratoria y el contenido de materia orgánica (%) de los suelos, y las tasas respiratorias altas se han encontrado tanto en suelos orgánicos como en minerales. Esto parece indicar que otros factores, además del carbono orgánico del suelo, pueden influir en la respiración. El pH del suelo, el contenido de humedad y la temperatura del ensayo, tienen influencia. Las tasas respiratorias encontradas permitieron estimar la velocidad de mineralización del carbono orgánico del suelo entre 3 a 77% anual, con un promedio de 16,5% anual. Este rango

12

PAST es un programa libremente disponible, originalmente utilizado en paleontología, pero también popular en ecología y otros campos. 3-133
Febrero 2010

es muy elevado para las condiciones de campo del área en estudio e indicaría una elevada capacidad de reciclaje de carbono en los suelos de la zona. Cabe señalar que la cuantificación de la tasa respiratoria fue realizada en condiciones de laboratorio, con el contenido de humedad de la muestra original y bajo temperatura constante de 28 °C. El método empleado fue la captura en álcali, del cual se ha reportado que puede sobreestimar ligeramente la capacidad respiratoria del suelo. Estas condiciones pueden explicar parcialmente la alta velocidad de mineralización del carbono orgánico hallada en las muestras. Bajo condiciones de campo, con temperaturas más bajas y humedad excesiva en suelos comprendidos en humedales, la tasa de mineralización es inferior a la estimada en laboratorio. No obstante, esto último no contradice el supuesto de una alta población microbiana en los suelos. Los altos valores de NMP/g de bacterias nitrificantes indican una alta capacidad de mineralización del nitrógeno proveniente de la materia orgánica del suelo. En forma similar al caso de la tasa respiratoria, no se encontró relación entre la población de bacterias nitrificantes y el contenido orgánico del suelo; sin embargo, algunas muestras de poblaciones bajas pueden coincidir con aquellos suelos ubicados en humedales, donde por la baja difusión de oxígeno, la nitrificación es muy lenta. La alta población de organismos nitrificantes y la tasa respiratoria sugieren que la dinámica poblacional de los microorganismos del suelo es alta, especialmente en aquellos suelos bien aireados. Por su parte, los valores de abundancia poblacional reportados para las bacterias desnitrificantes son esperados en suelos bien aireados y pueden incrementarse bajo condiciones de anegamiento. La población de bacterias desnitrificantes fue inferior a la hallada para bacterias nitrificantes en los mismos suelos y podría indicar una baja capacidad de desnitrificación potencial en el área de estudio. Al igual que en el caso anterior, no se encontró relación entre las poblaciones y el contenido orgánico del suelo, pero éstas parecen relacionarse con la aireación del suelo e incrementarse en suelos con excesiva humedad. Conclusiones Las conclusiones de la evaluación microbiológica de los suelos del área de estudio de suelos se dan a continuación: Las bacterias nitrificantes y desnitrificantes, así como los hongos proteolíticos, tienen amplia distribución en el área de estudio pues han sido reportadas en todas las
3-134
Febrero 2010

muestras de suelo colectadas en las cinco zonas definidas dentro del área de estudio de suelos para el Proyecto Conga. Los volúmenes de CO2 reportados como productos de la respiración de los suelos, bajo las condiciones de laboratorio, indican que los microorganismos de los suelos tienen alta tasa metabólica, la misma que se atenúa en el área de estudio, dadas las limitaciones ambientales (temperatura, pH, humedad, entre otros). Los amplios rangos de valores de NMP/g reportados para bacterias nitrificantes y desnitrificantes sugieren que existe gran variedad de condiciones en el área de estudio en general y al interior de cada una de las cinco zonas, lo que confirma la heterogeneidad espacial tanto natural (suelos de bofedal, pajonal alto, pajonal bajo, etc.), como antropogénica (suelo removido, suelo en descanso, con cultivo, etc.). Los altos valores de NMP de bacterias nitrificantes están garantizando la disponibilidad de nitrato para las plantas, garantizando así la producción de biomasa vegetal en las diferentes zonas de estudio. 3.2.9.8 Nivel nutricional y contenido de metales en especies vegetales La absorción de elementos nutrientes o no nutrientes por las especies vegetales y la acumulación en sus diferentes órganos, depende básicamente de dos factores: el factor planta, el cual determina la facilidad con que éstos pueden ingresar vía radicular o vía foliar; y el factor ambiente, que incide en la disponibilidad que se pueda encontrar de los elementos en la cantidad y forma química apropiada para su absorción. Los resultados de esta evaluación permiten deducir de qué forma los elementos considerados “nutrientes esenciales” y “metales”, cuando superan los límites máximos establecidos por el CCME, inciden en la producción de los cultivos del área de estudio. De otro lado, se puede determinar el contenido natural de metales que presentan las especies vegetales en el área de estudio, considerando la acumulación que se presenta en los tejidos vegetales de las especies muestreadas, las cuales finalmente son consumidas por los seres humanos vía alimentos de origen vegetal, y por los animales, a través del consumo de forrajes. El muestreo y análisis de tejido vegetal ha tenido en cuenta aspectos como la variabilidad ecológica del área de estudio, la diversidad de especies que predominan en los diferentes espacios geográficos, los tipos de especies, hábitos de crecimiento, estacionalidad de plantas cultivadas y objetivos del estudio. La cantidad e intensidad del muestreo ha sido determinada por la variabilidad de especies y el área de estudio determinada. El muestreo del tejido vegetal se hizo en forma coordinada con el muestreo de suelos, en tanto ambas disciplinas tienen una relación directa.

3-135
Febrero 2010

Se analizaron en el Laboratorio de Suelos, Plantas, Aguas y Fertilizantes de la UNALM 96 muestras de plantas con la finalidad de determinar los nutrientes esenciales para el crecimiento y desarrollo de las plantas. Los macronutrientes analizados fueron: N, P, K, Ca, Mg, S. Entre los micronutrientes se analizó Zn, Cu, Mn, Fe y B. La diferencia entre macronutrientes y micronutrientes se da en orden de la magnitud de absorción para cada grupo. Los macronutrientes son reportados por el laboratorio en unidades porcentuales (%) de materia seca del tejido vegetal y los micronutrientes son reportados en unidades de partes por millón (ppm). En el laboratorio Inspectorate Services Perú S.A.C., se realizó el análisis de metales en las muestras de plantas recolectadas en el área de estudio. La concentración de metales se evaluó utilizando la técnica ICP AOAC 985.01 (reporte de resultados de 33 elementos). Para el análisis de Hg se aplicó el método AOAC 971.21. Para el presente estudio se seleccionaron los resultados de los 10 elementos más representativos, de gran importancia en estudios relacionados con minería, fueron el As, Ba, Cd, Cr, Cu, Fe, Hg, Mo, Ni y Pb. Las unidades reportadas en los resultados del análisis están en el orden de mg/kg. Criterios establecidos para el análisis de los resultados Los nutrientes esenciales se determinan en los tejidos vegetales basados en los criterios que determinan su esencialidad, tal como: a. b. c. Debe ser requerido para completar el ciclo normal de vida de un organismo. Sus funciones no pueden ser sustituidas por otro elemento o compuesto químico. Está involucrado directamente en la nutrición de las plantas, ya sea como constituyente de un metabolito esencial o por participar en un sistema enzimático esencial.

Lo anteriormente afirmado permite diagnosticar el estado nutricional de la planta y su aptitud para generar una producción de biomasa total. En relación al análisis de metales, los resultados permiten tener una línea base del estado actual de absorción de las plantas respecto a los elementos mencionados, antes del inicio de las actividades del proyecto. Su determinación se hace teniendo en cuenta la importancia que tienen respecto al peligro que ocasiona el contenido de un metal en el crecimiento y desarrollo de las plantas, así como el peligro que ocasionaría en el consumo de los productos vegetales por el ser humano y los animales.

3-136
Febrero 2010

Interpretación del contenido de nutrientes esenciales Concentración de elementos en las plantas Al igual de lo que ocurre en el suelo, en las plantas la concentración de elementos es muy variable. Existen especies vegetales que pueden acumular el elemento en concentraciones que para otra especie vegetal podrían ser tóxicas, pero presentan un desarrollo normal. En el siguiente cuadro se observa la información proporcionada por Crocomo (1965) y Lachica (1985), que indica los rangos adecuados del contenido de nutrientes en plantas. De los datos observados, generalmente la mayor parte de autores concuerdan con los rangos presentados por Lachica. Cuadro 3.2.15 Concentración de nutrientes en materia seca de tejidos vegetales Concentración en la materia seca según Crocomo (1965) (%) 1,5 0,2 1,0 0,5 0,2 0,1 mg/kg 0,1 6,0 20,0 50,0 100,0 20,0 100,0 Rango de concentración en la materia seca según M. Lachica (1985) (%) 0,25 – 7,5 0,02 – 1,4 0,10 – 12,0 0,04 – 7,0 0,05 – 2,0 0,06 – 1,5 ug/kg 0,02 –150 0,2 – 200 4 - 420 7 – 3 000 25 – 1 200 5 – 1 000 100 – 60 000

Elementos

Macronutrientes Nitrógeno (N) Fósforo (P) Potasio (K) Calcio (Ca) Magnesio (Mg) Azufre (S) Micronutrientes Molibdeno (Mo) Cobre (Cu) Zinc (Zn) Manganeso (Mn) Hierro (Fe) Boro (B) Cloro (Cl)

Fuente: Crocomo (1965), Lachica (1985).

Se distinguen tres niveles de contenido de elementos en el tejido vegetal: deficiente, medio o normal, y muy elevado a excesivo. En el Cuadro 3.2.16 se presenta la variación de las concentraciones de micronutrientes en hojas adultas (Jones, 1990).
3-137
Febrero 2010

Cuadro 3.2.16 Niveles de concentración de metales en tejido foliar de plantas Deficiente (mg/kg) <50 <20 <20 <4 <15 <0,1 Medio o Normal (mg/kg) 50 - 250 20 - 500 25 - 150 5 - 20 20 - 100 0,5 Muy elevado o Excesivo (mg/kg) --> 500 > 400 > 20 > 200 ---

Elementos Hierro (Fe) Manganeso (Mn) Zinc (Zn) Cobre (Cu) Boro (B) Molibdeno (Mo)
Fuente: Jones, 1990.

Las plantas tienen diferentes requerimientos de absorción de elementos, por lo que cada especie vegetal presenta rangos diferentes de absorción, por ello se puede indicar niveles, máximos, mínimos y óptimos, como se observa en el siguiente cuadro. Incluso, se ha determinado que dentro de la misma planta hay variación en el contenido de metales de acuerdo a la parte de la planta de donde procede la muestra vegetal. También dentro de una misma especie hay diferencias en los requerimientos de nutrientes cuando se trata de diversas variedades de un cultivo determinado. A continuación se presentan los requerimientos de nutrientes esenciales de algunas especies vegetales que generalmente se siembran en el área de estudio.

3-138
Febrero 2010

Cuadro 3.2.17 Requerimientos de nutrientes esenciales para diversas especies vegetales Planta Parte de la planta Niveles Elementos Unidades Valores P Alfalfa Hojas medias Óptimo K Mg B Granos Cebada Raíces Tallos Tallos Nivel crítico mínimo de respuesta N P P K N P Limonero Hojas Óptimo K Ca Mg N Óptimo Papa Hojas medias Déficit P K P K P Trigo Ápice de hojas Óptimo K Ca
Fuente: Crocomo (1965), Lachica (1985).

% % % Ppm % % % % % % % % % % % % % % % % %

0,12 1,40 0,24 20,0 0,8 0,057 0,18 0,42 2,5 0,34 0,80 3,90 0,35 4,60 0,36 5,40 0,087 3,05 0,35 4,11 1,38

Interpretación del contenido de metales Con respecto al Pb, Bolt and Bruggenwert (1978) consideran que concentraciones de 0,5 a 3,0 mg/kg son contenidos normales. Allaway (1968) considera que puede variar de 0,1 a 10 mg/kg. En relación al Cd y Cr, Mengel and Kirbky (1978) consideran que los contenidos en plantas normales pueden fluctuar de 0 a 1,5 mg/kg para Cd, y de 0,02 a 1,0 mg/kg para el Cr. En el Cuadro 3.2.18 se presentan las concentraciones aproximadas de Zn, Cu y Pb en tejidos vegetales, valores generalizados para varias especies.
3-139
Febrero 2010

Cuadro 3.2.18 Niveles de concentraciones en plantas Elemento (ppm) Zinc (Zn) Cobre (Cu) Plomo (Pb) Según Según Suficiente Excesivo Salisburi, Allaway, Deficiencia 1990 1968 o Normal o Tóxico 10 - 20 2 -5 --27 –150 5 - 30 5 - 10 100 - 400 20 - 100 30 - 300 20 6 --8 - 15 4 - 15 0,1 - 10 Según Kabata, 1985

En la naturaleza se encuentran especies que se adaptan fácilmente en condiciones de alta concentración de metales, denominadas hiperacumuladoras; sin embargo, en la mayoría de las especies, las concentraciones altas de dichos elementos generan problemas nutricionales y efectos no deseados en los consumidores. En el Cuadro 3.2.19 se muestran los valores de concentración en plantas normales y plantas hiperacumuladoras (Brooks, 2000), y en el Cuadro 3.2.20, un listado de plantas hiperacumuladoras, identificadas en investigaciones reportadas en los últimos años; dichas especies pueden ser tomadas en cuenta en programas de revegetación futura. Cuadro 3.2.19 Concentración promedio de metales en plantas Concentración en plantas normales (ppm) 2 3 20 1 000 20 1 100 Concentración en plantas hiperacumuladoras. (ppm) 100 5 000 5 000 10 000 5 000 1 000 10 000

Elementos

Cadmio (Cd) Cobalto (Co) Cobre (Cu) Manganeso (Mn) Níquel (Ni) Selenio (Se) Zinc (Zn)
Fuente: Brooks, 2000.

3-140
Febrero 2010

Cuadro 3.2.20 Plantas hiperacumuladoras de Ni, Pb, Zn, Cd, Cu y Co Especie Alyssum bertolonii Alyssum bertolonii Phyllanthus serpentinus Serbetia acuminata Stacklousia tryonii Streptanthus polygaloides Brassica juncea Brassica juncea Brassica carinatta Cardaminopsis halleri Thlaspi calaminare Alpine peruvycress Thalspi caerulescens Thlaspi caerulescens Aeolanthus biformifolius Haumariastum robertii
Fuente: Kabata, 1985

Metal ensayado Ni Ni Ni Ni Ni Ni Pb Pb Pb Zn Zn Zn Zn Cd Cu Co

Nivel de tolerancia (ppm) 12 200 > 30 000 38 000 250 000 41 000 164 000 91 666 <35 000 115 461 4 000 <30 000 30 000 7 000 1 140 10 000 10 000

Ubicación de los puntos de muestreo En la Tabla 3.2.63 se presenta la ubicación de los puntos de muestreo con el código de laboratorio, la clave de campo para cada muestra tomada y el nombre común de las especies colectadas. Resultados e interpretación del análisis de nutrientes en tejidos vegetales Se han determinado los siguientes elementos: Ni, P, K, Ca, Mg, S, Na, Zn, Cu, Mn, Fe y B. Los tejidos analizados provienen de especies cultivadas con fines alimenticios (26%), especies de pastos cultivados (16%) y especies silvestres entre herbáceas, arbustivas y arbóreas (58%). Los resultados se observan en el Anexo 3.9.

Presentación de los resultados del análisis de nutrientes en tejido foliar, en especies vegetales del área de estudio La Tabla 3.2.64 presenta los resultados de laboratorio concernientes al contenido de nutrientes esenciales para el crecimiento y desarrollo de las plantas, obtenidos mediante el análisis de tejidos vegetales.
3-141
Febrero 2010

Es importante mencionar que los valores para cada especie vegetal varían con el nivel de fertilidad del suelo, la capacidad de absorción de la planta y el estado de desarrollo de la misma. Además, existe una alta correlación, entre la concentración de los elementos esenciales contenidos en el suelo y el contenido total en las muestras analizadas de tejido vegetal, provenientes de las especies estudiadas en el área de estudio de suelos del Proyecto Conga. Se han hallado especies vegetales con bajos contenidos de elementos esenciales, provenientes de suelos con bajos niveles de fertilidad, especialmente aquellos suelos de carácter ácido, con bajos niveles de fertilidad, poco profundos y en pisos altitudinales con restricciones climáticas para la producción de cultivos. Interpretación de los resultados correspondientes al contenido de macronutrientes en plantas Es importante mencionar que las diferentes especies vegetales estudiadas presentan diferente capacidad de absorción de los nutrientes en general, factor a tener en cuenta al momento de indicar el contenido diferencial entre una especie y otra en un ambiente determinado. − Nitrógeno Los resultados referidos a la concentración del macronutriente primario nitrógeno (N), indican valores en un rango de 0,56 a 5,2%. Comparado con los rangos del Gráfico 3.2.43, se puede afirmar que se encuentran dentro de los valores considerados normales para una gran diversidad de especies. Existe una gran diferencia de absorción de N, que es mayor en especies de la familia de las leguminosas (habas, alverja, trébol), en comparación con especies de la familia de las gramíneas (ichu, maíz). De las 96 muestras analizadas, el 56% presentó valores por debajo del promedio, y el 44% registró una concentración total de N superior al promedio de 2,51% de N. Los valores máximos de N en los tejidos foliares analizados de especies cultivadas como papa, habas, trébol, rye grass, yacón, alverja y chocho, y en especies naturales como chugur, chilayo, flor de río y chiche, oscila entre 4 a 5,2%, y están cerca del óptimo recomendado; ésto ocurre por la calidad media del suelo en cuanto a su nivel de fertilidad, y al manejo de especies cultivadas en cuanto al aprovisionamiento de fertilizantes nitrogenados y materia orgánica. El valor mínimo del rango encontrado en las especies estudiadas corresponde a especies silvestres como ichu, cachorrillo y cebolla de cóndor, con valores entre 0,56 y 1%, valor muy cercano al contenido presentado por otras gramíneas silvestres. Ello se justifica por las condiciones poco favorables de suelo y clima, para un buen desarrollo de las especies analizadas.

3-142
Febrero 2010

Para las muestras de tejido vegetal de diferentes especies muestreadas en el área de estudio de suelos, se puede concluir que el mayor contenido de N en las muestras de suelos depende de los siguientes factores: nivel de fertilidad del suelo, contenido de materia orgánica, capacidad de absorción de N por parte de la planta (mayor en leguminosas que en especies de otras familias de plantas), y el clima del área de estudio. − Fósforo Los resultados de análisis del macronutriente primario fósforo (F) están en un rango de 0,05 a 0,54%; comparado con el rango establecido por M. Lachica (Cuadro 3.2.15) y viendo el Gráfico 3.2.44, se puede afirmar que se encuentran dentro de los valores considerados normales para una gran diversidad de especies. De las 96 muestras analizadas, el 53% presentó valores por debajo del promedio, y el 47% registró concentraciones de P mayores al promedio, cuantificado en 0,27%. Los máximos valores de P se han registrado en especies cultivadas como chocho, rye grass, yacón, haba y olluco, especies naturales como chilayo, flor de río y chiche, y especies forestales como quishuar blanco, cuyos resultados variaron entre 0,4 y 0,54%, se encuentran cerca del óptimo recomendado, y aparecen en el Cuadro 3.2.17 para algunas especies. Esto ocurre debido a la calidad media del suelo en cuanto a su nivel de fertilidad, y al manejo de especies cultivadas en cuanto al aprovisionamiento de fertilizantes nitrogenados y materia orgánica. Los valores mínimos del rango encontrado en las especies estudiadas, corresponden a especies silvestres como pata de gallina, ichu y cebolla de cóndor, también se encuentran especies con propiedades medicinales que presentan valores en el límite inferior del rango de resultados, como: valeriana, vira vira, canchalagua (0,05 y 0,1%). Ello se justifica debido a que las muestras se han recolectado en lugares en condiciones de suelos pobres y clima adverso, lo que impide un buen desarrollo y absorción eficiente de nutrientes por parte del sistema radicular. La absorción de P es muy lenta a diferencia del N, y se ve especialmente agravada en suelos con bajos niveles de este macronutriente. Es necesario considerar lo mencionado anteriormente al momento de indicar el contenido diferencial entre una especie y otra en un ambiente determinado; por ejemplo, se observa que el pasto natural predominante en zonas de altura (ichu) presenta los menores valores de absorción de este elemento en el área de estudio de suelos.

3-143
Febrero 2010

Para las muestras de tejido vegetal de diferentes especies muestreadas en el área de estudio, se puede concluir que el mayor contenido de P en las muestras de suelos, depende principalmente de los siguientes factores, en el orden que sigue: capacidad de absorción de P por parte de la planta (menor en ichu que en especies de otras familias de plantas), nivel de fertilidad del suelo y el clima del área de estudio. − Potasio Los resultados de análisis indican valores de potasio (K) en un rango de 0,27 a 3,83%. Comparado con los rangos establecidos por M. Lachica (Cuadro 3.2.15), y observando el Gráfico 3.2.45, se afirma que se encuentra dentro de los valores considerados normales para una gran diversidad de especies, aun cuando el rango de resultados se encuentra en el tercio inferior del mismo. El 55% registró concentraciones por debajo del promedio en las muestras de tejido vegetal, y el 45% presentó una concentración total mayor al promedio cuantificado en 1,72%. Los máximos valores registrados se dieron en las especies cultivadas olluco, maíz, haba, rye grass y avena, y en las especies naturales flor de río, chicoria y shita, encontrándose en un rango entre 3 a 3,83%. Estos resultados están cerca del óptimo recomendado para algunas especies, como se observa en el Cuadro 3.2.17. Lo anteriormente descrito ocurre pues la mayoría de suelos del área de estudio están bien provistos de K, notándose en el rango de absorción de la mayoría de especies analizadas. Los valores mínimos encontrados fueron en especies silvestres como ichu, cachorrillo, pata de gallina, cebolla de cóndor y campanilla; también se encontraron especies con propiedades medicinales que registraron valores en el límite inferior del rango de resultados, como: canchalagua, valeriana y romeral, con valores entre 0,27 y 0,75%. Estos resultados ocurren porque es inherente a estas especies vegetales una menor absorción del elemento, lo cual no quiere decir que muestren deficiencia de K, sino que satisfacen las necesidades del elemento en esos niveles. La absorción de K ocupa el segundo lugar después del N, y es importante en zonas con alta evapotranspiración o en las que se presentan periodos de bajas temperaturas, debido a que este elemento es un factor de rusticidad a extremos de temperatura y sequía. Es necesario considerar lo mencionado anteriormente al momento de indicar el contenido diferencial entre una especie y otra en un ambiente determinado. Para las muestras de tejido vegetal de diferentes especies obtenidas en el área de estudio de suelos, se puede concluir que el mayor contenido de K en las muestras depende de los
3-144
Febrero 2010

siguientes factores: nivel de fertilidad del suelo, capacidad de absorción de K por parte de la planta (menor en ichu que en especies de la misma familia, pero que son especies cultivadas como maíz, avena, trigo, rye grass), y el clima del área de estudio. − Calcio Las concentraciones de calcio (Ca) en las especies vegetales analizadas se encuentran en un rango de 0,1 a 4,01%. Comparando con los rangos del Cuadro 3.2.15 y el Gráfico 3.2.46, se observa que los valores se encuentran dentro de los considerados normales para una gran diversidad de especies, aun cuando el rango de resultados se encuentra en el medio inferior del mismo. De las 96 muestras analizadas, el 63% presentó valores por debajo del promedio, y el 37% por encima del promedio, cuantificado en 0,9%. Las máximas concentraciones de este macronutriente se reportaron en especies cultivadas como frijol, chocho, tomate, papa, yacón, haba y garbanzo, especies naturales como luñe, chiche, honrada, y shita, variando los resultados entre 1,5 y 4,01%. Estos resultados están cerca del óptimo recomendado, los cuales se observan en el Cuadro 3.2.17 para algunas especies. Las máximas concentraciones ocurrieron porque la mayoría de los suelos del área de estudio de suelos se encuentran bien provistos de Ca, con excepción de aquellos suelos ácidos a extremadamente ácidos, de donde provienen principalmente las especies que reportaron los menores valores. Los mínimos valores registrados, que se encuentran entre 0,1 y 0,4%, corresponden a especies silvestres como ichu, totora, cebolla de cóndor y cortadera, así como a especies cultivadas con valores en el límite inferior del rango de resultados, como la cebada, rye grass, centeno, maíz y avena. Ello sucede puesto que es inherente a estas especies vegetales tener una menor absorción del elemento, lo cual no signifique que muestren deficiencia de Ca, sino que satisfacen sus necesidades de Ca en los niveles encontrados en los resultados del análisis. Para las muestras de tejido vegetal de diferentes especies obtenidas en el área de estudio de suelos, se puede concluir que el mayor contenido de Ca en las muestras depende básicamente de los siguientes factores: nivel de fertilidad del suelo (contenido de calcáreo o carbonato de calcio, capacidad de intercambio catiónico), capacidad de absorción de Ca por parte de la planta (p.ej. la absorción es menor en ichu y otras gramíneas, que en especies de otras familias, como las leguminosas y solanáceas, ya sean cultivadas o silvestres), y el clima del área de estudio.

3-145
Febrero 2010

− Magnesio El rol que cumple el magnesio (Mg) a nivel de tejido clorofiliano, incluso cuando su magnitud de absorción es menor que la de los elementos que lo anteceden, es fundamental en procesos metabólicos de la planta, especialmente en el proceso de fotosíntesis. Los resultados del Mg en las especies vegetales analizadas oscilan entre 0,06 y 0,52%. Comparando los resultados con el Cuadro 3.2.15 y el Gráfico 3.2.47, se puede afirmar que se encuentran dentro de los valores considerados normales para una gran diversidad de especies, aun cuando el rango de resultados se encuentra en el cuarto inferior del mismo. El 55% presentó valores por debajo del promedio del contenido total en las muestras de tejido vegetal, y el 45% registró una concentración total de Mg superior al promedio cuantificado en 0,19%. Los máximos valores de Mg oscilan entre 0,25 y 0,52%, y fueron registrados en especies alimenticias cultivadas como yacón, papa, olluco, tomate, frijol, chocho, oca y maíz, así como en quishuar, capulí, zarzamora, chugue y valeriana. Estos resultados están cerca del óptimo recomendado, los cuales aparecen en el Cuadro 3.2.17 para algunas especies. Estos resultados se dan pues la mayoría de los suelos de donde provienen las muestras vegetales están bien provistos de Mg, con excepción de aquellos suelos ácidos a extremadamente ácidos, de donde provienen las especies que reportan los menores valores de concentración. Los valores mínimos, entre 0,06 y 0,1%, corresponden a especies silvestres como ichu, campanilla, totora, cebolla de cóndor y cortadera, también se encuentran en especies cultivadas, como la cebada, rye grass y centeno. Es inherente a estas especies vegetales tener una menor absorción del elemento, así como la deficiencia en el contenido del mismo en los suelos de donde provienen dichas muestras vegetales. Para las muestras de tejido vegetal de diferentes especies obtenidas en el área de estudio de suelos, se puede concluir que el mayor contenido de Mg depende de los siguientes factores, en el siguiente orden: nivel de fertilidad del suelo (contenido de carbonato de calcio, carbonato doble de calcio y magnesio, capacidad de intercambio catiónico), capacidad de absorción de Mg por parte de la planta (p.ej. la absorción es menor en ichu y otras gramíneas, que en especies de otras familias, como las leguminosas y solanáceas, ya sean cultivadas como silvestres), y el clima del área de estudio. En este sentido, el comportamiento del magnesio es muy similar al observado para el calcio.

3-146
Febrero 2010

− Azufre El rol que cumple el azufre (S) a nivel de enzimas y vitaminas, es fundamental en procesos metabólicos de la planta, especialmente en los procesos responsables de la calidad de los productos cosechados. Los resultados del análisis de azufre indican valores en un rango de 0,06 a 0,5%; comparado con el rango establecido en el Cuadro 3.2.15, se puede afirmar que se encuentran dentro de los valores considerados normales para una gran diversidad de especies, aún cuando el rango de resultados se encuentra en el tercio inferior del mismo (Gráfico 3.2.48). De las 96 muestras analizadas, el 52% presentó valores por debajo del promedio del contenido total en las muestras de tejido vegetal, y el 48% presentó una concentración total de S mayor al promedio cuantificado en 0,17% de S. Las máximas concentraciones de azufre fluctuaron entre 0,25 y 0,5% en especies alimenticias cultivadas como papa, frijol y chocho, así como en especies naturales como el dactylis, cedrón, chiche, honrada y chita. Esto sucede pues la mayoría de los suelos de donde provienen las muestras vegetales de las especies analizadas en el área de estudio de suelos, están bien provistos de S, excepto aquellos suelos neutros a alcalinos, de donde provienen las especies que reportaron los menores valores de concentración de este macronutriente. Entre 0,06 y 0,1% se encuentran los valores mínimos reportados, los que corresponden a especies silvestres como pata de gallina, ichu, canchalagua, cebolla de cóndor, luñe y cachorrillo, y a especies cultivadas como la cebada, rye grass, maíz y alverja. Para estas especies vegetales es inherente tener una menor absorción del elemento, así como la deficiencia en el contenido del mismo en los suelos de donde provienen dichas muestras vegetales. Para las muestras de tejido vegetal de diferentes especies obtenidas en el área de estudio de suelos, se puede concluir que el mayor contenido de S depende básicamente de los siguientes factores, en este orden: nivel de fertilidad del suelo (contenido de sulfatos de diferentes elementos, como Ca y Mg), capacidad de absorción de sulfato (SO4=) por parte de la planta (p.ej. la absorción es menor en especies silvestres como ichu, pata de gallina y cebolla de cóndor, entre otras, que aquella realizada por especies cultivadas, como maíz, rye grass y otras silvestres como junquillo, cedrón y chiche), y el clima del área de estudio.

3-147
Febrero 2010

Interpretación de los resultados correspondientes al contenido de micronutrientes en plantas − Cobre El rol que cumple el cobre (Cu) es fundamental en procesos metabólicos de la planta, especialmente actuando como cofactor metálico. Los valores reportados de cobre se encontraron en un rango de 2 a 27 partes por millón (ppm). De las 96 muestras analizadas, el 52% presentó valores por debajo del promedio del contenido total en las muestras de tejido vegetal, y el 48% presentó concentraciones de Cu mayores al promedio, de 9 ppm (Gráfico 3.2.49). Sobre los niveles de concentración del Cuadro 3.2.16, se puede afirmar lo siguiente: puede existir deficiencias en las plantas que reportaron valores inferiores a 4 ppm; aquellas con valores entre 5 y 20 ppm tienen una concentración considerada normal; y las especies vegetales con valores por encima de los 20 ppm, tienen concentraciones que podrían ser elevadas o excesivas para algunas especies. El Cu se presentó en niveles elevados a excesivos en los cultivos de papa y rye grass. Los niveles de concentración altos referidos al rango normal, están mayormente en especies silvestres, como matico, centella, maraño, cebolla de cóndor, vira vira, eucalipto, romeral, chiche, escorzonera, la mayoría de carácter medicinal. Se registran estos valores porque la mayoría de los suelos de donde provienen las muestras están bien provistos de Cu, excepto los suelos neutros a alcalinos, donde la solubilidad del elemento es muy baja y no está en forma asimilable para las plantas. Los valores mínimos del rango, calificados como deficientes, pueden generar problemas en el crecimiento y desarrollo de las plantas. Estos valores se registraron en especies silvestres como ichu, dactylis, lirio, huanga, quishuar, sauco y totora. Algunas especies cultivadas presentaron valores en el límite inferior del rango de resultados, como el garbanzo, con valores entre 2 y 5 ppm. Ello se justifica en que es inherente a estas especies vegetales una menor absorción del elemento, así como la deficiencia en el contenido del mismo por parte de los suelos de donde provienen dichas muestras vegetales. Se puede concluir que las mayores concentraciones de Cu en especies vegetales depende básicamente de los siguientes factores en el orden que sigue: nivel de fertilidad del suelo (pH, contenido de Cu, contenido de materia orgánica y capacidad de intercambio catiónico), capacidad de absorción de Cu por parte de la planta (p.ej. la absorción es menor en ichu y otras especies, que en especies cultivadas como el maíz y papa), y el clima del área de estudio.

3-148
Febrero 2010

− Zinc El rol que cumple el zinc (Zn) es fundamental en procesos metabólicos, como: activador de algunos procesos importantes de la planta, formación de sustancias orgánicas y constituyente inorgánico de enzimas especiales. La concentración de este micronutriente en las especies vegetales analizadas varió entre 8 y 357 partes por millón (ppm). El 71% de las muestras presentaron valores de Zn por debajo del promedio, y el 29% presentó una concentración total de Zn superior al promedio, cuantificado en 49 ppm (Gráfico 3.2.50). Respecto a los niveles de concentración en tejido foliar del Cuadro 3.2.16, se observa que aquellas especies con concentraciones de Zn inferiores a 20 ppm, pueden presentar deficiencias de este micronutriente; hay un grupo de resultados que se encuentra dentro de los valores considerados normales entre 25 y 150 ppm; y no se presentan resultados por encima de los 400 ppm, por lo tanto, no hay niveles elevados ni excesivos. Las concentraciones más elevadas se presentaron especialmente en especies silvestres de uso medicinal, como cebolla de cóndor, vira vira, cortadera, canchalagua, y en el pasto cultivado rye grass. Estas concentraciones se dan porque la mayoría de los suelos de donde provienen estas muestras vegetales están bien provistos de Zn, con excepción de los suelos neutros a alcalinos, donde la solubilidad del elemento es muy baja y no se encuentra en forma asimilable para las plantas. Los valores mínimos del rango, calificados como deficientes, y que pueden generar problemas en el crecimiento y desarrollo de las plantas, corresponden a especies silvestres como ichu, valeriana, quinual, huanga, palo blanco y cedrón; no se tuvieron especies cultivadas con concentraciones en este rango inferior de Zn (8 a 25 ppm). Esto sucede pues para estas especies vegetales es inherente tener una menor absorción del elemento, así como la deficiencia en el contenido de Zn en los suelos de donde provienen dichas muestras vegetales. Para las muestras de tejido vegetal de diferentes especies obtenidas en el área de estudio de suelos, se concluye que el mayor contenido de Zn, depende básicamente de los siguientes factores: nivel de fertilidad del suelo (pH, contenido de Zn, contenido de materia orgánica y capacidad de intercambio catiónico), capacidad de absorción de la planta, y el clima del área de estudio. − Manganeso El rol que cumple el manganeso (Mn) es fundamental en procesos metabólicos, como activador de algunos procesos importantes de la planta, formación de sustancias orgánicas y constituyente inorgánico de enzimas especiales.
3-149
Febrero 2010

Los resultados de análisis indican valores en un rango de 10 a 1 260 ppm. El 68% de las muestras analizadas presentaron valores por debajo del promedio del contenido total en las muestras de tejido vegetal, y el 32% restante presentó una concentración total de Mn mayor al promedio de 180 ppm de Mn (Gráfico 3.2.51). Sobre los niveles de concentración presentados en el Cuadro 3.2.16, existen especies vegetales con concentraciones de Mn inferiores a 20 ppm, de modo que podrían tener deficiencias de este micronutriente; un grupo de especies presentó resultados dentro de los valores considerados normales (20 y 500 ppm); además, el 6,25% de las muestras analizadas tuvieron resultados que podrían ser elevados o excesivos para algunas especies (superiores a 500 ppm). Los resultados entre 500 y 1 260 ppm fueron reportados en especies silvestres como valeriana, campanilla, romeral, mala hierba y palo blanco, las cuales tienen mayormente un uso medicinal. Estos resultados se dan pues la mayoría de los suelos de donde provienen dichas muestras vegetales están bien provistos de Mn, debido al material de origen, con excepción de aquellos suelos neutros a alcalinos, donde la solubilidad del elemento es muy baja y no se encuentra en forma asimilable para las plantas. Los valores mínimos del rango, entre 10 y 25 ppm, se califican deficientes y pueden generar problemas en el crecimiento y desarrollo de las plantas. Éstos estuvieron presentes en especies silvestres como ichu, valeriana, quinual, huanga, palo blanco y cedrón, y en las especies cultivadas rye grass, maíz y frijol. Estos resultados se dan porque para estas especies vegetales es inherente la menor absorción de manganeso, además, por deficiencia en el contenido del mismo en suelos de donde provienen dichas muestras vegetales. El mayor contenido de Mn depende principalmente de los siguientes factores, en el orden que sigue: capacidad de absorción de la planta, nivel de fertilidad del suelo (pH, contenido de Mn, contenido de materia orgánica y capacidad de intercambio catiónico), y el clima del área de estudio. − Hierro El rol que cumple el hierro (Fe) es fundamental, debido a que interviene en la formación de clorofila y forma parte de sistemas enzimáticos especiales. Los resultados de análisis indican valores en un rango de 60 a 1 103 ppm. De las 96 muestras analizadas, el 73% presentó valores por debajo del promedio del contenido total en las muestras de tejido vegetal, y el resto (27%) presentó concentraciones superiores al promedio, cuantificado en 198,01 ppm de Fe (Gráfico 3.2.52). Del Cuadro 3.2.16, se observa que no se tienen valores que podrían generar deficiencias en las plantas (menores a 50 ppm), hay un
3-150
Febrero 2010

grupo de resultados que se encuentran dentro de los valores considerados normales, entre 50 y 250 ppm; de otro lado, se presentan resultados de análisis que podrían ser elevados o excesivos para algunas especies, por encima de 1 000 ppm. De las especies vegetales analizadas, aquellas que presentaron concentraciones elevadas, entre 400 y 1 103 ppm de Fe, fueron: en especies cultivadas, el frijol canario, oca, papa, rye grass y maíz; en especies silvestres, el luñe, chiche y campanilla. Esto ocurre ya que la mayoría de los suelos de donde se obtuvieron estas muestras vegetales están bien provistos de Fe por el material de origen, con excepción de aquellos suelos neutros a alcalinos, donde la solubilidad del elemento es muy baja y no se encuentra en forma asimilable para las plantas. Los valores mínimos del rango, entre 60 y 80 ppm, pueden generar problemas en el crecimiento y desarrollo de las plantas, y se han encontrado en las especies silvestres maraño, valeriana, cachorrillo, ichu, matico, zarzamora y cebolla de cóndor; en especies cultivadas, el rye grass, alverja y centeno. Estos valores mínimos se dan porque para estas especies vegetales es inherente una menor absorción del elemento, así como la deficiencia en el contenido del mismo por parte de los suelos de donde provienen dichas muestras vegetales. El mayor contenido de Fe en las muestras depende, principalmente, de los siguientes factores: capacidad de absorción de la planta, nivel de fertilidad del suelo (pH, contenido de Fe, contenido de materia orgánica y capacidad de intercambio catiónico) y el clima del área de estudio. − Boro El rol que cumple este micronutriente es fundamental en procesos metabólicos, como acumulación de azucares en la planta, lo que determina un mayor o menor rendimiento de las cosechas en cantidad y calidad. La deficiencia de B puede producir detención del crecimiento y desarrollo de la planta, así como muerte de puntos meristemáticos. Se registraron concentraciones en un rango de 30 a 148 ppm. De las 96 muestras analizadas, el 60% presentó valores por debajo del promedio y 40% superiores al promedio, cuantificado en 72,6 ppm de B (Gráfico 3.2.53). Comparando los resultados con el Cuadro 3.2.16, se puede afirmar que los valores encontrados en el extremo superior del rango podrían generar toxicidad en las plantas, especialmente aquellos valores mayores de 100 ppm. Las concentraciones más elevadas de B (100 a 148 ppm) se encuentran en especies silvestres (cortadera, pata de gallina, canchalagua, centella, cebolla de cóndor y escorzonera), las cuales son de uso medicinal, principalmente; entre las especies cultivadas con alto contenido de B,
3-151
Febrero 2010

figuran la papa, alverja y rye grass. Estos resultados se dan pues en la mayoría de los suelos de donde provienen dichas muestras vegetales están bien provistos de B a causa del material de origen, con excepción de aquellos suelos neutros a alcalinos, donde la solubilidad del elemento es muy baja y no se encuentra en forma asimilable para las plantas. Entre 30 y 50 ppm se consideran los valores mínimos del rango obtenido, los cuales pueden ser calificados como deficientes y que pueden generar problemas en el crecimiento y desarrollo de las plantas. Estos valores se registraron en especies silvestres como ichu, chugue, heno blanco, dactylis y penca; y de las especies cultivadas, en el rye grass y maíz. Estos resultados se dan pues en dichas especies vegetales es inherente la menor absorción de este micronutriente, así como por la deficiencia de boro en los suelos de donde provienen dichas muestras vegetales. Para las muestras de tejido vegetal de diferentes especies obtenidas en el área de estudio de suelos, se concluye que el mayor contenido de B en las muestras de suelos depende de los siguientes factores, en el mismo orden: capacidad de absorción de la planta, nivel de fertilidad del suelo (pH, contenido de B, contenido de materia orgánica y capacidad de intercambio catiónico), y el clima del área de estudio. Resultados e interpretación del análisis de metales en tejidos vegetales En la Tabla 3.2.65 y en el Anexo 3.9 se observan los resultados del análisis de metales en las especies vegetales. La interpretación de los siguientes metales en los tejidos vegetales analizados: As, Ba, Cd, Cr, Cu Fe, Hg, Mo, Ni y Pb, se muestra a continuación. Los resultados están en mg del metal por kg de materia vegetal seca, obtenida de las especies muestreadas en el área de estudio de suelos, constituida por especies alimenticias cultivadas, pastos cultivados y especies silvestres. Las concentraciones registradas para cada especie vegetal varían según las propiedades del suelo, el contenido natural del metal en el suelo en ambientes poco intervenidos, con el contenido actual de campos intervenidos, especialmente por actividades agrícolas. De otro lado, la concentración encontrada también depende de la capacidad de absorción de la planta y el estado de desarrollo de la misma. Existe una alta correlación entre la concentración de los elementos considerados metales en el suelo y el contenido total en las muestras analizadas de tejido vegetal. Gran parte de los metales estudiados están afectados en su disponibilidad por propiedades importantes del suelo, entre las que se pueden mencionar el material de origen del suelo, pH, actividad de microorganismos y contenido de materia orgánica.

3-152
Febrero 2010

Los valores reportados en los elementos de interés en las muestras de suelos dependen de los siguientes factores, en el orden que sigue: concentración del elemento en el suelo, capacidad de absorción de la planta, y características generadoras de solubilidad en el suelo (pH, contenido del elemento de interés, contenido de materia orgánica y capacidad de intercambio catiónico). − Arsénico La toxicidad generada por el arsénico (As) en las plantas se traduce en un bloqueo de la absorción de elementos esenciales para el crecimiento y desarrollo de las plantas. Los resultados de análisis indican valores en un rango de 0,01 a 6,34 mg/kg. De las 95 muestras analizadas, el 81% presentó valores por debajo del promedio, y el 19% presentó una concentración total superior al promedio, cuantificado en 0,24 mg/kg (Gráfico 3.2.54). Este metal se encuentra en concentraciones elevadas (entre 1,21 a 6,34 mg/kg) en las especies silvestres vira vira, canchalagua, honrada y flor de río, de igual modo se encuentra en el pasto cultivado rye grass. Algunas de las especies silvestres nominadas tienen uso medicinal, lo cual puede generar un peligro por su consumo. Los niveles relativamente elevados se producen por los siguientes factores fundamentales: la presencia del elemento en el suelo, su disponibilidad química y la capacidad de absorción de las especies mencionadas. Setenta y siete de las muestras tienen concentraciones bajas en el tejido vegetal, por debajo de 0,24 mg/kg; entre las especies cultivadas, se encuentran la alverja, chocho, frijol canario, cebada, haba, yacón, maíz, centeno, garbanzo, avena, oca y papa; de los pastos cultivados, el rye grass y trébol. Las especies silvestres, usadas como plantas medicinales, que presentan bajas concentraciones de As son la valeriana, chanca o muña, y matico, y de las especies forestales se tienen el sauco, eucalipto, cedrón, aliso y palo blanco. − Bario La toxicidad generada por el bario (Ba) en las plantas produce un bloqueo en la absorción de elementos esenciales para el crecimiento y desarrollo de las plantas. Los valores registrados para este metal se encuentran en un rango de 0,46 a 38,96 mg/kg. El 62% de las muestras presentó concentraciones de Ba por debajo del promedio, y el 38% presentó concentraciones por encima del promedio, cuantificado en 6,77 mg/kg. Los valores encontrados en el extremo superior del rango, podrían generar toxicidad en las plantas, especialmente aquellos valores mayores de 10 mg/kg (Gráfico 3.2.55).

3-153
Febrero 2010

El 22% de las especies vegetales analizadas reportaron concentraciones totales de Ba entre 10 y 38,96 mg/kg, consideradas como altas, éstas fueron: entre las especies silvestres, el matico, campanilla y valeriana; entre los pastos cultivados, el rye grass. Cabe mencionar que algunas de las especies silvestres tienen uso medicinal, por lo que pueden representar un problema para el ser humano. Es necesario considerar de dónde provienen las especies vegetales nombradas para las verificaciones correspondientes, mediante un muestreo más detallado y análisis de laboratorio con mayor rigurosidad. El 78% de las muestras analizadas registró concentraciones bajas en el tejido vegetal, inferiores a 10 mg/kg. Entre las especies cultivadas se tienen al maíz, yacón, frijol, haba, papa, garbanzo y olluco; de los pastos cultivados están el rye grass y trébol; las especies silvestres usadas como planta medicinal, y que presentaron bajos niveles de concentración de Ba, son la valeriana, vira vira y junquillo; de las especies forestales, el cedrón, eucalipto y quinual. − Cadmio La toxicidad generada por el cadmio (Cd) en las plantas se traduce en un bloqueo en la absorción de elementos esenciales para el crecimiento y desarrollo de las plantas. Los resultados de análisis de Cd en las especies vegetales indican valores en un rango de 0,01 a 6,22 mg/kg. De las 95 muestras, el 81% presentó concentraciones inferiores al promedio, y el 19% restante, concentraciones superiores al promedio, calculado en 0,24 mg/kg. Los valores encontrados en el extremo superior del rango, podrían generar toxicidad en las plantas, especialmente aquellos valores mayores a 1 mg/kg (Gráfico 3.2.56). Es importante resaltar el contenido encontrado de Cd en especies silvestres como la honrada, canchalagua y vira vira, así como en el pasto cultivado rye grass, los que presentan niveles elevados de este elemento (1,20 a 6,22 mg/kg). Algunas de las especies silvestres mencionadas tienen una función medicinal, lo cual puede generar un peligro para el ser humano que las ingiera. Es necesario considerar la procedencia en el área de estudio de las muestras vegetales nombradas, para las verificaciones correspondientes, mediante un muestreo más detallado y análisis de laboratorio con mayor rigurosidad. Entre las especies cultivadas que no presentaron concentraciones peligrosas, se encuentran la alverja, haba, avena, cebada, oca y papa; de los pastos cultivados, el rye grass; de las especies silvestres, usadas como plantas medicinales, la valeriana; y entre las especies forestales con bajo contenido de Cd, se tienen el sauco, cedrón y palo blanco.

3-154
Febrero 2010

− Cromo La toxicidad generada por el cromo (Cr) en las plantas produce un bloqueo en la absorción de elementos esenciales para el crecimiento y desarrollo de las plantas. Los valores de Cr en las muestras analizadas estuvieron entre 0,09 y 2,88 mg/kg. El 74% de las muestras analizadas estuvo por debajo del promedio calculado, y el 26% restante, por encima del promedio de 0,32 mg/kg. Las concentraciones normales de Cr en plantas se encuentran entre 0,02 y 1,0 mg/kg, por lo que los valores superiores a 1 mg/kg, podrían generar toxicidad en las plantas por contenido elevado o excesivo (Gráfico 3.2.57). Las especies cultivadas papa colorada y oca fueron las que presentaron las mayores concentraciones de Cr, situadas en el rango entre 1 y 2,88 mg/kg; debe considerarse que estas especies sirven para la alimentación, por lo que podrían representar un peligro para la salud humana. Es necesario tener presente la procedencia de las muestras vegetales mencionadas, para las verificaciones correspondientes, mediante un muestreo más detallado y análisis de laboratorio con mayor rigurosidad. Casi la totalidad de las muestras (98%) presentaron concentraciones bajas en el tejido vegetal, por debajo de 1 mg/kg. Estas concentraciones se reportaron en las especies cultivadas alverja, chocho, frijol canario, cebada, haba, yacón, maíz, centeno, garbanzo, avena, oca y papa; los pastos cultivados con baja concentración fueron rye grass y trébol; entre las especies silvestres, que son utilizadas con fines medicinales, la valeriana, matico y vira vira; finalmente, las especies forestales que tienen bajo contenido de Cr son el sauco, eucalipto, cedrón, aliso y palo blanco. − Cobre La toxicidad generada por el cobre (Cu) produce un bloqueo en la absorción de elementos esenciales para el crecimiento y desarrollo de las plantas. Los síntomas son la presencia de manchas pardas rojizas en las hojas, follaje clorótico y marchito, y muerte de brotes jóvenes. Los resultados obtenidos de este metal se encuentran en un rango de 0,5 a 13,07 mg/kg. De las 95 muestras analizadas, el 53% presentó valores por debajo del promedio del contenido total en las muestras de tejido vegetal y el 47% presentó una concentración total de Cu mayor al promedio, cuantificado en 5,1 mg/kg. Comparado con el rango establecido por Kabata en el Cuadro 3.2.18, se puede decir que los valores encontrados en el extremo superior del rango no podrían generar toxicidad en las plantas, debido a que la probabilidad de tal efecto se da a partir de valores de 20 ppm (o mg/kg); de otro lado, algunas de las especies vegetales que han

3-155
Febrero 2010

reportado concentraciones inferiores a 5 ppm (o mg/kg), sí pueden tener una deficiencia de Cu (Gráfico 3.2.58). Aproximadamente el 17% de las muestras analizadas reportaron concentraciones superiores a 8 mg/kg en el tejido vegetal. Entre las especies cultivadas se tuvieron la papa, chocho, maíz, haba y frijol; no se encontraron pastos cultivados con altas concentraciones de Cu; de las especies silvestres, usadas con fines medicinales, el matico; finalmente, de las especies forestales, sólo el eucalipto registró una alta concentración de Cu. Entre las muestras analizadas que presentaron concentraciones entre 0,5 y 5 mg/kg, se tienen a las especies silvestres campanilla, luñe, dactylis, chicoria, pata de gallina, canchalagua, vira vira, ichu, heno blanco, totora, centella, totora, lirio, flor de río, huanga, shita y valeriana; de los pastos cultivados, el rye grass y trébol. Es necesario considerar la procedencia en el área de estudio de las muestras vegetales nombradas, para el uso correspondiente. − Hierro La toxicidad de este metal en las plantas genera un bloqueo en la absorción de nitrógeno, lo cual afecta el crecimiento y desarrollo de las plantas. Los síntomas de toxicidad por hierro en plantas se asemejan a la deficiencia de N en la planta, y se presenta con una clorosis severa a nivel foliar. En las muestras de tejido vegetal analizadas, los resultados se encuentran en un rango de 14,31 a 859,0 mg/kg. De las 95 muestras, el 72% presentó valores inferiores al promedio, y el 28% restante estuvo por encima del promedio, cuantificado en 102,09 mg/kg. Como se observa en el Cuadro 3.2.16, el rango de concentración normal para diferentes especies vegetales oscila entre 50 y 250 mg/kg de Fe. Los valores encontrados en el extremo superior del rango podrían generar toxicidad en las plantas por un contenido elevado o excesivo, especialmente aquellos valores mayores de 250 mg/kg; de otro lado, aquellas especies vegetales con concentraciones por debajo de 50 mg/kg, pueden estar presentando una deficiencia de Fe (Gráfico 3.2.59). Sólo algunas especies silvestres reportaron concentraciones de Fe entre 250 y 859 mg/kg, y fueron la canchalagua, totora y campanilla. Es importante tomar en cuenta la procedencia de las muestras vegetales mencionadas en este párrafo, para las verificaciones correspondientes mediante un muestreo más detallado y análisis de laboratorio con mayor rigurosidad. El 31% de las muestras reportó concentraciones por debajo de 50 mg/kg. De las especies cultivadas está la alverja; entre los pastos cultivados, el rye grass; de las especies silvestres
3-156
Febrero 2010

que presentaron bajos niveles de concentración de Fe, y que son utilizadas con fines medicinales, se encuentran el matico y la valeriana; finalmente, de las especies forestales, el eucalipto, sauco, y capulí. − Mercurio En relación a la concentración del metal mercurio (Hg), los resultados de análisis indican valores en un rango menor de 2 mg/kg (o ppm). La concentración de este elemento en el tejido vegetal de las diferentes especies es muy baja, lo que significa que no es un problema para el crecimiento y desarrollo de las plantas. Igualmente, los resultados indican que la concentración del elemento en las especies, ya sean alimenticias, pastos o especies usadas en medicina tradicional, no revisten peligro para los consumidores de las especies mencionadas. − Molibdeno La toxicidad generada por el molibdeno (Mo) en las plantas se traduce en un bloqueo de la absorción de elementos esenciales para el crecimiento y desarrollo. Éstas se muestran amarillentas, similar a una deficiencia por N. Se reportaron resultados en un rango de 0,05 a 11,04 mg/kg. El 72% presentó valores por debajo del promedio, y el 28% estuvo por encima del promedio, cuantificado en 1,35 mg/kg de Mo. Los valores encontrados en el extremo superior del rango determinado podrían generar toxicidad en las plantas, especialmente aquellos valores superiores a 6 mg/kg (Gráfico 3.2.60). Los mayores valores de Mo (entre 2,52 y 11,04 mg/kg) se presentaron en las especies silvestres ichu, honrada, quishuar blanco, chugue; de igual modo, en el pasto cultivado rye grass; y en los cultivos alimenticios chocho, frijol, garbanzo, maíz, y papa. El 68% de las muestras (65) presentaron concentraciones bajas en el tejido vegetal, menores de 1 mg/kg. Entre las especies cultivadas que presentaron estas concentraciones se encuentran la avena, maíz, cebada, papa, haba, oca, alverja y chocho; entre los pastos cultivados, el rye grass; entre las especies silvestres, usadas como plantas medicinales, la canchalagua, cortadera, vira vira y matico; finalmente, de las especies forestales, el palo blanco, eucalipto y sauco. − Níquel La toxicidad generada por el níquel (Ni) en las plantas produce un bloqueo en la absorción de elementos esenciales para el crecimiento y desarrollo de las plantas.

3-157
Febrero 2010

Sobre la concentración de este metal en las especies vegetales analizadas, los resultados se encuentran entre 0,14 y 4,09 mg/kg. De las 95 muestras analizadas, el 73 presentó valores por debajo del promedio del contenido total en las muestras de tejido vegetal, y el 27% presentó concentraciones totales de Ni superiores al promedio cuantificado en 0,75 mg/kg. Los valores encontrados en el extremo superior del rango podrían generar toxicidad en las plantas, especialmente aquellos valores mayores de 3 mg/kg (Gráfico 3.2.61). Las especies vegetales que presentan concentraciones totales de Ni entre 1 y 4,09 mg/kg son las especies silvestres cebolla de cóndor, campanilla, vira vira y romeral, así como las especies cultivadas papa, olluco y oca. El 80% de los resultados obtenidos reportaron concentraciones bajas en el tejido vegetal, por debajo de 1 mg/kg, lo cual indica que no son concentraciones peligrosas. Entre las especies cultivadas se tienen al maíz, avena, haba, centeno, papa, yacón, cebada, garbanzo y alverja; los pastos cultivados con baja concentración fueron rye grass y trébol; las especies silvestres, utilizadas con fines medicinales, con bajos niveles de concentración de Ni, fueron el junquillo, valeriana y canchalagua; las especies forestales fueron el cedrón y capulí. − Plomo Entre los efectos tóxicos del plomo (Pb) sobre los tejidos vegetales se tiene a la inhibición de la respiración y fotosíntesis, efectos sobre la mitosis, problemas de absorción del agua, transpiración, nodulación, intercambio gaseoso, entre otros. Los síntomas de la toxicidad por plomo son el oscurecimiento de las hojas, marchitamiento de las hojas más viejas y el achaparramiento (Kabata, 1985). Los resultados de Pb en las muestras analizadas están en un rango de 0,25 a 41,06 mg/kg. El 75% de las muestras presentó valores por debajo del promedio, y el 25% restante, por encima del promedio de 1,86 mg/kg. Como se mencionó anteriormente, el rango de concentración normal para diferentes especies vegetales se encuentra entre 0,5 y 3 mg/kg, por lo que las especies vegetales analizadas que presentaron concentraciones por encima de 3 mg/kg, pueden tener una toxicidad en las plantas (Gráfico 3.2.62). Aquellas especies vegetales que tuvieron concentraciones de Pb entre 3 y 41,06 mg/kg, fueron las siguientes: de las especies silvestres, la honrada, ichu y colle; de los pastos cultivados, el rye grass. La procedencia de las muestras en el área de estudio es importante para las verificaciones correspondientes mediante un muestreo más detallado y análisis de laboratorio con mayor rigurosidad para fines de monitoreo.

3-158
Febrero 2010

Alrededor de 87 muestras presentaron concentraciones por debajo de 3 ppm, entre éstas, de las especies cultivadas estuvieron la avena, chocho, papa, maíz, cebada, frijol, garbanzo, yacón, alverja, centeno y oca; de los pastos cultivados, el trébol; entre las especies silvestres utilizadas como plantas medicinales, el matico, valeriana, vira vira, junquillo y canchalagua; por último, de las especies forestales estuvieron el eucalipto, quishuar, cedrón y quinual. 3.2.10 Hidrología 3.2.10.1 Fisiografía Objetivo El presente reporte tiene por objetivo presentar la caracterización fisiográfica de las cuencas principales en el entorno del Proyecto Conga, y determinar los parámetros que pueden condicionar su respuesta hidrológica. Caracterización fisiográfica del ámbito del Proyecto Conga La caracterización fisiográfica tiene por objetivo describir las cuencas principales en el ámbito del proyecto en términos de sus características físicas relevantes en su respuesta hidrológica. El área de estudio del Proyecto Conga para este componente abarca las cabeceras de las cuencas de los ríos Alto Jadibamba y Chailhuagón, y las quebradas Toromacho, Chugurmayo y Alto Chirimayo. En las Figuras 3.2.14 y 3.2.15 se muestra la relación entre las cuencas de interés y el Proyecto Conga. El río Alto Jadibamba y las quebradas Chugurmayo y Alto Chirimayo son afluentes principales del río Sendamal. Los ríos Chailhuagón y la quebrada Toromacho entregan sus aguas al río Marañón, al igual que el río Sendamal, uno de los cursos principales tributarios de la vertiente del Atlántico. En los Gráficos 3.2.63 - 3.2.65 se muestran los diagramas fluviales de cada uno de los cursos principales. Cuenca del río Alto Jadibamba La cuenca del río Alto Jadibamba nace a los 4 300 m de altitud en la línea divisoria con la cuenca del río Chailhuagón y se orienta hacia la dirección noreste. Tiene un área de drenaje de 122,5 km2 y una pendiente media de 27,0%. Hasta su confluencia con el río San Isidro, el curso principal de la cuenca del río Alto Jadibamba tiene una longitud de 27,4 km y una pendiente media de 8,21%. El factor de forma
3-159
Febrero 2010

de la cuenca es de 0,16 y el coeficiente de compacidad es de 1,68; estos valores sugieren que la respuesta de la cuenca frente al escurrimiento es moderada. El Cuadro 3.2.21 muestra los principales parámetros geomorfológicos de la cuenca. Cuadro 3.2.21 Parámetros geomorfológicos de la cuenca del río Alto Jadibamba Parámetro Área Perímetro Pendiente media del relieve Altitud máxima Altitud mínima Altitud media Longitud río Pendiente del cauce principal Coeficiente de compacidad Factor de forma Valor 122,5 66,5 27,0 4 300,0 2 050,0 3 655,3 27,4 8,21 1,68 0,16 Unidad km2 km % m m m km % adimensional adimensional

En la Tabla 3.2.66 y el Gráfico 3.2.66 se muestran la distribución altimétrica de áreas y la curva hipsométrica de la cuenca del río Alto Jadibamba. Cuenca del río Chailhuagón La cuenca del río Chailhuagón nace a los 4 300 m de altitud en la línea divisoria con las cuencas del río Alto Jadibamba y la quebrada Alto Chirimayo, y se orienta hacia la dirección suroeste. Hasta su confluencia con el río Azufre, el curso principal de esta cuenca presenta un área de drenaje de 114,1 km2 y una pendiente media de 26,3%. El curso principal de la cuenca del río Chailhuagón tiene una longitud de 21,6 km y una pendiente media de 6,7%. El factor de forma de la cuenca es de 0,24 y el coeficiente de compacidad es de 1,53; estos valores sugieren que la respuesta de la cuenca frente al escurrimiento es moderada. El Cuadro 3.2.22 muestra los principales parámetros geomorfológicos de la cuenca.

3-160
Febrero 2010

Cuadro 3.2.22 Parámetros geomorfológicos de la cuenca del río Chailhuagón Parámetro Área Perímetro Pendiente media del relieve Altitud máxima Altitud mínima Altitud media Longitud río Pendiente del cauce principal Coeficiente de compacidad Factor de forma Valor 114,1 58,48 26,3 4 300,0 2 850,0 3 701,1 21,6 6,7 1,53 0,24 Unidad km2 km % m m m km % adimensional adimensional

En la Tabla 3.2.67 y el Gráfico 3.2.67 se muestran la distribución altimétrica de áreas y la curva hipsométrica de la cuenca del río Chailhuagón. Cuenca de la quebrada Toromacho La cuenca de la quebrada Toromacho nace a los 4 300 m de altitud en la línea divisoria con la cuenca del río Chailhuagón y se orienta hacia la dirección noroeste. Hasta la confluencia con la quebrada Collpa, el curso principal de esta cuenca presenta un área de drenaje de 97,0 km2 y una pendiente media de 20,9%. El curso principal de la cuenca de la quebrada Toromacho tiene una longitud de 26,8 km y una pendiente media de 5,6%. El factor de forma de la cuenca es de 0,13 y el coeficiente de compacidad es de 1,82; estos valores sugieren que la respuesta de la cuenca frente al escurrimiento es moderada. El Cuadro 3.2.23 muestra los principales parámetros geomorfológicos de la cuenca.

3-161
Febrero 2010

Cuadro 3.2.23 Parámetros geomorfológicos de la cuenca de la quebrada Toromacho Parámetro Área Perímetro Pendiente media del relieve Altitud máxima Altitud mínima Altitud media Longitud río Pendiente del cauce principal Coeficiente de compacidad Factor de forma Valor 97,0 63,9 20,9 4 300,0 2 700,0 3 631,4 26,8 5,6 1,82 0,13 Unidad km2 km % m m m km % adimensional adimensional

En la Tabla 3.2.68 y el Gráfico 3.2.68 se muestran la distribución altimétrica de áreas y la curva hipsométrica de la cuenca de la quebrada Toromacho. Cuenca de la quebrada Chugurmayo La cuenca de la quebrada Chugurmayo nace a los 4 150 m de altitud en la línea divisoria con la cuenca del río Alto Jadibamba y se orienta hacia la dirección este. Hasta la confluencia con el río Sendamal, el curso principal de esta cuenca presenta un área de drenaje de 44,4 km2 y una pendiente media de 31,6%. El curso principal de la cuenca de la quebrada Chugurmayo tiene una longitud de 14,5 km y una pendiente media de 15,12%. El factor de forma de la cuenca es de 0,21 y el coeficiente de compacidad es de 1,49; estos valores sugieren que la respuesta de la cuenca frente al escurrimiento es rápida. El Cuadro 3.2.24 muestra los principales parámetros geomorfológicos de la cuenca.

3-162
Febrero 2010

Cuadro 3.2.24 Parámetros geomorfológicos de la cuenca de la quebrada Chugurmayo hasta la confluencia con el río Sendamal Parámetro Área Perímetro Pendiente media del relieve Altitud máxima Altitud mínima Altitud media Longitud río Pendiente del cauce principal Coeficiente de compacidad Factor de forma Valor 44,4 35,4 31,6 4 150,0 1 950,0 3 456,0 14,5 15,12 1,49 0,21 Unidad km2 km % m m m km % adimensional adimensional

En la Tabla 3.2.69 y el Gráfico 3.2.69 se muestran la distribución altimétrica de áreas y la curva hipsométrica de la cuenca de la quebrada Chugurmayo hasta la confluencia con el río Sendamal. Cuenca de la quebrada Alto Chirimayo La cuenca de la quebrada Alto Chirimayo nace a los 4 200 m de altitud, en la línea divisoria con la cuenca del río Alto Jadibamba y se orienta hacia la dirección este. Hasta la confluencia con el río Sendamal, el curso principal de esta cuenca presenta un área de drenaje de 74,3 km2 y una pendiente media de 31,9%. El curso principal de la cuenca de la quebrada Alto Chirimayo tiene una longitud de 17,1 km y una pendiente media 10,79%. El factor de forma de la cuenca es de 0,25 y el coeficiente de compacidad es de 1,50; estos valores sugieren que la respuesta de la cuenca frente al escurrimiento es moderada. El Cuadro 3.2.25 muestra los principales parámetros geomorfológicos de la cuenca.

3-163
Febrero 2010

Cuadro 3.2.25 Parámetros geomorfológicos de la cuenca de la quebrada Alto Chirimayo hasta la confluencia con el río Sendamal Parámetro Área Perímetro Pendiente media del relieve Altitud máxima Altitud mínima Altitud media Longitud río Pendiente del cauce principal Coeficiente de compacidad Factor de forma Valor 74,3 46,2 31,9 4 200,0 2 350,0 3 570,0 17,1 10,79 1,50 0,25 Unidad km2 km % m m m km % adimensional adimensional

En la Tabla 3.2.70 y el Gráfico 3.2.70 se muestran la distribución altimétrica de áreas y la curva hipsométrica de la cuenca de la quebrada Alto Chirimayo hasta la confluencia con el río Sendamal. El régimen pluviométrico y el régimen de evaporación se describen en la Sección 3.2.3, y en el Anexo 3.10, bajo Régimen Pluviométrico y de Evaporación, se presenta a un análisis a mayor detalle. 3.2.10.2 Régimen de descargas La caracterización de régimen de descargas tiene tres objetivos: (1) describir el patrón hidrológico de los cursos de agua principales en el área del estudio; (2) calcular los caudales máximos instantáneos para tormentas de 24 horas de duración y para varios periodos de retorno; y (3) calcular los caudales mínimos en puntos de interés en el área del estudio. La información de las estaciones seleccionadas para el análisis de la línea base ha sido provista por MYSRL, y parte de ésta fue colectada por Golder (Golder, 2007) y Water Management Consultants (WMC 2007a, WMC 2007b, WMC 2007c, WMC 2007d y WMC 2007e).

3-164
Febrero 2010

Tres tipos de datos han sido utilizados para el análisis de la línea base: Un resumen de la data de caudales de todas las estaciones de monitoreo en el área de estudio del Proyecto Conga. Un análisis de la estimación de caudales medios anuales, caudales medios mensuales y caudales máximos instantáneos de las estaciones de monitoreo (Anexo 3.10, Caudales aforados en estaciones de monitoreo del Proyecto Conga). Un análisis de los caudales mensuales bajos en puntos de interés (descritos líneas abajo), que, por el desarrollo del proyecto, podrían requerir la implementación de medidas de mitigación. Adicionalmente, en esta sección se incluye una descripción de los caudales medidos en los canales que se ubican dentro y cerca al área del proyecto. Disponibilidad de datos de caudales En el Cuadro 3.2.26 se muestran todos las estaciones de monitoreo donde se cuenta con información de caudales. En la Figura 3.2.16 se muestra la ubicación de las mismas. La data histórica de caudales que ha sido analizada se presenta en el Anexo 3.10, Caudales Aforados en Estaciones de Monitoreo del Proyecto Conga. Cuadro 3.2.26 Estaciones de monitoreo de caudal y periodos de registro
N° Estación Área (km2) Coordenadas Norte 9 241 362 9 241 116 9 238 563 9 236 780 9 237 258 9 241 750 9 229 761 9 230 116 9 230 232 9 230 675 9 230 756 9 230 189 9 232 996 9 233 599 9 234 110 3-165
Febrero 2010

Fuente

Data

Este Cuenca del río Alto Jadibamba 1 MC-11 31,0 787 964 2 MC-12 7,4 788 146 3 MC-13 9,0 787 596 4 MC-15 18,6 788 399 5 MC-18 3,8 789 551 6 MC-40 2,0 789 778 Cuenca del río Chailhuagón 7 MC-02 14,5 789 657 8 MC-03 8,3 789 460 9 MC-04 5,2 789 709 10 MC-05 4,0 790 233 11 MCLCH 3,9 790 544 12 MCPSN 8,4 789 338 Cuenca de la quebrada Alto Chirimayo 13 MC-08 15,0 793 905 14 MC-09 7,1 792 126 15 MC-10 1,0 792 266

Periodo de registro Años 2003-2008 2003-2008 2002-2007 2003-2009 2004-2007 2005-2006 2003-2009 2002-2009 2002-2009 2002-2009 2004-2007 2004

WMC WMC WMC WMC WMC WMC WMC WMC WMC WMC MYSRL MYSRL WMC WMC WMC

Mediciones puntuales Mediciones puntuales Mediciones puntuales Mediciones puntuales Mediciones puntuales Mediciones puntuales Mediciones puntuales Mediciones puntuales Mediciones puntuales Mediciones puntuales Monitoreo continuo Monitoreo continuo

Mediciones puntuales 2003-2009 Mediciones puntuales 2003-2009 Mediciones puntuales 2003-2008

Estación

Área (km2)

Coordenadas Este 791 591 791 949 791 316 792 081 785 742 785 103 786 119 785 180 785 034 784 869 784 869 784 802 784 637 Norte 9 234 190 9 235 476 9 235 741 9 233 597 9 238 114 9 238 452 9 238 070 9 235 420 9 238 550 9 238 770 9 238 869 9 239 191 9 240 075

Fuente WMC WMC WMC MYSRL WMC WMC WMC WMC Golder Golder Golder Golder Golder

16 MC-24 5,1 17 MC-27 0,03 18 MC-28 0,3 19 MCPCH 7,1 Cuenca de la quebrada Toromacho 20 MC-20 13,3 21 MC-21 16,3 22 MC-22 2,1 23 MC-23 6,4 24 BF-RQ-02 16,9 25 BF-RQ-03 17,6 26 BF-RQ-04 18,1 27 BF-RQ-05 18,5 28 BF-RQ-06 23,7

Periodo de registro Años Mediciones puntuales 2003-2007 Mediciones puntuales 2003-2007 Mediciones puntuales 2003-2007 Monitoreo continuo 2004-2007 Data Mediciones puntuales Mediciones puntuales Mediciones puntuales Mediciones puntuales Mediciones puntuales Mediciones puntuales Mediciones puntuales Mediciones puntuales Mediciones puntuales 2003-2009 2003-2008 2003-2009 2003-2009 2005-2006 2005-2006 2005-2006 2005-2006 2005-2006

Basado en sus ubicaciones aguas abajo del proyecto, ciertas estaciones se consideran puntos de interés y otros puntos se consideran claves, no solamente para el monitoreo de caudales y predicción de impactos, sino también para el aumento de flujos mínimos durante la operación y post-cierre del proyecto. Además, se identificó otro conjunto de puntos, llamado puntos de interés, que fueron elegidos por diversas razones, como la cercanía a las fuentes de descarga de agua del Proyecto Conga, puntos ubicados aguas arriba de centros poblados, puntos de captación de canales, entre otras. En el Cuadro 3.2.27 se presenta la ubicación de puntos de interés y áreas de contribución, en la Figura 3.2.17 se observa su ubicación y en el Anexo 3.10 se presenta una estimación de caudales medios anuales y caudales mensuales en dichos puntos.

3-166
Febrero 2010

Cuadro 3.2.27 Ubicación de puntos de interés y áreas de contribución
Punto Descripción Area (km2) 7,4 31 31,7 43,8 69,6 122,5 Coordenadas Norte Este 9 241 073 9 241 362 9 241 736 9 244 065 9 244 850 9 250 607 788 066 787 915 787 685 788 534 792 064 797 706

Cuenca del río Alto Jadibamba En la quebrada Lluspioc, antes de la confluencia con la MC-12 quebrada.Río Grande. 0,5 km aguas abajo de la confluencia entre la quebrada Lluspioc y la MC-11 quebrada Río Grande. En la quebrada Río Grande, antes de captación del canal El Bado, en PAJ-1 la comunidad de Huasiyuc Jadibamba. En el río Jadibamba, aguas arriba del centro poblado Jadibamba PAJ-2 Baja. PAJ-3 En el río Jadibamba, antes de captación del canal Jerez – Jadibamba. En el río Jadibamba, ubicado a la salida de la cuenca del río Alto PAJ-4 Jadibamba en la comunidad de Shihuat. Cuenca del río Chailhuagón En la quebrada Callejón, ubicado antes de la confluencia con la PCHA-1 quebrada Chailhuagón. En el Río Grande, ubicado antes de captación del canal Chailhuagón MC-02 Yerbabuena – aproximadamente 100 m aguas arriba. En el Río Grande, antes de confluencia con la quebrada Pillunioc y PCHA-2 antes de captación del canal Anaconda. PCHA-3 En el Río Grande, antes de captación del canal Dos Tingos. En el Río Grande, ubicado a la salida de la cuenca del río PCHA-4 Chailhuagón. Cuenca del río Alto Chirimayo En la quebrada Chirimayo, antes de confluencia con al quebrada PCHI-1 Perol, en el centro poblado Agua Blanca. En la quebrada Chirimayo, ubicado aguas abajo del punto de MC-08 descarga del reservorio Perol. En la quebrada Chirimayo, antes de confluencia con la quebrada La PCHI-2 Chorrera (ref. Lagunas Alforjacocha), aguas arriba del centro poblado El Tingo. En la quebrada Huanru, ubicado aguas arriba del caserío PCHI-3 Tablacucho. Ubicado a la salida de la cuenca de la quebrada Alto Chirimayo, PCHI-4 antes de la confluencia con el río Sendamal. Cuenca de la quebrada Toromacho MC-23 Ubicado en la quebrada Mamacocha. Ubicado en la quebrada Toromacho, antes de confluencia con la MC-22 quebrada Mamacocha. Ubicado en la quebrada Toromacho, aguas abajo de la confluencia MC-20 con la quebrada Mamacocha. En la quebrada Toromacho, punto cercano a un conjunto de PTO-1 manantiales; además, está aguas arriba del centro poblado Quengorío Alto. En el río Ñun Ñun, después de confluencia con la quebrada Alumbre BF-QR-06 y quebrada Peña Blanca. PTO-2 En el río Ñun Nun, aguas arriba del centro poblado Quengorío Bajo. En el río Ñun Ñun, antes de confluencia con la quebrada PTO-3 Guayunguida, en el límite entre los distritos Huasmín y Bambamarca 3-167

8,2 14,7 18,4 45,3 114,1

9 230 391 9 229 593 9 227 847 9 226 073 9 217 388

789 075 789 698 789 545 789 827 786 357

11,4 15,0 19,3 40,4 74,3 6,4 2,1 13,3 17,0 23,7 28,9 41,3

9 233 141 9 232 937 9 233 311 9 233 370 9 234 210 9 235 420 9 238 085 9 238 124 9 238 587 9 240 172 9 242 467 9 244 451

793 317 793 881 796 375 798 589 804 650 785 180 786 118 785 747 784 938 784 621 784 547 783 750

Febrero 2010

Posteriormente, dentro de los puntos de interés se identificaron puntos clave, que son aquellos que pueden verse directamente impactados por las actividades de construcción, la explotación en los tajos, los depósitos de desmonte, reservorios, entre otros. Los puntos clave se muestran en la Figura 3.2.16 y corresponden a las bocas del proyecto en las cuencas del río Alto Jadibamba (MC-11 y MC-12), río Chailhuagón (MC-02 y PCHA-1), quebrada Alto Chirimayo (MC-08) y quebrada Toromacho (MC-22). Una estación clave que ha sido usada para la predicción de caudales diarios es MCPCH, que se trata de una estación de monitoreo continuo de caudales en la cuenca de la quebrada Alto Chirimayo. Caudales históricos en estaciones de monitoreo en el área del Proyecto Conga Se describe a continuación la información de caudales históricos registrada en las estaciones de monitoreo presentadas en el Cuadro 3.2.26. Cuenca del río Alto Jadibamba Esta cuenca tiene registros de caudales en los puntos de monitoreo MC-11, MC-12, MC-13, MC-15, MC-18 y MC-40. A continuación se describe la información registrada. Estación MC-11 En la estación de monitoreo MC-11 se han registrado 36 mediciones a lo largo de los doce meses del año durante el periodo 2003-2008. El promedio de los caudales registrados es 321,9 L/s. En el Cuadro 3.2.28 se resumen los parámetros estadísticos de los caudales registrados mes a mes. Cuadro 3.2.28 Parámetros estadísticos de caudales - Estación MC-11
Ene Periodo 20042006 Feb 2005 Mar Abr May 20042005 ;2007 Jun 2004 Jul 2004 Ago Sep Oct Nov Dic 20042005 ;2006 ;2008

2003- 20042004 2005

2004 2004 2003- 2004; ;2007 ;2006 2005 2007

Número de 3 1 6 2 4 1 4 2 4 3 2 4 mediciones Promedio 330 105 347 273,2 590,5 78,4 99,3 36,2 29,5 288 1485 200,58 (L/s) Máximo 540,0 105,0 545,0 468,0 1210,0 78,4 261,0 39,4 43,9 468,0 1760 374,0 (L/s) Mínimo 189 105 173 78,4 291 78,4 35,8 33 14,3 105 1210 14,3 (L/s) Nota: El caudal promedio de agosto está influenciado por el caudal máximo medido en agosto de 2005.

Estación MC-12
3-168
Febrero 2010

En la estación de monitoreo MC-12 se registraron 40 mediciones a lo largo de los doce meses del año durante el periodo 2003-2008. El promedio de los caudales registrados es de 83,9 L/s. En el Cuadro 3.2.29 se resumen los parámetros estadísticos de los caudales registrados mes a mes. Cuadro 3.2.29 Parámetros estadísticos de caudales - Estación MC-12
Ene Periodo Feb Mar 20032004; 2006 7 Abr 2004 2 May 20042005; 2007 5 Jun 20042006 5 Jul 2005 1 56,2 56,2 56,2 Nov Dic 2003- 20042004; 2004; 20042004, 2006; 2007 2006 2005 2007 2008 2 13 15,8 10,2 3 8,1 10,1 6,22 2 55,75 87,9 23,6 5 253,4 340,0 107 4 63,45 106,0 6,2 Ago Sep Oct

2004- 20052005 2006 2

Número de 2 mediciones Promedio 98,1 (L/s) Máximo 140,0 (L/s) Mínimo 56,2 (L/s)

42,15 139,27 68,25 188,22 20,88 60,7 23,6 427,0 63,3 107,0 29,5 329,0 56,2 36,8 12,1

Estación MC-13 En MC-13 se han registrado 40 mediciones durante los doce meses en el periodo 2003-2007. El promedio de los caudales registrados es de 248,9 L/s. En el Cuadro 3.2.30 se resumen los parámetros estadísticos de los caudales registrados mes a mes. Cuadro 3.2.30 Parámetros estadísticos de caudales - Estación MC-13
Ene Periodo Feb Mar 20032004; 2006 May Jun Jul Ago Sep Oct 200420032004- 2004- 2004; 2004; 20042005; 2004 2006 2005 2007 2006 2005 2007 Abr Nov 20032004, 2007 Dic 20042006

2004- 20042005 2006

Número de 2 3 7 7 3 3 2 2 3 2 3 3 mediciones Promedio 280,0 159,3 577,6 291,0 386,7 38,6 87,4 11,7 10,9 125,1 871,7 147,5 (L/s) Máximo 412,0 226,0 2222,0 519,0 688,0 56,8 148,0 12,9 12,9 166,0 1542,0 267,0 (L/s) Mínimo 148 84 140 56,8 166 26,7 26,7 10,5 7,53 84,1 385 7,5 (L/s) Nota: El caudal promedio de julio está influenciado por el caudal máximo medido en agosto de 2005.

3-169
Febrero 2010

Estación MC-15 En la estación de monitoreo MC-15 se registraron 146 mediciones a lo largo de los doce meses del año durante el periodo 2003-2009. El promedio de los caudales registrados es de 102,3 L/s. En el Cuadro 3.2.31 se resumen los parámetros estadísticos de los caudales registrados mes a mes. Cuadro 3.2.31 Parámetros estadísticos de caudales - Estación MC-15
Ene Periodo Feb Mar 20042006 Abr 20032004 Nov Dic 20032004- 2004; 2004200420042004 2004- 2004; 2005 2006; 2005 2006; 2005 ;2006 2005 2006;2007 2009 ;2007 2008 2007 May Jun Jul Ago Sep Oct

2005- 20042006 2005

Número de 7 9 28 7 30 6 12 8 9 10 8 12 mediciones Promedio 77,5 124,8 218,6 150,7 158,8 25,3 44,6 4,8 47,2 45,4 288,3 42,3 (L/s) Máximo 121,0 385,0 982,0 286,0 343,0 34,1 121,0 8,3 385,0 108,0 544,0 154,0 (L/s) Mínimo 24,7 55,8 20,6 53,7 21,3 21,3 8,6 0,9 3,6 6,5 159,0 0,9 (L/s) Nota: El caudal promedio de agosto está influenciado por el caudal máximo medido en agosto de 2005.

Estación MC-18 En la estación de monitoreo MC-18 se tienen 57 mediciones durante los doce meses del año en el periodo 2003-2007. El promedio de los caudales registrados es de 60,5 L/s. En el Cuadro 3.2.32 se resumen los parámetros estadísticos de los caudales registrados mes a mes. Cuadro 3.2.32 Parámetros estadísticos de caudales - Estación MC-18
Ene Periodo Número de mediciones Promedio (L/s) Máximo (L/s) Mínimo (L/s) 2005 1 63,5 ----Feb 20042006 5 70,5 155,0 10,5 Mar 2004; 2006 9 124,6 378,0 33,6 Abr 2004 2 93,0 105,0 81,0 May Jun Jul Ago 2004- 20032004- 2004; 2005 2004; 2005 2007 ;2007 2006 8 72,1 293,0 11,7 12 71,6 179,0 5,3 5 15,9 63,5 3,8 2 2,6 4,2 1,1 Sep 20042006 3 52,6 155,0 0,3 Oct 2004 2 23,2 42,2 4,2 Nov Dic

2003- 20042007 2005 6 130,5 293,0 34,8 2 5,4 10,5 0,3

3-170
Febrero 2010

Estación MC-40 En la estación de monitoreo MC-40 se realizaron 7 mediciones en los meses de febrero, marzo, junio, agosto, septiembre y diciembre, durante el periodo 2005-2006. El promedio de los caudales registrados es de 36,8 L/s. En el Cuadro 3.2.33 se resumen los parámetros estadísticos de los caudales registrados mes a mes. Cuadro 3.2.33 Parámetros estadísticos de caudales - Estación MC-40
Periodo Número de mediciones Promedio (L/s) Máximo (L/s) Mínimo (L/s) Feb 2006 1 7,1 ----Mar 2006 1 200,0 ----Jun 2006 1 4,9 ----Ago 2005 1 1,6 ----Sep 2006 1 2,6 ----Dic 2005 2 4,3 7,1 1,6

Cuenca del río Chailhuagón La cuenca del río Chailhuagón tiene registros de caudales en las estaciones MC-02, MC-03, MC-04 y MC-05. Asimismo, se cuenta con las estaciones de monitoreo continuo MCLCH y MCPSN. A continuación se describe la información registrada. Estación MC-02 En la estación de monitoreo MC-02 se han registrado 151 mediciones durante los doce meses del año en el periodo 2003-2009. El promedio de los caudales registrados es de 224,0 L/s. En el Cuadro 3.2.34 se resumen los parámetros estadísticos de los caudales registrados mes a mes.

3-171
Febrero 2010

Cuadro 3.2.34 Parámetros estadísticos de caudales - Estación MC-02
May Jun Jul Ago Sep Oct Nov Dic 200420042002; 2003; 2005- 2004200420042004 20022004;2006 2005 2004 2005 2004- 20052006 2005 2005 2006 ;2006 2005 ;2007 ;2007 2007 2006 Ene Feb Mar Abr

Periodo

Número de 12 6 24 6 7 16 5 15 7 16 28 9 mediciones Promedio 180,3 464,6 443,7 423,7 152,5 124,0 33,4 166,8 11,8 242,9 330,6 114,0 (L/s) Máximo 402,0 829,0 1084,0 586,0 260,0 402,0 35,5 829,0 13,8 477,0 779,0 196,0 (L/s) Mínimo 61,6 93,6 50,0 234,0 94,7 25,3 30,3 3,5 9,1 83,4 3,5 61,6 (L/s) Nota: El caudal promedio de agosto está influenciado por el caudal máximo medido en agosto de 2005.

Estación MC-03 En MC-03 se han registrado 167 mediciones durante los doce meses del año en el periodo 2002-2009. El promedio de los caudales registrados es de 117,9 L/s. En el Cuadro 3.2.35 se resumen los parámetros estadísticos de los caudales registrados mes a mes. Cuadro 3.2.35 Parámetros estadísticos de caudales - Estación MC-03
Ene Periodo Feb Mar 2006 Abr 20042005 Jun 200420042006 2005 ;2008;2007 2009 May Jul 2004 Dic 2002; 20042004 2003- 2004- 2005 2005 ;2006 2005 2007 ;2006 ;2007 ;2008 14 192,8 483,0 33,1 Ago Sep Oct Nov

2004- 20042006 2005

Número de 17 10 19 8 11 16 6 11 13 14 28 mediciones Promedio 64,5 147,8 276,8 221,9 73,0 45,2 15,8 63,8 5,6 132,3 174,9 (L/s) Máximo 153,0 408,0 555,0 367,0 168,0 153,0 48,1 408,0 10,6 273,0 555,0 (L/s) Mínimo 16,2 47,7 57,6 14,9 40,5 7,5 7,5 0,7 1,9 45,4 0,7 (L/s) Nota: El caudal promedio de agosto está influenciado por el caudal máximo medido en agosto de 2005.

Estación MC-04 En la estación de monitoreo MC-04 se han registrado 179 mediciones en los doce meses del año durante el periodo 2002-2009. El promedio de los caudales registrados es de 116,9 L/s. En el Cuadro 3.2.36 se resumen los parámetros estadísticos de los caudales registrados mes a mes.

3-172
Febrero 2010

Cuadro 3.2.36 Parámetros estadísticos de caudales - Estación MC-04
Ene Periodo Feb Mar 2006 Abr 20042005 Jun 200420042006 2005 ;2008;2007 2009 May Jul 2004 Dic 2002; 20042004 2003- 2004- 2005 2005 ;2006 2005 2007 ;2006 ;2007 ;2008 Ago Sep Oct Nov

2004- 20042006 2005

Número de 17 29 6 12 14 19 5 9 15 14 13 26 mediciones Promedio 81,0 151,9 457,5 123,2 88,7 62,7 28,9 69,0 8,3 123,0 56,1 152,0 (L/s) Máximo 154,0 232,0 798,0 233,0 136,0 155,0 34,7 217,0 13,9 236,0 140,0 232,0 (L/s) Mínimo 24,3 85,1 271,0 38,5 57,8 7,9 23,7 0,0 3,6 27,0 10,9 85,1 (L/s) Nota: El caudal promedio de agosto está influenciado por el caudal máximo medido en agosto de 2005.

Estación MC-05 En MC-05 se han registrado 179 mediciones a lo largo de los doce meses del año durante el periodo 2002-2009. El promedio de los caudales registrados es de 78,2 L/s. En el Cuadro 3.2.37 se resumen los parámetros estadísticos de los caudales registrados mes a mes. Cuadro 3.2.37 Parámetros estadísticos de caudales - Estación MC-05
Ene Periodo Feb Mar 2006 Abr 20042005 Jun 200420042006 2005 ;2008;2007 2009 May Jul 2004 Dic 2002; 20042004 2003- 2004- 2005 2005 ;2006 2005 2007 ;2006 ;2007 ;2008 Ago Sep Oct Nov

2004- 20042006 2005

Número de 31 11 25 12 7 19 5 11 15 14 13 16 mediciones Promedio 111,0 108,1 198,6 95,9 67,1 47,6 24,0 38,7 15,2 101,7 89,0 41,4 (L/s) Máximo 210,0 520,0 651,0 185,0 104,0 115,0 25,9 127,0 51,2 185,0 176,0 74,2 (L/s) Mínimo 37,0 21,9 55,5 28,7 44,1 21,9 21,9 1,2 5,1 21,9 11,4 9,4 (L/s) Nota: El caudal promedio de agosto está influenciado por el caudal máximo medido en agosto de 2005.

Estación MCLCH La estación de monitoreo continuo MCLCH registró información de caudales durante 374 días en el periodo 2004-2007; de los doce meses del año, esta estación no tiene registros sólo para el mes de julio. Los registros muestran mediciones de caudal cada 15 minutos. El promedio de los caudales registrados es de 170,8 L/s. En el Cuadro 3.2.38 se resumen los parámetros estadísticos de los caudales registrados mes a mes.

3-173
Febrero 2010

Cuadro 3.2.38 Parámetros estadísticos de caudales - Estación MCLCH
Ene Periodo Promedio (L/s) Máximo (L/s) Mínimo (L/s) Feb Mar Abr 2005 188,8 ----May 2005 70,6 ----Jun 2005 19,3 ----Ago 2005 0,1 ----Sep 2005 0,1 ----Oct 2006 0,0 ----Nov 2004 237,0 ----Dic 20042006 340,7 480,5 200,9

2005 2005 - 2005 ;2007 2007 ;2007 341,5 519,4 163,7 220,6 410,4 125,7 460,4 600,1 320,7

Estación MCPSN La estación de monitoreo continuo MCPSN registró información de caudales durante 29 días en los meses de noviembre y diciembre de 2004. Los registros muestran mediciones de caudal cada 15 minutos. El promedio de los caudales registrados es de 334,2 L/s. En el Cuadro 3.2.39 se resumen los parámetros estadísticos de los caudales registrados en los meses de noviembre y diciembre. Cuadro 3.2.39 Parámetros estadísticos de caudales - Estación MCPSN
Nov Periodo Promedio (L/s) Máximo (L/s) Mínimo (L/s) 2004 322,5 ----Dic 20042006 345,8 -----

Cuenca de la quebrada Toromacho En la cuenca de la quebrada Toromacho se tienen registros de caudales en las estaciones de monitoreo MC-20, MC-21, MC-22, MC-23, BF-RQ-02, BF-RQ-03, BF-RQ-04, BF-RQ-05 y BF-RQ-06. A continuación se describe la información registrada. Estación MC-20 Esta estación de monitoreo tiene 47 mediciones registradas a lo largo de los doce meses del año durante el periodo 2003-2009. El promedio de los caudales registrados es de 187,7 L/s. En el Cuadro 3.2.40 se resumen los parámetros estadísticos de los caudales registrados mes a mes.

3-174
Febrero 2010

Cuadro 3.2.40 Parámetros estadísticos de caudales - Estación MC-20
Ene Periodo 2005 Feb 20042006 Mar 20042006 Abr 2004 May Jun Jul Ago Sep 2004- 2004 2004 200320042005 ;2006 2005 2005 2006 ;2007 ;2009 ;2007 Oct 2004 Nov Dic 2003- 2004 2005 2006 ;2007 ;2008

Número de 1 4 7 1 5 3 9 3 3 2 4 5 mediciones Promedio 236,0 210,4 278,3 473,0 155,5 37,6 117,9 2,8 179,4 4,3 445,0 111,9 (L/s) Máximo --537,0 1257,0 --264,0 62,4 236,0 4,0 537,0 4,7 838,0 422,0 (L/s) Mínimo --50,7 4,7 --37,4 12,9 8,0 0,7 0,5 3,8 205,0 0,5 (L/s) Nota: El caudal promedio de julio está influenciado por el caudal máximo medido en julio de 2005.

Estación MC-21 En la estación de monitoreo MC-21 se han registrado 47 mediciones a lo largo de los doce meses del año durante el periodo 2003-2008. El promedio de los caudales registrados es 172,7 L/s. En el Cuadro 3.2.41 se resumen los parámetros estadísticos de los caudales registrados mes a mes. Cuadro 3.2.41 Parámetros estadísticos de caudales - Estación MC-21
Ene Periodo 2005 Feb 20042006 ;2008 Mar 20042006 Abr 2004 May Jun Jul Ago Sep 2004 2004 2004 20032004 2005 2005 ;2006 2005 ;2006 ,2007 ,2007 Oct 2004 Nov Dic 2003 - 2005 2005 2006 ;2007 ;2008

Número de 2 5 7 1 5 2 8 4 3 2 4 4 mediciones Promedio 98,2 377,4 263,8 387,0 125,7 21,3 110,0 2,0 186,3 2,1 402,3 96,4 (L/s) Máximo 196,0 1071,0 1246,0 --197,0 28,7 196,0 3,3 558,0 3,0 831,0 304,0 (L/s) Mínimo 0,4 68,7 3,0 --28,7 13,8 2,3 1,2 0,4 1,2 194,0 3,3 (L/s) Nota: El caudal promedio de julio está influenciado por el caudal máximo medido en julio de 2005.

Estación MC-22 La estación MC-22 tiene registradas 44 mediciones a lo largo de los doce meses del año en el periodo 2003-2009. El promedio de los caudales registrados es de 40,1 L/s. El Cuadro 3.2.42 muestra un resumen de los parámetros estadísticos de los caudales registrados mes a mes.

3-175
Febrero 2010

Cuadro 3.2.42 Parámetros estadísticos de caudales - Estación MC-22
Ene Periodo Número de mediciones Promedio (L/s) Máximo (L/s) Mínimo (L/s) 2005 2 10,2 20,3 0,1 Feb Mar 2004 20042006 2006 ;2008 5 88,6 357,0 10,9 7 28,9 151,0 0,4 Abr 2004 1 63,8 ----May Jun Jul Ago 2004 - 2004 2003- 2004 2005 2006 2005 ;2007 ;2007 ;2009 5 27,1 47,5 5,4 3 3,2 5,4 1,2 8 10,4 20,3 1,3 3 0,8 1,3 0,3 Sep 20042006 3 16,6 49,5 0,1 Oct 2004 2 0,4 0,4 0,3 Dic 2003 2005 ;2005 ;2007 -2006 2 66,6 105,0 28,2 3 165,3 421,0 11,2 Nov

Estación MC-23 En la estación de monitoreo MC-23 se han registrado 39 mediciones durante los doce meses del año en el periodo 2003-2009. El promedio de los caudales registrados es 108,6 L/s. En el Cuadro 3.2.43 se resumen los parámetros estadísticos de los caudales registrados mes a mes. Cuadro 3.2.43 Parámetros estadísticos de caudales - Estación MC-23
Ene Periodo 2005 Feb 2004 ;2006 Mar 2004 2006 ;2008 Abr 2004 May Jun Jul Ago Sep Oct 2004 Dic 2003 2005 ;2005 ;2007 -2006 ;2008 Nov

2004 2004 2004 20032004 2005 2005 ;2009 2005 ;2006 ;2007 ;2007

Número de 2 2 6 1 4 2 6 4 2 2 3 5 mediciones Promedio 76,7 39,4 254,2 242,0 79,1 32,2 99,9 4,3 8,1 4,5 333,0 129,7 (L/s) Máximo 138,0 47,7 629,0 242,0 122,0 44,5 195,0 8,3 15,3 5,6 488,0 320,0 (L/s) Mínimo 15,3 31,1 5,6 242,0 19,9 19,9 8,3 0,9 1,0 3,4 122,0 0,9 (L/s) Nota: El caudal promedio de julio está influenciado por el caudal máximo medido en julio de 2003.

Estación BF-RQ-02 En la estación de monitoreo BF-RQ-02 se han registrado 2 mediciones en el mes de septiembre durante el periodo 2005-2006. El promedio de los caudales registrados es de 0,6 L/s. En el Cuadro 3.2.44 se resumen los parámetros estadísticos de los caudales registrados en septiembre.

3-176
Febrero 2010

Cuadro 3.2.44 Parámetros estadísticos de caudales - Estación BF-RQ-02
Sep Periodo Número de mediciones Promedio (L/s) Máximo (L/s) Mínimo (L/s) 2005 ;2006 2 0,6 0,9 0,2

Estación BF-RQ-03 En la estación de monitoreo BF-RQ-03 se han registrado 2 mediciones en el mes de septiembre durante el periodo 2005-2006. El promedio de los caudales registrados es de 0,1 L/s. En el Cuadro 3.2.45 se resumen los parámetros estadísticos de los caudales registrados en el mes de septiembre. Cuadro 3.2.45 Parámetros estadísticos de caudales - Estación BF-RQ-03
Sep Periodo Número de mediciones Promedio (L/s) Máximo (L/s) Mínimo (L/s) 2005 ;2006 2 0,1 -----

Estación BF-RQ-04 En la estación de monitoreo BF-RQ-04 se han registrado 2 mediciones en el mes de septiembre durante el periodo 2005-2006. El promedio de los caudales registrados es de 0,7 L/s. En el Cuadro 3.2.46 se resumen los parámetros estadísticos de los caudales registrados en el mes de septiembre.

3-177
Febrero 2010

Cuadro 3.2.46 Parámetros estadísticos de caudales - Estación BF-RQ-04
Sep Periodo Número de mediciones Promedio (L/s) Máximo (L/s) Mínimo (L/s) 2005 ;2006 2 0,7 1,1 0,3

Estación BF-RQ-05 En la estación de monitoreo BF-RQ-05 se han registrado 2 mediciones en el mes de septiembre durante el periodo 2005-2006. No se registró caudal en esta estación en ninguna de las campañas de monitoreo. En el Cuadro 3.2.47 se resumen los parámetros estadísticos de los caudales registrados en septiembre. Cuadro 3.2.47 Parámetros estadísticos de caudales - Estación BF-RQ-05
Sep Periodo Número de mediciones Promedio (L/s) Máximo (L/s) Mínimo (L/s) 2005 ;2006 2 0,0 -----

Estación BF-RQ-06 La estación de monitoreo BF-RQ-06 tiene 2 mediciones registradas en el mes de septiembre durante el periodo 2005-2006. No se registró caudal en esta estación en ninguna de las campañas de monitoreo. En el Cuadro 3.2.48 se resumen los parámetros estadísticos de los caudales registrados mes a mes.

3-178
Febrero 2010

Cuadro 3.2.48 Parámetros estadísticos de caudales - Estación BF-RQ-06
Sep Periodo Número de mediciones Promedio (L/s) Máximo (L/s) Mínimo (L/s) 2005 ;2006 2 0,0 -----

Cuenca de la quebrada Alto Chirimayo En la cuenca de la quebrada Alto Chirimayo se cuenta con registros de caudales en las estaciones de monitoreo MC-08, MC-09, MC-10 MC-24, MC-27 y MC-28. Asimismo, se tiene una estación de monitoreo continuo, MCPCH. A continuación se describe la información registrada. Estación MC-08 En la estación de monitoreo MC-08 se han registrado 59 mediciones a lo largo de los doce meses del año durante el periodo 2003-2009. El promedio de los caudales registrados es de 449,3 L/s. El siguiente cuadro resume los parámetros estadísticos de los caudales registrados mes a mes. Cuadro 3.2.49 Parámetros estadísticos de caudales - Estación MC-08
Feb 2003 2004;2005 2006 ;2008 Ene Mar 2004 ;2006 -2009 Abr 20042005 May Jun Jul Ago Sep Oct Nov Dic 2004 2004 2004 20042004- 2003- 2004 2004-2005 ;2006 -2005 2005 2008 2005 ;2007 2008 ;2007 -2009 ;2007

Periodo

Número de 3 9 10 3 3 5 3 3 7 3 2 8 mediciones Promedio 210,9 688,8 1192,1 646,2 267,7 75,0 133,5 13,9 82,3 278,0 1562,5 240,3 (L/s) Máximo 368,0 2324,0 5400,0 1413,0 368,0 95,5 222,0 21,0 300,0 430,0 1712,0 867,0 (L/s) Mínimo 42,6 184,0 184,0 95,5 198,0 54,8 89,3 2,1 10,8 198,0 1413,0 2,1 (L/s) Nota: El caudal promedio de julio está influenciado por el caudal máximo medido en julio de 2005.

3-179
Febrero 2010

Estación MC-09 En MC-09 se han registrado 180 mediciones a lo largo de los doce meses del año durante el periodo 2003-2009. El promedio de los caudales registrados es de 124,5 L/s. En el Cuadro 3.2.50 se resumen los parámetros estadísticos de los caudales registrados mes a mes. Cuadro 3.2.50 Parámetros Estadísticos de Caudales - Estación MC-09
May Jun Jul Ago Sep Oct Nov Dic 2004 2003 2004 2004 2004- 20032004- 2005 2004 20042004- 2003- 20042004 2005 ;2006 2006 2005 2005 ;2007 ;2006 2005 2007 2005 2007 ;2006 ;2007 ;2008 ;2009 24 186,4 38 321,0 11 155,9 16 169,0 569,0 22,9 6 24,8 31,2 17,1 11 40,3 77,6 16,5 8 5,0 9,2 0,6 18 68,8 657,0 3,5 13 155,2 267,0 57,1 12 230,1 657,0 0,7 8 76,2 234,0 4,7 Ene Feb Mar Abr

Periodo

Número de 15 mediciones Promedio 61,5 (L/s) Máximo 146,0 (L/s) Mínimo 12,3 (L/s)

500,0 1245,0 491,0 52,0 52,0 17,1

Estación MC-10 En la estación de monitoreo MC-10 se han registrado 35 mediciones a lo largo de los doce meses del año durante el periodo 2003-2009. El promedio de los caudales registrados es de 26,0 L/s. En el Cuadro 3.2.51 se resumen los parámetros estadísticos de los caudales registrados mes a mes. Cuadro 3.2.51 Parámetros estadísticos de caudales - Estación MC-10
Ene Periodo Número de Mediciones Promedio (L/s) Máximo (L/s) Mínimo (L/s) 20042006 6 25,0 33,9 2,8 Feb 20042005 3 44,7 76,0 16,0 Mar 2003 2006 4 73,3 163,0 27,0 Abr 20042005 4 44,6 59,9 8,2 May Jun 2004 - 2004 2005 2006; ;2007 2009 7 35,7 79,2 16,4 4 14,4 37,9 3,2 Jul 20042005 1 10,0 Ago Sep Oct Nov 2004 2004- 2003- 20032005 2006 2005 2007 ;2007 1 2,0 2,0 2,0 2 22,0 42,0 2,0 1 16,0 1 23,0 Dic 2004 ;2005 ;2008 1 2,0

Estación MC-24 En la estación de monitoreo MC-24 se han registrado 122 mediciones a lo largo de los doce meses del año durante el periodo 2003-2008. El promedio de los caudales registrados es de
3-180
Febrero 2010

11,8 L/s. En el siguiente cuadro se resumen los parámetros estadísticos de los caudales registrados mes a mes. Cuadro 3.2.52 Parámetros estadísticos de caudales - Estación MC-24
Ene Periodo Número de mediciones Promedio (L/s) Máximo (L/s) Mínimo (L/s) 2005 8 1,1 3,1 0,3 Feb 20042006 4 7,3 13,2 0,8 Mar 2004 33 20,9 85,1 1,4 Abr 2004 ;2007 4 19,0 24,3 14,1 May 2004 ;2006 11 7,6 21,2 1,0 Jun 2004 5 2,5 3,6 1,0 Jul Ago 2003 2004 2005 ;2006 ;2007 4 5,7 12,0 2,3 26 14,4 50,6 0,3 Sep 2004 6 0,5 1,2 0,3 Dic 2004 2004- 2003 ;2006 2007 ;2005 ;2008 10 5,8 23,9 0,3 5 40,9 85,1 6,0 6 15,9 24,3 0,8 Oct Nov

Estación MC-27 En la estación de monitoreo MC-27 se han registrado 36 mediciones a lo largo de los doce meses del año durante el periodo 2003-2007. El promedio de los caudales registrados asciende a 6,4 L/s. En el Cuadro 3.2.53 se resumen los parámetros estadísticos de los caudales registrados mes a mes. Cuadro 3.2.53 Parámetros Estadísticos de Caudales - Estación MC-27
Ene Periodo Número de mediciones Promedio (L/s) Máximo (L/s) Mínimo (L/s) 2005 2 1,1 2,0 0,2 Feb 2005 1 5,6 ----Mar 2004 ;2006 5 15,1 25,3 5,2 May Jun 2004 20042004 2005 2005 ;2006 ;2007 2 6,9 10,2 3,5 5 10,2 21,7 0,0 3 1,3 1,5 1,0 Abr Jul 2004 1 1,7 ----Ago Sep 2004 20032005 2005 ;2007 5 0,8 2,0 0,0 4 12,2 23,6 5,2 Oct 2004 2 1,9 3,5 0,3 Nov 20042007 5 10,3 21,7 1,1 Dic 2003 1 10,2 -----

Estación MC-28 La estación de monitoreo MC-28 tiene 39 mediciones registradas a lo largo de los doce meses del año durante el periodo 2003-2007. El promedio de los caudales registrados es de 5,8 L/s. En el Cuadro 3.2.54 se resumen los parámetros estadísticos de los caudales registrados mes a mes.

3-181
Febrero 2010

Cuadro 3.2.54 Parámetros estadísticos de caudales - Estación MC-28
Ene Periodo Número de mediciones Promedio (L/s) Máximo (L/s) Mínimo (L/s) 2005 2 1,8 3,5 0,0 Feb 20052006 2 5,3 10,1 0,4 Mar 2004 ;2006 5 12,7 30,6 4,3 May Jun 2004 20042004 2005 2005 ;2006 ;2007 2 4,9 5,8 3,9 4 11,1 28,7 4,2 2 3,2 3,5 2,9 Abr Jul 2004 1 2,3 ----Ago Sep 2004 20032005 2006 ;2007 5 1,7 3,5 0,5 7 5,7 13,8 0,0 Oct 2004 2 2,4 3,9 0,9 Nov Dic

2004- 2003 2007 ;2005 4 16,3 28,7 4,2 3 2,2 5,8 0,4

Estación MCPCH La estación de monitoreo continuo MCPCH registró información de caudales durante 679 días, a lo largo de los doce meses del año del periodo 2004-2007. Los registros muestran mediciones de caudal cada 15 minutos. El promedio de los caudales registrados es de 209,3 L/s. En el Cuadro 3.2.55 se resumen los parámetros estadísticos de los caudales registrados mes a mes. Cuadro 3.2.55 Parámetros estadísticos de caudales - Estación MCPCH
Ene Periodo Feb Mar Abr 2005 267,8 280,3 255,2 May Jun Jul Ago 2006 18,1 18,7 17,6 Sep 20052006 19,3 24,8 13,7 Oct 2005 235,4 236,6 234,3 Nov Dic

2005 2005- 2005;2007 2007 2006 204,9 216,1 199,3 724,7 789,5 659,9

2005- 2005- 20052006 2006 2006 72,1 84,1 60,0 41,1 52,9 29,2 20,7 22,5 19,0

2004; 20042006 2006 261,1 343,9 181,8 377,0 414,6 358,1

Promedio 269,7 (L/s) Máximo 340,1 (L/s) Mínimo 194,5 (L/s)

Canales Es importante considerar el uso del agua que es captada aguas arriba de los puntos de interés identificados para el Proyecto Conga, y en este caso las únicas captaciones aguas arriba de los puntos de interés ocurren en las cuencas del río Alto Jadibamba, río Chailhuagón y la quebrada Alto Chirimayo. Se realizó un reconocimiento de canales en las cuencas de las quebradas Toromacho y Chugurmayo; en el caso de la cuenca de la quebrada Toromacho, no se identificaron canales operativos, y en el caso de la cuenca de la quebrada Chugurmayo, no se identificó ningún canal en el ámbito local. Se cuenta con información de caudales en 21 canales en las 3 cuencas mencionadas anteriormente; sin embargo, para efectos de línea base
3-182
Febrero 2010

ambiental, en esta sección se analizan los caudales de los 10 canales que se ubican dentro del área de estudio del Proyecto Conga. Es importante mencionar que la información de los caudales en los canales del área de estudio desde 2004 a 2006 fue obtenida por la Comisión de Monitoreo de la Cantidad y Calidad de las Aguas (COMOCA); posteriormente, el 29 de noviembre de 2006, el MINAG (INRENA), MYSRL y el Instituto para la Conservación y el Desarrollo Sostenible Cuencas (CUENCAS), suscribieron un acuerdo de cooperación interinstitucional para llevar a cabo el “Programa de Monitoreo de la calidad y cantidad de las aguas en los canales de riego, ubicados en las SubCuencas del Río Porcón, Río Grande, Río Quinuaria, Río Azufre, Río Alto Yaucano-Quebrada Honda, Quebradas Pencayoc, Chirimayo y Río Grande- Combayo” por dos años; en 2008 se amplió la vigencia de este acuerdo por 24 meses más. En el Anexo 3.10 se presenta la Adenda Nº 001-2008 que amplía el Acuerdo de Cooperación Interinstitucional entre MINAG (INRENA), MYSRL y CUENCAS. En el Cuadro 3.2.56 se presentan dichos canales con sus respectivas coordenadas, identificando el número de usuarios y las hectáreas irrigadas por cada canal. En la mayoría de casos, se trata de pequeños canales, con bajos caudales que irrigan áreas reducidas. Durante el monitoreo de pre-construcción, se realizará un estudio para determinar si es necesario incluir más canales del Cuadro 3.2.56 en el plan de monitoreo del proyecto (Sección 6.2). Cuadro 3.2.56 Canales en el área de estudio del Proyecto Conga
Coordenadas Canal Cuenca del río Alto Jadibamba El Molino (CEM-1) Reynaldo Jambo (CRJ-1) La Chilca (CLCH-1) El Bado (CEBA-1) Cuenca del río Chailhuagón Chailhuagón Yerbabuena (CCYB-1/CCYB-2) Cuenca de la quebrada Alto Chirimayo El Perolito (CEP-1) Villanueva Chávez/Villena Atalaya (CVCH-1) Chugur (CCHU-1) Chirimayo (CCHI-1) Lozano Izquierdo (CLI-1) Qda. Chirimayo Qda. Chirimayo Qda. Chirimayo Qda. Chirimayo Qda. Chirimayo 792 242 792 305 792 328 793 726 793 906 9 234 036 9 233 071 9 233 370 9 233 010 9 232 930 5 5 2 1 1 4,6 1,05 1,2 0,13 0,08 Río Grande 789 695 9 229 582 50 86,0 Qda. Pencayoc Qda. Pencayoc Qda. Pencayoc Río Jadibamba 787 825 788 314 787 396 787 573 9 237 198 9 236 914 9 240 010 9 241 885 2 1 8 16 1,2 3,4 1,8 5,6 Curso Este Norte Número de usuarios Área irrigada (ha)

3-183
Febrero 2010

Mediciones de caudal en canales A continuación se describe la información disponible de caudales históricos derivados por los canales. Se presenta una descripción de los caudales históricos derivados por dichos canales; además, se incluye una descripción de los caudales en los meses más críticos de la temporada seca: agosto y septiembre, meses en los cuales la mayor fracción del agua en los cursos de agua superficial pertenece al afloramiento de aguas subterráneas. Cuenca del río Alto Jadibamba La Tabla 3.2.71 muestra el registro total de caudales en las estaciones de la cuenca del río Alto Jadibamba y las fechas en que fueron medidos. Quebrada Pencayoc En la quebrada Pencayoc se cuenta con registros de caudales en los canales El Molino y Reynaldo Jambo. El canal La Chilca también se localiza en la quebrada Pencayoc, pero no cuenta con registros de caudal, por encontrarse destruida la bocatoma del mismo A continuación se hace una breve descripción de los registros disponibles. − Canal El Molino, Estación CEM-1 Durante el periodo 2004-2007 se realizaron 10 observaciones de caudal en el punto CEM-1. Los registros indican que en tres ocasiones se pudo tomar mediciones de caudal, en las siete ocasiones restantes no se observaron caudales siendo derivados por el canal El Molino, por lo que se registraron como nulos (0 L/s) (diciembre de 2005, y en enero, febrero, marzo, abril, mayo y agosto de 2006). El promedio de los caudales registrados es 11,00 L/s, presentando un caudal máximo de 16,88 L/s en el mes de octubre de 2004, correspondiente a la temporada húmeda, y un caudal mínimo de 3,83 L/s en el mes de enero de 2006, correspondiente a la temporada húmeda. Para el caso de los meses más críticos de la temporada seca, se registró un único valor nulo (0 L/s) en el mes de agosto de 2006. − Canal Reynaldo Jambo, Estación CRJ-1 Durante el periodo 2004-2006 se realizaron 14 observaciones de caudal en la estación CRJ-1. Los registros indican que en seis ocasiones se registraron caudales, y en las otras ocho ocasiones no se observó caudal, registrándose éste como nulo (0 L/s) (octubre de 2004, enero de 2005, y enero, febrero, marzo, abril, mayo y junio de 2006). El promedio de los caudales registrados es de 10,50 L/s, presentando un caudal máximo de 18,23 L/s en el mes de febrero de 2005, correspondiente a la temporada húmeda, y un caudal mínimo de 2,20 L/s en el mes de octubre de 2006, correspondiente a la temporada húmeda. Para el caso de los meses más críticos de la temporada seca, se registró un único valor (7,20 L/s) en el mes de agosto de 2006.
3-184
Febrero 2010

Río Jadibamba En el río Jadibamba se encuentra el canal El Bado; sin embargo, no se tienen registros de caudal de este canal, puesto que la bocatoma está destruida. Cuenca del río Chailhuagón La Tabla 3.2.72 muestra el registro total de caudales en la estación de la cuenca del río Chailhuagón y la fecha en que fueron medidos. Río Grande En el Río Grande se cuenta con registros de caudales en el canal Chailhuagón Yerbabuena. − Canal Chailhuagón Yerbabuena, Estación CCYB-1/CCYB-2 Se realizaron 45 observaciones de caudal en el punto CCYB-1/CCYB-2 entre los años 2004 y 2009. En 40 ocasiones se registraron caudales y en las 5 ocasiones restantes no se observó caudal, registrándose éste como nulo (0 L/s) (enero y diciembre de 2005, y enero, febrero y marzo de 2006). El promedio de los caudales registrados es de 63,08 L/s, presentando un caudal máximo de 245,00 L/s en el mes de noviembre de 2008, correspondiente a la temporada húmeda, y un caudal mínimo de 1,31 L/s en los meses de enero y marzo de 2007, correspondientes a la temporada húmeda. Para el caso de los meses más críticos de la temporada seca, el promedio de los caudales registrados es de 57,12 L/s, presentando un caudal máximo de 222,00 L/s en el mes de septiembre de 2008 y un caudal mínimo de 9,37 L/s en el mes de agosto de 2007. Cuenca de la quebrada Alto Chirimayo La Tabla 3.2.73 muestra el registro total de caudales en las estaciones de la cuenca del río Chailhuagón y la fecha en que fueron medidos. Quebrada Chirimayo En la quebrada Chirimayo se cuenta con registros de caudales en los canales El Perolito, Villanueva Chávez/Villena Atalaya, Chirimayo, Chugur y Lozano Izquierdo. − Canal El Perolito, Estación CEP-1 Durante el periodo 2004-2009 se realizaron 48 observaciones de caudal en la estación de monitoreo CEP-1. Los registros indican que en 46 ocasiones se registraron caudales, y en 2 ocasiones no se observó caudal, registrándose como nulo (0 L/s) (junio y agosto de 2006). El promedio de los caudales registrados es de 19,30 L/s, presentando un caudal máximo de 93,60 L/s en el mes de diciembre de 2008, correspondiente a la temporada húmeda, y un caudal
3-185
Febrero 2010

mínimo de 0,69 L/s en el mes de julio de 2008, correspondiente a la temporada seca. Para el caso de los meses más críticos de la temporada seca, el promedio de los caudales registrados es de 6,29 L/s, presentando un caudal máximo de 13,10 L/s en el mes de agosto de 2008 y un caudal mínimo de 1,50 L/s en el mes de agosto de 2009. − Canal Villanueva Chávez/Villena Atalaya, Estación CVCH-1 Durante el periodo 2004-2009 se realizaron 40 observaciones de caudal en CVCH-1. Los registros indican que en 38 ocasiones se registraron caudales, y en las 2 ocasiones restantes no se observó caudal, registrándose como nulo (0 L/s) (enero de 2005 y abril de 2006). El promedio de los caudales registrados es 15,85 L/s, presentando un caudal máximo de 114,00 L/s en el mes de septiembre de 2008, correspondiente a la temporada seca, y un caudal mínimo de 0,50 L/s en el mes de mayo de 2006, correspondiente a la temporada seca. Para el caso de los meses más críticos de la temporada seca, el promedio de los caudales registrados es de 31,61 L/s, presentando un caudal máximo de 114,00 L/s en el mes de septiembre de 2008 y un caudal mínimo de 1,02 L/s en el mes de agosto de 2009. − Canal Chirimayo, Estación CCHI-1 Se realizaron 45 observaciones de caudal en la estación CCHI-1 durante el periodo 20042009. Los registros indican que en 38 ocasiones se registraron caudales, y en las siete ocasiones restantes no se observó caudal, registrándose como nulo (0 L/s) (octubre y noviembre de 2004, y febrero, marzo, abril, mayo y junio de 2006,). El promedio de los caudales registrados es de 30,20 L/s, presentando un caudal máximo de 108,00 L/s en el mes de febrero de 2008, correspondiente a la temporada húmeda, y un caudal mínimo de 7,18 L/s en el mes de agosto de 2007, correspondiente a la temporada seca. Para el caso de los meses más críticos de la temporada seca, el promedio de los caudales registrados es de 30,40 L/s, presentando un caudal máximo de 69,10 L/s en el mes de septiembre de 2009 y un caudal mínimo de 7,18 L/s en el mes de agosto de 2007. − Canal El Chugur, Estación CCHU-1 Se realizaron 47 observaciones de caudal en el punto CCHU-1 entre los años 2004 y 2009. El promedio de los caudales registrados es 38,31 L/s, presentando un caudal máximo de 192,00 L/s en el mes de marzo de 2007, correspondiente a la temporada húmeda, y un caudal mínimo de 0,52 L/s en el mes de agosto de 2007, correspondiente a la temporada seca. Para el caso de los meses más críticos de la temporada seca, el promedio de los caudales registrados es de 42,25 L/s, presentando un caudal máximo de 120,00 L/s en el mes de agosto de 2008 y un caudal mínimo de 0,52 L/s en el mes de agosto de 2007.

3-186
Febrero 2010

− Canal Lozano Izquierdo, Estación CLI-1/CLI-I-1 Se realizaron 34 observaciones de caudal en la estación CLI-1/CLI-I-1 entre los años 2004 y 2008. Los registros indican que en 27 ocasiones se registraron caudales, y en las otras 7 no se observó caudal, registrándose como nulo (0 L/s) (noviembre y diciembre de 2004, y febrero, marzo, abril, mayo y junio de 2006). El promedio de los caudales registrados es 5,63 L/s, presentando un caudal máximo de 20,00 L/s en el mes de enero de 2008, correspondiente a la temporada húmeda, y un caudal mínimo de 1,41 L/s en el mes de marzo de 2007, correspondiente a la temporada húmeda. Para el caso de los meses más críticos de la temporada seca, el promedio de los caudales registrados es de 4,55 L/s, presentando un caudal máximo de 9,11 L/s en el mes de septiembre de 2008 y un caudal mínimo de 1,65 L/s en los meses de agosto de 2006 y septiembre de 2006. Caudales máximos instantáneos Los caudales máximos instantáneos en los diferentes puntos de interés han sido calculados empleando el programa HEC-HMS del Cuerpo de Ingenieros de los Estados Unidos (USACE, por sus siglas en inglés), a partir de la precipitación máxima en 24 horas representativas para las cuencas. Las tormentas consideradas corresponden a las precipitaciones máximas en 24 horas de duración, y 2, 5, 10, 25, 50, 100, 500 y 1 000 años de periodo de retorno ajustadas con la distribución Gumbel. También se ha considerado la Precipitación Máxima Probable (PMP). Dado que no se cuenta con información de distribuciones de tormentas características para la zona, se ha asumido la distribución de tormenta tipo II del Servicio de Conservación de Suelos de los Estados Unidos recomendada para cuencas de la vertiente del Atlántico. La infiltración ha sido estimada mediante el método del número de la curva, también del Servicio de Conservación de Suelos de los Estados Unidos (SCS). Para las cuencas en estudio, de cobertura de pastizales en buen estado, se ha adoptado el número de curva 79. Se ha empleado la metodología del hidrograma unitario para la generación de los hidrogramas de avenida. En el Cuadro 3.2.57 se muestra los caudales picos estimados para diferentes periodos de retorno.

3-187
Febrero 2010

Cuadro 3.2.57 Caudales máximos instantáneos para diferentes periodos de retorno (m3/s)
Punto de interés Cuenca Código MC-12 MC-11 PAJ-1 PAJ-2 PAJ-3 PAJ-4 PC-1HA MC-02 PCHA-2 PCHA-3 PCHA-4 MC-23 MC-22 MC-20 PTO-1 BF-QR-06 PTO-2 PTO-3 PCHI-1 MC-08 PCHI-2 PCHI-3 PCHI-4 2 años 10,9 28,5 27,8 30,0 38,2 70,6 14,2 21,9 20,6 47,6 68,5 10,4 4,3 14,6 17,9 22,3 22,2 21,6 19,2 23,5 24,6 43,6 23,3 5 años 22,9 58,8 57,8 61,3 78,1 87,8 29,6 46,4 43,3 98,2 275,8 21,6 8,8 30,9 36,9 46,3 46,0 44,3 40,2 49,3 51,9 90,4 136,2 10 años 32,0 81,7 80,7 85,3 108,5 147,8 41,1 64,8 60,5 136,5 198,4 30,1 12,3 43,2 51,4 64,8 64,1 61,9 55,9 68,5 72,6 126,9 188,2 25 años 44,4 113,3 111,8 118,2 149,8 205,0 56,6 89,6 83,9 189,6 275,8 41,8 17,0 60,0 71,6 90,2 95,0 85,8 77,1 94,5 100,7 176,5 258,8 Periodo de retorno 50 100 años años 54,0 64,0 138,4 164,3 136,1 161,2 144,3 171,5 182,7 216,3 250,4 297,7 68,6 81,0 109,0 129,0 102,2 121,0 231,6 274,9 336,5 399,2 51,0 60,5 20,6 24,4 73,1 86,6 87,4 103,7 110,0 130,5 107,8 128,8 104,8 124,6 93,6 110,7 114,7 135,5 122,6 145,2 215,2 255,2 313,8 370,5 500 años 87,7 226,3 221,1 236,8 297,0 413,1 110,6 176,7 166,0 378,8 549,6 83,1 33,4 118,9 142,9 179,3 178,2 171,7 151,3 185,2 199,3 351,0 871,0 1 000 años 98,1 253,7 247,5 265,6 333,0 464,1 123,9 197,7 185,8 424,7 616,1 93,1 37,3 133,1 160,2 201,0 200,0 192,8 169,2 207,6 223,1 393,2 566,2

PMP 375,5 986,6 963,5 1042,7 1320,1 1886,9 478,6 754,1 713,3 1650,8 2394,0 358,1 142,2 512,1 621,8 780,0 785,4 767,6 644,7 804,5 856,8 1520,0 2185,0

Río Alto Jadibamba

Río Chailhuagón

Quebrada Toromacho

Quebrada Alto Chirimayo

Evaluación de caudales críticos en temporada seca Objetivo El hidrograma anual del área del proyecto presenta un periodo de caudales superficiales altos en los cursos de agua durante la temporada húmeda, que por lo general se presenta desde octubre hasta abril, debido al régimen de precipitaciones en el norte del Perú. Durante la parte inicial de la temporada seca (mayo a septiembre), los caudales provienen principalmente de pequeñas cantidades de precipitación, así como del caudal interno del agua almacenada en suelos superficiales. Por lo general, en agosto y septiembre las aguas subterráneas básicamente son las que abastecen los caudales de los cursos de agua. Estos caudales de temporada seca son los más bajos en el hidrograma anual y son los más sensibles a las reducciones en la infiltración de precipitación que se requiere para la recarga de las aguas subterráneas. Para modelar los flujos base se utilizó una metodología de flujo bajo y se emplearon datos y otra información disponible sobre la descarga medida de los cursos de agua en las diferentes
3-188
Febrero 2010

cuencas de drenaje que podrían verse influenciados por el Proyecto Conga. Se empleó la metodología de flujo bajo de 7 días comúnmente usada para evaluar la hidrología y biología en los cursos de agua, la cual se basa en la metodología de la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos – USEPA (USEPA, 1986). En base a los datos disponibles de descargas diarias en el área del Proyecto Conga, tal como se describe en la Sección 3.2.10.2, no hubieron caudales diarios de largo plazo suficientes para realizar un análisis significativo del caudal bajo. Por ello, se desarrolló un modelo hidrológico de precipitaciones y escorrentías empleando el sistema de Modelamiento de Pronóstico y Análisis Hydrocomp (HFAM, por sus siglas en inglés) para generar descargas diarias en los puntos clave seleccionados en el área del proyecto Conga. Los siguientes párrafos presentan los resultados utilizados para ampliar los registros diarios de caudales en los emplazamientos seleccionados y el cálculo de los caudales bajos correspondientes a estas descargas diarias. En el Anexo 3.10 se incluye información adicional sobre la metodología y los supuestos usados en el desarrollo del modelo de caudal bajo. Puntos clave seleccionados para el análisis de caudal bajo Los puntos clave para la mitigación de caudales bajos en el emplazamiento del proyecto fueron seleccionados en las áreas donde los ríos o quebradas principales abandonan el área del proyecto. Los puntos clave seleccionados fueron (1) MC-11 y (2) MC-12 en la cuenca del río Alto Jadibamba; (3) MC-02 y (4) PCHA-1 en la cuenca del río Chailhuagón; (5) MC-08 en la cuenca de la quebrada Alto Chirimayo, y (6) MC-22 en la cuenca de la quebrada Toromacho (Figura 3.2.17). Para pronosticar los flujos bajos en estas ubicaciones se utilizó el modelo HFAM calibrado con descargas diarias medidas de pre-explotación en la estación de monitoreo continuo MCPCH (Figura 3.2.17) en la quebrada Alto Chirimayo. Calibración del Modelo HFAM El modelo HFAM fue calibrado utilizando la serie diaria de descargas en la estación MCPCH, junto con el registro simultáneo de precipitación diaria de la estación meteorológica en el área del Proyecto Conga. El ejercicio de calibración se realizó de manera continua hasta que los resultados de descarga del modelo fueron similares a los resultados descargados medidos, dentro de un rango aceptable, lo que dio por resultado una calibración exitosa. Sobre la base de una comparación de los resultados de caudales bajos del modelo con las mediciones de caudales bajos en los puntos clave seleccionados en las cuencas de los ríos Alto Jadibamba y Chailhuagón, la calibración para MCPCH proporcionó resultados razonables para dichas cuencas. Sin embargo, debido a que la comparación no produjo resultados razonables en la cuenca de la quebrada Toromacho, el análisis del caudal bajo para esta cuenca se realizó utilizando un método diferente, el cual se describe más adelante.
3-189
Febrero 2010

Pronósticos de descarga diaria en los puntos clave seleccionados Según la Organización Mundial de Meteorología (OMM) y para fines de este estudio, se entenderá por “caudal bajo” al “caudal de agua en un curso de agua durante un tiempo seco prolongado”. Muchos países en el mundo utilizan estadísticas de caudal de diseño que se conocen como 7Q10 (el caudal más bajo durante siete días consecutivos que se produce en promedio una vez cada 10 años) para definir el caudal bajo con el fin de establecer descargas permitidas, proteger la vida acuática y mitigar impactos debido al uso de agua. El caudal bajo de 7 días se usó en este estudio para evaluar los caudales de mitigación para el Proyecto Conga en cada uno de los cinco puntos clave. Para los puntos clave modelados con el HFAM (MC-11, MC-12, MC-02, PCHA-1 y MC-08), las descargas diarias se pronosticaron para un periodo de 21 años a futuro (vida útil de la mina incluyendo el periodo de construcción). Las descargas diarias modeladas en estas mismas ubicaciones se muestran en los Gráficos 3.2.71 al 3.2.74, respectivamente. Las descargas diarias fueron utilizadas para calcular los caudales bajos anuales (un valor por año), los cuales se adecuaron luego a una distribución de probabilidades con el fin de estimar los caudales bajos para periodos de retorno seleccionados en cada uno de los puntos clave escogidos. Para fines del análisis de línea de base, se ha elegido un número de caudal bajo de percentil 50 como el más representativo del caudal base pronosticado en el área del proyecto (Cuadro 3.2.58). En el caso de MC-22, debido a que el modelo HFAM no produjo resultados razonables con respecto a la calibración en MCPCH, se empleó un método diferente de estimación de los caudales bajos promedio anuales en base a los métodos recomendados por Telis (1992). En este método, la descarga diaria en emplazamiento(s) indicador(es) (en este caso MC-08 y MC-12) está correlacionada con la descarga diaria simultánea en un emplazamiento sin indicador (en este caso MC-22).

3-190
Febrero 2010

Cuadro 3.2.58 Resumen de caudales bajos (L/s) de 7 días, N años en ubicaciones seleccionadas
Periodo de retorno (N) en años(1) 20 10 5 2 1,25 Probabilidad que Q < q (decimal) Punto clave MC-12 MC-11 MC-02 PCHA-1 MC-08 MC-22 Caudales medidos durante la temporada seca (ago– sep) (L/s)

100

50

1,11

1,01

Cuenca Alto Jadibamba Chailhuagón Alto Chirimayo Toromacho(2)

0,01 2,9 13,4 5,5 3 5,7 0,02

0,02 3,4 15,3 6,4 3 6,6 0,02

0,05 4,2 18,8 8 4 8,3 0,03

0,1 5 22,5 9,7 5 10 0,05

0,2 6,3 28,1 12,3 6 12,7 0,07

0,5 9,7 42,8 19,4 10 19,8 0,15

0,8 14,9 65,3 30,5 15 31,1 0,32

0,9 18,7 81,4 38,6 19 39,3 0,49

0,99 32 137 47 32 68,5 1,3 10 - 20 4 - 28 4 - 14 11 - 29 0,03 - 1,3

(1) En base a una distribución lognormal de 2 parámetros incluidos en 21 años de valores de caudal bajo anual. (2) En base a correlaciones con mediciones de caudal simultáneas en las Estaciones MC-08 y MC-12.

3.2.11 Calidad del agua superficial El objetivo de la presente sección es para resumir la calidad de los cuerpos de agua superficiales ubicados en el ámbito del Proyecto Conga, a lo largo de las 5 cuencas involucradas: cuenca del río Chailhuagón, cuenca de la quebrada Toromacho, cuenca del río Alto Jadibamba, cuenca de la quebrada Chugurmayo y cuenca de la quebrada Alto Chirimayo. Esta caracterización permite conocer la composición de las aguas superficiales y los factores ambientales que influyen en ésta, antes de que se desarrolle el proyecto. La calidad del agua en el proyecto ha sido comparada con los Estándares Nacionales de Calidad Ambiental para Agua (ECA) para la Categoría 3, correspondiente a riego de vegetales de tallo alto, tallo bajo y bebidas de animales, establecidos por el Ministerio del Ambiente (MINAM). Se elaboró un plan de trabajo considerando las condiciones ambientales actuales, los estudios previos realizados, los requerimientos de la normativa nacional, la geografía, hidrografía e hidrología del área, los componentes del proyecto a desarrollar, además de una revisión de la ubicación de las comunidades y las actividades que se desarrollan actualmente en el área. Se revisó toda la información histórica de calidad de agua superficial existente para el área del proyecto, para diferentes estaciones y periodos, la cual se utilizó como un insumo importante para el desarrollo de la presente sección. Dicha información ha sido recopilada de diversos estudios elaborados para el Proyecto Conga, además de los monitoreos periódicos realizados por MYSRL.

3-191
Febrero 2010

Desde el 2003 se están llevando a cabo estudios de línea base de la calidad del agua en el área del Proyecto Conga. Sin embargo, para los propósitos de la evaluación actual de línea base, el periodo de estudio se ha limitado a los datos más recientes (2007 a 2009) -para lo cual se cuenta con los informes de ensayo de laboratorio- y también representa la caracterización más reciente de la calidad del agua y la gran cantidad de datos que constituye el registro histórico. Una revisión de los datos históricos (2003 a 2006) se compara correctamente con el conjunto de datos evaluados como parte de la presente evaluación de línea base. El área de estudio de línea base del agua superficial y los lugares de muestreo están ilustrados en la Figura 3.2.19. Del conjunto de datos históricos, se eligieron 16 estaciones de monitoreo de agua superficial teniendo como base la huella del proyecto, e incluye estaciones de monitoreo que caracterizarán la calidad de agua del pre-minado en el área. Además, también se realiza una evaluación de los canales y lagunas en cada una de las cuencas, de modo que se conozcan las condiciones de línea base en estos cuerpos de agua antes del desarrollo del Proyecto Conga. En la Tabla 3.2.74 se presenta una lista de cada una de las estaciones de monitoreo y las razones por las cuales se eligieron las mismas. El trabajo finalizó con el procesamiento de la información generada en los trabajos de campo y de los informes de ensayo del laboratorio, analizando y evaluando los valores obtenidos de acuerdo con los ECA. 3.2.11.1 Metodología 3.2.11.2 Plan de monitoreo Los procedimientos de campo y de gabinete que se siguieron para evaluar la calidad de agua superficial en el área de estudio del Proyecto Conga durante la campaña de monitoreo fueron diseñados utilizando como referencia principal el Protocolo de Monitoreo de Calidad de Agua (MEM, 1994) y la Guía para la Evaluación de Impactos en la Calidad de las Aguas Superficiales por Actividades Minero Metalúrgicas (MEM, 2007), ambos documentos oficiales del Ministerio de Energía y Minas. Asimismo, se tomaron como referencia los criterios de la guía técnica internacional “Water Quality Monitoring – A Practical Guide to the Design and Implementation of Freshwater Quality Studies and Monitoring Programme” (PNUMA/OMS, 1996) y los procedimientos establecidos en la guía “Handbook for Sampling and Sample Preservation of Water and Wastewater” (USEPA, 1982). La definición de parámetros de evaluación se realizó a partir de los requerimientos de los ECA establecidos por el MINAM para la Categoría 3 mediante el D.S. Nº 002-2008-MINAM. También se evaluaron los parámetros que permitieron definir la composición de los cuerpos de agua y las características hidrogeoquímicas.

3-192
Febrero 2010

Delimitación del área de estudio La delimitación del área de estudio se realizó tomando como referencias principales la descripción del Proyecto Conga, y las cuencas que se verán influenciadas por éste. Dichas cuencas corresponden a aquellas en donde se desarrollarán las operaciones del proyecto: cabeceras de las cuencas del río Alto Jadibamba y Chailhuagón y de las quebradas Toromacho, Chugurmayo y Alto Chirimayo, los cuales son tributarios de cuerpos de agua mayores, que drenan finalmente al río Marañón, uno de los cursos principales de la vertiente del Atlántico. Se contempló también la legislación vigente tal como se describe en el Capítulo 2, considerando el área del proyecto, el área de emplazamiento de las infraestructuras y las cuencas involucradas por cuestiones de uso de aguas. Revisión y procesamiento de la información existente Como parte del proceso de recolección de información, se revisaron los resultados de calidad de aguas de diversos documentos. Para el caso de ríos y quebradas se utilizaron los siguientes reportes: Línea Base de Calidad del Agua Superficial (Klohn Crippen – SVS S.A., 1998). Resultados del monitoreo de calidad de agua superficial que realiza Minera Yanacocha S.R.L. en ríos y quebradas (1998 – 2009). “Preliminary Baseline – Hydrological and Hydrochemical Characterization (Water Management Consultants S.A., 2004)”. "Línea Base Preliminar - Caracterización Hidrológica e Hidroquímica (Water Management Consultants S.A., 2004)" “Technical Memorandum – Minas Conga Hydrologic Baseline Program – Advance (Water Management, 2004)”. "Memorandum Técnico - Programa Hidrológico de Línea Base de Minas Conga - Avance (Water Management Consultants S.A., 2004)" “Preliminary Internal Environmental Impact Study (Golder, 2007)”. "Estudio de Impacto Ambiental Preliminar Interno (Golder, 2007)" “Baseline – Hydrological and Hydrochemical Characterization (Water Management Consultants S.A. (2007)”. Línea Base - Caracterización Hidrológica e Hidroquímica (Water Management Consultants S.A., 2007) Memorandum Técnico – Estudios hidrológicos, hidrogeológicos y geoquímicos en soporte al EIA – Resultados de la ronda de monitoreos del mes de agosto (Water Management Consultants S.A., 2007). Caracterización Hidrológica e Hidroquímica de la Línea Base para la Microcuenca de Chailhuagón (Water Management Consultants S.A., 2007).
3-193
Febrero 2010

Caracterización Hidrológica e Hidroquímica de la Línea Base para la Subcuenca del Río Grande (Water Management Consultants S.A., 2007). Caracterización Hidrológica e Hidroquímica de la Línea Base, elaborado para la cuenca del río Chirimayo (Water Management Consultants S.A., 2007). Respecto a la data histórica de canales y lagunas, los documentos revisados fueron los siguientes: Resultados del Programa de Monitoreo de Calidad y Cantidad de Aguas de los Canales de Riego ubicados en las subcuencas de la Quebrada Pencayoc, Chirimayo y Río Grande de Combayo (Comisión de Monitoreo de la Calidad y Cantidad de las Aguas, COMOCA, 2004 – 2006). Resultados del monitoreo de calidad de agua superficial que realiza Minera Yanacocha S.R.L. en lagunas y canales (2006 – 2009).

Trabajo de campo Las actividades de trabajo de campo realizadas tanto por Water Management Consultants, MYSRL y Knight Piésold, se han desarrollado a partir de metodologías estándares de toma de muestras, preservación, conservación, etiquetado, embalaje y transporte, basados en los procedimientos establecidos en el Protocolo de Monitoreo de Calidad de Agua (MEM, 1994) y en las guías de la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (USEPA). Para el desarrollo del programa de muestreo se siguieron las metodologías estándar definidas previamente y se midieron los parámetros de campo, para lo cual se utilizó un equipo multiparámetro de marca WTW, modelo 340i, calibrado al comienzo de cada campaña de muestreo. Los certificados de calibración de los equipos se presentan en el Anexo 3.11. Durante los trabajos de campo se aplicaron los procedimientos de control y aseguramiento de calidad necesarios para mantener las muestras de calidad de agua sin alteración hasta su análisis en el laboratorio. También se realizó la medición de caudales en simultáneo a cada toma de muestra. En determinados puntos de caudal reducido se emplearon los métodos volumétricos o de medición de velocidad con flotadores. En cada estación de muestreo se registró la siguiente data: Características del entorno inmediato. Características visuales del cuerpo de agua. Coordenadas geográficas.
3-194
Febrero 2010

Altitud. Caudal. Parámetros de campo: pH, temperatura, oxígeno disuelto y conductividad eléctrica. Como parte de los procedimientos de control y aseguramiento de la calidad de los procesos de muestreo, se tomaron muestras duplicadas y muestras en blanco. Del mismo modo, se elaboraron en campo las cadenas de custodia, que aseguran el adecuado transporte de las muestras en buen estado. Cada una de las 16 estaciones de monitoreo de agua superficial en los ríos y quebradas, así como las 8 complementarias en las lagos y canales, fueron debidamente identificadas y georeferenciadas. Análisis de laboratorio Las muestras reunidas durante el 2007 y 2008 fueron sistemáticamente divididas y enviadas a 3 laboratorios para los análisis químicos específicos. Se empleó el laboratorio NKAP en Cajamarca para el análisis de demanda bioquímica de oxígeno (DBO) y coliformes, debido al requisito para el análisis dentro de las 24 horas de recopilación. El laboratorio ALS en Lima se encargó del análisis de otros parámetros con tiempos de retención relativamente cortos (p.ej. CN, SST). El laboratorio Actlabs en Ontario, Canadá, tuvo a cargo todos los análisis de traza de cationes y aniones. En el laboratorio Envirolab Perú se analizaron todos los componentes, a excepción de la DBO y coliformes de las muestras reunidas en el 2009. Asimismo, el NKAP en Cajamarca analizó tales componentes en las muestras del año 2009. Todos los laboratorios empleados fueron totalmente acreditados por los organismos nacionales e internacionales de cada país. Los procesos de control y aseguramiento de la calidad que utiliza este laboratorio, se basan en los lineamientos establecidos por la USEPA. Los ensayos de laboratorio se realizaron siguiendo los Métodos Estándar para el Análisis de Agua y Aguas Residuales (APHA, 2005) como instrumento principal, complementándose con los Métodos de Prueba de la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (USEPA, 2003). Los informes de ensayo correspondientes al muestreo se presentan en el Anexo 3.11. Evaluación de los resultados La data obtenida se procesó mediante técnicas estadísticas y gráficas, así como también utilizando programas de modelación hidrogeoquímico, para generar información con la calidad y consistencia necesaria para interpretar los resultados obtenidos de acuerdo con los
3-195
Febrero 2010

objetivos del estudio. Utilizando el software FULCRUM desarrollado por Knight Piésold, se compiló toda la data de calidad de agua para su procesamiento en forma integral. Esta información se agrupó de acuerdo a las cuencas en el área del proyecto. Para cada cuenca el análisis se realizó agrupando los resultados según sus características fisicoquímicas comunes, tales como: parámetros de campo, fisicoquímicos, inorgánicos, orgánicos, metales totales y disueltos, parámetros bacteriológicos y DBO. El análisis se realizó de manera integral por microcuenca o quebrada, evaluando el comportamiento de cada parámetro y sus variaciones entre concentraciones máximas, mínimas y promedio. Se destacaron aquellos resultados que presentan discrepancias con la calidad natural esperada de las aguas o que superan los ECA establecidos por el MINAM. Se utilizó también la Guía para la Evaluación de Impactos en la Calidad de las Aguas Superficiales por Actividades Minero Metalúrgicas (MEM, 2007). El análisis de resultados incluyó la evaluación de los valores medidos en campo y de las concentraciones reportadas por el laboratorio, respecto de los parámetros regulados por los ECA establecidos por el MINAM para la Categoría 3 (riego de vegetales de tallo bajo o alto y bebidas de animales). El Anexo 3.11 presenta en detalle los ECA. Para la interpretación de resultados se utilizaron tanto la guía del MEM como el documento de referencia internacional “Water Quality Assessments” (UNESCO/OMS/PNUMA, 1996). 3.2.11.3 Resultados Cuenca del Río Alto Jadibamba Se determinaron 4 estaciones de monitoreo de agua superficial (ríos y quebradas), 4 canales y 5 estaciones de monitoreo en lagunas (laguna Chica y Azul) para caracterizar las condiciones de línea base en la cuenca del río Alto Jadibamba, donde estarían ubicados el depósito de relaves y el depósito de desmonte de Perol propuestos, entre otras instalaciones del Proyecto Conga. La Figura 3.2.19 muestra la ubicación de dichas estaciones de monitoreo. La Tabla 3.2.75 proporciona un resumen de los datos de la calidad de agua superficial reunidos en ríos y quebradas de esta cuenca, y el Anexo 3.11 contiene las tablas que presentan la data detallada de calidad de agua en estas estaciones. En el Anexo 3.11 se muestran los gráficos de los parámetros que fueron analizados para identificar los cambios potenciales a través del tiempo en la calidad del agua (análisis de tendencias).

3-196
Febrero 2010

Ríos y quebradas Se seleccionaron 2 estaciones de monitoreo en el interior de la cuenca (MC-15 y MC-18) y otras 2 ubicadas aguas abajo del depósito de relaves propuesto (MC-11 y MC-12), como se muestra en la Figura 3.2.19. La calidad de agua en la cuenca del río Alto Jadibamba se caracteriza por tener una tendencia neutra a alcalina, con pH que varía entre 7,69 y 8,93. La estación MC-15, ubicada en los tramos inferiores de la cuenca, tuvo el pH más alcalino con una variación de 8,20 a 8,93. El agua superficial en la cuenca puede caracterizarse como agua con Ca-HCO3 dominante; a excepción de la estación MC-18, donde el agua presentó características del tipo Ca-HCO3-SO4 dominante (Gráfico 3.2.75). La alcalinidad varió entre un mínimo de 22,9 a 32,0 mg CaCO3/L en MC-12 hasta un máximo de 56,6 a 88,7 mg CaCO3/L en MC-15, a mayor altura en la cuenca. Las concentraciones de sulfato generalmente presentaron una variación baja de 6,83 a 42,9 mg/L en todas las estaciones. Las concentraciones de sulfato promedio oscilaron entre 14,8 mg/L en MC-11 y 18,1 mg/L en MC-18. Los sólidos disueltos totales variaron entre un mínimo de 5 mg/L en MC-18 y un máximo de 140 mg/L en MC-15. No existen tendencias estacionales claras identificadas en la calidad de agua principal; sin embargo, parece que las concentraciones de sulfato y de sólidos disueltos totales (SDT) aumentaron en la temporada seca (Anexo 3.11). Por lo general, las concentraciones de metales en todas las estaciones de monitoreo en ríos y quebradas fueron muy bajas y ninguna presentó concentraciones de algún parámetro regulado que excediera los ECA de la Categoría 3. Algunos cuerpos de agua muestreados indicaron cierta influencia ocasionada por animales y/o seres humanos en el área, como se evidencia por medio de las concentraciones elevadas de coliformes totales y fecales. Las concentraciones más elevadas de coliformes se presentaron en los canales de riego, y excedió los ECA en, por lo menos, una ocasión. A continuación se presenta un resumen más detallado de cada una de las estaciones de monitoreo analizadas como parte de la evaluación de línea base.
MC-18

MC-18 se ubica al este del futuro depósito de relaves, cerca al pie del depósito de desmonte Perol propuesto (Figura 3.2.19). El pH de laboratorio varía entre 6,7 y 7,9, con una media de 7,2. El único pH de campo obtenido en esta estación tuvo un valor de 7,9. Los SDT tuvieron una variación de 65 a 113 mg/L, con una media de 85 mg/L. La alcalinidad osciló entre 36,0 a 101,0 mg CaCO3/L con una media de 55,3 mg CaCO3/L. Las concentraciones de sulfato fueron muy bajas: de 7,5 a 42,9 mg/L, con una media de 18,1 mg/L. Esta estación registró la concentración de sulfato más alta de todos los puntos monitoreados. No existe una tendencia estacional clara para tales parámetros (p.ej. concentraciones crecientes de dichos parámetros relacionadas con la temporada seca).
3-197
Febrero 2010

En general, las concentraciones de metales en MC-18 fueron bajas, con muchas de éstas en o por debajo del límite de detección. Ningún metal excedió los ECA para la Categoría 3. Las fracciones disueltas de Al, Fe, Mn, Sb, As y Pb totales son de 50, 55, 69, 101, 103 y 107 por ciento, respectivamente. No se identificaron tendencias estacionales en las concentraciones de metales entre las temporadas secas y húmedas, aunque las concentraciones más elevadas de Al, Mn y Fe totales se produjeron en la temporada húmeda, indicando una carga sedimentaria. No se tienen resultados de coliformes, oxígeno disuelto (OD), demanda bioquímica de oxígeno (DBO) ni demanda química oxígeno (DQO) en esta estación de monitoreo.
MC-15

MC-15 se ubica en el medio del futuro depósito de relaves (Figura 3.2.19). El pH de campo varió entre 8,2 y 8,9, con una media de 8,4; y el pH de laboratorio, entre 6,5 y 8,9, con una media de 7,7. El pH de laboratorio fue similar al pH de campo. El depósito de relaves tuvo una variación SDT de 82 a 139 mg/L, con una media de 115 mg/L. La alcalinidad total osciló entre 56,6 y 88,7 mg CaCO3/L, con una media de 75,9 mg CaCO3/L. La alcalinidad en esta ubicación fue la más elevada que en cualquier otra estación de la cuenca. Las concentraciones de sulfato fueron muy bajas: de 6,8 a 28,8 mg/L, con una media de 16,5 mg/L. Se verificó una tendencia de concentraciones crecientes de tales parámetros relacionada con la temporada seca. En general, las concentraciones de metales en MC-15 fueron bajas, con muchas de éstas en o por debajo del límite de detección. Ningún metal excedió los ECA para la Categoría 3. Las concentraciones de Al y Fe fueron principalmente reportadas como totales (68 y 63 por ciento, respectivamente). Las fracciones disueltas de Mn, Sb, As y Pb totales son de 47, 100, 83 y 93 por ciento, respectivamente. No se identificaron tendencias estacionales en las concentraciones de metales entre las temporadas secas y húmedas, aunque las concentraciones más elevadas de Al, Mn y Fe totales se produjeron en la temporada húmeda, indicando una carga sedimentaria. Las concentraciones de coliformes totales variaron entre 17,0 y 49,0 NMP/100mL, y las de coliformes fecales, entre 11,0 y 49,0 NMP/100mL. Las concentraciones de coliformes en esta ubicación fueron las más bajas medidas durante la evaluación de línea base. El OD en campo osciló entre 4,76 y 7,86 mg/L, con una media de 6,31 mg/L; y el OD en laboratorio tuvo sólo una medición, que fue de 6,6 mg/L. La DBO se mantuvo en 2 mg/L durante las 3 campañas de monitoreo, y la DQO osciló entre 2,0 y 4,52 mg/L, con una media de 2,84 mg/L.
3-198
Febrero 2010

MC-12

MC-12 se ubica en la quebrada Lluspioc, la cual desemboca al tramo principal del río Alto Jadibamba, ubicado aguas abajo del reservorio inferior propuesto. Esta quebrada es una fuente importante para el tramo principal del río (Sección 3.2.10). El pH de campo varió entre 7,0 a 8,1, con una media de 7,7; y el pH de laboratorio varió de 7,4 a 8,1, con una media de 7,7. El pH de laboratorio fue generalmente el mismo que el pH de campo. Los SDT tuvieron una variación de 45 a 79 mg/L, con una media de 61,8 mg/L. La alcalinidad osciló entre 22,9 y 32,0 mg CaCO3/L, con una media de 27,4 mg CaCO3/L. Esta ubicación tuvo la alcalinidad más baja de todas las estaciones de monitoreo de esta cuenca, indicando que hubo alguna especie de cambio en el equilibrio, probablemente debido a un cambio en la geología. Las concentraciones de sulfato fueron muy bajas: de 14,8 a 23,6 mg/L, con una media de 17,7 mg/L. Se verificó una tendencia de concentraciones crecientes de tales parámetros relacionados con la temporada seca. En general, las concentraciones de metales en MC-12 fueron bajas, con muchas de éstas en o por debajo del límite de detección. Ningún metal excedió los ECA para la Categoría 3. La concentración de Fe fue principalmente reportada como total (69 por ciento, respectivamente). Las fracciones disueltas de Al, Mn, Sb, As y Pb totales son de 39, 63, 100, 100 y 100 por ciento, respectivamente. No se identificaron tendencias estacionales en las concentraciones de metales entre las temporadas secas y húmedas, aunque las concentraciones más elevadas de Al, Mn y Fe totales se produjeron en la temporada húmeda, indicando una carga sedimentaria. Las concentraciones de coliformes totales variaron entre 33,0 y 170,0 NMP/100mL, y las de coliformes fecales, entre 13,0 y 170,0 NMP/100mL. Los valores más altos de coliformes fueron identificados en la temporada húmeda. El OD en campo osciló entre 3,0 y 7,0 mg/L, con una media de 5,1 mg/L; y el OD en laboratorio tuvo sólo una medida de 6,6 mg/L. La DBO varió entre 2 y 4,6 mg/L, con una media de 3,0 mg/L, y la DQO varió entre 2,0 y 11,6 mg/L, con una media de 6,7 mg/L.

MC-11

MC-11 se ubica aguas abajo del reservorio inferior propuesto, por debajo de la confluencia con la quebrada Lluspioc (Figura 3.2.19). Esta estación se encuentra ubicada gradiente abajo de todas las instalaciones propuestas del Proyecto Conga. El pH de campo varió entre 7,7 y 8,6, con una media de 8,1; y el pH de laboratorio varió entre 6,9 y 8,6, con una media de 7,7. El pH de laboratorio fue generalmente inferior al pH de campo.

3-199
Febrero 2010

Los SDT tuvieron una variación de 65 a 113 mg/L, con una media de 85 mg/L. La alcalinidad osciló entre 40,0 y 60,0 mg CaCO3/L, con una media de 50,7 mg CaCO3/L. Las concentraciones de sulfato fueron muy bajas: de 7,1 a 21,6 mg/L, con una media de 14,8 mg/L. Se verificó una tendencia al incremento de concentraciones de los parámetros relacionados con la temporada seca. En general, las concentraciones de metales en MC-11 fueron bajas, con muchas de éstas en o por debajo del límite de detección. Ningún metal excedió los ECA para la Categoría 3. Las concentraciones de Al y Fe fueron principalmente reportadas como totales (73 y 69 por ciento, respectivamente). Las fracciones disueltas de Mn, Sb, As y Pb totales son de 52, 100, 89 y 91 por ciento, respectivamente. No se identificaron tendencias estacionales en las concentraciones de metales entre las temporadas secas y húmeda, aunque las concentraciones más elevadas de Al, Mn y Fe totales se produjeron en la temporada húmeda, indicando una carga sedimentaria. Las concentraciones de coliformes totales variaron entre 33,0 y 350,0 NMP/100mL, y en el caso de los coliformes fecales, entre 22,0 y 70,0 NMP/100mL. Los valores más altos de coliformes fueron identificados en la temporada húmeda. El OD en campo osciló entre 4,76 y 7,86 mg/L con una media de 6,31 mg/L; y el OD en laboratorio tuvo sólo una medida de 6,6 mg/L. La DBO se mantuvo en 2 mg/L durante las 3 campañas de monitoreo, y la DQO osciló entre 2,0 y 4,52 mg/L, con una media de 2,84 mg/L. Canales Para efectos de la línea base ambiental, se analizarán los resultados de calidad de agua registrados en los años 2007 y 2008 para los 4 canales que se encuentran dentro del área de estudio en la cuenca del río Alto Jadibamba. Tres de los cuales: CEM-1, CRJ-1 y CLCH-1 serán eliminados debido al desarrollo del Proyecto Conga. La Tabla 3.2.76 proporciona un resumen de los datos de la calidad de agua superficial reunidos en los canales de esta cuenca. La Figura 3.2.19 muestra las ubicaciones donde fueron muestreados dichos canales.
CEM-1

La estación CEM-1, ubicada en el canal El Perolito, se ubica en los tramos inferiores del depósito de relaves propuesto (Figura 3.2.19). El pH de campo varió entre 7,9 y 8,5, con una media de 8,2. Los SDT tuvieron una variación de 46 a 145 mg/L, con una media de 71 mg/L. La alcalinidad osciló de 32,8 a 78,9 mg CaCO3/L, con una media de 58,5 mg CaCO3/L. Las concentraciones de sulfato fueron muy bajas: de 1,2 a 25,2 mg/L, con una media de 8,9 mg/L. En general, las concentraciones de metales en CEM-1 fueron bajas, con muchas de éstas en o por debajo del límite de detección. Ningún metal excedió los ECA para la Categoría 3 en 6 de
3-200
Febrero 2010

las 7 campañas de muestreo; a excepción de una muestra recolectada en febrero del 2008, donde el Al y Fe excedieron los ECA para riego. Asimismo, dicha muestra tuvo sólidos suspendidos totales muy altos (298 mg/L) que indicaron la existencia de sedimento en la muestra de agua. No se identificaron tendencias estacionales en las concentraciones de metales de las muestras reunidas en este canal entre las temporadas secas y húmedas. Las concentraciones de coliformes totales variaron entre 14 y 330 NMP/100mL, y las de coliformes fecales, entre 4,5 y 230 NMP/100mL. La DBO estuvo en el límite de detección para todas las campañas de muestreo. No se registró OD ni DQO en este canal.
CRJ-1

La estación CRJ-1, ubicada en el canal Reynaldo Jambo, se ubica en los tramos inferiores del depósito de relaves propuesto, exactamente gradiente arriba de la estación CEM-1 (Figura 3.2.19). El pH de campo varió entre 7,99 y 8,53, con una media de 8,3. No se analizó pH de laboratorio en esta estación. Los SDT tuvieron una variación de 47 a 103 mg/L, con una media de 76,4 mg/L. La alcalinidad osciló entre 32,9 y 55,0 mg CaCO3/L, con una media de 48,8 mg CaCO3/L. Las concentraciones de sulfato fueron muy bajas: de 4,6 a 11,9 mg/L, con una media de 7,9 mg/L. En general, las concentraciones de metales en CRJ-1 fueron bajas, con muchas de éstas en o por debajo del límite de detección. Ningún metal excedió los ECA para la Categoría 3 en 6 de las 7 campañas de muestreo; a excepción de una muestra recolectada en febrero del 2008, donde Al y Fe excedieron los ECA para riego. Además, dicha muestra tuvo sólidos suspendidos totales muy altos (284 mg/L) que indicaron la existencia de sedimento en la muestra de agua, lo cual puede ocurrir en el área del proyecto durante la temporada húmeda. Tal muestra se recolectó el mismo día que la muestra CEM-1, la cual tuvo las mismas excedencias para Al y Fe. No se identificaron tendencias estacionales en las concentraciones de metales de las muestras reunidas en este canal entre las temporadas secas y húmedas. Es común observar en áreas mineralizadas que se producen concentraciones elevadas de metales cuando las concentraciones de SST son elevadas. Las concentraciones de coliformes totales variaron entre 14 y 700 NMP/100mL, y la de coliformes fecales, entre 14 y 540 NMP/100mL. Se encontraron concentraciones elevadas de coliformes tanto en la temporada seca como en la húmeda, aunque no hubo excedencias de los ECA en esta estación. La DBO estuvo en el límite de detección para todas las campañas de muestreo. No se registró OD ni DQO en este canal.

3-201
Febrero 2010

CEBA-1

La estación CEBA-1, ubicada en el canal El Bado, se ubica en los tramos inferiores de la cuenca, por debajo del lugar de monitoreo del agua superficial MC-11 (Figura 3.2.19). El pH de campo varió entre 7,5 y 8,,7 con una media de 8,1. No se analizó pH de laboratorio en este emplazamiento. Los SDT tuvieron una variación de 40 a 133 mg/L, con una media de 50,3 mg/L. La alcalinidad osciló entre 31,3 y 73,0 mg CaCO3/L, con una media de 50,3 mg CaCO3/L. Las concentraciones de sulfato fueron muy bajas: de 3,0 a 13,0 mg/L, con una media de 6,2 mg/L. En general, las concentraciones de metales en CEBA-1 fueron bajas, con muchas de éstas en o por debajo del límite de detección. Ningún metal excedió los ECA para la Categoría 3 para riego. No se identificaron tendencias estacionales en las concentraciones de metales de las muestras reunidas en este canal entre las temporadas secas y húmedas. Las concentraciones de coliformes totales variaron entre 9,3 y 330 NMP/100mL, y las de coliformes fecales, entre 4,5 y 230 NMP/100mL. La DBO estuvo en el límite de detección para todas las campañas de muestreo. No se registraron OD ni DQO en este canal.
CLCH-1

La estación CLCH-1, ubicada en el canal La Chilca, se ubica en los tramos inferiores de la cuenca, por debajo del depósito de relaves propuesto pero dentro de la huella del reservorio inferior (Figura 3.2.19). El pH de campo varió entre 7,1 y 8,8, con una media de 7,9. Los SDT tuvieron una variación de 40 a 113 mg/L con una media de 72 mg/L. La alcalinidad osciló entre 30,8 y 76,5 mg CaCO3/L, con una media de 50,3 mg CaCO3/L. Las concentraciones de sulfato fueron muy bajas: de 0,5 mg/L (no detectables) a 28,4 mg/L, con una media de 5,7 mg/L. Las concentraciones de metales en CLCH-1 fueron bajas, manteniéndose la mayoría de éstas en o por debajo del límite de detección. Ningún metal excedió los ECA para la Categoría 3 para riego. Las concentraciones de coliformes totales variaron entre 4 y 2 800 NMP/100mL, y las de coliformes fecales, entre 2 y 1 300 NMP/100mL, señalando cierta influencia de fauna o actividades antropogénicas en el área. Los coliformes sobrepasaron los ECA de 1 000 NMP/100mL en dicha estación en dos ocasiones (agosto del 2007 y diciembre del 2007). Las concentraciones elevadas de coliformes se encontraron tanto en la temporada seca como en la húmeda. La DBO estuvo en el límite de detección para todas las campañas de muestreo. No se registró OD ni DQO en este canal.
3-202
Febrero 2010

Lagunas Se reunieron 5 muestras de las lagunas Azul y Chica, ubicadas en los tramos superiores de la cuenca del río Alto Jadibamba. Se monitorearon 4 estaciones en la laguna Azul y 1 estación en la laguna Chica. Las aguas de dichas lagunas serán transvadas a los reservorios superior e inferior, debido a que se localizan en el área propuesta para el depósito de desmonte Perol. La Tabla 3.2.77 proporciona un resumen de los datos de la calidad de agua superficial reunidos en las lagunas de esta cuenca. La Figura 3.2.19 muestra la ubicación de las estaciones de monitoreo.
Laguna Azul

La laguna Azul se ubica en los tramos superiores del propuesto depósito de relaves (Figura 3.2.19). El pH varió entre 6,8 y 7,6, con una media de 7,2. Los SDT tuvieron una variación de 32,0 a 76,0 mg/L, con medias entre 39,3 y 50,0 mg/L. La alcalinidad osciló entre 10 y 13 mg CaCO3/L. No se pudieron obtener las medias, puesto que la alcalinidad fue medida en una campaña de muestreo. Las concentraciones de sulfato fueron muy bajas: de 9,4 a 15 mg/L, con medias entre 11,7 y 12,9 mg/L. Se verificó una tendencia de concentraciones crecientes de tales parámetros relacionadas con la temporada seca. Se puede afirmar que el agua superficial en la laguna Azul presenta características del tipo Ca-HCO3SO4 dominante (Gráfico 3.2.76). En general, las concentraciones de metales en la laguna Azul fueron bajas, con muchas de éstas en o por debajo del límite de detección. Ningún metal excedió los ECA para la Categoría 3 en 3 de las 4 campañas de muestreo (2 de 3 en la estación MC-LAZU-3); a excepción de las muestras recolectadas en octubre del 2007, donde el Al, As, Cd, Cu, Fe y Zn sobrepasaron considerablemente los ECA de riego en MC-LAZU-1, MC-LAZU-1 y MC-LAZU-3. Aunque los SST no reportaron concentraciones elevadas en ninguna de dichas muestras, existen suficientes indicios para asegurar que la muestra estaba contaminada con sedimentos debido a la concentración extremadamente alta de Al, Fe y Zn (miles de ppm de Al (2 365 – 11 340 mg/L) y Fe (4 648 – 19 030 mg/L), y cientos de ppm de Zn (188 - 1 893 mg/L)). Esto es respaldado aún más por las concentraciones disueltas muy bajas de los mismos metales durante dicha campaña de muestreo. No se identificaron tendencias estacionales en las concentraciones de metales de las muestras reunidas en esta laguna entre las temporadas secas y húmedas. Las concentraciones de coliformes totales y fecales estuvieron en o por debajo del límite de detección para todas las campañas de muestreo. No se midió el OD en esta laguna. La DBO se mantuvo en 2 mg/L durante las 3 campañas de monitoreo, y la DQO osciló entre 2,0 y 4,52 mg/L, con una media de 2,84 mg/L.

3-203
Febrero 2010

Laguna Chica

La laguna Chica se ubica en los tramos superiores del propuesto depósito de relaves (Figura 3.2.19). No se recopilaron datos de pH en esta laguna. Se tomaron muestras en laguna Chica en agosto del 2009. Los SDT medidos fueron bajos, 35 mg/L. Las concentraciones de alcalinidad fueron muy bajas, 13 mg CaCO3/L. Los datos de sulfato no estaban disponibles. El agua superficial de la laguna Chica puede caracterizarse como agua del tipo Ca-HCO3 dominante (Gráfico 3.2.77). Las concentraciones de metales en laguna Chica fueron bajas, con muchas de éstas en o por debajo del límite de detección. Ningún metal excedió los ECA para la Categoría 3 de riego. Los coliformes totales y fecales estuvieron en o por debajo del límite de detección en todas las campañas de muestreo. Se midió el OD (6,9 mg/L) en esta laguna. No se midió la DBO ni la DQO en esta ubicación. Cuenca del río Chailhuagón La cuenca del río Chailhuagón abarca la parte sur del área del Proyecto Conga, y fue monitoreada en 4 estaciones de agua superficial en ríos y quebradas (MC-05, MC-06, MC07A, y RG-RG1), 5 estaciones en lagunas (MC-LCHA-1, MC-LCHA-2, MC-LCHA-2F, MCLCHA-3, correspondientes a la laguna Chailhuagón, y MC-LMAL-1, correspondiente a la laguna Mala) y 1 canal (CCYB-1). En esta cuenca se desubican el tajo y el reservorio Chailhuagón, así como la poza de sedimentación Chailhuagón y 1 depósito de suelo orgánico. El canal Chailhuagón Yerbabuena (CCYB-1) se encuentra fuera de la propiedad de MYSRL. Ríos y Quebradas A continuación se presenta una descripción detallada de la calidad de agua en cada una de las estaciones de monitoreo elegidas para ríos y quebradas. La Tabla 3.2.78 contiene el análisis estadístico de la data recopilada en esta cuenca. El Anexo 3.11 contiene el conjunto de datos completos y los gráficos de los parámetros seleccionados que fueron analizados para identificar cambios potenciales a través del tiempo en la calidad del agua (análisis de tendencias). Se seleccionaron 2 estaciones en el interior de la huella del proyecto (MC-5 y MC-7A), otras 2, aguas abajo de las instalaciones del proyecto propuesto (MC-01 (CCYB-1) y RG-RG1), y 1 más que se encuentra fuera de la huella del proyecto (MC-06), tal como se muestra en la Figura 3.2.19. En general, la calidad de agua en la cuenca del río Chailhuagón es de SDT bajo, alcalino y son aguas de características Ca-HCO3 dominante, a excepción de MC-07A, la
3-204
Febrero 2010

cual presentó características de Ca-HCO3-SO4 dominante (Gráfico 3.2.78). Por lo general, las concentraciones de metales en todas las estaciones monitoreadas en ríos y quebradas fueron muy bajas y ninguna presentó concentraciones de algún parámtro regulado que excediera los ECA de la Categoría 3. En algunos casos los resultados indicaron que las aguas estaban siendo afectadas por fauna y/o actividades antropogénica en el área, lo cual se evidencia por las concentraciones elevadas de coliformes totales y fecales. Las concentraciones de coliformes fueron más elevadas en los ríos y quebradas de esta cuenca, que en los canales y lagunas, y se excedieron los ECA en, por lo menos, una ocasión. Las concentraciones de OD se incrementaron de diciembre del 2008 a agosto del 2009, probablemente reflejando una disminución en la temperatura y teniendo como consecuencia un aumento en la solubilidad del gas. La planta para el tratamiento de aguas servidas ubicada gradiente arriba del campamento de exploración del Proyecto Conga funciona en dicha cuenca, pero no es una instalación que descargue.
MC-05

La estación MC-05 se ubica en la parte sur de la cuenca del río Chailhuagón, en la zona norte de la laguna Chailhuagón. El pH de campo varió entre 7,3 y 8,9, con una media de 8,0, y el pH de laboratorio varió entre 6,3 y 8,4, con una media de 7,9. El pH de laboratorio fue generalmente inferior al pH de campo. Los SDT tuvieron una variación de 110 a 234 mg/L, con una media de 159 mg/L. La alcalinidad osciló entre 124 y 157 mg CaCO3/L con una media de 149 mg CaCO3/L. Las concentraciones de sulfato fueron muy bajas: de 3,4 a 11 mg/L con una media de 7,4 mg/L. No se observaron tendencias estacionales para tales parámetros. En general, las concentraciones de metal en MC-05 fueron bajas, con muchos de éstos en o por debajo del límite de detección. Ningún metal excedió los ECA para la Categoría 3. Las fracciones disueltas de Al, Fe, Mn, Sb, As y Pb totales fueron de 18, 37, 44, 75, 88 y 48 por ciento, respectivamente. Las concentraciones de Pb y Mn aumentaron durante los meses secos, presentándose las concentraciones más altas entre junio y septiembre. Las concentraciones de coliformes totales variaron entre 9,3 y >16 000 NMP/100mL, y las de coliformes fecales, entre 6,8 y >16 000 NMP/100mL. Las concentraciones máximas de coliformes se registraron en mayo del 2008 y excedieron los ECA. El OD en campo osciló entre 2 y 7.2 mg/L, con una media de 5,2 mg/L, y el OD en laboratorio, entre 3,4 y 7,2 mg/L, con una media de 6,0 mg/L. Los valores de OD estuvieron por debajo del ECA de 6 mg/L. El OD en laboratorio fue ligeramente más alto, posiblemente influenciado por la variación de instrumentos o cambios de temperatura. La DBO varió entre 2 y 4,2 mg/L, con una media de 2,3 mg/L, y la DQO varió entre 2,1 y 16,4 mg/L, con una media de 6,2 mg/L. La máxima DBO fue registrada en mayo del 2008, correspondiendo al máximo valor de coliformes.
3-205
Febrero 2010

MC-06

La estación MC-06 se ubica en el centro de la cuenca del río Chailhuagón, al este de la huella del proyecto propuesta. El pH de campo varió entre 7,45 y 8,58, con una media de 7,97. El pH de laboratorio varió entre 7,45 y 8,58, con una media de 8,0. Los SDT tuvieron una variación de 5 a 223 mg/L, con una media de 14 mg/L. La alcalinidad osciló entre 121,2 y 202,4 mg CaCO3/L, con una media de 163 mg CaCO3/L. Las concentraciones de sulfato fueron muy bajas: de 1,3 a 10,6 mg/L, con una media de 3,75 mg/L. No hubo tendencias evidentes para tales parámetros en esta estación, aparte de un claro descenso en los SDT en septiembre de 2009. En general, las concentraciones de metales en MC-06 fueron bajas, muchas de éstas en o por debajo del límite de detección. Ningún metal excedió los ECA para la Categoría 3. Las fracciones disueltas de Al, Fe, Mn, Sb, As y Pb totales fueron de 35, 28, 44, 100, 93 y 100 por ciento, respectivamente. No se observó tendencia en las concentraciones de metales en esta estación. Las concentraciones de coliformes totales variaron entre 33 y 1 600 NMP/100mL, y las de coliformes fecales, entre 23 y 1 600 NMP/100mL, excediendo ambos los ECA en una ocasión durante el periodo de monitoreo (diciembre del 2008). El OD en campo osciló entre 3,5 y 7,14 mg/L, con una media de 5,67 mg/L. El OD en laboratorio osciló entre 3,5 y 7,09 mg/L, con una media de 5,66 mg/L. Se observa una concordancia entre los valores de OD de campo y laboratorio. El OD aumentó de diciembre del 2008 a agosto del 2009, posiblemente como resultado del descenso estacional de temperatura. La DBO varió entre 2 y 4,96 mg/L, con una media de 2,99 mg/L. La DQO varió entre 2 y 19,73 mg/L, con una media de 7,91 mg/L.
MC-07A

La estación MC-07A se ubica en el área de captación superior este de la cuenca del río Chailhuagón, dentro de la huella propuesta del tajo Chailhuagón. El pH de campo varió entre 7,45 y 7,52, con una media de 7,48. El pH de laboratorio varió entre 7,45 y 8,2, con una media de 7,72. Los SDT tuvieron una variación de 125 a 245 mg/L, con una media de 162 mg/L. La única medida de alcalinidad fue de 86 mg CaCO3/L. Las concentraciones de sulfato fueron generalmente bajas: de 6,1 a 82,2 mg/L, con una media de 32 mg/L. No hubo tendencias marcadas en dichos parámetros. En general, las concentraciones de metales en MC-07A fueron bajas, con muchos de éstoss en o por debajo del límite de detección. Todas las medidas de Sb, As o Pb estuvieron por debajo del límite de detección. Ningún metal excedió los ECA para la Categoría 3. Las fracciones

3-206
Febrero 2010

disueltas de Al, Fe y Mn totales constituyeron el 22,8 y el 100 por ciento del total, respectivamente. No se observó tendencia en los metales en este emplazamiento. Las concentraciones de coliformes totales variaron entre 49 y 170 NMP/100mL, y las de coliformes fecales, entre 46 y 170 NMP/100mL. El OD en campo fue de 4,65 mg/L y el OD en laboratorio fue de 6,21 mg/L. La diferencia entre el OD en campo y el OD en laboratorio se debe, probablemente, a los diferentes instrumentos utilizados. La DBO varió entre 2,0 y 2,6 mg/L, con una media de 2,2 mg/L; y la DQO, entre 4,52 y 6,38 mg/L, con una media de 5.14 mg/L. En general, el material orgánico fácilmente descompuesto fue usualmente bajo, pero ligeramente elevado por encima del de agua superficial prístina.

RG-RG1

El 2 de octubre de 2009 se muestreó en la estación RG-RG1. El pH de campo fue de 8,4, los SDT fueron de 176 mg/L y la alcalinidad, de 188 mg CaCO3/L. El sulfato fue muy bajo, reportando una concentración de 9,2 mg/L. En general, las concentraciones de metal en RG-RG1 fueron bajas, con muchos de éstos en o por debajo del límite de detección. Los resultados reportados de Sb, As o Pb estuvieron por debajo del límite de detección. Ningún metal excedió los ECA para la Categoría 3. En el caso del Al, Fe y Mn disueltos, éstos constituyeron el 18, 6 y el 2 por ciento de sus concentraciones totales, respectivamente. Las tendencias no fueron visibles con una muestra. La concentración de coliformes fecales fue de 70 NMP/100mL, y la de coliformes totales fue de 94 NMP/100mL. El OD en campo fue de 7,02 mg/L, y el no se midió OD en laboratorio. La DBO fue relativamente baja, reportando 2 mg/L, y la DQO fue de 8 mg/L.

Canales Se recogieron las muestras de calidad de agua en el canal principal ubicado gradiente abajo de todas las instalaciones en la cuenca del río Alto Chailhuagón. Dicho canal no será afectado directamente por el desarrollo del proyecto. La Tabla 3.2.79 proporciona un resumen de los datos de la calidad de agua superficial reunidos en los canales de esta cuenca. La ubicación de dicho canal se muestra en la Figura 3.2.19.
CCYB-1

La estación CCYB-1, ubicada en el canal Chailhuagón Yerbabuena, se localiza gradiente debajo de la laguna Chailhuagón (Figura 3.2.19). El pH de campo varió entre 7,87 y 8,78, con una media de 8,4, y el pH de laboratorio no fue medido. Los SDT tuvieron una variación de 126 a 235 mg/L, con una media de 160 mg/L. La alcalinidad osciló entre 1 y 178
3-207
Febrero 2010

mg CaCO3/L, con una media de 17,4 mg CaCO3/L. Las concentraciones de sulfato fueron muy bajas: de 1 a 12 mg/L, con una media de 5,0 mg/L. No se observaron tendencias estacionales para tales parámetros. En general, las concentraciones de metales en CCYB-1 fueron bajas, con muchos éstos en o por debajo del límite de detección. Cuatro de las diecisiete muestras contenían Al en concentraciones superiores a los ECA de la Categoría 3. Ningún otro metal excedió los ECA para esta categoría. Las fracciones disueltas de Al, Fe, Mn, Sb, As y Pb totales fueron de 18, 37, 44, 75, 88 y 48 por ciento, respectivamente. No se observaron tendencias en el transcurso del tiempo. La máxima concentración de Al se registró en noviembre del 2008, probablemente como resultado de partículas en la muestra. Las concentraciones de coliformes totales variaron entre 7,8 y >16 000 NMP/100mL, y las de coliformes fecales, entre 7,8 y >16 000 NMP/100mL. Las concentraciones máximas de coliformes se produjeron en noviembre del 2008 y excedieron los ECA tanto para coliformes totales como fecales. Los valores altos de coliforme fueron influenciados probablemente por ganado o alguna actividad antropogénica cercana. El OD, DBO y DQO fueron medidos sólo una vez el 10 de septiembre del 2009. El OD en campo fue de 3,17 mg/L y el OD en laboratorio, de 4,18 mg/L. La diferencia entre el OD en campo y el OD en laboratorio se debe probablemente a las diferencias de instrumentación. La DBO fue inferior a 2 mg/L y la DQO fue de 8 mg/L. Lagunas
Laguna Chailhuagón

Se muestrearon 4 estaciones en la laguna Chailhuagón: MC-LCHA-1, MC-LCHA-2, MCLCHA-2F y MC-LCHA-3. La Tabla 3.2.80 proporciona un resumen de los datos de la calidad de agua superficial reunidos en las lagunas de esta cuenca. En estas estaciones se midió pH de campo en 1 campaña de muestreo, variando entre 8,16 y 8,29. Los SDT tuvieron una variación de 137 a 191 mg/L, con una media de 64 mg/L. La alcalinidad osciló entre 138 y 145 mg CaCO3/L, con una media de 143 mg CaCO3/L. Las concentraciones de sulfato fueron muy bajas: de 1,2 a 9 mg/L, con una media de 4,1 mg/L. No se observaron tendencias estacionales para estos parámetros. Se puede afirmar que el agua superficial en la laguna Chailhuagón presenta características de Ca-HCO3 dominante (Gráfico 3.2.79). En general, las concentraciones de metales en la laguna Chailhuagón fueron bajas, con muchos de éstos en o por debajo del límite de detección. Un conjunto de muestras reunidas en octubre del 2007 en MC-LCHA-1, MC-LCHA-2 y MC-LCHA-3 contenían concentraciones muy altas de Al, Fe, Mn, As y Pb, las excedían los ECA para la Categoría 3. Las
3-208
Febrero 2010

concentraciones elevadas probablemente se deben a la contaminación significativa de partículas. No se observó aumento alguno en los SST de esta muestra en comparación con las otras muestras recolectadas con metales en o por debajo del límite de detección. Ninguna otra muestra tuvo concentraciones totales que excedieran los ECA. No se observaron tendencias, salvo en la muestra de concentración muy alta. Las concentraciones de coliformes totales variaron entre <1,8 y 24 NMP/100mL, y la de coliformes fecales, entre <1,8 NMP/100mL y 4,5 NMP/100mL. El OD en campo osciló entre 7,05 y 7,33 mg/L. El OD en laboratorio no fue medido.La DBO varió entre <2 y 4,2 mg/L, y la DQO, entre 7,2 y 16,1 mg/L.

Laguna Mala

En la laguna Mala se muestreó la estación MC-LMAL-1. El pH de campo reportó un mínimo de 8,1 y un máximo de 8,27, presentando una media de 8.19, los SDT tuvieron una variación de 185 a 419 mg/L, con una media de 302 mg/L. La alcalinidad osciló entre 165 y 170 mg CaCO3/L, con una media de 168 mg CaCO3/L. Las concentraciones de sulfato fueron muy bajas: de 1,2 a 3,2 mg/L, con una media de 1,9 mg/L. En el caso del agua superficial de la laguna Mala, se puede afirmar que ésta tiene características de Ca-HCO3 dominante (Gráfico 3.2.80). En general, las concentraciones de metales en la laguna Mala fueron bajas, con muchas de éstas en o por debajo del límite de detección. Todas las concentraciones disueltas de Al, Fe, Mn, Sb, As y Pb estuvieron por debajo del límite de detección. No se observaron tendencias en dicha estación. La concentración de coliformes fecales fue de 2 NMP/100mL, y la de coliformes totales, de 6,8 NMP/100mL. El OD en campo osciló entre 7,15 y 7,2 mg/L. El OD, DBO y DQO, de laboratorio no fueron medidos. Cuenca de la quebrada Alto C