Está en la página 1de 4

VELOCIDAD LECTORA

Introducción
Los niños sometidos a un proceso sistemático de lectura, logran normalmente
una fluidez para leer que les permite aprender y gozar con los textos.
En los primeros tramos del período de aprendizaje, el número de palabras
leídas por minuto se asocia a la comprensión. Más adelante, ésta relación se
va acentuando. Así, en la mayoría de los casos, una lectura más rápida hace
más eficiente el proceso de lectura1.
Le velocidad lectora está influida por la frecuencia con que se relata cuentos a
los niños, por el número de lecturas personales, por el tiempo que se destina
en clases a lectura remedial, en resumen, por la exposición a material escrito.

Se recomienda tomar velocidad lectora como un indicador del trabajo lector


realizado en clases y en la casa.

Cómo evaluar la velocidad lectora


La evaluación de velocidad lectora en el Colegio San Joaquín es externa. Esto
significa que la toma una persona distinta que la profesora del curso. Se toma
tres veces al año (abril, agosto y diciembre de 2° a 8° básico y sólo diciembre
para los alumnos de 1° básico), y es la directora quien lo hace, en este caso.
La velocidad lectora es evaluada en forma individual, en un lugar tranquilo y
silencioso. Al niño se le entrega un texto absolutamente desconocido para él,
con un índice de legibilidad adecuado para su curso. Se le pide que lea lo más
rápido posible y sin equivocarse durante un minuto. El evaluador tiene en sus
manos el mismo texto con el número de palabras correspondientes.
Mientras el niño lee, el evaluador marca en una hoja las faltas cometidas. Son
faltas las palabras mal leídas, omitidas, inventadas, tartamudeadas, etc., y todo
lo referente a ortografía puntual que no sea respetado.

1
En un estudio realizado por Ximena Torres en el Colegio San Joaquín, se comprueba que en los
primeros cursos, la correlación entre velocidad lectora y compresión ( medidas con las pruebas de CLP)
es de 0,4. A partir de 5° básico el índice sube a 0,6.

© Educando Juntos
julio 2007
Al cabo de un minuto se indica al niño que debe detenerse. Al número de
palabras leídas se restan los errores.
Es importante dar a conocer al alumno el resultado obtenido inmediatamente,
ya que genera un sentido de superación personal.
La velocidad lectora no es evaluada con nota, sólo es una evaluación externa
que permite ver la calidad de la lectura de los alumnos y tomar las medidas y
actividades remediales correspondientes a cada caso.

Lecturas para la evaluación


Las lecturas escogidas para la evaluación de la velocidad lectora deben ser
adecuadas a cada curso. Deben responder a un índice de legibilidad adecuado
a la edad de los niños. El índice de legibilidad de un texto se determina por la
cantidad de palabras monosílabas, disílabas, trisílabas, polisílabas que
contiene, por el tamaño de la letra, el corte de palabras de una línea a otra, el
vocabulario, la variedad de puntuación ortográfica, etc.
Las lecturas que se toman en el colegio San Joaquín son las mismas desde
hace 10 años, lo que ha servido para comparar en el tiempo los niveles entre
sí. Éstas fueron escogidas por Ximena Torres, Directora del colegio y pueden
ser encontradas en el archivo “Textos para medir la Velocidad Lectora”.
Debido a que la evaluación pierde validez si los alumnos conocen el texto que
leer, este documento necesita una clave para su lectura. Para acceder a ésta
escríbanos a administración@educandojuntos.cl, identificando desde dónde
nos escribe, la utilización que se le dará al documento y alguna referencia
personal.

© Educando Juntos
julio 2007
Tabla para la evaluación de velocidad lectora

La norma, incluida en la tabla, se elaboró en base a lo que leen los niños


sometidos a un proceso educativo de calidad. Ésta debe usarse como una
referencia de lo que se espera en cada curso.

Lectura 1°básico 2°básico 3°básico 4°básico 5°básico 6°básico 7°básico 8°básico

Muy rápida 56 84 112 140 168 196 214 214

Rápida 47-55 74-83 100-111 125-139 150-167 178-195 194-213 194-213

Media alta 38-46 64-73 88-99 111-124 136-149 161-177 174-193 174-193

Media baja 29-37 54-63 76-87 97-110 120-135 143-160 154-173 154-173

Lenta 22-28 43-53 64-75 85-96 104-119 125-142 135-153 135-153

Muy lenta 21 42 63 84 103 124 134 134

Cómo mejorar la velocidad lectora


Para mejorar los resultados de la velocidad lectora es recomendable tener un
plan lector en el colegio. En el Colegio San Joaquín se realizan las siguientes
actividades:
• Diez minutos diarios de lectura remedial en la sala de clases. Ésta puede
ser individual o coral. Los niños deben aprender a leer en voz alta y para
ello deben ejercitar. El profesor da el ejemplo de la lectura imprimiendo la
entonación necesaria para dar énfasis en la puntuación ortográfica.
• Se entrega a los apoderados un calendario de 10 minutos diarios de lectura
para los niños en la casa, de manera que puedan controlar a sus hijos.
• Se publica en la sala de clases los resultados obtenidos en cada
evaluación, para que los alumnos vayan viendo su progreso a lo largo del
año.
• Es recomendable comunicar a los apoderados el resultado de la evaluación
de sus hijos y el nivel esperado para su nivel escolar.

© Educando Juntos
julio 2007
• Relatar cuentos, analizar lecturas para desarrollar comprensión, redacción a
partir de estructuras dadas, incentivar la investigación a través de la lectura.
• Nunca se debe tratar de aumentar la velocidad lectora haciendo ensayos de
lectura donde la comprensión, el goce y el fondo del escrito pasen a
segundo plano.

© Educando Juntos
julio 2007