Está en la página 1de 1

Por miles de años el hombre ha

estimulado su proceso de cambio


hacia la civilización mediante las
imágenes o símbolos que apelen
directamente a la sensibilización.
Paradójico en verdad; hoy en día
cuanto más sensibilizados podemos
estar por las miles de posibilidades
que los medios de comunicación nos
ofrecen, más automatizados nos
encontramos.

Aquí parte mi cuestionamiento como


comunicador y el desarrollo de este
breve ensayo. Tuve la posibilidad
de participar hace un mes en un
taller interdisciplinario organizado
por Carlos Cueva en su espacio de
LOT Teatro, en donde compartimos
tres días de confrontación teórico-
plástica sobre el tema “escritura” en
la era de la comunicación masiva.

El fin de este encuentro era la


creación de una propuesta de
intervención plástica en donde se
trabaje con la idea de la
manipulación del hombre sobre las
tecnologías y viceversa. Utilizamos
el texto “Vorágine nocturna”
tomado de la novela “Terra Nostra”
de Carlos Fuentes que trata de
Peregrino, un náufrago que
necesitaba de la misma vorágine
que le hizo perderse en el mar para
volver a hallar tierra. De este modo
vimos a Peregrino como un dios y
esclavo, un super hombre que se