P. 1
Compendio Sobre Agroecologia-corregida12

Compendio Sobre Agroecologia-corregida12

|Views: 961|Likes:
Publicado poretirlara

More info:

Categories:Topics, Art & Design
Published by: etirlara on Jun 26, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

01/27/2013

pdf

text

original

COMPENDIOSOBRE AGRO ECOLOGIA

VOLUMEN I

1

( Aportes de la Escuela Agroecologica Ezequiel Zamora –Guambra )

Septiembre de 2008
INDICE

PRESENTACION LA EVOLUCIÓN DEL PENSAMIENTO AGROECOLÓGICO Susanna B. Hecht En AGROECOLOGIA: Bases científicas para una agricultura sustentable. Miguel A. Altieri LOS SERVICIOS ECOLÓGICOS DE LA BIODIVERSIDAD EN AGROECOSISTEMAS TRADICIONALES. En AGROECOLOGÍA: Teoría y práctica para una agricultura sustentable Miguel Altieri Clara I. Nicholls EL PROCESO DE TRANSICIÓN DE AGRICULTURA CONVENCIONAL A AGRICULTURA ECOLÓGICA Oscar Rolando Castañeda Samayoa LA TRANSICIÓN ALTERNATIVOS. EN LOS ENFOQUES NEOMARXISTAS

2

En EL CONCEPTO DE TRANSICION EN EL PENSAMIENTO MARXISTA: REFLEXIONES DESDE LA AGROECOLOGÍA Eduardo Sevilla Guzmán y Manuel González de Molina IMPACTOS ECOLOGICOS DE Mayi Cumare y D`Jamila Baduel. LA AGRICULTURA MODERNA

HACIA EL SEMILLERO COMUNITARIO LOCAL Mayi Cumare BANCOS SOCIALES DE SEMILLAS, GERMEN DE LIBERTAD Y ESPERANZA Por Gustavo Ramírez BANCOS DE SEMILLAS COMUNITARIOS Antonio José da Silva COSECHA DE AGUA Inga Agrònoma Trinidad Peña SALUD DEL SUELO Ingra Agrònoma Trinidad Peña CONTROL BIOLÓGICO Med. Vet. Ángel González GRANJAS INTEGRALES SOSTENIBLES - SUSTENTABLES Jesús Lamenta y Livia Polo AGROECOLOGIA Y EL DESARROLLO TECNOLOGICO: TECNOLÓGIAS APROPIADAS. Med.Vetrinario Juan Carrlos Ferreira

3

PRESENTACIÒN Partiendo de la propuesta de Formación Permanente en Agroecologìa, la coordinación del Programa Todas las Manos a la Siembra le planteo a los miembros de la Escuela Agroecològica Ezequiel Zamora-Guambra la elaboración de los primeros materiales de apoyo para el desarrollo de la propuesta. En tal sentido, desde hace algunos meses de este año 2008,el equipo ha venido trabajando en este proceso investigativo y de sistematización de experiencias y bibliografías, siendo este compendio el primer resultado de tal esfuerzo. El lector podrá encontrar en este texto la reseña de algunos capítulos de los trabajos de Miguel A. Altieri, con contribuciones de Susanna Hecht, referidas a la teoría agoecológica y los aportes de otros autores sobre la transición del modelo productivo. Ambas bibliografía fueron contribuciones de la Dirección de Agroecología del Vice ministerio del Circuito Agroalimentario del MPPAT. El resto de los ensayos son elaboraciones de los diversos miembros de la escuela agroecológica que trabajaron

4

elementos básicos del enfoque: semilla, control biológico, cosecha de agua, biofertilización del suelo, crianza y tecnología apropiada. Hemos querido iniciar con estos materiales nuestro I VOLUMEN de la línea editorial que vamos a desarrollar, quedando pendiente el resto de publicaciones para un futuro inmediato. Por lo pronto, esta compilación forma parte del morral del facilitador que va a acompañar el proceso formativo asociado intimamente al plan de siembra norte-verano-. En esa dirección, esperamos que estos aportes sean herramientas para el trabajo reflexivo y la viabilización práctica del enfoque agroecológico, como concreción del camino que conduce a la soberanía alimentaria, bajo las premisas: POR UNA ALIMENTACION SANA, SEGURA, SOBERANA Y SABROSA. Carlos Lanz Rodriguez 18 de Septiembre de 2008

AGROECOLOGIA Bases científicas para una agricultura sustentable
Miguel A. Altieri con contribuciones de Susanna Hecht, Matt Liebman, Fred Magdoff, Richard Norgaard, y Thomas O. Sikor Primera parte

Bases teóricas de la agroecología
Capítulo 1

La evolución del pensamiento agroecológico

5

Susanna B. Hecht El uso contemporáneo del término agroecología data de los años 70, pero la ciencia y la práctica de la agroecología son tan antiguas como los orígenes de la agricultura. A medida que los investigadores exploran las agriculturas indígenas, las que son reliquias modificadas de formas agronómicas más antiguas, se hace más notorio que muchos sistemas agrícolas desarrollados a nivel local, incorporan rutinariamente mecanismos para acomodar los cultivos a las variables del medio ambiente natural, y para protegerlos de la depredación y la competencia. Estos mecanismos utilizan insumos renovables existentes en las regiones, así como los rasgos ecológicos y estructurales propios de los campos, los barbechos y la vegetación circundante. En estas condiciones la agricultura involucra la administración de otros recursos además del cultivo propio. Estos sistemas de producción fueron desarrollados para disminuir riesgos ambientales y económicos y mantienen la base productiva de la agricultura a través del tiempo. Si bien estos agroecosistemas pueden abarcar infraestructuras tales como trabajos en terrazas, zanjas e irrigación, el conocimiento agronómico descentralizado y desarrollado localmente es de importancia fundamental para el desarrollo continuado de estos sistemas de producción. El por qué esta herencia agrícola ha tenido relativamente poca importancia en las ciencias agronómicas formales, refleja prejuicios que algunos investigadores contemporáneos están tratando de eliminar. Tres procesos históricos han contribuido en un alto grado a oscurecer y restar importancia al conocimiento agronómico que fue desarrollado por grupos étnicos locales y sociedades no occidentales: (1) la destrucción de los medios de codificación, regulación y trasmisión de las prácticas agrícolas; (2) la dramática transformación de muchas sociedades indígenas no occidentales y los sistemas de producción en que se basaban como resultado de un colapso demográfico, de la esclavitud y del colonialismo y de procesos de mercado, y (3) el surgimiento de la ciencia positivista. Como resultado, han existido pocas oportunidades para que las intuiciones desarrolladas en una agricultura más holística se infiltraran en la comunidad científica formal. Más aún, esta dificultad está compuesta de prejuicios no reconocidos, de los investigadores en agronomía, prejuicios relacionados con factores sociales tales como clase social, etnicidad, cultura y sexo.

6

Históricamente, el manejo de la agricultura incluía sistemas ricos en símbolos y rituales, que a menudo servían para regular las prácticas del uso de la tierra y para codificar el conocimiento agrario de pueblos analfabetos (Ellen 1982, Conklin 1972). La existencia de cultos y rituales agrícolas está documentada en muchas sociedades, incluso las de Europa Occidental. De hecho, estos cultos eran un foco de especial atención para la Inquisición Católica. Escritores sociales de la época medieval tales como Ginzburg (1983) han demostrado cómo las ceremonias rurales eran tildadas de brujería y cómo dichas actividades se convirtieron en focos de intensa persecución…. Y no es sorprendente que cuando los exploradores españoles y portugueses de la post-inquisición emprendieron sus viajes y la conquista europea se extendió por el globo bajo el lema de «Dios, Oro y Gloria», como parte de un proyecto más amplio, existieran actividades evangelizadoras, las que a menudo alteraron las bases simbólicas y rituales de la agricultura en sociedades no occidentales. Estas modificaciones se transformaron, y a menudo interfirieron con la transferencia generacional y lateral del conocimiento agronómico local. Este proceso, junto con las enfermedades, la esclavitud y la frecuente reestructuración de la base agrícola de las comunidades rurales con fines coloniales y de mercado, a menudo contribuyó a la destrucción o abandono de las tecnologías «duras» tales como los sistemas de riego, y especialmente al empobrecimiento de las tecnologías «blandas» (formas de cultivo, mezclas de cultivos, técnicas de control biológico y manejo de suelos) de la agricultura local, la que depende mucho más de la transmisión de tipo cultural. La literatura histórica documenta cómo las enfermedades transmitidas por los exploradores afectaron a las poblaciones nativas. Especialmente en el nuevo mundo se dieron colapsos de poblaciones muy rápidamente y de una forma tan devastadora que es difícil de imaginar. En algunas áreas hasta un 90% de la población murió en menos de 100 años (Denevan 1976). Con ellos murieron culturas y sistemas de conocimiento. Los efectos desastrosos de las epidemias caracterizaron las primeras etapas del contacto, pero otras actividades, especialmente la esclavitud asociada con las plantaciones del nuevo mundo, también ejercieron impactos drásticos en la población y, por lo tanto, en el conocimiento agrícola, hasta bien entrado el siglo XIX. Inicialmente, las poblaciones locales eran el blanco de las incursiones para obtener esclavos, pero estos grupos a menudo podían escapar de la servidumbre. Los problemas de enfermedad en los indios del nuevo mundo hicieron que no fueran una fuerza ideal de trabajo. Por otro lado, las poblaciones africanas estaban acostumbradas a las condiciones climáticas tropicales y tenían una resistencia relativa a

7

las enfermedades «europeas», por lo tanto ellos podían satisfacer pujantes necesidades de mano de obra para las plantaciones azúcar y algodón. Durante dos siglos, más de veinte millones esclavos fueron transportados desde Africa a varias plantaciones esclavos en el nuevo mundo (Wolf 1982).

las de de de

La esclavitud se impuso a la mejor fuerza laboral (jóvenes adultos, tanto hombres como mujeres) y tuvo como resultado la pérdida de esta importante fuerza de trabajo para la agricultura local y el abandono de los trabajos agrícolas a medida que los pueblos trataron de evitar el convertirse en esclavos, retirándose a lugares distantes de los traficantes de esclavos. La ruptura de sistemas de conocimientos, ocasionada por la exportación de mano de obra, la erosión de las bases culturales de la agricultura local y la mortalidad asociada a las guerras que eran estimuladas por las incursiones en busca de esclavos, fue aumentada más adelante por la integración de estos sistemas residuales a las redes mercantiles y coloniales. El contacto europeo con gran parte del mundo no occidental no fue benéfico, y a menudo involucró la transformación de los sistemas de producción para satisfacer las necesidades de los centros burocráticos locales, los enclaves mineros y de recursos, y del comercio internacional. En algunos casos ésto se logró por medio de la coerción directa, reorientando y manipulando las economías a través de la unión de grupos elíticos locales, y en otros casos de hombres claves, y por intermedio de intercambios. Estos procesos cambian fundamentalmente la base de la economía agrícola. Con el surgimiento de las cosechas pagadas y la mayor presión ejercida por ítemes específicos de exportación, las estrategias para el uso de predios rurales, que habían sido desarrolladas a través de milenios con el fin de reducir los riesgos agrícolas y de mantener la base de recursos, fueron desestabilizadas. Muchos son los estudios que han documentado estos efectos (Watts 1983, Wolf 1982, Palmer y Parson 1977, Wasserstrom 1982, Brokenshaw et al. 1979, Geertz 1962). Finalmente, aún cuando los cronistas y los exploradores mencionan positivamente el uso que los nativos daban a las tierras, fue difícil traducir estas observaciones a una forma coherente, no folklórica y socialmente aceptable. El surgimiento del método positivista en las ciencias y el movimiento del pensamiento occidental hacia perspectivas atomistas y mecanicistas, las que se asocian con el iluminismo del siglo XVIII, alteraron dramáticamente el diálogo sobre el mundo natural (Merchant 1980). Esta transición de las epistemologías cambió el enfoque de la naturaleza, de una entidad orgánica, viviente, se convirtió en una máquina. De manera creciente este enfoque hizo hincapié en el

8

lenguaje científico, una forma de referirse al mundo natural que esencialmente rechazaba toda otra forma de conocimiento científico como superstición. En efecto, desde los tiempos de Condorcet y Comte, el desarrollo de las ciencias se identifica con el triunfo de la razón sobre la superstición. Esta posición, unida a un punto de vista muchas veces despectivo sobre las habilidades de los pueblos rurales en su generalidad, y en especial las de los pueblos colonizados, contribuyó más aún a oscurecer la riqueza de muchos sistemas de conocimiento rural cuyo contenido era expresado en una forma discursiva y simbólica. A causa de un mal entendido del contexto ecológico, de la complejidad espacial y de la forma de cultivar propia de los agricultores no formales, fue frecuentemente tildada despectivamente de desordenada. Dado este contexto histórico cabe preguntarse cómo la agroecología logró emerger nuevamente. El «redescubrimiento» de la agroecología es un ejemplo poco común del impacto que tienen las tecnologías pre-existentes sobre las ciencias, donde, adelantos que tuvieron una importancia crítica en la comprensión de la naturaleza, fueron el resultado de una decisión de los científicos de estudiar lo que los campesinos ya habían aprendido a hacer (Kuhn 1979). Kuhn señala que en muchos casos, los científicos lograron «meramente validar y explicitar, en ningún caso mejorar, las técnicas desarrolladas con anterioridad». Cómo emergió nuevamente la idea de la agroecología también requiere de un análisis de la influencia de un número de corrientes intelectuales que tuvieron relativamente poca relación con la agronomía formal. El estudio de sistemas de calificación indígena, de la teoría del desarrollo rural, de los ciclos y sucesión de los nutrientes no está muy directamente relacionado con la ciencia de los cultivos, la patología de las plantas y el manejo de las plagas en su práctica habitual. Las siguientes secciones de este capítulo reseñan brevemente como la antropología, la economía y la ecología se encuentran reflejadas en el pedigrí intelectual de la agroecología.

¿Qué es la Agroecología?
El término agroecología a llegado a significar muchas cosas, definidas a groso modo, la agroecología a menudo incorpora ideas sobre un enfoque de la agricultura más ligado al medio ambiente y más sensible socialmente; centrada no sólo en la producción sino también en la sostenibilidad ecológica del sistema de producción. A esto podría llamarse el uso «normativo» o «prescriptivo» del término agroecología, porque implica un número de características sobre la sociedad y la producción que van mucho más allá de los límites del predio agrícola. En un sentido más restringido, la agroecología se

9

refiere al estudio de fenómenos netamente ecológicos dentro del campo de cultivo, tales como relaciones depredador/presa, o competencia de cultivo/maleza. Visión ecológica En el corazón de la agroecología está la idea que un campo de cultivo es un ecosistema dentro del cual los procesos ecológicos que ocurren en otras formaciones vegetales, tales como ciclos de nutrientes, interacción de depredador/presa, competencia, comensalía y cambios sucesionales, también se dan. La agroecología se centra en las relaciones ecológicas en el campo y su propósito es iluminar la forma, la dinámica y las funciones de esta relación. En algunos trabajos sobre agroecología está implícita la idea que por medio del conocimiento de estos procesos y relaciones los sistemas agroecológicos pueden ser administrados mejor, con menores impactos negativos en el medio ambiente y la sociedad, más sostenidamente y con menor uso de insumos externos. Como resultado, un número de investigadores de las ciencias agrícolas y de áreas afines, han comenzado a considerar el predio agrícola como un tipo especial de ecosistema -un agroecosistema- y a formalizar el análisis del conjunto de procesos e interacciones que intervienen en un sistema de cultivos. El marco analítico subyacente le debe mucho a la teoría de sistemas y a los intentos teóricos y prácticos hechos para integrar los numerosos factores que afectan la agricultura (Spedding 1975, Conway 1981, Gliessman 1982, Conway 1985, Chambers 1983, Ellen 1982, Altieri 1983, Lowrance et al. 1984). La perspectiva social Los agroecosistemas tienen varios grados de resiliencia y de estabilidad, pero estos no están estrictamente determinados por factores de origen biótico o ambiental. Factores sociales, tales como el colapso en los precios del mercado o cambios en la tenencia de las tierras, pueden destruir los sistemas agrícolas tan decisivamente como una sequía, explosiones de plagas o la disminución de los nutrientes en el suelo. Por otra parte, las decisiones que asignan energía y recursos materiales pueden aumentar la resiliencia y recuperación de un ecosistema dañado. Aunque la administración humana de los ecosistemas con fines de producción agrícola a menudo ha alterado en forma dramática la estructura, la diversidad, los patrones de flujo de energía y de nutrientes, y los mecanismos de control de poblaciones bióticas en los predios agrícolas, estos procesos todavía funcionan y pueden ser explorados experimentalmente. La magnitud de las diferencias de la función ecológica entre un ecosistema natural y uno agrícola depende en gran medida de la

10

intensidad y frecuencia de las perturbaciones naturales y humanas que se hacen sentir en el ecosistema. El resultado de la interacción entre características endógenas, tanto biológicas como ambientales en el predio agrícola y de factores exógenos tanto sociales como económicos, generan la estructura particular del agroecosistema. Por esta razón, a menudo es necesaria una perspectiva más amplia para explicar un sistema de producción que está en observación. Un sistema agrícola difiere en varios aspectos fundamentales de un sistema ecológico «natural» tanto en su estructura como en su función. Los agroecosistemas son ecosistemas semi-domesticados que se ubican en un gradiente entre una serie de ecosistemas que han sufrido un mínimo de impacto humano, como es el caso de ciudades. Odum (1984) describe 4 características principales de los agroecosistemas: 1. Los agroecosistemas requieren fuentes auxiliares de energía, que pueden ser humana, animal y combustible para aumentar la productividad de organismos específicos. 2. La diversidad puede ser muy reducida en comparación con la de otros ecosistemas. 3. Los animales y plantas que dominan son seleccionados artificialmente y no por selección natural. 4. Los controles del sistema son, en su mayoría, externos y no internos ya que se ejercen por medio de retroalimentación del subsistema. El modelo de Odum se basa principalmente en la agricultura moderna del tipo que se encuentra en los Estados Unidos. Hay, sin embargo, muchos tipos de sistemas agrícolas, especialmente en los trópicos, que no corresponden a esta definición. Particularmente las preguntas de diversidad y selección natural utilizadas en agriculturas complejas donde un sin número de plantas y animales semi-domesticados y silvestres figuran en el sistema de producción, son sospechosas. Conklin (1956), por ejemplo, describió agroecosistemas tradicionales en Filipinas que incluían más de 600 especies de plantas cultivadas y manejadas. Aunque esta agricultura no era tan diversa como la de algunos bosques tropicales, era definitivamente más multiforme que muchos otros ecosistemas locales. Los sistemas agrícolas son una interacción compleja entre procesos sociales externos e internos, y entre procesos biológicos y ambientales. Estos pueden entenderse espacialmente a nivel de terreno agrícola, pero a menudo también incluyen una dimensión temporal. El grado de control externo versus control interno puede reflejar intensidad de administración a lo largo del tiempo, el que puede ser mucho más variable que el supuesto de Odum. En sistemas

11

de roza, tumba y quema, por ejemplo, los controles externos tienden a disminuir en los períodos posteriores de barbecho. El modelo de agroecosistema de Odum marca un punto de partida interesante para la comprensión de la agricultura desde una perspectiva de los sistemas ecológicos, pero no puede abarcar la diversidad y complejidad de muchos agroecosistemas que se desarrollaron en las sociedades no occidentales, especialmente en los trópicos húmedos. Más aún, la falta de atención que el modelo pone en las determinantes sociales de la agricultura tiene como resultado un modelo con un poder explicativo limitado. Los sistemas agrícolas son artefactos humanos y las determinantes de la agricultura no terminan en los límites de los campos. Las estrategias agrícolas no sólo responden a presiones del medio ambiente, presiones bióticas y del proceso de cultivo, sino que también reflejan estrategias humanas de subsistencia y condiciones económicas (Ellen 1982). Factores tales como disponibilidad de mano de obra, acceso y condiciones de los créditos, subsidios, riesgos percibidos, información sobre precios, obligaciones de parentesco, tamaño de la familia y acceso a otro tipo de sustento, son a menudo críticas para la comprensión de la lógica de un sistema de agricultura. En especial cuando se analizan las situaciones de los pequeños campesinos fuera de los Estados Unidos y Europa, el análisis de la simple maximización de las cosechas en sistemas de monocultivo se hace menos útil para la comprensión del comportamiento del campesino y de sus opciones agronómicas (Scott 1978 y 1986, Barlerr 1984, Chambers 1983). El desafío agroecológico Los científicos agrícolas convencionales han estado preocupados principalmente con el efecto de las prácticas de uso de la tierra y de manejos de los animales o la vegetación en la productividad de un cultivo dado, usando una perspectiva que enfatiza un problema objetivo, como es el de los nutrientes del suelo o los brotes de plagas. Esta forma de enfocar sistemas agrícolas ha sido determinada en parte por un diálogo limitado entre diferentes disciplinas, por la estructura de la investigación científica, la que tiende a atomizar problemas de investigación, y por un enfoque de la agricultura orientado a lograr un producto. No cabe duda que la investigación agrícola basada en este enfoque ha tenido éxito en incrementar el rendimiento en situaciones agroecológicamente favorables. Sin embargo, es cada vez mayor el número de científicos que reconoce que este enfoque reduccionista limita las opciones agrícolas para las poblaciones rurales y en que el «enfoque objetivo» a menudo

12

involucra consecuencias secundarias no intencionadas que frecuentemente han producido daños ecológicos y han tenido altos costos sociales. La investigación agroecológica se concentra en asuntos puntuales del área de la agricultura, pero dentro de un contexto más amplio que incluye variables ecológicas y sociales. En muchos casos, las premisas sobre el propósito de un sistema agrícola difieren del enfoque que enfatiza la maximización del rendimiento y la producción, expuesta por la mayoría de los científicos agrícolas. Como mejor puede describirse la agroecología es como un enfoque que integra ideas y métodos de varios sub-campos, más que como una disciplina específica. La agroecología puede ser un desafío normativo a las maneras en que varias disciplinas enfocan los problemas agrícolas. Tiene sus raíces en las ciencias agrícolas, en el movimiento del medio ambiente, en la ecología (en particular en la explosión de investigaciones sobre los ecosistemas tropicales), en el análisis de agroecosistemas indígenas y en los estudios sobre el desarrollo rural. Cada una de estas áreas de investigación tiene objetivos y metodologías muy diferentes, sin embargo, tomadas en un conjunto todas han sido influencias legítimas e importantes en el pensamiento agroecológico. Influencias del pensamiento agroecológico en las ciencias agrícolas Como Altieri (1987) lo ha señalado, el crédito de gran parte del desarrollo inicial de la agricultura ecológica en las ciencias formales le pertenece a Klages (1928), quien sugirió que se tomaran en cuenta los factores fisiológicos y agronómicos que influían en la distribución y adaptación de especies específicas de cultivos, para comprender la compleja relación existente entre una planta de cultivo y su medio ambiente. Más adelante, Klages (1942) expandió su definición e incluyó en ella factores históricos, tecnológicos y socioeconómicos que determinaban qué cultivos podían producirse en una región dada y en qué cantidad. Papadakis (1938) recalcó que el manejo de cultivos debería basarse en la respuesta del cultivo al medio ambiente. La ecología agrícola fue aún más desarrollada en los años 60 por Tischler (1965) e integrada al currículum de la agronomía en cursos orientados al desarrollo de una base ecológica a la adaptación ambiental de los cultivos. La agronomía y la ecología de cultivos están convergiendo cada vez más, pero la red entre la agronomía y las otras ciencias (incluyendo las ciencias sociales) necesarias para el trabajo agroecológico, están recién emergiendo.

13

Las obras de Azzi (1956), Wilsie (1962), Tischler (1965), Chang (1968) y Loucks (1977) representan un cambio de enfoque gradual hacia un enfoque ecosistémico de la agricultura. En particular fue Azzi (1956) quien acentuó que mientras la meteorología, la ciencia del suelo y la entomología son disciplinas diferentes, su estudio en relación con la respuesta potencial de plantas de cultivos converge en una ciencia agroecológica que debería iluminar la relación entre las plantas cultivadas y su medio ambiente. Wilsie (1962), analizó los principios de adaptación de cultivos y su distribución en relación a factores del hábitat, e hizo un intento para formalizar el cuerpo de relaciones implícitas en sistemas de cultivos. Chang (1968) prosiguió con la línea propuesta por Wilsie, pero se centró en un grado aún mayor en los aspectos ecofisiológicos. Desde comienzos de los años 70, ha habido una expansión enorme en la literatura agronómica con un enfoque agroecológico, incluyendo obras como las de Dalton 1975, Netting 1974, van Dyne 1969, Spedding 1975, Cox y Atkins 1979, Richards P. 1985, Vandermeer 1981, Edens y Koenig 1981, Edens y Haynes 1982, Altieri y Letourneau 1982, Gliessman et al. 1981, Conway 1985, Hart 1979, Lowrance et al. 1984 y Bayliss-Smith 1982. A fines de la década de los 70 y a comienzos de la de los 80 un componente social cada vez mayor comenzó a aparecer en la literatura agrícola, en gran parte como resultado del estudio sobre el desarrollo rural en los Estados Unidos (Buttel 1980). La contextualización social unida al análisis agronómico ha generado evaluaciones complejas de la agricultura, especialmente en el caso del desarrollo regional (Altieri y Anderson 1986, Brush 1977, Richards P. 1984 y 1986, Kurin 1983, Bartlett 1984, Hecht 1985, Blaikie 1984). Los entomólogos en sus intentos por desarrollar sistemas de manejo integrado de plagas, han hecho contribuciones valiosas al desarrollo de una perspectiva ecológica para la protección de las plantas. La teoría y la práctica del control biológico de plagas se basa exclusivamente en principios ecológicos (Huffaker y Messenger 1976). El manejo ecológico de plagas se centra en primer lugar en enfoques que contrastan la estructura y el funcionamiento de los sistemas agrícolas con aquellas de sistemas naturales relativamente no perturbados, o sistemas agrícolas más complejos (Southwood y Way 1970, Price y Waldbauer 1975, Levins y Wilson 1979, Risch 1981 y Risch et al. 1983). Browning y Frey (1969) han argumentado que los enfoques de manejo de plagas deberían hacer hincapié en el desarrollo de agroecosistemas que emularan la sucesión natural lo más posible, debido a que estos sistemas más maduros son a

14

menudo más estables que los sistemas consistentes en una estructura sencilla de monocultivos. Enfoque metodológico Una gran cantidad de métodos de análisis agroecológico se están desarrollando en la actualidad en todo el mundo. Se podría considerar que se utilizan principalmente cuatro enfoques metodológicos: 1. Descripción analítica. Se están realizando muchos estudios que miden y describen cuidadosamente los sistemas agrícolas y miden propiedades específicas tales como diversidad de plantas, acumulación de biomasa, retención de nutrientes y rendimiento. Por ejemplo, el Centro Internacional de Agroforestería (ICRAF) ha estado desarrollando una base internacional de datos de los diferentes tipos de sistemas de agroforestería y los está correlacionando con una variedad de parámetros medio ambientales para desarrollar modelos regionales de cultivos mixtos (Nair 1984, Huxley 1983). Este tipo de información es valioso para ampliar nuestra comprensión de los tipos de sistemas existentes, de los componentes que habitualmente se encuentran ensamblados y en qué contexto ambiental. Este es el primer paso necesario. Los estudios representativos de este tipo de pensamiento son numerosos e incluyen a Ewel et al. 1986, Alcorn 1984, Marten 1986, Denevan et al. 1984 y Posey 1985. 2. El análisis comparativo. La investigación comparativa generalmente involucra la comparación de un monocultivo u otro sistema de cultivo con un agroecosistema tradicional de mayor complejidad. Los estudios comparativos de este tipo involucran un análisis de la productividad de cultivos específicos, de la dinámica de la plagas o del estatus de los nutrientes en cuanto están relacionados con factores tales como la diversidad de los campos de cultivos, la frecuencia de las malezas, la población de insectos y los patrones de reciclaje de nutrientes. Varios estudios de este tipo se han llevado a cabo en América Latina, Africa y Asia (Glover y Beer 1986, Uhl y Murphy 1981, Irvine 1987, Marten 1986 y Woodmansee 1984). Dichos proyectos usan metodologías científicas de tipo estándar para iluminar la dinámica de sistemas locales de cultivos mixtos específicos, comparándolos con los monocultivos. Estos datos a menudo son útiles pero la heterogeneidad de los sistemas locales pueden oscurecer la comprensión de cómo éstos funcionan. 3. Comparación experimental. Para establecer la dinámica y para reducir el número de variables, muchos investigadores desarrollan una versión simplificada del sistema nativo en el cual las variables pueden ser controladas más de cerca. Por ejemplo, el rendimiento de

15

un cultivo mixto de maíz, frijol y calabaza puede ser comparado con el cultivo simple de cada una de estas especies. 4. Sistemas agrícolas normativos. Estos se construyen a menudo con modelos teóricos específicos en mente. Un ecosistema natural puede ser ilimitado, o un sistema agrícola nativo podría ser reconstituido con mucho esfuerzo. Este enfoque está siendo evaluado en forma experimental por varios investigadores en Costa Rica. Ellos están desarrollando sistemas de cultivos que emulan las secuencias sucesionales por medio del uso de cultivos que son botánica y morfológicamente semejantes a las plantas que naturalmente ocurren en varias etapas sucesionales (Hart 1979, Ewel 1986). Aún cuando la agronomía ha sido sin lugar a dudas la disciplina materna de la agroecología, ésta recibió una fuerte influencia del surgimiento del ambientalismo y de la expansión de los estudios ecológicos. El estudio del medio ambiente fue necesario para proporcionar el marco filosófico en el cual el valor de las tecnologías alternativas y el proyecto normativo de la agroecología pudieran apoyarse. Los estudios ecológicos fueron críticos en la expansión de los paradigmas por medio de los cuales cuestiones agrícolas pudieran desarrollarse, y de las destrezas técnicas para analizarlos. Ambientalismo Importancia de este movimiento. El movimiento ambiental de los años 60-70 ha hecho una gran contribución intelectual a la agroecología. Debido a que los asuntos del ambientalismo coincidían con la agroecología, ellos infundieron al discurso agroecológico una actitud crítica de la agronomía orientada hacia la producción, e hicieron crecer la sensibilidad hacia un gran número de asuntos relacionados con los recursos. La versión de los años 60 del movimiento ambiental se originó como consecuencia de una preocupación con los problemas de contaminación. Estos eran analizados en función tanto de los fracasos tecnológicos como de las presiones de la población. La perspectiva Maltusiana ganó una fuerza especial a mediados de la década del 60 por medio de obras tales como «La Bomba Poblacional» de Paul Ehrlich (1966) y «La Tragedia de los Comunes» de Garrett Hardin (1968). Estos autores presentaron como principal causa de la degradación ambiental y del agotamiento de recursos al crecimiento de la población. Este punto de vista fue técnicamente ampliado por la publicación de «Los Límites del Crecimiento» del club de Roma, el que utilizó simulaciones computarizadas de las tendencias globales de la población, del uso de recursos y la contaminación, para generar argumentos para el futuro, los que generalmente eran desastrosos. Esta posición ha sido criticada desde perspectivas metodológicas y epistemológicas (Simon y Kahn 1985).

16

Mientras que «Los Límites del Crecimiento» desarrolló un modelo generalizado de la «Crisis ambiental», dos volúmenes seminales posteriores contenían una relación especial al pensamiento agroecológico, porque en ellos se perfilaban visiones de una sociedad alternativa. Estos fueron «Ante-Proyecto de la Supervivencia» (El Ecologista 1972) y «Lo Pequeño es Hermoso» (Schumacher 1973). Estos trabajos incorporaban ideas sobre la organización social, la estructura económica y valores culturales y las convertían en una visión exhaustiva más o menos utópica. «Ante-Proyecto de la supervivencia» argumentaba a favor de la descentralización de empresas de pequeña envergadura y acentuaba las actividades humanas que involucrarían un mínimo de disrupción ecológica y un máximo de conservación de energía y materiales. El santo y seña era autosuficiencia y sustentabilidad. El libro de Schumacher acentuaba una evaluación radical de la racionalidad económica («Economía Budista»), un modelo descentralizado de la sociedad humana («Dos millones de aldeas») y una tecnología apropiada. El significado especial de «Lo Pequeño es Hermoso» era que estas ideas se ampliaron para alcanzar el Tercer Mundo. Interrogantes agrícolas. Los asuntos ambientales en su relación con la agricultura fueron claramente señalados por Carson en su libro «Primavera Silenciosa» (1964), que planteaba interrogantes sobre los impactos secundarios de las substancias tóxicas, especialmente de los insecticidas, en el ambiente. Parte de la respuesta a estos problemas fue el desarrollo de enfoques de manejo de plagas para la protección de los cultivos, basados enteramente en teoría y práctica en los principios ecológicos (Huffaker y Messenger 1976). El impacto tóxico de los productos agro-químicos era sólo una de las interrogantes ambientales, debido a que el uso excesivo de los recursos energéticos también se estaba convirtiendo en un asunto cada vez más importante. Era necesario evaluar los costos energéticos de sistemas de producción específicos; especialmente a comienzos de la década del 70 cuando los precios del petróleo se incrementaron. El estudio clásico de Pimentel (1979) demostró que en la agricultura de los Estados Unidos cada kilo-caloría derivado del maíz se «obtenía» a un enorme costo energético de energía externa. Los sistemas de producción norteamericanos fueron por lo tanto comparados con otros tipos diferentes de agricultura, los que eran de menor producción por área de unidad (en términos de kilo-calorías por cada hectárea) pero mucho más eficientes en términos de rendimiento por unidad de energía invertida. El alto rendimiento de la agricultura moderna se obtiene a costa de numerosos gastos, los que incluyen insumos no renovables tales como el combustible de fósiles.

17

En el Tercer Mundo estos insumos son a menudo importados, y cargados a la balanza internacional de pagos, empeorando la situación de endeudamiento de muchos países en desarrollo. Más aún, debido a que la mayor parte de estos insumos no se utilizan para el cultivo de alimentos, la ganancia en la producción no se puede traducir necesariamente en un mejor abastecimiento de alimentos (Crouch y de Janvry 1980, Graham 1984 y Dewey 1981). Finalmente, las consecuencias sociales de este modelo tienen impactos complejos y a menudo extremadamente negativos en la población local, en especial en aquellos que tienen un acceso limitado a tierras y a crédito. Estos problemas se discuten en detalle más adelante en este capítulo. Los problemas de la toxicidad y recursos de la agricultura ensamblaron con los problemas mayores de la transferencia tecnológica en contextos del Tercer Mundo. «La tecnología Descuidada» (editada por Milton y Farvar en 1968) fue una de las primeras publicaciones que intentó, en gran medida, documentar los efectos de proyectos de desarrollo y transferencia de tecnología de zonas templadas, sobre las ecologías y las sociedades de los países en desarrollo. Cada vez en mayor número, investigadores de diferentes áreas comenzaron a hacer comentarios sobre la pobre «adecuación» entre los enfoques que se dan al uso de la tierra en el Primer Mundo y la realidad del Tercer Mundo. El artículo de Janzen (1973), sobre agroecosistemas tropicales, fue la primera evaluación ampliamente difundida de por qué los sistemas agrícolas tropicales podrían comportarse de una forma diferente a los de las zonas templadas. Este trabajo y el de Levins (1973) plantearon un desafío a los investigadores agrícolas, que los llevó a repensar la ecología de la agricultura tropical. Al mismo tiempo, el problema filosófico más amplio planteado por el movimiento ambiental tuvo resonancia en la re-evaluación de las metas del desarrollo agrícola en los Estados Unidos y en el Tercer Mundo, y en las bases tecnológicas sobre las que serían llevadas a cabo. En el mundo desarrollado estas ideas sólo tuvieron un impacto moderado en la estructura de la agricultura, porque la confiabilidad y disponibilidad de productos agroquímicos y imputs energéticos aplicados a la agricultura tenía como resultado transformaciones pequeñas en el patrón de uso de recursos en la agricultura. En situaciones en las que tanto los campesinos como la nación estaban presionando por los recursos, donde prevalecían estructuras distributivas regresivas y donde el enfoque de las zonas templadas no era apropiado a las condiciones ambientales locales, el enfoque agroecológico parecía de especial relevancia. La integración de la agronomía y el ambientalismo ensambló con la agroecología, pero los fundamentos intelectuales para una asociación

18

académica de este tipo eran aún relativamente débiles. Era necesario un enfoque teórico y técnico más claro, especialmente en relación con los sistemas tropicales. El desarrollo de la teoría ecológica tendría una relevancia especial en el desarrollo del pensamiento agroecológico. Ecología Por varias razones los ecólogos han tenido una importancia singular en la evolución del pensamiento agroecológico. En primer lugar, el marco conceptual de la agroecología y su lenguaje son esencialmente ecológicos. En segundo lugar, los sistemas agrícolas son en sí mismos interesantes sujetos de investigación, en los cuales los investigadores tienen mayor habilidad para controlar, probar y manipular los componentes del sistema, en comparación con los ecosistemas rurales. Estos pueden proporcionar condiciones de pruebas para un patrón amplio de hipótesis ecológicas, y de hecho ya han contribuido sustancialmente al cuerpo de conocimiento ecológico (Levins 1973, Risch et al. 1983, Bases teóricas de la agroecología Altieri et al. 1983b, Uhl et al. 1988). En tercer lugar, la explosión de investigadores sobre los sistemas tropicales ha dirigido la atención al impacto ecológico de la expansión de sistemas de monocultivos en zonas que se caracterizan por su diversidad y extraordinaria complejidad (Janzen 1973, Uhl 1983, Uhl y Jordan 1984, Hecht 1985). En cuarto lugar, varios ecólogos han comenzado a dirigir su atención a las dinámicas ecológicas de los sistemas agrícolas tradicionales (Gliessmann 1982a, 1982b, Altieri y Farrell 1984, Anderson et al. 1985, Marten 1986, Richards 1984 y 1986). Tres áreas de interés académico han sido especialmente críticas en el desarrollo de los análisis agroecológicos: el ciclaje de los nutrientes, las interacciones de plagas/plantas y la sucesión ecológica. A modo de ilustración esta sección se concentrará en el ciclaje de nutrientes. A comienzos de los años 60 el análisis del ciclaje de nutrientes en los sistemas tropicales se convirtió en un tópico de interés y fue considerado como un proceso vital del ecosistema. Varios estudios significativos tales como la investigación de Nye y Greenland en 1961 y más adelante la serie de artículos y monografías que derivaron de trabajos realizados en San Carlos, Venezuela; Catie, Costa Rica y otros lugares en Asia y Africa han sido la simiente que clarifica los mecanismos de los ciclajes de nutrientes, tanto en bosques nativos como en áreas que han sido cultivadas (Jordan 1985, Uhl y Jordan 1984, Buschbacker et al. 1988, Uhl et al. 1988). Los hallazgos ecológicos de esta investigación sobre el ciclaje de nutrientes que tuvieron un mayor impacto en el análisis de la agricultura fueron:

19

• La relación entre la diversidad y las estrategias inter-especificas para captar nutrientes. • La importancia de los rasgos estructurales para aumentar la captación de nutrientes tanto por debajo como por encima del suelo. • La dinámica de los mecanismos fisiológicos en la retención de nutrientes. • La importancia de relaciones asociativas de plantas con microorganismos tales como micorrizas y fijadores simbióticos de nitrógeno. • La importancia de la biomasa como lugar de almacenaje de los nutrientes. Estos hallazgos sugerían que los modelos ecológicos de la agricultura tropical incluirían una diversidad de especies (o al menos de cultivos) para aprovechar la variedad de absorción de nutrientes, tanto en términos de diferentes nutrientes como en la absorción de nutrientes de los diferentes niveles de profundidad del suelo. La información producida por los estudios ecológicos sobre el ciclaje de nutrientes también sugería el uso de plantas tales como las leguminosas que con facilidad forman asociaciones simbióticas, y el uso más extendido de plantas perennes en el sistema de producción, como un medio para bombear nutrientes de las diferentes capas del suelo y aumentar así la capacidad total de reciclaje y almacenamiento de nutrientes en el ecosistema. No es sorprendente hallar que muchos de estos principios ya estaban siendo aplicados en numerosos sistemas agrícolas desarrollados por poblaciones locales en los trópicos. En la mayor parte de la literatura ecológica, la comparación entre ecosistemas naturales y agroecosistemas se ha basado en agroecosistemas desarrollados por ecologistas después de cierta observación del ecosistema local más bien que después de observar sistemas locales verdaderamente desarrollados. Más aún, la investigación se centró en parámetros tales como la diversidad de semillas, la acumulación de biomasa y el almacenaje de nutrientes en sucesión. Esta investigación ha proporcionado cierta comprensión de algunas dinámicas de los sistemas agrícolas considerados como entidades biológicas, pero el manejo (con excepción del llevado a cabo por algunos alumnos relativamente inexpertos) influye en estos procesos que quedan en Agroecología: Bases científicas para una agricultura sustentable un área casi enteramente inexplorada (un caso excepcionalmente sobresaliente en este aspecto es el de Uhl et al. 1988). Las limitaciones del enfoque puramente ecológico están siendo cada vez más superadas a medida que los investigadores comienzan a analizar los sistemas campesinos y nativos en equipos multidisciplinarios y desde una perspectiva más holística (Anderson y

20

Anderson 1983, Anderson et al. 1985, Marten 1986, Denevan et al. 1984). Estos esfuerzos tienen como intención el colocar a la agricultura en un contexto social; utilizan modelos nativos locales (explicaciones nativas del por qué se realizan ciertas actividades) para el desarrollo de hipótesis que más adelante pueden ser probadas por medio de modelos agronómicos científicos. Esta es un área de investigación floreciente con implicancias tanto teóricas como aplicadas de mucha importancia, y una gran inspiración para la teoría y práctica de la agroecología. Sistemas nativos de producción Otra influencia mayor en el pensamiento es aquella que procede de los esfuerzos de la investigación de antropólogos y geógrafos dedicados a describir y analizar las prácticas agrícolas y la lógica de los pueblos nativos y campesinos. Típicamente, estos estudios se han preocupado del uso de recursos y del manejo no sólo del predio agrícola sino de toda la base de subsistencia, y se han concentrado en cómo los pueblos locales explican esta base de subsistencia, y en cómo los cambios sociales y económicos afectan los sistemas de producción. El análisis científico del conocimiento local ha sido una fuerza importante para reevaluar los supuestos de los modelos coloniales y agrícolas de desarrollo. La obra pionera en este campo fue la de Audrey Richards (1939) sobre las prácticas de roza, tumba y quema (sistema citamene) en el Africa Bemba. El sistema citamene involucra el uso de desechos de árboles como compost en las prácticas agrícolas de los terrenos montañosos en Africa Central. Este estudio, que acentúa los resultados de las tecnologías agrícolas y de las explicaciones ecológicas de los pueblos nativos, contrasta diametralmente con aquella percepción despreciativa de la agricultura nativa que considera las prácticas locales como desordenadas y de inferior calidad. Otra importante contribución al estudio de sistemas de cultivo nativos fue el trabajo de Conklin (1956), el que sentó las bases para la reevaluación de la agricultura itinerante, basado en datos etnográficos y agronómicos sobre los Hanunoo de Filipinas. Este trabajo señala la complejidad ecológica y diversidad de los patrones de agricultura itinerante y la importancia de los policultivos, la rotación de cultivos y sistemas de agroforestería, en el marco total de la producción itinerante. Es uno de los estudios más tempranos y más ampliamente conocidos sobre la estructura y complejidad del sistema de cultivo de roza, tumba y quema, y en el que se incorpora mucha intuición ecológica. Fue de especial importancia el énfasis que Conklin puso en el conocimiento ecológico nativo y la importancia que le asignó a

21

explotar esta rica fuente de comprensión etnocientífica. Sin embargo, él hacía hincapié en que el acceso a esta información requería habilidades tanto etnográficas como científicas. Investigadores tales como Richards (1984), Bremen y deWit (1983), Watts (1983), Posey (1984), Denevan et al. (1984), Brokenshaw et al. (1979) y Conklin (1956), entre muchos otros, han estudiado los sistemas nativos de producción y sus categorías de conocimiento sobre las condiciones ambientales y prácticas agrícolas. Este cuerpo de investigación se centra en el punto de vista nativo de los sistemas de producción y los analiza con los métodos científicos occidentales. Todos estos autores han hecho hincapié en que la organización social y las relaciones sociales de la producción deberían considerarse tan de cerca como el medio ambiente y los cultivos. Este acento en la dimensión social de la producción es una base importante para la comprensión de la lógica de producción de sistemas agrícolas. Otro resultado importante de gran parte del trabajo sobre los sistemas nativos de producción es la idea que se necesitan diferentes nociones de eficiencia y racionabilidad para comprender los sistemas nativos de campesinos. Por ejemplo, la eficiencia de producción por unidad de labor invertida, más bien que una simple relación de rendimiento por áreas es básica para la lógica de producción de muchos cultivadores del Tercer Mundo. Las prácticas que se centran en evitar riesgos, puede que no sean tan rendidoras a corto plazo, pero pueden ser preferibles a opciones de uso de tierras altamente productivas pero que tienen mayores riesgos. La disponibilidad de trabajo, en especial en épocas importantes como es la de las cosechas, puede también influir en los tipos de sistemas agrícolas favorecidos. Este tipo de investigación ha influido en el desarrollo de los argumentos contrarios a aquellos que atribuían el fracaso de la transferencia de tecnología agrícola a la ignorancia e indolencia. Este enfoque, con el acento en los factores humanos de los sistemas agrícolas, también ponía más atención en las estrategias de los campesinos de diferentes estratos sociales, y cada vez más en el rol de la mujer en la agricultura y el manejo de recursos (Deere 1982, Beneria 1984, Moock 1986). El análisis etnoagrícola ha contribuido mucho a la expansión de las herramientas conceptuales y prácticas de la agroecología. El enfoque (marco étnico) basado en la explicación de una cultura dada ha sugerido relaciones que los marcos «étnicos» (es decir marcos externos , generalmente referidos a modelos occidentales de expansión) no capturan fácilmente, al basarse en los métodos de la

22

ciencia occidental. Más aún, esta investigación ha ampliado el concepto de lo que puede con provecho ser llamado agricultura, debido a que muchos grupos están involucrados en la manipulación de ecosistemas forestales a través del manejo de la sucesión y la reforestación actual (Posey 1985, Andreson et al. 1985, Alcorn 1984). Aún más, la agricultura desarrollada localmente incorpora numerosos cultivos cuyo germoplasma es esencial para el «desarrollo» de programas de mejoramiento genético como el de yuca y frijol, y también incluye numerosas plantas con un potencial de uso más amplio en ambientes difíciles. Finalmente, dicho trabajo valora los logros científicos de cientos de años de mejoradores de plantas y trabajo agronómico llevado a cabo por las poblaciones locales. El estudio de sistemas agrícolas nativos ha proporcionado gran parte de la materia prima para el desarrollo de hipótesis y sistemas de producción alternativos para la agroecología. Cada vez es más amplio el estudio de la agricultura nativa realizado por equipos multidisciplinarios para documentar las prácticas y se han desarrollado categorías de clasificación para analizar los procesos biológicos y para evaluar aspectos de las fuerzas sociales que influyen en la agricultura. El estudio de sistemas nativos ha sido fundamental en el desarrollo del pensamiento agroecológico. Estudios del desarrollo El estudio del desarrollo rural del Tercer Mundo también ha sido una gran contribución a la evolución del pensamiento agroecológico. El análisis rural ha ayudado a clasificar la lógica de las estrategias locales de producción en comunidades que están sufriendo grandes transformaciones, a medida que las áreas rurales se integran a economías regionales, nacionales y globales. Los estudios sobre el desarrollo rural han documentado la relación que existe entre los factores socieconómicos y la estructura y organización social de la agricultura. Existen varios temas de investigación sobre el desarrollo, que han sido de especial importancia para la agroecología, incluyendo el impacto de las tecnologías inducidas desde afuera, el cambio de cultivos, los efectos de la expansión de mercados, las implicancias de los cambios de relaciones sociales y la transformación en las estructuras de tenencia de tierra y de acceso a los recursos económicos. Todos estos procesos están íntimamente ligados. Cómo ellos afectan los agroecosistemas regionales es el resultado de complejos procesos históricos y políticos. La investigación de la Revolución Verde fue importante para la evolución del pensamiento agroecológico porque los estudios sobre el impacto de esta tecnología fueron un instrumento que arrojó luz

23

sobre los tipos de prejuicios que predominaban en el pensamiento agrícola y de desarrollo. Esta investigación también tuvo como resultado el primer análisis verdaderamente interdisciplinario de cuestiones de tenencia de tierra y del cambio tecnológico en la agricultura desde un punto de vista ecológico, social y económico; todo esto realizado por un amplio grupo de especialistas. La extraordinaria aceleración del proceso de estratificación social del campesino que se asocia a la Revolución Verde indicaba inmediatamente que ésta no era una tecnología neutra en sus objetivos y resultados, sino más bien que podría transformar dramáticamente la base de la vida rural de un gran número de personas. Como lo hizo notar Perelman 1977, los más beneficiados por dichas tecnologías fueron los consumidores urbanos. La estrategia de la Revolución Verde se desarrolló cuando los problemas de la pobreza y el hambre eran considerados principalmente como problemas de producción. Este diagnóstico implicó varias estrategias que se centraban en áreas agrícolas en las que rápidamente podrían llevarse a cabo aumentos de producción, suelos de mejor calidad y tierras de riego entre agricultores con bienes materiales y de capital sustanciales. Tuvo éxito en términos de elevar la producción; en el fondo era parte de una política de apostar conscientemente al más fuerte (Chambers y Ghildyal 1985, Pearce 1980). Es ahora generalmente reconocido que solamente el aumento agregado de la producción de alimentos no soluciona el problema del hambre y la pobreza rural, aunque sí puede reducir los costos de alimentos para los sectores urbanos (Sen 1981, Watts 1983). Las consecuencias de la Revolución Verde en las áreas rurales fueron tales que sirvieron para marginalizar a gran parte de la población rural. En primer lugar, centró sus beneficios en los grupos que eran ricos en recursos, acelerando así la diferencia entre ellos y los otros habitantes rurales, por lo que la desigualdad rural a menudo aumentó. En segundo lugar, socavó muchas formas de acceso a la tierra y a los recursos, tales como los cultivos de mediería, el arriendo de mano de obra y el acceso a medios de riego y tierras de pastoreo. Esto redujo la diversidad de estrategias de subsistencia disponibles a las familias rurales y, por lo tanto, aumentó la dependencia del predio agrícola. La reducción de la base genética de la agricultura aumentó los riesgos porque los cultivos se hicieron más vulnerables a plagas y enfermedades y a los cambios del clima. En el caso de arrozales inundados o regados, la contaminación generada por el uso de pesticidas y herbicidas a menudo afectó una importante fuente local de proteínas: el pescado.

24

El análisis de la Revolución Verde hecho desde el punto de vista de diferentes disciplinas, contribuyó al primer análisis holístico de las estrategias de desarrollo agrícola/rurales. Fue la primera evaluación ampliamente difundida que incorporó críticas ecológicas, tecnológicas y sociales. Este tipo de enfoque y de análisis ha sido el prototipo de varios estudios posteriores sobre la agroecología, y el progenitor de la investigación sobre sistemas de labranza. Actualmente es reconocido que las tecnologías de la Revolución Verde pueden ser aplicadas en áreas limitadas y ha habido peticiones de varios analistas del desarrollo rural en el sentido de redirigir la investigación agrícola en la dirección de campesinos de bajos recursos. En el mundo existen por lo menos un billón de campesinos de recursos, ingresos y flujos de producción muy limitados, quienes trabajan en un contexto agrícola de extrema marginalidad. Los enfoques que hacen hincapié en paquetes de tecnologías generalmente requieren de recursos a los cuales la mayoría de los campesinos del mundo no tienen acceso. Muchos analistas del desarrollo rural reconocen hoy las limitaciones para la agricultura de los enfoques tipo Revolución Verde que enfatiza una agricultura a gran escala. Estos modelos agrícolas han dominado de una forma sorprendente los proyectos de desarrollo agrícola del Tercer Mundo. Mientras los resultados de las estaciones experimentales de investigación se veían extremadamente promisorios, el bajo grado de adopción por campesinos y de producción exacta de los modelos en los campos, ha ocasionado grandes dificultades en muchos proyectos. El enfoque de transferencia de tecnologías tendía a acelerar las diferencias en al situaciones políticas difíciles, en donde las tecnologías sólo eran parcialmente adoptadas y en muchos casos no adoptadas del todo (Scott 1978 y 1986). Varias eran las explicaciones para la baja transferencia de tecnologías, incluyendo la idea que los campesinos eran ignorantes y que era necesario enseñarles a cultivar. Otro set de explicaciones se centró en las exigencias a nivel de finca, tales como la falta de créditos que limitaban la posibilidad de los campesinos de adoptar estas tecnologías. En el primer caso se considera que la falla esta en el campesino; en el segundo se culpa a problemas de infraestructura de diferentes tipos, nunca se criticó a la tecnología misma. Varios investigadores de terreno y practicantes del desarrollo se han sentido frustrados por estas explicaciones y un número cada vez mayor han señalado que las tecnologías en si requieren de una reevaluación sustancial. Ellos han argumentado que la decisión del campesino de adoptar o no una tecnología es la verdadera prueba de su calidad. A menudo a este enfoque se le ha llamado «El campesino

25

primero y último» o « El campesino vuelve al campesino» o «La revolución agrícola nativa» según dicen Rhoades y Booth (1982) «La filosofía básica en la que se apoya este modelo es que la investigación y el desarrollo agrícola deben comenzar y terminar en el campesino. La investigación agrícola aplicada no puede comenzar aisladamente en un centro de experimentación o con un comité de planificación que está lejos del contacto con la realidad campesina. En la práctica esto significa obtener información acerca del campesino y comprensión de la percepción que el campesino tiene del problema y la aceptación de la evaluación que el campesino hace de la solución propuesta». Este enfoque requiere una participación mucho mayor de parte del campesino en el diseño y la implementación de programas de desarrollo rural (Chambers 1983, Richards P. 1985, Gow y Van Sant 1983, Midgley 1986). Una consecuencia de esta posición ha sido reconocer el gran conocimiento que el campesino tiene de entomología, botánica, suelos y agronomía, los que pueden servir como puntos de partida para la investigación. En este caso también, la agroecología ha sido identificada como una valiosa herramienta analítica asimismo como un enfoque normativo para la investigación. La agroecología encaja bien con los asuntos tecnológicos que requieren prácticas agrícolas más sensibles al medio ambiente y a menudo encuentra congruencia del desarrollo tanto ambiental como participativo con perspectivas filosóficas. La diversidad de preocupaciones y de cuerpos de pensamientos que han influido en el desarrollo de la agroecología es verdaderamente amplios. Sin embargo, esta es la extensión de los asuntos que inciden en la agricultura. Es por esta razón que ahora vemos agroecólogos con un entrenamiento mucho mas rico que el encontrado corrientemente entre los alumnos de ciencias agrarias centrados en una disciplina, como asimismo muchos más equipos multidisciplinarios trabajando en estos asuntos en el campo. Aunque es una disciplina nueva, y hasta el momento ha planteado más problemas que soluciones, la agroecología indudablemente ha ampliado el discurso agrícola.

AGROECOLOGÍA
Teoría y práctica para una agricultura sustentable
1a edición Miguel Altieri Clara I. Nicholls

26

LOS SERVICIOS ECOLÓGICOS DE LA AGROECOSISTEMAS TRADICIONALES

BIODIVERSIDAD

EN

La actividad productiva agrícola campesina refleja comúnmente un sistema de uso múltiple de ecosistemas tanto naturales como artificiales, trascendiendo los límites de las unidades productivas en las cuales crecen los cultivos. En muchas áreas del Tercer Mundo, los agricultores utilizan, mantienen y preservan, dentro de o adyacentes a su propiedad, áreas de ecosistemas naturales (bosques, cerros, lagos, pastizales, arroyos, pantanos, etc.) que aportan valiosos suplementos alimenticios, materiales de construcción, medicinas, fertilizantes orgánicos, combustibles, objetos religiosos, etc. (Toledo, 1980). En efecto, las unidades de producción de cultivos y los ecosistemas adyacentes frecuentemente se integran en un único agroecosistema. Los patrones de subsistencia en las sociedades campesinas dependen no sólo de la producción sino también de la recolección de plantas, de la caza y de la pesca como actividades productivas, además de la agricultura (Caballero y Mapes, 1985). Aunque la recolección se ha asociado normalmente con condiciones de pobreza (Wilken, 1970), la evidencia reciente sugiere que esta actividad se asocia estrechamente con la persistencia de una tradición cultural fuerte. Además, la recolección de vegetación tiene un fundamento ecológico y económico, ya que las plantas silvestres coleccionadas proveen suministros esenciales de alimento, materia prima para la industria de la finca, y otros recursos, especialmente durante períodos de baja producción agrícola debido a calamidades naturales u otras circunstancias. Los ecosistemas de plantas silvestres también proveen servicios ecológicos a los campesinos, tales como hábitat para la vida silvestre y para los enemigos naturales de las plagas agrícolas, vertientes, mantillo para los campos, etc. En agroecosistemas tradicionales la prevalencia de sistemas de cultivos complejos y diversificados es de capital importancia para los campesinos, ya que las interacciones entre cultivos, animales y árboles resulta en sinergias benéficas que permiten a los agroecosistemas patrocinar su propia fertilidad, control de plagas y productividad (Altieri, 1987; Harwood, 1979; Richards, 1985): 1. Mediante cultivos asociados, los campesinos sacan ventaja de la capacidad de los sistemas de cultivos de re-usar sus propios nutrientes almacenados. La tendencia de algunos cultivos de agotar el suelo es contrarrestada mediante la intersiembra de otros cultivos que enriquecen el suelo con materia orgánica. El nitrógeno del suelo, por ejemplo, puede incrementarse incorporando leguminosas en la mezcla de cultivos, y

27

la asimilación de fósforo puede incrementarse asociando cultivos con micorrizas. 2. La estructura compleja de los agroecosistemas tradicionales minimiza la pérdida de cultivos por insectos plaga, mediante una variedad de mecanismos biológicos. La intersiembra de diversas especies vegetales ayuda a proveer hábitat para los enemigos naturales de los insectos así como plantas hospedantes alternativas para las plagas. Un cultivo puede establecerse como hospedante distractor, protegiendo del daño a otro más susceptible o económicamente más valioso. La gran diversidad de cultivos asociados en policultivos contribuye a prevenir la concentración de plagas en los individuos comparativamente aislados de cada especie. En los sitios donde se practica agricultura nómada, el tamaño reducido de las parcelas rodeadas de bosque secundario permite la migración fácil de predadores naturales de las plagas desde los bosques vecinos. 3. El incremento de la diversidad específica y genética de los sistemas de cultivo a modo de usar simultáneamente varias fuentes de resistencia, es una estrategia clave para minimizar las pérdidas producidas por enfermedades de las plantas y por nemátodos. La asociación de cultivos puede retardar el inicio de las enfermedades, reducir la dispersión de los vectores de la enfermedad y modificar las condiciones ambientales tales como la humedad, luz, temperatura y movimiento del aire, haciéndolos menos favorables para la dispersión de determinadas enfermedades. 4. Muchos sistemas de intersiembra evitan la competencia de las malezas, principalmente debido a que el alto índice de área foliar de sus doseles complejos, impiden que una cantidad suficiente de luz llegue a las malezas heliófitas. En general, el grado de competencia presentado por las malezas depende del tipo de cultivo y de la proporción de las diferentes especies cultivadas, su densidad, la fertilidad del suelo y las prácticas culturales. La supresión de las malezas puede incrementarse en las intersiembras agregando especies cultivadas que inhiben la germinación o crecimiento de malezas. Los cultivos tales como centeno, cebada, trigo, tabaco y avena, liberan sustancias tóxicas, ya sea a través de las raíces o por la pudrición de las partes vegetales. Estas toxinas inhiben la germinación y el crecimiento de algunas especies de malezas tales como la mostaza silvestre (Brassica sp) y la amapola (Papaver sp). DESARROLLO RURAL Y MANTENIMIENTO BIODIVERSIDAD EN LOS AGROECOSISTEMAS TRADICIONALES DE LA

A medida que se produce la conversión de la agricultura de subsistencia en agricultura comercial, progresa la pérdida de biodiversidad de manera alarmante en muchas sociedades rurales. A

28

medida que los campesinos se enganchan en la economía del mercado, las fuerzas económicas influyen crecientemente el modo de producción, el cual se caracteriza por los cultivos genéticamente uniformes y paquetes mecanizados y/o uso de agroquímicos. Las razas locales de cultivos y los parientes silvestres son abandonados progresivamente, transformándose en relictos o extinguiéndose. En algunas áreas, la escasez de tierra, que resulta mayormente de la distribución inequitativa de la misma, ha forzado cambios en el uso de la tierra y en prácticas agrícolas con la consiguiente desaparición de hábitats que mantenían vegetación natural, incluyendo a los progenitores silvestres y formas antiguas de cultivos (Altieri et al., 1998). En muchas áreas, la erosión genética está ocurriendo aceleradamente porque los agricultores están cambiando rápidamente sus sistemas de cultivo, empujados por las fuerzas sociales, económicas y técnicas. A medida que se adoptan nuevas variedades (HYVs = variedades de alto rendimiento), hay una tendencia a la subdivisión de los sistemas de producción en comerciales (dedicados mayormente a las HYVs) y sectores de subsistencia, en los cuales todavía se cultivan variedades nativas. La mayor pérdida de variedades tradicionales está ocurriendo en las tierras bajas de los valles cercanos a los centros urbanos y a los mercados (Brush, 1986). Dadas estas tendencias destructivas, muchos científicos y planificadores han enfatizado la necesidad de la conservación in situ de los recursos genéticos de los cultivos y de los ambientes en los que estos crecen (Prescott-Allen y Prescott-Allen, 1981). Sin embargo, la mayoría de los investigadores considera que la preservación in situ de las razas locales requeriría un retorno a la preservación de microcosmos de agricultura tradicional primitiva, propuesta inaceptable e impráctica (Frankel y Soulé, 1981). Se sostiene aquí que, no obstante, el mantenimiento de los agroecosistemas tradicionales es la única estrategia sensata para preservar in situ los repositorios del germoplasma de los cultivos. Aunque los agroecosistemas más tradicionales están en algún proceso de modernización o de cambio drástico, la conservación de los recursos genéticos de los cultivos todavía puede integrarse al desarrollo agrícola, especialmente en las regiones en las cuales los proyectos de desarrollo rural preservan la diversidad vegetal de los agroecosistemas tradicionales y se anclan en la racionalidad campesina para utilizar los recursos locales y en su conocimiento íntimo del ambiente (Alcorn, 1984; Nabhan, 1983). Las recomendaciones previas para la conservación in situ de germoplasma cultivado han enfatizado el desarrollo de un amplio

29

sistema de custodios de las razas locales a nivel de aldeas (un sistema de curador agricultor) cuyo propósito sería continuar el cultivo de una muestra limitada de razas nativas regionales en peligro de extinción (Mooney, 1983). Se ha sugerido que los gobiernos destinen fajas de 5 x 20 Kms cuidadosamente elegidas en unos 100 sitios en el mundo, donde todavía se practica la agricultura nativa, para la conservación de la diversidad de las especies cultivadas (Wilkes y Wilkes, 1972). Dado el empobrecimiento creciente y la falta de opciones generadoras de ingresos para la población rural del Tercer Mundo, una propuesta de este tipo es claramente absurda porque los pobres rurales requieren en primer lugar la satisfacción de sus necesidades de subsistencia. En muchas áreas, la cuestión urgente a corto plazo es la supervivencia; el desvío de la poca tierra disponible para los campesinos con fines de conservación per se puede resultar totalmente inapropiado. Los esfuerzos de preservación deberían estar ligados a una agenda integral de desarrollo rural. El diseño de sistemas agrícolas sustentables y de tecnologías apropiadas dirigidas a mejorar la producción alimentaria campesina para la autosuficiencia debería incorporar cultivos nativos y parientes silvestres dentro y alrededor de los campos para complementar los diversos procesos de producción (Altieri y Merrick, 1987). Si la conservación de la biodiversidad ha de triunfar entre los pequeños agricultores, el proceso debe estar ligado a los esfuerzos de desarrollo rural que dan igual importancia a la conservación de los recursos locales y a la autosuficiencia alimentaria y/o a la participación en el mercado. Todo intento de conservación genéticain situ debe luchar para preservar el agroecosistema que contiene estos recursos (Nabhan, 1983). En la misma línea, la preservación de los agroecosistemas tradicionales no puede lograrse sin el mantenimiento de las organizaciones socioculturales de los pueblos nativos (Altieri, 1987). Los pocos ejemplos de programas de desarrollo rural actualmente en funcionamiento en el Tercer Mundo, sugieren que el proceso de mejoramiento agronómico debe: a) utilizar y promover el conocimiento autóctono y las tecnologías conservadoras de recursos. b) enfatizar el uso de recursos locales y nativos, incluyendo el valioso germoplasma cultivado así como productos esenciales como la leña y las plantas medicinales. c) Desarrollar un esfuerzo autosostenido, a nivel de aldea, con la participación activa de los campesinos (Altieri, 1987). El subsidio al cultivo de un campesino con recursos externos (plaguicidas, fertilizantes, agua de riego) puede incrementar los

30

niveles de productividad a través de la dominación de un modo de producción, pero estos sistemas se sostienen sólo con altos costos externos y dependen de la disponibilidad ininterrumpida de insumos comerciales. Una estrategia agrícola basada en la diversidad de plantas y de sistemas complejos de cultivos puede acarrear niveles de moderados a altos de productividad mediante la manipulación y la explotación de los recursos internos de la chacra y puede ser sostenible a un costo muy inferior y por períodos muchos más largos. CONCLUSIONES Una conclusión clave que emerge de la literatura antropológica y ecológica es que los modos de producción campesina, cuando no son perturbados por fuerzas económicas o políticas, generalmente preservan la biodiversidad y los recursos naturales. En efecto, en toda región particular, el desarrollo capitalista, con la promoción de la agricultura comercial a gran escala, sin duda afecta la conservación de los recursos naturales más que algunos de los sistemas campesinos existentes. Además de usar la diversidad de los cultivos, los agricultores tradicionales usan un conjunto de prácticas que minimizan la degradación de la tierra. Este incluye el uso de terrazas y barreras vivas en terrenos en pendiente, labranza mínima, cobertura orgánica del suelo, parcelas pequeñas, y largos ciclos de barbecho (Grigg, 1974; Brush, 1980). En las mismas áreas, la modernización agrícola, con la concentración en rotaciones cortas, monocultivos y menos variedades, ha causando degradación ambiental y erosión de la diversidad genética. No se trata de generar un halo de romanticismo alrededor de la agricultura de subsistencia, ni tampoco de considerar que el desarrollo per se es dañino. La intención es, más bien, acentuar el valor de agricultura tradicional para la conservación de la biodiversidad, de la diversidad de los cultivos nativos y de las comunidades vegetales adyacentes (Toledo, 1980). La fundamentación de una estrategia de desarrollo rural sobre la agricultura tradicional y el conocimiento etnobotánico, no sólo asegura el uso continuado y el mantenimiento de recursos genéticos valiosos. sino también, permite la diversificación de las estrategias campesinas de supervivencia (Alcorn, 1984; Caballero y Mapes, 1985), cuestión crucial en tiempos de incertidumbre económica. Además, el estudio de los agroecosistemas tradicionales y de las maneras en que los campesinos mantienen y usan la biodiversidad puede acelerar considerablemente la emergencia de principios agroecológicos, que son muy necesarios para desarrollar agroecosistemas más sustentables y estrategias de conservación de

31

la biodiversidad tanto en los países industrializados como en países en vías de desarrollo.

EL PROCESO DE TRANSICIÓN DE AGRICULTURA CONVENCIONAL AGRICULTURA ECOLÓGICA

A

Oscar Rolando Castañeda Samayoa. Dr. sc. Agr. Director para Guatemala. Vecinos Mundiales Guatemala INTRODUCCIÓN La agricultura ecológica no es simplemente una agricultura convencional sin el uso de plaguicidas o fertilizantes sintéticos. Mientras que los métodos de agricultura convencional tratan de sustituir los procesos naturales de producción con el uso intensivo de venenos y fertilizantes sintéticos, la agricultura ecológica trata de realzarlos, utilizando un sistema que, en gran medida, imita a los ecosistemas naturales en términos de especies y diversidad de niveles tróficos. La agricultura ecológica (sostenible, orgánica, natural, regenerativa, biodinámica, permacultura, etc.) no representa el retorno ciego a los métodos agrícolas primitivos, ni significa un retroceso en el desarrollo; por el contrario, en ella se combinan los métodos tradicionales de conservación del medio y el equilibrio biológico con la tecnología moderna. La agricultura ecológica utiliza equipos modernos, semilla de buena calidad, prácticas apropiadas de conservación de suelos y agua así como innovaciones en la alimentación y el manejo del ganado, siempre y cuando contribuyan a garantizar la compatibilidad ecológica y la rentabilidad de la finca. Esta agricultura pone énfasis en la SALUD DEL SUELO y para ello utiliza prácticas como el uso de compost de buena calidad, la rotación de cultivos, el uso de abonos verdes, la diversificación de los cultivos y el ganado, y el manejo ecológico de las relaciones de los insectos y microorganismos con los cultivos. Además, trata de reemplazar, en lo posible, los suministros externos por recursos internos o que puedan obtenerse cerca de la finca. EL PROCESO DE TRANSICIÓN La transición es un proceso organizado y armónico de cambio, de transformación y desarrollo de un sistema de producción agrícola, con el objetivo de alcanzar su sostenibilidad partiendo de un sistema de producción agrícola convencional. El proceso se inicia con un cambio en la visión de los agricultores sobre sus fincas, con la decisión de trabajar con procesos naturales y

32

comprender que se trata de comenzar un sistema de producción nuevo y distinto al convencional; con modelos que están diseñados para optimizar la salud del suelo y de los cultivos. En ese proceso no es suficiente con dejar de aplicar agro-insumos químicos sintéticos, sino que se necesita, sobre todo, construir un sistema diferente basado en el entendimiento y manejo de los recursos locales, así como de los ciclos naturales de la energía, el agua y los nutrimentos. La transición se realiza en un tiempo determinado y pasa por una serie de etapas en las que sucesivamente se busca incrementar la eficiencia del sistema, disminuir los insumos dañinos y rediseñar la finca. Durante (y más allá) del período de transición es necesario realizar observaciones cuidadosas, llevar registros de lo ocurrido y experimentar constantemente. Esto permitirá tomar decisiones acertadas sobre equipos, labores culturales, etc. La observación, lla investigación, a creatividad y la intuición son características a desarrollar para poder incorporar cada elemento de forma armónica dentro de un sistema integrado. Si se desea sobrevivir al período de transición es necesario tener paciencia y perseverancia. Durante el período de transición se necesita mucha disciplina y planificación para organizar la finca. Cualquier cambio que se introduzca en las prácticas habituales necesita de una cierta cantidad de ajustes. La conversión de una agricultura convencional a una ecológica es particularmente compleja debido a que no sólo involucra el cambio de insumos quimicos por organicos, sino el rescate del equilibrio ecologico del agrosistema.

EL CONCEPTO DE TRANSICION EN EL PENSAMIENTO MARXISTA: REFLEXIONES DESDE LA AGROECOLOGÍA
Eduardo Sevilla Guzmán y Manuel González de Molina IV. LA TRANSICIÓN ALTERNATIVOS EN LOS ENFOQUES NEOMARXISTAS

En efecto, la virulencia de la crisis ecológica, el cuestionamiento de los paradigmas usuales en las ciencias sociales, basados en un antropocéntrico concepto de progreso ilimitado, junto con la reflexión que generó en el seno de “la nueva tradición de los Estudios Campesinos”, la pervivencia del campesinado fue dando lugar a nuevas formas de entender la evolución de las órdenes económicas. La repercusión de Chayanov y de aspectos poco conocidos del propio Marx constituyen los primeros resultados de un replanteamiento crítico de la relación entre las formas de explotación capitalistas y no capitalistas, que han

33

conducido a una crítica global del Marxismo Ortodoxo en la Cuestión Agraria. No se trataba, como en tantas ocasiones, de averiguar cuál sería el auténtico Marx, el de ésta o aquella época, sino si era posible fundamentar en él una lectura distinta de los procesos sociales que, partiendo de la coexistencia de una pluralidad de formas de explotación, se distanciara ampliamente de los esquemas unilineales de la tradición marxista. Varios han sido los autores que han pretendido reconstruir, desde esta perspectiva, una concepción distinta del proceso histórico. Los que nos interesan aquí han sido quienes lo han hecho desde la perspectiva de los estudios campesinos, es decir, los que se han centrado en la caracterización del papel central del campesinado en el mismo. Respecto al análisis de las estructuras socio-económicas precapitalistas son Thompson, Hobsbawn y Godelier, fundamentalmente; respecto al campesinado en el capitalismo, junto a los dos últimos citados, son Galeski, Shanin, Alavi y Palerm quienes nos interesan especialmente. Lamentablemente este último dejó inconclusa la más prometedora reconstrucción de la teoría general desde el enfoque de los studios campesinos. En efecto, el enfoque teórico que Marx fue imprimiendo a su trabajo en la última década de su vida acabó por modificar su propia teoría de los modos de producción y las formaciones socioeconómicas, atribuyendo en ella una multiplicidad de posibilidades de actuación al campesinado. El análisis exhaustivo de la producción de Marx desde 1,870 a 1,883 y la interpretación de los manuscritos y cartas de estos años en el contexto de las lecturas que Marx fue realizando de los autores populistas (sobre todo de Chernyschevski) muestran una evolución de su pensamiento que desembocó en un claro replanteamiento del papel del campesinado en el proceso histórico, atribuyendo a este último una clara dimensión multilínea, Pero quien planteó la cuestión con mayor crudeza, fue Chayanov, quien por los años veinte señaló que “solo raramente encontramos en la vida económica un orden económico puro. Lo usual es que los sistemas económicos existan unos al lado de otros formando conglomerados muy complejos. Hoy día quedan bloques importantes e unidades de trabajo familiar campesino, entremezclados en el sistema capitalista mundial”, Lo cual exigía “concebir una serie de sistemas teóricos adecuados al rango de los ordenes económicos del presente y del pasado y que nos permita descubrir las formas de su coexistencia y de su evolución. Se debe a Rosa Luxemburg la llamada de atención primera, dentro del Marxismo, sobre esta cuestión al plantear las lagunas derivadas de la aplicación de la teoría del Capitalismo que Marx realizara en El capital a otros contextos sociales en los que coexistían distintos

34

sistemas económicos. Sin embargo, aunque la huella de Luxembug es evidente en las teorías neomarxistas que tratan de explicar las formas de penetración del capitalismo tanto en los espacios oscuros del centro como en los países periféricos existe un generalizado olvido a la hora de citar su obra, sea por pudor político o académico. Para nosotros, su reflexión metodológica sobre la obra de Marx y el germen teórico de su visión sobre el proceso de intercambio entre la producción capitalista y los espacios no capitalistas del sistema mundial constituye un punto de partida. Punto de partida que no sólo es válido para un análisis histórico sino que resulta hoy de imprescindible utilidad. ¿Cómo sino analizar fenómenos cada vez más generalizados como el de las economías sumergidas o informales, o el “resurgimiento” de las explotaciones familiares como base de unos complejos agroindustriales más preocupados del suministro de crédito y de factores de producción y la distribución de las cosechas que de transformar el proceso de producción? Como afirma Shanin: “Un elemento central de la sociedad global contemporánea es el fracaso de las sociedades capitalistas y de las centralizadas en avanzar sin limites y en asegurar el bienestar general en las formas esperadas por las teorías del progreso del siglo XIX, tanto socialistas como liberales. El control y la magnitud de los beneficios de las empresas capitalistas multinacionales están avanzando al ritmo de la retirada de las formas de producción capitalista usuales y de la organización social en cuanto a la progresión del desempleo y del “subempleo”, de las “economías informales” y de otras estructuras de supervivencia. Estos planteamientos “neomarxistas” han partido y parten, efectivamente, de los supuestos de coexistencia mencionados, pero desde una doble perspectiva: desde la perspectiva de los procesos de transición y desde el alejamiento, e incluso rechazo, del carácter irreconciliable de tales formas de producción en el interior de un mismo espacio económico. Este cambio de enfoque no sólo ha significado una redefinición de las concepciones dicotómicas usuales: tradicional/moderno y centro/periferia, sino que han implicado también una ruptura con la unílinealidad en la evolución de los órdenes socioeconómicos. La necesidad, primero, de análisis macrosociales- donde el estudio e los procesos de trabajo y las formas concretas de producción deben adquirir un papel centralpara, después, intentar su inserción en un contexto capitalista (o de otro modo de producir distinto y dominante) ha necesitado la resolución de problemas derivados de las modalidades de interrelación entre los dos niveles micro y macrosocial, de análisis. Ello ha conducido a la revalorización de los conceptos de subsunción “formal” y “real” al capitalismo que elaborara Marx y que quedaron relegados a lugares secundarios en el conjunto de su obra. En las páginas que siguen vamos a examinar, aun cuando sea

35

esquemáticamente, tales posiciones al objeto de incorporar determinados aspectos de éstas a nuestra posterior propuesta teórica. Veamos, en primer lugar, las modificaciones que establecemos al esquema teórico de Godelier para adaptarlo a nuestro contexto teórico para finalizar con una propuesta del concepto de transición desde una perspectiva Agroecológica. El punto central del esquema teórico de Maurice Godelier es la manera en que se reproducen las formas materiales y sociales de producción durante los procesos de transición, los cuales serían aquellos momentos en que “los modos de producción, modos de pensamiento, modos de actuación individual o colectiva se ven confrontados a límites internos o externos, y comienzan a agrietarse, a perder importancia, a descomponerse a riesgo de vegetar durante siglos en lugares menores, o también a extenderse por sí mismos. No obstante cuanto sigue acepta la propuesta teórica de coexistencia de distintas formas de explotación o modos de uso de los recursos naturales, articuladas por una forma hegemónica de manejo de éstos. Los “modos subordinados” de uso de los recursos naturales se encuentran subsumidos, hegemónizados, en estado de subsunción formal, han perdido su especificidad en toda una amplia escala de formas de control, forma ésta también sometida a una amplia gradación. La diferencia básica de cada uno de estos estados desde la perspectiva de la transición es su mayor o menor irreversibilidad del proceso. Como puede observarse en este planteamiento, el resultado de dichos procesos de transición no tiene por qué implicar la desaparición de los viejos modos de producción que, en cambio, pueden coexistir durante mucho tiempo con el nuevo dominante. Hasta aquí Godelier no se aparta de los planteamientos que dieron lugar a las teorías de la Articulación. Además, la interpretación que ha realizado del pensamiento de Marx recientemente respecto a la génesis histórica del sistema capitalista es especialmente acertada al delimitar, tanto espacial como temporalmente, la génesis del centro del sistema económico mundial y con ello subrayar la permanente división que Marx señaló en sus últimos trabajos de este en zonas centrales y periféricas conectadas orgánicamente mediante relaciones de dominación subordinación. Sin embargo, Godelier entiende la transición como un período limitado por más que de duración variable, entre un modo de producción y otro; con lo que la razón última, la racionalidad de un determinado modo de producción es la transformación total de todas las relaciones sociales antiguas en las específicamente suyas. En este sentido, sólo la práctica social consciente de la clase situada en el polo opuesto del eje de dominación en el viejo sistema de producción tiene una calidad fundadora de la nueva sociedad y tiende a ser

36

considerada, significativa.

por

tanto,

casi

como

la

única

práctica

social

Aun estando de acuerdo con este planteamiento, quizá muy condicionados por la visión que de la Revolución Francesa han tenido los científicos sociales marxistas, no podemos limitar el cambio social ni a las prácticas conscientes únicamente de un determinado grupo social ni podemos reducirlo a los momentos en que se pasa de un modo de producción a otro; ni tan siquiera, incluso, sería pertinente entender el conflicto fundacional de la nueva sociedad como el resultado único de la confrontación de dos clases irreconciliables que de esa manera posible generarían el “Cambio Social”. Porque no hay reglas predeterminadas que rijan la evolución de las sociedades en su conjunto al margen de las sociedades mismas. Lo que podemos observar son “regularidades”, en el sentido de Pierre Bourdieu, en que las sociedades han evolucionado especialmente en Occidente como consecuencia no de conceptos analíticos a los que se le impute una tendencia inmanente (el modo de producción a dominar completamente, a transformar, a superar al anterior en mayor racionalidad, etc.), sino de estrategias que sociedades concretas compuestas de una red compleja de relaciones sociales entretejidas por sus componentes han desarrollado sobre la base de la realización de sus específicos intereses. Ello implica considerar contingente la formalización estructural que de la evolución de los órdenes socioeconómicos ha hecho buena parte de la tradición marxista: implica, pues, el rechazo de las reglas preestablecidas que rigen su movimiento y que normalmente requieren períodos igualmente formalizados de “transición”, para recuperar como necesaria una visión en la cual la propia evolución, la mudanza social es el resultado de las estrategias más o menos conscientes de los diversos grupos sociales, surgidos como consecuencia de la dinamización de las mismas que la confrontación de intereses distintos y contradictorios genera. Desde esta óptica la transición se parecería más a un movimiento continuo en direcciones múltiples que a un movimiento finito, limitado, teleológico; y el modo de producción sería definido a partir del análisis del conjunto de las regularidades observadas como resultado de prácticas sociales de expansión, dominación, sobrevivencia, resistencia o adaptación entre y en el interior de formas de explotación concretas. Creemos que el concepto de transición sólo puede adquirir sentido en un marco teórico multilineal del proceso histórico. Y que su existencia se da no sólo en los momentos de cambio de dominación y consolidación de dos modos de producción, sino también en aquellos que pueden surgir de la coexistencia entre unas y otras formas de explotación en el interior de una formación social.

37

Tales formas de explotación entretejen un enramado complejo de relaciones sociales en las que unas relaciones específicas de producción intentan subordinar (o transformar también) a las restantes. Su éxito o fracaso dependería, en todo caso, del resultado de un conflicto de intereses (que esas mismas formas de producción generan entre sí y en su interior) que dinamiza procesos de resistencia, confrontación o, finalmente, de adaptación. Es decir, lo que proponemos es una consideración consecuentemente múltiple y contìnua de la transición, como mudanza social, tanto en su dirección como en los distintos niveles en que nos movamos: el macrosocial o el microsocial. Así pues, de nuestra crítica a Maurice Godelier, llegamos a la conclusión de que la coexistencia de formas de producción se produce mediante mecanismos evolutivos que resultan imprescindibles desvelar para responder a las preguntas que surgen en el planteamiento de nuestro trabajo. Y que tales preguntas sólo cobran sentido con referentes empíricos surgidos de los procesos de trabajo que subyacen a tales formas de producción y en los que la tecnología, por un lado, y los proyectos de reproducción social, por otro juega, un papel central. El problema se resuelve al indagar, por un lado, en la multilinealidad de tales formas de coexistencia y, por otro, en los procesos de trabajo como sistemas de relación. Tal como pretendimos hacer en otro lugar. Pero todo ello, y esto es lo más importante, necesita considerarse a un nivel micro sociológico que permita hacer nuestro análisis contratable empíricamente; tarea ésta que proponemos abordar a continuación. V. UNA PROPUESTA DE TRANSICIÓN DESDE LA AGROECOLOGÍA Basándonos en los autores mencionados y en las criticas hasta aquí efectuadas, creemos posible una reinterpretación del concepto de transición alternativa al marxismo tradicional que integre, además una dimensión ecológica; es decir, que analice el impacto de las prácticas sociales en el medio natural y que entienda los procesos de producción y reproducción como intercambio entre el hombre y la naturaleza. Dicha interpretación se basa en buena medida en la consideración que sobre el proceso histórico y del papel del campesinado en él hicieron el último Marx, por un lado, y Chayanov, por otro. Este enfoque teórico modelado por los autores hasta aquí considerados (Palerm, Shannin, Godelier y Alavi básicamente) podría permitirnos caracterizar una categoría analítica que definiríamos como Transición Agroecológica, entendiendo por tal las distintas vías de tránsito hacia etnoecosistemas socialmente justos económicamente viables y ecológicamente sostenibles.

38

El tema es como subvertir el papel hegemónico que juega la forma industrial de manejo de los recursos naturales para que; aquella de las formas, subordinadas de manejo de los recursos naturales generada históricamente desde la identidad etnoecosistémica estudiada adquiera tal papel y sea quien articule a los demás. Se trata de cambiar el color “de la luz que baña a todos los colores y modifica sus tonalidades particulares” para que sea la lógica surgida históricamente de la identidad del ecosistema considerado (forjada en su específica revolución social y ecológica) quien irradie el “eter particular que determine el peso específico de todas las cosas”. Tal tarea; es decir, la transición agroecología ha de realizarse en distintos planos de análisis y con distintas estrategias metodológicas: a) en el nivel de unidad económica y social de producción (campesino, productor simple de mercancías agrarias, agricultor familiar) donde la estrategia metodológica se realiza a través de técnicas de observación participante, primero y de investigación en finca, después, en el nivel de Comunidad Local: en el de Sociedad Local o agroecosistema comarcal; en el de formación social concreta o Sociedad mayor y finalmente en el plano de las teorías generales. La caracterización, necesariamente esquemática de la Transición Agroecológica es lo que pretendemos hacer en las páginas que siguen. Nuestra estrategia de análisis, como propuestas teórica, debe partir, consecuentemente, de la elaboración de categorías especialmente pertenecientes para el análisis de las formaciones microsociales. En otro lugar hemos propuesto la recuperación del concepto de “Comunidad Local” y elaboración de uno relativamente nuevo, el de “Forma Social de Explotación de uso y Manejo de los recursos”, más pertinentes para análisis de carácter microsocial; nos proponemos aquí recuperar el concepto de Transición no como “cierre de una época de relaciones sociales” sino como forma de investigación-acción participativa cuya praxis diseña la apertura de “otra época” en la que las relaciones entre tecnología y sociedad están sometidas a las leyes de la ecología. Tales formas de intervención pretenden desencadenar procesos de mudanza social portadores de elementos de cambio en los que subyacen proyectos de reproducción de naturaleza social y ecológica. En efecto, nuestra estrategia teórica y metodológica utiliza el concepto de “Comunidad Local” en un sentido descriptivo de las entidades locales “con recursos y formas dadas de organización económica y política y rasgos culturales” propios. Así, el acercamiento a la “Comunidad Local” lo realizamos mediante el concepto de “Forma Social de Manejo” diferenciándolo del concepto de Modo de producción no sólo por el tamaño de unidad de observación, sino porque a este nivel de análisis podemos encontrar, mediante el estudio de casos, elementos explicativos que, sin ánimo de generalización nos permitan contestaciones cualitativas a las

39

preguntas formuladas y con la posibilidad de encontrar evidencia empírica que las fundamente. Nuestras preguntas son: ¿Cómo es posible transformar las diferentes formas de explotación o de uso de los recursos naturales controladas y/o subsumidas por la forma de uso industrial hacia formas de manejo ecológico? La respuesta es muy compleja ya que no basta con una mera sustitución de insumos hacia otros considerados como “más naturales” o de menor intensidad en su acción degradante. Es necesario, liberar a éstos de su sometimiento a la lógica del lucro transformando su “naturaleza de valores” de cambio por otra de “valores de uso”. Se trata pues de buscar formas de intervención en el proceso de circulación existente a los distintos niveles de análisis/intervención. Y, el primero de ellos relevante desde la perspectiva de los mercados; es el de, la Comunidad Local. La aplicación de este marco de análisis a los procesos de trabajo, tal como hemos definido en otros trabajos puede permitir caracterizar empíricamente cada una las formas de explotación, de uso o manejo de los recursos naturales concretas existentes en una comunidad. No obstante, es importante resaltar que lo que define a una Forma Social de Explotación o de uso de los recursos naturales es la forma específica de relación o combinación entre el trabajo humano, los saberes, los recursos naturales y los medios de producción en el fin de producir, distribuir y reproducir los bienes y servicios socialmente necesarios para la vida. Y ello porque, en efecto, “todo proceso de producción social es como decía Marx- al mismo tiempo proceso de reproducción. Las condiciones de la producción son también las de la reproducción....”. En cada comunidad, los agentes sociales deben sustraer del consumo recursos humanos y naturales para posibilitar la repetición de los procesos de trabajo y de las relaciones que en ellos se generan y que los hacen posibles. “En cualquier época como en cualquier cultura, los seres humanos necesitan guardar bienes y personas del consumo inmediato para ser usados en el futuro en la renovación del ciclo de vida. La forma de esta sustracción al consumo es un proceso diferente, como también las funciones o lo que es sustraído para ser usado después, lo guardado corresponde a bienes necesarios para la reproducción humana, de las técnicas, de las normas clasificatorias de personas o ética. Así, pues, desde una perspectiva agroecología las relaciones de producción poseen los factores reproductivos, tanto a nivel biótico como social y cultural, al generar la apropiación ecológica y social del excedente. Su análisis en términos de intercambios entre los agentes sociales y las esferas natural, agroecológica y social (mercado) en cada uno de los procesos de trabajo puede permitirnos caracterizar la producción y reproducción real (desprovistas de su legitimación social) en las diferentes formas de explotación en que se articulen,

40

conformando éstas los límites del juego donde los agentes sociales desarrollan sus estrategias de reproducción social. En este contexto, el concepto de Transición Agroecológica consiste en la generación de formas de acción social colectiva en las que aparezcan los proyectos de reproducción social de las formas subordinadas de uso de los recursos naturales como elementos detonantes de la dinámica de tal acción social colectiva. Ya consideramos anteriormente las coordenadas básicas del diseño de la acción social colectiva en el ámbito de unidad de producción y consumo, que en nuestra estrategia teórica y metodológica van unidas aunque no tienen esta un carácter totalizador, es simplemente nuestra opción Agroecológica de investigación acción partivipativa que supone, tras un conocimiento de los proyectos de reproducción social existentes en la comunidad local considerada la intervención en los términos que cada una de las formas de uso de los recursos lo admiten dé acuerdo con las posibilidades de intercambio que ofrezca cada grupo social. El objetivo, en este nivel de comunidad local de la La visión organicista que las religiones propiciaron de la naturaleza y el hombre hizo concebir al mundo como una gran entidad biológica. Esta concepción propició unas relaciones no depredadoras de los hombres con la naturaleza. Sin embargo, cuando el papel de las religiones fue suplantado por la racionalidad del lucro capitalista y por una nueva religión: la ciencia y su manifestación normativa más evidente, la Economía, las relaciones entre los hombres y la naturaleza cambiaron. Como sostiene Naredo: “Cuando se racionalizan los procesos del mundo natural, desacralizándose, cuando se descubre que en el mundo inorgánico no tienen lugar esos procesos de generación en los que antes se creía, cuando se constata que éste no se ajusta a esa visión sexualizada del mundo que recogían las antiguas mitologías, es cuando la llamada ciencia económica extiende la idea de “producción” al conjunto de las actividades humanas, aunque sean meramente de apropiación o de transformación (y destrucción) de materias ya existentes en el planeta e incapaces de reproducirse... Y es que esta idea de la “producción” en torno a la que giraban las antiguas creencias y mitologías- se adaptaba perfectamente a las exigencias de la nueva ideología que nació con el capitalismo, de confundir aquellas actividades y trabajos consagrados a la apropiación y transformación de ciertas riquezas naturales a ritmos superiores a los que la naturaleza podía reponerlos, de aquellos otros destinados a acrecentar la producción de riquezas”. José Manuel Naredo. “La ideología del progreso y de la producción encubre la práctica de la destrucción” en Humberto da Cruz (ed.), Crisis Económica y Ecología. Crisis Ecológica y Economía (Madrid: Ediciones Miraguano, 1.980). pp. 109-110. estrategia Agroecológica transicional, es definir la identidad de naturaleza ecológica y cultural que existe en la articulación de las distintas formas de uso de los recursos naturales en el agroecosistema delimitado por la comunidad

41

local considerada. Aún cuando el manejo hegemónico existente tenga una naturaleza industrial y por tanto las formas de explotación “subordinadas realmente” fuesen idénticas relaciones de producción, distribución y reproducción al margen de la rema o sector en la que tuvieran lugar coherente con los mecanismos ideológicos, políticos, jurídicos y culturales que garantizaran su reproducción, aparece como algo potencial, en una especie de letargo. Este es, más en lo concreto, el sentido que para nosotros tiene el concepto marxiano de “subsunción”. Marx lo elaboró para significar las modalidades heterogéneas mediante las cuales en Modo e Producción Capitalista se “apoderaba” de otras formas de explotación. Porque estas no coexistían simplemente, sino que mantenían “relaciones mutuas”. Marx profundizó teóricamente sobre el particular al distinguir entre la producción de plusvalor absoluto y plusvalor relativo, como dos modalidades diferentes de apropiación capitalista del plustrabajo. Si bien reconocía que: “La producción de plusvalor absoluto y plusvalor relativo”, como dos modalidades diferentes de la apropiación capitalista y el punto de arranque para la producción de plusvalor relativo”, esta última suponía un “régimen de producción específicamente capitalista”. Dicha transformación, además, revolucionaba “desde los cimientos hasta el remate los procesos técnicos del trabajo y las agrupaciones sociales”. Habló, además, de “forma intermedias” de supeditación al proceso de trabajo. De acuerdo con este planteamiento, la “subsunción formal” se materializaría mediante la extracción del excedente absoluto por tanto, sin cambios significativos en el proceso de trabajo y la “subsunción real” mediante la extracción el valor excedente relativo que, obviamente, requeriría cambios en los instrumentos, técnicas y nivel de producción, es decir, un aumento de la productividad del trabajo. Juan Martínez Alier, “El marxismo y la economía ecológica” en Mientras Tanto, n’35, octubre, 1,9988, pp. 127-147. Eric Hobsbawn (ed.) Karl Marx. Precipitalist Economic formations (London: Lawrene and Wishart, 1,964). Versiones castellanas de Gregorio Ortiz en (Madrid: ciencia Nueva), primero, y Ayuso, después, en primera edición de 1,967 y segunda de 1,975, respectivamente; o, más cuidada, de g. Ortiz, J. Pérez Royo y W. Roces en (Barcelona: Grijalbo, 1, 979). Cf. Igualmente Maurice Godelier, Sur les sociétés precapitalistes (París: Editions Sociales, 1,979) y su versión castellana con el título de Teoría marxista de las sociedades precapitalistas (Barcelona.Laia. 1,971). 36 Cf. Boguslaw Galeski, Basic Concepts of Rural Sociology(Manchester University Press, 1,972). Hay edición castellana en (Barcelona: Península, 1,977) como Sociología del Campesinado: Teodor Shanin (ed.). Peasant and Peasant Societies (Harmondsworth: Penguin Books, 1,971). Hay traducción castellana en (México: Fondo de Cultura Económica. 1.979) y su trabajo clave Late Marx and the russian Road (London:

42

Routledge & Kegan Paul, 1,983): Hamza Alavi and Teodor Shanin (eds.), Introduction to the Socilogy of “Developing Societies” (London and Basingstoke: The MacMillan Press Ltd., 1,982). Cf, también Eric Hobsbawn y Hamza Alavi. Los campesinos y la política. Las clases campesinas y las lealtades primordiales (Barcelona: anagrama. 1,976). Se debe a este autor el intento de reconstrucción de la teoría de los modos de producción y las formaciones socioeconómicas situando la forma de explotación campesina en los esenciales contextos históricos. Su Historia de la Etnología, de la que solo llegaron a aparecer tres tomos, pretendía dedicar uno a Marx desarrollando tal labor. La reflexión primera de esta obra en la que busca una continuidad teórica de Marx con Luxemburg, Wittfogel. Chayanov, Kula, Polanyi y Preobayenski es su trabajo Ángel Plerm. Modos de producción y formaciones... op. cit. Cf. E. Sevilla-Guzmán. “L’evolucionismo multilínea en les estudia pagazos. Sobre el llegat teoric d’ Angel Palerm” en Historia i Antropología a lamemoria d’Angel Palerm (Publicaciones de 1’Abadia de Montserrat, 1,984) y e. Sevilla Guzmán. “Camperois i marxisme en l’obra d’ Angel palerm” en Quaderns de l’Institut Catalá d’ Antropología, n’ ¾, 1,981. Cf. M. Rubel, Marx: Life and Works (London: Macmillan, 1,980); L. Krader (ed.), Karl Marx: The Ethnological Notebooks (Amsterdan: Van Grocum, 1,972) y the Asiatic Mode of Production (Amsterdam; Van Grocum, 1,975). Hay una reciente traducción castellana en (Madrid: Pablo Iglesias-Siglo XXI, 1,988); D. Torr (ed.). Selected Correspondence (London: Lawrence & Wishart, 1,975); Marx/Engels, Cartas sobre el Capital (Barcelona: Lais. 1,974)., y sobre todo los trabajos de H. Wada y D. Saker en Teodor Shanin (ed.). Late Marx And The Russian Road (London: Routledge & Kegan Paul, 1,984). Alexander V. Chayanov. “Zur Frage einer Theorie der nichKapitalistischen Wirstschafts-systeme” en Archiv für Sozial Wissenschaft un Sozialpolitik, Vol. 51, 1,924, en Angel Palerm, Modos de producción y formaciones socioeconómicos (México: Edicol, 1,977), p. 149. Acaba de aparecer una valiosísima edición italiana de algunos de sus trabajos sobre economía de las explotaciones, reforma fundaria y reforma agraria., y agronomía social y cooperación preparada por Fiorenzo Sperotto y presentada por giovanni Mottura como A. V. Cajanov; L’economía di Lavoro (Milano: Franco Angeli, 1,988). Rosa Luxemburg, La acumulación del capital (1,912) (Madrid: Orbis, 1,985), Tomo II, pp. 140-142. Teodor Shanin, “El mensaje de Chayanov: aclaraciones, falta de comprensión y la teoría del desarrollo contemporánea” en Agricultura y Sociedad, a”, julioseptiembre, 1,988: p. 170. El subrayado es nuestro. Maurice Godelier, D’ une mode de production á l’ autre: théorie de la transition” en Recherches Sociologiques. Vol. XII, n° 2, 1,981, pp. 161-194; pp. 162163. para una exposición global de la reinterpretación del pensamiento marxiano de Maurice Godelier en Enciclopédia Einandi (Vila da Maia: Imprensa Nacional-Casa da Moeda, 1,986), Vol. 7, pp.

43

11-215. Maurice Godelier, “Introducción: el análisis de los procesos de transición” el Los procesos de Transición. Estudios de casos Antropológicos. Revista Internacional de Ciencias Sociales, UNESCO, Diciembre, 1,987, pp. 3-15; p. 5. Maurice Godelier, Los procesos...op. cit..pp. 5-15. Una interpretación en determinados aspectos análoga, respecto a tal periodización, centrada en Mesoamérica, extendiéndose en el pasado y dando a su trabajo una caladura histórica de gran relevancia puede verse en Eric r. Wolf, Europe and the People without History (Berkeley: University of California Press, 1,982). Teodor Shanin, “Late Marx: gods and craftsmen” en Teodor Shanin (ed.). Late Marx and the Russian…op.cit..pp.3-39; p.6. Pierre Bourdieu, “De la regla a las estrategias” en Cosas Dichas (Barcelona. Gedisa, 1,988), pp. 67-82. Traducción de Choses dites (parís: Editions de Minuit, 1,987). Cf. E. Sevilla guzmán y M. González de Molina, Ecología, campesinado e Historia...op.cit.pp.69-86. Tiene mucho interés el análisis histórico que, utilizando como elemento central de su análisis el concepto de transición, realiza Brevemen, quién establece que “aunque las mismas fuerzas productivas que son características del cierre de una época de relaciones sociales son también características de la apertura de la época siguiente... las relaciones entre tecnología y sociedad van mucho más allá de un simplificador determinante” Labor and Monoporiy Capital. The Degradation of Word in theTrenty Century (Nueva York. Monthly Review Press, 1971) pp. 18-23. Karl Marx, Grundisse (1857-58) (Harmondsworth: Penguing, 1973) p. 106-107. Ello responde a la máxima neonarodista de “fundirse con el pueblo” y su adaptación a las tecnologías agrícolas recientes de naturaleza agroecología. Una de las tareas de Agroecología es rescatar, e incorporar con las adecuadas transformaciones en su caso, aquellas experiencias históricamente válidas. Cf. E. Sevilla Guzmán “Redescubriendo a Chayanov: Hacia un neopopulismo ecológico” en Agricultura y Sociedad n°, 1990; pp. 201-237; E. Sevilla Guzmán y M. González de Molina “Peasant Knowledge in the odl Tradition of Pasants Studies” en H. J. Tillmann, H. Albreccht et al. (eds.) Agricultural Knowledge Systems and the rol extension (University of Hohenheim, 1991) pp. 140-158: Y recientemente Fernando Sánchez de Puerta “Chayanov and Social Agronomy in Russia (1918)” en European Journal of Agricultural Education and Extesion Vol. 1, no. 3, 1994; pp. 15-34. Sobre la estrategia metodológica de la agroecología en el nivel de “on farm research”Cf. El Sevilla Guzmán and Gaston Remmers “Design Methods For endogenous rural Development: An Agroecological approach form Andalucía” en Circle for Rural European Studies (CERES). Design Methods for Enfogenous Rural Development. Final Repor EC-contracture 8001/CT90/0020 (Wageningen: Agricultural University Wageningen, 1995) pp. 73-89; pp. 75-76 E. Sevilla Guzmán y M. González, Ecosociología....op.cit.p.31 53 . Cf. Pié de pág. Karl MARX. El capital (México: FCE. 1966) tomo II. XX pp. 350 y ss. Raúl

44

ITURRA. “El grupo doméstico o la construcción coyuntural de la reproducción social” en Conferencia al IV Congreso de Antropología de España. Alicante, 21-24 abril 1987 (Akicante: Universidad de Alicante, 1987), pp. 19-38, p.21 Sobre esta cuestión Cf. Pierre Bourdieu, “Les strategies matrimoniales dans le systéme de reproduction” en Anales, año 27, no 4-5, Jul-Oct 1.972; pp. 11051125. Del mismo autor. “De la regia a las estrategias” en Cosas Dichas (Buenos Aires: Gedisa, 1.988), pp. 67-82; Jack Godoy. Production and Reproduction (Cambridge University Press, 1.976); Raul Iturra, “Strategies de Reproduction: le droit cannon et le mariage dans une village portuguis (1,862-1983)” en Droit et Société, n° 5, París, 1987, 22 pp.; o su monografía Antropología Económica de la Galicia Rural (Santiago de Compostela: Xunta de Galicia, 1.988). Karl Marx. El Capital tomo III, cap. 14. 426. El Subrayado está en el original.

IMPACTOS MODERNA

ECOLOGICOS

DE

LA

AGRICULTURA

Mayi Cumare y D`Jamila Baduel Escuela Agroecológica Ezequiel Zamora-Guambra Partiendo de un enfoque critico, ecológico, holístico, presentamos el siguiente documento, cuyo contenido esta dirigido a la socialización de las causas y consecuencias del impacto que ha generado el modelo de desarrollo capitalista en la producción agrícola. En nuestro continente, durante los años 70, el poderoso primer lobby de la industria agroquímica realizaba la propaganda de tener la solución para el principal problema de la humanidad. El hambre, presente y futuro, era el enemigo a ser combatido. La solución, modernizar la “retrazada” agricultura Latinoamericana con el uso intensivo de productos vendidos por la misma industria: tractores, fertilizantes, semillas hibridas y plaguicidas. Después de 30 años de fomentar una creencia ciega en esa alternativa, la situación es curiosa. Nos quedamos con los efectos colaterales de la medicina propuesta, la enfermedad se agravó, pero

45

aún así el diagnóstico es igual y la receta sugerida sigue siendo la misma, o casi la misma. Hasta hace algunas décadas, nuestros cultivos se desarrollaban dependiendo de los recursos internos, del reciclado de la materia orgánica, de los mecanismos de control biológico y del régimen de las lluvias. Los conucos significaban la defensa de la biodiversidad y la garantía de alimentación tanto para las familias como para los animales que allí se tenían (gallinas, cochinos, patos, conejos y hasta la vaquita). El trabajo era realizado por la familia o entre vecinos, reivindicando el convite y la callapa, se utilizaban instrumentos sencillos como: escardillas, palas, picos, chícoras y machetes. “En este tipo de sistema agrícola la relación entre la agricultura y la ecología era bastante fuerte y los signos de degradación ambiental eran raramente evidentes” (Altieri, 1995). El sistema capitalista con su supuesto enfoque de progreso y agricultura moderna fue acabando con los conucos y avanzando hacia el monocultivo, pensando siempre en la máxima ganancia y debilitándose la relación e entre agricultura y ecología. Existen sectores que mantienen que la agricultura moderna ha sido productiva, pero ¿a costa de qué? Es muy alto el costo político, ambiental y social que nuestra población presente y futura tiene que pagar por las acciones que desde la biotecnología (ciencia al servicio de los monopolios y empresas transnacionales controladoras) se han implementado. También es necesario resaltar que las políticas de los gobiernos en distintos países han contribuido con la crisis ambiental al favorecer a las grandes fincas, la especialización de la producción, el monocultivo y la mecanización. En la medida en que cada vez más agricultores se integran a la economía internacional, los imperativos para diversificar desaparecen y los monocultivos son premiados por las economías de escala. A su vez, la ausencia de rotaciones y diversificación elimina los mecanismos fundamentales de autorregulación, transformando a los monocultivos en agroecosistemas ecológicamente vulnerables y dependientes de altos niveles de insumos químicos. Por otro lado, debemos detenernos analizar todas las consecuencias que este tipo de agricultura acarrea y que en este material intentaremos esbozar. ¿POR QUE NO AL MONOCULTIVO? Monocultivo: entendido como la siembra en grandes extensiones de un solo rubro, en forma consecutiva, lo que hace que se rompa con el equilibrio que se establece dentro de una siembra diversificada y a su vez sea mas atractivo para distintos insectos que perjudican el cultivo.

46

Las principales tecnologías que han permitido la extensión del monocultivo son: la mecanización, el mejoramiento genético de variedades y el desarrollo de agroquímicos para la fertilización y el control de plagas, enfermedades y malezas. Las políticas comerciales y gubernamentales de las décadas pasadas promovieron la difusión y utilización de estas tecnologías. Como resultado, hoy hay menos fincas y éstas son más grandes (latifundios), más especializadas y con requerimientos de capital más intensivos. A nivel regional, el incremento del monocultivo ha significado que toda la infraestructura agrícola de apoyo (investigación, extensión, insumos, almacenamiento, transporte, mercados, etc.) se haya especializado aún más. Desde una perspectiva ecológica el monocultivo tiene una serie de consecuencias de impacto regional: a) La mayoría de los sistemas agrícolas a gran escala no presentan una es estructura integrada y entre los componentes de la finca casi no hay ensamblaje; por lo tanto la complementariedad ecológica entre el suelo, los cultivos y los animales es inexistente. b) Los ciclos de nutrientes, energía, agua y desechos se han tornado más abiertos, en vez de mantenerse cerrados como en los ecosistemas naturales. A pesar de la cantidad substancial de residuos de cosecha y estiércol, se hace cada vez más difícil reciclar nutrientes, inclusive dentro de un mismo sistema agrícola. Los desperdicios de los animales no pueden ser devueltos al suelo en un proceso de reciclaje de nutrientes porque los sistemas de producción están geográficamente alejados unos de otros para hacer posible que el ciclo se complete. En muchas áreas, los desperdicios agrícolas se han convertido más en una carga que en un recurso. El reciclaje de nutrientes desde los centros urbanos hasta los campos es igualmente difícil, y no existe en la actualidad una política gubernamental que lo contemple. c) Parte de la inestabilidad y susceptibilidad de los agroecosistemas a las plagas, está ligada a la adopción de extensos monocultivos, los cuales concentran recursos para los herbívoros especializados y aumentan las áreas disponibles para la inmigración de plagas. Cuando los cultivos específicos se expanden más allá de su espacio “natural” o de las áreas favorables, hacia regiones de alto potencial de plagas o con baja fertilidad del suelo, se requiere de una intensificación del control químico para superar tales factores limitantes. Lo que se asume, es que la intervención humana y el nivel de insumos energéticos que permitieron esta expansión pueden ser sostenidos indefinidamente. d) Los agricultores comerciales han observado un constante desfile de nuevos cultivos en la medida que el reemplazo de variedades,

47

debido a plagas y enfermedades, estrés biótico o a cambios en el mercado, se ha acelerado a niveles sin precedentes. Un cultivo con resistencia a insectos y enfermedades se comporta bien por algunos años (típicamente de 5 a 9 años) y después la resistencia es sobrepasada, la productividad cae y por lo tanto debe ser reemplazada por un cultivo más prometedor. La trayectoria de las variedades se caracteriza por: una fase de despegue, cuando es adoptada inicialmente por los agricultores; una etapa intermedia, cuando el área cultivada se estabiliza; y finalmente, una contracción del área de cultivo. De esta forma, la estabilidad de la agricultura moderna depende de la continua introducción de nuevas variedades, en vez de depender de una diversidad genética compuesta de muchas variedades sembradas en la misma finca. e) La necesidad de subsidiar energéticamente a los monocultivos requiere de incrementos en el uso de plaguicidas y fertilizantes, pero la eficiencia del uso de estos insumos aplicados es decreciente. Los rendimientos en la mayoría de los cultivos importantes se están estancando. En algunos lugares, los rendimientos están de hecho decreciendo. Hay diferentes opciones para explicar las causas subyacentes de este fenómeno. Algunos creen que los rendimientos se están estancando porque se ha alcanzado el máximo potencial de rendimiento de las actuales variedades y consecuentemente, postulan que la ingeniería genética debe ser aplicada con el objetivo de rediseñar el cultivo. Hoy los monocultivos se han expandido dramáticamente a través del mundo, caracterizados porque año tras año se produce la misma especie de cultivo sobre el mismo suelo. En muchas regiones la diversidad de cultivos por unidad de suelo arable ha decrecido, y las tierras agrícolas han tendido a concentrarse. Hay fuerzas políticas y económicas que favorecen al monocultivo. De hecho, tales sistemas son recompensados por las economías de escala y contribuyen significativamente a que las agriculturas nacionales sirvan a los mercados internacionales. En conclusión podemos decir que la implementación del monocultivo, estimulado por la agricultura moderna, exige mayores tratamientos con químicos, lo que a su vez deteriora el suelo, el agua y el aire, acaba con la biodiversidad, endeuda y hace dependientes nuestros productores, quienes tienen que adquirir los insumos que se requieren para este tipo de cultivos. Veamos de manera detallada como el proceso de la agricultura moderna se aleja de manera acelerada de los principios ecológicos y por ende pone en jaque la soberanía de nuestro país. .

48

LA PRIMERA OLA DE PROBLEMAS AMBIENTALES . Las evidencias indican que la excesiva dependencia de los monocultivos en insumos agroindustriales, ha impactado negativamente el medio ambiente y la sociedad rural. Hoy en día se detectan una serie de “enfermedades ecológicas” asociadas a la intensificación de la producción agrícola. Estas se pueden agrupar en dos categorías: • Enfermedades del ecotopo, las cuales incluyen erosión, pérdida de fertilidad del suelo, agotamiento de las reservas de nutrientes, salinización y alcalinización, polución de los sistemas de aguas, etc. • Enfermedades de la biocoenosis, las cuales incluyen pérdida de agrobiodiversidad y recursos genéticos, eliminación de enemigos naturales, reaparicion de plagas, resistencia genética a los plaguicidas y destrucción de los mecanismos de control natural. Bajo condiciones de manejo intensivo, el tratamiento de tales “enfermedades” requiere un incremento de los costos externos hasta tal punto que, en la mayoría de los sistemas agrícolas modernos, la cantidad de energía invertida para producir un rendimiento deseado sobrepasa la energía cosechada (Gliessman, 1977). La pérdida en el rendimiento de muchos cultivos debido a las plagas (que alcanza entre un 20% al 30% en la mayoría de los cultivos), a pesar del incremento substancial en el uso de plaguicidas (cerca de 500 millones de kilogramos de ingrediente activo a nivel mundial), es un síntoma de la crisis ambiental que afecta a la agricultura. Es bien sabido que las plantas en monocultivos, genéticamente homogéneos, no poseen los mecanismos ecológicos necesarios de defensa para tolerar el impacto de grandes poblaciones de plagas. Por otra parte, las prácticas agrícolas modernas afectan negativamente a los enemigos naturales de las plagas, los que a su vez no encuentran las condiciones necesarias para reproducirse y así poder suprimir biológicamente a las plagas en los monocultivos. Debido a esta ausencia de controles naturales, los agricultores estadounidenses invierten anualmente cerca de 40 billones de dólares en plaguicidas, lo cual se estima que ahorra en pérdidas por plagas, aproximadamente 16 billones de dólares. Sin embargo, el costo indirecto del uso de plaguicidas por los daños al medio ambiente y a la salud pública debe ser balanceado contra estos beneficios. Los costos ambientales (impacto sobre la vida silvestre, polinizadores, enemigos naturales, peces, calidad de agua y suelo) y el costo social (envenenamiento de trabajadores, etc.), asociados al uso de plaguicidas, alcanza cerca de 8 billones de dólares cada año (Pimentel y Lehman, 1993). Lo preocupante es que el uso de plaguicidas está aumentando.

49

En California entre 1991 y 1995, el uso de plaguicidas se incrementó de 161 a 212 millones de libras de ingrediente activo. Estos incrementos no se deben a un aumento del área plantada, ya que el área dedicada a cultivos permaneció constante durante ese período. La intensificación de cultivos tales como fresas y uvas son responsables por la mayor parte de este aumento, el cual incluye plaguicidas tóxicos, muchos de los cuales se pueden vincular con problemas de cáncer (Liebman, 1997). Por otra parte, los fertilizantes han sido alabados por ser ambientalmente inocuos y por asociarse con el incremento de la producción en muchos países. Los promedios nacionales en la aplicación de nitratos en la mayoría de suelos arables, fluctúa entre 120 y los 550 kilogramos de Nitrógeno (N) por hectárea. Pero esta aparente bonanza creada por el uso de fertilizantes, frecuentemente oculta los costos ambientales. Cuando los fertilizantes no son utilizados por el cultivo, éstos terminan en el medio ambiente, principalmente en las aguas superficiales o subterráneas. La contaminación de aguas con nitrato está muy extendida, y alcanza niveles peligrosos en muchas regiones del mundo. Los niveles de nitratos son peligrosos para la salud humana ya que diversos estudios han relacionado la ingestión de nitratos con la metahemoglobinemia en niños y con cáncer gástrico en adultos (Conway y Pretty, 1991). Los nutrientes de fertilizantes que caen a ríos, lagos, bahías, etc. Pueden promover la eutrofización de las aguas, inicialmente caracterizada por una explosión en las poblaciones de algas. Las explosiones de algas, a su vez, cubren los cuerpos de aguas con un color verde brillante, impidiendo la penetración de la luz más allá de la superficie y consecuentemente, provocando la muerte de los organismos que viven en el fondo. La vegetación muerta sirve de alimento para otros microorganismos acuáticos que rápidamente consumen el oxígeno del agua, inhibiendo la descomposición de los residuos orgánicos que se acumulan en el fondo. Eventualmente, el enriquecimiento excesivo de nutrientes en los ecosistemas de agua fresca lleva a la destrucción de toda la vida animal en los sistemas acuáticos. Los fertilizantes químicos también pueden contaminar el aire, y han sido relacionados recientemente con la destrucción de la capa de ozono y con el calentamiento terrestre. Su uso excesivo también ha sido ligado a la acidificación y salinización de los suelos, así como a la alta incidencia de plagas y enfermedades ya que influyen negativamente en el balance de nutrientes de los tejidos de los cultivos (McGuinnes, 1993).

50

Es claro, que la primera ola de problemas ambientales está profundamente enrraizada en el sistema socioeconómico que prevalece, el cual promueve el monocultivo y el uso de tecnologías de alto insumo, así como prácticas que llevan a la degradación de los recursos naturales. Tal degradación no es solamente un proceso ecológico, también es un proceso social, político y económico (Buttel y Gertler, 1982). Es por este motivo que el problema de la producción agrícola no puede considerarse como un problema meramente tecnológico. El tema de la productividad no es la totalidad del problema que el modelo de desarrollo imperante ha ocasionado. Es necesario girar la mirada hacia las dimensiones sociales, culturales y económicas ya que son de crucial importancia; “la dominación económica y política de la agenda de desarrollo rural por parte de la agroindustria, ocurre a expensas de los intereses de los consumidores, los trabajadores del campo, los pequeños agricultores, la vida silvestre, el medio ambiente y las comunidades rurales” (Audirac, 1977). LA SEGUNDA OLA DE PROBLEMAS AMBIENTALES En este caso nos referimos a los problemas ocasionados por el avance tecnológico que desde las ciencias vinculadas al agro se han desarrollado. La biotecnología: esta referida a todas esas investigaciones que se han hecho desde el punto de vista genético, mecánico, biológico, entre otros, para mejorar la calidad de la producción. Sin embargo, creemos que al hablar de investigación científica, deberíamos preguntarnos ¿al servicio de quien han sido estas investigaciones?, indudablemente que al servicio del agronegocio, de la rentabilidad de la producción a costa de lo que sea. Los simpatizantes de la agricultura convencional celebran el surgimiento de la biotecnología como la última “bala mágica” que revolucionará la agricultura con productos basados “en los métodos de la naturaleza”, transformando a la agricultura de modo que sea más amigable con el medio ambiente y más rentable para los agricultores. Es irónico, el hecho de que la “biorrevolucion” está siendo gestionada por los mismos intereses que inicialmente promovieron la agricultura basada en agroquímicos, pero esta vez, al equipar los cultivos con nuevos genes insecticidas, ellos prometen al mundo plaguicidas más sanos, una agricultura químicamente menos intensiva y por ende más sustentable. Sin embargo, mientras los cultivos transgénicos sigan de cerca el paradigma de los plaguicidas, tales productos biotecnológicos no harán más que reforzar el círculo vicioso de los plaguicidas en los agroecosistemas, legitimando de esta manera las preocupaciones que muchos científicos han expresado acerca de los posibles riesgos ambientales de los organismos genéticamente modificados.

51

Entre los riesgos ambientales asociados con la liberación de cultivos transgénicos se pueden resumir los siguientes (Rissler y Mellon, 1996): 1. La tendencia que siguen las corporaciones es la creación de amplios mercados internacionales para una sola variedad, estableciendo así las condiciones para la uniformidad genética en el paisaje rural. La historia ha demostrado repetidamente que grandes extensiones plantadas con un solo cultivo son altamente vulnerables a nuevos patógenos y plagas. Por lo tanto la diseminación de los cultivos transgénicos amenaza la diversidad genética al simplificar los sistemas de cultivos y promover la erosión genética. 2. Existe el potencial de una transferencia no intencional de transgenes hacia plantas de la misma familia con efectos ecológicos impredecibles. La transferencia de genes de cultivos resistentes a los herbicidas hacia sus familiares silvestres o semidomesticados puede llevar a la creación de supermalezas. 3. Lo más probable es que los insectos plaga rápidamente desarrollen resistencia hacia cultivos con la toxina Bt (Bacillus thuringiensis). En pruebas de laboratorio y de campo se ha reportado que muchas especies de Lepidóptera han desarrollado resistencia a la toxina Bt. Este fenómeno se extenderá de manera rápida en el caso de cultivos Bt, los cuales a través de la continua expresión de la toxina generan una fuerte presión selectiva. 4. El uso masivo de la toxina Bt en los cultivos puede desencadenar interacciones potencialmente negativas que afecten a varios organismos en la cadena trófica. Estudios conducidos en Escocia y Suecia sugieren que los áfidos y otros herbívoros secuestran la toxina Bt y la transfieren a sus depredadores (Coccinellidae y Chrysopidae), afectando así la reproducción y la longevidad de estos insectos benéficos. 5. La toxina Bt también puede ser incorporada al suelo junto con los residuos de la cosecha y permanecer de 2 a 3 meses, resistiendo la degradación al adherirse a las arcillas del suelo, manteniendo así su actividad y afectando negativamente a los invertebrados del suelo y potencialmente también al reciclaje de nutrientes. 6. Otro riesgo potencial de las plantas transgénicas resistentes a los virus, es la posibilidad de crear un nuevo genotipo por la recombinación entre ADN genómico de virus infectantes y el ADN transferido de los transgenes. 7. Otro efecto ambiental asociado con cultivos transgénicos resistentes a los virus se relaciona con la posible transferencia de los transgenes a sus familiares silvestres a través del polen. Aunque existen muchas preguntas sin responder acerca del impacto de la liberación de plantas transgénicas y de microorganismos en el medio ambiente, se espera que con la biotecnología se agraven los problemas de la agricultura convencional y que al promover los monocultivos también se inhiban las practicas agrícolas alternativas,

52

tales como las rotaciones y los policultivos. Los cultivos transgénicos desarrollados enfatizan el uso de un sólo mecanismo de control (un gen-una plaga), táctica que ha fallado una y otra vez con los insectos, los patógenos y las malezas; los cultivos transgénicos muy posiblemente incrementarán el uso de plaguicidas y acelerarán la evolución de supermalezas e insectos resistentes. Esta posibilidad es preocupante, especialmente cuando se considera que durante el período de 1986-1997 se realizaron aproximadamente 25 mil experimentos para probar cultivos transgénicos a nivel mundial, involucrando más de 60 cultivos con 10 rasgos o características en 45 países. LOS MITOS DE LA BIOTECNOLOGÍA AGRÍCOLA: ALGUNAS CONSIDERACIONES ÉTICAS Los mitos de la biotecnología agrícola La agricultura nuevamente pasa por una ruta equivocada, es necesario contrarrestar las falsas promesas hechas por la industria de la ingeniería genética, que argumenta que ella alejará a la agricultura de la dependencia en los insumos químicos, que incrementará su productividad y que también disminuirá los costos de los insumos, ayudando a reducir los problemas ambientales (OTA, 1992). Al oponernos a los mitos de la biotecnología damos a conocer lo que la ingeniería genética es realmente: otra «solución mágica» destinada a evadir los problemas ambientales de la agricultura (que de por sí son el resultado de una ronda tecnológica previa de agroquímicos), sin cuestionar las falsas suposiciones que crearon los problemas en primer lugar (Hindmarsh, 1991). La biotecnología desarrolla soluciones monogénicas, diseñadas sobre modelos industriales de eficiencia, para problemas que derivan de sistemas de monocultivo ecológicamente inestables. Se ha probado ya que, en el caso de los plaguicidas, tal enfoque unilateral no fue ecológicamente confiable (Pimentel et al., 1992). CUESTIONAMIENTO ÉTICO DE LA BIOTECNOLOGÍA Quienes proponen la biotecnología tienen una visión utilitaria de la naturaleza y favorecen el libre intercambio (trade-off) de las ganancias económicas por el daño ecológico, manteniéndose indiferentes ante las consecuencias que acarrea para los seres humanos (James, 1997). En el corazón de la crítica están los efectos biotecnológicos sobre las condiciones sociales y económicas y los valores religiosos y morales que llevan a preguntas como: ¿Deberíamos alterar la estructura genética de todo el reino viviente en nombre de la utilidad y las ganancias?

53

¿Es la constitución genética de todos los seres vivos la herencia común de todos, o puede ser adquirida por las corporaciones y de esta manera convertirse en propiedad privada de algunos? ¿Quién otorgó a las compañías particulares el derecho a monopolizar grupos enteros de organismos? ¿Los biotecnólogos se sienten los dueños de la naturaleza? ¿Es ésta una ilusión construida sobre la arrogancia científica y la economía convencional, ciega a la complejidad de los procesos ecológicos? ¿Es posible minimizar las preocupaciones éticas y reducir los riesgos ambientales manteniendo los beneficios? También surgen algunas preguntas específicas sobre la naturaleza de la tecnología, en tanto otras cuestionan la dominación de la agenda de investigación agrícola por intereses comerciales. La distribución desigual de los beneficios, los posibles riesgos ambientales y la explotación de los recursos genéticos de las naciones pobres por las ricas, demandan algunas interrogantes más profundas:  ¿Quién se beneficia de la biotecnología? ¿Quién pierde?  ¿Cuáles son las consecuencias para el ambiente y la salud?  ¿Cuáles han sido las alternativas ignoradas?  ¿A qué necesidades responde la biotecnología?  ¿Cómo afecta la tecnología a lo que se está produciendo, cómo, para qué y para quién se está produciendo?  ¿Cuáles son las metas sociales y los criterios éticos que guían la investigación biotecnológica?  ¿Biotecnología, para lograr qué metas sociales y agronómicas? Mito 1: La biotecnología beneficiará a los agricultores de Estados Unidos y del mundo desarrollado. La mayoría de las innovaciones en biotecnología agrícola son más motivadas por criterios económicos que por necesidades humanas. Por lo tanto, la finalidad de la industria de la ingeniería genética no es resolver problemas agrícolas, sino obtener ganancias. Más aún, la biotecnología busca industrializar en mayor grado la agricultura e intensificar la dependencia de los agricultores de los insumos industriales, ayudados por un sistema de derechos de propiedad intelectual que legalmente inhibe los derechos de los agricultores a: reproducir, intercambiar y almacenar semillas (Busch et al., 1990). Al controlar el germoplasma desde la semilla hasta la venta y forzar a los agricultores a pagar precios inflados por los paquetes de semillaquímica, las compañías están dispuestas a obtener el mayor provecho de su inversión. Debido a que las biotecnologías requieren grandes capitales, continuarán condicionado el patrón de cambio de la agricultura en los Estados Unidos, aumentando la concentración de la producción agrícola en manos de las grandes corporaciones. Como en el caso de otras tecnologías que ahorran mano de obra, al aumentar la

54

productividad, la biotecnología tiende a reducir los precios de los bienes y a poner en marcha una maquinaria tecnológica que deja fuera del negocio a un número significativo de agricultores, especialmente de pequeña escala. El ejemplo de la hormona de crecimiento bovino, confirma la hipótesis de que la biotecnología acelerará la desaparición de las pequeñas fincas lecheras (Krimsky y Wrubel, 1996). Mito 2: La biotecnología beneficiará a los pequeños agricultores y favorecerá a los hambrientos y pobres del tercer mundo. Si la Revolución Verde ignoró a los pequeños agricultores y de escasos recursos, la biotecnología exacerbará aún más la marginación porque tales tecnologías, que están bajo el control de corporaciones y protegidas por patentes, son costosas e inapropiadas para las necesidades y circunstancias de los grupos indígenas y campesinos (Lipton, 1989). Ya que la biotecnología es una actividad principalmente comercial, esta realidad determina las prioridades de qué investigar, cómo se aplica y a quién beneficiará. En tanto el mundo carece de alimentos y sufre de contaminación por plaguicidas, el foco de las corporaciones multinacionales es la ganancia, no la filantropía. Esta es la razón por la cual los biotecnólogos diseñan cultivos transgénicos para nuevos tipos de mercado o para sustitución de las importaciones, en lugar de buscar mayor producción de alimentos (Mander y Goldsmith, 1996). En general las compañías de biotecnología ponen énfasis en un rango limitado de cultivos para los cuales hay mercados grandes y seguros, dirigidos a sistemas de producción de grandes capitales. Como los cultivos transgénicos son plantas patentadas, esto significa que los campesinos pueden perder sus derechos sobre su propio germoplasma regional y no se les permitirá, según la Organización Mundial de Comercio (OMC), reproducir, intercambiar o almacenar semillas de su cosecha (Grupo Crucible, 1994). Es difícil concebir cómo se introducirá este tipo de tecnología en los países del tercer mundo de modo que favorezca a las masas de agricultores pobres. Si los biotecnólogos estuvieran realmente comprometidos en alimentar al mundo, ¿por qué los genios de la biotecnología no se vuelcan a desarrollar nuevas variedades de cultivos más tolerantes a las malezas en vez de a los herbicidas? ¿O por qué no se desarrollan productos de biotecnología más promisorios, como plantas fijadoras de nitrógeno o tolerantes a la sequía? Los productos de la biotecnología debilitarán las exportaciones de los países del tercer mundo, especialmente de los productores de pequeña escala. El desarrollo, por medio de la biotecnología, del producto ¨Thaumatin¨ es apenas el comienzo de una transición hacia edulcorantes alternativos que en el futuro reemplazarán al mercado del azúcar del tercer mundo (Mander y Goldsmith, 1996). Se estima

55

que alrededor de 10 millones de agricultores de caña de azúcar en el tercer mundo podrían enfrentar la pérdida de su sustento cuando los edulcorantes procesados en laboratorio comiencen a invadir los mercados mundiales. La fructosa producida por la biotecnología ha capturado ya cerca del 10% del mercado mundial y ha causado la caída de los precios del azúcar, dejando sin trabajo a cientos de miles de trabajadores. Pero tal limitación de las oportunidades rurales no se reduce a los edulcorantes. Unos 70,000 agricultores productores de vainilla en Madagascar quedaron en la ruina cuando una firma de Texas produjo vainilla en sus laboratorios de biotecnología (Busch., 1990). La expansión de las palmas aceiteras clonadas por Unilever incrementarán de manera sustancial la producción de aceite de palma con dramáticas consecuencias para los agricultores que producen otros aceites vegetales (de maní en Senegal y de coco en Filipinas). Mito 3: La biotecnología no atentará contra la soberanía ecológica del tercer mundo. Desde que el norte se dio cuenta de los servicios ecológicos que proporciona la biodiversidad, de los cuales el sur es el mayor reservorio, el tercer mundo ha sido testigo de una «fiebre genética», en la medida en que las corporaciones multinacionales exploran los bosques, campos de cultivos y costas en busca del oro genético del sur (Kloppenburg, 1988). Protegidas por la OMC, estas corporaciones practican libremente la ¨biopiratería¨, la cual cuesta a las naciones en desarrollo, según la Fundación para el Avance Rural (RAFI) unos $4,500 millones de dólares al año por la pérdida de regalías de las compañías productoras de alimentos y productos farmacéuticos, las cuales usan el germoplasma y las plantas medicinales de los campesinos e indígenas (Levidow y Carr, 1997). Está claro que los pueblos indígenas y su diversidad son vistos como materia prima por las corporaciones multinacionales, las cuales han obtenido miles de millones de dólares en semillas desarrolladas en los laboratorios de EE.UU. a partir de germoplasma que los agricultores del tercer mundo mejoraron cuidadosamente por generaciones (Fowler y Mooney, 1990). Por el momento, los campesinos no son recompensados por su milenario conocimiento, mientras las corporaciones multinacionales empiezan a obtener regalías de los países del tercer mundo estimadas en miles de millones de dólares. Hasta ahora las compañías de biotecnología no han recompensado a los agricultores del tercer mundo por la expropiación de sus semillas y recursos genéticos (Kloppenburg, 1988). Mito 4: La biotecnología conducirá a la conservación de la biodiversidad.

56

Aunque la biotecnología tiene la capacidad de crear nuevas variedades de plantas comerciales y de esta manera contribuir a la biodiversidad, es difícil que esto suceda. Las estrategia de las corporaciones multinacionales es crear amplios mercados internacionales para la semilla de un sólo producto. La tendencia es formar mercados internacionales de semillas uniformes (Mac Donald, 1991). Aún más, las medidas dictadas por las corporaciones multinacionales sobre el sistema de patente que prohíbe a los agricultores rehusar la semilla que rinde sus cosechas, afectará las posibilidades de la conservación in situ y el mejoramiento de la diversidad genética a nivel local. Los sistemas agrícolas desarrollados con cultivos transgénicos favorecerán los monocultivos que se caracterizan por niveles peligrosos de homogeneidad genética, los cuales conducen a una mayor vulnerabilidad de los sistemas agrícolas al estrés biótico y abiótico (Robinson, 1996). Conforme la nueva semilla producida por bioingeniería reemplace a las antiguas variedades tradicionales y a sus parientes silvestres, se acelerará la erosión genética (Fowler y Mooney, 1990). De este modo, la presión por la uniformidad no sólo destruirá la diversidad de los recursos genéticos, sino que también romperá la complejidad biológica que condiciona la sustentabilidad de los sistemas agrícolas tradicionales (Altieri, 1994).

Mito 5: La biotecnología no es ecológicamente dañina y dará origen a una agricultura sustentable libre de químicos. La biotecnología se está desarrollando para «resolver» los problemas causados por las anteriores tecnologías con agroquímicos (resistencia a los plaguicidas, contaminación, degradación del suelo, etc.), los cuales fueron promovidos por las mismas compañías que ahora son líderes de la biorrevolución. Los cultivos transgénicos desarrollados para el control de plagas siguen fielmente el paradigma de los plaguicidas de usar un sólo mecanismo de control que ha fallado una y otra vez con insectos, patógenos y malezas (NRC, 1996). Los cultivos transgénicos tienden a incrementar el uso de los plaguicidas y acelerar la evolución de ¨super malezas¨ y plagas de razas de insectos resistentes (Rissler y Melion, 1996). El enfoque ¨un gen resistente - una plaga¨ ha sido superado fácilmente por las plagas, las cuales se adaptan continuamente a nuevas situaciones y sus mecanismos de destoxificación evolucionan (Robinson, 1997).

57

Hay muchas preguntas ecológicas sin respuesta respecto al impacto de la liberación de plantas y microorganismos transgénicos en el medio ambiente. Entre los principales riesgos asociados con las plantas obtenidas por ingeniería genética están la transferencia no intencional de los ¨transgenes¨ a parientes silvestres de los cultivos y los efectos ecológicos impredecibles que esto implica (Rissler y Mellon, 1996). Por las consideraciones mencionadas, la teoría agroecológica predice que la biotecnología exacerbará los problemas de la agricultura convencional y al promover los monocultivos también socavará los métodos ecológicos de manejo agrícola, tales como la rotación y los policultivos (Hindmarsh, 1991). Como está concebida en la actualidad, la biotecnología no se adapta a los amplios ideales de una agricultura sustentable (Kloppenburg y Burrows, 1996). Mito 6: La biotecnología mejorará el uso de la biología molecular para beneficio de todos los sectores de la sociedad. La demanda por la nueva biotecnología no surgió como un resultado de demandas sociales, sino de cambios en las leyes de patentes y los intereses de lucro de las compañías de químicos de enlazar semillas y plaguicidas. La tecnología surgió a partir de los sensacionales avances de la biología molecular y de la disponibilidad de capitales aventureros para arriesgar, como resultado de leyes de impuestos favorables (Webber, 1990). El peligro está en que el sector privado está influyendo en la dirección de la investigación del sector público en una forma sin precedentes (Kleinman y Kloppenburg, 1988). En la medida en que más universidades e institutos públicos de investigación se asocien con las corporaciones, aparecen cuestiones éticas más serias sobre quién es dueño de los resultados de la investigación y qué investigaciones se hacen. La tendencia de los investigadores universitarios involucrados en tales asociaciones a guardar el secreto, trae a colación preguntas sobre ética personal y sobre conflictos de intereses. En muchas universidades, la habilidad de un profesor para atraer la inversión privada es a menudo más importante que las calificaciones académicas, eliminando los incentivos para que los científicos sean responsables ante la sociedad. Las áreas como el control biológico y la agroecología, que no atraen el apoyo corporativo, están siendo dejadas de lado y esto no favorece al interés público (Kleinman y Koppenburg, 1988). ¿ Y….COMO NOS ALIMENTAMOS? Recordemos algunos datos de la situación que han sido recogidos por los propios autores: de los más de 6.000 millones de personas que viven en el mundo, unos 840 millones pasan hambre, 1.200 padecen

58

desnutrición crónica, 1.000 millones tienen sobrepeso y 320 son obesas; el 40% de la cosecha mundial de grano se destina a la alimentación del ganado -comida básicamente de las poblaciones de los países ricos- mientras que no se usa como alimento para las poblaciones autóctonas de los países situados en la periferia del núcleo duro del capitalismo mundializado; el presupuesto en publicidad en 2005 de las grandes corporaciones de comida rápida, fue de más de 30 millones de euros, superior al PIB del 70% de los Estados actuales; Mc Donald's da de comer diariamente a más de 46 millones de personas en el mundo; el cultivo de transgénicos destinados a la fabricación de piensos aumentó en España en un 80% en 2004; el 33% de los niños españoles no tomaba en 2004 una pieza de fruta diaria; en los últimos diez años se ha triplicado el porcentaje de obesos, del 5% al 16,1%, entre los niños de 6 a 12 años. De hecho, España es el segundo país de la UE con mayor número de niños con sobrepeso después del Reino Unido. DEL CAMPO DE GUERRA, AL CAMPO SEMBRADO: “Los agrotóxicos no fueron inventados para la agricultura y no fueron solicitados por los agricultores, son un producto de la guerra. Y hoy cuando vemos los problemas ocasionados por los agrotóxicos, tenemos que decir el nombre cierto: Veneno – Arma Química – Agrotóxico. En la Primera Guerra Mundial Alemania fue bloqueada y los aliados prohibieron la importación del salitre chileno y otros abonos nitrogenados que podían utilizarse en la fabricación de explosivos. Cuando terminó la guerra los alemanes tenían un enorme stock de nitratos, que ya nadie quería. La industria química los recicló y se los impuso al agricultor. Así nacieron los abonos nitrogenados. La agricultura fue una especie de basurero para la industria de la guerra. Como producto de la guerra ellos fueron creados para matar al hombre, para destruir sus plantaciones, no para hacer beneficio a la humanidad. Cuando explotó la primera bomba atómica, en el verano de 1945, viajaba en dirección a Japón un barco americano con una carga de fitocidas, entonces declarados como LN 8 y LN 14, suficientes para destruir el 30% de las cosechas. Más tarde, en la guerra de Vietnam, estos mismos venenos, con otros nombres tales como “agente naranja”, sirvieron para la destrucción de decenas de miles de kilómetros cuadrados de bosques y de cultivos. También el DDT, usado para matar insectos, surgió en la guerra. Para combatir la malaria. Después de la guerra, nuevamente la agricultura sirvió para canalizar las enormes cantidades almacenadas y para

59

mantener funcionando las grandes capacidades de producción que habían sido montadas.(4) Más de 500.000 toneladas de plaguicidas obsoletos, prohibidos o caducos, se acumulan en casi todos los países en vías de desarrollo y en transición, suponiendo una grave amenaza para la salud de millones de personas y para el medio ambiente". (5) CONSECUENCIAS DEL USO DE AGROTOXICOS. Cada año en el mundo se intoxican cerca de 3 millones de personas por el uso de agrotóxicos. Mueren más de 220 mil. Esto significa 660 muertes por día, 25 muertes por hora. El programa de vigilancia epidemiológica de los Ministerios de Salud y la Organización Panamericana de la Salud en 7 países de Centro América, estima que cada año, 400.000 personas se intoxican por plaguicidas. Cada año en el mundo se intoxican cerca de 3 millones de personas por el uso de agrotóxicos. Mueren más de 220 mil por año. Esto significa 660 muertes por día, 25 muertes por hora. El programa de vigilancia epidemiológica de los Ministerios de Salud y la Organización Panamericana de la Salud en 7 países de Centro América, estima que cada año, 400.000 personas se intoxican por plaguicidas. Naciones Unidas considera que la tasa de intoxicaciones en los países del sur podría ser unas 13 veces mayor que en los países industrializados, por lo cual declaró a los plaguicidas como uno de los mayores problemas en el ámbito mundial. Para 1991 se calculaba que 25 millones de trabajadores agrícolas sufrirían un episodio de intoxicación por plaguicidas y que éstos serían responsables de 437.000 casos de cáncer y de 400.000 muertes involuntarias. (3) NINGUN PAIS DE AMERICA ESCAPA DE LAS CAUSA DE LOS AGROTOXICOS Nicaragua: En un ingenio han sido necesarias 986 personas fallecidas por los efectos del agro-tóxico Nemagón para que la Asamblea Nacional de Nicaragua comenzar a moverse. Los resultados son dramáticos. Según cálculos han muerto 1383 trabajadores y en los últimos años hay un promedio de 46 muertos mensuales. (6) Argentina: En Misiones, 5 de cada 1000 niños nacen afectados de Meliomelingocele, una malformación del sistema nervioso central. En Misiones se estima que cerca del 13% de su población tiene alguna discapacidad, “cuando vemos qué presupuesto tiene para Latinoamérica Monsanto, que tiene su gran agencia acá en Posadas, 30 mil millones de dólares son los que invierten en agrotóxicos para

60

que unos pocos sean muy ricos y para que todos los demás seamos discapacitados".(7) Paraguay: Es el tercer exportador y cuarto productor mundial de soja. El 85% de las semillas plantadas pertenecen a Monsanto. El Ministerio de Salud registró 430 casos de envenenamiento y muerte entre los años 1999 y 2000. En este contexto, quizás el caso más resonante en Paraguay sea la muerte del niño Silvino Talavera, ocurrida en enero del 2003 que dio origen al primer juicio a productores, condenados a sólo 2 años de cárcel. La Organización Internacional del Trabajo (OIT) señala que de un total de 3 y 5 millones de casos anuales de agricultores afectados, 40.000 mueren por intoxicaciones agudas. (8) Uruguay: El director del Registro Nacional del Cáncer, del Ministerio de Salud Pública, Dr. J. A. Vasallo, en su libro Cáncer en el Uruguay, de 1989, expresa que hay un incremento del 64% en los últimos 30 años.(9) Brasil: Se comprueba la contaminación transgénica ¡de Cataratas! Un estudio llevado a cabo por el Instituto Brasilero de Medio Ambiente y Recursos Renovables (IBAMA) en el Parque Iguaçu confirmó que los cultivos de soja transgénica que abundan en su zona de influencia son la causa de la contaminación genética de diversas especies vegetales. El cultivo de soja en la zona de resguardo del parque está prohibido por ley. (10) En el primer semestre de 2004 China embargó un cargamento de soja proveniente de Brasil, registraban contaminación con fungicidas Carboxin y Captan. Este procedimiento, según ambientalistas, es común en exportaciones hacia países pobres, cuando parte de la carga comercial es rellenada con granos contaminados. Ante el rechazo de China del producto contaminado, se cree que la soya haya sido adquirida por países con menor poder de imponer restricciones comerciales, como Indonesia. Sin embargo, este mismo lote con niveles de contaminación similares pudo estar también en la mesa de los brasileños. (11) Colombia: Es muy difícil calcular las intoxicaciones en Colombia y América Latina porque la mayoría de casos no se registran. Las autoridades subestiman las quejas, como ocurre con miles de intoxicaciones por las fumigaciones aéreas de Roundup (glifosato) en zonas de cultivos de uso ilícito en Colombia, en concentraciones mucho más altas que las autorizadas para el uso agrícola.

61

Cabe recordar la ocurrida en 1967 en Chiquinquirá (Boyacá), Colombia, que involucró a más de 500 personas, de las cuales 165 requirieron tratamiento hospitalario y 63 murieron. Se intoxicaron y murieron decenas de niños cuando desayunaron con pan elaborado con harina de trigo contaminada con Folidol (paration). Perú: la tragedia de Tauccamarca, ocurrida en octubre de 1999, donde 24 niños resultaron envenenados y muertos luego de ingerir un alimento contaminado con Parathion, plaguicida producido por la multinacional Bayer, 24 niños murieron en la comunidad cusqueña luego de haber consumido el desayuno escolar. La muerte fue casi instantánea, en medio de los más atroces dolores. Otros 22 niños sobrevivieron, pero es posible que sus sistemas nerviosos hayan quedado seriamente dañados. (12) Las muertes causadas por el herbicida paraquat de Syngenta (Gramoxone) en el mundo se calculan por miles. Paraquat ha sido responsabilizado por numerosos problemas de salud en los países en los que es utilizado. Malasia es uno de 13 países que lo han prohibido, pero hay 120 que siguen utilizándolo. (13) En Costa Rica desde 1980 y durante dos décadas ha sido reportado como el primer causante de envenenamientos y responsable de una tercera parte de las muertes de centenares de trabajadores agrícolas. . No se conoce antídoto ni tratamiento eficaz para controlar un envenenamiento con paraquat. Se estima un 85% de casos no registrados, en el año 2000 se reportaron 752 personas intoxicadas por plaguicidas, de las cuales 12 fueron casos mortales.(14) En una investigación reciente sobre el agua embotellada en la India mostró niveles altos de lindano, entre otros plaguicidas como el DDT y el malatión altamente tóxicos, y por ello se desató también una campaña contra la Coca-Cola por vender sus cocacolas contaminadas. Esto en Gran Bretaña no fue ninguna novedad, después de haber acusado a la misma empresa, que su agua mineral Dasani, tenía el doble de bromato de lo permitido, y de no ser potable, desde esa fecha, esa agua embotellada hace furor en Argentina (15) Chile: El lindano, a pesar de estar prohibido desde 1998 por el Ministerio de Agricultura para su uso agrícola debido a sus graves efectos para la salud de las personas, se sigue aplicando en las cabezas de niños para combatir la pediculosis. Lejos de erradicar el mal, este plaguicida ha generado resistencia y la pediculosis se ha

62

hecho endémica, según reconocen autoridades del Ministerio de Salud". (16) México: Los índices de cáncer en México han aumentado a partir de 1989, se registró como la segunda causa de muerte del país. Ese año hubo 40,628 muertes (48.2 por 100 mil habitantes). Curiosamente en la ciudad de Comitán, donde se crían muchos cerdos y en la región Costa de Chiapas, el alto índice de personas con cáncer de estómago ubica a la ciudad en el primer lugar a nivel mundial en esta enfermedad. En la región es muy usado el lindano para matar los piojos y atacar la sarna de los cerdos. También se usa en polvo que se aplica en el maíz con el fin de embodegarlo y evitar que entre la polilla o para que los gorgojos no piquen el frijol. En esta región fronteriza se realizan desde hace años constantes fumigaciones sobre plantíos de comunidades indígenas que rocían también casas, animales domésticos, y cafetales. Mucha población de abeja ha sido eliminada y con ello a los productores de miel. Y es que el lindano además contamina altamente los suelos, ríos, pozos, lagunas y aguas subterráneas. En la Zona Altos el lindado también es frecuentemente usado por los promotores de la Secretaría de Salud para la aplicación en niños y niñas hasta de cuatro meses de nacidos para combatir los piojos del cabello. La IARC como la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (US EPA) ha clasificado al lindano como un posible carcinógeno humano. Para uso agropecuario existen tres empresas que comercializan Lindano: Agromundo, Ingeniería Industrial e Industrias Gustaffson. Cabe destacar que esta última fue comprada en 2004 por la multinacional Bayer –una verdadera experta en envenenamiento planetario- y vende el Lindano bajo el nombre de Germate Plus. La Bayer había comprado además, en 2001, la empresa Aventis Crop Science, una fusión de Laboratorios Helios, AgrEvo y Rhone Poulenc. Además de rociar a los indígenas de Chiapas con Baygon. (17) La empresa Anaversa, en Córdoba, Veracruz, en mayo de 1991, ha causado numerosas muertes por cáncer y efectos crónicos en la población; nunca se efectuó la limpieza del lugar ni se compensó a las víctimas, aunque la empresa cobró el seguro contra accidentes. Un segundo caso es el de la empresa formuladora de plaguicidas Artivi, en Juchitepec, Estado de México.Un tercer caso es el de Tekchem, en Salamanca, Guanajuato, que produjo por décadas insecticidas organoclorados persistentes, lo cual creó problemas de salud y contaminación ambiental. En sus instalaciones, la empresa conserva 84 mil toneladas de residuos organoclorados que dejó Fertimex más

63

45 mil toneladas de azufre contaminado. Estas y otras sustancias se encuentran a la intemperie. (18) Venezuela: sin contar los casos que se desconocen respecto a esta realidad, nuestro país es victima al igual que el resto de los países de América de las consecuencias de la agricultura agrotóxica. Podemos citar algunos ejemplos: las presencia de químicos en el agua de consumo humano en los Valles de Quibor hacen que esta población sea uno de los sectores con mayor índice de malformaciones congénitas. Así mismo, en la Colonia Tovar se han incrementado los suicidios en los últimos 15 años, los productores de durazno y hortalizas no solo tienen endeudado el resto de sus días con las empresas que le suministran los agrosoportes, sino que como consecuencia del uso de agroquímico muchos y muchas de ellos y ellas padecen de impotencia y frigidez sexual. LAS FÁBRICAS DEL ESPANTO: DUPONT: Durante la Guerra Civil en los EEUU suministraba la mitad de la pólvora usada por el ejército de la Unión, también dinamita. Siguió siendo un proveedor del ejército estadounidense tanto en la Primera Guerra Mundial como en la Segunda, también colaboró en el Proyecto Manhattan, siendo responsable de la planta de producción de plutonio en el Laboratorio Nacional Oak Ridge. DuPont fue, junto con General Motors el inventor de los CFC (sustancias dañinas para la capa de ozono). En un informe remitido por Saddam Hussein a las Naciones Unidas previamente a la invasión de Iraq se reveló que DuPont había participado en el desarrollo del programa nuclear iraquí. Una investigación de la Agencia de Protección Medioambiental acusó a DuPont de ocultar los efectos del C-8 (un producto usado en la obtención del Teflón). Varios estudios sugieren que el efecto acumulativo de este material es cancerígeno, además de poder provocar malformaciones en el embarazo. BASF: BASF es la empresa química más grande del mundo. De origen alemán, comprende más de 160 subsidiarias y cuenta con más de 150 plantas de producción en todo el globo. Entre sus productos esta la anilina, de efectos cancerigenos para animales y seres humanos. IG Farben fue fundado en 1925 de la fusión de BASF, Agfa y Hoechst. IG Farben fue la única compañía alemana con su propio campo de concentración, donde murieron al menos 30.000 personas, y muchos más fueron enviados a las cámaras de gas. IG Farben construyó una gran planta en Auschwitz, con una fuerza de trabajo cercana a los 300.000 esclavos. El gas Zyklon B que se utilizaba en las cámaras de exterminio, era fabricado por Degesch, una subsidiaria de IG Farben, con este veneno fueron ejecutados millones de judíos, gitanos y soviéticos.Terminada la Segunda Guerra Mundial,

64

las naciones aliadas, durante los Juicios de Nuremberg, ordenaron desmembrar el consorcio. Las empresas sucesoras de IG Farben en la actualidad son Bayer, BASF y Hoechst, las que heredaron el total de las propiedades de IG Farben no así las responsabilidades penales. Actualmente, BASF ha lanzado una campaña publicitaria que promociona el agrotóxico de nombre comercial “Opera” que es un funguicida –un veneno para hongos- que se utiliza en los monocultivos de soja para controlar enfermedades de fin de ciclo, en particular la “roya asiática”. BAYER: produjo hasta la Primera Guerra Mundial una droga llamada diacetylmorphine, una droga adictiva, vendida originalmente como tratamiento de la tos, que luego paso a llamarse Heroína. La heroína era una marca registrada de Bayer, hasta que fue prohibida antes de la Primera Guerra Mundial. Desde 1925 y hasta 1951, Bayer se convirtió en parte de IG Farben, un conglomerado de las industrias químicas alemanas que formaron la base financiera del régimen nazi. El Dr. Fritz ter Meer, condenado a siete años en la prisión por los crímenes de guerra por el tribunal de Nuremberg, fue hecho Directivo Supervisor de Bayer en 1956, después de su excarcelación. También son de su atribución la creación de agentes químicos como: Gas mostaza (arma química) y Tabun (gas nervioso). SYNGENTA: pesticida asesino y semillas “Terminator”: El Paraquat es vendido en más de cien países con el nombre genérico de “Gramoxone”, representa una parte importante de las ganancias de la transnacional radicada en Basilea – que en el 2006 tuvo beneficios netos declarados cercanos a las 900 millones de dólares- y “ha causado miles de muertes”. Nacida en el 2000 de la fusión de las divisiones agroquímicas de la Novartis suiza y del consorcio anglosueco AstraZeneca- el Gramoxone sigue siendo vendido en todo el mundo y su expansión no para, como lo prueban las nuevas instalaciones que la empresa abrió en China. En mayo del año en curso, diversas organizaciones de Asia, África y Europa, presentaron una denuncia contra Syngenta ante la FAO. La empresa no respeta su artículo 3.5 que llama a evitar ciertos pesticidas extremadamente tóxicos. En julio pasado la Corte de Justicia Europea también se pronunció contra dicho producto. Las plantas del tipo “Terminador” producen semillas estériles que no dan más que una sola cosecha. Los campesinos no pueden volver a ocuparlas para la siembra. Según la denuncia de marzo 2006 de las organizaciones suizas, “el único objetivo de esa tecnología es dominar el mercado de semillas y asegurar el control de la alimentación mundial...lo que implica una violación al derecho humano de la alimentación”. En Brasil, una milicia armada atacó a campesinos en un "campo experimental" de la multinacional

65

Syngenta ubicado en Santa Teresa oeste. Este campo fue ocupado y denunciado por los campesinos, pero a las 13:30 del pasado domingo 21 de octubre fueron atacados. Un miembro de la Vía Campesina, Valmir Motta, de 32 años de edad, padre de 3 niños, fue ejecutado con dos disparos en el pecho. Otros seis trabajadores rurales fueron heridos severamente. MONSANTO: acusada de contaminar el pueblo de Times Beach , las aguas del pueblo Anniston , creador del Aspartame (Nutrasweet) endulzantes de efecto tónico para el cerebro, no conforme con ello, suministra la cafeína a Coca Cola. Por su glifosato Round Up fue condenada al ser demostrado su carácter potencialmente cancerígeno y perturbador del sistema endocrino, y de "provocar efectos nefastos para el ambiente a largo plazo. Hoy su “maíz transgénico”, aprobado para consumo humano por la UE, dos de sus híbridos que se sometieron a votación incluyen la modificación genética Nk603, fue analizado recientemente por el instituto francés CRIIGEN, que encontró claros signos de toxicidad en los datos aportados por la empresa fabricante, la multinacional Monsanto. El tercero de los maíces aprobados, conocido como Herculex, ha sido repetidamente denunciado porque los análisis realizados por las empresas fabricantes, Pionner y Dow, revelaron signos de toxicidad que exigen nuevas investigaciones. Amigos de la Tierra, COAG y Greenpeace han denunciado reiteradamente a la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) por no exigir más investigación antes de dar el visto bueno a nuevos transgénicos y por no tener en cuenta las evidencias sobre sus efectos perjudiciales” ya que mientras no se produzca una mejora radical de la evaluación de riesgos de los transgénicos, los procesos de autorización deben suspenderse. En la India, el Ministerio de Agricultura reconoce que entre 1993 y 2003 ocurrieron 100 mil suicidios de campesinos. Y entre 2003 y 2006 (octubre) se han presentado unos 16 mil suicidios cada año. En total, entre 1993 y 2006 hubo alrededor de 150 mil suicidios ¡30 diarios durante 13 años! Miles de campesinos cuya forma de vida ha sido destruida han recurrido al suicidio como única escapatoria. Recurrieron al algodón de Monsanto buscando reducir el costo en plaguicidas, la trampa del endeudamiento se les vino encima más rápidamente porque las semillas del algodón de Monsanto son aún más caras. Brinden con Round Up, señores…..Cuando los plaguicidas maten hasta el último pájaro de los montes que aún nos quedan, no agradecerán ni a Monsanto, ni a Bayer, ni a Syngenta y compañía.

66

Porque estar en el holocausto y no darse cuenta, es ya estar muerto en vida. EL AGRONEGOCIO Actualmente, según la industria, necesitamos más de lo mismo: “Alta tecnología”. Ahora no disfrazada de agroquímicos, pero sí de agrocombustible. Un artículo de Leonardo Boff dice, “el ser humano aprende de la historia que no aprende nada de la historia, pero aprende todo del sufrimiento”. Ojala en ese tema podríamos experimentar algo distinto: Aprender con la historia, mirando los efectos negativos de la “quimificación” de la agricultura y evitando las consecuencias aún peores que pueden venir. ¿ES MÁS ALIMENTOS? IMPORTANTE EL COMBUSTIBLE QUE LOS

Con el argumento de “trascender el petróleo” las súper petroleras, los gigantes genéticos, nuevas empresas y otros actores forman alianzas que extenderán el control corporativo sobre cada vez más recursos en todos los rincones del planeta, al tiempo que las causas del cambio climático se mantienen intactas. Sin reconocer que los agrocombustibles de primera generación no son ni económicos ni ecológicos, los inversionistas ofrecen otras biotecnologías para convencernos de los combustibles alternativos. Asunto: En los países de la OCDE, los gobiernos proponen incentivos y subsidios masivos –tan grandes como 15 mil millones de dólares por año— que alientan el auge de los agrocombustibles, y promueven alianzas sin precedentes para extender el control de las corporaciones sobre una enorme porción de los recursos naturales del mundo. Los gigantes del petróleo, de la agricultura, los súper científicos (y otros) hacen equipo para obtener el único beneficio comprobado de los agrocombustibles: mayores ganancias. Impacto: Con el auge de los agrocombustibles, la tierra y los que la trabajan son explotados una vez más para perpetuarlos patrones de consumo del Norte, injustos y destructivos. Los cultivos para combustibles ya compiten con los cultivos alimentarios, y los campesinos y consumidores pobres están perdiendo todo, Debido a las enormes cantidades de energía que se requieren para cultivos como maíz o colza/canola. La primera generación de agrocombustibles podría acelerar, en vez de disminuir, el cambio climático. El Informe sobre desarrollo humano 2007/2008 del Programa de Desarrollo de Naciones Unidas, advierte que las consecuencias del cambio climático podrían ser “apocalípticas” para

67

algunos de los pueblos más pobres del mundo. Ante los impactos catastróficos del cambio climático, es inaceptable imponer el mayor riesgo y la carga que significan los agrocombustibles en el Sur global. Lo que menos necesita el Sur es presión para cultivar cultivos combustibles en vez de cultivos alimentarios. Puesto que los agrocombustibles no son ni ecológicamente ni económicamente eficientes, los entusiastas de la biotecnología promueven una nueva generación de técnicas y materias primas para acelerar la obtención de carburantes, incluyendo árboles transgénicos. Estas alternativas presentan varios problemas graves como por ejemplo: Intereses financieros: Los cultivos para combustibles son el segmento de mayor crecimiento en la agricultura comercial mundial. Según cálculos de la industria, el mercado global potencial para los biocombustibles líquidos podría expandirse de 11 mil millones de galones por año en el 2006, a 87 mil millones de galones en el 2020. En el 2006, el mercado global de agrocombustibles fue de 20.5 mil millones de dólares, con proyección de crecer a 80.9 mil millones en una década. En los países de la OCDE, las nuevas empresas y las multinacionales se arrebatan los aproximadamente 15 mil millones de dólares anuales que los gobiernos otorgan como incentivo para combustibles alternativos. Antecedentes: Según los entusiastas de los agrocombustibles, sus beneficios son infinitos. Aseguran que como alternativa a los combustibles fósiles, los agrocombustibles crearán empleos, abrirán nuevos mercados para los agricultores (especialmente en el Sur global), limpiarán el aire, combatirán el cambio climático, promoverán la independencia energética, harán producir las “tierras ociosas”. Aseguran a la opinión pública preocupada que los gobiernos están resolviendo el cambio climático, demuestran que las corporaciones “piensan verde” y más argumentos… ”: En nombre de la energía sustentable, miles de comunidades indígenas y campesinas son forzadas a dejar sus tierras —muchas veces con violencia— para cultivarlas con cultivos para combustibles. Las tierras, (incluso las turbas, que almacenan aproximadamente el 30% de todo el carbón terrestre) se queman y arrasan para iniciar plantaciones de monocultivos. Estos son los “desiertos verdes” (casi siempre cultivados con soya y maíz transgénico), que destruyen la biodiversidad y consumen cantidades masivas de agrotóxicos (fertilizantes y plaguicidas). Puesto que los alimentos y los nuevos combustibles se derivan de los mismos cultivos, los precios de los alimentos se disparan junto con la demanda de cultivos para energéticos. El cambio climático exacerbará la inseguridad alimentaria del Sur. La presión para cultivar cultivos energéticos en vez de cultivos alimenticios será un nuevo problema. Incluso en un informe que circuló en la Mesa Redonda de la OCDE sobre desarrollo

68

sustentable en septiembre de 2007 reconoce la naturaleza destructiva de los agrocombustibles. “Biofuels: Is the CureWorse than the Disease?” (Biocombustibles: ¿es la cura peor que la enfermedad?). El informe advierte: el furor por los cultivos para combustibles amenaza con provocar escasez de alimentos y dañar la biodiversidad a cambio de limitados beneficios.” Debido a naturaleza antisustentable y totalmente contraproductiva de los agrocombustibles, la sociedad civil presiona a los gobiernos para que den marcha atrás en las metas que se han fijado para el uso de agrocombustibles. Sin embargo, los incentivos de los gobiernos para plantar cultivos para combustibles (como los subsidios) están en su punto culminante. Según Naciones Unidas, los cultivos para energéticos son el segmento demás rápido crecimiento en el mercado agrícola mundial.9 La producción global de agrocombustibles se duplicó en los últimos cinco años y se espera que se duplique nuevamente en los próximos cuatro años. Complementar combustibles fósiles con un porcentaje pequeño de agrocombustibles, como varios gobiernos (principalmente del Norte) han mandado, no sirve de nada para modificar las estructuras económicas y sociales que exigen el transporte masivo de materias primas, personas y mercancías en todo el planeta, todos los días. De hecho perpetúa ese sistema irracional. La producción agrícola contribuye sustancialmente a las emisiones de carbono en un 14%, el mismo porcentaje que el transporte, así que no podemos detener el cambio climático incrementando dramáticamente la producción de cultivos para energéticos. Los agrocombustibles no promueven cambios en el consumo voraz de energía, ni amenazan las ganancias de las grandes petroleras. Según proyecciones, el consumo de petróleo seguirá incrementándose de manera firme a pesar del boom de los agrocombustibles, y en 2030, el petróleo crudo continuará siendo el combustible dominante para el 33 por ciento de toda la energía que se consume a nivel global, una disminución muy pequeña de lo que ahora significa (38%) del consumo global de energía. Las grandes petroleras se moverán “más allá del petróleo, hacia los biocombustibles, sólo para compensar cualquier pérdida en el mercado. Agrocombustibles: Los azúcares fermentados derivados de “cultivos para energéticos” (caña de azúcar, maíz, soya, colza/canola y jatropa, por ejemplo) representan la primera generación de alternativas al petróleo. Pero después de esa primera generación de agrocombustibles, el linaje de la familia de los energéticos no está muy definido. Se desconoce cuáles tecnologías saldrán primero al mercado y cómo se combinarán con otras tecnologías en desarrollo.”). Más que ver a los agrocombustibles como amenaza, las grandes empresas petroleras los ven como oportunidad para diversificarse. Con un mercado global de agrocombustibles con valor

69

de 20 mil 500 millones de dólares en 2006, (con proyecciones para crecer a 80 mil 900 millones en una década) y más de 10 mil millones de dólares en incentivos de los gobiernos, las empresas petroleras están listas para disputarse los únicos beneficios comprobados de los agrocombustibles: el incremento de las ganancias corporativas. ¿Qué hay en la tubería? El encarecimiento del petróleo ha disparado un alboroto por la búsqueda de fuentes alternativas de energía (y muy poco entusiasmo por reducir el consumo de la misma). Las posibilidades de nuevas fuentes de combustibles son amplias, van desde las algas a la grasa animal, microorganismos, eucaliptos transgénicos, entre muchas otras. Nadie sabe con certeza cuáles tecnologías lograrán producir mayor energía o mayores ganancias. Los gigantes del petróleo, como British Petroleum, están diversificando sus inversiones para asegurarse un lugar en cualquiera de las alternativas que resulte más promisoria. Pero no esperemos que la opción más productiva o la menos contaminante sean las que se adopten más pronto: los gobiernos poderosos y las corporaciones trabajarán juntos para determinar quién gana. Seguramente las tecnologías que sirvan mejor a sus intereses. En el camino: combustible de celulosa Los agrocombustibles de primera generación son simplemente demasiado ineficientes para representar más de una gota en el océano global del petróleo (y sin embargo, pueden causar mucho daño a la gente y al planeta). Por lo tanto, continúa la búsqueda de tecnologías más eficientes para la producción de combustibles. La alternativa que produce más entusiasmo (y poca energía) son los combustibles de celulosa. Este planteamiento convierte a cada cultivo, vivo o muerto, y a cada pedazo de planta en materia prima para carburantes, no solamente los cultivos cuyos azúcares puedan derivarse y fermentarse fácilmente. El incremento dramático de las fuentes potenciales de combustibles a partir de la “biomasa” es lo que más atrae del combustible de celulosa, que George Bushenfatizó en su mensaje a la nación en 2007 (2007 State of the Union address). El presidente Bush dijo: “debemos continuar invirtiendo en nuevos métodos para la producción de combustible, utilizando todo, desde pedazos de madera hasta pastos o deshechos agrícolas.” Con la promesa de obtener combustibles a partir de celulosa, las corporaciones imaginan un hermoso paisaje verde. Pero hay barreras técnicas para cumplir esta ilusión. Los pedazos de madera, los pastos y los árboles no son muy atractivos como materia prima para agrocombustibles hoy en día por la misma razón por la que tampoco

70

son fuente de alimentos para consumo humano: son difíciles de descomponer y convertir en energía. Solo ciertas enzimas microbianas (algunas de las cuales existen en las entrañas de los rumiantes) pueden digerir y procesar la celulosa y la hemi celulosa que hay en las células de esa materia. Otro obstáculo es el alto contenido de lignina. La lignina, presente en algún grado en casi todas las plantas, sirve para el transporte de agua y es muy importante para la captura de carbono. Pero no hay enzimas que la descompongan, sólo algunas bacterias y hongos pueden hacerlo. En general, entre mayor sea el contenido de lignina, más rígida es la planta y más difícil que las enzimas accedan a la celulosa y la hemi celulosa para descomponerlas. Varias compañías y gobiernos están dirigiendo muchos esfuerzos a la investigación y desarrollo de maneras eficientes de producción de combustibles a partir de celulosa, Estados Unidos y China en primer lugar. Según New Energy Finance, una empresa de investigaciones de mercado con sede en Reino Unido, los capitalistas de riesgo invirtieron $ 235 millones de dólares en desarrollo de combustibles de celulosa en 2006.17 Ese mismo año, el gobierno central de China anunció que gastaría $ 5 mil millones de dólares en los próximos 10 años para ampliar su capacidad de producción de etanol, enfocándose en el etanol de celulosa. El Programa de Biomasa de la Oficina de Eficiencia Energética del Departamento de Energía de Estados Unidos (DOE) tiene un robusto presupuesto de $ 224millones de dólares para 2007. El DOE invertirá $ 385 millones de dólares en seis plantas de etanol de celulosa durante cuatro años (2007-2010) y colaborará con la industria para desarrollar enzimas que conviertan la biomasa de celulosa en combustibles. La industria y los gobiernos exploran dos caminos para obtener el combustible de celulosa con más ventajas costo-beneficio (eventualmente, los dos caminos pueden encontrarse). Uno de ellos es rediseñar la biomasa de las plantas para que pueda convertirse en combustible más fácilmente: Contenido de lignina en árboles genéticamente diseñados: a pesar de las preocupaciones de la sociedad civil, las compañías biotecnológicas intentan diseñar genéticamente árboles con menor contenido de lignina para obtener materia prima más eficiente para combustibles. Arborgen, con sede en el sureste de Estado Unidos, encabeza esta iniciativa. La compañía juega un papel clave en un consorcio internacional para secuenciar el genoma del eucalipto. El eucalipto es actualmente el árbol más apreciado para la producción de fibra y papel, y podría llegar a ser igual de importante como materia prima para combustibles con bajo contenido de lignina. En agosto de 2007, Arborgen anunció la compra del invernadero y del área de semillas de tres empresas: International Paper and MeadWestvaco en Estados Unidos; y Rubicon Limited en New Zealandy Australia. Según

71

Arborgen, estas adquisiciones “agregan producción líder en el mundo, ventas e infraestructura de distribución” a su negocio principal de “árboles cultivados con un propósito”. Arborgen se está posicionando para controlar todos los insumos de esta cadena, desde el árbol hasta el tanque de combustible. El otro camino es el uso de la biología sintética para rediseñar enzimas, hongos y bacterias que descompongan la biomasa y produzcan combustible. En octubre de 2007, Genecor, Inc., una división de Danisco — multinacional de aditivos para alimentos y productora de azúcar— comenzó a vender un cóctel de enzimas cuya fórmula, aseguran, está hecha para romper la celulosa y la hemi celulosa y obtener combustible. Novozymes A/S, una compañía danesa de biotecnología que también se enfoca en las enzimas, colabora con el centro técnico de la industria brasileña de caña de azúcar (Centro de Tecnologia Canavieira) para desarrollar etanol a partir del bagazo de la caña. Otros investigadores en el campo de la biología sintética esperan convertir células microbianas en “fábricas vivientes de químicos” para hacer que produzcan sustancias que no producirían naturalmente. .” Representaciones visuales de las rutas metabólicas (a lo largo de las cuales ocurren las reacciones químicas) se basan en diagramas de circuitos electrónicos, lo que da idea de su complejidad y su interconectividad. Los científicos han aprendido a manipular estos caminos para cambiar qué reacciones químicas ocurren, alterando los químicos que las producen. Teóricamente, cualquier sustancia química podría producirse manipulando con certeza, así que no sorprende que la bioproducción de combustibles sea el objetivo de mucha de la investigación actual en biología sintética. Biología sintética: Se entiende como el diseño y construcción de nuevas partes biológicas, artefactos y sistemas que no existen en el mundo natural, así como el rediseño de sistemas biológicos ya existentes para que desempeñen tareas específicas. Amyris Biotechnologies, con sede en California, anunció en septiembre de 2007que logró reunir $ 70 millones de dólares en financiamiento de capital de riesgo para producir biogasolina, biodisel y biocombustible para aviones mediante fábricas celulares diseñadas con biología sintética. Tres años antes, la compañía obtuvo mucha atención de la prensa, cuando la Fundación Gates les dió casi $ 43 millones de dólares por un proyecto para producir ácido artemisínico manipulando las rutas metabólicas de la E. Coli. Este ácido es un precursor químico de la artemisina, un conocido remedio para la malaria que normalmente se extrae de una planta llamada Artemisia annua o ajenjo dulce. Si las fuentes de obtención de artemisina son microbios, la planta, que tiene gran demanda, ya no sería necesaria.

72

Pero aún no se logra la producción de artemisina sintética en gran escala para tratamientos baratos contra la malaria. El trabajo de Amyris en los biocombustibles incluye la misma tecnología que el proyecto de la artemisina: la alteración de las rutas metabólicas de un microbio para que produzca una sustancia de gran demanda para usos industriales. Los combustibles de Amyris se producen mediante fermentación,y la fermentación requiere azúcar. Actualmente, la materia prima favorita de la empresa es caña de azúcar, pero podría ser maíz o cualquier otra fuente de celulosa. Amyris asegura que sabe cómo alterar las rutas metabólicas de los microbios para que fermenten eficientemente el azúcar para producir hidrocarburos como el petróleo, en vez de etanol, que generalmente se deriva del alcohol. La compañía asegura que la ventaja es que la infraestructura actual — como los automotores y ductos de combustible— pueden mantenerse sin cambios. En efecto, la tecnología de combustible sintético de la compañía cambia la demanda de una sustancia con impactos ambientales negativos y de obtención limitada (como el petróleo) a otra sustancia con impactos ambientales negativos diferentes y también de obtención limitada (es decir, los combustibles sintéticos derivados de celulosa vegetal). El combustible sintético de Amyris requerirá cantidades masivas de caña de azúcar u otro cultivo con alto contenido de celulosa, lo que significa que no ofrece solución a la crisis de los suelos incluso si, en teoría, alivia la crisis del petróleo. Amyris está en tratos con el gigante de los abarrotes, Costco y con Virgen Fuels, de Sir Richard Branson, empresa fundada en 2006, para distribuir su combustible sintético que intentan convertir la biomasa en combustible alterando las rutas metabólicas microbianas que intervienen en la fermentación. Solazyme, una nueva compañía que también se especializa en las rutas metabólicas de los microbios marinos, busca socios académicos y corporativos para aplicar su tecnología a la producción de combustibles alterando las rutas metabólicas microbianas que intervienen en la fermentación. LS9, fundada en 2005 por capitalistas de riesgo (Khosla Ventures yFlagship Ventures) es otra empresa de biología sintética que espera producir combustibles de diversas materias primas vegetales compatibles con la estructura de combustibles que ahora existe. KhoslaVentures invierte en más de una docena de empresas dedicadas al biodisel, entre las que están Gevo, Inc., otra más de las compañías de biología sintética de California. Gevo quiere convertir la biomasa de los cultivos en butanol e isobutanol, combustibles derivados del alcohol que producen ligeramente más energía que el etanol. Gevo tiene el respaldo del VirginGreen Fund, una firma de inversiones afiliada a Virgin Fuels. Cómo trascender la primera generación de agrocombustibles

73

Alerta roja de la biología sintética Los defensores de la biología sintética insisten en que la llave para obtener biocombustibles baratos, fármacos y otros químicos de uso industrial es convertir los microbios en fábricas. Craig Venter dijo recientemente a New Scientist que en veinte años espera que la biología sintética “se convierta en el estándar para fabricar cualquier cosa.” Ese podría ser el problema. Organismos hechos a la orden pueden convertirse fácilmente en fábricas de combustibles y medicinas pero también de armasbiológicas. En 2006, organizaciones de la sociedad civil enviaron una carta abierta a la comunidad de la biología sintética, expresando su preocupación por la ausencia de debate social en torno a las implicaciones socioeconómicas, para la salud y el ambiente, y la ausencia de regulación de la ingeniería genética extrema. La creación de nuevas formas de vida entraña complejas y enormes: ¿Cómo podría evitarse su liberación accidental en el ambiente o cómo podrían evaluarse los efectos de su liberación intencional? ¿Cómo se regulará la investigación? ¿Debemos diseñar la vida así, cuando las cuestiones ambientales y de salud humana son tan amplias? ¿Quién debe decidir? ¿QUÉ HAY DE MALO EN EL COMBUSTIBLE DE CELULOSA? Los gobiernos y las empresas asumen que librarán las barreras técnicas para comercializar el combustible de celulosa tal vez en la próxima década— pero, ¿Cuáles son las implicaciones, si eventualmente consiguen el combustible verde universal? ¿Qué pasará cuando toda la materia vegetal se convierta en potencial materia prima para combustibles? ¿Quién decidirá cuáles son deshechos agrícolas para combustible? • • El incremento de la producción de biomasa a partir de las tierras de” desperdicio” o “marginales” fomentará el aumento del uso de los plaguicidas o herbicidas. Remover los residuos de cultivos de las parcelas ocasionará que disminuya la productividad de la tierra y el incremento consecuente del uso de fertilizantes de nitrato, resultando en mayores emisiones de óxido nitroso. Remover los residuos de los cultivos de las parcelas incrementará la erosión del suelo y disminuirá su capacidad para retener el agua. Remover los árboles muertos y moribundos de los bosques incrementará la pérdida de biodiversidad y reducirá su capacidad de captura de carbono.

• •

74

Muchas plantas identificadas como buenos candidatos para la segunda generación de agrocombustibles son dañinas al ambiente como especies invasivas (por ejemplo el miscanthus, los mijos y otros pastos). Alto riesgo de flujo genético de árboles transgénicos con alto contenido de lignina hacia bosques naturales, con impactos desconocidos sobre la naturaleza y la biodiversidad. ALIANZAS DEL TERROR

Estas son algunas empresas que impulsan la primera generación de agrocombustibles: • BP—DuPont—British Sugar Etanol a partir de trigo USD $400 millones; BP y British BP es la cuarta empresa más grande del mundo Sugar son dueñas del 45% cada una; DuPont es dueña de Pioneer Hi-Bred, la segunda DuPont tiene el 10% restante; empresa de semillas más grande del mundo. British Sugar es subsidiaria de Associated British Foods Plc BP—D1 Fuel Crops Ltd. Petróleos D1 (Reino Unido) produce aceites vegetales no comestibles “de la tierra a la máquina” controla las semillas, su cultivo y procesamiento Se plantarán un millón de hectáreas con jatropa en los próximos cuatro años en el Sudeste Asiático, América Central e India. USD $160 millones en 5 años, capital de riesgo 50/50; se esperan dos millones de toneladas de aceite de jatropa por año para derivar agrocombustible. Ergon Biofuels—Bunge subsidiaria de Ergon, propietaria de 3 refinerías de petróleo en EU. Bunge es una de las 500 de Fortune (F500), las más importantes multinacionales de los agronegocios y los alimentos. Etanol de maíz usando ~21 millones de bushels de maíz por año Capital de riesgo 50/50; instalaciones de producción de etanol con valor de USD $100 millones, para producir 60 millones de galones por año. Ashland—Cargill. Ashland es una multinacional, del transporte, de químicos y de petróleo. Cargill es una multinacional de granos oleaginosos y su procesamiento Su primer producto será propilenglicol de glicerina, un producto secundario del biodiesel. Capital compartido de USD $80-100 millones para producir químicos a partir de cultivos. ConocoPhillips—Tyson : Tyson Foods es una de las F500 y una de las productoras de carne más grandes del mundo. ConocoPhillips es la 9ª corporación más grande del mundo Productos secundarios de la grasa de res, aves y cerdo para dísel, combustible para transporte ~$100 millones de dólares invertidos por ConocoPhillips; <$100 millones de Tyson, no

• • •

75

• •

confirmados, para producir 175 millones de galones por año en 2009. Syntroleum (EU) produce combustible sintético res, aves y cerdo para combustible en $150 millones de dólares para dísel, para el mercado de los jets y el producir ~75 millones de galones al ejército año comenzando en 2010 Petrobras—Itochu: Petrobras (Brazil), empresa petrolera de las 500 multinacionales de Fortune Itochu (Japón) es una empresa de compra-venta de petróleo, también una las F500. Comercia con petróleo, alimentos, textiles y más Petrobras e Itochu firmaron un memorándum de entendimiento en junio de 2007, enfocándose en la producción potencial de etanol, biodisel y bioelectricidad de caña de azúcar con el objetivo de exportar a Japón y otros mercados internacionales. DaimlerChrysler—United Nations Environment Programme (UNEP) DaimlerChrysler es la octava corporación más grande del mundo. La asociación espera promover el biodisel de jatropa cultivado en Gujarat (Noroeste de India) y desarrollar una segunda generación de biocombustibles mediante un proceso de conversión de la biomasa en líquido. Syngenta—Harneshwar Agro Products Power and Yeast Ltd. (India) Syngenta es la tercera empresa de semillas más grande del mundo. Harneshwar es una cooperativa agrícola de 12 mil miembros con sede en Indapur, India Harneshwar construirá y manejará una instalación para derivar agrocombustibles de remolacha de azúcar. Esta fábrica fue diseñada para procesar la remolacha patentada de Syngenta, que se ha probado en campo en India por cinco años. Syngenta dice que le llevó más de 10 años desarrollar esa variedad. NASA – Administración Nacional de la Aeronáutica y el Espacio de Estados Unidos, Boeing – el más grande fabricante de aviones de línea y aviones militares, opera el Space Shuttle de la NASA y su Estación Espacial Internacional Colaboración para producir biodisel del centro de la palma aceitera de babassu como combustible para aviones. La palma de babassu crece en el noreste de Brasil. Se están desarrollando dos proyectos piloto para que las poblaciones locales colecten y cosechen nueces de babassu para agrocombustibles y otros productos. Grandes petroleras y supercerebros: alianzas entre industrias y universidades BP—Univ. of California-Berkeley— Lawrence Berkeley National Lab—Univ. of Illinois, Urbana/Champaign. La bomba atómica fue desarrollada en el Lawrence Berkeley National Lab. Su misión principal es promover la industria de los biocombustibles; la investigación incluirá ingeniería genética, biología sintética. $500 millones de dólares en un perioido de 10 años (BP tiene otros proyectos en Berkeley,

76

• •

Stanford, Princeton, California Institute of Technology y Arizona State University) . ExxonMobil—Stanford University (EU). ExxonMobil es la segunda corporación más grande del mundo La investigación incluye cultivos para agrocombustibles diseñados con ingeniería genética, y E. Coli también genéticamente diseñada para incrementar los rendimientos de biodisel a partir de la materia prima. Exxon Mobil invertirá $100 millones de dólares en el proyecto de Global Climate and Energy en de Stanford en los próximos 10 años. General Electric y Toyota invertirán cada una USD $50 millones; Schlumberger (una empresa de servicios relacionados con la extracción petrolera) invertirá USD $25 millones. Gigantes genéticos duplicados Monsanto—Cargill formaron una empresa de capital de riesgo llamada Renessen. Monsanto es la empresa de semillas más grande del mundo. Renessen comercia soya transgénica y maíz tolerante al herbicida llamados Mavera, para alimento animal y combusible. Monsanto—BASF. BASF es una de las 500 empresas más importantes del mundo según Fortune, se dedica a la biotecnología química y agrícola. Monsanto y BASF anunciaron en marzo de 2007 que invertirían conjuntamente hasta 1,500 millones de dólares para desarrollar los rasgos genéticos de alto rendimiento y tolerancia al estrés en maíz, soya, algodón y canola, en parte para responder a la demanda de cultivos para combustibles. EL MODELO DE DESARROLLO IMPUESTO POR EL CAPITALISMO ES INAGUANTABLE.

El tipo de sociedad construida en los últimos 400 años impide realizar un desarrollo sostenible. Es energivora, ha montado un modelo de desarrollo que saquea sistemáticamente todos los recursos de la tierra y explota la fuerza de trabajo. En el imaginario de los fundadores de la sociedad moderna el desarrollo se movía entre 2 infinitos: el infinito de los recursos naturales y el infinito del desarrollo hacia el futuro, pero dichos presupuestos han revelado ser una ilusión. Los recursos no son infinitos, la mayoría se están agotando principalmente el agua potable y los combustibles fósiles. Y el tipo de desarrollo lineal y creciente hacia el futuro no es universable. Por lo tanto no es infinito. Si las familias Chinas quisieran tener los automóviles de las familias norteamericanas, China se convertiría en un inmenso estacionamiento. No habría suficiente combustible y nadie pudiera moverse. Carecemos de una sociedad sustentable que encuentre para si el desarrollo viable, que satisfaga las necesidades de todos y todas. El

77

sistema imperante ha hecho estragos en la sociedad existente. Ha deteriorado la salud de los suelos, del agua, del aire y por ende de los humanos; desde esa perspectiva, el bienestar no podrá ser solamente social, tendrá que ser sociocosmico. Deberá atender a los demás seres de la naturaleza, como las aguas, las plantas, los animales, los microorganismos, pues todos juntos constituyen la comunidad planetaria en la que nos incluimos y sin ellos nosotros no podríamos vivir. Si no cuidamos el planeta como un todo podemos poner en grave riesgo de destrucción parte de la biosfera y, a límite, inviabilizar la propia vida del planeta.

HACIA EL SEMILLERO COMUNITARIO LOCAL
Mayi Cumare Escuela Agroecológica Ezequiel Zamora-Guambra

Es cierto que a lo largo de 10 años de revolución bolivariana se vienen dando cambios y trasformaciones en lo político, económico, sociocultural y militar, en el accionar de la sociedad venezolana; pero no debemos dejar de reconocer que son muchas las amenazas, los enemigos y enemigas que el cambio de modelo capitalista a socialista devela. Existe una tensión permanente entre lo que no ha muerto aun y lo que no termina de nacer. Es decir, no solo existen grandes intereses capitalistas presentes en nuestra sociedad, sino también el enfoque de muchos de nuestros cuadros medios en las instancias donde se toman decisiones atentan contra el verdadero cambio que exige la construcción del socialismo. Entendemos que la seguridad y defensa integral del territorio, responden a la necesidad de estabilidad, equilibrio de la sociedad y del proyecto Político que nos hemos trazado, donde libres de todo peligro endógeno y exógeno los ciudadanos y ciudadanas ejercen su soberanía en la política, la economía, la cultura y en lo militar, haciendo tarea de todos y todas la seguridad social, educativa, recreativa, de salud y ambiental. La seguridad y defensa de nuestro territorio, va más allá de lo militar y de los cuerpos de seguridad del estado; implica controlar los medios de producción: producir, distribuir, comercializar de manera sustentable lo que consumimos y

78

utilizamos y encontrarnos como pueblo organizado que coopera y se esfuerza colectivamente para dar respuestas y solución a los problemas individuales y colectivos, superando la dependencia tecnológica, alimentaria, cultural, educativa, productiva o económica… que nos ha colonizado desde hace centenares de años. Desde esta perspectiva, consideramos que uno de los aspectos fundamentales en la defensa integral del territorio, tiene que ver con la autonomía productiva, sobre todo en el área agropecuaria y específicamente todo lo relacionado con la prosecución de la vida tanto vegetal como animal la cual garantiza la alimentación de nuestra población. ¿QUE ENTENDEMOS COMO SEMILLA? Hablar de semilla en el contexto de la soberanía alimentaria implica ampliar el concepto desde el punto de vista botánico para visualizarlo como un instrumento o mecanismo que nos permite iniciar la lucha en contra de la dependencia, en que el modelo de desarrollo capitalista nos ha subsumido. Desde este punto de vista colocamos tres conceptos que aun están en construcción.
 Desde el punto de vista biológico o botánico: según

la enciclopedia wikipedia es la estructura mediante la cual se realiza la propagación de las planta, que proviene un ovulo maduro, contiene un embrión o embriones, tiene un alimento de reserva (cotiledones) y esta recubierta por el pericarpio.
 Desde lo político: entendemos la semilla como el

medio para garantizar la soberanía agrícola sustentable y por ende la soberanía política porque pasa a formar parte de nuestra reserva agrícola para garantizar la seguridad alimentaria de la población.
 Desde

lo sociocultural: la entendemos como el germen que garantiza la continuidad de la especie y el mantenimiento de la biodiversidad.

79

SITUACION ACTUAL DE LAS SEMILLAS EN AMERICA La semilla, es el primer eslabón de la cadena alimenticia. Siempre se ha dicho que América es una región megadiversa que nuestra verdadera riqueza es la biodiversidad. Y cuando dicen esto, muchos miran hacia la Amazonía o hacia los bosques noroccidentales. Pocos reconocen que nuestra biodiversidad agrícola es la que sustento durante miles de años, la agricultura no solo en nuestro continente, sino a Europa, quienes a través del proceso extraccionista de la de la colonización, trasladaron parte de ella a sus territorio. Esta biodiversidad se encontraba en cada conuco indígena o finca campesina y dentro de los rubros mas resaltantes que forman parte de nuestras especies están: leguminosas (caraotas, tapiramas) Yuca, cacao, Maíz, Papa, Tomate, estas ultimas llevadas a Europa. Con la Revolución Verde y la modernización de la agricultura, se fueron substituyendo poco a poco las variedades de semilla tradicionales por las semillas mejoradas. Las semillas mejoradas que surgieron como una necesidad de la agroindustria y el agro negocio, específicamente en la selección y mejoramiento de variedades que respondieran a las exigencias de transporte, procesamiento y requerimientos de los mercados tanto reales como creados, buscando siempre mayor rentabilidad, significan para el productor entrar en un círculo de dependencia que incluye la compra de las semillas, de agroquímicos, maquinaria agrícola y sistemas de irrigación artificial. Es importante resaltar que estas semillas se encuentran controlada por las principales compañías o corporaciones que manejan el agronegocio, entre ellas están: Monsanto, Dupont, Bayer, entre otras, las cuales controlan mas de la mitad del mercado de semillas patentadas. Cabe destacar que estas tres empresas en el primer semestre de este año durante la crisis alimentaria, triplicaron sus ganancias, sobre la base del control de los canales de comercialización, de semillas, agroquímicos y agrosoportes. Dentro de las modalidades surgidas del mejoramiento genético producto de la biotecnología que generan

80

alarmantes estragos controlados por estas trasnacionales podemos citar las siguientes:

Terminador (semilla suicida): posee un gen que esteriliza la semilla, la cual impide su reproducción, y esta debe ser comprada nuevamente a la empresa controladora. Maíz B-T: posee un gen de la bacteria bacillus thuringiensis, que aparentemente mata el gusano cogollero pero en el entendido que los insectos tienen alta capacidad de mutar, esta latente la posibilidad de generar otro gusano con mayor resistencia.

Con estas dos variedades de transgénicos podemos ejemplificar algunas de sus propiedades, pero no son los únicos ni las únicas características. En términos generales pudiésemos decir, Los transgénicos son dañinos, atentan contra la biodiversidad generando dependencia desde el punto de vista agrícola, económica, política y cultural, así como los problemas de salud que ocasiona su consumo. Otro aspecto relevante que sucede en los actuales momentos y del cual son victima nuestros campesinos y campesinas es la Biopirateria, el cual es el robo o expropiación de conocimiento, especies, material genético, semillas… que luego son patentados para monopolizar. DE LA RESISTENCIA A LA INSURGENCIA No todo esta perdido, la revolución verde no substituyó completamente a las agriculturas tradicionales. Aun existen campesinos y campesinas que todavía conservan sus semillas, que la mejoran de manera artesanal, participativa y colectivamente, que no usan agroquímicos, y aunque la producción no es tan rentable en términos crematísticos, su tierra conserva la fertilidad, sus productos son sanos y son campesinos soberanos. Nuestro país vive tiempos de revolución para cambiar el modelo de desarrollo impuesto por el capitalismo; desarrollo que se proyecta hacia la destrucción de la

81

especie humana y del planeta tierra, por lo tanto mas que urgente es imprescindible pasar de la resistencia de pequeños grupos aislados a la insurgencia masiva de toda la población contra el modelo de agricultura controlado por las empresas trasnacionales, que cada día nos hacen mas dependientes. Si bien es cierto que desde las instancias de gobierno se abren algunas brechas para dar la pelea, también es necesaria la presión, formación, organización y transformación desde el pueblo. No estamos partiendo de cero, en nuestro país existen experiencias significativas en torno al desarrollo agrícola donde se reivindica el conuco y las prácticas autóctonas de nuestros indígenas, afrodescendientes y campesinos soberanos. Estos son los modelos que se deben promover en la construcción del socialismo. Se debe iniciar un camino de retorno a esos tipos de agricultura.  Los bolsones de resistencia pueden servir además de referentes, de fuentes de abastecimiento para otros campesinos de semillas tradicionales.  En nuestro país no se produce semilla lo que obliga al campesino a depender de las empresas semilleras. Para superar estos problemas, se puede trabajar en la promoción de semilleros locales o regionales. Ya existen algunas experiencias de este tipo en algunas regiones o localidades pero aun insipiente. Necesitamos fortalecerlas y masificarlas.  Se debe promover las ferias de semillas locales y fortalecer las que ya existen, para recuperar algunas prácticas como el trueque y el intercambio, de tal manera que haya un flujo libre de semillas, y la base genética se ensanche.  Otra tarea importante es el promover el mejoramiento tradicional de las semillas, experiencias que se está perdiendo.  El Estado debe apoyar un tipo de investigación que busque soluciones originales a la crisis agrícola, cuyo objetivo principal sea superar una practica basada en insumos y mas bien utilizar las ventajas comparativas que tiene nuestro país: la biodiversidad.

82

 El pueblo en general debe investigar y educarse, para organizarse no solo como productor, sino como consumidor y exigir que lo que consumimos sea de calidad, sin agrotóxicos ni manipulado genéticamente.  Todas aquellas prácticas agrícolas artesanales que preserve la biodiversidad, que aun existen en algunos y algunas campesinas, deben reivindicarse, socializarse y desarrollarse como un patrimonio cultural para la soberanía y defensa integral de nuestro territorio. o Necesitamos nuestras semillas nativas, como por ejemplo las distintas variedades de tapiramas, Quinchoncho, caraotas, maíz, plátanos, topocho, yuca, batata, ocumo, ñame, etc. en sus diversos tipos y otras más que deben ser protegidas como parte de nuestra reserva cultural y herencia de nuestros antepasados, ya que están en peligro extinción.

BANCOS SOCIALES DE SEMILLAS, GERMEN DE LIBERTAD Y ESPERANZA
Por Gustavo Ramírez Los bancos sociales de semillas deben cumplir una función clave en la conservación de biodiversidad, así como para la seguridad y soberanía alimentaria. Las nuevas lógicas de producción de alimentos –altamente dependientes de energía fósil- han desplazado valiosas variedades tradicionales que co-evolucionaron con el ser humano por generaciones. Hoy constituyen una promesa de vida para la sociedad post-petróleo. El desarrollo de una sociedad que se abastezca de alimentos y materias primas no será factible sin el rediseño sustentable de los sistemas agrícolas y forestales, que no dependan de insumos derivados de energía fósil y donde el balance de energía neta sea positivo. Para esto es esencial contar con semillas de polinización abierta (como siempre las utilizaron los agricultores), que se adapten a los ecosistemas y a las nuevas condiciones del cambio climático. En la actualidad, las corporaciones del agro negocio tienden a desarrollar semillas manipuladas genéticamente y en lo posible castradas, como hace el gen “terminador”. Se patentan y sólo funcionan con toda la infraestructura química (petróleo dependiente).

83

Estas empresas se apoderan de las semillas nativas y criollas y las mantienen en sus bancos privados de semillas, para su uso futuro luego del “manoseo” de genes. Algunos ejemplos que han sido promocionados por los medios de comunicación, como el Banco de Semillas del Milenio en Kew Garden, Inglaterra, y la Bóveda del Fin del Mundo en Svalbard, Noruega, funcionan como eje de distracción. Svalbard intenta presentarse como un Arca de Noe Botánica para el futuro, donde en caso de guerras, grandes cambios climáticos, las semillas pueden mantenerse a salvo; aunque si esto ocurriera los campesinos no tendrían acceso a las semillas de estos bancos, en todo caso quedarán a disposición de la elite de turno. Este supuesto “sistema de seguridad total” para la biodiversidad, de la cual depende la agricultura mundial, es la muestra más elocuente de los intereses corporativos que se apropiarán de la custodia de miles de especies y variedades que fueron domesticadas y mejoradas a lo largo de decenas de miles de años por la humanidad toda. Estos y otros grandes bancos corporativos de semillas tienen la ilusión de dominar la biodiversidad con muestras supuestamente representativas, chatas, como una especie de foto, sin el transfondo de todo el proceso eco-social que está presente en la biodiversidad. La conservación de las semillas es un tema polémico donde nuevas leyes controlan el mercado, y es conflictivo porque los recursos genéticos son la materia prima más valiosa que ha sido donada por los pobres a los ricos. En los últimos 30 años, entre un 95 y 99% de las semillas han sido recolectadas en países empobrecidos del sur para avanzar en el desarrollo de los bancos corporativos. Las semillas genuinas son alejadas del alcance de los agricultores los cuales, por el contrario, son invadidos por las semillas modificadas genéticamente, a las que además deben comprar y pagar en el mercado. Por otra parte, las legislaciones nacionales e internacionales, impulsadas por lobbies corporativos, se empeñan en hacer ilegal el intercambio libre de semillas que ha venido ocurriendo desde el inicio mismo de la agricultura, siendo este intercambio el que realmente mantendrá la biodiversidad y la podrá seguir mejorando como siempre lo ha hecho. Por esto la estrategia en el presente y futuro, donde el alto costo de la energía y tecnología para estos sofisticados bancos será insustentable, es contar con cientos de pequeños bancos populares de semillas dispersos por todas las bioregiones del planeta. Las comunidades de campesinos son las que mejor pueden hacer el trabajo de conservación y uso de la diversidad genética, como bien común de la humanidad.

84

Tecnología apropiada para la conservación de semillas Lo que está almacenado por las grandes instituciones gubernamentales de semillas no está necesariamente vivo o siquiera seguro. Muchos de estos bancos, a pesar de la dedicación de científicos y técnicos, no pueden contrarrestar la falta de compromiso político, presupuestos anémicos e instalaciones escuálidas y anticuadas; por otra parte, se sabe de numerosas colecciones que simplemente se tiraron o se descuidaron. En la actualidad los grandes bancos de semillas existentes que ponen énfasis en mantener las colecciones a muy baja temperatura (entre -15º a -20ºC) y en costosos edificios, hacen insostenible dichos diseños en el futuro escenario descendente de energía. Para ello es necesario contar con recintos especiales muy costosos en su construcción y con métodos sofisticados y de gran consumo energético para su mantenimiento. Además, los protocolos de estos bancos tienen serias fallas que recientemente han sido demostradas en publicaciones científicas. Un sistema revolucionario desarrollado en la Universidad Politécnica de Madrid, ha demostrado que las temperaturas muy bajas no tienen significancia; en cambio, el éxito de conservación, incluso por siglos, está dado en mantener la humedad de las semillas a niveles muy bajos. Este método es de mínimo costo, disminuye en un 95 % las tareas de mantenimiento de un banco de semillas (cualquiera sea su escala), y permite tanto a grandes como pequeños bancos adaptarse a la era post-petróleo. Ferias y redes de semillas Las ferias convocan a los pequeños agricultores a practicar un rito milenario que es el del intercambio de material genético. En esta celebración se respira un aire de fiesta y esperanza. Este espacio es clave para intercambiar información y conocer proyectos.Debido a que en ámbitos como en nuestro país estos encuentros se están recomenzando a celebrar después de décadas de un vacío en el tema, las ferias son oportunidades importantes de re-capacitación sobre muchas prácticas antiguas para evitar entrecruzamientos entre variedades y sobretodo para que sean conocidas por las actuales generaciones de agricultores. Las redes de pequeños y medianos bancos sociales, comunitarios o familiares de semillas son otro aspecto clave para la soberanía alimentaria. Un banco de semillas toma fuerza cuando puede enviar y recibir material de otros bancos; de esta forma la biodiversidad es cuidada en varios lugares al mismo tiempo y está disponible en

85

cualquier momento para los campesinos. Estas redes, a su vez, pueden construirse y mantenerse si las prácticas de conservación del material se hacen correctamente.

BANCOS DE SEMILLAS COMUNITARIOS
Antonio José da Silva Sindicato de Trabajadores Rurales de Solânea, Maria Paula Almeida AS-PTA.Municipio de Solânea, Estado de Paraíba BRASIL, En la región nordeste de Brasil vive el 28,5% de la población del país y más del 60% de su territorio pertenece a la zona semiárida. Sus habitantes deben convivir con las "secas", períodos sin lluvias que pueden extenderse de 2 a 3 años. Las consecuencias de una seca son devastadoras: colapso general en el abastecimiento de agua para el consumo humano y animal, disminución sensible del rebaño y descapitalización de las familias con la consiguiente desorganización de algunas haciendas. En ciertos casos, esto conduce finalmente al éxodo de la población afectada hacia otras regiones. Desde el punto de vista de la biodiversidad, las presiones sobre los recursos genéticos locales aumentan. En los años de seca, hay muy poca o ninguna producción agrícola, lo que afecta enormemente las reservas familiares de alimentos y de semillas. En las situaciones extremas, la semilla es consumida, al convertirse en la única fuente de alimento disponible. Las adversidades del lugar son explotadas por los que poseen mejores condiciones financieras, "los patrones", que ofrecen la semilla "a meia"", o sea que la mitad de la producción irá como pago para el dueño de la semilla. Los programas gubernamentales de semillas donan a los agricultores grandes cantidades de semillas de variedades mejoradas y no reconocen a los agricultores como productores de semillas. Estos hechos -la sequía, la utilización política y la concepción de las políticas gubernamentales- han causado la erosión genética de las variedades locales, conocidas por los agricultores familiares del estado de Paraíba como "semillas de pasión". Desde 1992, el Sindicato de Trabajadores Rurales de Solânea, Estado de Paraíba, ha buscado la creación de bancos de semillas, que aseguren la autonomía de los agricultores en el abastecimiento de semillas. La asociación con la AS-PTA en 1994 permitió la expansión de ese trabajo, que hoy no sólo incluye el rescate y multiplicación de la diversidad de variedades locales, sino también la diversificación de los cultivos, la plantación de árboles y el aumento de la reserva de forraje para los animales.

86

CONTEXTO DE LA EXPERIENCIA La experiencia se ubica en el municipio de Solânea, en la zona Agreste del estado de Paraíba, región nordeste de Brasil. En esta región se encuentra 28,5% de la población brasileña y es considerada la más pobre del país, con cerca de 60% de su territorio caracterizado como semiárido. La región semiárida es conocida como polígono de las secas y el estado de Paraíba tiene cerca de 98% de su territorio dentro del mismo. En Paraíba, entre el litoral húmedo y el interior semiárido se encuentra el Agreste, región de transición con gran diversidad ambiental, en donde se localiza el municipio de Solânea. Otra característica específica de este municipio es la cantidad de minifundios, es decir, muchos agricultores familiares con pequeñas extensiones de tierra y una alta densidad demográfica (100 hab/km2 aproximadamente), es una región muy deforestada. A pesar de las malas condiciones de vida, existen líneas eléctricas y caminos a lo largo de la zona rural así como servicios de seguridad social para los agricultores mayores de 55 años. En la región semiárida del nordeste, el manejo de la biodiversidad es el pilar principal de la sustentabilidad de la agricultura familiar. La producción está dirigida tanto hacia las necesidades alimentarias de la familia y de los animales, como a la generación de excedentes para la comercialización en el mercado local. Esta lógica privilegia sistemas de pluricultivo asociados con la cría de diversas especies de animales, generando una interdependencia entre los diferentes subsistemas. La diversificación de las especies manejadas lleva a la organización de diferentes parcelas de cultivo, con arreglos diferentes, dentro de la misma unidad productiva. Las unidades de producción familiar no están especializadas en un único cultivo, pues esta opción llevaría, inevitablemente, a una mayor fragilidad del sistema y al aumento de los riesgos, tanto desde el punto de vista agronómico como económico. Es común por tanto encontrar en la región semiárida de Paraíba cultivos diversificados, asociando al mismo tiempo a más de 5 especies e innumerables variedades de cada especie. Una tradición de las familias rurales de la región semi-árida, es producir y guardar su propia semilla en la casa, que se ha consolidado a lo largo de décadas, a través del uso, las prácticas de conservación de la diversidad agrícola, así como también la adaptación y selección de materiales, el intercambio y la experimentación sobre los recursos genéticos. Junto con los materiales se ha intercambiado y se ha perpetuado el conocimiento sobre la biodiversidad, sin el cual no sería posible el uso de la misma.

87

EL PROBLEMA Las denominadas secas son períodos sin lluvias que pueden extenderse de 2 a 3 años. Las consecuencias de una seca son devastadoras. Normalmente se produce un colapso general en el abastecimiento de agua para el consumo humano y animal, una disminución sensible del rebaño y la descapitalización de las familias con la consiguiente desorganización de algunas haciendas. Desde el punto de vista de la biodiversidad, las presiones sobre los recursos genéticos locales aumentan. En los años de seca, hay muy poca o ninguna producción agrícola, lo que afecta enormemente a las reservas familiares de alimentos y de semillas. En las situaciones extremas, termina consumiéndose la semilla, al convertirse en la única fuente de alimento disponible. Esto pone en riesgo el plantío de la próxima zafra y provoca la erosión genética de las variedades locales. Otra consecuencia es el aumento de la presión sobre los recursos forrajeros nativos, en la medida que cualquier vegetación verde se convierte en alimento para los rebaños hambrientos. La poca disponibilidad de tierra y su uso intensivo, junto al régimen de arrendamiento, compromete la reserva familiar de granos y obliga a los agricultores a vender inmediatamente la producción. En condiciones ideales, la producción agrícola debería permitir la creación de una reserva familiar de alimentos suficiente para abastecer un período de siete meses, incluyendo además una reserva de semillas para los cultivos de la zafra siguiente. Sin embargo, en la mayoría de los casos no ocurre así y los agricultores terminan entrando en un círculo vicioso de dependencia de las semillas del "patrón" bienes materiales por el voto para ser electo. El abastecimiento de semillas en la época de plantío se realiza de diversas maneras. Si no hay semillas en casa, la primera opción debería ser la compra en la feria o el mercado local. Esta forma de acceso a la semilla existe pero, como la época de plantío también es de entre-zafra, el precio de la semilla llega a triplicarse en los años normales y a costar hasta seis veces más en los años de seca. De esta manera, como la compra de semilla en el mercado es inviable, quedan sólo formas menos dignas de acceso a la semilla y que también son menos ventajosas para los agricultores. El patrón u otra persona con mejores condiciones puede, por ejemplo, ofrecer semillas "a meia" o "a terça", o sea que la mitad o un tercio de la producción irá como pago para el dueño de la semilla. A su vez, políticos o alcaldes en campaña electoral donan semillas como forma de mantener a sus electores. Y aun más, la semilla de los "políticos" es donada en pequeñas cantidades y muchas veces llega después de las lluvias.

88

Es importante destacar que las políticas gubernamentales llevadas adelante por el sistema de investigación, extensión y crédito rural poco han contribuido a enfrentar o solucionar los problemas. La lógica que predomina todavía en el proceso de creación y difusión de tecnologías está orientada hacia la obtención de altos rendimientos por unidad de superficie a partir del uso de insumos artificiales. Este modelo crea y recrea el mito de la productividad, de la pureza genética, de la devastación de la vegetación natural y de grandes proyectos de riego. Los programas de semillas del gobierno son la expresión concreta de este tipo de enfoque. En primer lugar, estos programas utilizan solamente variedades mejoradas. Muchas de estas variedades tienen origen en otras regiones del país, por lo tanto con condiciones ambientales completamente diferentes. En segundo lugar, el número de variedades ofrecidas es poca, generalmente queda restringido a una variedad para cada una de las especies cultivadas. En 1999, por ejemplo, el gobierno del Estado de Paraíba ofreció en su programa, 30 y 100 toneladas de especies de frijol macassa y común, respectivamente. Es importante destacar que estas variedades nunca habían sido evaluadas por los agricultores que recibieron estas semillas. LAS ACCIONES El relato anterior evidencia que, a pesar de los esfuerzos de los agricultores para producir y guardar sus semillas a escala familiar, esta estrategia no ha sido suficiente para el abastecimiento anual de semillas ni para la conservación de la agrobiodiversidad. En este contexto es que surgen los bancos de semillas. El Banco de Semillas Comunitario (BSC) es un modelo alternativo encontrado por las comunidades agrícolas para administrar de forma colectiva la reserva de semillas necesaria para los plantíos anuales. El funcionamiento de estos bancos está basado en el "préstamo" de cada familia asociada a la comunidad de una cierta cantidad de semillas y la "restitución", después de la cosecha, de un poco más de lo recibido. Este sistema permite que cada familia produzca y mejore su propia semilla, pero mediante una gestión colectiva de la reserva. La tendencia es que, con el aumento de la reserva del BSC, la organización aumente su cobertura y genere también reservas de semillas para enfrentar las adversidades. Los Bancos de Semillas surgieron de la acción de la Iglesia Católica a través de las Comunidades Eclesiales de Base, en diversas diócesis y parroquias distribuidas por el Nordeste, a comienzos de la década de 1970. En esta época, el principal objetivo del BSC era la autonomía de

89

los pequeños agricultores en el abastecimiento de semillas y la creación de un espacio organizativo, en momentos en que el país vivía un período de represión a toda forma de organización que tuviera connotaciones políticas, como los sindicatos, por ejemplo. El Banco de Semillas de Solânea fue fundado en 1992, a través de un proyecto del STR, por el cual 87 agricultores asociados recibieron 1.722 kilos de semillas. En tres años perdió 65% de sus socios y quedó con apenas 33% de su reserva inicial. Pero la evaluación de los agricultores y agricultoras socios del Banco de Semillas del Sindicato, como era conocido, fue muy positiva, al permitir el acceso de los más pobres a las semillas, aunque para avanzar debía sufrir cambios en su gestión. Desde 1995, la sociedad entre el STR y las Asociaciones Comunitarias en torno a los bancos de semillas, con el apoyo de la AS-PTA, dio un nuevo impulso a algunas de estas antiguas asociaciones, inclusive originando otras, dentro de una nueva cultura asociativa, mediante la práctica de la gestión democrática colectiva. A partir de 1995, se fundaron Bancos de Semillas Comunitarios (BSC) en las comunidades y el banco del STR se convirtió en el banco madre, o sea, el que sustenta a los BSC, funcionando como un fondo de reserva que abastece a los bancos comunitarios en las épocas de seca y que ofrece las semillas iniciales para la creación de nuevos bancos. Este trabajo es desarrollado por los agricultores y agricultoras familiares del municipio de Solânea, vinculados a las Asociaciones Comunitarias y a las Comunidades Eclesiales de Base. En la actualidad existen nueve BSC con cerca de 250 familias asociadas. El diagnóstico de la diversidad agrícola realizado en los municipios de Solânea y Remígio, ha identificado 67 variedades de las tres especies más cultivadas en la región (frijol común, habas y macassa). Se constató que, a la vez que hay una enorme gama de variedades que son utilizadas por los agricultores familiares de la región, existe una fragilidad en los sistemas agrícolas, colocando esta diversidad y el conocimiento sobre ella en situación de riesgo. Se han tomado algunas medidas para impedir esta erosión genética: capacitación en la construcción de silos de semillas de diversos tamaños para almacenar diferentes variedades en un mismo banco; divulgación masiva de la localización de estas variedades entre los agricultores; promoción de eventos de intercambios entre agricultores para intercambio de material genético y de conocimiento; intercambio de las semillas recibidas de los programas gubernamentales por las semillas de pasión; implementación y evaluación de ensayos de competición de variedades y caracterización de los materiales conjuntamente con la Universidad Federal.

90

La base para la construcción de estas acciones es un amplio y participativo programa de formación técnica, metodológica y política. Desde el punto de vista técnico, el programa de formación busca aportar elementos que conduzcan a la reflexión y al mejoramiento de las prácticas de producción, conservación, tratamiento y almacenamiento de semillas. Se trabaja también con contenidos metodológicos para la actividad educativa, buscando reforzar la identidad político-cultural de los agricultores, a través de su universo de concepciones de la vida y del mundo. Desde el punto de vista político, el programa de formación trabaja al individuo como ciudadano consciente de su misión en la sociedad. Este es un espacio de formación para agricultores promotores a los cuales les corresponde la formación de otros agricultores. El STR y la AS-PTA han actuado principalmente en la capacitación de las familias de agricultores, abordando la manera de convivir con la naturaleza y protegerla, básicamente, en la región semiárida y de transformar esta convivencia en políticas públicas favorables y de reconstrucción de la identidad de los agricultores como investigadores y detentores de conocimiento valioso. Se efectúan diagnósticos participativos con los agricultores sobre la biodiversidad y otros temas. Se realizan con grupos de experimentadores bancos de semillas y fondos rotativos. Los agricultores y agricultoras discuten sus experiencias, presentan propuestas y dan continuidad a los trabajos. Las actividades prácticas incluyen el rescate de variedades y conocimientos, la creación de bancos de semillas de diversos cultivos para estimular la diversificación, el apoyo a la formación de reservas de semillas y granos, de fondos rotativos para la construcción de infraestructura hídrica, y la producción de mudas de árboles nativos en el ámbito familiar y en sociedad con instituciones de investigación, el apoyo a la creación de reservas de alimentos para los animales y la conservación de plantas nativas forrajeras. Se realiza también un gran esfuerzo para llamar la atención sobre la necesidad de desarrollar una investigación aplicada sobre los problemas de la región. LOS LOGROS Los resultados se han dado en el fortalecimiento de la organización de los agricultores en dos campos: la percepción, por parte de cada uno, de su importancia política, y el avance en el conocimiento de técnicas alternativas para la agricultura familiar. En verdad, los BSC constituyeron una innovación social viable, que fortaleció la dinámica de las asociaciones y de la gestión pública, contribuyendo así al fortalecimiento de las organizaciones de agricultores.

91

La oferta de semillas por los Bancos Comunitarios determinó una gran disminución, casi extinción, del sistema de semillas "de meia" o "semilla del patrón" y de "semillas a cambio de votos". En un estudio realizado en 1997 por los sindicatos de Solânea y Remígio, junto con la AS-PTA, para el cual fueron entrevistados 60 agricultores, 30 de ellos socios de los BSC, se llegó a las siguientes cifras: para los socios de los bancos, 43% de la semilla fue suministrada por el banco, 33% estaba guardada en la casa o provenía del vecino o pariente y 24% era "de meia" o fue comprada en la feria. Pero esta situación se invierte para los agricultores que no tienen banco en su comunidad, para los cuales 52% de la semilla provenía de la compra o "del patrón". La evolución de este proceso se evidenció cuando comparamos con una encuesta similar, realizada en 1994 en Solânea, antes del comienzo de los Bancos de Semillas Comunitarios, en donde la mayor parte de la semilla era "de mitad". En cuanto a la conservación de las variedades locales algunos resultados son anotados: dentro los 9 BSC de Solânea hay por lo menos 12 variedades de cultivos; fueron rescatadas 24 variedades de semillas de la regiones y están siendo re-introducidas. De estas, 3 estaban en situación de riesgo extremo y fueron multiplicadas para que aumentara su frecuencia; 6 especies de cultivo fueron ampliadas e introducidas; 19 variedades caracterizadas por los agricultores y por los registradores oficiales. También la conciencia por parte de los agricultores familiares de que ellos son conservadores de un patrimonio intelectual, cultural y genético importante que se refleja en manifestaciones culturales muy comunes en nuestra región, como son la poesía y la música. Por último, se instaló en Solânea un "sistema de seguridad de semillas" de calidad y adaptadas, en el cual el banco de semillas comunitario funciona como un espacio político organizativo, movilizador de procesos colectivos de conservación de la diversidad. Pero eso no es lo único. El sistema parte de las prácticas de acopio de semillas a escala familiar, articulándolo a otros espacios como la comunidad, el banco y la feria local. El trabajo iniciado con los bancos de semillas repercutió en otras áreas. Las familias beneficiadas han conseguido trabajar con sus propias semillas y diversificar sus cultivos. Han plantado árboles en sus propiedades y aumentado la reserva de forraje para los animales. Se han rescatado y producido variedades locales de plantas de cultivo, como porotos, caupí y habas, así como de plantas nativas; aumentó la diversificación de los cultivos y la reforestación de áreas de la finca a través del plantío de variedades nativas.

92

Hemos enfrentado la seca buscando la organización de las familias que están tratando de abastecerse de agua, semillas, alimentos para la familia y forraje para los animales. Hemos trabajado en el manejo de las plantas nativas, que están adaptadas a la región y son resistentes a la seca, como el juazeiro, el cardeiro, el facheiro, el xique-xique y otras, principalmente, para el consumo de los animales. Hemos estimulado a los agricultores a seleccionar, conservar y trabajar con sus propias semillas que están adaptadas a la región semiárida. No hay posibilidades de superar la sequía, pero hay formas de convivir con ella. Las referencias generadas en Solânea se han convertido en una contribución importante a la dinámica de generalización de los bancos de semillas comunitarios en el Estado de Paraíba, como elemento estratégico para la constitución de un programa de seguridad de semillas. Varios otros sindicatos de la región congregados en Pólo Sindicais da Borborema, han aplicado el sistema de BSC y rescatado sus semillas de pasión. En 2001 ya había 50 BSC distribuidos en 10 municipios del Agreste. Agricultores formadores de Solânea pasaron a integrar la formulación y ejecución del programa de formación técnica y metodológica de la Articulación del Semi-Árido Paraibano. Desde 1998, este grupo viene influenciando la formulación e implantación de parte del programa de semillas del gobierno del Estado. En el año 2000, 220 BSCs distribuidos en 55 municipios, con 6.500 familias socias, fueron acompañados por la Articulación del Semi-árido Paraibano. Fue a partir de este foro que reúne organizaciones de agricultores y la asesoría, que comenzamos a intervenir en la política del gobierno estadual. Después de muchas movilizaciones y debates sobre la construcción de un programa de semillas de calidad, adaptada, diversificada y apoyada por BSC, conseguimos que el gobierno apoyara los BSC con 50 T de semillas de pasión (60 variedades de 8 especies) para todo el Estado en el año 2002. LO APRENDIDO Y EL FUTURO Toda esta trayectoria del Sindicato de Solânea y de las comunidades para mejorar el acceso de los agricultores a las semillas y para disminuir la erosión de la agrobiodiversidad, fue una enseñanza para entender que es necesario instaurar un sistema de seguridad de semillas de pasión. Esto porque en un contexto de adversidades cíclicas, la sustentabilidad de un banco comunitario depende de su inserción en una estrategia de largo plazo que articule diversos bancos entre si, inclusive o banco madre, apoyados por un sistema de políticas municipales y estatal. Este sistema tiene que estar íntimamente articulado con los acopios familiares de semillas que es

93

donde se perpetua la conservación por las redes de intercambio de material genético y de conocimiento. Todavía falta dar algunos pasos para poder llegar al objetivo final. Si analizamos el panorama teniendo como punto de vista la sustentabilidad de la agricultura y del medio ambiente, podemos decir que los agricultores familiares son prestadores de servicios ambientales y sociales porque preservan in situ las variedades agrícolas de diversos cultivos fundamentales para nuestra seguridad alimentaria. Además, este servicio tiene un costo para los agricultores, que continúan produciendo en malas condiciones y viviendo con dificultades. Les faltan semillas cuando más se necesitan. Este peso no puede ser asumido solamente por los agricultores, sino que la sociedad que usufructúa de este beneficio debe viabilizar el sistema a través de políticas públicas favorables. En los campos técnico y metodológico ya se ha acumulado suficiente para la generalización de esta experiencia. No obstante, esa generalización enfrenta algunas limitaciones. Para contraponerse a las mismas, es necesario cambiar leyes y dar visibilidad a todo un conjunto de leyes positivas en la mayoría de las áreas ambientales, que reconozcan el valor de la agrobiodiversidad y el papel de los agricultores como conservadores de la diversidad. Por otro lado, es de fundamental importancia que las organizaciones de agricultores influencien las políticas públicas gubernamentales en diferentes ámbitos, en el sentido de construir sistemas sustentables de conservación in situ . Podemos decir que el uso de métodos como diagnósticos, experimentación participativa y gestión colectiva tuvieron buenos resultados. Y, sobre todo, un proceso de formación técnica, en materia de metodología y política, para los agricultores, implementado por el Sindicato, AS-PTA y las comunidades, fue el combustible apropiado para la transición. En todo momento, los agricultores y agricultoras son difusores y divulgadores de sus propias experiencias y han buscado nuevos conocimientos técnicos para sumar a los que poseen. Permanentemente han descubierto nuevos conocimientos en el campo de la biodiversidad y han buscado alternativas en las plantas.

COSECHA DE AGUA
Inga Agrònoma Trinidad Peña Escuela Agroecològica Ezequiel Zamora - Guambra INTRODUCCIÓN

94

La presencia del agua como líquido vital insustituible para la vida, está inmerso dentro de la visión del manejo agroecológico del agroecosistema. No obstante, desde hace algunas décadas viene ocurriendo en el mundo un fenómeno repetitivo cada vez que se enfrenta un año con escasas precipitaciones: la sequía, lo cual afecta no solo la actividad agropecuaria sino la vida diaria de las poblaciones rurales y urbanas. En la práctica, en la actualidad, hay menos agua y de peor calidad que hace tres décadas. Esto es evidente para cualquier observador. Enfrentamos una escasez creciente, producto de que la oferta de agua disminuye y la demanda aumenta considerablemente. Cada 22 de marzo se celebra el Día Mundial del Agua, que subraya la trascendencia de un recurso natural con valor económico, social y hasta político, no obstante, en discusión se encuentra la liberalización del abastecimiento de agua potable en países en desarrollo, lo que levanta protestas. La ONU ha declarado una década de acción hasta el 2015, con la que se propone reducir a la mitad el porcentaje de la población mundial que carece de acceso al agua potable y a los servicios sanitarios básicos, no obstante el neoliberalismo sigue su curso. Mientras que en países industrializados el preciado líquido es abastecido en abundancia y ha dejado de ser vía de transmisión de enfermedades, en países en desarrollo sigue siendo un recurso escaso, obligando a la población a recurrir a fuentes insalubres. Estadísticas de la ONU indican que alrededor de un millón de personas carecen de un derecho tan elemental como el acceso al agua potable. Se dice a menudo que las futuras guerras no serán ya por petróleo sino por agua. Expertos afirman, sin embargo, que la tierra tiene suficiente líquido. Lo que se necesitan son nuevas tecnologías para preservar las reservas de agua dulce y para depurar y tratar las aguas residuales Sin embargo, únicamente el 2,5% del agua del planeta es dulce, de esa Dulce: 69.5% están contenidas en los Glaciales, 30.1% está en el Subsuelo, 0,4% en la Superficie + atmosfera. Esta última distribuida de la siguiente manera: Lagos 67,4%, Tierra 12,2%, Atmosfera 9,5%, Humedales 8,5%, Ríos 1,6%, Biota 0,8%. La extracción del agua del subsuelo y superficie es para: Agricultura (69%), Industria (21%) y Doméstica (10%). Tomado del mapa de National Geographic (4).

95

Como se observa el agua renovable (lagos, ríos y mantos acuíferos no fósiles) es inferior al 0,1% de la total del planeta. Ya hemos extraído la mitad de ella; y más de la mitad de las grandes cuencas del mundo sufren hoy de la contaminación, la sobreexplotación y los conflictos políticos. Actualmente más de 1.200 millones de personas, sobre todo en América Latina, África y Asia, sufren la escasez del vital elemento en algún grado. Según el Fondo de Población de Naciones Unidas, dentro de 25 años una de cada tres personas en la Tierra tendrá poca agua o nada. América Latina de por sí ha sido un continente bendecido con agua en abundancia. Tan sólo Brasil cuenta con más de una quinta parte de las reservas mundiales de agua dulce. Organizaciones no gubernamentales señalan sin embargo, que las políticas neoliberales implementadas durante los últimos 20 años han tenido un efecto negativo. Unos 130 millones de personas, una cuarta parte de la población del subcontinente, no tiene acceso al agua potable. Una de las principales estrategias del neoliberalismo es la privatización de las fuentes de agua y de las empresas de tratamiento de aguas residuales. Uno de los principales argumentos para defender y poner en marcha la privatización ha sido la extendida corrupción, sin embargo no porque este servicio se encuentre en manos de empresarios se ha reducido el problema. En este contexto, para los pobres este bien básico es inalcanzable. Los pobres no tienen dinero para sufragar los costos funcionales de empresas operadoras de acueductos que ofertan el líquido como una mercancía más, y los gobiernos, en el esquema globalizador neoliberal, carecen de hacienda para apoyar a esas empresas y mucho menos a sus "clientes Uno de estos ejemplos lo tenemos en Bolivia y Uruguay. Tras meses de protestas, el gobierno boliviano tuvo que rescindir dos veces los contratos con grandes empresas abastecedoras de agua: En el 2000 en Cochabamba y a principios de 2005 en El Alto y en La Paz. En octubre de 2004 más del 64% de la población uruguaya votó a favor de una enmienda a la Constitución que declara el acceso al agua potable como uno de los derechos humanos universales. Existen entonces dos fenómenos claves que están siendo llevados por el neoliberalismo frente a la escasez inminente del agua: una es la privatización y la otra es la militarización de las más importantes de reservas de agua, o como se presenta eufemísticamente, bajo la "protección" de potencias extranjeras. Por ejemplo, diversos analistas concuerdan que uno de los objetivos estratégicos de la invasión a Irak

96

fue el control de los dos ríos más importantes del Medio Oriente, territorio donde el agua es tan preciada como el petróleo. Existen ejemplos mucho más cercanos: en Argentina, una investigación del Centro de Militares para la Democracia, llegó a una preocupante conclusión: "La cíclica presencia del Comandante del Ejército Sur de EE.UU. en la Triple Frontera, las declaraciones del Departamento de Estado y los rumores de que allí habría terroristas tienen un objetivo: el control del Sistema Acuífero Guaraní (SAG), un verdadero océano de agua potable subterráneo que tiene allí su principal punto de recarga". La Triple Frontera es la zona donde confluyen los límites de Brasil, Paraguay y Argentina. Se trata de un sitio con una gran biodiversidad. Allí se encuentran las famosas cataratas del Iguazú en medio de una fabulosa vegetación, y una de las mayores represas del mundo: Itaipú. En el área se halla también el Acuífero Guaraní, una de las reservas de agua potable más importantes del planeta. La Triple Frontera tiene alrededor de 470.000 habitantes, cifra que incluye a una gran comunidad árabe de unas 25.000 personas (5%), tanto musulmanes como cristianos. Insistentemente, en los últimos tiempos, los Estados Unidos vienen presionando a los gobiernos de Argentina, Brasil y Paraguay a que ejerzan un mayor control en la zona de la "Triple Frontera". Alegan que informes de inteligencia confirmarían la presencia de "células dormidas" de terroristas internacionales y actividades de lavado de dinero con qué financiarlas. Por otra parte, se ha hecho hábito que los gobiernos y los grandes consorcios transnacionales entren en acuerdos, especialmente por medio de tratados de libre comercio o variantes con el mismo fin, con los países pobres, y éstos endeudados se ven obligados —como única salida a sus crisis— a abrirse a la explotación ajena de sus recursos naturales, frecuentemente ubicados en terrenos ancestrales de los

97

pueblos indígenas, sin respetar los derechos de esos pueblos originarios, que a lo largo de milenios han tenido la sabiduría necesaria para cuidar a la "Madre Tierra y al agua que sostiene la vida", y que ya han dado muestras de su capacidad y voluntad de luchar por sus derechos y triunfar. Ellos cuentan con la solidaridad de los movimientos sociales del continente y del mundo. En el área agrícola, las fuentes de agua comienzan una relación competitiva entre el consumo humano y el uso para riego y cría. Todo esto unido a los procesos degradativos de los suelos, la reducción de la cubierta vegetal y la pérdida de la diversidad biológica, lo que trae consigo una gran afectación para nuestro medio ambiente, aspecto preocupante si tenemos en cuenta que aspiramos a llegar a lograr el desarrollo sostenible en nuestro país a través de la protección y uso eficiente de nuestros recursos naturales. En este contexto las prácticas de conservación y manejo de cuencas juegan un papel fundamental en el mantenimiento y mejoramiento de las fuentes de agua, pero también aquellas estrategias de “cosecha” de agua de lluvia que permiten un mejor aprovechamiento de la poca o mucha precipitación que ocurra, según la región.

MANEJO DE CUENCASMANEJO CONSERVACIONISTA DEL SUELO  > infiltración y mantenimiento de aguaCOSECHA DE AGUA DE LLUVIA Fosas de Recarga Recolección en tanques superficiales o subterráneos Desde techos AGUA Y AGROECOLOGIA
• Problemática e implicaciones del desabastecimiento del agua: quema, tala, deforestación, despilfarro del agua en el uso domestico, problemáticas políticas sobre el control del agua. Alternativas para preservar y conservar el agua Cosecha de agua Conservación de cuencas y quebradas Sistemas de riegos que economicen el agua Sistemas artesanales e indígenas de riego.

• • • • • • Cosecha de agua.

“Cosecha del Agua.” término considerado en el proceso de captación del agua de lluvia, su almacenamiento de manera superficial y subterránea, basados en las experiencias obtenidas durante los últimos años de trabajo en el manejo integral de los recursos naturales y que permiten incrementar la recarga de los acuíferos.

98

Entre los factores que originan la pérdida de agua y suelo, que incide con mayor frecuencia en las partes medias y altas de las cuencas, destaca la deforestación, el cambio de uso del suelo, el uso inadecuado de terrenos agrícolas en áreas de temporal con fuertes pendientes, el sobre pastoreo, los incendios forestales, que a su vez causan problemas que afectan las partes bajas de la cuenca, tales como avenidas sin control, desbordamiento de ríos e inundaciones de áreas urbanas, sedimentación y obstrucción tanto de cauces como de cuerpos de agua y obra hidráulica, además de la pérdida de agua en la temporada de lluvias a través de cauces y sistemas de drenaje. Todo ello ocasiona recarga, alteración climática, contaminación de corrientes superficiales y cuerpos de agua, lo que contribuye al deterioro de las condiciones ambientales y socio-económicos de la población. Es necesario aplicar este nuevo concepto, que como ya se mencionó, se refiere a la captación de agua de lluvia, con obras adecuadas para su aprovechamiento, retención, almacenamiento superficial y subterráneo. El agua de lluvia es agua blanda. (agua con pocas sales minerales) Tratándola adecuadamente se puede usar en viviendas para alimentar la lavadora (ahorrando mantenimiento y buena cantidad de detergentes) y en otros edificios para inodoros, riegos, etc. Con el aumento de superficies selladas (tejados, calles, etc.) en los últimos años se hace cada vez más visible el error de este sistema. El agua, en vez de penetrar en el suelo donde recarga los acuíferos subterráneos, se envía (a través de depuradoras) a los arroyos y ríos más próximos. El resultado es devastador. Los acuíferos se recargan cada vez menos y en caso de lluvias torrenciales se sobrecargan los ríos produciendo inundaciones y erosión. El almacenamiento subterráneo es muy importante, porque permite recargar los acuíferos, evitando su agotamiento. Al realizar estas acciones, por un lado se reduce la escasez del preciado líquido y por el otro, con el manejo de cuencas, se evita o reducen las avenidas y torrentes que inundan campos y poblaciones, que depositan gran cantidad de azolves y finalmente ocasionan que grandes volúmenes de agua dulce se pierdan en el mar. Para mantener el agua de las cuencas, existen diversos tipos de obras y prácticas como son: zanjas, trincheras a nivel, represas escalonadas, terrazas, pozos de absorción que permiten almacenar una buena parte del agua de lluvia para su uso posterior.

99

No obstante, generalmente cuando hablamos de represas imaginamos grandes obras de infraestructuras que mantienen millones de metros cúbicos de agua. De las represas de las que hablamos dentro del enfoque agroecológico, son aquellas que no implican un impacto al ambiente tal que modifique al ecosistema. Mas de 45 mil grandes represas se han construido en el mundo, han desplazado directamente a 100 millones de personas en todo el planeta y han inundado tierras equivalentes a tres veces el territorio de España o toda la región del Plan Puebla Panamá. El impacto ecológico ha sido irreversible con la inundación de bosques. Miles de zonas arqueológicas y culturas se han sepultado bajo las aguas. La biodiversidad se ha perdido al tiempo en que el impacto en el cambio climático ha sido desastroso. Los pueblos se han militarizado y se les ha alejado de los medios de subsistencia. Ahora, mientras en el norte cierran represas en el sur se abren. Las empresas y las maquiladoras migran hacia las regiones pobres porque ofrecen un paraíso fiscal, tierras y mano de obra baratas, exención de impuestos y la infraestructura se remata a precios irrisorios. Ahora los pueblos se encuentran en confrontación con un nuevo actor: las empresas transnacionales que cada vez se enriquecen más. Mientras, las promesas de agua, energía eléctrica, pavimentos, clínicas, escuelas y proyectos productivos nunca fueron cumplidas para los desplazados por las represas en nombre del desarrollo. Mientras unos afirmaron "¡Nos quieren despojar de nuestras tierras!", Otros confirmaron "¡Ya nos saquearon, ni una presa mas!" Es indispensable entonces que acciones apropiadas para cosechar el agua, se lleven a cabo sistemáticamente en todo el territorio nacional, de manera simultánea con una reforestación exhaustiva. Por todo lo anterior, se puede observar, que si queremos disponer de más agua, es necesario cosecharla con obras adecuadas, de tal manera, que la mayor parte de la precipitación pueda detenerse e infiltrarse o conducirse a los almacenamientos disponibles.

Conservación del suelo y el agua.
Las prácticas de conservación minimizan la degradación de la estructura, composición y biodiversidad natural del suelo, de tal modo que reducen la erosión y degradación del suelo, la escorrentía superficial y la contaminación del agua. Las siguientes son algunas de las prácticas establecidas para la conservación del suelo y agua:

100

Cultivo en filas en el contorno

Es una práctica común en la zona alta, que consiste en realizar todo trabajo en terreno con fuerte pendiente, acompañando la topografía del terreno; es decir, en contorno, siguiendo la curva de nivel para que no se facilite el escurrimiento del agua que causa la erosión del suelo. No obstante, esta práctica debe ser acompañada con el uso de otras, ya que aislada no resuelve completamente el problema de la pérdida de suelo. • Terrazas de cultivo (definir que son terrazas) Hacer terrazas puede suavizar una ladera a una serie de áreas planas. En vez de correr por una ladera, el agua de lluvia se detiene en cada uno de los niveles planos de las terrazas.

Para los árboles, las medidas incluyen cuencas redondeadas, diques semicirculares, diques en medialuna, hoyos de retención y hoyos profundos.

Manejo de vegetales coberturas muertas o verdes.

desechos como vivas, abonos

101

Coberturas vivas: Son plantas que se usan para mantener el suelo cubierto; se aprovecha las hierbas espontáneas dentro del cultivo, cortadas a unos 7 u 8 centímetros del suelo, y los abonos verdes, como las leguminosas fijadoras de nitrógeno, entre ellas: frijoles, vainitas, arvejas, caraotas, quinchoncho, crotalaria, kudzú, frijol terciopelo y canavalia. También se utilizan los pastos, como el gigante, estrella, grama y otros. Coberturas muertas o mulch: Picando y esparciendo sobre el suelo hojarasca, paja, residuos de cosecha o de arvenses, para mantener la humedad, aumentar la infiltración de agua y para controlar hierbas no deseadas. • Estructuras para retención y detención del agua

Zanjas y pozos de infiltración Ayudan a detener agua, tierra y materia orgánica, establecer árboles y vegetación, controlar la pérdida de suelos y almacenar agua, donde más se necesita: ¡Adentro de la Tierra! Son una manera sutil pero prometedora para recargar los mantos acuíferos, si

fueran realizadas a gran escala en las montañas y laderas sin capa vegetal.Las zanjas de infiltración solo se pueden implementar en terrenos, donde todavía queda algo tierra o por lo menos la capa de arcilla, para poder excavar. No se pueden realizar en los terrenos totalmente erosionados hasta la capa de la roca madre.En laderas que tengan una inclinación entre 2 y hasta 45%, se recomienda construir zanjas sobre las curvas a nivel. Cada ladera debe llevar una distancia diferente entre cada curva de nivel, de acuerdo con la pendiente e inclinación. Esto se debe a que el agua no escurre igual en todas las laderas.También pueden establecerse sistemas de zanjas de infiltración combinadas con pozos o fosas de recarga.

102

Cosecha de nacimientos de agua, riachuelos permanentes y temporales Para esto utilizamos canales de desviación, diques, presas, estanques. En zonas secas y desérticas hay que poner atención a los contornos del terreno, hay muchos lugares donde durante los aguaceros fluye o se junta el agua. Estos serán los sitios para construir presas y estanques.

arroyos,

cascadas,

Otro ejemplo de cosecha de agua de lluvia a partir de zanjas, lo constituye la experiencia del fundo Shaja en el departamento de Lima, Perú, a 3000 msnm., donde solo hay una estación lluviosa de tres meses. El agricultor utiliza el agua recolectada desde una zanja o canal en la parte más alta de su fundo, utilizándola para riego por goteo, realizado por él mismo, para los cultivos como la papa, arvejas, alcachofas, y otras hortalizas, y riego por aspersión para pastos y otros cultivos forrajeros como la alfalfa, con lo cual puede cultivar todo el año.

Estructuras para control de erosión

Barreras vivas y muertas Las barreras vivas pueden formarse de muchos diferentes tipos de plantas: En los barrancos pueden ayudar árboles como el sauce para detener el suelo de las orillas. Para la formación de terrazas se puede sembrar pastos, vetiver, malojillo o árboles de la familia de leguminosas, preferiblemente

103

especies que se pueden podar periódicamente para la obtención de leña (como bambú, patarratón, etc). Las barreras muertas pueden construirse de cualquier material natural, como palos, troncos, piedras, pasto seco, tierra o paja. Se fijan en la tierra con estacas hechas de palos y postes de madera. Reducen la velocidad del agua en los barrancos y los campos de cultivo. Cumplen el mismo fin que los muros de piedra dejan pasar el agua, pero retienen suelo y materia orgánica Zanjas de coronación Las zanjas de coronación son una especie de canales que se construyen en la parte alta de las parcelas agrícolas, con el fin de proteger los terrenos de las lluvias fuertes y tienen una caída suave (con 1 a 2%de pendiente), con lo cual desvían el agua proveniente de las partes altas sin causar daños de erosión.

La conservación del suelo también se realiza a partir de medidas de ingeniería, las cuales dependen de la ubicación, pendiente, tipo de suelo, y cantidad e intensidad de la precipitación. Las medidas usadas comúnmente son las siguientes: • Presas de gavión

Las presas de gavión (ver gráfica a la derecha) se construyen en los barrancos, donde baja mucha agua después de los aguaceros fuertes en la temporada de lluvia. Como esto a lo mejor pasa nada más una o

104

dos veces en el año, resulta a veces poco imaginable, que estas presas se pueden llenar rápidamente en cuestión de minutos. Es importante dejarles en la parte superior un canal suficientemente ancho para que pueda desbordarse el agua, una vez que se haya llenado la presa. Si los terrenos montaña arriba están muy desprotegidos, se pueden llenar con tierra en poco tiempo. Las presas de gavión están construidas con cajones de malla que se rellenan con rocas, y se entretejen entre si, cuando se colocan para formar barreras resistentes. Detienen la velocidad del agua y alcanzan a captar tierra y sedimentos, que de otra manera se perderían en los grandes ríos. Si se construyen varias presas de este tipo en un barranco, es posible, retener suficiente agua en la tierra, pudiéndose aprovechar hasta muchos meses después. Estas presas, en conjunto con otras estrategias, pueden ayudar a recuperar manantiales, que se han perdido a causa de las malas prácticas agro-forestales.

Pequeños represos y otras taponamiento de cárcavas

estructuras

de

Los represos son estructuras temporales construidas con materiales disponibles en la localidad. Los tipos de represas son: con palos, con roca suelta y con alambre tejido, con sacos llenos de arena, entre otros. Presas filtrantes: Una solución muy sencilla para estos casos es la construcción de «presas filtrantes», en barrancos y cauces de los arroyos y manantiales, que dejan pasar el agua, pero retienen tierra y materia orgánica. Estos se construyen de piedras y rocas amontonadas, sin el uso de cemento- en algunos casos reforzados con malla ciclónica. Cuidado de no hacerlas demasiado altas, porque se pueden tumbar con la fuerza del agua después de los aguaceros- mejor hacer varias presas chiquitas Esta técnica también es útil en el manejo de agua en el paisaje, en la captación de materia orgánica evitando la erosión del suelo.

105

Charcos de filtración o estanques
Estas estructuras almacenan agua para el ganado y recargan el agua subterránea. Son construidas excavando una depresión para formar un depósito pequeño, o construyendo una pequeña represa en una cárcava, con el fin de almacenar el agua. Los proyectos de abastecimiento de agua pueden también servir para la mitigación de sequías. Actividades como el planeamiento del uso de agua, la cosecha de agua de lluvia, la colección de agua usando estructuras superficiales o subterráneas, el mejor manejo de los canales y pozos, la explotación de recursos hídricos adicionales mediante la perforación de pozos y la construcción de presas pueden ser implementadas como parte de un plan de mitigación de sequías. Una muestra de su utilización la constituyen los “atajos” o estanques en Bolivia, Cochabamba, iniciados en los años 90, y que para 1994 adquirieron un reimpulso con la asignación de presupuesto del gobierno central, fortaleciéndose principalmente los atajos individuales o familiares.

Un ‘atajado’ construido en ladera de fuerte pendiente en Bolivia La experiencia de Bolivia en agricultura de estanque ha mostrado que, sin importar qué tan relevante pueda parecer una tecnología en el momento de implementación del proyecto, siempre existe lugar para mejorarla • Fosas de recarga

Son fosas o zanjas que se construyen estratégicamente en las zonas cercanas a pozos profundos para permitir la infiltración de agua suficiente de manera tal que permita la recarga de los acuíferos subterráneos. Generalmente en zonas más altas o en donde el escurrimiento superficial sea más favorable.

106

Zanja de recarga alimentando un acuífero y a un pozo de abrevadero cercano Otras estrategias de cosecha de agua • Desde los techos

La recolección de agua de lluvia permite acumular la precipitación o la humedad para el uso inmediato o eventual en irrigación o necesidades domésticas. La parte del agua de lluvia colectada de los techos puede ser almacenada en una cisterna o un tanque para uso posterior.

Para evitar, que el agua se pudra o se llene de mosquitos, las cisternas tienen que estar bien cerradas y protegidas de la entrada de luz, viento, polvo y animales. Puede ser desde el sistema más sencillo hasta el más complejo, involucrando sistema de colección, filtros, almacenamiento, distribución y arreglo del paisaje, con lo cual no solo se aprovechará el agua de lluvia sino que se disfrutará de un ambiente agradable.

107

El uso de agua de lluvia puede generar un ahorro en la demanda de agua potable considerable • estanque de un caucho

Un estanque de un caucho de tractor o camión puede ser una manera fácil, creativa y económica para agregar una zona húmeda al jardín, especialmente donde no disponemos de dinero y cantidades de agua suficientes para realizar presas o bordos …se corta un caucho viejo de un camión o tractor por un lado. Para esto se utiliza un cuchillo de zapatero bien afilado y agua de jabón o aceite como lubricante. Excavamos un hoyo, un poco más grande que el caucho, y lo acolchamos con arena y cartón. Después se pone una lona de plástico (o varias). La lona de plástico se extiende hacia el área alrededor del caucho, la cual rellenamos con tierra, se crea de esta manera una zona húmeda, la cual puede ser aprovechada por una buena variedad de plantas y especies, como la menta, lechugas, fresas.

108

Diseño integrado del predio para un uso eficiente del agua Cosecha de otras superficies no permeables En Perú, el sistema de recolección de aguas de lluvia (RWH) consiste de un campo de recolección de agua de lluvia, tanques para su almacenamiento y para el suministro de agua e instalaciones para el riego. Se usan las superficies menos permeables de estructuras existentes para la recolección del agua de lluvia. En este sistema, para el agua de uso doméstico que requiere agua limpia, se utilizan techos con tejas y patios recubiertos de concreto. Las carreteras pavimentadas, las carreteras rurales, los patios de trilla y las áreas deportivas son usados para recolectar agua de lluvia para riego. Algunas veces, las cimas o las pendientes son recubiertas con losas de concreto para incrementar la escorrentía. Los tanques tienen, generalmente, forma de botella con un diámetro de unos 3 a 4 m y una profundidad de 5 a 6 m. Los tanques de riego usualmente tienen una capacidad de 30 a 50 m3. Una tapa de concreto en forma de cúpula, con un grosor de 10 a 12 cm, ayuda a sostener el peso del suelo y la presión de la superficie. Un hueco en el centro funciona tanto para la salida del agua como de registro del tanque. El fondo del tanque está hecho de concreto de 10 cm de grosor. El tanque bajo tierra tiene las ventajas de prevenir la pérdida por evaporación y mantener una baja temperatura, lo cual ayuda a

109

mantener la calidad del agua. Cada tanque es usado para el riego suplementario

Con el fin de reducir los costos se usan materiales de fabricación local; los tanques son construidos de ladrillos de arcilla no cocida (adobes) unidos con mortero. Las paredes son recubiertas con una mezcla de cemento y arcilla sobre malla de gallinero y acabadas con un friso de cemento puro, a prueba de agua. Estos tanques son menos caros de construir que las estructuras de concreto convencionales, y la experiencia ha demostrado que pueden ser hechos por albañiles del lugar, con habilidades básicas de construcción. Generalmente, los albañiles locales necesitan sólo una sesión práctica de capacitación para dominar el método de construcción. Manejo de cuencas El enfoque de manejo de cuencas se asocia a temas de gestión ambiental, de ordenación del territorio, de desarrollo regional y de gestión ambiental integrada y, por último, de todas las acciones orientadas al mejoramiento de la calidad de vida de los habitantes de una cuenca. Cabe recordar que lo que se debe “manejar” primero no es la cuenca en sí, sino las intervenciones que el ser humano realiza en la misma, considerando el efecto que dichas intervenciones ocasionan en la dinámica de la cuenca. Protección del patrimonio forestal. El bosque es un bien que no tiene precio. En el estudio de los espacios naturales el aspecto económico tiene una gran importancia. Pero hasta hace poco tiempo, el valor de la producción forestal se limitaba al de los productos que tienen precio de mercado: madera, leñas, pastos, cortezas, helechos, frutos, plantas aromáticas y medicinales, caza y pesca. El bosque, considerado antes como un modo de ocupación de suelos y fuente de obtención de madera y energía, y después como un medio para mejorar estructuras agrícolas, empezó más tarde a analizarse como instrumento de

110

desarrollo rural. Actualmente se le atribuye un papel relevante en el medio ambiente y la ordenación del territorio, por ello la reforestación debe ser una actividad universal en todos los niveles, ya que influye directamente en el mejoramiento del ambiente, debido a la producción de oxígeno, así como al mejoramiento de suelos. Es importante hacer hincapié que la forestación se complemente con las obras hidráulicas como los mencionados anteriormente, que permiten encauzar los escurrimientos hacia los lugares donde se considere más necesario este vital elemento. Los árboles y los bosques ayudan a la retención de agua. ¿Qué sucede entre el árbol y el suelo para qué se retenga el agua? Las observaciones compartidas con los campesinos, nos dan a entender que se dan la integración de fenómenos biológicos, físicos y químicos en la cosecha de agua dulce. La influencia de los árboles en el ciclo del agua. Los árboles y los bosques ayudan a la retención de agua. Debido a la estructura y composición, muchos suelos cubiertos de bosques tienen una gran capacidad para retener agua. ¿Qué sucede entre el árbol y el suelo para qué se retenga el agua? Las observaciones compartidas con los campesinos, nos dan a entender que se dan la integración de fenómenos biológicos, físicos y químicos en la cosecha de agua dulce. Un primer fenómeno biofísico lo hemos aprendido en el papel que cumplen las hojarascas y el humus (materia orgánica descompuesta, proceso bioquímico) proveniente de la descomposición de las hojas, ramas y frutos, que se acumula sobre el suelo. En algunos bosques alcanza de 6 a 20 cm de profundidad. A medida que la hojarasca se abre y se va descomponiendo, los nutrimentos se liberan enriqueciendo la capa superficial de la tierra. Las hojarascas y el humus protegen al suelo del impacto directo del agua, ayudando a mantener la infiltración de agua sin perturbar los suelos. Después de infiltrarse, una parte del agua se escurre, otra se Percola o profundiza en los suelos. Acá y dependiendo de la diversidad de cultivos y su biomasa (peso total de materia orgánica (de vida) de los árboles) y sus distintos niveles de intercepción de agua es que se da el inicio de la cosecha de agua. Una asociación de cultivos por diferencia de biomasa retendrá más agua que un monocultivo. Estos cursos de agua constituyen el más importante recurso hídrico, ya que estos forman los ríos, riachuelos, espacios de humedad para la producción de los cultivos, quebradas, para la formación de las lluvias y el mantenimiento de las cuencas hidrográficas. Fuentes consultadas:

111

Ing. Yainedis Pérez Villegas. “La Desertificación y la Sequía. Su impacto en el patrimonio forestal de la provincia de Villa Clara”. Ministerio de Ciencia Tecnología y Medio Ambiente CITMA. www.villaclara.cu Zhu Qiang y Li Yuanhong. Pueblos ‘‘a prueba’’de sequía. Revista Leisa, vol 19 nro 2. http://latinoamerica.leisa.info. Guía para la Persona Educada de Cómo Cosechar Agua de Lluvia www.ose.state.nm.us/water-info/conservation/pdfmanuals/RainwaterHarvesting-Spanish.pdf Manejo sustentable del agua. www.tierramor.org. Manejo del agua en el paisaje. Proyecto Jalda. Sucre, Bolivia. www.green.go.jp/green/gyoumu/kaigai/manual/bolivia/03text/spanish/ 05.pdf RAFAEL UROSA ALCALÁ. Conservación Y Manejo De Cuencas Hidrogaficas. www.saber.ula.ve/.../alexandr/db/ssaber/Edocs/pubelectronicas/acade mia/vol1num2/rafael_urosa.pdf.

SALUD DEL SUELO
Ingra Agrònoma Trinidad Peña Escuela Agroecològica Ezequiel Zamora - Guambra Un suelo saludable es como una persona sana. Cuando éste está bien alimentado puede producir cultivos saludables y abundantes. Un suelo suave y suelto puede retener el agua como una esponja. Esta habilidad de retener el agua permite que las plantas continúen creciendo aunque haya sequías. En general, un suelo sano es profundo, de color oscuro, suave y húmedo cuando se toca. Además, se deshace fácilmente cuando se toma entre los dedos y al cortarlo se encuentran insectos y lombrices. La coloración oscura y la sensación grasienta se debe a la cantidad de años durante los cuales las plantas han crecido, han muerto y se han descompuesto en el suelo. Las plantas en descomposición no solamente proveen alimento a los

112

insectos y lombrices, sino a otros pequeños seres vivos que muchas veces no se ven. Éstos son los “microorganismos”, o sea animalitos y plantitas muy pequeñas que no los podemos ver a simple vista, que ayudan a proteger las plantas contra las enfermedades y a proveerles nutrientes, así como a descomponer la materia orgánica.

Al igual que una persona, el suelo debe tener acceso los nutrientes (su propio alimento), acceso al agua sin contaminantes y descanso para mantenerse saludable. Debe estar libre de agentes dañinos o sustancias peligrosas. Para nutrirlo, es indispensable regresar los residuos de las plantas o las excretas (estiércol) de los animales al suelo. La materia orgánica que se produce con los residuos de plantas y excrementos, los cuales descompuestos e incorporados al suelo, proveen de alimento a los microorganismos y mantienen el suelo suave y oscuro. Aplicar fertilizantes sin retornar la materia orgánica al suelo, es como tratar de mantener una persona saludable dándole solamente vitaminas, sin proveerle otros alimentos nutritivos. La importancia de mantener en el suelo un equilibrio químico (cantidad y proporción adecuada de nutrientes), físico (porosidad, capacidad de retención de agua, drenaje, temperatura y respiración) y biológico (todos los organismos visibles y no visibles del suelo), ha sido subestimada por los sistemas de producción convencional y su efecto ha traído como consecuencia suelos pobres y enfermos que no son capaces de sostener un buen rendimiento por sí mismos. La continua labranza para la producción de cultivos debe ser acompañada de medidas protectoras del suelo, evitando así su empobrecimiento o deterioro y, por ende, su capacidad para soportar los cultivos. El buen manejo del suelo permite que éste sea capaz de producir cultivos con buenos rendimientos, no sólo una vez, sino para las siembras futuras. Al trabajar demasiado el suelo, éste pierde su saludable coloración negra, pues los residuos de las plantas son continuamente removidos durante la cosecha o quemados en la preparación del suelo. La tierra puede empezar a debilitarse o endurecerse si el suelo queda desnudo y expuesto a los golpes de la lluvia, ya que ésta endurece la superficie y lava su contenido. Por otro lado, la aplicación continua de

113

plaguicidas también puede enfermar el suelo, pues éstos pueden matar los insectos, lombrices y microorganismos que ayudan a descomponer la materia orgánica Principios para desarrollar estrategias sobre el manejo de suelos Hay algunos principios generales que se deberían considerar como lineamentos básicos para desarrollar estrategias agroecológicas sobre los sistemas de manejo de suelos: 1. Aumentar la cobertura de los suelos

Es el principio más importante en el manejo sostenible de suelos porque conlleva múltiples beneficios: Reduce la erosión hídrica y eólica Una cobertura sobre el suelo lo protege de la fuerza de las gotas de lluvia y disminuye la separación de las partículas de los agregados de suelo, que es el primer paso en el proceso de erosión hídrica. Existe evidencia que un 40% de cobertura del suelo reduce las pérdidas de suelo a valores menores de 10% de lo que ocurriría en el mismo suelo desnudo (Figura 1), si bien esto se refiere sólo a la erosión por salpicadura.

114

Cuando la erosión es causada por una combinación de los procesos erosivos, como erosión por salpicadura y erosión en surcos, es muy probable que se requiera una cobertura más elevada del 40% para reducir las pérdidas de suelo a sólo 10% de lo que ocurriría en el mismo suelo desnudo. Investigaciones en Kenia sobre el efecto de diferentes coberturas orgánicas sobre las pérdidas de suelo con lluvias simuladas que provocaron erosión por surcos y salpicadura, mostraron que se requiere entre 67 y 79% de cobertura para reducir las salpicaduras (Cuadro 2).

115

Cuadro 2. Cobertura orgánica y pérdidas de suelo en dos lluvias simuladas (Barber y Thomas, 1981) Pérdida de suelo (t/ha) % Tratamient 2a cobertur 1a o Lluvi Promedio a Lluvia a 0 1 2 4 Promedio 0 46 67 79 1,40 0,22 0,12 0,03 0,44 6,27 1,70 0,83 0,26 2,27 3,84 0,96 0,48 0,15 1,36

En pendientes muy inclinadas la velocidad de la escorrentía aumentará con la pendiente, y también aumentará la capacidad de transporte de las partículas sueltas por la escorrentía. En esta situación la cobertura que está en contacto con el suelo, es muy importante, más aún que la cobertura aérea; la cobertura de contacto no solamente disipa la energía de las gotas de lluvia, sino que también reduce la velocidad de la escorrentía, y consecuentemente las pérdidas de suelo por un menor transporte de partículas (Paningbatan et al., 1995). Reduce la pérdida de humedad por evaporación y aumenta la humedad disponible La combinación de mayor infiltración y menor pérdida de humedad por evaporación resulta en mayor humedad disponible para el cultivo. Baja la temperatura La presencia de una cobertura disminuirá sustancialmente la temperatura en los primeros 5 cm de profundidad del suelo; en zonas o épocas donde las temperaturas son muy altas, una cobertura tendrá efectos benéficos sobre la germinación de las semillas, la actividad biológica, los procesos microbiológicos y el crecimiento inicial del cultivo. Temperaturas superiores a 40° C inhiben la germinación de las semillas de muchos cultivos, y temperaturas superiores a 28-30° C a 5 cm de profundidad restringen el crecimiento de las plántulas de muchos cultivos (Lal, 1985). Mejoran las condiciones de germinación La mayor humedad y las menores temperaturas crean mejores condiciones para la germinación de las semillas.

116

Mejora la estabilidad superficiales

estructural

de

los

agregados

El aumento en el contenido de materia orgánica del suelo mejora la resistencia de los agregados a la erosión y al encostramiento. Estimula la actividad biológica del suelo Las mejores condiciones de humedad y temperatura estimulan la actividad de los microorganismos y de la fauna; la macrofauna también requiere la presencia de una cobertura vegetal muerta sobre la superficie para su alimentación. Se ha demostrado la gran influencia de la aplicación de cobertura orgánica sobre la cantidad de lombrices en una parcela de maíz. Lal, et al., (1980) han obtenido una relación linear entre la actividad de las lombrices y la cantidad de cobertura aplicada (cuadro 7). Cuadro 7 Efectos de cultivos de cobertura con y sin la actividad de lombrices sobre las tasas de infiltración (Wilson et al., 1982) Infiltración Infiltración acumulativa equilibrada (cm/h) Pasto usado (cm/3h) como Con cobertura Sin Con Sin lombrice lombrices lombrices lombrices s Brachiaria sp. Centrosema sp. Pueraria sp. Stylosanthes sp. 490 220 270 390 64 72 76 74 75 30 90 60 19 18 16 16

Favorece el control biológico de las plagas

117

Las mejores condiciones biológicas pueden estimular la proliferación de insectos predatores de plagas. Reduce el enmalezamiento Por lo general una buena cobertura de los rastrojos ayuda a reducir sensiblemente la emergencia de muchas malezas. 2. Aumentar la materia orgánica del suelo

Este principio está estrechamente relacionado con el principio anterior de aumentar la cobertura, porque al incrementar la cobertura del suelo con materiales orgánicos se incrementa el contenido de materia orgánica de los horizontes más superficiales. Es más difícil aumentar el contenido de materia orgánica de los horizontes inferiores, y especialmente de los horizontes del subsuelo. Los efectos beneficiosos del aumento de la materia orgánica del suelo son: Incrementa la estabilidad de los agregados superficiales Esto resulta en mayor resistencia de los agregados al encostramiento, a la erosión hídrica y eólica, y una mayor tasa de infiltración. Aumenta la capacidad de retención de humedad del suelo Este incremento es importante especialmente en suelos muy arenosos. Incrementa la capacidad del suelo para retener nutrimentos Esto se atribuye al incremento en la capacidad de intercambio catiónico del suelo; como para la capacidad de retención de humedad, el incremento logrado a menudo no es importante excepto en suelos muy arenosos. Estimula la actividad biológica del suelo Una mayor actividad de la macrofauna resultará en una mayor macroporosidad del suelo y mayor incorporación y humificación de los residuos orgánicos. Los mecanismos para incrementar la materia orgánica de los suelos son los mismos que para incrementar la cobertura de los suelos, con la excepción de dejar las piedras en la superficie. 3. Aumentar la infiltración y la retención de humedad

118

Los efectos beneficiosos de aumentar la infiltración y la retención de humedad de los suelos son: Disminuir el déficit de humedad en los cultivos Incrementar el rendimiento y la producción de biomasa del cultivo Reducir la escorrentía. Esto resulta en menor pérdida de agua, suelo, fertilizantes, y menor uso de pesticidas que podrían provocar contaminación del ambiente. Mantener una cobertura protectiva de residuos sobre el suelo para evitar la formación de costras superficiales que impidan la infiltración de la lluvia. Reducir las pérdidas de humedad por evaporación reduciendo la velocidad del viento, lo que se puede lograr con cortinas rompevientos. Crear micro-barreras que impiden la escorrentía y dan mayor tiempo para la infiltración de la lluvia. Haciendo las labranzas y la siembra paralelas al contorno resultan pequeñas ondulaciones paralelas al mismo que dan mayor tiempo para la infiltración del agua de lluvia. De la misma manera la formación de camellones para formar el contorno, con o sin los surcos tapados, aumenta el tiempo disponible para la infiltración 4. Reducir la escorrentía

Los efectos beneficiosos de la reducción de la escorrentía son: Reducir la pérdida de suelo, agua, nutrimentos, fertilizantes y pesticidas; esto resulta en menor erosión de la parcela y menor contaminación ambiental aguas abajo; Aumentar el agua disponible para el cultivo, y con ello la producción de grano y de biomasa. Hay una relación muy estrecha entre la infiltración del agua de lluvia y la iniciación de la escorrentía; por lo tanto los principios que influyen en la infiltración también influirán en la iniciación de la escorrentía

119

Recolectar la escorrentía en estructuras dentro de las que filtra el agua. El tamaño, número, ubicación y distancia entre las estructuras, deben ser adecuados para recolectar toda la escorrentía y evitar desbordes que podrían causar erosión. Ejemplos son tinas o recipientes ciegos, que son más aptos para cultivos perennes, y barreras muertas que son más apropiadas para sistemas mecanizados y de tracción animal y donde las piedras pueden dañar los implementos o dificultar las operaciones. Para sistemas manuales, es mejor dejar las piedras en la superficie como una cobertura para promover la infiltración de la lluvia, y no removerlas y dejar los suelos desnudos y más susceptibles a la erosión. Construir estructuras que recolectan y conducen la escorrentía fuera de la parcela. Las acequias de ladera y los canales interceptores hechos a mano o con maquinaria, colectan y conducen la escorrentía a velocidades reducidas fuera de la parcela. Es muy importante que las acequias tengan un grado de inclinación suficiente para conducir la escorrentía a una velocidad que no causará erosión de las acequias. También debe existir un curso de drenaje donde se puede descargar la escorrentía, y la descarga no debe causar ningún problema de erosión al punto de entrada ni a lo largo del curso de drenaje debido al flujo mayor. Establecer barreras permeables y paralelas al contorno que frenan la velocidad de la escorrentía, creando así condiciones más favorables para su infiltración, como barreras vegetativas (o barreras vivas). El tipo de vegetación de la barrera, su forma de crecimiento, su densidad (es decir, el grado de contacto entre el suelo y los tallos de la vegetación), el ancho de la barrera vegetativa, el largo de la pendiente, su inclinación, y la presencia de rastrojos superficiales en la parcela, influirán en la eficacia de la barrera vegetativa para reducir la escorrentía. Introducción al suelo El suelo, entre otras funciones sirve de soporte a las raíces de las plantas y provee a estas de las substancias necesarias para su alimentación. Su composición es la siguiente: +Partículas minerales de diferente tipo y tamaño: arena, limo y arcilla +Materia orgánica formada por residuos vegetales y animales, más o menos degradados.

120

+Organismos vivos. +Aire. La atmósfera del suelo está formada en gran parte por vapor de agua y en menor medida por CO2 y oxígeno. Normalmente la mitad del volumen del suelo está ocupada por aire más agua.. +Agua, ocupa los espacios inmediatos a las partículas sólidas, y actúa como disolvente de muchas substancias y fluido transportador de partículas. En función de su cantidad ocupa poros de mayor o menor tamaño, desplazando al aire.. Textura y estructura a) Textura: La textura de un suelo se define por las proporciones de arena, limo y arcilla que posee. La textura es un factor muy importante en la capacidad de retención del agua y de nutrientes. En función del tipo y tamaño de partículas presentes en un suelo, la capacidad de adsorción de moléculas polares e iónicas varía considerablemente. Otros efectos dependientes de la textura son la plasticidad y la cohesión..

b) Estructura: Las partículas finas del suelo suelen estar unidas formando agregados o grumos, en la mayoría de los casos gracias a la acción de la materia orgánica (el complejo arcilloso-húmico6). Los espacios entre estos agregados se llaman poros, por ellos circulan aire y agua. Determinan hasta el 50% del volumen del suelo. Como se ha dicho, normalmente el aire ocupa la mayor parte de los poros grandes y el agua los pequeños. A su vez, los agregados se juntan formando grupos mayores. La forma en que se unen las diversas partículas recibe el nombre de estructura, y tiene gran importancia sobre las propiedades del suelo. Por ejemplo, un suelo arcilloso, en el que el movimiento del agua es

121

lento y la aireación escasa, puede no presentar estos problemas si existe una buena estructura.. En ocasiones, el uso continuado y exclusivo de fertilizantes químicos conlleva la casi desaparición de la materia orgánica, cosa que favorece la desestructuración y el apelmazamiento del suelo. La estructura resultante recoge aspectos de la estructura masiva y de la estructura con cementos químicos. Agua, suelo y plantas Ante la absorción de agua por las plantas, se distinguen tres estados hídricos del suelo:. 1-Suelo saturado. Cuando el agua llena todos los poros desalojando al aire. Si la situación se prolonga las plantas mueren por asfixia de las raíces . 2-Capacidad de campo. Si no hay impedimentos (capas freáticas o horizontes impermeables, etc.), el exceso de agua se elimina por gravedad como agua de drenaje, ocupando el aire los huecos grandes. En ese momento se está a capacidad de campo . 3-Punto de marchitez. Cuando sólo queda agua en los pequeños poros, siendo retenida8 con tal fuerza que no es disponible para las plantas. No es una constante del suelo, sinó que varía en función de la capacidad de la planta para soportar condiciones de sequía (y por tanto de crear un potencial hídrico menor al del suelo). El agua de los espacios del suelo puede encontrarse en contacto con las paredes de las partículas o libre. Por ello, en un suelo arcilloso, donde la mayor parte de los poros son pequeños, la fuerza de retención, y por ello la capacidad de campo y el punto de marchitez, tiene un mayor potencial que en un suelo arenoso.. Complejo de cambio El Complejo de cambio engloba al conjunto de partículas con capacidad para adsorber moléculas polares e iones, adsorción que está en equilibrio con las concentraciones relativas en la solución del suelo.. Las partículas de arcilla y del complejo arcilloso-húmico se encuentran cargadas negativamente, por lo que atraen los iones de carga positiva, adsorbiéndolos. Por ello el complejo arcilloso-húmico se llama también complejo adsorbente.

122

Se derivan una serie de aspectos: + El complejo de cambio actúa como almacén donde están fijados reversiblemente muchos de los elementos nutritivos para las plantas. + El complejo de cambio permite a las plantas absorber los elementos minerales a medida que lo precisan. Esto es posible debido al intercambio de estos por substancias de carga positiva como H+ o radicales orgánicos, que las plantas segregan .. + En tierras muy empobrecidas deben recuperarse los niveles de materia orgánica, y posteriormente los de fósforo y potasio, entre otros elementos, para que los abonados posteriores sean eficaces. La CiC Todas las moléculas, en mayor o menor medida tienen minúsculas cargas eléctricas, positivas o/y negativas. Por ello en el suelo actúan como pequeños imanes, formando entre ellas estructuras. Las estructuras pueden ser muy simples, como la atracción entre una partícula de arcilla cargada negativamente y una partícula de un fertilizante cargada positivamente, o pueden ser muy complejas, como cuando hay la materia orgánica por medio, con infinidad de cargas eléctricas de ambos signos. La CiC o capacidad de intercambio catiónico es la capacidad del suelo para retener e intercambiar diferentes elementos minerales. Esta capacidad aumenta notablemente con la presencia de materia orgánica, y podría decirse que es la base de lo que llamamos fertilidad del suelo. No debe confundirse la C.i.C. con la capacidad complejante (más fuerte) de la materia orgánica. La C.I.C. está muy relacionada con el pH del suelo, de forma que al aumentar el pH también aumenta la C.I.C. Las cargas que presentan las arcillas en su superficie se pueden distinguir en dos grupos en función de la disposición de los elementos. Un primer grupo es de cargas permanentes, y un segundo grupo varía su carga según el pH. El pH del suelo Entre los diversos cationes fijados por el complejo adsorbente está el H+. La acidez y reacción del suelo viene determinada en su mayor parte por la cantidad de cationes hidrógeno fijados en relación con los demás iones. Normalmente el pH de los suelos varía entre 5,5 y 8,5,

123

siendo el pH óptimo para la mayoría de cultivos entre 6 y 7,5. Los dos factores naturales que más influyen en el pH del suelo son: 1. Naturaleza de la roca madre . 2. Clima de la región. Las temperaturas bajas y una pluviosidad abundante propician suelos ácidos. La vegetación también influye en la acidez del suelo, aunque su efecto está condicionado por los factores mencionados, ya que determinan el tipo de flora presente. Puesto que el equilibrio H+/Ca++ es determinante para el pH del suelo, si se dan pérdidas de calcio generalmente habrá una acidificación. Estas pérdidas ocurren debido al arrastre por el agua y por las extracciones de las cosechas. Cansancio del suelo El cansancio del suelo es un problema que existe desde que el hombre empezó a cultivar la tierra, pero hoy en día se ve agravado por el uso de productos de síntesis química para controlar las plagas y enfermedades de los cultivos. El uso excesivo de estos productos, de forma directa o indirecta, también contribuye al deterioro del suelo. Causas del cansancio del suelo: En el cansancio del suelo confluyen una serie de factores: -Nutricionales. Las plantas realizan unas extracciones de minerales que no siempre son restituidos de forma adecuada. El aporte de los nutrientes minerales en un suelo sin capacidad para aceptarlos, solo causa la lixiviación parcial de los mismos y un mayor deterioro de la estructura del suelo. -Alteración de las propiedades del suelo. Si el suelo pierde su estructura, por ejemplo debido a la carencia de materia orgánica, todos los procesos que se dan en él se ven afectados. Empezando por la capacidad de circulación de agua y gases, y finalizando por la propia vida microbiana. -Salinidad. El riego causa salinidad del terreno, bien en una medida inapreciable y sin importancia, bien de forma evidente, en función de la calidad del agua usada y el drenaje del terreno. -Toxicidad. Numerosas plantas son productoras de alelosubstancias. Las alelosubstancias o alelopatinas son moléculas que se sintetizan como medio de relación entre ellas, generalmente de competencia.

124

Suelen ser dirigidas hacia otros vegetales, pero también pueden ser autotóxicas, como en el caso de las producidas por diversos frutales. Por ello tras varios años de cultivo el suelo suele tener grandes cantidades de alelosubstancias. Si la vida microbiana del suelo es correcta, la mayoría de dichas moléculas se degradan con relativa rapidez. -Plagas y enfermedades. La presencia de cultivos propicia una acumulación en el suelo de propágulos de hongos, bacterias, etc., patógenos, especialmente si hay una repetición de los mismos cultivos. En referencia a las plagas y enfermedades presentes en el suelo, el tipo de manejo del mismo influye mucho en su incidencia. Los plaguicidas y la CiC Los productos químicos de síntesis (insecticidas, fungicidas, herbicidas, etc.) y sus productos de degradación, según su estructura química tienen tres tipos de comportamiento cuando están en el suelo: la lixiviación (percolan junto al agua y pasan a los acuíferos), se degradan (bien químicamente, bien bioquímicamente) y no afectan ni al terreno ni al agua, o se adsorben en suelo (atraídos por las cargas eléctricas de las partículas del suelo, temporalmente pasan a formar parte del mismo). En el caso de la adsorción, en función del tipo de molécula del plaguicida, esta puede durar desde unos días a muchos meses, e incluso ser tan fuerte que los microorganismos no puedan acceder a la substancia para degradarla. El resultado es doble, por una parte, la presencia de plaguicida en el terreno, que afecta a la microfauna y microflora del mismo, y por otro la disminución de la capacidad de intercambio catiónico debido a estar los plaguicidas ocupando el lugar que ocuparían las partículas minerales. Ecología del suelo La fauna y flora del suelo son mucho más importantes de lo que puede suponerse. En un suelo ecológicamente equilibrado, aquellos permiten que los ciclos de nutrientes se efectúen adecuadamente, y la incidencia de enfermedades es menor que en un suelo empobrecido de vida. Los elementos extraídos del suelo vuelven al mismo en forma de materia orgánica, que se descompone, y tras sucesivos ciclos de degradación pasa a formar parte el humus o se mineraliza, momento en que vuelve a ser aprovechable para los vegetales. Especialmente la zona de la rizosfera (zona del suelo inmediata a las raíces) es muy rica en microorganismos, los cuales almacenan nutrientes en sus tejidos, y con frecuencia son capaces de aprovechar mejor que las

125

plantas algunos recursos. Los microorganismos que participan en la degradación de las substancias orgánicas son también muy beneficiosos gracias a su acción detoxificadora, tanto de alelosubstancias como de plaguicidas u otros tóxicos. No debe menospreciarse la fijación tanto simbiótica como asinbiótica de nitrógeno atmosférico que realizan diversas bacterias. Dicho nitrógeno pasa a formar parte de los tejidos de dichos los microorganismos y finalmente se incorpora al suelo. Por otra parte, existen con muchísima frecuencia relaciones de simbiosis entre plantas y hongos, que permite a las primeras un mejor acceso a los nutrientes del suelo. En la micorrización, al contrario de lo que ocurre con los hongos patógenos, no se ataca al vegetal, sino que se crea una relación beneficiosa. Las micorrizas o raíces fúngicas establecen contacto con las raíces de la planta, tal que entre ambos organismos se desarrolla un intercambio de substancias, además de aumentar mucho la superficie de absorción. El incremento de producción de los vegetales micorrizados es variable pero diversos estudios incidan que con frecuencia supera el 100% respecto una planta no micorrizada. En la micorrización, también es muy importante la protección que el hongo simbiótico ofrece a la planta frente a patógenos del suelo. Los tipos de abonado y las aplicaciones plaguicidas influyen mucho en las clases y abundancia de los microorganismos del suelo. Tanto los abonados solamente químicos como los plaguicidas disminuyen la actividad de los mismos al disminuir su número y alterar notablemente sus proporciones relativas.

Superación del cansancio del suelo Lo primero que se debe hacer es conseguir que el suelo tenga una estructura correcta y una riqueza adecuada de materia orgánica. En caso de existir salinización, se hace necesario el lavado del suelo, con o sin la ayuda de los productos que se venden para tal fin. Respecto a un posible déficit de nutrientes, tras un análisis, y suponiendo que el suelo está en condiciones de conservar los minerales aportados, se realizará el abonado químico adecuado, preferiblemente repartido en varias dosis, de forma que los microorganismos del suelo no se vean afectados.

126

El problema más difícil es la superación de problemas de plagas y enfermedades, puesto que hongos, bacterias y nematodos han dejado sus propágulos en el suelo enfermo. La medida más drástica es la fumigación del suelo, acabando con toda la vida en él. También existe la solarización, más suave y al alcance de cualquier agricultor. Finalmente, también se puede realizar un descanso prolongado del terreno, permitiendo a los microorganismos del suelo restablecer equilibrios de poblaciones, degradar tóxicos, etc., o en otras palabras un barbecho. Es adecuado indicar que el aporte de materia orgánica tiene una notable acción estimulante de los microorganismos beneficiosos, con detrimento de las poblaciones de microorganismos dañinos para las plantas. Decisiones La combinación de un suelo cansado con la necesidad de seguir produciendo, ha dado con frecuencia el resultado de los cultivos en substratos artificiales. El suelo natural ofrece unas ventajas que los substratos artificiales no pueden, pero la desventaja de que no se puede "usar y tirar" como aquellos. El suelo natural precisa un trabajo de mantenimiento, pero a cambio es para toda la vida (siempre y cuando no le pongan una urbanización encima). Se puede decir que, quizás precisamente debido a la aparición de las plantas transgénicas, respecto al manejo del suelo estamos ante un cruce de caminos más importante de lo que puede parecer, donde se debe escoger el tipo de desarrollo agrícola que determinará el futuro. . 1- Un desarrollo sostenible, donde con un adecuado mantenimiento, el terreno ofrece cosechas de forma económica, aunque no necesariamente cosechas récord. Comporta un conocimiento del suelo y los procesos que en él se desarrollan. 2- Un desarrollo que prime una gran producción de vegetales de aspecto inmaculado, gracias a constantes aportes de fertilizantes y plaguicidas. . Mantener algo en desequilibrio cuesta bastante más que si está en equilibrio. En los paises desarrollados la capacidad productiva es suficiente para abastecer la población e incluso exportar, y quizás sea hora de primar la calidad. De la misma forma que la leche de vaca alimentada con una dieta rica en Onobrychis viciaefolia (trapadella, en catalán, y pipirigallo, en castellano) tiene un sabor ligeramente diferente que alimentada con otras pratenses, es más que probable que los vegetales adquieran una calidad diferente en función del terreno o substrato en el que han habitado. Manejo del suelo

127

Generalmente se contempla el manejo del suelo como la mera eliminación de malas hierbas, pero es más importante de lo que puede parecer a primera vista. Siendo el terreno soporte, fuente de alimento y agua de las plantas, así como refugio de algunas plagas y sus predadores, debe intentarse una optimización de todos estos factores.. La eliminación de las malas hierbas es lógica buscando eliminar la competencia causada por agua y alimentos. Si en algunos casos la competencia por agua y nutrientes tiene poca incidencia, la mayoría de las veces causa una merma apreciable en el rendimiento de los frutales. Sin embargo una cubierta vegetal permite al suelo conservar características beneficiosas de cara por ejemplo al movimiento del agua en el suelo.. En la elección del control del suelo se deben considerar aspectos como son la climatología local, el tipo de riego, el frutal, y finalmente, tras varios años con el tipo de fertilización prevista, la previsible evolución del terreno. Generalmente no se contemplan los efectos a largo plazo. Por ello, con un manejo poco adecuado, tras el paso del tiempo muchos suelos tienen problemas de pérdida de fertilidad, desestructuración, erosión, etc., problemas que conllevan un descenso de producción y un gasto para su enmienda.. Considerando un abonado basado en NPK de síntesis, los sistemas con suelo desnudo se demuestran los más eficaces a corto plazo, promoviendo un aumento notable de la producción respecto los enherbados. Sin embargo, con el paso de los años, la producción de los sistemas con suelo desnudo se estabiliza a un nivel algo inferior a la de los sistemas con cubierta herbácea. Laboreo En los sistemas con suelo desnudo desaparece el pequeño ecosistema superficial, y con este, la mayoría de organismos detritívoros, muy importantes para la incorporación de materia orgánica al suelo. De forma tradicional se ha hecho un cultivo con laboreo del suelo. Este es una labor superficial que elimina las malas hierbas y remueve la capa superior del perfil del terreno. La aireación originada causa una intensa actividad microbiana. Generalmente las malas hierbas quedan incorporadas a la capa superficial, proporcionando un pequeño aporte de materia orgánica. Al substituir el aporte de estiércol por abonos químicos, el manejo conlleva una progresiva desestructuración y la disminución de la fertilidad, debido a la falta de materia orgánica.

128

Por lo que respecta al árbol, el laboreo conlleva una rotura de raíces superficiales, que como se dijo constituyen una parte muy importante del total de raíces. No laboreo El no laboreo se basa en la aplicación de herbicidas sobre el terreno. Las malas hierbas son fácilmente eliminadas (hasta que aparecen resistencias o hay un cambio de la flora hacia especies resistentes). Debido a la facilidad de aplicación y a la eliminación de las hierbas sin afectar a los árboles (suponiendo una correcta aplicación), es un método generalizado hoy en día. Como ocurre con el laboreo, mantener el suelo desnudo causa inconvenientes como son la erosión y el empobrecimiento del suelo en materia orgánica. A su vez, se añaden los problemas de desestructuración y pérdida de fertilidad. También, el suelo desnudo favorece el salpicado de gotas de lluvia hacia las hojas y frutos, pudiendo ser vehículo de transmisión de esporas fúngicas. Por otra parte a pesar de su generalmente rápida degradación, se puede observar una acumulación de productos agroquímicos o sus derivados en las arcillas, derivándose problemas como el ocupar lugares de intercambio catiónico y por ello afectar a la fertilidad del suelo. También se constata la presencia de herbicidas en el agua subterránea.. Por otra parte, mucho más importante de lo que puede suponerse, los herbicidas actúan sobre la fauna y flora del suelo, modificando la riqueza y composición. También se constata un descenso drástico de la población de lombrices, por el deterioro de su hábitat y por intoxicación. Coberturas muertas o Mulching Se utiliza para evitar la aparición de malas hierbas cubriendo total o parcialmente el suelo. Si es orgánico, además actúa como mejorante. En zonas secas, la cobertura muerta orgánica es poco útil en su misión de retención de agua, y puede llegar a ser incluso peligroso delante del riesgo de fuego. Otra opción es aplicar una cubierta orgánica de poco espesor, de forma que se degrade en su totalidad durante el ciclo vegetativo. Aplicado en otoño, su degradación coincide con la llegada del verano, momento a partir del cual se puede pasar a usar herbicidas.

129

Cubierta herbácea Otro tipo de manejo del suelo es la implantación de cubierta herbácea parcial o total, la cual permite una competencia, aunque controlada, entre pratenses y frutales. La forma usual es la implantación entre líneas, mientras que estas quedan limpias y suelen colocarse los goteros. Son ventajas de una cubierta herbácea permanente: conserva la estructura del suelo y mejora la infiltración de la lluvia, protege de la erosión, aporta materia orgánica, es un hábitat adecuado para lombrices, mantiene en forma de materia orgánica un depósito de substancias alimenticias en las capas superficiales del suelo, donde están la mayoría de las raicillas del cultivo, aumenta el fósforo disponible gracias a la acción solubilizadora de sus raíces, reduce el salpiqueo de agua a las partes bajas del frutal, que disemina partículas fúngicas o bacterias (por ejemplo del género Xantomonas) procedentes del suelo o el propio árbol, y finalmente una cubierta establecida dificulta la aparición de malas hierbas.. Sin embargo, la mayor parte de estas son acciones a largo plazo, frente a la inmediatez con que se detecta la competencia por agua y nutrientes.. La posibilidad de enherbado depende bastante de la climatología, pero no totalmente, ya que es un error pensar en el enherbado como césped. No necesariamente el cultivo debe estar en una zona con suficientes lluvias para mantenerlo, ya que la finalidad del enherbado no es hacer bonito sino el manejo del suelo. Por esta razón también se puede implantar un enherbado en zonas poco lluviosas. Cubierta herbácea y competencia En numerosos estudios se ha observado como la hierba causa una competencia que determina menores cosechas. La forma del espacio desherbado no incide en el grado de competencia, sino que es el tamaño del desherbado el que influye. Diferentes trabajos indican que a menor zona desherbada en torno al árbol menor es su producción y crecimiento. Sin embargo a largo plazo, en un sistema desherbado la producción tiende a estabilizarse a un nivel algo menor que en enherbado.. Algunos investigadores describen un manejo consistente en una cubierta herbácea que anualmente se implanta y posteriormente se elimina, actuando como mulch. Con ello se consiguen las ventajas de

130

un enherbado (desde el final de la fructificación hasta el inicio de la siguiente, en primavera), que se mantienen sin causar casi competencia al cultivo.

Materia orgánica y organismos del suelo Materia orgánica La materia orgánica del suelo se compone de vegetales, animales, microorganismos, sus restos, y la materia resultante de su degradación. Normalmente representa del 1 al 6% en peso. Es de gran importancia por su influencia en la estructura, en la capacidad de retención de agua y nutrientes, y en los efectos bioquímicos de sus moléculas sobre los vegetales. Una parte considerable de la materia orgánica está formada por microorganismos, que a su vez crecen a partir de restos, o de enmiendas orgánicas. Durante el proceso degradativo, la relación C/N disminuye, resultando finalmente en el humus un contenido medio del 5% de nitrógeno. Este proceso de degradación continua hasta que parte de la materia se mineraliza. De propiedades físicas y químicas diferentes a la de la materia orgánica poco alterada, el humus puede catalogarse como el espectro de materia orgánica comprendido entre la que ha sufrido una primera acción de los microorganismos y la que se mineraliza. Está formado por dos fracciones, la primera continúa el ciclo de incorporaciones a las estructuras microbianas hasta su mineralización, y una segunda formada por moléculas de difícil degradación (algunos polisacáridos, proteínas insolubilizadas, quitina, etc.). Se puede definir el humus como una mezcla de substancias macromoleculares con grupos ionizables, principalmente ácidos, pero también alcohólicos y amínicos. Por ello tiene propiedades secuestradoras y complejantes que determinan tanto la formación del complejo arcilloso-húmico como sus propiedades. Se pueden destacar una serie de efectos de la materia orgánica sobre el suelo y las plantas: 1- Acción mejorante sobre la estructura del suelo. La m.o. favorece una estructuración del suelo, especialmente beneficiosa en terrenos arcillosos con problemas de circulación de agua. Muchas de las moléculas orgánicas producidas por los microorganismos favorecen la agregación al formar compuestos con la arcilla (en la arcilla hay gran cantidad de cargas negativas). A su vez, las raicillas y los micelios de los hongos ayudan a conservar los

131

agregados, e igual ocurre con los exudados gelatinosos segregados por muchos organismos (plantas, bacterias...). 2- Efecto sobre la capacidad de retención de agua y nutrientes. Debido a los grupos ionizables se da un efecto adsorbente de agua e iones disueltos, así como la formación de sales húmicas de estos. La capacidad aprox. de intercambio catiónico del humus es de 200 meq/100 g, a la que se ha de sumar el efecto quelatante. Una gran CIC del suelo es importante, ya que supone la posibilidad de tener un depósito de iones minerales que pueden ser cedidos a la solución del suelo y asimilados por las plantas. El complejo de cambio actua como almacén de elementos. En tierras muy empobrecidas debe hacerse primeramente una recuperación del nivel de m.o., para que los abonados sean eficaces. Como se ha dicho, los suelos con abundante complejo arcillosohúmico tienen gran capacidad amortiguadora del pH, ya que entre los diversos cationes fijados por el complejo adsorbente está el catión hidrógeno. 3- Efecto de las moléculas orgánicas sobre las plantas. Al degradarse y transformarse, la materia orgánica libera compuestos alimenticios y hormonales que actúan sobre las plantas, generalmente induciendo desarrollo. En ocasiones también hay un efecto depresivo, como en el caso de las substancias aleopáticas. Suelos agrícolas sin materia orgánica Actualmente, los suelos agrícolas padecen con cierta frecuencia, especialmente en cultivos extensivos y cultivos frutales, de una falta de materia orgánica. Este déficit se produce al mineralizarse la m.o. existente y al faltar aporte de nueva. Al haber una salida de materia del ecosistema muy limitada, en la naturaleza las necesidades son menores. La adición se produce ciclicamente por la muerte de raices y plantas, y por la influencia de los organismos del suelo. La alteración del entorno natural al cultivo, evitando la competencia de otras plantas y la incorporación de restos leñosos, provoca que el principal aporte de m.o. sea el que proporciona el agricultor. Aunque es una tendencia que actualmente se corrige, el uso unicamente de fertilizantes minerales tiene unos efectos perjudiciales: +Destruye progresivamente la estructura del suelo, ya que con la mineralización del humus disminuye la cantidad de complejo

132

arcilloso-húmico. El terreno se apelmaza, y en algunos casos, los fertilizantes químicos actuan como agentes cementantes. Por ello, y sumando los efectos del peso del tractor sobre un terreno desestructurado, y la suela de labor, el suelo se convierte en una capa compacta donde los cultivos tienen dificultades para enraizar. +Disminución de la conductividad hidráulica y gaseosa. Con la desestructuración, la conductividad hidráulica y gaseosa del suelo disminuye mucho, provocando problemas a las plantas para la absorción de agua, encharcamientos en caso de lluvia, y empobrecimento del nivel de oxígeno de la atmósfera del suelo. +Destrucción de las capacidades quelatante y de intercambio iónico (CIC). Tras la desaparición de la m.o., y con ella del complejo arcillohúmico, la CIC disminuye mucho. La capacidad de retención de abonos minerales se reduce drasticamente, y el suelo pierde fertilidad.. +Indirectamente, disminución de la actividad de los microorganismos. La falta de materia orgánica y la menor aireación debido a la desestructuración del suelo reduce las poblaciones. Ello incide aún más sobre la estructura del suelo. También afecta la reserva de substancias alimenticias que son los propios microorganismos, y la degradación de productos químicos, que permanecerán más tiempo en el suelo. Las dificultades para la vida microbiana también afectan a la recuperación del suelo mediante adición de materia orgánica, que es lenta hasta que no se establecen unas condiciones mínimas de estructuración. En el caso específico de los frutales, las propias raicillas del árbol al morirse suplen ligeramente el déficit de m.o., pero a la larga se padecerán los problemas expuestos. Dada la dificultad de aporte orgánico en frutales (excepto con extractos húmicos en fertirrigación, con frecuencia insuficiente), la presencia de una capa herbacea (temporal o no) es beneficiosa a largo plazo. Además del aporte orgánico contribuye a la solubilización de substancias minerales, pero tiene como problema es la competencia por el agua y los nutrientes, que excepto en algunos casos resulta en una merma del rendimiento. Es conveniente un estudio a largo plazo sobre la conveniencia de una capa herbacea en función de la especie, clima, y manejo. Organismos del suelo

133

El suelo no sólo es un soporte sino que es un ecosistema más, existiendo toda una serie de organismos que viven en él y lo modifican. Las relaciones entre ellos son complejas, y en su conjunto muy importantes en la determinación de las propiedades de los suelos y en establecimiento de comunidades vegetales. Como integrantes del sistema, las raíces vegetales también participan en la transformación del suelo, disgregándolo, tomando elementos minerales, y aportando restos orgánicos, exudados, etc. Las relaciones entre ellas y con otros organismos son de tipo químico y son muy complejas. Si bien hay un elevado número de organismos saprófitos que metabolizan los restos orgánicos, también hay relaciones de depredación, parasitismo, etc.

La vida microbiana en el suelo La superficie de las partículas sólidas es el lugar donde se suelen formar colonias de microorganismos. Los principales factores que afectan el desarrollo de microorganismos son el agua, la presencia suficiente de oxígeno en la atmósfera del suelo, y la riqueza de nutrientes. Los tipos de abonado y las aplicaciones plaguicidas influyen mucho en las clases y abundancia de formas microbianas. Los abonados químicos disminuyen la actividad de los microorganismos al disminuir su número y alterar sus proporciones relativas. Entre otros efectos, una vez alterado el equilibrio del suelo, las plantas se pueden ver perjudicadas por compuestos alelopáticos de origen bacteriano fúngico o de otras plantas. Por ello se llega a lo que se puede denominar manejo integrado del suelo. En este, se procura afectar lo menos posible el equilibrio natural de microorganimos del terreno..

134

La capacidad del complejo arcilloso-húmico para adsorber agua es importante ante periodos secos, ya que permite a los microorganismos adecuarse gradualmente al medio hostil. A su vez, en este complejo, los microorganismos acceden a gran cantidad de nutrientes, bien substancias orgánicas, bien elementos minerales adsorbidos. Considerando como vida microbiana la de hongos, algas, bacterias, y virus transmitidos por vectores del suelo (nematodos), es indudable su influencia en el suelo y las plantas. En líneas generales esta puede ser de varios tipos: 1- Sobre la formación de suelo. Al abrigo de organismos como los líquenes, formadores de materia orgánica, se desarrollan colonias de bacterias y hongos heterótrofos. En combinación con agua, el CO2 producido en la respiración de estos se transforma en ácido carbónico, que ataca las rocas. A medida que estas se degradan, y que se incorporan restos orgánicos, se va formando suelo un horizonte apto para la vida vegetal. 2- Sobre la composición del suelo, y en especial de la materia orgánica del mismo. Aparte del proceso formador de suelo, los diferentes microorganismos degradan los restos orgánicos, incorporando los elementos y moléculas a ellos mismos. Los ciclos continúan ininterrumpidamente hasta que se da una mineralización debido a la segmentación y degradación de las moléculas orgánicas.. Se suele admitir que entre un tercio y un medio de la materia orgánica del suelo proviene o forma parte de microorganismos. El resto proviene de restos no degradados de vegetales y animales. A medida que avanza el ciclo de degradación de la materia orgánica, quedan una serie de restos no asimilables por los microorganismos (polisacáridos, quitina, algunas proteínas, etc.), que forman la fracción permanente del humus. 3- Sobre la proporción de nitrógeno del suelo. La proporción de nitrógeno en el humus es mayor que en la materia orgánica original. Esto es debido a que las bacterias metabolizan el carbono, convirtiendo parte de él en CO2. Este escapa a la atmósfera del suelo, y de allí a la atmósfera. Por ello, aunque la cantidad de nitrógeno casi no varía (puede haber volatilización de las formas gaseosas), el suelo se enriquece..

135

4- Otra acción sobre el nitrógeno del suelo es la capacidad de fijación que tienen diversos organismos, como algunas bacterias de los géneros Azotobacter, Entrobacter y Clostridium. La fijación asimbiótica varía según el ecosistema entre menos de 1 kg N2/Ha y año hasta unos 100 kg N2/Ha y año. En ello también ejercen su influencia los compuestos alelopáticos. Diversos hongos, bacterias y plantas (en especial diversos actinomicetes y bacterias del género Pseudomonas), pueden inhibir con sus exudados la fijación asimbiótica de N2, en un proceso relacionado con el mantenimiento del orden presente (especies dominantes, etc.) en la comunidad, para impedir que esta evolucione.. 5- Existen con muchísima frecuencia relaciones de simbiosis entre plantas y hongos, que permite a las primeras un mejor acceso a los nutrientes del suelo. Al contrario de lo que ocurre con los hongos patógenos, no se ataca al vegetal, sinó que se crea una relación beneficiosa. Las micorrizas o raíces fúngicas establecen contacto con las raíces de la planta, tal que entre ambos organismos se desarrolla un intercambio de substancias, además de aumentar mucho la superficie de absorción. Dependiendo del tipo de hongo, la relación es poco o muy específica (en general cada especie fúngica puede relacionarse con decenas de especies vegetales, aunque tenga preferencia por alguna determinada), y en muchos casos además es muy necesaria para la planta. Los fungicidas provenientes de las aplicaciones a los cultivos causan una depresión en la actividad micorrízica . Igualmente, la forma de los fertilizantes también influye en la capacidad micorrízica. Por ejemplo los fertilizantes que contienen Na causan un descenso de la misma.. 6- Un tipo particular de simbiosis es la hay entre bacterias fijadoras de nitrógeno y diversas plantas. El caso más destacable es entre las leguminosas y las bacterias del género Rhizobium , aunque también otras bacterias (Azospirillum en pastos y Frankia en diversas forestales), tambien fijan el nitrógeno. La fijación en cultivos de leguminosas, como la alfalfa, varía entre 125 kg/Ha y año, y 335 Kg/Ha y año. Sin embargo, en los ecosistemas naturales, la fijación de nitrógeno en legumbres es menor (0,2 a 1,4 kg/Ha y año) incluso que la fijación asimbiótica, y que la fijación simbiótica en no leguminosas (15 kg/Ha y año a 360 kg/Ha y año).. Dentro del complejo entramado químico de las relaciones entre los organismos del suelo, numerosas bacterias, en especial del género

136

Pseudomonas , ejercen influencia alelopática negativa sobre los Rhizobium , y por ello sobre la fijación. Por ejemplo la inhibición del crecimiento de los pelos absorbentes de las raíces, lugar donde se origina la nodulación. Por otro lado, algunos organismos aparentemente no relacionados con la simbiosis, estimulan el desarrollo de bacterias simbióticas. La influencia negativa sobre la fijación tiene lugar, al igual que en el caso de la fijación asimbiótica, dentro de las relaciones entre las especies y la sucesión de las mismas en la evolución de las comunidades. 7- Efecto depresivo tras la adición de materia orgánica con una relación C/N alta (paja, por ejemplo). Los microorganismos, al necesitar para su crecimiento más nitrógeno del que tiene la materia orgánica aportada, lo toman del medio. Por ello, los cultivos se ven afectados denotando una carencia temporal de nitrógeno. Al evolucionar los ciclos degradativos el efecto desapararece, pero antes, las plantas han visto reducida su producción a menos que se añada nitrógeno. Organismos saprófitos Existen numerosos organismos saprófitos en el suelo, los cuales tienen un importante papel en la transformación de la materia orgánica previa a la acción de los microorganismos. La acción de los saprófitos es interesante por dos motivos: a) reciclaje de restos orgánicos, facilitando la formación de ácidos húmicos y fúlvicos, y mejorando la cadena que devuelve los nutrientes al suelo. b) favorecen la competencia de los microoganismos saprófitos, frente a los parasitos estrictos de plantas. Se pueden mencionar como saprófitos los ácaros oribátidos, insectos de los órdenes Thysanura, Diplura y Protura, algunos insectos de los órdenes Collembola y Ephemeroptera, etc.Existe una estrecha relación entre el tipo de suelo y humus y las especies y poblaciones existentes.Los ácaros oribátidos son los que están en mayor número en el suelo, si este tiene materia orgánica y el microclima es adecuado. En ocasiones también se pueden encontrar en las partes bajas de las plantas, pero sin apenas causar daño a las mismas. En el orden Collembola también se encuentran especies que se alimentan de las plantas, y en el orden Ephemeroptera se pueden hallar unas

137

pocas Lombrices y suelo

especies

predadoras.

Además de los microorganimos y de los insectos saprófitos existen otros animales que viven en el suelo y ejercen una importante influencia sobre sus características. Por ejemplo las hormigas, y especialmente las lombrices. A diferencia de otros animales de mayor tamaño, excavan el suelo sin dañar a las raíces de las plantas, removiéndolo y aireándolo. Es de destacar el papel de las lombrices, cuyos principales efectos sobre el suelo son: Acción de arado, removiendo y aireando el suelo, tal que evitan la compactación producto de el paso de maquinaria o/y la inexistencia de raíces de plantas herbáceas. Al mejorar la ventilación y modificar el pH favorecen la actividad microbiana (bacterias y hongos).La excreción de estos gusanos, mezcla de materia mineral no digerida y materia orgánica digerida, suele ser mucho más rica en elementos minerales que la de su entorno. No debe despreciarse esta aportación (10000 -18000 Kg/Ha), que existiendo abundante materia orgánica se puede observar como un aporte nutricional de magnitud parecida al de los abonos químicos. Formación de estructuras granulares de pequeño tamaño proveniente de la evolución de los desechos. Estas estructuras son estables debido a una buena mezcla de materia orgánica y mineral (formación de complejo arcilloso-húmico), y también debido a los exudados de las colonias de microorganismos presentes en el intestino de las lombrices y en la propia excreción. Estas colonias además de mejorar la degradación y agregación, también actúan como sembradoras de microorganismos en el suelo. Debido a la acción formadora de complejo arcilloso-húmico, las propiedades fertilizantes del suelo mejoran debido a un aumento de la capacidad de retención de nutrientes. Mejora de la capacidad de retención de agua gracias al complejo arcilloso-húmico, y de la infiltración de la misma gracias a la mejor estructura del suelo, y a las galerías. Facilidad de penetración de las raíces de los cultivos en el suelo. Las lombrices son una reserva viva de elementos minerales, y en especial de algunos aminoácidos como la lisina y la metionina.

Control biológico
Med. Vet. Ángel González Escuela Agroecológica “Ezequiel Zamora–Guambra” Comentario

138

Para el presente material se revisaron diversos trabajos de varios autores y se realizó un resumen con algunos aportes de la experiencia personal. Las respuestas para controlar los desajustes que causamos los seres humanos en nuestras pretensiones de dominadores explotadores alejándonos de nuestro centro y nuestra armonía; solo las podemos encontrar preguntando a la Naturaleza misma con la humildad de un sabio que se asume ignorante para poder aprender. Ángel González. Septiembre 2.008. Servir para uno mismo, servir a la Familia, servir a la Patria, servir a la Humanidad servirle a Dios en todos sus Nombres. Para rendirle tributo a los Campesinos, y campesinas, a las Etnias Originarias y a todos los que sinceramente trabajan por el bien del Universo. AG/ag Contenidos 1. Introduccion 2. Inconvenientes De Los Productos Químicos 3. Control Biológico 4. Ventajas E Inconvenientes Del Control Biológico. 4.1. Ventajas Del Control Biológico. 4.2. Inconvenientes Del Control Biológico. 5. Manejo De Los Controladores Naturales 6. Las Plagas Más Comunes Y Sus Enemigos Naturales. 6.1. La Mosca Blanca Y Su Depredador. 6.1.1. Características 6.1.2. Reproducción 6.1.3. Daños 6.1.4. Depredador De La Mosca Blanca.

139

6.2. El Trips Y Su Depredador. 6.2.1. Características 6.2.2. Reproducción 6.2.3. Daños 6.2.4. Depredador Del Trips 6.3. La Araña Roja 6.3.1. Características 6.3.2. Reproducción 6.3.3. Daños 6.3.4. Depredador De La Araña Roja 6.4. El Pulgón 6.4.1. Características 6.4.2. Reproducción 6.4.3. Daños 6.4.4. Depredador De Los Pulgones 6.5. Orugas 6.5.1. Características 6.5.2. Daños 6.5.3. Depredadores De Orugas 6.6. Minador De Hoja 6.6.2. Reproducción 6.6.3. Daños 6.6.4. Depredador De El Minador De Hoja 1. INTRODUCCIÓN

140

El concepto de plaga agrícola viene de la aberrada práctica de monocultivos; los cuales generan un grave desequilibrio en los ecosistemas y es ese descontrol causado por el ser humano el que genera las explosiones poblacionales que en momentos se comportan como plagas causando daños económicos. El control de plagas con productos químicos es cada vez más complicado y podemos ver los altos costos económicos, sociales, ecológicos y morales; demostrando su falsa eficacia. La exigencia por los consumidores en la reducción de la aplicación de estos productos es cada vez más notable. Los productos agroquímicos no siempre dan buenos resultados en la disminución de estas plagas; pero si, siempre contaminan, por lo que, se presta hoy día, mucha importancia a una agricultura más biológica. Para iniciar una lucha biológica, se debe reducir las aplicaciones de pesticidas durante un tiempo determinado. En el control integrado de plagas se trabaja de diferente forma. Se recomienda dejar de curar contra plagas y actuar de forma preventiva. El control biológico es el empleo de otros seres vivos para controlar el desequilibrio causado por las fallas en el diseño predial; por ejemplo: insectos depredadores para combatir las plagas, así se evita o reduce el empleo de plaguicidas que dejan residuos tóxicos en los frutos y plantas que son puros venenos para la salud humana. 2. INCONVENIENTES DE LOS PRODUCTOS QUÍMICOS. Dentro de los productos químicos existen varios tipos todos ellos muy utilizados en agricultura, tanto para combatir plagas, enfermedades, malas hierbas, etc. Estos productos son:

Insecticidas: Combaten a los insectos Acaricidas: Contra los ácaros, araña roja.... Avicidas: Repelentes de aves. Funguicidas: Control contra enfermedades ocasionadas por hongos. Herbicidas: Eliminan las “ malas hierbas”. La contaminación del medio ambiente es un problema por la utilización de estos productos químicos que dejan unas substancias químicas residuales que suelen ser tóxicas en la mayoría de los casos.

141

Tras el uso prolongado de los productos químicos se producen resistencias en las plagas las cuales son difíciles de eliminarl con un producto químico o con otros que tengan la misma materia activa. Estos productos afectan al desarrollo vegetativo de la planta, tanto su crecimiento como su porte que se aprecia totalmente dañado. Perjudican la salud humana de una forma directa, ya que estos productos crean unas substancias residuales que quedan en los frutos y se transforman en el organismo cuando es ingerido ese alimento. También perjudica la salud cuando se efectúan las curas directas, puesto que los productos químicos penetran en la ropa o por el contacto directo con la piel y por el gas que desprende algunos de ellos, afectando también al aparato respiratorio. Son contaminantes. Contaminan las aguas naturales debido a lluvias o riegos que arrastran estos productos acaban en los ríos, lagos, aguas subterráneas y mares contaminándolos. 3. CONTROL BIOLÓGICO. El control biológico se define como una actividad en la que se manipulan una serie de aliados naturales, también llamados depredadores, con el objetivo de reducir o incluso llegar a combatir por completo a parásitos que afecten a una plantación determinada. Se pretende controlar las “plagas” a través de los aliados naturales, es decir, otros insectos que son depredadores de la “plaga” y son inofensivos a la plantación. El método de control biológico puede ser muy eficaz. Hay que considerar algunos puntos en la utilización de aliados naturales en la plantación: 1. Se debe identificar bien el parásito que afecta al cultivo. 2. Identificación del depredador natural en las cadenas tróficas. 3. Estimación de la población del parásito. 4. Estimación de la población del controlador natural. 5. Comprar, producir o auspiciar correctamente a los controladores naturales. 6. Supervisar ecológicas. correctamente la eficacia de estas dinámicas

Para la identificación del parásito puede realizarse un pequeño

142

muestreo de estas especies y mandarlo a un laboratorio entomológico, si no se tiene perfectamente identificado por métodos directos. Si la población de parásito es demasiado alta, los controladores naturales no actúan con tanta rapidez que si fuese una población baja. Cuando por fallas en el diseño y manejo del predio se produce una plaga en la plantación, se introduce el controlador natural para que impida el desarrollo de la población del parásito y no produzca elevados daños. 4. VENTAJAS E INCONVENIENTES DEL CONTROL BIOLÓGICO. 4.1. Ventajas del control biológico. La incorporación del control biológico, es un medio de lucha integrada respetando el medio ambiente, debido a que no se emplean insecticidas, lo que da más seguridad, al evitar estos productos tóxicos para la salud humana. El método de control biológico impide las poblaciones de parásitos en las plantaciones agrícolas de manera permanente y por consiguiente la pérdida de altos niveles de producción El uso de productos biológicos ya vienen ajustados al tipo de parásito y llegan a matar una amplia gama de insectos y bien manejados no producen daño a los insectos benignos. 4.2. Inconvenientes del control biológico. El control biológico requiere mucha observación, sistematización, paciencia y conocimiento y un mayor estudio biológico. Muchos controladores naturales son susceptibles a pesticidas por lo que su manejo debe de ser cuidadoso en las zonas donde no se respetan las normas sanitarias, ecológicas. Los resultados del control biológico a veces no son tan rápidos como se esperan, ya que los controladores naturales atacan a un tipo específicos de insecto, contrario a los insecticidas que matan una amplia gama de insectos y otros seres vivos también. 5. MANEJO DE LOS CONTROLADORES NATURALES Los controladores naturales son Bacterias, Hongos, Insectos, Ácaros diminutos, etc, por lo cual su manejo es muy delicado. Deben ser guardados en condiciones relativamente frescas, con una temperatura ambiente y luz solar directa. Durante el transporte de algunos de estos depredadores, se les suministra unas cantidades de

143

alimentos para mantenerles viables. En cuanto a la cantidad de controladores naturales que debe de liberarse, se hace en función de la cantidad de plantas infectadas y la ausencia o escasez de controladores naturales en la zona. Dependiendo de las condiciones meteorológicas así se va a ver influenciada la acción de estos controladores naturales. Después de su liberación si la temperatura es alta durante el medio del día su actividad es más eficaz llegando a despejar la zona de parásitos donde han sido liberados, pero si la temperatura tiende a subir más de la adecuada pueden incluso llegar a morir. También puede afectar a la supervivencia las lluvias. Por ello, se debe tener mucho en cuenta las condiciones climáticas a la hora de liberar estos controladores naturales. Unas condiciones óptimas se ven influenciadas por la incidencia de luz, dependiendo de esta los controladores naturales serán más o menos activos. Estos depredadores tienen más actividad cuando existe una cantidad masiva de parásitos en la zona a tratar, ánima a los primeros a multiplicarse con más rapidez y a permanecer más tiempo en el área de liberación. Las plantas con presencia de sustancias con látex o néctar es otra de sus preferencias para prolongar su tiempo de liberación. 6. LAS PLAGAS MÁS COMUNES Y SUS CONTROLADORES NATURALES 6.1. La mosca blanca y su depredador. 6.1.1. Características de la mosca blanca. La mosca blanca responde al nombre científico de Trialeurodes vaporariorum y también al nombre de Bemisa tabaci. Se le denomina mosca blanca por su presencia de dos alas y su aspecto blanco, no supera los 2 mm de longitud. Las alas le sirven para desplazarse de una planta a otra con relativa facilidad Durante el período lluvioso se encuentra de forma fija en el envés de las hojas. Es atraída por el color amarillo y verde claro. Se nutre de hojas y de las partes jóvenes de las plantas. 6.1.2. Reproducción. La reproducción se realiza por huevos, que pone en el envés de las hojas, en una cantidad aproximada de 180 a 200, de color blancoamarillento y de tamaño muy diminuto. A simple vista se ve como una pequeña cantidad de polvo blanco. Desde que se ponen los huevos hasta el nacimiento del individuo transcurre un tiempo de 20 a 24 horas. Se pasa por cuatro estadios larvarios desde el huevo al adulto del individuo:

144

- Primer estadio: La larva tiene un tamaño de 0.25 mm. Esta larva clava su aparato bucal en los tejidos de las plantas para nutrirse de ellos. - Segundo estadio: La larva ya alcanza un tamaño aproximado de 0.4 mm y ya se puede apreciar la aparición de patas. - Tercer estadio: Cuando la larva tiene un tamaño de 0.5 mm y es de aspecto transparente. - Cuarto estadio: Aparecen órganos como los ojos y empieza a aumentar en grosor y tamaño. Posterior a estos cuatro estadios larvarios, la mosca blanca hecha a volar de inmediato. La duración es de un mes en estado larvario. Para el desarrollo total de la misma son necesarias unas condiciones adecuadas. La mosca blanca está provista de un órgano bucal chupador con una prolongación punzante que ocasiona diversos daños en la plantación porque sustrae la savia de las plantas y desarrolla la fumagina 6.1.3. Daños. Los cultivos que se ven más afectados por este insecto son: el tomate, pimenton, pepino, leguminosas, tabaco, etc. Los daños que se ocasionan comienzan cuando la mosca se instala en el envés de la hoja hospedante y tanto en estado adulto como larvario, comienzan a nutrirse de ella y deteriorando el crecimiento de la misma. Debido a su facilidad para desplazarse de una planta a otra, e introducir su aparato bucal, llega a transmitir enfermedades víricas e incluso por su excremento, que forma una lámina pegajosa y produce el desarrollo de hongos. 6.1.4. Depredador de la mosca blanca. El parasitoide más utilizado es la mosca Encarsia formosa, es de muy pequeño tamaño, a penas alcanza 1 mm de tamaño.Características: es de color negro excepto el abdomen que es amarillento, dos alas transparentes, antenas. Se alimenta de larvas de mosca blanca y de la sustancia pegajosa y dulzona que deja en el envés de las hojas. Este parásito dispone de un aguijón que lo introduce en el interior de la larva y deposita su huevo. Transcurrido unos 15 días nacerá en vez de una mosca blanca, una parasitaria que migrará hacia las zonas donde se localicen otras larvas para parasitar de nuevo. Encarsia requiere unas condiciones de temperatura de 25 a 27 ºC y una humedad relativa de 50 al 60%, con incidencia de luz, para llevar una actividad parasitaria más activa.

145

Estos parásitos suelen suministrarse en cartulinas pegados pero en forma de larvas. Dependiendo de la densidad de mosca blanca que invada el cultivo, como la densidad de éste, así se necesitará más o menos cantidad de parásito depredador. Las primeras semanas suelen aplicarse en mayor número, unos 10 parásitos/m2. Después de haber soltado las larvas parasitarias, transcurrido unos días se debe controlar el proceso de las primeras invasiones de la mosca Encarsia. ¿ cómo se comprueba?. Se debe observar el color que toman las larvas, si son oscuras ya han sido parasitadas por Encarsia formosa. Otros depredadores de mosca blanca: - Eretmocerus californicus - Macrolophus caliginosus - Paecilomyces fumososeus 6.2. El trips y su depredador. 6.2.1. Características del trips. El trips es un insecto de pequeño tamaño de 0.8 a 3 mm que en estado adulto tiene forma alargada y adopta diferentes colores, como tonos marrones o grisáceos oscuros. Posee dos alas y dos antenas. Los trips son pequeños, pero son una de las “”plagas más importantes ya que se comportan de manera agresiva contra las plantaciones y transmiten enfermedades virales. Existen muchísimas variedades de trips, dependiendo a los cultivos que ataque las podemos clasificar de la siguiente manera: - Thrips simplex: Ataca a las plantas ornamentales. - Kakothrips pisovourus: Invade a legumionosas. - Thrips palmi: Atacan a las cucurbitáceas, ornamentales, cítricos. - Frankliniella occidentalis: Causa importantes daños a consecuencia de transmitir virus de unas plantas a otras. - Thrips tabaci: Tiene un tamaño de 1 mm y es de color verde amarillento en estado joven y en adulto pardo amarillento. Ataca la producción de tabaco. Cabe destacar que según mi criterio, la propagacion y agresividad del trips, se debe al mal uso y abuso del malathion.

146

6.2.2. Reproducción. El trips se reproduce por huevos y la cantidad de éstos depende de cada especie. La temperatura óptima va entre 20 a 25ºC para la reproducción de este insecto. El trips pasa por seis estadios hasta su estado adulto. Esos seis estadios son: • • • • • • huevo. primer estadio larvario. segundo estadio larvario. proninfa. ninfa. adulto.

El estadio de huevo transcurre en la planta y también los dos estadios larvarios y en estado adulto, estos dos últimos, en estado larvario y adulto es cuando causan numerosos daños en las plantas, ya que se alimentan de ellas. En estado de proninfa y ninfa se desarrolla fuera de la planta, en el suelo o cerca de él, en estado de pupa, pero se dan ocasiones que también se desarrollen en la planta. 6.2.3. Daños. En estadio larvario y adulto es cuando se producen los daños en las plantaciones. Se alimentan de ellas extrayendo el jugo celular y sobre las hojas, flores y frutos alimentándose de la capa externa celular, ocasionándoles necrosis y termina por morir la planta. Los trips succionan las células de las capas superficiales y cuando estas quedan vacías se llenan de aire, dando el aspecto gris plateado con algunas puntuaciones negras (excrementos del trips). En definitiva estos insectos atacan todas las partes de la planta, tallos, hojas, etc que las deforman y disminuyen su crecimiento. También los trips son unos buenos transmisores de virus, entre estos virus los más conocidos son el bronceado del tomate "TSWV".En ornamentales el daño se acentúa en la flor, por deformación y decoloración 6.2.4. Depredador del trips. Se utilizan dos ácaros depredadores del trips que son: Neoseiulus barkeri y Amblyseius cucumeris. Se nutren de las larvas de trips. Estos dos tipos de depredadores son de muy pequeño tamaño y color claro que se oscurece al hacerse más adultos, con unas largas patas

147

delanteras. Para combatir al parásito de trips con estos dos tipos de depredadores, se debe detectar el parásito a tiempo. Si se observa tallos y hojas, frutos, flores deformes o con manchas color plateados, se ponen unas cartulinas color azul, para que el trips quede adherido a ella, ya que es atraído por este color, de esta forma se comprueba su presencia en el cultivo.Inmediatamente, se introducen los ácaros depredadores, que vienen envasados en una botella de plástico con harina de salvado para que se alimenten durante su transporte. Se espolvoreará con la botella por encima de las plantas. Se necesita una temperatura de 18 a 20ºC y una humedad relativa del 60 a 65%, para que estos enemigos naturales tengan su máxima actividad depredadora.Se recomienda hacer una observación a las dos semanas aproximadas de haber dado suelta a los ácaros depredadores para ver el resultado del método. Otros depredadores del trips: - Amblyseius degenerans - Amblyseius cucumeris. - Orius laevigatus - Orius majusculus - Orius insidiosus. Amblyseius: Existen diversos cultivos, en los que se puede soltar este depredador de trips. Gracias a Amblyseius degenerans se puede contar con un buen aliado para la lucha biológica del trips. Orius: Se trata de una chinche depredadora muy voraz contra el trips. Su ataque también lo lleva a cabo cuando el trips está en estado adulto. Puede elimionar la población de trips en poco tiempo. Orius majusculus es otra especie norte-europea de Orius que se alimenta más de la savia de la planta y de otros insectos. 6.3. La araña roja. Responde al nombre científico de Tretranychus cinnabarinus y T.urticae las arañas de dos puntos. 6.3.1. Características.

148

La araña roja es un ácaro con cuatro patas, un abdomen y cabeza Su tamaño es de 0.5 mm aproximadamente y tiene una característica peculiar en cuanto a su color, es verde claro con dos manchas negras en los meses de verano y naranja sin manchas en los meses de otoño e invierno. En definitiva, en sus distintas fases de desarrollo presenta distinto colorido como blanquecino, amarillento, rojo-pardo y verdoso, dependiendo también del árbol o planta que se hospede o de la época del año. 6.3.2. Reproducción. Para su reproducción se deben alcanzar unas condiciones climáticas favorables de 40 a 55 % de humedad relativa y buena incidencia de luz. Se reproduce por huevos. Los huevos son de forma oval y de color amarillento o rojizo, que se encuentran en el envés de la hoja. Una vez nacida la araña, que ya posee seis patas, pasa por tres estados hasta llegar al de adulto. • • • Larva. Protoninfa: solo presentan dos pares de patas. Deutoninfa: en esta fase se diferencia ya el carácter sexual de la araña, hembra o macho.Si la temperatura es elevada y el ambiente seco, la multiplicación de la araña roja se incrementa cada vez más.

6.3.3. Daños. Es el parásito que más diversidad de hospedaje llega a tener. Se adapta a casi todo tipo de plantas. En climas templados se encuentra en cultivos como judía, pepino, etc.Listado de cultivos que afecta: Manzano, algodón, cítricos, cucurbitáceas, fresa, plantas ornamentales, flores amarillas, etc.La araña roja se instala en el envés de la hoja alimentándose del jugo celular de la capa superficial de la misma (chupa la savia de la planta). Aparecen de inmediato unas manchas claras sobre el haz y envés de la hoja que definitivamente hacen que la hoja se torne completamente amarilla, excepto los nervios, se seque y muera. Estos daños son irreversibles.La araña roja es muy resistente y por consiguiente difícil de combatir, debido a que existe tres hembras por macho originando una elevada producción. Son resistentes mutan con facilidad de una generación a otra. 6.3.4. Depredador de la araña roja. El depredador de la araña es un ácaro llamado Phytoseiulus persimilis. Tiene un tamaño similar al de la araña roja, tiene velocidad en sus movimientos para desplazarse rápidamente y al igual que la

149

araña roja adopta diferentes coloridos, dependiendo de la época del año y del color de la planta en la que esté hospedada.Necesita una temperatura de 22 a 25ºC y una humedad relativa de 80% para que este depredador actúe con facilidad. Temperaturas superiores a 33ºC, las soporta también, pero la temperaturas por debajo de los 15ºC puede llegar a la muerte del ácaro.Tiene una duración de vida aproximadamente de cuatro a cinco semanas. Phytoseiulus, ácaro depredador, debe aplicarse cuando se tenga una cierta identificación del tipo de araña roja que afecte a la plantación a tratar. Para efectuar este diagnóstico se realiza unas observaciones de forma visual sobre el envés de la hoja y si se aprecian unos puntitos de color blanco-amarillo, existe invasión de araña roja.Se debe aplicar una cantidad de ácaros depredadores de 5 por m2, pero en otras ocasiones se eleva la cantidad dependiendo del cultivo que se tenga y de la masiva de araña roja, llegando a 18 ácaros por m2 El reparto se hace de forma uniforme por toda la plantación del invernadero. Si el ácaro se recibe en botella de plástico con harina de salvado se agita para mezclar bien y luego se espolvorea por cada cuatro plantas y así sucesivamente.Después de la suelta de los ácaros se debe realizar unas observaciones con lupa en las plantas tratadas, pero en el envés de las hojas, y si ha bajado la población de araña roja, el método ha resultado. Si ocurre lo contrario habría que adoptar otras medidas más rápidas. Otro depredador de la araña roja: - Amblyseius californicus. - Trips de seis patas. 6.4. El pulgón. • • • • • • • Existen varios tipos de áfidos que afectan a las plantas de cultivo: Pulgón amarillo de la caña de azúcar: Sipha flava. Pulgón negro de los cítricos: Toxoptera aurantii. Pulgón del maíz: Rhopalosiphum maidis. Pulgón del haba: Aphis fabae. Pulgón del algodonero: Pentalonia nigronervosa. Pulgón verde: Myzus persicae.

También se le denomina vulgarmente "piojo". El pulgón verde ataca a mucha diversidad de especies botánicas. Las hembras son de color verde. Su longitud está comprendida entre 1.5 a 2 mm. Esta especie puede dar origen a pulgones alados. Las colonias de pulgones, se

150

instalan en el envés de las hojas, siendo ahí su punto de ataque, produciendo diferentes daños en el limbo de las hojas. 6.4.1. Características. El pulgón tiene diferente color negro, amarillo, verde, con un tamaño de 1 a 3 mm. Sus patas son largas y finas, dos antenas y tiene forma de pera. Vive en el envés de las hojas y en tallos. Llega incluso a desarrollar un par de alas que le sirve para desplazarse de una planta a otra. El pulgón vive de forma masiva formando grandes colonias.Los pulgones poseen un aparato bucal del cual se prolonga un filamento largo que le sirve para introducirlo en el interior de las células de las hojas de la planta. 6.4.2. Reproducción. Existen dos formas diferentes de reproducción en los pulgones: 1- Por huevos: 2- De forma asexual: Las hembras que no han sido previamente fecundadas paren pequeños pulgones con forma de adulto. Los pulgones tiene una capacidad elevada de producción y en periodos muy cortos de tiempo las plantas están invadidas por ellos. Permanecen en la planta en la que nacen y tras varias generaciones crean unas alas que le sirven para migrar de unas plantas a otras. A veces estas migraciones se producen por unas inadecuadas condiciones climáticas para estos individuos.La reproducción tiene sus épocas, las hembras fecundadas suelen poner sus huevos donde pasarán todo el invierno hasta llegar la primavera para nacer. 6.4.3. Daños. Atacan a un gran número de plantas, leguminosa, pepino, cereales, plantas ornamentales, etc. Con su aparato bucal extraen el jugo celular de la planta. Tienen una forma peculiar en la forma de alimentarse, lo hacen de tal forma que, no se aprecian daños visibles en la planta, ya que no rasgan las células, sino que la taladran con su filamento bucal. Con el tiempo aparecen los síntomas en las plantas: Deformación de hojas ( Se amarillean, arrugan, secan) .Transmiten enfermedades víricas debido a sus desplazamientos de unas plantas a otras. Producción de hongos. Porque aparecen sobre la superficie foliar una capa pegajosa que crea el pulgón y facilita la aparición de los hongos

151

6.4.4. Depredador de los pulgones. En la lucha contra el pulgón se ha empleado como enemigo natural a Cecidomyia que responde al nombre científico de Aphidoletes aphidimyza. Da muy buenos resultados, llegando a dejar las plantaciones limpias de pulgón. Cecidomyia se caracteriza por la presencia de dos alas translúcidas, dos patas y dos antenas. Su tamaño es aproximadamente 2 mm. Se alimentan de otros pulgones y de la capa pegajosa que dejan estos en las plantas. Este insecto en estado larvario se alimenta de pulgón de forma que cuando el pulgón pasa cerca de la larva ésta le inyecta una toxina que le paraliza para luego extraerle todo su contenido interior.Este depredador requiere una temperatura óptima de 20 a 25º C, con incidencia de luz.Se aplica en una cantidad de 2 por m2 en un principio de ataque, que se irá prolongando si la densidad de pulgón es más elevada. Las Cecidomyia viene preparada en una especie de turba mezclada.Otro depredador del pulgón es el Chrysopa carnea. Este depredador en estado adulto, su cuerpo es color verde, de forma alargada, dos antenas muy largas y dos ojos grandes color oro. Posee dos alas transparentes de largo tamaño. Se alimenta de néctar y de la capa gelatinosa que deja los pulgones, pero durante la noche, ya que durante el día este depredador permanece inactivo oculto entre las hojas de la planta. En invierno hay menos horas de luz y Chrysopa permanece en parada invernal, transformando su cuerpo de color y aspecto diferente. Después de la invernación, Chrysopa vuelve a recuperar su aspecto natural y vuelve a ser activo por las noches, alimentándose de pulgones. En estado larvario Chrysopa tiene un aspecto muy diferente al de adulto. Su cuerpo es de color marrón a verde oscuro y recubierto de vellosidades. Tiene el aparato bucal provisto de unas enormes pinzas, con las que ataca a su presa, para posteriormente extraerle el jugo interior de su cuerpo. Esta larva es muy voraz e incluso acaba devorando los huevos de su misma especie. Chrysopa es un depredador polífago contra el pulgón y su aplicación para control biológico de plagas de pulgón es de la siguiente forma:

Se debe detectar primeramente la existencia de pulgón, en las plantaciones. Basta con mirar debajo de las hojas y sobre los nuevos brotes. Chrysopa se recibe en forma de huevos sobre cartulina, unos 100 huevos en cada una, y se colocan sobre las plantas afectadas. También se reciben como larvas mezcladas con cáscara de arroz, en este caso se aplica espolvoreando sobre las plantas.

152

Se observa en un tiempo aproximado de un par de semanas el efecto de estos depredadores sobre el pulgón. Se elimina casi la totalidad de pulgón o por lo menos se reduce su población en elevado porcentaje.

Otros depredadores del pulgón: - Aphidius colemani. - Aphidius ervi. - Aphilinus abdominalis. 6.5. Orugas Existen varias especies de orugas, entre ellas se encuentran: - Spodoptera exigua. - Spodoptera littoralis. - Autographa gamma. - Chrysodeixis chalcites. - Helicoverpa armigera. 6.5.1. Características. Las orugas pertenecen a la familia de los lepidópteros. Existen más de 10.000 especies distintas. Sufren unas metamorfosis, ya que su aspecto de oruga indica su estado más joven de desarrollo. En estado adulto es una mariposa o polilla. La mayoría de las especies de orugas tienen las mismas características en cuanto a su desarrollo reproductivo y en cuanto al daño producido en las plantas u árboles. Reproductivo, huevo que eclosiona y después aparece la oruga y daños, agujeros en las hojas, flores, frutos, tallos jóvenes y tiernos. Se hará una descripción detallada sobre la oruga de la especie Spodoptera exigua, también conocida como "rosquilla verde". Esta especie es muy conocida cada vez más por sus daños que se incrementan cada vez tanto en los cultivos en invernadero como al aire libre. Las hembras suelen poner sus huevos en el envés de las hojas, por la parte baja de la misma, cerca del suelo. Al abrirse el huevo sale la larva de él y comienza sus primeros ataques al cultivo. La larva suele tener una vida de 12 a 28 días. Al alcanzar el pleno desarrollo, la larva se desplaza hacia el suelo y fabrica sus galerías en

153

el terreno, quedando en estado de pupa de el cual saldrá de ella el adulto ya formado. En estado de pupa la rosquilla verde, permanece unos 10 a 18 días. Atacan a diversas plantaciones. En invernadero produce daños en los cultivos de pimenton, patilla, melón. Y otros cultivos dañados son el tabaco, la papa, la coliflor, el tomate, entre otros. 6.5.2. Daños. Los daños son provocados, sobre todo, por las larvas que se alimentan de hojas y frutos. Ocasionan agujeros en la superficie de éstas y mordeduras. Pueden originar la podredumbre del fruto y la hoja. Los daños son elevados. 6.5.3. Depredadores de las orugas. Encontramos varios tipos de depredadores de las orugas: - Bacilus thuringiensis. (Bacteria controladora de insectos) - Trichogramma spp. (Insecto avispa que parasita a otros insecto) - Chrysoperla spp. (Insecto depredador) 6.6. Minador de hoja. (Gusano) 6.6.1. Características. • Se conoce con el nombre científico de Phyllocnistis citrella, se trata de un lepidóptero que see inicia con una fase de huevo, pasa por ser Larva o gusano, luego pupa y su estado adulto es la mariposa. Clase: Insecto. Orden: Diptera (2 alas) Familia: Gracillariidae. Género y especie: Phyllocnistis citrella.

• • • •

El minador de hoja es un insecto que vive en el interior de ésta, realizando una serie de galerías que acaba destruyendo la hoja por completo. También efectúa minas en el interior de tallos de nuevos brotes. Ataca las plantaciones de cítricos facilitando la entrada de la bacteria causante de la cancrosis en estos. 6.6.2. Reproducción.

154

Su ciclo biológico consta de siete estadíos: • • • • • • • huevo. Primer estadío larvario. Segundo estadío larvario. Tercer estadío larvario. Prepupa. Pupa. Adulto.

Los huevos de este tipo de minador de hoja son pequeños de un diámetro aproximado de 1 mm, son de color transparente (cristalino) que con el tiempo pasa a un color cremoso, forma ovoide. La incubación dura aproximadamente de 3 a 10 días. La larva sale al eclosionar el huevo, no posee patas, pero se mueve por los movimientos que va realizando con el tórax, tiene una mandíbula con una cuchilla. Tiene un tamaño de 3mm y es de color amarillento. Los estadios larvarios son tres y tiene una duración aproximada de unos 8 a 10 días. En estado de prepupa la larva teje una especie de cámara pupal (capullo sedoso) que es de color amarillo. Después de la fase de prepupa está la fase de pupa, que es de color amarillo también pero más parduzca. Posee dos ojos y unos ganchos en la parte superior de la cabeza que sirve para romper el capullo sedoso y salir de él, impulsándose mediante convulsiones con su propio cuerpo.En estado adulto es una mariposa pequeña de 2 a 4 mm de tamaño de color blanco platino y sedosa, con ojos compuestos, antenas largas y aparato bucal chupador sus alas son plumosas con dos manchitas negras en su parte dorsal. La mariposa hembra suele de mayor tamaño que la mariposa macho. Ponen sus huevos en hojas jóvenes y tiernas sobre el envés y haz de la hoja y también en los tallos. El número de huevos que una hembra puede poner a lo largo de su vida es de 36 y 76.Su ciclo tiene una duración aproximada de unos 15 a 20 días, cuando existen unas condiciones climáticas adecuadas de 25ºC de temperatura, humedad relativa de 40 a 60%. 6.6.3. Daños. Los daños son producidos por las larvas que se alimentan de los tejidos de las hojas jóvenes y tiernas excavando galerías dentro de ellas, y dejando solo por encima la cutícula de la hoja. La hoja acaba destruyéndose, curvándose y la cutícula acaba ennegreciéndose. Aunque las hojas queden destruidas por estos minadores la cosecha no se ve tan afectada. Si las condiciones climáticas son buenas (altas temperaturas) el minador incrementa más su actividad destructora en

155

las hojas. La acción del minador de hoja provoca una elevada pérdida de masa foliar, reduciendo la capacidad fotosintética del árbol lo que produce la pérdida de vigor de éste.Otro minador de hoja muy importante es Liriomyza sp, con diversas variedades encontradas de él como: • • • Liriomyza trifolii. Liriomyza sativae. Liriomyza huidobrensis.

Pertenece a la familia Agromyzidae, es un insecto y su enemigo natural es Diglyphus isaea, Lirimyza sp afecta en gran medida los cultivos de lechuga 6.6.4. Depredador del minador de hoja. Para el minador de hoja Phyllocnistis citrella, se ha detectado un enemigo natural, autóctono llamado Ageniaspis citricola, adaptado a las zonas tropicales y subtropicales. Ataca a los huevos y larvas pequeñas del minador de hoja y su éxito se debe a su carácter específico (ataca solamente al minador de hoja) su velocidad reproductiva es (cada hembra produce 160 a 180 huevos) y Se dispersan con una alta velocidad (40 km en 2 a 3 meses). Hoy en día utiliza para combatir al minador de hoja el manejo integrado, en el cual se va combinando el control químico y el biológico. El control biológico no es suficiente para lograr un control satisfactorio.

¿Por qué es necesario el Control Biológico en la Agricultura? Al principio la agricultura se desarrollo utilizando estrategias culturales las cuales se fueron perfeccionando en la comprensión de la naturaleza logrando la armonía que en nuestra América es conocida como Conuco, pero la desmedida codicia de algunos grupos de Capitalistas en su estúpida ambición de poder, además de propiciar Guerras para lucrarse con la venta de armas y Luego establecer Colonias en los pueblos desvastados, con la hipócrita fachada de la ayuda humanitaria de post – guerra, queriendo ir mucho mas allá en su afán depredador, hacen hincapié en la producción de armas químicas para el exterminio de los seres humanos victimas de su necrófago negocio disfrazado de conflicto social. Sin embargo, esto no es suficiente sino que utilizan los desechos de armas químicas y mecánicas para otros fines,

156

desarrollando una estrategia de dominación global disfrazada de “desarrollo”. Es necesario develar que las consecuencias de la revolucion verde, nos ha generado poblaciones de enfermos al consumir productos con agrotoxicos que producen las mismas empresas que proporcionan los fármacos para dichas enfermedades. (Drogas terapéuticas) cuando en realidad era y es la Invasión Agro tóxica y el envenenamiento del alimento de los pueblos, deterioro de los suelos, agua y ambiente de manera global. Para avalar el negocio criminal se utiliza a grupos de pseudos científicos que venden sus nombres para establecer miles de argumentos que validen esta tecnología como apropiada para el progreso de la humanidad, Estos argumentos no solo son validados sino que son establecidos como parte obligatoria en pensum de formación de agrónomos, agronomas, veterinarios,veterinarias, peritos y técnicos medios y superiores en agricultura; permitiendo que sean las transnacionales las que establezcan el perfil curricular de los profesionales del campo a nivel de los paises latinoamericanos.. Estas generaciones de técnicos formados bajo este perfil fueron desplazando las formas ancestrales de agricultura natural e imponiendo la agricultura Agro tóxica, situación que conlleva a que la mayoría de los alimentos que consumimos, estén intoxicados, generando un terrible deterioro de la calidad de vida y la salud Pública a nivel mundial, además de daños irreversibles a los ecosistemas de vida de nuestro frágil planeta Tierra “Nuestra Madre Tierra”. A esta envestida es necesaria la respuesta y organización de movimientos sociales para desarrollar una campaña de denuncia, formativa y el impulso de alternativas viables con la vida y el equilibrio del planeta; entre ellas esta el control Biológico y mucho más allá la Agroecología. A raíz de los cambios introducidos en nuestra amada Patria con la aprobación de la Nueva Constitución de la República Bolivariana de Venezuela se impulsan cambios en los modelos productivos al plantearse la necesidad de adecuarse a los postulados constitucionales especialmente los artículos 127 y 305 y la Ley especial que protege la Biodiversidad, Al adquirir rango constitucional tanto los derechos ambientales de los ciudadanos, como el criterio de Agricultura sustentable. A esto hay que sumar que la agroecología es la forma de producción compatible con un desarrollo de justicia social por romper con la nefasta división social del trabajo establecida por el sistema capitalista.

157

¿Cuál es el valor generación?

del

control

Biológico

para

nuestra

El Control Biológico representa una herramienta de alto significado ambiental a favor de las actuales y futuras generaciones, es un componente en el manejo agroecológico de plagas, económicamente viable, compatible culturalmente y liberador de las políticas agrícolas Neoliberales impuestas por las Transnacionales de los venenos enemigas de la humanidad. ¿En que consiste? Es un método natural que resulta de la acción de organismos vivos que tienen la capacidad de reducir poblaciones de una plaga. Estos organismos que realizan el control biológico los conocemos como “Aliados” o insectos benéficos y no se comportan como plagas en nuestros cultivos. El control biológico es el empleo de insectos depredadores para combatir las plagas, de hongos antagonistas que combaten a hongos fitopatógenos, bacterias entomopatógenas (control de insectos), nematopatógenas (control de nemátodos), etc., de forma que, así se evita el empleo de plaguicidas que dejan residuos tóxicos en los frutos y plantas y son perjudiciales para la salud humana. Ubicación:  Principalmente en la naturaleza.  El Estado Venezolano viene desarrollando una Red de Laboratorios de producción de Biocontroladores, ubicados estratégicamente en las zonas de mayor actividad agrícola y cuyo servicio es totalmente gratuito; especialmente para los productores de escasos recursos.  Existen laboratorios privados nacionales que tímidamente abastecen sectores específicos de productores.  Existe una permisología de importación para algunos microorganismos Biocontroladores.  Existen formas Agroecológicas de producción y establecimiento del equilibrio en los agroecosistemas.

¿Cómo manejarlos o utilizarlos? Cuando por diferentes causas las fallas en el diseño predial generan un ataque con daños de importancia a los cultivares en la unidad de producción se debe:

158

 Precisar el tipo y magnitud de daños y los presuntos agentes causales.  Determinar las probables causas del desequilibrio desencadenante.  Determinar si ya están presentes algunos controladores nativos.  Decidir la estrategia de control más eficiente y menos dañina, en concordancia con los principios agroecológicos. ¿Qué Proponemos? Intensificar el uso del control biológico en los principales cultivos y valles agrícolas del país, así como propiciar la reducción del uso de agroquímicos para disminuir los residuos tóxicos en los alimentos, proteger la salud del agricultor, disminuir la contaminación del medio ambiente y mejorar la calidad de los alimentos desde la visión de la salud. Limitaciones:  La Principal es el desconocimiento de su existencia.  Algunos métodos de control son antagónicos.  Se deben mantener las condiciones de nicho ecológico para que sobrevivan para otros ciclos de cultivo.  Algunos pueden dañar a los insectos benéficos.  Requieren de condiciones específicas para su aplicación. Peligros:  Se debe tomar en cuenta previsiones necesaria al introducir especies exógenas (de otros ecosistemas o Países) en el control biológico, pues las consecuencias pueden ser impredecibles para el Ecosistema receptor. Políticas:  En nuestra amada Patria existe un ordenamiento jurídico que favorece la preservación de la biodiversidad. Entre ellas, La Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, la Ley para la Preservación de la Biodiversidad y la Ley de Salud Agrícola Integral, entre otras, pero aún faltan reglamentos específicos que impidan la introducción de organismos que puedan ser capaces de dañar nuestros nichos ecológicos.

159

GRANJAS INTEGRALES SUSTENTABLES

SOSTENIBLES

Jesús Lamenta y Livia Polo Escuela Agroeocologica Ezequiel Zamora - Guambra Los seres humanos necesitamos de una alimentación sana que provenga tanto de origen vegetal como de origen animal sin ningún tipo de contaminación, lo cual pueda garantizarle al ser humano mayor calidad de vida y prevención de enfermedades tales como el cáncer, el deterioro de nuestros órganos vitales como los riñones, corazón, etc. Muchas de las enfermedades que padece en la actualidad el ser humano, las hemos creado a través de los pesticidas, fertilizantes, semillas trangenicas y hoy en el siglo XXI el gran reto de nuestra especie para sobrevivir a los daños que hemos creado es la Ciencia Agroecológica. En este capitulo haremos hincapié en la producción de alimentos de origen animal, la cual debe venir de la crianza apropiada de los animales, sin tener que recurrir a los alimentos concentrados agroindustriales que generan altos costos y dependencia tecnológica. Además de que no existe garantía en la calidad de la materia prima utilizada ni de la ausencia de transgénicos en la elaboración de los mismos, presentando generalmente baja calidad en su elaboración, tanto a nivel nacional como internacional. Ejemplo: el alimento concentrado de los pollos de engorde el cual en su materia prima tiene soya en un 20% a 30% y nosotros no somos productores de soya creando de esta manera una dependencia de mercado con las transnacionales. En este mismo orden de ideas esta soya en la mayoría de los casos es trangenica; actualmente se deben desarrollar nuevas formas de crianza apropiadas o apropiables ecológicas las cuales si sean sostenibles y sustentables, que realmente nos permita la conservación del medio ambiente y desacelerar la destrucción del planeta. Dentro de esta gama de crianza de animales domésticos se encuentran los siguientes: • Bovinos: el ganado bovino a desempeñado un papel fundamental en la vida del ser humano los primeros animales llegaron en 1493 en el segundo viaje de Cristóbal Colon para proveer de alimento a los colonizadores y especialmente en Venezuela los primeros animales desembarcaron en 1498 para proveer de carne y leche a los colonizadores.

160

En esta ocasión le enseñaré otra parte de mi granja integral, primero la estructuración del hato que es el que permite obtener una mayor eficiencia en el aprovechamiento del espacio, alimentación, instalaciones y mejora de la higiene al tener éste perfectamente dividido de acuerdo a las diferentes etapas de producción. Le mostraré cuáles son las normas establecidas como adecuadas o ideales para el ganado bovino: Ganado lechero: un semental por 25 a 30 vacas. Los espacios mínimos requeridos son: A) Para becerros con destete temprano B) Sombreaderos movibles

C) Corrales de recría

D) Establos

En el caso de los bovinos, estos tienen una estructuración más o menos sencilla puesto que los animales se separan en áreas definidas en:
• •

Vacas en producción. Vacas secas (normalmente ya están al final de la gestación).

161

• •

Ganado en recría (para vaquillas de reposición). Área de paridero.

A veces se dedica un área para engorde de los machos paridos en la granja, esto no es muy recomendable pues se requiere otro tipo de manejo y más mano de obra, además de aumentar el riesgo de enfermedades. El manejo del ganado lechero o para producción de leche es un manejo delicado, constante y que debe de incluir un diagnóstico rápido y certero. Lo anterior se debe a que el costo de un animal de este tipo es alto y podemos imaginar que pasaría si no es aislado de manera rápida y efectiva; el animal que padece una enfermedad contagiosa afecta a todo el hato, además debe de considerar que el producto al cual dedicamos la explotación es para consumo humano. Lo anterior conlleva a una serie de factores que se deben observar plenamente para ofrecer un producto con calidad y sano para el consumo humano los cuales veremos posteriormente.

Dentro de los aspectos más importante del ganado bovino se encuentran los siguientes: 1.- La utilización de desechos orgánicos como el estiércol y la orina que son utilizados para preparar abonos orgánicos que mejorará la fertilidad y calidad del suelo. Estos productos son los más importantes y generalmente el campesino por desconocimiento no los toma en cuenta. 2.- Producción de alimento de gran interés nutritivo carne y leche. 3.- La producción de materias primas como los cueros, sangre, los cuernos, el pelo, los huesos y el cebo entre otros. El uso de tierras no actas para el cultivo, porque los bovinos por su capacidad transformadora de los pastos naturales, en proteínas (carne y leche) además de los abonos para el mejoramiento de los suelos de bajos nutrientes, además se utilizan como tracción animal para el arado así de esta manera se favorece el mejoramiento y enriquecimiento de los suelos con técnicas ecológicas donde el equilibrio del Sistema y los subsistemas es muy importante.

162

SISTEMA DE ALIMENTACIÒN La agroforestería configura, simultáneamente, tanto una práctica como un ínter disciplina. Es una modalidad de uso de la tierra de tipo productivo, en singular, que incluye la asociación de especies leñosas perennes con especies vegetales no leñosas, o especies perennes leñosas, con especies vegetales no leñosas y especies animales, con variadas opciones espacio temporal. (Ospina 2003). SISTEMA SILVOPASTORIL Es lo que sucede de forma natural en los bosques donde hay plantas bajas tales como las gramíneas y otras; donde hay plantas medio el naranjillo, leucaena y otras; donde se encuentran árboles leñosos grandes como el saman, el guacimo, etc. Este Sistema natural debería ponerse en práctica en nuestros campos para el aprovechamiento y buen manejo de energía solar así como para la reforestación de nuestros campos tan atacados por la práctica indiscriminada de la tala y la quema que destruye nuestros suelos fértiles. ISTEMAS SILVOPASTORILES EN MISIONES Y NE DE CORRIENTES Producción Forrajera - La productividad de los pastizales, donde predomina “pasto jesuita” es mayor bajo dosel arbóreo. En un trabajo bajo condiciones controladas, utilizando sombra artificial, la materia verde forrajera del “jesuita” en el testigo sin fertilizar fue de 1088 kgMS/ha y con 50 % de sombra de 7520 kgMS/ha. - Este comportamiento también es observado en Bracchiaria brizantha, especie megatérmica, al igual que en otros Axonopuss (Jesuitas: Rauh, gigante ó A. catarinensis, Super Max, etc) introducidos desde Brasil. - En los pastizales el dosel arbóreo hace que los pastos menos palatables, característicos de la zona de campo, reduzcan drásticamente su participación, pasando a dominar el “pasto jesuita”. - El dosel arbóreo reduce el efecto de las heladas, con la consecuente eliminación o reducción de la suplementación invernal. - La producción tiene un carácter netamente pastoril con lo cual se logra un excelente posicionamiento en el mercado. - Los análisis de suelos reflejan mayor contenido de fósforo que a cielo abierto. Se determinó que el contenido de fósforo en el testigo sin fertilizar fue de 0,81 ppm y con 50 % de sombra 2,81 ppm. En los tratamientos con fertilización fosfórica se observa que a medida que aumenta el grado de sombreamiento, incrementan los niveles de fósforo.

163

-También se obtuvo una mayor proporción de fósforo en hoja en “pasto Jesuita” a medida que se incrementaron los niveles de sombra, superando los valores mínimos de requerimiento nutricional del animal. Producción Forestal - Es factible la obtención en turnos cortos de rollizos podados superiores a 40 cm sin corteza en punta delgada, Grado I de calidad, tanto de latifoliadas como de coníferas. - El régimen silvícola directo a aserrío es el manejo forestal necesario para generar las condiciones de radiación solar requeridas para el desarrollo de la pastura que, a través de raleos tempranos “perdidos” y podas, obliga a concentrar el crecimiento en los mejores árboles, con lo cual se tiende a maximizar la madera libre de nudos. - Rollizos de esas características tienen por destino la industria del aserrado vinculada a maderas decorativas o para usos especiales, la industria del debobinado o de chapas, las que mayores precios pagan por la materia prima. - En casos como el de Grevillea Robusta A. Cunn., no hubo diferencias significativas de crecimiento entre situaciones de clausura o bajo pastoreo, en mediciones realizadas a los siete años, con inicio de pastoreo al 4º año y una carga animal de una cabeza/ha cada 2500 kg/ha de disponibilidad forrajera . - Disponibilidad de simuladores de crecimiento con los cuales analizar estrategias de manejo de la densidad y su rentabilidad. Producción Ganadera - Bajo dosel se puede manejar rodeos bovinos con alta proporción de sangre británica, con lo cual se logra mayores tasas de crecimiento con cortes de alto grado de terneza. La contribución de los árboles en la prevención o reducción del estrés calórico es mayor a medida que se eleva la temperatura ambiental y cuando se trabaja con razas europeas. El estrés producido por calor compromete la eficiencia de producción y existe un efecto residual importante. La modificación del ambiente en forma artificial (reparos) o natural (árboles) es una alternativa de solución al mencionado problema. Hay un aumento en la receptividad de las pasturas por lo que aumenta la carga animal/ha. En un caso controlado de pastoreo con vacunos bajo dosel de Grevillea robusta A. Cunn., en el Sur de Misiones, se logró como mínimo el doble de carga y con una mayor disponibilidad forrajera que en un pastizal a cielo abierto. - Sin ningún tipo de suplementación en la dieta, sobre pastizal natural bajo dosel, fue posible obtener ganancias de peso del orden 0,4-0,5 kg/animal/día/año. La región puede y tiene la posibilidad de pasar de ser zona de cría a zona de engorde

164

Producción del Sistema - Disponibilidad de modelos preliminares que permiten predecir el comportamiento de pastizal o pasturas ante modificaciones de la canopia o de la densidad del rodal. - En análisis socio-económicos hechos sobre tres alternativas de producción a nivel empresarial -forestación, sistema silvopastoril o ganadería- se llegó a las siguientes conclusiones: la introducción de la ganadería disminuye en forma muy poco significativa la tasa interna de retorno y aumenta ligeramente los resultados de valor actualizado neto y valor potencial de la tierra respecto del manejo forestal puro. El SSP es financieramente más abordable al disminuir sensiblemente el monto total de la inversión, ya que se produce un flujo positivo de caja a partir del octavo año y emplea más mano de obra. - Se flexibiliza la economía de los establecimientos de pequeños y medianos productores, donde el flujo de caja lo provee la ganadería (“caja chica”), mientras que el incremento de capital (“caja de ahorro”) lo brinda la forestación. - Finalmente, se puede inferir que decidir entre la forestación y el SSP depende de la habilidad de montar y administrar un sistema más complejo y de cuál es el factor limitante de la unidad que toma las decisiones BANCOS FORRAJEROS. Definición. Son áreas compactas, cercanas a las instalaciones de manejo y alimentación de los animales (corrales, establos, etc), destinadas exclusivamente a la producción de forrajes de alta calidad y volumen, para su utilización en la suplementación animal, bien sea que se maneje bajo corte o bajo pastoreo. Opciones para el establecimiento de bancos forrajeros Si el banco forrajero se establece exclusivamente con AFN (banco de proteína), el nitrógeno que ellos fijan y que podría ser aprovechado por otras especies forrajeras, asociadas dentro del mismo banco, es finalmente utilizado por especies vegetales no deseadas en el sitio (malezas). Por ello uno de los componentes más apropiados, en mezcla o como cobertura delos bancos forrajeros, son las gramíneas, puesto que son especies que no fijan nitrógeno, pero que si lo demandan en alta cantidad, sean ellas utilizadas para corte. Ej: caña de azúcar, king grass, elefante, etc., o para pastoreo Ej: estrella, guinea, braquiarias, etc. A este último sistema se lo denomina actualmente como banco de energía. El

165

banco de energía de AFN en mezcla o con cobertura de gramíneas no elimina la posibilidad de asociación de su cobertura inferior con leguminosas herbáceas nativas o introducidas y preferiblemente no trepadoras. Ej: Desmodium, Stylosanfhes, Arachis, Aeschynomene, Cassia, Chamaecrista, Indigofera, Zornia, etc. La asociación adicional con otras especies fijadoras de nitrógeno (leguminosas hebáceas) incrementa la cantidad de nitrógeno fijado por el sistema. Esto permite incluir, en lineas alternas, otras especies herbáceas, arbustivas y/o arboreas de alta calidad forrajera, que son altamente consumidas por bovinos, cerdos, aves, conejos, peces, etc. Ej: morera, amapola, nacedero, ramio, pringamoza, botón de oro, bledo, camote, bore, etc, y reducesensiblemente la necesidad de aplicación de fertilizantes nitrogenados en estas especies forrajeras que no lo fijan, pero que si lo demandan en una alta cantidad (Benavides, et al., 1995). La mezcla de varias especies dentro del banco forrajero crea una alta biodiversidad que reduce sensiblemente el ataque de plagas y enfermedades (Botero, 1992). Resultados obtenidos con Bancos ForrajerosLa siembra de AFN por semilla sexual es más conveniente que su propagación mediante estacas, debido a que el vigor, la tolerancia al corte, al pastoreo y a la sequía, la sobrevivencia y el potencial productivo son mayores en las leñosas provenientes de semilla sexual. Esto fue observado y medido en bancos forrajeros de matarratón o madero negro (Gliricidia sepium) en la granja El Hatico, Valle del Cauca, Colombia. Los resultados, así como las principales conclusiones obtenidas con bancos forrajeros de Gliricidia sepium manejados bajo corte desde 1986, se presentarán en un futuro artículo en esta conferencia. En un estudio realizado en el CIAT. Lascano, et al., (1995), evaluaron la calidad del forraje de varias especies de leguminosas arbustivas plantadas en suelos ácidos (pH 4.0 a 4.5 y saturación de Aluminio > del 85%). El estudio mostró que las especies evaluadas, bajas en taninos, tales como Cratylia argentea y Desmodium velutinum tuvieron una media a alta Digestibilidad in vitro de la Materia Seca (DIVMS) y un alto contenido de proteína cruda. El estudio recomienda utilizar el forraje cosechado de hojas maduras y oreadas de C. Argentea como un suplemento de proteína para rumiantes durante la época seca. Los arbustos cuyo forraje tenia un alto contenido de taninos, como Flemingia macrophylla, Tadehagi spp., Dendrolobium spp. Y Codariocalyx gyroides mostraron un alto contenido de proteína cruda y una DIVMS por debajo del 40%. Independiente de la estación climática, el consumo del forraje por parte de bovinos y ovinos fue mayor cuando fue oreado o secado a la sombra de un día para otro (marchito) y ofrecido como suplemento

166

(Argel y Masas, 1995). La DIVMS medida en el forraje de los AFN esta entre el 40 al 80%. El picado del forraje arbóreo reduce el desperdicio al ofrecerlo a los animales en comederos, estimula el consumo y destruye las espinas presentes en las hojas y tallos de algunos árboles como Erythrina spp. (Botero, 1988). El oreo adicional al picado permite la volatilización de sustancias que reducen su gustocidad (Botero, 1992). Aunque se incrementa sensiblemente el desperdicio del forraje para consumo, pero no para el reciclaje de nutrimentos al suelo, una forma práctica del oreo consiste en podar los AFN y dejar su follaje sobre el suelo, para que sea consumido directamente por los animales en pastoreo. El deshoje u ordeño manual de las ramas, directamente en los árboles, demanda mayor cantidad de mano de obra y se dejan de utilizar los tallos verdes como forraje. La corteza de las ramas verdes tiene mayor calidad nutritiva comparada con las hojas, y a ello se debe que los animales descortecen algunos árboles durante el pastoreo (Botero, 1988). En el engorde de ganado bovino en confinamiento, realizado en fincas privadas en el Valle del Cauca-Colombia, se han logrado promedios de ganancia de peso de 850 g/animal/día, utilizando forrajes arbóreos para complementar la alimentación de machos enteros (200 a 450 Kg de peso vivo y con un máximo de 24 meses de edad al sacrificio). COCHINOS O CERDOS.

Ahora veamos en el caso de los Cerdos su manejo es más complejo, pues se requieren áreas muy específicas para las diferentes etapas, es decir, que no se deben mezclar cerdos en engorda con hembras en gestación o próximas a parir, ni con becerros, cada uno debe de tener un espacio bien definido y aislado por áreas, de acuerdo a su etapa o función (reproducción, engorda, crecimiento, etc.). En el caso de las hembras en gestación se debe de disponer de un espacio de 3 metros cuadrados por hembra, y 1 comedero múltiple por cada 4 hembras.

Maternidad Debe de estar en un local completamente aislado con todos los servicios agua, luz, drenaje, sistemas de ventilación y en el caso de requerirse calefacción, dentro de toda la granja, ésta es la parte que

167

requiere de más inversión por tener que contar con las mejores condiciones para el parto. Actualmente en la mayoría de las explotaciones porcinas se utiliza un método que permite reducir al mínimo los aplastamientos, el realizar un aseo más rápido y mejor, poder controlar a la cerda para cualquier manejo, tener a la camada bien supervisada y medicada en su caso, en pocas palabras el poder brindara cada cerda y a cada camada una atención individual. Los tipos o diseños que hay para la jaula de parto son variados y múltiples, pero todos coinciden en algunos puntos como son:

• • •

que ésta tenga el espacio mínimo pero suficiente para que la cerda pueda echarse y dar de comer a los lechones, tener un espacio suficiente para el alimento, tener agua a voluntad, un espacio determinado y protegido para los lechones con una fuente de calor, un pasillo que permita el examen continuo de los lechones y/o de la cerda (se recomienda que el pasillo sea posterior) y un manejo adecuado de excrementos.

Como se ve, lo anterior es una serie de factores que es difícil de cumplir por lo que propicia una variedad de modelos.

168

Corrales de engorda Estos corrales se manejan a un espacio mínimo por animal en sus diferentes etapas y varían, por lo general se dispone de un espacio de 2.5 metros cuadrados por cerdo, en esta etapa puede o no seleccionarse por sexo (es preferible separarlos).

Corrales de finalización Es la misma situación anterior con la única diferencia de que aumenta el espacio disponible por cerdo (3.0 m2) por lo que en este caso las secciones se separan de acuerdo a peso y sexo en definitiva. Corrales para gestación En este caso los corrales tienen la particularidad de tener áreas más grandes, más cómodas y con menos animales (Espacios más amplios, mayor cuidado por parte de los operarios), mejor calidad de alimento, ubicación dentro de la granja en un sitio preferente después de las maternidades y lo más cerca de ellas. Finalización Esta etapa puede llegar a ser una etapa crítica; cualquier enfermedad nos provocará grandes pérdidas, sobre todo, debido al tamaño del animal, lo cual obliga al consumo de grandes cantidades de medicamento, con su consiguiente gasto, así como un retraso en su salida por la baja de peso, por otro lado, si intentamos recuperar el peso que tenía el animal, el consumo del alimento será muy alto y esto alterará la conversión alimenticia de todo un lote. La cantidad de energía debe de ser restringida con la finalidad de obtener un desarrollo mejor de carnes y una acumulación menor de grasa.

169

BIBLIOGRAFIA http://www.cca.org.mx/ec/cursos/pd003/contenido/imagenes/temario/ temario.htm http://www.produccionbovina.com/produccion_caprina/produccion_ca prina_libro/05-apoyo_al_sector.pdf

AGROECOLOGIA Y EL DESARROLLO TECNOLOGICO: TECNOLÓGIAS APROPIADAS.
Med.Veterinario Juan Carrlos Ferreira Escuela Agroecologica Ezequiel Zamora - Guambra ANTECEDENTES La humanidad desde su comienzo hasta nuestros días ha trajinado por un largo camino de pequeños y grandes logros que la han hecho llegar al sitial que hoy podemos apreciar. Dichos logros o “progresos” han dependido en mi opinión, principalmente de tres importantes factores: la energía, los recursos con que se cuentan y la forma como se relacionan los hombres en el proceso de producir bienes. El factor energético ha jugado desde siempre un principalísimo papel, al comienzo todo dependió de la fuerza o la energía del hombre de manera individual o colectiva para resolver las necesidades que se presentaban: alimentación, vivienda, seguridad, vestido, transporte, etc.; luego con la domesticación de algunas especies animales, se experimenta con la fuerza animal para aliviar la carga del trabajo humano. Con la aparición del fuego y su dominio y el descubrimiento de recursos tales como los metales se da un impulso al desarrollo de la humanidad; se experimenta la creación de novedosas herramientas más resistentes y versátiles con las cuales se pudieron crear nuevos invenciones como por ejemplo la rueda, embarcaciones con lo cual se surcaron las aguas permitiendo ampliar los horizontes humanos y el comercio. Es importante resaltar que tanto el conocimiento y el surgimiento de nuevos elementos energéticos, así como de nuevos recursos hicieron posible “saltos” importantísimos en las condiciones de vida y el desarrollo de los pueblos. Una vez que nuestros antepasados se hacen sedentarios abandonando la caza, la pesca y la recolección como modo exclusivo de sustento y gracias a la creación de la agricultura (como primer modo de producción conocido), se comienza a producir alimentos que con el tiempo terminó generando excedentes agrícolas.

170

Estos excedentes generaron un cambio en las relaciones de producción establecidas hasta el momento, evolucionando de una forma de producción y distribución comunitaria primitiva, pasando por el sometimiento de unos por otros ( la sociedades esclavistas), creándose así: las primeras clases sociales, la formación de ejércitos que permitirían por una parte protección e incremento del territorio; además permitió el ocio de un sector de la sociedad que se dedicaría a actividades diferentes a las de producir (el arte, la religión, la ciencia, el ejército, etc.). Luego surge el feudalismo donde “campesinos libres” son explotados por los señores feudales y los monarcas y surge también el sector de artesanos y comerciantes pero siendo aun la actividad agrícola lo predominante de la economía. Evolución que no se ha detenido hasta nuestros días. Siendo hoy predominante las relaciones de producción de tipo capitalistas. La Revolución Industrial. A partir siglo XIX y gracias al avance experimentado por las ciencias surge en Europa la llamada revolución industrial. Revolución que sólo fue posible gracias a la aparición y uso fundamentalmente del carbón, fuente energética que fue capaz de catapultar por su mayor potencia esa nueva fase del desarrollo de la humanidad. Las maquinas se apoderan de la escena, las grandes fabricas sustituyen o reemplazan al taller de los artesanos, se impone la división social del trabajo y se masifica la producción de bienes y servicios, Desaparecen las monarquías y se establecieron nuevas relaciones sociales de producción, las capitalistas, donde el trabajador (el obrero o asalariado) pierde todo control y propiedad sobre los medios de producción, sobre lo que producen y de como se distribuye lo que se produce, pasando a ser de esta manera un eslabón más del proceso productivo y de la explotación capitalista, estableciéndose de esta manera una clara división de clases (la burguesía dueña de los medios de producción y el proletariado dueño de la fuerza de trabajo). La fase de desarrollo en que se encuentra hoy el modelo capitalista (el neoliberalismo) se caracterizada por: la expansión de sus mercados, la injerencia, control de la tecnología y la economía a nivel planetario, así como el impulso del consumo. LA SITUACIÓN ACTUAL. Los representantes de los gobiernos de los países altamente industrializados, tanto los de bando capitalista como los socialistas, se han propuesto hacer creer la falsa ilusión que “la mayor prosperidad demanda una producción incrementada y más producción requiere tecnología científica” de punta. Esto sin importar localización geográfica donde se aplique, diferencias

171

culturales y en nivel de progreso y ritmo de avance tecnológico propio de cada cual, lo que “justifica” su empeño en exportar su confección o idea de desarrollo al resto del mundo. Esta orientación divide y coloca a las “otras” culturas del mundo en la categoría de “países en desarrollo” y que promulga como estrategia la asistencia para promover sus fuerzas de producción, situación que en nada ha cambiado el coloniaje a que fuimos sometidos y que aún sufrimos, y que en todo caso, “representa una nueva fase, menos reconocible inmediatamente y por eso más efectiva, del imperialismo occidental”. “El efecto de toda esta tecnología altamente moderna en estas tierras puede describirse sin ambigüedad, aumenta el hambre y la miseria, impide el desarrollo independiente y afianza a los regimenes corruptos contra las revoluciones populares”. Por ello es necesario analizar ¿Qué papel juega la ciencia en el proceso de desarrollo? Para Russell “la ciencia, hasta ahora, ha sido usada para tres propósitos: para aumentar la producción total de mercancías, para hacer más destructivas las guerras y para sustituir por diversiones triviales aquellas que tenía algún valor artístico o higiénico”. “Finalmente, este fútil intento de crear las condiciones para la buena vida principalmente mediante el desarrollo de las fuerzas de producción tiene que tomar lugar sobre la base de un flujo de materiales, energía e información mayor, siempre creciente, que está saqueando y destruyendo el planeta”. Esto nos coloca en una verdadera encrucijada, que nos obliga a cuestionar los conceptos de desarrollo o progreso tan insistentemente remachados por la cultura global (la de los poderosos). Es por ello que “el único futuro para una serie de triunfos alguna vez celebrados del progreso científico-tecnológicos reside en la renuncia. Renunciar al uso de la energía atómica, a la industria del cloro, a la mayoría de los aspectos de la química sintética, a la dependencia del automóvil y a la agricultura industrializada y quimicalizada”. La tecnología tiene dueño, por lo que responde a intereses y termina siendo centralizada y controlada, se ocupa más de la novedad que de la necesidad, por lo que su creaciones mantienen un ritmo muy acelerado por el hecho que deben competir, la moda tornan lo que hasta hace poco era novedoso y útil en montañas de basura, está compuesta de saqueos de la naturaleza y costos transferidos soportados en los constantes subsidios que se hacen al modelo, situación que más temprano que tarde se hará insostenible. El planeta ya ha comenzado a dar señales de crisis, consecuencia de nuestro actual modo de producción y de vida, lo cual ya es inocultable.

172

La salida.

A pesar de la manifiesta e interesada intención de ocultar la crisis ambiental, Jefes de Estado, Políticos, Instituciones Públicas y Privadas, Científicos, individualidades y ONG’s, “pareciera” estar entrado en una etapa de reflexión, a mi juicio poco responsable y en todo caso ingenua. “Se supone que nuevas tecnologías, aun por crearse, han de hacer posible una prolongación de precisamente la misma prosperidad facilitada por las antiguas tecnologías, pero ahora en forma “ecológicamente tolerable” ( ) No será posible izar la bandera de una tecnología ecológicamente tolerable “En la medida que no hay ningún procedimiento por medio del cual los costos transferidos derivados del uso de una tecnología o productos se carguen al presente, entonces cualquier tecnología alternativa que sea humana y apropiada a la naturaleza no tendrá ninguna oportunidad contra el gran atractivo de las técnicas externalizantes” en definitiva ninguno de estos costos ambientales son actualmente contabilizados y agregados al costo de los productos que consumimos. He aquí la explicación del afán de las potencias imperiales por adueñarse de los recursos y la energía de los países pobres o en desarrollo para poder sostener y subsidiar sus agonizantes economías. Para ello ha utilizado la estrategia de la “ayuda” militar, estableciendo por doquier bases militares por todo el mundo. “La importación de tecnologías industriales occidentales combinan un imperialismo cultural subrepticio con la destrucción de la cultura nativa”. Cada infraestructura tecnológica exógena y “sus productos traen consigo sus requerimientos correspondientes y sólo puede funcionar con su infraestructura asociada y la preparación psicosocial de la gente”. ( ) Esta es la razón por la que las transnacionales se han dedicado más a amárranos a un proceso asfixiante de dependencia, que a transferirnos soluciones tecnológicas.

¿Qué son las tecnologías apropiadas?
Según Clarke Robin, el sistema técnico dominante se caracterizaría por las siguientes propiedades: a) Se trataría de técnicas concebidas para funcionar de forma centralizada tanto geográficamente como en lo que lo que concierne a las decisiones. b) Son extremadamente complejas y exigen el concurso de especialistas para los procesos de producción, de utilización y de mantenimiento.

173

c) Demandan un gran aporte de capital, grandes inversiones. d) Ellas han sido concebidas para una gran escala de producción, lo que supone la producción en serie. e) Contribuyen al agotamiento de los recursos naturales, f) Contribuyen a deteriorar los ciclos ecológicos por medio de la contaminación a grados y formas diversas. g) Hacen imposible todo trabajo creativo, son técnicas alienantes. Por lo tanto, las Tecnologías alternativas, al reaccionar contra el sistema tecnológico dominante, tratarían de lograr los siguientes objetivos: a) Descentralización tecnológica y autosuficiencia local y regional. b) Procesos simples que exigen una especialización mínima. c) Procesos demandando una gran cantidad de trabajo, con una inversión mínima. d) Tecnologías concebidas para la producción en pequeña escala. e) Tecnologías que tenderán a la conservación de los recursos no renovables. f) Técnicas no contaminantes y ecológicamente sanas g) Técnicas que estimulan el trabajo creativo y controlado directamente por los productores y los consumidores, no alienantes. La crisis energética y los movimientos ecologistas, son dos de los principales factores que han permitido que el concepto de tecnologías alternativas (energías alternativas), sea hoy en día ampliamente difundida en los países industrializados. Según Antonorsi Marcel, las Tecnologías Alternativas son “El gran conjunto de técnicas que se oponen al modelo técnico dominante”. Tecnologías suaves y ecotécnicas Para el CIRED. por ecotécnicas hay que entender “las técnicas que permiten una valorización de los recursos naturales locales disponibles, asegurándolo a la vez de su conservación o renovación, así como el mantenimiento de equilibrios ecológicos, considerando el contexto cultural y socio-económico de las fuerzas productivas disponibles”. No obstante, el interés que esta definición despierta, tiene, a nuestro juicio, la limitación de proponer el uso de una tecnología de origen fundamentalmente endógena [11], subestimando la capacidad de absorción y adecuación de las tecnologías exógenas que una población o región poseen. Tecnologías apropiadas Detrás de cada conceptualización y práctica de la noción de “Tecnología Apropiada”, existe toda una visión de la sociedad y estrategia de cambio que debemos analizar y conocer. La idea

174

básica es que la tecnología no es un elemento neutro dentro de una estrategia de desarrollo, sino que constituye una dimensión que la determina en sus rasgos fundamentales. Luego, las características que tendrá ésta, se derivarán directamente del estilo de desarrollo adoptado por la región o el país. Los aspectos y métodos comerciales de la creación tecnológica deben ser reemplazados por otros métodos y conceptos que facilitan el acceso que cada grupo social tiene a los bienes y servicios. Esto último se traduce en que: a) Son tecnologías no suntuarias. b) Su creación y desarrollo no está en función del concepto de la demanda, ya que las capacidades básicas no pueden evaluarse por su capacidad de remunerar. c) La ganancia no es el motivo principal de su creación y desarrollo. CARACTERÍSTICAS DE DISEÑO: Si aceptamos que una de las funciones primordiales del diseño es adaptar una estructura básica a las condiciones existentes localmente, como también al hombre que las utiliza, podemos identificar algunos elementos de diseño que serian propios a las tecnologías apropiadas, tales como: a) Pequeña escala: son tecnologías de una escala mucho menor que las comerciales, de modo que puedan ser operadas, mantenidas y gestionadas a un nivel local. b) De concepción simple: es decir, que puedan ser utilizadas por personas sin un gran nivel educacional o de calificación, lo que implica, que en lo posible su mantenimiento y reparación puedan ser hechos por los mismos usuarios. c) Modularización: La posibilidad de descomponer cada proceso de fabricación en Procesos unitarios y estos, a su vez, en parte de uso generalizado en otros procesos, facilita la participación técnica de los trabajadores. d) Utilización máxima de materiales y recursos locales. e) Utilizan fuentes energéticas renovables y descentralizadas: energía animal, energía solar, gas metano, pequeñas caídas de agua, viento, etc. f) Producción para el consumo local. Tecnologías desarrolladas a partir de una evaluación de las necesidades de producción de un sector delimitado territorialmente. Con este criterio se asegura un sistema de bajo costo de transporte y comercialización. CARACTERÍSTICAS ECONÓMICAS a) Baja inversión de capital. Como en los países subdesarrollados existe una escasez de capital, las tecnologías apropiadas procuran utilizarlo de la forma mas racionalizada posible. De esta manera se

175

busca que sean poco costosas y/o amortizables en un largo tiempo, lo que las hace compatibles con el débil nivel de recursos monetarios del grupo que las emplea. b) Fuertemente utilizadoras de mano de obra. CARACTERÍSTICAS SOCIO-CULTURALES a) Ellas pueden insertarse fácilmente en el medio sociocultural de los utilizadores. b) Ellas procuran desarrollar al máximo la creatividad local. c) Ellas buscan hacer participar a los utilizadores en todas las etapas del desarrollo tecnológico, de modo de facilitar su apropiación integral y control permanente del conjunto del proceso. d) Cuando sea posible, deben tender a revalorizar la cultural local, utilizando para ello todos los conocimientos acumulados por la colectividad a lo largo de su existencia. CARACTERÍSTICAS ECOLÓGICAS a) Son tecnologías concebidas de acuerdo con la ecología local, procurando permanentemente mantener el equilibrio de los ecosistemas fundamentales. b) No contribuyen a la contaminación. c) Consideran, con una perspectiva solidaria con las nuevas generaciones, el uso de los recursos no renovables. d) Utilizan preferentemente recursos naturales y energéticos renovables. De toda la enunciación anterior se desprende que una tecnología podrá ser considerada apropiada sólo en base a las condiciones y características de la realidad global donde ellas se inscriben, de la estrategia de desarrollo a la cual está subordinada y del rol que los grupos humanos concernidos le asignan. Tecnología apropiada, tecnología popular Para finalizar y a modo de resumen, hacemos nuestra una de las ideas de Ghandi, que afirma que la satisfacción de las necesidades populares no podrán encontrar una solución en la producción de masas (que han demostrado ser productoras de injusticias y desigualdad), sino que esta sólo vendrá a partir de una producción hecha por las masas. BIBLIOGRAFÍA CONSULTADA Otto Ullrich. 1996. Tecnologías Apropiadas en América Latina www.tecnologiasapropiadas.com. Manuel Baquedano. Viena, marzo 1979. Tecnologías Apropiadas en América Latina. www.tecnologiasapropiadas.com.

176

177

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->