CAPÍTULO VIII.

APROBACION DE ESTATUTOS Y
ENMIENDAS
ARTÍCULO 44. Estos Estatutos serán revisados ordinariamente cada ocho
(8) años en la Asamblea Nacional, y se remitirán las enmiendas al Director
General para su aprobación definitiva.
ARTÍCULO 45. La Junta Nacional de Juventudes Marianas Vicentinas de
COLOMBIA, sintetiza las enmiendas a los Estatutos, propuestas por las
Asambleas Provinciales y las presenta al Director General para su
aprobación.
ARTÍCULO 46. En casos de necesidad urgente, la Asamblea Nacional
puede hacer propuestas de enmiendas o cambios en estos Estatutos y
presentarlas al Director General para su aprobación.

ARTÍCULO 47. VALIDEZ
47.1 La Asociación de JUVENTUDES MARIANAS VICENTINAS de
Colombia, tienen estos Estatutos, de conformidad con el Derecho
Canónico Universal y Particular y con los Estatutos Internacionales de la
Asociación, y aprobados por el Director General.
47.2 Los presentes Estatutos Nacionales establecen las normas particulares
que se consideran vigentes en todo el territorio de Colombia, sobre la
organización, gobierno y trabajo apostólico de la Asociación.

47.3 Estos Estatutos rigen a partir de la fecha de su aprobación por el
Director General de la Asociación.

Estatutos Nacionales aprobados el __________________________
G. Gregory GAY, CM
Director General

CAPÍTULO I. IDENTIDAD

CAPÍTULO VI. ASPECTOS ECONOMICOS
ARTÍCULO 35. Juventudes Marianas Vicentinas en Colombia no es una
entidad con ánimo de lucro.
ARTÍCULO 36. El patrimonio está constituido por los ingresos que provienen
de los subsidios, donaciones, cuotas de los miembros y otras actividades
legítimas que realicen.
ARTÍCULO 37. El patrimonio de JMV sólo se utilizará para los fines propios
de la Asociación y ha de ser administrado con espíritu evangélico y vicentino.
ARTÍCULO 38. Para el funcionamiento del Comité Provincial, cada Región
abonará una cuota anual fijada en diálogo con los mismos Comités.
ARTÍCULO 39. Juventudes Marianas Vicentinas de Colombia contribuirá
anualmente con un aporte, partiendo de la realidad económica de las
provincias, para el sostenimiento de los organismos JMV a nivel continental e
internacional.

ARTÍCULO 1. JUVENTUDES MARIANAS VICENTINAS (JMV) de Colombia
tiene su raíz en la Asociación Internacional de Hijos e Hijas de María; tuvo su
origen en 1830 en Paris (Francia) en la calle du Bac, en las apariciones de la
Santísima Virgen a Santa Catalina Labouré, con el mensaje expreso de
organizar grupos de jóvenes que se le consagren.
ARTÍCULO 2. Dicha Asociación goza de la aprobación general de la Iglesia,
dada por el Romano Pontífice Pío IX, mediante los rescriptos del 20 de junio de
1847 y del 19 de julio de 1850, y posteriormente confirmada por otras
disposiciones de la Santa Sede.
ARTÍCULO 3. SEDE Juventudes Marianas Vicentinas de Colombia cuenta con
dos sedes:
-

Provincia de Cali, Hogar Santa Cecilia Calle 38 # 30 – 78 Barrio
Colombia, teléfono 2737854 Palmira – Valle.

-

Provincia La Milagrosa Bogotá - Venezuela Casa Provincial Calle 22c #
26-35 Barrio Samper Mendoza, teléfono 2442296 Bogotá D.C.

ARTÍCULO 40. Juventudes Marianas Vicentinas de Colombia, debe gestionar
proyectos para su autofinanciación.

CAPÍTULO VII. DISOLUCION DE LA
ASOCIACION EN COLOMBIA
ARTÍCULO 41. La Junta Nacional, con justa causa, puede pedir al Director
General la disolución de la Asociación.
ARTÍCULO 42. En caso de disolución de la Asociación en Colombia, la Junta
Nacional designará los liquidadores de los bienes que existan, según las
normas que les dicte la misma Junta Nacional.
ARTÍCULO 43. Los bienes que restan, una vez saldadas las deudas, se
entregarán a los Consejos Provinciales de las Hijas de la Caridad y se
emplearán a favor de los Pobres de aquellos lugares en donde ha estado
presente la Asociación.

ARTÍCULO 4. DISTINTIVOS Los Distintivos externos de Juventudes Marianas
Vicentinas son:
5.
6.
7.
8.

La Medalla Milagrosa.
El logo “JMV”
El lema: “Vivir, Contemplar y Servir”.
Además en Colombia, adoptamos la bandera y el himno.

CAPITULO II. NATURALEZA
ARTÍCULO 5. NOTAS DISTINTIVAS
Vicentina y Misionera:

JMV es Eclesial, Laical, Mariana,

5.1. Eclesial: Es una Asociación de jóvenes laicos inscritos en el Registro
Permanente del Consejo Pontificio para los laicos, dentro del marco de las
Asociaciones Católicas Laicales, Nacionales e Internacionales. Sus miembros
son invitados explícitamente, a colaborar en las tareas eclesiales, en sus
Parroquias y en sus Diócesis, como fuerza renovadora de la Iglesia.

En Colombia la Asociación está adscrita al Secretariado Permanente del
Episcopado Colombiano (SPEC) - Departamento de la Juventud como una de
las Asociaciones que enriquecen la Iglesia Colombiana.

5.2. Laical: está formada por jóvenes laicos que trabajan por vivir el Evangelio
en medio de la sociedad, asumiendo un papel protagónico en la Asociación y
respondiendo a los compromisos bautismales.
5.3. Mariana: Esta nota constituye el carácter específico de la Asociación y
responde al querer de la Santísima Virgen María, en sus apariciones de 1830 a
Santa Catalina Labouré. JMV tiene a María como modelo a seguir en la entrega,
el servicio, la humildad y el amor a la humanidad.

33.3 La Asesora Nacional y el Director Nacional son nombrados por sus
respectivos superiores y su nombramiento es confirmado por el Director
General.
33.4 Las Asesoras Provinciales son nombrados por sus respectivos
superiores.
33.5 El/la Responsable Regional será uno de los Responsables Subregionales
o Locales elegido en Asamblea Regional. Se procederá de la misma manera
para la designación del Responsable Subregional/a, si existe.
33.6 El/a Asesor/a Regional o local podrá ser un Laico/a, una Hermana o un
Sacerdote avalado/a por el Comité Provincial.

5.4. Vicentina: Se inspira en el carisma de San Vicente de Paúl y Santa Luisa
de Marillac y hace de la evangelización y el servicio a los Pobres, su estilo de
vida propio. Se esmera por vivir la unidad con las demás ramas de la Familia
Vicentina, en la sencillez, la humildad y la caridad.

33.7 Los Cargos laicos del Comité Local son designados por los miembros de
la Comunidad Juvenil Local durante una reunión convocada con este fin.

5.5. Misionera: La Asociación está siempre dispuesta a realizar un trabajo
misionero en la Iglesia. Prepara y estimula la participación de los jóvenes en las
Misiones Populares y Ad Gentes, como portadores del mensaje de salvación a
todos los hombres y mujeres, especialmente a jóvenes y niños.

ARTÍCULO 34. DESTITUCIÓN DE LOS CARGOS Y VACANCIA

CAPITULO III. FINALIDAD Y MEDIOS
ARTÍCULO 6. FINALIDAD La contemplación de Cristo y de María y la mirada
atenta a sus ejemplos son fuente de animación y de fuerza para que la
Asociación logre sus Objetivos:
6.1.

Educar y llevar a todos sus miembros a profundizar en la fe y en la
práctica de la oración, como base de su seguimiento de Jesucristo
evangelizador de los pobres.

6.2.

Vivir y orar, como María, en sencillez y humildad asumiendo la
espiritualidad del Magníficat.

6.3.

Suscitar, acompañar y dinamizar en los jóvenes el espíritu misionero
y el apostolado a favor de los pobres.

6.4.

Capacitar integralmente a sus miembros según el proceso formativo
de la Asociación, tanto a nivel personal como comunitario; para
colaborar en el seno de la Iglesia y de la sociedad, con y como
agentes de pastoral, según las orientaciones de la Iglesia.

34.1 El/la Responsable Nacional podrá ser destituido/a por el Director
General, a petición del Director Nacional, previo diálogo con el/la
interesado y después de haber escuchado a la Junta Nacional.
34.2 El/a Responsable Provincial podrá ser destituido/a por el Director
Nacional, a petición del Comité Provincial, previo diálogo con el/la
interesado y después de haber escuchado al Comité Provincial.
34.3 El Director General podrá revocar el nombramiento del Director Nacional
por causa justa y después de oído el interesado. Del mismo modo, podrá
destituir a la Asesora Nacional, por causa justa y después de oído la
interesada.
34.4 Los Responsables Locales y Regionales podrán ser destituidos de sus
cargos, por los diferentes Comités (Local o Regional), por causa justa y
después de haber oído al interesado.

34.5 Los casos de vacancia que no hayan sido explicitados en los presentes
Estatutos los resolverán el respectivo Comité (Local, Regional,
Provincial).

31.3
La tarea fundamental del Asesor/a Local es la animación espiritual, la
formación integral y la promoción del apostolado entre los miembros de
comunidad juvenil local. Se recomienda que sea un sacerdote de la
Congregación de la Misión, una Hija de la Caridad o un miembro adulto de
JMV. También pueden ser Asesores: un sacerdote diocesano, un
religioso/a, o un laico/a adulto/a, conocedor/a de la identidad y de la
espiritualidad de la Asociación.
31.4

-

Funciones de los Comunidades Juveniles Locales.
Estudiar con responsabilidad los temas asignados en el Proyecto
Provincial.
Planear, programar y evaluar su proceso formativo y su proyección
misionera.
Interesarse y participar en la Pastoral Parroquial y Diocesana.
Celebrar la fe con una participación activa en la liturgia y en las
diferentes actividades convocadas por la Asociación en todos sus
niveles.

ARTÍCULO 7. MEDIOS Para lograr sus objetivos, la Asociación pone a
disposición de sus miembros todos los medios que considera aptos:
7.1.

7.2.

7.3.

ARTÍCULO 8. PROMESA

ARTÍCULO 32. DURACIÓN DE LOS CARGOS
32.1 El Responsable Nacional es elegido por un periodo de cuatro (4) años
renovables una sola vez.
32.2 Los Responsables Provinciales son elegidos por un periodo de cuatro (4)
años renovables una sola vez.
32.3 La duración de los cargos de asesorías estará sujeta a lo establecido en
los Estatutos.

33.1 El/a Responsable Nacional es elegido en la Asamblea Nacional y su
nombramiento es confirmado por el Director General.
33.2 Los Responsables
Provinciales.

Provinciales

son

elegidos

en

los

Congresos

8.1.

Como signo de su sentido de pertenencia a la Asociación, los
jóvenes realizan la Promesa dentro de ella, después de un
período mínimo de dos años de admisión en la misma.

8.2.

El miembro interesado en hacer su Promesa lo solicitará por
escrito a su Comité Local, quien aprobará la petición
contando con el visto bueno del Asesor/a Local.

8.3.

La Promesa se realizará en el marco de una celebración
Eucarística, en compañía de la comunidad juvenil y a partir
de ésta, el joven queda oficialmente adscrito a la Asociación.

ARTÍCULO 9. CONSAGRACIÓN MARIANA
9.1.

La Asociación ofrece a los jóvenes la Consagración a Cristo con
María como una manera de explicitar su consagración bautismal
y hacer de su vida un don total a Cristo, desde el servicio y la
evangelización de los Pobres, eligiendo a María como Madre y
modelo de vida.

9.2.

La Consagración a Cristo con María será fruto del conocimiento
profundo de la Asociación y de la formación en la fe. Los
requisitos para realizar la Consagración son:
Llevar un proceso mínimo de tres años como miembro activo de
JMV.
Pertenecer a la sección de Jóvenes.
Redactar una solicitud escrita con anticipación, dirigida al Comité
Provincial.
Ser aceptado por el Comité Provincial, previa consulta con el/la
Asesor/a Local.

32.4 Los demás cargos directivos estarán sujetos a las determinaciones del
Comité Provincial.

ARTÍCULO 33. DESIGNACIÓN DE LOS CARGOS.

Sesiones de estudio, congresos, encuentros, retiros
espirituales, campamentos, publicaciones y medios masivos
de comunicación.
Experiencias misioneras, inserción en la pastoral de conjunto,
pastoral parroquial: animación litúrgica, catequesis,
alfabetización.
Actividades muy variadas de servicio a los pobres, todo con
miras a favorecer su formación integral y su compromiso
apostólico y misionero.

-

9.3.

Realizada la Consagración, durante la celebración Eucarística y con
entrega de la Medalla Milagrosa, se notifica al Secretario Provincial
quien levantará el acta de Registro de Consagración Mariana.

9.4.

La Consagración permite adquirir un compromiso más serio y
permanente con la Asociación, la Iglesia y la sociedad. Debe ser el
punto de partida al proceso de la desembocadura, desde el
discernimiento serio en el Espíritu.

CAPITULO IV. MIEMBROS
ARTÍCULO 10. CLASIFICACIÓN En razón de su edad, los miembros se
organizan en:
1. INFANTILES:
2. PREJUVENILES:
3. JÓVENES:

de 6 a 9 años
de 10 a 14 años
de 15 a 30 años

ARTICULO 11. ADMISIÓN
11.1. Para ser miembro de la Asociación se requiere:
- Integrarse a una de las comunidades de JMV por un periodo de tres
meses, tiempo en el cual se pondrá en consideración del Comité Local la
vinculación definitiva.
- Dar muestras de responsabilidad y entrega que favorezcan el crecimiento
personal y grupal de la comunidad juvenil que lo acoge.
- Manifestar interés por el conocimiento y vivencia de la Espiritualidad de
la Asociación.
ARTÍCULO 12. DERECHOS
12.1.

A partir del momento de la admisión, todos los miembros tienen
derechos dentro de la Asociación:

a) Ser parte de la Familia Vicentina.
b) Ser partícipes de los fines, procesos formativos y de las actividades
propias.
c) Recibir información.
d) Elegir y ser elegidos dentro de los organismos de gobierno en los
diferentes niveles, según los presentes Estatutos.
e) Participar de los bienes espirituales de la Asociación y gozar de la
gracia propia de la Promesa y Consagración.

29.2

Cada Región contará con un Comité Regional integrado por:
- El/a Responsable Regional.
- Los Responsables de cada comunidad juvenil local.
- El/a Asesor/a Regional.
- Los/las Asesores/as Locales.
- Los/las Responsables y Asesores sub-regionales.

29.3
A los Responsables y Asesores Regionales, les compete las mismas
funciones de la Asesora y Responsable Provincial, en sus regiones.
29.4
Funciones de los Comités Regionales
1. Reunirse mínimo tres (3) veces al año para hacer seguimiento a la
vivencia del Proyecto Provincial en la región.
2. Profundizar los temas a tratar en la Asociación a nivel regional.
3. Organizar y Administrar los fondos económicos regionales.
4. Mantener la comunicación con el Comité Provincial y las comunidades
juveniles locales de la región.
5. Planear y ejecutar los encuentros y actividades regionales.
6. Convocar y organizar las asambleas regionales.
29.5

Asambleas o Encuentros Regionales
- Son presididas por el/a responsable regional.
- En ellas participan los responsables y un delegado de las
comunidades juveniles locales, además de los asesores
locales.

ARTÍCULO 30. COMITÉS SUB-REGIONALES
30.1 Cuando una Región corresponde a una gran extensión geográfica o
cuenta con un gran número de grupos, se podrá dividir en Sub-regiones
definidas por el Comité Regional, con el visto bueno del Comité
Provincial.
30.2 Cada Sub-región contará con un Comité Sub-regional, cuya organización
es similar a la de la Región (art. 26).
ARTÍCULO 31. COMUNIDADES JUVENILES LOCALES.
31.1 La Comunidad Juvenil Local es el lugar fundamental donde se realizan la
vida, espíritu y carisma de la Asociación.
31.2 En cada Comunidad Juvenil Local, debe haber un órgano de gobierno
llamado Comité Local. Éste consta del Responsable Local, Asesor Local,
secretario/a y tesorero/a.

5.

Proyectarse a la Asociación pastoral y doctrinalmente valiéndose de
los medios masivos de comunicación.
6. Mantener la comunión y comunicación con las demás ramas de la
Familia Vicentina.
7. Participar en las reuniones de la Junta Nacional.
ARTÍCULO 27. ASESORA PROVINCIAL
27.1 La Visitadora Provincial nombrará a la Asesora Provincial por un periodo
de cuatro (4) años. Podrá nombrarla de nuevo por otros cuatro (4) años,
después de haber consultado al Comité Provincial. Estos nombramientos
serán ratificados por el Director General de la Asociación.
27.2 A ella le compete:
Las mismas funciones de la Asesora Nacional dentro del límite provincial
sumando las siguientes:
1. Mantener viva la comunicación con los miembros de la Junta Nacional,
Comités Provincial, Regionales, Subregionales y Locales.
2. Informar a la Hermana Visitadora sobre la marcha de la Asociación en la
Provincia.
3. Visitar las Comunidades Juveniles Locales.

12.2.

Todos los miembros de JMV tienen garantizados todos sus
derechos fundamentales considerados en la Constitución Nacional
que no sean contrarios a los principios de la Iglesia Católica.

ARTÍCULO 13. DEBERES Al ser admitidos, los miembros de pleno derecho
se comprometen a:
b)
c)
d)
e)
f)
g)

h)
i)
j)

Observar un buen comportamiento civil y cristiano.
Asistir y participar con responsabilidad de las actividades programadas.
Participar activamente en el proceso formativo.
Asumir responsablemente los cargos y compromisos adquiridos
Comprometerse activamente en la celebración de las fiestas marianas y
propias de la Familia Vicentina
Contribuir con la autofinanciación de la Asociación pagando las cuotas
asignadas y participando de las demás actividades con fines
económicos.
Cuidar y respetar los bienes de la Asociación.
Portar dignamente los distintivos.
Difundir el mensaje de la Medalla Milagrosa.

ARTÍCULO 28. DIRECTOR NACIONAL

ARTÍCULO 14. DESVINCULACIÓN DE UN MIEMBRO

28.1 El Padre Visitador de la Congregación de la Misión de Colombia designa
a un sacerdote para la tarea de asesorar espiritualmente la Asociación,
después de haber oído a los miembros de la Junta Nacional de JMV. La
duración de su cargo podrá ser por un período de cuatro (4) años y
puede ser designado por otros cuatro (4). Este nombramiento será
ratificado por el Director General de la Asociación.

14.1.

Retiro voluntario.
Todo miembro tiene derecho a dejar la Asociación cuando lo vea
conveniente.

14.2.

Se considerará la desvinculación automática después de 2 meses de
inasistencia injustificada a las actividades propias de la Asociación.
- Decisión del Comité Local debido a una causa grave.
- Incumplimiento de sus deberes como miembro de la
Asociación.

14.3.

Suspensión temporal de un miembro:
a) La suspensión temporal de un miembro, de su comunidad
juvenil local, por una causa proporcional, corresponde al
Comité Local, previo diálogo con el interesado y en
conformidad con el/la Asesor/a.
b) El miembro que ha sido suspendido no puede participar en
ninguna Comunidad Local de JMV.
c) El regreso del interesado a la comunidad juvenil local se dará
siempre y cuando muestre un compromiso de cambio y
cuente con el aval del Comité Local.

28.2 A él le compete:
1. Orientar espiritualmente la Asociación
2. Participar en los encuentros de la Junta Nacional y de los Comités
Provinciales.
3. Informar al Subdirector General sobre la marcha de la Asociación.
4. Participar en las actividades locales, regionales, provinciales,
nacionales e internacionales.
5. Visitar las Comunidades Juveniles Locales.
ARTÍCULO 29. COMITÉS REGIONALES
29.1
Para lograr con más efectividad sus fines y facilitar la comunicación
con el Comité Provincial, cada Provincia se organizará por Regiones,
definidas por el Comité Provincial.

ARTÍCULO 24. EL/LA RESPONSABLE NACIONAL.
14.4. Separación definitiva de un miembro:
a) La separación definitiva (expulsión) de un miembro, de la
Asociación, corresponde al Comité Provincial, previo diálogo
con el interesado y con el Comité Local.
b) Son motivos de separación de un miembro:
- El incumplimiento reiterado de sus deberes para con la
Asociación.
- Las faltas graves que atenten públicamente contra la fe y la
moral cristiana (cfr. C.I.C. 316).

24.1 Será elegido en la Asamblea Nacional, para un periodo de cuatro (4) años,
con posibilidad de reelección por otros cuatro años (4) años. Este
nombramiento será ratificado por el Director General.
24.2 Le compete:
1. Mantener la comunión y comunicación con las demás ramas de la
Familia Vicentina y participar en JUCOVI Colombia.
2. Presidir la Junta Nacional y la Asamblea Nacional.
3. Participar en la Asamblea General de JMV.
4. Mantener la unidad y comunicación de JMV a nivel Nacional e
Internacional.

ARTÍCULO 15. ADULTOS
ARTÍCULO 25. ASESORA NACIONAL.
15.1.

15.2.

Después de los 30 años, los miembros que han culminado su proceso
dentro de JMV pueden continuar en la Asociación, en calidad de
asesores, si se comprometen a seguir viviendo la espiritualidad propia.
JMV cuenta con la colaboración de asesores. Son cristianos maduros
en la fe, que con un convencimiento y vivencia del carisma vicentino,
hayan hecho una opción de vida la evangelización de jóvenes.
Comparten el espíritu de la Asociación y participan en las tareas de
formación, evangelización, animación y organización de la Asociación.
Pueden ser un miembro de la Congregación de la Misión, una Hija de
la Caridad, un Religioso, o un/a Laico/a Adulto/a.

a) Derechos
- Participar en los fines de la Asociación y actividades de la
misma como asesores y formadores.
- Recibir la formación apropiada para desempeñar su misión.
- Asistir a las reuniones con voz, pero sin voto.
b) Deberes
- Cumplir con las obligaciones que se les sugiera como
formadores, asesores y responsables de algunas actividades
de la Asociación.
- Ser buen testimonio para los miembros jóvenes.

25.1 Las Visitadoras Provinciales nombrarán a la Asesora Nacional por un
periodo de cuatro (4) años. Podrá nombrarla de nuevo por otros cuatro (4)
años, después de haber consultado a los Comités Provinciales. Estos
nombramientos serán ratificados por el Director General de la Asociación.
25.2 A ella le compete:
1. Impulsar y dinamizar los procesos formativos, junto con el/la
Responsable Nacional y el Director Nacional.
2. Motivar la vivencia de la propia espiritualidad.
3. Animar para el apostolado caritativo concreto entre los pobres.
4. Participar en las actividades propias de la Asociación.
5. Mantener viva la comunicación con los miembros de la Junta Nacional
y de los Comités Provinciales.
ARTÍCULO 26. EL/A RESPONSABLE PROVINCIAL
26.1. Será uno elegido en el Congreso Provincial, para un periodo de cuatro (4)
años, con posibilidad de reelección por otros cuatro años (4) años. Este
nombramiento será ratificado por el Director General.
26.2. Le compete:
1. Testimoniar con su vida el evangelio y el carisma Vicentino.
2. Estimular constantemente a los Comités Provincial, Regionales y
Locales, en unión con el Director Nacional y la Asesora Provincial.
3. Preparar y evaluar con el Comité Provincial las distintas actividades
del año en las regiones.
4. Mantener comunicación constante con todas las instancias a nivel
provincial, nacional e internacional.

23.2. Funciones del Comité Provincial
1. Velar por que se conserve el espíritu fundacional, profundizando y
actualizando el proyecto de la Asociación.
2. Acompañar y motivar permanentemente la proyección apostólica de la
Asociación.
3. Elegir los temas del año y diseñar sus líneas de acción, coordinado
entre ambas provincias.
4. Animar los tiempos fuertes provinciales: asambleas, congresos,
campamentos, retiros, peregrinaciones, encuentros, sesiones,
misiones y celebraciones propias de la Familia Vicentina.
5. Redactar el proyecto provincial de la Asociación con base en las
necesidades del momento histórico y en los aportes y aspiraciones de
los jóvenes, difundiéndolo en las diferentes instancias de la
Asociación en la provincia.
6. Elaborar la programación anual de trabajo, organizar los diferentes
encuentros y el Congreso Provincial.
7. Cualquier miembro del Comité Provincial podrá ser delegado para
representar la Asociación ante los Organismos y los acontecimientos
de la Iglesia, a nivel provincial nacional o internacional cuando sea el
caso.
8. Nombrar el delegado que acompañará al Responsable Provincial en
la Junta Nacional.
9. Autorizar la Consagración Mariana de los Jóvenes que la solicitan,
con el respaldo de las comunidades juveniles locales y sus Asesores.
10. Vivir en permanente comunicación con las Regiones y preocuparse
por la problemática de cada una.
11. Programar, planear, evaluar y estudiar la vida de la Asociación y su
temática.
12. Organizar y administrar el fondo económico provincial.
Organización interna
Dentro del Comité Provincial serán designados un/a Responsable
suplente, Secretario/a y Tesorero/a.

CAPITULO V. GOBIERNO
ARTÍCULO 16. Juventudes Marianas Vicentinas de Colombia forma parte de
la Asociación internacional JMV que se gobierna a tenor de las disposiciones
del derecho canónico universal y de sus propios Estatutos.
ARTÍCULO 17. A nivel internacional sus órganos de gobierno son:

-

El Director General
La Asamblea General
El Consejo Internacional
El Secretariado Internacional.

ARTÍCULO 18. En virtud de una particular concesión pontificia, el Superior
General de la Congregación de la Misión y de la Hijas de la Caridad y sus
legítimos sucesores, es el Director General de la Asociación.

ARTICULO 19. NIVEL NACIONAL Para su dinamismo y dirección a nivel
nacional, JMV tiene los siguientes órganos:
- Junta Nacional
- Asamblea Nacional
- Congresos Provinciales.
- Comités Provinciales
- Comités Regionales
- Comités Sub-regionales (según la necesidad).
- Comités Locales

23.3.

23.4.

-

Reuniones
El Comité Provincial se reúne al menos tres (3) veces al año. Sus
reuniones son convocadas y presididas por el/a Responsable
Provincial.
Podrán convocarse a reuniones extraordinarias cuando las
circunstancias lo ameriten.
Sólo tiene voz y voto los laicos.

ARTÍCULO 20. JUNTA NACIONAL
20.1. Miembros:
Estará integrada por:
- El Joven Responsable Nacional.
- Los dos (2) jóvenes Responsables Provinciales
- Un (1) joven delegado por cada Provincia, nombrado por el
Comité Provincial
- La Hermana Asesora Nacional
- Las dos (2) Hermanas Asesoras Provinciales
- El Director Nacional.

20.2. Funciones:
- Dinamizar la Asociación en la vivencia de sus notas características
Eclesial, Mariana, Vicentina, Laical y Misionera.
- Ser un espacio de diálogo y comunicación de experiencias provinciales.
- Promover proyectos y actividades comunes.
- Compartir el plan pastoral JMV de cada Provincia.
- Designar los representantes en las actividades internacionales y definir el
modo de sufragar sus gastos.
- Promover la revisión de los Estatutos Nacionales, cuando corresponda.
20.3. Reuniones
- La Junta Nacional se reúne una vez al año para facilitar la integración de
las dos (2) Provincias. La junta podrá ser convocada a sesiones
extraordinarias cuando las circunstancias lo ameriten.
- Serán presididas por el Responsable Nacional.
- Sólo tiene voz y voto los laicos.
ARTÍCULO 21. ASAMBLEA NACIONAL.
21.1.

21.2.

-

La Asamblea Nacional es la mayor instancia de decisión y de animación
de la Asociación a ese nivel. Participan en ella:
- El/a Responsable Nacional
- Los (2) Comités Provinciales.
- El/a Responsable y un delegado de cada comunidad juvenil local.
- Los asesores participarán de la Asamblea con voz y sin voto.
Funciones de la Asamblea Nacional.
Estudiar la situación espiritual, pastoral, humana, de la Asociación.
Elegir al Responsable Nacional para el periodo establecido en los
Estatutos.
Revisar la realidad económica de la Asociación y buscar mecanismos de
autofinanciación como la fijación de cuotas de sostenimiento y demás
actividades en pro de alcanzar este fin.
Revisar y aprobar las enmiendas al documento base de los Estatutos
Nacionales, con el voto a favor de los dos tercios de los miembros de
pleno derecho de la Asamblea.

21.3. Periodicidad
El Responsable Nacional de acuerdo con la Junta Nacional convoca cada
cuatro (4) años una Asamblea Nacional ordinaria, y la preside. En caso de
necesidad y con la aprobación de los dos tercios de la Junta Nacional, se puede
convocar una Asamblea extraordinaria con un mínimo de tres meses de
antelación.

ARTÍCULO 22. CONGRESOS PROVINCIALES.
22.1.

Atendiendo a las necesidades e intereses de las localidades
presentes en la nación, JMV en Colombia se organiza en dos
provincias. Cada provincia realiza su Congresos Provinciales con el
fin de congregar a las instancias regionales que le conforman.
Participan en ella:
- El/a Responsable Nacional.
- El Comité Provincial.
- El/la Responsable Regional y un/a delegado/a.
- El/la Responsable y un/a delegado/a de cada comunidad
juvenil local.
- Los asesores participarán de la Asamblea con voz y sin
voto.

22.2.

Funciones de los Congresos Provinciales.
Brindar un espacio de formación que fortalezca la identidad del joven
de JMV.
Elegir el Responsable Provincial para el periodo establecido en los
Estatutos.
Elegir los Responsables Regionales para el periodo establecido en
los estatutos.
Revisar la realidad económica de la Asociación y buscar
mecanismos de autofinanciación como la fijación de cuotas de
sostenimiento y demás actividades en pro de alcanzar este fin.

-

22.3.

Periodicidad
El Responsable Provincial de acuerdo con el Comité Provincial
convoca cada cuatro (4) años un Congreso Provincial ordinaria, y la preside.
En caso de necesidad y con la aprobación de los dos tercios del Comité
Provincial, se puede convocar un Encuentro extraordinario con un mínimo
de tres meses de antelación.

ARTÍCULO 23. COMITÉ PROVINCIAL
23.1. El Comité Provincial es la instancia de animación y gobierno
permanente de la Asociación en la Provincia. Estará integrado por:
- El/a Responsable Provincial
- Los Responsables Regionales
- La Asesora Provincial
- Los Asesores Regionales
- El Director Nacional.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful