Está en la página 1de 8

HISTORIA AMERICA CONTEMPORÁNEA

José Manuel Balmaceda y la Guerra Civil de 1891

Busemi, Johana Soledad Nº 21067 2013

Es por ello que en este trabajo se busca demostrar como la figura de José Manuel Balmaceda. en donde proponía ideas sobre expropiación de terrenos para utilidad pública. Antecedentes económicos. lo que llevará a la confrontación con el Congreso chileno a Balmaceda. se conjugó con la realización de gran cantidad de obras públicas. 1 RAMIREZ NECOCHEA. del cambio y la emisión monetaria. de tipo mercantilista. su administración dotó al país de un desarrollo material y cultural indiscutible. Hipótesis “La actitud obstinada y falta de concepción realista de la vida pública por parte del Presidente Balmaceda fue una causa fundamental del posterior enfrentamiento contra los Congresistas en la Guerra Civil de 1891” Fundamentación El tema fue elegido ya que la Guerra Civil de 1891 marca un cambio brusco en la historia chilena. Sin embargo. gracias fundamentalmente a su plan económico en que el Estado chileno se convirtió en un ente activo capaz de intervenir en cuestiones de índole comercial.861. fue la causa subyacente de los conflictos derivados en la guerra civil en donde.Balmaceda y la Guerra Civil de 1891 TEMA: José Manuel Balmaceda y la Guerra Civil de 1891. principalmente la ejecución de vías férreas. . en donde se da comienzo al Período Parlamentario y en donde el poder político estará manejado por el Congreso hasta que la Constitución de 1825 consagre una república presidencialista. 1. sin negar el antecedente económico de la misma. Además se cree imprescindible investigar y estudiar sobre la figura de Balmaceda para entender las raíces de esta crisis que dejó en evidencia la fragilidad del equilibrio de poderes en Chile. en tanto a su personalidad y sus acciones políticas. aunque lejos del estatismo. es necesario tener en cuenta que la obstinación del Presidente en cuanto a ampliar sus poderes políticos fue también intolerable para un Congreso que sentía legitimado su amplio poder en la Constitución de 1833. considerando los mismos que la política económica del Presidente afectaba en gran parte los intereses de la clase alta chilena (aumento de rentas fiscales por el salitre1). según la mayoría de los autores. control de precios. INTRODUCCIÓN La presidencia de José Manuel Balmaceda (1886-1891) terminaría desatando una guerra civil que enfrentaría a “congresistas” (apoyaban un régimen parlamentario que limitaba los poderes del presidente) y a “balmacedistas” (apoyaban un régimen de tipo presidencialista). Este accionar será.951. Santiago de Chile. Su perspectiva más proteccionista. fue el mismo presidente el que no dejó otra salida que la de un conflicto armado al instaurar una dictadura. Hernán: La guerra civil de 1. industrial y productivo. Sin negar esta afirmación.

Desde 1866 (en que inicia su vida pública como escritor del diario La Libertad) hasta 1890 defenderá apasionadamente la interpretación parlamentaria de la Constitución de 1833. tras ser elegido diputado: “Deje el gobierno a los partidos en el campo de la lucha sin su intervención pero asegurando a todos iguales garantías en el estricto e imparcial cumplimiento de la ley. Su fe en ello se puede ver claramente en un discurso realizado en 1870. o existencia de las fuerzas armadas daban a los cuerpos legislativos una superioridad evidente sobre el ejecutivo. consagraba el gobierno parlamentario. será uno de los más entusiastas impulsores de todas las reformas y prácticas políticas que tendían a quebrar el autoritarismo presidencial. . la interpretación de los juristas y la aplicación uniforme de las disposiciones constitucionales consagraban una indiscutible superioridad del Congreso sobre el ejecutivo. Gobierne con los que lealmente ganen y así practicará el gobierno parlamentario. como un personaje destacado de la alta burguesía liberal. Un aplazamiento de las leyes constitucionales sobre impuestos. José Manuel Balmaceda. en los mensajes que leyó ante el Congreso inaugurando las legislaturas ordinarias de 1887 y 1888 reiteró esa misma postura parlamentarista. Elegido Presidente de la República. sino también las prácticas políticas.Balmaceda y la Guerra Civil de 1891 DESARROLLO Al producirse la crisis de 1891. el gobierno del país para el país”. El período liberal (18611891). Él mismo organizó el ministerio parlamentario de 1889 (presidido por Ramón Donoso Vergara) que representaba las fuerzas mayoritarias de la oposición. No solo la constitución. Como suprema representación de la soberanía. presupuesto. basándose en la constitución de 1833. la preponderancia del Congreso sobre el ejecutivo era una realidad. El convencimiento de esto se fue acentuando a medida que la clase dirigente se alejaba de la tradición hispano colonial y se entregaba a la sugestión del racionalismo francés y del parlamentarismo anglosajón. el Parlamento disfrutaba de un prestigio indiscutible.

económicamente poderosa e integrada por la totalidad de los partidos políticos.” No solo Balmaceda. El Congreso es un dictador…. Pinto y Santa Maria. pero desde el gobierno de Errázuriz (1871-1876). como Errázuriz. el Congreso se transformó en una mayoría opositora arrogante. . aunque en algunas reflexiones del Presidente se vio reflejado cierto desdén por el sistema que imperaba en su momento. Desde la Constitución de 1833 la preocupación de todos los mandatarios fue asegurar robustas y dóciles mayorías gobiernistas. donde sus anuncios produjeron el rechazo de las oligarquías económicas del salitre y por la conformación de un gabinete de ministros que se le opondrían y renunciarían tratando de anular su poder como interventor para las elecciones de 1891. pero la mayoría oficialista que había logrado conquistar en las elecciones generales de 1888. pudieron ejercer la autoridad ejecutiva sin grandes tropiezos. se rebeló tras una crisis en el gabinete producida por dos hechos: la campaña que había hecho el norte Balmaceda. sin estas mayorías obedientes no era posible ejercer la autoridad ejecutiva de manera amplia. gracias exclusivamente a la intervención electoral. en un ser que nada puede hacer y que a la vez responde de los actos de otros … en Chile el Presidente es nada y el Parlamento es todo. Balmaceda también echó mano a la intervención. sino que todos los chilenos venían luchando contra el autoritarismo hacia más de medio siglo. un débil cascaron autoritario que aun cubría el predominio evidente del Parlamento sobre el Ejecutivo.Balmaceda y la Guerra Civil de 1891 Muchas son las fuentes que insisten sobre su pensamiento parlamentarista. Antes de un año. como encontramos en un trabajo realizado en 1888 con el nombre de “Gobierno Parlamentario y Sistema Representativo” donde afirma “…De modo que nuestra Constitución ha convertido al Jefe del Ejecutivo en una cariátide responsable. demostrando así que su ambicioso plan económico generaba paralelamente una sólida oposición que se empecinó en obstaculizar de aquí en más todos los planes de Balmaceda. Presidentes que antecedieron a Balmaceda. A través de enmiendas constitucionales y con las prácticas parlamentarias se habían desmontado las piezas vitales del autoritarismo presidencial.

Su indecisión y falta de tacto respecto a esto se vio evidenciado claramente. . impidieron al Presidente mantener la disciplina y cohesión de la mayoría gobiernista. Ante la imposibilidad de controlar a la oposición. estimando que se intentaba desconocer sus derechos y lesionar su dignidad como mandatorio. Empezó organizando un gabinete en el cual no figuraban sus partidarios más adeptos. sin reparar en que la burguesía chilena defendía determinados principios políticos como la libertad electoral y el régimen parlamentario. Un equivocado concepto de autoridad.  Llegó a convencerse de que la oposición se movía por simples y vulgares ambiciones políticas. una evidente falta de flexibilidad política.Balmaceda y la Guerra Civil de 1891 Esta situación que se producía en Chile ofuscó y paralogizó políticamente a Balmaceda. y por lo tanto. sin evaluar la raíz de esta oposición.  Engañó a todos los partidos políticos. ninguna agrupación confiaba en el Jefe de Estado. hecho que explica la estrecha unión de todos los grupos. como lo habían hecho Errázuriz. incluso a nivel europeo. Balmaceda va quebrando relaciones con los diferentes partidos. No alcanzó a comprenderla. haciéndole incurrir en desaciertos y graves equivocaciones:  La repentina revelación de “independencia” que hacía el Congreso (desligándose de cualquier intervención presidencial) sorprendió al Jefe de Estado. Ofuscado por un exceso de susceptibilidad y un sentimiento arrogante de su propia dignidad pensó que la oposición. que habían logrado los Cuerpos legislativos como emanación directa de la soberanía popular. sin encontrar ningún apoyo sólido dentro del gobierno. alentadas por todos los partidos políticos.  No captó el grado de madurez cívica logrado por la clase dirigente.  No valorizó las campañas masivas de la prensa y las manifestaciones callejeras de la oposición. Los liberales del gobierno que le dieron el triunfo se sintieron traicionados. Al iniciarse el año 1890. el primer mandatario estimó necesario imponer a todos los chilenos una línea política diametralmente opuesta a la vigente en aquellos años. particularmente de partidos tan antagónicos. se podía reprimir con facilidad. Pinto y Santa María. mayoritaria. En la búsqueda de aliados. que había tomado la resolución de rechazar todo intento de violentar el sufragio  Desestimó el prestigio avasallador. resistida por el cuerpo social.

Hacía varios decenios que el sentimiento público había abandonado la idea de que los gobiernos fuertes aseguraban el orden y una administración solida y estable. había conducido a un parlamentarismo que llevaba más de medio siglo de vida. las prácticas políticas. combinado con un temperamento autoritario del presidente. No importó a Balmaceda que la doctrina presidencialista estuviese en flagrante contradicción con prácticas sustentadas unánimemente y aplicadas de manera . votos de censura y acusaciones de juicio político. resultó inaceptable.Balmaceda y la Guerra Civil de 1891 El primitivo texto de la Carta Fundamental. Esto. sin embargo. mas aun teniendo en cuenta su interés y admiración por el pasado. Este concepto errado del poder y de la dignidad presidencial lo arrastraron a establecer una dictadura. y José Manuel Balmaceda pretendía desconocer esta realidad e intentó llegar al ejercicio práctico del presidencialismo. leyes periódicas. continuar con una intervención estatal de tipo mercantilista (acercándose a los principios de un Déspota ilustrado) y desentenderse de los ideales de su momento. Este violento y sorpresivo viraje representó una verdadera actitud revolucionaria. Al inaugurar la Legislatura ordinaria de 1890 . En el gobierno. No cabe duda que el mandatario no captó el momento histórico. ya que el presidencialismo representaba la odiada omnipotencia del Ejecutivo. para ampliar los poderes del mandatario. Balmaceda fue advertido a partir de allí que respetara el régimen parlamentario. El parlamentarismo con sus interpelaciones. no estuvo dispuesto a someterse a la voluntad de la mayoría parlamentaria. resultaba de una absoluta ineficacia para controlar a las mayorías opositoras. no obstante haber vivido el liberalismo individualista que había llegado a su madurez con el sistema parlamentario como ideal político. sentido y defendido todo esto. en suma. Es por ello que no se puede considerar que haya tenido una concepción realista durante su gobierno. No dispuesto a renunciar al control de las mayorías ni tolerar mayorías opositoras. Balmaceda mismo había vivido. mientras la oposición al presidente se unía más que nunca.en contradicción con toda su anterior vida pública y ante el asombro de los legisladores – planteó y defendió la necesidad de reformar la Constitución a fin de establecer un régimen presidencial. por las ideas de Montt y el autoritarismo de Portales. las enmiendas constitucionales. algo que ahora podía proporcionar el gobierno parlamentario sin sacrificar las libertades ni con medidas violentas. pretendió lograr un gobierno fuerte. el desenvolvimiento histórico.

aunque no económica. la juventud. aparentemente no existía circunstancia alguna que llevaran a semejante desenlace. sabía que las colectividades partidarias. a los que no modificaría a pesar de la insistencia del Congreso. contradiciendo el momento histórico en el que se encontraba y evaluando erróneamente la capacidad de poder lograr a largo plazo sus objetivos. Al usurpar al poder público por la fuerza y desligarse del deber de obedecer a la constitución. Interpretó la Carta Fundamental de manera erróneamente presidencialista. en la búsqueda de imponerse y controlar las mayorías del congreso. . hasta que la Dictadura y el desacato de la Constitución por parte de Balmaceda. los llevó irremediablemente a un enfrentamiento armado. El Presidente conocía muy bien a la burguesía chilena (de la que él formaba parte). prácticamente inalcanzables. por el escaso poder de “nombrar y remover a los ministros de despacho”. Su postura autoritaria.Balmaceda y la Guerra Civil de 1891 uniforme por la clase dirigente. Es por ello que fuera de las susceptibilidades y de la arrogante obstinación presidencial. que identificaban con la tiranía y el abuso. La crisis político-institucional. los universitarios. no se puede concluir que por ello los Parlamentarios quisieran una guerra civil. La revolución provocada e iniciada por el primer mandatario fue indiscutiblemente un grave error político. y no el Congreso. el Congreso se limitó a resistir legalmente la dictadura. el poder judicial e incluso la iglesia estaban en contra del autoritarismo presidencial. El bloqueo al Ejecutivo fue la herramienta utilizada por ellos. desembocaría en una dictadura y en guerra civil sin ningún justificativo que no sea el de la postura del presidente Balmaceda. CONCLUSIÓN Los hechos demuestran sólidamente que la actitud del presidente ante la mayoría opositora en el Congreso fue la peor que podía realizar. fue más allá de la realidad política imperante. Sin desestimar que el Congreso no dio el brazo a torcer a la hora de conceder cualquiera de las prerrogativas al presidente y admitiendo que la oposición colosal que se formó en torno al mandatario tuvo en principio una raíz económica. donde los ideales del mandatario caerían por su propio peso ante la realidad histórica. Es por ello que se puede afirmar que el “revolucionario” fue Balmaceda. al abocarse por tratar de reformar la Constitución para legitimar un gobierno presidencial y más tarde por imponer una regia dictadura.

Julio: Historia de Chile.974. 7 del Tomo X de la Historia de América Latina editada por Bethell.951. L. Antecedentes económicos. Democracia y gobierno representativo.Balmaceda y la Guerra Civil de 1891 BIBLIOGRAFÍA  BLAKEMORE.861-1. 1. El periodo parlamentario (1. Cap. . Santiago de Chile.925). 1.861. Tomo I. Harold: Chile desde la Guerra del Pacífico hasta la depresión mundial (1880-1930).  HEISE GONZALEZ. 1. Hernán: La guerra civil de 1.982. Santiago de Chile.  RAMIREZ NECOCHEA. Santiago de Chile.  HEISE GONZALEZ. Julio: El período parlamentario.