Está en la página 1de 1

ACTIVIDAD 3.

As contestan los hombres Esto es: Slo para Slo para Indistinto hombres mujeres 2 1 13 2 14 16 12 As contestan las mujeres Esto es: Slo para hombres 1 Slo para mujeres 2 4 Indistinto 16 15 19 12 Total 29 29 29 29

Contadura Cocinar para la familia al medioda Bailar Trabajar en la Secretara al lado de la gerencia Abogaca Medicina Cuidar enfermos por hora o a la noche Dirigir un banco Jugar al truco Albail Coser Jardinera

3 3

2 10

13 11 6 2 4 2 3 8

1 2 4 8 14 17 5

1 5

18 16 10 11 5 2 6 10

29 29 29 29 29 29 29 29

14 12 14 2 13 6

13 4

El relevamiento de los datos se llev a cabo en una escuela rural de nivel secundario, En la sociedad, an antes de que nazca un ser humano ya hay todo un conjunto de expectativas respecto al hecho de ser "hombre" o "mujer". Expectativas que desde los primeros contactos del nio con el exterior le van transmitiendo una serie de mensajes sobre su condicin de gnero. Las actividades que durante mucho tiempo fueron exclusivas de los hombres, hoy en da las llevan a cabo las mujeres sin ningn problema; no se trata de reducir la funcin de alguno de los sexos a su funcin reproductiva, ms bien se trata de entender que como miembros de la especie somos complementarios. El ritmo de vida en la actualidad exige que ambos miembros en una pareja trabajen y sean proveedores. El gnero masculino y el gnero femenino como polos opuestos se atraen en lo positivo, en la complementariedad y la inclusin, y en lo negativo, por la competencia y la descalificacin. Las diferencias entre los sexos marcan la pauta para las conductas socialmente esperadas en cada individuo, por ser biolgicamente distintos no podemos actuar igual pero s de forma incluyente. No podemos esperar que los hombres se conviertan en mujeres o viceversa, debemos ser tolerantes con nuestras diferencias, aprender de ellas y agradecerlas, pues son la base de nuestra convivencia y la permanencia de nuestra especie.