P. 1
Mt 14,22-36

Mt 14,22-36

|Views: 34|Likes:

More info:

Published by: Fray Domingo Cosenza on Aug 06, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/06/2012

pdf

text

original

Mt 14,22-36. HOMBRE DE POCA FE, ¿POR QUÉ DUDASTE?

«Después de multiplicar el pan, Jesús obligó a los discípulos a subir a la barca y a ir por delante de él a la otra orilla, mientras él despedía a la gente. Después de despedir a la gente, subió al monte a solas para orar; al atardecer estaba solo allí. La barca se hallaba ya distante de la tierra muchos estadios, zarandeada por las olas, pues el viento era contrario. Y a la cuarta vigilia de la noche vino él hacia ellos, caminando sobre el mar. Los discípulos, viéndole caminar sobre el mar, se turbaron y decían: «Es un fantasma», y de miedo se pusieron a gritar. Pero al instante les habló Jesús diciendo: «¡Animo!, que soy yo; no temáis». Pedro le respondió: «Señor, si eres tú, mándame ir donde ti sobre las aguas». «¡Ven!», le dijo. Bajó Pedro de la barca y se puso a caminar sobre las aguas, yendo hacia Jesús. Pero, viendo la violencia del viento, le entró miedo y, como comenzara a hundirse, gritó: «¡Señor, sálvame!» Al punto Jesús, tendiendo la mano, le agarró y le dice: «Hombre de poca fe, ¿por qué dudaste?» Subieron a la barca y amainó el viento. Y los que estaban en la barca se postraron ante él diciendo: «Verdaderamente eres Hijo de Dios». Terminada la travesía, llegaron a tierra en Genesaret. Los hombres de aquel lugar, apenas le reconocieron, pregonaron la noticia por toda aquella comarca y le presentaron todos los enfermos. Le pedían que tocaran siquiera la orla de su manto; y cuantos la tocaron quedaron salvados» (Mt 14,2236).
El poder salvífico de Dios se revela a través de Jesús al ejercer su dominio sobre el mar y salvarlos a ellos y, en particular, a un Pedro vacilante en su confianza. El Evangelio describe una serie de actos que muestran que el Dios que salvó a su pueblo de la opresión en Egipto separando las aguas marinas (Ex 14) y proporcionándole alimento en el desierto (Ex 16) actúa también por medio de Jesús, que multiplicó el pan y calmó la tempestad en el mar. En efecto, hay un paralelo entre el momento la intervención de Dios contra el Faraón y la de Jesús en auxilio de sus discípulos: «Llegada la vigilia matutina, miró YHWH desde la columna de fuego y humo hacia el ejército de los egipcios, y sembró la confusión en el ejército egipcio» (Ex 14,24). «Y a la cuarta vigilia de la noche vino él hacia ellos, caminando sobre el mar» (Mt 14,25)

Tanto Dios como Jesús caminan sobre el mar: «Por el mar iba tu camino, por las muchas aguas tu sendero, y no se descubrieron tus pisadas. Tú guiaste a tu pueblo cual rebaño por la mano de Moisés y de Aarón» (Sal 77,20-21). La exhortación a no temer es frecuente ante manifestaciones divinas: Fue dirigida la palabra de YHWH a Abram en visión, en estos términos: «No temas, Abram. Yo soy para ti un escudo. Tu premio será muy grande» (Gn 15,1). En el Evangelio Jesús une a esta exhortación su identificación, usando las palabras con las que Dios se revela a Moisés: «Yo Soy» (Ex 3,14). La escena también enseña a los discípulos acerca de la confianza en el poder de Jesús en tiempos difíciles. La anterior

experiencia en una tempestad los había dejado maravillados, preguntándose: «¿Quién es éste, que hasta los vientos y el mar le obedecen?» (Mt 8,27). Ahora el lector del Evangelio tiene la oportunidad de ver cuánto conocimiento han adquirido: Y los que estaban en la barca se postraron ante él diciendo: «Verdaderamente eres Hijo de Dios» (Mt 14,33).

Los discípulos han discernido que Jesús es el enviado de Dios para revelar su presencia salvífica y que tiene respecto a Él una relación especial. Lo han hecho a partir de las acciones contempladas; las mismas que Dios había realizado en la gesta del Exodo.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->