Principios y valores sociales Iniciamos hoy la reflexión sobre el primer capítulo de la Caritas in veritate, que está dedicado al Mensaje

de la Populorum progressio, la encíclica publicada por Pablo VI en 1967. Es un capítulo que tiene 10 apartados y en él Benedicto XVI nos introduce en los principios y valores sociales que Pablo VI quiso poner de relieve con su encíclica sobre el progreso de los pueblos. De hecho el proyecto original de Benedicto XVI era publicar su encíclica social como homenaje a los 40 años de la publicación de la Populorum progressio, pero como él mismo lo ha dicho, los factores cambiantes y en especial el surgimiento de la crisis global hicieron que tuviera un tiempo más de reflexión, en función de la misma evolución de los problemas. Caritas in veritate se publica 42 años después de la Populorum progressio pero sigue manteniendo su intención original: ser un homenaje a Pablo VI y a su documento social sobre el progreso humano, sobre el progreso de las gentes. Nuestros próximos espacios los dedicaremos a ver punto por punto el capítulo 1 de esta nueva encíclica social Caritas in veritate. El Estado de México es un estado de contrastes sociales. Si por un lado se distingue como la segunda economía del país, solo atrás de la del Distrito Federal, por otro lado es claro que el progreso no es equitativo en todas sus zonas. Por poner un ejemplo de esto último, el que el número de médicos por habitante está por debajo del mínimo deseable y solamente Chiapas está en peor situación dentro de la República. Esto nos lleva a preguntarnos cuál es el camino que nos pueda conducir a la formación de una sociedad más equilibrada, en la que el progreso llegue de verdad a todos. A veces creemos que esta es una cuestión política, es decir, algo que depende de las decisiones de los gobernantes y, por lo tanto, no tiene que ver directamente con la vida cotidiana. Sí, la solución ciertamente es política, pero no en el sentido restringido que normalmente atribuimos a esta palabra, como lucha por el poder y ejercicio de gobierno de parte del poder ejecutivo, sino en un sentido amplio, que se refiere a la participación de todos en la construcción de la sociedad. Esta participación implica también una responsabilidad y un esfuerzo que necesitan ser guiados por principios y valores que estén presentes sobre todo en los corazones de las personas. El primero de estos principios es la persona humana y su dignidad, de la que derivan los derechos humanos. Esta es una condición indispensable para la vida de cualquier sociedad, porque de esto depende en cierta manera todo lo demás. La dignidad de la persona humana deriva de su propia naturaleza de lo que es. El ser humano se distingue como tal por su inteligencia y su voluntad, que le permiten un lenguaje articulado, un saber y un conocimiento admirables, así como el amor por el prójimo e, inclusive por todas criaturas, que lo pueden llevar hasta el heroísmo de la virtud. Aunque esta grandeza podamos encaminarla hacia nuestra propia destrucción y la del cosmos, permanece firme la exigencia de que por ser el hombre lo que es, los derechos humanos deban siempre ser respetados.

La participación significa que todo ciudadano contribuye a la vida cultural. según su propia condición y posibilidades. La justicia no es la que se vende al mejor postor. política. La subsidiaridad. el de la justicia y la paz social. . la justicia social. La verdad no es el simple conjunto de las opiniones. tanto de manera individual como asociada. económica. Los valores sociales derivan del bien moral que los principios mencionados se proponen conseguir. la demagogia… La libertad no es la posibilidad del ejercicio arbitrario e incontrolado de la propia autonomía personal. y a ellos debe hacer referencia todo esfuerzo para el justo ordenamiento de la vida social. sin que por ello las absorban o las hagan dependientes. el religioso… En su acepción más noble. el de la cultura y la educación. comenzando con las del gobierno. la corrupción. las instituciones con mayores recursos. la solidaridad y la participación son los otros principios básicos para el progreso. que consiste en el conjunto de bienes y condiciones sociales que hacen posible a las personas. tanto individualmente como asociadas en diversos niveles. sino la meta de la sabiduría y el conocimiento humanos. alcanzar su desarrollo y su perfección. etc. el de la salud pública. como el económico. pues significa en cambio dar a cada quien lo que le corresponde y posee muchas facetas: la que se exigen en el trato con las demás personas individualmente. religiosa y social de su comunidad. cuyos sostenedores son siempre respetables. el fraude. a la que se oponen la mentira. la justicia distributiva. La primera significa que en un determinado estado. la libertad y la justicia.Otro principio fundamental es el principio del bien común. El bien común comprende muchos aspectos. Éstos son: la verdad. La solidaridad significa la fuerza de unión en el tejido social en el que todos se sienten responsables de todos. sino respetando la naturaleza y finalidades de cada una. sino la capacidad de determinarse en vistas de la propia realización y de la de los semejantes. la política se entiende como la actividad que se orienta a conseguir y promover el bien común de una sociedad. auxilian y apoyan a aquella que tienen menos.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful