Está en la página 1de 13
ACTIVIDADES REALIZADAS, David Caiderén Nunez EXPERIENCIAS UNIVERSITARIAS. Walther Astete Nurez CRIMINOLOGIA CRITICA Y SISTEMA PENAL. Juan Bustos Ramirez Alessandro Baratta PRECEPTO CONSTITUCIONAL, DERECHOS HUMANOS Y FORMACION PROFESIONAL Miguel Vilcapoma Ignacio USO ALTERNATIVO DEL DERECHO__Leopoldo Gamarra Vilchez DERECHOS HUMANOS Y USO ALTERNATIVO DEL DERECHO. Alexander Orihuela Abregi JUVENTUD Y DERECHOS HUMANOS. Nadia Ponce de Leén Berrios MUJER: REALIDAD Y VIOLENCIA______ Rosario Sotelo Espejo LA PRACTICA PARLAMENTARIA COMO NORMA DE ‘TRABAJO Y COMPORTAMIENTO DE LA ASAMBLEA. LEGISLATIVA, (César Delgado Giiembes PERFIL DEL ESTADO PERUANO______ César Landa Arroyo: LOS DECRETOS DE URGENCIA. Carlos Cardenas Quiroz DESIDEOLOGIZAR PARA IDEOLOGIZAR. Alejandro Colanzi Zevallos REFLEXIONES SOBRE EL FUNCIONAMIENTO DEL. PRINCIPIO DE CULPABILIDAD EN NUESTRO PAIS_ Marco A. Gutarra Baltazar LOS SISTEMAS DE PREVENCION EN EL DERECHO. PENAL PERUANO. César Caracusma Miranda PROBLEMATICAS DEL ESTADO DE EMERGENCIA__ Eli Jeremias Sanchez REFLEXIONES SOBRE LA NINEZ Mary Adela Salas Jatregui LA PRACTICA PARLAMENTARIA COMO NORMA DEL TRABAJO Y COMPORTAMIENTO DE LA ASAMBLEA LEGISLATIVA Por: CESAR DELGADO -GUEMBES (*) I.- EL CARACTER INSTRUMENTAL mi juicio, van condenadasa fracasar sino DE LAS INSTITUCIONES Y PRAC- han medido el impacto que producen en TICAS PARLAMENTARIAS: la realidad moral que se aspira a cambiar oa reformar. Los temas del Derecho o la practica del Parlamento no son atin debidamente Por eso, a menos que quiera asumirse estudiados ni conocidos. Hay s.i algunos conscientemente el riesgo de desperdi- trabajos de investigacion, pero su capaci- ciar energia humana en conatos de cam- dad de’ difusion no excede de la esfera bios desembarazados dela realidad, nues- académica, el periodismo especializado tro estudio y decisiones deben pever esa en algunos casos y, adicionalmente, raras importante variable. Y su efecto puede veces, de los circulos de lideres de los medirse a través de la observacién y partidos o de los asesores de éstos. experiencia de quienes ya han vivido, actuado y participado como protagonis- En casos incluso los trabajos de inves- tas de esa realidad politico-moral, ya tigacién sobre el Parlamento pierden de través de las inferencias que las cifras perspectiva el ambiente natural en el que sobre los recursos y productos disponi- toman vida las instituciones del propio bles en el mercado del Parlamento permi- Parlamento. Ese ambiente natural no se ten colegir. llega a conocer hasta que se participa como actor del proceso de deliberaci6n, El hecho fundamental a tener presen- direcci6én, ejecucién o control de la vida te, en consecuencia, es que'las institucio- pariamentaria. Muchas alternativas de nesynormas del Parlamento sé incrusian reforma del Parlamento, o de los andlisis en una realidad cratolégica, una realidad sobre a crisis del Parlamento vienen pre- en la que se disputa por e! mantenimien- fiadas de esta falta de experiencia. tou obtencién del poder politico, gobier- na casi la totalidad de las decisiones que La reforma del Parlamento, o de las proponen o adoptan, Las instituciones visiones apocalipticas de su crisis, no parlamentarias y la practica parlamenta- pueden evaluarse correctamente al‘mar- ria sirven para conducir el proceso politi- gen de la situacién general de la salud co de gobiemo, para llevar-a la practica moral de nuestras sociedades politica y lasplataformaselectorales, yparacontro- civil. Los cambios y las propuestas de lar las acciones del gobiemo 0 de las:ma- reformas institucionales o normativas, a yorias, (*) Abogado, Director Técnico de la Oficina Técnica de Asesoria Parlamentaria de la Camara de Diputados - 38 - Es imposible tratar de comprender el Parlamento independientemente del ca- racter eminentemente instrumental que tienen sus institutos, rganos y normas. Estos tres son las herramientas con las que los actores del proceso politico, delos procesos en el Parlamento, buscarén conseguir el dominio o la prevalencia de sus correspondientes posiciones. Y el estudio de las herramientas al margen de las tareas para las que se ha disefiado no pasara de ser un discurso candido o hipo- rita, El uso de las normas es un uso para - el poder. Ellas son la prensa, la tenaza, la polea, la sierra o el soldador con los que se articula el producto organizacional que son los actos legislativos, de control, presupuestarios, de informacién, o de direccion politica. Naturalmente que el poder no es de suyo, normalmenie, un valor en si. Pero el poder es la motivacion principal de las instituciones politicas. El poder, a su vez, es un medio para llevar a la practica ciertos valores morales, A la vez que se materializa ciertos valores morales se ha pospuesto otros, cuya no seleccién supo- neuna preferencia pero no debe suponer una negacion absoluta de todo caracter moral. No nos preocupara en este trabajo el debate sobre opciones politicas, ni sobre la relatividad, subjetivismo, o integrali- dad, de los valores morales. Si es de nuestro, concernimiento -identificar las reciprocas relaciones de finalidad que existen de hecho entre las instituciones y normas parlamentarias como instrumen- tos, el poder politico como objetivo inme- diato de la accién el parlamento, y los valoresmorales como causas del compor- tamiento o conducta que justifican el mantenimiento o bisqueda del poder. Mi propésito por tanto es describir los comportamientos parlamentarios. En casos los contrastaremos con el Derecho formal, en otros enunciaremos sencilla- mente su ocurrencia. IL- EL REGLAMENTO COMO UNI- VERSO BASICO NORMATIVO DE LAS CAMARAS Si bien es cierto nuestra tradicion juri- dica tiene vena romano-francesa, y por tanto se inscribe dentro de la inspiracion racionalista de su sistema, debemos que- dar advertidos de dicha influencia cuan- do, en particular, nos avocamos a las instituciones del Derecho Parlamentario. Y laadvertencia debe extenderse atin con mayor raz6n, y con mayor apremio, fren- te ala influencia que desde las Facultades de Derecho tiene la filosofia positivista 0 normativista entre los profesionales de esta disciplina. La primera reflexién por ello sobre la caracteristica predominante del Derecho Parlamentario, es para que nos acerque- mos a él sin los prejuicios de la formacién profesional adquirida en las Universida- des, 0 ejercida normalmente en la practi- ca. Paraquere-entrenemos nuestramente frente a una realidad diferente hasta la actualidad desconocida. Es preciso recu- perar, frente a esta realidad, la inocencia delasombro original yaprender un nuevo estilo y sensibilidad. Aqui el derecho, la moral y la politica quedan confusas con extrema facilidad. El orden normativo en el Derecho =39-