Está en la página 1de 56

PUDOR ES UNA PALABRA ANTIGUA

Dirán que esto no es poesía, pero yo les diré que la poesía es un martillo. Gabriel Aresti

You’ll go to hell for what your dirty mind is thinking RADIOHEAD

2

LONG TIME, NO SEE

3

Sin cobertura. Sin país al que culpar de mis fracasos. Sin medallas no ganadas. Sin deseos exiguos. Carpe noctem.

4

Pudor es una palabra antigua. Por eso escribo desnudo. Por eso escribo llorando. Porque pudor es una palabra límite porque ya no quedan hombres donde pacían los niños porque los hombres se hieren y quedan huecos desiertos y quedan puñados de arena que arrastra el viento de un soplo. Y no queda sino la palabra como un eco sordo, como un eco mudo pudor: vestigio del hombre, remiendo de sus designios, futuro pasado ahora. Pudor. Remedos. Páramo ciego.

5

El lugar y el momento idóneos Observo y dejo pasar los días y dejo pasar la gente; no intervengo. Los años son úlceras que me impiden crecer o ser bueno. Hubo un tiempo (como en los cuentos: no muy lejano) en que tenía grandes esperanzas y libros mohosos. Era bueno. Ahora observo. Sólo observo. Solo, observo. El mundo es un lugar equivocado para alguien tan perdido. Imagino una habitación poblada por guitarras y velas encendidas. Es de noche; nada entra, nada sale. Todo pasa. Pasa el amor de largo, llama la muerte, el miedo, el abandono, la nostalgia, el humor, la soledad, las lágrimas. Pasan tantas cosas. Queda el pudor. Eso: yo desnudo.

6

INDEFINIDOS

7

Pureza cero Te has propuesto quemar hoy tu vida. Raparte la cabeza, cortar tus uñas, maquillar las cicatrices y hacer autostop en la caverna del Olvido. Te has propuesto hundir tu barco, hacer mella en tu sombra. Todos los caminos llevan a Roma, todos los lunares guían a tu ombligo. Eres hoy un sumidero, la última apuesta del miedo, la sombra de tus hermanos. Te has propuesto hoy, como nunca, renacer de tus cenizas. Como un Golem de barro y fuego.

8

Aquí empiezo sin miramientos. Nombre y fuga. Tocata de invierno. Hombre desangelado. Aún no he visto llover fuera de tus ojos.

9

Necesito libertad. Como lince herido ambos mordemos.

10

Don’t explain Hush now. Bienaventurados los mudos, los ciegos, los talados. Que no mienten, que no están sucios y perdidos, que no han pecado a diario, que sonríen sin malicia. Hush now. Sabes bien que soy un hongo que crezco como un cáncer, me prodigo en lo prohibido, desatiendo los consejos, que estoy maldito desde el vientre. Hush now. Pero hay algo aquí dentro muy dentro que me define. Dicen que lloro después de que me duele Nina Simone que desayuno fuego y hielo que me abrazo a la madera que soy de mármol y humo que soy un trazo de guardería inextricable inexplicable intraducible. Hush now. Que cada vez soy menos hombre y más silencio.

11

Dicen que el sudor es el refugio del miedo. En casa llueve a todas horas.

12

Hogar Magnífico desastre de persona que habita estas cuatro paredes donde huele a lavanda y a café donde el silencio se respira: silencio. Bienaventuradas sean las excusas regaladas al Tiempo que no para al frío que se cuela en los milagros los otoños que se pierden por las calles. Bendita pena mía esta negrura de gentes cabizbajas, sombras huecas y perros callejeros como gatos que encienden la nostalgia en mi abrigo. Intrépido picar de las campanas que dice que se escapan siglo a siglo los besos y oportunidades no robadas cuando todo era posible.

13

La maladie de l’homme Ha eyaculado el hueso y ahora es una masa rosa y podrida. No tiene nervios, no tiene neuronas; sólo un acongojo entre las arrugas. Se resume su silueta al mal remache de un ombligo. Pronto será un recuerdo de fulanicos y aceitunas.

14

El rey león No seré padre. Soy estéril. Como en el mito de Edipo para nacer de nuevo debo un crimen. Asesinar al padre o huir de casa. O asesinar al padre y huir de casa. Desterrarnos como los malditos en la tierra fría bajo orden de búsqueda y captura. Cuando sea padre quebraré los huevos. No seré el hijo pródigo.

15

5 a.m. Nada.

16

SOLITUDE

17

Hogar II Sin cemento ni ladrillos. Con bombas y grúas. Mi casa no se junta con la suma. Mi hogar está hecho de restas.

18

Gente que hace girar el mundo (yo tan solo) Ruego a Dios y el mazo dando, no más versos de sirope y músculos que crujen, no más versos de parejas y tus ojos y tu cuerpo que me llena de sombras y desguaces. Fase dos del poemario: la certeza del utópico futuro del poetiso. Lo que observas no es más cierto que aquello que vislumbras. Gente tan enamorada que rompe cosas, que hace daño a otra gente. Muebles bar que ocultan miedo y el horrible palpitar de tus pupilas. Gente tan sola en los abrazos, tan incómoda en las presentaciones que se dan la mano como finlandeses que se ven después de varios lustros. Cigarros que no acaban en mi cenicero, la señal de mi celibato es la pulcritud del vidrio y de las sábanas. Y tus labios amarillos, la nicotina que se pierde por tus lunes, tus armarios y tu sexo. No hace falta que te diga que me has hecho tanto bien, tanto deseo. Tantas cosas que me callo y aun así existen, tantas cosas. Tanta gente enamorada y yo tan solo, gente que se esmera y disimula. Gente que me observa.

19

Que sonríen. Gente. Yo tan solo. Cuánta gente. Solo. Yo tan solo.

20

Eremofobia dirán que estaba loco en esa habitación tan roja donde parecía todo resumirse al minutero donde nada entraba ni salía que no pudo aguantar su suerte de soledad extrema de desesperanza pura en un mundo desbordado dirán que saltó por la ventana por propia voluntad y yo diré nunca, nunca hagan juicios a la ligera el chico saltó por una razón bien simple sabía que moriría, que se haría confeti contra el suelo que no volvería a abrir los ojos sabía que en el momento en que alguien pasara se quedarían con él, lo tocarían, le abrazarían sabía que los cementerios son el lugar menos deshabitado del mundo.

21

Ombligo_cero 1 El recoveco: ese desierto que engulle al mundo. 2 ¿Qué hay más allá de lo que percibes? Está el silencio, la incapacidad, la incertidumbre, está el hombre bien, callado, bien callado. Está este remolino existencial en la sombra que se borra con el tiempo. 3 El vacío es una idea tan lejana, es un recodo tan oculto que impone ciertas ganas de crear un universo, una excusa; dejar la ropa junto a una chimenea, correr desnudo, abrazar al mar. Perder el hábito. Escribir salitre. 4 Es un recurso tan pobre, es un hambre tan intensa: comer a maestros sin nombre claro. 5 Reclama ideas negras de tinta y de muerte, desea indecisos vicios que ahogan su intelecto. Vacío existencial: la paz más cara.

22

Internet: hikimori
Cientos de miles de jóvenes japoneses viven inmersos en la más profunda tristeza, absolutamente desconectados de los otros humanos. A través de internet, algunas de estas personas, sobre todo mujeres, se atrevieron a contar qué les pasaba. El fenómeno crece paralelo al desajuste en una sociedad muy competitiva, donde prima la fachada frente a los verdaderos sentimientos.

Uve doble uve doble uve doble solitude punto com. Son hombres en sillas de barro que miran paisajes y montes ancestrales que esperan haber nacido con el honor del samurai (honroso pasado). Uve doble uve doble uve doble saudade punto net barra japan. Son hombres jóvenes con gafas y sueños y sólo una certeza: el mundo no existe fuera de esta habitación. Uve doble uve doble uve doble Google punto com búsqueda amor. Son hombres sin sentimientos, sin amigos, sin familia. Sólo códigos matemáticos. Sólo tasas de suicidio. Luego dirán que estaban locos, y aún les faltaban los años.

23

BACK

TO BLACK

24

Muerte I Cuando muera, nadie sabrá que he muerto. Lo haré solo, lejos, perdido, huido a cualquier sitio. Lo haré rápido, sin ruido, sin drama. Pasado el tiempo encontrarán mi cuerpo. Entonces, llorarán.

25

La muerte os sienta tan bien A Carmen P.M. Esta habitación es el limbo pero en esta habitación no cabe el limbo. La literatura no nos salvará la vida; la literatura no puede salvar el mundo. Las lágrimas no sanarán este acongojo. Visualizas la escena mil veces en tu cabeza y mil veces errarás al ejecutarla. La negación de lo evidente, el llanto público; la sangre que sedimenta en las venas, que se le va el color (la color). “Con lo que se alegraba cuando le decíamos algo de Su Hijo…” Aparta tu mirada de mis lágrimas, ten la decencia de dejar que me derrame a gusto. A solas. A la deriva. Todos besan aunque los besos han perdido su cociente intelectual_emocional. Los opuestos no entienden las razones del otro. Que las habrá. Sólo el adiós que pesa (como una losa). Asimilamos el dolor como la codeína y nos volvemos adictos y celebramos que ya estamos muertos. Supurar las incongruencias no es ni mucho menos lo mismo que depurar el ánimo. Un te quiero a destiempo no vale nada. El peso atómico de un te quiero a destiempo es menos veinte. Y fin.

26

La señora del carrito del helado Fue en el parque que la vi tan quieta, tan menuda, tan dispuesta a regalar helado en conos. Los niños se acercaban como quien corre a una medusa. Ahí seguía: con las manos en los bolsillos, con la mirada quieta, rostro amable, música de reclamo. Así la encontró la Parca: trabajando. Dejaron juntas el parque, en cada mano un cucurucho.

27

Muerte II Es tan fácil escribir saltó al vacío ingirió la dosis apretó el revólver es tan fácil convertirse en asesino. Es la tarea del escritor: hacer de la muerte algo bello.

28

CARENCIAS_EXCUSAS

29

Lenguaje como cieno como última de las artes Escribí una página con tinta buena. Hice una bola con ella y la tiré a la basura. Horas más tarde, pasé a limpio.

30

Vivir rodeado de basura En esta habitación tan amplia donde los ventanales son gigantes y las lámparas de araña, molinos. Vivir en esta situación desesperada en que los libros tragan polvo y mi suelo está cubierto de cerillas. Vivir sin ganas otra hora dejándome llevar por la inercia. Vivir en este marco de ilusión donde los cisnes no preguntan. Tener triángulos en el ombligo, supuran como una escabechina. Sólo nos queda una opción: subcontratas del servicio de limpieza.

31

Afonía Leo a Lorca y a Bukowski y al buen García Montero. Leo a Kafka y Aleixandre, don Antonio Carvajal, Javier Egea. Leo a todos en silencio. Leo, escupo, sus poemas me ahogan. Leo a todos en silencio y digo: malditos sean los poetas que me dejan la garganta hecha trizas. Que por un tiempo me dejan mudo.

32

La otra Otra sentimentalidad: Mundo taxi Corramos un tupido velo. Olvidemos por un día las guitarras y colillas, lo romántico del humo; los colegas, la panda de escritores que han bebido donde escribo. Digamos que tengo ya cerca de veinticuatro y me faltan horas del día y noches en vela. Digamos, pues, que no basta con contar lunares en las camas del hostal España: invoquemos a Vallejo y a Borges, ¡al poeta Garcilaso! Pero seamos honestos: yo sólo supuro lo que reclama el mundo en este sillón que no es barra ni la parte de atrás de un taxi. A veces basta con mascar cubitos de hielo en plaza Einstein, en subir medio borrachos a la Alhambra en busca de un mar. La poesía, digo, a veces es desnudo y lacera, rasga faldas, cicatriza, sangra aullidos, duele justo, sobrevive en servilletas y en lavabos donde los versos nunca han sido escrupulosos.

33

Leer me entorpece el alma: por eso vivo No sé lo que se ha escrito. Sólo sé lo que yo he escrito. Es poco. Con eso, me basto. Escribo que hoy he discutido con papá y no puedo dormir y por eso escribo. Escribo que en la cama hay cinco libros más, todos cerrados, de colores: no sé lo que significan. Sólo sé que la droga es buena como mi padre es bueno como mi literatura es horrenda porque yo soy malo. Sé algo más de lo que he escrito. Que la vida apesta.

34

Papel Lugares comunes. Nieve, coca, manchas de lejía. Tiza y tippex. La palabra lienzo, nuevo documento de Word. Sábanas de algodón y lino. Mármol. Cierra los ojos. Imagina por un momento que hoy sois en el mundo la lluvia, el papel y tú. Que te quema la garganta y el papel es escayola: fría celulosa ávida de ideas. Que hoy tus corridas son tinta.

35

no creo en dios ni creo en el hombre creo en los libros que salvan vidas: que no juzgan que dan juego libros hechos mano a mano

36

EUGENESIA

37

Odio afeitarme. Por eso seré hombre barbudo.

38

Cambio. A veces es preciso tomar un camino nuevo. Pasar por cirugía. Sacar los huesos del músculo que late. Apuro Exonerar las nubes que llenan la cabeza como algodones. Intervención. No era tan mala, visto el resultado.

39

Vueling 20 kg. máx. Tengo una cremallera que me recorre el pecho de la nuez hasta el ombligo que te deja medir mis pulsiones. Mis fluidos. Latidos. Como el hombre-mosca: si me dan alas me dejo los pulmones.

40

Sangre
Líquido, generalmente de color rojo, que circula por las arterias y venas del cuerpo de los animales. Se compone de una parte líquida o plasma y de células en suspensión. Su función es distribuir oxígeno, nutrientes y otras sustancias a las células del organismo, y recoger de estas los productos de desecho.

Estás aquí bebiendo mi sangre… Hecho una sangría. Todo está perdido. Los azulejos blancos, la porcelana del lavabo, los calzoncillos de algodón. Me he abierto en dos mitades para dar con lo escondido en mí. Con el niño rubio, con mi yo inocente, con humores malos. Me he convertido en fuente roja como Antonio Torres Heredia, abierto he todas mis fuentes y encalado el camino. Hay gotas. Hay gotas gotas rojas: un camino que dirige hasta la cama o al felpudo del portal. Y debajo, son delfines, las bocas puestas sobre el chorro helado de una sangre sin fin que se derrama. en mí. Gotas de desechos que me trazan

41

Vendo mis testículos macerados como nuez moscada a cambio de sensatez.

42

Confidencia Una vez tosí sangre. Doblé el pañuelo por la mitad y lo guardé en el bolsillo. Creí que tenía cáncer. Creí que iba a morir. Entonces lloré. Lloré y no respondí ninguna de sus preguntas. Todas las mañanas, antes de salir, metía la mano en el bolsillo de la chaqueta y desplegaba el pañuelo. Descubrí que la sangre había dibujado un corazón. Nada malo puede haber en esto, pensé. Nada malo si mi sangre aún busca el camino al corazón…

43

MAMIHLAPINATAPAI
Palabra del idioma de los indígenas yámanas de Tierra del Fuego, Chile, listada en el Libro Guinness de los Récords como la "palabra más concisa del mundo", y es considerada como uno de los términos más difíciles para traducir. Describe "una mirada entre dos personas, cada una de las cuales espera que la otra comience una acción que ambos desean pero que ninguno se anima.

44

Porno
Cine pornográfico: forma de narración que conduce “a la construcción de una escena delirante, desnarrativizada y descontextualizada en la que el cuerpo, vaciado de todo secreto, rota toda la intimidad, es incesante e indefinidamente fragmentado, troceado para (y por) una mirada devoradora que lo observa desde el contracampo heterogéneo” JESÚS GONZÁLEZ REQUENA

Satisfacer a la musa, darle lo suyo, amarla, lamerla, romperle las ganas; repetir la experiencia. Sentir, al fin. Creer que esta pantalla fina magnifica mis estados. Hallar la lógica en el porno, hallar en él amor, no sexo. Rebasar el límite de pieles que caben en un hombre. Sentir, al fin. No cejar en el empeño de comprender, no buscar sinónimos para sentir. Porno: declaración de amor en el siglo veintiuno. Ofrecerse al por mayor, servir de cáliz donde caben los destellos de indecencia, ser el vaso que sacia, tránsito de amor, fuga de deseos. Latir, al fin.

45

El hombre menguante Rompían corazones los niños al perderse en el bosque, al vagar por los montes. Los niños… Escribían caminos de hormiga senderos de miga veredas de miedo abrazos, recelo. Los niños… Comían corazones los niños al crecer en el ébano negro en la carne más prieta en el pecho más firme de diosa africana. Mamaban el agua frugal mascaban de frutas racimos. Habían ya crecido los niños. Amaban el cuerpo como se ama un pajarillo, como un ramo de cardos amaban el pecho de Helena. Los niños… Al perderse en el bosque, al vagar por el bosque rompían corazones los hombres.

46

Basorexia
(noun) 1. an overwhelming urge to neck or kiss 2. a strong craving or hunger for kissing

No es nuevo que estoy enfermo. Despertar temblando en pleno Paraíso desayunar fuerte en la cama: tostadas de corazones, caquis y pomelos.

47

Llamar a las cosas por su nombre Y el amor tiene forma de cisne clásico, de vídeo en streamimg que pesa por las noches. Amor que es rubio y negro como la cerveza y el tabaco. Amor forma de corcho, el amor de Aleixandre_se querían, sabedlo el hamor errado, el amor impío, el amor que da arcadas. El amor que apenas alcanza los labios y se derrama en el firmamento. Amor tan puro y tan temible. El amor que se resume a esto: dos pieles que se adhieren como imanes. Dos cuerpos. Frenesí. Sudor y semen. Enana roja. Gigantes locos entre colchones que denominan el universo juntos.

48

Laberinto Yo no pedí jugar. La sal el vello las agujetas. Convertirme en golem de látex. Siempre acabo perdido entre tanto laberinto, tanto remolino y tanto desagüe. La promesa era tan grande para tan breve recompensa. El sexo era tan fácil: dos cuerpos batiendo palmas.

49

El amor Lo conveniente, lo deseado siempre se dan la espalda. Lo conveniente: cerciorarse. Lo deseado: sorprenderte. Astringente. Idealizado. Imposible. Doloroso. Lánguido. Excéntrico. Escuálido. Magnífico. Hiperbólico. Indispensable. Amor: creerTE que no hay escalones frente a un acantilado. beber del mismo vaso y sentirse agradecido.

50

DESAGÜE

51

Soy Jesucristo y soy Hitler. Soy la pólvora de Federico, Soy la piel de Cassie vomitada en un pañuelo, soy el fuego de Claire Fisher y la droga que arrastró consigo a Janis. Soy Heath Ledger y Scott-Heron, soy Cobain abrazado a un lavabo. Soy anónimos que luchan por comerse en los portales y personas indecentes que me llaman corazón. Soy lo mejor de esta especie, mejorado. Soy asesino que arrulla a su hijo en sueños, soy Harvey Milk que apuñalan: Soy sincero y eso asusta al resto de los mortales. Me vacio en las libretas_hoja blanca_valor cero extirpo lunares propios para engañar a los niños perdidos del bosque. Soy beatnik en mi cortijo en la sierra soy chileno en Costa Brava, soy vasco en el Mar del Plata, soy peruano en los fiordos. Soy ciudadano del mundo. Soy lo peor de esta especie. Mejoradlo.

52

Cuánto debemos crecer para pasar inadvertidos ERIKA MARTÍNEZ

Ya ves te has roto de nuevo sin comerlo ya no eres nada como tu cuerpo antiguo donde habitaban ríos y cielos grises y animalillos ciegos; ahora es desierto, polvo y ceniza ahora eres una estatua sin secretos en las grietas aburrido y pudoroso. Pero queda un vestigio: tus tatuajes negros, tus cicatrices rojas, rastas, piel perforada, labios heridos. Queda un cuerpo despoblado. Un armazón quejumbroso, otro museo de fantasmas. No fue sino en los muros que estaba su lenguaje, no fue sino en los libros que encontró su salvación. Pero no supo verlo.

53

Pudor es una palabra antigua. Por eso escribo desnudo. Por eso escribo llorando. Porque pudor es una palabra límite porque ya no quedan hombres donde pacían los niños porque los hombres se hieren y quedan huecos desiertos y quedan puñados de arena que arrastra el viento de un soplo. Y no queda sino la palabra como un eco sordo, como un eco mudo pudor: vestigio del hombre, remiendo de sus designios, futuro pasado ahora. Pudor. Remedos. Páramo ciego.

54

Me voy que se me hace tarde. Me voy a la boca del lobo donde, al menos, se está caliente. Donde al menos tengo amigos. Me voy antes de que mi sombra me dé de lado. Me voy a Otra Parte a gritar mi lucha, a estrenar mis miedos, a pedirle al mundo que crea en mí.

55

Aquí te quedas. Solo. Guarda mi eco… Guarda mi eco… Guarda mi eco… Guarda mi eco… Guarda mi eco… Guarda mi eco…

56

Intereses relacionados