Sólo una Plegaria ...

Está por demás que les diga que estamos viviendo los momentos más importantes en nuestras vidas. Muchos tal vez no lo verán así, sólo es cuestión de percepción. Los más recientes acontecimientos nos han demostrado por demás que el cambio de era es una realidad, el cierre del ciclo que estamos viviendo es tan tangible como el sentir el rocío del aire sin poderlo ver. Estamos viviendo en tiempos adelantados por que aquellos que se creen dueños del mundo y de la gente temen al cambio verdadero y quieren acelerar las cosas para encontrar el pretexto y detonar de una vez por todas la "bomba". Sin embargo, todo en la creación tiene una razón de ser: aún en el caos hay orden y en las contradicciones hay una lógica. De esta manera, la transformación y el salto hacia la nueva etapa en nuestra evolución se está dando como se tiene que dar y todo ello es alimentado con la conciencia colectiva de todos nosotros; de aquellos que están entregados al sistema, quienes estarían dispuestos a dar su vida misma por defederlo y de aquellos que estan buscando ser libres por completo, siendo esta una libertad real y no efímera como la que suponen los gobiernos. En las últimas semanas hemos visto una serie de eventos que van complementando a la serie de eventos del año pasado y de inicios de este. En Corea del Norte sigue la amenaza nuclear donde la situación cada vez es más tensa y en cualquier momento se puede jalar el gatillo, hace apenas un mes el tema de la influenza estaba dando la vuelta al mundo, actualmente la "desaparición" de un avión de la línea aerea Airfrance esta tema de conversación en los noticieros. Sin embargo, han habido una serie de acontecimientos que muy poco han sido atendidos por los medios y consecuentemente por las masas. El anillo del fuego del pacífico está presentando una actividad muy fuerte y con ello la actividad volcánica cada vez es más notable: en Marzo el monte Redoubt hizo erupción en Alaska, En Abril el volcán Llaima hizo erupción en Chile.

“La esencia de la grandeza radica en la capacidad de la realización personal propia en circunstancias en las que otros optan por la locura” Dr. Wayne W. Dyer

La actividad sísmica, algo que va de estrechamente de la mano con la actividad volcánica, está teniendo también: en México tuvimos un par de sismos donde uno de ellos alertó a mucha gente por la sensación que provocó de ser más intenso de lo que era. En Honduras hubo un terremoto que sacudió fuertemente la tierra dejando varios daños materiales, heridos y por lo menos un muerto. Al día de hoy nuevamente hubo un movimiento telúrico en Honduras, en Japón hace un par de días en Japón se sintió otro movimiento bastante fuerte. Otros sismos se están presentando en el Atlántico y varias zonas del pacífico y la parte baja de Asia. El año un pasado hubo un par de tornados muy inusuales: uno en Inglaterra y el otro en Coahuila. Hace apenas un mes en Brasil las lluvias dejaron cientos de miles de damnificados y muchos daños. ¿Qué significa todo esto y por qué está ocurriendo? Se habla mucho sobre el acercamiento de Ajenjo, la Ignición de Júpiter, la extraña quietud en la actividad solar, el paso del cometa LuLin, el sobrecalentamiento global, el LHC, etc. Todos ellos tienen relación entre sí y todos ellos son razones de los eventos "naturales" que se están presentando, esto sin dejar de lado la respuesta de la Madre Tierra quien está resintiendo en mayor grado los cambios. Es Gaia quien está respondiendo y es ella quien está comenzando a sacudirse y nos está enseñando que nosotros pertenecemos a ella, no ella a nosotros. Tan sólo basta una plegaria antes de dormir, una al despertarse y mantener un estado de gratitud durante el día por las cosas que tenemos y por las que estamos por recibir. Es importante compartir y saber apreciar lo bueno de las cosas y los eventos que hay en nuestras vidas, en pocas palabras es importante saber disfrutar de la vida: no de manera efímera y virtual sino algo que sea real; un estado de consciencia y algo que se demuestre a flor de piel. Una plegaria o una oración puede ser la diferencia entre una noche llena de oscuridad o una noche oscura llena de chispas de luz, esas chispas son las que proceden de nuestros corazones. La buena vibra, los buenos deseos, la cordialidad, la amabilidad y la buena voluntad son expresiones y manifestaciones de nuestra luz interna y estas pueden hacer el cambio, recuerden que todo es energía y la energía se ve afectada a como el pensamiento y los sentimientos la magnetizan. Y no sólo eso, pues esa buena vibra, esa luz interna la tienes que llevar a la acción pura, pues orar ayuda mucho pero lo más importante siempre es actuar, las dos acciones son complementarias una de otra. ¿Quieres un mundo lleno de violencia, guerras y autoritarismo? Pues sigue alimentando tu mente con noticias escalofriantes de la televisión y así mismo sigue retroalimentando al sistema para que siga en funcionamiento. ¿Quieres un mundo donde el equilibrio, la armonía, la paz y el respeto entre diferentes pueblos y razas sea una realidad? Pues entonces deja de alimentar tu mente y tus emociones no sólo con el amarillismo de la televisión, sino con los propios pensamientos que tú mismo generas. Comienza por dejar de escuchar aquella voz que te dice: "no puedes, eres inutil", "de qué sirve si nada va a cambiar", "tú eres mejor que los demás y te lo mereces", "si te pegan, pega dos veces en lugar de poner la otra mejilla", "no perdones, odia y

“La esencia de la grandeza radica en la capacidad de la realización personal propia en circunstancias en las que otros optan por la locura” Dr. Wayne W. Dyer

encargate de que su vida sea un infierno". Creo que muchos de ustedes pueden relacionar estas frases con esa voz quisquilloza que muchas veces termina por hacerte caer. No importa si caes una y otra vez mientras que en cada caida aprendas de ello y sepas perdonarte a ti y a lo que te haya afectado. Perdonar, no significa echar la culpa a los demás y disculparlos por sus actos, perdonar tampoco necesariamente significa arrepentirte de tus actos aunque en muchas ocasiones puede ser así, perdonar no significa "te perdono pero no olvido lo que me hiciste", que bajo en este contexto, se guardan resentimientos. Al perdonar puedes no olvidar necesariamente, pero la diferencia es que ese recuerdo ya no genera ningún sentimiento de rencor o despecho. Al perdonar dejas ir la carga y aceptas que aquello sucedido tuvo una razón de ser y has aprendido de tu error o de lo que pudo suceder con una persona que haya echo algo que te sacudió en tu vida, de manera que logras ver el lado positivo de las cosas. Regresando al punto de este artículo. El orar puede iluminar esos cuartos oscuros que aún hay en tu ser, pueden ayudarte a encontrar tu camino, pueden ayudar a otro a encontrar su camino, pueden ayudarte a lograr el perdón y entre muchos pueden ayudar a iluminar el final del tunel oscuro por el que estamos pasando. Es momento de que oremos tan sólo unos minutos antes de dormir y unos minutos al despertar: pidiendo perdón por las faltas cometidas a la madre tierra y a nuestros semejantes, y dando gracias por la oportunidad que tenemos día con día para ser mejores que "ayer". Hay muchas formas de orar, hay quienes aclaman tener técnicas; ciértamente algunas posturas y mudras tienen una razón de ser por que conectan mejor con los vórtices de energía del cuerpo, pero lo más importante es que se haga con el corazón por que no importa de que religión, doctrina o creencia seas pues para los ojos del hacedor de la vida y del amor todos somos iguales. Ora poniendo en cada palabra tu corazón y cruzarás las barreras del tiempo y del espacio donde la luz se encargará de tus plegarias, tan sólo una plegaria, durante unos minutos y se hará la diferencia.

“La esencia de la grandeza radica en la capacidad de la realización personal propia en circunstancias en las que otros optan por la locura” Dr. Wayne W. Dyer

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful