Está en la página 1de 72

Aislamiento

Un Lugar de Transformación en la Vida del Líder

Shelley G. Trebesch

PROLOGO

Todos los líderes enfrentan procesamiento profundo en algún momento de sus vida. Algunos los experimentan más de una vez. El procesamiento profundo se refiere a aquellas actividades que Dios usa para forzar al líder a evaluar seriamente la vida y el ministerio. Dios usa tales actividades como el Aislamiento, conflicto y crisis de vida (salud u otro) para profundizar la relación del líder con Dios creando un sentido de clara dependencia en Dios, edificando cualidades de carácter fundamentales para el liderazgo en su vida. A este procesamiento profundo la definimos como una Actividad de Formación 1 , la cual Dios la mira de cerca y da como resultado un importante hecho: la autoridad espiritual. 2

En mi opinión, estaremos mejor preparados para cooperar con Dios en este procesamiento profundo cuando comprendemos tanto como podamos sobre este tema. Podemos planificar y esperarlo, preparar nuestra voluntad y avanzar con Dios en medio de esto. Para poder hacer esto, lo identificamos en nuestras vidas cuando vienen y respondemos de la manera que Dios quiere que respondamos y Sus propósitos en esto. En otras palabras, “¡guerra avisada no mata gente!” Tener perspectiva en lo que sucede en el procesamiento profundo

  • 1 Actividad de Formación, en la Teoría de Liderazgo Emergente, tiene que ver con las actividades que Dios permite sucedan para formar a un líder. La actividad de formación recibe la respuesta del líder (sea positiva o negativa), la cual determina el desarrollo del líder en el contexto de un tiempo determinado. Hay cerca de 52 actividades de formación definidas.

  • 2 La autoridad espiritual es una base ideal de poder que un líder utilizar con sus seguidores para influir los propósitos de Dios para ellos. La autoridad espiritual es el derecho para influir, el cual es otorgado sobre un líder por sus seguidores por razón de la evidente y percibida espiritualidad en tal líder. Esta es la característica de un líder ungido, el cual está desarrollado sobre una base de poder que ha experimentado, el cual le da el poder para influir a los seguidores por medio:

1) Persuasión, 2) Fuerza del modelaje, 3) Experiencia Moral. La autoridad llega al líder en tres maneras importantes. En primer lugar, mientras los líderes atraviesan por experiencias profundas con Dios éstos experimentan la suficiencia de Dios para estar con ellos en las situaciones dadas. Ellos llegan a conocer a Dios en una manera especial. Este conocimiento experimental de Dios y las experiencias profundas con Dios son parte de la acción en la cual uno recibe autoridad espiritual. Y de esto es lo que se trata en este libro. En segundo lugar, la autoridad espiritual llega por medio de una vida que modela devoción. Cuando el Espíritu de Dios está transformando una vida a la imagen de Cristo aquellas características de amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre y dominio propio llevan tal peso al punto de dar credibilidad haciendo que el líder sea consistente en lo interior y lo exterior (con Dios y con otros). En tercer lugar, la autoridad espiritual llega al líder a través de los dones de poder. Cuando un líder puede demostrar un ministerio de poder, esto significa que hay un claro testimonio de intervención divina en el ministerio, entonces habrá autoridad espiritual. Ahora estas tres maneras deberían estar presentes en un líder cuando éste(a) obtiene autoridad espiritual y es frecuentemente el caso que uno o más de los tres elementos predomina.

es una de los más importantes avances para entender los beneficios de Dios en los momentos cruciales de la vida.

He visto dos reacciones básicas en líderes en proceso aislamiento. Una reacción es que algunos responden es: “si esta es la manera que Dios al permitir me suceda esto, entonces no quiero saber nada con El.” Así rechazan el procesamiento profundo, sus beneficios, la fe en Dios y a Dios mismo. Otra reacción que he visto en otros líderes en procesamiento profundo es que profundizan su relación con Dios en medio de la actividad de formación. Estos llegan al otro lado de la orilla (en manera figurativa) como líderes que han encontrado la consolación de Cristo en la situación y pueden ahora ministrar la misma consolación a otros (2 Corintios 1: 3,4).

He conocido a Shelley Trebesch por casi 12 años como su mentor. La he visto compartir estos alcances con líderes en talleres, seminarios y clases. La he visto a ella misma pasar por medio de procesamiento profundo. El ella es nuestra residente experta en procesamiento profundo en general y por aislamiento en particular. Ella ha experimentado lo que ella escribe en este libro. Ella es una persona a lo 2 Corintios. 3 Lea cuidadosamente sus alcances y perspectivas. Tarde o temprano los necesitará usted en su propia vida, sea en lo que ha pasado o lo que aún sucederá en el futuro. Y es mas, por seguro que lo necesitará al desarrollar a aquellos líderes alrededor suyo.

Dr. J. Robert Clinton

3 Una persona a lo 2 Corintios, como Pablo, es aquella que ha pasado por medio de experiencias procesamiento profundo y ha aprendido sobre el poder en medio de la debilidad y Dios revelándose a Sí mismo por medio de estos vasos de barro. Tal persona conoce que es la autoridad espiritual.

ABSTRACTO

Por varias razones los líderes experimentan varios períodos críticos en los cuales son apartados del ministerio a tiempo completo. Llamamos a estos períodos “experiencias de aislamiento.” Y a pesar del dolor que a menudo acarrea durante un período de aislamiento, estos momentos son cruciales para el desarrollo de un líder. La actividad de formación de Dios en los períodos de aislamiento hacen que un líder seriamente evalúen su vida, ministerio y relación con Dios. Uno que responde a Dios en el proceso de aislamiento llega a ser una persona diferente, viviendo una vida más madura que ministra por lo que es.

Aceptar el período de aislamiento es el punto clave para negociar con efectividad este período difícil. Por lo tanto, en este libro intentaré traer la perspectiva para aquellos en aislamiento y para aquellos que experimentarán aislamiento. Primeramente proveeré una vista panorámica de ejemplos bíblicos para aquellos involucrados y por explorar el proceso y resultados de este período de aislamiento. Entonces sugiero los pasos que uno puede tomar hacia el desarrollo durante el período de aislamiento.

Doy varios casos, algunos son casos de la Biblia y algunos ejemplos históricos y unos cuantos casos contemporáneos. Estos casos le ayudarán a sentir algunas de las emociones del procesos de aislamiento tanto como ilustrar algunos de los procesos que describo.

Esencialmente hay dos tipos de experiencias de aislamiento en términos de entrada- involuntaria y voluntaria. En cualquiera de los casos el líder experimenta cuatro procesos – “ser expuesto o despojado,” luchando con Dios, incrementando la intimidad con Dios y ser libre para mirar el futuro. Sólo por saber estos procesos ayudan a hacer facilitar la confusión de una persona en el proceso de aislamiento.

Tres cosas maravillosas son el resultado del proceso de aislamiento. Un líder experimenta transformación en su vida interior. Hay un sentido de transformación espiritual. Y hay progreso en la formación ministerial. Estos tres resultados de formación integrarán el enfoque del líder en forma apropiada para la parte ser y hacer del ministerio.

He encontrado que el Salmo 42 es maravillosamente informativo de cómo valorar el desarrollo de una persona durante el período de aislamiento. Es así que terminaré este libro con sugerencias del Salmo 42 para obtener lo mejor que Dios le ofrece en este período de aislamiento. Los seis tópicos son de mucho

ánimo: Ser honesto, Recordar, Tener Esperanza, Mantener la Perspectiva, Buscar un Mentor, Escuchar la voz de Dios y aceptar el aislamiento.

Metodológicamente, la investigación para este trabajo fue realizado primariamente por estudio comparativo y sacar conclusiones de mis propias experiencias de ministerio, de muchos estudios de casos – incluyendo personajes Bíblicos, históricos, contemporáneos y por entrevistas personales.

En los últimos años he tenido el gran privilegio de ser bendecido al ver Dios usar estos alcances con varios líderes emergentes. Mi posición ministerial me puso en contacto en un nivel con estudiantes en liderazgo. Muchos de estos estudiantes estaban en medio de un momento difícil en el aislamiento. Con varios de ellos he disfrutado servirles como mentor. Ha sido de mucha satisfacción ver como Dios ha usado las ideas en este libro para que los líderes puedan enfrentar bien estos momentos. Esto significa, aceptar la experiencia de aislamiento y aprovecharlas en una buena manera. Espero que puedan ser de ayuda para usted en este proceso.

Shelley G. Trebesch

TABLA DE CONTENIDOS

INTRODUCCIÓN

Estudio de Caso A. Después de Cinco Años de Intenso Ministerio Universitario

Comentario en el Estudio de Caso A Estudio de Caso B: La Primera Experiencia de Aislamiento de Amy Carmichael Comentario en el Estudio de Caso B Estudio de Caso C: La Ultima Experiencia de Aislamiento Carmichael, Siendo Renovados por medio del dolor Comentario en el Estudio de Caso C Resumen

DEFINICIÓN DE AISLAMIENTO

Definición de Figuras Definición del Desarrollo de Liderazgo Definición del “Quasi- Aislamiento”

II. EJEMPLOS DE AISLMIENTO EN EL ANTIGUO TESTAMENTO

Estudio de Caso D – José, una experiencia injusta en el desierto Estudio de Caso E – José, aislamiento de prisión Comentario para las experiencias de aislamiento de José Puntos clave en la experiencia de aislamiento de José Estudio de Caso F – Moisés, Aislamiento en la Huida Comentario sobre la Experiencia Extendida de aislamiento de Moisés Puntos clave en la Experiencia de Aislamiento de Moisés Estudio de Caso G – Elías, la Inesperada Preparación para el Ministerio Estudio de Caso H – Elías, el Éxito trae Problemas Puntos clave de las experiencias de aislamiento de Elías Estudio de Caso I – Los Israelitas, tipificando la experiencia del desierto Puntos clave de las experiencias de aislamiento de los Israelitas

III. EJEMPLOS DE AISLAMIENTO EN EL NUEVO TESTAMENTO

Estudio de caso J – Jesús, Identificando con Nuestras Experiencias del Desierto Puntos clave de la Experiencia de aislamiento de Jesús Estudio de caso K – Pablo, Tiempo a Solas para la Formación que Dios da Puntos clave de la Experiencia de Aislamiento de Pablo Resumen

IV. DOS TIPOS DE EXPERIENCIAS DE AISLAMIENTO

Estudio de Caso L – Brengle El Ladrillo, el Aislamiento y la Contribución Final Definición de lo Involuntario Voluntaria – Razones para Elegir

V. EL PROCESO DE CUATRO ASPECTOS QUE UN LÍDER RECIBE EN MEDIO DEL AISLAMIENTO

  • 1. Ser Expuesto(a) o Despojado

  • 2. Luchando con Dios

  • 3. Incrementando la Intimidad

  • 4. Libre para Mirar Hacia el Futuro

Cuadro 1 – Resumen del Proceso de Cuatro Aspecto en el Aislamiento

Estudio de Caso: Watchman Nee Tres Resultados Importantes en las Necesidades de Vida por Medio del Aislamiento Cuadro 2 - Ejemplos de Aislamiento y sus Experiencias

VI. TRES BUENOS RESULTADOS DE LAS EXPERIENCIAS DE AISLAMIENTO

  • 1. Transformación Interior Tabla 3 Transformación Interior – Antes y Después del Aislamiento

  • 2. Transformación Espiritual Tabla 4 – Transformación Espiritual – Antes y Después del Aislamiento

  • 3. Transformación Ministerial Tabla 5 – Transformación Ministerial – Antes y Después del Aislamiento

VII. SALMOS 42 – SEIS COSAS PARA UN MEJOR DESARROLLO EN EL AISLAMIENTO

  • 1. Se Honesto(a) Cinco Paso Hacia la Honestidad

  • 2. Recordar Siete Ejercicios de Ayuda Hacia Recordar

  • 3. Tenga Esperanza – Guardar la Perspectiva Cinco Sugerencias Útiles para Tener Esperanza

  • 4. Consiga un Mentor Cinco Sugerencias Acerca del Mentoreo

  • 5. Escuchando la Voz de Dios Tres Ayudas Para Escuchar la Voz de Dios

  • 6. Acepte Abiertamente el Aislamiento

VIII. EL AISLAMIENTO Y LA LÍNEA CRONOLÓGICA

La Fase De Transición Figura 1. La Línea Cronológica del Ministerio Básico Avanzando del Hacer al Ser

IX. CONCLUSIÓN

APÉNDICE

BIBLIOGRAFIA

INTRODUCCION

Usaré tres estudios de casos para introducirnos a la noción de la actividad de formación llamada aislamiento. Uno de ellos es mi propio caso. El segundo viene de la vida de una mis más favoritos mentores históricos - Amy Carmichael. Creo que al leer estos estudios de caso se podrá dar cuenta de cuan importante pueden ser las experiencias de aislamiento en las manos de Dios para cautivar la atención de un líder.

Estudio de Caso A: Experiencia Personal Después de Cinco Años de Intenso Ministerio en la Universidad

Pensé venir al Seminario Teológico Fuller con la idea de tomarme un sabático sería la mejor idea para pasarla bien. Después de cinco años de intenso ministerio con InterVarsity (un ministerio entre universitarios) en Arizona, me sentía lista para estudiar, para reflexionar en mis experiencias y para encontrarme con Dios en mi nuevo horario libre del ministerio a tiempo completo. Era un alivio de tener que estar en compromisos públicos, entrenamiento de líderes y llamadas por teléfono hasta largas horas de la noche. Anticipaba tener mucho tiempo para orar y escuchar a Dios, especialmente gozando en poder reflexionar en los fructíferos años de ministerio que acababa de realizar. Tenía hambre de Dios y no podía esperar recibir más de El en mi vida. Esos primeros meses fueron muy bendecidos mientras escribía en mi diario, tomaba días de retiro de silencio en un monasterio local y así sentía la afirmadora presencia de Dios en mi ser. Había escogido apartarme a mí misma del ministerio por la necesidad de una renovación en mi vida.

Sin embargo, este tiempo de bendición no duraría mucho y a los seis meses de haber llegado a Fuller comencé a experimentar algo completamente diferente de la “presencia afirmadora de Dios.” Me comencé a sentir triste y deprimida. No me parecía que podía escuchar mas la voz de Dios. Los días sublimes de su fragante presencia se habían ido. Los días de poder escuchar su voz de confianza susurrar no existían mas. Estaba experimentado una noche oscura del alma y no podía hacer nada para aliviar el dolor emocional y espiritual que causaba. No sólo experimentaba una lucha interna, sino que mi mundo externo también se estaba derrumbando. Después de seis años de ver la fidelidad de Dios en suplir a mis necesidad económicas, me había quedado sin dinero y necesitaba buscar un empleo – el tiempo de sabático se había acabado.

La posición de trabajo que tuve que aceptar fue como administradora en un negocio pequeño en West Los Angeles lo cual me aisló aún más de la comunidad de Fuller y el círculo de amigos que me ayudaban. El dolor dentro de mí se acrecentó. Hacía preguntas muy profundas como “¿Volveré a hacer el ministerio alguna vez? ¿Podré hacer algo por el Reino de Dios que valga la pena? ¿Acaso siempre tendré que estar sola y estar llena de dolor como ahora? ¿Podré algún día conseguir un empleo que me haga sentir realizada?” y mas aún, “¿por qué no me respondes, Dios? ¿Volveré a escuchar tu voz otra vez?” Muchas mañanas lloraba de solo pensar que tenía que vivir otro día más en medio del dolor. 4

Comentario sobre Estudio de Caso A

Tal vez haya escuchado el eco de tu propio clamor y ha sentido las mismas emociones al leer la descripción de un período muy oscuro en mi vida. Si es así, posiblemente ha estado o esta actualmente en un tiempo de silencio, oscuro y confuso. Estos períodos de tiempo en el peregrinaje del Cristiano ha sido comúnmente descrito como “la noche oscura del alma” o “experiencias del desierto.” Prefiero llamarlas “experiencias de aislamiento” 5 porque esta frase nos dará más luz en lo que se refiere a las emociones que se experimentas durante estos períodos. Estos son los momentos cuando nada satisface el hambre del alma. Estos períodos de tiempo son de donde queremos escapar y correr del dolor, sin embargo cuando más inquietos nos tornamos más nos duele. Aunque no nos guste ni siquiera pensar en tal experiencia hayamos que la Biblia las revela como una parte natural de la vida de fe. Estas experiencias del desierto son tan predominantes que se pueden encontrar en muchas de las vidas de los líderes de la Biblia. Es desde la Escrituras que podemos ver que estos períodos del desierto o aislamiento siempre influyen y hacen un impacto en el ministerio y la misión de Dios.

  • 4 Por supuesto más adelante, sucedió un esclarecimiento y me di cuenta de la presencia y entrenamiento de Dios en mi vida durante este período. Sin embargo, deseo enfatizar el lado efectivo de entrar en el aislamiento. Muchos líderes sentirán este mismo tipo de dolor que estoy describiendo cuando estén aislado del ministerio.

  • 5 Más adelante daré una definición mas formal Sin embargo, puede usted captar el sentido de esto, especialmente cuando uno es puesto de lado del ministerio y esta siendo llevado a profundizar su relación con Dios. Algunas experiencias de aislamiento son más profundas que otras. San Juan de la Cruz usa el término “La Noche Oscura del Alma” para describir una experiencia de aislamiento en la cual no se puede encontrar a Dios. No se siente la presencia de Dios. Algunos usan el término “experiencias del desierto” para mostrar cuan secas son las temporadas en la vida de una persona. Uso el término AISLAMIENTO para señalar que tal experiencia aísla a una persona del ministerio, la cual es la manera más común en que una persona recibe afirmación. Ya que la afirmación no puede venir de una situación de aislamiento por medio de la eficiencia en hacer algo, esta afirmación debe venir del Ser. Es este momento en que lo que hacemos debe fluir del Ser, lo cual se convierte en un cambio de paradigma para un líder que ha estado acostumbrado a los elogios, los aplausos por los logros. Es esta la lucha que un líder acostumbrado a ser indispensable comienza a tener en el período de aislamiento.

Por lo tanto, he escogido explorar este proceso en la vida de un líder. Haré una exégesis de varias experiencias de algunas personas en aislamiento. Demostraré los resultados de estos períodos de tiempo en sus vidas y sacar de estos resultados cosas que se pueden aplicar para la vida y el ministerio. Se dará cuenta que todos los escenarios que exploramos contienen elementos similares. Y aún, junto con los ejemplos como resultado de la transformación, éstas contribuirán a algo particular y único a nuestro entendimiento sobre el proceso de aislamiento. Finalmente, también haré una exégesis del proceso de aislamiento, tanto como demostrar cómo una persona puede aceptarlo y recibir todo lo que Dios intenta hacer y dar a una persona como el resultado de un período de aislamiento. 6

Estudio de Caso B: La Experiencia Temprana de Amy Carmichael

Parecía que el Señor bendecía y multiplicaba todo lo que había puesto bajo sus manos, sea en Inglaterra o en la India, Amy Carmichael 7 experimento la poderosa presencia y unción de Dios en su vida. Aquellos que estaban alrededor de ella podían dar fe de esos resultados. Aunque en varios momentos claves en su ministerio el Señor le permitió que ella sea apartada en períodos de aislamiento. Estos períodos no eran algo de su propia elección – ella entró en todos ellos involuntariamente sea por medio de enfermedad o accidentes, pero Dios usó estos períodos para transformar a Carmichael más a Su imagen. 8

Hacia los finales de 1890, Carmichael había establecido un ministerio eficiente por medio del alcance a niñas trabajadoras en las fábrica en sus años en Manchester. Por medio de su testimonio, muchos pudieron conocer a Cristo, y por lo tanto, Carmichael comenzó a tener estudios bíblicos para entrenar a estas jóvenes. Por causa de sus ocupaciones ministeriales interminables, Carmichael se enfermó. 9 Aunque ella trató de seguir reuniéndose con las

  • 6 Este es el tema recurrente (que se repite) en todo Procesamiento Profundo (actividad de formación). En vez de querer escaparse o salir del aislamiento es mejor pasar por este período en forma rápida, la actitud normal que uno debería tener en lugar de querer evitar la experiencia, lo cual significa aprender de la misma, esto es, todo lo que Dios tiene para uno este tiempo.

  • 7 Amy Carmichael fue una tremenda misionera a la India entre 1895 hasta 1951. Cuando ella salió de Inglaterra en 1895, nunca regresó sino que se entregó plenamente al ministerio en su amada India. Ella fundó la Comunidad Dohnavur inicialmente para proveer un hogar a los niños que rescataba de los templos Hindúes (básicamente a esclavos para ejercer la prostitución). La comunidad albergo a más de 140 niños y niñas y Carmichael edificó un hospital en el mismo lugar.

  • 8 Hasta este momento, estos dos estudios de caso nos permiten ver algo para lo cual me referí anteriormente como “por varias razones” los líderes experimentan varios períodos críticos en los cuales son apartados del ministerio a tiempo completo. Personalmente entré al período de aislamiento voluntariamente. Escogí dejar el ministerio para un tiempo de estudio. Amy Carmichael ilustra otras dos causas o razones para entrar en aislamiento – enfermedad o accidentes. Las dos categorías generales cubren estos tipos que incluyen las voluntarias e involuntarias. Como se puede imaginar las involuntarias son las que al comienzo estremecen la vida de la persona en aislamiento.

  • 9 Esto es probablemente una manera suave de decir que ella tenía tendencias compulsivas por el trabajo (trabajólica). Ella se entregaba intensamente al ministerio.

jóvenes y tener campañas evangelísticas, pronto estaba totalmente incapacitada de continuar trabajando. El amigo y mentor espiritual de Carmichael, Robert Wilson, le invitó a tomar un descanso y quedarse en su casa en Broughton- Grange. Ella no estaban tan convencida del hecho hasta que finalmente aceptó la sabia recomendación; que sin saberlo ella misma en ese momento, tendría la necesidad de tomar un prolongado descanso del ministerio (Reid y Van Salen,

1985:32).

Carmichael se quedó en la casa de Robert Wilson por tres años recuperándose se su enfermedad. Mientras ella anhelaba regresar al ministerio y especialmente para continuar sus preparaciones para el campo misionero, ella descanso el tiempo suficiente para recuperarse bien, sino que lo más importante fue estar el tiempo suficiente para aceptar el tesoro que el Señor tenía en mente para ella durante este período de aislamiento.

Mientras descansaba, Carmichael leía autores como HudsonTaylor y F.B. Meyer. También se profundizó en aspectos de teología. Más importante aún ella creció en amor por las Escrituras y la oración. Como resultado, los años en Broughton-Grange fueron de base para la formación espiritual de Carmichael. No solo aprendió lecciones de mentores 10 históricos sino que también comenzó a conocer más la voz de Dios al incrementar su intimidad con El. Es por esto momentos que vemos que a pesar que Amy Carmichael enfrento momentos difícil ella se aferró a Dios y lo busco de todo corazón aún cuando Dios parecía estar muy lejos. Esta formación espiritual por medio del aislamiento la consoló y la estabilizó en su relación con el Señor al salir para el campo misionero inmediatamente después de su experiencia de aislamiento.

Comentario del Estudio de Caso B – Carmichael

Este aislamiento temprano mostró a Amy Carmichael la importancia del Ser, esto es, su relación con Dios. Hasta ese momento ella había estado trabajando bastante como una joven extremadamente eficiente. Durante este período de tiempo ella fue introducida a la verdad “Vida Profunda” por muchos de los oradores de Keswick a quienes ella llegó a conocerlos por medio de Robert Wilson. Ella aprendió sobre la importancia de descansar y recuperarse. El período de tiempo que pasó en aislamiento fue de tres años. Mientras que ella fue inicialmente empujada al aislamiento por causa de su enfermedad, ella

10 La labor del mentor es una experiencia relacional en la cual una persona que sabe algo, el mentor, transfiere eso (recursos de poder tales como sabiduría, consejo, información, apoyo emocional, protección, conexiones a recursos, guía profesional, estatus) a otro, el aprendiz. Hay varias maneras en la cual los mentores trabajan con los aprendices. Mirar esto en el Manual del Mentor de Clinton y Clinton, 1992, publicado por Barnabas Publishers. En este caso Robert Wilson le sirvió como mentor para su espiritualidad, como mentor contemporáneo, como consejero, como maestro y patrocinador. Este fue un tiempo de tremenda transformación en la vida de Amy Carmichael.

escogió mantenerse en tal aislamiento porque lo que estaba obteniendo de la experiencia.

Estudio de Caso C– La Experiencia de Aislamiento Posterior, Renovación por Medio del Dolor en Amy Carmichael.

En algunas maneras Carmichael comenzó y empezó su vida de ministerio en aislamiento. Carmichael vio 30 años increíbles de ministerio efectivo en la India. Ella rescataba a muchos niños de la esclavitud en templo Hinduistas. Ella llegó a establecer una comunidad y escuela en la cual los niños podían albergarse. También desafió y entrenó líderes para que se unan a ella en ministrar a los abandonados. Ella luchó con el enemigo por las mismas vidas de muchas víctimas inocentes. Se podría decir que el corazón de Carmichael era como el mismo corazón de Jesús. Ella estaba llena de tremenda compasión.

Aparte de las labores ministeriales, Carmichael también demostró un acercamiento misiológico con discernimiento hacia el ministerio. En una de sus clases en un tiempo Carmichael batalló en cómo contextualizar el evangelio y la adoración para los creyentes de la India. Como resultado, ella estableció servicios innovadores los cuales correspondían al corazón del pueblo Indio. Es así que a pesar de la efectividad en medio de un efectivo ministerio Carmichael entró en otro período de aislamiento y este período consumió finalmente su vida cuando murió en 1951. 11

Carmichael parecía tener una “disponibilidad interior para toda situación inesperada de la vida” (Reid y Van Dalen 1985). Es así que cuando ella se cayó en un hueco y se fracturó seriamente la pierna y el tobillo; ella tuvo el valor de aceptar la nueva situación con gracia. La pierna no se sanó apropiadamente, sin embargo, (ella sufrió dolores fuertes casi a diario) es así que su accidente, combinado con otros problemas de salud la confino a estar en su dormitorio por los próximos 20 años de su vida. ¿Se había terminado el ministerio?

Siendo tan fiel como lo era ella hizo esta pregunta y se sintió preocupada sobre quien tomaría el liderazgo de la comunidad Dohnavur. Ella oró seguido para recibir sanidad física y así poder regresar al ministerio, pero en 1933, el Señor le dijo un rotundo “no” a este pedido (Reid y Van Dalen 1985:67). Al no darse la sanidad, el Señor comenzó a revelar Sus propósitos para este período de aislamiento. Carmichael captó un destelló en la línea de un poema escrito por Henry Vaughn – “Oh déjame escalar aun cuando estoy postrada.” Carmichael

11 Mientras muchos de los períodos son relativamente cortos, 3 meses hasta 2 a 3 años, ocasionalmente se verá un período extendido de aislamiento. En el período extendido el aislamiento disminuye la intensidad de las lecciones dadas por este período mismo y la persona se adapta a la nueva situación y aprende a ministrar de tal situación en maneras nuevas.

está dando inicio a una transformación más intensa e íntima hacia la semejanza de Cristo.

Algunos de los momentos cruciales en la vida de Carmichael fue por sus escritos y su relación con el Señor durante estos 20 años de aislamiento. Ella escribió 13 libros y muchas canciones en sus horas a solas. Ella también publicó el “Dust of Gold Newsletter,” el cual fue leído en muchas partes del mundo. En realidad, este boletín tuvo una profunda influencia en muchos jóvenes y fueron desafiado y movilizados para las misiones. Sus escritos también dijeron la verdad acerca de la realidad espiritual de la India la cual enfatizaba a la conciencia de la gente por los marginados. 12 Más importante para Carmichael fue su crecimiento en intimidad con el Señor.

Durante este período de aislamiento, la relación de Carmichael con el Señor alcanzó profundidad. Ella escuchaba su voz y Su susurro. Ella hablaba quietamente y veía como operaba por medio de sus oraciones. Ella elevaba sus manos a El y El afirmaba su vida. En su dulce cumplimiento de su relación con Jesús – como resultado de una período de aislamiento –Carmichael fue a la presencia del Señor cara a cara en 1951 sin haber regresado al ministerio activo otra vez.

Comentario del Estudio de Caso C – Carmichael

Probablemente la cosa más importante para aprender de esta experiencia posterior es que Dios usa el aislamiento para cumplir cosas que no podríamos realizar a menos que estemos en una situación de aislamiento. Y las experiencias de aislamiento vienen tarde así como temprano en la vida o también en medio de ella. A veces algunas de nuestras contribuciones finales de la vida vienen de un período de aislamiento. 13

Resumen

Las experiencias de aislamiento pueden ser dolorosas. Ellas por seguro serán de provecho cuando reconocemos el obra de Dios por medio de ellas. Ellas pueden durar relativamente corto tiempo así como tiempo prolongado. Algo

  • 12 Aquellos que no básicamente no tienen poder en la sociedad y quienes sufren en términos de pobreza, aceptación social, oportunidades de empleo, discriminación y oportunidades para mejorar su calidad de vida.

  • 13 Ver el documento de Clinto 1989, Contribución Final, la cual analiza las categorías de legados que dejan los libres efectivos. Se pueden identificar 12 tipos. Un tipo es escritura. Aquí Carmichael derrama su vida y ministerio en sus escritos los cuales hasta este día ministran a muchos. Así también el apóstol Pablo. Su experiencia en prisión fue un aislamiento en el cual nos beneficiamos de sus escritos elaborados en ese tiempo.

apropiado es un tiempo variable entre 3 meses hasta 3 o 4 años. Cuando hablamos acerca de un tiempo extendido de aislamiento podría durar bastante tiempo pero con intensidad variada, más intensa al principio a menos conforme pasa el tiempo. Debemos conseguir, sin ninguna reserva, el valor que sacamos el valor que Dios tiene y saca del aislamiento. Avancemos para ahora definir más cuidadosamente lo que he estado presentándoles. Comenzaré con una palabra figurada y entonces avanzaremos a la definición de una palabra.

CAPITULO 1

¿Qué Es Aislamiento?

El diccionario define las palabra “desierto” como una región “no cultivada” o “deshabitada.” El desierto representa la soledad, áreas desoladas donde hay pocos o tal vez ninguna persona. La palabra Hebrea (midar) se traduce como desierto y en Griego (eramous) es traducida como desierto dependiendo de la zona geográfica en particular a la cual se hace referencia (ver Brown et al. 1979:

184 & Bauer, Gingrich y Danker 1979:309). Con la excepción de varios ejemplos figurativos, la mayoría de veces que se repite esta palabra en el texto Bíblico se refiere a una región específica de territorio. Es así que a través de los siglos de espiritualidad Cristiana, tal palabra ha sido usada para describir la condición espiritual de una persona.

Durante un período de desierto, uno es removido de su rutina diaria y normal sea del hogar o trabajo y es aislado de sus amigos y familiares. Una persona en un período de desierto puede ser que no sienta la presencia de Dios y hasta parezca que tal persona está en plena oscuridad y como en tierra lejana. Uno no puede mas confiar en lo que no solía parecer normal y cotidiano. La persona consecuentemente marcha a través de un proceso de quebrantamiento y despojamiento para que su carácter sea transformado.

Al

relacionarlo

con

líderes,

“aislamiento” y la define así:

Clinton

denomina a tal proceso como

Una

Definición

desde

del

Desarrollo de Liderazgo

El aislamiento es el poner de lado a un líder de su actividades normales de ministerio en la que está involucrado en su contexto natural, puede ser por un período de tiempo extendido para que pueda experimentar a Dios en una nueva y profunda manera. (Clinton 1989: 274)

Al observar los estudios de

casos de la vida de líderes hemos podido

también situaciones leves de aislamiento.

Una Definición: Aislamiento Ministerial (Quasi 14 - Aislamiento)

El Aislamiento Ministerial es una experiencia en el contexto del ministerio en el cual se sienten y experimentan los síntomas básicos del aislamiento regular, una situación que Dios usa para profundizar la vida del líder.

Los líderes a menudo experimentan un quasi-aislamiento en el ministerio. Estas experiencias pueden ocurrir cuando los líderes pasan por un cambio de paradigma. 15 Los cambios de paradigma cambian la manera que las personas perciben una situación particular al cambiar la orientación de la cosmovisión de una persona. Si un líder de una organización experimentar un cambio de paradigma cuando nadie más lo experimenta, este cambio hará que el líder ingrese a una experiencia de aislamiento. Los cambios de paradigma transforman la manera por la cual el líder realiza el ministerio. Si el líder es el único que ha experimentado este cambio en un grupo dado entonces experimentará un manera de aislamiento pero aun estando en el ministerio que se le llama aislamiento ministerial. Hay un sentido de separación como resultado a la experiencia diferente.

El “quasi-aislamiento” puede también ocurrir cuando un líder experimenta alguna tipo de experiencia transformadora, tales como buscar por un consejero o terapista. Los líderes experimentan transformación, pero otros en su equipo pueda ser que no experimentan tal transformación. Esto también puede llevar a uno a una experiencia de aislamiento. Hay un sentido de ser separado de los demás debido aun cambio transformador de vida.

  • 14 Palabra Latina que significa casi.

  • 15 Un cambio de paradigma es una actividad de formación mayor la cual es usada por Dios para penetrar en la vida de un líder. Es un cambio mayor en perspectiva la cual revoluciona como el líder ve las cosas. J. Roberto Clinton desarrollo esto en sus escritos que se pueden encontrar por medio de Barnabas Publishers, P.O. Box 6006, Altadena, CA 91003-6006.

CAPITULO 2

Ejemplos de Aislamiento en el Antiguo Testamento

Estudio de Caso D: José, Una Injusta Aventura del Desierto

José experimentó dos diferentes experiencias de aislamiento. La primera, su experiencia del desierto, comenzó en Génesis 37 cuando sus celosos hermanos lo vendieron como esclavo. Sus hermanos estaban resentidos con él por ser el hijo preferido de su padre Jacob. Por el recuento Bíblico también sabemos que José mismo había contribuido para que sus hermanos estén resentidos por la manera arrogante de contarles los dos sueños en los cuales él se levantaba y les gobernaba . Es así que, en el capítulo 39 encontramos a José en Egipto habiendo sido vendido a Potifar, uno de los oficiales del Faraón. La esposa de Potifar intenta seducir a José, pero José mantiene su integridad y rehúsa sus constantes insinuaciones, declarando que no pecaría contra Dios. Ella, sin embargo, continúa insistiendo hasta que una oportunidad se quedo con sus ropas para enseñarlas al regresar su esposo. La esposa le dice a Potifar que José ha intentado seducirla y por lo tanto, Potifar hizo encarcelar a José por algo que no hizo. Entonces José entra en su segunda experiencia de aislamiento.

Estudio de Caso E: José, Su Aislamiento en Prisión

Uno se puede imaginar las emociones que José habría experimentado en todo este problema, habiendo sido traicionado dos veces. José no escogió estas circunstancias y ahora está solo en prisión. ¿Dónde está Dios en todo este proceso de aislamiento y prueba?

La Biblia lo pone muy claramente (Génesis 39: 2, 3, 21 y 23) que el Señor estaba con José y le prosperaba en todo lo que hacía. Aquellos que estaban en su entorno como Potifar, los alguaciles de la prisión y finalmente el Faraón reconocieron esto y continuamente promovieron a José a algunos tipos de posiciones como líder, aún cuando era esclavo y prisionero. Eventualmente Dios en su soberanía puso a José con el primer ministro en el reino del Faraón, segundo en autoridad después del Faraón, todo esto como resultado de haber podido interpretar el sueño del Faraón.

Comentario Sobre las Experiencias de Aislamiento de José

En algún sentido José contribuyo a su experiencia de aislamiento. Su relación especial con su Padre hizo que su hermano le odiasen al punto de que ellos planearon deshacerse de él. Pero aún Dios estaba en todo esto protegiéndolo y proveyendo milagrosamente una manera para que llegue a Egipto, el lugar donde José cumpliría su destino.

Sabemos que estas intensas experiencias aislamiento desarrollaron en José un profundo sentido de madurez, lo cual en retorno lo coloca en una posición para ser usado por Dios. El joven José quien arrogantemente les dijo a sus hermanos, padre y madre que él gobernaría sobre ellos se había convertido en un siervo humilde del Señor quien atribuía todos sus triunfos y ofrendas a Dios. Por ejemplo, cuando José interpreta el sueño del Faraón, él le dice muy claramente al Faraón que no es por sí mismo que le puede interpretar sino Dios. En el aislamiento de José, parece haber desarrollado una profunda confianza y relación con Dios durante este período. El confía que Dios actúa en su favor y él escucha la guía del Señor mientras él actúa. Baldwin dice que esta experiencia de aislamiento es diseñada para poner “firmeza de hierro en la fe”, así fue que la fe de José vino a ser más madura (Baldwin 1986:171).

Puntos claves en las Experiencias de Aislamiento de José

Las siguientes observaciones puede ser de bastante ayuda a aquellos de nosotros que nos encontramos en lugares injusto de aislamiento:

Períodos de aislamiento traen transformación de carácter

Dios puede usar un período de aislamiento para quebrantar la arrogancia de un líder y la autosuficiencia. Tal proceso de quebrantamiento puede también restaurar al líder para ser lo que Dios lo ha creado.

Dios está con el líder durante el aislamiento aunque las circunstancias en las que esté parezca lo opuesto. Durante este período de tiempo, la confianza del líder en Dios se profundiza.

∑ Dios frecuentemente usa las experiencias de aislamiento para poner al líder en una posición para
∑ Dios frecuentemente usa las experiencias de aislamiento para poner al
líder
en
una
posición
para
la
próxima
fase
de
ministerio.
Ambas
experiencias de

Estudio de Caso F: Moisés, Aislamiento en la Huida

Moisés entra en un período del desierto en una diferente manera que la de José. Habiendo crecido en la casa del Faraón bajo el cuidado de la hija del Faraón (Exodo 2), Moisés había obtenido el reconocimiento, educación de primera y entrenamiento como príncipe (LaSor, Hubbard & Bush 1982:132)

Al enterarse de su herencia Hebrea Moisés se identifica con la lucha de su hermanos Hebreos quienes estaban oprimidos por el gobierno Egipcio. Un día Moisés es testigo de la brutalidad de uno de los alguaciles Egipcios hacia un esclavo Hebreo y trata de tomar el asunto en sus manos, matando al Egipcio.

El crimen de Moisés llega a ser conocido y huye al desierto de Madián. Alla el se une a la familia de Jetro y se casa con una de sus hijas. No solamente Moisés es separado de su herencia Hebrea sino que es cortado de su la cultura en la cual creció, la cultura Egipcia.

Todo lo que habia conocido – el poder, el prestigio y los privilegios se evaporaron en su apuro por matar aun Egipcio y ahora se halla asi mismo en una tierra extraña con una esposa extranjera y pastoreando ovejas. En solo un incidente Moisés llega a ser d eun hombre entrenado a ser un oficial de gobierno a llegar a ser un hombre en fuga que viene a convertirse en un simple y dedicado pastor de ovejas.

No podemos determinar cuanto tiempo Moisés permaneció en Madián lejos de su familia. Fue lo suficientemente largo como para haberse establecido bien en Madián con su la familia de Jetro y como para tener un hijo. Sin embargo, no olvida su fracaso del pasado, porque cuando Dios eventualmente se le aparece en la Zarza Ardiente (Exodo 3) y lo llama para ser su instrumento para libertar a los Israelitas de los Egipcios. Moisés trato de rehusar esta tarea de liderazgo varias veces cuando dijo: “¿Quién soy para que vaya a Faraón, y saqué a los hijos de Israel?” (Exo. 3:11). En su estado de quebrantamiento,

Moisés cuestiona a Dios varias veces sobre el llamado que Dios ha puesto en su vida. Dios pacientemente responde todas las preguntas de Moisés y aun le da un compañero para el ministerio, su hermano Aarón.

Es así, que al Moisés recibe el llamado en su vida, descubrimos a un Moisés transformado; de uno que era confiadamente tomaba los asuntos en sus propias manos a un ser un líder no dispuesto que aprendió a confiar en Dios. El Moisés transformado es descrito como el hombre “más manso , mas que todos los hombres que había en la tierra” y a quien Dios hablo “cara a cara” (Num. 12:3, 8). Muy ciertamente no era así cuando salió de Egipto.

Comentario Sobre La Experiencia de Aislamiento Prolongado de Moisés

Moisés fue separado de su propósito de vida por un período de tiempo prolongado. A primera vista, el aislamiento era intenso al tener que vivir el choque de adaptarse a un idioma diferente, estilo de vida y la pérdida de privilegios. Sin embargo, parece ser que el período de aislamiento prolongado lejos de la familia, cultura y posición disminuyó al comenzar a ser parte de la nueva manera de vivir. Durante este tiempo Dios trabajó en su carácter como lo vemos por su respuesta ante la Zarza Ardiente.

Punto Claves de la Experiencia de Aislamiento de Moisés

La transformación de carácter ocurre en momentos de aislamiento. Dios

crea

una

postura

humilde

en

las

vidas

de

los líderes durante el

aislamiento.

 

El aislamiento puede ocurrir en preparación para el ministerio.

Los líderes usan las lecciones aprendidas en el aislamiento para un ministerio futuro. Moisés aprendió a cómo en una forma sencilla a cuidar de su ganado y su familia en el desierto del Madián. Este conocimiento le sirvió más tarde cuando tuvo que guiar a los Israelitas en el desierto.

Incrementó la intimidad con Dios, la cual vino a ser el principal fruto de una experiencia de aislamiento.

Estudio de Caso G: Elías, Una Inesperada Preparación para el Ministerio

Tal vez uno de los más memorables momentos del ministerio de Elías es si confrontación con los profetas de Baal en el momento Carmelo. ¿Qué lo prepará Elías para tal encuentro? ¿Qué es lo que había sucedido en la relación de Elías con Dios de que podía confiar en una forma tan explícita con Dios? ¿Cómo es que Elías escucha al Señor tan claramente? Es muy interesante que en la historia anterior a la confrontación en el Monte Carmelo, Elías no está en el templo recibiendo entrenamiento ni tampoco está sentado a los pies de un famoso Rabí. Sino Elías esta en la escuela de aislamiento en el desierto.

La experiencia del desierto de Elías comienza tres años antes del encuentro en el Monte Carmelo. Después de hacer su pronunciamiento ante el rey Acab de que habría una sequía sobre la tierra, Elías huye inmediatamente al desierto al oriente del río Jordán (1 Reyes 17). Elías está solo por un período largo de tiempo, y bebe de un riachuelo y es alimentado por cuervos. Cada día tiene que confiar en Dios para que envíe carne para que coma así como pan. Después de algún tiempo, el riachuelo se seca, y el Señor le habla a Elías, diciendo que vaya a Sarepta de Sidón, más al este, lejos de Israel, más dentro del aislamiento). 16 Elías permanece ahí por tres años en el hogar de una viuda y

16 Esto señala las repetidas observaciones en las experiencias de muchos líderes. Éxito en el ministerio acarrea problemas. Esto será repetido en el grandioso éxito en el Monte Carmelo. El huye por su vida.

su hijo. Dios le habla a Elías y le dice que esta viuda le suplirá de alimentos. Sin embargo, cuando Elías se encuentra con la viuda, ella casi no tiene harina ni aceite y está preparando de comer antes de morirse. Elías le pidió que le haga algo de comer diciendo “esto es lo que dice el Señor, el Dios de Israel: ‘la harina de la tinaja no escaseará, ni el aceite de la vasija disminuirá, hasta el día que el Señor haga llover sobre la faz de la tierra.’ ( 1 Reyes 17:14). Es así que por tres años la viuda y Elías confían en Dios por su comida y por tres años el Señor proveyó sus necesidades diarias por alimentos.

Al mirar este pasaje por la primera vez parece ser que es una pérdida de tiempo para Elías de pasar tres años con esta viuda en tierra extranjera. ¿No debería el estar profetizando al pueblo de Israel? ¿No debería estar tratando de que el rey malvado se vuelva de sus malos caminos para seguir a Dios de todo corazón?

Pero Dios lo guía soberanamente a Sarepta y lo guarda por tres años. Dios sabe que la dependencia de Elías en el Señor debe haber crecido durante este tiempo. Cada día el miraba la provisión de Dios mientras suplía la harina y el aceite que nunca se agotó. Este tipo de dependencia y la demostración de la fidelidad de Dios formó en Elías una confianza en Dios que lo llevaría a poder confiar en El en el encuentro de poder que vendría al enfrentar a los profetas de Baal. Su confianza en Dios era tan profunda de que deliberadamente hace que el sacrificio sea imposible de quemar para así demostrar el poder de Dios (1 Reyes 18:30-35). Al final, Dios demuestra su soberanía y poder al consumir el sacrificio con fuego. Los profetas de Baal son avergonzados y eventualmente mueren. Los tres años de Elías en la escuela de desarrollo de confianza lo hizo capaz de ser usado como un vaso poderoso de Dios.

Estudio de Caso H: Elías, El Éxito Acarrea Problemas

Una segunda y más corta experiencia de aislamiento sorprendió a Elías en seguida de su grandioso tiempo en el Monte Carmelo huye para salvar su vida. Dios lo protege. Esta fue una experiencia de aislamiento en el desierto tanto literal como figurativamente. Aunque relativamente corta, esta intensa experiencia de aislamiento afecta poderosamente a Elías. El se había desesperado y perdido esperanza. Y aún contemplaba quitarse la vida, pero un ángel de Dios lo toca. Y fue así que en la cueva en el Monte Orbe Elías aprende algunas lecciones importantes para su vida. Una de las más importantes emociones es señalada en esta experiencia de aislamiento. Elías tiene un fuerte sentido de rechazo personal y acompañando a ésta es un sentimiento de que está solo al lado de Dios (y recibiendo una persecución). Sin embargo Dios hace dos cosas aquí. Corrige la perspectiva de Elías. Le dice ¡No! Hay 7000 que no han doblado sus rodillas y Dios le da gracia a Elías con un sentido de Su

presencia. Mire la metodología que se usa. Una voz dulce y apacible. Elías salió de esta experiencia para servir de mentor para Eliseo.

Puntos claves en la Experiencia de Aislamiento de Elías

Dios prepara experiencias de aislamiento para formar dependencia y confianza en líderes

Los líderes de Dios deben confiar en El explícitamente en las pequeñas cosas de fe para que puedan explícitamente confiar en las cosas más grandes de fe.

Las experiencias de aislamiento nunca son una pérdida de tiempo

Lo que puede parecer sin mucha importancia, un servicio sin resultados puede en realidad contener las más profundas lecciones espirituales y de liderazgo.

Después de las grandes victorias espera momentos bajos incluyendo la posibilidad de una experiencia de mini-aislamiento.

 

Un síntoma importante de aislamiento es frecuentemente el sentido de rechazo personal.

Estudio de Caso I: Los Israelitas, Tipología de la Experiencia en el Desierto

En muchos aspectos el peregrinaje de los Israelitas en el desierto tipifica una experiencia de aislamiento. En realidad, después del Exodo, la experiencia del desierto de Israel vino a ser un símbolo para los Judíos sobre la guía de Dios y la providencia en contraste con la rebelión de la raza humana (Douglas y otros 1982: 1253). En el comienzo de la salida de Egipto, Dios usó el desierto como un lugar para reagrupar y juntar de nuevo a su pueblo, un lugar para establecer una vez más la identidad cultural de Israel y adorarle como su Dios.

La

experiencia

del

desierto

de

los

Israelitas

incluyó

el

tema

de

dependencia también. Los Israelitas recibieron su guía y su alimento de la mano de Dios. Ellos estaban en total dependencia de Dios por sus alimentos cada día, para lo cual El proveyó en la lluvia de maná. Ellos también esperaban de Dios por el agua y en varias ocasiones el Señor les dio agua de una roca seca y dura. En una forma los Israelitas peregrinaron en el desierto a manera de un tipo de prueba y respuesta en un patrón organizado con la meta final de que los Israelitas confíen en Dios, de que ellos serían Su pueblo y El sería su Dios.

Es así que vemos que las experiencias del desierto pueden contener un tipo de prueba con la esperanza de ver un resultado en el siervo o siervos de Dios por una confianza puesta solo en El. Se debe decir que Dios siempre permanece fiel en estos escenarios, sin embargo, el ser humano no siempre permanece fiel a Dios. Lo que es tremendo acerca de la experiencia de los Israelitas en el desierto es que algunos no pasaron la prueba y asirse de Dios. La generación infiel finalmente no vio el fruto del desierto y entrar a la tierra prometida. Cuando uno está en el desierto, uno debe continuar confiando y relacionándose con Dios – tomándose de El como la única esperanza de la vida.

Puntos clave de las Experiencia de Aislamiento de los Israelitas

Las experiencias de aislamiento forman confianza y dependencia en el Señor

 

El aislamiento es diseñado para traer intimidad y una profunda adoración para con Dios.

 

El aislamiento puede ser el plan intencional de Dios por la desobediencia de su pueblo.

CAPITULO 3

Ejemplos de Aislamiento en el Nuevo Testamento

También hallamos experiencias de aislamiento/desierto en el Nuevo Testamento aunque los ejemplos no son tan prolífico. Exploré dos de tales experiencias en las secciones que mencionaré abajo – Jesús y Pablo. Debe ser establecido desde el comienzo, sin embargo, que la experiencia del desierto de Jesús no fue diseñada para su propia transformación personal, sino para la transformación del entendimiento de la gente a la cual ministraba el Mesías.

Estudio de Caso J – Jesús, Identificando Con Nuestras Experiencias del Desierto

Kraybill señala muy acertadamente que el número “cuarenta” en la historia Israelita representa la prueba, el ejemplo más obvio fueron los Hebreos dando vueltas en el desierto (Kraybill 1978:41). Con esto en mente, haremos una exégesis de los cuarenta días de prueba de Jesús en el desierto usando el Evangelio de Lucas.

Juan bautiza a Jesús en el Jordán y el Espíritu lo dirigió a Jesús hacia el desierto. Aquí Jesús ayuna por cuarenta días y eventualmente el diablo lo tentó en tres maneras: 1) darle todos los reinos del mundo. 2) volver las piedras en pan, 3) tirarse a sí mismo desde el pináculo del templo esperando que los ángeles lo sostenga. En una manera tan astuta, todas las tentaciones tenía la idea de hacer que Jesús peque y abandone a Dios. (Por ejemplo, volviendo las piedras en pan invalida el hecho de los seres humanos necesitan más que comida). Jesús responde negativamente a todas las tentaciones al hacer mención de versículos del Antiguo Testamento. Al hacerlo así, Jesús rehúsa recibir el sistema social de ese tiempo. Por ejemplo, por no tirarse desde el pináculo del templo esperando que los ángeles lo sostengan, El rehúsa al actual sistema religioso de opresión, miembros de los cuales, si lo hubieran visto caer y los ángeles recoger y como consecuencia lo hubieran proclamado como el Mesías (Kraybill 1978:58, 65, 91).

Encontramos muchos de los previos elementos de las experiencias del desierto en la propia experiencia de Jesús en el desierto. Por ejemplo, el Espíritu le llevó al desierto. La mano de Dios guía a cualquiera en las experiencias del desierto. Los temas de prueba y elección se encuentran presentes también. Jesús permanece sólo en el desierto, solo en sus propios pensamientos, meditación y tentaciones que podrían hacer que deje a Dios. Jesús tiene una

elección para tomar decisiones a favor o en contra de Dios. Nada implica de que el Padre estaría a su lado para animarle a permanecerle fiel a su llamado. Sabemos también que en este pasaje se pueden ver a las tentaciones como que parecen buenas. Durante los períodos del desierto, muchas “rutas” nuevas y llamativas aparecerán para sacarnos del camino trazado a tomar – especialmente las “rutas” que nos puedan sacar de tener que enfrentar nuestro “dolor.” Estas rutas de salida, sin embargo, no puede ser lo que Dios desea para uno, aunque posiblemente hallan sido iniciadas por el mismo enemigo.

Después de la experiencia del desierto de Jesús, lo encontramos regresando a Galilea lleno del Espíritu y listo para ministrar. Este punto señala el comienzo del ministerio de Jesús. Su tiempo en el desierto le sirvió como una preparación para el ministerio.

Puntos clave de la Experiencia de Aislamiento de Jesús

Dios es soberano en todas las experiencias de aislamiento

El enemigo siempre hará ofertas atractivas para los líderes en aislamiento. Siempre habrá tentaciones para tomar como una manera más fácil durante el tiempo de aislamiento o para que uno se salga de la misma por completo. No cedas ante la tentación.

Estudio de Caso K – Pablo y su Tiempo a Solas en Formación

En Hechos 9 encontramos la historia de la conversión de Saulo mientras viajaba a Damasco con ordenes en su mano para perseguir a los Cristianos (después de su conversión, el nombre de Saulo se cambia por Pablo). Al ser confrontado por el Señor Jesús, queda ciego y entonces el Señor le pregunta por qué le perseguía. Saulo instantáneamente sabía quien hablaba con él y aún llama a Jesús “Señor”. Saulo permanece ciego por tres días hasta que Ananás pone sus manos sobre él para ser sanado de su vista. En estos tres días, Saulo tiene la oportunidad para pensar en todo lo que había sido dicho en cuanto a Jesús – particularmente el hecho de la resurrección de Jesús. Al final de esos días, hallamos que Pablo experimentó un cambio de paradigma en el cual todo lo que había creído previamente fue puesto en duda. Estos tres días de oscuridad fueron una intensificada experiencia del desierto para Saulo; aun en forma externa, él mismo experimentó la oscuridad física, internamente puso en duda todo aquello en lo que albergaba su esperanza. Al fin de este período,

Saulo se acerco en su relación con Jesús y entregó su vida para predicar las buenas nuevas de que Jesús era el Hijo de Dios. Sabemos por sus escritos posteriores que Pablo solamente experimento su primera experiencia del desierto en su tres días de ceguera, esta segunda experiencia es indeterminada en cuanto al tiempo de duración en el desierto de Arabia.

Aunque el libro de los Hechos no menciona la experiencia del desierto de Pablo, éste mismo la refiere en el libro a los Gálatas. En Gálatas 1:17 Pablo escribe de su conversión, el fue inmediatamente a Arabia. Algunos piensan que él fue para estar a solas con Dios para así poder desarrollar una relación con Dios y para pensar teológicamente en medio del cambio de paradigma que acababa de experimentar (Bruce 1991:81). La razón por la propia descripción de Pablo y su llamado, su tiempo en Arabia y por consecuencia, la autoridad con la cual Pablo predicaba en su retorno a Damasco, pienso que Pablo tuvo una experiencia intensa de reflexión en su aislamiento en Arabia.

Antes que nada, Pablo mismo declara que ninguna persona le había dicho o instruido sobre el evangelio que había creído ( Gal. 1:11-12). Mas bien, él declara, que le ha sido revelado directamente por Jesucristo. En contraste directo a cómo recibió Pablo sus enseñanzas en la escuela farisaica a los pies de Gamaliel, Pablo ha recibido ahora su enseñanza por medio de su relación con Jesucristo mientras estuvieron juntos en el desierto de Arabia. Todo lo que Pablo había conocido antes fue hecho pedazos ante la luz de Jesucristo para poder reflejar esto, él se aisló así mismo de cualquier influencia humana.

En segundo lugar, prácticamente toda Escritura que Pablo conocía hasta su conversión tuvo que ser remodelada a la luz de la revelación de Cristo. Este proceso, parece ser, hubiera tomado más que tres días de oscuridad la cual Pablo experimentó después de quedar ciego. El hecho de que Pablo comenzó a predicar con toda la autoridad de las Escrituras me lleva creer que ya había pasado por medio del proceso de re-evaluar su teología en el contexto de su conocimiento de Cristo y por lo tanto, él predica poderosamente con convicción. Encontramos una bien establecida teología y relación con Cristo la cual creo que fue formada y solidificada en una experiencia de desierto en Arabia.

Puntos Clave de la Primera Experiencia de Aislamiento de Pablo

Las experiencias de aislamiento solidifican los cambios de paradigma

La intensa reflexión teológica puede ocurrir en período de aislamiento

La intimidad con Jesús da poder a una experiencia de aislamiento. Este la meta final de cualquier tiempo de aislamiento

Resumen

Un proceso o patrón similar puede ser identificado en todas las etapas de aislamiento antes mencionadas (con la posible excepción de la experiencia del desierto de Jesús). Este patrón tiene que ver con la transformación en la identidad de un individuo antes y después del aislamiento. Para cada una podemos ver que ocurre en un proceso de despojar la identidad de uno y restaurando a una nueva identidad. La experiencia de aislamiento de José lo despoja de su estado de ser el hijo “favorito” en la familia al volverse un esclavo y prisionero. Dios restaura a José y lo hace un líder reconocido por el mundo de su tiempo. El período de desierto de Moisés lo despojó de su posición de realeza y consecuentemente llegó a ser un pastor de ovejas en tierras extrañas. Dios llama a Moisés de esta tierra extraña para que vuelva y sea su elegido para ser líder de los Hebreos. Elías, una vez como poderoso profeta, vino a ser el siervo de una viuda y su hijo. Dios expande su ministerio, sin embargo, en el encuentro con los profetas de Baal. Durante la experiencia del desierto de Jesús no hubo nada de lo que El tenía que ser despojado, su identidad, sino que la percepción de la gente en cuanto al Mesías fue despojada en cierto sentido. Jesús no llegó al poder usando la fuerza, El no sería un Rey avasallado y no daría por válido el sistema religioso opresivo de su tiempo (Kraybill 1978:58). El ofrecerá el Reino de Dios a aquellos quienes creen y también proveer una espiritualidad libre del tedioso sistema religioso. Cristo ofrece más que solamente simple pan; El se ofrecerá a Sí mismo para vida eterna. El aislamiento despoja a Pablo de su identidad, él llega a ser un poderoso apóstol a los gentiles. Es así que vemos un patrón de despojamiento y restauración de la identidad durante este período de desierto. Y lo que es más alentador es que Dios mismo está involucrado en el proceso.

CAPITULO 4

Dos Tipos de Aislamiento: Voluntario e Involuntario

A la mayoría de nosotros no nos gusta las sorpresas, especialmente si ellas traen algunas actividades de formación dolorosas. Considere el caso de Samuel Brengle.

  • 1. El Caso L: Samuel Brengle – El Ladrillo, Aislamiento y Contribución Final Mientras Samuel caminaba de regreso a casa, salía de el salón, luego de la reunión evangelística, y reflexionaba sobre los eventos de la noche. No había sido una reunión fácil que se diga por la interrupción constante de un hombre ebrio que Samuel tuvo que finalmente hacer que saquen a la fuerza. Fue así que mientras Samuel abría la puerta, antes de salir, indagaba donde estaría el hombre ebrio y si hubiera sido una buena idea de sacarlo de la manera que lo hizo. Entonces cuando caminaba por el pasadizo algo duro y pesado le golpeo en la cabeza lo que lo hizo caer inconsciente al suelo. Lo que sucedió, fue que el hombre ebrio lo había estado esperando en el pasadizo para mostrarle toda su amargura por el ladrillo que le tiro. Por los próximos seis meses, Samuel Brengle luchó por su vida como resultado de las heridas que recibió por el ladrillo. A pesar de todo Samuel se recuperó, pero estuvo en cama por dos años. Esta fue su experiencia de aislamiento. Es interesante notar que Brengle actualmente agradecía a Dios por este período de tiempo, porque fue durante este tiempo que el Señor le dio una perspectiva profunda sobre la Escritura y el ministerio. En realidad, fue como resultado de este período que Brengle desarrolló su posición y libro “Hints to Holiness” (Señales a la Santidad), la cual casi revolucionó su ministerio evangelístico y de renovación. Por causa de este período de aislamiento, cientos de personas fueron salvas en los años de campañas que siguieron. En años más tarde, Brengle cuando agradecía a Dios por este tiempo solía decir: “No ladrillo. No libro.” 17 Como uno puede deducir del escenario arriba mencionado (tanto el escenario Bíblico como el de Brengle), hay muchos tipos de aislamiento y muchas maneras en que uno puede entrar en este período. La mayoría de las veces, sin embargo, las experiencias de aislamiento son distintivamente voluntarias e involuntarias. La de Brengle fue definitivamente involuntaria. Y son estas sorpresas tipo involuntarias que remecen todos nuestros esquemas.

INVOLUNTARIAS

A través de nuestro estudio de la vida de líderes (incluyendo los líderes en la Biblia, líderes Cristianos en la historia y líderes Cristianos contemporáneos), hemos encontrado varios tipos de experiencias de aislamiento. En estos casos, los líderes no escogen tomar el tiempo para salir del ministerio sino que son forzados a hacerlo como veremos en las siguientes razones descritas.

17 Esta simple declaración contiene una profunda verdad. Para todos nosotros que hemos

pasado por aislamiento puede afirmar la noción que si “ NO

entonces

____________

NO ____________

. Pero a veces nos queda a nosotros reflexionar con una perspectiva a lo

largo de la vida para ver este maravilloso contraste.

Definición

El aislamiento involuntario se refiere a las experiencias de aislamiento las cuales son básicamente inesperadas que suceden a un líder sin que las escoja; ni tener control sobre ellas y las cuales usualmente tienen que ver con actividades de formación negativas.

Enfermedad o accidentes – los líderes no pueden ministrar porque están postrados

en cama. Encarcelados – los líderes no pueden ministrar porque están bajo celdas.

Disciplina

organizacional

los

líderes

no

pueden

ministrar

porque

han sido

disciplinados Guerra o desastres naturales – los líderes son puestos de lado por períodos de tiempo debido a eventos de los cuales no tienen control y por lo tanto no pueden ministrar.

  • 1. Aislamiento Debido a una Enfermedad o Accidente

En este tipo de aislamiento los líderes son aislados del ministerio debido a enfermedad o algún tipo de accidente (como el de Samuel Brengle). Al no saber cuantos teólogos afirmarían que Dios aflige a sus hijos con enfermedad para poder enseñarles un lección a éstos, por seguro que Dios usa estos períodos para fortalecer la fe del líder. Como todas las experiencias de aislamiento, el aislamiento debido a enfermedad profundiza la relación de una persona con Dios y la enfermedad puede traer lecciones con respecto a la sanidad sobrenatural y la oración.

  • 2. Aislamiento Debido al Encarcelamiento

Los líderes que son apartados del ministerio por persecución y puestos en prisión no es algo muy común en los contextos donde hay libertad religiosa como en los países occidentales. Sin embargo, muchos hermanos y hermanas en otras partes del mundo son confinados a pasar meses si no son años en prisión. En estos casos las lecciones de aislamiento se relacionan con la profundización de las facultades mentales y una manera más intensa de cumplir la tarea del evangelio. La fe del líder es una vez más profundizada frente a la oposición o contrarresta los efectos de la falsa enseñanza.

  • 3. Conflictos de Personalidad/Disciplina Organizacional

A veces los líderes son separados porque no están funcionando bien en sus ministerios o por razones de tener conflictos con un supervisor y son disciplinados al no ser permitidos de participar en la rutina normal del ministerio. También pueden experimentar disciplina de parte de la organización con que trabajan si es que han caído en algún tipo de pecado y necesitan tomar un tiempo sin ministrar para poder solución a los problemas. Así como el aislamiento involuntario produce un quebrantamiento profundo en las personas, aquellos líderes que son disciplinados por problemas dentro de sus organizaciones experimentan también un profundo quebrantamiento. Y si responden adecuadamente y buscan la profundización de su relación con Dios entonces experimentarán transformación. Las lecciones que se aprenden tienen que ver con la sumisión, sin tener la identidad inflada en el ministerio y por la transformación de carácter. Se debe saber de que los líderes que son disciplinados o removidos también pueden estar en una situación en la cual han sido disciplinados injustamente. Sin embargo, si esto fuera el caso, las lecciones que aprenderán de este tipo de aislamiento serán las mismas. Ahora veamos el aislamiento voluntario.

VOLUNTARIAS

Definición

El aislamiento voluntario se refiere a las experiencias que son básicamente anticipadas y esperadas, las cuales le suceden a un líder debido a su propia elección y por lo tanto el o la líder pueden tener algo. También incluye algunas actividades de formación esperadas.

Por fin estoy recibiendo la ayuda de un mentor y la perspectiva que necesitaba.” “Nunca había experimentado una renovación como esta.” “No me di cuenta que reflexionar en lo que Dios ha hecho sería tan difícil. Ahora siento que es un manantial de sanidad en mi vida.” “Mi corazón está lleno de dolor. Se me hace difícil imaginar tener que tengo que vivir así.”

Al haber entrevistado a muchos líderes en aislamiento voluntario, he oído de declaraciones similares a estas que hacen ver los aspectos tanto positivos y los más difíciles aspectos de un experiencia de aislamiento voluntaria. En nuestras observaciones en las vidas de líderes, hemos categorizado tres tipos de aislamiento voluntario.

Aislamiento Voluntario – Causas para Escogerlo 18

¿Por qué es que los líderes escogen tomar un tiempo fuera del ministerio? Aquí hay algunas de las mayores razones que hemos descubierto.

Lo escogen para renovación

Lo escogen para entrenamiento o educación formal

Lo escogen por propósitos de base social

1) Lo Escogen Para Renovación

Es aquí cuando los líderes escogen apartarse del ministerio para poder buscar ser renovados. Nuestros estudios indican que los líderes necesitan por lo menos de 3 a 4 períodos de renovación significativos en lo largo de sus vidas. Tal aislamiento para renovación les permite a los líderes tomar un tiempo para reflexionar y buscar la dirección de Dios para la próxima fase del ministerio en sus vidas o ministerios. El propósito principal de este tiempo es buscar el rostro de Dios y dialogar con el Señor. Para esto los líderes escoger ir a un lugar apartado como a un retiro a solas por unas semanas o ir a otra ciudad lejos de la rutina normal de la vida o ministerio. Otros tal vez busquen dirección espiritual o

18 El Dr. Clinton ha propuesto una tesis interesante con referencias a las experiencias voluntarias e involuntarias de aislamiento. El sugiere que las elecciones regulare de las experiencias de aislamiento voluntario disminuyen la necesidad de experiencias de aislamiento involuntario.

estar bajo la guía de alguien experimentado en esa área por un período de tiempo para hacer una “evaluación espiritual.”

2) Lo Escogen para Entrenamiento o Educación Formal Los líderes se apartan del ministerio por un período de tiempo para poder recibir más entrenamiento. El equipamiento para el ministerio puede tomar lugar en una variedad de contextos sea en un seminario, instituto, universidad, conferencia o un taller de aprendizaje. Usualmente ganan perspectiva para el ministerio tanto como ideas frescas y visión para el futuro. Los contextos educacionales también permiten a los líderes reflexionar en el ministerio realizado dando como un resultado una amplia evaluación de quienes son como ministros. Tanto la renovación como el aislamiento para entrenamiento o educación incorporan normalmente la guía de un mentor u otra persona para un renovado sentido de destino. 19

3) Lo Escogen por Propósitos de Base Social 20 Los líderes que escogen dejar el ministerio a tiempo completo por razones de necesidad familiar. Uno de los cónyuges toman un tiempo fuera del ministerio para poder invertir en la crianza de los hijos. O tal vez una pareja que han trabajado juntos en el ministerio tiene que dejar el ministerio y hacer un trabajo secular pueden hacerlo por un período de tiempo. Cualquiera sea la forma que se toma, este tipo de aislamiento da como resultado un relación con Dios más profunda cuando el líder experimenta de la presencia de Dios en las cosas ordinarias de la vida. Debido a las múltiples ocupaciones ministeriales líderes no pueden enfocarse en tiempo disciplinado para estar con Dios así que pueden tomar un período temporal para dedicarse al hogar y gozar de la presencia de Jesús en las formas más simples de la vida; sea con los niños, en los quehaceres domésticos.

  • 19 Esto es algo saludable – tomar un tiempo para estudiar, esto es, deliberadamente una forma de escoger aislamiento del ministerio. Ya que una de las mayores lecciones de liderazgo que hemos identificado es que “los líderes efectivos mantienen una postura abierta al aprendizaje a lo largo de la vida.” Lo que es sorprendente que a veces el aislamiento, en su aspecto emocional, puede afectar a una persona profundamente aun cuando está para propósitos de estudios o entrenamiento. La ilustración con la que comienzo lo describe así.

  • 20 La Base Social se refiere al medio emocional, físico, espiritual de donde el líder realiza el ministerio. Puede ser también el grupo de personas que sirven como apoyo social al líder. La base social puede ser realizada por un grupo de amigos, el cónyuge o colegas. (Clinton, 1994)

CAPITULO 5

El Proceso de Cuatro Aspectos Que Un Líder Recibe en Medio del Aislamiento

Los líderes pasan por un proceso que se puede observar cuando entran en aislamiento. Mientras diferentes líderes pueden experimentar variados grados del proceso, las emociones y el proceso en general que suceden a lo largo de las diferentes etapas del proceso son bastante consistentes y a menudo en el orden dado, aunque el orden puede variar y puede ocurrir ciertas características en común. Los cuatro procesos son usualmente más intensos en las experiencias de aislamiento involuntario que las del aislamiento voluntario.

  • 2. Ser Expuesto o Despojado Cada verano, cuando era pequeña, solía visitar a mis abuelos en el rancho que tenía la familia en Montana y como adolescente trabajaba por temporadas para mis abuelos durante cinco diferente tiempos vacacionales de verano. Un verano mi abuelo y yo estábamos limpiando el granero y hallamos una antigua silla rota. Mi abuelo decidió que tendríamos que reparar la silla, la cual pensé consistiría en que arreglaríamos la silla y la pintaríamos para que se pueda usar otra vez. Sin embargo, unos minutos más tarde, mi abuelo trajo algo de aguarrás y otros químicos más junto con algunos trapos. El procedió a mostrarme como remover la pintura con el trapo y el aguarrás. Conforme iba rascando la silla con los químicos, me di cuenta que había capa sobre capa de varios tipos de pintura –blanco, amarillo, verde –todos los colores parecen que sirvieron a un propósito estético en el uso de la silla y su servicio en un cuarto. Finalmente llegué a lo que pensé era la madera, pero lo que sucedió era que sólo era una capa de barniz. Y pensé que no era buena idea tener que rascarla de la silla también. ¡Por un momento pensé que por fin iba a pintarla! Pero mi abuelo trajo algo de lija. Lijé y lijé por mucho tiempo hasta que finalmente llegue a la misma madera – era de roble muy bello. Estaba emocionada. Mi abuelo y yo arreglamos la silla y le pusimos una capa de laca la cual acentuaba la belleza de la madera. Como la aprendiz que era, tuve que aprender que el arte de “exponer al descubierto” (por medio de los químicos y la lija) y el retoque son para sacar lo mejor de cualquier mueble. Así fue que descubrí que el Señor hace el mismo tipo de proceso con nosotros cuando estamos en aislamiento. He visto a muchos líderes entrar en períodos de aislamiento por varias razones: el proceso de “ser expuesto al descubierto” usualmente es lo que da inicio al aislamiento. Mientras los líderes pueden en cierta forma “expuesto al descubierto” por perder muchas cosas durante el período de aislamiento (puede ser dinero, familia, salud, etc.) la más importante forma de ser “expuesto al descubierto” es por perder la identidad de sus ministerios. Algunos en este proceso dicen: “En mi país pastoreaba una iglesia de 1000 personas y llevé a muchas personas a los pies del Señor cada semana. Acá en los Estados Unidos

(o en otro lugar) no soy nadie. Me siento como un niño.” Otros dicen: “He comenzado varias organizaciones misioneras. La gente siempre me buscaba para darles guía por medio de mi liderazgo. Ahora no estoy sirviendo de líder para nadie.” Otros añaden: “Solía enseñar a muchos líderes jóvenes para ser pastores. Ahora todo lo que puedo hacer es levantarme de mi cama y sentarme en mi mecedora con la esperanza de poder vivir en medio de otro día más de dolor.” Y uno mas: “Nadie me conoce aquí. No tengo ningún trasfondo ministerial en este lugar. Me siento solo y que nadie me entiende.”

Durante el tiempo de aislamiento, los líderes no son mas los pastores de iglesias, presidentes de una organización o ministro de capellanía, etc. El Señor remueve varias de las identidades que el ministerio coloca sobre un líder y “lo despoja” al líder para llegar al centro (la razón) de quien es él o ella como Dios lo/la creado que sea (la identidad que el Señor ha puesto en él/ella). Esto puede ser un proceso muy desalentador porque a menudo lo que somos, en cualquier situación, es definido por señales externas que dictan lo que hemos de ser. Cualquier contexto o ministerio tiene en sí una cultura particular, la cual define quien es lo que el líder debería ser. Cuando el Señor nos despoja (la idea de ser expuesto al descubierto) de nuestras identidades externas (a veces un líder adopta varias identidades para situaciones diferentes), los líderes frecuentemente experimentan el dolor de ser “despojados” y la confusión de no saber quienes son en realidad. Ellos se han adaptado a muchas situaciones y culturas organizacionales y han abandonado frecuentemente su propia identidad para poder llegar a tener éxito. Después que la identidad ministerial ha sido removida, los sentimientos de inseguridad, depresión y dolor emocional son los que pueden aparecer. Los líderes en este estado cuestionan quienes son y anhelan tener de nuevo su identidad externa.

Líderes que han sido quitados del ministerio por razones de disciplina dentro de una organización – sea que lo hayan merecido o no – experimentan bastante rechazo en este proceso de ser “expuestos.” Una misionera había sido percibida como una amenaza a un líder inseguro de su equipo por años por razón de que esta misionera era una líder competente y talentosa. Después de varios años de ser vista así, el líder del equipo misionero la envió de vuelta a los Estados Unidos acusándola de levantar un contragolpe contra su liderazgo y tomar riendas del equipo. Por supuesto que la misionera se sintió destrozada y salió del campo misionero pensando que todos sus sueños de ser impacto para el reino de Dios fueron una farsa. Regresó así a su país amargada y rechazada preguntándose si algún día volvería a ministrar. Su llamado a ese país donde había derramado su vida por cinco años parecía todo una broma pesada – en su dolor ella se preguntaba dónde estaba Dios.

El dolor producido por ser “despojado o expuesto” puede ser severo como el papel lija que Dios usa para remover las identidades externas. Aún si los líderes han entrado en un período de aislamiento por su propia elección, el proceso de ser “despojado o expuesto” sigue siendo doloroso. En este proceso los líderes descubren cuanto es que ellos dependen de la afirmación que da el ministerio. Los líderes descubren cuan adictos son al éxito ministerial. Aun pueden descubrir que ellos mismos se sienten realizados al ayudar a otros a resolver sus propias situaciones de dolor. Mientras el Señor deja a los líderes con las manos vacías, sin ministerio es solamente para decirles quienes son, y a la misma vez éstos experimentan pérdida y dolor emocional. Comienzan a preguntarse quienes son y dónde están apuntando sus valores, “¿Es suficiente sólo teniendo mi relación con Dios? ¿Qué si nunca mas vuelvo a ministrar otra vez? El proceso de ser “expuesto o despojado” ha puesto al descubierto la profunda necesidad del líder por Dios.

Emociones Que Uno Experimenta en este Proceso de “Ser Expuesto o Despojado”

Dolor emocional Herido Confusión Desconfianza Gozo Depresión Rechazo

2. La Lucha con Dios

Inseguridad Vergüenza No pertenencia Temor Alivio Amargura Tristeza

En este momento la persona ha entrado a lo que algunos pueden llamar “la noche oscura del alma.” 21 Líderes en esta etapa tienen hambre por Dios y la búsqueda de su verdadera identidad.

Al hacerle la pregunta al misionero que estaba en mi oficina sentado, inclinó inmediatamente su rostro. Estaba al final de su proceso de “ser expuesto o despojado” y en medio de su búsqueda agonizante del alma que uno experimenta durante este proceso. “Si no podrías regresar a tu posición de liderazgo en Kenya ¿quién serías entonces?” Su respuesta reveló la confusión que es estar experimentar aislamiento. “No se quien sería sin este ministerio.” Mucho de su auto-valor dependía de su rol ministerial y sus logros.

Tal vez no sea aparente, pero Dios pone al descubierto la identidad central de uno en el proceso de ser “expuesto o despojado.” Para los líderes que están dispuestos a pasar por este período, una lucha honesta con Dios toma lugar. Estos preguntan muchas cuestiones profundas acerca de Dios como “¿Qué es lo que has deseado que yo sea al ser creado por ti Dios? “¿Cuál es mi verdadera identidad – aparte del ministerio externo?” Es posible que los líderes descubran durante este período que ellos han estado haciendo ministerio bajo el falso pretexto de servicio – ellos han estado haciendo ministerio en un patrón adictivo de satisfacer sus propias necesidades por ayudar a resolver el dolor de otra persona y a la misma vez no trabajar en su propio dolor o carácter.

Habiendo llegado al punto de tener que enfrentarse con uno mismo, el líder se vuelve a Dios para buscar las respuestas a sus preguntas sobre su identidad. La desesperación para recibir una identidad alimenta el fuego de

21 Este término fluye de los escritos de San Juan de la Cruz. Es esencialmente un tiempo en el cual Dios parece que no puede ser hallado. Y en la etapa de espiritualidad de San Juan de la Cruz es un tiempo de transición que precede a la entrada a una experiencia sublime de unión con Dios. Pero es usado más popularmente hoy en día para hablar de los momentos difíciles la que un líder atraviesa enfrentando confusión, ansiedad y una falta de la presencia real de Dios.

buscar y cuestionar honestamente a Dios. En lugar de ser definido por el elogio de otros y el éxito del ministerio, la persona comienza a buscar a Dios por una verdadera definición. En medio de la lucha, llega a ser muy aparente que el ministro no pueda volver al ministerio a menos que estos asuntos sean resueltos. La narrativa bíblica la cual involucra Jacob cuando regresó a la tierra prometida nos da una perspectiva particular a este período del aislamiento.

Después de haber escapado de Labán (Gen. 32), Jacob se propone regresar a la tierra que había sido prometida para él por la bendición de su padre Isaac. Jacob aun se da cuenta de su crisis de identidad al acercarse a la tierra de Palestina – él sabe que la bendición recibida de su padre la recibió por engaño y por lo tanto temía que en verdad no tenía la bendición verdadera de Dios. Su identidad estaba basada en el engaño en lugar de haber sido recibida como el legítimo receptor de la merecida bendición de Dios por la tierra, descendientes y para ser bendición a todas las naciones. Para hacer las cosas más difíciles aún Esaú su hermano estaba en la búsqueda de él para encontrarlo – posiblemente para matarlo ya que Jacob le robó a Esaú de la bendición de su padre. Es así que como resultado de la experiencia de aislamiento Jacob sabe que su verdadera identidad como engañador y en un momento crítico en su período de aislamiento – la noche anterior de encontrarse con su Esaú. Jacob tenazmente le pide a Dios que transforme su identidad.

La noche anterior a su encuentro con su hermano Esaú, Jacob lucha con el ángel del Señor (posiblemente una teofanía) toda la noche. Jacob no dejaría al Señor hasta que El lo bendiga – hasta que afirme su verdadera identidad. El Señor le da a Jacob esta afirmación, bendición y al mismo tiempo le da su nueva identidad al cambiarle su nombre de Jacob (“engañador”) a Israel (“el que luchó con Dios”). Jacob sin duda alguna se sostiene del Señor hasta que El lo llama y revela para lo cual Jacob ha sido creado.

De la misma manera las personas en aislamiento deben tenazmente sostenerse del Señor y recibir abiertamente su verdadera identidad para lo que el Señor le ha llamado ser. El líder en esta etapa se da cuenta de que nada satisfará y le impartirá vida aparte de Dios. Esto a su vez aumenta y facilita un más grande y profunda intimidad con Dios.

Sentimientos que Se Experimentan en la Lucha con Dios

Confusión Falta de confianza ¿Quién soy?

Más dolor emocional Cuestiona Hambre espiritual

¡NECESITO MAS DE TI SEÑOR Y LO NECESITO RECIBIR AHORA! Es a menudo mi clamor que personalmente repito en mis períodos de aislamiento que caracteriza mi hambre por Dios y el deseo de escuchar su voz creativa en mi vida. Durante este período de lucha, entra en juego una intensidad desesperada en la relación de una persona con Dios. Habiéndose dado cuenta uno de que no es lo que el ministerio determina que seamos y habiendo luchado con Dios pidiéndole que nos de nuestra verdadera identidad, uno se da cuenta que la vida no tiene valor aparte de una relación honesta e intima con el Señor.

Esta etapa de aislamiento contiene un número de características diferentes, entre ellas encontramos la apertura, la honestidad, la debilidad o el quebrantamiento así como la vulnerabilidad. Muchos líderes no permanecen suficiente tiempo en aislamiento para experimentar esta intimidad, porque las emociones que vienen con el aislamiento llegan a ser muy intensas. Sin embargo, si los líderes pasan por este período frecuentemente no la recibirán abiertamente debido a la percepción propia que los líderes tienen sobre sí mismos, como líderes fuertes que nunca tienen necesidades o problemas. Aceptando el hecho de que uno es “pobre en espíritu” (Mateo 5) es el primer paso en la búsqueda por intimidad.

Mucho de la cultura evangélica Cristiana junto con la ética Protestante por el trabajo es la que obliga a los líderes a nunca admitir sus debilidades ni necesidades. Por lo tanto, los líderes en aislamiento llegan a ser marcadamente alertas de cuánto necesitan de Dios y de otros; esta necesidad los lleva a buscar la intimidad con Dios. Ser honesto con Dios y con otros viene a ser una parte vital de este proceso. La honestidad con Dios significa expresar los sentimientos que parecen tan extremos, en lugar de guardarlos para uno mismo. La honestidad con Dios significa que uno expresa las pregunta del corazón y se mantiene en una espera tenaz por una respuesta. La honestidad con Dios significa que uno expresa las deficiencias del carácter de uno mismo que son descubiertas y pide a Dios que las transforme. Líderes en aislamiento descubren finalmente que no tienen todo bajo control como pensaban, sino mas bien se dan cuenta de que necesitan a alguien que los trate. Este hecho importante de reconocer la necesidad de uno lo lleva a una importante transformación en el aislamiento, porque es en esta etapa del proceso en la cual Dios interviene para responder a las necesidades de los líderes y también para crear un sentido de interdependencia, lo cual es crucial cuando los líderes vuelven a entrar eventualmente al ministerio otra vez. Admitir la necesidad de uno mismo es muchas veces un proceso humillante, especialmente si un líder viene de un trasfondo en donde no se esta permitido ser débil. En mi experiencia personal, mi familia tiene una herencia que viene de un trasfondo de ganaderos y granjeros pioneros. En mi familia es muy raro se pida ayuda de otros o se admita cuando alguien tiene algo que no va bien. Es así que cuando uno tiene un problema, se asume frecuentemente que él/ella lo solucionará por sus propios medios y no está permitido poner la carga en otros. Por lo tanto aprender a admitir mis necesidades a Dios y a otros fue una parte difícil para incrementar intimidad con El en mi vida. La transformación de esto vino en un período de aislamiento en la cual no tenía otra opción que ser honesta en cuanto a mis emociones y necesidades, porque estaba muriendo emocionalmente en mi mundo escondido – el mundo de mi corazón. La

comunicación interdependiente y el cuidado fueron traídas a mi vida por el Señor las cuales necesitaba desesperadamente.

Mientras la intimidad con Dios aumenta, la importancia de tener un ministerio “de éxito” disminuye. Los líderes también se dan cuentan que la parte externa de ellos la cual las personas pueden ver no es en realidad la verdadera parte. Ellos encuentran libertad en permitir que otros vean sus corazones como líderes. Durante este tiempo Dios afirma a los líderes para que sean lo que El ha diseñado que ellos sean, no sólo para que cumplan las demandas ministeriales. Esto corta definitivamente las riendas de tener una identidad por medio de un ministerio exitoso, y así los líderes se dan cuenta de la satisfacción de estar en la presencia y en los brazos de Cristo Jesús.

Sentimientos que Se Experimentan en la Intimidad Incrementada

Ceder

Vulnerabilidad

Desesperación

Rayos de esperanza

Quebrantamiento

Afirmación

Libertad

4. Libertad para Mirar el Futuro

Una de las realidades de Dios al guiar a una persona salir del aislamiento tiene que ver con el líder quien debe esperar hasta que Dios le/la guíe a salir del desierto porque la tentación de soltarse de tal situación siempre estará presente. Cuando Jesús estaba en el desierto, él no comió nada en los cuarenta días de ayuno y al final del tiempo tuvo hambre. Entonces el diablo lo tentó en hacer que las piedras se conviertan en pan – tentándolo a comer. Durante el período de aislamiento uno es tentado para ser satisfecho, salirse del dolor, salir del aislamiento. Una salida prematura del desierto puede impedir el proceso de transformación y refinamiento del líder.

El lector podrá ser capaz de hallar en cada ejemplo bíblico de personas en aislamiento y nos hemos dado cuenta que en caso que hemos explorado, Dios saca al líder del aislamiento en su tiempo debido. El es fiel. Es así que llega un momento intuitivo en la vida del líder donde el tal comienza a mirar hacia el futuro. Dios, por medio de Su Espíritu, tiernamente otorga a las personas el permiso de comenzar a mirar hacia fuera de nuevo para un retorno al ministerio y comenzar a salir del período de aislamiento. A veces el Señor saca radicalmente a los líderes del aislamiento, por ejemplo, al ser liberados de su encarcelamiento, por darle un cambio de paradigma o por la sanidad de una enfermedad. Muy a menudo, Dios da la libertad en una forma lenta para comenzar el proceso de explorar la próxima etapa de sus vidas enviándole un contacto divino 22 o una oportunidad que cae exactamente con la visión y la transformación que ha ocurrido en el líder durante el tiempo de aislamiento. De cualquier manera que sea, el líder que entra a esta fase tendrá una paz plena cuando mirar al futuro en vez de tener un deseo insaciable de escapar el dolor de estar aislado.

Sentimientos que Se Experimentan Cuando Uno Mirar el Futuro

Paciencia

Gozo

Esperanza

Anhelo

Frustración

Estar emocionado

Paz

Cuadro 1 – Resumen del Proceso de Cuatro Aspecto en el Aislamiento

22 En la teoría de Liderazgo de Clinton este término técnico que se usa como un medio de guía en la cual Dios trae a una persona en un momento apropiado para intervenir con una palabra con claridad, usualmente acerca de los próximos pasos que el líder debe tomar.

Proceso

Propósito

 

Emociones Percibidas

  • 1. Siendo Expuesto

Usualmente es un proceso de quebranta_ Miento que prepara a una persona a desear profun_ dizar relación con Dios

Dolor emocional, herido, confusión, desconfianza, gozo, depresión, rechazo, inseguridad, vergüenza, fuera de lugar, temor, alivio, amargura, tristeza

  • 2. La lucha con Dios

La

experiencia

de

Confusión, falta

de

preguntarse ¿por qué?

confianza,

¿quién

soy?,

a ¿para qué?

Y crea

un

más

dolor

emocional,

hambre por Dios

 

cuestionamientos, hambre espiritual

  • 3. Intimidad Incrementada

Pone un hambre y deseo

Desear,

desesperación,

de profundizar la relación

quebrantamiento, libertad,

con Dios la cual afectará

vulnerabilidad,

rayos

de

todo el ministerio futuro ya que sabe que el ministerio fluye del ser

esperanza, afirmación

  • 4. Mirando hacia el Futuro

Libera

a la

persona para

Paciencia,

esperanza,

conocer más de

Dios

y

frustración,

paz,

gozo,

experimentar mas de Dios y a la vez esperar de la presencia de Dios continuamente en la vida y ministerio

anhelos, expectativa

Estudio de Caso: Watchman Nee

La recién establecida iglesia de Watchman Nee estaba en crecimiento conforme hombres y mujeres respondían a los poderosos mensajes evangelísticos. Pero durante los primeros años, Nee no tenía mucha energía para predicar los mensajes y a menudo tenía que descansar por varios días después de un viaje o campaña porque tenía tuberculosis. Por esta razón, Nee experimentó un aislamiento temprano en su ministerio. Todo los procesos mencionados en el cuadro de arriba se evidenciaron en su experiencia de aislamiento. Conforme Nee se fue aislando y batallando con su enfermedad diariamente, él comenzó a cuestionar la fe Cristiana que tanto había creído. Estas preguntas lo llevaron a descubrir que él había recibido la fe Cristiana con un enfoque en lo externo – con una sonrisa en su rostro, una apariencia que irradiaba una vida Cristiana victoriosa. Mas aun ahora temía que podía estar perdiendo su fe. Sin embargo, lo que sucedía era que el Señor esta “despojando” a Nee de una perspectiva simplista del Cristianismo la cual no

consideraba las interrogantes abiertas y las batallas que formulaba. Para esto él

escribió lo siguiente:

Pensé que un Cristiano verdadero debería sonreír desde la mañana hasta

la noche. Si en algún momento de su vida echaba una lágrima habría

dejado de ser victorioso. Pensé también que un Cristiano debe ser

valiente y que nunca fallase. Si bajo alguna circunstancia éste mostraría

la señal más pequeña de temor entonces hubiese fallado a mis

expectativas. (Kinnear 1973:83)

El Señor eventualmente “despojo” a Nee de su falsa perspectiva externa

del Cristianismo, no sin antes permitirle que experimente la batalla y la lucha en

su fe. Nee luchó con su identidad como Cristiano y batalló con las expectativas

que los demás habían puesto en su vida. Dios le había dado la identidad de ser

un hijo de Dios, y todavía había la extremada presión de sus maestros anteriores

quienes pensaron que Nee había desperdiciado su vida al comprometerse en el

ministerio pastoral.

La enfermedad continuaba

y

Nee

clamaba y rogaba

que

el

Señor lo

sanase. El poseía un llamado al ministerio que lo consumía y lo hacía sentir

profundamente atraído a cumplir su llamado. Y aun, como sucede

frecuentemente durante el aislamiento, Dios estaba en un silencio completo

hasta que Nee se dio por vencido y se recibió abiertamente su aislamiento

rehusando el pedir que sea sanado. “¡Señor, confío en Ti. Abandono por

completo el hecho de mi sanidad en este momento!” (Kinnear 1973:81)

Los meses se hacían lentos y Nee eventualmente se las veía como

mantener un estilo de vida casi aislado. Predicaba cuando podía y luego

descansaba. Este ritmo continuaba así por algún tiempo hasta que finalmente

tuvo que descansar por un período indefinido de tiempo. Era durante este tiempo

que Nee descubrió uno de las profundas perspectivas de lo que significaba tener

una relación con Dios y lo que significaba ser un Cristiano.

Cuando

Nee

se

encontró

con

las

palabras

de

Pablo

“ como

..

entristecidos

(2

Cor. 6:10), éste

quedo

profundamente tocado en lo más

profundo de su ser.

Un gran Cristiano que derramó “muchas lágrimas” quien podía

estar “perplejo” (2 Cor. 4:8) y alguien que aún podía haber

“desesperado” por asuntos de vida debe haber sido en realidad

alguien bien humano. ¿Acaso es posible que uno se preguntase

si Pablo se hubiese desesperado? ¡Esta era la realidad que

Pablo vivió! “Lo descubrí” decía Nee, “que Pablo era un hombre

y que entendía que clase de hombre era.” Entonces fue así que

comenzó a vislumbrar sobre Nee el secreto del Cristianismo

como se resume en las siguientes palabras: “Pero tenemos

este tesoro en vasos de barro, para que la excelencia del poder

sea de Dios, y no de nosotros.” Ahora que Nee aprendió a

confiar en Dios en su vida a cada hora es que Nee pudo llegar

al fin a una posición de completo descansso en El. (Kinnear,

1973:83)

No fue mucho tiempo después que la salud de Nee se estabilizó otra vez

y fue capaz de volver al ministerio a tiempo completo. El aislamiento había

influido profundamente su teología, su relación con Dios y su identidad como

Cristiano. El fue verdaderamente transformado en muchas formas. De la

experiencia de aislamiento de Nee es que podemos aprender lo siguiente:

Tres Resultados Importantes en las Necesidades de Vida por Medio del

Aislamiento

Dios usa el aislamiento:

Para transformar la identidad

Para introducir un cambio de paradigma

Para profundizar Su relación con el líder.

El siguiente cuadro hace un resumen del proceso de aislamiento y de las evidencias de este proceso en las vidas de varios de los líderes que hemos estudiado hasta la actualidad. Mientras los resultados del aislamiento pueden diferenciarse para cada líder, el proceso de aislamiento es similar.

Cuadro 2 - Ejemplos de Aislamiento y sus Experiencias

 

“Siendo

 

Luchando

 

Intimidad

 

Futuro

Expuesto

o

con Dios

 

Despojado”

 

José

Identificado

 

No

hubo

tal

Demostración

 

Puesto

y

como

el

hijo

lucha

de

una

vida

posicionado

favorito

dedicada a

la

para

el

futuro

 

oración

ministerio

por

 

medio

del

aislamiento

Moisés

Identidad

 

Muchas lucha

Se encontrón

Llamado

al

como

un

líder

cuando Dios lo

con Dios “cara

ministerio

Egipcio

con

llamó

de

a cara”

 

estando

en

poder

para

nuevo

al

 

aislamiento

actuar

ministerio

 

Elías

No se sabe

No se sabe

 

Profunda

 

Llamado

 

al

 

dependencia

ministerio

 
 

en

Dios

para

estando

 

en

el

sustento

aislamiento

 

diario

   

Israelitas

Identidad

Mucha

lucha

Se

establece

Preparados para

como

con

su

la

vida

de

entrar

a

la

tierra

esclavos

de

identidad

adoración

como un pueblo

los Egipcios

como

 

unido

que

esclavos y

el

adoraba

 

a

un

llamado

de

solo Dios

 

Dios a ser Su

 

pueblo

 

Jesús

No

No nos metas

Demuestra

 

Preparación para

en tentación

 

confianza

e

el

ministerio

   

intimidad

con

público

el Padre

Pablo

Identidad

Reflexión

 

Desarrolla una

Transición de un

como Fariseo

teológica

relación

con

ministerio

 

atado a la Ley

 

Dios

por

Farisaico

 

al

primera vez

ministerio

de

 

Jesucristo

 

Watchman

Identidad

Reflexión

 

Recibe

 

Trae

Nee

externa era el

teológica

y

lo

abiertamente

perspectivas

al

enfoque como

que

había

honestidad

y

ministerio

 

para

Cristiano

abandonado

 

descansa

en

apropiada

 

por

seguir

al

el Señor

contextualización

Señor

 

teológica.

 

CAPITULO 6

Tres Buenos Resultados de las Experiencias de Aislamiento

Es muy importante notar que Dios nunca deja a nadie en aislamiento por

tiempo indefinido y cuando uno entra en aislamiento, la fidelidad del carácter de

Dios provee todo lo que se necesita para soportar la experiencia. Cuando el

momento apropiado llega – tal vez cuando la persona ha sido adecuadamente

refinada en el tiempo crucial en el desierto – es cuando Dios interviene y la llama

a salir del desierto. En cuestión de minutos Dios sacó José de la prisión y lo

colocó en una posición de liderazgo al lado del Faraón (¡José posiblemente no

tuvo ni tiempo para afeitarse ni cambiarse de ropas!) Dios sacó a Moisés y Elías

de los lugares de oscuridad para establecerlos como líder y profeta de los

Israelitas. Después de 40 años en el desierto Dios guió a los Israelitas a la tierra

prometida. Cuando los líderes salen del aislamiento ellos llevan el fruto del

aislamiento – la transformación en sus vidas. El aislamiento produce tres tipos

de transformación: 1) Transformación interior, 2) transformación espiritual y 3)

transformación ministerial.

  • 3. Transformación Interior

La transformación intensa ocurre en las vidas de aquellos en aislamiento

comenzando con el proceso de quebrantamiento y poner al descubierto la

antigua identidad y el resultado de entender la identidad creada. José, Moisés y

Pablo son los primeros ejemplos de este proceso. Estos tres tuvieron una

posición e identidad para dirigir en una manera que parecía que sus vidas de

ministerio o posición de liderazgo terminaban allí. Todos experimentaron un

intenso período de quebrantamiento durante el cual no había indicaciones de

que el período estaba por terminar. Y aún al final del período, los tres surgieron

refinados por Dios por medio de la experiencia como líderes humildes,

dependientes en Dios y listos para sus nuevos llamados. José no era más el

muchacho orgulloso y arrogante que se burlaba de los suyos, sino era un

hombre sabio que tenía un solo corazón para con Dios y quien conocía la

fidelidad de Dios. Moisés llegó a ser un líder humilde a quien Dios hablo cara a

cara. El propósito de vida de Pablo cambió de ser el hombre quien seguía la Ley

en cada aspecto o y forzó a otros a que lo hagan así también - en un varón

enamorado de Jesús y lleno de pasión para compartir el evangelio. Para todos

los tres el proceso de aislamiento debe haber sido agonizante y llena de temor.

Pero aun el resultado fue positivo y lleno de esperanza. Sus relaciones con Dios

fueron seguras porque El fue fiel en verlo a través de sus experiencias en el

desierto.

De esta manera es que los líderes pasan por transformación por medio

del quebrantamiento experimentada en el aislamiento. Mientras duela, la

transformación que resulta traerá la libertad de humildad – el líder no tiene que

compararse a algunas expectativas externas. Otra vez, el quebrantamiento

señala la manera hacia el descubrir que es para lo que Dios ha creado al líder,

los cual lo lleva a otro aspecto de transformación interior –una verdadera

identidad.

En lugar de encontrar identidad en el ministerio o lo que uno hace, los

líderes transformados encuentran identidad al mirar al Artista por así decir, al

mirar al Autor. Habiendo experimentado el quebranto, la lucha y el ser puesto al

descubierto que revela quienes son como la creación de Dios, los líderes

quebrantados pueden ahora recibir abiertamente sus verdaderas identidades de

todo corazón y entrar al ministerio siendo conocedores de sus capacidades tanto

como de sus debilidades. Es así que cuando la presión llega para hacer más o

los trata que sean alguien que no son, los líderes pueden regresar a las raíces

de su verdadera entidad, lo que Dios ha creado que sean.

El quebrantamiento y descubrimiento de la verdadera identidad también

tiene que ver con las barreras de carácter las cuales tiene impacto en el

ministerio. Tal vez los líderes han sido incapaces de tener amigos cercanos ya

porque temen a cualquiera que se les acerque demasiado. Es posible que los

líderes han sido adictos al ministerio para poder olvidar su propio dolor al tener

que ayudar a otros a mitigar sus dolores. Tal vez los líderes han sido adictos a la

alabanza de otros y están usando el ministerio como una plataforma para el

elogio. Un período de aislamiento enfrenta todos estos asuntos de carácter

porque el carácter verdadero y la motivación de una persona es revelada en el

proceso. Desde el momento en que Dios pone al descubierto para revelar o para

dar luz a la situación interior, El también está trayendo la sanidad necesaria para

mover estas barreras de carácter sea por medio de la oración, consejería y/o

cambio de conducta.

Finalmente el proceso de transformación interna produce líderes

vulnerables que lucha honestamente. Estos líderes vulnerables no se esconden

detrás de sus debilidades, sino que abiertamente las comparten con Dios y con

otros. Estos líderes vulnerables no temen el ser vistos como débiles o

incompetentes, sino que abiertamente piden ayuda y oración. Estos líderes

hallan libertad en la vulnerabilidad en vez de tratar frenéticamente de aparentar

de que tienen todo en control.

Cuadro 3

Transformación Interior – Antes y Después del Aislamiento

Antes

Después

Orientado al hacer

Libertad en humildad

Arrogancia/orgullo

Aprende en humildad

Dos maneras de pensar

Fiel

Sirve a los hombres

Sirve a Dios

Hace caso de señales externas

Hace caso a Dios

Conducta adicta

Libertad

Hambre por poder

Líder-siervo

Se esconde/controla

Líder vulnerable

2. Transformación Espiritual

Vemos la provisión de Dios para aquellos en aislamiento en todos los

escenarios mencionados anteriormente. Las Escrituras declaran vez tras vez

que Dios estaba con José (Gen. 39:2,3, 21, 23), y en el peregrinaje de los

Israelitas el SEÑOR proveyó sus necesidades e hizo que sus ropas no se

gasten. La fidelidad de Dios se podía ver en la vida de Elías como el Señor le

envió los cuervos que lo alimentaron y milagrosamente multiplicó el aceite y la

harina de la viuda por tres años. Dios demuestra su fidelidad al proveer para

aquellos en aislamiento y al eventualmente sacarlos de tal aislamiento. Al

hacerlo así El moldea y da forma fe en aquellos que han experimentado un

período de aislamiento. Esto a su vez incrementó la dependencia del líder en

Dios tanto como la habilidad del líder para escuchar y oír la voz de Dios. El

espíritu del líder se mueve con el Espíritu de Dios.

Las personas que salen de una experiencia de aislamiento poseen una

renovada espiritualidad. Ya que han estado en el fondo del foso, por así decirlo,

y han descubierto la fe y fidelidad tal y como es, ellos encuentran una renovada

confianza en lo que es la fe Cristiana. También saben que su fe y la fidelidad de

Dios para ellos no depende de ninguna circunstancia.

Lo más importante es que estos líderes transformados tienen una más

profunda relación con Dios, la cual es principal para sus vidas. Así como uno

disfruta la compañía de una amigo que ellos conocen profundamente, así es

como estos líderes disfrutan a Dios. La honestidad ha venido a ser parte de la

relación de ellos con Dios, la cual no les será robada por todo lo que otros ponen

en uno como: “deberías” o lo “no deberías” del sistema religioso. Así como Jesús

recibió el amor y la amistad del Padre, así también se aumenta la intimidad en la

vida de líderes, lo cual les permitirá avanzar en la confianza del amor del Padre

escuchando Su voz, moviéndose como El se mueve, hablando como El habla

(Juan 5:19-20). Estos líderes entrarán en la vida y ministerio con verdadera

autoridad espiritual en vez de la autoridad posicional o manipulación.

Cuadro 4

La Transformación Espiritual- Antes y Después del Aislamiento

Antes

Después

Autoconfianza

Dependencia en Dios

Espiritualidad Monótona

Superficialidad en la oración

Conversación con Dios de un lado

Fe sin probar

  • 4. Transformación Ministerial

Espiritualidad Dinámica

Profunda intimidad

Oye y conoce la voz de

Dios

Madurez en fidelidad

La formación del carácter de los líderes que experimentan aislamiento

tiene un impacto directo en sus ministerios. La transformación por vía

aislamiento resulta en líderes que escuchan la voz de Dios y confían en la guía

de Dios. La relación de éstos con Dios ha sido profundizada. Estos líderes

conocen de la provisión de Dios y El aflora de dentro de ellos su identidad

creada para el servicio en el ministerio y misión. Estos líderes transformados no

llevan sus propias agendas al ministerio sino la agenda del Señor. Como un

resultado del aislamiento, Dios transforma las motivaciones del líder por el

ministerio y los mueve de vuelta al ministerio con una nueva y renovada libertad.

El descubrimiento de la Fuente y el Sustentador del ministerio por parte

del líder es una transformación crítica que nace como resultado del aislamiento.

El entrenamiento del ministerio y experiencia a menudo apunta a diferentes

tácticas que producen ministerio fructífero y efectivo, por ejemplo, análisis del

crecimiento de la iglesia, estilos de predicación, estrategias de alcance,

ministerio de sanidad, etc. La tentación siempre viene para el líder que confía en

la última técnica y método para poder tener un ministerio efectivo. Aquellos que

han estado en medio del aislamiento descubren, sin embargo, que nadie puede

hacer el ministerio solamente por depender en una técnica o moda. En realidad,

a la luz de una experiencia de aislamiento, todos los métodos y técnicas parecen

vacías y sin consistencia. El líder se ha volcado a la verdadera Fuente y al

Sustentador del ministerio – Jesucristo- confiando en Su creatividad para inspirar

un ministerio efectivo y fructífero.

Finalmente, la transformación ministerial a menudo expande la habilidad

del líder para influir y lo puede colocar a él/ella para un nuevo ministerio. En la

vida de José, el Faraón reconoció el obrar del Dios de José y lo promovió de ser

el mayordomo de una prisión a ser una mayordomo a nivel nacional. Al hacerlo

así, Dios proveyó de alimentos a Egipto por medio de José y a las naciones

vecinas, salvándolas de la hambruna. Elías había experimentado la fidelidad de

Dios y es así que estaba deseoso de ser un colaborador de Dios en el encuentro

de poder con los profetas de Baal. Como resultado, todas las naciones vecinas

testificaron la soberanía y el poder del Dios de Israel. La conversión de Pablo y

su llamado, los cuales fueron el resultado del aislamiento, era dirigido

directamente a los Gentiles – todas las naciones- siendo incorporados en la

familia de Dios. Como podemos ver entonces, los propósitos de Dios en la

formación de un líder por medio del aislamiento puede ser para expandir la

influencia el ministerio del líder por la transformación de carácter que ocurre o

puede ser para colocar al líder en el apropiado lugar para un futuro ministerio.

Cuadro 5

Transformación Ministerial

Antes y Después del Aislamiento

Antes

Después

Sólo hace ministerio

Sigue la dirección de Dios en el

ministerio

No sabe de dones

dones (dotación)

Depende de un rol ministerial

Ministrar para satisfacer sus

propias necesidades

Ministra en sus propias fuerzas

Hace ministerio vistoso

Esfera de influencia pequeña

Toma decisiones basado en sus

Toma elecciones proactivas para

el rol apropiado de ministerio

Ministrar con Dios como la fuente

Ministra en el poder de Dios

Hace ministerio con propósito

Usualmente una amplia esfera de

influencia.

CAPITULO 7

Salmos 42 – Seis Cosas Para un Mejor Desarrollo en el Aislamiento

Uno de mis Salmos más favoritos presenta a una persona que está en medio

de una situación como el aislamiento.

Como el ciervo brama por las corrientes de las aguas,

Así clama por ti, oh Dios, el alma mía.

Mi alma tiene sed de Dios, del Dios vivo;

¿Cuándo vendré, y me presentaré delante de Dios?

Fueron mis lágrimas mi pan de día y de noche,

Mientras me dicen todos los días: ¿Dónde está tu Dios?

Me acuerdo de estas cosas, y derramo mi alma dentro de mí;

De cómo yo fui con la multitud, y la conduje hasta la casa de Dios,

Entre voces de alegría y de alabanza del pueblo en fiesta.

¿Por qué te abates, oh alma mía,

Y te turbas dentro de mí?

Espera en Dios; porque aún he de alabarle,

Salvación mía y Dios mío.

Dios mío, mi alma está abatida en mí;

Me acordaré, por tanto, de ti desde la tierra del Jordán,

Y de los hermonitas, desde el monte de Mizar.

Un abismo llama a otro a la voz de tus cascadas;

Todas tus ondas y tus olas han pasado sobre mí.

Pero de día mandará Jehová su misericordia,

Y de noche su cántico estará conmigo,

Y mi oración al Dios de mi vida.

Diré a Dios: Roca mía, ¿por qué te has olvidado de mí?

¿Por qué andaré yo enlutado por la opresión del enemigo?

Como quien hiere mis huesos, mis enemigos me afrentan,

Diciéndome cada día: ¿Dónde está tu Dios?

¿Por qué te abates, oh alma mía,

Y por qué te turbas dentro de mí?

Espera en Dios; porque aún he de alabarle,

Salvación mía y Dios mío. (Salmos 42 RV60)

¿Quién Experimentará el Aislamiento? - ¡Por seguro que tu!

En nuestro estudio de líderes en la Biblia, líderes en la historia y de

líderes contemporáneos, hemos encontrado que aproximadamente un 95% de

todos los líderes van por períodos de Aislamiento. 23 ¡POR SEGURO QUE

EXPERIMENTARAS ESTO! Mientras te encuentres en un proceso de

aislamiento como tal, te encontrarás en un vaivén de emociones y actividades

formativas que te harán reflexionar; pero a la misma vez puedes ser “proactivo”

(intencionalmente involucrado) para poder recibir lo que Dios tiene para ti

durante el Aislamiento. Puedes anticiparte en entrar en un tiempo de

profundidad con Dios antes que suceda para saber sus propósitos durante el

aislamiento. En la siguiente sección, encontrarás maneras en las cuales puedes

aceptar abiertamente todo lo que Dios tiene durante este período de aislamiento

y la continuación de tu desarrollo de liderazgo. Estoy haciendo una exégesis del

Salmos 42 como un punto de partida para ideas que nos ayudarán a

desarrollarnos durante el aislamiento.

1. Se Honesto(a)

¿Cuándo vendré, y me presentaré delante de Dios?”

.......

, ¿por qué te

has olvidado de mí? ¿Por qué andaré yo enlutado por la opresión del enemigo?

No sabemos la circunstancia ni ocasión en la cual el Salmista escribió este llanto

(Perowne 1966, 347). Algunos sugiere que David lo escribió cuando se enfrentó

a Absalón y estaba bajo el juicio de Dios por matar a Urías (2 Sam. 17). Lo que

sabemos es que el Salmista había sido un líder de parte de Dios y que aún

había guiado a muchos en “los conduce hasta la casa de Dios” (vers. 4b).

También sabemos que este líder se encontraba lejos del templo y de la gente

que solía dirigir (v. 6b). Las preguntas que el Salmista presenta a Dios dan luz a

la primera respuesta crítica de una persona que esta en Aislamiento – Ser

Honesto(a).

Aprender a ser honesto es una de las importantes lecciones para

cualquier líder en asilamiento. Tomando el ejemplo del salmista como

nuestro modelo, ser honesto significa traer las preguntas más serias del

corazón a Dios. La honestidad puede aún significar el expresar tu

amargura a Dios por ponerte en tal aislamiento. Ser honesto puede

significar luchar y tener dificultades con Dios durante este período.

También podemos ver que el Salmista honestamente comparte las

emociones que experimenta durante su aislamiento con Dios –“ Mi alma

tiene sed de Dios

.....

Fueron mis lágrimas mi pan de día y de noche

...

¿Por qué te abates, oh alma mía,

Y por qué te turbas dentro de mí?

....

Todas tus ondas y tus olas han pasado

sobre mí.”

23 Hemos acumulado más de 1000 estudios de casos en la vida de líderes en la Escuela de Misiones Mundiales de Fuller en la concentración de liderazgo. Cerca del 95 % de éstos han tenido uno o más experiencias de aislamiento como factores de formación en sus vidas.

Una de los regalos creativos de Dios para ti durante el aislamiento será el

descubrir las emociones de tu corazón. Porque estas son las emociones que

Dios te ha dado y creado con un ser emocional; exprésalas a Dios y compártelas

con aquellos que están cerca de ti.

A muchos Cristianos se les hace difícil compartir sus emociones,

especialmente la tristeza o amargura, porque se pueden considerar

negativamente. Mas aún, si Dios nos ha creado con emociones, y como Padre

Amante hace valer nuestras emociones – todas las emociones. Lo que hacemos

o no hacemos con nuestras emociones es una decisión crítica. Desde que el

aislamiento se revela y desenmascara muchas emociones, compartiendo estas

emociones apropiadamente es importantísimo. Encuentro que muchos, sin

embargo, que lo hallan muy difícil compartir sus emociones de cualquier tipo.

Para estos líderes les recomiendo que ellos lean los Salmos diariamente; es

más efectivos cuando se leen en voz alta. Los Salmos contienen todo tipo de

emociones conocidas en los seres humanos, y el Salmista expresa todos sus

emociones a Dios en oración. Es asi que esta ordenada disciplina al leer los

Salmos puede ayudar a uno en estar en contacto con sus emociones y como

consecuencias ayudarle a expresar las emociones.

Cinco Paso Hacia la Honestidad

  • 1. Conéctese con sus emociones.

  • 2. Exprese sus emociones sea en su diario o a un amigo/cónyuge.

  • 3. Pídele a Dios las preguntas que arden en tu corazón, las preguntas que batallas durante el tiempo de aislamiento.

  • 4. Lean los Salmos en voz alta por 10 minutos. Después de cada vez, escríbalos en su diario cualquier respuesta tuya o de parte de Dios.

  • 5. Dile a un amigo sus luchas y temores.

2. Recordar

Me acuerdo de estas cosas, y derramo mi alma dentro de mí

....

Me acordaré,

por tanto, de ti desde la tierra del Jordán,” El salmista se recuerda de su

ministerio anterior y se recuerda de Dios. Desde que el período de aislamiento

toma lugar a menudo antes de un cambio de ministerio o una importante

transición en la vida, la reflexión también viene a ser una parte importante del

proceso. Por reflexión, no estoy simplemente refiriéndome a recordar los días

glorioso del ministerio, deseando que vuelvan. Sino es mas bien lo que Dios ha

desarrollado en ti valores importantes, actitudes, habilidades y experiencias de

tu tiempo anterior en el ministerio. Llevas en ti todos estos, aunque sin ser visto,

hacia la próxima fase de tu vida en el ministerio; por lo tanto, es crucial poder

articular claramente lo que estos valores y experiencias son antes de moverse a

la próxima fase del ministerio. Explicarlos en una forma articulada hace resaltar

las suposiciones intuitivas esenciales, las cuales dirigían tu ministerio. Mientras

piensas en manera retrospectivas en los últimos años de vida ministerial,

¿cuáles son los aspectos más resaltantes en tu tiempo en el ministerio?

¿Cuándo fue cuando disfrutaste el ministerio a lo máximo? ¿Cuándo

experimentaste la mayor libertad en el ministerio? ¿Cuáles fueron las actitudes

en cuanto al conflicto? ¿Son los períodos de conflictos lo que todavía te traer en

confusión? ¿Cómo podrías resolver el conflicto la próxima vez que encuentres

uno? ¿Qué hallaste de doloroso en tu vida ministerial?

Otro importante aspecto de recordar tiene que ver con tu propio

surgimiento en el liderazgo. ¿Cómo te está creando Dios como el líder que El

quiere que seas? Usa el período de aislamiento para reflexionar sobre tus

propias habilidades naturales, destrezas adquiridas y dones espirituales

(dotación). ¿Cómo has experimentando tu dotación? ¿A cuál estilo de liderazgo

te sientes atraído? 24 Vuelve a ver tus experiencias como líder y piensa en el tipo

de líder que eres. Por ejemplo, ¿Eres más orientado a la relación o a las tareas?

¿Disfrutas mas el ser un visionario y mover a otros hacia los propósitos de Dios

en sus vidas? ¿Prefieres estar detrás de la escena de organización? El estilo de

liderazgo varía para cada persona pero te puedes dar cuenta de cuáles son tus

amplios rasgos de quien eres tu como tal.

Finalmente, recuerda quien es Dios. Al leer la Biblia, toma en cuenta que

las promesas de Dios que da a Su pueblo y nota la inigualable fidelidad en

cumplir estas promesas. Una promesa para Abrahan en Génesis 12 fue

cumplida en cada generación que continuó y al final se cumplió en nosotros por

medio de nuestra relación con Jesús. Nota también cómo Dios te ve como su

hijo(a) amado(a). Date cuenta de la herencia que tienes. Todas estas verdades

traen consuelo a tu período de aislamiento especialmente cuando parece que

Dios está algo distante. Profundízate en la verdad de la palabra de Dios y la

verdad de su fidelidad se estará formando en ti. Este manera de recordar nos

guía a la próxima parte del desarrollo en el aislamiento – tener esperanza

constante en perspectiva.

Siete Ejercicios de Ayuda Hacia Recordar

  • 1. Escribe una breve historia de tu ministerio anterior.

  • 2. Toma tiempo para agradecer a Dios por tu experiencias en tu ministerio anterior y recuerda que nada paso por accidente sino que puede ser usado por Dos para moldearte.

24 El principio de “Semejante Atrae Semejante” a menudo da perspectivas sobre la dotación de una persona en el liderazgo. Si se siente atraído al liderazgo de una persona, es muy posible que tengas o tendrás una dotación similar.

3.

De tu historia escrita, resalta a lo menos cinco valores claves que has

ganado durante tu tiempo de ministerio y aquello nutrirá tu ministerio

futuro. ¿Cuáles son estos valores y por qué son importantes?

  • 4. Escribe lo que percibes que es tu dotación incluyendo tus habilidades naturales, destrezas adquiridas y dones espirituales.

  • 5. Recuerda y escribe sobre un momento en el cual disfrutaste el ministerio y sentiste realizado realizándolo.

  • 6. Escribe acerca de cualquier conflicto sin resolver que todavía te influye.

  • 7. Sumérgete en las Escrituras y date cuenta de las promesas de Dios.

3. Tenga Esperanza – Guardar la Perspectiva

Espera en Dios; porque aún he de alabarle, Salvación mía y Dios mío.” Así

como lo estéril y sin vida del invierno eventualmente anticipa la vida que se da

en la primavera, así también el morir a uno mismo en el tiempo de aislamiento

termina y uno experimenta la vida de resurrección. Como lo mencione antes, EL

AISLAMIENTO TERMINARA, y Dios siempre es fiel para sacar al líder del

aislamiento. Puedes esperar tener períodos de aislamiento y también sus salidas

del mismo respectivamente. De sólo saber que el dolor que uno experimenta en

el aislamiento no durará indefinidamente te da esperanza en medio del mismo.

Te puedo garantizar que aunque el dolor del aislamiento es muy difícil, te

gustará los resultados de un período de aislamiento en tu vida. Te gustará la

libertad, te gustará el saber lo que Dios ha creado que seas, y te gustará la

profundidad de la relación que experimentarás con el Señor.

En la sección anterior he tratado de bosquejar las etapas del aislamiento.

Permite que estas etapas te den perspectiva y alcances en donde te encuentras

a ti mismo en el proceso del aislamiento. Si estás siendo “expuesto al

descubierto”, espera la profundidad de intimidad que viene cuando te das cuenta

de quien eres. Si estas batallando con Dios, espera aquel momento especial en

el futuro que Dios traerá al desarrollar una relación honesta con El. En otras

palabras, conoce los propósitos de los períodos de aislamiento y trabaja para

poder discernir lo que Dios está haciendo en tu vida. Teniendo esto en mente te

ayudará a guardar la perspectiva aun durante los más difíciles días y semanas.

Cinco Sugerencias Utiles para Tener Esperanza

  • 1. Comprende el proceso de aislamiento y recuerda que tiene un final

  • 2. Reflexiona en las promesas que Dios te ha dado y ha cumplido en tu caminar con El. Dios será fiel para cumplir estas promesas.

3.

Vuelve a la historia que escribiste antes y date cuenta de los aspectos de

destino. Nota las situaciones o incidentes que de alguna manera indican

cual es el destino de tu ministerio.

  • 4. Con algo de tu experiencias de destino en mente, reflexiona en lo que Dios puede estar trayendo para formar en ti durante este tiempo de aislamiento como tu preparación para tu futuro.

  • 5. Mantener un récord de experiencias de afirmaciones divinas y ministeriales y periódicamente lea este récord para recordarte el obrar de Dios en tu vida.

  • 4. Consiga un Mentor

Tener un mentor quien han pasado por aislamiento te proveerá una guía

espiritual que te ayudará a obtener perspectiva y proveerá una amistad para que

se identifique con la confusión que uno experimenta en el aislamiento. Habrá

muchos momentos en el aislamiento en tu vida que necesitarás que todo esto irá

mejor, de que saldrás de este período, y que gustarás de la transformación en tu

vida. Los mentores también pueden ayudar para ser honesto acerca de tus

experiencias de aislamiento y hacer las preguntas más profundas, las cuales

revelan tu corazón. Finalmente, un mentor con discernimiento puede ayudarte a

ver las barreras que tiene en tu corazón hacia la honestidad e intimidad. Un

mentor con discernimiento puede jugar un papel crucial en la formación de

carácter que Dios está trayendo durante el aislamiento, esto es al decirte la

verdad acerca de quien eres y animándote a profundizarte con Dios.

Cinco Sugerencias Acerca del Mentoreo

  • 1. Entrevista a varios mentores potenciales quienes hayan experimentado aislamiento o un tiempo en el desierto, por así decirlo, para ver con quien se puede conectar tu corazón.

  • 2. Pídele al mentor reunirse contigo para mantener en una relación de rendir cuentas mientras estás en el tiempo de aislamiento.

  • 3. Ponte de acuerdo sobre un formato para tus reuniones y con cuanta frecuencia te deberías reunir con ese mentor.

  • 4. Comparte con tu mentor las cosas que sientes Dios puede estar deseando para transformarte durante este tiempo de aislamiento

  • 5. Con el consejo de tu mentor establece metas para tu relación de mentoreo que facilite lo que Dios está haciendo en tu vida durante este período.

  • 5. Escuchando la Voz de Dios

Durante los momentos más oscuros de uno de mis propios períodos de

aislamiento, temí que Dios me había abandonado – que yo estaría por siempre

sólo contemplando a otros entrar y realizar ministerios fructíferos mientras yo

yacía sentada en una banca, por así decirlo. Trabajando en una pastelería mis

días estaban siendo llenados de cosas mundanales – limpiando ventanas,

limpiando el piso, haciendo lazos y preparando la mercadería. Lo encontré muy

difícil encontrar algún significado espiritual en mis actividades diarias. Dios

parecía estar en silencio. En estos momentos pude a menudo oír la voz del

enemigo poniendo dudas en mi corazón: “Ya ves, Dios te ha abandonado – eso

es lo que El es. Cuando mas lo necesitas es cuando menos aparece para darte

seguridad. Nunca volverás a experimentar gozo otra vez” y así sucesivamente.

Para combatir estas mentiras las cuales desviaban mi atención y oído de la voz

de Dios de Dios, trate varias disciplinas espirituales para hacer me recordar de la

verdad de la presencia de Dios y de la verdad del compromiso de Dios conmigo.

La primera disciplina es denominada “Practicando la Presencia de Dios”

(Lawrence 1958). En esta disciplina la meta es estar al cuidado de la presencia

de Dios en cada momento. Comencé a pensar acerca de Dios cada hora del día.

Mientras el tiempo se acercaba volvía los pensamientos de mi corazón a Dios,

pidiendo si es que El tenía algo que decirme y esperando oír Su respuesta a mi

corazón. También tomé esos momentos para decir en oración lo que estaba

pensando o sintiendo en ese momento. Al establecer mi disciplina de enfocar

mis pensamientos en Jesús cada hora, trate de hacer más corto los intervalos

para saber que su presencia estaba conmigo en mis actividades diarias. Algunas

veces la voz de Dios hablaba quietamente a mi corazón con respecto a un

cliente que atendía dándome una palabra de aliento para esa persona. A veces

la voz de Dios me animaba. Muchas veces aún le sentía estar en silencio y

necesitaría así seguir trabajando en mis sentimientos sobre su aparente silencio.

Mucho de mi lucha durante el aislamiento fue que las mentiras del

enemigo era con respecto a Dios o con respecto a mí. En estas situaciones

escogía una meditación de verdad particular para repetirla en voz alta en mi

tiempo de oración y repetirla en silencio en mi mente durante el día. Por ejemplo,

del Salmos 42 escogía “Espera en Dios; porque aún he de alabarle, Salvación

mía y Dios mío” y lo repetía por una semana al practicar la presencia de Dios. A

veces escogía una meditación más litúrgica como: “Señor Jesús, Hijo de Dios

permíteme tener de tu paz,” y ésta sería mi oración a lo largo del día. Otras

veces escogía una meditación acerca de una verdad de lo que soy como hija de

Dios tal como: “Soy una hija del Dios Altísimo. El crea y llama a mi todo ser.”

Meditaciones tales como las mencionadas arriba permitían que la verdad en mi

vida fluyan y me mantengan cimentada cuando la depresión venía. Estas

también me ayudaban a estar consciente de la presencia de Dios y que pueda

escuchar el susurro de Su voz. Tal vez una de estas disciplinas trabajarán para ti

también.

Tres Ayudas Para Escuchar la Voz de Dios

  • 1. Consigue una copia del libro del hermano Lawrence, “La Práctica de la Presencia de Dios” y trata de usar este método para estar constantemente atento a la presencia de Dios.

  • 2. Medita en la verdad que es apropiada a tu situación y a lo que tienes batallas.

  • 3. Trata de usar la disciplina de “oración central.” Escoge un versículo de la Biblia y medita en él. Lee el versículo en voz alta varias veces y permite que el Señor haga resaltar una de las palabras del versículo. Concéntrate en esta palabra por diez minutos. (Me he dado cuenta que es mejor poner una alarma del despertador; de otra forma uno estará muy distraído por preocuparse por cuanto uno ha estado orando).

  • 6. Acepte Abiertamente el Aislamiento

Durante los momentos más oscuros del Aislamiento, serás tentado

a salirte del aislamiento sea por llenar tu horario con actividad y aceptar

oportunidades ministeriales muy temprano. Especialmente si eres

motivado por la admiración (alabanza) o por tener tus necesidades

satisfechas al servir a otros, esto será especialmente tentador el evitar la

realidad del aislamiento optando salir de él. Aparte de las experiencias de

aislamiento que son voluntarias, siempre tendrás la elección de desear

salirte muy temprano. Sin embargo, una salida temprana del aislamiento

evita la transformación que Dios trae a la vida en aislamiento. Al entrar en

aislamiento determínate a aceptar y recibir abiertamente todo lo que Dios

tiene para ti durante este período. Determina de profundizarte con Dios en

tu corazón, determínate a dar preguntas más profundas y sentir tus

emociones.

Debes tomar decisiones de antemano para poder experimentar el

desarrollo y la libertad que Dios traerá durante el período de aislamiento.

Primero que nada decide a permanecer en aislamiento hasta que el Señor

soberanamente te saque del aislamiento. Los meses parecen

intensamente largos para alguien en aislamiento ya que las emociones

que son experimentadas se hallan en un nivel profundo y porque el Señor

confronta el alma a un nivel profunda. Como el salmista en el Salmos 13

le preguntarás, “¿Hasta cuándo, Jehová?” vez tras vez (en honestidad de

nuevo). No hay una manera real de decirle cuánto tiempo puede estar uno

en aislamiento – dar un cálculo estimado es solamente para desilusionar

a cualquiera. A pesar de no poder predecir el tiempo de duración de una

experiencia de aislamiento, puedes decidir que no te saldrás de este

período hasta que el Señor te de la salida de ésta y que a la misma vez

puedas determinar en una forma proactiva alcanzar los temas profundos

que el Señor está deseando transformar en tu vida.

He hallado de bastante utilidad cuando uno está en aislamiento el

pertenecer a una comunidad de personas que estén comprometidos

contigo y viceversa. En este contexto de apoyo, uno debe comprometerse

a tomar la decisión de dejar el aislamiento solamente después que el

grupo haya orado y dialogado junto si es el tiempo de Dios. Estar abierto

a sus sugerencias en tomar una decisión y uno necesita que ellos

escuchen a Dios en nuestro favor.

En segundo lugar, puedes determinar profundizarte con Dios

durante el período de aislamiento. Permite tener mucho tiempo disponible

en tu horario para retiros personales, vigilias en un monasterio, caminatas

largas en las tardes, momentos a solas en quietud después que los niños

se han dormido o oraciones temprano en la mañana. Practica las

disciplinas espirituales tales como la oración, vida solitaria, silencio, ayuno

y meditación (Foster 1988). 25 Hay muchos centros de retiro que ofrecen

apoyo espiritual. Trate de conectarse con alguien que le sirva de guía

espiritual para que te de sugerencias/disciplinas que te moverán a una

relación más profunda con Dios. Lee los Salmos en voz alta por 10

minutos diariamente. La iglesia Cristiana a través de las edades ha usado

esta forma de oración para traer a sus miembros a una profunda intimidad

con el Señor (Peterson 1989: 5:6). Leyendo los Salmos a voz alta también

pone al descubierto muchos de las emociones que han estado enterradas

en tu corazón. Al leer/ hablar las emociones del salmista empezarán a

experimentar tus propias emociones. Asegúrate de escribirlas en tu diario

las oraciones, pensamientos y emociones – esto también te ayudará el

proceso de crecimiento de espiritual reflexionando.

En tercer lugar, saber que Dios usa el período de aislamiento para

transformar el carácter de los líderes. Toma una mirada honesta a tus

motivaciones para ministrar y cualquiera de las barreras que podrías alejarte de

ministrar en una manera sana. Por ejemplo, muchos de los líderes que he

conocido luchan con el trabajolismo 26 y el activismo. A menudo una orientación a

hacer puede alimentar el activismo – estos líderes deben estar haciendo algo,

deben ser exitosos en el ministerio para así tener un valor como persona. Estos

patrones puede que sea patrones a lo largo de la vida y frecuentemente toman

la profundidad de un período de aislamiento para descubrir las razones

escondidas que incentivan el activismo. Esta sanidad puede ser acelerada por

medios como consejerías y círculos de amigos de verdad. Para algunas

personas la consejería en relaciones con otros ayudan a revelar muchas de las

  • 25 Como los atletas entrenan diariamente para que sus músculos respondan cuando necesitan correr o para un juego, las disciplinas espirituales ejercitan los músculos de nuestra espiritualidad, para que así podamos recibir abiertamente todos lo que Dios tiene.

  • 26 Es un término adaptado que explica la adicción al trabajo (del Ingles Workaholism).

fuentes que originan el activismo en una persona. Las barreras también pueden

ser sanadas por medio de sesiones de sanidad interior. Hay muchas maneras

por las cuales los líderes pueden encontrar sanidad y recuperarse durante el

aislamiento. La idea importante aquí es determinar de antemano e

intencionalmente buscar a Dios y su transformación durante este período.

Determina metas para el crecimiento personal y la espiritualidad mientras estés

en aislamiento. Si encuentras barreras para esto pide oración o consejería para

avanzar en medio de ellas. Ten paciencia en el aislamiento – no durará por

siempre.

CAPITULO 8

El Aislamiento y la Línea Cronológica

Cuando Kathy llegó al Seminario Fuller no sabía que estaría avizorando

una transición importante en su vida y ministerio. Ella estaba tomando su año

sabático con la misión con que trabajaba y tenía muchos deseos de regresar al

campo misionero.

En su primera clase, justamente sobre desarrollo de liderazgo, Kathy

tomó un tiempo para reflexionar en el resultado de su vida y ministerio. Con gran

gozo se dio cuenta que Dios la había formado en verdad y había moldeado su

vida para ser una líder. Sus experiencias ministeriales se acentuaron más

mientras aprendía de los parámetros y la teoría que en una forma intuitiva

conocía. Kathy también se inscribió para tomar dos cursos de teología. Estos

dos también la inspiraron para poder ver la fidelidad de Dios en edificar a su

iglesia mientras experimentaba en una nueva manera la simplicidad y la

complejidad de los planes de Dios en Jesucristo. Como resultado de su

creciente deseo para estudiar, Kathy comenzó a considerar la posibilidad de

permanecer más tiempo en Fuller.

Mientras tanto por razones de su destreza en teología, uno de los

profesores de Kathy se percató de su trabajo y expresó un interés de servirle

como mentor. Ellos comenzaron el trabajo de mentoreo de inmediato, lo cual le

permitió avanzar en sus estudios. Ella comenzó a buscar la guía de Dios con

respecto a sus estudios. En este momento, ella estaba muy segura que no

regresaría al campo misionero, por lo menos por ese tiempo.

Después de un tiempo de discernir con el apoyo de sus relaciones, Kathy

decidió permanecer en Fuller. Sin embargo los planes de Dios para ella no

estaban revelados completamente hasta un tiempo después cuando ella

experimentó un cambio de paradigma. Ya que Kathy provenía de una

organización que no permite a las mujeres enseñar a los hombres, nunca se le

imagino ella que ingresaría a un programa doctoral para así regresar al campo

misionero para entrenar a otros en educación teológica. Sin embargo, esto era

exactamente lo que Dios tenía en mente para ella. El profesor que le había

estado sirviendo como mentor le invitó a que permaneciera en el seminario para

estudios especializados. Ella descubrió una metodología particular para

entrenamiento, lo cual si recibía el estudio apropiado, investigación podría

transformar ministerios en varios países. Kathy entró en un proceso de discernir

una vez mas e involucrarse en sus estudios doctorales.

Kathy tenía planes de tomar un sabático por un año pero se convirtió en

un programa doctoral de cinco años. Cuando ella vino a Fuller se encontraba en

una Fase de Transición en su ministerio, lo cual movió a su próximo fase de

desarrollo ministerial.

Al revisar varios estudios de casos de muchos líderes, he descubierto que

un período de aislamiento ocurre mayormente cuando un líder entra una fase de

transición y durante un cambio de paradigma de Hacer a Ser.

LA FASE DE TRANSICIÓN

Un líder frecuentemente entra en transición en el ministerio por medio de

una experiencia de aislamiento. No importa cómo es que el líder entra en el

aislamiento, sea voluntaria o involuntariamente, el tiempo de aislamiento puede

ser la primera fase de una transición en el liderazgo, la cual tomará hacia un

nuevo ministerio que Dios ha diseñado específicamente para él o ella. En el

gráfico, se da un una línea cronológica genérica que muestra las diferentes

fases del desarrollo de la vida de líderes. Normalmente, los líderes experimentan

una importante transición emocional, espiritual y ministerial al entrar a cada

nueva fase. Clinton llama a esto Fase de Transición. (Clinton: 1994:158).

I. Fundamentos II. Crecimiento III. Ministerio Ministeriales Ministerial Distintivo Fundamentos A. Ministerio B. Ministerio A. Rol
I. Fundamentos
II.
Crecimiento
III. Ministerio
Ministeriales
Ministerial
Distintivo
Fundamentos
A. Ministerio
B. Ministerio
A. Rol
Soberanos y
Provisional
Competente
Transición de
B. Transición
C. Convergencia
Liderazgo

Figura 1. La Línea Cronológica del Ministerio Básico

Estos períodos de transición tienes varias fases las cuales coinciden actualmente con las etapas de un período de aislamiento.

Esta primera etapa en un tiempo de transición es el punto de entrada. Los

líderes entran en este etapa por medio de un suceso repentino como un

sabático, conflicto o crisis. El punto de entrada puede señalar la transición del

líder de un rol ministerial para entrar a otro. Los líderes pueden o no pueden

saber que estarán siendo introducidos a otro ministerio. Sin embargo, si uno

sabe que está en un tiempo de transición y que en realidad este tiempo lo

moverá hacia otro ministerio, proveyendo un buen término al ministerio anterior

lo cual es un aspecto crucial para entrar a una transición saludable.

Proveyendo un término apropiado requiere varias acciones – la más

importante tiene que ver con involucrarse uno mismo para poder sentir dolor por

dejar el ministerio. Dependiendo de las circunstancias de la transición, uno

puede experimentar una serie de emociones en el proceso. Toma tiempo para

sentir estas emociones – tristeza, amargura, gozo – y expresarlas abiertamente

con una red de apoyo. 27 Si uno tiene cierto control en su tiempo de partida, es

bueno pedir un tiempo en el cual la iglesia, representantes de la misión o una

red de apoyo puedan enviarlo a uno con su bendición. Es bueno tener un tiempo

para poder despedirse y dejar su bendición también. Escriba cartas de

afirmación a aquellos con quienes ha trabajado uno.

La segunda etapa de este período de transición involucra la evaluación.

Aquí los líderes reflexionan sobre el ministerio que acaban de dejar (esta etapa

es parecida a lo que uno hacer “al recordar” visto en el capítulo siete.) Los

líderes recuerdan su ministerio anterior al sacar lecciones ministeriales de sus

experiencias y por desarrollar una filosofía ministerial basada en estas

experiencias. Mientras este período puede estar con un gran gozo por lo que

Dios ha cumplido por medio de la vida de los líderes, puede también ser un

tiempo de remordimiento al darse cuenta de los errores que se cometieron en el

ministerio. Tanto el gozo como el dolor actúan como catalizadores hacia un

entendimiento más profundo del ministerio y una contribución específica al Reino

de Dios.

En un momento dado durante la segunda fase del período de transición,

los líderes comienzan a “mirar hacia arriba.” En otras palabras, comienzan a

profundizar su relación con Dios – muchas veces porque es la única cosa que

les queda hacer o aferrarse. Como me referí anteriormente en este trabajo, el

líder se vuelve a Dios para buscar una definición e identidad para sí. Profundizar

la relación con el Señor impulsará eventualmente al líder hacia la etapa final de

la transición.

La tercera y final etapa del período de transición es la terminación de la

misma. Durante ésta, los líderes comienzan a ocuparse en lo que esta por venir.

Ellos exploran posibilidades para la próxima etapa de desarrollo y comienzan a

pensar en ideas para futuros roles ministeriales. Los líderes que comienzan a

salir del aislamiento usualmente tienen muchas opciones para ministrar en el

futuro. Por lo tanto, es importante que durante el tiempo de

transición/aislamiento reflexionar en la dotación de uno y los incidentes de

destino así como el apropiado rol para su nivel de influencia. Todos estos

asuntos apuntan a que el líder mire hacia la oportunidad apropiada de ministerio

de entre las muchas propuestas dadas.

27 Granger E. Westberg, Good Grief (Buen Dolor) (Philadelphia: Fortress Press, 1962) . Este libro describe brevemente las diez etapas que uno toma al pasar ante el dolor en una pérdida. A pesar que el libro ha sido escrito para tratar con la pérdida de algún ser querido, puede ser usado para ayudar a los líderes para manejar mejor al experimentar pérdida en medios de cambios.

Avanzando del Hacer al Ser

Jaime buscó el ministerio con gran energía y deseos. Su pasión se concentraba en los perdidos y llevó a muchos al conocimiento del Señor. Por razón de su carga por el evangelismo, Jaime estableció su primera iglesia durante su último año en la universidad. Desde ese momento, él plantó una nueva iglesia cada dos años. Su ministerio de oración por sanidad atrajo a muchos y así fue que Jaime frecuentemente oraba hasta largas horas en la noche y luego asistía a reuniones de oración muy temprano en la madrugada con los líderes y miembros de la congregación. Cuando Jaime no estaba entrenando a nuevos convertidos y líderes, uno podía encontrarlo usualmente en las calles compartiendo el evangelio. Jaime vivía, respiraba, comía, bebía y dormía con el ministerio – prácticamente cada hora estaba llena con algún tipo de evento ministerial.

El ritmo, sin embargo, no era motivado solamente por su amor por los

perdidos. Jaime hallaba muy difícil el tener que estar solo, o quedarse solo con

sus pensamientos y aspiraciones. No podía concentrarse y a menudo se ponía

deprimido cuando él trataba de tomar “retiros de silencio” de vez en cuando. No

se sentía que era “productivo” cuando no estaba metido en alguna forma de

ministerio. Jaime estaba motivado principalmente por el “hacer” del ministerio –

tratando la mejor y más reciente técnica de iglecrecimiento, tratando el último

método para entrenar líderes. En el área del hacer el ministerio, Jaime

finalmente sobrepaso sus límites hasta que finalmente se enfermo.

Al inicio parecía que Jaime estaba resfriado teniendo fiebre y ronquera.

No le ponía mucha atención a su enfermedad y continuaba así con su ministerio.

Eventualmente, la ronquera continuaba hasta que todo su cuerpo le dolía y se

sentía cansado. Jaime finalmente fue al médico y se dio cuenta que tenía

mononucleosis. El doctor le ordenó inmediatamente reposo.

Estando

lejos

de

las

actividades

ministeriales

Jaime

cayó

en

una

depresión, la cual el Señor le hizo saber de su obsesión compulsiva en el

ministerio. Esta compulsión no era aceptable, ya que para aquel tiempo que se

enfermo, su relación con Dios había sido dejada hace ya unos meses y estaba

realizando el ministerio en sus propias fuerzas.

Fue así

que no

fue

el

Señor

que hizo que Jaime se enferme,

es

por

seguro que Dios uso esto para llamar la atención de Jaime y hablarle acerca de

lo le estaba motivando en su ministerio. Cuando Jaime reflexionó durante su

período de aislamiento, él se dio cuenta que no tenía idea para qué Dios lo

había creado, ni menos sabía cuales era los dones que poseía. Tenía poca idea

de lo que deseaba en la vida. Aún se cuestionaba a sí mismo si debería

continuar en el ministerio porque era muy compulsivo - ¿podría hacer Jaime el

ministerio desde una fuente de íntima relación con Dios sin ser compulsivo?

Jaime estaba experimentando una transición importante en el liderazgo – estaba cambiando de una base del “hacer” a “ser” en cuanto a la manera que realizaba el ministerio. Muchos líderes “hacen” las tareas de ministerio, sin embargo, algo muy trascendental se produce cuando se dan cuenta de la importancia de ministrar por del “Ser” en Cristo (Clinton, 1985:156). En otras palabras, los líderes descubren y se aproximan a lo que Dios los ha

creado que sean – como personas con dones impartidos particularmente así como habilidades naturales, habilidades adquiridas y dones espirituales – y así es que pueden dedicarse al ministerio con un sentido de “SER.” Es bajo estos conceptos, es que el ministerio es solamente un reflejo de los líderes (lo que son como tales). Las actividades que ellos escogen y los roles que toman son todos apropiados para lo que Dios los ha creado que sean. Ellos no están escogiendo una técnica porque es simplemente una técnica mas, sino porque corresponde a lo que ellos son como líderes.

Frecuentemente Dios usa un período de aislamiento para traer una transformación porque a menudo los líderes necesitan ser puestos de lado del activismo del “hacer” ministerial para que se den cuenta de cuán compulsivos pueden volverse por el quehacer. Sin embargo, Dios nos ha creado con el ritmo de descanso de lo que es shabbat, y si perdemos este ritmo en medio del “hacer,” es muy seguro que nos perderemos a nosotros mismos. En el contexto de la experiencia de aislamiento, los líderes tienen la oportunidad de hacer las preguntas más profundas sobre ¿qué es lo que les motiva en sus ministerios? ¿Es el éxito? ¿El ser reconocido por otros? ¿Es de alguna manera el afán de satisfacer la necesidad de ser afirmados o aceptados? También al verse ellos mismo sin involucramiento ministerial se siente como que han perdido su identidad y batallan con sentimientos de no ser más aceptados por Dios cuando no están haciendo nada para “servirle.” Durante este período de “batalla,” es eventualmente cuando Dios saca a relucir y revela para lo que El ha creado a los líderes fuera de cualquier ministerio o servicio. En este momento preciso es cuando los líderes se dan cuentan de que Dios está más que dispuesto para tener una relación con ellos aún cuando no vuelvan al ministerio otra vez – Dios está emocionado con ellos aún si no pudiesen levantarse o moverse en sus vidas.

La transformación que surgen en las vidas de los líderes durante este período de aislamiento les permite una nueva libertad cuando éstos vuelven a entrar al contexto de ministerio. Ellos están libres para tomar cualquier ministerio que verdaderamente encaja con lo que son, y a la misma vez están libres para decir no a otras oportunidades, sabiendo que ellos no “se van a perder algo bueno.” En su nuevo entendimiento de “SER,” estos líderes pueden estar libres de la compulsión para realizar más cosas y pueden estar libres para incorporar reflexión y Shabbat en sus horarios sin la necesidad de atender a lo tirano de las cosas urgentes. Los líderes que ministran del “SER” están libres para avanzar calmadamente a través de sus horarios ministeriales, sabiendo a lo que Dios los ha llamado a hacer y a lo que no les ha llamado a hacer. Estos líderes que ministran bajo este paradigma “el ministerio fluye del Ser” son libres de verdad.

Volviendo a reflexionar en el estudio de caso sobre la vida de Amy Carmichael, observamos a una mujer que estaba de verdad satisfecha con Ser y no Hacer. Al saber que estaba muy débil para hacer el ministerio y poder sólo ver a un número limitado de visitantes a la vez, Carmichael vivió lo que le quedo de vida con una satisfacción de pasar horas con su Señor. Mientras estaba en su lecho y reflexionaba sobre su vida de ministerio y mientras entró en un nivel más profundo de intimidad con el Señor por medio de su tiempo en oración, Carmichael experimentó un empuje creativo de energía, la cual la movió a escribir como nunca antes. Ella escribió algunas de su más grandes y más estimadas obras durante este período; sin embargo, en el nivel superficial del “hacer,” parecía que ella estaba desperdiciando sus días en cama.

Mientras que la aceptación de la situación de Carmichael no llegó sin un cuestionamiento a Dios, por su parte, su relación con el Señor ya estaba a tal nivel de intimidad de que ella era capaz de pasar por medio de la desilusión de no poder ser activa en las cosas diarias en el ministerio que había establecido. La clave para avanzar en medio de su lucha fue una relación íntima con Dios que había sido edificado durante muchos años. Este fundamento la capacitó para no desalentarse en medio de su extremo sufrimiento.

El ejemplo de Carmichael de lo que es la dulce entrega al Señor habla muy claramente de lo que es nuestro Cristianismo consumido en la orientación por resultados. Su relación con Dios fue más que suficiente en verdad. Tener intimidad con el Señor fue su solo gozo y recompensa. Su relación con Dios ilumina una perspectiva clave para aquellos que experimentan aislamiento.

La experiencia de aislamiento llega a ser menos desalentadora en el contexto de una relación íntima con Dios que ha sido probada y hecha genuina. Si líderes han establecido en sus vidas un caminar diario e íntimo con el Señor entonces experimentarán todas sus emociones durante el aislamiento, pero es mas, la explícita confianza en el Señor los refuerza y asegura de la bondad de Dios hacia ellos. Ellos saben que el Señor está comprometido con sus vidas y su transformación que consecuentemente éstos reciben el aislamiento aun en medio de la más intensa de la transiciones en el ministerio.

CONCLUSIÓN

Un Período de Aislamiento – Le Sucederá pero Usted Puede Estar Preparado

Sucedió en las vidas de líderes en la Biblia, sucedió en las vidas de los

líderes a través de la historia y le sucederá en su vida. Entendiendo el propósito

y el proceso de aislamiento da luz en la aparente oscuridad y confusión de este

período.

Usted puede estar preparado para un tiempo de aislamiento al observar el

proceso en la vida de otros líderes. Muchos líderes antes de usted han

experimentando y caminado a través de un período de aislamiento. Saber que

Dios es fiel para darle poder a su experiencia de aislamiento y El lo sacará del

aislamiento en Su tiempo.

Usted

puede

estar

preparado

para

un

período

de aislamiento por

entender el proceso de aislamiento. Saber que al momento de entrar en el

aislamiento, tendrá un sentido de ser “expuesto” o “despojado;” se sentirá

inseguro al cuestionar quien es usted en realidad. Por medio de este proceso, el

Señor revelará lo que El ha planeado que usted sea y subsecuentemente usted

experimentará libertad.

Usted puede estar preparado para un período de aislamiento al confiar

que Dios le transformará. Esto es el propósito de Dios para usted durante el

aislamiento. Dios le liberará de las cosas que le previenen de ser para lo que

Dios le ha creado. El le llevará tiernamente a profundizar la relación con El. Al

final del aislamiento usted gustará de la transformación que Dios trae a su vida.

Usted puede estar preparado para un período de aislamiento por tomar

una decisión de antemano para aceptar el proceso de aislamiento. Tome una

decisión para permanecer en aislamiento hasta que el Señor lo saque de este

proceso. Tome una decisión para aceptar todo lo que Dios tiene para usted

durante el aislamiento. Dios hará cosas tremendas y maravillosas en su vida.

Espérelo y acepte su transformación.

APÉNDICE

APÉNDICE Definiciones Los Resultados y los Usos del Aislamiento Siete Pasos de Roberto Clinton para Enfrentar

Definiciones

Los Resultados y los Usos del Aislamiento

Siete Pasos de Roberto Clinton para Enfrentar el Aislamiento

Referencias Citadas

AISLAMIENTO

Sinónimo: Poner a un Lado

Introducción

Más del 90 % de líderes enfrentarán uno o más períodos importantes de

aislamientos en sus vidas. La gran mayoría no saben como enfrentar y sacar

provecho de estos períodos. Habiendo estudiado este período en la vida de

otros líderes y lo que Dios puede lograr en ellos puede ser de una ayuda

inmensa para el líder que enfrenta el aislamiento.

Definición

La actividad de formación conocida como Aislamiento se refiere al poner de lado

a un líder del contexto normal de ministerio o liderazgo debido a causa

involuntarias por un período de tiempo suficiente como para que produzca en el

líder una seria evaluación de vida y ministerio.

Ejemplos bíblicos: Jonás, Job, Elías, Habacuc, Pablo.

Comentario 1:

Usualmente esto significa que el líder es apartado de su contexto familiar por un

tiempo extendido para poder experimentar más de Dios en una manera nueva y

más profunda. A veces el aislamiento puede ocurrir en el mismo contexto del

ministerio.

Comentario 2:

Las experiencias de aislamiento pueden ser breves – como momentos intensos

que se pasan en un retito para buscar más de Dios o puede durar tanto como

varios meses y ocasionalmente más que un año.

Tres Categorías Importantes

Tipo

Ilustración(es) Típica(s)

I. Intervención Negativa/Soberana

Enfermedad y guerra

(Involuntaria)

II. Negativa/Oposición

Encarcelamiento, conflicto, disciplina

(Merecida/Auto-causada)

que dan las organizaciones

III. Auto-elección Positiva

Para ser renovado, para entrenamiento,

(Voluntaria)

estudios.

Resultados o Usos del Aislamiento

Tipo

 

Usos

I. Intervención Negativa/Soberana

Lecciones de quebrantamiento

(Involuntaria)

Aprender sobre sanidad sobrenatural

Lecciones sobre la oración

Profundidad de la vida interior

Un sentido intenso de urgencia para

 

cumplir

Desarrollar destrezas mentales

Sumisión a Dios

Dependencia en Dios

II. Negativa/Oposición

Lecciones de quebrantamiento

(Merecida/Auto-causada)

Sumisión a la autoridad espiritual

Valor a la perspectiva de otros

Dependencia en Dios

III. Auto-elección Positiva

Nueva perspectiva de uno

(Voluntaria)

mismo y el ministerio

Restauración del sentido de

destino

Tener guía, dirección

Estar abierto al cambio

Dependencia en todo el cuerpo

de Cristo

Lo Más Común en el Aislamiento

  • 1. Sentido de Rechazo (Tipo I o Tipo II especialmente)

  • 2. Sentido de Ser Puesto al Descubierto – Llegando a los Asuntos Centrales de vida

(Todos los tipos)

  • 3. Una profunda necesidad de Dios con el tiempo (Todos)

  • 4. Búsqueda de Dios (Todos)

  • 5. Sumisión a Dios

(Todos)

  • 6. Dependencia de Dios (Todos)

  • 7. Restaurar el deseo de servir a Dios en una manera más profunda (Todos)

Siete Pasos de Roberto Clinton para Enfrentar el Aislamiento

  • 1. Espérelo Cerca del 90 – 95 % de los líderes atraviesan una experiencia de aislamiento del Tipo I o II

  • 2. Reconozca que habrá un sentido de rechazo en esto. Es de mucha ayuda mantener un cuaderno de récord para escribir las afirmaciones divinas y las afirmaciones ministeriales que Dios manda. Revísalas a solas con Dios y sentirás un nuevo sentido de aceptación

  • 3. Determine de antemano profundizar su relación con Dios Dios te llevará a un lugar de más dependencia, quizás a un lugar de intimidad que no hubieras podido lograr sin este tipo de proceso.

  • 4. Saber que Dios en realidad te encontrará en el aislamiento. Aunque parezca algo lejano, no trates de salirte del aislamiento por ti mismo hasta que Dios te haya encontrado. De otra manera, puedes pasar por repetidas experiencias de aislamiento.

  • 5. Saber de los usos del aislamiento Busca ver y sentir cual de estos aislamientos Dios está operando en tu vida.

  • 6. Establecer metas Para el Tipo III de aislamiento establece metas para el crecimiento personal que incluya dependencia, intimidad y una caminar más profundo con Dios.

  • 7. Hablar a otros Cristianos que han pasado por aislamiento y otras formas de procesamiento profundo Ellos te darán perspectiva con un amplio sentido de identificación y empatía.

BIBLIOGRAFÍA

Baldwin, Joyce, G.

  • 1986 The Message of Genesis 12-50. Downers Grove: InterVarsity Press.

Bauer, Walter, Gingrich, F. Wilbur, Danker, Fredrick W.

  • 1979 A Greek-English Lexicon of the NT and Other Early Christian Literature.

Chicago: The University of Chicago Press.

Brother Lawrence

  • 1958 The Practice of the Presence of God. Old Tappan,NJ: Fleming H. Revell

Co.

Brown, Francis, Driver, S.R.,and Briggs, Charles A.

  • 1979 The New Brown-Driver-Briggs- Genesius Hebrew and English Lexicon.

Peabody, MA: Hendrickson Publishers.

Bruce, Fredrick F.

  • 1991 Paul: Apostle of the Heart Set Free. Grand Rapids: Eerdmans Publishing

Co.

Clinton, J. Robert.

  • 1989 Leadership Emergence Theory: A Self-Study Manual for Analyzing the

Development of a Christian Leader. Altadena, CA: Barnabas

Publishers.

_______________

  • 1988 The Making of a Leader: Recognizing the Lessons and Stages of

Leadership Development. Colorado Springs: NavPress.

_______________

  • 1994 Reader: ML530, Lifelong Development

Douglas, J.D. ed. Et al.

  • 1982 The New Bible Dictionary. Wheaton, IL: Tyndale House Publisher, Inc.

Foster, Richard J.

  • 1988 Celebration of Discipline: The Path to Spiritual Growth. Revised Ed. San

Francisco: Harper & Row.

Kraybill, Donald B.

  • 1978 The Upside-Down Kingdom. Scottdale, PA: Herald Press. La Sor, William S., David A. Hubbard, and Fredric W. Bush.

    • 1982 Old

Testament

Survey:

The

Message,

Form

and

Background of the Old Testament. Grand Rapids: Eerdmans Publishing Co.

Perowne, J.J. Stewart

  • 1996 The Books of Psalms: A New Translation with Introductions and Notes.

Vol. 2. Grand Rapids: Zondervan Publishing Co.

Peterson, Eugene H.

  • 1989 Answering God: The Psalms as Tools for Prayer. San Francisco: Harper &

Row.