Está en la página 1de 16

Instituto Guatemalteco Americano

Prof.
TIC
5to Bachillerato
Sección “D”

Computación en
la nube.

Maria Isabel Bonilla Diemecke


18/05/2011
Introducción:
Existen tantas aplicaciones y software para poder desarrollar una sola
acción pero estas aplicaciones y softwares necesitan un lugar o espacio
para almacenarse lo cual causa que nuestros sistemas operativos
lleguen a fallar hasta cierto punto. Por lo que se ha encontrado una
solución muy útil, existe el cloud computing o computación en la nube
que consiste en aplicaciones y software que no necesitan instalarse y
mucho menos espacio en los sistemas operativos para trabajar, ya que
se encuentran en línea y lo único que se necesita para usarlos es el
servicio de internet.
Computación en la nube.
La computación en nube es un sistema informático basado en Internet y
centros de datos remotos para gestionar servicios de información y
aplicaciones. La computación en nube permite que los consumidores y
las empresas gestionen archivos y utilicen aplicaciones sin necesidad de
instalarlas en cualquier computadora con acceso a Internet. Esta
tecnología ofrece un uso mucho más eficiente de recursos, como
almacenamiento, memoria, procesamiento y ancho de banda, al proveer
solamente los recursos necesarios en cada momento.

El término “nube” se utiliza como una metáfora de Internet y se origina


en la nube utilizada para representar Internet en los diagramas de red
como una abstracción de la infraestructura que representa.

Un ejemplo sencillo de computación en nube es el sistema de


documentos y aplicaciones electrónicas Google Docs / Google Apps. Para
su uso no es necesario instalar software o disponer de un servidor, basta
con una conexión a Internet para poder utilizar cualquiera de sus
servicios.

El servidor y el software de gestión se encuentran en la nube (Internet) y


son directamente gestionados por el proveedor de servicios. De esta
manera, es mucho más simple para el consumidor disfrutar de los
beneficios. En otras palabras: la tecnología de la información se
convierte en una servicio, que se consume de la misma manera que
consumimos la electricidad o el agua.

En este tipo de computación todo lo que puede ofrecer un sistema


informático se ofrece como servicio, de modo que los usuarios puedan
acceder a los servicios disponibles "en la nube de Internet" sin
conocimientos (o, al menos sin ser expertos) en la gestión de los
recursos que usan. Según el IEEE Computer Society, es un paradigma en
el que la información se almacena de manera permanente en servidores
de Internet y se envía a cachés temporales de cliente, lo que incluye
equipos de escritorio, centros de ocio, portátiles, etc. Esto se debe a
que, pese a que las capacidades de los PC han mejorado
sustancialmente, gran parte de su potencia se desaprovecha, al ser
máquinas de propósito general.

"Cloud computing" es un nuevo modelo de prestación de servicios de


negocio y tecnología, que permite al usuario acceder a un catálogo de
servicios estandarizados y responder a las necesidades de su negocio,
de forma flexible y adaptativa, en caso de demandas no previsibles o de
picos de trabajo, pagando únicamente por el consumo efectuado.
El cambio paradigmático que ofrece computación en nube es que
permite aumentar el número de servicios basados en la red. Esto genera
beneficios tanto para los proveedores, que pueden ofrecer, de forma
más rápida y eficiente, un mayor número de servicios, como para los
usuarios que tienen la posibilidad de acceder a ellos, disfrutando de la
‘transparencia’ e inmediatez del sistema y de un modelo de pago por
consumo.

Computación en nube consigue aportar estas ventajas, apoyándose


sobre una infraestructura tecnológica dinámica que se caracteriza, entre
otros factores, por un alto grado de automatización, una rápida
movilización de los recursos, una elevada capacidad de adaptación para
atender a una demanda variable, así como virtualización avanzada y un
precio flexible en función del consumo realizado.

La computación en nube es un concepto que incorpora el software como


servicio, como en la Web 2.0 y otros conceptos recientes, también
conocidos como tendencias tecnológicas, que tienen en común el que
confían en Internet para satisfacer las necesidades de cómputo de los
usuarios.

¿Como empezó?
El concepto de la computación en la nube empezó en proveedores de
servicio de Internet a gran escala, como Google, Amazon AWS y otros
que construyeron su propia infraestructura. De entre todos ellos emergió
una arquitectura: un sistema de recursos distribuidos horizontalmente,
introducidos como servicios virtuales de TI escalados masivamente y
manejados como recursos configurados y mancomunados de manera
continua. Este modelo de arquitectura fue inmortalizado por George
Gilder en su artículo de octubre 2006 en la revista Wired titulado Las
fábricas de información. Las granjas de servidores, sobre las que
escribió Gilder, eran similares en su arquitectura al procesamiento “grid”
(red, parrilla), pero mientras que las redes se utilizan para aplicaciones
de procesamiento técnico débilmente acoplados (loosely coupled, un
sistema compuesto de subsistemas con cierta autonomía de acción, que
mantienen una interrelación continua entre ellos), este nuevo modelo de
nube se estaba aplicando a los servicios de Internet.

La Práctica:
La computación en nube se sustenta en tres pilares fundamentales:
software, plataforma, e infraestructura. Cada pilar cumple un propósito
diferente en la nube y cubre distintas áreas de productos y servicios
para empresas y particulares de todo el mundo.

En el segmento de software, la computación en la nube ha demostrado


ser útil como un modelo de negocio. Ejecutando el software mediante
servidores centralizados en Internet en lugar de servidores locales, los
costes se reducen enormemente. Por otra parte, al eliminar los gastos
de mantenimiento, licencias y de hardware necesario para mantener
servidores locales, las empresas son capaces de ejecutar aplicaciones de
forma mucho más eficiente desde el punto de vista informático.

La plataforma de computación en nube (“Platform as a Service (PaaS)“)


permite a los usuarios acceder a aplicaciones en servidores
centralizados, sustentándose en la infraestructura de la nube. De esta
manera, permite el funcionamiento de las aplicaciones en nube,
facilitando la implementación de las mismas sin el costo y la
complejidad de mantener múltiples capas de hardware y software como
ha ocurrido hasta ahora.

El último segmento de la computación en nube, la infraestructura


(“Infrastructure as a Service (IaaS)“), representa en gran medida la
columna vertebral de todo el concepto. La infraestructura es la que
permite a los usuarios crear y usar el software y las aplicaciones.

En lugar de mantener centros de datos o servidores, los clientes


compran los recursos como un servicio completamente externo. Los
proveedores cobran los servicios según la base establecida y por la
cantidad de recursos consumidos.

Usos y
Aplicaciones:
La computación en nube se puede aplicar en casi cualquier entorno:
desde el pequeño comerciante que necesita un sitio web seguro de
comercio electrónico de forma rápida y barata, hasta el operario de ferry
que alcanza altos picos en su sistema informático en mayo y junio,
mientras que el resto del año se encuentra prácticamente inactivo.

Su aplicación puede ser muy útil por ejemplo, para el servicio de


bomberos cuando repentinamente necesitan más poder computacional
para predecir movimientos de incendios forestales durante el verano.

Los servicios de la computación en nube cubren desde aplicaciones


individuales de negocios, como el cálculo de impuestos, rentas o
contribuciones, hasta la externalización informática de alto rendimiento
para complejos diseños en 3D, películas de cine o investigación
científica.

El cliente puede en todo momento decidir qué aplicaciones usar y elegir


entre aquellas que son gratuitas y las que no lo son. En el caso de las
aplicaciones de pago, el coste irá en función de diversas variables, como
el servicio contratado, el tiempo que se ha usado ese servicio, el
volumen de tráfico de datos utilizado, etc.

Ventajas de la nube:
 Integración probada de servicios
Red. Por su naturaleza, la
tecnología de "Cloud Computing"
se puede integrar con mucha
mayor facilidad y rapidez con el
resto de sus aplicaciones
empresariales (tanto software
tradicional como Cloud Computing
basado en infraestructuras), ya
sean desarrolladas de manera
interna o externa.5
 Prestación de servicios a nivel mundial. Las infraestructuras de
"Cloud Computing" proporcionan mayor capacidad de adaptación,
recuperación de desastres completa y reducción al mínimo de los
tiempos de inactividad.
 Una infraestructura 100% de "Cloud Computing" no necesita
instalar ningún tipo de hardware. La belleza de la tecnología de
"Cloud Computing" es su simplicidad… y el hecho de que requiera
mucha menor inversión para empezar a trabajar.
 Implementación más rápida y con menos riesgos. Podrá empezar a
trabajar muy rápidamente gracias a una infraestructura de "Cloud
Computing". No tendrá que volver a esperar meses o años e
invertir grandes cantidades de dinero antes de que un usuario
inicie sesión en su nueva solución. Sus aplicaciones en tecnología
de "Cloud Computing" estarán disponibles en cuestión de semanas
o meses, incluso con un nivel considerable de personalización o
integración.
 Actualizaciones automáticas que no afectan negativamente a los
recursos de TI. Si actualizamos a la última versión de la aplicación,
nos veremos obligados a dedicar tiempo y recursos (que no
tenemos) a volver a crear nuestras personalizaciones e
integraciones. La tecnología de "Cloud Computing" no le obliga a
decidir entre actualizar y conservar su trabajo, porque esas
personalizaciones e integraciones se conservan automáticamente
durante la actualización.
 Contribuye al uso eficiente de la energía. En este caso, a la
energía requerida para el funcionamiento de la infraestructura. En
los datacenters tradicionales, los servidores consumen mucha más
energía de la requerida realmente. En cambio, en las nubes, la
energía consumida es sólo la necesaria, reduciendo notablemente
el desperdicio.
 Rápido: Los servicios más básicos de la nube funcionan por sí
solos. Para servicios de software y base de datos más complejos,
la computación en nube permite saltarse la fase de adquisición de
hardware y el consiguiente gasto, por lo cual es perfecta para la
creación de empresas.
 Actual: La mayoría de los proveedores actualizan constantemente
su software, agregando nuevas funciones tan pronto como están
disponibles.
 Elástico: Adaptable rápidamente a negocios en crecimiento o de
picos estacionales, ya que el sistema en nube está diseñado para
hacer frente a fuertes aumentos en la carga de trabajo. Esto
incrementa la agilidad de respuesta, disminuye los riesgos y los
costos operacionales, porque sólo escala lo que crece y paga sólo
lo que usa.
 Móvil: El sistema en nube está diseñado para ser utilizado a
distancia, así que el personal de la empresa tendrá acceso a la
mayoría de los sistemas en cualquier lugar donde se encuentre.
 Mínima inversión en infraestructura: El proveedor ofrece servicios
a varias empresas, las cuales se benefician de compartir una
infraestructura compleja y pagan solamente por lo que realmente
utilizan.

Desventajas:
 La centralización de las aplicaciones y el almacenamiento de los
datos origina una interdependencia de los proveedores de
servicios.
 La disponibilidad de las aplicaciones están desatadas a la
disponibilidad de acceso a internet.
 Los datos "sensibles" del negocio no residen en las instalaciones
de las empresas por lo que podría generar un contexto de alta
vulnerabilidad para la sustracción o robo de información y ademas
sale mucho mas económico que comprar un antivirus.
 La confiabilidad de los servicios depende de la "salud" tecnológica
y financiera de los proveedores de servicios en nube. Empresas
emergentes o alianzas entre empresas podrían crear un ambiente
propicio para el monopolio y el crecimiento exagerado en los
servicios.
 La disponibilidad de servicios altamente especializados podría
tardar meses o incluso años para que sean factibles de ser
desplegados en la red.
 La madurez funcional de las aplicaciones hace que continuamente
estén modificando sus interfaces por lo cual la curva de
aprendizaje en empresas de orientación no tecnológica tenga unas
pendientes pequeñas.
 Seguridad: La información de la empresa debe recorrer diferentes
nodos para llegar a su destino, cada uno de ellos ( y sus canales)
son un foco de inseguridad. Si se utilizan protocolos seguros,
HTTPS por ejemplo, la velocidad total disminuye debido a la
sobrecarga que requieren estos protocolos.
 Escalabilidad a largo plazo: A medida que más usuarios empiecen
a compartir la infraestructura de la nube, la sobrecarga en los
servidores de los proveedores aumentará, si la empresa no posee
un esquema de crecimiento óptimo puede llevar a degradaciones
en el servicio o jitter altos.

Capas de la computación en la nube:

Software como servicio


El software como servicio (en inglés software as a service, SaaS) se
encuentra en la capa más alta y caracteriza una aplicación completa
ofrecida como un servicio, en-demanda, vía multitenencia —que
significa una sola instancia del software que corre en la infraestructura
del proveedor y sirve a múltiples organizaciones de clientes. El ejemplo
de SaaS conocido más ampliamente es Salesforce.com, pero ahora ya
hay muchos más, incluyendo las Google Apps que ofrecen servicios
básicos de negocio como el e-mail. Por supuesto, la aplicación
multitenencia de Salesforce.com ha constituido el mejor ejemplo de
cómputo en nube durante unos cuantos años. Por otro lado, como
muchos otros jugadores en el negocio del cómputo en nube,
Salesforce.com ahora opera en más de una capa de la nube con su
Force.com, que ya está en servicio, y que consiste en un ambiente de
desarrollo de una aplicación compañera (“companion application”), o
plataforma como un servicio.

Plataforma como servicio


La capa del medio, que es la plataforma como servicio (en inglés
platform as a service, PaaS), es la encapsulación de una abstración de
un ambiente de desarrollo y el empaquetamiento de una carga de
servicios. La carga arquetipo es una imagen Xen (parte de Servicios Web
Amazon) conteniendo una pila básica Red (por ejemplo, un distro Linux,
un servidor Red, y un ambiente de programación como Perl o Ruby). Las
ofertas de PaaS pueden dar servicio a todas las fases del ciclo de
desarrollo y pruebas del software, o pueden estar especializadas en
cualquier área en particular, tal como la administración del contenido.

Los ejemplos comerciales incluyen Google App Engine, que sirve


aplicaciones de la infraestructura Google. Servicios PaaS tales como
éstos permiten gran flexibilidad, pero puede ser restringida por las
capacidades que están disponibles a través del proveedor.

Microsoft apuesta por Windows Azure. Plataforma de desarrollo en la


nube que permite crear y ejecutar aplicaciones codificadas en varios
lenguajes y tecnologías, como .NET, Java y PHP.

Infraestructura como servicio


La infraestructura como servicio (infrastructure as a service, IaaS) se
encuentra en la capa inferior y es un medio de entregar almacenamiento
básico y capacidades de cómputo como servicios estandarizados en la
red. Servidores, sistemas de almacenamiento, conexiones, enrutadores,
y otros sistemas se concentran (por ejemplo a través de la tecnología de
virtualización) para manejar tipos específicos de cargas de trabajo —
desde procesamiento en lotes (“batch”) hasta aumento de
servidor/almacenamiento durante las cargas pico. El ejemplo comercial
mejor conocido es Amazon Web Services, cuyos servicios EC2 y S3
ofrecen cómputo y servicios de almacenamiento esenciales
(respectivamente). Otro ejemplo es Joyent cuyo producto principal es
una línea de servidores virtualizados, que proveen una infraestructura
en-demanda altamente escalable para manejar sitios Web, incluyendo
aplicaciones Web complejas escritas en Ruby en Rails, PHP, Python, y
Java.

Tipos de nubes:
 Las nubes públicas se manejan
por terceras partes, y los
trabajos de muchos clientes
diferentes pueden estar
mezclados en los servidores,
los sistemas de
almacenamiento y otras
infraestructuras de la nube. Los
usuarios finales no conocen
qué trabajos de otros clientes
pueden estar corriendo en el
mismo servidor, red, discos como los suyos propios. Las nubes
públicas se refieren al modelo estándar de computación en nube,
donde los servicios que se ofrecen se encuentran en servidores
externos al usuario, pudiendo tener acceso a las aplicaciones de
forma gratuita o de pago.

 Las nubes privadas son una buena opción para las compañías que
necesitan alta protección de datos y ediciones a nivel de servicio.
Las nubes privadas están en una infraestructura en-demanda
manejada por un solo cliente que controla qué aplicaciones debe
correr y dónde. Son propietarios del servidor, red, y disco y
pueden decidir qué usuarios están autorizados a utilizar la
infraestructura. Las nubes privadas son una buena opción para las
compañías que necesitan alta protección de datos y ediciones a
nivel de servicio. En las nubes privadas el cliente controla qué
aplicaciones usa y cómo. La empresa es la propietaria de la
infraestructura y puede decidir qué usuarios están autorizados a
utilizarla.

 Las nubes híbridas combinan los modelos de nubes públicas y


privadas. Usted es propietario de unas partes y comparte otras,
aunque de una manera controlada. Las nubes híbridas ofrecen la
promesa del escalado aprovisionada externamente, en-demanda,
pero añaden la complejidad de determinar cómo distribuir las
aplicaciones a través de estos ambientes diferentes. Las empresas
pueden sentir cierta atracción por la promesa de una nube híbrida,
pero esta opción, al menos inicialmente, estará probablemente
reservada a aplicaciones simples sin condicionantes, que no
requieran de ninguna sincronización o necesiten bases de datos
complejas.

Critica:
Dado que la computación en nube no permite a los usuarios poseer
físicamente los dispositivos de almacenamiento de sus datos (con la
excepción de la posibilidad de copiar los datos a un dispositivo de
almacenamiento externo, como una unidad flash USB o un disco duro),
deja la responsabilidad del almacenamiento de datos y su control en
manos del proveedor.

La computación en nube ha sido criticada por limitar la libertad de los


usuarios y hacerlos dependientes del proveedor de servicios. Algunos
críticos afirman que sólo es posible usar las aplicaciones y servicios que
el proveedor esté dispuesto a ofrecer. Así, el London Times compara la
computación en nube con los sistemas centralizados de los años 50 y
60, en los que los usuarios se conectaban a través de terminales
"gregarios" con ordenadores centrales. Generalmente, los usuarios no
tenían libertad para instalar nuevas aplicaciones, y necesitaban la
aprobación de administradores para desempeñar determinadas tareas.
En suma, se limitaba tanto la libertad como la creatividad. El Times
argumenta que la computación en nube es un retorno a esa época y
numerosos expertos respaldan la teoría.

De forma similar, Richard Stallman, fundador de la Free Software


Foundation, cree que la computación en nube pone en peligro las
libertades de los usuarios, porque éstos dejan su privacidad y datos
personales en manos de terceros. Ha afirmado que la computación en
nube es "simplemente una trampa destinada a obligar a más gente a
adquirir sistemas propietarios, bloqueados, que les costarán más y más
conforme pase el tiempo.
Glosario con imagenes:
• Cloud computing:
La computación en nube es un sistema informatico
basado en Internet y centros de datos remotos para
gestionar servicios de información y aplicaciones.

• Aplicación:
Una aplicación es un tipo de programa
informático diseñado como herramienta para
permitir a un usuario realizar uno o diversos tipos
de trabajo.
• Software:
Se conoce como software al equipamiento
lógico o soporte lógico de una computadora
digital; comprende el conjunto de los
componentes lógicos necesarios que hacen
posible la realización de tareas específicas, en
contraposición a los componentes físicos, que
son llamados hardware.
• Jitter:
Se denomina Jitter (término inglés para
fluctuación) a la variabilidad temporal
durante el envío de señales digitales, una ligera desviación de la
exactitud de la señal de reloj (en inglés Clock). El jitter suele
considerarse como una señal de ruido no deseada.

• Virtualización:
Se refiere a la abstracción de los recursos de una computadora,
llamada Hypervisor o VMM (Virtual Machine Monitor) que crea una
capa de abstracción entre el hardware de la
máquina física (host) y el sistema operativo de la
máquina virtual (virtual machine, guest), siendo
un medio para crear una versión virtual de un
dispositivo o recurso, como un servidor, un
dispositivo de almacenamiento, una red o incluso
un sistema operativo, donde se divide el recurso
en uno o más entornos de ejecución.
• Web 2.0:
Es la transición que se ha dado de
aplicaciones tradicionales hacia aplicaciones
que funcionan a través del web enfocada al
usuario final. Se trata de aplicaciones que
generen colaboración y de servicios que
reemplacen las aplicaciones de escritorio.
• Grid:
La computación grid es una tecnología
innovadora que permite utilizar de forma
coordinada todo tipo de recursos (entre ellos
cómputo, almacenamiento y aplicaciones
específicas) que no están sujetos a un control
centralizado.
• Xen:

Xen es un monitor de máquina virtual de código


abierto desarrollado por la Universidad de
Cambridge. La meta del diseño es poder ejecutar
instancias de sistemas operativos con todas sus
características, de forma completamente
funcional en un equipo sencillo. Xen proporciona
aislamiento seguro, control de recursos, garantías de calidad de servicio
y migración de máquinas virtuales en caliente. Los sistemas operativos
pueden ser modificados explícitamente para correr Xen (aunque
manteniendo la compatibilidad con aplicaciones de usuario).

• PHP:
PHP es un lenguaje de programación interpretado, diseñado
originalmente para la creación de páginas web dinámicas. Es usado
principalmente para la interpretación del lado del
servidor (server-side scripting) pero actualmente puede ser
utilizado desde una interfaz de línea de comandos o en la creación
de otros tipos de programas incluyendo aplicaciones con interfaz
gráfica usando las bibliotecas Qt o GTK+.
• Java:
Java es un lenguaje de programación
orientado a objetos, desarrollado por Sun
Microsystems a principios de los años 90. El
lenguaje en sí mismo toma mucha de su
sintaxis de C y C++, pero tiene un modelo
de objetos más simple y elimina
herramientas de bajo nivel, que suelen
inducir a muchos errores, como la
manipulación directa de punteros o
memoria.

Conclusión:
Por todo lo anterior se sintetiza que la computación en la nube es uno de
los mejores recursos actuales para trabajar sin necesidad de abarcar
grandes espacios en la memoria de nuestros sistemas operativos y sin
preocuparnos de la saturación de información y lentitud de trabajo.
Haciendo de nuestro tiempo y trabajo algo más eficiente y efectivo
utilizando recursos que con el tiempo son más comunes como lo es la
computación en la nube.
Bibliografía:
• http://es.wikipedia.org/wiki/Computaci%C3%B3n_en_nube
• http://www.computacionennube.org/