Está en la página 1de 26

Cochabamba, 16 de marzo del 2011

Vicerrector universidad “UDABOL”

Gerente Regional

Dr. Alfredo Paz Mendez

Presente.-

Distinguido vicerrector mediante la presente le hago llegar un saludo muy


cordial y deseándole éxitos en toda sus actividades

El motivo de la presente es la solicitud de la beca por medio de intercambio


de servicio que ofrece la universidad “UDABOL” con la radio “HIT” donde yo ,
Luis Marco Moscoso Noriega con numero de pasaporte 4903210, estudiante
de la carrera de Medicina, solicito este beneficio.

Agradezco de antemano su gentil atención, me despido con un cordial saludo

……………………………………………………..

Luis Marco MOSCOSO NORIEGA

4903210
Leucocito
De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a navegación, búsqueda

Los leucocitos (también llamados glóbulos blancos) son un conjunto heterogéneo de


células sanguíneas que son los efectores celulares de la respuesta inmunitaria, así
intervienen en la defensa del organismo contra sustancias extrañas o agentes infecciosos
(antígenos). Se originan en la médula ósea y en el tejido linfático.

Contenido
[ocultar]

• 1 Características
• 2 Clasificación
• 3 Véase también

• 4 Enlaces externos

[editar] Características
Los leucocitos son células móviles que se encuentran en la sangre transitoriamente, así,
forman la fracción celular de los elementos figurados de la sangre. Son los representantes
hemáticos de la serie blanca. A diferencia de los eritrocitos (glóbulos rojos), no contienen
pigmentos, por lo que se les califica de glóbulos blancos.

Son células con núcleo, mitocondrias y otros orgánulos celulares. Son capaces de moverse
libremente mediante seudópodos. Su tamaño oscila entre los 8 y 20 μm (micrómetro). Su
tiempo de vida varía desde algunas horas, meses y hasta años. Estas células pueden salir de
los vasos sanguíneos a través de un mecanismo llamado diapédesis (prolongan su contenido
citoplasmático), esto les permite desplazarse fuera del vaso sanguíneo y poder tener
contacto con los tejidos al interior del cuerpo.

[editar] Clasificación
Según la forma del núcleo se clasifican en:

• Leucocitos con núcleo sin lóbulos o mononucleares:


o Linfocitos
o Monocitos

• Leucocitos con núcleo lobulado o polimorfonucleares:


o Neutrófilos
o Basófilos
o Eosinófilos

La observación a través del microscopio ha permitido clasificarlos según sus características


tintoriales en:

• Granulocitos: presenta gránulos en su citoplasma, con núcleo redondeado y


lobulado, formados en las células madres de la médula ósea: eosinófilos, basófilos y
neutrófilos.

Neutrófilo

Eosinófilo

Basófilo.

• Agranulocitos: no presenta gránulos en su citoplasma: linfocitos, monocitos y


macrófagos.

Linfocito

A pesar de estas clasificaciones y diferencias entre los leucocitos, todos se relacionan con
los mecanismos defensivos del organismo. Los granulocitos y los monocitos destruyen a
los microorganismos fagocitándolos mientras que los linfocitos producen anticuerpos
contra ellos.

[editar] Véase también


• Leucocitosis
• Leucopenia
• Leucemia
• Glóbulo rojo

[editar] Enlaces externos

Denominación

• Glóbulos blancos,
• Medición de leucocitos,
• Cuenta de leucocitos.

Definición

Los leucocitos o glóbulos blancos son células que están principalmente en la sangre y circulan por ella con
la función de combatir las infecciones o cuerpos extraños; pero en ocasiones pueden atacar los tejidos
normales del propio cuerpo. Es una parte de las defensas inmunitarias del cuerpo humano.

Se llaman glóbulos blancos, ya que éste color es el de su aspecto al microscopio.

Hay diferentes grupos de glóbulos blancos: los llamados polimorfonucleares (neutrófilos, eosinófilos y los
basófilos) y los mononucleares (los linfocitos y los monocitos).

El origen de todas las formas de leucocitos es a partir de células madres de la médula ósea.
PARA QUÉ SE REALIZA SU ESTUDIO

La modificación de la cantidad de leucocitos puede orientar al diagnóstico de enfermedades infecciosas,


inflamatorias, cáncer y leucemias, y otros procesos. Por ello el recuento es muy orientativo en diferentes
enfermedades. Además el porcentaje de cada grupo de leucocitos nos ofrecerá una mayor información para
precisar un diagnóstico.

Cuando en la medición de leucocitos se ven células jóvenes aparecen los neutrófilos en forma de núcleo en
forma de bastón (cayados), y un aumento del porcentaje de los glóbulos blancos polimorfonucleares, esto se
denomina como desviación "a la izquierda". Este término sugiere infecciones bacterianas agudas.

El estudio de los leucocitos se realiza habitualmente en un estudio de hematimetría y recuento leucocitario


completo.

Procedimiento de Obtención

Para realizar este análisis no se precisa estar en ayunas. Se puede realizar la toma en un lugar apropiado
(consulta, clínica, hospital) pero en ocasiones se realiza en el propio domicilio del paciente.

Para realizar la toma se precisa de localizar una vena apropiada y, en general, se utilizan las venas situadas
en la flexura del codo. La persona encargada de tomar la muestra utilizará guantes sanitarios, una aguja (con
una jeringa o tubo de extracción). Le pondrá un tortor (cinta de goma-látex) en el brazo para que las venas
retengan más sangre y aparezcan más visibles y accesibles.

Limpiará la zona del pinchazo con un antiséptico y mediante una palpación localizará la vena apropiada y
accederá a ella con la aguja. Le soltarán el tortor.

Cuando la sangre fluya por la aguja el sanitario realizará una aspiración (mediante la jeringa o mediante la
aplicación de un tubo con vacío). Al terminar la toma, se extrae la aguja y se presiona la zona con una torunda
de algodón o similar para favorecer la coagulación y se le indicará que flexione el brazo y mantenga la zona
presionada con un esparadrapo durante unas horas.

Problemas y Posibles Riesgos

1. La obtención mediante un pinchazo de la vena puede producir cierto dolor.


2. La posible dificultad en encontrar la vena apropiada puede dar lugar a
varios pinchazos.
3. Aparición de un hematoma (moratón o cardenal) en la zona de extracción;
suele deberse a que la vena no se ha cerrado bien tras la presión posterior y ha
seguido saliendo sangre produciendo este problema. Puede aplicarse una pomada
tipo Hirudoid® o Trombocid® en la zona.
4. Inflamación de la vena (flebitis); a veces la vena se ve alterada, bien sea
por una causa meramente física o por que se ha infectado. Se deberá mantener la
zona relajada unos días y se puede aplicar una pomada tipo Hirudoid® o
Trombocid® en la zona. Si el problema persiste o aparece fiebre deberá consultarlo
con su médico.

VALORES NORMALES DE LEUCOCITOS

Recién nacido 10 a 26 mil/mm3


A los 3 meses 6 a 18 mil/mm3
Al año de edad 8 a 16 mil/mm3
Entre los 3 y 5 años 10 a 14 mil/mm3
De los 5 a los 15 años 5,5 a 12 mil/mm3
Hombre adulto 4,5 a 10 mil/mm3
Mujer adulta 4,5 a 10 mil/mm3

QUÉ INDICAN LOS RESULTADOS ANORMALES

Un número disminuido de leucocitos (leucopenia) pueden aparecer en ciertas enfermedades:

• Fallo de la médula ósea (por tumores, fibrosis, intoxicación, etc.)


• Enfermedades autoinmunes (Lupus, etc.)
• Enfermedades del hígado o riñón
• Exposición a radiaciones
• Presencia de sustancias citotóxicas

Un número aumentado de leucocitos (leucocitosis) puede deberse a:

• Daño de tejidos en quemaduras


• Enfermedades infecciosas
• Enfermedades inflamatorias (por autoinmunidad-reumáticas ó por alergia)
• Estrés
• Leucemia

ALTERACIONES DE LA MEDICIÓN POR LA ACTUACIÓN DE MEDICAMENTOS

Pueden aumentar el número de leucocitos:

• Alopurinol
• Epinefrina ó adrenalina
• Cortisona
• Cloroformo
• Heparina
• Quinina
• Triamterene

Pueden disminuir el número de leucocitos:

• Antibióticos
• Anticonvulsivantes
• Antihistamínicos
• Antitiroideos
• Arsenicales
• Barbitúricos
• Diuréticos
• Quimioterápicos
• Sulfonamidas
El nombre científico de los glóbulos blancos es leucocitos. Son difíciles de ver en un
microscopio, por lo cual los científicos los tiñen de colores fuertes para poder estudiarlos
mejor. Al igual que los glóbulos rojos, los glóbulos blancos se forman en la médula ósea y
son creados por una célula madre.

Los glóbulos blancos son una parte muy importante del sistema
inmunológico. Su función es proteger el organismo de
infecciones producidas por gérmenes. Hay muchos tipos de
glóbulos blancos y cada uno de ellos tiene tareas específicas.
Hay linfocitos T y linfocitos B, monocitos y granulocitos.

Los glóbulos blancos pueden atravesar las paredes de los


capilares (los más diminutos vasos sanguíneos) para atacar,
destruir y consumir a los gérmenes invasores. Los granulocitos
contienen pequeños gránulos en su citoplasma o materia celular,
y pueden clasificarse como neutrófilos, basófilos y eosinófilos.
Los granulocitos reconocen ciertas señales que mandan los
gérmenes cuando invaden el cuerpo.

Los monocitos y linfocitos no contienen gránulos, pero cuando


los granulocitos detectan un germen invasor, los linfocitos y
monocitos lo encuentran y se lo comen. Luego los monocitos
examinan las partes de proteína que formaban el germen para
analizar de qué estaba formado. Después, los monocitos llaman a
los linfocitos T para que reconozcan como era el germen, y éstos
a su vez convocan a los linfocitos B, los cuales crean una arma
especial llamada anticuerpo para atacar a esos gérmenes. Los
linfocitos B crean muchas copias de estas armas o anticuerpos.
Cuando los anticuerpos encuentran su objetivo lo atacan, hieren
y matan, para que luego los granulocitos y monocitos terminen
con él. En una sola gota de sangre hay entre 7.000 y 25.000
glóbulos blancos.

La Hematología (de gr. hema: sangre, logo: estudio hematología: estudio de la sangre
αἷμα, -ατος-, "sangre" y -λογία, "estudio") es la especialidad médica que se dedica al
tratamiento de los pacientes con enfermedades hematológicas, para ello se encarga del
estudio e investigación de la sangre y los órganos hematopoyéticos (médula ósea, ganglios
linfáticos, bazo, etc) tanto sanos como enfermos.
La hematología es la rama de la ciencia médica que se encarga del estudio de los elementos
formes de la sangre y sus precursores, así como de los trastornos estructurales y
bioquímicos de estos elementos, que puedan conducir a una enfermedad.

La hematología es una ciencia que comprende el estudio de la etiología, diagnóstico,


tratamiento, pronóstico y prevención de las enfermedades de la sangre y órganos
hemolinfoproductores. Los especialistas en este dominio son llamados hematólogos.

Las enfermedades hematológicas afectan la producción de sangre y sus componentes, como


los glóbulos rojos, glóbulos blancos, la hemoglobina, las proteínas plasmáticas, el
mecanismo de coagulación (hemostasia), etc.

La hematología comprende el estudio del paquete celular, el perfil o el estado sanguíneo,


los cuales son:

La hematologia es la ciencia que estudia los trastornos sanguineos en diferentes campoos


que se establecen en lineas celulares llamadas linea eritroide, linea granulocitarias,
megacarociaticas, gracias

• Recuento de eritrocitos (y valor hematocrito)


• Recuento de leucocitos
• Determinación de hemoglobina
• Velocidad de sedimentación globular (VSG)
• Fórmula leucocitaria (recuento diferencial de leucocitos)

La hematología nos indica que existen personas que pueden presentar transtornos
sanguineos en diferentes campos que se estableces en lineas celulares llamadas linea
eritroide, granulocitaria, megacariocítica

Que son los glóbulos blancos en la sangre y


para que sirven?
• hace 5 años
• Reportar abusos

by Patty
Miembro desde:

16 junio 2006

Total de puntos:

738 (Nivel 2)
• Añadir a mis amigos
• Bloquear

Mejor respuesta - elegida por quien preguntó


Los leucocitos o glóbulos blancos son un conjunto de células sanguíneas cuya
función principal es la defensa del organismo de sustancias ajenas o agentes
infecciosos.

Los leucocitos son células móviles que se encuentran en la sangre, forman


parte de los Elementos Figurados y forman lo que se llama la 'serie blanca'.
Estas células, a diferencia de los hematíes, también llamados eritrocitos o
glóbulos rojos, no contienen pigmentos, por lo que se les califica de glóbulos
blancos. Son células con núcleo, mitocondrias y otros organelos celulares. Son
capaces de moverse libremente mediante pseudópodos. Sus dos tipos
principales son los 'leucocitos polimorfonucleares' y los 'linfocitos'. Los
primeros tienen su núcleo con una apariencia de fragmentación. Los segundos
presentan un núcleo bien unido e individualizado.

Su tamaño oscila entre los 20 y 8 um. Su tiempo de vida varía entre algunas
horas hasta meses y años. Estas Células pueden salir de los vasos sanguíneos
a través de un mecanismo llamado Diapedesis (prolongan su contenido
citoplasmático), esto les permite desplazarse fuera del vaso sanguíneo y poder
tener contacto con los tejidos al interior del cuerpo.

Fuente(s):
http://es.wikipedia.org/wiki/Gl%C3%B3bul…

• hace 5 años
• Reportar abusos

Calificación de la persona que pregunta:

Comentario de la persona que pregunta:

Su respuesta es una de las mas abarcadoras en el teama planteado


gracias...!!!!

¿No es la respuesta adecuada? Prueba Yahoo! Búsqueda


Buscar en Yahoo! por Búsqueda

Por el momento, esta pregunta no tiene comentarios.


* Debes entrar en Respuestas para añadir comentarios. Ingresa o Regístrate.

Otras respuestas (12)

• by oruga

Miembro desde:
16 agosto 2006

Total de puntos:

2.016 (Nivel 3)

o Añadir a mis amigos


o Bloquear

los Leucocitos o globulos blancos son los organismos que se encargan de


responder ante una infeccion o invasion de cualquier microorganismo en
el cuerpo, se subdividen en Eosinofilos ,Basofilos, Neutrofilos, Linfocitos,
mmm no recuerdo el otro que me falta, pero estos a su vez se elevan
dependiendo de cual sea el tipo de infeccion ,infestacion o desequilibrio
que presente el cuerpo, generalmente se elevan en infecciones pero
tambien los encontramos en valores anormales cuando se presentan
enfermedades del sistema inmunologico, o neoplasicas.ah! ya me
acordfe me faltaron los monocitos
Y tods estos sirven para defendernos son como nuestro
ejercito..ok...espero haber sido util en tu pregunta....Bye!!

Los eritrocitos, también llamados glóbulos rojos o hematíes, son los elementos formes
cuantitativamente más numerosos de la sangre. La hemoglobina es uno de sus principales
componentes, y su objetivo es transportar el oxígeno hacia los diferentes tejidos del cuerpo.
Los eritrocitos humanos carecen de núcleo y de mitocondrias, por lo que deben obtener su
energía metabólica a través de la fermentación láctica. La cantidad considerada normal
fluctúa entre 4.500.000 (en la mujer) y 5.000.000 (en el hombre) por milímetro cúbico (o
microlitro) de sangre, es decir, aproximadamente 1.000 veces más que los leucocitos.

Contenido
[ocultar]

Etimología
El nombre eritrocito deriva de la combinación de los vocablos griegos ἑρυθρός (erythros),
'rojo', y κύτος (cytos), 'cavidad o recipiente hueco'.1

[editar] Descripción
El eritrocito es un disco bicóncavo de más o menos 7 a 7,5 μm de diámetro y de 80 a 100
fL de volumen. La célula ha perdido su ARN residual y sus mitocondrias, así como algunas
enzimas importantes; por tanto, es incapaz de sintetizar nuevas proteínas o lípidos.

[editar] Origen
Los eritrocitos derivan de las células madre comprometidas denominadas hemocitoblasto.2
La eritropoyetina, una hormona de crecimiento producida en los tejidos renales, estimula a
la eritropoyesis (es decir, la formación de eritrocitos) y es responsable de mantener una
masa eritrocitaria en un estado constante. Los eritrocitos, al igual que los leucocitos, tienen
su origen en la médula ósea.

[editar] Proceso de desarrollo

Las etapas de desarrollo morfológico de la célula eritroide incluyen (en orden de madurez
creciente) las siguientes etapas:

• proeritroblasto
• eritroblasto basófilo
• eritroblasto policromatófilo
• eritroblasto ortocromático
• reticulocito
• hematíe, finalmente, cuando ya carece de núcleo y mitocondrias.
• metabolismo.

A medida que la célula madura, la producción de hemoglobina aumenta, lo que genera un


cambio en el color del citoplasma en las muestras de sangre teñidas con la tinción de
Wright, de azul oscuro a gris rojo y rosáceo. El núcleo paulatinamente se vuelve picnótico,
y es expulsado fuera de la célula en la etapa ortocromática.

La membrana del eritrocito en un complejo bilipídido–proteínico, el cual es importante para


mantener la deformabilidad celular y la permeabilidad selectiva. Al envejecer la célula, la
membrana se hace rígida, permeable y el eritrocito es destruido en el bazo. La vida media
promedio del eritrocito normal es de 100 a 120 días.

La concentración eritrocitaria varia según el sexo, la edad, la ubicación geográfica. Se


encuentran concentraciones más altas de eritrocitos en zonas de gran altitud, en varones y
en recién nacidos. Las disminuciones por debajo del rango de referencia generan un estado
patológico denominado anemia. Esta alteración provoca hipoxia tisular. El aumento de la
concentración de eritrocitos (eritrocitosis) es menos común.
La hemólisis es la destrucción de los eritrocitos envejecidos y sucede en los macrófagos del
bazo e hígado. Los elementos esenciales, globina y hierro, se conservan y vuelven a usarse.
La fracción hemo de la molécula se cataboliza a bilirrubina y a biliverdina, y finalmente se
excreta a través del tracto intestinal. La rotura del eritrocito a nivel intravascular libera
hemoglobina directamente a la sangre, donde la molécula se disocia en dímeros α y β, los
cuales se unen a la proteína de transporte, haptoglobina. Ésta transporta los dímeros al
hígado, donde posteriormente son catabolizados a bilirrubina y se excretan.

[editar] Los eritrocitos en los mamíferos

Eritrocitos nucleados en la sangre de la rana.

Los eritrocitos de los mamíferos no poseen núcleo cuando llegan a la madurez, es decir que
pierden su núcleo celular y por lo tanto su ADN; los anfibios, reptiles y aves tienen
eritrocitos con núcleo. Los eritrocitos también pierden sus mitocondrias y utilizan la
glucosa para producir energía mediante el proceso de glucólisis seguido por la fermentación
láctica.

Los eritrocitos son producidos continuamente en la médula ósea de los huesos largos,
aunque en el embrión, el hígado es el principal productor de glóbulos rojos. El bazo actúa
como reservorio de eritrocitos, pero su función es algo limitada en los humanos. Sin
embargo, en otros mamíferos, como los perros y los caballos, el bazo libera grandes
cantidades de glóbulos rojos en momentos de estrés. Algunos atletas han tratado de explotar
esta función del bazo tratando de liberar sus reservas de eritrocitos mediante fármacos, pero
esta práctica pone en riesgo al sistema cardiovascular, dado que éste no está preparado para
soportar sangre cuya viscosidad sea superior a la considerada normal.

[editar] Eritrocitos humanos

Los eritrocitos tienen una forma oval, bicóncava, aplanada, con una depresión en el centro.
Este diseño es el óptimo para el intercambio de oxígeno con el medio que lo rodea, pues les
otorga flexibilidad para poder atravesar los capilares, donde liberan la carga de oxígeno. El
diámetro de un eritrocito típico es de 6-8 µm. Los glóbulos rojos contienen hemoglobina,
que se encarga del transporte de oxígeno y del dióxido de carbono. Asimismo, es el
pigmento que le da el color rojo a la sangre.

[editar] Valores considerados normales de hematíes en


adultos

• Mujeres: 4 - 5 x 106/uL de sangre.


• Hombres: 4,5 - 5 x 106/uL de sangre.

[editar] Metabolismo energético del eritrocito


El metabolismo de los eritrocitos es limitado, debido a la ausencia de núcleo, mitocondria y
otros orgánulos subcelulares. Aunque la unión, el transporte y la liberación de oxígeno y
dióxido de carbono es un proceso pasivo que no requiere energía, existe una variedad de
procesos metabólicos dependientes de energía que son esenciales para la viabilidad de la
célula.

Las vías metabólicas más importantes para el eritrocito maduro necesitan glucosa como
sustrato. Estas vías se refieren a:

• glucólisis,
• ruta de la pentosa fosfato,
• vía de la hemoglobina reductasa,
• ciclo de Rapoport–Luebering

Estas vías contribuyen con energía, al mantener:

• el potasio intracelular alto, el sodio intracelular bajo y un calcio


intracelular muy bajo (bomba de cationes);
• hemoglobina en forma oxidada;
• elevados niveles de glutatión reducido;
• integridad y deformabilidad de la membrana.

[editar] Vía Embden–Meyerhof o glucólisis

Proporciona ATP para la regulación de la concentración intracelular de cationes (Na+, K+,


Ca2+, Mg2+) a través de bombas de cationes. El eritrocito obtiene energía en forma de ATP
del desdoblamiento de la glucosa por esta vía. Aproximadamente 90 a 95 por ciento del
consumo celular de oxígeno utiliza esta vía. Los eritrocitos normales no tienen depósitos de
glucógeno. Dependen por completo de la glucosa ambiental para la glucólisis. La glucosa
penetra a la célula mediante difusión facilitada, un proceso que no consume energía. Es
metabolizada a lactato, donde produce una ganancia neta de dos moles de ATP por un mol
de glucosa.
[editar] Ciclo de las pentosas

Proporciona nicotinamida-adenina dinucleótido fosfato y glutatión reducido para reducir


oxidantes celulares. Aproximadamente el 5% de la glucosa celular ingresa a la vía oxidativa
de las pentosas, un sistema auxiliar para producir coenzimas reducidas. El glutatión
reducido protege a la célula contra muchas lesiones producidas por agentes oxidantes
permanentes. Los oxidantes dentro de la célula oxidan los grupos sulfhidrilo (-SH) de la
hemoglobina, a menos que los oxidantes sean reducidos por el glutatión reducido. Es por
esto que es crucial en el eritrocito la función de esta vía.

[editar] Vía de la hemoglobina reductasa

Protege a la hemoglobina de la oxidación vía la NADH y metahemoglobina reductasa. Se


trata de una vía alterna a la vía Embden–Meyerhof, esencial para mantener al hierro hem en
el estado reducido Fe++. La hemoglobina con el hierro en estado férrico, Fe3+, es conocida
como metahemoglobina. Esta forma de hemoglobina no logra combinarse con el oxígeno.
La metahemoglobina reductasa, en unión con el NADH producido por la vía Embden–
Meyerhof, protege al hierro hemo de la oxidación. Sin este sistema, el 2 por ciento de la
metahemoglobina formada todos los días se elevaría, con el tiempo, a un 20-40 por ciento,
con lo que se limitaría gravemente la capacidad transportadora de oxígeno en la sangre. Los
medicamentos oxidantes pueden interferir con la metahemoglobina reductasa y producir
valores aún más elevados de metahemoglobina. Esto provoca cianosis.

[editar] Ciclo de Rapoport–Luebering

Este ciclo es parte de la vía Embden–Meyerhof, y tiene por finalidad evitar la formación de
3–fosfoglicerato y ATP. El DPG está presente en el eritrocito en una concentración de un
mol BPG/mol de hemoglobina, y se une con fuerza a la desoxihemoglobina, con lo que la
hemoglobina se mantiene en estado desoxigenado y se facilita la liberación de oxígeno. El
incremento en la concentración de difosfoglicerato facilita la liberación de oxígeno a los
tejidos mediante la disminución en la afinidad de la hemoglobina por el oxígeno. De esta
manera, el eritrocito cuenta con un mecanismo interno para la regulación del aporte de
oxígeno a los tejidos.

[editar] Hemoglobina
Artículo principal: Hemoglobina

Es un pigmento especial que da a los eritrocitos su color rojo característico. Su molécula


posee hierro, y su función es el transporte de oxígeno. Está presente en todos los animales,
excepto en algunos grupos de animales inferiores. Participa en el proceso por el que la
sangre lleva los nutrientes necesarios hasta las células del organismo y conduce sus
productos de desecho hasta los órganos excretores. También transporta el oxígeno desde los
pulmones (o desde las branquias, en los peces), donde la sangre lo capta, hasta los tejidos
del cuerpo.
Cuando la hemoglobina se une al oxígeno para ser transportada hacia los órganos del
cuerpo, se llama oxihemoglobina. Cuando la hemoglobina se une al CO2 para ser eliminada
por la espiración, que ocurre en los pulmones, recibe el nombre de desoxihemoglobina. Si
la hemoglobina se une al monóxido de carbono (CO), se forma entonces un compuesto muy
estable llamado carboxihemoglobina, que tiene un enlace muy fuerte con el grupo hemo de
la hemoglobina e impide la captación del oxígeno, con lo que se genera fácilmente una
anoxia que conduce a la muerte

La hemoglobina también transporta productos residuales y el dióxido de carbono de vuelta


a los tejidos. Menos del 2 por ciento total del oxígeno, y la mayor parte del CO2, son
mantenidos en solución en el plasma sanguíneo). La hemoglobina representa el 35 por
ciento del peso del eritrocito. Un compuesto relacionado, la mioglobina, actúa como
almacén de oxígeno en las células musculares.

Información general

Sangre circulando con aumento de 640X.

• El prefijo "hem—" ("hemo—" también "hemato—"), derivado del griego


αίμα haima, se usa en el léxico médico para referirse a lo relacionado
con la sangre. Por ejemplo: hemostasia, hematocrito, hemodinámico,
hematíe, hematopoyesis, etc.
• La sangre es una dispersión coloidal: las plaquetas representa su fase
continua y fluida, y los elementos formes representan la fase dispersa
del sistema, en forma de pequeños corpúsculos semisólidos.
• Antiguamente, la sangre era considerada, según la teoría humoral, la
sustancia predominante en individuos de temperamento sanguíneo.
• La sangre representa aproximadamente el 7% del peso de un cuerpo
humano promedio.1 Así, se considera que un adulto tiene un volumen de
sangre (volemia) de aproximadamente cinco litros, de los cuales 2,7-3
litros son plasma sanguíneo.
• En los humanos y en otras especies que utilizan la hemoglobina, la
sangre arterial y oxigenada es de un color rojo brillante, mientras que la
sangre venosa y parcialmente desoxigenada toma un color rojo oscuro y
opaco. Sin embargo, debido a un efecto óptico causado por la forma en
que la luz penetra a través de la piel, las venas se ven de un color azul.

[editar] Composición de la sangre


Como todo tejido, la sangre se compone de células y componentes extracelulares (su matriz
extracelular). Estas dos fracciones tisulares vienen representadas por:

• Los elementos formes —también llamados elementos figurados—: son


elementos semisólidos (es decir, mitad líquidos y mitad sólidos) y
particulados (corpúsculos) representados por células y componentes
derivados de células.
• El plasma sanguíneo: un fluido traslúcido y amarillento que representa
la matriz extracelular líquida en la que están suspendidos los elementos
formes.

Los elementos formes constituyen alrededor del 45% de la sangre. Tal magnitud porcentual
se conoce con el nombre de hematocrito (fracción "celular"), adscribible casi en totalidad a
la masa eritrocitaria. El otro 55% está representado por el plasma sanguíneo (fracción
acelular).

Los elementos formes de la sangre son variados en tamaño, estructura y función, y se


agrupan en:

• las células sanguíneas, que son los glóbulos blancos o leucocitos,


células que "están de paso" por la sangre para cumplir su función en
otros tejidos;

• los derivados celulares, que no son células estrictamente sino


fragmentos celulares; están representados por los eritrocitos y las
plaquetas; son los únicos componentes sanguíneos que cumplen sus
funciones estrictamente dentro del espacio vascular.

[editar] Glóbulos rojos


Artículo principal: Eritrocito
Los glóbulos rojos (eritrocitos) están presentes en la sangre y transportan el
oxígeno hacia el resto de las células del cuerpo.

Los glóbulos rojos, hematíes o eritrocitos constituyen aproximadamente el 96% de los


elementos figurados. Su valor normal (conteo) en la mujer promedio es de alrededor de
4.800.000, y en el varón, de aproximadamente 5.400.000 hematíes por mm³ (o microlitro).

Estos corpúsculos carecen de núcleo y orgánulos (solo en mamíferos), por lo cual no


pueden ser considerados estrictamente células. Contienen algunas vías enzimáticas y su
citoplasma está ocupado casi en su totalidad por la hemoglobina, una proteína encargada de
transportar oxígeno. El dióxido de carbono, contrario a lo que piensa la mayoría de la gente,
es transportado en la sangre (libre disuelto 8%, como compuestos carbodinámicos 27%, y
como bicarbonato, este último regula el pH en la sangre). En la membrana plasmática de
los eritrocitos están las glucoproteínas (CDs) que definen a los distintos grupos sanguíneos
y otros identificadores celulares.

Los eritrocitos tienen forma de disco, bicóncavo, deprimido en el centro; esta forma
aumenta la superficie efectiva de la membrana. Los glóbulos rojos maduros carecen de
núcleo, porque lo expulsan en la médula ósea antes de entrar en el torrente sanguíneo (esto
no ocurre en aves, anfibios y ciertos animales). Los eritrocitos en humanos adultos se
forman en la médula ósea.

[editar] Hemoglobina
Artículo principal: Hemoglobina

La hemoglobina —contenida exclusivamente en los glóbulos rojos— es un pigmento, una


proteína conjugada que contiene el grupo “hemo”. También transporta el dióxido de
carbono, la mayor parte del cual se encuentra disuelto en el plasma sanguíneo.

Los niveles normales de hemoglobina están entre los 12 y 18 g/dl de sangre, y esta cantidad
es proporcional a la cantidad y calidad de hematíes (masa eritrocitaria). Constituye el 90%
de los eritrocitos y, como pigmento, otorga su color característico, rojo, aunque esto sólo
ocurre cuando el glóbulo rojo está cargado de oxígeno.
Tras una vida media de 120 días, los eritrocitos son destruidos y extraídos de la sangre por
el bazo, el hígado y la médula ósea, donde la hemoglobina se degrada en bilirrubina y el
hierro es reciclado para formar nueva hemoglobina.

[editar] Glóbulos blancos


Artículo principal: Leucocito

Sangre circulando con posible glóbulo blanco arriba a la derecha. Aumento de


X1024. M.óptico.

Los glóbulos blancos o leucocitos forman parte de los efectores celulares del sistema
inmunitario, y son células con capacidad migratoria que utilizan la sangre como vehículo
para tener acceso a diferentes partes de la anatomía. Los leucocitos son los encargados de
destruir los agentes infecciosos y las células infectadas, y también segregan sustancias
protectoras como los anticuerpos, que combaten a las infecciones.

El conteo normal de leucocitos está dentro de un rango de 4.500 y 11.500 células por mm³
(o microlitro) de sangre, variable según las condiciones fisiológicas (embarazo, estrés,
deporte, edad, etc.) y patológicas (infección, cáncer, inmunosupresión, aplasia, etc.). El
recuento porcentual de los diferentes tipos de leucocitos se conoce como "fórmula
leucocitaria" (ver Hemograma, más adelante).

Según las características microscópicas de su citoplasma (tintoriales) y su núcleo


(morfología), se dividen en:

• los granulocitos o células polimorfonucleares: son los neutrófilos,


basófilos y eosinófilos; poseen un núcleo polimorfo y numerosos
gránulos en su citoplasma, con tinción diferencial según los tipos
celulares, y
• los agranulocitos o células monomorfonucleares: son los linfocitos y
los monocitos; carecen de gránulos en el citoplasma y tienen un núcleo
redondeado.

[editar] Granulocitos o células polimorfonucleares


Artículo principal: Granulocito

• Neutrófilos, presentes en sangre entre 2.500 y 7.500 células por mm³.


Son los más numerosos, ocupando entre un 55% y un 70% de los
leucocitos. Se tiñen pálidamente, de ahí su nombre. Se encargan de
fagocitar sustancias extrañas (bacterias, agentes externos, etc.) que
entran en el organismo. En situaciones de infección o inflamación su
número aumenta en la sangre. Su núcleo característico posee de 3 a 5
lóbulos separados por finas hebras de cromatina, por lo cual antes se los
denominaba "polimorfonucleares" o simplemente "polinucleares",
denominación errónea.

• Basófilos: se cuentan de 0,1 a 1,5 células por mm³ en sangre,


comprendiendo un 0,2-1,2% de los glóbulos blancos. Presentan una
tinción basófila, lo que los define. Segregan sustancias como la heparina,
de propiedades anticoagulantes, y la histamina que contribuyen con el
proceso de la inflamación. Poseen un núcleo a menudo cubierto por los
gránulos de secreción.

• Eosinófilos: presentes en la sangre de 50 a 500 células por mm³ (1-4%


de los leucocitos) Aumentan en enfermedades producidas por parásitos,
en las alergias y en el asma. Su núcleo, característico, posee dos lóbulos
unidos por una fina hebra de cromatina, y por ello también se las llama
"células en forma de antifaz".

[editar] Agranulocitos o células monomorfonucleares


Artículo principal: Agranulocitos

• Monocitos: Conteo normal entre 150 y 900 células por mm³ (2% a 8%
del total de glóbulos blancos). Esta cifra se eleva casi siempre por
infecciones originadas por virus o parásitos. También en algunos
tumores o leucemias. Son células con núcleo definido y con forma de
riñón. En los tejidos se diferencian hacia macrófagos o histiocitos.

• Linfocitos: valor normal entre 1.300 y 4000 por mm³ (24% a 32% del
total de glóbulos blancos). Su número aumenta sobre todo en
infecciones virales, aunque también en enfermedades neoplásicas
(cáncer) y pueden disminuir en inmunodeficiencias. Los linfocitos son los
efectores específicos del sistema inmunitario, ejerciendo la inmunidad
adquirida celular y humoral. Hay dos tipos de linfocitos, los linfocitos B y
los linfocitos T.
Los linfocitos B están encargados de la inmunidad humoral, esto es, la
secreción de anticuerpos (sustancias que reconocen las bacterias y se
unen a ellas y permiten su fagocitocis y destrucción). Los granulocitos y
los monocitos pueden reconocer mejor y destruir a las bacterias cuando
los anticuerpos están unidos a éstas (opsonización). Son también las
células responsables de la producción de unos componentes del suero
de la sangre, denominados inmunoglobulinas.
Los linfocitos T reconocen a las células infectadas por los virus y las
destruyen con ayuda de los macrófagos. Estos linfocitos amplifican o
suprimen la respuesta inmunológica global, regulando a los otros
componentes del sistema inmunitario, y segregan gran variedad de
citoquinas. Constituyen el 70% de todos los linfocitos.

Tanto los linfocitos T como los B tienen la capacidad de "recordar" una


exposición previa a un antígeno específico, así cuando haya una nueva
exposición a él, la acción del sistema inmunitario será más eficaz.

[editar] Plaquetas
Artículo principal: Plaqueta

Las plaquetas (trombocitos) son fragmentos celulares pequeños (2-3 μm de diámetro),


ovales y sin núcleo. Se producen en la médula ósea a partir de la fragmentación del
citoplasma de los megacariocitos quedando libres en la circulación sanguínea. Su valor
cuantitativo normal se encuentra entre 150.000 y 450.000 plaquetas por mm³ (en España,
por ejemplo, el valor medio es de 226.000 por microlitro con una desviación estándar de
46.0002 ).

Las plaquetas sirven para taponar las lesiones que pudieran afectar a los vasos sanguíneos.
En el proceso de coagulación (hemostasia), las plaquetas contribuyen a la formación de los
coágulos (trombos), así son las responsables del cierre de las heridas vasculares. (Ver
trombosis). Una gota de sangre contiene alrededor de 250.000 plaquetas.

Su función es coagular la sangre, las plaquetas son las células más pequeñas de la sangre,
cuando se rompe un vaso circulatorio ellas vienen y rodean la herida para disminuir el
tamaño para evitar el sangrado.

El fibrinogeno se transforma en unos hilos pegajosos y con las plaquetas forman una red
para atrapar los glóbulos rojos que se coagula y forma una costra para evitar la hemorragia.

[editar] Plasma sanguíneo


Artículo principal: Plasma sanguíneo

El plasma sanguíneo es la porción líquida de la sangre en la que están inmersos los


elementos formes. Es salado y de color amarillento traslúcido y es más denso que el agua.
El volumen plasmático total se considera como de 40-50 mL/kg peso.
El plasma sanguíneo es esencialmente una solución acuosa de composición compleja
conteniendo 91% agua, y las proteínas el 8% y algunos rastros de otros materiales
(hormonas, electrolitos, etc). Estas proteínas son: fibrógeno, globulinas, albúminas y
lipoproteínas. Otras proteínas plasmáticas importantes actúan como transportadores hasta
los tejidos de nutrientes esenciales como el cobre, el hierro, otros metales y diversas
hormonas. Los componentes del plasma se forman en el hígado (albúmina y fibrógeno), las
glándulas endocrinas (hormonas), y otros en el intestino.

Además de vehiculizar las células de la sangre, también lleva los alimentos y las sustancias
de desecho recogidas de las células. El suero sanguíneo es la fracción fluida que queda
cuando se coagula la sangre y se consumen los factores de la coagulación.

El plasma es una mezcla de proteínas, aminoácidos, glúcidos, lípidos, sales, hormonas,


enzimas, anticuerpos, urea, gases en disolución y sustancias inorgánicas como sodio,
potasio, cloruro de calcio, carbonato y bicarbonato.

[editar] Características físico-químicas


• La sangre es un fluido no-newtoniano (ver Ley de Poiseuille y flujo
laminar de perfil parabólico), con movimiento perpetuo y pulsátil, que
circula unidireccionalmente contenida en el espacio vascular (las
propiedades del flujo son adaptadas a la arquitectura de los vasos
sanguíneos). El impulso hemodinámico es proporcionado por el corazón
en colaboración con los grandes vasos elásticos.

• La sangre suele tener un pH entre 7,36 y 7,44 (valores presentes en


sangre arterial). Sus variaciones más allá de esos valores son
condiciones que deben corregirse pronto (alcalosis, cuando el pH es
demasiado básico, y acidosis, cuando el pH es demasiado ácido).

• Una persona adulta tiene alrededor de 4-5 litros de sangre (7% de peso
corporal), a razón de unos 65 a 71 mL de sangre por kg de peso
corporal.

[editar] Tipos de sangre


Existen los siguientes tipos de sangre: A, B, AB y O. Si a una persona con un tipo de
sangre se le transfunde sangre de otro tipo se puede enfermar gravemente e incluso morir
ya que los grupos sanguíneos se clasifican según una franja llamada aglutinógeno que
existe alrededor de los eritrocitos en su capa citoplasmatica, que si capta un grupo extraño
de sangre se puede destruir, lo que produce la destrucción del eritrocito generando una
reacción en cadena. Así es que los hospitales tratan de hallar sangre compatible en los
bancos de sangre, es decir, sangre del mismo tipo que la del paciente a través de centrífugas
y reactivos.
Cabe destacar que entre los grupos sanguíneos de menos compatibilidad se encuentra el
grupo "AB" por el contrario el grupo "0-" tiene compatibilidad con todos los tipos de
sangre, (negativos y positivos) mientras que el "0+" tiene compatibilidad con los tipos de
sangre positiva. Vea también: Transfusión de sangre.

Hay 4 grupos sanguíneos básicos:

1. Grupo A con antígenos A en los glóbulos rojos y anticuerpos anti-B en el


plasma.
2. Grupo B con antígenos B en los glóbulos rojos y anticuerpos anti-A en el
plasma.
3. Grupo AB con antígenos A y B en las glóbulos rojos y sin los anticuerpos
anti-A ni anti-B en el plasma. Este grupo se conoce como "receptor
universal de sangre", ya que puede recibir sangre de cualquier grupo
pero no puede donar mas que a los de su propio tipo.
4. Grupo 0 sin antígenos A ni B en las glóbulos rojos y con los anticuerpos
anti-A y anti-B en el plasma.Este grupo se conoce como "donador
universal de sangre", ya que puede donar sangre a cualquier grupo pero
no puede recibir mas que de su propio tipo.

Hay otra clasificación numérica,[cita requerida] que casi no se usa:

• 0 = 1
• A = 2
• B = 3
• AB = 4

Por ejemplo, 3 RH+ equivale a B RH+

[editar] Fisiología de la sangre


Una de las funciones de la sangre es proveer nutrientes (oxígeno, glucosa), elementos
constituyentes del tejido y conducir productos de la actividad metabólica (como dióxido de
carbono).

La sangre también permite que células y distintas sustancias (aminoácidos, lípidos,


hormonas) sean transportados entre tejidos y órganos.

La fisiología de la sangre está relacionada con los elementos que la componen y por los
vasos que la transportan, de tal manera que:

• Transporta el oxígeno desde los pulmones al resto del organismo,


vehiculizado por la hemoglobina contenida en los glóbulos rojos.
• Transporta el anhídrido carbónico desde todas las células del cuerpo
hasta los pulmones.
• Transporta los nutrientes contenidos en el plasma sanguíneo, como
glucosa, aminoácidos, lípidos y sales minerales desde el hígado,
procedentes del aparato digestivo a todas las células del cuerpo.
• Transporta mensajeros químicos, como las hormonas.
• Defiende el cuerpo de las infecciones, gracias a las células de defensa o
glóbulo blanco.
• Responde a las lesiones que producen inflamación, por medio de tipos
especiales de leucocitos y otras células.
• Coagulación de la sangre y hemostasia: Gracias a las plaquetas y a los
factores de coagulación.
• Rechaza el trasplante de órganos ajenos y alergias, como respuesta del
sistema inmunitario.
• Homeostasis en el transporte del líquido extracelular, es decir en el
líquido intravascular.

[editar] Hematopoyesis
Artículo principal: Hematopoyesis

Las células sanguíneas son producidas en la médula ósea; este proceso es llamado
hematopoyesis. El componente proteico es producido en el hígado, mientras que las
hormonas son producidas en las glándulas endocrinas y la fracción acuosa es mantenida por
el riñón y el tubo digestivo.

Las células sanguíneas son degradadas por el bazo y las células de Kupffer en el hígado
(hemocateresis). Este último, también elimina las proteínas y los aminoácidos. Los
eritrocitos usualmente viven algo más de 120 días antes de que sea sistemáticamente
reemplazados por nuevos eritrocitos creados en el proceso de eritropoyesis.

[editar] Transporte gases


Artículo principal: Hemoglobina

La oxigenación de la sangre es medida según la presión parcial del oxígeno. 98,5% del
oxígeno está combinado con la hemoglobina. Solo el 1,5% está físicamente disuelto. La
molécula de hemoglobina es la encargada del transporte de oxígeno en los mamíferos y
otras especies.

Con la excepción de la arteria pulmonar y la arteria umbilical, y sus venas


correspondientes, las arterias transportan la sangre oxigenada desde el corazón y la
entregan al cuerpo a través de las arteriolas y los tubos capilares, donde el oxígeno es
consumido; luego las venas transportan la sangre desoxigenada de regreso al corazón.

Bajo condiciones normales, en humanos, la hemoglobina en la sangre que abandona los


pulmones está alrededor del 96-97% saturada con oxígeno; la sangre "desoxigenada" que
retorna a los pulmones está saturada con oxígeno en un 75%.3 4 Un feto, recibiendo oxígeno
a través de la placenta, es expuesto a una menor presión de oxígeno (alrededor del 20% del
nivel encontrado en los pulmones de un adulto), es por eso que los fetos producen otra clase
de hemoglobina con mayor afinidad al oxígeno (hemoglobina F) para poder extraer la
mayor cantidad posible de oxígeno de su escaso suministro.5

Véase también: Hematosis

[editar] Transporte de dióxido de carbono

Cuando la sangre sistémica arterial fluye a través de los capilares, el dióxido de carbono se
dispersa de los tejidos a la sangre. Parte del dióxido de carbono es disuelto en la sangre.Y, a
la vez algo del dióxido de carbono reacciona con la hemoglobina para formar carboamino
hemoglobina. El resto del dióxido de carbono es convertido en bicarbonato e iones de
hidrógeno. La mayoría del dióxido de carbono es transportado a través de la sangre en
forma de iones de bicarbonato.

[editar] Transporte de iones de hidrógeno

Algo de la oxihemoglobina pierde oxígeno y se convierte en deoxihemoglobina. La


deoxihemoglobina tiene una mayor afinidad con H+ que la oxihemoglobina por lo cual se
asocia con la mayoría de los iones de hidrógeno.

[editar] Circulación de la sangre


Artículo principal: Sistema cardiovascular

La función principal de la circulación es el transporte de sustancias vehiculizadas mediante


la sangre para que un organismo realice sus actividades vitales.

En el hombre está formado por:

• El corazón:órgano musculoso situado en la cavidad torácica, entre los


dos pulmones. Su forma es cónica, algo aplanado, con la base dirigida
hacia arriba, a la derecha, y la punta hacia abajo, a la izquierda,
terminando en el 5º espacio intercostal.6
• Arterias: las arterias están hechas de tres capas de tejido, uno muscular
en el medio y una capa interna de tejido epitelial.
• Capilares: los capilares están embebidos en los tejidos, permitiendo
además el intercambio de gases dentro del tejido. Los capilares son muy
delgados y frágiles, teniendo solo el espesor de una capa epitelial.
• Venas: las venas transportan sangre a más baja presión que las arterias,
no siendo tan fuerte como ellas. La sangre es entregada a las venas por
los capilares después que el intercambio entre el oxígeno y el dióxido de
carbono ha tenido lugar. Las venas transportan sangre rica en residuos
de vuelta al corazón y a los pulmones. Las venas tienen en su interior
válvulas que aseguran que la sangre con baja presión se mueva siempre
en la dirección correcta, hacia el corazón, sin permitir que retroceda. La
sangre rica en residuos retorna al corazón y luego todo el proceso se
repite.

[editar] Hemograma
El hemograma es el informe impreso resultante de un análisis cuali-cuantitativo de diversas
variables mensurables de la sangre. El hemograma básico informa sobre los siguientes
datos:

• Recuento de elementos formes


• Valores de hemoglobina
• Índices corpusculares
• Valores normales

[editar] Enfermedades de la sangre


La Hematología es la especialidad médica que se dedica al estudio de la sangre y sus
afecciones relacionadas. El siguiente es un esquema general de agrupación de las diversas
enfermedades de la sangre:

• Enfermedades del sistema eritrocitario


• Enfermedades del sistema leucocitario
• Enfermedades de la hemostasia
• Hemopatías malignas (leucemias/linfomas, discrasias y otros)

Las enfermedades de la sangre básicamente, pueden afectar elementos celulares (eritrocitos,


plaquetas y leucocitos), plasmáticos (inmunoglobulinas, factores hemostáticos), órganos
hematopoyéticos (médula ósea) y órganos linfoides (ganglios linfáticos y bazo). Debido a
las diversas funciones que los componentes sanguíneos cumplen, sus trastornos darán lugar
a una serie de manifestaciones que pueden englobarse en diversos síndromes.

Los síndromes hematológicos principales:

• Síndrome anémico
• Síndrome poliglobúlico
• Síndrome granulocitopénico
• Síndrome de insuficiencia medular global
• Síndrome adenopático
• Síndrome esplenomegálico
• Síndrome disglobulinhémico
• Síndrome hemorrágico
• Síndrome mielodisplásico.
• Síndrome mieloproliferativo crónico
• Síndrome linfoproliferativo crónico (con expresión leucémica)

[editar] Véase también


• Donación de sangre
• Hematología
• Transfusión de sangre y grupos sanguíneos
• Alteraciones de los hematíes

[editar] Referencias
1. ↑ www.bloodcenters.org: 56 Facts About Blood and Blood Donation
2. ↑ http://wwwscielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0034-
79732002000200002&lng=es&nrm=iso Agustino, AM., Piqueras, R.,
Pérez, M. et al. Recuento de plaquetas y volumen plaquetario medio en
una población sana. Rev Diagn Biol. (online). abr.-jun. 2002, vol.51, no.2
(citado 23 julio de 2006), p.51-53. ISSN 0034-7973.]
3. ↑ home.hia.no: Do our lungs limit how fast we can go?
4. ↑ groups.msn.com: What Happens to Oxygen in the Bloodstream?
5. ↑ members.aol.com: Lecture 20: Oxygen Carriage in Blood - High
Altitude
6. ↑ Ciencias de la Naturaleza y su didáctica pag 110. (Julia Morros Sardá

[editar] Enlaces externos


• Wikimedia Commons alberga contenido multimedia sobre Sangre.
• Wikiquote alberga frases célebres de o sobre Sangre.