Está en la página 1de 9

CAPTURA EN FLAGRANCIA

SHIRLEY CANABAL CARABALLO


LUIS ALBERTO CAMARGO PARDO
MELISSA QUINTANA CANEDO

TRABAJO DE DERECHO POLICIVO


PRESENTADO A:
DR. BLAS HERNANDEZ OLASCOAGA

FACULTAD DE DERECHO
VIII SEMESTRE
FUNDACION TECNOLOGICA ANTONIO DE AREVALO (TECNAR)
CONVENIO
CORPORACION UNIVERSITARIA DE LA COSTA (C. U. C. BARRABQUILLA)
CARTAGENA
2010
LA FLAGRANCIA.

No es más que la convicción procesal de la perpetración de un hecho punible, mientras


que la captura aprehensión en flagrancia es una consecuencia de aquella que puede por
excepción, concretarse sin previa orden judicial.
El concepto jurídico de flagrancia esta constituido por una idea de relación entre el
hecho y el delincuente; no puede haber flagrancia en virtud solamente del elemento
objetivo, pues será siempre necesaria la presencia del delincuente.
En términos generas se entiende por delito flagrante aquel acto de carácter delictual en
el que su perpetración se ve alterada por la sorpresa a la que se somete el agente al
momento de cometerlo.

Respecto de la flagrancia el Art. 301 del C. P. P ora lo siguiente: se entiende que hay
flagrancia cuando.
1. La persona es sorprendida y aprehendida al momento de cometer el delito.
2. La persona es sorprendida o individualizada al momento de cometer el delito y
aprehendida inmediatamente después por persecución o voces de auxilio de
quien se presencie el hecho.
3. La persona es sorprendida y captura con objetos, instrumentos o huellas de los
cuales aparezca fundadamente que momento antes ha cometido un delito o
participado en el mismo.
Quiere decir esto que habrá captura en flagrancia cuando la persona como bien se
mencionó antes, es sorprendida y capturada en el momento de cometer un hecho
punible; cuando es sorprendida e identificada o individualizada al momento de cometer
la conducta y se le aprehenderá inmediatamente después por persecución o voces de
auxilio, o cuando es sorprendida y captura con objetos, instrumentos o huella de los
cuales aparezcan en el lugar de los hechos. Con esto se manifiesta claramente que la
jurisprudencia ha establecido dos requisitos uno de carácter objetivo- temporal que es la
actualidad, quiere decir que una o varias personas entre las que puede estar la víctima,
se encuentren presentes en el momento de la comisión del reato o después y se percaten
de él; y otro de naturaleza personal que consiste en la identificación o, por lo menos, la
individualización del autor o partícipe, se suma ahora en la aprehensión en el acto de
realización del mismo o en el momento subsiguiente por persecución o voces o de
auxilio de quien presencie el hecho, independientemente de que pueda predicarse o no
el estado de flagrancia por ausencia de captura; lo cierto es que si a raíz del
sorprendimiento del procesado en el momento de la comisión del hecho delictivo,
surgen otros medios de prueba que incorporados al proceso contribuyen a formar el
criterio juzgador, quien con base a ellos deduce responsabilidad presidiendo de la
admisión que en tal sentido haga el procesado, no procederá el reconocimiento de la
rebaja de pena por confesión.
Involucrar la captura dentro del concepto de flagrancia es confundir la causa con el
efecto, ya que cuando el hecho se realiza en flagrancia es posible la captura de facto del
partícipe por cualquier persona sin que sea preciso orden de autoridad competente con
el lleno de los requisitos legales, de donde se desprende que no es lógico atar la captura
el cual es una consecuencia de la flagrancia a la flagrancia misma.

PROCEDIMIENTO EN CASO DE FLAGRANCIA


El Art. 302 cita; Cualquier persona podrá capturar a quien sea sorprendido en
flagrancia. Cuando sea una autoridad competente la que realice la captura deberá
conducir al aprehendido inmediatamente o más tardar en e l término de la distancia, ante
la fiscalía general de la nación.
Cuando sea un particular quien realice la aprehensión deberá conducir al aprehendido
en el término de la distancia ante cualquier autoridad de policía. Esta identificara al
aprehendido, recibirá un informe detallado de las circunstancias en que se produjo la
captura y pondrá al capturado dentro del mismo plazo a disposición de la Fiscalía
General de Nación.

EXCEPCION DE LA FLAGRANCIA
La excepción de la flagrancia, como causa bastante de la limitación de un derecho
fundamental, no es más que la concreción del regime general de la inviolabilidad del
domicilio. Tiene su justificación en la necesidad de persecución del hecho delictivo,
pero también en el equilibrio de los intereses en conflicto, aunque existen otros valores
recurrentes que se han de medir, y todos ellos son los que se han de tener en cuenta para
justificar la ingerencia no controlada por el Órgano Judicial.
Según lo consagrado en el Artículo 208 C. P. P., los servidores de la Policía Nacional
que descubran elementos materiales probatorios y evidencia física en desarrollo de
registro personal, registro de vehículos y otras diligencias similares, los identificarán,
recogerán y embalarán técnicamente y, de manera inmediata, comunicarán
telefónicamente o por cualquier medio eficaz el hallazgo a la Policía Judicial, la cual sin
dilación se trasladará al lugar, recogerá los elementos y el informe. Cuando esto no
fuere posible, quien los embale los hará llegar, con las seguridades del caso, a la Policía
Judicial.
En uso de las facultades que le otorgan la Constitución y la ley, la Policía Nacional
podrá realizar registro personal y registro de vehículos y similares sin necesidad de
autorización judicial previa.
OBJETIVOS
• Identificar quienes pueden realizar una captura en flagrancia
• Distinguir entre la captura en flagrancia y la captura ordenada
• Observar los pronunciamientote de la corte
• Distinguir entre lo dicho por el C. P. P y la jurisprudencia
• Procedencia de la palabra flagrancia
IMÁGENES DE CAPTURA EN FLAGRANCIA