Está en la página 1de 2

Derechos de los trabajadores

Con lo complejo que se encuentra el panorama laboral del país en este momento
nadie está exento de sufrir un despido de su fuente de trabajo, a menudo los
patrones se aprovechan de los trabajadores ya sea por la ignorancia de estos
últimos o simplemente por el poder que pueden tener frente a un trabajador, pero
tranquilos, no porque tu jefe te haya despedido es motivo para que no te pague
absolutamente nada ya que te has hecho acreedor a diversos derechos y
prestaciones.

En primer lugar, hay que evaluar cuál fue el motivo de la rescisión del contrato
para poder orientarte a cuál es la mejor opción a seguir.

Es importante recordarte que cuando te han despedido por ningún motivo y bajo
ninguna circunstancia debes firmar una renuncia o algún documento en blanco ya
que esto será motivo a renunciar a todos los derechos que podrías reclamar.

Para eso debes acudir con tu abogado de confianza o en caso de no contar con
los recursos suficientes acudir a la Procuraduría de la Defensa del Trabajo para
que giren un citatorio al patrón y puedan acudir a una conciliación en la cual te
guíen cuanto te corresponde con base a diversos factores como tu salario diario y
tu antigüedad en la empresa.

En caso de que no lleguen a un acuerdo en la conciliación tienes un plazo de 60


días a partir de que te separaron del trabajo para poder presentar una demanda
por despido injustificado en la cual debes narrar de forma coherente y cronología
como sucedieron los hechos desde el momento en que comenzaste a trabajar
hasta el día de la terminación de la relación laboral, después la empresa tendrá
que dar contestación a la misma y ambas partes tienen que presentar todas las
pruebas que consideren pertinentes para poder probar su dicho.

Si bien es cierto que un juicio laboral puede llevarse bastante tiempo no debemos
olvidar que dentro del mismo juicio es posible llegar a un acuerdo esto hasta antes
de que se dicte el laudo.

No te desanimes por el tiempo que dure el juicio puesto que si el laudo resulta
favorable para ti la empresa además de pagarte las prestaciones que te adeuda
tiene la obligación de pagarte un año de salarios caídos por el tiempo que el juicio
dilato.

Ahora bien, si el laudo salió en perjuicio de ti no te preocupes puesto que aun te


queda la opción de presentar una demanda de amparo en contra de la resolución
emitida por la Junta de Conciliación y Arbitraje en la cual el Tribunal Colegiado en
turno tendrá que analizar el asunto y resolver en cuanto a lo que la junta examino
y dicto el laudo.
Todo esto puede sonar un tanto complejo, pero recuerda que como trabajador
tienes derecho a reclamar las prestaciones que la propia Ley Federal del Trabajo
respalda las cuales son:

En caso de renuncia:
Aguinaldo
Vacaciones y prima vacacional
Prima de antigüedad (siempre y cuando se tengan, por lo menos, 15 años de
antigüedad)
Prestaciones que estuvieran vigentes en tu contrato de trabajo o en las
condiciones laborales que regulan tu relación con la empresa o patrón

En caso de despido:
Tres meses de salario por concepto de indemnización constitucional
Prima de antigüedad
Partes proporcionales de aguinaldo, vacaciones y prima vacacional y
prestaciones vigentes que te hayan cubierto

O bien tienes la opción de solicitar que te reinstalen en tu puesto y bajo los


mismos términos y condiciones en las cuales te desempañabas.