Está en la página 1de 8

LOS DONES DEL ESPÍRITU SANTO

¿Qué incidencia tienen los dones del Espíritu en la vida espiritual


del creyente?
¿Cómo se manifiestan estos dones?
PROCEDENCIA E IMPORTANCIA DE LOS DONES
Al pensar en la procedencia de los dones, debe estar bien definido
para nosotros, que son del Espíritu Santo mismo, proceden de Él,
pues sólo él los reparte como Él quiere. Por eso es que el apóstol
los llama Dones Espirituales, precisamente porque vienen del
Espíritu y no debemos ignorarlos; es decir desconocer que están en
el cuerpo, el cual es la iglesia, ni desconocer su funcionamiento y
operación; ya que con esto se impide el propósito Divino en
nuestras vidas.

LA IMPORTANCIA DE LOS DONES


Los dones son importantes en la iglesia por su magnitud y grandeza
para el crecimiento y desarrollo de la misma. El apóstol resalta su
importancia en los capítulos 12 y 14 de 1 de Corintios con la palabra
―Procurad pues los dones mejores‖.
―Más yo os muestro un camino más excelente, el amor (1 Corintios
12.31) ―Seguid el amor, y procurar los dones espirituales, pero
sobre todo que profeticéis‖. Porque el que habla en lengua no habla
a los hombres sino Dios, pues nadie le entiende, aunque por el
espíritu habla misterios. Pero el que profetiza habla a los hombres
para:
 Edificación
 Exhortación
 Consolación (1 corintios 12.31)
El que habla en lengua extraña, asimismo se edifica, pero el que
profetiza edifica a la iglesia. Así que quisiera que todos vosotros
hablaseis en lenguas, pero más que profeticéis; porque mayor es el
que profetiza que el que habla en lenguas, a no ser que las
interprete para que la iglesia reciba edificación. Ahora pues
hermanos si yo voy a vosotros hablando en lenguas ¿Qué os
aprovechará si no os hablare con revelación o con ciencia, o con
profecía, o con doctrina? Ciertamente las cosas inanimadas que
producen sonidos como la flauta o la cítara si no dieren distinción de
voces, ¿Cómo se sabrá lo que se toca con la flauta o con la cítara?,
y si la trompeta diere sonido incierto ¿Quién se prepara para la
batalla? (1 corintios 14.4-8).

LA NECESIDAD DE LOS DONES


En el mundo hay muchas manifestaciones y muy evidentes de la
operación del espíritu satánico y sus servidores trabajan cada día
en mayor escala y en forma clara y visible, llenando al mundo de
toda clase de pecado, no sólo de los ya conocidos, sino de toda
suerte de doctrinas de demonios, superstición, hechicería,
espiritismo, etcétera. El trabajo de las fuerzas del mal es traer a la
humanidad gran confusión. Es importante clasificar la forma como
aparece este tipo de doctrina en la palabra de Dios:
 Doctrinas diversas y extrañas (hebreos 13.9)
 Doctrinas de demonios (1 Timoteo 4.1)
 Vientos de doctrinas (Efesios 4.14).
 Falsas doctrinas
Ante esta maldad que el diablo ha desplegado, la iglesia tiene la
urgente necesidad de salir de lo común, de lo corriente, de la rutina
y enfrentar al enemigo con los recursos divinos, que están provistos
en el almacén celestial. Los dones del Espíritu siempre han estado
a nuestra disposición; lo que ocurre es que los hemos ignorado, no
los hemos estudiado lo suficiente hasta compenetrarnos, entramos
y adquirir la pericia de operarlos en los cultos para edificación de la
iglesia y conmover al mundo. ―Pero si todos profetizan y entra
algún incrédulo o indocto, por todos es convencido, por todos es
juzgado‖ (1 corintios 14.24).
Los dones cuando se usan en el orden que da el Espíritu Santo,
derriban las puertas del infierno, todas las murallas y argumentos
que el diablo ha construido en la mente de los hombres (Mateo
16.18; 2 corintios 10.3-5).
Por otro lado, el mundo avanza a pasos agigantados con la
tecnología y la ciencia, porque sus técnicos y científicos están
consagrados a descubrir cada día mejores métodos para lograr el
proceso. La iglesia es el cuerpo de Cristo en la tierra y tiene la
misión de Evangelizar al mundo y perfeccionar a los Santos;
necesitamos avanzar en el terreno Espiritual, descubriendo la
inmensidad de tesoros y recursos de poder, para con nosotros.
(Efesios 1.5-23).
Se observará que en la clasificación no se citan los dones en el
orden que están colocados en la Biblia; están entrelazados y
combinados entre sí, porque no operan de manera independiente,
pues, proceden del mismo autor y son dados con un mismo fin, el
de enriquecer y capacitar a la iglesia del Dios vivo, demostrando
que Él está en medio de ella, de manera clara, evidente y definida.
ENUMERACIÓN DE LOS DONES
 Palabra de Sabiduría
 Palabra de ciencia
 Fe
 Dones de sanidades
 Operación de milagros
 Profecía
 Discernimiento de espíritus
 Género de lenguas
 Interpretación de lenguas
Estos nueve dones son repartidos y dados a cada uno como El
Señor quiere y para provecho del cuerpo (versos 7-11).
El significado de la palabra don en el nuevo testamento es como
sigue en (Juan 4.10 y hechos 2.38). Es como cuando se le da a un
pobre algo gratuitamente (Efesios 2.8); es un regalo o una ofrenda
(Efesios 4.7); es la distribución entre varios miembros de un solo
cuerpo.
DIVISIÓN DE LOS DONES SEGÚN SU PROPÓSITO
A. DONES DE REVELACIÓN (PARA CONOCER)
Palabra de sabiduría
Palabra de ciencia (conocimiento)
Discernimiento de espíritu
B. DONES DE PODER (PARA ACTUAR)
Fe
Operación de milagros
Dones de sanidades

C. DONES DE EXPRESIÓN
Profecía
Género de lenguas
Interpretación de lenguas
DIVERSIDAD DE DONES
1Co 12:4-6 RVC
(4) Ahora bien, hay diversidad de dones, pero el Espíritu es el
mismo.
(5) Hay diversidad de ministerios, pero el Señor es el mismo.
(6) Hay diversidad de actividades, pero Dios, que hace todo en
todos, es el mismo.
A. EL DON DE PROFECÍA
Cuando Cristo dio la gran comisión a sus discípulos de evangelizar
el mundo, (Mateo 28.19; Marcos 16:15; Hechos 1. 8). El don de
profecía fue conferido a los apósteles y predicadores; con él. Ellos
predicaron la palabra con las señales.
La palabra profecía significa en hebreo fluir y en griego hablar por o
en lugar de otro.
El don profético tiene en el nuevo Testamento una triple
interpretación:
a. Hablar en lenguas
b. Interpretación de lenguas
c. Profecía
La primera consiste en una expresión sobrenatural por el Espíritu
hablado por medio del creyente en otras lenguas (idiomas
desconocidos para el que habla) y para que el mensaje pueda
entenderse el mismo Espíritu de la interpretación de las lenguas en
la lengua materna. También existe la simple profecía que es hablar
por inspiración en la propia lengua.
B. HABLAR EN LENGUAS
Puede llamarse un milagro operado por el Espíritu usando las
cuerdas vocales. Hay tres diferentes usos dado a las lenguas en las
escrituras.
1. Al recibir el bautismo del Espíritu Santo: (Hechos 3.4; 10. 44 – 46;
19. 6) esta es la señal audible que todo creyente en el Espíritu ha
experimentado y que consiste en hablar en otros idiomas
desconocidos para el que habla, pero conocidos para los naturales
de aquellos países donde se hablan dichos idiomas. Como sucedió
en el día de Pentecostés que los extranjeros visitantes oyeron a los
discípulos hablando en los idiomas de los países de donde ellos
venían.
2. El que habla en las lenguas no habla a los hombres sino a Dios;
pues nadie le entiende, aunque por el Espíritu habla misterios (1
Corintios 14. 2 – 4 y 15). Y de igual manera el Espíritu nos ayuda en
nuestra debilidad, pues ¿Qué hemos de pedir como viene?, o no lo
sabemos.
Pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos
indecibles; más el que escudriña los corazones sabe cuál es la
intención del Espíritu, porque, conforme a la voluntad de Dios
intercede por los santos (Romanos 8. 26 – 27).
Estas lenguas a diferencia de las anteriores nadie las entiende y su
uso es para la comunión intima y adoración a Dios.
3. Para atraer un mensaje a la iglesia con la interpretación (1
Corintios que 14. 13). Este último, que es el don de las lenguas,
ópera en conexión con el don de la interpretación. La interpretación
viene por la iluminación divina (1 Corintios 14. 27 – 28). El cristiano
que es usado de esta manera no entiende las lenguas que
interpreta, ya que no se trata de interpretación literalmente; es
explicar o aclarar el sentido del mensaje en lenguas a la iglesia,
cuando el Espíritu se manifiesta con estos mensajes en lenguas y
produce la interpretación también por el Espíritu; esto es el don de
profecía dado a la iglesia para edificación, exhortación y
consolación (1 Corintios 14. 13).
C. LOS DONES DE SANIDAD
Este don se menciona en plural. La razón es porque existen
diversas causas de enfermedades y diferentes fases del don sirven
para tratarlas; algunas dolencias son causadas por la actividad de
demonios, pueden ser de opresión, obsesión o posesión. Esto
reclama el discernimiento de espíritus y derrotar al diablo antes de
lograr las sanidades mediante la oración; también hay otras
enfermedades que son causadas por desordenes en los hábitos:
como la comida y la higiene, en estos casos se necesita tratarlos
para que las personas se corrijan. En Marcos 16, está la forma de
imposición de las manos en el nombre de Jesús para sanar a los
que creen en el evangelio. En Santiago 5. 14, está la forma de ungir
con aceite por parte de los ancianos de la iglesia a los miembros de
la congregación.
REPARTIMIENTO DE MINISTERIOS
A. PALABRA DE SABIDURÍA
Este don está en conexión con la palabra de ciencia y con el
discernimiento de espíritus. La palabra de sabiduría es
revelación de propósito de Dios en relación con las personas,
cosas o acontecimientos del futuro que miran hacia el futuro.
Es una revelación sobrenatural de Dios por el Espíritu del
propósito divino, una declaración sobrenatural de su mente y
su voluntad, es un descubrimiento sobrenatural de sus planes
y sus propósitos referente a cosas, gentes, individuos,
comunidades y naciones.

B. PALABRA DE CIENCIA
La palabra de ciencia es una revelación sobrenatural de Dios
sobre el Espíritu de ciertos hechos que están en la mente de
Dios. Dios guarda en su mente todos los hechos ocurridos en
el cielo y en la tierra los cuales están siempre delante de Él. Él
conoce cada persona, lugar y cosa en existencia y tiene
conciencia de ellos. No es que el meramente se acuerda de
ellos, lo que sería memoria, sino que Dios siempre conserva
delante de Él todos los acontecimientos, esto es
conocimiento. En la escritura encontramos varios ejemplos de
la operación de este don. Pedro supo que Ananías y Safira
habían retenido parte del precio de la heredad mediante la
palabra de conocimiento. Este don tiene que ver con
acontecimientos del pasado o del presente y que están
ocultos y que no se pueden saber por medios naturales (2
Reyes 6. 9 – 12; 1 Reyes 19. 4 – 18; 2 Reyes 5. 20 – 27; 1
Samuel 10. 22: Hechos 9. 11; 1 Samuel 9. 19).

C. DISCERNIMIENTO ESPÍRITUS
Satanás tiene un ejército de demonios siempre alerta para
desorganizar la iglesia y confundir al cristiano. Para contrastar
esto, el Espíritu Santo da a la iglesia el discernimiento de
espíritus, para detectar la presencia y la naturaleza de
espíritus demoníacos dándonos el conocimiento para tratar
con estos poderes y traer liberación a lo que están cautivos
(Hechos 16. 16–18).
En San Marcos 16, en la gran comisión se dio autoridad a los
discípulos de echar fuera demonios, ya que solo el Espíritu de
Dios puede detectar la presencia de éstos y mostrarnos que
alguien está poseído realmente de un demonio; y al mismo
tiempo dar a la iglesia en su capacidad ministrativa el
discernimiento de espíritus y equiparla para desalojar y liberar
a los cautivos.

REPARTIMIENTO DE OPERACIONES
A. FE.
Es una dotación sobrenatural de Dios por el Espíritu por la
cual se efectúa una obra Especial. Esto no es la fe salvadora
de (Efesios 2. 8), ni tampoco la fe como fruto del Espíritu de
Gálatas 5. 22, la fe que se habla en estos dos pasajes nace y
crece en el desarrollo de la vida cristiana, mientras que el don
de fe es una dotación o investidura sobrenatural para realizar
obras especiales como el caso del paralítico de la puerta de la
hermosa (Hechos 3. 16 – 18). La oración de Hechos 4. 23 –
30, es un ejemplo de la petición de los apósteles para la
dotación de este don.

B. OPERACIÓN DE MILAGROS
En la mente de muchos esto se asocia con la sanidad del
cuerpo, pero no es éste el caso. El significado de la palabra
milagro es un acto sobrenatural efectuado en el plan natural.
Dios suspende las leyes de la naturaleza; por ejemplo, Cristo
cambio el agua en vino, camino sobre las aguas, traslado de
Felipe en Hechos 8, la salida de Pedro de la prisión, la
apertura de la cárcel en Filipos donde estaba Pablo y Silas.
En todos estos y muchos más obra el mismo Espíritu, como él
quiere. Procuremos ardientemente los mejores dones.

RESUMEN
Cuando el Espíritu Santo descendió sobre los discípulos, en el día
de pentecostés, fueron bautizados con el Espíritu Santo (Hch. 2:1-
4); era el cumplimiento de la promesa del Padre (Joel 2: 28-29). Es
hasta que desciende el Espíritu Santo sobre la Iglesia que
empiezan a funcionar los dones.
Los dones son adornos de parte de Dios para la Iglesia (su novia)
(Gn. 24). Una de las palabras griegas de donde se traduce la
palabra ―don‖ es ―carisma‖ que significa: Don de gracia, don que
involucra gracia de parte de Dios como dador.
Es el Espíritu Santo quien le da dones a la Iglesia, y el cristiano los
recibe después de ser bautizado con el Espíritu Santo (1 Co. 12:4).
Es interesante ver que, de acuerdo a su función, los dones pueden
unirse en tres grupos: Inspiración, revelación y poder. Se dice que
los dones de inspiración son: profecía, género de lenguas e
interpretación de lenguas; los dones de revelación son:
discernimiento de espíritus, palabra de ciencia y palabra de
sabiduría; y los dones de poder son: sanidades, fe y milagros.
Los dones del Espíritu Santo son regalos de parte de Dios para la
iglesia, por ello que debemos anhelarlos y pedirle al Espíritu Santo
que nos los otorgue para que seamos vasos útiles para edificar a la
congregación.