Está en la página 1de 2

Iquitos, viernes 15 de mayo del 2020

PRESENTE

Estimado Señor Decano

Me dirijo a usted en calidad de estudiante de la Facultad de Derecho y Ciencias


Políticas con el fin de informarle las inquietudes colectivas de nuestra
comunidad universitaria.

Según lo dispuesto por el gobierno central para dar continuidad con las clases
(en todos los niveles educativos) se va a hacer uso de la plataforma online,
dando a lugar la modalidad no presencial, donde cada estudiante tiene que
agenciarse de manera obligatoria con recursos propios (tales como un
dispositivo electrónico sea tradicional o portátil, tener acceso a internet y asumir
el cargo extra de luz al hacer uso de estos dos últimos) para poder ser partícipe
de las clases virtuales durante la pandemia del COVID-19.

Como estudiantes universitarios queremos hacer de conocimiento público que


muchos de nosotros no estamos de acuerdo con el 20% de descuento en el
pago de las pensiones porque aparte de estar condicionada a un pago puntual,
se le considera una reducción simbólica teniendo en cuenta diversos factores.
Desde la crisis económica presente en nuestra región hasta el hecho de que no
se va a hacer uso de los servicios básicos (tales como el uso de los servicios
higiénicos, laboratorios, talleres, biblioteca, etc.) que se nos brinda al estar
presentes en las instalaciones de la universidad.

El 15 de marzo, mediante Decreto Supremo N.º 044-2020-PCM, el gobierno


nacional declara el estado de emergencia nacional y dispone el aislamiento
social obligatorio (cuarentena). Con ello retorna la incertidumbre con respecto
al licenciamiento de la Universidad Científica del Perú.

Además, el efecto de la paralización de las actividades económicas trajo como


consecuencia que varios estudiantes quedaran desempleados, teniendo así el
inconveniente de poder costear sus estudios universitarios en el plazo
establecido que ya fue publicado en la página de facebook de la universidad.

Iquitos es considerada una de las cuatro ciudades de Latinoamérica más


afectadas por el coronavirus y según reportes del Ministerio de Salud;
Loreto ocupa el cuarto lugar en nuestro país. Los hospitales que tenemos a
disposición están colapsados desde mediados de abril, poniendo en evidencia
la vulnerabilidad de nuestro sistema sanitario. El peor escenario son las
pérdidas humanas significativas.
En nuestra comunidad estudiantil varios de nuestros compañeros están
solicitando ayuda y a la vez hacen todo lo posible para poder conseguir un
balón de oxígeno (pagando un precio inflado) para sus familiares que por
diversas razones resultaron infectados. Por otro lado, el personal médico
viendo que el gobierno no les brinda las condiciones adecuadas para realizar
su trabajo, ha reaccionado con una renuncia masiva a la prestación de
servicios de salud.1

Para finalizar, ahora que todos pasamos mucho más tiempo en casa, hemos
notado que la red tiende a estar saturada por lo que el internet se vuelve cada
vez más inestable. Esto se traduce en páginas que dejan funcionan, cargan
lento o simplemente no dejan ingresar a sus usuarios.
Sin otro particular, quedo a la espera de una pronta respuesta.

Atentamente
Valeria M. Noronha Martinez

1
Cabe destacar que la escasez de medicinas y suministros (los medicamentos se están
agotando rápidamente y el abastecimiento no es tan fluido) trae consigo una serie de malas
prácticas comerciales ya que también los productos de primera necesidad están siendo
sobrevalorados.