Está en la página 1de 4

INSTITUCIÓN EDUCATIVA POLITÉCNICO DE SOLEDAD

Educación Religiosa 6º

Profesora: Lesvy

Simancas

Guía 1 (Tercer Periodo)

Trabajo en casa

EL ESPÍRITU SANTO EN LA VIDA DE JESÚS

Tiempo: 3 Agosto – 25 Septiembre

Aprendizajes esperados

Que la estudiante:

1. Comprenda las acciones del Espíritu Santo en la vida de Jesús


2. Reconozca la importancia de espíritu santo n la vida de Jesús y en
nosotros a través del bautismo.

I. INDAGACIÓN
Saberes previos:
1. Para comprender y valorar las acciones del Espíritu Santo en la vida de
Jesús debemos reconocer a partir de la Fe que Jesús es el hijo
encarnado y que fue anunciado por el Arcángel San Gabriel a la virgen
María; como el hijo de Dios que vino al mundo para salvarnos del
pecado.
Jesús fue bautizado en el rio Jordán por Juan el Bautista que al igual que
Jesús recibió el Espíritu Santo como gracia divina. Nosotros como hijos
de Dios recibimos al Espíritu Santo por medio del sacramento del
bautismo.

2. Por lo tanto se hace necesario que la estudiante asuma una actitud de


Fe, y de la palabra de Dios para comprender el mensaje de Cristo.
También debemos tener claro conceptos teológico-cristianos como:
Espíritu Santo, Fe, Revelación, Bautismo y Trinidad. Todo conocimiento
del Espíritu Santo está en la Biblia como palabra de Dios. Con amor a
Dios y su hijo Jesucristo vamos a conocer al Espíritu Santo como la
grandeza en nosotros. Dios te invita a amarlo por medio del Espíritu
Santo.
1
II. CONCEPTUALIZACIÓN

1. Lee con Fe para que el Espíritu Santo te ilumine.

EL ESPÍRITU SANTO EN LA VIDA DE JESÚS

El Espíritu Santo es la tercera persona de la Santísima Trinidad, en el cual el


Padre y el Hilo, por la sublime fecundidad de su amor transfunden su misma
naturaleza y esencia sin verse privados de ellas. Y precisamente por ser el
Espíritu Santo la efusión del amor Divino, es llamado “Espíritu", según el
sentido latino de la palabra que significa hálito, aspiración, soplo vital. Como en
nosotros la respiración es la manifestación de la vida, así en Dios el Espíritu
Santo es la expresión y la efusión de la vida y de amor del Padre y del Hijo.
El Espíritu Santo, entra a nuestra alma para sanarla del pecado y santificarla, a
través de los sacramentos, que son signos visibles que llevan al hombre y la
mujer a una santificación y comunicación de la gracia, de la vida divina, del
Espíritu de Dios. Nosotros nacemos como criaturas de Dios pero en el
bautismo ¿Qué pasa? Nos hacemos hijos de Dios, herederos del reino de los
Cielos, inmersos en la Iglesia Católica y sellados con un sello indeleble,
imborrable que se llama el Espíritu Santo.

En el Antiguo Testamento se habla del Espíritu Santo y ya desde entonces


obraba en el mundo como una fuerza poderosa de Dios que acompaña y
equipa a las personas para cumplir una misión. "En el principio creó Dios el
cielo y la tierra. La tierra estaba desierta y sin nada y las tinieblas cubrían los
abismos mientras el Espíritu de Dios se movía sobre las aguas" (Génesis 1,1).
Pero la revelación explícita del Espíritu Santo y su efusión sobre todo el pueblo
de Dios está reservada al nuevo Testamento, al descender sobre Jesús de
Nazareth el Hijo de Dios hecho el Hijo del hombre. Toda la vida del Salvador se
desarrolla bajo el influjo del Divino Paráclito que en el idioma que fue escrita la
Biblia significa abogado consolador, por tanto el Espíritu Santo siempre se
coloca a nuestro lado para defendernos, para ser nuestro amigo, para
aconsejarnos, animarnos en los momentos difíciles.
Por tanto, la concepción de Jesús de Nazareth se realiza por obra del Espíritu
Santo que desciende sobre la Virgen María y la cubre con su sombra y cuando
más tarde la Madre se encuentra con Isabel, también ésta "se llenó del Espíritu
Santo" (Lucas 1,41), saludando a la Madre de Dios. Igualmente cuando Jesús
es presentado en el templo Simeón «movido por el Espíritu Santo) (Lucas 2,27)
sale a su encuentro y reconoce en él al Salvador. Y cuando va al Jordán para
ser bautizado, el Bautista da testimonio de él diciendo: "Yo he visto al Espíritu
descender del cielo como Paloma y posarse sobre él" (Juan 1,32).
El Evangelio según San Lucas 4,1-14 describe cómo toda la conducta de Jesús
está guidada por el Espíritu Santo: "Jesús, lleno del Espíritu Santo, se retiró del
Jordán y fue conducido al desierto por el Espíritu donde fue tentado por el
diablo y luego volvió a Galilea con el poder del Espíritu". El Espíritu Santo
obraba incesantemente en Cristo, inspirando todas sus acciones, su
predicación, sus milagros y su misma oración. Él lo acompañó hasta que se
ofreció en la cruz al Padre (Hebreos 9,14).

Virtudes Humanas O Morales

Son disposiciones estables del entendimiento y de la voluntad que regulan


nuestros actos, ordenan nuestras pasiones y guían nuestra conducta según la
razón y la fe. Las principales son: Prudencia, justicia, fortaleza y templanza.

*La prudencia: es la virtud por la cual conocemos y elegimos las obras más
convenientes para la gloria de Dios y para muestra salvación. (Proverbios
14,15.
*La justicia: es la virtud por la cual damos lo que es debido a Dios, la sociedad,
al prójimo y a nosotros mismos. (Colosenses 4,1)
*La fortaleza: es la virtud que asegura en las dificultades, la firmeza y la
constancia en la práctica del bien. Hace capaz de vencer el temor, incluso a la
muerte, y de hacer frente a las pruebas y a las persecuciones. (Juan 16,33)
*La templanza: es la virtud por la cual usamos con moderación y sabiduría los
bienes de la tierra. (Tito 2,11-12)

Virtudes Teologales
Se refieren directamente a Dios, disponen a los cristianos a vivir en relación
con la Santísima Trinidad. Tienen como origen, motivo y objeto, a Dios Uno y
Trino. Son infundidas por Dios en el alma de los fieles para hacerlos capaces
de obrar como hijos suyos y merecer la vida eterna. Son la garantía de la
presencia y la acción del Espíritu Santo en las facultades del ser humano. Tres
son las virtudes teologales: la fe, la esperanza y la caridad.

* La fe: es la virtud por la cual creemos en Dios y creemos todo lo que Él nos
ha revelado y que la Santa Iglesia nos propone como objeto de fe. (Rom 1,17)
* La esperanza: es la virtud por la cual deseamos y esperamos de Dios con una
firme confianza la vida eterna y las gracias para merecerla. (Hebreos 6,19-20)
*La caridad: es la virtud por la cual amamos a Dios sobre todas las cosas y a
nuestro prójimo como a nosotros mismos. "Es el vinculo de la perfección"
(Colosenses 3,14); es la forma de todas las virtudes, las articula y las ordena
entre sí; la caridad asegura y purifica nuestra facultad humana de amar, la
eleva a la perfección sobrenatural del amor Divino, (Juan 15,12)
Las Virtudes Evangélicas

Se hallan especialmente recomendadas en el Evangelio y son propuestas no


como un deber, sino como consejo, no como obligación general, sino como
fidelidad a una vocación a fin de llevarlas hasta el heroísmo, en lo que la Iglesia
llama vida religiosa y son: la humildad, la pobreza, la castidad y la obediencia.
*La humildad: es una virtud que nos hace reconocer las culpas y tener la
capacidad de implorar perdón y misericordia a Dios. (Mateo 11,29)
* La pobreza: es la virtud que nos inclina a desprender nuestro corazón de los
bienes de la tierra para apegado a Dios solo. (Mateo 5,3)
*La castidad: es una virtud que nos mueve a evitar los placeres prohibidos.
(Mateo 19,12)
* La obediencia: es la virtud que nos mueve a obedecer las órdenes legítimas
de nuestros superiores, considerándolos como representantes de Dios. (Tito
3,1-2).

2. Teniendo en cuenta la lectura “El Espíritu Santo En La Vida De Jesús”


realice las siguientes actividades:
a. Según la lectura anterior en el evangelio de San Lucas 4,1-14 describe
como toda la conducta de Jesús está guiada por El Espíritu Santo.
b. Dibuje el bautismo de Jesús y escribe la importancia para los cristianos.
c. Dibuje y describa como fue tu bautismo.

III. APLICACIÓN
1. Elabore una oración dirigida al Espíritu Santo pidiendo, algunas virtudes
que necesitas como hija de Dios.
2. Dibuja al Espíritu Santo con todas sus virtudes.
3. De las virtudes del Espíritu Santo escoja las que más te llamen la
atención y de un ejemplo de cada una de ellas.

IV. CRITERIOS DE EVALUACIÓN


1. Enviar solamente las respuestas de la Guía 1 “El Espíritu Santo En
La Vida De Jesús”
2. Enviar la oración
3. Enviar los dibujos.

V. BIBLIOGRAFÍA
Santa Biblia física o virtual
Hablemos de Dios 6. Ediciones SM
Diccionario teológico virtual
Diccionario Lengua Castellana
Guía

Nota: Recuerde que es importante enviar tus respuestas con sus nombres,
apellidos y grado al correo electrónico: jesmaranata7jes@hotmail.com

Ora, ten Fe y no te preocupes. San Pio de Pietrelcina