Está en la página 1de 2

20/06/2020

Gabriela Beato
2019-1930
Prof. Amín Martínez
Video 1: Los Taínos

Antes de la llegada de los españoles, la isla era habitada por los tainos, que llegaron desde la
cuenca de los Orinocos, Citu y Tapajo en Venezuela, usando como transporte balsas y canoas.
Entre las diversas razones de esta emigración, se encuentra la económica, ya que había demanda
de nuevas tierras para el cultivo de sus productos. Otra razón era para poder tener una tierra en la
cual vivir en paz sin ser atacados por los caribes, pertenecientes a los Arahuacos que vivían en
las Antillas Menores. Los pobladores de las Antillas Mayores a diferencia de los de las Antillas
menores, eran pacíficos y agricultores, lo que les aseguraría a los tainos una vida tranquila sin las
guerras y ataques de los caribes. Al momento de la llegada de los españoles, se estima que la
población indígena era de entre 3 y 5 millones de habitantes, aunque en realidad, era alrededor de
un cuarto de millón. El primer censo no se realizó hasta 1508, por lo tanto, no se tienen datos
claros de la verdadera cantidad de tainos que había en la isla antes de que llegaran los españoles.
Los tainos son el grupo mas importante proveniente de los Arahuacos, culturalmente más
avanzados y mayores en cantidad. Según Colón, taino significa hombre bueno, agrícola, y el
mismo fue el primer europeo en hablar de ellos, diciendo que no eran monstruos, que utilizaban
canoas y remos y que no conocían ni el hierro ni el acero. Que el aborigen era hermoso, color
cobrizo o trigueño. Certificaba a los Reyes Católicos a través de una carta que no había mejor
raza ni mejor tierra, que amaban a sus prójimos y que su habla era muy dulce y mansa, que iban
desnudos, que sus costumbres eran buenas. Como características usaban pendientes para la nariz
y las orejas, brazaletes y tobilleras. Un pendiente de oro colgado de la nariz era símbolo de
jerarquía social. Se bañaban frecuentemente ya que el agua era símbolo de purificación para
ellos, y se limpiaban las impurezas espirituales.
Su modo de producción se basaba en la agricultura, en la que más destacaban, la pesca y la caza.
Cultivaban maíz, batata, yuca de la que hacían el casabe, yautía, ñame, coco, cacao, auyama,
maní, pina, guayaba, lechosa, frijoles, guandules, limón y otros, muchos de esos cultivos los
trajeron de Sudamérica. Usaban riego y orina para la fertilización. Las viviendas de los tainos se
llamaban bohíos, y habían de dos tipos, caney, las mas común, circulares; la vivienda de los
caciques, que era rectangular y más amplia, con marquesina. La jerarquía sociopolítica era de la
siguiente forma: caciques, los jefes supremos; nitaíno, caciques de menor rango, asistentes de los
caciques y lazo de unión entre el cacique y su tribu; behiques, sacerdotes o hechiceros de las
tribus; naborias, siervos que trabajaban para los caciques y nitaínos; pueblo, gente común que
compartían sus bienes. No existía el sometimiento o esclavitud.
La isla estaba dividida en 5 cacicazgos: Marién; su líder era Guacanagarix, llamado Guarico por
los españoles, gobernaba en el oeste. Maguá; su líder era Guarionex, luego fue llamada La Vega
Real, los españoles fundaron allí Concepción de La Vega. Maguana; gobernado por Caonabo, era
Caribe nacido en las Antillas Menores y se casó con Anacaona, hermana de Bohechio. Jaragua;
era el mas extenso de los cinco, el jefe era Bohechio. Higuey; parte oriental de la isla, gobernaba
Cayacoa y hacían frente a los ataques de los Caribes, por lo que sus hombres eran los más
guerreros.
La religión para los tainos fue muy importante, creían en varios dioses y se consideraba que los
caciques eran sus portavoces. La comunicación con los dioses se hacía a través del Rito de la
Cohoba, donde se tomaba una droga del mismo nombre, y que hacía perder la razón al que la
tomara y se contactaba con los dioses. En la primera parte del rito los caciques se comunicaban
con los semíes y luego se celebraban areitos, donde se cantaban cantos y se hacían bailes, se les
ofrecían productos agrícolas y otros sacrificios.
El legado de los tainos sigue vigente en nuestra sociedad actual a pesar de los cambios y aportes
de otras culturas. Nos aportaron técnicas de cultivos, características físicas y morales y de
nosotros depende preservar su legado.