Está en la página 1de 2

REGISTRO: hora cero

No me cabe duda que –para volar- todas las alturas son buenas. En Mi bemol, por
ejemplo, el gran Amadeus Mozart circundó las fronteras

El término registro normalmente distingue los distintos grupos de sonidos de


alturas determinada que se consiguen usando las distintas disposiciones de la
columna de aire, y también los registros má s altos que se consiguen soplando má s
fuerte (tránsito de armónico) en los instrumentos de viento madera y viento metal. A
menudo, el timbre de los distintos registros de un mismo instrumento de viento es
marcadamente diferente. Por ejemplo, la flauta travesera tiene una tesitura de tres
octavas y media y generalmente tiene tres registros completos y un registro parcial.
La nota do4 —que es el do que queda entre las dos pentagramas del gran
pentagrama (y que corresponde al do central del piano )— correspondería al primer
registro en la flauta, mientras que el do5 (una octava má s aguda) correspondería ya
al segundo registro.
El registro en el que se toca un instrumento, o en el que está escrita la obra musical,
afecta la calidad del timbre. El compositor aprovecha esta cualidad del registro en
las distintas formas musicales, utilizando los registros má s altos para el clímax de la
obra.

El registro es una serie de sonidos homogéneos consecutivos producidos por un


mecanismo, esencialmente a partir de otra serie de sonidos igualmente homogéneos
producidos por otro mecanismo, cualesquiera sean las modificaciones en el timbre y
la fuerza que puedan ofrecer.

El término registro vocal denomina la forma de vibració n de los labios vocales,


ligamentum y capa mocosa, al producir el sonido.4 En la voz no entrenada, se nota
un cambio en timbre al pasar de un registro a otro, denominado passaggio. Una meta
central del bel canto es camuflar ese punto de cambio de timbre para lograr una sola
característica de sonido en todos los registros.
La voz se divide en tres registros bá sicos.
• La voz de pecho es un movimiento del mú sculo vocalis, cuerda vocal y la
mucosidad que cubre los labios vocales. Es la funció n bá sica debajo del mi
central tanto en voces femeninas como en voces masculinas. Por lo tanto se
nota má s presencia de la voz de pecho en voces masculinas. Como el
movimiento del mú sculo vocalis casi siempre incluye movimientos de la capa
mucosa, constituyentes de la voz de cabeza, frecuentemente se habla también
de voz modal, refiriéndose a una voz de pecho mezclada con vibraciones de
cabeza.
• La voz de cabeza es un movimiento só lo de la capa mucosa que cubre los
labios vocales. Es la funció n bá sica de todas las voces encima del mi central.
Por eso, en las voces femeninas es la funció n bá sica, mientras que en voces
masculinas no entrenadas solo existe en su forma aislada como falsete. No es
sabido todavía cual es la diferencia entre voz de cabeza y falsete, ya que en la
laringoscopia, ambas funciones dan el mismo aspecto. Se supone que gran
parte de la diferencia se debe la diversidad de emisió n al tracto vocal.
La voz de silbido o Voz flageolet es un sonido de silbido producido, al cerrar el
mú sculo vocalis casi por completo, dejando só lo un hueco pequeñ o. Ese registro
aparece en voces femeninas agudas y, en casos aislados, en voces masculinas. Se usa
para producir las notas de do6 para arriba. Un ejemplo típico son las coloraturas de
la Reina de la Noche en La flauta mágica de Wolfgang Amadeus Mozart.

Un registro de órgano es un componente del ó rgano tubular que admite aire


presurizado en un grupo de tubos de ó rgano. Su nombre se debe a que los registros
pueden usarse a voluntad del organista; unos pueden estar activados (dejando pasar
el aire por ciertos tubos) y desactivados (no dejan pasar el aire a ciertos tubos).
El término puede también referirse al control que opera este mecanismo,
denominado mando de registros.

Extensió n o parte del á mbito total de notas musicales que puede emitir una voz o un
instrumento o que contiene una composició n: la voz humana alcanza los tres
registros, agudo, medio y bajo; el barítono canta sobre todo en el registro bajo.

(No debe confundirse con rango , el cual es la cantidad exacta de notas que un
instrumento es capaz de producir. Mientras que el violín tiene un registro má s ato
que el chelo, ambos cubren un total de 4 octavas.)