Está en la página 1de 2

GUION DE LA MISA

1º DOMINGO CUARESMA - CICLO A

INTRODUCCIÓN
Para comenzar esta celebración nos ponemos de pie y cantamos…
Luego del saludo del Sacerdote
Queridos hermanos: Celebramos el primer domingo de cuaresma. Hoy el Señor nos
llama imperiosamente a volver a Él, librándonos del apego a todo aquello que
pudiera anteponerse a Dios. Y nos manifiesta que, para poder lograrlo, Él mismo nos
concede abundantemente su gracia; esta gracia a la que nos predisponemos por la
oración, la penitencia y la práctica de la caridad.

LITURGIA DE LA PALABRA
Única monición
¿Qué tan fieles somos a nuestro Dios? ¿Cómo enfrentamos nuestras debilidades?
¿Caemos fácilmente en las tentaciones? El Señor nos enseña cómo enfrentar las
seducciones del maligno, vencer el pecado y emprender un verdadero camino de
conversión. Escuchemos con atención.
Evangelio: Para la proclamación del Evangelio nos ponemos de pie y cantamos:
¡Gloria a Ti, Cristo!

ORACIÓN DE LOS FIELES


A cada intención respondemos: ¡SEÑOR, TEN PIEDAD!
 Por la Iglesia, para que alimentada con el pan de la Palabra de Dios, no caiga en
la tentación de confiar en los poderosos del mundo. Oremos…

 Por los pueblos que sufren hambre de pan y tienen sed de justicia, para que las
comunidades cristianas alimentadas con la Palabra respondan con vínculos
solidarios. Oremos…

 Por los que se encuentran en dificultades familiares por la falta de diálogo o la


tentación de la violencia, para que construyan vínculos de encuentro y sosiego.
Oremos…
 Por los que en esta misa hemos escuchado las lecturas de la Biblia, para que en
este tiempo de Cuaresma, se aumente el hambre de la Palabra de Dios.
Oremos…

 Por los difuntos de la comunidad cristiana para que gocen ya del Reino de los
Cielos. Oremos…

LITURGIA EUCARÍSTICA
COLECTA
Durante la Colecta y la presentación de las ofrendas permanecemos sentados y
cantamos…

OFRENDAS
Junto a estos dones del pan y del vino, presentemos a Dios un sincero deseo de
conversión profunda de nuestras vidas y de una transformación total de nuestros
corazones. Cantamos…

COMUNIÓN
Hermanos: El pan necesario para la vida de cada día es ahora el Pan de la Vida. Jesús
es la Palabra de Dios que hecha comida nos alimenta.
Hacemos juntos la Comunión Espiritual.
Señor Jesucristo creo que estás realmente presente en el Santísimo Sacramento del altar. Te amo
sobre todas las cosas y deseo ardientemente recibirte dentro de mi alma; ya que no puedo hacerlo
sacramentalmente, ven al menos espiritualmente a mi corazón.
Como si ya te hubiese recibido, me abrazo y me uno todo a Ti; no permitas Señor que vuelva jamás
a separarme de Ti. Amén.

Con alegría, marchemos a participar del banquete del Señor. Cantamos…