Está en la página 1de 2

¿Conocemos los desafíos que se avecinan?

LOS NUEVOS PATRONES QUE REGIRÁN EL


MUNDO LABORAL
Ministerio de Trabajo ya estableció significativa meta para el 2021,
año en el cual se pretende contar con una nueva clase trabajadora
en el Perú

Cuando una persona no quiere dar la cara o hacer frente a un asunto, ya no


resulta válido decirle: “¡escondes la cabeza como un avestruz!”. Como ya
sabemos, eso que se decía acerca del avestruz, de que escondía la cabeza ante
el peligro, resultó ser solo un mito popular.
Sin embargo, lo que sí es cierto es que existen personas que se resisten a afrontar
la realidad. Tratan de no pensar mucho en lo que se avecina. Y menos aún si se
trata de un asunto que lo puede mover de su zona de comodidad.
En el ámbito laboral se avizoran grandes cambios. Cambios que ocurrirán en el
mediano plazo y que se encuentran a la vuelta de la esquina. Es frente a esa
realidad que el rol de las universidades resulta sumamente importante en esta
hora de transición. Uno de esos cambios drásticos e inminentes es el llamado:
teletrabajo.
Esto que podría parecer un acontecimiento lejano ya es una realidad en el Perú.
Actualmente existen unos 600 teletrabajadores que laboran en unas 145
empresas, de diferentes rubros del país, entre ellas: MDS Solutions, KPMG, BCP;
Neptunia; Edelnor; Interbank, Choice Air; Courier del Perú SAC, IBM, Cisco
Systems, Repsol, Sociedad Agrícola Virú, entre otras.
La meta que se ha trazado el Ministerio de Trabajo es que para el 2021 ya se
cuente con 34,000 teletrabajadores.
En ese contexto, hacia el cual nos dirigimos, cabe preguntarnos: ¿Me encuentro
preparado para trabajar en nuevos escenarios?
Una buena noticia es que la Universidad Peruana Unión (UPeU) cuenta con dos
modalidades de estudio: presencial y semipresencial. El egresado de UPeU Virtual
(modalidad semipresencial), por ejemplo, al haber estado inmerso en un proceso
de aprendizaje B-Learning, reúne ciertas capacidades importantes para
desempeñarse en entornos laborales que no demanden una presencia física.
Efectivamente, el teletrabajo consiste en una modalidad especial de prestación de
servicios en la cual se hace mucho uso de las Tecnologías de Información y
Telecomunicación.
Estas herramientas no solo permiten desarrollar diversas labores sino que, a
través ellas, se mantiene el vínculo laboral con la empresa, ya que haciendo uso
de esto medios informáticos se logra supervisar y controlar el trabajo que se ha
delegado. Es debido a ese potencial informático que, hoy por hoy, no resulta nada
difícil ser parte de una gran empresa internacional y conformar un equipo global de
trabajo en el que el director radique en EE.UU., el gerente de marketing se
encuentre en Brasil, el gerente de finanzas en el Perú y otras oficinas se
encuentren en Europa o Asia. Todo ello es factible gracias al gran desarrollo
tecnológico alcanzado.
Ese entorno de trabajo resulta familiar para un egresado de UPeU Virtual dado
que, a lo largo de los años de formación universitaria, ha trabajado en una
plataforma que ha permitido integrar a estudiantes de diversas regiones bajo el
objetivo común de convertirse en un profesional. En esos años de formación
académica el estudiante unionista ha tenido la oportunidad de interrelacionarse de
manera productiva con personas que quizás nunca vio de manera personal. Por
medio del uso de la tecnología desarrollaron trabajos colaborativos, realizaron
consultas virtuales, se produjeron evaluaciones, se ejecutaron comunicaciones
interpersonales o grupales, de esa manera para un profesional formado en las
canteras de un sistema virtual no resulta nada extraño estos nuevos entornos de
trabajo que cada vez acusan una mayor demanda.
Obviamente, dependiendo de la finalidad de la empresa y su naturaleza, habrá
que especializarse o profundizar más en el dominio de algunos software, pero ese
es un factor fácilmente superable en esta época de capacitaciones, tutorías,
mentorías y coaching.
El cambio que acarreará el teletrabajo no solo innovara el sistema laboral
tradicional sino que se constituirá en un importante aporte en el tema de la
reducción del uso del combustible y la contaminación que genera pues la gente ya
no tendrá que trasladarse masivamente a un centro de trabajo. Pero, quizás, el
aspecto más destacado en el cual incidirá este cambio laboral sea la familia. El
teletrabajo permitirá un sano equilibrio entre la vida familiar y la vida laboral. El
tiempo que se pase en casa aumentará, el responsable de proveer el sustento no
padecerá el stress causado por el tránsito atroz de la ciudad y de esa manera se
producirá un mejor y mayor aporte laboral.