Está en la página 1de 1

Pasco es uno de los veinticuatro departamentos que, junto con la Provincia

Constitucional del Callao, forman la República del Perú. Su capital es Cerro de


Pasco. Está ubicado en el centro del país, en la región andina, limitando al norte
con Huánuco, al este con Ucayali, al sur con Junín y al oeste con Lima. Su
extensión es de 25 320 km² y una densidad de 11,1 hab/km². Fue creado el 27 de
noviembre de 1944, escindido de Junín.

La porción occidental corresponde al Nudo de Pasco, zona de mesetas elevadas y


puna, asiento de mineras, mientras que la porción oriental corresponde a la Selva
Alta o yunga amazónica habitada por colonos e indígenas de la familia arahuaca.A
diferencia de otras ciudades capitales peruanas, esta ciudad nació como un
asentamiento minero a finales del siglo XVI, ya que la ciudad capital, cabeza de
curato y reducción de indios fue la Villa de Pasco que fue fundada el 20 de octubre
de 1578 ubicada actualmente a 14 km.

La ciudad surgió a finales del siglo XVI gracias a la actividad minera con la cual
inició su crecimiento por inmigración a principios del siglo XVII. Actualmente
tiene una población de más de 70.000 habitantes (Censo 2007), partidos entre los
distritos de Chaupimarca (28.000 hab.), Yanacancha (28.000 hab.) y Simón Bolívar
(14.000 hab.). La ciudad se ubica alrededor de la mina a tajo abierto más alta del
mundo, que se extiende sobre 2 km y casi 400 m de profundidad, amenazando ahora la
ciudad, por lo que se proyecta reubicarla, también a causa de los problemas de
contaminación de la minería sobre la población. En 1639, durante el Gobierno del
virrey Luis Fernández y Cabrera, se le envió a la Corona Española cinco millones de
ducados procedentes de Cerro de Pasco, por lo que mediante Real Cédula se le otorga
el título de " Ciudad Real de Minas " al asiento minero de San Esteban de
Yauricocha.

A la fama de sus minas acudían muchos españoles interesados y entre ellos Martín
Retuerto, quien trabajó la mina Lauricocha, dando un socavón que fue el primero en
el que hubo mineral. José Maíz y Arcas compró de los herederos de Retuerto la mina
citada en 1740 y dirigió un socavón al mismo paraje, terminándolo en 1760. A partir
de 1760, tras el descubrimiento de las vetas de plata del "Gran Túnel de
Yanacancha", Cerro de Pasco multiplicó su potencial minero. La abundante riqueza
que había en estos yacimientos llegó en un contexto de extrema importancia para la
Corona Española porque Potosí, otro asentamiento minero que era explotado por la
Metrópoli, había entrado en bancarrota. Potosí, también situado en el Virreinato
del Perú, pero en el territorio que actualmente ocupa Bolivia, había sido hasta
entonces la mayor productora de plata del mundo, pero, tras dos siglos de
extenuante explotación, su abrumadora riqueza había sido exprimida definitivamente.
Cerro de Pasco, la "Ciudad Real de Minas", se convirtió en el sustituto natural de
Potosí y cogió su relevo como principal centro minero de la Corona Española
perteneciendo a la Intendencia de Tarma.

El minero español José Maíz y Arcas fue quien descubrió la mina de plata del "Gran
Túnel de Yanacancha", convirtiéndose en uno de los hombres más acaudalados de Cerro
de Pasco. Tal era su riqueza que en 1764 solicitó el título de "Marqués" a la
Corona Española, previo pago del mismo con barras de plata que habían salido de las
entrañas de Cerro de Pasco. En 1771, el rey Carlos III otorgó a Don José Maíz y
Arcas el título de "Marqués de la Real Confianza". Sin embargo, éste llegó cuando
el minero español ya había fallecido, lo que provocó una dramática disputa entre
sus hijos varones por la legítima herencia del mismo.

Intereses relacionados