Está en la página 1de 21

Universidad Abierta Para Adultos (UAPA)

Recinto Santiago

Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas


Carrera de Derecho

Asignatura:
DER-323 Derecho Civil VI

Tema:
La Oficina Nacional de la Propiedad Industrial (ONAPI)
conformación, utilidad y funcionalidad

Participantes:
Sarah E. Peralta Rodríguez…................................Matr.17-4888
Silvania Ramos……………………………………….Matr.07-0456
Yenny Martinez…………………………….………….Matr.16-7213
Isaa C. Espinal……………………………..………….Matr.16-7164

Facilitador:
Dr. Santiago Moran Tejada

Santiago de los caballeros,


Sábado 26 de octubre del 2019
Justificación

El presente trabajo está sustentado en la investigación de cómo nace la oficina

nacional ONAPI, como nace y que es esta oficina, esta oficina es la encargada de

proteger el intelecto humano por su creación, y nace con la necesidad de que hay

que regular y tomar un único creador de de un diseño o creación de un intelecto o

arte creada por una o varias persona.

En la investigación pudimos darnos cuenta que para la creación de esta oficina

como órgano regulador de llamado ONAPI, se tuvo que esperar 10 diez años El

presente trabajo está sustentado en la investigación de cómo nace la oficina

nacional ONAPI, como nace y que es esta oficina, esta oficina es la encargada de

proteger el intelecto humano por su creación, y nace con la necesidad de que hay

que regular y tomar un único creador de de un diseño o creación de un intelecto o

arte creada por una o varias persona.

En la investigación pudimos darnos cuenta que para la creación de esta oficina

como órgano regulador de llamado ONAPI, se tuvo que esperar 10 diez años.
Objetivos

Objetivo General

● Exponer diversos tópicos sobre La Oficina Nacional de la Propiedad Industrial

(ONAPI)

Objetivos específicos

● Explicar la conformación y utilidad de la Oficina Nacional de la Propiedad

Industrial (ONAPI)

● Plantear la funcionalidad de la Oficina Nacional de la Propiedad Industrial

(ONAPI).
1. Historia de la Oficina Nacional de la Propiedad Industrial (ONAPI)

En el año 1911 el Estado Dominicano promulga la ​Ley Núm. 4994​, sobre Patentes

de Invención, donde se dan las pautas a seguir para obtener títulos de patentes de

invención y además, de clasifican los descubrimientos e invenciones. Y la aplicación

de dicha Ley es asignada a la Secretaría de Estado de Fomento y Comunicaciones.

En el 1937 se establece el Registro de Marcas de Fábricas y Nombre Comerciales e

Industriales para darles a los comerciantes e industriales del país un amparo legal

en cuanto a la fabricación o comercio; por medio de marcas especiales, y para

distinguirlos de otros artículos semejantes, de orígenes distintos. Esto fue

establecido mediante ​Ley Núm. 1450,​ del mismo año.

Con la promulgación de la ​Ley 20-00​, se crea la Oficina Nacional de la Propiedad

Industrial (ONAPI), institución adscrita a la Secretaría de Estado Industria y

Comercio, con autonomía técnica y con patrimonio propio, que administra todo lo

relativo a la concesión, al mantenimiento y vigencia de los registros de las diferentes

modalidades de la Propiedad Industrial (patentes de invención, de modelos de

utilidad, registro de diseños industriales y de signos distintivos).

El Convenio de París​, firmado el 20 de Marzo del año 1883, para la Protección de la

Propiedad Industrial fue la base para que se firmará en nuestro país la ​ley 4994 ​el

26 de Abril de 1911, sobre Patentes de Invención, y la ​ley 1450 el 29 de diciembre

de 1937, sobre Registro de Protección de Marcas de Fábrica y Nombres

Comerciales.
Años después la República Dominicana se hace miembro de la Organización

Mundial de Comercio (OMC) y por ende, del Acuerdo sobre los Aspectos de los

Derechos de Propiedad Intelectual relacionados con el Comercio (ADPIC), y por

Resolución 2-95 del 20 de Enero de 1995 ratifica el Acuerdo de Marrakech, suscrito

en el año 1994. Por vía de consecuencia nuestro país se obligó a adecuar su

legislación, de manera que exista un mínimo de normas de protección de la

Propiedad Intelectual que sean iguales en todos los países signatarios y por

consiguiente, el Gobierno Dominicano se acogió a la extensión establecida en el

ADPIC para que las autoridades nacionales hicieran los ajustes necesarios a

nuestra legislación, llevando a que se promulgará y entrará en vigencia a partir del

08 de mayo del año 2000, la ​Ley 20-00 ​sobre Propiedad Industrial, publicada en la

Gaceta Oficial No. 10044.

1.1 ¿Qué es la Oficina Nacional de la Propiedad Industrial (ONAPI)?

ONAPI es una Institución adscrita al Ministerio de Industria y Comercio, con

autonomía técnica y con patrimonio propio, que administra todo lo relativo a la

concesión, al mantenimiento y vigencia de las diferentes modalidades de la

Propiedad Industrial (Patentes de Invención, de Modelos de Utilidad, Registro de

Diseños Industriales y de Signos Distintivos).

La ONAPI surge en mayo del año 2000, con la promulgación de la Ley 20-00 sobre

Propiedad Industrial.
1.1.1 Misión

Somos la gran familia ONAPI, una Organización gubernamental garante de los

derechos de Propiedad Industrial, con responsabilidad social, comprometida con su

promoción y difusión en beneficio del país y contribuyendo a la economía del

conocimiento; integrada por colaboradores eficientes e innovadores, que trabajan en

equipo para la prestación de servicios de excelente calidad.

1.1.2 Visión

Consolidarnos como una Organización referente de calidad y mejora continua para

la región, gestionada por colaboradores que asumen la excelencia y promueven una

cultura de innovación y de los derechos de Propiedad Industrial, en completa

alineación con el cliente y la sociedad.

1.1.3 Valores

Liderazgo Legalidad Excelencia

Transparencia Cortesía Responsabilidad Social

Integridad

1.1.4 La ONAPI tiene el compromiso de:

● Garantizar la seguridad jurídica de los titulares de derechos mediante una

observancia rigurosa de la legislación y procesos eficientes.

● Facilitar el acceso a la protección de la inventiva y creatividad nacional.


● Contribuir al aprovechamiento del desarrollo tecnológico por parte de

nuestros nacionales con miras a generar bienestar y ser cada día más

competitivos.

  

1.1.5 Estructura Organizativa 

Para  el  logro  de  nuestra  misión  la ​ONAPI cuenta con una estructura organizativa que se 

encuentra alineada a los procesos clave que inciden la prestación de sus servicios. 

1.1.6 Áreas Técnicas: 

Son  las  responsables  de  la  administración  de  la  Ley  20-00  sobre  Propiedad  Industrial  y 

están  conformadas  por  los  Departamentos  de  Signos  Distintivos  e  Invenciones  que 
fungen  como  primera  instancia administrativa. Sus pronunciamientos son revisados por 

una  segunda  y  última  instancia  administrativa  representada  por  el  Director  General 

quien  para  la  solución  de  los  casos  que  se  someten  cuenta  con  el  apoyo  de  un  Cuerpo 

de  Asesores  quienes  mediante  recomendaciones  contribuyen  en  la  adopción  de  las 

resoluciones que éste emite. 

1.1.7 Áreas de apoyo: 

Constituyen  el  soporte  de  las  áreas  técnicas.  La  ONAPI  cuenta  con  un  staff  con 

funciones  muy  especializadas  que  apoyan  y  contribuyen  al  buen  funcionamiento  de  la 

Organización.  El  enfoque  en  el  cliente  ha  llevado  a  la  Organización  a  incorporar  en  su 

estructura  un  área  especializada  para  el  servicio  al  cliente  así como una red de oficinas 

delegadas  que  facilita  la  prestación  de  servicios  en  distintos  puntos  del  territorio 

nacional 

2. Marco Legal

En el año 2000, República Dominicana adecua su legislación de Propiedad

Intelectual al Acuerdo sobre los Aspectos de los Derechos de Propiedad Intelectual

relacionados con el Comercio (ADPIC). Como consecuencia de lo anterior, el 8 de

mayo del año 2000, se crea la Ley 20-00 sobre Propiedad Industrial, derogando la

Ley 4994 sobre Patentes de Invención del año 1911, y la 1450 sobre Marcas de

Fábricas del año 1993, la cual establece la Oficina Nacional de la Propiedad

Industrial (ONAPI) como organismo rector, responsable de otorgar los derechos

exclusivos sobre las distintas modalidades de Propiedad Industrial.


● Decreto 599-01 Reglamento de Aplicación de la Ley 20-00 Sobre Propiedad

Industrial

● Ley No. 20-00 Sobre Propiedad Industrial

● Ley 424-06 Implementación Tratado Libre Comercio Entre RD-Centro

America-EE.UU

● Ley No. 493-06 Que Modifica Los Artículos 6,49,58 y 62 de la Ley No.

424-06.

● Ley No. 107-13 Sobre los Derechos de las Personas en sus Relaciones con

la Administración y de Procedimiento Administrativo.

3. Conformación de la Oficina Nacional de la Propiedad Industrial (ONAPI)

ONAPI es una Institución adscrita al Ministerio de Industria y Comercio, con

autonomía técnica y con patrimonio propio, que administra todo lo relativo a la

concesión, al mantenimiento y vigencia de las diferentes modalidades de la

Propiedad Industrial (Patentes de Invención, de Modelos de Utilidad, Registro de

Diseños Industriales y de Signos Distintivos).

La Oficina Nacional de Propiedad Industrial (ONAPI), es un ente Administrativo

autónomo, organizado de conformidad con la Constitución de la República

Dominicana Ley No. 247-12, Orgánica de la Administración Pública, y la Ley No.

20-00, sobre Propiedad Industrial, con su sede principal en Santo Domingo y

debidamente Representada por su Director General DR. RUTH A. LOCKWARD

REYNOSO.
La propiedad intelectual es un instrumento muy importante, ya que en sentido

amplio, reconoce un derecho particular a los autores, creadores, inventores u otros

titulares de derecho sobre las obras derivadas del intelecto humano, lo cual puede

contribuir para incentivar e incrementar el conocimiento, la creación y la innovación.

Sin embargo, es bueno señalar, que la propiedad intelectual no es un fin en sí

mismo pero su correcta utilización, por parte de los Gobiernos, centros de

investigación y desarrollo, universidades, empresarios, investigadores, creadores,

ingenieros y otros usuarios, puede generar efectos que favorezcan a la sociedad y

coadyuvar al logro de los objetivos económicos, de competitividad, innovación y

desarrollo trazados por el Gobierno.

4. Utilidad de la Oficina Nacional de la Propiedad Industrial (ONAPI)

Por su naturaleza, la propiedad intelectual comprende la protección de bienes y

servicios producto de la creación del intelecto humano, y se otorga a través de los

derechos de autor, obras literarias y artísticas y la propiedad industrial que incluye

las patentes, las marcas y demás signos distintivos. Los Derechos de Obtentor, son

otra forma de propiedad intelectual, y protegen las variedades vegetales.

ONAPI su principal utilidad el servicio que incluye la solicitud de la protección de

cualquier nueva forma, configuración o disposición de elementos de algún artefacto,

herramienta, instrumento, mecanismo u otro objeto, o de alguna parte del mismo,

que permita un mejor o diferente funcionamiento, utilización o fabricación del objeto

que lo incorpora, o que le proporcione alguna utilidad, ventaja o efecto técnico que

antes no tenía, por medio de una Patente de Modelo de Utilidad en la República

Dominicana.
El periodo de protección que se obtiene es por un plazo de 15 años. Para mantener

vigente la solicitud o la patente, se debe pagar oportunamente las tasas periódicas o

anualidades correspondientes.

El servicio lo puede solicitar toda persona natural o jurídica ya sea nacional o

extranjera. En este último caso debe contar con representante con domicilio en la

República Dominicana). Si el solicitante no es el inventor, la solicitud debe contener

la documentación que justifique su derecho a obtener la patente.

Cuando hablamos de ONAPI debemos hablar de patente, Las patentes, en el

mundo de hoy, se consideran un bien o patrimonio. Constituyen, junto con las

marcas y los derechos de autor, activos empresariales valiosos. Además, en las

actividades desarrolladas en el área del mercadeo, se convierten en instrumentos

eficaces para recompensar los esfuerzos efectuados en la actividad inventiva.

La patente es un título que le otorga un derecho de exclusividad a un inventor o a

una empresa. Es, en realidad, una herramienta con la que se puede contar para

mantener el control sobre su invención. De esa forma se impide que terceros

puedan producir o comercializar sin su consentimiento.

Para obtener una patente se requiere de una inversión de capital. Por lo tanto es

importante analizar en cada caso la factibilidad (análisis costo-beneficio) de

presentar una solicitud. Por esto es imprescindible que el inventor o la empresa

conozcan bien el sistema y sepan cómo puede ser utilizado.


La patente es un derecho que concede el Estado Dominicano, de manera exclusiva,

a quien desarrolla una invención. Se procede de esa manera porque no pueden

existir dos patentes para un mismo invento. Se trata de un derecho exclusivo

durante un período limitado. Las Patentes de Invención duran 20 años. Las Patentes

de Modelo de Utilidad duran 15 años. Durante los periodos señalados el titular podrá

impedir que terceros plagien su invento porque están protegidos, salvo ciertas

excepciones. Los derechos y las excepciones están establecidos en la Ley 20-00

sobre Propiedad Industrial.

Tipos de protección

La Patente de Invención, protege la creación del intelecto humano. Esta creación

puede ser de un producto nuevo o de un procedimiento. Los mismos, para ser

considerados inventos, deben ofrecer una solución técnica que cumpla con las

condiciones de patentabilidad previstas en la Ley.

La Patente de Modelo de Utilidad, protege cualquier forma nueva que modifique

un objeto ya existente. Dichas formas pueden ser la configuración o la disposición

de elementos de algún artefacto, herramienta, instrumento; o también, de un

mecanismo o de otro objeto. De igual manera puede tratarse de la modificación de

alguna parte de dicho objeto o mecanismo que permita un funcionamiento mejor o

diferente. La utilización o fabricación de la innovación debe proporcionar alguna

utilidad, ventaja o efecto técnico que antes no tenía el objeto o mecanismo.


No todos los productos o procedimientos se consideran invenciones para ser

protegidas por una patente de invención o por una patente de modelo de utilidad. En

la República.

Dominicana la legislación contiene una lista de materias excluidas de protección por

patentes de invención. Esas materias son:

a) Los descubrimientos que consisten en dar a conocer algo que ya exista en la

naturaleza, en las teorías científicas y en los métodos matemáticos;

b) Las creaciones exclusivamente estéticas;

c) Los planes, principios o métodos económicos o de negocios, y los referidos a

actividades puramente mentales o industriales o a materia de juego;

d) Las presentaciones de información;

e) Los programas de ordenador;

f) Los métodos terapéuticos o quirúrgicos para el tratamiento humano o animal, así

como los métodos de diagnóstico;

g) Toda clase de materia viva y sustancias preexistentes en la naturaleza;

h) La yuxtaposición de invenciones conocidas o mezclas de productos conocidos, su

variación de forma, de dimensiones o de materiales, salvo que se trate de su

combinación o fusión, de tal forma que no puedan funcionar separadamente o que

las cualidades o funciones características de las mismas sean modificadas para

obtener un resultado industrial no obvio para un técnico en la materia;


Los productos o procedimientos ya patentados por el hecho de atribuirse un uso

distinto al comprendido en la patente original.

Requisitos de la invención para ser patentable

Una invención es patentable cuando es susceptible de aplicación industrial, cuando

es novedosa y tiene nivel inventivo

5.Función Principal de la Oficina nacional de la Propiedad Industrial (ONAPI)

en la sociedad Dominicana.

Por su naturaleza, la propiedad intelectual comprende la protección de bienes y

servicios producto de la creación del intelecto humano, y se otorga a través de los

derechos de autor, obras literarias y artísticas y la propiedad industrial que incluye

las patentes, las marcas y demás signos distintivos. Los Derechos de Obtentor, son

otra forma de propiedad intelectual, y protegen las variedades vegetales.

La iniciativa de desarrollar este proyecto para formular una Estrategia Nacional en

materia de Propiedad Intelectual para República Dominicana, se ha llevado a cabo

con el apoyo y compromiso de las autoridades nacionales del área de Propiedad

Intelectual, específicamente, la Oficina Nacional de la Propiedad Industrial (ONAPI)

y la Oficina Nacional de Derecho de Autor (ONDA); y con la cooperación de la

Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) a través de expertos

nacionales e internacionales, a los fines de ayudar a los países en desarrollo a que

aprovechen el potencial que tiene este instrumento para impulsar su desarrollo

económico y social.

La Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual es el resultado de un amplio trabajo

llevado a cabo con la colaboración de los representantes de las oficinas nacionales


de Propiedad Intelectual del país, y de los sectores público y privado vinculados con

el tema. Se contó con la participación de más de 20 instituciones agrupadas en

gremios, asociaciones de sectores productivos, artesanales y de profesionales,

sociedades de gestión, incubadoras de negocios, representantes de los programas

de PYMES, instituciones académicas, el ministerio público, los principales

ministerios, entre otros.

La Estrategia, se define como una herramienta de articulación política e institucional

del Sistema de Propiedad Intelectual, que persigue como objetivo general, incentivar

y promover la utilización estratégica de la propiedad intelectual en todos los ámbitos

de las actividades productivas nacionales, por parte de los usuarios y sectores de

interés, de modo que mediante su uso y protección se fomente la creatividad e

innovación, y su explotación contribuya con el desarrollo económico, social y cultural

de la República Dominicana.

En cuanto al desarrollo de este proyecto, se inició en abril del 2010, con la

recolección de información y datos estadísticos sobre la aplicación y administración

del sistema de propiedad intelectual en República Dominicana, se tomó un periodo

de 10 años, 2000-2010, para obtener un diagnóstico actualizado y pormenorizado,

el cual a su vez contó con la identificación de los sectores y clusters clave, como el

sector salud, las industrias culturales, agricultura, la industria del software,

investigación y desarrollo e innovación, entre otros, con potencial para aumentar el

comercio y desarrollo del país a través del uso de la propiedad intelectual; y

finalmente, un documento con lineamientos para la definición y formulación de la

estrategia nacional.
Los documentos resultado del proceso de levantamiento de información y datos,

han permitido conocer y evaluar las fortalezas, oportunidades, debilidades y

amenazas, así como la identificación de los retos, los ejes estratégicos y objetivos

relacionados con el sistema de propiedad intelectual de República Dominicana; a

partir de lo cual se ha podido plasmar en el documento las bases de una

herramienta que articule y defina políticas en materia de propiedad intelectual de

manera institucional, que a su vez colabore en la mejora de la competitividad, la

productividad, la innovación y el desarrollo económico nacional mediante el uso de

la Propiedad Intelectual, y que contribuya en el logro de los objetivos establecidos

en la Estrategia Nacional de Desarrollo (2010-2030) [1], el Plan Estratégico de

Ciencia, Tecnología e Innovación (2008-2018)[2] y el Plan Nacional de

Competitividad Sistémica de la República Dominicana[3], en materia de innovación,

ciencia y tecnología.

Tomando en cuenta el diagnóstico, los lineamientos para la formulación de la

estrategia nacional y los demás elementos relacionados, el documento aborda las

principales áreas asociadas a la propiedad intelectual tanto en el ámbito nacional

como internacional, la vinculación de la propiedad intelectual con las estrategias y

planes nacionales de desarrollo, el análisis de los seis grandes ejes estratégicos

identificados, culminando con la propuesta de estrategias y recomendaciones

articulado en torno a los ejes, con sus correspondientes objetivos generales y

estratégicos, las líneas de acción asociada a cada objetivo, para ser implementadas

por las autoridades competentes en un período de tiempo determinado, que se

proyecta a 10 años.
Estos ejes, los cuales a su vez están vinculados a los sectores de interés y temas

clave del país, al mismo tiempo identifican los componentes más relevantes sobre

propiedad intelectual a nivel general, definen el alcance y los objetivos, y además

amparan las acciones recomendadas para la consecución de la estrategia nacional.

Los seis ejes estratégicos identificados son:

La Creación y Generación Intelectual. Busca incentivar la innovación y la creatividad

e incrementar considerablemente la producción de activos intangibles de propiedad

intelectual en las empresas, centros de investigación científica y tecnológica,

universidades, emprendedores, creadores artísticos y literarios dominicanos, a

través del incentivo a la creación y producción intelectual;

La Protección de la Propiedad Intelectual. Contar con un nivel confiable de

protección y solidez en la administración del sistema de PI para beneficio de los

creadores de esta clase de derechos, garantizando el mantenimiento de los DPI

obtenidos y la accesibilidad a los usuarios;

La Utilización, Explotación y Gestión de la Propiedad Intelectual. Persigue explotar

comercial y económicamente los derechos de propiedad intelectual;

La Promoción de la Propiedad Intelectual. Pretende promover la cultura y

generación del conocimiento en materia de propiedad intelectual en el país, y crear

conciencia sobre la importancia de este instrumento, a los fines de incrementar el

uso del sistema de PI;


Observancia de los Derechos de Propiedad Intelectual. Construir una conciencia de

respeto hacia los Derechos de Propiedad Intelectual, para prevenir la infracción de

estos derechos;

Conformación de un organismo interinstitucional en materia de política de propiedad

intelectual. Necesidad de crear un mecanismo de coordinación al más alto nivel, el

cual deberá definir las políticas públicas así como coordinar a todos los actores y

supervisar todo lo relativo al sistema nacional de propiedad intelectual en República

Dominicana.

Los objetivos generales y específicos correspondientes a esta Estrategia se

pretenden alcanzar mediante la aplicación de las recomendaciones propuestas en

base a los seis ejes estratégicos antes señalados, las cuales están encaminados a

promover la innovación e incentivar de manera gradual la cultura del uso, protección

y explotación de la propiedad intelectual en todos los sectores productivos

nacionales. Al mismo tiempo, se pone a disposición de los sectores de interés, tanto

público como privado, los instrumentos para que de una forma estructurada y

coherente se implementen acciones concretas en materia de propiedad intelectual.

Por todo lo antes expuesto, la Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual se

concibe como una herramienta que deberá sentar las bases a corto, mediano y

largo plazo, para el desarrollo de políticas en propiedad intelectual, mediante el

cumplimiento de las recomendaciones propuestas, que buscan definirlas, fortalecer

el sistema, corregir las debilidades y amenazas identificadas, potencializar las

fortalezas y oportunidades existentes, afrontar los desafíos, y a la vez que


contribuyan con el avance de la investigación, la ciencia, la tecnología y la

innovación.

Finalmente, la formulación de esta Estrategia Nacional de Propiedad Intelectual

coadyuvará a integrar la Propiedad Intelectual en el contexto de las políticas

públicas del Gobierno Dominicano, así como también ponerlas al servicio del

desarrollo económico, social y cultural, de manera que el resultado redunde en

beneficio de todos los sectores productivos nacionales.


Conclusión

Al término de este trabajo conseguimos investigar cómo surge La Oficina Nacional

de la Propiedad Industrial (ONAPI), En el año 1911 el Estado Dominicano promulga

la Ley Núm. 4994 en el mismo año también se crea la promulgación de la Ley

20-00, se crea la Oficina Nacional de la Propiedad Industrial (ONAPI), también firma

el Convenio de París, el 20 de Marzo del año 1883, para la Protección de la

Propiedad Industrial fue la base para que se firmará en nuestro país la ley 4994 el

26 de Abril de 1911, sobre Patentes de Invención, y la ley 1450 el 29 de diciembre

de 1937, sobre Registro de Protección de Marcas de Fábrica y Nombres

Comerciales.

La propiedad intelectual es un instrumento muy importante, ya que en sentido

amplio, reconoce un derecho particular a los autores, creadores, inventores u otros

titulares de derecho sobre las obras derivadas del intelecto humano, lo cual puede

contribuir para incentivar e incrementar el conocimiento, la creación y la innovación.

Por su naturaleza, la propiedad intelectual comprende la protección de bienes y

servicios producto de la creación del intelecto humano, y se otorga a través de los

derechos de autor, obras literarias y artísticas y la propiedad industrial que incluye

las patentes, las marcas y demás signos distintivos. Los Derechos de Obtentor, son

otra forma de propiedad intelectual, y protegen las variedades vegetales.

Cómo han de saber en esta investigación ya en su conclusión tenemos los

conocimientos de cómo nace y cuáles fueron los colaboradores para este proyecto

se hiciera posible y se crearán estas instituciones que hoy conocemos como ONAPI,

y demás, que se encargan de resguardar el desarrollo del intelecto humano.


Bibliografía

● Manual de los Derechos Intelectuales en la República Dominicana, Miguel

Esteban Pérez.

● http://www.onapi.gov.do/images/pdf/Invenciones/Requisitos_invenciones/Gui

a_patente-completa.pdf

● http://www.onapi.gov.do/index.php/sobre-nosotros/estrategia-nacional-de-pi