Está en la página 1de 4

UNIVERSIDAD NACIONAL MAYOR DE SAN MARCOS

(Universidad del Perú, DECANA DE AMÉRICA)

DIRECCIÓN GENERAL DE ESTUDIO DE POSGRADO

FACULTAD DE INGENIERÍA GEOLÓGICA, MINERA, METALÚRGICA Y GEOGRÁFICA

UNIDAD DE POSGRADO

TRABAJO DE VISITA DE CAMPO

“ACANTILADOS DE LA COSTA VERDE, PROVINCIA DE LIMA - LIMA. – PERÚ”

ALUMNOS:
MANUEL IBARRA VENTURA - 19167144
EDGAR GUTIERREZ RUA - 19167173
OMER FLORESRIVERA - 19167143
FLORES ENRIQUEZ LUIS - 19167167

LIMA – PERÚ
2019
VISITA DE CAMPO: ACANTILADOS DE LA COSTA VERDE

En la parte alta de los acantilados de la Costa Verde, solo entre los


distritos de Barranco y San Miguel, hay más de 85 edificios de más de
10 pisos que miran al Océano Pacifico o que están cerca del malecón,
en los primeros 200 metros del barranco.
Un edificio de esta altura puede llegar a pesar 33.000 toneladas. En
otras palabras, la Costa Verde actualmente puede estar soportando
unos 2.8 millones de toneladas más que en 1990, cuando recién
comenzaba a asomarse el boom de la construcción en esta zona de la
capital, No es necesario ser experto para hacerse una pregunta: ¿el
acantilado soportaría todo ese peso en caso de sismo de gran
magnitud?
Según una investigación realizada por un grupo de ingenieros del
Centro Peruano Japonés de Investigaciones Sísmicas y Mitigación de
Desastres (Ci smid), brazo de la Universidad Nacional de Ingeniería
(UNI).
El Cismid calculo que una franja de acantilado de la Costa Verde de 30
a 60 metros seria vulnerable a desprendimientos o una eventual caída
en bloque si sucediera un sismo de 8.5 grados de magnitus. Ello debido
al peso que soporta por la cantidad de edificios y otras grandes
infraestructuras.
De acuerdo a diversos análisis del comportamiento geológico de la
Costa Verde, se tienen unos taludes bastante empinados y, aunque son
relativamente estables, cada vez más la erosión del viento, humedad y
los sismos han devenido en desprendimientos. Por tanto, según los
estudios, ¿Qué ocurriría en un sismo de magnitud 8.5? Se han hecho
modelos numéricos donde se muestra que va a ver una deformación
importante. Va a tener unos desplazamientos importantes o un colapso
en bloque que caería. Se trataría de una franja de entre 30 y 60 metros.
La estructura del acantilado tiene una estabilidad natural. Si se le pone
otra estructura encima, se le estaría añadiendo un peso, es como si
estuviera aumentando la altura de esta estructura. Como si uno hiciera
un castillo de arena y le pone más arena en la parte superior. Es una
sobrecarga que le puede quitar estabilidad. Si ya con el talud natural
puede haber una franja que puede ocasionar caídas, con una carga
adicional eso puede hacerlo colapsar; comenta Zenón Aguilar Bardales,
subdirector de Investigaciones del Cismid.
En distritos como Miraflores y Barranco, por ejemplo, existen
ordenanzas que obligan a una empresa de construcción demostrar la
estabilidad del suelo donde van a construir. Por tanto, el Cismid indica
que, si se toman todas las previsiones de ingeniería y cimentación para
anclar el edificio, podríamos estar hablando de un inmueble seguro ante
sismos. Debe tener cimentación profunda para que tenga estabilidad y
muros de contención.
Desde el 2012, un estudio de expertos de la Universidad Nacional de
Ingeniería revelaba que la costa verde, presenta riesgo medio o alto
derrumbes, y que las construcciones deberían ubicarse a 150 metros
del acantilado. Muchas de ellas, sobre todo en Barranco, están
edificadas sobre el mismo acantilado.