Está en la página 1de 3

1.

Una vez que el teodolito esta puesto en estación (punto 1) poner el nonio del limbo
horizontal en cero grados, minutos y segundos. Fijar el limbo horizontal a la base del aparato con
el tornillo correspondiente.

2. Con el tornillo de movimiento horizontal y el anteojo en primera posición ubicar la visual


en el punto 5. Soltar el movimiento horizontal y el limbo de la base para visar el punto 2 y obtener
así el angulo en primera posición.

3. Girar el anteojo para dar vuelta de campana y estando en posición inversa el anteojo visar
nuevamente el punto 5. Debiendo obtener como lectura en el nonio 180º.

4. Siempre con el anteojo invertido visar el punto 2. Obteniendo así la cuarta lectura, que
restada a la anterior de 180º dará el angulo entre las alineaciones en segunda posición.

Método Simple.-

Figura 1

Para medir un ángulo α entre dos direcciones por el método simple, se procede de la siguiente

manera: Centrado y nivelado el teodolito en la estación O y, sean A y B los puntos cuyas


direcciones definen el ángulo α a medir. Estando fijo el limbo en posición círculo izquierdo se
bisectará la señal del punto A y se lee en el microscopio la lectura, LA. Aflojando el tornillo de

Documentos de cátedra preparados por el Ing. Agrim. Guillermo Bustos. 2

grandes movimientos horizontales (fijo el tornillo de grandes movimientos de limbo-alidada), se

girará hacia la derecha hasta encontrar la señal del punto B. Ayudándose con el de pequeños

movimientos de alidada, se bisectará el punto y se lee en el microscopio la lectura, LB.

La medida del ángulo AOB estará dada por la diferencia de lecturas (únicamente círculo a la

izquierda ): α = LB – LA.

En los teodolitos que estamos manejando en nuestra práctica ( Wild T1; Wild T1A; Kern

K1A ), procediendo mediante el método simple no se eliminan las influencias de los errores de

verticalidad, colimación, inclinación y el error de excentricidad del limbo horizontal.

Hay otros teodolitos ( Wild T2, To ) que las lecturas son el promedio de las realizadas en

partes diametralmente opuestas del limbo y por lo tanto, compensan solamente el error de

excentricidad de la alidada.
Conclusión
Se ha podido establecer los pasos necesarios para realizar
mediciones, y así llevar acabo levantamientos topográficos
de una zona específica.
Se pudo observar el tipo de mediciones que realiza cada
instrumento y, en función de éstas, calcular los datos.
Es importante no confundir inconscientemente los tornillos
de mando de la aliada acimutal con el general del
instrumento, ya que si se moviese y no coincidieran el cero
inicial con la posición al moverse, es decir si se realiza una
mala medición con el teodolito quedaría inutilizado el
trabajo.

Intereses relacionados