Está en la página 1de 1

El documento que trabaje para esta entrega se titula “Recovery of rare earth

elements minerals from iron oxide–silicate richtailings – Part 1: Magnetic


separation”, en él se comienza dando una explicación de cuáles son los países
donde se suelen extraer elementos de las tierras raras (REE) mencionando los
mas importante que son, China con el 85%, Australia con el 8% y el 7% restante
se distribuye entre varios países. Ahora bien, el desarrollo del trabajo se centra en
el porcentaje de REE recuperado por la industria australiana ya que lo que se
busca con este trabajo y otros de su mismo tipo es desarrollar un método más
económico y eficiente para recuperar estos elementos, con el cual, Australia
pueda aumentar su competitividad en el mercado de REE a nivel mundial, todo
esto teniendo en cuenta que en Australia se siguen teniendo actividades de
extracción minera y de procesamiento mineral dando como resultado que las colas
y relaves con presencia de REE se sigan acumulando y perdiendo por no ser
técnica y económicamente viables. En la actualidad y según lo que dice el
documento en Australia y otro países como china la recuperación de REE se hace
a partir de colas y relaves ricos en óxidos de hierro y silicatos provenientes de
proyectos mineros, que normal poseen bajos contenidos de REE, valores menores
o iguales al 1% en peso de REE, por medio de separadores magnéticos de
intensidad de campo regulables siendo esta la característica más importante,
sacando beneficio de las diferencias en la gravedad específica, las propiedades
magnéticas, eléctricas, entre otras propiedades fisicoquímicas de los REE y las
gangas. A pesar de que, basados en los datos obtenidos durante los ensayos
realizados, las diferencias en las propiedades magnéticas de los minerales REE y
las gangas pueden ser aprovechadas para recuperar minerales REE, todo se ve
opacado por los tamaños finos y ultrafinos y las características mineralógicas. Al
variar las intensidades se obtienen tres productos, mientras que en el primero el
Fe se concentra en un producto de baja intensidad, recuperando hasta un 25% de
óxidos de hierro que constituían aproximadamente el 40% de la alimentación
inicial, los minerales de REE se dividen en el concentrado de alta intensidad,
dando una recuperación de 51% de TREO (Óxidos totales de tierras raras) con un
grado de concentración de 1,25% y las colas no magnéticas, con una
recuperación del 41% TREO con un grado de concentración de 1,08%. Es
importante denotar que a pesar de que por medio de separadores magnéticos se
puedan lograr valores de concentración aceptables no son lo suficientemente
buenos como para asegurar que solo se deba hacer este proceso para la
obtención de este tipo de concentrados, por tal motivo, los autores del documento
recomiendan que se haga una preconcentración por medio de separadores
magnéticos pero que posterior a estos se procesa a hacer concentraciones por
medio de métodos hidrometalúrgicos como la implementación de procesos de
flotación con algún tipo de espumante.