Está en la página 1de 5

Hidrocraqueo

Introducción:

El proceso de hidrocraqueo es uno de los múltiples procesos que tienen lugar en una
unidad de refino de petróleo. Este proceso se encuentra situado generalmente tras el
proceso de destilación atmosférica, en la que se lleva a cabo una primera separación del
crudo. Dado que de los compuestos más pesados de dicha columna aún se pueden seguir
obteniendo productos de alto valor, como gasolina o keroseno, es necesario incorporar
unidades adicionales que los extraigan. Un ejemplo de estas unidades sería el proceso de
craqueo catalítico, mediante el cual se obtiene la mayor parte de la producción de
gasolina. Otro ejemplo de estas unidades es el proceso de hidrocraqueo, que es una
variante del proceso de craqueo catalítico en el que incorpora además del catalizador,
hidrógeno.

El presente artículo se divide en las siguientes partes:

- Descripción del proceso así como los rangos de operación, y el diagrama de proceso.

- Tipo de catalizador necesario para llevar a cabo el proceso.

- Aspectos a tener en cuenta en lo referente a seguridad e higiene en dicho proceso.

En el siguiente esquema se puede ver el organigrama de todos los procesos que se llevan
a cabo en un proceso de refino de petróleo.
Descripción del proceso

El hidrocraqueo es un proceso en dos fases que combina el craqueo catalítico y la


hidrogenación, y por medio del cual las fracciones de destilado se descomponen en
presencia de hidrógeno y catalizadores especiales dando lugar a productos de más valor.
En comparación con el craqueo catalítico, el hidrocraqueo tiene la ventaja de que se
procesan cargas con alto contenido de azufre sin desulfuración previa. En el proceso, la
carga de productos aromáticos pesados se convierte en productos más ligeros, a
presiones que varían entre 80 y 130 atm y temperaturas en un rango de 290 a 400ºC,
dependiendo de las características particulares del proceso. Cuando la carga tiene un alto
contenido parafínico, el hidrógeno impide la formación de
HAP,(http://www.atsdr.cdc.gov/es/phs/es_phs69.html), reduce la formación de alquitrán y
previene la acumulación de coque en el catalizador. El hidrocraqueo produce cantidades
relativamente grandes de isobutano para cargas de alquilación, así como isomerización
para control del punto de goteo,(http://es.scribd.com/doc/52067068/punto-de-goteo), y del
punto de humo,(http://es.wikipedia.org/wiki/Punto_de_humeo), dos características
importantes en el combustible de alta calidad para aviones a reacción.
En la primera fase, la carga se mezcla con hidrógeno reciclado, se calienta y envía al
reactor primario, donde gran parte de ella se convierte en destilados intermedios. Los
compuestos de azufre y nitrógeno se convierten en ácido sulfhídrico y amoníaco en el
reactor de la fase primaria por medio de un catalizador. El residuo se calienta y se envía a
un separador de alta presión, donde se extraen y reciclan los gases ricos en hidrógeno.
Los restantes hidrocarburos se rectifican o purifican para extraer el ácido sulfhídrico, el
amoníaco y los gases ligeros, que se recogen en un acumulador, donde la gasolina se
separa del gas ácido.

Los hidrocarburos líquidos rectificados procedentes del reactor primario se mezclan con
hidrógeno y se envían al reactor de la segunda fase, donde se descomponen en gasolina
de alta calidad, combustible para aviones de reacción y materiales de destilación para
mezclas. Tales productos pasan por una serie de separadores de alta y baja presión para
extraer de ellos los gases, los cuales se rectifican, y las naftas ligeras producidas en la
unidad de hidrocraqueo se utilizan para mezclas de gasolina mientras que las naftas
pesadas se reciclan o se envían a una unidad de reforma catalítica.

A continuación se muestra un ejemplo del diagrama del proceso:


Catalizador empleado

Como ya se ha descrito anteriormente, el proceso de hidrocraqueo se puede dividir


atendiendo a los tipos de reacciones que tienen lugar:

Reacciones de craqueo: Son endotérmicas, es decir, necesitan energía para llevarse a


cabo, para las que se emplea un catalizador ácido, del mismo tipo que el empleado en el
proceso de craqueo catalítico de petróleo (FCC). El catalizador más usado, son zeolitas
introducidas en una matriz de sílice-alúmina. Las principales funciones de la matriz son:
darle resistencia mecánica al catalizador,actuar como trampa de coque , y la de
precraquear las moléculas de hidrocarburo. Ya que si éstas no fueran precraqueadas, el
gran tamaño de las moléculas de hidrocarburo impediría su entrada en los poros del
catalizador de zeolita. Por lo que la reacción no se llevaría a cabo.

Reacciones de Hidrogenación: Son exotérmicas, es decir se obtiene energía del proceso.


A diferencia del FCC, en el hidrocraqueo el proceso es globalmente exotérmico. Para las
reacciones de hidrogenación se necestitan catalizadores metálicos. Dado que ambas
reacciones se llevan a cabo en el mismo reactor, el catalizador contiene Platino y Níquel
para catalizar las reacciones de hidrogenación. Ambos metales están dispersos sobre la
matriz de sílica-alúmina que envuelve a la zeolita.
Salud y seguridad en el proceso

La inspección y verificación de los dispositivos de seguridad son importantes debido a las


muy altas presiones que se producen en este proceso, (80-130 atm). Es necesario un
control adecuado del mismo como protección contra el taponamiento de los lechos del
reactor.

Debido a las temperaturas de la operación, (240-400ºC) y a la presencia de hidrógeno, hay


que reducir estrictamente al mínimo contenido de ácido sulfhídrico de la carga para reducir
el riesgo de que se produzca una corrosión intensa. También deberá tenerse en cuenta la
posibilidad de corrosión por dióxido de carbono húmedo en las zonas de condensación.
Cuando se procesan cargas con alto contenido en nitrógeno, el amoníaco y el ácido
sulfhídrico forman bisulfuro amónico, que provoca fuerte corrosión a temperaturas
inferiores al punto de rocío del agua. El bisulfuro amónico también se encuentra en la
eliminación del agua amarga. Como la unidad de hidrocraqueo trabaja a presiones y
temperaturas muy elevadas, es importante el control de fugas de hidrocarburos y de
emanaciones de hidrógeno para evitar incendios.

Al tratarse de un proceso cerrado, en condiciones de trabajo normales las exposiciones


son mínimas. Existe algo riesgo de exposición a nafta alifática que contenga benceno,
HAP cancerígenos, emisiones de gases y vapores de hidrocarburos, gas rico en hidrógeno
y ácido sulfhídrico, como consecuencia de fugas a alta presión.

Durante la regeneración y el cambio de catalizador se desprenden grandes cantidades de


monóxido de carbono. La absorción y regeneración del catalizador con vapor crea
corrientes de residuos que contienen agua
amarga,(http://hidrocarburosbol.blogspot.com.es/2009/03/principales-productos-del-refino-
de.html), y amoníaco.

Al manipular catalizador agotado deben utilizarse métodos de trabajo seguros y equipos de


protección personal adecuados. En algunos procesos, se requiere actuar con precaución
para que no se formen concentraciones explosivas de polvo catalítico durante la recarga.
La descarga de catalizador coquizado requiere precauciones especiales para evitar
incendios inducidos por sulfuro de hierro. El catalizador coquizado debe enfriarse hasta
una temperatura inferior a 49ºC antes de su descarga, o colocarse en recipientes
inertizados con nitrógeno hasta que se enfríe