Está en la página 1de 6

El viaje de su vida

Esta es la historia de Mario casas un joven estudiante de la universidad nacional de


Colombia quien va cursando séptimo semestre de sociología y quien aburrido de la
monotonía que cubre su desgraciada vida día a día decide una noche entre tragos y
cigarrillos tomar rumbo indefinido en busca de satisfacer su afición por las
comunidades mas predominantes que ha tenido Colombia enfocándose así en su
vasto gusto musical.

Al día siguiente Mario entre su resaca y medio dormido toma su maleta de viaje y
empieza a empacar poca ropa, útiles de aseo entre otras cosas triviales, luego de esto
Mario se dirige a su estudio y toma un calendario de manera torpe marcando el día
exacto en el cual iniciará su aventura decidiendo así que se marchara inmediatamente
siendo el 22 de abril. Mas tarde Mario alista su motocicleta y revisa que no tenga
ningún fallo, seguidamente busca un mapa de Colombia en el cual marcara el
recorrido de esta aventura, Iniciando por la región amazónica, su ciudad Leticia, luego
decide visitar la Región Andina, allí visitara el Huila estará una semana conociendo y
emprenderá de nuevo a la Región de la Orinoquia, ira exactamente a Villavicencio,
posteriormente irá a la Región pacifica ubicándose en el choco, después de estos
destinos se va a dirigir a la región caribe exactamente a barranquilla una de las
ciudades más influyentes culturalmente, por último, para finalizar esta aventura decide
ir a la región insular visitando San andres y providencia.

Siendo las 11:00am Mario decide comer algo ligero antes de partir, toma las llaves de
su moto emprende su viaje sin dar explicación ni mirar atrás, luego de 12 horas de
arduo viaje y sin dejar descansar su moto, Mario llega agotado a su primer destino
Leticia, Busca un parque en el cual pueda acampar y descansar para seguir con su
aventura al día siguiente a tempranas horas de la mañana Mario empieza a recorrer
leticia en este recorrido se topa con una pequeña demostración de lo que es la música
indígena son sus tamboras y sus instrumentos de viento hechas de madera, en este
instante a Mario le recorre un aire fresco en su ser siente la paz que emite las
armonías de la música de la región amazónica, una vez terminado el evento Mario no
duda en acercarse a ellos y aprender un poco de esta cultura sin embargo él no resiste
y aprende un par de melodías en una de sus especiales flautas.

Pasados dos días Mario emprende de nuevo un viaje en su moto en horas de la


mañana, esta vez el destino es el Huila en la región Andina, este recorrido le toma 10
horas sin hacer pausa alguna, Mario llega al Huila cayendo el atardecer y esta vez
decide hospedarse en un hotel, allí busca algo de comer y nuevamente decide
descansar para al día siguiente aventurarse en esta ciudad, Siendo las 10 de la
mañana Mario decide tomar una ducho y luego se dispone a visitar la plaza principal,
allí encuentra la danza y el ritmo bambuco las mujeres danzando con sus vestidos
llamativos y el hombre la acompaña en esta danza con su traje típico, su ritmo inspira
a Mario a incorporarse en la danza con los bailarines aun si saber como es este baile.
Sn dejar de observar las guitarras que sondean y ponen ritmo al baile, sin omitir el
melodioso fluir de las flautas, termina la muestra Mario se pone a platicar con los
bailarines para conocer más su cultura, decide ir a almorzar con algunos de ellos para
seguir con la plática. Ya había caído la noche y Mario no consiente de esto se despide
de sus acompañantes y se retira a cenar en un local de comidas rápidas mientras
piensa en lo bueno que ha sido despejar su mente con aquel viaje luego de esto se
retira a su habitación en el hotel, cayendo en la cama, cerrando los ojos sin olvidar
aquella sintonía del baile y la música de la Región Andina.

Mario decide quedarse dos días mas en este lugar ya que estaba maravillado con esta
cultura sin embargo estaba ansioso de llegar a su próximo destino. Pasados los dos
días Mario no tiene en cuenta el tiempo transcurrido y viaja en horas de la tarde a la
Región de la Orinoquia exactamente a Villavicencio, su viaje no dura mas de 6 horas
puesto que la distancia es mínima, Mario llega en horas de la noche, agotado él decide
buscar un lugar adecuado en el cual pueda acampar. No se percata de la hora que es
y se despierta por la música que suena a unos cuantos metros de él, se levanta
tambaleando entre dormido sale de su carpa, en busca del sonido que lo llama,
encontrándose con un grupo de personas que ensayan el baile del joropo moviendo
sus pies de una manera extraordinaria, Mario concentra su atención e imitando sus
movimientos a una manera descoordinada pero que en sus adentros le produce gracia
y felicidad. En un momento él desvía su atención al arpa el instrumento mas
representativo al igual que las maracas, estos marcan el ritmo y la armonía para que el
grupo de danzantes realicen las figuras del baile, no obstante Mario se siente un poco
mareado ya que no ha comido nada y se retira del evento en busca de alimento. En
este instante recibe una llamada al celular y extrañado al no conocer el número
contesta, Era su amigo Andres quien lo invitaba a una demostración folclórica en el
choco ubicado en la región pacifica que se realizaría en dos días en horas de la noche,
Mario eufórico acepta con gusto la invitación y se dispone a organizar de nuevo su
maleta y emprender el viaje pasadas las 8:00pm. Toma una cerveza en el bar mas
cercano y sin más preámbulo enciende su moto y se dirige ansioso a aquel lugar.

Luego de un arduo viaje llega a su destino choco a las 6 de la mañana, allí el llama a
su amigo Andres quien le dice la dirección para que llegue a su casa a descansar,
Mario llega a eso de las 7:15 al lugar de residencia de Andres, su amigo le tenia listo el
desayuno y una habitación para que pudiera tomar una ducha y descansar hasta en la
noche, pues empezaría el evento, Mario cae rendido en la cama sin tener noción del
tiempo, andres entra a la habitación y lo despierta pues el evento estaba a punto de
comenzar, ellos se organizan rápidamente, comen lo que encuentran y se despachan
hacia lo que prometía ser una noche extraordinaria, así Mario atónito con los
movimientos fuertes y vigorosos del hombre sin afectar la danza y la mujer sutil y ágil
pero calmada con sus movimientos notorios, sin olvidar que la marimba llama la
atención de los 2, puesto que emana un solo de percusión de manera que su sonido
agudo y armonioso logra captar la atención del público, Pasados algunos minutos
finaliza la presentación, Andres presenta a Mario, los jóvenes que interpretan la
música chocoana, entablando una corta conversación uno de ellos enseña a Mario a
interpretar la marimba con pequeños compases 4/4 en escala de sol. Llegando ya la
mañana Mario decide ir a descansar pues en horas de la tarde sale nuevamente en su
moto a explorar un nuevo rumbo, esta vez va a la región caribe y se hospeda en un
hotel en el centro de barranquilla, no obstante al momento de salir divisa un cartel que
presenta un grupo de cumbia clásica, Mario se dirige a la respectiva dirección pues la
presentación era en 1 hora y allí una vez llega se sorprende de observar la cantidad de
instrumentos su armonía y su coordinación para entonar dicha melodía que a su vez
es bailada por adultos y niños con una parataxis sorprendente. Y se une sin pensarlo 2
veces a aquel baile representativo de la región, Mario cruza palabra con una esbelta
mujer morena llamada victoria quien le instruye en los movimientos a realizar y juntos
disfrutan de la noche sumidos en el folclor caribeño.

Al siguiente día Mario se vuelve a encontrar con Victoria y le cuenta acerca de su


aventura y le dice que su próximo destino es la Región insular e ira exactamente a San
Andres y Providencia, Victoria al escuchar esto se emociona y le dice a Mario que se
puede unir con él a recorrer este último destino, de esta manera juntos parten y al
cabo de 7 horas llegan a su destino, bastante exhaustos por el viaje, allí buscan un
hotel y comparten la habitación para economizar gastos, una vez instalados en el hotel
deciden tomar una siesta, pasan algunas horas y Victoria despierta y prepara algo de
comer para ella y Mario, a los minutos Mario despierta y cenan juntos, deciden que
irán al centro a beber un poco y disfrutar del buen ambiente, siendo las 11pm los dos
se dirigen a un bar cercano y descubren un ritmo que a los dos les empieza a gustar y
que es bastante típico en la zona pues es el dance hall, ellos no saben bien como
bailar este genero pero Victoria le propone que se integren con la mesa del lado para
así conocer algunas personas y en lo posible bailar un poco, Mario encantado accede
e inmediatamente ya habían mas de 10 personas en la mesa interesados todos en
saber la aventura que Mario había emprendido, pasaron algunas horas, Mario y
Victoria cansados del baile deciden salir a tomar un poco de aire, sin embargo Mario
consiente de que se sentía atraído por victoria le propone que juntos emprendan
muchas mas aventuras, la primera de ellas, conocer en su totalidad San Andres y
providencia.